Page 145

destierra de la autenticidad. Las aguas del río epistémico donde se forjan los seres humanos en esta cultura nuestra están contaminadas. ¿De dónde proviene esa contaminación? Proviene de los fundamentos epistémicos de carácter ideológico que contaminan la cultura. Hay grandes laceraciones en la vida colectiva de nuestro pueblo por la erosión de los valores y su sustitución por ideologías. El valor de la decencia anda de frente a una epidemia de desublimación que culmina en una reconversión de lo sublime a lo burdo con violencia, depravación, procacidad, chabacanería, obscenidad y vulgaridad proveniente de la erosión de los valores éticos. Ser moralista es ser despreciable, pero ser inmoral es ser diferente. El espacio existencial de la cultura política es una vorágine de conflictos y traiciones que se caracteriza por la corrupción, la demagogia, la mediocridad, el pillaje y la mala administración de los recursos de nuestro pueblo. Hay espacios existenciales profundamente contaminados por el fraude, el engaño, la violencia. Un ejército de maleantes ha ocupado los espacios existenciales que antes fueron centro de congregación y vivencia comunitaria en este pueblo nuestro. Vivimos detrás de las rejas para protegernos de ladrones, asaltadores dispuestos a saquear nuestros hogares; que asesinan a mansalva, hurtan las pertenencias, el dinero, los vehículos y ponen en peligro el derecho a la vida y a la tranquilidad para no decir la felicidad prometida por nuestra ley fundamental. En Puerto Rico contamos con un Instituto de Cultura cuyo propósito debería ser el de fortalecer los valores, facilitar el camino de la autenticidad y proteger el derecho a la inteligencia. El Derecho a la inteligencia es el derecho más mancillado en este planeta de acuerdo con Luis Alberto Machado. Para dirigir una industria, un negocio, una profesión, un oficio, hace falta conocer el funcionamiento del mismo. Esto, que es tan resabido en todas las esferas de quehacer, parece que se desconoce en la forja de la conciencia de un pueblo que es su cultura. El Instituto de Cultura Puertorriqueña adopta un componente de la inteligencia colectiva de nuestro pueblo, el de la estética, y lo convierte en fuente de empleo para artesanos y músicos de nuestra música auténtica y otros artistas. El paradigma estético es uno de esos siete fundamentos epistémicos de la cultura. La obra que ha realizado el Instituto de Cultura para el rescate de nuestra música folklórica, de nuestros bailes populares, de nuestras tradiciones de arte y artesanía, la promoción del teatro, de la pintura, la reconstrucción de ciudades como el casco de San Juan y Ponce, el rescate del olvido de muchos de nuestros pensadores, nos obliga a todos los puertorriqueños a sentir la más profunda gratitud por la obra de esa ilustre institución. No hay duda de que la obra del Instituto de Cultura ha supuesto una reafirmación de nuestra cultura en cuanto a la creación estética. No hay objeción a que se le dé un lugar enaltecido al componente estético de la cultura, siempre que se vea como un componente y no como la totalidad del quehacer cultural. Reducir toda la cultura a una sola realidad, por encantadora que sea, empobrece el pensamiento. Los regentes del Instituto de Cultura deberían enterarse del aforismo lenguaje empobrecido, pensamiento empobrecido, que, por un tiempo, difundió la Universidad Sagrado Corazón. El pensamiento empobrecido en un espacio existencial esencial para la convivencia como es la cultura, constituye un etnocidio auto-infligido.4 Si la cultura estuviera constituida por el componente estético y nada más, haría tiempo ya hubiésemos dejado de ser puertorriqueños, pues nuestra juventud es abanderada de una música y unos bailes que nada tienen que ver con nuestra tradición. La estética anda en malos pasos con 4

DR. EDUARDO SEDA, Réquiem para una Cultura.

Revista volumen vi  

http://academiajurisprudenciapr.org/wp-content/uploads/2009/10/Revista_Volumen_VI.pdf

Revista volumen vi  

http://academiajurisprudenciapr.org/wp-content/uploads/2009/10/Revista_Volumen_VI.pdf

Advertisement