Issuu on Google+

GENTE opinión

2011: Todos los caminos conducen al poder Los actores del proceso político en ciernes, tanto para reemplazar a los actuales alcaldes y presidentes regionales, como a los congresistas y al Presidente de la República, emergen a la luz pública con cierta modorra y extremado cálculo político, seguramente para evitar la graneada artillería de sus contrincantes y la del sistema mediático, presta a bombardear cada flanco débil que se ponga a tiro. Tal vez si la Alcaldía de Lima, como pocas veces ha sucedido en anteriores contiendas, sea aparentemente la menos apetecida por candidatos con peso y trayectoria, excepción hecha de Alex Kouri, cuyo posicionamiento está marcando rápida distancia respecto de sus probables contrincantes, incluyendo a Lourdes Flores, máxima dirigente del PPC, quien venía siendo presionada a esta postulación por entusiastas y oficiosos amigos, como estrategia de corto plazo para desbrozar el camino centro derechista de Luis Castañeda hacia el sillón presidencial. Sin embargo, la realidad se presenta injustamente dura para con la lideresa social cristiana, quien aparentemente se quedará sin soga y sin cabra, repitiendo la historia ingrata que signó el destino de un político de excepcionales cualidades como el ex alcalde de Lima Luis Bedoya Reyes, cuya ejecutoria mereció a todas luces una justiciera oportunidad para conducir los destinos del país.

El bloque de “pesos pesados” que encabeza las encuestas con miras a la Casa de Pizarro, aparece aparentemente sólido con Lucho Castañeda y Keiko Fugimori catapultados por segmentos sociales duros de cambiar. A considerable distancia están Ollanta Humala y el ex presidente Toledo. Es probable que, con el correr de los días, el líder del nacionalismo aglutine a las izquierdas de todos los pelajes, incluyen-

rio colectivo. Se habla de una probable y pragmática troica con Lourdes Flores y el siempre sonriente PPK. Cuando el sopor venía siendo la estrategia de los políticos previsores, discretos, mudos y de quienes querían jugar al muertito hasta pocas semanas previas al mes de abril del 2011, ha surgido de manera imprevista pero con potencia y lucidez la figura del irreverente periodista Jaime Bayly, quien ha

do al sindicalismo ligado a la CGTP, para consolidar su gravitación tanto en el sur andino como en la sierra central y convertirse en seria opción para la segunda vuelta electoral. Es indudable que Alejandro Toledo será protagonista importante en el proceso que se avecina. Su éxito dependerá de la base social que logre añadir a sus huestes “chakanas” con las que hizo gobierno, de no muy grata recordación en el imagina-

tenido el mérito indiscutible de samaquear al establishment político nacional, remeciéndolo hasta sus raíces no sólo con el expediente de la ridiculización y la burla inteligente, sino poniendo sobre el tapete temas que nadie se atrevía a plantear en circunstancias como la presente. El “tío terrible” ha desubicado a los “políticos tradicionales”, obligándolos a salir de sus escondites bajo el riesgo de llegar al debate público después del

Escribe: Roque Otárola Periodista ropmil1@hotmail.com

convite. No se sabe si Jaime termine siendo candidato o quiera de verdad ser alguna vez Presidente. Pero lo objetivo es que ha marcado una gran línea entre antes y después de su incursión en el candelero político, con el añadido de que la trituradora semanal del “Francotirador” hace añicos con suma facilidad y astucia de todo aquél que se le pone por delante, luciendo pergaminos o careciendo de éstos. Tiene además como lujoso jefe de campaña al popular “Tongo”, cuyos pegajosos ritmos – incluyendo el “Jay…Jay…Jay…” - son la delicia de las radios “chicha” en Lima y en el interior del país. Es bueno recordar además que uno de los protagonistas más importantes del proceso en curso será indudablemente el Presidente Alan García. Que no quepe la menor duda que su palabra, gestos, desplazamientos, inauguraciones de obras y la incursión oportuna de sus voceros, serán determinantes al momento de la decisión final. Desde el perfil de los candidatos que vestirán las sedas apristas, hasta los bien pensados walk over, palmadas de hombros o mutis por el foro, serán indicadores de las simpatías o reservas presidenciales frente a candidatos y circunscripciones estratégicas. Es bueno recordar que Alan García tiene para rato como actor principal en el escenario nacional y que el 2016 está más cerca de lo que uno se imagina. 15


Roque Otarola 15