Page 1

Autor: Eligio Camacaro/25.571.206

IUSNATURALISMO IUSPOSITIVISMO

Contrat o Social

¿El Estado de Naturaleza? Iusnaturalismo Objetivista Derechos Naturales

Iusnaturalismo Subjetivista


IUSNATURALISMO Proviene  de  los  términos  latinos Ius que  significa  ley  o  derecho  y  de natura que  significa naturaleza; el sufijo ismo da la idea  de  movimiento  o  tendencia.  Por  lo  tanto, iusnaturalismo es  esa  tendencia  de  pensamiento  jurídico  que  afirma  la  existencia de un Derecho

Natural.

Tiene Tiene unas unas características características que que le le son son muy muy propias: propias:

1

Se considera  como  un  Derecho no creado por el  hombre,  por  lo  tanto,  es  anterior a él;

2

Es un  Derecho  que  es  intrínseco  a  la  naturaleza  humana  misma,  por  lo  tanto  es  válido para todo hombre en todo lugar y en  toda  época,  es  lo  mismo  que  decir  que  es  universal y objetivo;

3   Es  un  Derecho  eterno  e  inmutable,  no  cambia con el tiempo ni con las circunstancias;  tiene un carácter absoluto y obligatorio;   regula  tanto  la  conducta  social  como  la  individual;  y  está  orientado  a  la  convivencia  pacífica y segura en la que impere la justicia.

4

Está orientado  a  la  convivencia  pacífica  y  segura en la que impere la justicia.

Estas características antes   mencionadas  son  comúnmente  aceptadas  por  todas  las  corrientes  dadas dentro del Iusnaturalismo Para  algunos  este  Derecho  tiene  su  origen  y  fundamento  en  Dios;  para  otros  está  en  la  sola  naturaleza humana; y  algunos lo colocan en  el  propio  acontecer  histórico.


Etapas del Iusnaturalismo El Iusnaturalismo de la Antigüedad: En el  significado  de  la  palabra  naturaleza  se  observa  una  evolución  en  el  pensamiento  griego desde su consideración  de  naturaleza  física hacia su progresiva desmaterialización. Sobre  esta  base  elaborará  Aristóteles  la  diferenciación  entre lo justo por naturaleza y  lo justo por convención. Cicerón desarrollará una  división tripartita entre el ius  civile, derecho particular de  cada pueblo, el ius gentium,  derecho universal y el ius  naturale, que fundamente las  prescripciones de ambos.  Aquí  no  queda  claro  el  carácter  (natural  o  convencional)  del  ius  gentium,  pero  expresa  con  nitidez el sentido de la ley humana. 

Gayo distingue  el  ius  civile,  derecho  peculiar  de  cada  pueblo,  del  ius  gentium,  derecho  establecido  por  la  razón  natural  para  todos  los  hombres. Ulpiano  recupera  la  denominación  ius  naturale,  siendo  el  derecho  común  a  todos  los  animales,  el  ius  gentium,  común  a  todos  los  hombres  y  el  ius  civile,  peculiar de cada ciudad. Paulo limita la clasificación  al ius civile, el que en cada  ciudad  resulta  ser  útil  a  todos  o  a  la  mayoría  y  el  ius  naturale,  el  que  siempre es bueno y justo.


El Iusnaturalismo Medieval: En esta época se entiende el aspecto racional del derecho natural vinculado a la divinidad. La razón se orienta teológicamente. San Agustín reclama la concepción  racionalista  que  entiende  el  derecho  natural  como  un  derecho  cognoscible  por  la  razón  humana,  vinculado  a  la  ley  eterna.  Considera  la  idea  de  la  justicia  en  términos de mandato de Dios. Santo  Tomás  de  Aquino  reformula  la  división  tripartita  que  estableciera  San  Agustín,  a  partir  de  la  consideración  del  universo  cristiano  como  una creación de Dios que lo gobierna por medio  de  la  ley  eterna.  Así  la  ley  eterna  se  presenta  como  principio  ordenador  del  universo  y  la  ley  natural  como  la  participación  del  hombre  a  través  de  su  razón  en  la  ley  eterna.  En  la  ley  natural  pueden  distinguirse  principios  primarios  y secundarios. 

La ley  humana  tendrá  que  adaptarse  a  las  circunstancias de cada sociedad, pero sólo resultará  obligatoria  cuando  sea  congruente  con  la  ley  natural.

El iusnaturalismo de la Edad Moderna: El Iusnaturalismo  moderno  va  a  ser  el  carácter  estrictamente  racional,  desvinculado  de  consideraciones  teológicas,  y  la  asunción  de  una  perspectiva  subjetiva  al  derecho  natural,  reconociendo  a  los  individuos  la  titularidad  de  derechos inalienables. Grocio entiende que el hombre no es sólo  un ser racional, sino también social.  Thomas Hobbes define el estado de  naturaleza del hombre como un estado  de inseguridad, de guerra.  John Locke también defiende la idea de  pacto social.  El estado de naturaleza de los hombres  es vivir guiados por la razón, disponiendo  de derechos innatos, entre los que  destacan la vida, la libertad y la propiedad  generada por la acción de trabajo


Iuspositivismo

El iuspositivismo, también conocido  como positivismo legal, es  una  corriente  de  pensamientos  jurídicos.  La  principal  tesis  del  iuspositivismo  es  la  separación  entre moral y derecho, que supone un rechazo  a  toda  relación  conceptual  vinculante  entre  ambos. El  iuspositivismo  entiende  que  derecho  y  moral  son  conceptos  distintos  no  identificables.  Dado  que  el  Derecho  existe  con  independencia  de  su  correspondencia  o  no  con  una u otra concepción moral:  una  norma  jurídica  no  tiene  condicionada  su  existencia  a  su  moralidad;  en  todo  caso,  puede ésta afectar su eficacia  o legitimidad, mas eso es una  cuestión distinta. 

El Derecho puede ser justo e injusto, aunque lo deseable sea lo primero. John Austin definió un

sistema jurídico como aquel que está sometido a una autoridad soberana, y la validez de las leyes como su imposición formal por esta autoridad a través de sus agentes.

Sin embargo,  el  verdadero  pilar  del  Iuspositivismo,  que  define  al  Derecho  como  un  producto únicamente de la voluntad del legislador,  y  a  las  consecuencias de Derecho como el mero  resultado  lógico  de  colocarse  en  el  supuesto  jurídico  del  que  se  trate  en  lo  ordenado,  es  el  austriaco Hans  Kelsen,  autor de "Teoría pura del Derecho". 


Diferencias entre Iusnaturalismo y Iuspositivismo El iusnaturalismo y el iuspositivismo, son escuelas o sistemas de pensamiento jurídico.

Iusnaturalismo El iusnaturalismo se detiene en la propuesta de la existencia ya sea real o ideal? del derecho natural

Iuspositivismo El iuspositivismo, específicamente se detiene en la existencia real o ideal del derecho positivo.

Esto no  implica  que  el  iusnaturalismo  desconozca  el  derecho  positivo  y  que  el  iuspositivismo  desconozca  el  derecho  natural,  sino  que  cada  uno,  se  detiene  en  su  elemento propio y lo realza como un elemento fundamental del derecho, haciendo toda  una sistematización jurídica alrededor suyo. Además, es de tener en cuenta que cada una  de  estas  escuelas  tiene  inmensas  subdivisiones,  en  razón  principalmente  al  concepto  específico y por ende a la naturaleza, ya sea de derecho natural o de derecho positivo.


Los Derechos Humanos y el Iusnaturalismo Algunas teorías iusnaturalistas afirman que:

1 Los  derechos  humanos  se 

basan en  aspectos  biológicos,   Tales  como  la  conveniencia  para  la  supervivencia  de  la  especie,  en  el  contexto  de  la  selección  natural,  de  una  conducta  basada  en  la empatía y el altruismo.

2

Otras los  sustentan  en  el  orden  moral  natural  tal  y  como  se  deriva  de  determinados  preceptos religiosos.  Consideran  que  la  conducta  moral  es  un  conjunto  de  prescripciones objetivamente válidas y apelan a  textos como la Biblia o el Corán

Frente a  éstas,  desde  el  siglo  XVII,  con Hugo  Grocio,  ha  cobrado  fuerza  el  iusnaturalismo  racionalista,  de  la  mano  de  autores  que  se  desvinculan progresivamente de  la  idea  de Dios,  si  bien  existen  en  la  actualidad  diversas  fundamentaciones  iusnaturalistas  de  carácter  o  inspiración religiosa.  Entre  ellas  se  encuentra  la  Doctrina  Social  de  la  Iglesia,  que  retoma  las  ideas  de  los Padres  de  la  Iglesia y Tomás de Aquino.

Según la  Doctrina  Social  de  la  Iglesia,  el  fundamento  sólido  o  inmediato  de  los  derechos  se  encuentra  en  la ley  natural,  la  norma  -de  derecho  natural-  que  es  fuente  equilibrada  de  derechos  y  deberes  de  cada  uno;  a  su  vez,  su  fundamento  último  es Dios mismo


Los Derechos Humanos y el Iusnaturalismo Los derechos  humanos  son  objetivos  en  tanto  que no dependen de la subjetividad de quien es  su titular o está obligado por ellos. Por tanto, no  quedan  sujetos  a  los  estados  de  ánimo,  las  opiniones  o  la  voluntad  de  nadie;  tampoco  el consenso, ni siquiera de la mayoría. Para  la  Iglesia  Católica,  además, otra característica de  los  derechos  humanos  es  su  sociabilidad:  siendo  el  hombre  naturalmente  social,  existen derechos naturales de  la  persona  en  cuanto  individuo,  pero  también  en  tanto  miembro  de  diversos  grupos sociales naturales Por la misma razón, los derechos se ordenan al bien común y están constitutivamente limitados.

Uno de  los  teóricos  de  derechos  humanos  más  relevantes  e  influyentes  fue John  Locke,  que  elevó  la  defensa  de  los  derechos  naturales  a  la  categoría  de  principio  fundamental  de  legitimación  del  gobierno  y  fin  básico de la sociedad civil. Locke  afirmó  que  la  propiedad  es  un  derecho  natural  y  que  se  deriva  del trabajo.  Además,  dijo  que la propiedad precede al Estado y que éste no  puede  disponer  de  la  propiedad  de  los  sujetos  arbitrariamente.   De acuerdo con Locke, negar el derecho de propiedad es negar los derechos humanos. En la segunda mitad del siglo XX, y tras su decadencia en favor de las ideas iuspositivistas, el Derecho natural resurgió con fuerza con multitud de teorías muy diversas. Finalmente, las llamadas tesis intersubjetivistas, consideran los derechos humanos como valores radicados en necesidades comunes y por lo tanto intrínsecamente comunicables.


El Estado de Naturaleza, Contrato Social y Derechos Naturales Hablar de  Iusnturalismo  es  hablar  necesariamente del estado de naturaleza. Para  los  autores  iusnaturalistas  concebir  un  estado originario o primigenio  en  el  cual  vivió  la  humanidad  antes de la conformación de la  sociedad civil o del inicio de la  civilización.  Según  esto,  el  hombre vivió en una situación  caracterizada  por  la  ausencia  de las leyes, en ejercicio pleno  de libertad de sus facultades.

Rousseau que  habla  de  un  estado  de  naturaleza caracterizado por la paz y mutua  convivencia,  en  la  que  la  ausencia  de  la  propiedad  privada  garantizaba  la  ausencia  de conflictos sociales.

Después de  vivir  una  vida  independiente,  el  hombre  entra  en  comunicación  con  otros  hombres  e  integra  una  sociedad  civil,  pero  surgen  dificultades  para  la  convivencia,  la  seguridad,  la  tranquilidad,  de  modo  que  para  superarlas,  celebran  un  contrato  entre  todos,  un  contrato  social  en  virtud  del  cual que constituido el Estado

El Estado tiene por finalidad defender la vida  y la propiedad de los asociados. Existen un conjunto de derechos originarios,  que son innatos e inherentes a la naturaleza  del  hombre.  Esos  derechos  originarios,  inalienables e imprescriptibles, son derechos  innatos: y conforman los derechos naturales


Iusnaturalismo Objetivista Pretende deducir  el  Derecho  y  el  Estado  de  cierta  naturaleza  inmutable  del  hombre,  asumiendo  una  posición  anti  historicista  y  mecanicista.  La  sociedad  y  el  estado  son  el  resultado  de  una  unión  mecánica  de  diversas  fuerzas,  de  la  unión  de  fuerzas  de  diversos  individuos  que  se  integran en un todo.

El Estado surge como consecuencia de un  contrato. Se rompe con las ideas  teológicas y religiosas del derecho natural  que imperaron en la sociedad feudal.

HUGO GROCIO

Fue el  gran  defensor  del  Estado  absoluto.  Inaugura  una  nueva  corriente  sobre  el Derecho  natural,  el  iusnaturalismo  inmanentista.  Para  él  el  hombre  es  social  por  naturaleza,  por  lo  que  las  normas  de  convivencia  que  hay  en  la  sociedad  son  naturales,  e  inherentes  al  ser  humano,  y  constituyen  objeto  de  derecho  positivo.  Fue  el  gran  defensor  del  Estado  absoluto.  Inaugura  una  nueva  corriente  sobre  el Derecho  natural,  el  iusnaturalismo  inmanentista.  Para él el hombre es social por naturaleza, por lo que  las normas de convivencia que hay en la sociedad son  naturales,  e  inherentes  al  ser  humano,  y  constituyen  objeto de derecho positivo.

Grocio sostiene  que  deben  existir  valores  mínimos  e  indiscutibles,  no  por  mera  convención.  La  sociedad  debe  buscar  esos  principios inmutables para mantener el orden.  Dichos  principios  basados  en  la  naturaleza  racional  y  social  del  hombre,  son  instaurados  por Dios, y ni éste podría cambiarlos


Hugo Grocio  escribe  El  estado  natural. En la monarquía absoluta  el  rey  está  sujeto  a  sus  propias  leyes;  ya  que  es  monarca  por  derecho  divino  sus  leyes  son  justas,  y  todos,  incluso  él,  deben  obedecerlas. Pero también hay un  Derecho natural que no se puede  saltar.  La  autoridad  del  rey,  en  muchos  casos,  está  limitada  por  las Cortes que  tienen  que  votar  los  impuestos;  con  lo  que  el  rey  depende  de  ellas  para  conseguir  recursos.. De esta manera, Grocio afirmó que el derecho deriva  del  appetitus  socialiso  del  appetitus  societatis  que  tiene  el  hombre;  es  decir,  para  él,  el  derecho  no  es  otra  cosa  que  un  producto  que  resulta  del  apetito  social  o  de  sociedad  que  tienen  los  hombres  para  vivir  en  grupos  organizados,  donde  impere  una  fuerza  común  bajo  el  imperio  del  derecho  natural  y  de  la  razón.  Este  derecho  natural  es  dictado  por  la  recta razón de los hombres, que indica que cualquier  acción  debe  corresponder  a  la  misma  naturaleza  racional  del  hombre  porque  el  derecho  se  reduce  a  su contenido intrínsecamente justo o natural. 

Samuel Puffendorf (1632-1694) Su propósito  es  adaptar  las  ideas  de  los  tratadistas  al  régimen  feudal  imperante  en Alemania y  justificar  así,  el absolutismo de  la  nobleza.  Divide  el  mundo  en  dos grupos,  el de las cosas naturales, que son  perceptibles  por  los  órganos  de los  sentidos;  y  el  de  las  cosas  morales que no son perceptibles  por los  sentidos sino  por  la  razón,  de  las  cuales  se  ocupan  las ciencias  sociales o  morales.  Entre  las  cosas  morales  se  encuentran la  familia,  la  ciudadanía, el Estado, el derecho,  etc.  Todas  estas  cosas morales  provienen de Dios y del hombre.


Explica, como  todo  jus-naturalista,  que el  hombre vivió  en  estado  de naturaleza y  que  el  Estado  nació  como  una  necesidad  metodológica, es decir, como una necesidad de  someter  al hombre a  una  disciplina  indispensable  para  su seguridad.  Dice  que  la ley fundamental  de  la  razón  es  la  existencia  de  una  vida  pacífica  entre  los  hombres;  y  que  esa ley es la base del derecho natural.  Se  opone  a  las  doctrinas  medioevales  relativas  a  la  formación del Estado, conocidas  como  doctrinas  patriarcales,  doctrina  patrimonial  y  doctrina  teológica,  y  busca  un  fundamento  filosófico  más  racional  para  justificar  el  aparecimiento  del  Estado  y  el  absolutismo  de  los  príncipes  alemanes. Encontrando  esta  solución  en  su tesis de  que  el  fundamento  del poder político,  del poder del  Estado,  estriba  en  estos  tres  elementos:  la  superioridad, la independencia y la ilimitación

Será, sin embargo, Samuel Pufendorf quien rompa  definitivamente  con  la  tradición  escolástica  acerca  del  derecho  natural.  Gracias  a  sus  obras  "De  iure  naturae et gentium" (1672) y "De oficio hominis et  civis"  (1673)  puede  ser  considerado como el creador del derecho natural moderno y  uno  de  los  pensadores  que  mayor  influencia  han  ejercido  en  su  propio  tiempo  (en  Locke,  por  ejemplo)  y,  sobre  todo,  durante  el  siglo  XVIII  (en  Rousseau y los independentistas americanos).

Así pues, más que una doctrina  de  derechos  individuales  (derecho a no estar sometido a  nadie  o  derecho  a  la  autoconservación),    los  deberes  y  obligaciones  de  los  hombres  respecto  a  sus  semejantes  siempre  por  delante  de  los  derechos  constituyen  la  base  doctrinal  del  derecho  natural  de Pufendorf


IUSNATURALISMO SUBJETIVISTA El hombre  no  es  social  por  naturaleza  sino  por  necesidad de supervivencia.    El  hombre  se  constituye  como enemigo del hombre,  estableciéndose  así  la  guerra  de  todos  contra  todos.   El  Estado,  así  concebido,  es  el  detentador  de  todo  poder  y  jurisdicción,  dictador  de  las  leyes, ejecutor y garante de las  mismas, con la sola finalidad de  asegurar  el  orden  y  la  justicia  estatal  derivada  del  mantenimiento de este orden.  La única limitación a tan absoluto poder es el  incumplimiento del motivo que lo hizo nacer, si  el Estado no puede garantizar el orden y la paz  en la sociedad queda despojada de su entidad  como tal, dando lugar a un nuevo pacto. 

Thomas Hobbes (1588 -1679) Ha sido considerado a lo largo de la Historia del  Pensamiento como una persona oscura, de hecho  en el año de 1666 en Inglaterra se quemaron sus  libros por considerarle ateo y posteriormente, tras  su muerte, se vuelven a quemar públicamente sus  obras La  época  de  Hobbes  se  caracteriza  por  una  gran  división política la cual confrontaba dos bandos bien  definidos:  1) Monárquicos:  Que  defendían  la  monarquía  absoluta  aduciendo  que  la  legitimidad  de  ésta  venía directamente de Dios;  2) Parlamentarios:  Quienes  afirmaban  que  la  soberanía  debía  estar  compartida  entre  el  rey  y  el pueblo.  Hobbes se mantenía en una postura neutra entre ambos bandos ya que si bien afirmaba que la soberanía está en el rey, su poder no provenía de Dios.


El pensamiento  filosófico  de  Hobbes  se  define  por  enmarcarse  dentro  del  materialismo  mecanicista,  corriente  que  dice  que  sólo  existe  un  "cuerpo"  y  niega  la  existencia  del  alma;  también dice que el hombre está regido por las  leyes del Universo. Este movimiento se clasifica en dos  tipos:   de  Acercamiento,  el  hombre  siempre  se  acerca  a  las  cosas  que  desea y de Alejamiento, el hombre  se aleja de las cosas que ponen en  peligro su vida.   Así  dice  que  la  sociedad  está  siempre en movimiento.

Hobbes, escribió Leviatán, un manual sobre  la naturaleza humana y como se organiza la  sociedad  y  partiendo  de  la  definición  de  hombre  y  de  sus  características  explica  la  aparición  del  Derecho  y  de  los  distintos  tipos de gobierno que son necesarios para  la convivencia en la sociedad.

Plantea que el hombre después de vivir en una vida  natural, salvaje o primitiva comienza con el  desequilibrio a formar comunidades que a su vez  traen como consecuencia una constante guerra,  (Estado Natural de Guerra), ya que después de vivir  una vida independiente, natural y salvaje, el hombre  entra en comunicación con otros hombres e integra  una sociedad civil, surgiendo dificultades para la  convivencia, la seguridad y la tranquilidad.

El Estado Natural de Guerra En lo  que  Hobbes  llama  el  estado  natural,  es  decir,  el  estado  en  el  que  se  encontraba  el  ser  humano  antes de la organización de la  vida  social,  los  seres  humanos  son  iguales  por  naturaleza  en  facultades  mentales  y  corporales,  produciéndose,  también  de  una  forma  natural,  la  compensación  entre  las  deficiencias  y  las  cualidades  con  las  que  la  naturaleza  ha  dotado a cada cual.


No existiendo  distinciones  morales  objetivas  Hobbes  considera,  pues,  que  las  acciones  humanas  se  desarrollan  al  margen  de  toda  consideración  moral,  como  resultado  de  la  fuerza  de  las  pasiones,  únicos  elementos  por  los que se pueden guiar, en dicho estado, los  seres humanos;  En el estado natural, pues, que  es  un  estado  de  guerra  permanente,  el  individuo  depende para su seguridad de  su  propia  fuerza  e  ingenio,  no  habiendo  más  límite  para  su  acción  que  los  que  éstas  le  impongan,  ni  pudiendo  esperar  la  colaboración  de  otros  para  conseguir  sus  propios objetivos. 

La Ley Natural Es necesario, investigar cuál sea la naturaleza del  ser  humano  a  fin  de  poder  determinar  si  el  estado  de  naturaleza  es  susceptible  de  ser  abandonado o no.

Hobbes distingue dos aspectos de la naturaleza humana: 1) Las Pasiones: "Las pasiones  que  inclinan  a  los  hombres  hacia  la  paz  son  el  temor  a  la  muerte; el deseo de aquellas cosas que son  necesarias  para  una  vida  confortable;  y  la  esperanza  de  obtenerlas  por  su  industria  (Leviatán, XIII)”. 2)   La Razón: "Una  ley  de  naturaleza  (lex  naturalis)  es  un  precepto  o  regla  general  encontrada  por  la  razón,  por  la  cual  se  le  prohíbe  al  hombre  hacer  aquello  que  sea  destructivo  para  su  vida,  o  que  le  arrebate  los  medios  de  preservar  la  misma,  y  omitir  aquello  con  lo  que  cree  puede  mejor  preservarla, pues aunque los que hablan de  este  tema  confunden  a  menudo  ius  y  lex,  Página 6 de 9 derecho y ley, éstos debieran,  sin embargo, distinguirse, porque el derecho  consiste  en  la  libertad  de  hacer  o  no  hacer,  mientras que la ley determina y ata a uno de  los  dos,  con  lo  que  la  ley  y  el  derecho  difieren  tanto  como  la  obligación  y  la  libertad, que en una y la misma materia son  incompatibles (Leviatán, XIV)”.


La lista de leyes naturales varía en la obra de  Hobbes, llegando a enumerar hasta diecinueve  de dichas leyes en el Leviatán; no obstante,  considera que las fundamentales son las  siguientes: A) La búsqueda y el seguimiento de la paz  mientras pueda obtenerse; B)   La capacidad de renunciar a sus propios  derechos (lo que abre la posibilidad de  establecer un contrato con otros seres  humanos),  C)   El cumplimiento de los pactos y acepten  las consecuencias que de ellos se siguen (lo  que se hace efectivo sólo una vez  constituida la sociedad civil).

La razón  muestra  que  es  favorable  para  la  conservación  de  los  seres  humanos  que  estas  leyes  se  cumplan:  es  racional  que  el  ser humano las observe.

La Formación del Cuerpo Social y la Teoría del Contrato: Las causas  que  mueven  a  los  seres  humanos  a  unirse  constituyendo  así  un  cuerpo  social  son  de  dos tipos, según Hobbes: 1) Causas Remotas: Entre  las  cuales  señala  la  inseguridad  a  la  que  se  ven  sometidos  los  seres humanos en estado de naturaleza, y la  razón,  que  comprende  la  existencia  de  leyes  pero,  al  mismo  tiempo,  observa  que  dichas  leyes no se cumplirán sin un poder coercitivo,  público,  respaldado  por  la  fuerza  y  capaz  de  castigar a los infractores. 2) Causas Próximas (El Contrato): El  motivo  final por el que organizarse en sociedad es la  preservación de la propia vida y la garantía de  una existencia más dichosa. Sin embargo, para que exista tal poder los seres humanos han de aceptar, una transformación de sus derechos, que consiste en la renuncia a los mismos, con el fin de aunar todas las voluntades en una sola


La causa inmediata de la formación de la sociedad  civil es, por lo tanto, el contrato que establecen  entre sí las personas individuales, pero hay que  hacer notar que el soberano no es parte del  contrato. Es decir, el contrato no se establece entre  los súbditos y el soberano, sino exclusivamente  entre los súbditos. Esta explicación de Hobbes está claramente dirigida  contra la teoría del derecho divino de los reyes. Es  una teoría "realista", en cuanto defiende la  monarquía, entre otras razones porque dicho  régimen conduciría a una mayor unidad. De este modo Hobbes entiende  que no hay obligación ninguna  que limite la acción del  soberano respecto a los  súbditos, ya que este no ha  pactado nada con los súbditos;  por lo demás, el contrato, la  creación de la sociedad civil y  del soberano son simultáneos,  pues no podría surgir el  contrato sin que surja  simultáneamente un poder  capaz de ponerlo en vigor.

La teoría  política  de  Hobbes  pretende  fundamentar  filosóficamente,  no  históricamente,  el  origen  de  la  sociedad  civil  y  la  legitimación  del  poder,  su  racionalidad  (como  forma  de  control  del  individualismo,  al  que  considera  inútil  y  nocivo),  fundando  la  sociedad,  sobre  el  miedo,  ya  se  trate  de  una  sociedad  por  institución  (mediante  un  pacto)  y  o  de  una  sociedad  por  adquisición  (violencia  del poder).

Iusnaturalismo  

Revista del Iusnaturalismo

Iusnaturalismo  

Revista del Iusnaturalismo

Advertisement