Issuu on Google+

Col-Lis EuropeAid/126639/D/SER/CO (No. 852 - 197037)

Estudio de Impacto Socioeconómico de MAP y MUSE en Colombia – EISEC

INFORME SOCIOECONOMICO Informe Versión No.: Informe Fecha de Preparación: Clasificación: Fecha inicio del Contrato: Duración: Coordinador del Proyecto: Socios: Responsable del Informe:

2.0.0 07/04/2010 Restringida 12/12/2008 17 meses VUB CID, VUB, GTD, HTC, RK CID

Proyecto financiado por la Unión Europea EuropeAid/126639/D/SER/CO


Contracto

No. 2082844

Proyecto

Col-Lis

Cliente

PAICMA/ Comisión Europea

Referencia

Informe Final. Informe SOCIOECONOMICO

Numero

1.0.0

Fecha

17/07/2009

Estado

Final

Clasificación

Pública

Autor(es)

CID

Organización

COL-LIS

Jefe de Proyecto Nombre

Jorge Iván González – CID

Dirección

Calle 44 # 45 -67, Unidad Camilo Torres, Bloque B4 – oficina 702

Números de teléfono

+571 3165000 Ext. 10360

Fax

+571 3165000 Ext. 10360

E-mail

jorgeivangonzalez@telmex.net.co Visto Bueno y Aprobación Control de Calidad

Nombre

Jorge Iván González – CID

Fecha

6 de Agosto de 2010 Visto Bueno y Aprobación Interventoria

Nombre Fecha Firma

María Andrea Leyva


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 1

El impacto socioeconómico de las minas antipersonal y las munición sin explotar CID para COL-LIS 09/10/2010

1. Introducción 2. La determinación de la zona de estudio 3. Los impactos socioeconómicos 3.1. Comentarios generales 3.2. Pérdidas en producción e ingresos 3.3. Condiciones de vida 4. El sujeto representativo 5. Las regiones 5.1. Los Montes de María (MMA) 5.2. El Oriente Antioqueño (OA) 5.3. El Catatumbo 5.4. Nariño 6. Conclusiones 7. Referencias bibliográficas

1 2 5 5 14 23 26 30 30 35 40 45 51 52

1. INTRODUCCIÓN

La evaluación del impacto socioeconómico de las minas antipersonal involucra cuatro dimensiones: i) La determinación de la zona de estudio. ii) El contexto social y económico de la zona. iii) Los impactos socioeconómicos directos. iv) Los impactos socioeconómicos indirectos en los que se conjugan las dinámicas del conflicto y la colocación de minas. En el informe abordamos, sobre todo, los tres primeros puntos. Las referencias al punto iv) son breves y sólo tiene el propósito de servir de contexto. La presencia de minas antipersonal (MAP), artefactos explosivos improvisados (AEI), municiones sin explotar (Muse) y, en general, los restos explosivos de guerra, tienen impactos de naturaleza muy diversa (ambiental, sicológica, socioeconómica, etc.), que inciden en las condiciones de vida de las comunidades implicadas. Los efectos son diferentes por la naturaleza (intensidad y duración) de la amenaza, la extensión geográfica y la población implicada. Estos factores deben ser tenidos en cuenta en el estudio del impacto socioeconómico (Eisec) de las MAP, los AEI y las Muse 1/. La escogencia de las “comunidades afectadas”, como se explica en la sec-

1/ En adelante, a la conjunción de MAP, AEI y Muse, le hemos dado el nombre genérico de minas.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 2

ción correspondiente, resulta de procesos diversos. Hemos realizado el ejercicio en tres etapas. La primera consistió en una selección de centros poblados a partir de la información de Imsma (Information Management System for Mine Action) 2/, que está disponible en el Programa Presidencial para la Acción Integral contra las Minas Antipersonal (Paicma). En la segunda etapa se hicieron reuniones con Paicma, con el fin de depurar la primera selección. Y la tercera etapa incluye la recolección de opiniones preliminares (POC), y a la recolección de opinión de expertos (ROE). Una vez seleccionadas las comunidades se llevó a cabo el trabajo de campo 3/. Se escogieron cuatro zonas: Montes de María (MMA), Oriente Antioqueño (OA), Catatumbo y Nariño. La actividad se completó de manera satisfactoria en las dos primeras. En Catatumbo y Nariño tuvimos problemas de seguridad, así que no realizamos los talleres como los habíamos previsto y tampoco hicimos la visita de campo. El Eisec de las MAP, los AEI y las Muse, se inscribe en el marco del contrato firmado por la unión temporal COLombia-Landmine Impact Survey (COL-LIS), con Paicma.

2. LA DETERMINACIÓN DE LA ZONA DE ESTUDIO

En la selección de la zona debe tenerse presente que el Eisec tiene como centro de atención las comunidades afectadas por MAP, AEI o Muse. Hemos incluido las zonas que efectivamente están amenazadas por minas, así como las áreas sospechosas (suspected hazardous area - SHA) 4/. El Eisec, tal y como está planteado en los términos de referencia, busca identificar el impacto socioeconómico de las minas en las comunidades implicadas. Para el caso colombiano, se trata de ir más allá del LIS convencional. En la versión estándar, se le da mucha importancia a la incidencia que tiene la presencia de minas - o la sospe-

2/ Al español podría traducirse como Sistema de Gestión de Información sobre Actividades Relativas a Minas Antipersonal. 3/ Las características de la muestra se explica en otro de los documentos entregados por el Consorcio COLLIS. 4/ Ver, Unmas (2009).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 3

cha de la existencia de minas - en el acceso a recursos esenciales como el agua potable, los cultivos, los centros administrativos, los puestos de salud, etc. 5/. El Eisec colombiano introduce dos cambios sustantivos. El primero es la realización del LIS en un escenario en que la violencia sigue activa. La metodología LIS se ha diseñado para situaciones de posconflicto, en las que por no haber interferencia de los grupos armados, las minas permanecen en un solo sitio. En las condiciones de violencia de Colombia, las minas cambian de lugar en función de las necesidades de los actores armados. Adicionalmente, las personas implicadas en el conflicto son reacias a dar información. Con toda razón, temen que pueda haber represalias. El segundo aspecto novedoso es la cuantificación del impacto socioeconómico. El LIS convencional no hace una valoración socioeconómica del impacto que tienen las áreas, minadas o sospechosas, en el nivel de vida de las personas. Debe tenerse presente que este estudio es una prueba piloto, que propone una metodológica para realizar análisis posteriores con una cobertura mayor. En la descripción de los resultados ponemos en evidencia las dificultades que se presentaron, no sólo en el trabajo de campo, sino también con el manejo de la información disponible. Puesto que se trata de una prueba piloto, la metodología propuesta únicamente se puede aplicar de manera completa cuando se realicen estudios con muestras representativas. Los resultados que presentamos, derivados del trabajo de campo, son indicativos de la forma como debe procederse. Los valores encontrados apenas son indicativos. Las encuestas sociales que se realizan en el país desdeñan la geografía. Y, además, los estudios geográficos que centran la atención en las cuencas, los recursos hídricos, la desertificación, etc., no consideran las variables sociales. Los análisis de las cuencas no involucran a las personas. Para decirlo de una manera figurada: las encuestas socioeconómicas no miran las cuencas, y los estudios de las cuencas no contemplan a las personas. Esta disfuncionalidad es notoria en investigaciones en las que la geo-referenciación es indispensable. El Dane organiza la información municipal en cabecera, centro poblado y rural disperso. El centro poblado más el rural disperso integra el resto, así que las dos grandes categorías son cabecera y resto. Esta clasificación del Dane es demasiado agregada para los propósitos de un LIS. El centro poblado incluye una área muy extensa que desborda el marco de las comunidades que entrevistamos. Las diferencias de escala las resolvimos de la mejor manera posible. Advirtiendo, de antemano, que todas las soluciones son imperfectas.

5/ En los estudios internacionales, la incidencia final de las minas sobre las comunidades suele calificarse co-

mo alto, mediano, bajo o ningún impacto”.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 4

En esta investigación las “comunidades afectadas” por las minas las asociamos a los centros poblados que conforman un municipio. Suponemos, entonces, que no hay comunidad por fuera de los centros poblados. Esta evidente simplificación obedece a los siguientes criterios: i) La categoría “comunidad” es ambigua y se presta a múltiples interpretaciones. ii) Las personas y las comunidades están ubicadas en municipios, así que siempre es factible vincular la comunidad a uno (o dos) municipios. iii) La información socioeconómica disponible puede organizarse fácilmente a partir del municipio. iv) El municipio facilita la geo-referenciación. v) La opción por el municipio no descarta que cuando es posible, se realicen estudios específicos, como sucede con algunos grupos indígenas. vi) Los municipios seleccionados tienen que ser accesibles, de tal forma que los talleres puedan realizarse 6/ 7/.

6/ En los protocolos LIS se plantean diversas opciones de accesibilidad: no acceso, acceso limitado y acceso pleno. En el primer caso la información tiene que obtenerse de forma muy indirecta (por ejemplo, a través de imágenes satelitales). En el segundo escenario se buscan métodos rápidos que permitan capturar la información sin violentar a la comunidad. Ya explicábamos que en Catatumbo y Nariño tuvimos problemas de acceso, y no se pudieron realizar los talleres como los habíamos planeado. 7/ La selección muestral de comunidades no corresponde, en sentido estricto al LIS, porque de acuerdo con

los protocolos internacionales, deberían incluirse todas las zonas afectadas. Las zonas no sospechosas sí deben resultar de un muestreo, buscando reducir al mínimo los falsos negativos, con una confianza probabilística del 90%, tal y como proponen Moulton, Ross y Benini (2004, p. 4). En Colombia no se cubren todas las zonas afectadas porque apenas se trata de una prueba piloto.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 5

3. LOS IMPACTOS SOCIOECONÓMICOS

3.1. COMENTARIOS GENERALES Figura 1 Para entender las diversas modalidades de los impactos socioeconómicos, proponemos las caEscenarios para analizar los distintos tegorías de la figura 1. El punto de partida es Θ, impactos socioeconómicos. En situaciones de conflicto de donde salen 4 líneas. La primera (β) representa el escenario óptimo, en el que no hay conflicto ni MAP, AEI, Muse. En esta situación β ideal el crecimiento sigue la senda que se consiΘ ψ dera deseable desde el punto de vista de la política económica. En nuestro marco de análisis, lo deseable se refiere a la ausencia de violencia. μ No consideramos otros factores covariantes que podrían afectar la senda óptima de crecimiento. λ Debe tenerse en cuenta que β y los demás parát metros no tienen un significado especial, así que pueden interpretarse como indicadores sociales, Θ es el punto de partida, β es el escenario económicos, de calidad de vida, etc. En los ejer- óptimo, ψ representa una situación de escicios que proponemos más adelante, el paráme- tancamiento, μ equivale a un proceso de conflicto pero sin minas, λ es un conflicto tro de referencia es el ingreso. Cuando no se con minas. Finalmente, t corresponde a la puede calcular, el impacto se determina, bien sea flecha del tiempo, que va desde la izquierda hacia la derecha. de manera cardinal, con puntajes como los que propone el LIS convencional, o de manera ordinal, haciendo consideraciones cualitativas sobre las condiciones de vida de la comunidad. Por ahora, en esta presentación general, el contenido preciso del parámetro no es relevante. La segunda línea (ψ), corresponde a una situación de estancamiento, que puede tener lugar en condiciones de paz o de conflicto 8/. La tercera línea (μ), refleja un escenario que llamamos conflicto sin minas. Y finalmente, la cuarta situación (λ), correspondería al conflicto con minas.

La flecha horizontal en la parte inferior de la gráfica indica la secuencia del tiempo, t, que avanza desde la izquierda hacia la derecha. Es la flecha del tiempo, que per8/ En el 2009 el PIB colombiano apenas creció 0.4%, mientras que en el 2007 aumentó 7.5%. Lo sucedido en

el 2009 correspondería a un escenario como el descrito por la línea ψ. Este resultado incorpora numerosas variables; entre otras, la violencia. No es posible precisar la incidencia específica de la violencia puesto que en el 2007, con un conflicto similar, el producto tuvo una alza significativa.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 6

mite distinguir entre el antes al después. En las entrevistas le dimos mucha importancia a la identificación de los momentos en el tiempo: “antes” es antes de la presencia de la mina, “después” es después de la presencia de la mina. La frontera del tiempo es función de la existencia de la mina. Es muy factible que las condiciones de la región se hayan deteriorado con el conflicto, antes de que existan las minas. Se estima que en Montes de María el desplazamiento ocasionó un abandono de 131.000 has. de tierra. Este sería un buen ejemplo del impacto tipo μ. No obstante, y con el fin de precisar de la mejor manera posible la incidencia de las minas, únicamente consideramos el daño causado por la mina. Si en la comunidad visitada se nos informa que la producción de la zona no está creciendo por causa de la presencia de las minas, procedemos a valorar la pérdida. No contemplamos otras causas distintas a la minas como, por ejemplo, la caída de los precios del producto, la revaluación del peso, el clima, etc. La secuencia de las líneas de la gráfica tiene el propósito de mostrar que entre todos los factores - covariantes e idiosincráticos - que puedan estar afectando de manera negativa las condiciones socioeconómicas de la comunidad, el único que tenemos en cuenta es la presencia de las minas. La información sobre la afectación de la mina proviene de los talleres POC, ROE y, sobre todo, de la comunidad. Los vecinos perciben bien la forma como las minas inciden en sus actividades diarias (producción, movilidad, escolaridad, etc.). En estos temas sus apreciaciones son confiables. Los datos suelen ser imprecisos cuando recuerdan el salario de hace unos años, o el precio de la cosecha. Estas percepciones son corregidas a través de información secundaria “objetiva” (series de precios de los productos, relación entre el jornal de la región y el salario mínimo, etc.). La gráfica 1 también podría leerse como la situación que se vive en el posconflicto. No se logra el escenario óptimo (β) porque el conflicto genera daños. Se parte del argumento que el posconflicto corresponde a un escenario peor del que se habría presentado en ausencia del conflicto. En tal caso, el orden de las categorías sería similar. μ podría interpretarse como una situación de posconflicto sin minas, λ sería posconflicto con minas. Ya decíamos, que en el contexto colombiano, estos escenario no aplican porque los enfrentamientos continúan. La disminución de la intensidad del conflicto en algunas zonas dominadas por uno de los bandos, no puede asemejarse a una situación de posconflicto. Hemos dividido las variables en dos grupos: económicas y sociales. Las primeras indican por las pérdidas en productividad e ingresos. Examinamos la productividad por hectárea y cultivo, el precio de los productos, etc. A partir de los daños en la producción calculamos las pérdidas en términos de ingreso (valor ψH de la figura 3, p. 26).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 7

Las variables de tipo económico son: i) Actividades predominantes. ii) Tipos de cultivo. iii) Areas cultivadas. iv) Tamaño del área afectada, o con riesgo de nas 9/. v) Rendimientos de los cultivos. vi) Precio de la tierra. vii) Precio de los productos en el mercado. viii) Valor de los jornales. ix) Distancia y desplazamientos de los productos a los mercados. x) Costos de transporte de los productos cultivados. xi) Transporte de personas 10/. xii) Acceso a los insumos productivosmercados. xiii) Ingresos antes y después de la presencia de minas. xiv) Cambio de actividad económica. xv) Diversas formas de bloqueo (recursos hídricos, infraestructura y proyectos viales, hidroeléctricas, hotelería, turismo, etc.) 11/. Estas variables tienen que ver con las condiciones de vida de las familias, y con los impactos generados en la comunidad por el bloqueo de infraestructura, proyectos viales, y prestación de servicios turísticos. Se indaga, también, por la situación de sectores específicos (comercio, turismo, minería, generación eléctrica). Como se observa más adelante, las variables mencionadas no se preguntan directamente a las personas que asisten a los talleres. Pueden obtenerse de manera indirecta a través de información secundaría. Las variables sociales están relacionadas con la afectación de áreas de vivienda, establecimientos educativos, accesos a servicios básicos (salud, agua, etc.). De manera más específica: i) Cercanía de la vivienda al campo minado. ii) Acceso a los servicios públicos. iii) Servicios médicos (desplazamientos de la vivienda al servicio,

9/ En el LIS-Sudán, el módulo de área sospechosa de riesgo indaga, en primer lugar, por el tamaño del área

afectada o con sospecha de afectación por presencia de minas en m2, así como el tiempo de desplazamiento y la distancia entre el área afectada y el centro urbano. Esta información es de utilidad para determinar de forma preliminar la pérdida de áreas de cultivo por la presencia de minas si fuera el caso. El módulo área sospechosa de riesgo (ASR) incluye varias preguntas. 4) ¿Cuál es el tamaño estimado del ARS? [m2]. 5) Tiempo desde el centro comunitario hasta el ARS [horas, minutos, total minutos]. 10/ En el LIS-Sudán también se pregunta por las formas de movilidad. En el módulo de la comunidad - parte

2 - se indaga por la información de localización. A continuación enumeramos las preguntas. 14) Acceso a la comunidad (marque una sola opción) [caminos pavimentados, caminos sin pavimentar, senderos peatonales, río]. 15) Facilidad de transporte (marque una sola opción) [mini bus/pickup/camiones, auto/motocicleta, bote, caballo/camello/burro]. 11/ En el LIS-Sudán se hacen preguntas por diversas formas de bloqueo. En la parte 4 del módulo áreas sos-

pechosas de riesgo (ASR) se pregunta por la obstrucción a la agricultura, a los recursos acuíferos, a las áreas de vivienda, a los caminos, al desarrollo de actividades económicas. En la obstrucción de infraestructura se pregunta por: puentes, diques, canales, vías férreas, pistas aéreas, líneas de energía, fábricas, talleres, campos de petróleo, asistencia médica, asistencia educativa, centros culturales, religiosos, etc.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 8

vías y tiempos). iv) Acceso a educación (desplazamientos de la vivienda a la escuela). v) Desplazados (familias que se han ido de la zona) 12/. La cercanía de la vivienda a un campo minado afecta directamente la calidad de vida de los habitantes de las zonas residenciales, comenzando porque incrementa la probabilidad de accidente para los residentes. Las minas inciden en el acceso de la comunidad a servicios públicos (agua, electricidad, conexiones telefónicas), a los centros de salud, el colegio, etc. En los formularios del LIS-Sudán se pregunta por la principal fuente económica de las zonas de estudio, y se pide una descripción de las actividades económicas principales. Esta información es recolectada en el modulo de la comunidad en la parte 8 (recursos, preguntas 33-39) 13/ donde se incluyen los datos relacionados con los recursos físicos. Las preguntas tienen que ver con: i) Acceso a servicios públicos (electricidad, agua, conexiones telefónicas). ii) Acceso a servicios de salud (presencia de hospitales, centros de salud, puestos de salud). iii) Número de instituciones educativas. iv) Base económica principal y descripción de las actividades correspondientes.

12/ En el LIS-Sudán (parte 7) se halla información sobre el número de familias, antes y después del conflicto.

28) Población [número de familias antes del conflicto, número de familias actual, población total antes del conflicto, población total después del conflicto] 13/ Las preguntas son las siguientes. 33) ¿Existe tuberías para el suministro de agua? [sí, no]. 34) ¿Existe

suministro de electricidad? [sí, no]. 35) ¿Hay combustible para vehículos y generadores disponibles? [sí, no]. 36) ¿Existe conexión telefónica? [sí, no]. 37) Servicios médicos (marque sólo una opción) [servicios de salud básica, hospital, farmacia, ninguno]. 38) Número de instituciones educativas (opción múltiple) [primaria, secundaria, superior]. 39) Base económica principal [agricultura/ganadería, industria/pequeña empresa/comercio, otro].


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 9

Cuadro 1 Relación entre nuestra propuesta y las variables incluidas en el LIS convencional Impacto socioeconómico Variables de tipo económico Actividades económicas predominantes Tipos de cultivo Areas cultivadas Tamaño del área afectada por las minas Rendimientos de los cultivos Precio de la tierra Precio de los productos en el mercado Valor de los jornales Distancia y desplazamientos de los productos a los mercados Costos de transporte de los productos cultivados Transporte de personas: Movilidad Acceso a los insumos productivos-mercados Ingresos antes y después de la presencia de minas Cambio de actividad económica

Bloqueo de recursos hídricos

Infraestructura y proyectos viales Hidroeléctricas Hoteleros (turismo) Actividad minera: distancia de la vivienda a la mina, afectación de vías, costo y tiempos de desplazamiento Comercio y servicios en el sector urbano Factor humano Características de las victimas Edad, ocupación, género, y posición en el hogar Factor social Cercanía de la vivienda al campo minado

Acceso a los servicios públicos Servicios médicos (desplazamientos de la vivienda al servicio, vías y tiempos) Acceso a educación (desplazamientos de la vivienda a la escuela) Desplazados (familias que se han ido de la zona)

LIS convencional Modulo de la comunidad parte 8. Recursos. Base económica principal/ Actividades económicas principales Modulo ASR parte 4 obstrucciones: tipos de cultivos bloqueados u obstruidos Modulo ASR. ¿Cuál es el tamaño estimado del área sospechosa de minas? (metros cuadrados)

Modulo de la comunidad (preguntas 14 y 15) Acceso a la comunidad y facilidades o servicios de transporte disponibles Modulo de la comunidad (preguntas 14 y 15) Acceso a la comunidad y facilidades o servicios de transporte disponibles Identificación de obstrucciones o bloqueos (parte 4 modulo área sospechosa de riesgo) obstrucción de vías de acceso.

Información sobre victimas recientes (parte 3 modulo área sospechosa de riesgo) ocupación al momento del accidente y ocupación actual Identificación de obstrucciones o bloqueos (parte 4 modulo área sospechosa de riesgo) obstrucción de acceso a recursos acuíferos Identificación de obstrucciones o bloqueos (parte 4 modulo área sospechosa de riesgo) obstrucción de vías de acceso, obstrucción de infraestructura (acceso a actividades económicas y/o proyectos de desarrollo y/o el uso de otra infraestructura se halla obstruido?)

Información sobre victimas recientes (parte 3 modulo área sospechosa de riesgo) Genero, edad, estatus (civil o militar), ocupación al momento del accidente y ocupación actual. Tiempo desde el centro comunitario hasta el área sospechosa de minado / La distancia del área minada es menor a: 50 mt del área de vivienda, 10 mt del área cultivada, 10 mt de puntos de agua. Modulo Área sospechosa de riesgo parte 4. Obstrucción de áreas de vivienda. Modulo de la comunidad parte 7. Población y Parte 8. Recursos. Modulo de la comunidad parte 8. Recursos: suministro de agua, suministro de electricidad, conexiones telefónicas, suministro de combustibles y generadores, servicios médicos, número de instituciones educativas (primaria, secundaria, superior), base económica principal. Modulo de la comunidad parte 7 Población y recursos. Número de familias antes y después del conflicto

El cuadro 1 resume nuestro aporte frente al LIS convencional. La información que captamos es más amplia que la del LIS, con la ventaja de que incluye todas las preguntas relevantes del LIS convencional, pero es necesario ir más lejos porque con la información que resulta del LIS convencional no es posible hacer un análisis cuidadoso del impacto socioeconómico. Para estimar los impactos socioeconómicos, directos e indirectos, es necesario superar las fronteras del LIS convencional, que sólo capta algunos de los impactos directos, y no propone una metodología que permita estimar los diferenciales de la relación entre la producción y los costos. Se requiere, además, estimar el valor de mercado de la producción y de los costos. Nuestro modulo socioeconómico representa un cambio fundamental con respecto al LIS convencional, pues indaga sobre aspectos relacionados con la producción, pero no solo a nivel de actividades, sino de productos (bienes y ser-


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 10

vicios). Igualmente busca información sobre características socio económicas de la comunidad. Los aspectos más importantes son los siguientes: i) Clasificación económica de los miembros encuestado de la comunidad. ii) Nivel educativo alcanzado por las personas encuestadas. iii) Actividades económicas por productos. iv) Cambios en las áreas cultivadas, precio de la tierra. v) Variaciones en los jornales y en los precios de los productos. Ya decíamos que el impacto socioeconómico directo se calcula a partir del triángulo Θ, ψ, λ. En la gráfica 1 hemos supuesto que λ refleja una situación en la que hay conflicto y en la que, además, existen minas. Esta doble connotación de λ hace parte de una secuencia analítica, que yendo desde lo mejor hacia lo peor, podría expresarse como β f ψ f μ f λ. A lo largo de la reflexión siempre suponemos que hay conflicto. De acuerdo con la lógica del LIS convencional, es posible que en alguna zona no haya conflicto y sí existan minas. Las minas sin conflicto se presentan, claramente, en situaciones de posconflicto, que no es el caso colombiano. Nuestros análisis suponen, siempre, que la presencia de las minas es inseparable del conflicto. Las distintas líneas de la gráfica nos permiten diferenciar costos de oportunidad alternativos. El impacto socioeconómico de las minas lo definimos como el costo de oportunidad causado por la existencia de minas. Y para determinar el costo de oportunidad siempre es necesario tener un parámetro de referencia. El interés metodológico consiste en aplicar los elementos básicos del costo de oportunidad al análisis del impacto socioeconómico de las minas. Desde el punto de vista conceptual (Keynes 1936, p. 136), el costo de oportunidad se define a partir de la eficiencia marginal del capital, entendida como la relación entre la rentabilidad esperada y el precio corriente del activo-capital y, de manera más precisa, “... la eficiencia marginal depende de la tasa de rendimiento esperada que podría ser obtenida con el dinero si fuera invertido en un activo producido recientemente”. El costo de oportunidad resulta de la comparación entre dos rentabilidades alternativas. En la versión keynesiana, el empresario puede decidir dejar el dinero en cuenta corriente. En este caso, el costo de oportunidad de no invertir en la producción se determina teniendo como referencia varios parámetros como, por ejemplo, la rentabilidad media de los bonos, de las acciones, o de las empresas. Para conocer el impacto socioeconómico de las minas también es necesario tener parámetros de referencia que nos permitan evaluar el daño, que sería como el costo de oportunidad de no haber evitado la mina. Volviendo a la gráfica, la idea puede ilustrarse mediante el triángulo Θ, ψ, λ que se se convierte en una pieza central del


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 11

análisis. En el momento original Θ no hay minas. Si por razones analíticas el punto de partida no se modifica, la distancia ψ* = ψ - λ representa el impacto neto de las minas. La referencia es conservadora por dos razones. Primero, porque el escenario inicial no cambia (es paramétrico) y, segundo, porque se mantiene un postulado ceteris paribus muy fuerte, en el que la única variación es la presencia de la mina. Sin duda, el análisis que resulta de ψ* es muy restrictivo. No obstante, es completamente necesario hacerlo porque es la base del LIS y de las comparaciones internacionales. Un análisis más realista obligaría a introducir, de manera endógena, el círculo perverso que se deriva de la interacción entre minas y conflicto. Obsérvese que en el triángulo Θ, ψ, λ, la línea de comparación (ψ) no cambia a lo largo del tiempo. Desde esta perspectiva, el estado inicial es paramétrico y permite hacer todas las consideraciones que en la dinámica están asociadas al estado estacionario (Azariadis 1993) 14/. Si los factores relevantes permanecen constantes a lo largo del tiempo, el sistema es autónomo, y puede representarse como 1.

ψt = κ ψt-1 + σ

La situación de estado estacionario es compatible con Δψt = 0. En los modelos financieros convencionales se supone que Δrt = 0. Pero también es legítimo pensar en estados estacionarios en los que la tasa de crecimiento es mayor que cero, como en β, ya que Δβt > 0. En este caso, el estado también es estacionario porque los cambios en β son constantes a lo largo del tiempo. Además del estado estacionario, acorde con los modelos financieros tradicionales, el triángulo Θ, ψ, λ supone que la variable determinante del análisis es la presencia de las minas. Este ceteris paribus no sólo obliga a que las condiciones iniciales se mantengan como en el estado estacionario sino que, además, supone que el riesgo no se modifica. Obviamente, este escenario es muy restrictivo cuando se introducen situaciones del tipo SHA. En ejercicios más complejos sería necesario hacer consideraciones explícitas sobre los cambios en el riesgo. El triángulo Θ, ψ, λ es la base para construir un marco analítico que permite reproducir las condiciones básicas del LIS convencional, y dado que es suficientemente amplio, posibilita la realización de ejercicios adicionales que profundizan el Eisec. Junto con la diferencia ψ*, destacamos otra relación significativa. Se trata de β* = β - λ, que correspondería al impacto de las minas teniendo como punto de refe14/ Sobre el significado del estado estacionario y el principio de correspondencia, ver Samuelson (1947).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 12

rencia un parámetro, que como decíamos atrás, puede ser distinto de cero, Δβt ≠ 0, y que, incluso, admite un modelo no autónomo de la forma 2.

βt = κ βt-1 + σ t

Obsérvese que con respecto a la ecuación 1, en esta nueva versión el σ está influenciado por t. La diferencia β** = β - μ mide el impacto socioeconómico que tendría el conflicto sin la existencia de minas. Y manteniendo los mismos criterios que en β*, el punto de referencia podría ser un estado estacionario en el que Δ βt ≠ 0, o un proceso no autónomo como el que se presenta en la ecuación 2. Finalmente, la diferencia μ* = μ - λ es el daño causado por la mina cuando hay conflicto y Δ μt ≠ 0. Los criterios anteriores proporcionan un marco general, pero no son suficientes para realizar el Eisec. Se requiere ir más lejos, comenzando por la fijación del período de referencia. Toda evaluación de impacto conlleva un antes y un después. La diferencia intertemporal supone que existe una flecha del tiempo (eje horizontal en la gráfica). En las entrevistas insistimos en la necesidad de determinar el momento Θ, que corresponde a la situación antes de la presencia de minas, o de la sospecha de la existencia de minas. Las características de la zona en Θ se determinan a partir de la información obtenida en la entrevista, pero también con datos contextuales indirectos, en los que juega un papel muy importante el censo de 2005. El período de tiempo cambia en función de la zona. En general, en el trabajo de campo las personas coincidieron en la definición del momento Θ. El acercamiento que se realiza con el fin de determinar los impactos socioeconómicos directos es de naturaleza cuasi experimental 15/, dándole una importancia muy grande a la participación de la comunidad, a través de los talleres. Nuestra aproximación sería primera diferencia sin grupo de control 16/.

15/ Sobre la diferencia entre métodos experimentales y no experimentales, ver Ravallion (2007). Entre los

métodos no experimentales, el autor menciona el de “correspondencia del puntaje de propensión” (propensityscore matching), diseños de discontinuidad, doble y triple diferencia y variables instrumentales. 16/ No utilizamos aproximaciones de segunda diferencia con grupo de control porque este procedimiento no

es adecuado para el problema que estamos considerando. A partir de la reflexión de Ravallión (2007), llegamos a la conclusión que no es pertinente utilizar un grupo de control. Estos ejercicios tienen sentido en el caso de muestras representativas. Ver, por ejemplo, Sarmiento, González, Mina, Marcelo, Alvárez, Alonso y Plazas (2007).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 13

Aunque el LIS destaca la relevancia del conocimiento local, los datos obtenidos en el taller tienen que ser completados con información indirecta sobre las condiciones de vida de la población. Calculamos el índice de capacidad municipal (ICM), que además de las condiciones de vida permite captar elementos centrales del ordenamiento institucional 17/. Uno de los grandes retos de la literatura sobre la violencia ha sido la búsqueda de sus factores determinantes. Sin el ánimo de formular una hipótesis sobre el tema, sí vale la pena ilustrar los impactos por causa de las minas 18/ con el NBI de los municipios (resto).

17/ En la visión de Hurwicz y Reiter (2006), Maskin (2007), Myerson (2007), el orden institucional se expresa

a través del diseño de mecanismos. El principio derivado del diseño de mecanismos es relativamente simple. Un mecanismo es una forma organizativa que permite alcanzar un objetivo específico. Si, por ejemplo, el propósito es volver a una situación ψ, se trata de buscar el orden institucional δ que permita lograr dicho propósito, así que la función de correspondencia sería F: δ → ψ. Un mecanismos, o forma de juego, con consecuencias sobre el conjunto de resultados ψ es una tupla M = {I, δN, F}, donde δN es el conjunto de estrategias posibles para el jugador j = 1, 2, 3,..., n, y F es una función de resultados que asocia un pago a cada combinación de estrategias de los agentes, es decir, F: δ → ψ, donde δ = {δ1*δ2*δ3*...*δN}. Un mecanismo representa una institución con reglas que determina el procedimiento para realizar elecciones sociales. Las estrategias que se le permiten que el i-ésimo agente se representan por el conjunto de estrategias δN y las reglas bajo las cuales las elecciones individuales se convierten en elecciones sociales están dadas por la función de resultados F. 18/ Los niveles de impacto (LIS y Paicma) se clasifican así: bajo (1, 2, 3 ó 5), medio (6, 7, 8, 9 ó 10), alto

(superior a 10). Para el promedio municipal, tuvimos en cuenta los puntajes de cada comunidad.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 14

Figura 2 NIVEL DE IMPACTO PROMEDIO MUNICIPAL ‐ NBI MUNICIPAL (RESTO)  16

PUNTAJE DE IMPACTO PROMEDIO MUNICIPAL 

14

ZAMBRANO, MM 

12

10

SONSÓN, OA 

SAN JUAN  NEPOMUCENO,  MM  TUMACO, NA 

8 SAN LUIS, OA  6

SAN JACINTO,  MM 

SAN FRANCISCO,  OA  SAN RAFAEL, OA  SAN ONOFRE,  MM  ALEJANDRIA, OA 

COCORNÁ, OA  GUATAPE,  OA 

EL PEÑOL, OA  GRANADA, OA 

4

CARMEN  DE BOLÍVAR, MM  CÓRDOBA, MM  BARBACOAS, NA 

CARMEN  DE VIBORAL, OA  SAN CARLOS, OA 

2

0 0,0

10,0

20,0

30,0

40,0

50,0

60,0

70,0

80,0

90,0

NBI POR MUNICIPIO ‐ RESTO (CENTRO POBLADO, RURAL DISPERSO)  Fuente: Col‐Lis. Segundo Contacto 2010.                 NBI: DANE   

Fuente: Cálculos COL-LIS.

La figura 2 muestra la relación entre el NBI (eje horizontal) y el valor de los impactos. En líneas generales, no parece existir correlación. Al explicar los porcentajes del NBI en el OA mostrábamos que el porcentaje de indigentes es menor que en las otras regiones. Los impactos causados por las minas no guardan relación con el NBI porque la pobreza no es la única causa de la violencia. En el caso colombiano intervienen otros factores como el narcotráfico, la riqueza asociada a la explotación minera y a los procesos productivos asociados a la gran plantación.

3.2. PÉRDIDAS EN PRODUCCIÓN E INGRESOS

Utilizamos el análisis convencional del costo de oportunidad aplicadas a las principales actividades económicas de la zona. Decíamos que algunas de las preguntas ya se encuentran en el LIS y en el information management system for mine action (Imsma). El diferencial ψ* se calcula a partir de los datos que proporcionan las personas en el taller y mediante la evaluación del valor de los diferentes cultivos 19/.

19/ En la figura 3 (p. 24) se hace un diagrama del punto de llegada del ejercicio.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 15

Debe tenerse presente que la información inicial para la realización del ejercicio es la que se obtiene en el taller. Como no es una encuesta de hogares, ni es una muestra, es un dato parcial, en el contexto de una prueba piloto. Insistimos en este punto porque algunas de las conclusiones no pueden ser generalizables y, además, porque la metodología fue diseñada buscando compensar de la mejor manera posible la carencia de un marco muestral. El primer paso lo llamamos búsqueda del ingreso representativo. Partimos de TLi,t-z, que representa los valores obtenidos en el taller (TL) para los individuos i en el momento t-z, que es la fecha en la que aparece la mina. t es el momento actual, z los años transcurridos desde cuando se colocó la mina. El año t-z correspondería a Θ en la figura 1. Durante el taller tratamos de entender la situación que se presentaba en los momentos t-z y t. Se trata de las situaciones antes (t-z) y después (t) de la ˆ j, t −z es la producción de la comunidad j (ecuación 20). presencia de la mina. V

3.

ˆ j, t − z TLi, t − z U c V

⎡ Y1 ⎤ ⎢ ⎥ Y2 → ⎢ ⎥ → Y*t − z ⎢ M ⎥ ⎢ ⎥ ⎣Y n ⎦

El nexo U c significa unión de naturaleza cualitativa. No es el resultado de una operación matemática, sino de un análisis cualitativo realizado por el equipo que actúa como experto. ⎡ Y1 ⎤ ⎢ ⎥ En adelante, el vector ⎢Y2 ⎥ lo escribimos como [Y1, Y2, …, Yn]′, y corresponde a ⎢ M ⎥ ⎢ ⎥ ⎣Y n ⎦ los ingresos de todos los hogares de la encuesta. Utilizaremos la Gran Encuesta Integrada de Hogares (Geih) porque es la más reciente. Podría buscarse la encuesta de hogares más cercana al año t-z, pero este procedimiento es demasiado complejo y los beneficios adicionales no son relevantes. Además, hay problemas de empalme de los ingresos entre la Encuesta Continua de Hogares (ECH) y la Geigh 20/.

20/ La Misión para el Empalme de las Series de Empleo, Pobreza y Desigualdad (Mesep) concluyó que en

2006 y 2007 es imposible corregir los errores que se presentaron con el empalme de los ingresos entre la ECH y la Geih. Ver, Mesep (2009).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 16

Y*t − z es el ingreso representativo que correspondería a la situación en el momento

t-z. Es el ingreso que más se aproxima a las condiciones de las personas i que participaron en el taller. Dado que el Eisec analiza el impacto de las minas en las comunidades, es legítimo buscar un ingreso representativo. Debe tenerse presente que el ˆ j, t − z → Y*t − z es más ejercicio que nos permite hacer la transformación TLi, t − z U c V cualitativo que cuantitativo. La información recogida en el taller apenas es indicativa y, por tanto, no se trata de una muestra significativa. El paso siguiente consiste en evaluar el impacto de la mina en la actividad económica de la comunidad. Sea V tj el valor de la producción de la comunidad j en el momento t, siendo j = 1, 2, 3,..., n¸ siendo n es el número de comunidades estudiadas. Llamemos Τjk al territorio k ocupado por la comunidad j. Lj es el número de personas que conforman la comunidad j. Definimos υj como el territorio per cápita en el momento t, Τjk, t

4.

L j, t

= υ j, t ∴

Τjk, t = L j, t υ j, t

La productividad es función de los recursos materiales utilizados y de los conocimientos y habilidades adquiridos. Sea Xt la productividad de los trabajadores, que depende de la acumulación de capital humano Ht y de la experiencia Et. 5.

Xj,t = Hj,t + Ej,t

De manera más específica, el capital humano es 6.

Hj,t = Lj,t hj,t

Lj,t es el número de trabajadores en el momento t, y hj,t es el capital humano per cápita, medido como años de educación 21/. Por su parte, ht es igual a

21/ Para un número fijo de trabajadores Lt, el crecimiento de Ht está dado únicamente por mejoras en el nivel

de capital humano de los trabajadores ht, es decir, por un mayor capital humano por trabajador. Además, si se considera un nivel de calificación determinado, el aumento del capital humano obedece a un incremento de la cantidad de personas que deciden invertir. Esta afirmación implica que la cantidad de trabajadores y su nivel


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 17

7.

ht = eu

u corresponde a los años de educación que tiene el individuo. Reemplazando en 5, 8.

Hj,t = Lj,t eu

Los conocimientos adquiridos a través de la experiencia, E, se pueden estimar a partir de la edad del individuo (a) menos los años de educación (u) menos la edad a la cual ingresan al sistema educativo (s). 9.

Ej,t = Lj,t e(a-u-d)

Reemplazando 8 y 9 en 5, 10.

Xj,t = Lj,t eu + Lj,t e(a-u-d) = Lj(eu + ea-u-d)

Los recursos gastados por la comunidad j en la elaboración y transporte del producto i, equivalen a 11.

C ( w ij , z ij , T ij ) = w ij L ij + z ij υij + T ij D ij + ηij Ω ij

Hemos agregado un componente ηij Ωij que nos permite captar otros costos distintos al suelo, el trabajo y el transporte. η es el precio y Ω es la cantidad. De una forma más general, ηij Ωij representa el conjunto de costos indirectos, que pueden estar incidiendo en el producto. Obsérvese que el costo está discriminado por producto, mientras que la producción (ecuación 19) es agregada. El excedente global de la comunidad πij en el momento t es q

12.

πij = V j, t − ∑ Cij i =1

Las encuestas permitieron conocer algunos componentes de V y de C, pero no proporcionan la información suficiente para calcular la función de producción y, mucho de calificación son sustitutos perfectos en la producción de cualquiera de las l = 1, 2 ... s actividades productivas.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 18

menos, el monto π para la comunidad. Los campesinos conocen el valor final del producto que es una proxy de V. También conocen algunos de sus costos directos, así que la encuesta nos permite determinar 13.

~ ~ π i , t = p i Q i − Ci

~ πi, t es la ganancia aparente que resulta de descontarle al valor de la venta pQ, al~ . El precio de mercado es p, y la cantidad del producto es Q. El exgunos costos C i cedente aparente de la comunidad sería, q

14.

~ π j, t = ∑ ~ πi , t i =1

El número de productos q salió de la encuesta. Pero dado que no se trata de un ejercicio muestral, que sea representativo, el agregado de productos que salen de la comunidad apenas es una proxy de la producción total. Con el valor de mercado de cada producto puede hacerse un ejercicio de valor presente neto convencional,

V Fk k k =1 (1 + r ) t

15.

VPN i = ∑

k es el período de tiempo, que va desde 1 hasta t, r es la tasa de descuento, VF es el valor futuro, VPN es el valor presente neto. En esta presentación, r no se modifica a lo largo del tiempo, y por ello corresponde a una situación de estado estacionario, similar a ψ 22/.

22/ En general, los modelos financieros suponen condiciones de estado estacionario. Este principio meto-

dológico también se aplica al weighted average cost of capital (Wacc) WACC =

E E Ke + Ku U+E U+E

Ke, o la tasa de oportunidad del capital de los accionistas, es calculada a partir del capital asset pricing model (Capm). Si se presentan condiciones de competencia, Ke debe aproximarse a un nivel de equilibrio, correspondiente al estado estacionario. E es el capital aportado por los accionistas, U es la deuda. Ku es el costo de la deuda financiera de la empresa. Sin entrar en los detalles del modelo, por ahora sólo nos interesa resaltar que los ejercicios se realizan en condiciones de estado estacionario. La versión estándar del Capm se representa como r = Rf + β(Rm Rf) + Rp, en donde r es la tasa de descuento requerida, o el costo del patrimonio. Rf es la rentabilidad del activo sin riesgo. Rm es la rentabilidad promedio de los activos con riesgo, Rp es el riesgo país.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 19

De acuerdo con la lógica analítica, que hemos mantenido es claro que π j, t − z > π j, t . Entre estas situaciones extremas habría una intermedia, q

16.

πΦj, t = V j, t − ∑ Cij i =1

En este caso, se calcula un excedente, π Φ t , en el que las minas no inciden en el valor de la producción (el capital humano en calidad y cantidad permanece intacto), pero sí en los costos. El orden jerárquico, de mayor a menor ganancia, estaría dado por π j, t −z > πΦj, t > π j, t . El resultado final del Eisec se expresa en impactos directos e indirectos. Estas medidas no deben confundirse con los costos directos e indirectos que se utilizan en contabilidad. Como en cualquier estructura de costos, se hace la diferencia entre costos directos e indirectos. Estas nociones son muy distintas a las de impactos directos e indirectos, que son conceptos más amplios y comprehensivos. No contemplamos el costo de desminado, tal y como lo hacen Lahuerta y Altamar (2002). Nuestro propósito es comparar la situación de una comunidad con minas con respecto a lo que podría ser su producción e ingreso si no tuviera minas. En este ejercicio no consideramos el desminado. Tampoco incluimos los costos de atención a las víctimas, las campañas de sensibilización, la destrucción de arsenales. Esta información que Paicma registra, procesa y analiza, no la incluimos en nuestros cálculos. En el Eisec colombiano es necesario enmarcar el impacto de las minas en el contexto del conflicto. El territorio k de la comunidad j ( Τjk ), es disputado por los grupos armados. Si éstos se apropian de una parte del territorio (g), la parte que resta para la comunidad es Τjk −g . Hasta ahora hemos supuesto que la presencia de minas dificulta la producción ya que eleva los costos. El suelo minado que ha perdido la comunidad no se convierte, ipso facto, en suelo disponible para la producción de los grupos armados. Si parte de la comunidad se desplaza, y los expulsores quitan la minas y comienzan a realizar actividades productivas, como la siembra de coca. El ⎛ υ j, t ⎞ ⎟ valor de esta actividad podría representarse como Vjg, t = ⎜ . La tierra de ⎜ υ j, t − z ⎟ Γ j, t ⎝ ⎠ los grupos armados es equivalente a la que pierde la comunidad, advirtiendo que en


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 20

las tierras arrebatadas es posible producir únicamente si se han desminado. En el análisis socioeconómico no vamos a llegar hasta este punto. No indagamos por la producción de la tierra en manos de los grupos armados. En la evaluación deben tenerse presente las formas de respuesta de la comunidad ante el evento de minas. Las formas de reaccionar son muy diversas. i) La comunidad puede abandonar la zona, llevándose su potencialidad de trabajo y parte del capital. ii) Permanecen en la zona pero en condiciones más difíciles porque π j, t −z > πΦj, t > π j, t . La permanencia en la zona varía dependiendo de si las minas existen realmente, o si apenas se se trata de una amenaza. En este último caso, el grado de aversión al riesgo determina el comportamiento de las personas. Hay comunidades más o menos adversas al riesgo que otras. De las encuestas y de la información secundaria sale un valor confiable de piQi (ecuación 13), sin alcanzar a terminar la ganancia como se propone en 14. Este es el punto de partida del análisis empírico, y la información que de allí resulte es suficiente para desarrollar las demás etapas de la metodología propuesta. Volviendo a la figura 1, la dinámica óptima β depende del ritmo de ganancia π, así ∂β que β = f (π). La relación entre ambas variables es positiva, > 0 . Esta situación ∂π ideal se presentaría únicamente en el caso en el que no hubiera conflicto, pero como en las zonas investigadas existe conflicto, el rango de alternativas oscila entre ψ y λ. En presencia de minas es muy factible que la población se desplace. Representamos el número de desplazados por Lˆ j . La población que permanece en la comunidad es 17.

L j, t = L j, t − z − Lˆ j, t

La pérdida en productividad en términos de capital humano, sería, 18.

u a-u -d ] X j, t = (L j, t − z − Lˆ j, t )[(e + e

La producción para la comunidad j en presencia de minas estaría dada por la siguiente expresión De acuerdo con lo anterior, la producción total de la comunidad sería,


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 21

19.

k V j, t = f1{Τj, t , L j, t , H j, t , E j, t }

= f1{Τjk, t , L j, t , X j, t } Estas variables son sencillas de obtener a través de la encuesta y, sobre todo de la información indirecta, y permiten hacer inferencias sobre las condiciones productivas de la población y su capital humano. Esta información complementa la que resulta de las l actividades productivas de la comunidad (que pueden ser agrícolas, mineras, ganaderas, silvicultura, transporte y comercio), siendo l = 1, 2, 3,..., m. Antes de la existencia de la mina, las relaciones 19 se expresan así 20.

k V j, t − z = f1{Τj, t − z , L j, t − z , H j, t − z , E j, t − z }

ˆ j, t y V ˆ j, t − z . Insistimos que Al realizar las estimaciones respectivas, se obtienen V gran parte de esta información se obtiene a través de fuentes secundarias. ˆ j, t − z > V ˆ j, t , porque el valor de la producción en un área limpia es Es evidente que V mayor que el de una área con minas. El valor de la producción del área con minas ⎧> 0 ˆ j, t ⎨ puede ser positivo, cero, o negativo, así que V . ≤ 0 ⎩ Los resultados del taller en el momento actual, TLi,t, junto con los valores estimados ˆ j, t , permiten calcular un nuevo ingreso representativo en presencia de mien 19, V nas ( Y*tM ). La M del sobreíndice significa la presencia de minas.

21.

Y*tM

⎡ Y1 ⎤ ⎢ ⎥ Y2 ˆ j, t ← ⎢ ⎥ ← TLi, t U c V ⎢ M ⎥ ⎢ ⎥ ⎣Y n ⎦

Este proceso puede ser visto como inverso del definido en la secuencia 3. Si esta relación se expresara utilizando el valor de la ganancia (ecuación 14), tendríamos,


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 22

22.

Y*tM

⎡ Y1 ⎤ ⎢ ⎥ Y2 ← ⎢ ⎥ ← TLi, t U c ~ π j, t ⎢ M ⎥ ⎢ ⎥ ⎣Y n ⎦

La comparación entre Y*t − z y Y*tM nos permite estimar el impacto de las minas. En teoría Y*t − z > Y*tM , porque antes de la mina la situación era mejor que después de la mina. La distancia ψ* = ψ - λ de la figura 1, podría leerse como. 23.

ˆ *t − z − Y *tM ψ* = ψ − λ = Y

Al producto es necesario descontarle los costos representados por los salarios, el uso de la tierra, y otros costos como, por ejemplo, el transporte de insumos y de productos. El monto salarial es w ij L ij , siendo w ij el salario que la comunidad j destina a la elaboración del producto i. El rango de bienes que produce la comunidad es i = 1, 2, 3,..., q. El costo de la tierra es z ij υ ij , en donde z ij es el precio de la tierra que necesita la comunidad j para la elaboración del producto i. De la misma manera, los costos globales del transporte son equivalentes a T ij D ij , siendo T el precio del transporte y D la distancia.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 23

3.3. CONDICIONES DE VIDA

La segunda forma de evaluar el impacto de las minas es a través de la comparación de las condiciones de vida de las familias. Puesto que no tenemos información detallada de las familias, calculamos el índice de capacidad municipal (ICM), que incluye: i) capacidad de infraestructura (I1) 23/, ii) capacidad social (I2) 24/, iii) capacidad productiva (I3) 25/, iv) capacidad fiscal (I4) 26/, v) capacidad funcional (I5) 27/, vi) matriz origen y destino (I6) 28/. La metodología es idéntica a la propuesta por González, Cardozo, Maldonado, Angulo y López (2009). A través de un análi-

23/ Infraestructura vial y de comunicaciones (vías primarias, puertos y aeropuertos, telefonía, emisoras). In-

fraestructura de servicios sociales (hospitales, centros de salud, establecimientos educativos, acueducto, alcantarillado, energía, gas, recolección de basuras, hoteles, museos, parques de recreación, teatros, clubes). Infraestructura de servicios productivos (terminales de transporte, centros de investigación, centros de acopio, plantas procesadoras, bodegas, silos, distritos de riego, molinos, plazas de mercado, matadero, frigorífico, centrales de abasto). 24/ A partir de la información del censo de 2005, hemos construido un índice de condiciones socioeconómicas

por municipio que incorpora las variables siguientes: i) Acceso a servicios. Tasa de cobertura del servicio de energía eléctrica, tasa de cobertura de acueducto y alcantarillado, tasa de cobertura del servicio de gas natural domiciliario, tasa de cobertura de servicio telefónico fijo, porcentaje de hogares a los que les recogen la basura. ii) Educación. Tasa de alfabetismo, tasa de asistencia escolar de las personas de 5 a 11 años, tasa de asistencia escolar de la población de 12 a 17 años, tasa de asistencia escolar de la población de 18 a 23 años. iii) Salud. Proporción de personas afiliadas a salud, proporción de personas afiliadas al régimen contributivo, porcentaje de la población con limitaciones permanentes, razón niño mujer de la población (menores de 5 años en el municipio sobre el total de mujeres en edad fértil), porcentaje de la población que estuvo enferma en el año anterior al censo. iv) Trabajo. Proporción de personas mayores de 15 años que trabajan, porcentaje de la población de 18 a 65 años que trabaja o ya es pensionada. v) Condiciones de la vivienda. Porcentaje hogares con 2.5 personas o más por dormitorio, porcentaje de hogares con vivienda propia, porcentaje de hogares que cocinan con agua proveniente de acueducto, porcentaje de viviendas con paredes adecuadas (paredes de ladrillo o bloque), porcentaje de viviendas con pisos adecuados (madera pulida, alfombra, baldosa, tableta, etc.), porcentaje de hogares con sanitario conectado a alcantarillado o pozo séptico. 25/ Establecimientos comerciales, establecimientos industriales, establecimientos de servicios, identificación

de productos de exportación. 26/ Ingresos tributarios, ingresos no tributarios, ingresos propios, grado de dependencia fiscal, otros ingresos,

gasto por persona. 27/ Servicios administrativos municipales (secretarías, personerías, notariado, policía, iglesia, juzgados, cárce-

les, juntas de acción comunal, bienestar familiar, gremios, cooperativas, entidades y servicios financieros, asistencia técnica). Servicios administrativos departamentales y nacionales (corporaciones regionales, Inat, Incoder, ICA, Corpoica, empresa de servicios públicos, licores, beneficencia, contraloría, procuraduría, defensoría, fiscalía, secretaría de tránsito, medicina legal, Dian, Banco de la República, Cámara de Comercio). 28/ En los movimientos de carga se hizo la diferencia entre los sectores pecuario, agrícola, manufacturero y

minero.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 24

sis de componentes principales (ACP) encontramos el factor que más incide en cada una de las variable 29/.

El análisis de componentes principales (ACP) busca un conjunto de nuevas variables (Y1, Y2, …, Yp) a partir de las existentes (X1, X2, …, Xp), de tal forma que cada variable Yk se pueda expresar como 24.

Yk = γk1X1 + γk2X2 + … + γkpXp

Los componentes principales se ordenan dependiendo de la variabilidad que puedan captar, así que Var(Y1) ≥ Var(Y2), y de manera más general, Var(Yk) ≥ Var(Yk+1), siendo k = 1, 2, …, p - 1. Sea l un entero positivo, tal que k + l ≤ p. El ACP garanp

p

k =1

k =1

tiza, además, que ∑ Var(Yk ) = ∑ Var(X k ) . Aunque el nuevo tamaño, de dimensión p, es menor que el inicial de dimensión n, puede continuar siendo muy grande. Por esta razón es importante analizar el poder Var(Yk ) explicativo que tiene cada componente con respecto al total, p . Se prefie∑ Var(Yk ) k =1

re la componente con mayor poder explicativo. Se busca la solución que maximice la relación de varianza del primer componente principal, con respecto a la variación p

total, pero sujeto a la restricción ∑ γ12j = 1 . j=1

La segunda componente principal es una combinación lineal ponderada de las variables observadas que no están correlacionadas con la primera. Capta la mayor variabilidad que no fue absorbida por la primera componente. La construcción de las otras componentes principales conserva las mismas restricciones, de tal forma que, la k-ésima componente es tal que tiene la varianza más grande entre todas las siguientes que se puedan construir. El ACP se le aplicó a las variables que hacen parte del ICM, y la primera componente se convierte en el indicador sintético. Para la construcción de cada uno de los 6 índices (Ij) se tuvo en cuenta que: i) El índice contenga el menor número de varia-

29/ Se trata del factor con mayor ponderación en la conformación del primer componente principal.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 25

bles posible. ii) Todos los coeficientes del indicador sean positivos. iii) Esté conformado por variables con un peso lejano de cero. Hemos estandarizado el indicador final. Sea Iij el indicador i (siendo i = 1, …, 6) para el municipio j. Ii min es el menor valor del indicador sintético i. Construimos un nuevo indicador Zij = Iij - Ii min, de tal forma que Zi min = 0, Zi max = Ii max - Ii min. Para evitar los valores negativos, Zij = Iij - |Ii min|. Posteriormente calculamos la relación entre los valores máximos y mínimos. I

25. I

I

I I

Ponderamos las variables de tal manera que el municipio con los mayores valores tiene un indicador de 100 puntos. La capacidad municipal (CM) sería, entonces, 26.

CM = I1 * 0.35 + I 2 * 0.08 + I3 * 0.15 + I 4 * 0.10 + I5 * 0.20 + I6 * 0.12

Así que, 27.

ICM j = ICM j1 + ICM j 3 + ICM j 5 + ICM j 6

A nivel municipal, el impacto de la mina sería 28.

ψ* = ψ - λ = ICMj,t-z - ICMj,t

También se podría estimar el impacto mediante una regresión del tipo, 29.

ICM j, t = β0 + β1 M Aj, t + β1 M Bj, t + ε j, t

ICMj,t es el índice de capacidad del municipio j en el momento t. M Aj, t representa los municipios con alta presencia de minas, y M Bj, t los municipios con baja presencia de minas. Como son variables dummy, toman el valor de 1 cuando hay minas y de cero cuando no hay.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 26

Las regiones que incluimos en el estudio tiene historias de exclusión que crean condiciones que propician el conflicto. El ICM es un indicador muy comprehensivo, pero no se encuentra a nivel de cada comunidad.

4. EL SUJETO REPRESENTATIVO Figura 3

Para determinar el sujeto representativo combinamos la información obtenida en los talleres con los datos de la Diagrama del cálculo de Geih. El diagrama (figura 3) resume el procedimiento y pérdidas el punto de llegada. Es una representación simplificada ψH de las ecuaciones que desarrollamos en la sección anterior. TL es la información de los talleres. EH representa las encuestas de hogares. Gracias a la encuesta realizaHas. da en los talleres es posible encontrar en la EH un agenÊ TL AR EH te representativo (AR) de la persona tipo de la comunidad. De los talleres obtuvimos dos tipos de informaÌ ción. Una relacionada con producción (hectáreas, tipo Y de producto, estacionalidad, etc.), y la otra con el ingreso (Y). En ambos casos se preguntó por las condiciones ψY antes y después de la mina. Estimamos la pérdida de los ingresos teniendo como criterio las hectáreas dejadas de cultivar ψH , y la pérdida de ingresos reportada directamente por las personas en el taller ψY . En ambos casos el valor tiene como referente el agente representativo. A partir del trabajo de campo es posible tener información de 409 hogares 30/. El 71.6% de los entrevistados en los talleres eran los jefes de los hogares, con una edad promedio de 49 años. El 28.4% restante también respondió las preguntas sobre los jefes del hogar al que pertenecían. Reiteremos que no se trata de una muestra probabilística de hogares afectados por las minas antipersona, y, por tanto, se deben tomar los resultados como indicativos de las situaciones analizadas. A la pregunta de si alguna persona del hogar ha presentado accidentes con minas, 22 hogares (5.4%) dijeron que sí, y 387 (94.6%) que no. El número promedio, por hogar, de personas fallecidas por causa de minas es 0.4 personas. En promedio por hogar, 0.4 personas dejaron de asistir a un centro educativo por causa de la presencia de minas.

30/ 8 de Catatumbo, 167 de Montes de María, 29 de Nariño y 205 del Oriente Antioqueño.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 27

Cuadro 2 Servicio sanitario con que cuentan los hogares Inodoro conectado a alcantarillado Inodoro conectado a pozo séptico Inodoro sin conexión Letrina A campo abierto No tiene servicio sanitario

No. 29 198 50 19 84 29

%

Fuente: Encuesta COL-LIS (2010)

7.1 48.4 12.2 4.7 20.5 7.1

Los formularios se diseñaron de tal manera que las preguntas fueran lo más parecidas posibles a las de las encuestas nacionales (censo, Geih, etc.). Resumimos algunas de las preguntas que nos sirvieron para caracterizar el hogar. El cuadro 2 resume las frecuencias relativas al servicio sanitario. El 12.2% reportó que dispone de un sanitario sin conexión, lo cual refleja una situación precaria de estas familias. El 48.4% de los hogares respondió que cuenta con

inodoro conectado a pozo séptico. Cuadro 3 El cuadro 3 contiene la composición y tamaño de los hogares entrevistados. Composición y tamaño del hogar El tamaño promedio de los hogares anAntes Hoy tes de la presencia, o de la sospecha de Nº de personas en el hogar 6.0 4.8 la existencia de minas era 6 personas. ¿Cuántos son menores de edad? 2.5 1.9 ¿Cuántas personas del hogar trabajan? 2.0 1.8 En el momento de la entrevista el ta¿Cuántas personas del hogar estudian? 2.1 1.6 maño promedio fue 4.8 personas. Fuente: Encuesta COL-LIS (2010) Habría entonces una reducción de 1.2 personas en promedio. Como explicamos en la metodología, intentamos centrar la atención en el efecto minas. Y el desplazamiento debido a las minas podría ser, en promedio, de 0.2 personas por hogar. La disminución del número de personas tiene otras explicaciones: el conflicto, los procesos normales de abandono del hogar por parte de los adolescentes, etc.

El número promedio de menores de edad antes de la presencia de minas era 2.5, y hoy es 1.9. La misma tendencia decreciente se observa en el número promedio de personas que estudian por hogar: antes de la presencia de minas era 2.1, y ahora es 1.6. No se aprecia una reducción importante en el número promedio de personas que trabajan en el hogar: antes 2.0, y ahora 1.6. El 91% de lo hogares entrevistados reportó personas afiliadas al régimen subsidiado, y apenas el 10.3% informó que tenía personas en el régimen contributivo. El servicio de mayor cobertura en las comunidades visitadas fue el de energía eléctrica [42 comunidades]. La calidad es muy heterogénea. Existe acueducto en 18 comunidades, alcantarillado en 2, telefonía celular en 18, teléfono fijo en 4, recolección de basuras en 4. En general, las comunidades del Oriente Antioqueño (OA) son


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 28

las que tienen mejor oferta de servicios. También constatamos que por lo menos 56 de las 60 comunidades disponen, al menos, de una institución educativa. De nuevo, las mejores condiciones están en el OA. Cuadro 4 Fuentes de ingresos de los hogares Obrero, empleado en empresa particular Obrero, empleado del gobierno Jornalero o peón Empleado doméstico Profesional independiente Trabajador independiente-cuenta propia Patrón o empleador Otro. ¿Cuál? Ns/Nr

Antes 2.2 3.2 38.6 0.7 0.7 45.0 1.5 6.6 1.5

Hoy 3.4 3.7 34.1 0.5 0.7 46.6 0.7 8.8 1.5

El cuadro 4 resume las principales fuentes de ingresos de los hogares. Tanto antes de las minas antipersona, como ahora, corresponden a los ingresos laborales obtenidos por jornaleros o peones, y los obtenidos por trabajadores independientes. En ambos momentos más del 80% de los hogares reportaron estas dos fuentes de ingresos como las principales.

Fuente: Encuesta COL-LIS (2010)

El ingreso promedio por hogar muestra una reducción del 42%, al pasar de $467.500 a $271.200, a pesos constantes de 2009 (este es el valor ψY de la figura 3). El cambio es significativo. De nuevo, la interpretación debe ser cuidadosa porque el “antes” depende de cada comunidad, y en los años transcurridos se presentan fenómenos covariantes, distintos a las minas, que tendrían que analizarse. De todas maneras, sí hay claros indicios - tanto por el lado del ingreso de las personas, como por el de las has. perdidas - que el efecto mina es muy relevante. Cuadro 5 Ocupación del jefe Trabajar Buscar trabajo Estudiar Oficios del hogar Pensionado Otra actividad.

Antes 86,6 2,4 2,4 6,1 0,2 2,2

Fuente: Encuesta COL-LIS (2010)

Hoy 83,1 5,1 0,5 6,6 1,5 3,2

La principal actividad del jefe, tanto antes de la presencia de minas, como en el momento de la entrevista, ha sido trabajar ( 86.6% y 83.1% respectivamente). El porcentaje de jefes que buscan trabajo se incrementó entre los dos momentos de 2.4% a 5.1% (cuadro 5).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 29

El nivel educativo del jefe del hogar se aprecia en el cuadro 6. El 44.6% de los jefes de hogar tienen como nivel educativo la básica primaria incompleta; apenas el 22.6% reportaron como máximo nivel educativo alcanzado el nivel de básica primaria completa y sólo 4.2% reportaron nivel secundaria completa.

Cuadro 6 Nivel educativo jefe del hogar No. Básica primaria completa Básica primaria incompleta Básica secundaria completa Básica secundaria incompleta Educación media completa Educación media incompleta Superior completa Superior incompleta Ninguna

92 182 17 32 14 2 8 3 58

% 22,6 44,6 4,2 7,8 3,4 0,5 2,0 0,7 14,2

Estas características de los hogares nos muestran que son familias pobres. A partir de la información disponible proponemos este hogar Fuente: Encuesta COL-LIS (2010) tipo: 5 personas en promedio, de las cuales 2 son menores. El jefe de hogar es un hombre de 47 años de edad, con nivel educativo primaria básica incompleta, y que se dedica principalmente a trabajar como independiente o jornalero en actividades agrícolas. De allí deriva su principal fuente de ingreso, que ahora puede estar alrededor de 1/2 salario mínimo mensual en promedio. Antes de la presencia de las minas su ingreso promedio mensual era de 0.9 salarios mínimos. Todos los integrantes del hogar están afiliados al régimen subsidiado de seguridad social en salud. Estas son las características del agente representativo (AR) de la figura 3.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 30

5. LAS REGIONES

Hacemos una descripción de las características socioeconómicas de las regiones y en ese contexto estimamos el valor ψH de la figura 3. 5.1. LOS MONTES DE MARÍA (MMA)

El CID, en el contexto de Odecofi, está realizando estudios sobre la existencia de región en algunas zonas del país. Ya encontró que en Montes de María (MMA) no hay región (González, Cardozo, Maldonado, Angulo y López 2009) 31/, y que esta fractura ha favorecido la consolidación de las dinámicas violentas. En MMA no existe ni un polo atractor, ni dinámicas convergentes entre los municipios. A continuación hacemos una breve caracterización de los MMA. La región de los Montes de María comprende 7 municipios del sur del Departamento de Bolívar 32/ y 8 del Departamento de Sucre 33/. En el 2005 la población era de 336.434 personas. En la metodología explicamos que uno de los criterios para determinar la incidencia relativa de las minas, es el conocimiento de las condiciones de vida de la población afectada. El ejercicio puede hacerse con información censal. Destacamos, entre otras variables, el porcentaje de cobertura de viviendas con conexiones de energía, agua y alcantarillado, que sólo alcanza el 12.8% (González, Cardozo, Maldonado, Angulo y López 2009). Esta cifra es muy baja, comparada con las coberturas de los departamentos de Bolívar (43.5%) y de Sucre (45.2%). Con respecto a Bogotá, que tiene coberturas superiores al 95%, el rezago de MMA es significativo. Otros indicadores socioeconómicos confirman el notable atraso de MMA. Por ejemplo, el 71% de la población tiene alguna NBI, y el 26% es analfabeta 34/.

31/ Tampoco hay región en el Magdalena Medio (MME). Molano (2009) llega a una conclusión similar. El

conflicto del MME no es igual al de MMA, pero en ambas condiciones es clara la forma como la exclusión secular se ha convertido en un caldo de cultivo de la violencia. 32/ San Jacinto, Carmén de Bolívar, Guamo, Zambrano, San Juan Nepomuceno, Córdoba y María la Baja. 33/ Colosó, Chalán, Morroa, Ovejas, San A. Palmito, Palmitos, San Onofre y Tolúviejo. 34/ En el país la tasa de analfabetismo es 9.6% (Dane, Censo 2005).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 31

Los suelos son muy buenos para la agricultura. No obstante, el 80% de las tierras se destina a la ganadería extensiva. El conflicto militar ha estado acompañado de una mayor concentración de la tierra 35/, de un aumento de la ganadería extensiva y de las plantaciones. Esta dinámica se ha expresado en una disminución de los cultivos de economía campesina. Los principales productos son: yuca, ñame, maíz tecnificado, palma de aceite y arroz de riego. Se estima que entre 2003 y 2007, fueron expulsadas de la región unas 49.937 personas. A partir del 2005 el ritmo del desplazamiento disminuye. El desplazamiento dejó 131.000 has. abandonadas (Fundación Red de Desarrollo y Paz de los Montes de María 2008). De acuerdo con el estudio del Pnud (2003), los principales problemas en la región de MMA son: i) Ausencia de gobernabilidad, entendida como la incapacidad de los gobernantes de conciliar las iniciativas privadas con los propósitos de la política pública. ii) Precariedad institucional, que se refleja en la ineficacia para la provisión de bienes y servicios públicos, en los bajos niveles de planeación y gestión pública, y en el poco control social. iii) La impunidad, que se observa en las profundas carencias en el cumplimiento de la justicia, las masacres y los crímenes masivos y continuos que hasta el momento no tienen “responsables” ni aplicación de penas. iv) La exclusión, la pobreza y la marginalidad, que se expresan en la precariedad de las condiciones socioeconómicas de la población montemariana. Concretándonos en la incidencia de las minas, observamos bloqueos en 4 productos: maíz en las comunidades de Hobo, Hato Nuevo, Macayepos, Mesa y San Carlos (Carmen de Bolívar), Guaimaral (Córdoba), San Agustín (San Juan Nepomuceno) y Zambrano; yuca en Hato Nuevo, Macayepos, San Carlos, Santo Domingo de Mesa, Guaimaral, San Agustín y Zambrano; plátano en las comunidades de Hato Nuevo y San Carlos; frutales en Arenas. Puesto que estos cultivos son principalmente para el autoconsumo (pancoger), la reducción del área de cultivo tiene una incidencia directa en la alimentación de la familia. Para calcular las pérdidas económicas generadas en la actividad agrícola por la presencia de minas, conjugamos la información de las comunidades con datos secunda-

35/ La forma de posesión de la tierra es determinante en las condiciones de vida de producción y de consumo.

En MMA se ha vivido la tensión entre los terratenientes que tratan consolidar el proceso de concentración de la tierra, y el movimiento campesino, que a través de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc), ha reivindicado una mejor distribución de la tierra, con consignas como “la tierra para quien la trabaja”.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 32

rios (por ejemplo, rentabilidad por hectárea según tipo de cultivo). Presentamos información de la producción física y de su valor 36/. En total, en los Montes de María, las 10 comunidades afectadas por las minas, dejan de cultivar 348.4 has., que representan una producción de 1.748 toneladas (cuadro 7). Las comunidades más perjudicadas son: San Carlos (136 has., destinadas a los cultivos de maíz, plátano y yuca) y Zambrano (100 has., de cultivos de maíz y yuca). La última columna representa el valor de la producción perdida, que la estimamos en $1.708 millones. La tercera parte corresponde a las pérdidas por plátano en San Carlos ($580 millones). Por habitante, la pérdida sería de $3 millones año y de $292.250 mes (valor ψH de la figura 3, p. 26). El significado de este valor puede entenderse mejor en el contexto socioeconómico del municipio. Para ello hemos estimado el ICM. Una vez se realice una encuesta más detallada - y no sólo una prueba piloto - el ICM se podría estimar para todos los municipios de todas las regiones.

Cuadro 7 Comunidades de los Montes de María afectadas por minas. Hectáreas perdidas por las minas, toneladas dejadas de producir y valor perdido al año (millones de pesos 2010) Municipio

Comunidad El Hobo Hato Nuevo Macayepos

Carmen de Bolívar

Mesa San Carlos Domingo Mesa

Córdoba San Jacinto S. Juan Nepomuc. Zambrano

Guaimaral Arenas San Agustín Zambrano

Maíz Maíz Yuca Maíz Yuca Maíz Maíz Plátano Yuca

30.0 15.1 3.0 5.0 10.0 7.0 20.0 96.0 20.0

Prod. afect. (ton.) 45.0 22.7 36.0 7.5 120.0 10.5 30.0 528.0 240.0

Yuca Maíz Yuca Frutales Maíz Yuca Maíz Yuca

3.0 15.1 12.1

36.0 25.7 109.2

39.6 12.8 120.2

4.0 4.0 4.0 55.0 45.0

75.2 7.2 40.0 82.5 333

150.4 3.6 44.0 41.2 366.3

348.4

1.748.6

1.708.0

Cultivo

Has.

Valor millon. 22.5 11.3 39.6 3.7 132.0 5.2 15.0 580.8 264.0

Fuente: Cálculos del CID para COL-LIS. Primero y segundo contacto 2010. El cuadro combina datos primarios obtenidos de la encuesta realizada por COL-LIS, y de fuentes secundarias, entre las que mencionamos el Ministerio de Agricultura (2010).

36/ Entre las series de precios que utilizamos, mencionamos la de Corabastos (2010), el Ministerio de Agricul-

tura (2010).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 33

Cuadro 8 El cuadro 8 resume los valores Indices de capacidad de los municipios que hacen parte de los Montes de de nuestro ICM. María (2009) Para tener el paÍndices I1 I2 I3 I4 I5 I6 norama general, Municipio Infr. Soc Prod Fiscal Func Or-Des Tot Tot* presentamos el Tolu Viejo 1.57 2.24 0.24 5.68 0.95 0.20 10.88 100.0 conjunto de muCar. de Bolivar 3.61 0.90 1.01 0.39 3.60 0.13 9.65 88.7 San Jacinto 0.67 2.31 0.74 3.91 0.08 0.01 7.72 71.0 nicipios y no sólo Coloso 1.76 0.01 5.04 0.22 7.02 64.5 los que han reciSan Onofre 1.11 0.65 0.40 1.77 0.77 0.19 4.89 44.9 Ovejas 0.08 2.37 0.16 2.24 0.18 0.05 5.08 46.7 bido el impacto J. Nepomuceno 0.34 2.88 0.46 0.65 0.08 0.36 4.76 43.8 Los Palmitos 0.01 2.61 0.39 0.10 0.36 3.47 31.9 de las minas. El Zambrano 1.04 2.32 0.40 0.16 0.19 0.05 4.14 38.1 orden está en Maria la Baja 1.03 1.32 0.60 0.94 0.01 0.15 4.05 37.2 Chalan 1.71 1.26 0.04 3.01 27.7 función de los Morroa 0.03 1.25 0.08 1.45 0.14 0.00 2.94 27.0 puntajes de la El Guamo 0.02 1.03 0.03 0.63 0.07 0.36 2.14 19.7 Palmito 0.11 0.07 1.92 0.01 0.01 2.13 19.6 última columna. Cordoba 0.48 0.33 0.14 0.95 0.04 0.05 2.00 18.4 La mejor situamunicipios sombreados son los del cuadro 7 (p. 32). ción es la de Tolú Los Tot* significa puntaje estandarizo. Los municipios se ordenaron de acuerdo con este puntaje. Viejo, y le sigue Fuente: González, Cardozo, Maldonado, Angulo y López (2009) Carmen de Bolívar. El municipio en la peor condición es Córdoba. Debe tenerse presente que en el conjunto del país estos puntajes son muy bajos. Se trata, entonces, de municipios con muy poco nivel desarrollo. Y, peor aún, no han consolidado dinámicas que permitan la convergencia. Al no existir una región (polo atractor más convergencia) en MMA, estos municipios tienen una alta probabilidad de generar procesos endógenos perversos. Obviamente, el conflicto armado ha agudizado aún más la precariedad de las condiciones de vida de los habitantes de MMA.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 34

Cuadro 9

Para reafirmar las precarias condiciones de vida de las personas que viven en estos municipios, mostramos el porcentaje de personas con necesidades básicas insatisfechas (NBI). El mejor municipio es los Palmitos y el peor San Jacinto (cuadro 9). Debería decirse, mejor, que el Guamo es el municipio que menos mal está. Como punto de referencia debe tenerse presente que en el 2005, el porcentaje de NBI para el conjunto del país era 27.63%, y para las 13 áreas metropolitanas de 19.51%.

Porcentaje de personas con alguna necesidad básica insatisfecha (NBI) MMA - 2005.

El cuadro 10 resume los principales ingresos fiscales de los municipios de MMA. Los recursos tributarios relevantes son predial, industria/comercio y la sobre tasa a la gasolina. Los principales ingresos de las localidades son predial e industria/comercio. El cuadro 11 muestra las participaciones del predial y del impuesto de industria y comercio en los ingresos corrientes. Las participaciones son muy bajas.

Los Palmitos Ovejas Toluviejo Zambrano Guamo Maria la Baja Morroa San Onofre Juan Nepomuceno Córdoba Chalan Palmito Coloso Carmen de Bolívar San Jacinto

54.7 55.5 55.8 55.9 59.1 60.0 61.5 65.1 67.9 70.2 71.0 73.4 81.5 93.4 94.4

Fuente: Dane, Censo 2005

Cuadro 10 Ingresos de los municipios de los Montes de María (MMA). Millones de pesos corrientes 2000 Ingresos totales 1. Ingr. corrientes 1.1 Tributarios 1.1.1. Predial 1.1.2. Ind. comercio 1.1.3. Sob. gasolina 1.1.4. Otros 1.2. No tributarios 1.3. Transferencias 1.3.1. Nacionales 1.3.2. Otras 1.3.3. SGP 2. Ingresos capital 2.1. Regalias 2.2. Cofinanciacion 2.3. Otros

55.944 47.493 1.616 488 203 614 310 290 45.588 4.478 2 41.108 8.451 3.749 734 3.968

2001 78.831 61.099 3.004 918 650 1.109 328 678 57.417 7.839 49.578 17.731 6.163 1.132 10.436

2002 111.521 82.723 3.515 1.053 719 1.019 725 2.357 76.851 8.124 68.727 28.798 9.226 8.560 11.012

2003 83.345 73.902 3.787 1.073 734 1.135 845 1.248 68.867 12.059 68 56.739 9.443 7.240 869 1.334

2004 99.035 89.624 4.249 1.474 882 1.156 737 1.499 83.876 9.052 74.824 9.411 8.924 155 332

2005 87.515 80.749 5.302 1.346 1.030 1.992 934 452 74.995 8.288 3 66.703 6.766 5.168 349 1.250

2006 73.067 66.088 5.462 1.613 1.484 1.027 1.338 765 59.860 7.306 151 52.403 6.979 5.621 584 774

2007 107.243 94.266 15.708 3.649 6.417 987 4.655 1.921 76.637 9.092 213 67.332 12.976 8.797 1.614 2.565

2008 163.130 145.069 8.412 2.943 1.931 1.472 2.066 630 136.027 11.967 108 123.953 18.061 16.107 783 1.171

SGP son los recursos del sistema general de participaciones. En todos los casos, se trata de ejecuciones presupuestales Fuente: Cálculos de CID para Odecofi a partir de la Contraloría General de la República (CGR) y del DNP.

Como explicábamos en la parte metodológica, la única forma de entender lo que podría estar pasando a nivel de las comunidades visitadas es a través de las respuestas que nos dieron los participantes en los talleres. Además de los comentarios que


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 35

Cuadro 11 Montes de María. Participación (%) del predial y de industria y comercio en los ingresos corrientes

2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008

Pr/Corr

IC/Corr

1.03 1.50 1.27 1.45 1.64 1.67 2.44 3.87 2.03

1.03 1.50 1.27 1.45 1.64 1.67 2.44 3.87 2.03

Pr. es el impuesto predial, Corr. son los ingresos corrientes, IC es el impuesto de industria y comercio.

hicimos a propósito de la educación, observamos en el momento de la entrevista, el 75% de las comunidades cuenta, por lo menos, con una infraestructura en salud 37/. La existencia de la infraestructura no quiere decir que el funcionamiento sea adecuado 38/. No hay ningún servicio de salud en: Corralito, Hato Nuevo, Las Palmas, Mesa, San Agustín y Santo Domingo.

5.2. EL ORIENTE ANTIOQUEÑO (OA)

Comenzamos con una breve descripción del OA. Allí hay cuatro subregiones: Bosques 39/, Embalses 40/, Páramos 41/ y Valle de San Nicolás (o Altiplano) 42/. Incluyen 23 municipios, que ocupan el 11% del territorio departamental (7.021 km2). El OA tiene 552.906 habitantes, equivalentes al 9.2% de la población del departamento de Antioquia.

Fuente: Cuadro 10

En el período intercensal (1993 y 2005) el departamento de Antioquia se ha urbanizado. En 1993 el 70.1% de la población vivía en el resto y el 29.8% en las cabeceras. En el 2005 la relación fue de 64.1% y 35.8%, respectivamente. Las diferencias entre las subregiones son evidentes. Los mayores niveles de urbanización se han presentado en el Valle de San Nicolás 43/. La producción tiene encadenamientos con las empresas del área metropolitana de Medellín. El OA, especialmente el Altiplano, abastece productos agrícolas, materias primas y bienes intermedios al área metropolitana del Valle de Aburra y Medellín.

37/ La categoría “infraestructura” en salud es muy ambigua. Incluye: centro de salud, puesto de salud, promo-

tores de salud, hospital, farmacia, presencia de la Cruz Roja. 38/ De hecho, en 38% de las comunidades que dijeron tener infraestructura de salud, en el 38% no funciona. 39/ Los municipios de Cocorná, San Francisco y San Luís. 40/ Alejandría, Concepción, Granada, Guatapé, Peñol, San Carlos y San Rafael41/ Abejorral, Argelia, Nariño y Sonsón. 42/ Carme de Viboral, Guarne, La Ceja, La Unión, Marinilla, El Retiro, Rionegro, San Vicente y Santuario. 43/ Los elementos básicos del diagnóstico hacen parte del estudio CID-Odecofi.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 36

Entre 19993 y 2005, los municipios de San Carlos, Granada, Alejandría y San Rafael tuvieron una reducción de su población cercana al 50%, en gran parte debido al desplazamiento forzado (Marín 2008) 44/. Los municipios del Altiplano son los que registran mayor crecimiento poblacional: Guarne (68%), La Ceja (66%), La Unión (64%), Rionegro (53%), Marinilla (46%) y Retiro (45%). En general, la población presenta una tasa de crecimiento negativa en las subregiones de los Embalses y del Páramo, mientras que el Altiplano el crecimiento es superior al promedio departamental. El OA Es una región estratégica en el desarrollo regional y nacional por su biodiversidad, climas, suelos y, fundamentalmente, por disponer de un importante sistema eléctrico, energético y vial, tanto local como nacional (Gómez 2000). Abastece de agua, energía hidroeléctrica, alimentos, e insumos para la transformación industrial al departamento de Antioquia y al Valle de Aburrá. Se caracteriza también por su alta actividad turística alrededor de los embalses, por el cultivo de flores para exportación, y por el desarrollo de la industria manufacturera. En general, las condiciones de vida de los municipios del OA son mejores que las observadas en MMA, tanto por los resultados del ICM (cuadro 12), como por el porcentaje de NBI (cuadro 14).

44/ Según los registros de la Red de Solidaridad Social, entre 1995 y el 2002, el oriente expulsó cerca de

40.109 personas que representan el 6.8% de la población regional. Solamente en el 2002 salieron 14.998 personas.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 37

El cuadro 12 presenta el índice de capacidades. Los valores son equivalentes a los del cuadro 8 (p. 33), y siguen la misma metodología. Medellín no es del OA, pero incluimos su puntaje como referencia para mostrar Rionegro, que es la principal ciudad del OA converge hacia Medellín y, además, tiene una centralidad que hala la dinámica de la subregión del Altiplano. El círculo virtuoso que se ha creado en el OA ha permitido compensar algunos de los daños causados por el conflicto armado.

Cuadro 12 Indice de capacidad de los municipios (ICM) del Oriente Antioqueño (2009) Medellin Rionegro Marinilla Guarne El Santuario La Ceja Carmen Viboral La Union Retiro Cocorna San Vicente Peñol Granada Sonson San Rafael San Luis Abejorral San Carlos Guatape Nariño Alejandria Argelia Concepcion San Francisco

100.0 95.3 48.4 39.1 35.8 34.0 26.4 21.4 21.2 14.7 14.1 13.6 12.3 11.8 11.0 10.6 10.5 10.0 5.7 4.8 3.8 1.8 1.2 1.1

En el Oriente Antioqueño obComunidades del Oriente Antioqueño afectadas por minas. Hectáreas perdidas por las minas, to- servamos obsneladas dejadas de producir y valor perdido al trucción en cinaño (millones de pesos 2010) co tipos de cultivos: yuca (60 Prod. Has afecta- Valor has.), plátano Municipio Comunidad Cultivo . da (mill.) (40 has.), frijol (ton.) San Carlos El Chocó Café 25 20 129.4 (50 has.) y maíz Carmén ViLa Chapa Pino 5 7.5 (50 has.), café boral Yuca 60 246 270.6 (25 has). El rePlátano 40 40 32.1 sumen de las San Luis Salambrina Maíz La metodología es la 50 30 15.0 misma que la del cuadro 8 Frijol 50 70 63.0 pérdidas se pre(p. 33). 230 413.5 510.1 senta en el cuadro 13 45/. En Fuente: Cálculos del CID Fuente: Cálculos del CID para COL-LIS. Primero y seOdecofitotal se dejan de gundo contacto 2010. cultivar 413.5 El cuadro combina datos primarios obtenidos de la enhas., que equivalen a $510.1 millones. cuesta realizada por COL-LIS, y de fuentes secundarias, entre las que mencionamos el Ministerio de AgriDebe tenerse en cuenta que, con excultura (2010). cepción de pino, estos productos hacen parte de la canasta de consumo básica. Ello significa que además del daño económico directo, las minas también afectan la seguridad alimentaria de las comunidades. Cuadro 13

Las pérdidas, mes/habitante, son muy altas. En el Choco la pérdida mensual sería de $118.529, equivalente al 44% del ingreso promedio de un jefe de hogar representativo. Y en Salambrina es de $373.137, que equivaldría al 138% del ingreso promedio del jefe de hogar representativo (valor ψH de la figura 3, p. 26).

45/ No incluimos el valor de la producción de pino porque la información disponible es poco confiable.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 38

Cuadro 14 Porcentaje de personas con alguna necesidad básica insatisfecha (NBI) OA - 2005 Retiro Rionegro La Ceja Guatapé Marinilla Guarne Carmen de Viboral La Unión Santuario Peñol Concepción Granada San Vicente San Carlos Alejandria San Luis Sonson Abejorral Nariño San Rafael Cocorná Argelia San Francisco

12.2 12.5 13.8 14.5 14.6 17.7 18.0 18.4 20.7 21.5 25.9 27.3 29.9 32.4 33.1 33.6 33.7 33.9 34.2 35.1 36.2 39.0 49.9

En términos del NBI (cuadro 14), el OA está mucho mejor que MMA (cuadro 9, p. 34). El peor municipio del OA, San Francisco [49.9%], tiene un NBI inferior al mejor municipio del MMA, Los Palmitos [54.7%]. Estas condiciones favorables también se reflejan en las respuestas que obtuvimos en el trabajo de campo. En el momento de la entrevista, el 91.7% de las comunidades cuenta, por lo menos, con una infraestructura en salud. En algunas comunidades advierten que el acceso es distante y difícil. El cuadro 15 muestra el ICV de los municipios del OA. Al final hemos incluido a Medellín para tener un punto de referencia. La situación de estos municipios es muy superior a la de MMA, Catatumbo y Nariño.

Los cuadros 16 y 17 resumen la situación fiscal de los municipios del OA. La participación del predial en los ingresos corrientes es considerablemente mayor que la de MMA, Catatumbo y Nariño. Reiteramos nuestra constaFuente: Dane, Censo tación anterior: mientras mayor sea la capaci2005 dad de la función distributiva, mejores son las condiciones de vida de la población.

Cuadro 15 Indice de condiciones de vida (ICV) - OA - 2005 Carmen Viboral Guarne La Ceja La Unión Marinilla El Retiro Rionegro San Vicente El Santuario Cocorná San Francisco San Luis Alejandría Concepción Granada Guatapé El Peñol San Carlos San Rafael Abejorral Argelia Nariño Sonsón Medellìn

76.85 73.95 82.99 73.54 79.03 79.40 85.22 59.63 76.04 60.22 58.74 67.23 67.18 62.32 68.02 81.93 72.72 71.42 67.23 60.09 60.76 61.47 67.32 87.71

Fuente: Cálculos del CID a partir de DNP, Dane, Censo 2005


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 39

Cuadro 16 Ingresos de los municipios del Oriente Antioqueño. Millones de pesos corrientes 2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

155.398 133.311 37.971 12.751 13.760 4.072 7.388 13.715 81.624 8.567 7.230 65.827 22.087 262 3.457 18.367

157.036 134.932 38.574 15.047 11.802 4.781 6.943 13.570 82.788 8.042 9.085 65.661 22.104 1.704 3.005 17.395

183.325 149.047 43.411 16.005 12.108 4.907 10.392 11.530 94.106 8.267 10.224 75.615 34.278 1.561 7.585 25.132

181.351 151.248 47.288 20.147 13.129 6.380 7.631 12.507 91.453 9.457 2.486 79.511 30.104 677 4.963 24.463

190.190 161.879 56.727 21.991 15.816 3.472 15.448 12.140 93.013 10.741 1.319 80.952 28.311 905 3.121 24.285

222.259 179.747 66.345 25.767 17.429 9.471 13.679 15.054 98.348 9.933 1.562 86.853 42.512 576 6.381 35.554

243.964 205.371 80.067 29.301 21.155 11.797 17.814 14.770 110.534 11.019 1.995 97.520 38.593 137 27.770 10.686

319.142 247.604 104.142 32.070 26.661 13.416 31.995 16.751 126.710 11.573 1.417 113.720 71.538 229 55.082 16.227

Ingresos totales 1. Ingr. corrientes 1.1. Tributarios 1.1.1. Predial 1.1.2. Ind. comercio 1.1.3. Sob. gasolina 1.1.4. Otros 1.2. No tributarios 1.3. Transferencias 1.3.1. Nacionales 1.3.2. Otras 1.3.3. SGP 2.Ingresos capital 2.1. Regalias 2.2. Cofinanciacion 2.3. Otros

2008 341.885 277.628 123.344 33.891 29.667 14.566 45.221 16.449 137.836 14.797 1.408 121.630 64.257 344 46.058 17.856

SGP son los recursos del sistema general de participaciones. En todos los casos, se trata de ejecuciones presupuestales Fuente: Cálculos del CID para Odecofi a partir de la Contraloría General de la República (CGR) y del DNP.

Cuadro 17 Oriente Antioqueño. Participación (%) del predial y de industria y comercio en los ingresos corrientes Pr/Corr 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008

9.6 11.2 10.7 13.3 13.6 14.3 14.3 13.0 12.2

IC/Corr 10.3 8.7 8.1 8.7 9.8 9.7 10.3 10.8 10.7

Pr. es el impuesto predial, Corr. son los ingresos corrientes, IC es el impuesto de industria y comercio. Fuente: Cuadro 16

Los logros son muy desiguales, porque las condiciones del Altiplano son muy distintas a las de las demás regiones. El conflicto interno ha tenido un impacto muy negativo en el OA. Los municipios de la zona se han visto afectados por: desplazamiento, bloqueos, existencia de campos minados, incidentes y accidentes por minas antipersonal (MAP) y municiones sin explotar (Muse), vinculación de niños, niñas y jóvenes a los grupos armados, masacres, homicidios, secuestros, amenazas, atentados y muertes selectivas.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 40

5.3. EL CATATUMBO

Por razones de seguridad, no pudimos terminar el trabajo de campo en las regiones de Catatumbo y Nariño. No se visitaron todas las comunidades que se habían planeado. Aunque en ambas regiones hubo problema, el trabajo avanzó un poco más en Nariño. Los datos corresponden a Tibú (Petrolea) en la región de Catatumbo, y Tumaco y Barbacoas en el departamento de Nariño. Para estimar las pérdidas seguimos una metodología similar a la de MMA. Las características el conflicto están asociadas, además del tipo de actor, a las características geográficas y económicas de las regiones, incluyendo las actividades ilícitas como el narcotráfico, los cultivos ilícitos, el transporte de armas, entre otros. En este contexto, la colocación de minas es parte de la estrategia de control del territorio. El Catatumbo es una de las tres subregiones 46/ que componen el departamento de Norte de Santander. La subregión Catatumbo (SRC) 47/ es ser montañosa y selvática, con altas precipitaciones y clima húmedo. En la SRC está el parque natural “Catatumbo Bari”, que tiene 158.000 has. y colinda con los resguardos indígenas Motilón Bari y Cataluña. En el Norte de Santander la presencia de grupos armados es significativa a partir de los 80 48/. Hay diversos factores que explican esta dinámica violenta. Mencionamos algunos: la producción de coca y petróleo, la estratégica ubicación con respecto a Venezuela, la pobreza y la desigualdad. En el Norte de Santander operaban principalmente dos estructuras paramilitares que hacían parte del Bloque Norte comandado por Salvatore Mancuso. La primera, el Bloque Móvil Catatumbo, establecido en los municipios de Tibú, en la zona de La 46/ Las otras dos subregiones son Motilones (Serranía de los Motilones) y Santurbán (Nudo de Santurbán). 47/ La SRC está conformada por diez municipios: Convención, El Carmen, Hacarí, El Tarra, Tibú, San Calix-

to, Sardinata, La Playa, Ocaña y Teorama. 48/ Al comienzo está la guerrilla. Los paramilitares llegan en los noventa. El ELN tiene presencia en la re-

gión desde 1976, con los frentes Camilo Torres, asentado particularmente en la serranía del Perijá, y el frente Carlos Armando Cacua Guerrero, que integraban el denominado Frente de Guerra Nororiental, reconocida como la unidad mayor más importante de este grupo. El ELN también hace presencia en la región con las compañías “Héroes del Catatumbo”, “Colectivo Héctor” y “Comandante Diego”. En los ochenta las Farc tienen presencia en el Catatumbo a través del Frente 33, y de las columnas móviles “Resistencia del Barí” y “Arturo Ruiz”.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 41

Gabarra, El Tarra, Hacarí y San Calixto, con influencia en municipios como Teorama, Convención y El Carmen. El segundo bloque, “Frente la Gabarra”, se asentó en los municipios de Tibú, El Tarra, Sardinata, San Calixto, Convención y Teorama, con fuerte influencia en 11 municipios del departamento. En la segunda mitad de los noventa, y con la escalada expansiva de los grupos paramilitares y de autodefensas, el Catatumbo se consolida como el territorio estratégico de estos grupos para acceder al control territorial de la región norte del país que va desde el Catatumbo hasta la zona de Urabá. En el 2005 los grupos paramilitares de la región del Catatumbo se acogen al proceso de desmovilización. Sin embargo, igual que sucedió en el resto del país, se crearon los denominados grupos “neoparamilitares”. La presencia del Estado se ha reducido a brindar protección a la infraestructura petrolera” (Cerac, Col Lis 2009). En síntesis, la primera etapa del conflicto abarca el periodo 1999 y 2002, y corresponde principalmente a acciones unilaterales y de enfrentamientos entre los grupos del ELN y los paramilitares. La segunda etapa de intensificación del conflicto tiene lugar entre 2003 y 2008. Este último año aumenta la actividad e las fuerzas estatales, hay una reactivación militar del ELN y de los grupos paramilitares (Cerac, ColLis 2009). En el último período los municipios más afectados han sido Ocaña, Tibú, Carmen y Convención. Cuadro 18 Porcentaje de personas con alguna necesidad básica insatisfecha (NBI) - Catatumbo - 2005 Cúcuta Convención El Carmen El Tarra Hacari La Playa Ocaña San Calixto Sardinata Teorama Tibú Norte Santander

23.24 45.10 66.53 73.11 79.18 50.83 26.16 73.89 53.30 56.53 56.76 30.43

El cuadro 18 muestra el porcentaje de personas con alguna NBI insatisfecha. El promedio departamental es 30.43%. Con excepción de Cúcuta y Ocaña, el resto de municipios tiene un NBI superior al promedio nacional (27.63%, ver, p. 34). La situación es especialmente precaria en Hacari, San Calixto y el Tarra. Hay población indígena de la comunidad Motilón Barí (familia Arawac), que se concentra principalmente en los municipios de Carmen, Convención, y Teorama. El resguardo Catalaura habita en los municipios de Tibú y el Tarra 49/.

Fuente: Dane, Censo 2005

49/ De acuerdo con el Dane, esta población está integrada por 417 familias y 2.739 personas.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 42

De nuevo (cuadro 19), fuera de Cúcuta y de Ocaña, las condiciones de vida son muy precarias. Las principales actividades económicas de los municipios que conforman la región del Catatumbo del Departamento de Norte de Santander, están asociadas a la explotación del sector primario, especialmente las relacionadas con la producción agropecuaria y la explotación petrolera y minera. En servicios, sobresale el comercio minoritario ofrecido por pequeños establecimientos de víveres y de productos básicos. Uno de los problemas estructurales de la región es la falta de vías. En el 80% de los municipios no hay integración vial (Loingsigh 2008). La importancia geopolítica y geoeconómica de la región del Catatumbo tiene que ver, además, con las potencialidades del comercio (legal e ilegal) que genera la frontera con Venezuela.

Cuadro 19 Indice de condiciones de vida (ICV) - Catatumbo - 2005 Cúcuta Convención El Carmen El Tarra Hacari La Playa Ocaña San Calixto Sardinata Teorama Tibú

82.34 57.15 50.97 47.90 40.93 50.87 77.63 43.18 58.44 47.52 58.42

Fuente: Cálculos del CID a partir de DNP, Dane, Censo 2005

En cuanto a la producción agropecuaria, predominan los cultivos tradicionales, destinados principalmente al consumo familiar, con bajos rendimientos y poco excedente, que se comercializan en los mercados municipales de la región. Se destacan los cultivos de café, cacao, plátano, maíz, yuca, caña, frutales, cebolla “ocañera”, fríjol y tomate, con bajos niveles tecnológicos. No obstante, algunos cultivos como cebolla, tomate, cacao y café tienen un tecnología relativamente mejor, que les ha permitido una comercial intermunicipal (cebolla y tomate), y nacional (café y cacao). En la región también se siembra palma en el corregimiento de Campo Dos en el municipio de Tibú 50/. La explotación petrolera, acuífera y de carbón son actividades económicas muy importantes de la región pero por su naturaleza extractiva se caracterizan por ser economías de enclave. Sin duda, la baja calidad de vida tiene relación con las dinámicas perversas que ha generado la economía extractiva. En Catatumbo tiene todo el sentido la misma pregunta angustiosa que se hacía De Roux en el Magdalena Medio: “¿Por qué una región tan rica tiene tanta gente en la pobreza?” (Angulo 2009, p. 22). En el sector pecuario se destaca, especialmente en las partes bajas, la ganadería extensiva de doble propósito. Hay problemas en el manejo de suelos, praderas y pasturas. Los rendimientos son bajos debido, principalmente, al sobrepastoreo y a la intensidad del conflicto. La producción de especies menores (porcícola y avícola) es de menor importancia, y se destina al autoconsumo. La producción agropecuaria de

50/ Este cultivo fue promovido por Carlos Murgas Guerrero, socio mayoritario de la empresa Hacienda Las

Flores Ltda y de la planta extractora Catatumbo.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 43

la región no genera excedentes ni volúmenes suficientes para atender las demandas del mercado interno. La región también tiene grandes extensiones de cultivos ilícitos de coca y amapola (2.673 has., en el 2008), particularmente en los municipios de Tibú (1.033 has.), El Tarra (480 has.), Sardinata (463 has.), Teorama (296 has.), El Carmen (285 has.), San Calixto (62 has.) y Convención (54 has.). La producción ilegal se distribuye en una amplia zona del departamento. El control territorial de los grupos ilegales se refleja en altos índices de concentración de la tierra, ilegalidad en la propiedad y titulación, procesos de desplazamiento forzoso y colonización inducida (ampliación de fronteras agrícolas para nuevos cultivos ilegales y legales), el incremento de población flotante (“raspachines”), la profundización de la violencia y sus formas de intervención (masacres, desapariciones, asesinatos selectivos, etc), y la imposición de “nuevos valores y normas sociales” en la población. La coca tiene una incidencia notable en la economía regional. Impacta el uso del suelo. Además, al utilizar la hoja de coca como “moneda” para adquirir los productos básicos de consumo familiar, no sólo aumenta el precio de la tierra, sino también el de los productos de primera necesidad. Se produce un fenómeno típíco de “enfermedad holandesa” 51/. La coca también genera una alta contaminación ambiental, del agua y un deterioro de lo suelos por el uso de agroquímicos.

51/ Corden y Neary (1982) muestran que la “enfermedad holandesa” termina reflejándose en des-

industrialización.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 44

Cuadro 20 Ingresos de los municipios de Catatumbo. Millones de pesos corrientes 2000 Ingresos totales 1. Ingr. corrientes 1.1 Tributarios 1.1.1. Predial 1.1.2. Ind. comercio 1.1.3. Sob. gasolina 1.1.4. Otros 1.2. No tributarios 1.3. Transferencias 1.3.1. Nacionales 1.3.2. Otras 1.3.3. SGP 2. Ingresos capital 2.1. Regalias 2.2. Cofinanciacion 2.3. Otros

53.590 46.381 3.797 1.693 663 340 1.102 2.773 39.811 9.222 43 30.546 7.208 1.802 604 4.803

2001 50.793 45.804 3.403 1.856 671 110 766 3.021 39.380 5.760 33.620 4.988 1.508 315 3.165

2002 64.573 56.570 4.997 2.130 885 710 1.272 3.972 47.602 5.513 42.089 8.002 2.848 1.307 3.847

2003 66.260 59.948 7.987 2.497 958 2.937 1.594 2.940 49.021 5.641 81 43.299 6.313 3.024 253 3.036

2004 70.896 65.347 7.867 3.375 976 1.683 1.833 3.882 53.598 6.012 12 47.575 5.549 3.446 80 2.022

2005 78.603 70.579 8.186 3.709 1.041 1.528 1.907 2.016 60.377 7.292 47 53.038 8.024 2.593 3.188 2.243

2006 86.266 78.633 10.273 3.956 1.659 1.920 2.738 3.522 64.838 7.733 806 56.299 7.633 5.669 611 1.353

2007 99.390 87.375 12.665 4.525 2.579 2.395 3.166 2.880 71.831 8.110 339 63.382 12.015 5.799 2.186 4.030

2008 128.280 113.720 12.105 5.323 2.617 907 3.257 3.087 98.528 9.953 836 87.739 14.560 8.294 1.628 4.638

SGP son los recursos del sistema general de participaciones. En todos los casos, se trata de ejecuciones presupuestales Fuente: Cálculos de los autores a partir de la Contraloría General de la República (CGR) y del DNP.

Como en los casos anteriores, resumimos la situación fiscal de los municipios del Catatatumbo (cuadro 20). La capacidad fiscal es mínima (cuadro 21), y ello reafirma las constataciones previas sobre la poca viabilidad y autonomía de estos municipios.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 45

Cuadro 21 Catatumbo. Participación (%) del predial y de industria y comercio en los ingresos corrientes Pr/Corr 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008

3.6 4.1 3.8 4.2 5.2 5.3 5.0 5.2 4.7

IC/Corr 1.4 1.5 1.6 1.6 1.5 1.5 2.1 3.0 2.3

5.4. NARIÑO

No incluimos todo el departamento sino que hacemos énfasis en las zonas donde se localizan las comunidades más afectadas por las minas, que corresponden a las siguientes subregiones del departamento: Centro Occidental (La Llamada, Ricaurte, Samaniego y Santacruz), Norte Andina 52/ (Cumbitara y Policarpa) y Costa Pacifica (Barbacoas y Tumaco).

Las subregiones de la Costa Pacífica y Andina son una zona estratégica por su salida al mar. Además, el territorio de frontera estimula la presencia de todas las manifestaciones y grupos armados en conflicto: guerrilla (Farc, Fuente: Cuadro 20 ELN), paramilitares, neoparamilitares (Águilas Negras, Rastrojos, ONG, etc.) y la fuerza militar del Estado. Todos están en disputa por el control y la “seguridad” del territorio. La presencia de los grupos armados comenzó en los ochenta con la incursión del octavo frente de las Farc en los municipios de Cumbitara, Policarpa, Rosario y Leiva. Esta primera intervención se caracterizó por las acciones de control político a los gobiernos locales. Luego, en la misma década, se establece el 29 frente de las Farc en la subregión de la Costa Pacífica, el sur y sor occidente del departamento. El ELN aparece en la región hacia finales de la misma década (1988), con una fuerte presencia en Pasto. Hacia finales de los noventa incursionan en Nariño los grupos de autodefensa, con el Bloque Libertadores del Sur. Primero se ubican en los territorios dominados por las Farc y, posteriormente, escalan todo el territorio departamental, especialmente los municipios productores de cultivos ilícitos. Pr. es el impuesto predial, Corr. son los ingresos corrientes, IC es el impuesto de industria y comercio.

A partir del 2001 el conflicto se acentúa, debido a las estrategias de seguridad y a las operaciones de fumigación implementadas a través del Plan Colombia en el departamento de Putumayo (2001-2005). Estas acciones hicieron que los cultivos de ilícitos (coca y amapola) y procesamiento de la pasta se desplazaran y se trasladaran hacia el departamento de Nariño, particularmente los municipios de Barbacoas, El Charco, Tumaco, Cumbitara, Francisco Pizarro, Magui, Roberto Payan e Ipiales. Las actividades del narcotráfico se consolidan, especialmente en la subregión de la

52/ Esta subregión concentra el mayor número de pobladores del departamento (78%).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 46

Costa Pacífica, reconocida como la “ruta del narcotráfico”. El proceso de desmovilización de los grupos de AUC y de paramilitares promovido e iniciado por el gobierno central no redujo la presencia de estos grupos en el departamento de Nariño 53/. El desplazamiento ha afectado los municipios de Tumaco, Barbacoas, Ricaurte, Samaniego, Los Andes, Sotomayor, San Lorenzo, Taminango y Pasto. Tumaco y Barbacoas están muy afectados por las minas. De acuerdo con el plan de desarrollo municipal, el 76% de la población de Barbacoas se reconoce como raizal, palenquero, negro, afrocolombiano o afrodescendiente, el 15% como indígenas del pueblo AWA de la Unidad Indígena del Pueblo AWA Unipa, y el 8% como población mestiza.

53/ Los viejos grupos se presentan con otros nombres: “Mano Negra”, “Hombres de Negro”, “Aguilas Ne-

gras”, “Organización Nueva Generación”, “Los Rastrojos”. Estos ejércitos han estado vinculado a la producción de palma y al narcotráfico.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 47

Cuadro 22 Comunidades de Catatumbo y Nariño afectadas por minas. Hectáreas perdidas por las minas, toneladas dejadas de producir y valor perdido al año (millones de pesos 2010) Municipio

Comunidad

TibúCatatumbo

Petrolea

Albi BarbacoasNariño

Bocas de Uli (NariñoBarbacoas.) Bucheli (NariñoTumaco)

TumacoNariño

Guayacana (NariñoTumaco) LlorenteInda (NariñoTumaco)

Cultivo Cacao

Has.

Prod. afect. (ton.)

Valor millon.

5.0

3.0

13.8

Frutales Maíz Plátano Yuca Frutales Plátano Yuca Cacao Frutales Maíz Plátano Yuca Cacao Plátano Yuca Maíz

0.5 0.3 0.4 0.2 1.0 1.0 1.0 3.0 3.0 3.0 3.0 3.0 320.0 290.0 40.0 50.0

3.2 0.9 2.0 1.0 7.1 5.6 5.0 0.9 15.3 0.0 15.0 29.4 96.0 1.450.0 392.0 0.0

6.3 0.4 2.1 1.1 14.2 6.1 5.5 4.1 30.6 16.5 32.3 442.5 1.595.0 431.2 -

Yuca

50.0 774.3

490.0 2.516.3

539.0 3.141.1

Fuente: Cálculos del CID para COL-LIS. Primer contacto 2010.

Las minas entorpecen la producción en 5 tipos de cultivos (cuadro 22). Los más afectados son cacao, plátano y yuca. El daño se extiende a 774 has., que dejan de producir 2.516 toneladas por un valor de $3.141 millones. Aunque el trabajo de campo fue reducido, el valor de las pérdidas es más del doble del que se observa en Montes de María. La mayor pérdida tiene lugar en el municipio de Tumaco, específicamente en la comunidad de Guayacana. En cacao se pierden 320 has. y en plátano 290 has. Solamente en plátano se dejan de producir 1.450 toneladas. El daño económico en la comunidad es de $2.400 millones. En otros sitios, como Albi, las minas tienen un impacto relativamente pequeño en el área cultivable.

Las pérdidas mensuales por habitante son muy heterogéneas. En Albi es de $1.454, en Guayacana de $42.879 y en Petrolea de $1.000. En Guayacana la pérdida equivale al 20% del ingreso actual de un jefe de hogar representativo (valor ψH de la figura 3, p. 26). El cuadro combina datos primarios obtenidos de la encuesta realizada por COL-LIS, y de fuentes secundarias, entre las que mencionamos el Ministerio de Agricultura (2010).


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 48

Cuadro 23 Porcentaje de personas con alguna necesidad básica insatisfecha (NBI) - Nariño - 2005 Barbacoas Tumaco La Llanada Ricaurte Samaniego Santa cruz Cumbitara Policarpa Pasto Nariño

73.87 48.70 37.12 65.91 58.03 67.98 46.56 16.20 43.79

La situación precaria de los municipios de Nariño se refleja bien en el cuadro 23. El porcentaje de personas con alguna ncesidad básica insatisfecha. Los porcentajes son muy superiores al promedio nacional. La peor situación se presenta en Barbacoas (73.87%). En la región montañosa Andina se observa que la población se encuentra en mejores condiciones, aunque la población con NBI supera ampliamente el promedio departamental (43.79%). Las personas entrevistadas también advierten sobre las pésimas condiciones de vida. La situación epidemiológica es crítica, el agua es de mala calidad, y no se hace un manejo adecuado de los residuos. El acceso a los servicios de salud también es deficiente.

Los ICV de los municipios de Nariño son bajos Fuente: Dane, Cen(cuadro 24). Ninguno de los municipios supera so 2005 los 70 puntos 54/. La subregión de la Costa Pacífica es la que reporta los índices más altos de pobreza de todo el departamento. En el momento de la entrevista, tre el 60% y el 80% de las comunidades entrevistadas tiene, por lo menos, una infraestructura en salud. Las principales actividades económicas de Nariño están relacionadas con los sectores agropecuario y minero. En la Costa Pacífica predomina el monocultivo de palma africana y la producción pesquera. La subregión Andina se caracteriza por la presencia de cultivos de ladera como la papa, el café en los climas medios, la ganadería extensiva tradicional y la minería.

Cuadro 24 Indice de condiciones de vida (ICV) - Nariño 2005 Barbacoas Cumbitara La Llanada Policarpa Ricaurte Samaniego Santacruz Tumaco

50.94 56.58 67.65 62.59 46.36 54.74 45.58 60.83

Fuente: Cálculos del CID a partir de DNP, Dane, Censo 2005

En Barbacaoas se produce plátano, arroz (segundo productor del departamento), caña, aguacate, frutales y pesca. En general, se trata de una economía de subsistencia con bajos niveles tecnológicos. Las características del suelo no son apropiada (infertilidad, pobre en nutrientes, sin drenajes). La red vial no ayuda a consolidar las actividades de comercialización e intercambio de la producción agropecuaria 55/. La actividad pecuaria es mínima y se basa en la explotación de la ganadería extensiva y 54/ Las variables que más inciden en los bajos niveles de bienestar son la eliminación de excretas, el suminis-

tro de agua, el manejo de basuras y residuos y los niveles de escolaridad del jefe del hogar y la escolaridad media de la población mayor de once años. 55/ El tiempo de viaje por carretera entre Barbacoas y Pasto es de 10 horas. La conexión interveredal y con

las cabeceras municipales y centros poblados más cercanos (Tumaco, Maguí), se hace principalmente por caminos peatonales y por ríos.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 49

de especies menores, también para el autoconsumo y los excedentes para abastecer la demanda del mercado local. A comienzos de los noventa, Barbacoas vivió el auge minero por la extracción de oro en el río Telembí. La explotación se desarrolló de manera inadecuada en dos sentidos: agudizó los problemas ambientales y acentúo los problemas de orden público. Actualmente, la explotación minera como actividad económica ha sido desplazada por la proliferación de los cultivos ilícitos, que entre el 2001 y el 2006 pasaron de 729 has. a 1.460 has (Unodc, www.biesimci.org/Ilicitos/cultivosilicitos/cocampios.html). En Tumaco se destaca la pesca (industrial y artesanal), la palma africana (35.000 has.), el cacao tecnificado (9.500 has.), el coco (6.300 has.), el banano y el plátano (8.200 has.). Entre el 2001 y el 2006 las has. sembradas de coca pasaron de 1.452 a 7.045. Tumaco es el segundo puerto marítimo de la costa pacífica, y allí se ubica el principal puerto petrolero de la zona del Pacífico. La infraestructura vial y de conectividad con el departamento y el centro del país es mejor que la del resto del departamento. La red vial interveredal es mala. En La Llamada se destacan la ganadería, la minería y la agricultura. En Ricaurte los cultivos de caña, plátano, maíz, frijol, aves, porcinos, cuy y conejos. En Samaniego, la ganadería, la agricultura y la minería. En Santacruz se cultiva papa, café, trigo, maíz, habas, plátano, caña, hortalizas, pasto. También se produce ganado de leche y hay minería de cuarzo. En Cumbitara se cultiva café y panela. Además, hay ganadería lechera. En Policarca se produce caña panelera y café. Aunque no existe información consolidada que permita constatar el cambio en los usos agrícolas y mineros del suelo en los municipios analizados, las comunidades, las autoridades locales y como se observa en los planes de desarrollo y ordenamiento municipal, en estos municipio se ha abandonado la siembra de productos de pancoger, y se ha incrementado la de ilícitos y de palma. Este proceso afecta de manera negativa la seguridad alimentaria.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 50

Cuadro 25 Ingresos de los municipios de Nariño. Millones de pesos corrientes 2000 Ingresos totales 1. Ingr. corrientes 1.1 Tributarios 1.1.1. Predial 1.1.2. Ind. comercio 1.1.3. Sob. gasolina 1.1.4. Otros 1.2. No tributarios 1.3. Transferencias 1.3.1. Nacionales 1.3.2. Otras 1.3.3. SGP 2. Ingresos capital 2.1. Regalias 2.2. Cofinanciacion 2.3. Otros

21.965 18.493 516 42 11 284 178 854 17.124 2.061 15.063 3.471 72 992 2.407

2001 19.966 16.083 1.281 669 12 467 133 414 14.388 3.582 10.806 3.884 138 260 3.485

2002 37.964 29.429 1.310 70 15 917 308 2.122 25.997 4.075 21.922 8.536 2.348 569 5.618

2003 90.469 89.159 9.004 826 329 7.381 468 1.031 79.124 9.034 134 69.955 1.310 558 174 578

2004 96.486 95.194 10.846 836 408 8.951 650 1.119 83.229 4.061 76 79.092 1.292 169 365 759

2005

2006

2007

114.705 112.628 16.194 3.064 763 10.805 1.561 3.524 92.910 5.509 5 87.396 2.077 14 565 1.498

126.437 118.454 14.849 3.726 809 2.987 7.328 3.208 100.397 6.041 3.006 91.350 7.983 4.728 2.167 1.087

152.758 137.088 15.055 3.623 1.170 8.482 1.779 1.875 120.158 5.433 143 114.582 15.670 5.939 9.435 295

2008 174.217 154.535 11.509 2.762 1.021 6.912 814 750 142.277 7.359 120 134.797 19.682 15.550 3.758 374

SGP son los recursos del sistema general de participaciones. En todos los casos, se trata de ejecuciones presupuestales Fuente: Cálculos de los autores a partir de la Contraloría General de la República (CGR) y del DNP.

Los recursos fiscales propios de los municipios de Nariño (cuadros 25 y 26) son muy bajos, poniendo en evidencia su poca sostenibilidad. En medio del conflicto y, además, con la presencia de minas, la situación tiende a agravarse.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 51

Cuadro 26

6. CONCLUSIONES

Nariño. Participación (%) del predial y de industria y comercio en los ingresos corrientes Pr/Corr 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008

0.2 4.2 0.2 0.9 0.9 2.7 3.1 2.6 1.8

IC/Corr 0.1 0.1 0.0 0.4 0.4 0.7 0.7 0.9 0.7

Pr. es el impuesto predial, Corr. son los ingresos corrientes, IC es el impuesto de industria y comercio.

1. El LIS convencional debe completarse con un análisis socioeconómico más completo, que permita calcular el impacto que tienen las minas en la producción y el ingreso de las familias. 2. No obstante las dificultades causadas por la dinámica del conflicto, es factible estimar las pérdidas económicas ocasionadas por las minas. Nuestros cálculos indican que la incidencia en el ingreso es importante. 3. La metodología que proponemos para calcular la incidencia de las minas en las ingreso de las familias, puede desarrollarse plenamente con una ampliación de la muestra, y con visitas directas a los hogares.

Fuente: Cuadro 20

4. La información disponible (censo, encuestas de hogares) apenas permite un acercamiento indirecto a las características socioeconómicas de las comunidades afectadas. Es importante que en el futuro las encuestas tengan una mejor geo-referenciación. Ello no sólo favorece los propósitos del Eisec, sino que es muy útil para otros objetivos de la política pública. 5. Para calcular el ingreso que pierden las familias como consecuencia de la existencia de minas, utilizamos dos caminos. Uno, a través del análisis de las has. dejadas de cultivar y de la productividad por zona. Dos, la información sobre los cambios en el ingreso que nos dieron las personas que asistieron a los talleres. 6. La mayoría de los municipios afectados por minas tienen unos niveles socioeconómicos bajos, una calidad de vida precaria, y poca autonomía fiscal. Las minas acentúan la vulnerabilidad de los pobladores. 7. La política pública debe buscar medidas que, de alguna forma, contrarresten el daño socioeconómico ocasionado por las minas.


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 52

7. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ANGULO Alejandro., 2009. “Introducción”, en MOLANO Alfredo., En Medio del Magdalena Medio, Pdpmm, Cinep, Programa por la Paz, Cordaid, Bogotá, pp. 21-24. AZARIADIS Costas., 1993. Intertemporal Macroeconomics, Blackwell, NewYork. CORDEN W. Max., NEARY J. Peter., 1982. “Booming Sector and DeIndustrialisation in a Small Open Economy”, Economic Journal, vol. 92, no. 368, dec., pp. 825-848. CORPORACION DE ABASTOS, Corabastos., 2010. Reporte de Precios, Gerencia Comercial, Bogotá. FUNDACION RED DE DESARROLLO Y PAZ DE LOS MONTES DE MARIA, Frdpmma., 2008. Unidad Socioeconómica. Guía de Inicio de Finca Montemariana, Frdpmma, Sincelejo, mimeo. GOMEZ Luis., 2000. La Participación Ontológica en la Comprensión de la Región como Asunto Social: Dos Versiones sobre la Visión Regional del Sur Oriente de Antioquia, Cornare, Medellín. GONZALEZ Jorge., CARDOZO Marta., MALDONADO Rubén., ANGULO María., LOPEZ César., 2009. “Centralidades y Convergencias Regionales. El Caso de Montes de María”, Controversia, no. 192, jun., pp. 213-246. HURWICZ Leonid., REITER Stanley., 2006. Designing Economic Mechanism, Cambridge University Press, Cambridge. KEYNES John Maynard., 1936. The General Theory of Employment, Interest and Money, MacMillan, London. LAHUERTA Yilberto., ALTAMAR Ivette., 2002. La Erradicación de las Minas Antipersonales Sembradas en Colombia. Implicaciones y Costos, Archivos de Economía, no. 178, mar., DNP, Bogotá. LOINGSIGH Gearóid ó., 2008. Catatumbo: Un reto por la Verdad, Bogotá, mimeo. MARIN Emiro., 2008. El Desplazamiento en el Oriente Antioqueño a la Luz del Censo Nacional de Población 2005, Mesa Humanitaria de Antioquia, Rionegro. MASKIN Eric., 2007. Mechanism Design: How to Implement Social Goals, Nobel Lecture, School of Social Science, Princeton. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y DESARROLLO RURAL., 2010. Evaluaciones Agropecuarias Municipales (EVA), Ministerio de Agricultura, Bogotá. MISION PARA EL EMPALME DE LAS SERIES DE EMPLEO, POBREZA Y DESIGUALDAD, Mesep., 2009. Resultados Fase 1. Empalme de las Se-


El impacto socioeconómico de las minas antipersonal... - CID para COL-LIS - 09/10/2010 - 53

ries de Mercado Laboral, Pobreza y Desigualdad (2002-2008). Resumen Ejecutivo, Dane, DNP, Bogotá. MOLANO Alfredo., 2009. En Medio del Magdalena Medio, Pdpmm, Cinep, Programa por la Paz, Cordaid, Bogotá. MOULTON Lawrence., ROSS Alan., BENINI Aldo., 2004. Protocol for Assuring High Coverage of Impact Surveys of the Global Landmine Survey (SoCalled “Sampling for False Negatives”), Protocol Document, no. 11, Survey Action Center, New York. MYERSON Roger., 2007. Perspectives on Mechanism Design in Economic Theory, Nobel Lecture, University of Chicago, Chicago. PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO, Pnud., 2003. Programa de Desarrollo y Paz de los Montes de María (Promontes), Corporación Territorios, Universidad de Cartagena, Cartagena, mimeo. RAVALLION Martin., 2007. Evaluación de Programas Contra la Pobreza, Banco Mundial, Washington, mimeo. SAMUELSON Paul., 1947. Foundations of Economic Analysis, Harvard University Press, Cambridge, 1983. SARMIENTO Alfredo., GONZALEZ Jorge., MINA Lucía., MARCELO Darwin., ALVAREZ Sandra., ALONSO Carlos., PLAZAS Elsa., 2007. Evaluación del Impacto del Sena en el Capital Social, Pndh, DNP, Bogotá, mimeo. UNITED NATIONS MINE ACTION SERVICE, Unmas., 2009. Imas 08.21: Non-Technical Survey, Unmas, New York.


COL - LIS: Informe Socioeconomico