Page 1

GENTE Mujeres que destacan Ceviches, arroz con pato, lomo saltado y postres de fantasía gastronómica

Teresa Izquierdo

nos lleva al paraíso

de la

comida peruana

Textos: Ramón Machado Fotos: Jesús Gálvez

Teresita Izquierdo, como cariñosamente es conocida, ha sido reconocida como patrimonio cultural de la Gastronomía Peruana.

Teresa Izquierdo es la directora de una sinfonía de aromas y sabores deliciosos, con una inconfundible sazón convertida en toda una reina y señora de la gastronomía peruana. Los más variados platos, al alcance de todos los bolsillos y gustos, desfilan como obras de arte culinario en “El Rincón que no conoces” en pleno corazón de Lince, como el ají de gallina, causa de camarones, papa a la huancaína, seco de cabrito con frejol y “cordero a la jijuna”, etc. etc. Su restaurante “El Rincón que no conoces” es el paraíso para los paladares más exigentes en busca de los mil y un secretos de la comida criolla. Y, como es de esperarse, deliciosos ceviches, arroz con pato, lomo saltado, picante de camarones, garbanzo con estofado de punta de pecho y postres de todos los sabores, forman parte de una larga lista donde brilla lo más exquisito de la comida peruana, cuya fama hace mucho tiempo traspuso nuestras fronteras. Este milagro culinario solo es posible con este toque de sabor que brinda Teresa Izquierdo Gonzales, una señora de la cocina peruana

24

que, en más de medio siglo, no solo ha satisfecho los gustos más exigentes, sino que ha abierto nuevos caminos gastronómicos, como el delicioso chicharrón de cuy. UN REINO DE MIL SABORES En su reino de mil sabores, no podían faltar los postres, con recetas que datan incluso desde la época colonial, como la mazamorra morada, arroz con leche y ranfañote, hasta el suspiro a la limeña y crema volteada de quinua. La picardía y paciencia con la que sazona sus exquisitos platos, aflora en Teresa Izquierdo, cuando rememora su larga y fascinante

trayectoria en la cocina, impartiendo una filosofía que, como los buenos vinos, se asienta, mejora y realza con el tiempo. La nostalgia brilla en su mirada cuando recuerda que acompañaba a su madre a cocinar a “las familias ricas”, que la reclamaban por ese gran talento en la cocina que ella heredaría con creces. Al principio por colaborar con su madre y después fascinada por lograr ese inigualable toque de sabor en la comida criolla, en plena infancia empezó su eterno romance entre ollas y el batán, con el ajo, cebolla, pimiento, comino y ají, mezclados con los “secretos” de la abuela.

COMENZO A LOS 8 AÑOS A los 8 años de edad tuvo su prueba de fuego, cuando debía reemplazar a su madre para satisfacer los gustos exigentes de sus eventuales clientes, al preparar lentejas con arroz, asado con ensalada, sopa servida, y un pie de limón. Sonríe con ternura porque rememora los platos con exactitud. Ese día comprendió que la comida era más que una forma de ganarse la vida. Se necesitaba una vocación para llegar al arte culinario. Y es que ella se hizo en el hombro de una maestra: su madre. Esa meticulosidad y picardía se vuelca también cuando


relata sus incontables historias. Es la única que podría jactarse de haber cocinado para siete presidentes de la República, con gustos variados y exigentes, que se rindieron ante sus exquisiteces. CAÑETANA CRIOLLA Y JACARANDOSA Es como una madre que quiere a todos sus hijos por igual. Por esa razón, cuando fue jurado de la primera edición del Concurso Perú Gourmet , estuvo a punto de huir para no tener que elegir a un solo ganador. Para ella todos merecían ganar. SECRETOS Y CONSEJOS A su mesa llegan no solo los más exigentes amantes de la gastronomía criolla sino también cocineros de todas las edades y procedencias, para recibir sus consejos y descifrar los secretos de esa sazón incomparable que se refleja en los más variados platos y deliciosos postres.

“Que se atrevan a hacerlo... y que prueben primero su comida porque antes de que le guste al resto tiene que gustarle a ellos mismos”, responde con la misma filosofía que la acompaña desde tan niña. “Lo único que no me gusta es que dejen la comida, porque me hace sentir como que algo faltó”, confiesa. Y, en ese diálogo que solo conocen los cocineros de vocación, Teresa Izquierdo, enseña sus “secretos” y los consejos de su inolvidable maestra y madre, con un buen ceviche, la sazón de una carapulcra para chuparse los dedos o un par de anticuchos. 33 AÑOS DELEITANDO LOS PALADARES Teresita ya tiene 33 años de éxito pues abrió sus puertas el 26 de abril de 1978. En sus inicios solo tenía en mente la preparación de variados dulces limeños, pero como muchos de los asistentes sabían de su

calidad y buena sazón en la cocina le pedían preparara los famosos ‘piqueos limeños’. De allí nació la idea de convertir la dulcería en uno de los más famosos y prestigiosos restaurantes limeños: El Rincón que no Conoces, que se inicia primero en la esquina de la cuadra 19 de la av. Petit Tohuars donde funcionó durante l9 años. SOLO USO INGREDIENTES NATURALES Luego se mudó a su propio local en el jirón, José Bernardo Alcedo 363 en el corazón del distrito de Lince. Es una famosa cocinera y dueña de una sazón incomparable. Ella nos confiesa: “no cuento con ningún secreto solamente

uso ingredientes naturales, los preparo con mucho gusto y encanto. Trabajé desde muy niña acompañando a mi madre que era cocinera. Me dí cuenta que mi futuro estaba entre los braseros y las ollas de barro”. El éxito de Teresa es que ha sabido conservar la técnica de la cocina tradicional peruana.

Rotary Club de San Isidro inauguró

Centro Educativo Inicial “EL PARAÍSO”

Con aportes de los socios del Rotary Club de San Isidro, las actividades del Comité de Damas y de empresas privadas, se logró la construcción y equipamiento del centro de educación inicial “EL PARAISO” ubicado en el distrito de Pachacamac.

Esta importante obra, fue incorporada en el año 2010 al plan de desarrollo estratégico del Rotary Club de San Isidro, para atender las necesidades educativas de niños en estado de pobreza y fue así que luego de una ardua labor de los socios y del Comite de Damas, se culmino su construcción y equipamiento . el sábado 25 de junio, fue un día importante para la comunidad educativa del centro de educación inicial “EL PARAÍSO”, dirigido acertadamente por la gestora del proyecto la profesora Elizabeth Carbajal, pues

se realizó la inaguración y puesta en funcionamiento del indicado centro educativo. “El objetivo de Rotary es el estimular y fomentar el ideal de servicio como base de toda empresa digna”, expresó el actual presiente del Rotary Club de San Isidro Sr. Augusto Ruiz Tello quien estuvo acompañado por, amigos rotarios y de su esposa la señora Mercedes Gonzales Prada de Ruiz, presidenta del Comité de Damas del Club Rotario de San Isidro. La mesa de honor se vio engalanada con la presencia de directivos, socios y madres de familia de la comunidad, quienes disfrutaron

de un espectáculo artístico de grán colorido, presentado por las profesoras con los niños del centro educativo, también disfrutaron de una exquisita pachamanca, ofrecida por los padres de familia del centro educativo y los profesores del plantel. De ésta forma el Rotary Club de San Isidro cumplio con uno de sus objetivos mas importante, el convertir uno de sus proyectos en una hermosa realidad, siempre bajo el lema rotario: “Dar de si antes de pensar en si”.

25

MUJERES K DESTACAN  

Ceviches, arroz con pato, lomo saltado y postres de fantasía gastronómica Textos: Ramón Machado Fotos: Jesús Gálvez Teresita Izquierdo, como...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you