Issuu on Google+

_fanzine

6


ab贸.2013.


> dise単adora de moda.


EMZA Me encontraba buscando material para seguir adelante con los artículos de este fanzine cuando encontré a Tatiana y a Yannethe en el café, sentadas en el sofá, tejiendo. Caí en cuenta que estaban en un proceso parecido al mío. Conjugando los saberes de muchos años con un proyecto local, emprendedoras abriendo campo en el mundo. Una carga de sueños, inventos, técnica, tradición y paciencia. Trabajando en común el tema del diseño. Es interesante conocer la experiencia de otros diseñadores de mi ciudad. Cómo confrontan al mundo con su creatividad. La construcción de diferentes maneras de ver la vida y aplicar los saberes a la vida real, buscando construir un imperio propio, además de expresarse. Invité a Tatiana a contarme sobre la construcción de su nueva empresa: EMZA. Entre mensajes en el facebook y unos cuantos encuentros en el café frente de su casa, logré su entrevista. Esta es su visión personal del mundo, su gusto por la moda, los tejidos, el diseño, la fotografía, la música. Su proyecto lleva el nombre de EMZA, en su página web diseñada por Yannethe podemos leer : “El tejido en dos agujas es uno de los artes más antiguos de la humanidad.” esta frase por si sola es la presentación de su entusiasta proyecto, el equilibrio entre tradición, diseño y empresa. Esta es la historia: Empecé estudiando la carrera de Comercio Internacional en la Tadeo, influenciada por el trabajo de mi papá, como Ingeniero de Minas. Vi una relación entre estas dos carreras. Yo había contemplado estudiar Diseño de Moda, pero la mayoría de personas abó.2013.


tienden a pensar que lo único que se puede hacer con esta carrera; es abrir un local de arreglo de ropa. Con 16 años uno aún es muy indeciso y manipulable, así que no estudie ésta por temor al qué dirán. Por otro lado mi familia me apoyaba en lo que yo decidiera, si hubiese querido estudiar cultivo de yuca con especialización en arena del desierto me hubieran apoyado. Cuando terminé la carrera de Comercio, en el año 2004, me fui para Australia por un largo tiempo a estudiar inglés, y a pasear; aunque también trabajé. Este viaje me ayudó a tomar la decisión final de estudiar diseño. Saliendo del país conoces muchas culturas, y vi que a la mayoría de mujeres jóvenes les gusta estar a la vanguardia de la moda, no hablo sólo de las australianas, también las japonesas, las coreanas, las inglesas. De hecho mi primera colección fue inspirada en Indonesia gracias a un viaje que realice a Bali y otros sitios. Pero en ese momento estando allá no pensé en estudiar diseño, estaba pensando sólo en regresarme a mi país. De regreso a Colombia, estaba aburrida y decepcionada por que teniendo mi carrera profesional y hablando dos idiomas, solo me ofrecían un sueldo mínimo. Entonces decidí estudiar por fin mi pasión: Diseño de Moda, el problema era costear esta nueva carrera, hablé seriamente con mi familia, me entendieron y mi papá me ayudo a costear el valor de los semestres, mientras que yo con mi trabajo, costeaba el resto (pasajes, alimentación, materiales, etc.) Fue la mejor decisión que tomé, amo mi carrera. Estuve entre las primeras de la clase y aunque me tocaba trasnochar bastante, lo hacía feliz porque era lo que realmente me apasionaba. Lo primero que comencé a hacer una vez terminada mi carrera, fue descubrir realmente el estilo que me gusta, teniendo el conocimiento, era más rápido, así que empecé a fabricar mi ropa dándole un estilo vintage. Con el tiempo comencé a asesorar a mujeres y hombres en el vestir, trabaje en Blukvel que comenzó como una empresa de ropa y accesorios para deportes extremos; luego se amplió a otros campos incluso llego a tener su propia revista, pero por cuestiones personales salí de allí. abó.2013.


Luego trabaje como vestuarista de teatro, hoy por hoy sigo trabajando en esto junto con la creación de EMZA. Me enfrento a diario, por mi estilo, a las miradas y a los susurros. Aunque esto no es nuevo, lo he vivido desde el colegio. Recuerdo bastante una anécdota, era el “Jean Day” y hacía poco había llegado de un viaje de USA. Donde me había comprado una pinta de moda, obviamente, la de acá era totalmente diferente; cuando estábamos todas en el descanso, me di cuenta que todo el mundo estaba pendiente y hablando de mí. Todos tenían que ver conmigo. Debo admitir que era bastante llamativa la pinta. En un instante se me acerca una compañera y me dice: - ¡Oye!¡Definitivamente tienes que tener bastante personalidad para vestirte así! Bueno, es la personalidad y los gustos que hoy tengo. Aquí todavía no logramos aceptar que todos somos diferentes y tenemos gustos diferentes, gracias a Dios. Aún hoy, por mis gustos en mi vestir, voy por la calle y me miran de arriba abajo, especialmente las mujeres.

Si van acompañadas luego comentan, no puedo negar que me agrada, ya que prefiero generar algún tipo de impacto. Es agradable que noten mi presencia. (Risas). De niña recuerdo que me dejaban vestir como una loca. (Risas) Eso sí, debo admitir que he tenido mis descaches a veces veo fotos y le pregunto a mi mamá ¿porque me dejaba salir así vestida? en algunas fotos parezco pandillera, pero realmente todo forma parte del proceso de descubrir quién eres, para dónde vamos y hasta donde quieres llegar. Es un proceso en el que aún hoy continúo. Por otro lado recuerdo que mi mamá y sus hermanas, mis tías; tenían mucha ropa de los años 50; yo me la ponía, me encantaba, así me quedara grande. Musicalmente siempre estuve influenciada por la salsa, era imposible que no. Nací en Cali y la familia de mi mamá es de esta ciudad. Me fascina la salsa, aunque las pintas no mucho, pues eran y aún son bastante coloridas. Un artista que influyera en mí, no lo tuve, no he sido muy seguidora de personas o artistas, por su forma de actuar o vestir.

abó.2013.


Sobre la moda en Colombia, pienso que realmente aquí hay una regla muy marcada, que es: mostrar. Entre más apretadas estemos mejor, sin importar qué se nos salga, sea el bananito ó si se nos ve la "rayita" ó se nos salga media teta por el costado. Si sales a la calle a observar, ese es el común denominador y no es salir a la T, a Usaquén, a la 93, ¡NO! es ir a donde realmente está Colombia, a los parques, al centro, sitios turísticos, hace poco hice un recorrido por parte de nuestro país y eso fue con lo que me encontré. De hecho algunos de mis amigos extranjeros me preguntaban el porque siempre teníamos que estar mostrando, que no entendían eso. Pienso, que no es culpa de nosotros, somos producto de lo que nos venden y lo que vemos, eso es lo que nos muestran, especialmente la TV e internet. Aquí nos llegan visos de las tendencias mundiales en moda, nuestro estilo se convierte en el estilo de las presentadoras, las actrices, actores y lo aplicamos en nosotros, sin importar si nos queda bien o no. Por otro lado los jóvenes quieren verse todos iguales, con un estilo andrógino, el mismo peinado, la misma ropa, hasta el mismo caminado y sin poder distinguir si es hombre o mujer. Mi reflexión es ¿cómo te ayuda esto a desarrollar tu estilo, si te ves igual a los demás? Como todo, definitivamente es cuestión de educación. Ahora me encuentro creando mi propia empresa. Bueno, podríamos decir que la empresa ya va más allá de un proyecto, se llama EMZA y nuestra idea es producir prendas de vestir hechas totalmente a mano con la más alta calidad, utilizando técnicas tradicionales como lo son dos agujas, crochet y macramé. También tenemos un propósito social al trabajar con mujeres que han sido víctimas de algún tipo de maltrato y esto aporta un valor agregado a nuestros productos. En EMZA nos interesa hacer un aporte social ya que para nosotros es importante que quienes están involucrados en nuestra cadena productiva, sean personas que realmente necesiten el trabajo, por eso trabajamos con estas mujeres que entregan lo mejor de sí mismas.

abó.2013.


moda 50s disfruta moda

50s

ab贸.2013.


Cuando estaba en el colegio, realmente el dibujo no me gustaba ya que lo que nos ponían hacer siempre eran planchas aburridas y no explotaban nuestra creatividad. Lo que me gustaba mucho eran las artes manuales, en ese entonces aprendí la técnica macramé. Desarrolle un gusto especial por los tejidos. Más adelante en la universidad estudiando Comercio Internacional, seguí trabajando en esto y aprendí la técnica del Crochet. Éste gusto me llevó a estudiar Diseño y Mercadeo de Moda y allí después de graduarme comencé a trabajar más intensamente con las dos agujas desembocando en el proyecto de EMZA; que se vino a definir a comienzo de 2013. En EMZA utilizamos materiales de alta calidad, algunas lanas vienen de Perú otras de España y por supuesto Colombia. En cuanto al diseño de las prendas, siempre estoy revisando que tipos de puntadas existen, internet facilita esto bastante; pero a la hora de crear, trato de mezclar las puntadas aprendidas y aplicarlas sobre un diseño que intuitivamente puede gustar a nuestros clientes. Hasta el momento esta manera de hacer las cosas ha funcionado. Trabajamos para aquellas personas que tienen un gusto por productos artesanales. Nuestros productos tienen trabajo en el diseño, no es algo que vas a ver en cada almacén. Como decía anteriormente, nos esforzamos por utilizar materiales costosos porque nos da garantía de calidad y queremos que duren. Esta es una gran diferencia con los productos tradicionalmente hechos en la ciudad que tratan de bajar costos en su producción y al final están bajando la calidad. Realmente nuestros productos son para personas que desean cubrir su necesidad básica de abrigo, pero con distinción. Tenemos productos para todos. Niños, jóvenes, mujeres y hombres. En tejido podemos hacer cualquier clase de prenda, nuestro reto es lograr sacarlo en el menor tiempo posible. En cuanto al reto empresarial queremos

abó.2013.


establecernos más a nivel internacional que nacional, ya que pienso que en nuestro país no se valoran las artesanías como debería ser, preferimos pagar más por productos hechos a máquina en cinco minutos y no por uno hecho a mano con la mayor dedicación y detalle posible. Para obtener inspiración, he leído sobre varias culturas, especialmente los tejidos muiscas y algunos hallazgos que se han hecho, aunque no están bien documentados. Es un proceso de documentación y exploración donde queremos ayudar a dar a conocer nuestra cultura muisca, además de plasmar sus tradicionales diseños que encontramos pintados en sus cerámicas, tejidos en sus textiles, o representados en sus adornos de oro. Será largo el camino, ya que estamos en la parte investigativa de esta iniciativa. Un proyecto que decidimos llamar EMZA que viene de la lengua chibcha que significa: Contigo.

abó.2013.


t e t t e e j j j e e e teje teje teje teje eje eje teje t t

teje teje teje teje teje teje e teje j teje e e t tej

ab贸.2013.


zipacity seis