Issuu on Google+

GENTE REPORTAJES juliano cuando el 23 de abril de 1616 falleció William Shakespeare. Según las efemérides, ese mismo día murió en Madrid otro grande de las letras: Miguel de Cervantes Saavedra. Pero eso es falso. La verdad es que existieron diez días de diferencia entre el fallecimiento de ambos debido a la disparidad entre los calendarios que usaban ingleses y españoles. Razones del cambio El cambio de calendario fue uno de los acuerdos del Concilio de Trento (1545). El objetivo fue reparar el desfase producido desde el anterior Concilio de Nicea del año 325 que había determinado que la Pascua se celebre “el domingo siguiente al plenilunio posterior al equinoccio de primavera” en el hemisferio norte (equinoccio de otoño en el hemisferio sur). Con el paso de los años, la fecha de celebración se fue adelantando a tal punto que en 1582 el desfase era ya de 10 días. Daba la impresión que el calendario avanzaba más rápido que el tiempo. El adelantamiento tuvo su origen en el inexacto cómputo del número de días con que cuenta el año trópico. El calendario Juliano, que instituyó un año bisiesto cada cuatro, consideraba que el año trópico estaba constituido por 365,25 días, lo cual no era cierto. La cifra correcta es de 365,242189, es decir, 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,16 segundos. Como se puede apreciar había más de 11 minutos contados adicionalmente a cada año. Ese agregado erróneo a lo largo de 1257 años acumuló los diez días que se tuvieron que suprimir al hacer el cambio de sistema. La comisión Como su nombre lo indica, el propulsor del actual calendario fue el papa Gregorio XIII. Bajo su mandato se constituyó la Comisión del Calendario conformada por un grupo de prestigiosos científicos. Allí estaban el astrónomo jesuita Cristóbal Clavio, conocido como el “Euclides de su tiempo”. No en vano un cráter de la luna lleva su nombre actualmente. También estaba Luis Lilio, médico y astrónomo que se convirtió en uno de los principales propulsores de la reforma del calendario. Lamentablemente falleció en 1576 sin haber culminado el proceso.

La vida: El primer derecho

Q

uisiera comenzar haciendo algunas precisiones con respecto al tema de la vida, definiendo cuando comienza esta. Sin lugar a dudas y a través de los adelantos de la moderna tecnología estamos seguros que la vida humana empieza con la unión del ovulo y el espermatozoide, es decir, con la concepción. Teniendo como base, que La concepción es el comienzo de la vida analicemos como importa este axioma tanto a los creyentes, como a los agnósticos por igual. Es claro, que tanto la iglesia Católica, como las otras religiones promocionan y defienden la vida humana, no importando su grado de evolución, sexo o edad, sino que simplemente tratándose de un ser humano, este tiene un inviolable derecho a la vida. Desde el punto de vista no confesional, el derecho a la vida esta normado a través del artículo primero de la Constitución Política del Perú, que determina que la persona humana y el respeto de su dignidad es el fin supremo de la sociedad y del estado. Esto quiere decir, que en nuestro país la ley coloca a la persona humana como máximo valor y por encima de cualquier cosa; siendo el concebido una persona humana, la Constitución le reconoce derechos en todo lo que lo favorece, siendo por supuesto el primero de ellos el derecho a la vida. Por otro lado, la lógica y la sensatez nos lleva a estar en contra de todo tipo de genocidio, tanto como contra el terrorismo, en el cual la violencia al segar vidas humanas empequeñece cualquier ideal altruista que pudiera defender su autor, frente a ello situemos el salvajismo perpetrado contra un ser indefenso al practicarse el

Estatua del Papa Gregorio XIII. El pontífice impulsó el cambio de calendario.

Otros integrantes prominentes de la comisión fueron Alfonso X de Castilla, conocido como “El Sabio”, y Pedro Chacón. El calendario gregoriano se adoptó inmediatamente en los países donde la Iglesia Católica tenía preeminencia. Sin embargo, en aquellos que no seguían la doctrina católica, tales como los protestantes, anglicanos y ortodoxos, el nuevo sistema no se implantó hasta varios años o siglos después.

Escribe: Fredy Otárola Gonzales Abogado fred_ota@hotmail.com

aborto. Realmente no encontramos diferencia entre morir en manos terroristas o abortivas. Habiendo situado con claridad cuando comienza la vida y por que se protege, quisiéramos realizar algunos comentarios sobre las formas de aborto que se estaría por despenalizar y algunos conceptos al respecto. Comencemos con aborto eugenésico que se estaría despenalizando cuando se ha comprobado que el niño nacerá con una malformación, se basa en el falso postulado de que "los lindos y sanos" son quienes deben establecer el criterio de valor de cuándo una vida vale. Bajo esta valoración sería lícito matar a los minusválidos ya nacidos. Es importante anotar que las pruebas prenatales no tienen seguridad del 100% para determinar malformaciones o defectos, con este conocimiento, es imposible aceptar que de aprobarse la posición de los pro abortistas, decisiones medicas equivocadas puedan asesinar bebes totalmente sanos. La otra forma de aborto que estaría despenalizándose es mal llamado aborto sentimental, que se produce cuando el niño fue concebido por violación sexual, el espantoso crimen de la violación es utilizado para sensibilizar al público en favor del aborto, al presentar al fruto inocente de una posible concepción brutal como un agresor. Ese bebe no es culpable de nada, sino una victima más. Aquí el camino si el niño no es querido por la madre (no se da en todos los casos), es que pueda darse en adopción, pero de ninguna manera permitirse que la vida pueda ser quitada despiadadamente, más aun cuando se trata del primer derecho.

23


Fredy Otárola