Page 1

Steve Biko Nació el 18 de diciembre de 1946 en Ginsberg, un suburbio de King Williamstown, en la parte oriental de Sudáfrica. Desde muy joven fue un rebelde y se involucró en actividades políticas. En 1968 fundó la Organización de Estudiantes Sudafricanos (SASO), que ofrecía asistencia a las comunidades negras y que editaba una revista donde escribía el propio Biko. La SASO fue el embrión de lo que más tarde sería el Movimiento Conciencia Negra (Black Consciousness Movement, BCM), que tenía a Steve Biko como su principal dirigente e ideólogo. La represión desatada en los años 60 contra las organizaciones Congreso Nacional Africano (ANC) y Congreso Panafricano (PAC) a partir de la Masacre de Sharpeville un gran vacío político en el movimiento anti-Apartheid, siendo encarcelados sus dirigentes más destacados, entre ellos Nelson Mandela. Esto, entre otros factores, hizo que el BCM pasara a ser la referencia principal para miles de activistas. El punto más controvertido del BCM era que rechazaba la participación de los blancos en su movimiento, a diferencia del ANC, que defendía el no racialismo y la cooperación con los liberales blancos. Sin embargo las posiciones de Biko sobre esta cuestión fueron evolucionando hacia una mayor apertura. En poco tiempo los triunfos de este movimiento se extendieron por toda Sudáfrica y mucha gente experimentó por vez primera un nuevo sentimiento de orgullo de ser negros, ya que el BCM exponía y criticaba el complejo de inferioridad compartido inconscientemente por gran parte de la población negra. En 1972 Biko fue uno de los fundadores de la Convención de Pueblos Negros (Black People's Convention, BPC), que reunía a más de 70 asociaciones. En 1973 fue sometido al régimen de "prohibición", utilizado por el gobierno para acallar a los opositores, y que incluía la prohibición de salir de su ciudad y de hablar y escribir sobre ideas políticas. De todas formas Biko desafió en numerosas ocasiones estas medidas y tomo parte en mítines y reuniones políticas, por lo que fue arrestado en numerosas ocasiones. En 1976 tuvo lugar la terrible Masacre de Soweto, durante la cual murieron más de 200 jóvenes negros por la represión policial de una protesta estudiantil que reclamaba enseñanza en sus propias lenguas y no en el afrikaans, el idioma de los blancos. Tras lo de Soweto, la represión se hizo más intensa. En agosto de 1977, cuando regresaba de un mitin, Steve Biko fue arrestado por las fuerzas de seguridad en Port Elizabeth. Durante su cautiverio fue sometido a horribles torturas y malos tratos. El 11 de septiembre su estado de salud empeoró gravemente. En lugar de llevarle


rápidamente a un hospital cercano, lo trasladaron hasta Pretoria, un viaje de 1.200 km y 12 horas de duración que Biko hizo totalmente desnudo en la parte trasera de una camioneta. A las pocas horas de llegar a Pretoria, desnudo y sólo en una celda, Steve Biko falleció a causa de los daños cerebrales provocados por los golpes recibidos en los interrogatorios. Tenía solo 30 años, y estaba casado con una activista llamada Ntsiki Mashalaba, con quien tuvo un hijo en 1974 que falleció a los dos meses, y otro que nació en 1978, tras la muerte de su padre. Las circunstancias de la muerte de Biko fueron condenadas a nivel internacional y lo elevaron a la condición de héroe de la resistencia negra. Las ideas principales de Steve Biko consistían básicamente en potenciar la autoestima de la población negra, ya que tras muchas décadas de humillaciones, miseria y propaganda racista, muchos de ellos habían interiorizado sentimientos de inferioridad respecto a los blancos. Liberarse de esas ideas era el paso previo a la acción política. Según él: "Si somos libres en el corazón, no habrá cadenas hechas por el hombre con fuerza suficiente para sujetarnos. Pero si la mente del oprimido es manipulada, de modo que crea que es inferior, no será capaz de hacer nada para enfrentar a su opresor" La historia de Steve Biko va unida de manera inseparable a la de Donald Woods, un periodista blanco con el que mantuvo una relación de amistad y lealtad, y que sería recogida en la película: Grita Libertad (Cry Freedom, 1987), de Richard Attenborough. Woods dirigía el diario liberal "Daily Dispatch" y era muy crítico con el Apartheid. Conoció a Biko durante un encuentro organizado por la joven activista Mamphela Ramphele, y a partir de ahí fue creciendo una sincera amistad entre ellos. Aunque discrepaban en algunas cuestiones, ambos lograron comprenderse y confiar el uno en el otro. Tras enterarse de la muerte de su amigo, Woods fue rápidamente a la morgue donde estaba el cuerpo y se las arregló para tomar varias fotografías del cuerpo apaleado de Biko, que mas tarde serían publicadas y conmocionarían a la opinión pública. El régimen endureció aun más la represión, y Woods pasó a estar en buscado por la policía. A partir de ahí vivió una auténtica odisea, arriesgando su vida para poder escapar del país. Refugiado en Londres, comenzó a llamar la atención del mundo sobre el caso Biko, sobre el que publicó dos libros, y fue uno de los activistas más entusiastas del movimiento anti-Apartheid. Falleció en 2001. En junio de 1991 se puso fin al Apartheid en Sudáfrica tras más de cuarenta años de ser esta su política oficial. Entre otras fueron abolidas las leyes sobre posesión de la tierra, sobre la restricción de residencia y sobre la clasificación racial. En 1993 se llegó a un acuerdo para instaurar en Sudáfrica un régimen democrático no racista ni sexista basado en el principio de "una persona, un voto". El 26 de abril de 1994 se celebraron


las primeras elecciones libres, que fueron ganadas por el Partido de Congreso Nacional Africano, y su líder Nelson Mandela (que había estado 28 años encarcelado) fue proclamado presidente del país. El proceso de transición concluyó en 1996 con la aprobación de una nueva Constitución. Pensamientos de Biko: «Los negros están cansados de ser espectadores del juego que ellos deberían jugar. Quieren hacer para y por sí mismos las cosas que les incumben» «La Conciencia Negra es una actitud del espíritu y una manera de vivir, la más positiva, que tiene que emanar siempre del mundo negro. Su esencia es la realización por el hombre negro de la necesidad de unirse con sus hermanos en torno a la causa de su opresión –el color de su piel- y actuar en grupo para liberarse de las cadenas que los atan a la servidumbre perpetua» «No necesitamos que nos recuerden quiénes somos, el pueblo indígena, pobres y explotados en la tierra donde nacimos. Esos son los conceptos que la Conciencia Negra quiere erradicar del espíritu del hombre negro antes de que nuestra sociedad sea arrastrada al caos por personas irresponsables con un equipaje cultural hecho de Coca-Cola y hamburguesa». «Lo primero que tienen que entender los blancos es que sólo son humanos, no superiores. Y lo mismo los negros, tienen que entender que son humanos, no inferiores» «Si no vives con dignidad estás muerto, y cuando estás muerto no eres nada» «El arma más poderosa del opresor es el espíritu del oprimido» «El principio básico de la Conciencia Negra es que el negro debe rechazar todos los sistemas de valores que tienden a hacer de él un extranjero en la tierra donde nació y a reducir su dignidad humana fundamental» «Ser negro no es una cuestión de pigmentación. Ser negro es el reflejo de una actitud mental» «Es necesario ver la verdad, es el único camino para el cambio de estas gentes que perdieron su personalidad. La primera etapa es hacer que el hombre negro vuelva en sí, inyectar de nuevo la vida en su caparazón vacío, infundirle orgullo y dignidad y recordarle su complicidad en el crimen


al aceptar que lo utilicen dejando así reinar al mal supremo en su país de nacimiento» «Simplemente, al definirnos como negros emprendemos el camino hacia la emancipación, nos comprometemos a luchar contra todas las fuerzas dirigidas a utilizar nuestra negritud como marca de servilismo»

Steve Biko  

Un heroe contra el racismo