Issuu on Google+

EVITAR AL DENTISTA:

¿MIEDO O DINERO? Estudio comparativo de dos barrios de

Valencia Grupo Abracadabra Rocío Gil Carazo Ana Gil-Guijarro Paublete Anamaria Cristina Iuga Triana Moreno Berzosa Micaela Paladino

Salud, sociedad y cultura 2º Odontología Prof. responsable: Carla P. Aguirre Marco


2

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Estudio realizado por el grupo

“Abracadabra” 2º Odontología

Universidad de Valencia Curso 2012 – 2013

Autoras Rocío Gil Carazo Ana Gil-Guijarro Paublete Anamaria Cristina Iuga Triana Moreno Berzosa Micaela Paladino


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Índice Material y métodos Objetivos ........................................................................... 4 Descripción de la muestra ............................................ 7 Barona ............................................................................... 11 Avenida de Francia ........................................................ 16 Cuestionario ..................................................................... 23

Introducción El miedo al dentista ........................................................ 24 El precio de los tratamientos ......................................... 27

Entrevistas ................................................................................ 30 Análisis y Resultados Análisis y resultados de Barona .................................... 59 Análisis y resultados de la Avenida de Francia ......... 77 Análisis y resultados comparativos .............................. 100

Conclusiones .......................................................................... 116 Bibliografía .............................................................................. 122

3


4

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Material y métodos Objetivos, Material y Métodos El objetivo de nuestro estudio es responder a las siguientes hipótesis a priori que nos surgen a raíz de nuestros conocimientos previos de Psicología y Salud, sociedad y cultura del grado en Odontología.

“Los jóvenes acudirán más al odontólogo, que los adultos y los mayores, porque están mejor informados de lo importante que es hoy en día una buena salud oral.” “El nivel socioeconómico influirá en la frecuencia de visitas al odontólogo‟‟ “El hecho de acudir a una clínica cercana al domicilio estará influenciado por el número de clínicas existentes en la zona de residencia. El número de clínicas dependerá del nivel socioeconómico del barrio.” „‟Los mayores acudirán con más rapidez porque el dolor es más fuerte y sentido en esos rangos de edad.” “Los jóvenes serán los siguientes que acudirán inmediatamente porque tienen recursos suficientes para llevarlo a cabo.” “Utilizarán con más frecuencia remedios caseros el grupo de sujetos de bajo nivel económico, ya que no gozan de tanta facilidad para acudir cuando sea al odontólogo y buscan alternativas para paliar el dolor y solucionar sus problemas.” “Será más frecuente encontrar el empleo de remedios caseros en el grupo de sujetos de elevada edad por conocer más la tradición que los remedios caseros llevan implícita.”


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? “El grupo de mayores y adultos presentarán un miedo más elevado debido a que los jóvenes están acostumbrados a los tratamientos desde pequeños.” “En el barrio de nivel socioeconómico bajo uno de los factores que más ansiedad producirá a los sujetos es el elevado coste de los tratamientos.” “En general, tanto en un barrio como en el otro el factor que más miedo produce son las inyecciones.” “Todo los sujetos acudirán más al odontólogo si se les asegurara que los tratamientos fuesen totalmente indoloros.” “Los sujetos del barrio de nivel socioeconómico medio-alto valorarán el coste económico de los tratamientos favorablemente, contrariamente a los sujetos del barrio de nivel socioeconómico medio-bajo que lo valoran desfavorablemente.” “Los jóvenes consideran más caros los tratamientos odontológicos porque actualmente la mayoría no gozan de grandes beneficios económicos.” “Los sujetos de Avenida de Francia tendrán al odontólogo como un profesional más, ya que sus profesiones son equiparables a la anterior.” “En la muestra de población de la Avenida de Francia influirá más el miedo que el dinero a la hora de evitar la visita al odontólogo ya que tienen un nivel socioeconómico medio alto y el coste económico no es algo que les preocupe demasiado.” “En la muestra de población de Barona influirá más el dinero que el miedo a la hora de evitar la visita al odontólogo ya que tienen un nivel socioeconómico medio bajo y les afecta bastante elevado coste económico de los tratamientos odontológicos.” “En el barrio de Barona tendrán bien considerado como profesional al odontólogo, por ser una profesión de alta posición social.” “Dependerá del nivel socioeconómico que los sujetos acudan más al odontólogo si sus servicios estuvieran incluidos en la Seguridad Social.”

5


6

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Queremos averiguar qué factores negativos llevan a los sujetos a evitar o retrasar su cita con el odontólogo hoy en día. Esto nos hace tener en cuenta los factores económicos, y es que actualmente la crisis es un tema recurrente en nuestra sociedad. Ahora bien, el miedo siempre ha sido también un motivo frecuente para evitar la cita, por lo tanto tendremos que plantearnos la siguiente pregunta: Los que retrasan la cita hasta el último minuto,

¿lo hacen porque cuesta mucho dinero o porque le tienen miedo? Además averiguar qué métodos usan los pacientes que rehúyen al dentista para aguantar el dolor en casa y si son los mismos métodos en sujetos con alto o bajo nivel socioeconómico En el transcurso de nuestro estudio intentaremos también exprimir al máximo la información que nos ofrezcan los entrevistados sobre la imagen que tienen del odontólogo y cuánto influye esto a la hora de evitar la cita dental.

Como método de recogida de datos hemos empleado dos técnicas de la ciencia social: la entrevista semiestructurada y la observación. Las herramientas que utilizamos o Whatsapp o Issuu o Hotmail o SKYDRIVE (para compartir documentos online) o Ordenadores o Teléfonos móviles o Grabadora o Cámara de fotos o Tuenti y Facebook o Google o Libros y revistas de la biblioteca o Fotografías o Apuntes de clase (Psicología y Salud, sociedad y cultura)


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Material y métodos Características de la muestra elegida La población de estudio utilizada en el trabajo se compone de 18 personas con una edad comprendida entre los 18 y los 86 años residentes del barrio de Barona y de la zona de la Avenida de Francia. En el barrio de la Barona se realizó la entrevista a 3 mujeres y 6 hombres, mientras que en la zona de Avenida de Francia se realizó a 4 mujeres y 5 hombres. En total a 7 mujeres y a 11 hombres.

Para analizar el trabajo decidimos separar la muestra en tres grupos de edad:  Grupo de JÓVENES: (de 18 a 30 años) Compuesto por una muestra de seis personas con edades comprendidas entre 18 y 30 años. En la muestra de jóvenes se realizó la entrevista a una mujer y a dos hombres en el barrio de la Barona al igual que en Av. De Francia.  Grupo de ADULTOS: (de 31 a 59 años) Compuesto por una muestra de seis personas con edades comprendidas entre los 32 y 53 años. En la muestra de adultos se realizó la entrevista a una mujer y a dos hombres al igual que en Av. De Francia  Grupo de MAYORES: (de más de 60 años) Compuesto por una muestra de seis personas con edades comprendidas entre 60 y 86 años. En lamuestra de mayores se realizó la entrevista a una mujer y dos hombres en el barrio de la Barona y a dos mujeres y un hombre en Av. De Francia.

7


8

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? El interés de separar los resultados en distintos grupos de edad radica en poder analizar las diferencias en la población dependiendo del contexto y del nivel cultural que pueden tener acerca de la salud bucodental, esto puede ofrecer distintos matices ya que el grupo de mayores y adultos no ha tenido, en general, el mismo acceso a información y a campañas de concienciación sobre este tema que el grupo de jóvenes.

Para que el análisis sea más equitativo hemos distribuido la muestra en los tres grupos presentados anteriormente. Del mismo modo hemos recopilado datos de tres sujetos de cada grupo en cada zona, es decir, tres de Barona y tres de Avenida Francia. Analizar la población, por una parte del barrio de la Barona y por otra parte de la zona de Avenida de Francia se debe a otra variable elegida para el análisis como es el nivel socioeconómico de la población, y es que, uno de los puntos principales del trabajo se centra en conocer cuánto afecta el nivel económico de la población a la hora de ir al odontólogo. Por esto hemos seleccionado la zona de Barona, barrio de nivel socioeconómico medio-bajo, y la zona de Avenida de Francia, zona de nivel socioeconómico medio-alto. En resumen, nuestra población de estudio es dividida atendiendo a dos variables, edad y nivel socioeconómico. En este trabajo el sexo no es una variable a tener en cuenta ya que hemos considerado que para el la variable del sexo no nos proporcionaría diferencias relevantes para que fueran analizadas, teniendo en cuenta el asunto de nuestra investigación


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

9

Aquí se presenta la tabla resumen con todos los sujetos entrevistados:

Lugar de Lugar de Nacimiento Residencia

Edad

Sexo

Nivel de Estudios

Ocupación

Suj 1

Bizkaia

Barona

19

F

Bachiller

Estudiante

Suj 2

Barona

24

M

EGB

Chapista

Suj 3

República Dominicana Valencia

Barona

30

F

EGB

Limpiadora

Suj 4

Albacete

Barona

53

F

Primarios

Empresaria

Suj 5

Barona

33

M

Universitarios

Técnico ONO

Suj 6

Macou (China) Galicia

Barona

43

M

Secundarios

Parado

Suj 7

Valencia

Barona

67

M

Secundarios

Suj 8

Valencia

Barona

79

F

Primarios

Jubilado (Electricista) Ama de Casa

Suj 9

Madrid

Barona

86

M

Primarios

Suj 10

Valencia

18

M

Curso FP

Suj 11

Valencia

23

F

Universitarios

Dependienta

Suj 12

Valencia

25

M

Curso FP

Celador

Suj 13

Valencia

32

M

Universitarios

Suj 14

Valencia

36

F

Universitarios

Ingeniero Técnico Administrativo

Suj 15

Valencia

41

M

Universitarios

Informático

Suj 16

Valencia

60

M

Universitarios

Suj 17

-

69

F

Universitarios

Suj 18

Valencia

Avda. Francia Avda. Francia Avda. Francia Avda. Francia Avda. Francia Avda. Francia Avda. Francia Avda. Francia Avda. Francia

Jubilado (sastre) Mecánico

76

F

-

Administrador de Empresas Jubilada (Abogada) Ama de Casa


10

EVITAR AL DENTISTA: 驴MIEDO O DINERO?

Variables empleadas en este estudio: I.

II.

Edad

Nivel Socioecon贸mico


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Material y métodos Descripción del barrio de la Barona Barona es uno de los barrios más degradados de Valencia. Lo que había sido un poblado independiente con Ayuntamiento propio y conocido por todos los cronistas como Orriols, en los años 70, quedó reducido a unas cuantas casas venidas a menos, rodeadas y aplastadas por un engendro urbanístico que tomó el nombre de su constructor: Barona. Fue construido para albergar a las personas emigrantes de otras partes de España, que se instalaron allí buscando un trabajo y que se encontraron con unas condiciones de vida, desde el punto de vista urbanístico, infrahumanas: sin dotaciones públicas educativas, sanitarias, de ocio... sin infraestructuras básicas (asfaltado, desagüe, canalizaciones de agua potable, comunicaciones, luz). Este territorio pronto adquirió la mala fama y en el resto de la ciudad se conocía como barrio de Barona.

11


12

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

  

Superficie Total: 39,7 km cuadrados Población: 17.261 habitantes Densidad: 435,3 habitantes por km cuadrado

Perteneciente al distrito de Rascaña (número 15) Está situado al norte de la ciudad y limita al norte con Pueblo Nuevo, al este con Sant Llorenç, al sur con Sant Antoni y al oeste con Torrefiel.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

ESTRUCTURA DE LA POBLACIÓN:

13


14

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 

NIVEL SOCIOECONÓMICO:

Como en nuestro trabajo de investigación vamos a entrevistar a sujetos mayores de 16 años, se expondrán las profesiones y ocupaciones que desempeñan mayoritariamente en esta zona de Valencia las personas que superen esta edad. Quedan así reflejados en esta gráfica:

Según esta grafica podemos observar que en la cúspide se encuentra la construcción, industria y minería, esto no lleva a entender que estas personas no tienen un nivel social ni intelectual muy alto, si a esto le añadimos los tiempos de crisis que estamos pasando, que ha llevado a la parada de todas estas profesiones, llegamos a la conclusión de que viven incluso peor que hace unos años. También conviene saber el precio de la vivienda en esta zona:


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Por último, en este mapa vemos algunas de las clínicas dentales de la zona. Como podemos observar, no hay muchas clínicas en la zona de Orriols, conocido también como Barona.

Como veremos más adelante, en comparación con la Avenida de Francia el número de clínicas odontológicas es muy inferior en Barona.

15


16

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Material y métodos Descripción de la zona Avenida de Francia La Avda. de Francia es una zona englobada dentro del barrio PenyaRoja perteneciente al distrito Camins al Grau. Distrito que anteriormente no se encontraba muy bien comunicado pero que se desplazó hacia las posiciones más altas y bien posicionadas de Valencia con la prolongación de la Alameda y con culminación de la Avenida de Francia. Como se dijo anteriormente, Camins al Grau es el nombre que recibe el distrito número 12 de la ciudad de Valencia (España)   

Superficie Total: 2367 km cuadrados Población: 64619 habitantes Densidad: 272,94 habitantes por km cuadrado

 1. 2. 3. 4.

Limita con: Eixample (norte) Pla del Reial (este) Poblados marítimos (oeste) Quatre Carreteres (Sur)

 1. 2. 3. 4. 5.

Compuesto por los siguientes barrios: Aiora Albors La Creu del Grau Camí Fondo Penya-Roja


EVITAR AL DENTISTA: 多MIEDO O DINERO?

17


18

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 

ESTRUCTURA DE LA POBLACIÓN:

NIVEL SOCIOECONÓMICO:

Como en nuestro trabajo de investigación vamos a entrevistar a individuos mayores de 16 años, se expondrán las profesiones y ocupaciones que desempeñan mayoritariamente en esta zona de Valencia las personas que superen esta edad. Quedan así reflejados en esta gráfica:


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Encontramos las profesiones técnicas y científicas junto con aquellas relacionadas con la dirección de empresas justo en la cúspide de profesiones más abundantes por lo que se intuye que la población de esta zona de Valencia posee en general un buen nivel económico. Es por esta razón que hemos elegido este distrito. Así la diferencia con la muestra del barrio con un nivel socioeconómico medio-bajo sería más radical y evidente. También conviene saber el precio de la vivienda en esta zona que, según recientes estudios, se ha convertido en una de las zonas más caras para vivir adelantando a Ciutat Vella (zona más cara del Ranking antiguamente)

COMODIDADES

Desde un punto comercial la Avenida de Francia es una zona rica en restaurantes, bares de copas, tiendas de ropa de alta gama, hoteles, tiendas y comercios de gran variedad ( venta de colchones, solariums, supermercados, tiendas informáticas, asesorías jurídicas, agencias de viajes….), entidades bancarias. Pero está claro que lo que le da ese carácter altamente comercial a la zona es el Multicentro comercial Aqua y el Corte Inglés ambos dotados de una gran variedad de apartados dedicados al ocio.

19


20

EVITAR AL DENTISTA: 多MIEDO O DINERO?


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Además es una zona muy bien comunicada. Goza de gran variedad de medios de transporte (buses, metro …) para conectar con cualquier zona del resto de la Ciudad.

Cerca de ella además se encuentra unos de los atractivos turísticos más comunes de la ciudad como son el Oceonográfico, El Palacio de las Artes y LasCiencias, El Saler ….

21


22

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Otro aspecto de interés del barrio es que en él se encuentra una gran cantidad de tanto Clínicas Odontológicas como Ambulatorios y Farmacias por lo que tienen sus habitantes una gran posibilidad y variedad de elección sin, prácticamente, moverse de la zona donde residen. En este pequeño mapa se marcan algunas de existentes y se destaca la localización del Ilustre Colegio Mayor de Odontólogos y Estomatólogos, jugando también a favor de esta zona si tenemos en cuenta el cuerpo y contenido de nuestro trabajo.

En resumen, el barrio tratado presenta un nivel socioeconómico medio-alto por la población que lo habita y sus ocupaciones y profesiones. Además a causa de todas las prestaciones que ofrece.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Material y métodos Cuestionario

H

emos utilizado la observación y la entrevista semiestructurada, y ya que nuestro objetivo es responder a las hipótesis a priori antes expuestas, las preguntas de nuestro cuestionario son las siguientes (partiendo además de unas preguntas de base): Barrio: Edad: Sexo: Nivel de estudios: Ocupación: 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo?

23


24

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Introducción El miedo al odontólogo La visita al dentista es una de las situaciones que más ansiedad-miedo genera en las personas. Esta circunstancia produce conductas de evitación que atentan contra la salud oral. La ansiedad influye notoriamente en la calidad de los tratamientos y en el odontólogo.

Las explicaciones del miedo a la atención odontológica apuntan al aprendizaje y al significado psicosocial que se otorga a la boca. Las experiencias previas con el dentista contribuyen significativamente a la ansiedad dental, así, una experiencia previa negativa en la que se haya sufrido dolor por una intervención, un tratamiento mal aplicado o simplemente el mal carácter puntual del odontólogo puede ser el factor inicial del miedo al odontólogo. La sensibilidad a los procedimientos dolorosos también depende de la persona ya que cada paciente tiene distinta tolerancia a los estímulos dolorosos. La transmisión de padres a hijos y aprendizaje social de actitudes desfavorables hacia el dentista es también otro factor a tener en cuenta. En muchas ocasiones el miedo al odontólogo no es producido por una experiencia previa, sino que el aprendizaje social juega un papel muy importante, muchas personas acuden a la primera cita ya con miedo, dado que han oído de algún familiar o conocido sobre malas experiencias durante tratamientos odontológicos.La actitud del dentista hacia el paciente condiciona mucho la actitud de éste hacia el cuidado de la salud bucal y hacia el dentista en particular. Una crítica de las condiciones de la boca es percibida por el paciente como una crítica al ―sí mismo‖.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Así encontramos que entre las maniobras odontológicas más temidas encontramos la extracción dentaria, el fresado, y la opinión de los dentistas respecto a las condiciones de salud dental de los pacientes, antes incluso que exponer ante el paciente una jeringa de anestesia con la aguja. Otra explicación del miedo al odontólogo radica en la importancia psicológica de la boca. Por varias razones la exploración bucal puede ser inconscientemente asociada con una exposición de la intimidad. La boca es el asiento de las primeras necesidades y gratificaciones. También es el primer órgano de contacto con el mundo a través del que se obtiene la primera experiencia del sí mismo. La cavidad bucal representa una frontera entre el exterior (como la piel) y el interior (intimidadpudor) actuando también como vehículo de relación con el exterior (alimentación, habla, gusto, sexualidad,…). Por tanto, en la relación con el odontólogo está implicada la exposición de la intimidad y el temor y la esperanza de conjurar la amenaza a la integridad física y psicológica, a la percepción de sí mismo.

25


26

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Perfil actitudinal de pacientes con MIEDO o Les importa el aspecto de sus dientes. o Creen que son propensos a tener problemas dentales. o Sólo van al dentista cuando tienen un problema y ya no les queda otro remedio. o Están dispuestos a pagar más por una mejor calidad de los tratamientos. o Piensan que el dentista hace daño y les aterroriza tener que ir a su consulta. o No previenen posibles problemas dentales.

Tratamientos recibidos en los últimos 5 años — En los últimos cinco años han ido a dentista como la media de los españoles, con la excepción de las revisiones al haberlas seguido con menor frecuencia que la media. Motivaciones y frenos — Existe en este segmento una baja concienciación pese a la existencia o a la percepción de problemas dentales. Perfil sociodemográfico — Son más jóvenes que la media (39 frente a 41 años). — Hay más mujeres (56%). — La mayoría son de clase social media-alta


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Introducción El precio de los odontólogos: Imagen social El informe sobre La salud bucodental en España puso de manifiesto que las caries, la sensibilidad dental y la gingivitis son las causas principales por las que los españoles visitan al dentista. De hecho, sólo el 16% acude para resolver urgencias y el 10% cuando ya tiene dolor. Pero las razones para no ir a la consulta son variadas: casi la mitad de los españoles cree que no tiene problemas dentales y un 23% alega motivos económicos. El 12%, además, reconoce tener miedo. Juan Carlos Llodra, (vicesecretario del Consejo General de Dentistas): ―Sólo yendo periódicamente al dentista podemos evitar costes mayores. La gente espera demasiado y luego se crea la idea de que el dentista es muy caro porque las reparaciones que necesitan son muy caras también‖. Por otra parte, los hábitos de consumo de los españoles han cambiado con una crisis sin final a la vista y con 5,2 millones de personas sin empleo. En muchos hogares se dibuja un panorama lindante con la economía de guerra, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), del pasado diciembre. Más de seis de cada 10 ciudadanos dicen haber cambiado de costumbres para reducir el gasto en ropa, en la factura de la luz, el agua o el gas y, por supuesto, en ocio o vacaciones. Ni siquiera la salud se libra del recorte del presupuesto, dentistas incluidos: casi uno de cada cuatro ciudadanos (23,9%) ha aplazado algún tratamiento médico o dental por la crisis, dice el CIS. Los dentistas lo corroboran. Dado que para los tratamientos médicos existe el paraguas de la sanidad pública -prácticamente universal-, el peso de este apretón del bolsillo apunta más a los odontólogos. "La facturación ha caído entre el 20% y el 25% fácilmente", asegura el presidente del Consejo General de Dentistas, Alfonso Villa Vigil. "La gente sigue tratándose las caries y la piorrea, aunque quizá con más retraso. Sería terrible que dejaran de hacerlo, porque estos tratamientos inciden en la salud bucodental", dice el presidente de los dentistas. "Han caído las revisiones y las limpiezas, que son preventivas.

27


28

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Es indiscutible que la gente pospone tratamientos más opcionales, menos urgentes y de mayor coste, como los implantes, que se hacen con menos alegría, las prótesis y las ortodoncias".

¿Qué importa una dentadura desigual con la que está cayendo? Ahora los ciudadanos se acuerdan del dentista "como de santa Bárbara", según Villa. Van cuando duele: el bolsillo es lo primero. La caída de clientela de las consultas de odontología, iniciada en 2008, se ha recrudecido desde 2010. "Hay paro en nuestra profesión y arrecia el intrusismo", diagnostica el presidente de los odontólogos.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Perfil actitudinal de pacientes preocupados por el COSTE  No les importa el aspecto de sus dientes.  No están dispuestos a gastar dinero para mejorar el aspecto de sus dientes.  Creen que son propensos a padecer problemas dentales.  Sólo van al dentista cuando tienen un problema y ya no les queda otro remedio.  Prefieren pagar menos por una calidad correcta de los tratamientos.  No previenen posibles problemas dentales. Tratamientos recibidos en los últimos 5 años — En los últimos 5 años se han hecho menos empastes y revisiones que la media. Motivaciones y frenos — En este segmento existe una concienciación baja pese a la existencia o percepción de problemas dentales. Perfil sociodemográfico — Su edad es mayor que la media (45 frente a 41 años). — Hay más hombres (54%). — Pertenecen sobre todo a las clases sociales baja y mediabaja.

29


30

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Entrevistas Barona Lugar de Nacimiento: Balmaseda (Bizkaia) Lugar de Residencia: Valencia. Valencia desde el Septiembre del 2011 Edad: 19 años Sexo; Femenino Nivel de Estudios: Bachillerato Ocupación: Estudiante de Psicología. 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Una vez al año por revisiones 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Suelo acudir a uno cercano de mi barrio por comodidad. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? No habitúo, si sigo varios días y veo que el dolor no cesa entonces si acudo. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? No conozco ningún remedio además no pienso que sea necesario porque pienso que el dolor se acabará pasando. Igualmente si veo que es un dolor muy fuerte me tomo un Ibuprofeno para paliar el dolor un poco. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 1, el dolor que es lo que de normal produce miedo no es algo que me preocupe demasiado por lo tanto no me da prácticamente miedo acudir al odontólogo. 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? El momento antes de entrar a la consulta cuando no sé lo que me pasa porque no conozco la gravedad de mi problema realmente. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Obviamente sí, porque aunque ahora mismo tenga asumido que no me va a doler, es lógico que a nadie le agrade sentir dolor y si me aseguraran que no me va a dolor iría con más gusto.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos: Me parece un precio excesivo porque a no ser que los productos que te apliquen en los dientes sean muy costosos, no creo que el esfuerzo que supone hacer una limpieza bucal por ejemplo sea como para cobrar tanto dinero. Aunque si es verdad que hay otros tratamientos como las ortodoncias que si suponen un esfuerzo mayor y por lo tanto entiendo que lo cobren más caro, pero lo general no es razonable la relación calidad- precio. Además también depende de la localización de la clínica, si está situada en un punto muy céntrico de normal suelen cobrar el doble de lo que te cobraría una ―clínica de barrio‖ y no precisamente porque el tratamiento vaya a ser mejor. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Posiblemente sí, porque si te puedes ahorrar 1000 euros en un tratamiento dental que necesites acudirías sin pensártelo dos veces. 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? El miedo al fin y al cabo te puedes mentalizar porque va a ser al final un bien para ti mismo, pero si no tienes dinero no tienes posibilidad de solucionarlo, no puedes mentalizarte para tener más dinero. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Me parece muy necesario si nos remitimos a la historia, antes los dientes se extraían con un martillo o un piquete y demás objetos rudimentarios. Ahora tienes los tratamientos y la higiene que necesitas, sobre todo las condiciones necesarias. Me parece también que es una persona que ocupa una buena posición social, pero no tan alta como la posición que ocupa por ejemplo un medico porque este ultimo te salva la vida en cambio un odontólogo solo te calma el dolor, no creo que un problema dental pueda causarte la muerte.

31


32

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Santo Domingo DF (República Dominicana) Lugar de Residencia: Valencia (España) desde 2007 Sexo: Masculino Edad: 24 Años Estudios: EGB y Curso de Contabilidad Ocupación: Chapista y trabaja en Correos a tiempo parcial 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Hace ya un tiempo que no acudo al dentista por problemas económicos que he pasado pero de normal solía acudir unas 3 veces al año por revisión, pero se incrementaba el numero cuando sufria alguna dificultad. Cuando estaba en mi país acudía a un dentista del centro de la ciudad básicamente porque los que había en mi zona dejaban que desear. 1. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Aquí en valencia solo he acudido 2 veces y acudí a uno que estaba como a 2 manzanas de mi zona porque de los que hay aquí no me termino de fiar. 2. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? 3. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? De mi país conozco una pastilla denominada ―Pomstack‖ que sirve de analgésico. Pero la gente mayor de mi país toma ron a la roca para calmar el dolor. 4. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 5. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Mi miedo sería más o menos un 3 porque esos artilugios molestan mucho en la boca y te dejan dolor después de la intervención, y además hay algunos dentistas que tienen ―la mano pesada‖ es decir que son un poco bruscos a la hora de tratarte. 6. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Por supuesto porque lo más importante para mí es la salud y si para ello tengo que pasar dolor, lo paso, pero iría más a gusto si no se me produjera. 7. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Sí. Hace un tiempo tuve un accidente en el cual se me rompieron 2 dientes, fui al dentista y me pusieron unas prótesis y cuando el dentista me pasó la factura me quedé sorprendido. Era mi primera intervención y siempre había creído que serían más caras, salí muy contento de la clínica.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 8. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Claro que lo haría porque no me tocaría el bolsillo y siempre es un aspecto positivo. 9. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? Está claro que el dinero porque es algo que me he ganado con un sacrificio, el dolor bueno como he dicho antes es algo que sabes que tienes que pasar para estar bien y sabes que acabará cesando porque el organismo puede con todo. 10. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Bueno creo que hay algunos dentistas que necesitarían mejorar muchos aspectos sobre todo, el trato con el paciente. Hay dentistas que te tratan y parece que lo hacen casi sin tocarte, a ellos es a los que se les debería de felicitar porque te hacen menos desagradable la intervención y no te pesa tanto haberte dejado tanto dinero allí.

33


34

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Valencia Lugar de Residencia: Valencia Edad: 30 años Sexo: Masculino Estudios: EGB y Curso de Auxiliar en Geriatría Ocupación: Limpieza a tiempo parcial. 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Ahora mismo llevo 2 años sin acudir, pero anteriormente cuando precisaba de llevar aparato iba 1 vez al mes o cada dos meses. Después de terminar el tratamiento de ortodoncia iba una vez al año, cada año y medio por revisiones básicamente. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Iba a un dentista que se encuentra unas 6 o 7 calles más lejos de donde yo vivo porque era el dentista habitual de mi abuela y ella fue quien me lo recomendó. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Sí, Porque si me espero puede acarrear un problema mayor. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Antes de acudir al odontólogo intento calmar el dolor con analgésicos pero si veo que no lo calman, acudo al odontólogo para que informe el origen de ese dolor. Remedios caseros no conozco ninguno. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. Un 2. 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? El momento antes de entrar a la consulta porque no sé que es lo que me van a hacer, si me van a hacer daño o no. Cuando ya entro a consulta y el odontólogo me explica qué es lo que tengo y cual va a ser el tratamiento me tranquilizo. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Sí, porque a nadie le gusta sentir dolor. Aunque realmente no creo que te puedan garantizar al 100% que van a eliminar el dolor porque para empezar la inyección de anestesia en sí ya causa una gran molestia.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Creo que es un poco excesivo el precio porque a día de hoy hay muchas familias que no pueden permitirse casi ni comer cuanto menos permitirse una intervención odontológica. Creo que la Generalitat debería encargarse de ayudar en tiempos de crisis porque esta todo demasiado privatizado y yo considero que la boca es algo tan importante como el resto del cuerpo refiriéndonos a la salud. Te cobran 50 € por un simple empaste y es un precio demasiado elevado. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Si porque no me afectaría a mi bolsillo entonces puedo ir, a pesar del miedo que pueda tenerle, para mí es importante tener una boca sana. 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? Pesa más el coste económico sin duda. Si yo pudiera tener suficiente dinero para acudir al odontólogo iría. Si a veces no acudo es porque no puedo permitírmelo. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Un odontólogo es una profesional que se encarga de mantener la salud bucal. Para mi es una persona necesaria aunque la gente no lo tiene muy asumido. La gente no le presta demasiada importancia a su salud bucal y a los profesionales encargados de este asunto, ya sea por dinero o por miedo.

35


36

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Villarrobledo (Albacete) Lugar de Residencia: Valencia desde 1963 Edad: 53 Sexo Femenino Estudios: Primarios Ocupación: Dirección Empresa de Limpieza 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Una vez al año o cada año y medio para hacerme revisiones. Empecé a acudir al único odontólogo que encontré abierto. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Se encuentra pues a unos cuantos minutos en coche de mi casa, pero me soluciono el problema, me demostró mucha profesionalidad, higiene y desde entonces es al odontólogo que yo acudo 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Si económicamente voy bien y el tiempo me lo permite si acudo porque es obvio que es un poquito caro y vas a pasar una temporada molesta por la anestesia y el dolor post- tratamiento. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Utilizo unos enjuagues con bebidas alcohólicas que momentáneamente palian el dolor pero a las horas esta el dolor de la misma manera por lo que tengo que acudir al dentista finalmente. También suelo utilizar ―nolotil‖. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 2 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Pensar en el coste económico. También pensar en el dolor que me van a provocar. El momento que mas ansiedad me provoca es el momento en el que espero al dentista, sobre todo si está tardando mucho cuando estoy sentada en la silla. Me pongo histérica 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? No me impresiona tanto el dolor, sé que lo tengo que pasar y lo paso así que realmente no acudiría mucho más, acudiría lo mismo que ahora.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Un dentista merece el dinero que gana pero es caro para una economía media porque supone mucho dinero un tratamiento. No lo considero desfasado, es un precio razonable por la posición social que ocupan y por el bien que proporcionan. De no ser por ellos tendríamos muchas dificultades estomacales. Iría más veces si no fuera tan caro, pero realmente no me da pena invertir mi dinero en el odontólogo porque me compensa para gozar de buena salud. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Sí, por supuesto, sin ninguna duda 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? Me pesa más el dinero 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Una persona que te salva de muchas situaciones incomodas y solucionan muchos problemas. A mí no me disgusta acudir al dentista. Para mi posee un nivel alto en la sociedad, es una persona muy necesaria de la misma manera que un médico.

37


38

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Macau (China) Lugar de Residencia: Valencia desde 2003 Edad: 33 Sexo: Masculino Nivel de estudios: Ingeniero informático Ocupación: Técnico ONO 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Depende cuando lo necesite, pero no voy mucho. Solo cuando me duelen los dientes. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Voy a uno cerca del centro que me cobra menos. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? No, normalmente me espero un poco a ver si se me pasa. Cuando ya no me aguanto voy al dentista. Porque es caro. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? No conozco ninguno. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. Supongo que 1. No me da miedo, solo que me pongo un poco nervioso. 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Me pone nervioso el ruido de las máquinas que usan. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? No, no sé, es que tampoco es que sean tan dolorosas. 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos. Son algo caros y tampoco creo yo que les cueste tanto lo que hacen como para cobrarte lo que te cobran. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Sí, claro. 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría más? Pues el coste, si fuera gratis no me aguantaría tanto el dolor 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Creo que a veces se aprovechan un poco de que son un sector privado para cobrar más a la gente.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Ferrol (Galicia) Lugar de Residencia: Valencia desde 1988 Edad: 43 Sexo: Masculino Nivel de estudios: Secundarios Ocupación: En paro con prestación 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Más bien poco es muy caro. Cuando es muy necesario. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Cada vez voy a uno 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? No, a veces no puedo. Hay otras prioridades antes. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Enjuagues con bicarbonato. Lo uso a veces cuando me salen fuegos en la boca. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. Pues 2. 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? No me da miedo, lo que me pone nervioso es al salir a ver lo que me cobran. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? No, iría con más frecuencia si me fuera más asequible. 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos. Vale mucho dinero pero cuando he ido los tratamientos han sido buenos. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Sí, por supuesto. 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría más? El coste. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Buena, a los que he ido me han atendido bien

39


40

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Valencia Lugar de Residencia: Valencia Edad: 67 Sexo: Masculino Estudios: Secundarios Ocupación: Jubilado (electricista) 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Pues la verdad es que no voy mucho, cuando me duelen las muelas o algo de la boca. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? No, siempre he ido a dentistas de mi zona que me quedan cerca. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Sí cuando me duelen los dientes no aguanto mucho tiempo, prefiero ir y que me lo miren. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? No, no conozco ninguno. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. ¿3? No sé, depende lo que me vayan a hacer. 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Que me hagan daño. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? No porque aunque sean dolorosas si me duelen los dientes voy a ir igual, no voy a ir más ni menos. 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Son caros, a veces se pasan con los precios. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Bueno eso quizá si, para hacerme revisiones para que no me duelan luego los dientes.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría más? El coste seguro, el miedo se lo puede aguantar uno, pero el soltar el dinero no. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Los que he visitado siempre han sido profesionales, así que buena imagen. Aunque conozco a gente que no le ha ido tan bien, pero eso es como todo, los habrá buenos y malos.

41


42

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Valencia Lugar de Residencia: Valencia Edad: 79 Sexo: Femenino Estudios: Ninguno. Estudio en la escuela hasta los 14 años. Ocupación: Ama de Casa. Su marido era electricista. 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Desde hace 20 o 25 años estoy yendo 2 veces al año. Pero últimamente estoy teniendo muchas dificultades (flemones, yagas…) y estoy yendo bastante seguido, como una o dos veces a la semana. 2.

¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Voy a un odontólogo que está relativamente lejos.

3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Hay veces que lo intento solucionar en casa pero por regla general voy al dentista inmediatamente, más que nada porque estoy pagando un seguro y un dentista me va a saber curar mejor que yo en mi casa. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Conozco los enjuagues con agua y sal. Para las yagas conozco un producto casero con el que me doy toquecitos pero no sé que contiene, sólo sé que tiene color rojo y que mi madre me lo daba siempre porque yo he sufrido mucho de llagas. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. Pues le tengo mucho miedo, y cada vez aumenta mi miedo. Si pudiera le daría un 6 o un 7. 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? El momento en el me anestesian o me pinchan. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Acudiría más porque irías con muchísimo menos miedo. Yo sufro mucho cuando voy al dentista sobre todo en este último periodo, cuando me han tenido que tratar una muela careada, cuando me han tenido que extraer un molar lo he pasado realmente mal antes durante y después de la intervención. Entonces sí, iría bastante más seguido si me aseguraran que no me van a hacer daño.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Personalmente no considero razonable el precio y es que cobran por tratamientos muy simples grandes cantidades. Entendería que por ejemplo te cobraran considerablemente por una infección bucal porque es una incomodidad difícil de sanar. Luego me parece que no son justos con los precios, son variables por ejemplo mi hermana y yo acudimos a la misma clínica y a mí por tratamientos más fáciles me han cobrado unas cantidades descomunales en cambio ella ha llevado a sus hijos para solucionar problemas más graves, y a mi forma de ver mas caros, y el precio fue bastante lejano del precio que a mi me hicieron pagar. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Por supuesto. Es más pienso que debería estar incluido en la seguridad social porque aunque sea de la boca es una enfermedad y muy importante que la gente que no tiene medios no puede solucionar y puede acarrear problemas mayores. 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? El dinero pesa, pero a mi me pesa más el dolor más que nada por lo que he pacido en estas ultimas épocas por culpa de la boca. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Pienso que es una persona necesaria sin duda igual que un médico y que por eso debería también estar cubierta por la seguridad social.

43


44

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Móstoles (Madrid) Lugar de Residencia: Valencia desde 1967 Edad: 86 Sexo: Masculino Estudios: Primarios Ocupación: Jubilado. Sastre 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Pues mire usted, voy al dentista una mes al mes porque llevo implantes, justo ahora me estoy haciendo un tratamiento de implantes porque se me han empezado a caer los dientes, estoy muy mayor. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Voy a un dentista que esta cerca de mi casa que es al que voy desde hace muchos años. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Sí, porque es un dolor que no se puede aguantar como el de la barriga o el de la cabeza que sí se puede aguantar 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Cuando me duelen los dientes voy al dentista y ya sabrá él lo que me dará para que se me quite el dolor, que para algo ha estudiado. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. Cero, porque cuando una ha pasado una guerra y tanta hambre ya no le tiene miedo a nada, cuanto menos a un dentista que lo que quiere es quitarte el dolor. 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? ¿Ansiedad? Lo que realmente me da miedo es no saber lo que tengo, pero sobre todo que me tengan que quitar un diente porque no quiero perderlos que los implantes son muy caros 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Acudiría igual porque es lo que necesito, haya dolor o no haya dolor. 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Pues mire usted, yo creo que el precio es razonable aunque para los tiempos que corren entiendo que a mucha gente se le puede hacer un poco difícil poder ir a la consulta del dentista 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Pues claro, para hacerme más revisiones y limpiezas gratis


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? Ya le he dicho que no me da miedo, así que el coste. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Los dentistas, yo creo que la mayoría son gente honrada, lo que pasa es que hay mucho listillo que se aprovecha y les crean mala fama a los demás, pero en general con los que yo he tratado han sido buena gente

45


46

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Entrevistas Avenida de Francia Lugar de Nacimiento: Valencia Lugar de Residencia: Av. de Francia, Valencia. Edad: 18 Sexo: Masculino Nivel de estudios: E.S.O y Grado medio FP Ocupación: Mecánico 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Poca, cuando tengo algún problema. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? ¿Por qué? No sé por aquí hay varias, yo voy en frente del ―Tabelia‖ porque es la más cercana. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Voy inmediatamente por si es grave. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? No sé, un porro a lo mejor. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. Mmm…no sé, un 3. 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Que me saque mucha pasta, el ruido y el dolor. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Sí 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos. No sé, un poco caro, pero tendrán que cobrar.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Si 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted?

El dolor pesaría más. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? No sé, un trabajo como cualquier otro ¿no? Honrado y con estudios.

47


48

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Valecia Lugar de Residencia: Avenida Francia. Edad: 23 Sexo: Femenino Ocupación: Dependienta Nivel de estudios: Universitarios (Magisterio) 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Una vez al año, creo. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? No está muy cerca que digamos, pero es amigo de mis padres de la infancia y sus padres de mis abuelos, y el padre de éste también era dentista)... Así que es el dentista familiar.Y no voy a otro porque si a ese ya le tengo miedo y lo conozco a uno desconocido no iría ni aunque me pagaran. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Sí, porque me duele. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Mi abuela le ponía a mi madre un algodón con coñac, pero yo me tomo un ibuprofeno si el dolor es leve. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. ¡Diez, digo… cinco! Je, je… 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Ir… El hecho de ir es lo que me produce la ansiedad. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Sí… Aunque no sé si me lo creería, pero sí. Y si fuesen gratuitas también. 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos En mi dentista, muy buena calidad, pero demasiado caro. Supongo que como en todos… No entiendo de odontología pero desde mi punto de vista creo que se pasan con los precios.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Sí, si eso no me hiciese cambiar de dentista. 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? La ansiedad producida por el mismo. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? El que yo conozco y me trata, para mí es buenísimo y tengo muy buena imagen de él. Pero no sé porqué me da miedo ir, aunque sea solo para una revisión normal.

49


50

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Valencia Lugar de Residencia: Avenida Francia Edad: 25 Sexo: Masculino Ocupación: Celador Nivel de estudios: Grado medio FP

1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Con ninguna. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? No voy a ninguna. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? No acudo inmediatamente, intento hacer algo en casa. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Nunca he tenido dolor de muelas en verdad, así que no he tenido que usar ningún método. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 5 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Pues imagino que los pinchazos. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Sí. 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos No sabe. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Sí, porque me saldría más barato.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? Por el precio. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Si no estuvieran no se podrían solucionar problemas de la boca, entonces son necesarios, pero es caro. O sea, lo veo como que es bastante caro. Y si me va a tratar a mí, según lo que me vayan a hacer tengo mala o buena imagen de él.

51


52

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Valencia Lugar de Residencia: Avenida Francia.. Edad: 32 Sexo: Masculino Ocupación: Ingeniero técnico Nivel de estudios: Universitarios 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Cada 6 meses. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? No, no está cerca de mi casa. Voy a ese porque me lo recomendó mi antiguo dentista, que sí estaba cerca de mi casa porque él no sabía solucionarme el problema. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Pues claro, porque he sufrido una enfermedad relacionada con los dientes y sé que tengo que ir. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? No. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 0 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Nada me produce ansiedad. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? No iría más veces. Voy todas las que necesito. 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Para una hora de trabajo del dentista me cobran 60 euros y me parece caro. Porque no me echan ningún producto y además me trata una higienista. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? No, porque voy siempre que lo requiero. 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? El coste. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Buena.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Lugar de Nacimiento: Valencia Lugar de Residencia: Avenida de Francia Edad: 36 Sexo: Femenino Nivel de estudios: Universitarios Ocupación: Administrativo 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Mínimo dos veces al año 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? No, lejos por confianza 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? No, porque siempre pienso que se me pasará solo 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Uso ibuprofeno 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 5 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? La anestesia 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Sí 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Muy caro normalmente, calidad buena pero precio excesivo 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? No, igual 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted?

El miedo 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Buena, he tenido buenas experiencias

53


54

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Valencia. Lugar de Residencia: Av. de Francia, Valencia Edad: 41 años Sexo: Masculino Nivel de estudios: Estudios universitarios Ocupación: Informático 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Pues una vez anualmente, si tengo revisiones anuales y si hay algo más las que sean necesarias 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Sí, a una cercana. Voy ya que el seguro médico me da una variedad y voy a la que mejor me venga. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Es que como yo voy a revisiones, no suelo tener dolores. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? No, no conozco ninguno. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 0 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Nada 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? - Esta pregunta no se le ha hecho ya que el señor no tiene miedo al dentista. – 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológico Sí está justificado el precio, lo veo como cualquier otro servicio, o sea, dentro de lo que esperaba, ni más ni menos. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Es que tengo seguro privado y me cubre los tratamientos dentales.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? En el caso de que tuviese miedo me echaría para atrás el miedo. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? ¿En general? Pues una persona que hace su trabajo y… Creo que la sociedad lo ve como una persona que hace su trabajo supongo.

55


56

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Nacimiento: Barrio: Avenida Francia, desde hace 30 años Edad: 60 Sexo: Masculino Ocupación: Administrador de empresas Nivel de estudios: Universitarios (Empresariales)

1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Cada tres meses. 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Voy al de siempre, que no está cerca de mi casa, porque tengo confianza con él. 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué?

No hago nada en casa, acudo directamente. 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Negativo. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 4 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Los aparatos, el ruido y las anestesias. 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras?

Seguro que sí. 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Me parece un precio razonable. 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? Seguramente. 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted?

La ansiedad. 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo?

Buena.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Lugar de Residencia: Avenida de Francia, desde hace 40 años. Edad: 69 Sexo: Femenino Nivel de estudios: universitarios Ocupación: jubilada (era abogada) 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Cada seis meses 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Antes cerca, ahora lejos por recomendación 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Acudo directamente 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? No, no creo que funcionen 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 5 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? El ruido, pero todo en general 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? No sé, no me lo creería 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Caros 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? No, acudiría igual 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted? El miedo 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Buen profesional pero un poco usurero

57


58

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Lugar de Nacimiento: Valencia Lugar de Residencia: Avenida de Francia. Edad: 76 Sexo: Femenino Ocupación: Ama de casa 1. ¿Con qué frecuencia va al dentista? Una vez al año 2. ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio? Sí, por confianza 3. Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? No, porque tampoco me ha dolido mucho nunca 4. ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor bucodental? ¿Lo utiliza? Ibuprofeno. 5. Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo. 3 6. A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce? Ruido 7. ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras? Sí 8. Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos Un poco caro 9. ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la seguridad social? No, igual 10. Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría mas para usted?

El miedo 11. ¿Qué imagen tiene del odontólogo? Buena imagen como la puedo tener de un médico o de cualquier profesional de la salud


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Análisis y resultados Barona Pregunta 1: ¿Con qué frecuencia acude al odontólogo?

E

n esta gráfica de barras se representa por grupos de edades la frecuencia con la que la población de un barrio de clase mediabaja (Barona) acude al dentista en el año 2012. Y encontramos que ,a pesar de su bajo nivel económico, no hay ninguna persona que no haya acudido nunca al dentista. JÓVENES

ADULTOS

MAYORES 3

2

2

1

0

0 Nunca

0

0

1

2

1

0

Menos de 1 vez al 1 ó 2 veces al año Más de 2 veces al año año

Separando por grupos de edad encontramos que: - Entre el grupo de los J��VENES, 1 persona acude de 1 a 2 veces al año y 2 acuden más de 2 veces al año. - Entre el grupo de los ADULTOS, 2 personas acuden menos de 1 vez al año y 1 persona acude de 1 a 2 veces al año. - Entre el grupo de los MAYORES, encontramos 1 persona que va menos de 1 vez al año y 2 personas que van más de 2 veces al año.

59


60

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Podemos decir que, por lo general, los jóvenes acuden más frecuentemente al odontólogo. Seguidos por el grupo de los mayores y teniendo a la cola a los adultos. Se puede presentar una hipótesis respecto al por qué de estos resultados, y es que, por una parte, los jóvenes de hoy en día están más informados sobre la importancia de la salud dental, siendo ésta una de las razones importantes que los conduce a acudir a revisiones (entre otras) para prevenir enfermedades bucodentales. Por otra parte, en el grupo de los mayores, de normal ,por el paso de la edad se localizan más dificultades a nivel bucal y es ésta una de las razones por las que acuden al odontólogo, para solucionar esos problemas.

En esta gráfica utilizamos los mismos datos que en la anterior con la diferencia de que en este caso analizaremos de una manera más general la frecuencia con la que la anterior población acude al dentista. Analizaremos la muestra en conjunto, sin hacer ninguna distinción entre grupos de edad.

Nunca Menos de 1 vez al año 1 ó 2 veces al año Más de 2 veces al año

Así nos topamos con que predomina la muestra que acude al dentista más de 2 veces al año, le sigue la gente que va menos de 1 vez año y por último la gente que lo hace 1 ó 2 veces al año Descartamos la hipótesis de que en los barrios menos dotados económicamente la gente no acude al odontólogo.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Cabe añadir que tanto en la primera como en la segunda gráfica se está plasmando un valor aproximado con respecto a la información proporcionada por las entrevistas. Y es que hay casos que, por poner un ejemplo, llevan 2 años sin acudir al odontólogo pero durante toda su vida ha acudido al menos 1 o 2 veces al año. En esta otra gráfica se recogen los motivos por lo que la población acude al odontólogo. Se consigue una cierta homogeneidad de los resultados, existiendo así cuatro motivos: 1. Por revisión: Hay 2 (un adulto y un joven) personas que eligieron este motivo 2. Por un tratamiento específico: Motivo que se asocia en gran parte a la mayor frecuencia de visita. Y es que encontramos 2 personas que tenían que acudir más de 2 veces al año. Una por tratamientos de ortodoncia y otra por necesitar implantes y puentes. 3. Por dificultades o molestias: Encontramos 2 personas que debían acudir al odontólogo seguidamente por graves molestias y dificultades como podían ser yagas, caries entre otras. Ahora bien, ambas sólo acudían por este motivo. Antes de que les ocurriera, no solían acudir más que para alguna revisión. 4. Si es realmente necesario y no hay más remedio: Motivo dominante de la gráfica y es que son 3 las personas que eligieron este motivo, acudiendo con una frecuencia baja al dentista ( menos de 1 vez al año) normalmente por falta de dinero o dejadez.

Motivos de Visita al Odontólogo

Revisión Tratamiento Específico Dificultades Solo cuando es necesario

61


62

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 2: ¿Acude a un dentista cercano a su domicilio?

A

nalizaremos si las personas si las personas a las que se la ha realizado la encuesta acuden a una clínica cercana a su domicilio o no, explicando en cada uno de los casos el motivo. Para ello comenzaremos separando los resultados en base a los tres grupos de edad escogidos (Jóvenes, Adultos y Mayores) y más tarde haremos el análisis general de los mismos. De los sujetos entrevistados encontramos que 4 personas acuden cerca de su domicilio (44,4 %) y 5 personas se desplazan a clínicas lejanas (55,5 %) Con los datos obtenidos podemos observar que no se presenta una gran diferencia entre la gente que acude a clínicas de otro barrio y gente que acude a clínicas de su zona ya que un 56% de los entrevistados dicen acudir a clínicas de otro barrio y un 44% a clínicas cercanas a su casa. Las personas que dicen acudir a clínicas lejanas a su domicilio lo atribuyen a razones económicas y en otro caso por recomendación de un familiar. Si lo analizamos por edades encontramos que en el caso de los grupos de jóvenes y adultos la distribución suele ser equitativa mientras que en el grupo de los mayores <60 todos los entrevistados ha referido acudir a una clínica cercana, por razones de comodidad.

44% 56%

Clínica de su zona Clínica de otro barrio


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

3,5 3 2,5 2 1,5 1 0,5 0

3 2

2

1

1 0

Clínica de su barrio

Clínica de otro barrio

Jóvenes

Adultos

Mayores

Pregunta 3: Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué?

A

nalizaremos el porcentaje de personas que SÍ acuden inmediatamente y el porcentaje de personas que NO acuden nada más tienen un problema. En primera lugar por grupos de edad y finalmente de manera general. Veremos además el porqué de los resultados obtenidos. 

1º GRUPO DE EDAD: JÓVENES  Encontramos una persona que NO habitúa a acudir al odontólogo inmediatamente aunque reconoce que si sigue varios días y el dolor no cesa precisa de la intervención de un profesional y por lo tanto acude al odontólogo. Encontramos 2 personas que SÍ acuden inmediatamente, pero exponen 2 condiciones imprescindibles: que haya posibilidad económica en ese momento y que el dolor sea severo. - Encontramos que 2/3 de los jóvenes (66,66%) SÍ acude inmediatamente exponiendo que si no fuera así se podría llegar un problema peor que el existente. - Por lo tanto 1/3 (un joven) de la muestra NO acude inmediatamente, prefiere esperarse a que el dolor sea de tal calibre que no pueda soportarlo.

63


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

64

2º GRUPO DE EDAD: ADULTOS  Encontramos una persona que SI acude frente a 2 que deciden NO acudir inmediatamente. La persona que SI acude lo hace siempre y cuando el tiempo y el dinero se lo permitan, dejándose llevar por el dolor que acarrearía si dejara pasar el tiempo. Una de las personas que decide NO acudir es porque prioriza otros asuntos antes que la visita al dentista, la otra prefiere dejar que pase el tiempo a ver si el dolor cesa; si no es así entonces decide acudir como último recurso al odontólogo. - Encontramos que 2/3 (66,67 %) de los adultos NO acude inmediatamente exponiendo que,por una parte, hay asuntos que solucionar más importantes y, por otra, que es preferible dejar que pase el tiempo para ver si el dolor cesa. - Por lo tanto 1/3 (33,33 %) de la población adulta SÍ acude inmediatamente, porque el tiempo de espera podría dar como resultado un problema de mayor calibre

3º GRUPO DE EDAD: MAYORES: Nos encontramos en este grupo con la uniformidad de resultados y es que 3/3 (un 100%) de la muestra SÍ acude inmediatamente al odontólogo. Una persona de este grupo acude inmediatamente porque goza de un seguro y no escatima cada vez que tiene un problema. Dos personas coinciden en que el dolor bucal es un dolor inaguantable del que tiene que encargarse un profesional, y es por eso por lo que deben acudir a la consulta a la mínima molestia perceptible. Se evidencian con estos resultados que el grupo de edad que más rápidamente acude a la consulta del dentista a propósito de un problema bucal es el tercero, es decir el grupo de los MAYORES; quizá porque a estas edades se sensibiliza el organismo frente al dolor y se hace más patente. Se observa también una contraposición entre los grupos ―JÓVENES‖ y ―ADULTOS‖, predominando en el primero la respuesta afirmativa y en el segundo la negativa.

Haciendo un análisis general encontramos un 2/3 (66,67 %) de la muestra que SÍ acude inmediatamente al odontólogo a solucionar un dolor dental. En cambio tenemos 1/3 (un 33,33%) de la muestra que NO lo hace.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Pregunta 4: ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor dental? ¿Lo utiliza?

S

i analizamos esta pregunta vemos 5/9 (un 55,5%) de nuestros encuestados dicen conocer algún método casero para paliar el dolor dental, frente a 4/9 (un 44,4%) que dicen no conocer ninguno. Algunos de los métodos utilizados por las personas consultadas son enjuagues con bebidas alcohólicas para el dolor de dientes, enjuagues con agua y sal y enjuagues con bicarbonato para las llagas bucales. Por otro lado también dicen utilizar algún analgésico como ibuprofeno o nolotil para calmar el dolor. Si hacemos la comparación por edades vemos que no existen diferencias por edades como para concluir que determinado grupo conozca más métodos que otro.

65


66

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 5: Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo

A

continuación se medirá el miedo al odontólogo de acuerdo con su intensidad en cada individuo reflejada en una escala de puntaje donde ―0‖ representará el miedo inexistente y ―5‖ será la máxima puntuación expresando el miedo total al odontólogo. -

0  Ausencia de Miedo 1  Miedo escaso 2  Miedo leve 3  Miedo Moderado 4  Miedo Considerable 5  Miedo Importante

Esta intensidad de miedo o ansiedad será analizada primeramente dividiendo la muestra por grupos de edad, para finalmente cerrar el análisis con una escala de puntaje que contendrá las puntuaciones generales. De ella sacaremos la media y será valorada para aclarar resultados. 1º GRUPO: JÓVENES  Encontramos que dos de los individuos puntúan su miedo al dentista con ―1‖ y ―2‖ , explicando que lo que normalmente se considera causante del miedo es el dolor y no es un factor de vital importancia para ellos, por lo que su miedo al odontólogo es bajo, aunque no nulo. Se deduce que hay una cierta ansiedad pero que no es notable. En cambio, hay otro individuo que puntúa su miedo con un ―3‖ y expresa que ese miedo es causado por los utensilios que se emplean y por la poca delicadeza que algunos profesionales emplean para tratar a los pacientes. En resumen obtenemos que en este grupo la media es de de 2/5  Miedo Leve.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

2º GRUPO ADULTOS  Dos personas de este grupo puntúan su miedo con un ―2‖ en cambio otra la puntúa con un ―1‖ considerando que lo que siente no es miedo, sino nervios. En resumen obtenemos que en este grupo la media es de 1’67/5  situado (por redondeo) dentro del ―Miedo Leve‖ aunque se podría considerar también ―Miedo Escaso‖ 3º GRUPO MAYORES  Una persona de las entrevistadas asegura que su miedo es nulo por lo que lo puntúa con ―0‖ explicando que tras haber pasados penurias peores, el dentista no es algo que le cause mucha preocupación o alteración. Una segunda persona puntúa su miedo con un 5 (aunque si pudiera se saldría del puntaje puntuándolo con un 6 o un 7) afirmando que le tiene muchísimo miedo y que con cada intervención va creciendo. La última persona entrevistada puntúa su miedo con un ―3‖, aunque acepta que varía dependiendo del tratamiento que vaya a serle impuesto. En resumen, obtenemos que en este grupo la media es de 2,67/5  Considerado como un Miedo Moderado.

Globalmente deducimos del análisis que el grupo que más miedo le tiene al odontólogo, es el último, es decir el grupo ―Mayores‖. Y que además en este grupo se encuentra más heterogeneidad de resultados en contraposición a la homogeneidad encontrada en los 2 grupos anteriores. Llevándose a cabo un análisis general del miedo encontramos que la media total se encuentra en 2,11/5  Miedo Leve. En general la población de esta zona no tiene un miedo demasiado relevante, quizá porque están expuestos a situaciones que les producen más miedo. Al comparar una intervención odontológica con estas situaciones se le quita importancia a la ansiedad producida por la primera situación.

67


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

68

Pregunta 6: A la hora de acudir al odontólogo: ¿qué es lo que más ansiedad le produce? -Coste económico. I -Antes de entrar a la consulta II -Anestesia II -Ruido.

2 1,5 Jóvenes

1

Adultos

0,5

Mayores

0 Coste económicoAntes de entrar a Agujas/Anestesia consulta

C

Ruido

uando hemos preguntado sobre las situaciones que causan mayor ansiedad a la hora de ir al odontólogo los entrevistados nos han planteado diversas situaciones aunque varias se repetían. De este modo nos encontramos con que DOS (22%) de los entrevistados admitían que el momento de mayor ansiedad en la clínica dental es a la hora de conocer el coste del tratamiento; TRES (un 33,3%) apuntaban al momento antes de entrar a consulta debido a el desconocimiento de la enfermedad que se padece y al tratamiento al que se les someterá. Reconocen estar más tranquilos cuando se les explica la situación; otros TRES (33,3%) sufren ansiedad al tener que recibir un pinchazo debido a las anestesias y por último UN entrevistado (representa al 11,1%) reconoce que el ruido de los instrumentales rotatorios utilizados en la clínica les resulta incómodo


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Pregunta 7: ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras?

S

e valora si la gente acudiría más a menudo al dentista si se le asegurara que la intervención va a ser totalmente indolora. Por lo tanto las posibilidades de respuesta serán dos: SÍ y NO. Según el predominio de una y otra se podrá deducir cuanta importancia tiene el dolor a la hora de decidir no acudir a una intervención odontológica. Se valorará grupo por grupo para finalmente realizar un análisis global de toda la muestra sin distinciones. -

1º GRUPO: JÓVENES  En este grupo encontramos unanimidad de respuesta y es que todos irían más a gusto si se les consiguiera evitar todo el dolor en las intervenciones. Aún así tienen asumido que una intervención provoca dolor y que a pesar de ello, se mentalizan para acudir porque una de las cosas más importantes es la salud. Además son realistas y aceptan que es imposible eliminar al 100% el dolor, pero de igual manera no dejarían de acudir al dentista.

El porcentaje de SÍ es del 100%  3/3 -

2º GRUPO: ADULTOS  Contrariamente en este grupo encontramos una unanimidad de respuesta negativa. Afirman todos que acudirían de la misma manera, porque no les impresiona demasiado el dolor, están dispuestos a pasarlo y ya están mentalizados porque las intervenciones odontológicas son necesarias causen o no causen dolor.

El porcentaje de NO es del 100%  3/3 -

3º GRUPO: MAYORES  En este grupo nos topamos con una notable heterogeneidad al contrario que en los grupos anteriores. Encontramos dos personas que nos dan una respuesta negativa, afirmando que acudirían de la misma manera porque hubiera o no dolor en la intervención cuando sufre de dolor bucal tiene que acudir inmediatamente a solucionarlo, ni más ni menos.

69


70

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? En cambio una persona ofrece una respuesta afirmativa, explicando que el sufrimiento causado por las intervenciones odontológicas le ha provocado un rechazo al dentista, por lo que si le aseguraran que no va a sufrir acudiría con más frecuencia y simpatía. El porcentaje de SÍ es del 33,33%  1/3 El porcentaje de NO es del 66,67%  2/3 En el análisis general encontramos que hay un 5/9 (55,56 %) de muestra que NO acudiría con más frecuencia por los motivos ya expuestos con anterioridad, quedando un 4/9 (44,44 %) de muestra que SÍ lo haría. Con esto deducimos que el dolor no es factor de vital importancia en este tipo de muestra (domina el NO frente al SI). Es decir, el dolor no es un factor determinante a la hora de acudir o no a una intervención odontológica.

Pregunta 8: Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos

Gráfica por edades.

2 1,8 1,6 1,4 1,2

Jóvenes

1

Adultos

0,8

Mayores

0,6 0,4 0,2 0 Caro

Razonable


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

S

i analizamos la opinión de la gente con respecto al precio de los servicios odontológicos, nos encontramos con que 2/3 de los entrevistados piensan que el precio de los tratamientos odontológicos es elevado, frente a 1/3 que opina que el precio es razonable. En todo caso los entrevistados que consideran que el precio es razonable dicen entender que, debido a la delicada situación económica que muchas familias atraviesan hoy en día, no les es de extrañar que mucha gente los considere costosos y poco accesibles. Pregunta 9: ¿Acudiría con más frecuencia si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la Seguridad Social?

C

on el análisis de resultados de esta pregunta podremos deducir si el coste económico de una intervención odontológica es decisivo a la hora de acudir a la consulta. Para ello ponemos al entrevistado en una situación que excluiría el pago total de la intervención por medio de la Seguridad Social.

71


72

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Empezamos con una idea preconcebida que nos hace pensar que el coste económico es un factor decisivo en la situación de esta muestra posicionada en una economía media-baja. Este análisis será distinto a los otros ya que en él se aprecia unanimidad de respuestas en los 3 grupos de edad y es que el 100% de muestra sí acudiría más frecuentemente al odontólogo si el coste económico corriera a cargo de la Seguridad Social. Lo motivos son similares en el total de individuos aunque expresados de formas diferentes. Se citan algunos aquí:

-

―Si puedes ahorrarte 1000 euros que cuesta un tratamiento dental acudes sin pensártelo dos veces‖

-

―Podría acudir a hacerme más revisiones y limpiezas gratis pudiendo así evitar posibles problemas futuros‖

-

―Hay personas que no tienen medios para solucionar problemas bucales, pero si la Seguridad Social se encargara de ellos todas las personas desfavorecidas podrían gozar de mejor salud‖

-

―Acudes con más tranquilidad y menos pesar si el dinero no corre a cargo de tu bolsillo, por lo que es un aspecto positivo que te haría acudir más frecuentemente‖

Como se intuía antes de realizar este análisis, la población de esta zona tiene muy en cuenta el dinero porque es algo que suele escasear en sus casas por lo que el coste económico de una intervención seria un factor clave a la hora de decidir si acudir o no a la consulta. Se deduce en esta cuestión, que importa bastante más el coste económico que el dinero. Igualmente en la siguiente pregunta se termina de deducir cual de los dos factores tiene más relevancia.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 10: Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento y el miedo provocado por el mismo, ¿cuál pesaría más para usted? 100% precio  9/9 entrevistados.

C

omo podemos ver por los resultados obtenidos en esta pregunta, mucha gente a la hora de decidir sobre qué es lo que les frenaría a la hora de acudir a una consulta odontológica es el coste económico de los tratamientos. En el caso de nuestros entrevistados, un 100% reconoce el coste económico es lo que más les preocupa frente a la ansiedad y al dolor producido por los tratamientos. La principal razón que manifiestan como argumento es que el dolor de los tratamientos uno lo puede soportar ya que los tratamientos se realizan para tratar otras enfermedades y, en cambio, el dinero suele ser un impedimento a la hora de acudir al odontólogo. Algunos de nuestros encuestados reconocen no haber podido acudir alguna vez a un odontólogo por no disponer del dinero necesario para pagar los tratamientos necesarios.

73


74

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 11: ¿Qué imagen tiene del odontólogo?

E

n cada grupo de edad y uniendo todas las definiciones formaremos una definición global que compararemos con la definición que la RAE da de la palabra odontólogo. Así comprobaremos la diferencia que hay entre la definición real de la palabra y la definición social que posee. -

1º GRUPO: JÓVENES  Un odontólogo es una profesional que se encarga de mantener la salud bucal. Es, por lo tanto, una persona necesaria para la sociedad aunque no es una idea que esté muy asumida por la misma. La gente no le presta demasiada importancia a su salud bucal y a los profesionales encargados de este asunto, ya sea por dinero o por miedo. ¿Por qué es una persona necesaria? Si nos remitimos a la historia, los problemas bucales se solucionaban con artilugios muy rudimentarios (como martillos y piquetes) ahora, en cambio, tienes los tratamientos y la higiene que necesitas, sobre todo las condiciones necesarias y todo proporcionado por el personal sanitario en este caso los dentistas. Respecto a la posición social que ocupa se considera que es buena, pero no tan alta o selecta como la que ocupa un medico (este último te salva la vida en cambio un odontólogo solo te calma el dolor, ya que un problema dental no puede ser causante de muerte). Como aspectos negativos de este profesional cabe destacar que hay algunos (no la mayoría) que necesitarían mejorar muchos aspectos sobre todo relacionados con el buen trato al paciente.

-

2º GRUPO: ADULTOS  Una persona que te consigue salvar de muchas situaciones incomodas y solucionan muchos problemas, por esto (y más motivos) es una persona necesaria en la sociedad de la misma manera que lo es un médico. Ahora bien se cree que a veces se aprovechan un poco de ser un sector privado para cobrar de manera excesiva a sus pacientes. Por lo general, la imagen que se tiene de un odontólogo en la sociedad adulta es buena y positiva, aunque tiene sus ―peros‖


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? -

3º GRUPO: MAYORES  La gran mayoría es gente honrada, con algunas excepciones que rompen la regla (algunos se aprovechan de la situación) y producen una mala fama generalizada. Pienso que es una persona necesaria sin duda igual que un médico y que por esa razón deberían sus tratamientos también estar cubiertos por la Seguridad Social. En general en este grupo se tiene una buena imagen de los odontólogos aunque sí que es verdad que algún individuo por experiencias ajenas a él afirma que hay muchísima gente descontenta con los servicios odontológicos, pero que eso también depende de la suerte.

Comparando estas definiciones con la que la RAE propone -Profesional cualificado para tratar y estudiar los problemas y tratamiento tanto de los dientes como de la cavidad oral, así como los maxilares, músculos, piel, vasos y nervios que dan conformación a esta cavidad y que están conectador con todo el organismo- Deducimos que la sociedad abarca un significado muchísima más extenso en el que juzga además los defectos a mejorar, la posición que para ellos ocupa, el grado de necesidad social entre otros aspectos.

75


76

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Cabe destacar que para los tres grupos de edad un odontólogo es una persona honrada y necesaria para la sociedad ,pero que solo los dos últimos (ADULTOS Y MAYORES) tienen claro que es de igual necesidad que un médico. Los jóvenes tienden erróneamente a desmerecen la profesión de odontólogo pensando que este solo se encarga de paliar el dolor bucal y que una persona no podría fallecer por una enfermedad bucal como podría fallecer por un ataque de corazón o un cáncer de pulmón. Predomina en las tres definiciones una descripción positiva de la profesión, pero los tres grupos coinciden en que hay aspectos que mejorar o por así decirlo ―peros‖ que añadir. Por una parte piensan que una gran parte del gremio se aprovecha de pertenecer al ámbito privado para aumentar el coste de sus tratamientos descaradamente. También creen que se debería mejorar el trato con el paciente y que es de ahí de donde derivan los malos comentarios productores de la mala fama que hoy en día tiene un dentista.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Análisis y resultados Avenida de Francia Pregunta 1: ¿Con qué frecuencia acude al odontólogo?

R

epresentaremos mediante un gráfico de barras la frecuencia con la que acuden al Odontólogo las personas de un barrio de clase media-alta (Avda. de Francia). Lo separaremos en base a tres grupos de edad: 

JÓVENES: dentro de este grupo nos encontramos con un joven que nunca ha visitado al odontólogo, uno que asiste con poca frecuencia, sólo cuando tiene algún tipo de molestia o problema y un último joven que afirma asistir una vez al año.

ADULTOS: en este grupo tenemos nos encontramos con dos adultos que acuden cada seis meses (dos veces al año) y un tercero que asiste una vez al año aunque afirma que acudiría las que fuesen necesarias.

MAYORES: entre los mayores, uno acude cada tres meses, otro cada seis meses y por último uno que acude una vez al año.

En base a estos datos obtenidos, podemos decir que las personas mayores acuden con más frecuencia al odontólogo, seguidos de los adultos y por último los jóvenes. En estudios recientes hemos podido comprobar que normalmente son los jóvenes los que acuden con más frecuencia al dentista, bien porque desde pequeños han estado yendo al odontólogo (por caries, tratamientos de ortodoncia…) y están más familiarizados con él o simplemente por estética, seguidos de los adultos y por último los mayores.

77


78

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Frecuencia de Visitas Jóvenes

Adultos

Mayores 5

3 2 1

1 0 Nunca

0

1 0

0

0

Menos de 1 vez al 1 ó 2 veces al año año

0

Más de 2 veces al año

Ahora procedemos a analizar la frecuencia de visitas al dentista sin hacer distinciones entre grupos de edad mediante el siguiente gráfico:

Frecuencia de visitas al Odontólogo

Nunca Menos de 1 vez al año 1 o 2 veces al año Más de 2 veces al año


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Basándonos siempre en muestras representativas de la población, tras observar este gráfico podemos concluir que la mayoría de la muestra visita al dentista de manera reciente, entre una y dos veces al año, seguido por las personas que lo hacen menos de una vez al año, más de dos veces al año y los que nunca han acudido al dentista, que, aunque a algunos les pueda sonar un poco raro, son bastantes las personas que nunca han visitado al odontólogo, sea por las razones que sea, y sin hacer distinciones entre personas de un medio-bajo nivel socioeconómico y personas con un mayor poder adquisitivo. Pregunta 2: ¿Acude a una clínica cercana a su domicilio?

A

nalizaremos si las personas a las que se les ha realizado la encuesta acuden a una clínica cercana a su domicilio o no, explicando en cada uno de los casos el motivo. Para ello comenzaremos separando los resultados en base a los tres grupos de edad escogidos (jóvenes, adultos y mayores) y más tarde haremos el análisis general de los mismos. Dentro de los grupos de edad encontramos:  JÓVENES: entre los jóvenes nos encontramos con una persona que acude a la clínica más cercana y su motivo es la comodidad por el simple hecho de vivir cerca. Un segundo joven que acude a una clínica que no está cerca de su lugar de residencia y su motivo es que es el odontólogo que ha tratado a la mayor parte de su familia y por tanto acude a él por confianza, aunque también explica que si tuviera que asistir a otra consulta no iría ya que los tratamientos odontológicos en sí le dan miedo hasta con su odontólogo de toda la vida. Por último tenemos a un tercero que directamente afirma no acudir al odontólogo, ni cerca ni lejos. 

ADULTOS: tenemos a un total de dos personas que acuden a una clínica que está lejos de su lugar de residencia, uno de ellos por confianza y el segundo explica que acude a esta clínica lejana porque se lo recomendó su antiguo dentista el cual no supo solucionarle el problema. Para terminar, una tercera persona explica que sí acude a una clínica cerca porque tiene un seguro médico y éste le da a elegir entre varias y puede escoger la que más le convenga.

79


80

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 

MAYORES: dentro de este grupo nos encontramos con una persona que acude a un odontólogo cercano y lo hace por confianza. En contraposición, dos personas acuden a una clínica lejana, una de ellas también por confianza y la segunda porque se trata de su odontólogo de siempre y por tanto podemos decir que en lo que nos basamos de nuevo es en la confianza en el profesional.

Mostraremos estos mismos resultados mediante porcentajes: 

JÓVENES: 1/3 acude a una clínica cercana, 1/3 lo hace a una lejana y otro 1/3 no va directamente.

ADULTOS: 2/3 acude a una clínica que está lejos de su lugar de residencia frente a 1/3 que lo hace a una cercana.

MAYORES: 1/3 acude a una clínica cercana y 2/3 que lo hace a una lejana.

Analizando estos resultados podemos observar que tanto adultos como mayores suelen acudir más a clínicas que están lejos de su lugar de residencia y suele ser en la mayoría de los casos por confianza, bien porque les haya ido bien con ellos, porque es donde han acudido siempre. También encontramos que otra de las causas por la que acuden a clínicas lejanas es por recomendación, de amigos, familiares, su antiguo odontólogo… Ahora procedemos al análisis de las tres muestras en conjunto: 2/3 acude a una clínica lejana y en contraposición 1/3 lo hace a una cercana.

Observando los resultados y las respuestas obtenidas, podemos apreciar que la mayoría de la población acude a clínicas lejanas y lo hace mayoritariamente por confianza, bien sea porque ya ha acudido anteriormente y ha salido con buenas sensaciones, por que sea el de toda la vida, o porque se lo haya recomendado algún familiar o amigo.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Todos sabemos que la visita al odontólogo no es algo deseable ni agradable para nadie, aunque sea necesaria, por eso preferimos acudir a las clínicas donde hemos ido siempre, desde pequeños, ya que, la confianza y el trato más familiar con este tipo de profesionales de la salud hace mucho. Por otro lado hay otra parte de la población que acude a clínicas cercanas simplemente por comodidad, sin importarle el hecho de que sea un completo desconocido para él, o que no conozca la calidad de los trabajos realizados por este profesional (como por ejemplo el caso expuesto anteriormente del adulto que acude a la clínica que más le conviene en cuanto a cercanía porque su seguro médico le da la opción de elegir).

Pregunta 3: Cuando sufre dolor dental, ¿acude directamente al odontólogo? ¿Por qué?

E

n este caso, representaremos la proporción de personas que acuden al odontólogo inmediatamente al sentir alguna molestia y las que no. Lo analizaremos en base a tres grupos de edad: jóvenes, adultos y mayores mostrando las diferencias que se observen entre éstos además de las causas por las cuales deciden asistir directamente o, por el contrario, deciden esperar. 

JÓVENES: dentro de este grupo nos encontramos con un total de dos jóvenes que SÍ que acuden directamente al odontólogo al sufrir alguna molestia, uno de ellos lo hace por si es grave y necesita tratamiento y el otro afirma que por no aguantar el dolor, va inmediatamente. Por el contrario, uno de ellos NO lo hace e intenta hacer algo en casa para paliar ese dolor.

ADULTOS: nos encontramos con dos personas que NO acuden directamente, una de ellas porque, como siempre va a revisiones, no suele sufrir nunca dolor dental y la segunda porque piensas y espera que se le pase por sí solo en unos días, sin necesidad de acudir. Por otro lado nos encontramos con una persona que afirma que SÍ acude directamente ya que cuenta que ha sufrido una enfermedad dental y que sabe y asume que tiene que ir.

81


82

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

MAYORES: en este grupo tenemos a dos personas que SÍ acuden inmediatamente y no intentan ningún método paliativo en casa y otra que NO porque asegura que nunca le ha dolido tanto para no poder soportarlo.

Con respecto a estos datos obtenidos, tenemos las siguientes proporciones:  JÓVENES: dentro de este grupo tenemos 2/3 que SÍ acuden de inmediato bien sea por dolor o por preocupación, frente a 1/3 que NO, prefiriendo intentar algo en casa para acabar con el dolor. 

ADULTOS: tenemos 2/3 que NO acuden directamente porque nunca han sufrido un dolor fuerte o simplemente esperan a que se les pase y 1/3 que SÍ lo hacen por malas experiencias pasadas.

MAYORES: dentro de los mayores tenemos un 1/3 que NO por ausencia de dolores y un 2/3 que SÍ prefieren acudir de inmediato sin intentar ponerle ningún remedio antes en casa.

Podemos observar, que las personas que acuden con más frecuencia inmediatamente a su odontólogo cuando notan alguna molestia entran dentro del grupo de los mayores y de los jóvenes, seguidos de los adultos que son los que tardan más en acudir, podría ser por falta de tiempo y , como hemos visto, prefieren esperar a que se les pase. Ahora representaremos, también mediante porcentajes, los datos obtenidos en base a esta pregunta, pero en este caso, lo haremos sin hacer distinciones en cuanto a grupos de edad se refiere: Concluimos en que casi la mitad de la muestra, con 4/9 NO acude directamente al odontólogo tras sufrir molestias frente a 5/9 que SÍ lo hace.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 4: ¿Conoce algún método casero para paliar el dolor dental?

E

n este caso representaremos el número de personas que sí utilizan métodos caseros para intentar reducir lo más posible el dolor bucodental y por otro lado el otro el número de personas que no conocen ninguno o que no los utilizan. Haremos distinciones en base a los tres grupos de edad (jóvenes, adultos y mayores) y luego lo analizaremos conjuntamente explicando, en caso de que los utilicen, los distintos métodos empleados. Separándolo por grupos de edad encontramos: 

JÓVENES: dentro de los jóvenes encontramos que uno de ellos utiliza ibuprofeno si el dolor es leve aunque explica que su abuela le ponía a su madre un algodón con coñac para calmar el dolor. Los dos restantes dicen que no usan ningún método casero para el dolor aunque uno de ellos pone como alternativa el uso de estupefacientes (porros…) y el otro dice no usarlos porque nunca ha tenido dolor para tener que recurrir a ello.

ADULTOS: en este grupo nos encontramos con dos personas que no utilizan ningún remedio casero, uno de ellos dice no conocer ninguno. Un tercero afirma tomar ibuprofeno cuando sufre alguna molestia.

MAYORES: Dos mayores dicen no recurrir a ningún remedio casero, uno de ellos dice literalmente que ―no funcionan‖. Por último una persona de este grupo sí utiliza analgésicos (ibuprofeno).

Ahora procedemos a mostrar estos resultados:  JÓVENES: con 2/3 tenemos los jóvenes que SÍ utilizan algún remedio para calmar el dolor frente a un 1/3 que NO los utiliza. 

ADULTOS: 1/3 de este grupo SÍ utilizan métodos paliativos en sus casas frente al 2/3 que NO los usan.

MAYORES: 1/3 SÍ utiliza algún método y por lo tanto 2/3 restante afirma que NO.

83


84

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

En base a estos datos obtenidos, encontramos que los jóvenes son los que con más frecuencia utilizan remedios caseros antes de asistir a la consulta, bien sea para evitar acudir, para calmar el dolor en caso de que este no se pueda soportar, o por el simple hecho de retardar esta visita lo más posible. Después de éstos nos encontramos con que los adultos y los mayores utilizan menos métodos caseros para intentar calmar el dolor, bien por no conocer ninguno, porque no creen en la efectividad de éstos o simplemente porque prefieren ahorrarse un mal rato y acudir directamente al odontólogo en busca de soluciones.

Algunas personas beben leche caliente con miel para suavizar el dolor.

En términos generales encontramos que 4/9 SÍ utilizan métodos caseros frente a 5/9 que NO. Ahora procederemos a analizar los distintos métodos expuestos en las entrevistas: 

Algodón con alcohol (coñac): entre uno de los remedios caseros está el empapar un algodón con coñac para que el alcohol adormezca la zona dolorida.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Estupefacientes: estudios recientes muestran que la marihuana inhalada genera analgesia pero sin causar sedación, aunque todavía se están investigando los posibles daños que puede producir (sobre todo en el cerebro). Aun así, hay persona que los utilizan como analgésicos para calmar cualquier tipo de dolor, sobretodo se le da uso terapéutico para dolores de tipo neuropático, tratamientos contra el cáncer…

Uso de Ibuprofeno: es lo más usado, ya que son los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) utilizados con más frecuencia (entre otros) para cualquier tipo de dolor (cefaleas, dolor muscular, molestias en la menstruación, dolor dental…). Es lo más extendido y lo más habitual, quizá también por ser lo más cómodo y rápido, siempre dependiendo de la causa y el grado de dolor al que se vea expuesta la persona. También otros remedio casero para aliviar el dolor es colocar un trozo de aspirina en la zona dolorida.

Otros remedios caseros más o menos comunes extendidos por la sociedad, aunque no los hayamos encontrado realizando las entrevistas son: o Colocar una pequeña cantidad de esencia de clavo directamente sobre la muela afectada.

85


86

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? o Preparar un enjuague bucal con 5 clavos, unas hebras de azafrán, una taza de agua y una pizca de sal. Luego en un cazo se coloca todos los elementos, se mezcla y se lleva a ebullición durante 10 minutos. Se retira del fuego y se deja refrescar. Se filtra y se utiliza como enjuague 4 ó 5 veces al día. o Realizar un enjuague bucal con infusión de saúco, una pizca de pimienta y sal y 1/3 taza de vino.

o Masticar unas hojas de perejil fresco en el área adolorida para aliviará el dolor.

Llevar en el bolsillo una castaña verde, pero ésta debe ser ubicada en el bolsillo que quede a la parte contraria al dolor de muela (según creencias populares en ciertas regiones).

Aplicar un emplasto por fuera de la mandíbula de una yema de huevo mezclada con una cucharadita de miel o una pasta de migajas de pan y alcohol espolvoreada con pimienta de Cayena sujeta con una gasa.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 

Colocar sobre la muela afectada, un trozo de cebolla cruda y apretarlo para que vaya soltando el jugo.

Ponerse la media derecha primero y meter, en el pantalón, esa pierna antes que la izquierda. (según creencias populares en ciertas regiones)

Picar una cabeza de ajo y hervir el resultado durante 2 minutos en medio vaso de vinagre. Realizar enjuagues bucales con esta preparación. Masticar un diente de ajo por la mañana hará que los dientes se fortalezcan y permanezcan sanos.

Existe un remedio tradicional muy curioso que muchas personas usan, aunque parezca muy curioso: consiste en presionar con un objeto de punta redonda, como un palillo, en el dedo índice del lado del pulgar, donde se juntan las líneas de inserción de la uña. El dedo a elegir es el de la mano del mismo lado del cuerpo donde tengamos la muela que nos duele, y debe repetirse la presión varias veces hasta que ceda el dolor.

87


88

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Si se produce en una muela cariada, se tapa el hueco con unos granos de sal o un poco de tabaco.

Hay que tener muy en cuenta que todos estos remedios son métodos caseros y que sólo sirven para aliviar el dolor y no para curar la causa de éste. Simplemente nos pueden permitir estar “cómodos” antes de acudir al odontólogo.

Pregunta 5: Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo

E

l objetivo de esta pregunta es medir el miedo que las personas poseen a la hora de acudir al dentista y todo lo relacionado con este campo. Se basa en partir de un nivel de miedo inexistente =0 y subir hasta un nivel máximo = 5; para ellos hemos elaborado una escala con diferentes intensidades. 012345-

Ausencia de miedo Miedo escaso Miedo leve Miedo moderado Miedo considerable Miedo importante

A continuación vamos a dividir nuestra muestra por grupos de edad: mayores, adultos y jóvenes para poder estudiarlos y alcanzar nuestro objetivo de analizar esta intensidad o ansiedad. 

GRUPO JOVENES En este grupo encontramos un joven que puntúa su miedo con un 3, es decir, posee un miedo moderado, las causas de este miedo son las agujas y el hecho de que ple provoquen dolor. En cambio, otros dos individuos afirman que su miedo es de 5, uno de ellos afirma que si se podría, llegaría hasta un 10, tal es de esperar ya que en sus respuestas afirma que el simple hecho de ir al dentista le provoca pánico. La media en este grupo es de 4,33… es decir, miedo considerable.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

89

GRUPO ADULTOS En este grupo nos encontramos dos individuos cuyo miedo al dentista es nulo, nada les produce ansiedad. En cambio otro individuo afirma que su miedo alcanza el 5. La media de este grupo es de 1,66… es decir, medio escaso.

GRUPO MAYORES En este grupo tenemos un individuo cuyo miedo es de 4 , otro cuyo miedo es de 5 y otro cuyo miedo es de 3 , pero a pesar de ello todos afirman que lo que más les produce ansiedad son el ruido y las agujas. La media de este grupo es de 4 , es decir, un miedo considerable.

Podemos deducir que los que más miedo poseen son los jóvenes y los mayores. Cabe destacar que ambos poseen un tremendo miedo a las agujas. Si hacemos una media global de la población nos encontramos con un resultado de 3,33, es decir un miedo moderado. Dicho anteriormente tienen miedo a las agujas y al ruido sobre todo pero también hay gente con un miedo nulo por el simple hecho de no haber sentido nunca dolor por el hecho de cuidar su boca y acudir las veces que sea necesario a revisiones continuas. Pregunta 6: A la hora de ir al dentista, ¿qué es lo que más ansiedad le produce?

GRUPO

RUIDO

ANESTESIA(PINCHAZOS, AGUJAS)

LOS APARATOS

MAYORES

XX

X

X

ADULTOS JOVENES

EL HECHO DE IR

XX X

X

NADA

XX X


90

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

D

e este cuadro cabe destacar que la población presenta miedo al ruido y la anestesia, esta gente (mayores y jóvenes) son los mismos que presentaban en la escala del miedo valores altos, cercanos a 5. En cambio los que no sentían ansiedad, adultos, efectivamente no presentan ningún miedo.

Pregunta 7: ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras?

E

l objetivo de esta pregunta es saber si la gente acudiría más o menos al dentista en el caso de que se le pudiera asegurar que las intervenciones que se le realizaran serian totalmente indoloras. Esta pregunta nos ayudará a saber si el dolor es un factor importante para los pacientes a la hora de acudir al dentista. Vamos a realizar este estudio mediante respuestas de SI y NO en una muestra dividida por edades mayores, adultos y jóvenes. 

GRUPO JOVENES El 100 % de los individuos (3/3) afirma que acudirían más si los tratamientos odontológicos fueran indoloros. Uno de ellos añade que también le empujaría acudir más el hecho de que los tratamientos fuesen gratis e indoloros.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? 

GRUPO ADULTOS 2/3 adultos afirman que no acudirían mas al odontólogo en este caso, sino que acudirán siempre las veces que sea necesarias. En este apartado cabe destacar que estas personas son las que presentan un miedo al dentista nulo. 1/3 afirma que si acudiría mas.

GRUPO MAYORES Cabe destacar en este grupo que 2/3 acudirían sin ninguna duda más. En cambio otro individuo (1/3) presenta tal miedo al dentista que llega a la conclusión de que no se creería jamás que estos tratamientos fuesen indoloros.

Si hacemos un análisis general observamos que 2/3 de la población acudiría con más frecuencia al dentista y el 1/3 no, así, llegamos a la conclusión que el hecho de que los tratamientos sean indoloros animaría más a la gente a ir a consulta.

¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las 0% intervenciones dentales fuesen 0% totalmente indoloras? SI

30%

70%

NO

91


92

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 8: Valore la relación calidad-precio de los tratamientos odontológicos. Gráfica 1:

E

n la siguiente gráfica se muestran las opiniones de los entrevistados de clase social media-alta (residentes en la Avda. Francia, Valencia) sobre la relación calidad-precio de los tratamientos dentales. 2,5 2 1,5

Caro Razonable

1

NS/NC 0,5 0 18-30 años 31-59 años >60 años

Separando por grupos de edad encontramos que: - Dos de cada tres entrevistados, a pesar de la edad, piensan que los tratamientos dentales son caros en relación a su calidad. 1. En el grupo de JÓVENES: dos piensan que es caro y una no supo qué contestar porque nunca había acudido realmente al dentista (sí que había acudido a revisiones pero no había llegado a realizarse ni a abonar ningún tratamiento, por lo que no se vio capaz de valorar la relación calidad-precio.) Hoy en día resulta algo lógico en nuestra sociedad, que por lo general los jóvenes tienen menos recursos que los adultos que llevan ya tiempo en el mercado laboral, ya que acaban de empezar a trabajar o en el paro, tienen contratos basura o un trabajo que no encaja con su(s) titulación(es), etc. Tenemos el ejemplo de la diplomada en magisterio que trabaja actualmente como dependienta de una tienda. Esto es un motivo claro de que vean caros los tratamientos odontológicos si comparamos con los otros dos grupos de edad.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Además no llevan demasiado tiempo independizados y hasta hace pocos años eran sus padres los que costeaban sus tratamientos dentales, por lo que no tienen mucho criterio: por esto el chico de 25 años no supo qué contestarnos a esta pregunta. En resumen, llegamos a la conclusión de que los jóvenes de nivel socioeconómico medio-alto ven los tratamientos dentales caros. 2. En el grupo de ADULTOS: dos piensan que es caro y una persona cree que el precio es razonable. Un factor que hay que tener en cuenta es que este último individuo era poseedor de un seguro dental privado. Nos han chocado estos datos ya que creímos que en este rango de edad habría una mayor aceptación del precio de los tratamientos odontológicos en personas de nivel socioeconómico medio-alto. 3. En el grupo de MAYORES: también dos de tres piensan que es caro y solo una que es un precio razonable. En este grupo caben tanto personas activas como jubilados. Hemos observado que los jubilados piensan que es caro mientras que el entrevistado activo lo valora como ―razonable‖. Aquí vemos que cuantos más recursos tiene el entrevistado, más razonable ve la relación calidad-precio. Gráfica 2: En la gráfica 2 analizaremos los resultados con una visión más general, sin tener en cuenta los rangos de edad anteriormente discutidos.

Relación calidad-precio de los ttos. dentales

Caro Razonable NS/NC

93


94

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Sorprendentemente, a pesar de tratarse de personas con recursos, dos de cada tres entrevistados piensan que las visitas al odontólogo son demasiado caras. Solo dos de nueve personas creyeron que el precio era razonable al coste del servicio recibido. Cabe destacar que en ambos casos se trataba de varones, de 41 y 60 años respectivamente y ambos con estudios universitarios. Uno de ellos poseía un seguro dental privado.

Pregunta 9: ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuvieran incluidos en la Seguridad Social?

C

on el análisis de resultados de esta pregunta podremos deducir si el coste económico de una intervención odontológica es decisivo a la hora de acudir a la consulta. Para ello exponemos al entrevistado en una situación que excluiría el pago total de la intervención por medio de la Seguridad Social. Partimos de la idea preconcebida de que el coste económico elevado de los tratamientos dentales no es ningún problema para la población que reside en una de las zonas más caras de Valencia. Rango joven: 3/3 (100%) sí El cien por cien de los jóvenes de clase social media-alta acudiría más si la odontología estuviese incluida en la Seguridad Social. Estas respuestas concuerdan con los resultados obtenidos en la pregunta 8 (los jóvenes valoran como ―caros‖ los tratamientos dentales). Rango adultos: 3/3 (100%) no Al contrario que los jóvenes, el cien por cien de los adultos entrevistados en la Avda. Francia aseguran que NO acudirían más al odontólogo si los tratamientos estuvieran incluidos en la Seguridad Social. ¿A qué puede deberse éste cambio en comparación con los jóvenes? Uno de los entrevistados no acudiría más porque tiene seguro privado que le cubre los tratamientos dentales. Los otros dos acudirían igual. Traducimos esta respuesta en que los adultos tienen más poder económico que los jóvenes o los mayores (jubilados).


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Rango mayores: 1/3 sí 2/3 no En cuanto a los mayores, dos de ellos (jubilados) nos dijeron que no acudirían más aunque estuviese incluido en la Seguridad Social. Sorprendentemente, el único encuestado de este rango que sí visitaría más al odontólogo, de 60 años de edad, es el único activo profesionalmente. Estos resultados rompen los esquemas ya que pensábamos que los jubilados dejarían de ir más al dentista que los adultos y no es así. Puede ser que dejen de ir por miedo, pero no por cuestión de dinero. (Lo veremos en próximas preguntas). Total de encuestados: 4/9 sí 5/9 no Realizando el análisis del total de la población de muestra, comprobamos que un poco más de la mitad (5/9) no irían más aunque estuviese incluido en la Seguridad Social, con lo cual intuimos que para ellos el coste del tratamiento no es decisivo a la hora de acudir a consulta. Por el contrario, 4/9, algo menos de la mitad del total sí que acudirían más. La mitad de la muestra de nivel socioeconómico medio-alto ve decisivo el coste a la hora de acudir a consulta. Es decir, acudirían más si los tratamientos fuesen gratuitos. La otra mitad de la muestra no deja de ir al dentista por el precio. Acuden todas las veces que tienen que ir o bien les da tanto miedo que no acudirían ni aunque estuviese incluido en la Seguridad Social.

95


96

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 10: Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producido por el mismo: ¿cuál pesaría más para usted? Total de encuestados: - 6/9 miedo - 2/9 dinero - 1/9 ninguna de las dos es un problema

P

artíamos de la idea de que en esta muestra de la población influiría más el miedo que el dinero, ya que tienen un nivel socioeconómico medio-alto.

Los resultados corroboran nuestra teoría inicial. Solamente 2/9 creen que evita al odontólogo más por el precio que por el dinero. Al 11,2%, que representa solamente un encuestado, no le pesa ninguno ya que no tiene miedo al odontólogo ni tiene problemas para costearse el tratamiento (tiene seguro dental privado). Aunque dijo que si tuviese miedo, pesaría más el miedo. Podemos concluir que 6/9 sumado a 1/9 (11,2%), es decir el 77,7% (7/9) opinan que el miedo o ansiedad al odontólogo causa un mayor problema para ellos, frente al coste de los tratamientos.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

A continuación analizaremos brevemente los rangos de edad para ver si hay diferencias entre los mismos: Rango jóvenes: Dos responden miedo y uno responde dinero. Concuerda con los porcentajes del total de la muestra. Rango adultos: Obtuvimos tres respuestas diferentes: 1/3 considera que pesa más el miedo, 1/3 valora más negativamente el alto coste y el último individuo respondió que ni tenía miedo al dentista ni le parecía que fuese caro. La respuesta de este último puede verse justificada por el hecho de que el hombre entrevistado era poseedor de un seguro dental privado. Se ajustan también a los porcentajes del total de la muestra.

Rango mayores: El 100% de los entrevistados de más de 59 años de edad contestó que les preocupaba más el miedo o la ansiedad que tenían al dentista que el desembolso económico que conlleva dicha visita. Ninguno de ellos ve como preocupación principal el dinero.

97


98

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 11: ¿Qué imagen tiene del odontólogo?

E

n cada grupo de edad reuniremos la información que nos han aportado las entrevistas y así veremos la opinión por rangos de edad y la opinión global que tiene el odontólogo en la zona de nivel socioeconómico medio-alto.

1º GRUPO – JÓVENES  Los jóvenes de la Avenida Francia de Valencia ven al odontólogo como un profesional necesario para la sociedad. Creen que su trabajo es honrado y que hace falta estudiar mucho para llegar a serlo. Respecto a la posición social que ocupan los odontólogos, tienen una muy buena imagen de ellos. Como aspectos negativos, los jóvenes mencionan que son caros y que les da miedo lo que puedan hacerles en los tratamientos en clínica. 2º GRUPO – ADULTOS  Tienen una buena opinión de los odontólogos en general. Ninguno menciona que haya tenido malas experiencias, sino que, al contrario, uno de los entrevistados asegura que ha tenido buenas experiencias con estos profesionales de la salud. En resumen, los adultos de la Avenida Francia ven al odontólogo como un profesional más de la sociedad, que hace su trabajo. No le dan importancia al supuesto prestigio social que se supone que tienen los odontólogos.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

3º GRUPO – MAYORES  Los entrevistados de más de 59 años tienen muy buena imagen del odontólogo, incluso lo ponen al mismo nivel que los médicos. Cabe destacar que ven al odontólogo ―un poco usurero‖. Opinión global: Todos los entrevistados de la población de muestra de clase media-alta tienen una buena imagen social del odontólogo. Lo ven como un profesional que cumple su trabajo y su función en la sociedad. Jóvenes y mayores creen que los odontólogos son demasiado caros, cosa que no mencionan los adultos ante esta cuestión durante la entrevista. Se observa que los jóvenes y ancianos tienen una mayor admiración por la profesión de la odontología, mientras que los adultos le restan importancia al prestigio social, igualándolos al resto de profesiones de la sociedad. Por último, cabe destacar que a los entrevistados les gusta referirse a ―su odontólogo‖ ante esta pregunta, y normalmente tienen muy buena opinión de ellos y no querrían cambiar de profesional.

99


100

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Análisis y resultados Comparativo de los dos barrios Pregunta 1. ¿Con qué frecuencia acude al Odontólogo? En esta pregunta nos encontramos con las siguientes gráficas:

Avda. de Francia 3,5 3 2,5 2 1,5 1 0,5 0

Barona 2,5

3 2 1

1 0 0

Nunca

Jóvenes

1,5

1 0 0

1 0 0

Menos 1 ó 2 Más de de 1 vez veces al 2 veces al año año al año Adultos

2

2

Mayores

1

1 0,5 0

2

0 0 0

2

1 1

0

0

0

Nunca Menos de 1 ó 2 Más de 2 1 vez al veces al veces al año año año JÓVENES

ADULTOS

MAYORES

Observando estas dos gráficas, nos llama la atención el hecho de que en un barrio de clase media-alta como es la Avda. de Francia exista un joven que no haya visitado nunca al dentista y sin embargo en un barrio con menor poder adquisitivo como es Barona no hemos encontrado a nadie en esta situación. Como diferencia entre los dos barrios podemos observar que los jóvenes entrevistados en la Avda. de Francia acuden con menos frecuencia al dentista que los entrevistados en Barona, esto es algo un poco contradictorio si nos basamos en la hipótesis de que las personas con menos poder adquisitivo acudirían menos al odontólogo por cuestiones económicas mayoritariamente. Echando un vistazo a los resultados obtenidos en los adultos vemos que los adultos entrevistados en la Avda. de Francia acuden con más frecuencia (100%) 1 o 2 veces al año) que los entrevistados en Barona, algo que concordaría con la hipótesis antes mencionada. Por último podemos apreciar que en el caso de los mayores prácticamente están más igualados en los dos barrios, que acudirían entre 1 o 2 veces al año y más de dos veces al año a excepción de una persona entrevistada en Barona que acudiría menos de una vez al año.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Analizando los resultados en general, es decir, sin hacer distinciones por edad mediante los siguientes gráficos realizados encontramos: Avda. de Francia:

Frecuencia de visitas al Odontólogo Nunca Menos de 1 vez al año 1 o 2 veces al año

Barona:

Frecuencia de Visitas al Dentista Nunca Menos de 1 vez al año 1 ó 2 veces al año Más de 2 veces al año

Observando estas gráficas, con los datos de los que disponemos, no podemos llegar a ningún tipo de conclusión, ya que por un lado vemos que en la Avda. de Francia seis personas acuden entre una y dos veces al año frente a dos que lo hacen en Barona, con esto podríamos decir que nuestra hipótesis de que las personas con un mayor nivel socioeconómico acuden más al dentista que los de un nivel menor es afirmativa. Sin embargo, si miramos el resultado de personas que acuden más de dos veces al año obtenemos que en Barona lo hacen cuatro personas frente a una en la Avda. de Francia. Por tanto se nos hace un poco difícil decir en cuál de los dos barrios acuden con más frecuencia al Odontólogo. Quizá con muestras representativas mayores sí que podríamos llegar a algún tipo de conclusión, pero no es el caso.

101


102

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 2. ¿Acude a una clínica cercana a su lugar de residencia? ¿Por qué? Esta pregunta se realizó con el objetivo de conocer el motivo por el cual las personas acudían a clínicas cercanas o lejanas a su lugar de residencia habitual. En las entrevistas y análisis realizados y analizados anteriormente de los dos barrios por separado obtuvimos: 

En la Avda. de Francia la mayor parte de la muestra entrevistada (6/9) acudía a una clínica lejana de su lugar de residencia, más que nada por confianza (ya sea por ser su odontólogo de toda la vida, o simplemente porque le ha ido bien en esa clínica en anteriores ocasiones). Y (3/9) lo haría a una cercana.

En el caso de Barona, nos encontramos con algo parecido, aunque la diferencia no sea tan significativa. (5/9) personas acudiría a una clínica lejana a su lugar de residencia frente a (4/9) que lo hace a una cercana.

La diferencia entre estos dos barrios no la encontramos en la cantidad de personas que deciden ir a un sitio u a otro, ya que en las dos zonas vemos que suelen acudir a clínicas lejanas (aunque en el caso de Barona estén más igualados). La diferencia la encontramos en los motivos por los cuales deciden ir a un lugar u otro, ya que, como hemos explicado anteriormente en la Avda. de Francia las personas acudían a sitios lejanos por confianza en el profesional, y en el caso de Barona, en contraposición, vemos que el motivo principal del desplazamiento a un lugar lejano se debe principalmente a razones económicas, algo que no encontrábamos en los análisis de la Avda. de Francia. Observando esto podemos decir que, coincidiendo con nuestra hipótesis, las personas que residen en Barona les dan más importancia al coste de los tratamientos que las personas entrevistadas en la Avda. de Francia para los cuales pesa más la confianza en el profesional que el coste de las intervenciones.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Pregunta 3: Cuando sufre dolor dental, ¿acude inmediatamente al odontólogo a solucionarlo? ¿Por qué? Tras el anterior estudio por barios y grupos de edad, ahora vamos a realizar un estudio global con los datos obtenidos, comparando, por grupos de edad, los dos barrios elegidos (Avenida Francia- nivel social alto y el de Barona –medio). JÓVENES: En este grupo podemos observar que ocurre lo mismo en los dos barrios, la mayoría de los jóvenes opinan que si van al odontólogo en cuanto sufren dolor, lo que más les empuja dar este paso es el miedo a éste. Lo que diferencia un sí de un barrio rico a un sí de un barrio pobre es que en este último el sí voy a acudir presenta dos reglas, de las cuales la más importante es la posibilidad económica. En cuanto a las personas que nos han contestado que no, cabe destacar que ambas coinciden en que se esperarán hasta que el dolor cese y si no lo hace será cuando acudan al odontólogo. ADULTOS: En el grupo de los adultos encontramos que no acuden inmediatamente, la mayoría coinciden en el hecho de que prefieren esperar unos días para ver si el dolor cesa. También en el barrio de nivel medio-alto cabe destacar que uno de los adultos no se espera a sentir dolor por el hecho de que posee un seguro dental y gracias a este tiene la posibilidad de realizar todas las revisiones necesarias. En cuanto a las personas que nos han contestado que no en el barrio de nivel socioeconómico medio-bajo destaca como problema el dinero. MAYORES: En este grupo cabe destacar que son los que más rápidamente acuden al odontólogo, tanto en un barrio como en el otro. En el de Barona el 100 % acuden ya sea por el dolor inaguantable que se puede dar o por el seguro que poseen. En cambio también hay un mínimo de personas que no acude ya que nunca le dolió tanto para no acudir

103


104

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? EN GENERAL…En definitiva, son los mayores los que acuden inmediatamente por el inaguantable dolor que poseen, pero pude ser que también porque tienen más tiempo libre o porque la vida les ha enseñado mucho más que a los demás. Las personas adultas, por el contrario, llenas de problemas hoy en día, son las que menos lo hacen, al tener una vida activa y trabajo piensan que es secundario este hecho hasta que el dolor les empuja dar el paso de ir al odontólogo. En el grupo de los jóvenes el dolor les empuja a no pensarse las cosas y acudir al odontólogo. Cabe destacar como conclusión final que el dinero juega un papel importante en el barrio de nivel medio-bajo ya que es uno de los grandes factores que empujan a las personas a acudir o no al odontólogo, a pesar de que está presente la voluntad de ir.

Pregunta 4: Conoce algún método casero para paliar el dolor dental? En este caso preguntamos a las personas de uno y otro barrio si conocían algún método casero alternativo para reducir o eliminar el dolor dental. Analizando las entrevistas realizadas a uno y a otro barrio vemos que:  En la Avda. de Francia encontramos que los jóvenes son los que más métodos caseros utilizan, para evitar acudir, calmar el dolor en casos extremos o por retrasar la visita al odontólogo, como ya hemos explicado en los análisis de los barrios por separado.  En el barrio de Barona veíamos que no había diferencias significativas entre los grupos de edad con las cuales realizar distinciones. En términos generales, sin separar a los encuestados por grupos de edad, obteníamos que en el caso de la Avda. de Francia un 44,4% sí utilizaba algún remedio casero frente a un 55,5% que negaba este uso. En el Barrio de Barona veíamos que un 55,5% sí utilizaba remedios caseros frente a un 44,4% que no los utiliza.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Basándonos en estos porcentajes no podemos llegar a una clara conclusión acerca de qué barrio utiliza con más frecuencia métodos caseros, ya que, es verdad que el tanto por ciento recogido en Barona es mayor que el de la Avda. de Francia pero no supone una diferencia significativa para poder llegar a una conclusión. En cualquier caso, con los resultados que tenemos, podríamos decir que los de Barona utilizan con más frecuencia métodos caseros. En base a esto, podríamos pensar que las personas del barrio de nivel socioeconómico más bajo (Barona) utilizan mas remedios caseros que los del barrio de mayor poder adquisitivo por razones económicas, ya que si estos remedios resultaran eficaces se ahorrarían el tener que acudir al dentista y , por consiguiente, gastarse el dinero del tratamiento. Analizando los diferentes métodos caseros obtenidos en los dos barrios vemos que, en el caso de la Avda. de Francia lo más utilizado eran fármacos analgésicos como el ibuprofeno, y en menor medida encontramos el uso de un algodón con coñac y el consumo de estupefacientes en uno de los entrevistados, mientras que en Barona recogimos más tipos de remedios caseros (la mayoría enjuagues) como pueden ser enjuagues con bebidas alcohólicas, con agua y sal, con bicarbonatos, y por ultimo analgésicos. Podríamos deducir en base a estos datos que las personas de Barona conocen más remedios caseros que las personas de la Avda. de Francia. Pregunta 5: Valore del 0 al 5 su miedo al odontólogo Tras haber estudiado la tabla de valores realizada para medir el miedo en este apartado, al comparar los dos barrios por grupos de edades hemos llegado a las siguientes conclusiones: JÓVENES En el grupo de los jóvenes nos encontramos con una gran contrariedad entre los dos barrios, en el del nivel medio-alto hay un miedo considerable ya sea por el simple hecho de acudir al dentista como por las agujas y la anestesia. En cambio, en el barrio bajo nos explican que el causante del miedo es el dolor y para ellos este es insignificante. ADULTOS Haciendo una media entre los dos barrios, en este grupo se presenta un miedo leve y escaso, lo que más hay son nervios o ni eso.

105


106

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? MAYORES En el grupo de los mayores, al igual que en el grupo de los jóvenes, nos volvemos a encontrar con una situación de contrariedad, en este caso las personas del barrio de nivel social medio alto poseen un miedo considerable en cambio los del barrio pobre no. EN GENERAL... Si reunimos todas estas conclusiones nos damos cuenta que tanto los jóvenes como los mayores del barrio pobre son los que menos miedo poseen. Esto se puede deber a que hoy en día vivimos en una sociedad más conflictiva y esto les lleva a los jóvenes a no poseer miedo y los mayores, a su edad, han vivido tiempos muy duros y eso también les ayuda a afirmar que lo que provoca el miedo es el dolor y para ellos es insignificante. En cuanto al barrio de nivel social medio-alto vemos que estos sí que tienen miedo, ya que son personas a las cuales nunca les ha faltado de nada, sólo les preocupa su trabajo, presentan recursos para poder ir las veces que ellos quieran al odontólogo y no han sufrido como el otro grupo.

Pregunta 6: ¿Qué es lo que más ansiedad le produce a la hora de ir al odontólogo? A continuación presentaremos un análisis en el que se compara qué es lo que más ansiedad produce a la hora de ir al odontólogo tomando como puntos de referencia la zona de la Avenida de Francia y el barrio de Barona. En este análisis evidenciaremos las diferencias socioeconómicas de ambos barrios. Analizaremos cada ítem exponiendo en primer lugar las respuestas de los residentes de la Avenida de Francia y en segundo lugar las de los del barrio de Barona. El primer ítem que analizaremos, que se repite en ambas muestras, es el ruido. En la primera zona (Av. De Francia) encontramos que es el factor que más ansiedad produce, mientras que en el barrio de Barona este factor es el principal para solo un entrevistado. En segundo lugar encontramos el miedo a los pinchazos y a la anestesia. Este factor es el principal en ambas muestras. En la primera zona, esta es la principal causa de ansiedad para cuatro entrevistados y en la segunda zona para dos entrevistados.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Estos son los dos factores que se repiten en ambas zonas; cabe destacar que en la zona de la Av. De Francia 2 personas expresan que nada les inquieta a la hora de ir al odontólogo, mientras que una persona dice que el mero hecho de ir les produce ansiedad y por último, uno dice que ver los aparatos de la clínica dental les produce ansiedad. En la zona del barrio de Barona, tres personas dicen que el momento antes de entrar a la clínica es cuando más ansiedad sienten y 2 personas dicen que pensar en el coste económico que les supondrá la consulta es lo que más les incomoda.

Si analizamos esto último debemos destacar que al estar comparando dos zonas de diferente nivel socioeconómico es comprensible que en la segunda zona se remita inquietud por el factor económico mientras que en la primera zona no se mencione ni en un solo caso como factor de ansiedad. Por último plasmaremos en un gráfico los principales factores de ansiedad que se presentan en ambas zonas.

Ruido Pinchazos/Anestesia Coste económico Antes de entrar

107


108

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 7: ¿Acudiría con más frecuencia si se le asegurara que las intervenciones dentales fuesen totalmente indoloras?

JOVENES El 100% de los jóvenes afirman que SI irían tanto en un barrio como en otro. ADULTOS En los barrios bajos, el 100% afirman que NO irían ya que el dolor es una cosa que no les impresiona , en el barrio rico también gana el NO pero por el hecho de que este no es un factor que les empujaría a ir, van las veces que sean necesarias. Hay una persona de los tres que si iría más. MAYORES En este grupo hay opiniones distintas en los dos grupos, mientras en el barrio rico opinan que si irán más, en el de Barona todo lo contrario, irían menos.

GENERAL De lo que nos damos cuenta es que las personas que presentan mucho miedo al dentista ,ya sea de por sí o por las experiencias que ha podido tener son las que nos han contestado que SI que irían mas mientras que las personas con posibilidades económicas que no saben lo que es un dolor de muelas o que se pueden permitir ir a todas las revisiones necesarias así como las personas que no poseen miedo al dolor ( en los barrios bajos), todas estas personas nos han dicho que NO les influiría que acudirían las veces que sea necesario.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 8: Valore la relación calidad-precio de los servicios odontológicos. Ante esta cuestión, obtuvimos las siguientes gráficas Avda. Francia 2,5 2 1,5 1 0,5 0

Caro Razonable NS/NC

Barona 2,5 2 1,5 1 0,5 0

Caro Razonable

Para nuestra sorpresa, los datos son muy similares. Pensábamos obtener más respuestas de ―precio razonable‖ en la zona de la Avenida de Francia, sin embargo, hemos obtenido las mismas respuestas en ambas zonas. La única diferencia es que un joven de la Avenida de Francia no nos supo responder ante esta cuestión. A 6/9 de ambos grupos les parece que los servicios odontológicos son caros. Por tanto, llegamos a la conclusión de que la mayor parte de la nuestra muestra total piensa que los servicios odontológicos son demasiado caros, sin importar su nivel socioeconómico.

109


110

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 9: ¿Acudiría más frecuentemente si los servicios odontológicos estuviesen incluidos en la seguridad social? Esta pregunta es una forma indirecta de preguntar si el coste económico es decisivo o no para el entrevistado a la hora de acudir al odontólogo. Partíamos de las ideas preconcebidas de que a la población de nivel socioeconómico medio-alto no le era decisivo este factor, mientras que los de nivel medio-bajo sí que acudirían más frecuentemente al dentista si éste estuviese incluido en la Seguridad Social.

Tras hacer las entrevistas y los análisis de los barrios por separado, podemos exponer el siguiente análisis comparando ambas zonas: -

En los jóvenes, obtenemos un sí en el 100% en los dos casos. Eran los datos esperados para Barona, pero no para la Avenida de Francia. Ya explicamos en el análisis anterior que hemos obtenido resultados ―propios‖ de ―Barona‖ en el grupo de edad ―jóvenes‖ de la Avenida de Francia. Esto se debe a que el nivel económico de los jóvenes hoy en día está por debajo del de adultos. Más del 50% de los menores de 25 años se encuentran en paro en España a día de hoy.

-

En los adultos es donde más diferencias encontramos. 100% no en Avda. Francia y 100% sí en Barona. Concuerda perfectamente con lo que pensábamos en un principio. Los de la Avenida de Francia no dejan de ir al dentista porque haya que pagarlo, y los de Barona sí dejan de ir por el coste económico, ya que irían más veces si fuese gratuito.

-

En los mayores, obtenemos 1/3 sí en Avda. Francia y 3/3 sí en Barona. La diferencia es de 2/3, que corresponde con los resultados de ―no acudiría más veces‖ obtenidos en la Avenida de Francia. La diferencia es significativa. La diferencia no es tan chocante como en el grupo de adultos, pero es muy significativa, ya que 1/3 de la Avda. Francia solo corresponde a una persona de diferencia. Por lo que concluimos que hay mucha diferencia en la respuesta de esta pregunta también en mayores.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Total de respuestas sí en Avda. Francia: 4/9 (44,5%) Total de respuestas sí en Barona: 9/9 (100%)

Por tanto, hemos obtenido los datos que esperábamos en Barona. En la Avenida Francia nos han cambiado los valores de los jóvenes, que como ya hemos dicho son exactamente iguales que los de Barona. Echando un vistazo a los datos generales de respuesta afirmativa, podemos apreciar que SÍ que hay diferencia. Por lo tanto, los residentes en Barona acudirían más al odontólogo si sus servicios se incluyesen en la Seguridad Social. Más de la mitad de los encuestados de la Avda. Francia no irían más al dentista si éste estuviese incluido en la Seguridad Social: acuden todas las veces que creen oportunas, el dinero no es un inconveniente a la hora de acudir.

111


112

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Pregunta 10: Si tuviésemos en una balanza el coste de un tratamiento odontológico y la ansiedad producida por el mismo: ¿cuál pesaría más para usted? Preguntamos directamente a los entrevistados el principal objetivo de nuestro estudio: ¿tienen miedo al odontólogo o no acuden porque es muy caro? Les proponemos que imaginen una balanza y piensen qué les echa más para atrás: el miedo o el dinero. Las balanzas que obtenemos son las siguientes: Barona Avda. Francia

Con un simple golpe de vista podemos apreciar las claras diferencias. 9/9 de los entrevistados en Barona aseguraron que era el dinero lo que más pesaba, mientras que solo el 2/9 escogieron esa respuesta en la Avda. de Francia. A los residentes de Barona, les preocupa más el dinero, mientras que a los residentes en la Avenida de Francia les preocupa más el miedo (6/9). La mayoría de entrevistados en Barona no puede permitirse acudir al odontólogo; los de la Avenida de Francia no tienen este problema. Además, cuando visitamos ésta última, pudimos comprobar el gran número de clínicas dentales que hay en dicha zona, lo cual corrobora que los habitantes acuden al dentista y pueden costearse los tratamientos


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Pregunta 11: ¿Qué imagen tiene del odontólogo? En cada grupo de edad y uniendo todas las definiciones formaremos una definición global que compararemos con la definición que la RAE da de la palabra odontólogo. Así comprobaremos la diferencia que hay entre la definición real de la palabra y la definición social que posee.

Además compararemos en cada grupo de edad las opiniones de ambos barrios para resaltar las diferencias, si las hay, respecto a la opinión general del odontólogo.

1º GRUPO: JÓVENES Comparación: En este grupo coinciden bastante en opiniones y es que en ambos barrios se tiene una buena imagen del odontólogo independientemente del nivel socioeconómico. Para este grupo el odontólogo es una persona necesaria que nos proporciona tratamientos en buenas condiciones y que tiene una buena posición social. Tiene importancia en la sociedad aunque quizá no tanta como un médico. Aun así reconocen el mérito que tiene un dentista por todos los años de estudio que lleva encima. Consideran ciertos aspectos negativos como son el maltrato al paciente en ocasiones, y el elevado coste. Sólo el grupo joven del barrio con nivel socioeconómico alto destaca como aspectos negativos de l profesional el dolor y molestia que puede ocasionar, mientras que en el otro grupo este aspecto no se menciona. Se puede predecir que en este grupo se tiene bastante presente el miedo al dentista más que otros aspectos.

2º GRUPO: ADULTOS Comparación: En este grupo también se coincide en opinión y es que para ellos el odontólogo es una persona necesaria que tiene su posición bien definida en la sociedad. A pesar de ello encontramos una

113


114

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? información significativa y es que en el grupo 2B (nivel socioeconómico medio-alto) se piensa que la posición social que ocupan está sobrevalorada y es que para este grupo en concreto la profesión de odontólogo tiene la misma importancia que puede tener cualquier otra profesión. 3º GRUPO: MAYORES Comparación: En general se tiene en ambos grupos una buena imagen del odontólogo, basándose para para dar esta opinión en el trato que su odontólogo personal les ofreció. Afirman que depende mucho de l profesional con el que estés tratando y es que hay algunos que dejan bastante que desear tanto por el trato con el paciente como por el coste económico que establecen por sus tratamientos Comparando estas definiciones con la que la RAE propone -Profesional cualificado para tratar y estudiar los problemas y tratamiento tanto de los dientes como de la cavidad oral, así como los maxilares, músculos, piel, vasos y nervios que dan conformación a esta cavidad y que están conectador con todo el organismo- Deducimos que la sociedad (tanto del barrio de economía media-baja como el barrio de economía media-alta) abarca un significado muchísima más extenso en el que juzga además los defectos a mejorar, la posición que para ellos ocupa, el grado de necesidad social entre otros aspectos. Cabe destacar que para los seis grupos un odontólogo es una persona honrada y necesaria para la sociedad ,pero que solo los dos últimos (ADULTOS Y MAYORES) tienen claro que es de igual necesidad que un médico. Los jóvenes tienden erróneamente a desmerecen la profesión de odontólogo pensando que éste sólo se encarga de paliar el dolor bucal y que una persona no podría fallecer por una enfermedad bucal como podría fallecer por un ataque de corazón o un cáncer de pulmón. Pero cabe decir, a favor de este grupo de edad, que en el barrio de nivel económico medio-alto son conscientes de lo que hay que estudiar para llegar a estar en esa posición.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Predomina en las definiciones una descripción positiva de la profesión, pero todos grupos coinciden en que hay aspectos que mejorar o por así decirlo ―peros‖ que añadir. Por una parte piensan que una gran parte del gremio se aprovecha de pertenecer al ámbito privado para aumentar el coste de sus tratamientos descaradamente. También creen que se debería mejorar el trato con el paciente y que es de ahí de donde derivan los malos comentarios productores de la mala fama que hoy en día tiene un dentista. Además en muchas ocasiones se le teme un poco por el dolor que le puede producir. Hasta aquí de forma general todos coinciden en la opinión justo en los aspectos anteriormente citados (persona necesaria, buena imagen y posición social, valoran la dificultad que tiene llegar a esa posición…), pero cabría destacar un grupo que ha sido el único que más acercó a la valoración negativa su opinión sobre el odontólogo: Los Adultos del barrio socioeconómicamente MEDIO-ALTO. Y es que no consideran justa la sobrevaloración actual de la profesión ya que para ellos es una profesión como las demás.

115


116

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Conclusiones En base a las hipótesis a priori “Los jóvenes acudirán más al odontólogo, que los adultos y los mayores, porque están mejor informados de lo importante que es hoy en día una buena salud oral” Al analizar nuestra muestro se aprecia que en este caso no se cumple, ya que del total de entrevistados, 4 de 6 jóvenes van al odontólogo una vez al año o más. Están igualados con los adultos, 4 de 6. Los que con más frecuencia acuden al odontólogo son los mayores de 59 años: 5 de 6, aunque no hay una diferencia muy marcada, ya que sólo es un sujeto más. Por tanto, concluimos que en nuestra muestra la edad no influye en el número de visitas al odontólogo al año.

“El nivel socioeconómico influirá en la frecuencia de visitas al odontólogo‟‟ Podemos validar la hipótesis a priori porque 7 de 9 entrevistados en la Avenida de Francia acuden 1 vez al año o más; 6 de 9 entrevistados en Barona acuden 1 vez al año o más. Sin embargo, solo en Avda. Francia hemos encontrado a alguien que nunca acude al dentista: un joven de 25 años. La damos por válida porque las muestras son pequeñas y un sujeto de diferencia es algo relativamente significativo.

“El hecho de acudir a una clínica cercana al domicilio estará influenciado por el número de clínicas existentes en la zona de residencia. El número de clínicas dependerá del nivel socioeconómico del barrio” En las descripciones de Barona y Francia se puede apreciar, en las imágenes del número de clínicas, una clara diferencia: Hay más clínicas en la Avenida de Francia. En los resultados hemos visto que 5 de 9 personas de Barona acuden a una clínica lejos de su domicilio porque no gozan de un gran número de clínicas en su zona de residencia. Y en la Avenida de Francia solo 3 de 9 entrevistados nos respondieron que acudían cerca de su domicilio, a pesar de tener el barrio repleto de clínicas prefieren acudir a su odontólogo ―de siempre‖ o al recomendado por familiares o amigos.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

“El nivel socioeconómico influirá en el hecho de aplazar la visita al odontólogo lo máximo posible.” 6 de los 9 entrevistados en la Barona dicen acudir inmediatamente para solucionar un dolor dental. Éstos afirman acudir al odontólogo cuando sufren dolor y solo 3 de 9 aplazan su visita al máximo para ahorrarse el coste. En la Avenida de Francia la validación de la hipótesis a priori se refleja en los datos recogidos aunque no de una manera muy clara, ya que en los tres grupos de edad nos encontramos como mínimo una persona que afirma no acudir directamente al odontólogo cuando sufre algún tipo de dolor. En el grupo de los jóvenes nos encontramos con un sujeto que no cumple esta hipótesis por el simple hecho de que prefiere intentar algo en casa antes de acudir. En el grupo de los adultos nos encontramos a un total de dos personas que no acuden inmediatamente una de ellas porque dice acudir periódicamente a revisiones por lo tanto lo suele sufrir dolor y la segunda porque prefiere esperar a que se le pase. Y por último en el grupo de los mayores nos encontramos con una persona que no acude directamente ya que afirma que nunca le ha dolido tanto para no poder soportarlo. En resumen los sujetos de la Barona no acuden inmediatamente y los sujetos de la Avenida de Francia sí que intentarán acudir nada más tengan un problema porque pueden costearse los tratamientos.

„‟Los mayores acudirán con más rapidez porque el dolor es más fuerte y sentido en esos rangos de edad” Este hecho se manifiesta claramente tanto en un barrio como en otro ya que en Barona podemos ver que esta hipótesis se cumple en un 100% de los casos, mientras que en Avda. de Francia 2 de 3 personas acuden inmediatamente, por tanto sería la mayoría.

117


118

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? “Los jóvenes serán los siguientes que acudirán inmediatamente porque tienen recursos suficientes para llevarlo a cabo” Validamos esta hipótesis ya que, en los resultados, tan sólo dos del total de los jóvenes encuestados contestaron que no, yes que ambos esperan a que el dolor pase por sí solo. Cabe destacar, que entre la mayoría de jóvenes que afirmaron acudir de inmediato, la razón principal es por el miedo a lo que les pueda pasar y por tanto acudirían para ponerle remedio lo antes posible.

“Utilizarán con más frecuencia remedios caseros el grupo de sujetos de bajo nivel económico, ya que no gozan de tanta facilidad para acudir cuando sea al odontólogo y buscan alternativas para paliar el dolor y solucionar sus problemas” Podemos validar esta hipótesis pero con algunas excepciones, ya que encontramos que en la Avda. De Francia cuatro personas de nueve afirma utilizar alguno mientras que en Barona (donde se cabría esperar, según nuestra hipótesis, que los utilizaran casi el total de los encuestados) 5 de 9 persona los utiliza. Podemos validar la hipótesis aunque veamos que los resultados no son del todo significativos en este caso.

“Será más frecuente encontrar el empleo de remedios caseros en el grupo de sujetos de elevada edad por conocer más la tradición que los remedios caseros llevan implícita” Rechazamos esta hipótesis tras analizar los datos obtenidos, ya que, en Avda. de Francia encontramos un total de cuatro sujetos que los utilizan, de los cuales tan sólo uno de ellos corresponde al rango de edad de ―mayores‖. En el caso de Barona ocurre lo mismo. Este hecho podemos relacionarlo con la anterior hipótesis que manifestaba que los sujetos de mayor edad acudirían con mayor rapidez al dentista porque en esas edades el dolor es mucho más sentido, ya que por esta misma razón, al acudir de inmediato la gran mayoría como hemos podido ver anteriormente, no necesitarían recurrir a métodos caseros.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

“El grupo de mayores y adultos presentarán un miedo más elevado debido a que los jóvenes están acostumbrados a los tratamientos desde pequeños” No se observa este hecho en nuestros resultados y es que tanto en un barrio como en el otro encontramos que los jóvenes (junto con los mayores) son los que manifiestan tener más miedo o ansiedad a la hora de acudir al dentista, esto lo podemos observar sobre todo en el caso de Avda. de Francia. Los motivos principales de padecer este miedo son el dolor y las agujas.

“En el barrio de nivel socioeconómico bajo uno de los factores que más ansiedad producirá a los sujetos es el elevado coste de los tratamientos” Tras el estudio se ha podido observar que lo que más ansiedad produce tanto en un barrio como en el otro son los pinchazos y la anestesia. También cabe destacar como factor miedo en Avda. Francia el ruido, y hay personas en la Avda. Francia que nada les produce miedo. Con todo esto queda demostrado que la hipótesis a priori se debe rechazar ya que el elevado coste de los tratamientos no produce miedo en los individuos seleccionados.

“En general, tanto en un barrio como en el otro el factor que más miedo produce son las inyecciones” Tras nuestro estudio se ha podido observar que el factor predominante como causa del miedo son los pinchazos y las anestesias tanto en un barrio como en el otro, por lo que validamos esta hipótesis a priori.

“Todo los sujetos acudirán más al odontólogo si se les asegurara que los tratamientos fuesen totalmente indoloros” Se manifiesta la hipótesis, aunque dos adultos y un mayor de Avda. Francia afirman que no acudirían mas (los dos primeros porque acudirían con la misma frecuencia y la persona mayor por el hecho de haber pasado una situación desagradable en el dentista, al igual que otro sujeto de avanzada edad de la Barona)

119


120

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Sumando todas las respuestas llegamos a la validación de la hipótesis ya que predomina el número de respuestas afirmativas de los demás sujetos, frente a estas excepciones anteriormente mencionadas.

“Los sujetos del barrio de nivel socioeconómico medio-alto valorarán el coste económico de los tratamientos favorablemente, contrariamente a los sujetos del barrio de nivel socioeconómico medio-bajo que lo valoran desfavorablemente” En Avda. Francia sólo 2 de 9 personas creyeron que el precio era razonable relacionándolo con el coste del servicio recibido, es decir la mayoría afirmaba que no era una relación justa entre el coste y el tratamiento recibido por lo que rechazamos la hipótesis. La misma situación nos encontramos en el barrio de la Barona.

“Los jóvenes consideran más caros los tratamientos odontológicos porque actualmente la mayoría no gozan de grandes beneficios económicos” Al realizar el estudio se ha observado que en ambos barrios los sujetos piensan que los tratamientos odontológicos son caros, así podemos decir que esta hipótesis es verdadera.

“Dependerá del nivel socioeconómico que los sujetos acudan más al odontólogo si sus servicios estuvieran incluidos en la Seguridad Social ” Podemos validarla si nos referimos al barrio de la Barona ya que tras el estudio hemos podido ver que el 100% de las personas de nivel socioeconómico bajo ha contestado que iría con más frecuencia bajo esta condición. También se manifiesta este hecho en los sujetos de la Avda. Francia. Y es que,

aunque en el grupo de edad adulta un 100% de los sujetos afirme que NO acudiría más al odontólogo aunque sus servicios estuvieras incluidos en la seguridad social, en el grupo de edad temprana encontramos que un 100 % de los entrevistados SÍ que acudiría con más frecuencia. Ahora bien como el porcentaje de sujetos de edad avanzada que no acudirían más es bastante pobre, el balance global nos lleva a validar también la hipótesis en este barrio.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

“En la muestra de población de la Avenida de Francia influirá más el miedo que el dinero a la hora de evitar la visita al odontólogo ya que tienen un nivel socioeconómico medio alto y el coste económico no es algo que les preocupe demasiado” Se verifica la hipótesis con un alto porcentaje de sujetos en los que influye más el miedo (66,5 %)

“En la muestra de población de Barona influirá más el dinero que el miedo a la hora de evitar la visita al odontólogo ya que tienen un nivel socioeconómico medio bajo y les afecta bastante elevado coste económico de los tratamientos odontológicos” Se manifiesta en un porcentaje aplastante de sujetos en los que influye más el dinero, y es que el 100 % de los sujetos coincide en la respuesta.

“En el barrio de Barona tendrán bien considerado como profesional al odontólogo, por ser una profesión de alta posición social” Con los resultados obtenidos nos topamos con el rechazo de esta hipótesis. Aunque cabe decir que esta opinión más o menos negativa del odontólogo se funda en motivos básicamente económicos, es decir, la imagen del odontólogo decae cuando el sujeto piensa en el coste que supone acudir a él.

“Los sujetos de Avenida de Francia tendrán al odontólogo como un profesional más, ya que sus profesiones son equiparables a la anterior” No es un hecho evidente porque la mayoría de sujetos reconocen la importancia y posición del profesional en la sociedad. A pesar de ello hay una excepción en el grupo de edad adulta que sí llevaría a validar la hipótesis y es que opinan que es una profesión como otra cualquiera

121


122

EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO?

Bibliografía Aguirre Marco CP. Guía para la realización del trabajo de curso. La odontología popular: El paciente y su entorno. Materiales de la asignatura Salud, sociedad y cultura, 2º curso del grado de Odontología, Universidad de Valencia; 2012-13. Aguirre Marco CP. Apuntes de clase. Materiales de la asignatura Salud, sociedad y cultura, 2º curso del grado de Odontología, Universidad de Valencia, 2012-13. Ayuntamiento de Valencia. Oficina de estadística. Ayuntamiento de Valencia. http://www.valencia.es/ayuntamiento/estadistica.nsf/fDocMapaImage n?ReadForm&codimg=Barrio15N&idColumnaApoyo=C12573F6004BC7DF C12574030033DE93&nivel=9_3&lang=1 Consultado el 14 de Noviembre del 2012. Briones, G. Métodos y técnicas de investigación para las ciencias sociales. Editorial Trillas; México; 1990. Comité Internacional de Directores de Revistas Médicas (CIDRM) Normas de Van Couver para acotar las referencias bibliográficas. Canadá; 1979. Extraídas de la página web de la Biblioteca de Salud de Chile. Disponible en: http://www.bibliotecaminsal.cl/wp/wpcontent/uploads/2011/09/Normas-Vancouver.pdf Consultado el 19 de diciembre de 2012. Díaz P. Los españoles suspenden en visitas al dentista. Madrid; Público.es; 27 de enero de 2011. http://www.publico.es/espana/358505/losespanoles-suspenden-en-visitas-al-dentista Consultado el 12 de diciembre de 2012. En la cola del inem. La imagen social del odontólogo. Valencia; 2011. http://issuu.com/en_la_cola_del_inem/docs/la_imagen_social_del_odon t_logo Consultado el 5 de diciembre de 2012.


EVITAR AL DENTISTA: ¿MIEDO O DINERO? Galluci CM, Tejerina Díaz L. La demanda de los servicios dentales en España. Madrid; Ediciones Letra Clara; 2003. http://www.consejodentistas.es/pdf/Demanda_Servicios.pdf Consultado el 12 de diciembre del 2012. Google maps. 2012 http://maps.google.es Consultado el 14 de Noviembre del 2012. Imágenes de Google. 2012. http://www.google.es/imghp?hl=es&tab=wi Consultado el 17 de diciembre de 2012. Julio. Uno de cada cuatro dentistas no va al dentista por culpa de la crisis. Material de la revista El Jueves; 1 de octubre de 2012. http://www.eljueves.es/2012/10/01/uno_cada_cuatro_espanoles_dentist a_por_culpa_crisis.html Consultado el 12 de diciembre de 2012. Lima Álvarez M, Casanova Rivero Y. Miedo, ansiedad y fobia al tratamiento estomatológico. Instituto Superior de Ciencias Médicas ―Carlos J Finlay‖, Camagüey, Cuba; 2006. http://scielo.sld.cu/pdf/hmc/v6n1/hmc070106.pdf Consultado el 4 de diciembre de 2012. Márquez-Rodríguez JA, Navarro-Lizaranzu MC, Cruz-Rodríguez D, GilFlores J. ¿Por qué se le tiene miedo al dentista? RCOE 2004, Vol9, nº2: 165-174. Nogueira C. El consumo cambia con la crisis. Madrid; Edición Impresa El País; 6 de febrero de 2012. http://elpais.com/diario/2012/02/06/sociedad/1328482804_850215.html Consultado el 12 de diciembre de 2012. Ribes Cuenca J. La relación odontólogo paciente. Aspectos relacionales de la práctica de la odontología. Materiales de la asignatura Psicología de 1º curso del grado de Odontología de la Universidad de Valencia, curso 2011-12. www.remediospopulares.com Remedios caseros para el dolor de muelas. http://www.remediospopulares.com/dolordemuela.html Consultado el 19 de noviembre de 2012.

123


124

EVITAR AL DENTISTA: 多MIEDO O DINERO? Zaragoza IM. Uno de cada 4 aragoneses deja de ir al dentista por la crisis. Zaragoza; 15 de junio de 2012. http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2012/06/15/uno_cada_cuatro_a ragoneses_deja_dentista_por_crisis_191798_300.html Consultado el 12 de diciembre de 2012.


Evitar al dentista: ¿miedo o dinero?