Issuu on Google+

ACENTOS LATINOS

Número 12, Año VIII • Diciembre 2012 La primera revista literaria y artística de BMCC escrita en español


ACENTOS LATINOS

LA MISIÓN DE ACENTOS LATINOS (MISSION STATEMENT) Acentos Latinos responds to the huge interest of the Hispanic population of BMCC, which finds in this magazine important reference points on language, culture and a forum to express their identity.

Número 12, Año VIII • Diciembre 2012 DIRECTIVA DE ACENTOS LATINOS 2012 PRESIDENT: DILCIA ERAZO dilcia.erazo@stu.bmcc.cuny.edu VICEPRESIDENT: IVELISSE CASTILLO ivelisse.cast@hotmail.com TREASURER: MARDUK YEPEZ mardukyepez@gmail.com SECRETARY: ELAINNE DÍAZ elainne.diaz@ymail.com CLUB ADVISOR: ALICIA PERDOMO aperdomo@bmcc.cuny.edu PRESIDENT STUDENT GOVERNMENT ASSOCIATION JOHN MARSHALL JohnBMarshall@Optimum.net DIRECTOR OF STUDENT ACTIVITIES HARRY MARS hmars@bmcc.cuny.edu

ACENTOS LATINOS (REVISTA IMPRESA) FRANCISCA SUÁREZ-COALLA, Fundadora DILCIA ERAZO, IVELISSE CASTILLO, ANGÉLICA MEDRANO, ELAINNE DÍAZ Y ALICIA PERDOMO, Editoras

Acentos Latinos also acts in response to the increasing number of students interested in the Hispanic culture and the Spanish language in order to learn more about it and use this magazine as an instrument for this purpose. Acentos Latinos is the only literary magazine in Spanish at BMCC that serves as a vehicle for a multitude of students who may be intimidated to express themselves in English and will use the magazine to reach their creative aspirations. Acentos Latinos has served students with a Hispanic background, although educated in an Anglo-Saxon world, to recuperate a forgotten identity, and we are confident that our initiative will serve as an inspiration to other groups to create their proper magazine in their own language and be a realistic reflection of the multicultural population at BMCC.

YOLANDA V. FUNDORA, Graphic Designer

ACENTOS LATINOS (ONLINE) www. acentoslatinosmldbmcc.webs.com Acentos Latinos email: acentoslatinos@hotmail.com Acentos Latinos en Facebook: www.facebook.com/pages/ Acentos-Latinos/153815604661566 Creada y actualizada por Alicia Perdomo H. (2009-presente)

CRÉDITOS DE FOTOGRAFÍAS E IMÁGENES Banksy (páginas 10-11) www.banksy.uk.com Álvaro González (página 12), Scott Lidell (página 13), Kevin Rosseel (portada, página 14), y Pedro J. Pérez (página 15) de www.morguefile.com Alisdair McDiarmid (página 3), Ben Britten (página 4-5), ProcsilasMoscas (página 7, 20-21),Les Chatfield (páginas 16-17), y Eric McGregor (página 19) de www.everystockphoto.com


ÍNDICE

EDITORIAL

2 TEORÍA SOBRE EL ENSAYO 8 LA ADOPCIÓN Y LOS HOMOSEXUALES Olesya Mikheykina 9 ¿VOLEIBOL EN INGLÉS? Elainne Díaz 10 ¿QUÉ ES LO QUE MÁS FALTA ME HACE EN LA VIDA? (FRAGMENTOS DE DIARIOS) Varios autores 12 ¿AYUDAN LOS CELULARES EN LOS SALONES DE CLASE? Nidia Valoy 13 EL USO DEL TELÉFONO MÓVIL EN CLASE

Antonio Fernández Borrego

14 LAS LEYES Y LOS INMIGRANTES Heriberto Vega 15 EL CUENTO DE MI BISABUELA José Pacheco 16 A TRAVÉS DEL PUEBLO Jason Del Águila 17 MUJERES Diana Aguilera 18 ULTRACORTOS Varios autores 19 LA ENTREVISTA DE TRABAJO Ivelisse Castillo 20 EL ASESINATO DE LA SEÑORITA UÑA Shanady Eugene 21 ¿LA MUERTE DE MI UÑA FUE UN ACCIDENTE? Sarah Ragasa

La verdad existe solitaria y célibe, por eso la gente prefiere la mentira; nos comunica, nos alegra, nos hace partícipes y cómplices. La verdad, en cambio, nos aísla y nos convierte en islas rodeadas de sospecha y envidia. Por eso jugamos tantos juegos mentirosos. Para no soportar las soledades de la verdad Carlos Fuentes

El ensayista mira el presente de modo crítico y relee el pasado con la autoridad que le otorga su voz en tanto partícipe directo de los hechos cuestionados o compartidos, asumiendo un compromiso con lo que dice, con lo que lee y con su propio pensamiento. El ensayo nunca es neutral puesto que despliega el punto de vista de quien no oculta su posición frente a lo postulado, básicamente porque se propone interpretar el mundo. A su vez, el carácter de texto inconcluso, fragmentario o “segmentado”, como afirmaba Ortega y Gasset, constituye tal vez el rasgo más apasionante de un discurso que busca conmover, emocionar, impactar pero también desplazar puntos de vista, lugares de lectura y posiciones filosóficas. Procura, en síntesis, revisar viejos temas a la luz de nuevas miradas, apelando siempre a la atención creativa del lector. La voz del ensayista, su obra, sus vínculos, su historia personal se instala en el ensayo, atestiguando esta operación mediante una fuerte presencia del yo que se inscribe en la conciencia de quien expone sus ideas, sus convicciones a título personal. El ensayo en lengua española ha sido hasta hoy un tema bastante desatendido por la crítica literaria. Esto sorprende, ya que se trata de un género muy importante dentro del contexto del mundo hispánico. Casi no hay autor latinoamericano que no haya escrito y publicado, por lo menos, algunos ensayos. En este número de Acentos Latinos el lector encontrará una apretada panorámica del ensayo en España y en Latinoamérica acompañada de un censo de autores representativos de ambos lados del Atlántico. Los trabajos de los estudiantes incluyen ensayos, estudios, cuentos y testimonios con una gama temática amplia y generosa que obliga a la lectura. Ellos reflexionan sobre diferentes aspectos de su vida, del racismo, de la inmigración, se atreven con cuentos insólitos y hasta los celulares han caído diseccionados en sus mesas de trabajo. Queremos agradecer a Paquita Suárez-Coalla, a Nidia Pullés-Linares y a Silvia Álvarez-Olarra, profesoras de MLD, la selección de textos que nos enviaron. ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012 • 1


TEORÍA SOBRE EL ENSAYO ETIMOLOGÍA

DEFINICIONES

La palabra ensayo proviene del verbo ensayar que significa probar. En su acepción más amplia, equivale a probar, tratar, tentar (o intentar), acometer o esforzarse en algo. El origen etimológico de la palabra hay que relacionarlo con la voz latina exagium> ex – ago, cuyo origen coincide con exigere (ex – igo < ago ), verbo que significó entre otras cosas, examinar o investigar. En el lenguaje comercial, disponer de y vender. En el lenguaje matemático, medir, intentar, pesar y examinar. Implícitamente estaban insertos en los significados de ago, hacer, actuar, tratar. La voz latina exagium que significa peso, se refiere a un peso con relación a las monedas y al metal en ellas usado, o sea al calibre o valor que tiene una moneda, por lo cual se sobre entiende que el ensayo debe tener un peso de algo valioso, pues en él se calibra la opinión del autor.

Es una composición en prosa; su naturaleza es interpretativa, pero muy flexible en cuanto a método y estilo; sus temas, variadísimos, los trata el autor desde un punto de vista personal; la extensión aunque varía, permite por lo común que el escrito se lea de una vez; revela, en fin, las modalidades subjetivas del escritor. El ensayo es una disertación científica sin presentar pruebas explícitas.

TÉRMINOS AFINES La historiografía literaria ha nombrado al ensayo de muchas maneras, desde prosa didáctica, género didáctico-ensayístico, género ensayístico, género crítico-teórico y género de argumentación. Textos de civilización, le llaman algunos, prosa de ideas, literatura del pensamiento o reflexión le nombran otros. Se trata de un archigénero, es decir, forma genérica abierta a múltiples géneros donde el ensayista instituye en su escritura el discurso reflexivo-persuasivo, sin olvidar la posibilidad argumentativa-meditativa También es distintivo del ensayo el inminente carácter referencial, puramente expresivo, apelativo y dialogal que suele desplazar la referencialidad por medio de la disposición del lenguaje y sus minucias estilístico-literarias.

Algunos escritores y a través de distintas épocas lo han llamado estudios, notas, divagaciones, charlas, meditaciones, disertaciones literarias, esbozo, compendio, bosquejo y proyecto.

2 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012

José Ortega y Gasset

El ensayo es el centauro de los géneros, donde hay de todo y cabe todo, propio hijo caprichoso de una cultura que no puede ya responder al orbe circular y cerrado de los antiguos, sino a la curva abierta, al proceso en marcha, al etcétera. Alfonso Reyes

Lo que deslinda el ensayo de otros géneros literarios es un rasgo propio, que consiste precisamente en lo que sugiere la palabra misma: ensayar. Esto es probar, reconocer, examinar. El ensayo expresa: meditaciones propias del ensayista (en ilación congruente y apoyadas con argumentos consistentes) o resultados de una investigación (de campo, documental, histórica, etc.) inferencias de observaciones, de experiencias o entrevistas o una combinación de dos o más de estos tipos. El ensayo [...] en su concepto esencial es una forma literaria de revelación patológica y, por lo tanto, su campo es tan vasto e indeterminado como la psique humana. Camila Henríquez Ureña


El ensayo funda la patria, inventa el país, otorga identidad, dibuja el mapa del continente, instaura un orden, produce una trampa que organiza y atrapa las formas y las cosas, nos hace un lugar, nos inserta en un texto, nos convierte en protagonistas de una narración. (...) Pero la paradoja es que siendo el ensayo latinoamericano aquello que nos otorga un lugar, no tiene un lugar ni en la literatura ni en la academia. Es el género underground por excelencia. (...) El ensayo es como un mapa que sirve para orientar los pasos, para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos, para ver simultáneamente presente, pasado y futuro y las líneas de fuerza de la historia, los obstáculos y las encrucijadas. Graciela Scheines

EL ENSAYO Y SUS LÍMITES El ensayo es un subgénero de la prosa de no-ficción. Se lo ha definido como una meditación escrita en estilo literario que lleva la marca del autor. Es un género fronterizo, camaleónico e integrador, con lo cual está constantemente planteando su ambigüedad y movilidad en la historia literaria. Puede contener cuestiones vinculadas con la memoria, la ficción, la poesía, la crónica, la autobiografía, el testimonio, la poesía y se encuentra con el quehacer de otros géneros, como la novela. El ensayo ejerce también crecientes funciones de mediación cultural. El verdadero asunto del ensayo no son los objetos o los hechos tratados, sino el punto de vista del autor. Cómo se dice una cosa es tan importante como qué se dice. La forma del ensayo no acepta ni límites ni definición precisa y la verdad es que nunca se ha determinado con exactitud en qué consiste. Adopta la forma que más le convenga. De naturaleza reflexiva e interpretativa, es también flexible, subjetivo y necesita de la participación del lector.

ACENTOS LATINOS • Deciembre 2012 • 3


Usa los más variados y sorprendentes recursos literarios: recordemos los ensayos dialogales de Oscar Wilde, el intenso ensayo en forma de memorias de Unamuno dedicado a Salamanca, o las conversaciones imaginarias de Stevenson; hay ensayos en forma de sueños, apuntes, diarios o epístolas. Aunque generalmente se lo asocia con el tema literario, existencial y el filosófico, acepta cualquiera de las múltiples e infinitas vetas del conocimiento humano; igual como hay ensayos sobre la verdad, sobre el entendimiento humano, los hay sobre la energía nuclear, la biología, el átomo o también sobre un abrigo de piel o unas papitas fritas. En el ensayo todo depende del enfoque, del modo original con el que se acerque el escritor al texto, no del tema que haya escogido aunque casi siempre debe confrontar, concientizar, discutir, contradecir y pensar. Los ensayos son subjetivos, son producto de la personalidad del escritor pero también de las circunstancias, de la época en la que éste vive. Son, por así decirlo, el termómetro de la sociedad.

EL ENSAYISTA El ensayista reflexiona sobre un contenido: no pretende ser exhaustivo, sólo desea profundizar en alguno de los aspectos del tema tratado. No pretende probar. Lo que busca es influir en la opinión del lector, exterioriza su subjetividad en el ensayo, prefiere temas de actualidad y muestra diversas perspectivas que transcienden lo particular cultural. El ensayista escribe para la generalidad de los cultos. Es decir, no lo hace para profesionales; usa muy pocos términos técnicos y cuando los usa, lo hace en un contexto para que pueda ser comprendido por la generalidad de los lectores. El ensayista en su doble función de escritor-creador y de científico, comparte características de ambos. Como escritor es autónomo en la elección de tema y en el tratamiento de éste, es libre de proyectar su personalidad y valerse de intuiciones; como científico debe ajustarse a los hechos. En su diálogo con el lector o consigo mismo, reflexiona siempre sobre el presente, apoyado en la sólida base del pasado y con el implícito deseo de anticipar el futuro por medio de la comprensión del 4 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012

momento actual. Mas la conexión con el "momento actual" arranca, precisamente, de un cuestionamiento liberador de los valores culturales dominantes. El ensayista escribe, es verdad, desde y para una época, por lo que los temas y la aproximación a ellos estarán forzosamente subordinados a las circunstancias del presente vivido.

EL LECTOR El lector no busca conclusiones en el ensayo, desea encontrar nuevas perspectivas, nuevos modos de aproximarse a un tema.


ORIGEN HISTÓRICO DEL ENSAYO Desde el punto de vista histórico, el ensayo surge como forma de pensar sin una retórica precisa; es decir, sin una serie de características formales que lo limiten. Podemos remontarnos a la Grecia clásica y hablar de la ensayística de Platón en sus Diálogos, o de los ensayos de Séneca en lo que él denominó Epístolas. El término ensayo lo fija Michel de Montaigne en 1580 al publicar la primera edición de sus Essais. Dentro del mismo siglo XVI, en 1597, comienzan a publicarse los primeros ensayos de Francis Bacon. Ambos escritores fijan los principios históricos del nuevo género literario. En la literatura española el ensayo se desarrolla más lentamente que en la literatura francesa e inglesa. Nace en España durante el periodo de esplendor político, literario y científico llamado Siglo de Oro,

aunque el término ensayo no se empleará en España hasta el siglo XIX. Los investigadores sugieren que en El código de las siete Partidas escrito en el siglo XII de Alfonso X, El Sabio, en los manuscritos del Cantar del mío Cid o Poema de mío Cid, en El Libro del buen amor del poeta Juan Ruiz o Arcipreste de Hita, en El Libro de los enxiemplos de Conde Lucanor et de Patronio de don Juan Manuel, en El Corbacho o reprobación del amor mundano del Arcipreste de Talavera y en De los nombres de Cristo de Fray Luis de León, ya había huellas ensayísticas. Si a Montaigne en Francia y a Bacon en Inglaterra se les considera los "padres" del ensayo, en España el honor corresponde a Antonio de Guevara. Hay prólogos memorables como el ensayo introductorio a la Gramática castellana de Elio Antonio de Nebrija publicada en 1492, donde señala que la lengua es compañera del imperio, con ella se domina y controla al pueblo, por tanto la Gramática de Nebrija es una ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012 • 5


obra que debe acompañar al nuevo imperio y a sus colonias en el Nuevo Mundo. La respuesta a Nebrija la da Juan de Valdés con el Diálogo de la lengua. En el siglo XVI, Francisco de Quevedo reflexiona sobre Europa y el atraso de España, lo que le conduce a escribir textos ensayísticos morales y políticos donde asume posiciones intelectuales radicales. Otra figura precursora del ensayo español es Juan Luis Vives considerado como uno de los ensayista más representativos del siglo XVI por sus reflexiones controversiales sobre la guerra, la paz, la desigualdad social, la educación, la literatura y la filosofía. Benito Jerónimo Feijóo es el iniciador del ensayo moderno español. En el siglo XVIII comienza el pre-romanticismo en España y el jesuita Ignacio Lazán especula y teoriza acerca de la poesía, pero es hasta el siglo XVIII que en España la palabra ensayo se emplea para titular libros como Ensayos y revistas (1892) de Leopoldo Alas, Clarín, donde la palabra tiene intención estrictamente literaria. Con la Generación del desastre o del 98, el ensayo rompe las fronteras nacionales y se difunde por Europa e Hispanoamérica. Del modernismo literario español, como algunos críticos llaman a esta generación, surge José Ortega y Gasset.

6 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012

EL ENSAYO EN HISPANOAMÉRICA ¿En qué momento aparece el ensayo en América Latina? Tiene mucho que ver con el siglo XIX español, etapa en la que se desarrolló el movimiento romántico, que gracias al individualismo de sus autores impulsó al ensayo en su triple funcionalidad: ser expresión del ensayista frente a la sociedad y la naturaleza; manifestar un punto de vista acerca del mundo; y aleccionar al público para sugerirle, hacerle meditar o confrontar el pensamiento con la realidad. Autores como Gastón Mesonero Romanos, Jaime Balmes, Francisco Ginés de los Ríos, Manuel Bartolomé Cossío, Mariano José de Larra, Emilia Pardo Bazán, Leopoldo Alas, José Ortega y Gasset y Miguel de Unamuno constituirán la tradición desde la cual el ensayo latinoamericano buscará su consolidación y abordará las problemáticas antropológicas, sociológicas y culturales planteadas por el continente a lo largo de medio milenio de tensiones entre el mestizaje y la modernidad. De manera semejante a la tradición europea y la española, los orígenes del ensayo hispanoamericano son inciertos, aunque muchos concuerdan que el ensayo data de las guerras de independencia. Desde la época de Simón Bolívar y Fernández de Lizardi hasta el siglo XXI la producción ensayística ha sido constante. Germán Arciniegas sugiere que el origen del ensayo hispanoamericano está en la colonia con dos temas clave: el conflicto de la otredad


(lo español más lo indígena) y lo maravilloso del nuevo mundo. Durante los siglos XVI y XVII la prensa alcanza su auge. Comienza la proliferación de los periódicos y la publicación de la prosa de ideas. Las posturas "personales" con respecto a los problemas filosóficos, culturales, científicos y literarios del viejo mundo son de uso común en los textos de la época, sobre todo, con esa visión de supremacía sobre los colonizados. Es absolutamente necesario señalar que durante el siglo XVI se establecen las diferencias entre el tratado y el ensayo. Hacia el año 1690, en la Nueva España, se publica la Carta Athenagórica de Sor Juana Inés de la Cruz, un fino alegato (polémica) donde se discuten las doctrinas de Cristo y se refuta al jesuita Antonio Vieira. Sor Juana entabla una defensa inteligente y apasionada sobre la libertad y derecho de las mujeres a expresarse. Si en la colonia podemos ubicar a Fray Bartolomé de las Casas y a Sor Juana, en la independencia los ensayistas se multiplican y con los años la lista se vuelve enorme con autores como Juan Montalvo, Domingo Faustino Sarmiento, José Martí con Nuestra América, Eugenio María de Hostos, José Joaquín Fernández de Lizardi, Simón Bolívar, Andrés Bello, Juan Montalvo, Justo Sierra y José Enrique Rodó, sin dejar a un lado al pensador mexicano José Vasconcelos y su polémico texto La raza cósmica publicado en 1925. Otro ensayista importante de la transición de la

Iindependencia al siglo XX es José Carlos Mariátegui con Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana publicado en 1928. Alcides Arguedas y Manuel González Prada, José Vasconcelos, Teresa de la Parra con sus tres conferencias sobre la Influencia de las mujeres en la formación del alma americana, Alfonso Reyes, Pedro Henríquez Ureña y Rafael Gutiérrez Girardot, son relevantes porque radiografían las culturas y las literaturas nacionales del continente. La segunda mitad del siglo XX crece en autores, obras y formulaciones diversas sobre el progreso (desarrollo-subdesarrollo), la tecnología, la política, la historia y la crítica de la cultura latinoamericana, la ciudad, la desterritorialización, la función del escritor en la sociedad latinoamericana, la crítica literaria frente a las teorías poéticas atemperadas de Europa en la década del 70, e incluso las hibridaciones –como en el caso de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar — entre el cuento, la novela y el ensayo. Más nombres: Ángel Rama, Carlos Fuentes, Octavio Paz, Ernesto Sábato, Mario Benedetti, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Mario Vargas Llosa, Roberto Fernández Retamar, R. H. MorenoDurán, Fernando Ortiz con Contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar, Germán Arciniegas con El continente de siete colores, José Lezama Lima con La expresión americana, Rosario Castellanos con Mujer que sabe latín…, Alejo Carpentier y Baldomero Sanín Cano.

ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012 • 7


LA ADOPCIÓN Y LOS HOMOSEXUALES OLESYA MIKHEYKINA

L

a adopción por parejas gays es un tema muy complicado y merece mucha atención. ¿Cómo influiría en la mente del niño el hecho de que su

figura materna y paterna esté representada por personas del mismo sexo? Esta es la pregunta principal de mi ensayo.

La homosexualidad, dicen algunos, puede convertir a los niños adoptados también en homosexuales. Aunque así fuera, la orientación sexual no es una enfermedad ni mental ni física. Incluso, si crecer en una familia homosexual influyera en el niño, serlo no es ningún crimen. Además, no hay ninguna evidencia de que esto pase. El problema radica en la mentalidad de la sociedad que rechaza todo y a todos lo que es diferente. Tememos a lo diferente y desconocido. Un niño será, sin duda, más feliz viviendo con unos padres adoptivos amorosos que en un orfanato. Creo que a muchos se les olvida esto cuando dicen que es inmoral permitir a las parejas del mismo sexo que adopten niños. Los que viven en orfanatos tienen pocas o ninguna oportunidad de ser amados y protegidos. Crecer sin familia afecta tanto la salud mental como física. Por ejemplo, más o menos 1/3 de las personas abandonadas tienen problemas de salud de acuerdo con vestaadoption.org. Muchas criaturas son abandonadas al nacer y probablemente esperen años por una familia heterosexual que pueda adoptarlas. Entonces ¿por qué no favorecer y apoyar la adopción por parejas homosexuales? Lo que debe quedar claro es que el que adopte debe estar sano en términos psíquicos. Otro argumento que debe ser debatido es que algunos especialistas sostienen que los adoptados por homosexuales tendrían una identidad sexual muy conflictiva. Fernando Chacón, ex decano del Colegio de Médicos de Madrid, afirmó que los estudios de numerosas asociaciones científicas internacionales —como la American Psychological Association— no tienen pruebas concluyentes de que los niños criados por familias homoparentales se perjudiquen en su desarrollo psicológico. Creo que la capacidad de querer y educar a un hijo no depende de la orientación sexual. Lo más importante es que la adopción requiere personas adultas sanas

8 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012


que deseen dar amor, cuidado y respeto. Si algunos homosexuales cumplen los requisitos de estabilidad económica y emocional ¿por qué no pueden adoptar?

¿VOLEIBOL EN INGLÉS? ELAINNE DÍAZ

L

a idea de vivir en los Estados Unidos era fascinante para mí y cuando llegó el momento de viajar me emocioné mucho. Mi madre y yo llegamos una madrugada del 6 de marzo en el 2007. A los pocos días, me inscribieron en una escuela pública y allí pasé por muchos momentos vergonzosos. Aunque en mi país siempre me había gustado practicar deportes, la clase de gimnasia a la que tenía que asistir acá no era de mis favoritas. La odiaba porque me sentía como en una escuela militar. Una mañana, la maestra me pidió que me pusiera de pie delante de las demás niñas. Como eran muchas, me puse muy nerviosa porque siempre trataba de pasar desapercibida porque entendía muy poco el inglés. La maestra hizo señas para que me levantara y fui hacia ella. Ese mismo día se hicieron pruebas para formar capitanas en los equipos de voleibol. Como para mí no era nueva la práctica de este deporte, inmediatamente notaron que era una de las mejores. Se formaron 8 equipos donde no había ninguna estudiante hispana. Como faltaba una persona, una maestra, desesperada porque nadie quería jugar, me fichó. Las muchachas de mi equipo evitaban hablar conmigo y si perdíamos, me insultaban con palabras que desconocía aunque me bastaba ver sus caras descompuestas por la rabia para saber lo que estaba pasando. El entrenador de los equipos me llamó porque quería que fuera la capitana. Se dio cuenta de que no hablaba el idioma y me descartó. Al día siguiente, todos los equipos se reunieron para ir a otro lugar para practicar. Intenté seguirlos, pero la maestra me detuvo e hizo sus acostumbradas señas indicándome que ya no estaba con ellos. Lloré porque a los 14 años esa era una situación muy vergonzosa. A partir de ese día me esforcé más para aprender. ¡No volverían a humillarme! ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012 • 9


¿QUÉ ES LO QUE MÁS (FRAGMENTOS DE DIARIOS) Lo que más falta me hace en la vida es agua para bañarme. También me hacen falta perfume y crema. Mi madre me hace falta en la vida pero yo sé que ella un día se me va a ir. Me hacen falta ropa y comida. Lo que más falta me hace en la vida es amor. Me hacen falta mis seres queridos. Anabel Peguero

Lo que más falta me hace es mi papá que está en la República Dominicana. Mi padre se llama José y ha sido un buen padre para mí. A pesar de que él no tiene más familia, porque solo me tiene a mí, él es muy amoroso. Y la verdad es que quisiera estar ahora mismo a su lado. Hace poco lo vi, cuando fui a la República Dominicana en enero… pero aun así lo extraño. Aunque hablemos por teléfono, lo que más anhelo es verlo para abrazarlo y decirle cuánto lo amo. Shirley Estrella

En este momento en lo único que puedo pensar es en la salud de mi abuela. Lo que más falta me hace es estar a su lado y hacerle sentir que no está sola, que la quiero mucho y que toda su dedicación y todo el tiempo que ella pasó conmigo no fueron en vano. No me perdonaría si ella se fuera sin poder darle un beso y demostrarle lo mucho que la quiero. Ana Ortiz

Mi celular. No puedo estar sin él, lo uso para todas las cosas. Tengo el iPhone y puedo hablar cara a cara con mis amigos. También me encantan los juegos que trae. Cuando llamo a mi mamá o a otras personas, la llamada se escucha muy bien. Mi celular siempre está conmigo. Hasta me lo llevo al baño cuando me voy a bañar. Si se me llegara a perder, me haría mucha falta. Zulenny Fernández

10 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012

Lo que me hace más falta en mi vida es mi abuelo. Él se murió hace cinco años. Desde que él se murió, mi mamá no es igual. Yo sé que él le hace mucha falta a ella. Mi mamá era una hija de papá. Ella siempre ha querido a su mamá y a su papá mucho, pero para mí ella era más apegada a su papá. Mi abuelo era un gran hombre. Él vivió sus últimos años en silla de ruedas pero era feliz. A veces me siento mal porque yo pude compartir más tiempo con él y no hice el esfuerzo. Rachel González

A parte de salud, el dinero. La gente dice que el dinero no compra el amor y estoy de acuerdo, pero sin dinero no se puede vivir ni en este país ni en ningún otro. Si uno se enferma y no tiene dinero para su medicina, se muere. Si no tiene dinero para la casa, la comida, la ropa y el tren, no es nadie. Sin dinero uno no es nadie. Si una persona se enferma pero tiene dinero, vive. Una persona sin dinero, no. Gloria Santana

Lo que más me hace falta en esta vida es mi abuela, la mamá de mi mamá. Ella se murió cuando yo tenía nueve años. Sentí un vacío muy grande cuando me dieron la terrible noticia. Sentí como si me hubieran arrancado el alma del corazón. Para mí ella era más que todo. Era como mi mejor amiga, mi compañera, mi segunda madre. Me acuerdo cuando jugábamos muñecas o cuando ella les hacía ropas a mis Barbies. Me encantaba peinarle el pelo a mi abuela. Yessebel Sena


FALTA ME HACE EN LA VIDA? Me hace falta mi hermano. Él ahora está en Venezuela porque hace tres años que fue deportado. Nosotros, desde babies, siempre estábamos juntos. Me hacen falta los momentos felices con él, hasta las peleas sobre cosas chiquitas. Espero volver a verlo otra vez porque no tengo a nadie como él en mi vida. Sylvia Núñez

Muchas veces me hago esta pregunta. ¿Qué es lo que necesito? ¿Qué es lo que me hace falta para seguir adelante? Creo que lo más importante es la salud porque me enfermo demasiado y tengo que estar en el hospital mucho tiempo. Desde chica he pasado por cosas malas y por eso la salud es lo que más falta me hace en la vida. Quiero terminar mi carrera universitaria y poder lograr mis sueños, pero necesito estar saludable y con entusiasmo. Algunas veces no me puedo levantar de la cama y eso me molesta mucho. Me pongo triste porque pienso que son pocos los momentos que he estado plenamente saludable. Si Dios me diera el deseo de tener cualquier cosa en el mundo, la salud sería lo más importante para mí. Diana Aguilera

Toda mi familia está en Ecuador y me hace mucha falta. Yo siento que si mi familia estuviera conmigo todo sería más fácil y tendría el apoyo de ellos. Otra cosa que me hace falta es el dinero. Sé que el dinero no resuelve todas las cosas, pero las hace más fáciles. Si tuviera el dinero suficiente, podría ayudar a mi familia con sus problemas económicos y podría consentir a mi querida madre para que no tuviese que trabajar nunca más en su vida. Karla Romero

Lo que más necesito es el apoyo de mi familia. En la vida solemos pasar por diferentes etapas pero lo más importante es cuando pasamos de niños a adolescentes. Es difícil enfrentarse a un mundo donde todo parece desconocido. En realidad, el mundo de los adultos es muy complicado. Ahí es cuando necesitamos el apoyo incondicional de nuestros padres. Es de mucha importancia el consejo de tu madre, también el de tu padre. Quizás a veces no entendemos lo que nos dicen pero al final nos damos cuenta de la validez de sus palabras. Manuela Rodríguez

Antes que nada, lo que más falta me hace es Dios y la fe en él. Creer que todo sucede por algo. También necesito a mi hijo, que es mi razón de vivir, de luchar para seguir adelante y tratar de tomar las decisiones correctas. Además necesito amor. Stephanie Cartagena

En la vida nos hacen falta muchas cosas como la educación, el amor, la felicidad, los valores y quizás el dinero. Hay gente que necesita dinero para vivir pero yo creo que lo que más necesitamos en la vida es ser felices y amar porque el dinero no lo soluciona todo. Hay gente que es feliz de una manera y gente que es feliz de otra. La mayoría de la gente que vive en Nueva York es feliz solo con el dinero y no sabe qué es el amor. Pero la gente pobre como yo, necesitamos tener amor, cariño y el pan de cada día. Yessenia Canarte

ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012 • 11


¿AYUDAN LOS CELULARES EN LOS SALONES DE CLASES? NIDIA VALOY

E

s evidente que el uso de celulares y otros aparatos electrónicos en los salones de clases son una enorme distracción. Vivimos en una época donde los teléfonos celulares, iPods, iPads, etc... nos dominan. Lo que muchos no logran comprender es que usar todos estos aparatos puede resultar muy negativo. Es una falta de respeto hacia los profesores y hacia los demás estudiantes; lo más probable es que obtenga una mala calificación en los cursos porque muchos profesores se dan cuenta de quién presta atención en la clase y quién no. Pueden resultar útiles, para usar el diccionario en clase o llamar en caso de emergencia, pero la realidad es que los estudiantes han perdido el control. Algunos ni siquiera tienen la cortesía de ponerlos en silencio durante la clase. Eso interrumpe a muchos que quieren aprender y prestar atención y a los profesores, que se sienten ignorados y como si estuvieran perdiendo su tiempo. Hay profesores que no les importa si sus estudiantes les están poniendo más atención a sus electrónicos que a ellos, pero los estudiantes deberían entender que a ellos de todos modos les pagan por hacer su trabajo, y que en sus manos está nuestra calificación por la clase que pagamos. Para mí, los celulares e iPods obstruyen la comunicación personal entre los profesores y estudiantes.

12 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012


EL USO DEL TELÉFONO MÓVIL EN CLASE ANTONIO FERNÁNDEZ BORREGO

E

n los últimos años, la tecnología ha avanzado a pasos gigantescos y ha pasado a tener una gran influencia en nuestras vidas. Ordenadores, agendas y diccionarios electrónicos y más aún los teléfonos móviles forman, hoy en día, parte de nuestra vida cotidiana. ¿Cuál debería ser el uso apropiado de estos aparatos en clase? En el cine, o en el teatro, la gente apaga sus teléfonos para no molestar a los demás y si un teléfono suena, no tenemos ni el más mínimo pudor en expresar lo que sentimos y criticar al propietario por ello. Sin embargo, cuando estamos en clase, no tenemos ni gota de consideración por el profesor. La gente tiene sus teléfonos encendidos y si a alguien le suena, los demás se ríen. Esto es una razón por la cual el uso del teléfono móvil en clase debería estar totalmente prohibido. Cuando estamos participando en clase o dando una presentación, nos gusta ver como el profesor se interesa por lo que estamos haciendo, entonces, ¿por qué no mostrarle el mismo respeto? Hoy en día, los teléfonos móviles no solamente se usan para llamar y mandar mensajes, están tan equipados que se pueden utilizar como video juegos, calculadoras, agendas, traductores y diccionarios haciéndonos la vida más fácil. Una vez más, tenemos el dilema de cuál es el momento apropiado para darles uso. Es una lástima ver como la juventud malgasta su tiempo en clase. En vez de aprender, se dedican a mandar mensajes de texto, a jugar o incluso a navegar por la red. El móvil en clase no es más que una herramienta de distracción que lleva a que el nivel de educación de la juventud sea cada vez más bajo y solo aquellos que sepan dar buen uso a estos aparatos tendrán un nivel de educación adecuado y estarán mejor preparados. La rapidez con que la tecnología avanza impide que seamos conscientes del uso correcto de ésta. Una vez se haya identificado su mal uso, podremos tomar las medidas oportunas para impedirlo.

ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012 • 13


LAS LEYES Y LOS INMIGRANTES HERIBERTO VEGA

N

o hay duda de que la política de los Estados Unidos sobre la inmigración siempre ha sido y sigue siendo discriminatoria. Es una forma de racismo flagrante y deliberado. En un país que fue fundado originalmente sobre la base de la igualdad y la libertad, la discriminación debería ser totalmente inaceptable y rechazada por el gobierno federal, estatal y local. La inmigración sigue siendo un tema volátil e incómodo. Sin embargo, la posición reciente de la Corte Suprema estadounidense apoyando la parte central de la ley de Arizona SB1070 confirma que el problema de la inmigración va a empeorar antes de que veamos reformas legítimas. Esta ley permite a la policía detener a cualquier persona bajo la sospecha de que pueda ser un inmigrante ilegal. Aparte de las obvias implicaciones constitucionales y jurisdiccionales que esto tiene, el perfil racial no parece ser un tema que la Corte Suprema quiera abordar. La clasificación racial de los mexicanos y centroamericanos aparentemente es legal. Lamentablemente, el racismo no está dirigido a los adultos, exclusivamente. Prohibir a los niños hispanos que tomen materias sobre estudios étnicos en la primaria y secundaria, forma parte de una táctica con un objetivo final: desalojar familias latinas de Arizona. Sin embargo, existe una contradicción en la base de la ley federal que requiere que todas las escuelas registren a niños independientemente de su estatus migratorio. Los legisladores evadieron este fallo de la Corte Suprema. La legislatura estatal de Arizona influyó en la eliminación de los cursos orientados para los hispanos. Otros estados han aprobado leyes similares y algunos han llegando 14 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012

al extremo de negar asistencia básica al inmigrante indocumentado. Alabama HB 56 es sólo una de esas leyes controversiales. Hay efectos económicos, sociales y demográficos en esta cruzada anti-inmigrante que tiene un protagonista: John Tanton, quien fue el organizador y primer presidente de la Federación para la Reforma de Inmigración Americana (FAIR), un grupo educativo sin fines de lucro que aboga por una reducción en el nivel de inmigración latina en los EE.UU. Se sabe por el Departamento de Justicia que él tiene vínculos con muchas de las organizaciones racistas en los EE.UU. y en el extranjero. Tanton es sólo una de miles de personas que se oponen firmemente a la inmigración. El prejuicio racial no es nuevo. Estaba arraigado en el gobierno y las políticas de USA desde el inicio. Los trabajadores chinos ayudaron a crear la mayor parte de la infraestructura de este país. Sin embargo, el racismo fue responsable de evitar que ellos disfrutaran de los beneficios derivados de su trabajo. Los americanos blancos le hicieron la vida difícil y peligrosa a los chinos. La Compañía del Ferrocarril Transcontinental los prefería especialmente para colocar explosivos. Muchos murieron. Para la industria eran prescindibles. Inmigrantes de Europa del Este, alemanes y otros grupos étnicos que emigraron a los Estados Unidos, también enfrentaron la intolerancia a través de políticas y regulaciones. Los sindicatos, las escuelas y muchas otras instituciones le hicieron casi insoportable la vida a los extranjeros. En ciertas partes del país, el Ku Klux Klan hacía de las suyas. Durante las inspecciones en la Isla Ellis y otros puertos, el Servicio de Inmigración se


extralimitaba en sus funciones. Los extranjeros eran excluidos, a veces, por enfermedades mentales o físicas. En realidad, eran analfabetas o carecían de las habilidades lingüísticas necesarias para cumplir con los criterios inmigratorios. Este tipo de ignorancia se institucionalizó pero nunca llegó a los extremos como ocurre actualmente con la población mexicana y centroamericana residente en los Estados Unidos. Ellos han estado en el centro de la tormenta a pesar de que son la mano de obra barata de la que las empresas estadounidenses han dependido y dependen. No tengo ninguna duda de que la política estadounidense inmigratoria está contaminada por los prejuicios. No hay otra opción que reformarla. La minoría latina se está convirtiendo en una poderosa voz y el tono de los hispanos podría ser muy amargo. La Corte Suprema al final tendrá que revertir su posición sobre las leyes como la de Arizona SB1070 y admitir que nunca fue, ni es, constitucional.

EL CUENTO DE MI BISABUELA JOSÉ PACHECO

C

uando tenía 19 años, yo era una sirvienta en la casa de un hombre muy rico llamado Salvador. Él estaba casado, pero con el tiempo nos enamoramos y salí encinta. Cuando su esposa lo supo, me pidió que me fuera (aunque no sabía que mi hijo era de su esposo.) Aunque ya no vivía en la misma casa, Salvador y yo nos seguimos viendo y le tuve cuatro muchachos más. Casi 20 años después, descubrimos que mi hija María y su hijo Samuel se estaban viendo. No sabían que eran hermanos. Tratamos de decírselo, pero ya era tarde porque María estaba embarazada. No había nada que pudiéramos hacer. Nos sentíamos culpables y teníamos que decirles que eran familia. María desapareció y creíamos que se había escondido. No fue así. Salvador la mató. Se sentía avergonzado y sucio y no se le ocurrió otra cosa que matarme a la muchacha. Nunca lo pude perdonar y me fui a su casa. Le envenené a la mujer. Algunos días después, Salvador se metió un tiro y Samuel se ahorcó. ACENTOS LATINOS • Deciembre 2012 • 15


A TRAVÉS DEL PUEBLO JASON DEL ÁGUILA

D

urante mi niñez tuve el privilegio de viajar a Guatemala casi todos los veranos. Mis padres se habían ido del país dos años antes de que yo naciera. Durante de mis visitas, disfrutaba de mi familia y de las bellezas naturales pero oía a los adultos que siempre hablaban de la violencia que seguía creciendo. Nunca me lo aclararon, pero Guatemala estaba sufriendo una guerra de más de veinte años y pocos sabían que aún faltaban otros diez para que acabara el conflicto armado. No supe de la guerra sino hasta diciembre de 1996 cuando se firmaron los acuerdos de paz. Yo tenía catorce. A los dieciocho fui a El Salvador, donde mi papá vivía desde que se había casado con una salvadoreña. Él estaba a punto de morir cuando fui a verlo al hospital. Murió treinta horas después de mi llegada. Durante esas dos semanas, conocí Guatemala y El Salvador de varias formas. Y aunque velé a mi padre y ya nada ni nadie me ataba allí, me prometí regresar : quería conocer el pasado, enfrentar el presente y construir el futuro. Cinco años después pude hacerlo. Llegué a Guatemala pocos días después de que el huracán Stan causó estragos. Me uní a un grupo que ayudaba a los pobres y estuve en una caravana que llevó víveres a las comunidades que simplemente no existían para el gobierno guatemalteco. Oí los testimonios de la gente. Este fue el principio de mi participación en la lucha del pueblo latinoamericano. Vi la criminalización de los pobres, de los jóvenes y de los indígenas. Fui un testigo privilegiado pero también protagonista porque luché contra las injusticias sociales, políticas y económicas del gobierno. Así se desarrolló una capacidad de amor y consciencia en mí que no pude haber aprendido de un profesor o de un libro. La solidaridad humana no se aprende, se desarrolla y alimenta en práctica. La historia que se enseña en las escuelas no permite reconocer las injusticias del pasado. Allí nos piden recordar fechas y nombres para pasar exámenes. Solamente eso. Desde entonces, mi compasión y mi amor han madurado aunque ya no le doy tanta importancia a la palabra “amor”. Mis experiencias me han enseñado que el amor es algo vivo, es acción y puede crecer en cualquier lugar. Estoy muy agradecido por esas experiencias en Centroamérica. Me ayudaron a crecer intelectual, emocional, espiritual y socialmente. 16 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012


MUJERES DIANA AGUILERA

E

staba hermoso. Había un cielo azul brillante con esas nubes tan blancas como la leche. Mi mente estaba en las calles de San Miguel y mi cuerpo en Times Square cerca de la Quinta Avenida. Todo había pasado tan rápido que poco podía distinguir la fantasía de la realidad. Nos habíamos separado hacía diez años. Hablábamos por teléfono de vez en cuando y nos veíamos raramente. Hablábamos de la familia y de cómo era la vida de casada. Yo, como siempre, era la que más hablaba y la que conocía cosas que las demás no conocían; era la "chiquita" de todo el grupo, pero la maestra de todas. Habíamos pasado tiempos difíciles entre enfermedades, peleas familiares, problemas en el trabajo y el gran deseo de terminar la universidad y demostrar a la sociedad que éramos capaces de todo. Grecia, la maestra de matemáticas, Polonia, la doctora en neurología, Zethare, la dentista, Yahanara, la abogada y yo, la periodista. Cinco mujeres que con esfuerzo y sacrificio habíamos ganado todo lo que teníamos. Habíamos empezado desde la nada, estudiando en las escuelas públicas de San Miguel, ahorrado hasta el último centavo para poder pagar la universidad y lejos de nuestra tierra. Había sido la última en casarme. Vivía entre El Salvador y Nueva York. Los últimos años habían sido los más felices pero me había ganado el respeto en la familia. Todos los hombres tenían títulos universitarios y las mujeres apenas habían finalizado bachillerato cuando ya estaban casadas y con un embarazo no previsto. Que yo fuera la primera que terminara la universidad, significaba que los tiempos habían cambiado. Mi esposo siempre dice que las mujeres hoy tienen el poder. Él cocina delicioso, lava y plancha la ropa, atiende a los niños cuando no estoy y limpia la casa. Algunas personas lo critican pero no le importa. Es un hombre solidario. Cuando lo veo, pienso que, finalmente, estamos cerrando un capítulo en nuestra sociedad donde la mujer era un segundo plato en la mesa. El cielo parece leer mis pensamientos mientras mi hija me pregunta, temerosa, que qué estamos haciendo en Times Square. Con una sonrisa le respondo que estamos en el lugar donde culminó la batalla de las mujeres. Su asombro se refleja en su rostro suave como el azúcar morena y añado: Es el día en el que tus tías y yo logramos nuestras metas.

ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012 • 17


ULTRACORTOS Mi olor fue a la basura a comer pizzas viejas, drogas y condones. Aaron Mota

El día del pollo, mi papa comió dinosaurio frío y bebió gasolina. Nuestro postre fue una chuleta de cerdo jugosa. Kenneth Wright

El intruso loco se suicidó en el baño. Raida Khan Mi cabello mató al pollo y besó a la papa. Patrycja Golak El día de la celebración trabajé, volé a mi casa, me duché encima de mi tía que me afeitó el cabello y después vistió al pollo.

La papa se comió al pavo y bebió cerveza. ¿Por qué la papa está bailando con la auyama? Mary Marsh Mary se acuesta con un mono en el baño. Comen ranas y focas y beben ron. Tracy-Ann Smith

Carmella Charrington Comí pollo, pero estaba embarazado y tomaba café. Ella bebió el café envenenado, pero me morí.

Urooj Mushtaq

Tonghui Liu Papá se puso muy feliz porque mi vaca se embarazó.

El día de la fiesta me comí a mi papá. Mi mamá comió luces rosadas y el perro fue asesinado. Vaughn Davis

Bernardo Rozewicz Él bebe agua de cabello porque no le gusta el café. El pingüino del diablo se despertó en el techo rodeado de muertos. Scott K. Williams La doctora atendió el parto del cocodrilo. Ahora el señor Rana y la señorita Caballo son unos padres felices. Shanice Wambach El loco quiere cambiarse de sexo. Por eso corre. Bianca Gleamud

18 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012

Salvatore Ajami Las personas pueden usar su pelo como un paraguas y al revés. Ousmane Diallo La araña se comió mis medias. Mohammad Hossain Siempre vuelo a BMCC encima de un ave negra. Joo Choi


LA ENTREVISTA DE TRABAJO IVELISSE CASTILLO

M

i madre nunca tuvo la necesidad de trabajar, pero las cosas han cambiado y se ha visto obligada a hacerlo. Una amiga habló con una supervisora para que le diera empleo como mucama en el hotel donde trabaja y le dijo que la llevaría al día siguiente. Cuando llegué a casa, mami me dijo que iría y que la acompañara para ayudarla con el idioma inglés. Nos levantamos a las seis de la mañana, mami estaba súper feliz y esperanzada. Cuando llegamos, entramos con la amiga de mi mamá por la puerta de los empleados y nos dijo que iba a pedir permiso a ver si podíamos esperar en la cafetería. Le dijeron que sí. Mientras esperábamos, nos brindaron café. Pasó media hora y llegó la jefa de personal. Fuimos a su oficina con un gran entusiasmo, nos paramos en la puerta y saludamos a la señora. Ella ni se molestó en devolver el saludo. Era anglosajona con peinado y maquillaje muy llamativo y una mirada intimidante. Nos miró de arriba a abajo y dijo: First of all, what are you doing here and who let you in? Me impactó escucharla con ese tono, con esa patanería, con esa soberbia y sentí que estaba apunto de llorar, pero respiré. Le expliqué la razón por la que estábamos allí. Indiferente y parca soltó un No! To start you’re not supposed to be here, if you want to apply go to the lobby and ask for work and your mother is big enough to speak by herself. Paciente y ya muy molesta, le indiqué que ella no conocía el idioma.Volvió a decirme que no, pero esta vez con más fuerza. Apenas dije OK y empecé a llorar. Levanté la cabeza cuando la oí: She needs to speak English to work here, teach her some English and then come back, if you want. Me volteé y le dije a mi mamá que nos íbamos. Cuando salimos, dos de las trabajadoras nos preguntaron que qué había pasado. Les conté. El retrato que nos hicieron de la gerente no fue amable e incluso supimos que había personas que trabajaban allí y no hablaban inglés. Salimos del lugar y yo aún lloraba, ahora de rabia por la insolencia de la otra, por el desamparo de mamá y por la impotencia de no poder ayudarla. Si pudiera, trabajaría para que ella no pasara por esas situaciones tan humillantes. ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012 • 19


EL ASESINATO DE LA SEÑORITA UÑA SHANADY EUGENE

U

n día, el señor Dedo invitó a la señorita Uña a bailar. Esa noche, Uña llevaba un vestido blanco y zapatos de plata. Ella era muy bella. Dedo llevaba un traje negro con una corbata verde. Le regaló flores venenosas. Fueron a la discoteca y Dedo bebió mucho esa noche. Uña le pidió que la llevara a su casa. Él se negó. Estaba esperando el efecto del veneno. Era tarde cuando le dijo: Voy a llevarte a casa. La llevó a las montañas. Cuando llegaron a la cima, extendió una manta amarilla en la hierba y abrió una cesta. Ella pensó en comida y él en su arma. Dedo le propuso que se tumbaran a descansar y eso fue exactamente lo que hicieron. Con movimientos rápidos, él la abrazó. Uña abrió los ojos y trató de escapar. No pudo. Dedo le cortó el cuello. Le habló de celos y de otras tonterías. Dos semanas después los encontraron…

20 • ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012


¿LA MUERTE DE MI UÑA FUE UN ACCIDENTE? SARAH RAGASA

C

uando desperté, descubrí un crimen. Tenía diez uñas, largas y pintadas de rojo, pero durante la noche la uña de mi dedo derecho fue asesinada. ¿Por quién? Todavía no lo sabía. Comencé una investigación. Encontré un pedazo de uña rota. Examiné el borde. Se sentía afilado y dentado. También examiné mi dedo herido. Me dolía pero no estaba sangrando. Había muchos sospechosos. Los cuchillos, entre ellos. Fui a la cocina. Vi al más grande en el fregadero y a otro encima de una tabla ensangrentada. Pensé que el primero era el asesino, pero tenía una buena coartada: estuvo en el fregadero toda la noche porque mi mamá lo había utilizado para preparar la ternera. La sangre no era mía, sino de la carne. Estaba buscando más sospechosos cuando pisé un cortador de cajas. Aunque tenía tantos motivos como el cuchillo, tampoco era el responsable. El cortador no estaba abierto y no había evidencias de asesinato. Mi padre simplemente olvidó ponerlo en su sitio después de utilizarlo y lo dejó en el suelo. Mi investigación todavía estaba abierta, pero necesitaba ir al salón de belleza para que me hicieran una manicure. Cuando abrí la puerta, encontré otro pedazo de mi uña rota. En ese momento, recordé todo. La noche anterior había regresado tarde. Estaba muy oscuro y no podía ver nada. Cerré la puerta, mi dedo quedó atrapado y me rompí la uña. Un pedazo cayó aquí y el otro en la cama. Fue un accidente estúpido.

ACENTOS LATINOS • Diciembre 2012 • 21


E

n nuestro lenguaje diario hay un grupo de palabras prohibidas, secretas, sin contenido claro, y a cuya mágica ambigüedad confiamos la expresión de las más brutales o sutiles de nuestras emociones y reacciones. Palabras malditas, que sólo pronunciamos en voz alta cuando no somos dueños de nosotros mismos. Confusamente reflejan nuestra intimidad: las explosiones de nuestra vitalidad las iluminan y las depresiones de nuestro ánimo las oscurecen. Lenguaje sagrado, como el de los niños, la poesía y las sectas. Cada letra y cada sílaba están animadas de una vida doble, al mismo tiempo luminosa y oscura, que nos revela y oculta. Palabras que no dicen nada y dicen todo. Los adolescentes, cuando quieren presumir de hombres, las pronuncian con voz ronca. Las repiten las señoras, ya para significar su libertad de espíritu, ya para mostrar la verdad de sus sentimientos. Pues estas palabras son definitivas, categóricas, a pesar de su ambigüedad y de la facilidad con que varía su significado. Son las malas palabras, único lenguaje vivo en un mundo de vocablos anémicos. La poesía al alcance de todos.

Octavio Paz

Borough of Manhattan Community College The City University of New York 199 Chambers St. New York, NY 10007

Esta revista ha sido publicada gracias a la participación de los estudiantes de BMCC, del Media Board, del SGA y de los profesores de MLD.


Acentos Latinos 12