Page 169

SWEET&SOUR, CUSCÚS CON CARNE Y CEBOLLAS CONFITADAS Y TÉ MORUNO http://sweetandsour-vir.blogspot.com.es/2014/03/cuscus-con-carne-y-cebollas-confitadas.html Volvemos a poner la sémola sobre la parte superior de la cuscusera, esto es sobre el caldo hirviendo, y dejamos que vuelva a salir el vapor. Casi está listo nuestro cuscús. 3.- Depositamos por última vez la sémola sobre la gasa`a  y mezclamos con un buen trozo de mantequilla para separar bien los granos.  Mientras el cuscus y la carne se va cocinando dejamos las ciruelas pasas en remojo con agua y media cucharadita de agua de azahar para que se hidraten. Cuando la carne se haya cocinado, finalizamos las cebollas confitadas. Retiramos las cebollas y medio cazo de caldo de la parte inferior de la cuscusera, y lo ponemos a confitar en una sartén de fondo grueso con el azúcar, la canela, la mantequilla derretida o smen y la media cucharadita de agua de azahar. Añadimos las ciruelas pasas sin el agua y partidas en dos, y dejamos cocinar durante unos 10 minutos. Listo. Servimos nuestro cuscús, aun humeante sobre una fuente grande y honda, dandole forma de cúpula. En el centro colocamos los trozos de carne, sobre la sémola las cebollas confitadas y las ciruelas pasas. Mojamos ligeramente con un poco de caldo. Espolvoreamos con piñones previamente tostados en la sartén. Si nos apetece decoramos con unas rayitas de canela. Servimos en la mesa, acompañado con un bowl con el resto del caldo para que los comensales puedan servirse.

Como postre preparamos el Té moruno con Karkadé Hervimos el agua. Ponemos el té en el fondo de una tetera pequeña. Regamos con un poco de agua hirviendo. Dejamos el té húmedo dentro de la tetera. Ponemos la menta fresca lavada y seca. Cuanta mas menta se añada mas perfumado será el té- Llenamos de nuevo la tetera con agua hirviendo. Añadimos la cucharadita de Karkadé y 5 terrones de azúcar (al gusto). Tapamos la tetera y vertemos té en un vaso. Volvemos a verterlo en la tetera y repetimos la operación tres veces para que todos los ingredientes se mezclen bien. Listo nuestro té moruno, al que si obviamos el karkadé, se convertirá en un té moruno en toda regla y nos servirá como colofón o postre ligero de nuestro cuscús.

Presentación 3er aniversario  

Participación y premios del concurso #cocinadecine de April's Kitch

Advertisement