Issuu on Google+

GENTE ENTREVISTA EXCLUSIVA

Alzando VUELO

El efecto fue contrario. Cuando parecía que su carrera política había recibido un golpe mortal a causa de su inesperada vinculación con un empresario investigado por narcotráfico, Lourdes Flores saltó sorpresivamente a los primeros lugares de las encuestas. Aunque no ha anunciado oficialmente su candidatura presidencial, no hay duda que lleva siempre la mecha prendida en sus aspiraciones para llegar a la Casa de Pizarro y que a la tercera podría ser la vencida. Los recientes sondeos la colocan entre los favoritos junto con Keiko Fujimori.

Entrevista: Enrique Escardó Vallejo

L

En plena entrevista exclusiva con el director fundador de GENTE, Enrique Escardó, en su casa de San Isidro.

4

ourdes Flores luce una nueva figura, más esbelta, juvenil y guapa. Parece prepararse para empezar otra carrera electoral aunque prefiere no adelantar nada aún. Sin embargo, habla con el gran énfasis de las candidatas y no rehuye tema alguno. Por su puesto, en la presente entrevista exclusiva con GENTE respondió el recurrente tema Cataño que le ha causado más de un dolor de cabeza y abordó otros aspectos de la coyuntura política nacional e internacional — Has dicho que podrías ser candidata por tercera vez, ¿cuáles son las condiciones para tomar esa decisión? Primero que pase el tiempo. Son decisiones que hay que tomarlas el próximo año, con mucha calma y creo que hay que hacer un análisis muy serio. A mí me interesa mucho más preguntarnos qué es lo mejor para el país. Sin duda, mi partido el PPC y Unidad Nacional, como una expresión de pensamiento y de veracidad, tienen una muy importante tarea que cumplir. Creo que el Perú necesita una propuesta para el sector emergente.


GENTE ENTREVISTA EXCLUSIVA La otra parte del Perú que no está recibiendo los beneficios del modelo económico y que se siente distante, necesita un Estado más moderno, eficiente y solidario. Creo que esa es la combinación que nosotros podemos ofrecer. —Dices que el Estado debe garantizar la modernidad, ¿cómo se traduce eso en la práctica? ¿Cómo lo puede percibir el ciudadano común y corriente? Soy una admiradora del proceso que China vive, pero no quiero un desarrollo en el país a partir de una mano de obra barata. Creo que se debe hacer un esfuerzo sostenido para tener una educación orientada hacia el trabajo, para la capacitación del trabajador de hoy, como en el que se hace en Senati por ejemplo, y que puede hacerse en materia agraria, en la industria textil, incluso en actividades que hoy necesitan de una mano de obra más calificada. Esa es una forma de contribuir a la modernidad. Pero también tenemos que evitar el altísimo costo de los trámites. La burocracia existente y la inflexibilidad de nuestros organismos contribuyen a elevar los costos para hacer empresa en el Perú. —Uno de los temas que traba el proceso de modernización es la reforma del Estado que aun está inconclusa ¿cuál es tu visión en ese tema? Debemos retomar lo que fue nuestro planteamiento en el 2006: un estado realmente al servicio de la gente. Cuando yo hablaba de reformas del Estado no me refería a los ministerios, sino a postas médicas, la escuela, la policía, el juzgado… El Estado debe brindar un servicio público eficiente porque para eso pagamos nuestros impuestos. Creo que la administración aprista va a dejar un gran déficit en ese sentido. Yo no siento que en estos años se haya hecho un esfuerzo de verdad para llevar adelante esa gran y tan necesaria reforma. —Un país, obviamente, necesita de grandes lineamientos, de políticas nacionales para avanzar y lograr su desarrollo, ¿crees que el Acuerdo Nacional ha cumplido su función en ese sentido? Ha sido un organismo que no ha tenido una capacidad de influencia real en las decisiones. Hay temas que se han puesto sobre el tapete en los últimos tiempos y que evidencian que si no tenemos una visión de largo aliento como país, como nación, la vamos a pagar caro, más allá de a quien le corresponda la tarea de gobernar el país en los próximos años. —¿Plantearías una reestructuración del Acuerdo Nacional? Debería haber una agenda con algunos temas específicos. Quizá más diálogo con cada una de las fuerzas para que, finalmente, la reunión genérica del acuerdo pueda adoptar decisiones. Hay momentos en que esto ha funcionado muy bien cuando se ha tenido un tema concreto de agenda. —¿Cuáles serían esos puntos que pondrías en la agenda? Hay temas de largo aliento que requieren comprometer a todas las fuerzas políticas y tener una visión de largo aliento. Por ejemplo, la política energética o la política de defensa. Por ejemplo, hemos coincidido en un solo frente en temas como la demanda ante la Haya. Narcoterrorismo — Un tema fundamental es el narcoterrorismo y, aparentemente, no hay una política coherente en ese tema ¿cómo enfrentarlo, según tu opinión? Sin duda es el problema más complejo que la administración aprista enfrenta y me temo que el próximo gobierno va a tener que abordar. La bancada de Unidad Nacional le ha dicho al gobierno, estamos listos para apoyarlos pero terminen de presentarnos cuál es el plan. Junto con la tarea de inteligencia los expertos indican que hay necesidad de tener un equipamiento acorde con la realidad. Ese es el primer paso que corresponde hacer al gobierno. — Estás hablando del aspecto policial-militar pero no de aspectos sociales… Primero debe haber un enfrentamiento profesional a flagelos inmensos como son el narcotráfico y el terrorismo. La presencia del Estado es sumamente difícil sin ese factor. En segundo

El Acuerdo Nacional no está cumpliendo su real papel, dice Flores Nano.

La política energética debería formar parte del Acuerdo Nacional.

Allanamiento de una poza de maceración en la selva del VRAE.

5


GENTE

ENTREVISTA EXCLUSIVA

Lourdes Flores no descarta apoyo internacional en la lucha antinarcóticos.

Evo Morales.

Hugo Chávez.

La situación venezolana es muy delicada, según Lourdes Flores Nano.

6

lugar tiene que haber una estrategia de presencia estatal que me parece que es el complemento indispensable pero que la veo muy difícil de ponerse en blanco y negro si es que no hay una estrategia clara de erradicación de sustitución y de enfrentamiento profesional. — Los juicios que afrontan los militares podrían menguar la moral… Nosotros manifestamos nuestra preocupación por el número tan elevado de procesos judiciales que enfrentan militares y que no concluyen. Ciertamente hubo un momento en el que había que enfrentar temas de corrupción en las Fuerzas Armadas. A partir de esa situación no puede extenderse un manto de duda y de cuestionamiento a todo acto militar. Creo que la acumulación de casos está creando en los militares la sensación de una inmensa inseguridad en esta respuesta. Como es lógico no tiene sentido mantener larguísimos procesos que están creando insatisfacción e incertidumbre. — En esta estrategia antinarcóticos ¿crees que es fundamental la ayuda norteamericana? Considero que en su momento esta ayuda fue muy valiosa sobre todo en el conocimiento especializado y de apoyo para el equipamiento. Actualmente, creo que tenemos cuadros muy profesionales. La policía tiene gente dotada de conocimientos pero si la cooperación internacional puede permitir una asistencia más especializada creo el país no podría rechazarlo. —¿No crees que se requeriría una suerte de plan Colombia? Siempre el combate contra un enemigo tan poderoso requiere de una respuesta con muchísimos recursos. Creo que el tema debe ser enfrentado con mucho rigor. Sí creo en la cooperación, pero la naturaleza del plan que Colombia ha recibido es diferente. Sin embargo, el VRAE va a requerir, indudablemente, muchos más recursos. El caso Cataño — ¿Por qué Lourdes Flores arriesga involucrarse con una empresa o un empresario que tiene ciertos antecedentes o vinculaciones con el narcotráfico? Participo temporalmente en la defensa de una empresa y en la presidencia del directorio porque yo estoy convencida que son actividades totalmente lícitas. Estoy convencida que aquí no hay un gramo de droga. Existe una suerte de satanización y de condena a partir de unas investigaciones que se han hecho públicas. Espero que, en los próximos meses, pueda comprobarse que no había necesidad de crear todo este clima que se ha creado. — Pero, ¿no crees que arriesgas tu carrera política al asumir un cargo así? En primer lugar, es injusto que se ponga en tela de juicio una decisión profesional que no involucra a nadie en el ámbito político. Siento que esta es una actuación profesional más de las muchas que tengo yo al ejercer mi profesión. Este hecho me ha permitido reflexionar sobre el equilibrio que debo tener entre una carrera política y una vida profesional que me permite vivir modestamente. No he encontrado una fórmula de ejercer mi actividad política que me apasiona no recibiendo un centavo de nadie sino es generándola con mis propios ingresos. Espero que dentro de algunos meses se comprenda que no tomé ninguna decisión arriesgada porque no había nada que arriesgar. Bolivia y Venezuela —¿Cómo observas la relación Perú – Bolivia? En esto momentos con mucha preocupación. Bolivia y el presidente Morales particularmente ha sido instrumentada por el chavismo. Perú y Bolivia compartimos el Altiplano, una frontera común en el lago Titicaca y tenemos la necesidad de mirarnos en conjunto. Hoy ha sido una fuente de conflictos y de exportación de conflictos. No tengo la menor duda que el chavismo ha puesto en Bolivia un eje de operaciones y desde allí lamentablemente se


GENTE

ENTREVISTA EXCLUSIVA

perturba la tranquilidad en nuestro país. — Hace algún tiempo Hugo Chávez se refirió a ti no precisamente en buenos términos, ¿como está ahora la relación entre Hugo Chávez – Lourdes Flores? No ha existido, no hay relación de ningún tipo. Chávez me dejó de lado cuando no pasé a la segunda vuelta y concentró su energía en el contendor. No he tenido ningún trato con él, ni he ido en los últimos tiempos a Venezuela aunque mantengo un trato muy directo con actores de la actividad demócrata. Anhelo el día en que la oposición derrote finalmente al señor Chávez por vías democráticas. — ¿Crees que hay democracia en Venezuela? Ciertamente no. La OEA se movilizó cuando hubo un golpe en Honduras, pero sigue silbando con respecto a Venezuela. La situación en ese país es muy preocupante no solo en los temas democráticos. Hay enormes perturbaciones de la legislación en materia de educación. El Estado se entromete en la vida de la familia. Un niño de cero a cinco años está bajo vigilancia estatal en su educación, existe absoluta perturbación en la vida universitaria que hace que los jóvenes reaccionen. Las tiranías se expresan en algunos causes políticos, atentan contra la prensa y toman control de las instituciones, crean instituciones paralelas al parlamento, dictan leyes caprichosas y no paran hasta cercenar la libertad. Cuando se dictan normas sobre la educación se afrenta directamente contra la familia. Allí está el germen de lo que será la derrota de los autoritarismos. El gobierno aprista — ¿Cuál es el concepto que tienes del segundo gobierno de Alan García? Ha hecho una corrección sustantiva, un mea culpa personal y un viraje personal respecto de su pasado económico. Por eso he dicho en más de una ocasión que lo he visto sentado a la derecha del padre. Pero le critico dos cosas centrales: creo que siendo un gobierno con una cantidad ingente de recursos ha sido muy ineficiente en usarlos. En segundo lugar, en líneas generales se ha visto al presidente y al gobierno en su conjunto, distante del pueblo, un gobierno que no ha sido capaz de trasladarse y acercarse a la gente. Tampoco ha sido bueno en materia de descentralización trasladando simplemente recursos. Creo que son sus grandes defectos que se arrastran en la conclusión de un país modernizado en parte pero muy poco atendido, olvidado, muy poco satisfecho en otro. — ¿Qué nota le pondrías? Lo aprobaría, bajetón, regularón nomás. (E.E.V.)

Lourdes Flores en la campaña electoral del 2006.

Las elecciones pasadas — Has tenido dos derrotas electorales anteriores ¿cuáles son las lecciones que le ha dejado? Uff… Primero una reflexión. Yo diría que en ambas campañas se me satanizó con ataques que no respondían a la verdad. En la primera que era la candidata del fujimorismo y en la segunda que era la candidata de los ricos y en ambos casos no tuvimos la habilidad de responder acertadamente. Fue una falla de comunicación y creo que ese es un error muy serio, pero, en fin, creo que toda derrota trae nuevas lecciones. La derrota también obliga a pensar las cosas con mucha serenidad. —¿Cómo plantearía una nueva campaña? El proceso del 2011 es un proceso distinto al del 2006. Hay una parte del Perú que está viviendo un crecimiento interesante un proceso de modernización significativo, pero también hay otro numeroso sector que no recibe esas ventajas. Creo que habrá que tener la habilidad de poder presentar respuestas muy concretas y presentar ideas fuerza más claras para esos dos sectores. En eso habrá que trabajar.

Saludando al Rey de España en presencia de Alan García.

7


ALZANDO_VUELO-Entrevista