Issuu on Google+

GENTE entrevista exclusiva genocidios de Stalin o los fusilamientos en el paredón que hacía Castro. ¿Con qué autoridad moral van a hablar ellos de violaciones a los derechos humanos? ¿En suma, general, usted cree que existe toda una nueva estrategia del terrorismo para pasar a una segunda fase de su guerra contra el Perú? Eso está cantado. No nos fijemos sólo en las acciones terroristas netas en el Huallaga o el VRAE, pues eso puede ser una distracción. Pongamos atención a la labor solapada en el terreno legal, propagandístico y político, en las nuevas organizaciones de fachada, en la infiltración de movimientos regionales, en las marchas insolentes de los cientos de terroristas liberados por Paniagua y Toledo por las calles de Lima pidiendo amnistía general. Fijémonos en la participación encubierta de estos elementos no arrepentidos en los actos de sabotaje al Estado y la inversión, como son las interrupciones de carreteras o algunos paros que terminan con saldos trágicos, en la robustecida y renovada alianza con el narcotráfico y en su relación con fuerzas que provienen

del exterior, llámense FARC o proyectos de alcance regional de alguna potencia petrolera sudamericana. Un terrorismo totalmente repotenciado… Con un Estado que se ha debilitado para hacerle frente, y que tiene encima infiltrada una quinta columna pro terruca que trabaja solapadamente de la mano con organizaciones terroristas que tienen doctrina, organización, y que nunca renunciaron a la violencia genocida para tomar el poder. Finalmente, el congresista y ex canciller Gonzales Posada ha afirmado que frente a este fenómeno de rebrote terrorista hay que establecer un diálogo democrático con todos los sectores, incluidas las ONGs defensoras de los DDHH, que usted critica. (Ríe) La ingenuidad es una virtud, pero el Presidente García dice que no hay que ser ingenuo en política. Esta propuesta sólo revela que, como hemos sostenido, machaconamente, como en 1980, no hay estrategias coherentes y eficaces para combatir al terror. Se apela a la improvisación. Esto es gravísimo. El Gral Gonzáles indignado porque fueron los policías y militares quienes arriesgaron su vidas enfrentando al terrorismo.

Escribe: Winston Orrillo Escritor, catedrático y periodista. orrillowinston@gmail.com

La memoria del aire

Eudoro Terrones, Comunicador y Maestro Una añosa vocación conduce nuestra pluma hacia aquellos nombres que no son los engreídos del establishment. Nos agrada hurgar en esos valores solitarios que acuñan una obra trascendente en ambientes poco propicios. Maestros que, en el recogimiento de bibliotecas o salas de estudio, articulan una obra que, de suyo, devendrá en necesaria, dispersado el eco de las fogaradas marketeras. Tal es el caso de Eudoro Terrones Negrete, del que no pongo todos sus títulos y lauros porque se me va media columna, pero del que basta decir que es Doctor en Educación, profesor de Filosofía y Ciencias Sociales, periodista profesional colegiado, ex diputado de la nación, ex presidente de la Comisión de Cultura, Deportes y Medio Ambiente del Parlamento Andino, y actual –brillante- coordinador académico de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Su bibliografía, asimismo, abarca un par de docenas de textos, entre los que destacamos sus Diccionarios de Investigación Científica y de Periodismo, su Manual Universitario de Filosofía, sus libros sobre cooperativismo e información turística; pero, sobre todo, sus obras sobre ética aplicada al periodismo y, más recientemente, a los medios, como La Ética En Los Multimedios De Comunicación, y un enjundioso volumen sobre Filosofía De La Globalización: un cambio de época y una época de grandes cambios, publicado por el flamante Fondo Editorial de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Estos dos últimos textos ocupan nuestras (escasas) horas de vigilia lectora. Filosofía… aborda un tema cardinal en los días que corren: humanizar la tan trajinada globalización, y ponerla al servicio del hombre, y no que éste se convierta en un zombie en sus parámetros deshumanizantes neoliberales, detrás de los que se agazapa el capitalismo salvaje. Pero tenemos que convivir con ella, y el libro del maestro Terrones es una suerte de vademécum para transitar entre el canto de las (peligrosísimas) sirenas de la postmodernidad, otro de los sustentos de su filosofía básica. La Ética… es un texto que considero lectura sine qua non en todos los centros docentes de la especialidad, pues aquí se hallan principios básicos resumidos en lo siguiente, que es el norte del volumen: hay que educar éticamente para la esperanza y el cambio social. Nada que ver con una ética escapista y demodé. Terrones pisa la tierra y aspira a que todos sus lectores dejemos, en efecto, una huella humana en un mundo mediático cada vez más deshumanizado. 11


Orrillo