Issuu on Google+

* MANUEL JESÚS ORBEGOZO

JUSTICIA MEDIÁTICA El defensor del ex presidente Alberto Fujimori, doctor César Nakasaki, puso sobre la mesa del juicio una velada acusación a la llamada "justicia mediática" o sea, al adelanto de condena por parte de la prensa, radio y televisión al citado Fujimori, Nakasaki generalizó el fenómeno de la "justicia mediática" aunque en ciertas partes de su intervención se refirió directa y terminantemente al comportamiento de la prensa en el caso Fujimori. En realidad, para una mayoría de periodistas, lo de la "justicia mediática" no es cosa nueva ni por primera vez se pone al descubierto en este juzgamiento. El problema es viejo y por lo general pasa inadvertido porque es una costumbre de la prensa, radio y televisión, o sea de todos los medios comunicativos, de adelantar juicios. Los titulares cotidianos son una demostración palpable y probatoria de estas afirmaciones. Cuando un sospechoso de asesinato es detenido por la policía, los medios, -salvo honradas excepciones- lo calificará en su edición de mañana, como "ayer cayó el asesino" cuando

razones elementales y jurídicas te advierten que no puedes calificara a nadie, mientras el aparato legal del Estado no lo salifique de esa manera. Y calificar de asesino a un sospechoso cuesta mucho, dura mucho el proceso. Pero los medios de comunicación ya lo calificaron y así quedará marcado hasta el final de su vida. Vo Gouyen Giap, el más famosos de los generales de Vietnam, decía: No temas al enemigo, pues solo puede arrebatarte la vida. Teme más a los medios de información, pues ellos destruirán tu honor." Esta sabia afirmación habría sido suficiente para servir como base a una condena sin miramientos a la conductora de TV, señora Magali "Urraca" Medina. En estos días, a los comprometidos en el asunto de los petroaudios se les calificó de "ratas" en el peor sentido del término. Hasta hoy ninguno de los mencionados originalmente ha sido confirmadote de ser "rata" o sea, el festín de los medios debió pensarlo dos veces antes de usar esos calificativos, aunque en este caso, la disculpa es valida: Fue el presidente de la República el que empezó primero semejante calificación.

Por otro lado, de dice que los medios de comunicación son voceros de la opinión pública. Si se toma en cuenta la opinión de estudiosos del fenómeno social de la información, se tendrá en cuenta que una cosa es opinión pública y otra es opinión del público donde esta última es menos valedera que la primera. La opinión pública es la síntesis de la opinión de una o más personas entendidas en el tema que les produce opinión. Cuando se habla de que la opinión pública pide que se sancione a fulano de tal, se está representando una cantidad opinantes más válidas en cantidad que en calidad. En fin, hay mucho que discutir sobre este problema de la "justicia mediática", debe incrementarse o insistir en la discusión. A los periodistas no les debe asustar tocar el tema, en todo caso, lo que debe discutirse a fondo es la influencia que esta mediación pueda causar en los jueces o a las autoridades que intervienen directamente en un caso. Comprobar si cuando un medio dice que es asesino, cuidar de que el juez no repita lo que dicen los medios. Hay jueces probos, pero también hay de los otros. Esto no necesita demostración. Se espera que la discusión abierta por el doctor Nakasaki deje ganas de seguir discutiendo, deseos para evitar el desconcierto público y la injusticia.

ENTE 09


* MANUEL JESÚS ORBEGOZO