Issuu on Google+

GENTE ACTUALIDAD

L

a noticia fue difundida hace un año por los principales medios de comunicación: Perú realizará un censo para conocer cuántos árboles de Quina existen. Por primera vez el Estado, mediante el Instituto Nacional de Recursos Naturales (INRENA), asumía el compromiso de preservar y rescatar del olvido uno de los símbolos patrios presentes en el Escudo Nacional. Un año después el INRENA ha sido desactivado y del proyecto nadie puede brindar información. El silencio vuelve a envolver a uno de los árboles más emblemáticos del país, reconocido como símbolo nacional, pero ignorado en todos los idiomas hasta el momento. El árbol de la quina está desde hace veinte años en peligro de extinción en el Perú. Es la principal fuente de un alcaloide natural, que contiene propiedades antipiréticas, antimaláricas y analgésicas, cuyo nombre científico es la quinina. Fue el salvador de miles de vidas desde tiempos milenarios cuando la sabiduría natural de los indígenas peruanos supo usar su corteza para contrarrestar las altas fiebres y dolores que producía el mortal paludismo. Han pasado casi doscientos años desde que su uso médico fue reconocido en Europa y aunque el alcaloide ha sido remplazado por componentes sintéticos, la quinina natural sigue siendo la fuente más económica para curar la malaria.

El símbolo del OLVIDO La extinción sigue amenazando a un emblema nacional. Pocos pueden decir que han visto un árbol de la Quina en directo. La desactivación de INRENA impidió se concrete el rescate de nuestro símbolo patrio que sobrevive en silencio y el anonimato.

El voto electrónico

E

l voto electrónico es presentado por muchas personas en nuestro país como la solución a muchos problemas electorales y como un paso ineludible hacia una política más moderna. Básicamente, las ventajas que sostienen quienes apoyan esta propuesta, entre ellos la ONPE, son la transparencia y la rapidez en el recuento de votos. Aparentemente actuar a tono con la modernidad es sinónimo de desarrollo, sin embargo quisiéramos examinar brevemente si esto es cierto para este caso concreto. Para empezar ¿Cómo puede señalarse transparencia? si solo un reducido grupo de personas con especiales conocimientos de programación y electrónica digital están en posibilidad de fiscalizar esta forma de votación, es absolutamente claro entonces que la participación ciudadana en estos casos es nula. Algunos expertos en este tema afirman que es absolutamente posible crear un programa que maneje las elecciones y con este el recuento de votos, que pueda pasar desapercibido por los fiscalizadores (Personeros Técnicos) de los partidos políticos; dado que podría funcionar (estar programado) solo para el momento de las elecciones y eludir controles anteriores y posteriores. Otra forma de fraude sería posible a través de la interferencia de los programas empleados por las computadoras, teniendo en cuenta que en una elección por voto electrónico, no quedan

14

La reserva de Jaén Hace un año INRENA reportó ante los medios la existencia de un bosque de Quina en Jaén, Cajamarca, gracias a una investigación realizada por estudiantes de la Universidad Antenor Orrego de Trujillo. Sería el único lugar donde existe un esfuerzo evidente para buscar la recuperación de su cultivo. Francisco Palomino, ex gerente general de INRENA, señaló entonces que existen sembríos de Quina en otros puntos del país, pero que aún falta identificar con precisión. INRENA elaboró un proyecto para censar los árboles, realizar acciones para su reforestación, y paralelamente, desarrollar una campaña agresiva de difusión entre escolares y universitarios, a fin de recuperar culturalmente su presencia entre los peruanos. Con su desactivación el tema quedó inconcluso y la quina está en peligro y puede quedar solo como una figura en el Escudo Nacional. (Roger Lozano)

Escribe: Fredy Otárola Gonzales Abogado fred_ota@hotmail.com

como pruebas los votos obtenidos. Para nadie es una novedad que existen personas altamente especializadas en invadir sistemas informáticos ajenos, son los denominados HACKERS, algunos ejemplos: Kevin Mitnick conocido como “el Cóndor”, fue capaz de apropiarse de 20.000 números de tarjetas de crédito de habitantes de California y de burlarse del FBI por más de dos años con sólo un teléfono celular y una computadora portátil; o Vladimir Levin, un graduado en matemáticas de la Universidad Tecnológica de San Petesburgo, Rusia; acusado de substraer más de 10 millones de dólares, de cuentas corporativas del prestigioso banco Citibank; porque no especular que Hackers como ellos podrían manipular resultados a distancia. La preocupación crece en el mundo, en Alemania, luego de varios años de utilización, la Corte Constitucional Federal acaba de declarar inconstitucional el uso de “aparatos electorales orientados por computador” en la votación y el escrutinio (Sentencia del Segundo Senado, 3 de marzo de 2009). Sabemos perfectamente que el tema es absolutamente debatible, pero lo que si queda absolutamente claro al final, es que existe con el sistema de voto electrónico, posibilidades de fraude, por lo que en defensa del destino de millones de esperanzas que van detrás de esos votos en cada elección, tenemos que oponernos de la manera más enfática a su implementación.


COLUMNISTA FREDY OTÁROLA