Issuu on Google+

CĂłmo mantener la economĂ­a universitaria a raya


Cuando comenzamos nuestra etapa universitaria, nos damos cuenta de que además debemos comenzar a gestionar el dinero con el que contamos, aquello que nuestros padres nos dan semanal o mensualmente. Y es en ese instante en el que debemos saber planificar y buscar alternativas más económicas, comprendiendo ahora la conocida frase «llegar a fin de mes».


Del mismo modo que empezamos a gestionar nuestros ahorros o dinero disponible, empezamos a investigar, a conocer diferentes alternativas que podemos llevar a cabo y aprovechar para que nuestra semana o mes sea mรกs llevadero y solventarlo econรณmicamente sin problema alguno. A continuaciรณn de damos a conocer algunas estrategias que se pueden llevar a cabo para ahorrar en ciertas cosas y aprovechar esto para otras


Antes que nada y para que nunca nos pille por sorpresa, tener la app de nuestro banco en el mรณvil, con el fin de tener en todo momento controlado los gastos y con cuanto contamos hasta que termine el periodo establecido.


El siguiente paso es conocer todos y cada uno de los descuentos con los que disponemos por el mero hecho de contar con el carnet universitario o joven, ya que en muchas ocasiones desaprovechamos estos descuentos por el simple desconocimiento.


El transporte es uno de los lugares en los que mĂĄs dinero se nos va, por esto a la hora de ir y volver optamos por hacerlo caminando o en bicicleta, y en los trayectos largos como la vuelta al hogar familiar, haciĂŠndolo usando plataformas de compartir vehĂ­culo.


Vamos a tener que leer mucho, por gusto o por exigencias de asignaturas que cursemos, por ello en vez de comprarnos todos los libros, es recomendable hacernos socios de las bibliotecas pĂşblicas para poder disfrutar de ellos sin el coste que supone adquirirlos todos.


Aquellos que realizan deporte con asiduidad, el running se convertirรก en el mejor aliado, ademรกs podemos apuntarnos a competiciones o equipos de la universidad, facultad o residencia de estudiantes, que todo ello nos saldrรก a coste cero.


Sabemos que el aprendizaje de idiomas es esencial, y por ello debemos fomentarlo, pero si te es imposible ir a clases, recomendamos unirte a grupos de intercambio de idiomas, quedadas de conversaciรณn o grupos de tรกndem, de este modo ademรกs de aprender conocerรกs a mucha gente nueva.


En cuanto al ocio, aprovecha los miĂŠrcoles, dĂ­a del espectador, para ir al cine, o las diferentes promociones y cupones descuento que lanzan las cadenas de restaurantes para salir a cenar o comer fuera de casa.


Un último consejo antes de finalizar, ir de compras en periodo de rebajas, aprovechar páginas webs de venta de productos online con promociones y descuentos, para poder adquirir aquello que deseemos de una forma más económica.


Cómo mantener la economía universitaria a raya