Page 50

una de las escenas más gracioso-romántica es esa en la que Jorge estaba lanzando a Rosario sus redes de seducción, utilizando la indiferencia como estrategia... y al decirle que solo quiere ser su amigo, ella le pregunta qué opina de un "supuesto pretendiente", la respuesta de Jorge la hace enfadarse y enfrentarse a él... llevando a un desenlace feliz... aquí una parte de los diálogos {a leerse, él con voz de "buenote" y ella de muuuuy enfadada} -

es un buen tipo - le contesta Jorge - es elegante, correcto, habla inglés, y no tiene líos amorosos, nunca toma una copa, se confiesa todos los domingos y jamás dice una mala palabra. es un buen partido, está calvo, pero eso con una peluca se arregla… no tiene conversación y es bastante idiota, pero, al fin y al cabo seguramente será un buen marido, óyeme, ¡te conviene! ¿cuándo te casas? ¿quieres que sea tu padrino?

-

¡vete al demonio con tu amistad! “amigos” lo que pasa es que tú estás alborotado con otra mujer, y por eso ya no me quieres… pero oye, Rosario… porque tú me querías, ¡y mucho! no lo niegues… - bueno y entonces eso de Ricardo, ¿qué? a mí no me importa Ricardo… lo nombré nomás a ver si te picaba, ¡pero a ti no te pica ni una avispa!  “es bastante tonto, te conviene” ¡hay otros más tontos! los que organizan días de campo para declararse y le resultan a uno con “amistades platónicas” ¡déjame, no quiero que te me acerques! pero si somos amigoooos… pues no quiero que seamos amigos… entonces prefieresss… ¡sí, Jorge! {aquí, fin del diálogo y beso apasionado}

-

-

pues eso, que a estos tipos de cuidado no les pica ni una avispa... pues ya lo veremos cuando prueben estos jalapeños en escabeche que les he preparado… ¡y que pique!      

Rossilet, Suggar and Salt          

Presentación 3er aniversario  

Participación y premios del concurso #cocinadecine de April's Kitch

Advertisement