Page 1

EL PITO DE VILLA STEIN

“A mí me importa un pito que incluyan mi nombre, me importa un reverendo... hagan lo que quieran”, respondió casi a gritos el presidente del Poder Judicial, Javier Villa Stein a la pregunta de un colega sobre la posibilidad de ser incluido en el informe parlamentario de la Comisión Luizar. Nos parece que quien maneja un poder del Estado no puede hablar de ese modo ¡Qué lindo ejemplo para la juventud! Señor presidente con todo nuestro respeto le recomendamos “que si maneja no tome y si toma, no maneje”.

Escenario electoral y terror A partir del 2000, Sendero Luminoso es un virus mutante que conoce la forma como el Estado lo combatió y desarticuló y sabe también que tras el ciclo de Fujimori ha llegado un ciclo distinto, aprovechable para su repotenciamiento y continuación de su guerra prolongada. El Senderismo no ha abandonado la lucha armada; ahora con un nuevo esquema estratégico y la ausencia de un gobierno con ideas y estrategias antiterroristas definidas, le será más fácil avanzar en esta etapa. Todos sabemos que en el Huallaga y en el VRAE se producen esporádicas acciones terroristas y guerrilleras. Ellas han sido un elemento no preponderante en estos 10 años, pero hoy ante el escenario electoral eso puede cambiar dramáticamente. Sendero Luminoso ha visto en estos 10 últimos años 10

cómo se ha reconstituido el poder de los políticos tradicionales, cómo se han agudizado las contradicciones al interior del sistema, y cómo se han ido creando las condiciones objetivas y subjetivas para el reinicio de la lucha armada. Hoy Sendero Luminoso ve con gran regocijo cómo se han desprestigiado nuevamente todas las instituciones del Estado, empezando por el Congreso y el Poder Judicial. Ve cómo se suceden, uno tras otro, escándalos y escandalotes en la cima del poder, y cómo la nueva corrupción se impone. Ve cómo la población rechaza a los políticos y desconfía de la democracia. Ha llegado, pues, la hora para ellos. El escenario electoral es el momento propicio para desplegar la nueva estrategia que no sólo contempla la utilización plena

de la institucionalidad democrática; tal es el caso de partidos Senderistas con membretes inofensivos, pero que generan agitación en sindicatos, universidades y organizaciones populares. Y paralelamente, cuando llegue la hora, se dará reinicio a la acción armada en gran escala, pero esta vez con una actitud diferente frente a las poblaciones, a las que el Senderismo no va a golpear ni esquilmar. Aprendida la lección, el terrorismo más bien se acerca a la población, e intentará montarse sobre las olas de protesta social. Ya no necesita los cupos de la población ni de empresarios; ahora su vinculación más firme y evidente con el narcotráfico le asegura un financiamiento permanente. A esto, nosotros debemos añadir lo que se sabía hace años: el progresivo entendi-

Escribe: Juan Gonzales Sandoval General PNP (r) chacalsicumple@hotmail.com

miento de Sendero Luminoso con las FARC de Colombia. Enfrentar esta posible nueva agresión del terror supone primero dejar de ignorar la dimensión real del problema. No se trata de la acción de remanentes terroristas que actúan como sicarios del narcotráfico, sino de la continuación del proyecto Senderista, tras haber cumplido exitosamente con distintos importantes objetivos. La sociedad democrática y la clase política deben, a pesar de sus diferencias, cerrar filas frente a esta amenaza real. No olvidemos que ahora Sendero Luminoso es un virus mutante, y por lo tanto puede ser más letal. Debemos detener a tiempo su propagación.

Col. Juan Gonzales  

10 Escribe: Juan Gonzales Sandoval General PNP (r) chacalsicumple@hotmail.com

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you