Page 1

Número _

59_ octubre 2016

Edita: Abdo Tounsi - TunSol


VELERO DE MUJERES Confirmado, nuestra Consejera Editorial en la Revista PALESTINA DIGITAL

S ANDRA B ARRILARO ha subido esta mañana a

bordo del velero (Zaytouna-Oliva) dentro de la Flotilla de la Libertad "Mujeres rumbo a Gaza" que navega ya hacia el puerto de la ciudad de Gaza, todo nuestro apoyo y deseos de suerte en su empeño en romper el bloqueo sionista a Gaza.

¡Fuerza y suerte compañeras! ¡Viva Palestina Libre!

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

2


El editor

Abdo Tounsi

CONSEJO EDITORIAL

Carta del editor Hola amigas y amigos lectores. Las últimas noticias que han ocupado muchas páginas, se centran en la muerte del sionista Shimon Peres y su funeral. En algunos medios, incluso algún que otro sionista árabe: responsable, emir o gobernante… etc. llaman a este siniestro sionista paloma de paz, cuando realmente fue buitre disfrazado de paloma, es como llamar al diablo; ángel. Los palestinos en particular y los árabes en general, no podemos olvidar ni perdonar las masacres cometidas por él al inicio del establecimiento del infame Estado llamado “Israel”. Tampoco podemos olvidar la masacre de Qana, cuando siendo primer ministro en 1996, bombardeó instalaciones de Naciones Unidas y mató a 106 civiles que se refugiaron en ese lugar, muchos de ellos eran niños y mujeres. La portada de este número refleja la crueldad y la dureza de la ocupación de Palestina, en la que Peres y todos los sionistas, participan en ella de forma directa e indirecta. La foto refleja la realidad de ser ocupado, lo que nos lleva a los que no sufrimos la represión sionista, a conocer de cerca, estando lejos, la magnitud de la tragedia de un pueblo que vive bajo un régimen de Apartheid. En este número tenemos una noticia muy importante en relación al bloqueo de Gaza. Se trata de la hazaña que emprendieron mujeres solidarias con los encarcelados de la franja de Gaza para romper el cruel e inhumano bloqueo, una hazaña realizada por mujeres de todas partes del mundo, a bordo del velero “Zaytouna-Oliva”, que navega ya hacia su destino, en una misión de paz y de solidaridad. Como siempre los artículos de opinión, las denuncias, los documentales gráficos, el arte y la vida cotidiana del pueblo palestino, llenan nuestras páginas de información muy valiosa de una causa que es de todos, como así nos lo recuerdan nuestros hermanos y hermanas palestinos en sus comentarios en las redes sociales, dejando bien claro que la causa palestina es universal, representando las injusticias cometidas en el mundo. Por último, quiero dejar constancia de que nuestra labor en desenmascarar al sionismo y denunciar la usurpación y ocupación de Palestina, no está siendo en vano, porque está siendo un medio informativo que tiene una buena acogida entre muchas personas de habla hispana en todo el mundo Salam Abdo Tounsi

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

3


12

Contenidos

16 20

52

34

24

84

106

144

62

126 Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

4


152 157

170 192

196 206 210

220 Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

5


FOTOS: VARIOS SOLDADOS DE ISRAEL GOLPEAN A UN PALESTINO DESARMADO EN CISJORDANIA

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 –

6


E STE USO EXCESIVO DE FUERZA FUE CAPTADO P OR UN FOTÓGRAFO EN LA ZONA DE H EBRÓN Un fotógrafo ha capta do diferentes imágenes que muestran la d etención sin contemplaciones de un palestino por parte de varios militares israelíes en la ciudad de Hebrón (Cisjordania). "Durante un chequeo rutina rio de seguridad, el hombre palestino se negó a que le registraran y las tropas arrestaron al sospechoso. Tanto la conducta de los oficiales como el mismo incidente se están investigando", comentaron las Fuerzas de Defensa de Israel, citadas por ' Haaretz'.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 –

7


L OS SOLDADOS , DEL 50 º BATALLÓN , CERCARON A ESTE HOMBRE Y , A PESAR DE QUE YA SE ENCONTRABA EN EL SUELO , LE PUSIERON UNA RODILLA EN LA CARA P ARA INMOVILIZARLE Las instantáneas permiten apreciar que el detenido no poseía armas ni cualquier otro objeto peligroso, ya que solo llevaba camiseta y pantalones y caminaba descalzo.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 –

8


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 –

9


E STOS DOCUMENTOS GRÁFICOS GENERAN DEBATE SOBRE UN POSIBLE ABUSO DE POD ER POR PARTE DE LAS FUERZAS DE I SRAEL Un portavoz de las Fuerzas de Defensa de ese país ha indicado que el incremento de regis tros se debe al deterioro de la seguridad en la zona de Hebrón.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 –

10


El incidente tuvo lugar este martes, 20/09/2016 menos de 24 horas después de que una palestina de 13 años recibiera un tiro en la pierna cerca de la localidad de Calquelia (Cisjordania) tras ignorar los disparos de advertencia del puesto de control al que se acercaba. No obstante, en los últimos meses se había registrado un descenso de la violencia en la zona , que llegó a sufrir sucesos de este tipo a diario.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 –

11


YO JUDÍA NO QUIERO TU

"TIERRA PROMETIDA" Yo judía, no quiero tu "Tierra prometida", Colonizada por un pueblo que se lavan el cerebro. Deja de ocultar sus siniestras acciones, Detrás de esas horribles justificaciones. Aquí estoy hoy moralmente obligada Mostrar una parcela de mi identidad. Para decir sin ninguna ambigüedad, Que el sufrimiento que tratar, Las humillaciones diarias, ¡No tienen por objeto que la ocupación! ¿Qué pasa? ¿Qué pasa en sus corazones Para que tal masacre le es indiferente

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

12


O incluso en el peor de los casos le regocije? ¡Se trata de seres humanos que mueren! E incluso si nuestros antepasados han sufrido, Nada justifica semejante suplicio. ¿Estaría usted atra pados en un círculo maldito? De los que hacen que se reitera Todos los males que se tierra ¡Pero encuentra así su melodía! ¡Sacado ese odio que le digiere! Demos la bienvenida a la paz en ti, en lo más profundo, Y distribuya allí, hechas en una mensajera, Paren esta guerra, este diluvio, lo tifón. Cerca de ti de las hermanas y los hermanos se movilizan Para que Israel saliese finalmente la razón. Gire hacia el universo o a sus iglesias Pero que los olivos retoman su floración. Yo judía, no quiero tu "Tierra prometida" Actúa para bloquear, sobre Palestina, ese dominio. L ABU C -24/07/2014 ¡P AZ T R AD U C CI Ó N

EN

P AL E S TI N A !

A U TO M Á TI CA

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

13


Betselem, diez años de vídeos que desnudan la ocupación israelí de Palestina María Sevillano Jerusalén, 1 sep (EFE).- Hace diez años, la ONG israelí Betselem puso en manos de palestinos cámaras de vídeo y les pidió que grabaran lo que ven sus ojos a diario en Cisjordania y Jerusalén Este: los perversos efectos en su día a día de la ocupación israelí. La organización, volcada en señalar las violaciones de derechos humanos en los territorios ocupados, encontró así la manera de mostrar la violencia, restricciones, dolor e injusticias que sufren los palestinos en una vida de políticas discriminatorias, colonización y permanente presencia militar israelí. En este tiempo, sus vídeos han hecho al mundo testigo de ejecuciones, abusos, maltratos, humillaciones o de escenas difíciles de imaginar y que muestran el miedo que sufre una familia en una redada nocturna, la dificultad de cruzar un puesto de control del Ejército cada día, las agresiones de colonos radicales o la tristeza de una niña al perder su bicicleta a manos de un soldado. "Empezó como un ejercicio simple: pedimos a una familia en Tel Rumeida (barrio en Hebrón que aloja una colonia) que grabara lo que pasa en su calle. Mostraron a una colona abusando verbalmente de una mujer, llamándole 'sharmuta' (en árabe, puta). Así enseñamos por primera vez la realidad de los palestinos en Cisjordania", recuerda para Efe la portavoz de Betselem, Sarit Michaeli. Sus vídeos se convirtieron en virales cuando ni siquiera se sabía lo que era viral y comenzaron a exponer una realidad con la que la mayoría de los israelíes no están familiarizados y que, además, muchos no quieren conocer. Han llegado a tener cerca de 200 cámaras funcionando, operadas por cientos de voluntarios. "Nuestros vídeos muestran una interesante y compleja ojeada a esta realidad. Muchas veces parece que ya se han contado todas las historias o que otras no son importantes, pero el principal objetivo es mostrar lo que significa esta rutina", explica la portavoz.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

14


Para ella, los vídeos son impactantes porque "la injusticia de la ocupación es inabarcable, pero a veces una imagen o un vídeo corto de alguna manera contienen, reflejan, la esencia de esta injusticia". Aunque comenzaron con la idea de usarlos para presentar pruebas en investigaciones sobre violaciones de derechos humanos por soldados o colonos, Michaeli tiene "muy poca confianza" en que ayuden a atribuir responsabilidades "incluso si hay una fuerte evidencia gráfica". Pero admite que los testimonios han sido de gran ayuda para exonerar ante tribunales a palestinos acusados de tirar piedras o insultar a soldados durante enfrentamientos. Diez años después cree que aún más importante es el debate que han generado en la sociedad israelí, poniendo sobre la mesa temas que quizá nunca se habrían abordado sin su existencia. Es lo ocurrido con el reciente caso de Elor Azaria, un soldado que afronta un mediático juicio después de que un voluntario de Betselem, Imad Abu Shamsiyeh, dejara constancia del momento en que remataba de un tiro en la cabeza al palestino Abdel Fatah al Sharif, en el suelo, herido y reducido tras haber atacado a otro uniformado en Hebrón. La historia divide desde hace meses a la sociedad israelí, a menudo indiferente o ajena a este tipo de incidentes, y ha abierto una discusión pública sobre el uso de la violencia y sus consecuencias. También ha tenido otros efectos, como las amenazas que Abu Shamsiyeh afirma haber recibido después de la publicación del vídeo. Una amarga experiencia a la que se exponen los colaboradores, cuenta a Efe la coordinadora de voluntarios Manal Al Yabary, quien señala que una de las prácticas de presión más comunes son las llamadas telefónicas de desconocidos para exigirles que no filmen. "Normalmente me insultan, me inspeccionan a diario y recibo amenazas de muerte de colonos", narra a Efe Suzan Jaber, de 38 años y que en los últimos tres ha grabado con su cámara arrestos, ataques y demoliciones de casas en Hebrón. Sin embargo, la voluntad de documentar vence al miedo. "Las cosas que quedan marcadas con el proyecto son la humillación, la degradación, y el sentimiento de superioridad que reflejan los colonos... Y las interacciones entre israelíes y palestinos en Cisjordania. Este es un mensaje muy importante, si tenemos en cuenta que los palestinos tienen que pasar por eso cada día de su vida desde hace cincuenta años", razona Michaeli. "Creo que ayuda a la gente a entender por qué están tan desesperados por terminar con la ocupación. Estas son cosas que son difíciles de describir si hablas con alguien, pero un vídeo te puede ayudar a sentirlo", concluye. EFE

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

15


SHADY, EL PRESO MÁS JOVEN DE I SRAEL

SHADY, EL PRESO MÁS JOVEN DE ISRAEL

R E C UE R DO S . L A M A DR E DE S H A DY G UA R DA C OM O OR O E N P A Ñ O L A S F OT O G R A F Í A S DE S U H I J O .

:: M.

A Y E S T A R A N T R I S T E Z A . F A R H A N N O Q UI E RE QUE M UE S T R E N A S U H I J O C OM O A UN H É R O E . UN N I Ñ O ».

«S ÓL O E S

:: M. A Y E S T A R A N

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

16


SHADY, EL PRESO MÁS JOVEN DE I SRAEL

LA NUEVA 'LEY DE JUVENTUD' PERMITE EL ENCARCELAMIENTO DE NIÑOS DE 12 AÑOS ACUSADOS DE DELITOS DE «TERRORISMO» Farhan lee la última carta que le ha enviado su hijo, Shady. Ha leído mil veces las líneas qu e le dedica el pequeño, de 12 años, en las que le cuenta sus progresos en la Corán

y

lo

que

echa

de

memorización del menos

su vida

en

Jerusalén. Shady Farrah está encerrado desde diciembre

en

un

centro

penitenciario

para

menores al norte de I srael. Le detu vieron cerca de la estación de autobuses del este de la Ciudad Santa cuando iba con su amigo Ahmed Zaatari. La Policía les dio el alto, les pidió la documentación y registró sus mochilas. Ahmed llevaba un cuchillo y los dos fueron detenidos inmediatamente por unas fuerzas de seguridad en alerta desde que en octubre estallara la bautizada como 'intifada de los cuchillos'. Los ataques palestinos han costado desde entonces la vida al menos a 36 israelíes y a tres extranjeros, y al menos 225 palesti nos han sido abatidos por las fuerzas de seguridad, dos tercios de ellos atacantes o supuestos atacantes y el resto en disturbios. Esta situación ha llevado a I srael a aprobar la nueva Ley de Juventud, que le permite encarcelar a los menores de 14 años que hayan cometido delitos de «terrorismo». Un enor me cartel del Club de Presos de Jerusalén Este decora la entrada a la casa de la familia Farrah. Los cuatro hermanos de Shady juegan ante la foto del que se ha convertido en el preso palestino más joven en manos de I srae l. La madre recela de los medi os de información, sobre todo de los palestinos, ya que «no quiero que muestren a mi hijo como a un héroe, es solo un niño y lo quiero de vuelta en casa para que tenga una niñez normal. Somos una familia apolítica, no estoy orgullosa de que esté en la cárcel porque no ha

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

17


SHADY, EL PRESO MÁS JOVEN DE I SRAEL hecho nada, no quiero ser la madre de un preso, ni la madre de un mártir, quiero ser la madre de Shady, soy patriota de mi familia, nada más», exclama con una mezcla de enfado y rabia por la manipulación

mediát ica

que

piensa

están

realizando los medi os locales de la situación. «Por supuesto que el origen de todo está en la ocupación y en l a brutalidad de l as fuerzas de seguridad de I srael, pero nuestros medios muestran a los que cometen ataques como héroes y es o se les queda grabado a los más pequeños».Más que hablar, la mujer se desahoga. Sujeta en sus manos una fotografía enmarcada de Shady c uando tenía un año. Su hijo menor no para de golpear la puerta con el pie y lanza sus juguetes al suelo para hacer ruido. «No soporta las visitas. La gente empezó a venir cuando detuvieron a Shaady y no lo supera. Esta situación afecta a toda la familia y a todos los amigos de la escuela. I srael lo hace para presionar a los palestinos desde muy jóvenes para que no se levanten contra la ocupación, pero va a obtener el resultado contrario porque esto aumenta el odio y las ganas de venganza». Cada semana la familia tiene derecho a una visita y a dos llamadas telefónicas de diez minutos. Shaady está en Tamra, en el norte del pa ís, y «el viaje

es

demasiado

posibilidades,

así

que

caro solo

para vamos

nuestras cada

dos

semanas», lamenta la madre, que dice que no recibe apoyo de ninguna organizac ión, local o internacional y que solo confía en el Cl ub de Presos de Jerusalén Este. Amjad Abu Asab dirige el Club de Presos desde hace

siete

años.

Se

trata

de

una

actividad

voluntaria que compagina con su trabajo como administrador de un hospital. I srael cerró en 2001 sus oficinas y desde entonces trabajan en la calle y celebran sus reunion es de casa en casa. Abu

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

18


SHADY, EL PRESO MÁS JOVEN DE I SRAEL Asab , que tiene un hermano encerrado, repasa l os últimos datos en su ordenador y eleva a 530 el número de presos de Jerusalén Este, de ellos 110 son menores de edad, de los que diez no han cumplido 14 años. «Malos tratos» «La Policía puede arrestar a menores de 14 años y les aplica el mismo protocolo que a c ualquier otro detenido, sin ninguna diferencia pese a la edad. Un protocolo de i ncomunicación y malos tratos para aterrorizar al pequeño y lograr la confesión que busquen en c a da caso», asegura Abu Asad, que

denuncia

que

durante

los

primeros

interrogatorios los pequeños «son gol peados, se les priva de comida, no se les permite descansar, les realizan amenazas sexuales.». El número de menores palestinos encarcelados alcanza los 4 50 en I srael y de ellos 110 son de Jerusalén Este, «lo que demuestra que el foco de los israelíes está en la Ciudad Santa», según Abu Asab , quien es padre de tres hijos de 13, 11 y 3 años y sufre «por el clima de violencia en el que crecen por culpa de la oc upación». En la Ciudad Santa los palestinos

no

c uentan

con

un

estatus

de

ciudadanía plena, pero sí de residencia, lo que les da derecho a disfrutar de beneficios sociales y ciertas garantías jurídicas que no ti enen l os de Gaza y Cisjordania. Desde el Clu b de Presos alertan del grave reto al que se enfrentan con la rehabilitación de estos niños cuando son puestos en libertad y lamentan «la ausencia total de apoyo de grandes organi zaciones como Unicef (F ondo para I nfancia de Naciones Unidas)».

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

19


NIÑOS ATACADOS POR ISRAEL EN UNA PLAYA NO SALEN DE SU TRAUMA

G AZA , E STADO DE P ALESTINA El 16 de julio de 2014 la vida de Mumtaser Baker cambió para siempre: mientras jugaba en la playa en Gaza dos proyectiles israelíes segaron la vida de su hermano, su sobrino y dos amigos y le hirieron a él y a otros tres niños. Hoy, con 13 años, su vida sigue atrancada en aquella pesadilla. Fue, probablemente, uno de l os momentos que más conmocionaron de aquella guerra, recogido

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

20


prácticamente en directo por prensa internacional que se alojaba en un hotel muy próximo y con pequeños de entre nueve y once años como protagonistas del drama. Los pequeños que sobrevivieron vieron caer ensangrentados los cuerpos destrozados de los que segundos antes eran sus compañeros de juegos y aún no se han recuperado de trauma. "No quiero ir al col egio. No quiero jugar. No quiero hablar", dic e a Efe Mumtaser, con la mirada perdida, acurrucado en un sil lón del salón de su casa, que presiden dos grandes retratos de Zakaría y Ahmed, su hermano y primo muertos en el ataque, con la l eyenda "La revolución es nuestro camino a l a libertad. Brigadas de Abdul Kader Husaini (Fatah)". Su madre, Sharife, describe su situación como "horrible" y narra enormes dificultades de comunicación y convivencia desde el suceso. "Su noche es su día. Pasa las noches despierto viendo la televisión y solo durante el día duerme algo y luego vuelve a ver la tele. Nos insulta cuando le intentamos des pertar. No va al colegio, no quiere ver a nadie, es violento con los otros niños, dice que los odia. Cuando le preguntamos por qué nos dice solo: no me gustan los niños ", lamenta.

RECUERDA PERFECTAMENTE EL NEFASTO DÍA. "Estaba en el merc ado cuando me dijer on que habían muerto cuatro niños en la playa y supe de inmediato que eran los míos, no me hizo falta verlos", explica. Pero no quiere hablar de su propio dol or por la pérdida de un hijo y un nieto: "Ahora solo nos importa que Mumtaser se ponga bien", manifiesta. El pequeño grita constantemente, llora y, a veces, se pone tan tenso que no puede mover el cuerpo y nadie puede hablarle ni ayudarle. "Al principio le dieron muchas medicinas, pero luego las redujeron porque eran demasiado fuertes para un niño tan pequeño, ahora no toma nada", relata Sharife. Una ONG le pagó un viaje a I talia para recibir tratamiento y estuvo allí con su padre y su

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

21


hermana varios meses, pero regresaron y se quejan de que "no hicieron nada por él, solo le quitaron algo de metralla de la cara, pero no la que tiene en el resto del cuerpo". El padre, Ahed Baker, de 56 años, está extremadamente delgado y parece tener la tristeza pegada en un rostro de pómulos hundidos y en el que faltan varios dientes. Con un cigarro encendido permanentemente en una mano y un café en la otra, asegura que su hijo "está peor ahora que hace dos años". "Es más agresivo, no quiere tener niños cerca, porque todo el mundo que había a su alrededor murió aquel día en la playa. No tiene ya amigos. Está en manos de Dios", afirma. Mumtaser decidió dejar el colegio y, desde que volvió de I talia, se niega también a que le vea ningún médico. Ahed pide que les den ayudas para que el niño mejore y, sobre todo, pide que se haga justicia. "Queremos que nos den nues tros derechos. Queremos que el mundo juzgue a Israel en los tribunales, que responda de sus crímenes", dice. El Ejército israelí cerró en junio la investigación sobre el incidente "sin sospechas de comisión de delitos". Según la versión militar, los niños estaban "en una área conocida como un centro de la Fuerza Naval de Hamás, utilizado en exclusiva por sus milicianos" y "cerrado por una valla y claramente separado de la playa que sirve a la población civil". El ataque aéreo se efectuó "cuando un número de figuras entraron al complejo corriendo", "después de descartar que hubiese presencia civil" y creyendo que eran milicianos de Hamás, aseguró el Ejército, que no respondió a las informaciones de periodistas presentes que afirman que no había ninguna valla ni ningún complejo militar. Ahmed también quiere sacar a su hijo de Gaza, asfixiada por un férreo bloqueo israelí desde hace nueve años y que ha sufrido en ese tiempo tres guerras con I srael. "Estamos esperando la oportunidad de salir de aquí. Queremos que Mumtaser se ponga bien. Un niño como él no puede vivir así", sentencia.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

22


Una niña palestina relata cómo la tirotearon: 'Tengo pesadillas. Me disparan constantemente' Una niña de 13 años relata en una entrevista con RT las pesadillas que padece tras recibir cinco disparos de unos soldados israelíes.

Bará Owaisi, la niña de 13 años que recibió cinco disparos de unos soldados israelíes, relató a RT cómo ocurrió el incidente más trágico de su vida. La joven soñó que su tía, quien había muerto en un puesto de control de Cisjordania, la llamó para que se acercara a verla y ella fue porque la echaba de menos. "Los soldados israelíes me hablaron, pero no les entendí, así que algunos trabajadores árabes me explicaron todo. Me pidieron que me quitara la mochila y la pusiera en el suelo y así lo hice. Dije

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

24


que quería ir a ver el lugar donde habían matado a mi tía. Me preguntaron por su nombre y les respondí... entonces, me dispararon. Dos soldados dijeron que era una terrorista y ordenaron a otros que abrieran fuego", recordó la niña. Las imágenes del incidente todavía persiguen a esta menor de edad. "Tengo pesadillas. [Los soldados] me aterrorizaron y les veo en sueños. Me disparan todo el rato. Espero que los soldados no vuelvan a disparar a más niños inocentes". El padre de

Bará Owaisi exige

que Israel indemnice a la familia: "Querían matarla. La dispararon cinco veces. Un tiro basta para abatir a alguien, no cinco. La dispararon a sangre fría". Este hombre confía en que su hija vuelva a caminar, recuerda que no es la primera vez que los soldados tratan de matar a niños y quiere que todo el mundo se entere. Tras el incidente, el Ministerio de Defensa de Israel aseguró en un comunicado que la niña le dijo a los soldados que había acudido al lugar "para morir". RT se dirigió a esta institución, pero no obtuvo respuesta. Hace dos semanas, unos militares israelíes mataron a un palestino de 16 años después de que apuñalara a un soldado en el puesto de control de una la aldea al oeste de Hebrón. Los líderes palestinos aseguran que los protagonistas de los últimos sucesos actúan de esa manera como consecuencia de la desesperación que les causó el fracaso de las negociaciones de paz con Israel en 2014 y la posterior expansión de los asentamientos israelíes.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

25


MALAK KHATIB: LA JUVENTUD ENCARCELADA POR ISRAEL C ON 16 AÑOS , M ALAK K HATIB FUE VÍCTIMA DEL

E STADO ISRAELÍ . A CUSADA POR DELITOS QUE NO COMETIÓ , ESTUVO ENCARCELADA DURANTE DOS MESES .

LA

HISTORIA

DE UNA JOVEN PALESTINA QUE REPRESENTA A TODO UN PUEBLO .

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

26


-¿EN QUÉ PENSABAS CUANDO ESTABAS ENCARCELADA? -Pensaba en por qué tratan así a los niños palestinos.

-¿Y POR QUÉ CREES QUE LOS TRATAN ASÍ ? -Porque lo pueden hacer y parece que nadie los puede parar. Así resume Malak Khatib la situación de los jóvenes y niños palestinos que son prisioneros del Estado de Israel. Cuando habla, Malak pasa de la sonrisa a la seriedad, para después volver a arrugar la cara porque, como todos los días, su sonrisa si empre nace. Con apenas 14 años, Malak fue encarcelada por el Ejército israelí el 31 de diciembre de 2014 cuando salía de su escuela, en la aldea de Beitin, en las cercanías con Ramalá . Ahora, la joven palestina se encuentra en Argentina junto a una comi ti va de ex presas y presos palestinos que visitan el país para contar sus historias y denunciar la oc upación de Palestina que, desde 1948, lleva adelante I srael. “Yo estaba saliendo de mi escuela, los soldados de la ocupación israelí me agarraron y me pegaron. Me ataron las manos, me pegaron en la cabeza y me metieron con fuerza en una camioneta del ejército”, recuerda Malak, mientras a su alrededor decenas de personas parti cipan en un mural colectivo en el ex centro clandestino de detención “El Olimpo”, que la dictadura militar argentina utilizaba como campo de concentración y hoy es un espacio para la memoria.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

27


En Buenos Aires, el frío se apaga un poco cuando el sol asoma entre las nubes de un mediodía tranquilo de sábado. Malak habl a con sus compañeros, s onríe cuando la gente la saluda, se encoje un poco por timidez ante tantos abrazos y besos que recibe. En el paredón donde crece el mural, Malak deja trazos de pintura, se divierte y estampa los colores de su bandera: negro, blanco, rojo y verde. Luego de ser encarcelada, Khatib fue sentenciada a dos meses de pri sión. Como sucede de manera permanente en Palestina, la justicia israelí la condenó con mentiras. “Me llevaron a un centro de interrogación y me acusaron por tres delitos: lanzar piedras, tener un cuchillo y cortar la calle –relata-. Me llevaron a la cárcel, de vez en cuando iba a los tribunales y siempre me maltrataban. Me hicieron el juicio y me encarcelaron por dos meses, me cobraron 1500 dólares de multa y por tres años me di jeron que si salía a la calle me podían meter presa”. Durante su estadía en prisión, a la joven se le negó el derecho a segui r estudiando y las autoridades israelíes decidieron no brindarle ropa de abrigo para protegerse del frío. La historia de Malak no es un hecho aislado o generado por una confusión burocrática. El Estado israelí despliega desde hace décadas una política sistemática de represión, que tiene a los más pequeños como blanco. En la actualidad, en las cárceles hebreas hay 7000 presas y pr esos políticos palestinos, de los c uales 200 son menores de edad. El año pasado, el ministerio palestino para Asuntos de Prisioneros y Liberados

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

28


denunció que desde el año 2000, al menos 10.000 menores de edad fueron detenidos por los cuerpos de seguridad israelíes. Las acusaciones para encerrar a los más jóvenes son las mismas que recayeron sobre Malak. “En la prisión los días eran muy difí ciles, h abía muchas dificultades. Me desprendi eron de mi escuela, de mis amigos y de mi familia. No me permitieron ver a mis familiares o a un abogado” , dice Malak, recordando otra de las violaciones al derecho internaci onal que comete Israel, al no permitir que l os menores de edad acusados tengan una justa defensa legal. El sol tibio de Buenos Aires brilla en la pi el color aceituna de Malak. Presta atención a las preguntas que le hago, pero al mismo tiempo mira para todos lados, tratando de captar lo que hace la gente que pinta el mural. “Cuando salí fue muy emocionante por cómo me recibió la gente. Estaba muy feliz de poder vol ver a mi casa con mi famili a y ver a mis amigos. Pero la cárcel me dejó un dol or y una tristeza grande, porque miles de prisioneros políti cos palestinos todavía están en las prisiones de la ocupación israelí”, sostiene la joven palestina. Aunque desde que salió de prisión, en febrero de 2015, Malak nunca fue detenida por el Ejército israelí, no descarta que vuelva a suceder. Su vida, ahora c on 16 años, tiene nuevamente el ritmo sofocante de cruzar puestos de control, estar

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

29


MALAK KHATIB rodeada de uniformados, y no saber hasta cuándo su casa va a seguir en pie. “La vida bajo la ocupación no es fácil –afirma-, no podemos hacer lo que deseamos, porque estamos muy limitados, tenemos muchas restricciones para salir y pasear. Yo me limito a ir a la escuela, volver a mi casa, ir a la escuela otra vez, es todo muy limitado. Nosotros optamos por la solidaridad i nternacional para poder salir de es te modo de vida bajo la ocupación. Nosotros queremos vivir en paz con todos los pueblos del mundo” . “Los palestinos tenemos la virtud y la capacidad de poder seguir adelante a pesar de todo – reflexiona Malak-. Tenemos que superar lo que nos pasa, porque si no nos quedamos sólo con la ocupación, pero tenemos que seguir viviendo y decirle a todo el mundo que estamos en nuestra tierra y nadie nos puede sacar”. Luego de dos meses de prisión, Malak sabe muy bien lo que quiere para su futuro. “Tengo el deseo de ser abogada y poder ejercer esa profesión – finaliza la joven -, para poder ayudar a los niños palestinos y defender los derechos humanos contra la ocupación israelí”. Fotos de Resumen Latinoamericano

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

30


El muro de Palestina en el muro de Berlín. La vergüenza sigue…


Dima, niña palestina de doce años

Dima

Nekane Por Nekane Lauzirika Mis doce años sonaban a muñecas, juegos, estudiar aprobar-suspender, protestar, pedir la paga, cambios hormonales, mis primeras miradas sensuales a hurtadillas… todo menos ser responsable, porque a esos años son consustanciales la inestabilidad y la inmadurez; es decir, la irresponsabilidad supina en el mejor mundo posible. La infancia es una enfermedad de felicidad que se cura con la edad, me decían. Mis doce olían a final de infancia con toques de adolescencia camino hacia esa juventud que desembocaría en la madurez allá por los… bueno, jurídicamente a los 18 años. Pero ni siempre fue así ni en todos los países es esa la frontera de la madurez.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

32


Dima ha estado presa en una cárcel de Israel hasta hace poco acusada de intento de homicidio. Sería “solo” una más de las miles de presos/as palestinas en cárceles israelitas si no fuera porque tenía doce años cuando la condenaron. Dejando aparte las ignominiosas razones por las que encarcelan o simplemente retienen durante meses/años a un palestino/a con o sin juicio, lo de Dima y centenares más de niños/as palestinas de 12-16 años, “menores” según las leyes internacionales que suscribe Israel, es algo tan legal en ese país como ocultado y negado, porque saben que es un atroz intento de eliminación de palestinos de la que también es su tierra. La Alemania especular de los cuarenta del siglo pasado. Sus leyes aplicadas al apartheid palestino, permiten detener y condenar con cárcel a menores por el simple hecho de tirar una piedra a un soldado fuertemente armado que con frecuencia responde con fuego real. Y desde los países occidentales silencio, permisividad, cuando no complicidad y hasta complacencia, mientras se pone la lupa sobre delitos similares e incluso muchísimo menos graves en otros países. España compra armas en Israel y en menor medida se las vende, con una sola suspensión de estas ventas, que sepamos. Mientras Europa rechaza a Turquía empujándola a los brazos de Putin, a Israel, país geográficamente asiático, lo tratan como europeo casi de pleno derecho: competiciones deportivas, tratados comerciales, control de pasaportes (nosotros; no al revés)… Nos venden sus kiwis, naranjas, su tecnología, sus armas… sin ningún problema. EE.UU. les acaba de “regalar” 38.000 millones de dólares para armamento. Es un país democrático, aducen; seguramente sí para sus ciudadanos adeptos, pero no para los palestinos aherrojados a sangre y fuego cual filisteos idólatras. Sé que criticar a Israel podría provocar que el lobby judío dejase a este periódico sin papel para imprimirse, pero es difícil callar y seguir comprando las naranjas de sus “Kibutz” radicados en tierras palestinas usurpadas mientras detienen y condenan a niños/as de 12 años como adultos. Porque los niños/as palestinos también son niños, y no me resigno a aceptar que dentro de varias generaciones cambien las tornan y a ellos les apliquen de nuevo su ley del Talión.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

33


MI EXPERIENCIA AL SER ENCERRADA COMO UNA CRIMINAL Y DEPORTADA DE ISRAEL

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

34


Estaba amaneciendo cuando me subieron a la parte trasera de un furgón blindado, con r ejas en las ventanillas y una pared metálica que me separ aba del conductor, sobre la que estaban pintadas las letras SOS en rojo –quier o pensar que con un lápiz de labios –. Al llegar a nuestro destino, entendí que no me llevaban a un lugar acogedor . La ver ja que rodeaba el r ecinto tenía los ex tremos superiores hacia dentro, hacia el patio: su función no era evitar la entrada, sino la salida. En el ves tíbulo del edif icio, es coltada por dos hombres que aún no me habían dirigido la palabra, me f ijé en el único cartel que estaba escrito en inglés: Immigration Authority of Is rael . El drama había empezado la noche anterior. Había aterrizado en el aeropuerto de Tel Aviv para partic ipar en un seminario organizado por la Lauder School of Government, Diplomacy and Strategy de Herzliya, Israel. Tras enviar mi currículum, completar una serie de ejercicios y realizar una entrevis ta por Skype, yo estaba entre los 24 periodistas seleccionados en difer entes países para as istir a este evento, con todos los gas tos pagados. Como lle gaba invitada por una institución israelí, pensé que no me pondrían inconvenientes para entrar en el país. El objetivo del seminario era analizar la cobertura mediática de conflictos internacionales , utilizando como caso de estudio su enfrentamiento con lo s territorios palestinos , en los que yo había estado durante unos meses es tudiando árabe e impartiendo talleres de periodismo.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

35


<img title = "Pales tino -en-Hebron -tanques-de-agua -1024x683 mileniales -"class="alignnone wp -image-96479 size -large" Los guardia s israelíes me llevar on a una sala en la que fueron etiquetando y almacenando cada una de mis pertenencias. Salí de allí con lo pues to. Uno de los hombres me mostró un documento en hebreo, señalando una cifr a al final de la hoja: 15.45. Creí entender que e sa era la hora a la que tomaría un vuelo, de vuelta a España. Después me hicieron entrar en una celda que cerraron con llave a mis espaldas . Dentro había otras nueve mujeres que me miraron con indiferencia. Más tarde supe que eran ucr anianas y moldavas, au nque apenas pudimos intercambiar alguna palabr a, porque ninguna de ellas hablaba ni inglés ni español, y mi vocabular io de lenguas de Europa del Este se limitaba al spasiva (gracias) que había es cuchado durante mis veraneos en Salou, cuando los altavoces d e la playa anunciaban que s e había perdido algún niño ruso. En la habitación, de unos 20 o 25 metros cuadrados, había diez literas, dos ventanas con doble reja, una pila con una jarra de agua y un cubículo con un váter, protegido por media puerta que no po día cerrars e. Los guardias solo entraron para dejarnos unas bandejas de comida pr ecocinada, que devoré sentada en el suelo, porque en mi liter a habr ía golpeado el techo con la cabeza. Casi podía verme a mí misma desde fuera, como la protagonista de un tele filme sobre una pobre mujer encerrada por un crimen que no ha cometido . Un conflicto irr esoluble Era una cárcel para inmigrantes, en un país fundado por inmigrantes . Para los sionis tas –los defensores de ese nuevo Estado judío en la región de P alestina – no fue una colonización, sino un regreso a la tierra que Dios les había prometido hacía miles de años. Y aunque la excusa bíblica no convenciera a todos, el plan venía de las Naciones Unidas –de alguna forma había que compensarles por el Holocausto –. Pronto comprobarían que esa división del mapa no iba a evitar una guerra, sino todo lo contr ario. Porque en ese territorio donde levantaron la bandera israelí en 1948, existía una población árabe , integrada en el Imperio Otomano durante siglos y controlada des pué s por los británicos , que no aceptó la creación de un Estado judío, lo que llevó a una serie de guerras, con la participación de otros países árabes, con miles de muertos en ambos bandos y millones de palestinos refugiados como resultado.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

36


A lo largo de l as últimas décadas, con una tensión creciente y el fracaso de todos los acuerdos de paz, Israel se ha consolidado como una gran potencia económica y militar, con el apoyo estratégico de Estados Unidos, mientr as que los territorios que la ONU asignó a los p alestinos, la Franja de Gaza y Cisjordania , carecen de un Gobierno eficaz y de un ejército propio, de for ma que, en la práctica, están también controlados por los israelíes. Es decir, ocupados . Eso convierte el conflicto en uno de los más difíciles de reso lver –a pes ar de que Israel ocupa menos en el mapa que la Comunidad Valenciana – y, por tanto, en un foco de interés par a los per iodistas. Pero a los responsables de Seguridad del aeropuerto no les pareció suficiente que yo llegara con una invitación de una organización is raelí. Me quitaron el pasaporte y me hicieron esperar en una sala durante var ias hor as, sin permitirme siquiera hacer una llamada de teléfono, para pedir ayuda a la embajada o avis ar a mi familia. Allí conocí a tr es hermanos, dos hombres y una mujer que venían desde Dinamar ca para el funeral de su padre, quien había viajado hasta Israel para vis itar por primer a vez territorio palestino. Su familia había sido expulsada de allí antes de que él naciera y siempre había querido conocer la tierr a de sus padres. Estaba enf ermo y, antes de morir, aseguró que su mayor deseo era s er enterrado allí, en Pales tina. Los hijos tenían las caras descompuestas, mezcla del duelo y de la falta de entendimiento con los funcionarios israelíes, que no se decidían a dejar les entrar en el país. Lo mío, después de todo, no era tan grave.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

37


No supe qué había pas ado finalmente con ellos, porque desaparecieron mientr as yo me encontraba en el despacho del responsable de Seguridad, en uno de los cinco interrogatorios que me h icieron aquella noche.

El problema de los per iodistas El problema, sin duda, era que yo ya había estado en Israel y en Palestina, unos meses antes, de marzo a junio. Y que durante ese tiempo, había cruzado varias veces las fronteras que separan ambos terr itor ios y había publicado un fotorreportaje sobre una manifestación en contra de la ocupación israelí , en una revista especializada en Palestina en la que colaboran periodistas de todo el mundo y cuya sede está en Chicago. El jefe de Seguridad revisó las fotos y los contactos de mi móvil, mi em ail y mis redes sociales . Lo que había empezado como un diálogo amable s e convirtió en una ris tra de amenazas y acus aciones cuando leyó dos noticias que había compartido s emanas antes en Facebook: una s obre la eliminación del nombr e de Palestina en Google Maps , de Middle East Monitor, y otr a sobre los abusos del ejército israelí , de Al Jazeera. Aseguró, muy enfadado, que no eran fuentes fiables y que ese era el problema de los per iodistas: “Llegáis aquí y solo veis una parte. No sabéis nada”. Le r espondí que venía al seminario precisamente para ampliar mi visión sobr e el conf licto. Los meses que había pasado en Palestina no habían s ido suficientes para resolver muchas de mis dudas. Como por ejemplo… ¿por qué el gobierno israelí sigue autorizando la construcción de viviendas en Cisjordania, si el resto del mundo está de acuerdo en que es una práctica

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

38


ilegal? El derecho internacional humanitario prohíbe que “el poder ocupante tr ansfiera parte de su población civil al territorio ocupado”, y hace décadas que la ONU pide a Israel que acabe con los asentamientos, porque lo considera “un s erio obstáculo” para alcanzar la paz en Or iente M edio.

Sin embar go, en Cisjordania exis ten y a cerca de 250 asentamientos , donde viven 650.000 israelíes . Muchas colonias se han convertido en ciudades con miles de habitantes –la de Ariel tiene incluso universidad – que contr astan con las poblaciones pales tinas que las rodean. Solo hace falta fijarse en los tejados de las cas as: las is raelíes son aquellas que no tienen tanques para almacenar el agua, porque ellos sí tienen un suministro ilimitado. L os colonos a los que entrevisté tenían razones distintas para haberse trasladado a un as entamiento. Unos se sienten obligados a cumplir la misión divina de ocupar la Tierra Prometida; otros simplemente quieren apr ovechar los incentivos económicos del Gobierno israelí. Pero todos están allí, fragmentando Palestina has ta hacerla parecer un ar chipiélago y complicando aún más la creación de dos estados independientes. No compartí es as reflexiones con el jefe de Seguridad del aeropuerto. Me limité a responder a sus preguntas con s inceridad. Soy periodista freelance. No pertenezco a ninguna organización. No soy activista. Esperé otras dos horas antes de conocer su decisión: “No puedes entrar en Israel. Pensamos que podrías ser una amenaza para la seguridad del Estado”. Con mi libreta de Maf alda en una mano y un pañuelo lleno de mocos en la otra, hice un último intento: “¿De verdad piensas que s oy peligrosa?” P ero no recibí más explicaciones. Desde ese momento f ui tratada como una criminal , con un guardia que incluso me esperaba en

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

39


la puerta del baño. M e hicieron fotograf ías, tomaron mis huellas dactilares y me obligar on a firmar un documento que no comprendía. Un rato después, subí al furgón s in saber adónde me ll evaban.

Sin liber tad de movimiento No podía saber qué hora era, pero el sol rojizo a través de las rejas confirmaba que las 15.45 habían pasado hace mucho. Darme cuenta me produjo una angustia terrible. Golpeé la pequeña ventana de la puerta para atraer a los funcionarios e intentar averigu ar por qué seguía en aquella celda. Dos mujeres, que antes había visto frente a un ordenador, pas aron por delante y apartaron la mirada. Después otro hombre hizo lo mismo. Era impos ible que nadie –aparte de las ucranianas – advirtier a mis gritos de súplica. Parecían todos acostumbrados a obviarlo. Me pregunté, en una epifanía, cuántas veces habría estado yo al otro lado, fingiendo no ver a los otros. Volví a mi liter a con tal sensación de abandono e incertidumbre –y tantas horas para pensar – que me vinieron a la cabeza las historias que había oído, meses antes, de los palestinos con quienes había convivido en Nablus, la ciudad más poblada de Cisjordania s i incluimos los campos de refugiados. Allí casi todo el mundo conoce a alguien que ha sido detenido, encar celado, torturado… o incluso asesinado por los soldados isr aelíes. Esos muertos son los que –en el mejor de los casos – apar ecen en los medios de comunicación, pero existen otras consecuencias de la oc upación que afectan a la vida diaria de todos los palestinos. Me refiero a las restricciones a la libertad de movimiento que Isr ael les impone, y que son combatidas incluso por organizaciones israelíes como Gisha, B’Tselem o Hamoked.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

40


En Gaza s e llevan la peor parte. Este territorio, del tamaño de la ciudad de Málaga, se ha convertido en una jaula para 1.800.000 personas . Desde 2007, Israel mantiene un bloqueo por tierra, mar y aire, que impide a los ciudadanos salir de la Franja. Justifica sus restricciones como medidas de s eguridad ante la amenaza de terrorismo de Hamás, saltándose la ley que prohíbe castigar a toda una población civil por crímenes que no ha cometido. Tampoco es fácil entrar o salir de Cisjordania. El único aeropuerto de la zona está controlado por Israel y prácticamente prohibido para los palestinos, que solo pueden viajar al extranjero con un pasaporte jordano. Incluso para vis itar Jerusalén, deben so licitar un permiso con meses de antelación, alegando un buen motivo. Y si consiguen la autor ización del Gobierno israelí, lo más probable es que sea válida solo par a unas horas. El proceso se complica aún más para quienes quier en ir a Israel; de forma que muchos palestinos llevan toda la vida soñando con ver el mar, a pesar de que lo tienen a menos de cincuenta kilómetros. Limitando, la burocracia no tiene límites. Dentro de Cisjordania, hay un centenar de carreteras de uso exclusivo para isr aelíes , que aís lan ciudades palestinas e impiden a muchos agricultores acceder a sus tierras. El último recuento of icial habla de 543 obstáculos, incluy endo los f amosos checkpoints , donde los palestinos su fren horas de espera y un trato humillante. Las restricciones de Israel están basadas en la premisa racista de que todo palestino es una amenaza para la seguridad ; de ahí que muchos hablen de Muro del Aparth eid para referirs e a los cientos de kilómetros de alambradas y bloques de hormigón que Israel ha levantado, ilegalmente, en terr itorio ocupado.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

41


Personas incómodas Pasé mis últimas horas de cautiverio intentando volver a dormir. Me habían desper tado los gritos de otra presa, amenazada por algún tipo de bicho en su cama. El plástico que envolvía los colchones se me pegaba a la piel, y no tenía otra almohada que mis propios pantalones arrugados bajo la cabeza. Los guardias vinieron a por mí al amanecer, cuando el miedo, la indefensión y el aislamiento ya me habían convertido en un muñeco dócil. Subí al furgón sin hacer preguntas y dejé que revisaran mi equipaje y me explorasen de arriba abajo una vez más. Me escoltaron hasta la misma puer ta de un avión y solo al aterrizar en España me devolvieron mi pasaporte, que tenía un sello nuevo, muy dis t into. Ahora tengo prohibido volver .

No soy la primera periodista que deporta Israel . La propia embajada en España de es te país –que presume de s er la única democr acia de Oriente Medio – presiona a medios y profesionales para s ilenciar las críticas a su Gobierno, como ha denunciado Reporteros Sin Fronteras. Recuperada del susto, pienso que, si soy una periodista incómoda, quizá es que algo estoy haciendo bien. Me duele pensar que s erá difícil volver a visitar todos los lugares que me enamoraron de Palestina, y ver a todas las personas que se convir tieron en amigos. Pero me duele más no saber cómo ayudarles. Porque yo conseguí la libertad en un pa r de días, pero…. ¿y ellos?

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

42


Composición (Playa de Gaza) hecha por la fotógrafa árabemarroquí Naoual Maaroufi con mucho cariño para Palestina


Ú LTIMA

HORA

MUERE EL SIONISTA SHIMON PERES LAS NOTICIAS 28

DE SEPTIEMBRE 2016: “MUERE A LOS 93 AÑOS SIMÓN PERES, EL

ÚLTIMO DE LOS FUNDADORES DE ISRAEL ”

E L 24

2012 E SCRIBÍ S OBRE EL PERSONA JE , UN D IARIO P ALE STINA H OY , DE SCRIBI ENDO SU

DE FEBRER O

E DITOR IAL EN EL

LABO R

AL FR ENTE DE UNA GRA N MAQUINARIA DE LAVA DO D E CARA DEL S IONI SMO , PONI ENDO LA CAPA D E LA SOCIAL DEMOCRACIA COMO UNA PIEL D E CORDERO ANTE EL MUNDO Y SOBR E TOD O ENTRE SUS INTER LOCUTORES DE E SA FORMACIÓN EUR OPEA .

EL

ARTÍCULO ; A

CONTINUACIÓN DEL QUE NI QUITO NI PONG O NA DA Y ME AFIRMO EN CALIF ICAR LE DE UN PERSONA JE SINI ESTRO :

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

44


Ú LTIMA

HORA

S HIMON P ERES : UN PERSONAJE SINIEST RO CON ALTO VOLTAJE DE FALS O

Shimon Peres: “Hay que detener la retórica de guerra en contra de Irán” El doble lenguaje de este siniestro personaje con alto voltaje de falso, no es nuevo, es el personaje de la política local e internacional que más daño ha hecho a la clase política, si algún día se le podría considerar político y no un intruso… debido a sus vaivenes en todas direcciones para al final no dejar ni una posición sin pasar por ella. Parece una figura de un carrusel en una feria que da vueltas para no acabar nunca en el mismo sitio. Este sionista de corazón y pensamiento, demostrado en sus muchas vueltas en su particular carrusel político, se paseó por todo el espectro político de la izquierda mundial, dándose por un hombre de paz y de justicia dentro de lo que le permite la “sociedad israelí” según sus no pocas manifestaciones, en la época del canciller Willy Brandt y otros mandatarios europeos de la socialdemocracia europea. Hasta el punto de llegar a hacer cambiar a muchos de este espacio político europeo, su versión y situarse en lo

que hoy en día es un “cacao mental” de muchos de estos políticos europeos de izquierda, que ya no saben dónde está la justicia que se autoproclamaban para sus pueblos y ahora están ante un dilema de conciencia perdida hacia la justicia para otros pueblos del mundo.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

45


Ú LTIMA

HORA

Este es el caso del político más falso y siniestro, como lo fue en su vida política activa Henry Kissinger para la causa árabe, pero con una diferencia clara, que éste personaje sus máscaras eran decoradas con símbolos de izquierdas y no dejaba de hablar de un modelo de justicia social, de democracias y de igualdad…etc. con lo cual dio al sionismo una nueva máscara o tal vez la única de expresión amable. Cumplió y sigue cumpliendo con su labor de malabarista en la política internacional, con una ansiedad de protagonismo y oportunismo político que le llevó a la presidencia del Israhell, como un broche a su carrera y en agradecimiento por todos los servicios prestados al sionismo. La semana pasada en España fue “EL ENTIERRO DE LA SARDINA: es una ceremonia con la que se anuncia el fin del Carnaval en diversos puntos. Los entierros suelen consistir en un desfile carnavalesco, que parodia un cortejo fúnebre y culmina con la quema de alguna figura simbólica, generalmente representando a una sardina. El entierro de la sardina carnavalesco se celebra tradicionalmente el miércoles de Ceniza y en él se entierra simbólicamente al pasado, a lo socialmente establecido, para que puedan renacer con mayor fuerza, para que surja una nueva sociedad transformada”. La sociedad mundial tiene que hacer su particular entierro político, de un miércoles mundial para todos estos personajes y quemar todas sus máscaras para que nazca un nuevo mañana y que la historia se ocupe de subrayar lo que no debería hacer un

político, poniéndolos como ejemplo. Shimon Peres: es el político que podría encender todas las mechas de las guerras e injusticias, incendiando el mundo, mientras da vueltas en su particular carrusel pidiendo paz y justicia.

A BDO T OUNS I

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

46


Peres o la prueba del 9

Joan Cañete Bayle

No es un proceso de paz como el que abanderaba el fallecido líder israelí el que solucionará el conflicto, sino un proceso de derechos humanos, justicia y reparación REUTERS. Simon Peres, en una imagen de julio de 1986.

Para un corresponsal en Jerusalén, Shimon Peres solía ser algo así como la prueba del 9 de si se entendían las dinámicas del denominado conflicto palestino-israelí. El corresponsal extranjero acostumbraba (acostumbra) a llegar a Jerusalén con una serie de ideas preconcebidas, las mismas que forman el 'mainstream' de lo que allí sucede. Por ejemplo: que aquello es un conflicto endiablado entre dos pueblos que tienen el mismo derecho sobre la misma tierra; que el objetivo supremo a lograr es la paz; que para ello hay, desde la Conferencia de Madrid a principios de los 90, un proceso de paz frágil, precario, siempre amenazado pero con una sospechosa mala salud de hierro, ya que nadie lo da por muerto y de tanto en tanto

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

48


alguien (un presidente estadounidense en la recta final de su mandato, un líder europeo, sobre todo francés, con ánimo de 'grandeur') intenta "relanzarlo"; que los "extremistas de ambos lados" amenazan y dañan el proceso de paz con la violencia; que los extremistas palestinos son muchos y variados, desde los "terroristas islamistas de Hamas" a la inoperante y colaboradora necesaria con la violencia Autoridad Nacional Palestina; que los extremistas israelíes son los llamados "halcones", y que para desespero de todos no hacen más sus tesis se imponen a las de las "palomas"; que las pocas veces que las "palomas" gobiernan en Israel se ven atrapadas entre estos dos extremismos porque, en realidad, no tienen "socios " para la paz ni en su propio bando ni por supuesto en el de los palestinos; que el campeón de estas palomas, el hombre de paz por antonomasia, era Shimon Peres. RABIN, ARAFAT Cómo no iba a serlo. Arquitecto de los acuerdos de Oslo. Premio Nobel de la Paz. Paciente negociador con un tipo tan imprevisible y en realidad poco de fiar como Yasir Arafat. Amigo y aliado fiel de Yitzak Rabin, a quien sus propios extremistas asesinaron para hacer descarrilar el proceso de paz. Alma del Centro Peres por la Paz, que apuesta por la coexistencia y la paz entre palestinos e israelíes. ¿Cómo va a ser criticable un político que organiza partidos de fútbol por la paz en el que palestinos e israelís comparten equipo? El primer impacto que recibía el corresponsal era comprobar la enorme impopularidad de Peres en su propio país. En Israel, el hombre de paz era considerado un político ambicioso y vanidoso, con sed de poder. Y un perdedor. Nunca pudo ganar una elecciones a primer ministro, y la larga lista de cargos públicos que ostentó fueron por designación o votación de los políticos, su entorno natural. Su discurso de la paz, desde mediados de los 90 hasta su muerte, era irrelevante en términos políticos, como demuestra la deriva de la propia sociedad israelí.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

49


PROGRAMA NUCLEAR El segundo impacto era estudiar de cerca, sin el prisma occidental, la carrera de Peres. Es decir, no escuchar sus palabras sino analizar sus actos. El último con vida de los grandes del sionismo, Peres participó junto a los fundadores del Estado en las sucesivas guerras desde 1948. Ello supone tener responsabilidad en la destrucción de poblaciones enteras árabes, la creación de miles de refugiados (la palestina es la comunidad de refugiados más grande del mundo) y, con la guerra de los Seis Días en 1967, la puesta en marcha de la ocupación de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este. Entre la población civil del Líbano su nombre no es asociado ni mucho menos a la paz. Otras de sus acciones en su larga carrera política fueron desarrollar el programa nuclear israelí (que se encuentra fuera del control internacional), sentar las bases e impulsar durante décadas la colonización de los territorios ocupados (uno de los grandes obstáculos para la anhelada paz), favorecer el crecimiento de Hamas en sus orígenes para debilitar la OLP, y participar en la operación Irán-Contra. El pasmo del corresponsal era que estos asuntos no son secretos que se cuchichean en los pasillos del poder israelís, sino hechos publicados, difundidos y aceptados abiertamente en Israel. Pero, ¿cómo se iba a criticar al hombre que organizaba partidos de fútbol por la paz? En la hora de su muerte, se mantiene esta disonancia entre lo que dicen de Peres los que están dentro de Israel y los que desde fuera construyen el discurso 'mainstream'. Solo hay que leer muchos de los textos, muy contenidos, que la prensa internacional publica desde Jerusalén, y compararlos con las entradillas de los informativos, las columnas-obituarios de los analistas y las piezas editoriales, generosas en palabras como "gigante", "héroe de la paz", "el último de los grandes del sionismo". RELACIONES PÚBLICAS La razón profunda de esta percepción contradictoria no es solo que Peres fue un

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

50


genio de las relaciones públicas. Nace de una concepción fatal del conflicto a la cual el fallecido presidente de Israel contribuyó como nadie. Es la concepción de los dos pueblos irreconciliables. La prueba del 9 que Peres suponía para el corresponsal era entender que los partidos de fútbol por la paz que juntan a palestinos e isralís no solo no sirven para nada, sino que son contraproducentes, comprender que lo suyo no es un problema de coexistencia. Cada día, a diario, palestinos e israelís hablan entre ellos y coexisten. En la selección israelí de fútbol. En la Ciudad Vieja de Jerusalén. En Tel-Aviv. En las localidades del norte donde viven más de un millón de palestinos con pasaporte israelí. En los 'check-points'. En las obras de ampliación de los asentamientos. En los autobuses en Jerusalén que conducen conductores palestinos. El asunto es cómo coexisten como ocupante y ocupado. El problema no es de dos pueblos irreconciliables que deben negociar la paz partiendo de una posición de igualdad, sino de un ocupante y un ocupado que mantienen una relación profundamente desequilibrada, desde los derechos civiles y humanos hasta la capacidad de hacerse daño, desde el acceso a recursos naturales a la buena prensa a nivel internacional. El discurso de la coexistencia y la paz (entendida solo como ausencia de violencia) que personificó como nadie Peres entierra la realidad de la ocupación.. La entronización del proceso de paz como objetivo en sí mismo al que Peres puso su rostro es contraproducente, porque un mal diagnóstico jamás sirve para solucionar un problema, como demuestra el desarrollo de la situación en Israel y palestina (entre ellos y a nivel interno) desde los fallidos acuerdos de Oslo y el hueco proceso de Madrid. No es un proceso de paz lo que solucionará el conflicto, sino un proceso de otorgar derechos humanos y civiles a los palestinos y de justicia y reparación. Y eso no se logra con partidos de fútbol.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

51


P UNTO Y SEGUIDO N AZANÍN A RMANIAN

atómica, fue quien buscó esta arma de destrucción masiva con el apoyo de Francia para conseguir una superioridad militar (en un mundo parecido a la jungla, donde reina la ley del más fuerte), que le ha servido para imponerse a todos y cada uno de las naciones de la zona. Fue Peres quien en 1986 autorizó al Mosad el secuestro del técnico nuclear israelí Mordechai Vanunu, por revelar lo que era el secreto a voces. En Roma, la agente Cindy sedujo al científico y una vez en un hotel le durmió con una inyección para luego enviarlo a Israel (¿Colaboró la policía italiana en esta operación?). Fue condenado a 18 años de cárcel. Las cerca de 200 bombas nucleares israelíes que hoy apuntan a Irán, le han servido a Israel para rechazar todas las propuestas de paz con los árabes, ir ocupando las tierras de los vecinos, y mantener a raya a las potencias regionales.

EL OTRO SHIMON PERES Sorprende la imagen sesgada que los medios de comunicación de masas occidentales están ofreciendo sobre el expresidente israelí Shimon Peres, fallecido el 28 de septiembre, a quien muestran como un gran referente de paz. El historial de Peres durante sus setenta años al servicio del colonialismo y el apartheid empieza en 1947-49 con su activa participación en la limpieza étnica de Nakba, en la que miles de palestinos fueron asesinados, decenas de miles fueron forzados a abandonar sus hogares, mientras sus tierras eran destruidas y ocupadas por las fuerzas sionistas. Años después, y bajo la justificación del “desarrollo natural del pueblo judío”, el político israelí siguió llevando a cabo el proyecto de la Gran Jerusalén, mientras anexionaba el 58% de los territorios de Cisjordania a Israel. Desde el Ministerio de Defensa, entre los años 1953 y 1965, Peres, que reiteraba que Israel no sería el primer país de la región en poseer la bomba

Respaldado por el arsenal de armas más mortíferas de la región y el apoyo del Occidente, Shimon Peres organizó el 18 de abril del 1996 la operación Uvas de la Ira al Líbano bombardeando Beirut bajo el pretexto de castigar a Hizbolá, aunque en realidad pretendía sacar el pecho en las elecciones generales del 29 Mayo. Perdió a favor de Netanyahu, aunque dejó 154 civiles muertos, cientos de heridos, y miles de desplazados. En el nombre de Yahvé, se mandaba a exterminar a los Untermensch. Sólo se le ocurrió decir que tenía “la conciencia tranquila”. Hoy, el ministro de Salud libanés, Wael Abou Faour le desea lo peor a su llegada a la otra vida al llamarle carnicero. Tampoco tuvo remordimiento de conciencia cuando lanzó las operaciones de Plomo Fundido (2009) y Pilar de Defensa (2012) contra la Franja de Gaza que dejaron miles de muertos y heridos. No debe sorprender que la élite militarista israelí haya establecido alianzas con grupos como Al Qaeda para preservar sus intereses. La destrucción de los tres destacados estados árabes, -Iraq, Libia y Siria-, y convertirlos en estados fallidos, están al servicio de la creación del Gran Israel. De hecho, el principal motivo de la guerra contra Siria es desmantelar el Eje de Resistencia contra Israel.

DETRÁS DEL PREMIO NOBEL Dos años antes de que en 1993 Simon Peres y Yaser Arafat compartieran el premio Nobel de la Paz, Iraq era aplastado en la Guerra del Golfo Pérsico bajo toneladas de bombas de una coalición militar

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

52


liderada por EEUU. Años atrás, Arafat había depositado su ilusión en la República Islámica de Irán al distanciarse de ayatolá Jomeini –quien prefería a Hezbolá y Amal antes que a una OLP laica. Asimismo, tenía la esperanza de que Husein se convirtiera en el contrapeso de Israel en la región, por lo que defendió a Iraq en la contienda. Al perder Saddam la guerra, Israel no perdonó este error de cálculo. Lo mismo que las petromonarquías del Golfo Pérsico, enemigos de Iraq: le cortaron las ayudas económicas, dejándo a la OLP aislada y pobre (mientras inyectaban millones de dólares a los islamistas palestinos), y expulsaron a miles de trabajadores palestinos de sus países. Israel ahogó la primera Intifada en su propia sangre e ignoró la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU el 21 de diciembre, que proponía la celebración de una conferencia de paz. Arafat se vio más obligado que nunca a entregar mayores concesiones y aceptar los Acuerdos de Oslo, tragando incluso el proyecto israelí de cantonalizar Cisjordania. “Israel no habría llegado a los acuerdos de Oslo sin su potencial atómico”, dijo Peres, quien a punta de ‘pistola atómica’ sometió a los palestinos, sin dejar de banalizar el Holocausto que supuestamente iba a cometer Irán contra los judíos, con sus inexistentes armas nucleares: exigía a Barack Obama intensificar el embargo sobre Irán, que impedía hasta el envío de medicamentos para los enfermos de cáncer.

Pero, ¿cómo es posible que los palestinos, teniendo poderosos hermanos árabes como los saudíes y 1200 millones de correligionarios musulmanes, no hayan podido conseguir sus objetivos de instaurar su propio Estado? ¿Se ríen de la pseudo doctrina de Choque de civilizaciones de Samuel Huntington? Los palestinos tendrían que leer a Lenin: cómo levantó el Estado socialista soviético en medio de la Primera Guerra Mundial y en un país ocupado por Alemania. Palestina se quedó sin líder cuando Israel mató a Arafat, como confiesa Peres en una entrevista a The New York Times, afirmando que él no lo hubiera hecho. “Peres stated he had “protected Arafat from several plots against his life” , dijo. La normalización de las relaciones entre Israel y Arabia Saudí o Qatar no está dirigida a poner fin al sufrimiento palestino ni suavizar la agonía de dos millones de gazatíes por el bloqueo israelí. ¡Se han unido contra Irán! Lo escenificaron el israelí Dore Gold y el saudí Anwar Eshki en junio del 2015 en Washington. ¡Cómo se tiraría de los pelos Huntington! También fue bajo su Presidencia en 2010 cuando nueve personas solidarias con Gaza que viajaban en el barco turco Mavi Marmara fueron asesinadas en un asalto de los militares israelíes. La solidaridad internacional no conoce miedo: mientras el barco de ‘mujeres rumbo a Gaza’ se acerca a Palestina, Peres abandona Israel para siempre.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

53


RECUERDOS DE SABRA Y CHATILA, LA MAYOR MATANZA DE CIVILES P A L E S T I N O S POR: IGNACIO CEMBRERO 1 7 de septiembre de 2012

Hace 30 años que las milicias cristianas masacraron a cientos de refugiados en los campamentos del sur de Beirut ante la pasividad del Ejército israelí que los cercaba

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

54


No sé muy bien por qué, pero entramos en Chatila por su lado más terrible. De sopetón el olor del aire cambió. El hedor era insoportable. Ahí, a mi derecha, yacían los cuerpos amontonados de decenas de mujeres y niños , muchos de ellos bebés, tirados en el suelo. Les habían matado disparándoles o acribillados a navajazos. Antes de morir las madres habían intentado salvar a sus hijos. De ahí que algunos bebés estuviesen sepultados bajo el cuerpo de su progenitora o incrustados entre s us pechos como para que no pudiesen ver el horror. Acabábamos de d escubrir la matanza de Sab ra y Chatila, la mayor de civiles palestinos desde que empezó el conflicto árabe-israelí. Eran l as nueve de la mañana del sáb ado 18 de septiembre de 1982 y ya hacía calor en esos campamentos de refugiados en los s uburbios meridionales de Beirut. Pero a esa hora aún ignor ábamos la magnitud de lo que, 30 años después, se sigue r ecordando con pesar e ira en el mundo árabe. Por Beirut, una ciudad noqueada tras su conquista, tres días antes, p or el Ej ército israelí, circulaba el rumor d e que algo había sucedido en esos campamentos . Ettore Mo, periodista del Corri ere della Sera y uno de los mej ores reporteros que he conocido, y yo tomamos un taxi rumb o al sur de la capital. Si en el centro había poca vida los suburbios eran un desierto. Nos topamos con el horror nada más fr anquear la entrada de Chatila. Estaban allí

los cadáveres de los palestinos descomponiéndose bajo un sol de justicia y nubes de moscas. Recuerdo que conté más de sesenta cadáveres aunque el número total de muertos rondaría finalmente los dos mil, según las estimaci ones más fidedignas. Eran casi todas mujeres algunas, las más jóvenes, con las fal das levantadas o desnudas de cintura para abajo porque probablemente habían sido violadas. Tapándonos la nariz nos adentramos p or alguna callejuela del campamento con las paredes salpicadas de sangre y ahí sí que encontramos a un puñado de hombres, muertos, la mayoría ancianos. También sorteamos el cuerpo de algún burro despanzurrado. La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) había cumplido su acuerdo con I srael y unas semanas antes había retirado de Beirut, por mar, a sus últimos combatientes. Por eso ningún miliciano armado custodiaba la entrada a los campamentos y sol o un puñado de jóvenes ofrecieron resistencia armada a los agresores. A Ettore Mo, que ya era un periodista veterano, se le saltaron las lágrimas. Dejó de hablar. Lloraba en sordina. Solo se oía el zumbido i ncesante de las moscas hasta que irrumpió una mujer corpulenta. Hablaba sin parar, pero no se dirig ía a nadie. Decía frases inconexas aunque alguna vez llegó a pedir: “Llévenme a cualquier lugar donde no nos maten”. Tenía la mirada perdida mientras jugueteaba con un pañuelo alargado. Supusimos que se había salvado de l a matanza.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

55


“Se ha vuelto loca”, nos dijo el taxista. La mujer había perdido la cabeza y el taxista perdió los nervios. Era musulmán suní y tenía motivos para estar aterrado. “Son los kataeb los que los han matado”, repetía. “Pueden volver y hay que marcharse”, advertía. Como los periodistas no se movían el chófer acabó amenazando: “Se vienen conmigo ahora o me voy solo”. Nos subimos al vehículo. Paramos a la salida de Chatila para proponer a la mujer llevarla al centro de Beirut, donde estaría más segura, pero declinó la oferta. Narrar lo qu e habí a sucedido en los campamentos de refugiados fue una odisea. Líbano se había quedado esos días sin teléfono, si n télex. Solo se podía conectar con el exterior a través del centro de prensa del Ejército israelí instalado en Baab da, cerca del palacio presidencial, que cerraba a las cinco. Llegar hasta allí era una aventura porque había que franquear decenas de controles israelíes, de milicias cristianas libanesas etcétera. Una vez allí, en comunicación con Madrid a través de la central de teléfonos de Tel Aviv, el sigui ente problema fue convencer a la redacción del periódico de que algo grave había ocurrido en Líbano. Las agencias de prensa internacionales tampoco habían podido dar a conocer la noticia. “¿De qué me estás hablando?”, me preguntaba sor prend ido el redactor-jefe con el que hablé. “Si las agencias no han dado nada de esto” , añadía.

No debí de ser el único que se topó con el escepticismo de su redacción. Por eso, cuando a las 16h. de aquel sábado, el servicio mundial de la BBC abrió su bol etín d e noticias con la matanza, la docena de corresponsales que en aquel momento estábamos en el centro de prensa israelí nos abrazamos bajo la mirada atónita de l os soldados que nos rodeaban. Por fin el mundo se iba a enterar. Dicté la crónica a gritos por teléfono porque la calidad de la línea era defi ciente. Apunté a que la masacre había sido perpetrada por la miliciana libanesa cristiana de Saad Haddad, creada por I srael en 1976, y “con la complicidad pasiva del Ejército israelí” cuyos carros de combate r odeaban los campamentos. Cuando acabé dos soldados israelíes, originarios de Argentina y Uruguay, se dirigieron a mí en tono educado. “Pensamos que está equivocado; nuestro Ejército no ha podido actuar como usted dice”, me dijeron. No lo estaba. En su libr o Sabra y Chatila: I nvestigación sobre una matanza (París, Seuil 1982), mi amigo el periodista israelí Amnon Kapeliouk, recoge una conversación telefónica que el general Ami r Drori , el artífice de la toma de Beirut, mantuvo el 16 de septiembre de 1982 con Ariel Sharon, ministro de Defensa. “Nuestros amigos avanzan en los campamentos. Hemos coordinado su entrada”, le comentó Drori. “Enhorabuena, la operación de nuestros amigos ha sido aprobada”, le contestó Sharon. Esa noche empezó la matanza que duró 40 hor as. Entre sus víctimas hubo nueve

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

56


mujeres judías cas adas con palestinos. Siguieron a sus maridos en el éxodo de 1948.

Sharon. Aun así fue nombrado ministro de Exteriores en 1996 y primer ministro en 2001.

Al día siguiente, el 19 de septiembre, regres é a los campamentos ates tados ya de sepultureros, voluntarios de la Cruz Roja, funcionarios d e UNICEF que establ ecían una lista de niños asesinados, cámaras de televisión y algunos refugiados palestinos que hab ían osado regresar. Caminé hasta la cercana Embajada de Kuwait, un edificio de medi a docena de pisos situado a unos 250 metr os de la entrada del campamento, en cuyo tejado estaban apostados los s oldados israelíes desde el 15 de sep tiembre.

Quedan aún muchas cosas por aclarar sobre l as circunstancias de aquella matanza que la Asamblea General de la ONU calificó de “genocidio” sin ningún voto en contra. Elías Hobeika, entonces jefe de la inteligencia de las Fuerzas Libanesas (principal milicia cristiana) es, en teoría, su principal culpable lo que no le impidió desarrollar una carrera política –llegó a ser ministro - en un Líbano tutelado por el régimen sirio.

Los militares de Tshal no me dejaron subir, p ero la cercanía con las pr imeras casuchas del campamento era tal que deduje que desde allí no solo se podía ve r lo que sucedía a los pies del edificio –la matanza se desarrolló también de día y durante la noche el Ejército israelí iluminó la zona sino que hasta se p udieron oír los gritos de las víctimas. Israel creó una comisión independiente, encabezada por el magistrado I saac Kahane, para investigar la tragedia. Llegó a la conclusión, en febrero de 1983, que su res ponsabilidad recae sobre las milicias cristianas pero también, indirectamente, sobre Ariel

Hobeika murió en un atentado en Beirut hace diez años, dos días antes de que acudiese a Bruselas para proporcionar su testimonio en un juicio, promovido por unos palestinos, contra Ariel Sharon. En una conversación mantenida justo antes de su muerte con dos periodistas belgas, Josy Dubié y Vi ncent van Quickenborn e, les reveló que aportaría pruebas de que la matanza fue obra del Ejército del Sur de Líbano, del general Haddad, y no de las Fuerzas Libanesas. Las Fuerzas Libanesas tenían vida propia aunque colaboraron con I srael. El Ejército del Sur de Líbano, una miliciana cristiana, fue un invento israelí para proteger su frontera norte con Líbano.

--------------------------------- ------

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

57


ONG DENUNCIA RÉCORD DE ACOSO A PERIODISTAS EN CISJORDANIA Y GAZA EN AGOSTO La organización no gubernamental MAD A, que se dedica al seguimiento de la libertad de prensa en Palestina, ha denunciado un incremento del acoso a periodistas durante 2016 y en particular

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

58


en el mes de agosto, sobre todo por parte de Israel. En un informe d el que da cuenta hoy l a agencia local Maan, MAD A denuncia 41 violaciones de la libertad de prensa en Cisjordania y Gaza, uno más que en marzo y once más que en julio. Según el informe, l as autoridades israelíes han cometido la mayor parte de estas violacio nes, 26 en total, mientras que el resto corresponden a los distintos organismos de seguridad palestinos, tanto en el territorio ocupado de Cisjordania como en la franja de Gaza. La más flagrante, a juicio de la organi zación, fue el cierre de la emisora de radio Al -Sanabel, con sede en la aldea de Dura, en el distrito de Hebrón por parte de I srael. Las autoridades israelíes la clausuraron el pasado 31 de agosto con el argumento de que instigaba a la violencia, y en una redada militar el Ejército se llevó los equipos de emisión y destruyeron las oficinas. MADA también destaca el prolongado arresto administrativo (sin juicio) del periodista palestino Omar Nazzal, al que I srael acusa de instigar a la violencia y que se ha declarado en huelga de hambre para conse guir su liberación. Otra periodista fue herida el 3 de agosto cuando soldados israelíes le dispararon una granada de estruendo directamente a la pierna mientras cubría una manifestación al sur de Ramala, frente a la prisión de Ofer. Del lado palestino, la violación más grave fue el arresto durante 18 días por la seguridad de la ANP de un periodista de Qalkilia. EFE

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

59


27 de septiembre de 2016 Messina - Italia el velero Zaytouna-Oliva, de la flotilla Mujeres Rumbo a Gaza. Será su última etapa hacia el puerto de Gaza, donde se espera que llegue durante los primeros días de octubre.


SIETE DÍAS NAVEGANDO CON MUJERES RUMBO A GAZA, POR YUDIT ILANY

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

62


Conoce a la periodista Yudit Ilany en su semana de viaje c on Mujeres Rumbo a Gaza, mientras hace escalas en puertos del sur de Europa c on el fin de romper el bloqueo de Israel sobre Gaza.

DIARIO DE A BORDO Durante oc ho años activistas internac ionales han tratado de romper simbólicamente una década de bloqueo israelí contra la Franja de Gaza. En 2008, la marina israelí dejó atravesar a dos flotillas. Dos años más tarde, los c omandos israelíes mataron a diez activistas en el Mavi Marmara. Cada año desde entonces los y las ac tivistas han intentado atravesar con nuevas flotillas, todas las cuales han sido detenidas por Israel. Este año la coalición de la Flotilla de la L ibertad lanza Mujeres Rumbo a Gaza con una flotilla de dos barcos llamados Amal-Esperanza y Zaytuna -Oliva. La reportera de Israel Soc ial TV, Yudit Ilany, está navegando en el velero Zaytuna -Oliva. Este es su cuad erno de viaje de la primera semana. Hemos resumido el diario de Yudit. La serie multimedia completa se encuentra en la página Facebook de Social TV’s Facebook page .

DÍA 1 —BARCELONA El velero Amal- Esperanza, atracado en Barcelona. (Yudit Ilany) Hace calor y humedad. El sol abrasa, pero Barcelona es increíble y se olvida fácilmente. No porque sea una ciudad preciosa – que lo es– sino ante todo por el inspirador grupo de activist as en esta ciudad. Personas que te inspiran esperanza no solo con sus palabras, sino con sus acciones y dedicación. Y su amabilidad. El festival en torno al lanzamiento de la flotilla, c on sus artistas, músicos e intérpretes, es una feliz y ruidosa mezcla de arte, ideología y saber vivir. El público es una fantástica simbiosis de gente y creencias de todo tipo, y algún que otro turista, muchos de los cuales visitan la c iudad durante la fiesta de Eid al - Adha. Y luego están los demás: en Barcelona y tras habe r recorrido una difícil ruta desde el campamento de refugiados de Yarmouk en Siria, vive el joven Muhammad, c uyos abuelos nac ieron en Jaffa y vivían en el barrio de Manshiye. Y su compañera de Alepo, cuyas raíces se remontan a Nazaret. O el Dr. Muhammad, un médico especialista que trabaja en un hospital local y cuyos padres también son originarios de Manshiye (Jaffa).

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

63


En Barcelona hay una comunidad palestina relativa mente importante que, en c ooperac ión con otros muchos grupos de ac tivistas, abre sus brazos a los refugiados; un grupo se especializa en encontrar lugares que puedan ocupar los refugiados. Saben dónde busc ar, cómo proceder y su trabajo está dando buenos resultados. Problema resuelto. Lo hace el voluntariado, que también ha organizado el festival con un increíble cuidado, dedic ación y profesionalidad. Yo vivo en Jaffa y amo mi ciudad. Podeis sac arme de Jaffa por un tiempo, pero no podréis privarme de Jaffa. Charlar con los refugiados sirios que nunca la han visitado, pero que aman la c iudad de una manera que tal vez yo no consiga nunc a, me entristece mucho y luego me enoja. Me hablan de Manshiye, donde vivían sus abuelos y jugaban en calles que ya no existen. El olor a azahar reemplazado por el hedor del diesel de los autobuses.

HAY TANTA INJUSTICIA. El velero Amal- Esperanza llegó ayer a Barcelona. Hoy llegará la pequeña embarc ación en la que navegaremos mis amigas y yo, el velero Zaytuna -Oliva. Las aceitunas están ligadas a la tierra y profundamente arraigadas

DÍA 2 — LA NO VIOLENCIA Y LA POLÍTICA CATALANA La prensa israelí informó ayer que el gobierno de Israel ha pedido al español que nos impida abandonar hoy el puerto de Barcelona. Los polític os catalanes ven las cosas de manera diferente. Una delegación de Mujeres R umbo a Gaza se reunió ayer c on una comisión en el Parlament de Catalunya. En mi intervención ante la comisión desc ribí la extrema situación que atraviesa Gaza, una larga lista de meros hechos, que no llegan para describir la catástrofe vivida por 1,8 millones de personas en una situación imposible.

Video

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

64


Israel es responsable de esa situación desastrosa, que está empeorando día a día. La comisión parlamentaria (o grupo de trabajo, como lo llamaban), donde están representados todos los grupos, escuchó nuestra aportación y decidió presentar una propuesta al Parlament para exigir que Israel detenga el bloqueo de Gaza. Barcelona apoya a la flotilla c on calidez. La fiesta de despedida, organizada por personas voluntarias de muchos grupos diferentes, es increíble. La prensa israelí, por lo que he visto, habla de “propaganda anti- israelí”. Con esta lógic a, toda actividad por los derechos humanos y la no -violencia es “anti -israelí”, supongo.

Miles de asistentes en la despedida de Mujeres R umbo a Gaz a en Barcelona. (Yudit Ilany) Hay espec táculos de circo, conciertos, así como talleres, conferencias y debates. El ambiente es cálido y acogedor. La gente viene y va. Y es maravilloso e inspirador: el taller de ayer sobre no violenc ia que dieron personas que se negaron a servir en el ejército d e Franco fue increíble. Desde los primeros objetores hasta el establecimiento de la prestac ión soc ial sustitutoria en 1978 (cuando hubo más jóvenes que se negaron a hacer el servicio militar obligatorio que soldados) y la abolic ión del servicio militar obl igatorio en 2001. Hemos discutido las formas de no violenc ia y la prác tica democrática y sus tác ticas. Estos últimos días en Barcelona han sido muy c alurosos y húmedos. Por la noche bajó la temperatura y llovió. Hoy nos pondremos a navegar y espero que el mar esté en calma.

DÍA 3 — LA HORRIBLE SOMBRA DEL MILITARISMO

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

65


Batucada en la fiesta de despedida de Mujeres R umbo a Gaz a, Barcelona. (Yudit Ilany) Así que I srael ha ultimado un acuerdo armamentístico de diez años con los Estados U nidos. Se hacen millonarios y lo presentan c omo un gran éxito. El precio no lo pagarán “ellos”, sino nosotros, todos nosotros, como resultado del sangriento conflicto que ya está fuera de control. ¿Pero a quién le importa? Se forran de dinero y ese es el punto, el único punto. El terrible acuerdo armamentista eclipsa la maravillosa despedida de Mujeres Rumbo a Gaza desde el puerto de Barcelona. La gente de Barcelona con sus numerosas ONG y activistas, así como la alcaldesa de la ciudad, la feminista Ada Colau de Barcelona en Comú (Podemos, en el original), políticos nac ionales, cantantes y bandas de músic a. Emprender la singladura al sonido de “ Sólo le pido a Dios“, c on decenas de miles de personas a lo largo del extenso muelle aplaudiéndonos al pasar, fue alentador y nos fortalece, dándonos esperanza y razones para el optimismo.

Miles de asistentes despiden a Mujeres Rumbo a Gaza en Barcelona. (Yudit Ilany)

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

66


En la flotilla hay mujeres de 17 países, de edades comprendidas entre los 26 y 76 años. El ambiente a bordo es bueno, aunque las c ondiciones son incómodas. Pasé mi primera noche de guardia con Fauz ia, nuestra médica, que es de Malasia. Era una noche fría, pero el tiempo pasó rápidamente, y la mayor pertur bación fueron dos gatos que paseaban su pereza por los lugares donde estábamos amarrados. Estoy en el velero más pequeño, el Z aytuna -Oliva, cuyo nombre proviene de la embarc ación de vigilanc ia de ac tivistas internacionales, lanzado en 2011 para observar y vigilar los ataques de la armada israelí sobre los pescadores palestinos y sus barcos, a los que a menudo disparaban, detenían y embargaban o dañaban seriamente los barcos. Creo en la acción no violenta y estoy orgullosa de estar en el Z aytuna, alzando nue stra voz contra el bloqueo y por la paz, porque no hay otra manera.

DÍAS 5 Y 6 — EN ALTA MAR

Yudit Ilany (a la derecha) en el velero Las autoridades españolas plantearon muchos problemas burocráticos (aparentemente, las autoridades israelíes pidieron al gobierno español que nos parase) así que tuvimos que salir a hurtadillas del puerto de Barcelona; y una patrullera de la Guardia Civil Costera nos siguió hasta que llegamos a Premiá de Mar. De no haberlo hecho así, habríamos quedado atrapados en Barcelona todo el fin de semana, tal vez por bastante más tiempo. Y, por supuesto, el lunes por la mañana, habrían inventado otra excusa para no permitirnos zarpar. Era evidente que solo eran pretextos para intentar detener la salida de la flotilla. Nuestra nave he rmana, Amal-Esperanza había zarpado la víspera, pero se vio obligada a regresar después por problemas graves en el motor. Estuvimos atracadas un par de horas en Premià de Mar, donde observamos la puesta de sol y a la

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

67


espectac ular luna llena alzarse. Despué s de unas horas, recibimos el último impreso oficial (gracias a las activistas españolas por el fantástico apoyo logístic o) que nos permitió salir ofic ialmente de aguas españolas y pasar la noche navegando en un mar en calma. Cuando me levanté para el turn o de guardia a las 4 de la madrugada, estábamos de lleno en aguas internacionales rumbo a Francia. Justo al salir el sol, pasó un enorme barco de pasajeros blanc o brillante. Un café exc elente (gracias Emma) me ayudó a permanecer despierta. Las nubes grises y un fuerte viento se convirtieron en un vendaval lleno de olas altas de cresta blanca que se estrellaban contra el Zaytuna, que las resistía bien. Nuestra experimentada capitana (la tasmaniana Madeleine, que ha capitaneado muchas misiones de rescate de r efugiados en el Mediterráneo con Médicos Sin Fronteras) nos hizo atravesar el vendaval con seguridad. Esto supuso sin embargo que nos mareásemos casi todas. Tener que cuidarnos unas a otras creó fuertes lazos entre nosotras.

Video

Las fuertes lluvias, vendavales y olas altas son divertidas vistas cuando estás sec a desde la orilla. L a cosa cambia a bordo de un velero de 15 metros. Pero “en Gaza las cosas están peor” así que, ¿de qué nos quejamos? La atención experta de nuestra médica, la Dra. Fauz ia – que tampoc o se sentía demasiado bien – nos ayudó a pasar ese difícil día. A pesar de los ataques ocasionales de náuseas me gustó el espectác ulo de las olas rompiendo sobre la ventana del techo de la cabina y observar la gran vela blanc a principal. Hoy sábado las olas son todavía bastante altas pero menos “loc as”. Navegamos con rapidez y, mientras estoy escribiendo esto, parece que alc anzaremos Ajaccio a primeras horas de la mañana del lunes. Ya podemos ver una débil primera silueta de la costa de Córcega. En estos pocos días que hemos compartido nos hemos convertido en una c omunidad más cercana,

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

68


ayudándonos unas a otras, compartiendo cosas, hablando de política, feminismo, y también asuntos personales hasta bien entrada la noche. Sí, estamos en una misión polí tica, una manifestación c omo ninguna otra. Deseamos recordarle al mundo que la situación en Gaza es imposible, no “cercana al desastre”, sino más allá del horror. Es más, deseamos recordar a la gente que Israel tiene la responsabilidad de levantar el bloqueo. En Gaza mantienen prisioneras a unas 1,8 millones de personas, no hay libertad de movimiento ni para entrar ni salir de esa pequeña franja de tierra. El paso fronterizo de Rafah con Egipto está abierto solo unos pocos días al mes y los miles que espera n cruzarlo por lo general son rec hazados. Los pasos hacia Israel están cerrados para casi todo el mundo. Después de 11 años de bloqueo y tres guerras, la más joven generac ión de Gaza no conoce otra cosa. Esta situación no puede c ontinuar, no debe continuar .

DÍA 7 — AJACCIO, CÓRCEGA La vista es impresionante. L as altas montañas rodean una bahía azul. Una antigua c iudad portuaria c on casas de c olor pastel a lo largo del muelle, las proverbiales palmeras y muchos pequeños barcos en su puerto deportivo, entre e llos nuestro Zaytuna. Dos gigantescos cruceros están amarrados no lejos de nosotras. Un pequeño grupo de activistas loc ales nos estaban esperando a las 2 de la madrugada (gracias por la cálida ac ogida). Después de una buena noche de descanso nos entrevista ron los medios de comunicaciones locales y nacionales . Después de unos días a bordo, la tierra firma parece temblar y moverse, una sensación extraña. Es el momento para dar un paseo por la ciudad en busca de una c onexión Wi -Fi dec ente para subir mis archiv os de vídeo. Hasta ahora no he tenido mucha suerte. Anoc he una tormenta causó estragos en los sistemas de c omunic ación de la isla. Una gran gaviota está cagando en la c abeza de la estatua de Napoleón en la plaza del merc ado central, deliciosa comida y recuerdos llamativos, la combinación habitual que uno encuentra en muchas ciudades turísticas.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

69


Video

Por teléfono me entero de las detenciones de varios activistas de Balad , otro escenario de la lucha de Israel c ontra activistas políticos y su deslegitimación de cualquier persona con puntos de vista diferentes a la opinión dominante sionista colonialista. También me entero de que la m inistra de Justicia, Ayelet Shaked siguevilipendiando a los activistas del BDS . Comparar una táctica no violenta como el boico t con el terror no sólo desafía cualquier lógica sino que puedeponer en peligro a los propios ac tivistas del BDS . Es solo cuestión de tiempo. Y tal vez sea eso precisamente lo que quiere lograr: otro intento de asustarnos para que guardemos silenc io. En el día de hoy algunas mujeres dejarán la flotilla y otras subirán a bordo, venimos de tantos países. Mucha gente de Gaza es tá siguiendo la flotilla y continúa enviándonos mensajes de bienvenida. ¡Gracias chicas! Espero que nos dejen pasar. Hay mucho que hacer en el Z aytuna; es increíble la cantidad de pequeñas cosas que pueden fallar con el mal tiempo: filtraciones de agua a t ravés de pequeños agujeros del techo acristalado de la cabina después de otra ola se estrelle sobre la misma. El c able roto de nuestro generador eólic o de elec tricidad, necesidad de cambiar los cables y cuerdas para manipular la vela mayor, tenemos que con seguir lejía o algo parecido para los baños. Prometí limpiar los cuatro baños (c ada cabina tiene el suyo) porque el olor ha llegado a… No hay necesidad de compartir esto c on más detalle. Solo espero encontrar guantes y lejía. Estoy viendo nubes grises acer cándose desde la sierra. Cuando se dirigen hacia el mar, tienes en cuenta este tipo de cosas. Es hora de volver al Zaytuna. — Publicac ión original: +972 magazine

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

70


NUESTRA CONSEJERA EDITORIAL SANDRA BARRILARO COMENTA SUS FOTOS: Un honor estar en compa ñ ía de valientes mujeres rumbo a Gaza, J ALDIA

A BUBAKRA (parlamentaria espa ñ ola y refugiada palestina), J EANETTE E SCAMILLA (parlamentaria sueca y refugiada chilena) y M AIERD M AGUIRRE (premio nobel de la paz e irlandesa del norte)

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

71


“MUJERES RUMBO A GAZA” BUSCA ROMPER BLOQUEO A PALESTINA P OR R EDACCIÓN

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

72


El próximo 14 de septiembre la flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza, una iniciativa de la Coalición I nternacional de la Flotilla de la Libertad, partirá rumbo a Gaza desde Barcelona con una tripulación compuesta por mujeres con el objetivo de denunciar y romper el ilegal e inhumano bloqueo israelí a Palestina. Durante los días 12, 13 y 14 de septiembre distintos actos en apoyo a la flotilla tendrán l ugar en el muelle Bosch i Alsina de Barcelona, donde estarán amarrados los barcos. En entrevista con AmecoPress, Laura Arau, portavoz de l a iniciativa en el Estado español explicó que “la fl otilla quiere traer a la primera plana mediática el castigo colectivo que sufren millones de personas y la asfixi a humana y económica a la que está sometida la población de estos territorios”. “Nuestras flotillas u otras misiones navales son una denuncia ante la inacción de la comunidad internacional frente a este sufrimiento y a la vez un llamamiento a la solidaridad de la sociedad civil con l a resistencia palestina. Creemos firmemente que estas acciones, el boicot y los grupos de apoyo en el terreno conseguirán sumar fuerzas para poner fin a la injusticia de una ocupación que se prolonga desde hace ya 67 años” , agregó Arau.

LA LUCHA DE LAS MUJERES PALESTINAS

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

73


Pero Mujeres Rumbo a G aza no busca únicamente desafi ar el bloqueo israelí, sino también mostrar solidaridad y llevar un mensaje de esperanza a la población palestina, en especial a las mujeres palestinas, que han sido fundamentales en l a lucha del pueblo palestino en Gaza, Cisj ordania, en la Palestina del 48 y en la diáspora. Las mujeres palestinas “sufren una triple discriminación”, asegura Laura. La discriminación que ejerce el Estado de I srael sobre todo el pueblo palestino, también sobre ellas. La que tiene que ver con el pa triarcado y que afecta a todas las mujeres del mundo. Y, por último, la discriminación de la mirada occidental que las recluye en espacios domésticos cuando son mujeres que están actuando en otros espacios comunitarios, culturales, sociales y políticos. Las mujeres palestinas han jugado un papel principal en organizaciones comunitarias y movilizaciones desde la primera intifada, el levantamiento de 1987. La influencia de las mujeres se vio facilitada por el compromiso con las comunidades de base, de oposici ón a la movilización militar, una estrategia que resultó particularmente atractiva para las mujeres dadas las limitaciones de género en la ac tividad política. Al principio, las mujeres recibieron formación y medios para mantener sus hogares y participar en el levantamiento. Se crearon nuevas

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

74


organizaciones para cubrir los huecos en servicios, resultantes de la lucha para mantener sus barrios y familias unidas. Cuando los comités vecinales fueron prohibidos en 1988, las mujeres tuvieron que crear nuevos grup os informales y formales. Las mujeres también trabajan en la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y otras organizaciones ofi ciales. Sin embargo, debido a la ocupación, gran parte de este trabajo se lleva a cabo extra oficialmente y apenas recibe reconocimiento. “Por todo ello, es importante hacer oír sus voces”, reclama Laura. Las mujeres en Pal estina participan en todos los sectores sociales y en todas las formas de resistencia. Defienden sus derechos y los derechos de sus hijos e hijas y sus comunidades con valor y determinación. Las familias hacen que sus hijos e hijas asistan a la escuela a pesar de los controles israelíes y del continuo hostigamiento que sufren. Durante la recogida de la aceituna y en manifestaciones populares se enfrentan a los sol dados y colonos. A pesar de su enorme importancia, su trabajo en el seno de las organizaciones femeninas resulta casi invisible. Ellas son inspiración y modelo para todas las mujeres y todos los hombres que sueñan un mundo mejor. Laura Arau explicó que están tra bajando

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

75


codo a codo con organizaciones de mujeres de allí, intentando tejer vínculos, no solo en el trabajo, sino en el discurso y en la transmisión de información y comunicación de las realidades que vivimos y los proyectos que se llevan a cabo.

NO VIOLENCIA Todas las iniciativas en las que participa la Coalición de la Flotilla de la Libertad se basan, tanto teóricamente como en la práctica, en el marco ideológic o de la no violencia. “Nuestra posición es siempre la de oponernos a la opresión mediante estra tegias no-violentas. Nuestro objetivo es poner fin al bloqueo ilegal israelí por medios pacíficos”. Se trata de la “desobediencia frente al ejército más potente del mundo pero con una base legal que nos protege”, dice Laura Arau para explicar lo que se hac e en los barcos. Esas acciones serán objeto de un taller que van a impartir. Las reivindicaciones de Mujeres Rumbo a Gaza no dejan de estar enlazadas con otras muestras de injusticia y deshumanización que suceden actualmente. La cruel respuesta que Europa ha dado a la llamada crisis de las personas refugiadas y frente a las muertes de personas que cruzan el Mediterráneo buscando una vida mejor es una de ellas.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

76


“Consideramos que el problema de l a crisis de refugiados radica en la nula voluntad política” afir ma Laura. Y recuerda que 5 millones de las personas refugiadas en el mundo son palestinas. “Hay un vínculo muy directo con Siria. Muchos de esos refugiados son de origen palestino que ahora se encuentran en Líbano y Jordania donde sus derechos civiles les han sido arrebatados”. Los veleros Amal (E speranza) y Zaytun (Oliva) llevarán la voz de mujeres del todo el planeta en solidaridad con las mujeres palestinas, que son bastión de resistencia y lucha contra la ocupación y el bloqueo israelíes. Del 12 al 14 de septiembre los veleros estarán amarrados en el muelle Bosch i Alsina del Puerto de Barcelona (cerca de la parada de metro Barceloneta), donde se desarrollarán actividades en solidaridad con Palestina y recibirán el apoyo de toda la gente y de multi tud de colectivos que apoyan esta c ampaña. Cualquier persona u organización puede participar en la iniciativa. Hay muchas formas de i mplicarse: compartiendo información con sus contactos, organizando eventos locales para la recaudación de fondos, uniéndose a los grupos de trabajo o haciendo una donación a través de cualquiera de las campañas que participan en este proyecto.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

77


Jaldía Abubakra: "Las mujeres palestinas llevan luchando cientos de años" Hablamos con Jaldía Abubakra, activista hispano-palestina, militante de Izquierda Unida y miembro de BDS Madrid, Unadikum y Palestina Toma La Calle.

Clara Asín Ferrer

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

78


Jaldía Abubakra, una de las tripulantes de la Flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza. / Clara Asín Hoy parte desde el Puerto de Barcelona la Flotilla de Mujeres Rumbo a Gaza. Decenas de activistas viajarán en dos barcos llamados Amal, que significa Esperanza, y Zaytouna (oliva) hacia Palestina para denunciar el bloqueo ilegal Israelí, la ocupación y la sociedad patriarcal. Las mujeres palestinas se han convertido en un símbolo de resistencia y lucha en todo el mundo por la opresión a la que están sometidas. Hablamos con Jaldía Abubakra, palestina, activista española, militante de Izquierda Unida y miembro de BDS Madrid, Unadikum y Palestina Toma La Calle. Jaldía salió de Gaza a los nueve años y siempre ha intentado volver a su tierra. Conversamos sobre la impunidad, la vulneración sistemática de derechos humanos, el silencio de la comunidad internacional y el papel que desempeñan las mujeres palestinas.

Es el primer año que se hace una Flotilla de mujeres. ¿Cómo llegaste a participar en el viaje? La Flotilla la he seguido desde el principio como palestina que soy. Todo lo que tenga relación con mi tierra lo sigo y lo apoyo, y este año, como dio la casualidad que iba a ser una flotilla de mujeres, me puse en contacto con Laura Arau y ella me dijo de participar. No me lo pensé ni un momento, desde el primer minuto dije que sí, encantadísima. El significado de esta Flotilla es muy importante por el reconocimiento que le da a la lucha de las mujeres palestinas, me siento muy honrada por participar. Las mujeres palestinas llevan luchando cientos de años, no desde la ocupación del 48, sino mucho antes. Los datos oficiales recogidos de la organización de las mujeres en Palestina datan de principios del S.XX, sobre el año 1903. En esa época, las palestinas se organizaban para luchar contra la ocupación inglesa, había muchas asociaciones y también solidaridad entre las mujeres de la ciudad y del campo, hacían escuelas y daban información. No sólo luchaban por la libertad del pueblo palestino sino también por sus derechos como mujeres reivindicando su lugar en la sociedad.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

79


Ahora mismo la mujer palestina lucha contra la ocupación israelí y contra el sistema patriarcal. Sí, es una doble lucha. Han luchado desde siempre. Me sorprendí cuando descubrí que ellas organizaban huelgas y hacían piquetes a los establecimientos que no la secundaban, por ejemplo en la gran huelga del año 36. Había nombres de mujeres registradas en la correspondencia del cónsul inglés en Londres en las que señalaban a muchas mujeres palestinas como alborotadoras. Una de ellas estuvo expulsada y muchísimas encarceladas. Aquí, en Occidente sorprende, porque la imagen de la mujer palestina está muy estereotipada, como la imagen de todas las mujeres árabes, pero creo que la palestina aún más.

¿Qué factores repercuten en la vida de las mujeres palestinas en este contexto de guerra? Hay de todo: hay mujeres liberadas, trabajadoras, amas de casa, de todo. A parte, la mujer palestina sufre el peso de tener que dar apoyo moral a toda la familia, al núcleo familiar. La mujer palestina “no se puede derrumbar”. Le pueden matar a un hijo y parece fuerte, pero no es así. Ha habido muchos malintencionados que han dicho que a las mujeres palestinas no les duelen los hijos… ¡Por supuesto que les duelen! ¡No hay ninguna madre a la que no le duela la pérdida de su hijo! Pero ella tiene que mantenerse fuerte, porque como está montando el sistema tiene que ocuparse del resto de la familia. Esa fortaleza le causa estragos, he visto a mujeres con palpitaciones y taquicardias y no saben por qué, y es todo este dolor.

¿Cuál es el papel de la mujer trabajadora en Gaza? En Gaza hay muchísimas mujeres trabajando, a pesar de la tasa de paro, las mujeres gazatíes tienen puestos en muchos lugares. La tasa de mujeres universitarias, tanto en Gaza como en el resto de Palestina es altísima, incluso hay mujeres que destacan en muchos ámbitos. Hay una estudiante de química en Gaza que ha inventado un material para sustituir el cemento, también la mujer palestina Hanan al-Hroub, la mejor profesora del mundo, que ha ganado el Nobel de la enseñanza. Y así, una larga lista

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

80


¿Creéis que llegaréis hasta la costa palestina? Siempre puede pasar de todo… Me he planteado muchos escenarios, aunque en algunos países no están los Gobiernos que esperábamos como en Grecia, nos da un poco de esperanza. Los acuerdos de Turquía e Israel preocupan un poco más, pero espero que Israel no se atreva a hacer lo que hizo con el Mavi Marmara, además viene una mujer que fue en esa Flotilla y perdió a su marido, lo asesinaron.

¿Qué relaciones establece Israel con otros países para cometer este tipo de agravios con total impunidad? Israel está haciendo muchas relaciones con otros países para lavar su careta y ahora hay un acercamiento hacia Rusia. Rusia les ha propuesto un encuentro con una autoridad palestina, siempre intentan agradar. Gracias a la campaña del BDS, la imagen de Israel se está desenmascarando, la farsa de que es un país democrático, con un ejército moral, moderno, etc. Ya se tambalea en muchas partes del mundo. Si hicieran algo contra la Flotilla, esa imagen caería mucho más y se les vería la imagen de terroristas y agresores, no les interesa. Además el BDS tiene una acción pacífica, así que no nos preocupamos. Nosotras sabemos a lo que vamos y, si no llegamos, llegaremos a la conciencia de la sociedad internacional. Este bloqueo lleva una década con la población sufriendo todo tipo de calamidades, enfermedad, desabastecimiento, agresiones constante…

En Israel hay una derechización bastante fuerte dentro del Gobierno, pero a la vez promocionan a Tel Aviv como una de las capitales más modernas del mundo, por ejemplo situándola como un símbolo de la defensa de los derechos LGTBI ¿Por qué hacen este tipo de maniobras? Es mentira todo, desde Madrid, durante las fiestas del Orgullo, hicimos mucha campaña para sensibilizar y concienciar a la población LGTBI. Hemos hablado con asociaciones de Palestina, de los territorios del 48, de los Ocupados, donde están marginadas personas LGTBI por el simple hecho de ser palestinas. Israel sólo respeta estos derechos para los judíos israelíes, pero los derechos humanos no se pueden partir, son para todos.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

81


¿Crees que habrá una respuesta desde el Estado español y otros países ante la Flotilla? Esperemos que sí, creemos que somos muchas mujeres de muchos países defendiendo un mensaje: no queremos que estén de parte del agresor. Israel desde hace muchos años mueve la economía mundial, pero la gente, el pueblo, queremos derechos humanos. Esta acción está apoyada desde muchísimas ciudadanas de otros países: Estados Unidos, Noruega, Holanda, España…

En 2015 estuviste detenida por Israel cuando fuiste al entierro de un familiar. Sí, estuve cuatro meses retenida. No podía salir. Cuando murió estaba abierta la frontera por Egipto y tenía un pase especial de Unadikum, brigadas internacionales, y aproveché para ir, pero en dos días la cerraron. Siempre he intentado ir a Gaza desde que tengo uso de razón. Me puse en contacto con el Consulado español para ver si podía salir por la frontera norte de Gaza (controlada por Israel) y me dijeron que era imposible.

En ese momento estábamos en campaña preelectoral Sí, salí segunda en las listas para candidata al Senado por Unidad Popular y a través de mis compañeras de partido se formó una gran movilización. Se unieron todos, el partido, las asociaciones propalestinas e hicieron recogida de firmas, también una carta al Ministerio de Exteriores. Al final, mi caso se convirtió en mediático y cuando me llamaron de la Agencia EFE en Jerusalén ya empezó a agilizarse todo, en cuatro días ya pude salir.

¿Cómo estuviste allí? Encantada, estaba con mi gente. Llevaba años sin ir, no conocía a mis sobrinos. A pesar de todo, a gusto, aunque ellos no estaban a gusto. Se ha luchado por mí, pues que también se luche por los dos millones de gazatíes. No sólo el problema es salir, sino también entrar. A Gaza no entra prensa y eso es inadmisible. Necesitamos que se pueda entrar y salir porque es parte de la solución. La gente tiene que saber lo que está pasando allí, hay

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

82


que abrir la Franja para mezclarse con el mundo. Es muy difícil ponerse en la piel de los palestinos y palestinas. Más de 4.000 casos de cáncer sin tratamiento sabiendo que no puedes salir, los jóvenes que quieren estudiar fuera… El sentirte encerrada en sí es matador, recuerdo que lo hablaba con Valeria Corté, una chica venezolana que vive allí en Gaza y me explicaba: “Jaldía, yo puedo estar en Caracas y no salir de allí en dos años, porque no me apetece, pero el saber que tienes una alambrada alrededor”. Y, además ahora, que quieren construir un muro…

En Gaza habrá una generación de niños y niñas que crecerán con grandes problemas psicológicos, según informes de la UNRWA. Sí, muchos niños de diez años ya han conocido tres “guerras”. Quieren acabar con la población palestina. Es un genocidio. Los están matando con enfermedades, como objetivos militares, de hambre y de angustia. En Gaza está empezando a haber suicidios. De la impotencia. De no poder hacer nada. Estuve hablando con una Asociación de Psicólogos y me decían que cuando les contaban la situación de miedo les costaba mucho darles tratamiento o consuelo cuando ellos mismos han vivido ese terror.

¿Qué respuesta tiene la Comunidad Internacional? La ONU ha sancionado muchísimas veces a Israel. Sí, más de 500 resoluciones… pero sigue. Ve que es inmune y por eso es importante la acción del BDS, porque tienen que darse cuenta los propios israelíes de que no está bien lo que están haciendo. Mucha gente nos pregunta ¿Por qué el boicot cultural, si la cultura une a los pueblos? Porque Israel utiliza la cultura para normalizar sus actos terroristas y genocidas. Cuando les señalan, lo repiensan. Imagínate, durante la Operación Margen Protector en 2014, muchos israelitas iban a los montes con cervezas a ver cómo bombardeaban Gaza, como si estuvieran viendo un partido de fútbol. ¿Qué tipo de sociedad es ésta? Piensa en el colono que ha quemado viva a la familia Dawabse, que los sacó de su casa, les rocío con un producto para que no se pudiera apagar. Hace dos días un colono atropelló a una niña en Belén… Todos estos crímenes permanecen impunes.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

83


LAS MUJERES QUE LUCHARON POR LA LIBERACIÓN DE PALESTINA Varias mujeres protagonistas de la resistencia palestina relatan a eldiario.es la historia de su lucha y la represión sufrida Aseguran que la liberación de su pueblo va de la mano de la liberación de las mujeres: "Para que seamos libres, tenemos que serlo nosotras dentro de nuestra sociedad" Este miércoles sale hacia la Franja el barco de la iniciativa "Mujeres Rumbo a Gaza" para "honrar el espíritu impermeable" de las mujeres de la resistencia palestina Isabel Pérez - Franja de Gaza (Palestina)

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

84


Mariam Abu Daqqa (segunda por la izquierda) durante la primera Guerra de El Líbano. | Foto cedida por Abu Daqqa. "No viviré abandonada o atada. Tengo un mañana y por ese mañana marcharé, revolucionaria, rebelde. No tengo miedo de los tornados que ocupan el horizonte. Provocaré un seísmo en todo el mundo y marcharé con un ejército unido". Son los versos que Mariam Abu Daqqa escribió en una carta al jefe de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Ahmed Shukeiri, cuando supo que el llamamiento a filas no incluía a mujeres. Era 1967 y pronto estallaría la Guerra de los Seis Días con Israel que terminó con la ocupación israelí de las zonas palestinas de la franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén-Este, los Altos del Golán sirios y la península egipcia del Sinaí. Una tarde, mientras estudiaba debajo de un albaricoquero, un primo llegó y le propuso ser fedaya, guerrillera. "Por fin lo había conseguido. Hombres y mujeres, fedayín de la guerrilla nacionalista palestina, luchando juntos", recuerda con nostalgia. Su madre se convirtió en su confidente. Escondía los panfletos y las granadas con las que entrenaba y convencía a su padre de que las horas fuera de casa las pasaba con sus primas. Hasta que llegó el día en que los soldados israelíes rodearon su casa y la detuvieron. El interrogatorio estuvo cargado de violencia. "Sentía que estaban jugando con mi cabeza como si fuera una pelota, golpeándola de una pared a otra. Me preguntó si temía por mi honor –una forma de amenazar con ser violada–. Le dije que mi honor es mi madre patria", relata Abu Daqqa.

Mariam Abu Daqqa con una foto de ella misma a los 15 años, justo antes de ser encarcelada. | Foto: Isabel Pérez Tras seis meses de cárcel, Mariam fue liberada. La forzaron al exilio, quedando abandonada entre Israel y Jordania hasta que llegaron las brigadas del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) con las que, a los

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

85


29 años, Mariam Abu Daqqa se convirtió en una de las primeras mujeres líderes militares. En la primera Guerra de El Líbano (1982) comandó a guerrilleros de ambos géneros, no sin pocas críticas que eran acalladas por su valentía y su agilidad con el RPG. "No se puede negar que las mujeres tuvimos un papel importante en la liberación de Palestina, y todavía lo tenemos, porque resistir es también criar a los hijos e hijas, es no emigrar de Palestina o participar en la vida política", afirma Abu Daqqa, quien hoy es miembro del politburó del FPLP. No es la única figura femenina palestina en la resistencia armada. Fátima Barnawi, nacida en Jersualén en 1939 y con raíces africanas, entró a formar parte de las filas de Fatah en 1966. En 1967 llevó a cabo una operación, frustrada por israelíes, contra el cine Zion en Jerusalén- Oeste. "Después de aquello volví a Qalqilia, donde trabajaba como enfermera. Vinieron los israelíes y me detuvieron. Soy negra, por eso me descubrieron. Fui la primera prisionera palestina de los territorios ocupados en 1967", cuenta Barnawi desde su casa en Gaza.

Fatima Barnawi con dos famosas fotografías suyas tomadas durante su arresto. | Foto: Isabel Pérez Dos años después, comenzaron a llegar más y más jóvenes mujeres a la cárcel. "Era sorprendente, las mujeres habían roto el tabú y participan en la liberación de Palestina. Ahí estaban las compañeras Mariam Shakhshir, Doris Khuri, Rasmiya Odeh…", recuerda. La mención de esta última le hace sonreír. Ella fue la que le motivó a formar parte del intento de fuga de la cárcel israelí de mujeres. "Cavamos un agujero con ayuda de todo lo que encontramos, como las cucharas de la cocina. Los israelíes se dieron cuenta y acordonaron la zona, pensaban que iba a escapar toda la cárcel. Yo les dije que no iba con ellas porque mi color era demasiado llamativo", explica.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

86


Todo resultó en vano y Barnawi fue liberada 10 años después, cuando fue expulsada de su tierra. Cuenta que más tarde volvió, y cuando se formó la Autoridad Palestina, Arafat le pidió que formara la primera sección de mujeres policía en Gaza. La lucha pacífica de las mujeres palestinas El papel de la mujer en la liberación no siempre ha estado cargado con fusiles. Khadiya Assalman es hoy una anciana muy venerada en la franja de Gaza que años atrás formó parte de una resistencia desarmada y pacífica. En su casa de Beit Lahiya cuenta a eldiario.es cómo organizó el primer acto de desobediencia femenino contra la ocupación militar israelí. "Era 1971 y habíamos llegado a un punto en el que los israelíes habían detenido a todos hombres y jóvenes de Beit Lahiya, solo quedábamos las mujeres", relata Assalman. Fue ella quien organizó todo. " Les dije que las mujeres debían salir y enfrentarse a los soldados, pero sin armas, ni siquiera armas blancas. Solo con sus puños”, explica. Durante el choque con los sorprendidos soldados israelíes, muchas fueron heridas y hospitalizadas. "A algunas heridas las llevaron al hospital y las sedaron para que no continuaran las protestas", añade la anciana.

Khadiyya Assalman con una mención honoríficas de un grupo palestino. | Foto: Isabel Pérez Pero no se dieron por vencidas y poco después organizaron una marcha pacífica, que también fue reprimida por los soldados. "Usaron excavadoras para apartarnos. Cogían con ellas a las mujeres y las tiraban a un lado", recuerda Assalman. A base de pelear lo suyo consiguieron que el gobernador de la ocupación militar israelí en el norte de la franja les prometiera un mejor trato durante las redadas. "La revolución es hermosa. Estoy orgullosa de lo que hice, orgullosa de ser palestina", sentencia.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

87


Con el acceso a la educación muchas mujeres abrieron otro 'frente'. Sigue siendo pacífico, pero también es académico, cultural, aunque incluso de este modo, persisten las amenazas del exilio o del encarcelamiento. Como le ha sucedido a la poeta Darín Tatour, palestina de un pueblo de Nazaret (Israel), quien responde a nuestras preguntas desde un apartamento que se ha convertido en su celda, y que un juez israelí dictó que estuviera a 40km de su casa familiar. Explica que está bajo detención domiciliaria desde enero de 2016, no puede salir ni usar Internet. Su 'crimen' fue el poema "Resiste mi pueblo, resístelos", por el cual Israel le acusa de incitar a la violencia. De su tobillo cuelga un aparato electrónico que controla su localización. "El arte es lucha y, en nuestro caso, buscamos obtener derechos. Para mí la poesía es la forma de expresión como oprimidos, para mostrar nuestro sentimiento de represión, decepción y dolor. Pedir la liberación es un derecho fundamental para la persona reprimida, las leyes internacionales hablan de esto", reclama Tatour. Ella pasó tres meses en la cárcel antes de ser puesta bajo detención domiciliaria y cuenta cómo allí se encontró incluso con menores de edad. "Es una vergüenza para el mundo que las mujeres sea tratadas así en las cárceles. Hay que poner fin a la ocupación israelí", denuncia.

Cartel por la liberación de Darín Tatour cedido por su padre. Un barco de mujeres hacia Gaza Tras la creación de la Autoridad Palestina (1994) la Unión General de Mujeres Palestina (UGMP) trabaja principalmente en la lucha nacional contra la ocupación para establecer un Estado palestino, pero "también en la lucha social sobre la base de igualdad y derechos de la mujer", aclara Amal Hamed, directora de la unión en su rama de Gaza. Entienden que la liberación de Palestina va de la mano de la liberación de las mujeres. "Para que seamos libres, tenemos que serlo dentro de nuestra

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

88


sociedad", apunta Hamad. Sabe que esta semana algo llega para remover conciencias. Este miércoles saldrá rumbo a sus costas el barco del proyecto "Mujeres Rumbo a Gaza", a bordo del cual van varias activistas de todo el mundo que buscan apoyar la causa de las mujeres palestinas. "Lo agradecemos profundamente. Cualquier esfuerzo internacional es bienvenido, sobre todo si es de mujeres", apunta Hamad. Lo mismo cree Intimaa Alsdudi, una joven refugiada palestina que vive en Gaza. Miembro del PSCABI (Campaña Estudiantil Palestina para el Boicot Académico de Israel, en sus siglas en inglés) y feminista con estudios en Género e Interseccionalidad, Alsdudi está en contacto, sobre todo, con las mujeres sudafricanas. "Las mujeres negras apoyan a las mujeres palestinas. Conectan su libertad a un discurso más amplio de derechos humanos y feminismo", explica la joven. Afirma que existe una analogía entre el BDS (Campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel) y la lucha contra el Apartheid sudafricano. "La escritora Alice Walker cree que la causa palestina es una causa de toda la humanidad", dice. Con la ilusión de quien sigue a un modelo, Alsdudi señala: "Walker habla de su propia historia por ser negra y mujer en los EE.UU. y abraza el papel valiente de las defensoras y defensores de los derechos humanos de las flotillas rumbo a Gaza".

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

89


ACADÉMICOS DE EEUU LLAMAN A BOICOTEAR ASENTAMIENTOS ISRAELÍES

Imagen tomada en la ciudad de Hebrón, en la ocupada Cisjordania, muestra los edificios construidos en el asentamiento ilegal de Kiryat Arba en las afueras de la ciudad palestina, 30 de junio de 2016.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

92


Más de 70 intelectuales de EE.UU., mediante una carta, llaman a boicotear los asentamientos de Israel, así como sus bienes y servicios en los territorios ocupados. De los firmantes de la carta, publicada el viernes en la revista estadounidense New York Review of Books, se puede mencionar a los académicos Bernard Avishai, Michael Walzer, Peter Brooks y Deborah Dash Moore, el escritor Adam Hochschild, el periodista Adam Hochschild y el columnista del diario israelí Haaretz Peter Beinart. Los intelectuales y académicos también han llamado al Gobierno de EE.UU. que excluya los asentamientos de los beneficios comerciales otorgados a las empresas israelíes y retire todas estas entidades israelíes en la ocupada Cisjordania de las exenciones fiscales. “Nuestra esperanza es que los boicots dirigidos (a Israel) y los cambios en la política estadounidense, limitado a los asentamientos israelíes en los territorios ocupados, animarán a todas las partes a negociar una solución de dos estados para el conflicto de larga data”, reza la carta.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

93


Académicos brasileños apoyan el boicot cultural a Israel - HispanTV.com En poco menos de tres días hasta 200 académicos brasileños han firmado una carta en línea de apoyo al boicot de las instituciones académicas israelíes. Asimismo, los firmantes pidieron bloquear cualquiera inversión que promueva la ocupación del régimen israelí hasta el momento en que se negocie un acuerdo de paz entre Autoridad Nacional Palestina (ANP) y el régimen de Tel Aviv. El boicot de los productos del régimen israelí se ha intensificado tras la agresión masiva los israelíes a la Franja de Gaza en 2014 que dejó más de dos mil palestinos muertos y otros 11.000 más heridos, además de unas 108.000 casas destruidas. Asimismo, los datos presentados por el partido de la Iniciativa Nacional Palestina muestran que el régimen de Tel Aviv perdió más de 31 mil millones de dólares en el año 2015 debido a acciones del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), lo cual ha provocado la indignación de los responsables israelíes, quienes exigieron cualquier medida, incluso asesinar a los seguidores de ese movimiento, para detener su creciente avance. alg/ncl/rba

Nuestra esperanza es que los boicots dirigidos (a Israel) y los cambios en la política estadounidense, limitado a los asentamientos israelíes en los territorios ocupados, animarán a todas las partes a negociar una solución de dos estados para el conflicto de larga data", según la carta firmado por más de 70 intelectuales y académicos de EE.UU.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

94


PALESTINA, LIMPIEZA ÉTNICA Y REPRESIÓN Invitados por Addameer, una organización palestina de Derechos Humanos y Apoyo a los Prisioneros, José Schulman y Alberto Daniel Teszkiewicz, por la Liga Argentina de los Derechos del Hombre, visitamos Palestina, junto con dirigentes de movimientos de derechos humanos de Colombia, México, Chile, Paraguay y el País Vasco, a fines de mayo de este año.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

96


Desde entonces hemos estado difundiendo lo que ya sabíamos de la situación, producto de nuestra militancia en el movimiento de solidaridad con Palestina, y lo que aprendimos y vivimos en carne propia en ese importante viaje. Addameer actuó con amplia generosidad, y nos facilitó la visita a Jerusalén Oriental, Ramalah, Belén, Jericó, Hebrón, el valle del Río Jordán, los campos de refugiados de Aída y Al Jalazoon, y la corte militar de Ofer, donde presenciamos un juicio. Nos reunimos con ex detenidos políticos, familiares de detenidos, dirigentes políticos y de organizaciones sociales. Constantemente teníamos a la vista el muro que rodea palestina, que en gran parte se encuentra más allá de la línea de armisticio, en territorio palestino, y que produce separación de familias, y de campesinos respecto del campo que trabajan. Al terminar la visita colectiva a Palestina, José y yo nos reunimos con organizaciones políticas y de derechos humanos israelíes y participamos de algunas de sus actividades. Pudimos compartir tanto su vitalidad como el hecho de que cada vez son más perseguidos políticamente por una sociedad y un estado cada vez más derechizados y represivos. Esta presentación se concentra en nuestro viaje a Palestina, por lo que omite nuestra experiencia con estos compañeros. La difusión y el debate de la situación palestina son imprescindibles. El drama que vive cotidianamente el pueblo palestino bajo ocupación es muy grave. Es imprescindible un gran movimiento de solidaridad internacional, como los que acompañaron a los pueblos vietnamitas y sudafricano, para que la situación avance hacia una salida digna para el pueblo palestino. Entre los materiales que se refieren a nuestra visita recomiendo especialmente las crónicas publicadas por José Schulman[1], que la describen con precisión y emoción. Los sufrimientos del pueblo palestino son muchos, y el tema es muy extenso. En esta presentación me concentraré en dos aspectos: la limpieza étnica y la represión. La limpieza étnica La Palestina del Mandato Británico en 1947 ocupaba 28 mil km². Para ubicarnos en lo que esto significa pensemos que nuestra provincia de Tucumán tiene 22 mil km². La población era de 5 millones y medios de habitantes, de los cuáles, los judíos palestinos y los que habían inmigrado a partir de fines del siglo XIX y especialmente a partir de la segunda guerra mundial, constituían el 33%. La Resolución de la Asamblea General de la ONU N° 181, del 29 de noviembre de 1947, que dispuso la partición de Palestina, luego de una serie de ajustes, dividió el territorio entre judíos y árabes palestinos aproximadamente por mitades, creando al

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

97


mismo tiempo una zona internacional, que incluía Jerusalén y Belén, y que nunca se implementó. Esta distribución de la tierra generaba un territorio judío con 39% de población árabe palestina, y un territorio árabe palestino con un 1% de población judía. La resistencia de la población árabe palestina, y de los estados árabes, a la partición de su tierra, se resolvió con un conflicto armado. Cuando en 1949 se firmaron los armisticios con Egipto, Jordania y Siria, Israel ocupaba 22 mil km², el 78% del territorio. Jordania ocupaba Cisjordania, 5.700 km², al este de Israel, y Egipto la Franja de Gaza, 570 km², al oeste, sobre el Mar Mediterráneo. En 1967 Israel ocupó militarmente Cisjordania, Jerusalén Oriental y la Franja de Gaza. Hoy la Autoridad Nacional Palestina reclama el fin de la ocupación y la creación de un Estado Palestino libre y soberano, con capital en Jerusalén Oriental, en este 22% del territorio de la Palestina de 1947, una superficie que aproximadamente equivale al doble del Gran Buenos Aires. Israel se comprometió a la creación de este estado a través de los acuerdos de Oslo de 1993, pero ha violado todas las disposiciones de estos acuerdos desde entonces. Hoy Israel tiene algo más de 8 millones de habitantes, de los cuáles un 20% son palestinos del 48 (palestinos que permanecieron en el territorio ocupado por Israel en forma permanente), y un 20% judíos de origen en países de habla rusa. De estos 8 millones, 500 mil no viven dentro de Israel, sino que son colonos en tierras palestinas de Jerusalén y Cisjordania. Las leyes internacionales prohíben totalmente transferir población civil a territorios militarmente ocupados, de manera que todos estos colonos son ilegales. La política de colonización de las tierras palestinas ha sido sistemática y constante, bajo todos los gobiernos israelíes. Hay colonos que responden a razones políticas e ideológicas, como los de Hebrón, que actúan como avanzada en el reemplazo de población de los territorios palestinos, en camino hacia una futura anexión definitiva. Otros responden a condiciones económicas: Israel otorga muchas facilidades a los colonos, muchas veces ciudadanos israelíes pobres, como créditos hipotecarios especiales, y otras, para que participen de la ocupación ilegal de la tierra palestina. Esto se ve fuertemente en Jerusalén, donde Israel se esfuerza por impedir que crezca su población palestina, y al mismo tiempo desarrolla nuevas colonias para construir un Gran Jerusalén judeizado. Los palestinos son 10 millones.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

98


Entre el territorio de Israel y los territorios palestinos no hay auténticas fronteras, y los límites, que no respetan las líneas del armisticio del 49, son difusos. Lo mismo sucede cuando queremos simplemente contabilizar a la población palestina. Cuando el sionismo inició el proceso de colonización de Palestina se propuso dos objetivos que resultaban necesarios para la constitución de un estado judío en un territorio ocupado: obtener la propiedad de la tierra, y reemplazar a sus habitantes. Tanto durante la Nakba (la expulsión de palestinos de su tierra en 1948) como durante la Naksa (la ocupación de 1967), los israelíes han recurrido al terror para que la población palestina abandonara sus tierras. Masacres como la de Deir Yassin o Ein al Zaytoun tuvieron como objetivo básico no tanto destruir la población de un pueblo, como propagar el terror entre el conjunto de la población palestina, para que abandonara sus tierras. Desgraciadamente esta campaña terrorista resultó muy exitosa. Es la forma dura que adoptó la limpieza étnica y permitió que Israel se apropiara de amplias superficies de tierra. Hoy la Autoridad de la Tierra de Israel administra la tierra del Estado y la del Fondo Nacional Judío, que en conjunto constituyen el 93% de la tierra de Israel. El restante 7% pertenece a organizaciones religiosas, y a propietarios privados. De dónde surge esta tierra estatal? En Israel siguen vigentes las leyes del Imperio Otomano, las del Mandato Británico y las dictadas por el parlamento israelí (Knesset). Existía desde el Imperio Otomano un conjunto de tierras estatales, que fueron ampliadas mediante expropiaciones argumentando motivos de seguridad o de utilidad pública. Además una ley otomana pasaba al estado las tierras de quienes se ausentaran de Palestina, en base a ella las tierras de los refugiados que debieron abandonar el territorio del nuevo Estado de Israel en 1948 fueron incorporadas como tierras de ausentes al fondo de tierras estatales. La ocupación de 1967 trajo un problema jurídico: muchos de los refugiados de 1948 estaban ahora en territorio bajo jurisdicción israelí. El problema se resolvió fácilmente: fueron declarados legalmente presentes ausentes, presentes en el territorio, pero ausentes en cuanto a su derecho de reclamar sus tierras. Estas tierras administradas estatalmente se otorgan a la población en arrendamiento. Y este otorgamiento es en general discriminatorio por parte del Estado, que privilegia ocupantes judíos frente a ocupantes palestinos. Cuando se abren resquicios a esta discriminación muchas veces son los mismos vecinos que se movilizan para impedir el arrendamiento por parte de palestinos del 48. A la limpieza étnica dura (las masacres, la expulsión de población, la destrucción de viviendas, la expropiación de

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

99


tierras) se agregan así múltiples formas de limpieza étnica blanda y semiblanda. Una piedra basal de estos mecanismos de limpieza étnica es la fragmentación real y legal de la población palestina. Podemos reconocer al menos seis grupos de palestinos, con derechos distintos, y crecientes dificultades para su interrelación. En primer lugar, están los palestinos del 48, que como dijimos, son 1.600.000. Tienen ciudadanía israelí, pero numerosas leyes (se han contabilizado más de 25) les otorgan menores derechos que a los ciudadanos israelíes judíos. En segundo lugar están los palestinos de Jerusalén Oriental, unos 250.000. En 1980 Israel anexó a Jerusalén Oriental, y declaró a Jerusalén su capital eterna e indivisible. El Consejo de Seguridad de la ONU, por la resolución 478, con la única abstención de EEUU, condenó esta anexión y declaró que «constituye una violación del derecho internacional» y «supone un serio obstáculo para el logro de una paz completa, justa y duradera». Esto no obsta para que Israel continúe con el desarrollo de un Gran Jerusalén cada vez más judeizado. Se incorporó la tierra, pero no a sus habitantes palestinos a los que sólo se les otorgó permiso de residencia. Este permiso es realmente precario, los palestinos deben demostrar permanentemente que “el centro de sus vidas” está en Jerusalén, para no perderlo y no ser expulsados hacia Cisjordania, como ha sucedido en miles de casos. Cuando el Tribunal Supremo israelí fue consultado sobre el estatus de estos residentes, muchas de cuyas familias llevan centenares de años viviendo en Jerusalén, resolvió que a los efectos legales debería considerárselos inmigrantes. En tercer lugar, está el 1.500.000 de palestinos de la Franja de Gaza, de los cuales 1.250.000 son refugiados[2]. La Franja es una de las zonas más densamente pobladas de la tierra, y la mayor cárcel a cielo abierta del mundo. Egipto, que también tiene frontera con la Franja, colabora con el bloqueo de parte de Israel, que prácticamente no permite la circulación ni de personas ni de mercaderías imprescindibles para la construcción, la salud, la alimentación, la vida misma. Israel no permite el paso por tierra, impide el funcionamiento de un aeropuerto, y tiene a la Franja bloqueada por mar. Es apenas una anécdota, pero esta semana la Federación Palestina de Fútbol interrumpió su campeonato y protestó ante la FIFA porque Israel no permite llegar a varios jugadores del equipo campeón gazatí al territorio Cisjordano[3]. Está población está sometida no sólo a las incursiones militares para llevarse prisioneros, sino a constantes ataques y bombardeos de distinta intensidad. La operación Margen Protector de 2014 dejó más 1500 muertos, entre ellos 539 niños y niñas, miles de heridos, y la masiva destrucción de infraestructura y viviendas.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

100


En cuarto lugar, los habitantes de Cisjordania, bajo ocupación militar desde 1967, con sus áreas A, B y C, y las especiales H1 y H2, a las que nos referiremos más adelante. Son 2.600.000, de los cuales 900.000 son refugiados. En quinto lugar, los refugiados fuera de los territorios ocupados, que tienen absoluta prohibición de regresar al histórico territorio palestino, a los que aplican leyes especiales referidas a infiltración. Hay 2.800.000 refugiados palestinos en Jordania, 470.000 en Siria (donde son los más expuestos a la guerra que allí se desarrolla), 440.000 en el Líbano, y 350.000 en otros países. En sexto lugar, los emigrantes, que también tienen prohibición de regresar, aunque en casos individuales lo logran. En América hay 300 mil, básicamente en Colombia y Chile. Volvamos a Cisjordania. La división en áreas fue acordada entre Israel y la ANP en 1992 (Acuerdos de Oslo). Las áreas no son contiguas, lo que convierte a Cisjordania en un archipiélago de zonas con diferentes estatus jurídicos, diferentes autoridades, y grandes dificultades de comunicación, donde existen a su vez colonias y tierras estatales israelíes. El Área A tiene en teoría control pleno de la ANP, y ocupa el 18%, del territorio. Comprende las ocho grandes ciudades palestinas: Nablus, Jenin, Tulkarem, Qalqilya, Ramallah, Bethlehem, Jericho y el 80 % de Hebron. Desde el 2002 el Ejército Israelí, violando los acuerdos de Oslo, ingresa, especialmente de noche, para realizar detenciones de palestinos. El ingreso al Área A está prohibido a los ciudadanos israelíes, incluso a los palestinos del 48. Hebrón, donde se concentran los colonos israelíes más agresivos, tiene una situación especial. Está dividida en las áreas H1 y H2. El sector H1 está bajo autoridad palestina, y allí habitan 140.000 palestinos. El sector H2 está bajo control militar israelí. Allí viven 30.000 palestinos y menos de mil colonos israelíes. La agresividad de estos colonos, que nosotros vimos y vivimos en nuestra visita, se ejemplifica claramente con la matanza de 1994. El colono Baruch Goldstein el 25 de febrero entró en la Mezquita de Ibrahim, con varias granadas y un rifle M16. Disparó indiscriminadamente hacia los fieles, asesinó a 29 e hirió a más de 120. Finalmente fue muerto por los palestinos. Desde entonces los colonos y judíos extremistas de todo Israel le han rendido un culto particular. Incluso le erigieron un mausoleo, que debieron derribar por decisión del Tribunal Supremo de Israel en 1999. Desde entonces le rinden homenaje en su tumba, especialmente en el aniversario de la masacre, durante la fiesta de Purim. El Área B está bajo control civil palestino, y de seguridad conjunto. Comprende el 22% del territorio. Está formado por unos 440 pueblos palestinos.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

101


El Área C está bajo control israelí pleno, lo que impide el crecimiento y la creación de nuevas zonas urbanas palestinas. Comprende el 60% del territorio. Incluye las colonias, zonas militares y reservas naturales israelíes. Muchas de estas zonas son declaradas primero militares o reservas, y finalmente convertidas en colonias. Allí viven 300.000 palestinos y 500.000 colonos. La comunicación se basa en rutas segregadas, para israelíes o palestinos. Todas ellas interrumpidas por checkpoints, donde la arbitrariedad permite o no el paso de los palestinos. Naftalí Bennet, ministro de Educación de Israel, y uno de sus dirigentes políticos más extremistas (si esta expresión tiene algún sentido) propone hace años la anexión plena del Área C, donde se encuentra el 60% de las fuentes de agua de toda Palestina (incluyendo a Israel), y que cumple el ideal sionista de un territorio amplio con relativamente pocos habitantes palestinos. Esta propuesta es reiteradamente condenada por el primer ministro Benjamín Netanyahu. Pero si miramos objetivamente los acontecimientos, es justamente lo que sucede cotidianamente. El objetivo israelí parece ser la anexión definitiva, de hecho, de la mayor parte de Cisjordania, y la conversión de las ciudades y pueblos palestinos en bantustanes, como los que existieron en Sudáfrica. Cuando visitamos el Valle del Jordán (casi totalmente Área C) pudimos comprobar como una política sistemática e impúdica de privación de agua (mientras los palestinos carecen de ella, en las colonias judías que están allí mismo se exhiben piscinas) llevó a la disminución de los 130 mil campesinos que había en 1967 a los menos de cincuenta mil que resisten hoy allí. Muchos son los métodos con los que Israel implementa la limpieza étnica blanda. El principal es quizás la denegación de residencia. Vivan donde vivan los palestinos, Israel decide si se puede quedar o no. Por ejemplo, si un palestino de Jerusalén se casa con un palestino de Cisjordania, dentro de ciertos rangos de edades resultará imposible conseguir la residencia en Jerusalén para ambos. Pero si el palestino de Jerusalén decide entonces trasladarse a Cisjordania para vivir con su pareja, perderá definitivamente la residencia en Jerusalén. También opera en este sentido el régimen de permisos: para cualquier cosa un palestino necesita un permiso. Para moverse, para acceder a las propias tierras si están en ciertas zonas, por ejemplo del otro lado del Muro de Separación, para cultivarlas, para construir o ampliar viviendas. Y en general es imposible conseguirlo. En los últimos años, en el Área C no se han aprobado más del 1,5% de los pedidos de permiso de construcción. Cuando frente a necesidades imprescindibles los palestinos construyen sin permiso, se dictan órdenes de demolición de las viviendas.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

102


Luego, el urbanismo discriminatorio. Las leyes de planificación, los planes generales, y otras medidas limitan cómo y dónde pueden vivir los palestinos. Creando guetos cada vez más pequeños. La confiscación de tierras, arbitrarias y sin explicaciones. El racismo institucionalizado a través de leyes que diferencian entre los derechos de israelíes judíos y palestinos, tengan o no ciudadanía israelí. La denegación de recursos naturales y servicios. Las zonas habitadas por palestinos carecen por completo o tienen muy malos servicios urbanos, de salud, de educación, de cultura. La represión Esta política de limpieza étnica permanente genera resistencia. Y frente a la resistencia Israel responde con represión, una represión continua durante décadas. Existe la represión dura, de la que tenemos generalmente noticias: ataques militares, ajusticiamientos extrajudiciales. Pero además existe una sistemática política de represión cotidiana. Desde 1967, más de 750.000 ciudadanos palestinos han sido detenidos. Entre ellos, 15.000 mujeres y decenas de miles de niños. Cerca del 40% de la población masculina ha pasado por las cárceles israelíes. Estas cárceles, salvo una, violando las leyes internacionales, se encuentran en territorio israelí, lo que complica seriamente las visitas familiares. En general, las detenciones son sorpresivas y nocturnas, para evitar la reacción de los vecinos. No se informa en tiempos que pueden ser prolongados el destino del detenido. Las torturas son habituales, y el Tribunal Supremo las ha autorizado. Los niños son interrogados sin presencia de sus padres. La detención administrativa es una modalidad que vuelve aún más arbitraria la represión: el fiscal puedeinformar en secreto, sin conocimiento del acusado y de su defensor, todos o parte de los motivos de la detención, sólo al juez, impidiendo toda posibilidad de defensa. En principio la prisión administrativa no puede prolongarse más de seis meses, pero puede renovarse indefinidamente. Hay prisioneros que han pasado ocho años en prisión administrativa. En el mes de mayo de este año Addameer informaba: 7000 prisioneros, 715 de ellos administrativos. 424 niños, 104 menores de 16 años. 70 mujeres. Estos prisioneros son palestinos del 48, de Jerusalén Este y de los Territorios Ocupados.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

103


7 son integrantes del Consejo Nacional Palestino. 30 están en la cárcel desde antes de la firma de los tratados de Oslo, en 1995, que preveían la liberación de todos los prisioneros. Están sentenciados a más de 20 años 900 prisioneros. Dos noticias fuertes de estos días, no son más que ejemplos de la situación cotidiana. Bilal Kayed está en huelga de hambre desde el 15 de junio, ahora hospitalizado. Había cumplido una condena de 14 años y medio de cárcel, pero a la fecha en que debía ser liberado se lo condenó a prisión administrativa de 6 meses sin explicación. Por supuesto que estando preso no puede haber cometido nuevos delitos. Decenas de prisioneros se declararon también en huelga de hambre en solidaridad, y hay una gran campaña internacional por su vida y su libertad. Muawiya Alqam es un niño palestino de 14 años. El domingo 17 de junio fue sentenciado a 6 años y medio de prisión y una multa de u$s 6700.- que debe pagar su familia. Fue arrestado en noviembre de 2015 junto a su primo Alí Alqam hoy de 12 años, acusados de intento de asesinato de un guarda del tranvía de Jerusalén, y posesión de un cuchillo. El primo está en un centro de detención juvenil, donde permanecerá al menos un año. Alí recibió tres balas, una de ellas en el estómago. El guarda sólo tuvo heridas leves. El futuro En nuestro viaje también vimos: voluntad de resistencia, afirmación nacional, organizaciones sociales y culturales de gran vitalidad. La persistencia de la lucha palestina y la solidaridad internacional pueden liberar al pueblo palestino. Palestina vencerá! [1]

https://cronicasdelnuevosiglo.com/2016/06/02/unpoema/https://cronicasdelnuevosiglo.com/2016/06/09/unainmensa-carcel-llamada-palestina/

[2]

Cada vez que nos referimos a refugiados se trata de los que fueron expulsados en 1948 y sus descendientes.

[3]

Finalmente por presión de la FIFA y las federaciones europea (UEFA) y asiática (AFC) de fútbol el 2 de agosto los futbolistas gazatíes pudieron llegar a Hebrón, en Cisjordania.

Fuente: Alberto Teszkiewicz, Contrahegemoniaweb.com.ar/

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

104


MÁRTIR EN LAS MAZMORRAS SIONISTAS

LA AUTOPSIA REVELA QUE EL PRESO PALESTINO YASSER THIYAB HAMDUNA MURIÓ DE ENFERMEDAD DEL CORAZÓN DESPUÉS DE AÑOS DE NEGLIGENCIA MÉDICA Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

106


R E S U M E N L A TI NO A M E R IC A NO / M A ’ A N / 26 D E S E P TIE M B RE 2016 .- RAMALA- U NA A U TO P S IA H A CO N F IRM A D O LA CA U S A D E LA M UE R TE D E L PRE S O PA LE S T I NO

41

Y A S S E R T H I YA B H A M D U NA ,

DE

A ÑO S , Q UE M U RI Ó BA J O C US TO D IA IS RA E LÍ E L

D O M I NG O PO R LA M A ÑA N A . PRO D U C TO D E U NA

H A M D U M A M UR IÓ CA R D I O M E G A L IA , U NA

CO ND IC IÓ N E N LA Q UE S E A G RA N D A E L CO RA Z Ó N Y PUE D E CO ND UC IR A LA M UE R TE S Ú BI TA .

Un comunicado del Comité Palestino de Asuntos de Prisioneros liberados anunció la causa de muerte después de la autopsia. Los informes iniciales indicaron que el prisionero había muerto ya sea de un derrame cerebral o un ataque al corazón. El Comité dijo que la autopsia del cuerpo de Hamduna se llevó a cabo en el Instituto Forense Abu Kabir, en Tel Aviv con la participación de dos médicos palestinos – Ashraf al-Qadi y Rayan Ali – tal como fue ordenado por el tribunal central de Israel el día antes. Dos abogados de la Comisión, Iyad Misk y Karim Ajwa, también asistieron a la autopsia. El cuerpo de Hamduna será devuelto a su familia el lunes. Él prisionero es de la localidad de Yaabad, en el ocupado distrito cisjordano de Jenin La declaración del Comité reiteró la acusación de que Hamduna enfrentó negligencia médica deliberada por parte de las autoridades y los médicos de prisiones israelíes, que eran conscientes del hecho de que había estado sufriendo de una serie de problemas de salud, incluyendo dificultad para respirar, problemas del corazón y dolores de oído. Fue severamente golpeado por los guardias de la prisión en 2003 después de su encarcelamiento en junio de ese año, y puesto que había sido llevado a la clínica de la prisión de Al Ramla varias veces después de que su salud se deterioró, donde los abogados y grupos de derechos de los presos familiarizadas con el caso dijeron se le negó sistemáticamente el tratamiento adecuado. Finalmente, se sometió a una cirugía de cateterismo cardíaco en el hospital Afula de Israel en enero de 2015, y permaneció en un estado de salud grave después de haber sido negado los chequeos médicos necesarios y sólo se le proporcionaron medicamentos anticoagulantes como tratamiento. De acuerdo con la red de solidaridad a los presos palestinos Samidoun, durante su internamiento en la prisión de Nafha de Israel, también Hamduna había iniciado una huelga de hambre en protesta por su falta de atención médica. El portavoz de Hamas. Abd al-Rahman Shadid, dijo en un comunicado el domingo que la muerte de Hamduna “mostró cruel brutalidad de la ocupación israelí”, afirmando que ningún prisionero palestino en prisiones o cárceles israelíes está seguro.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

107


El portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri, por su parte instó a la comunidad internacional a “salir de la negociación de un doble rasero que mantiene la ocupación (israelí) responsable de las violaciónes y el descuido de los prisioneros palestinos que sufren en las cárceles israelíes.” Los prisioneros palestinos detenidos por Israel también anunciaron el domingo una huelga de hambre de tres días en protesta y duelo tras la noticia de la muerte de Hamduna. El Comité de Asuntos de los Presos informó que las fuerzas de prisiones israelíes allanaron una serie de secciones de la prisión de Nafha, y prisioneros palestinos fueron agredidos, a raíz de una protesta de los detenidos por la muerte de Hamduna. El Comité a cuya cabeza está el prisionero Issa Qaraqe dijo el domingo que Israel lleva toda la responsabilidad por la muerte de Hamduna, pidiendo una investigación internacional de los crímenes israelíes contra prisioneros palestinos. “Este es un nuevo crimen que añadir a los numerosos crímenes israelíes cometidos contra los prisioneros palestinos”, agregó, indicando que 55 presos palestinos habían muerto bajo custodia israelí desde 1967 debido a la falta de atención médica. De acuerdo con la Sociedad de Prisioneros Palestinos (PPS), un total de 208 palestinos han muerto en las cárceles israelíes desde 1967, con otros ocho muriendo poco después de ser liberados debido a la negligencia médica durante la detención israelí. Las autoridades penitenciarias israelíes rutinariamente han sido objeto de críticas por su falta de atención médica de los palestinos detenidos en cárceles israelíes. Según el grupo de derechos de los presos de Addameer, una “política deliberada de abandono” ha sido mantenida por las autoridades penitenciarias israelíes “, negando su responsabilidad en la prestación de una atención sanitaria adecuada, y chequeos médicos periódicos para los presos y detenidos.” En agosto, una serie de organizaciones de derechos palestinos estableció un comité para seguir los casos de palestinos en mal estado de salud se encuentran en cárceles israelíes. Funcionarios de las organizaciones dijeron que más de 700 prisioneros palestinos estaban sufriendo debido a la falta de acceso médico, 150 de los cuales los informes, en las condiciones de salud graves que requieren “una intervención médica inmediata.” Centro de Presos Palestinos de Estudios se había estimado previamente que unos 1.000 palestinos enfermos fueron llevados a cabo en las cárceles israelíes.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

108


PALESTINA: AMIGO, HERMANO DIAB. P OR R AMÓN P EDREGAL C ASANOVA

Y ASSER D IAB H AMDUNA ha muerto a los 41 AÑOS

en una de tantas prisiones israelíes. Ha muerto por un derrame cerebral, consecuencia de las palizas que le dieron en el 2003. Le golpearon la cabeza afectándole el riego cerebral, el oído, la vista y el corazón, por lo que, entre otras cosas, estuvo hospitalizado para colocarle un catéter. Pero el prisionero palestino, perteneciente al Frente Democrático por la Liberación de Palestina (FDLP), no era el único que estando enfermo de gravedad lo tenía encarcelado Israel como un botín de guerra. Entre los 7.500 palestinos que Israel

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

109


tiene prisioneros, hay más de 700 que se encuentran en estado grave, y más de 150 en estado muy grave, con cáncer terminal, enfermedades del corazón, enfermedades respiratorias,… La Coalición Europea de Solidaridad con los Prisioneros Palestinos exige su liberación inmediata, así como la de todos los secuestrados y secuestradas, entre los que se encuentran más de 400 niños y niñas.

D IAB H AMDUNA fue condenado a cadena perpetua por su resistencia al invasor, y los prisioneros palestinos le honrarán con su protesta de huelga de hambre durante 3 días. Israel, que tiene aprobada por ley la tortura, no se atiene al Derecho Internacional y convierte sus cárceles en centros de terror, a lo que suma las celdas de hasta 1metro y 1/2, como núcleos infecciosos, con suciedad, humedad, roedores e insectos, sin ventilación, con luz artificial todo el día y sin la atención médica necesaria. Es allí, en las cárceles israelíes, donde la barbarie fascista es practicada diariamente. Por eso desde la guerra y ocupación de la zona Palestina de Cisjordania en 1967 en las cárceles israelíes han muerto 208

D

H

prisioneros, IAB AMDUNA ha sido el último. La causa de los prisioneros refuerza la unidad de la resistencia. Si el incumplimiento de la ley internacional de los Derechos Humanos no exime de su responsabilidad, los Tribunales Internacionales de Justicia debían estar trabajando para que el gobierno del ente israelí pague por sus delitos, y al mismo tiempo impedir que el sionismo continúe sojuzgando al pueblo palestino. Sólo con la intervención internacional puede darse marcha atrás a la ocupación colonial de Palestina, a la instalación de asentamientos sionistas, y sólo con la intervención internacional puede hacerse que Israel cumpla con las Resoluciones de la ONU, empezando por la 184, que llama a la vuelta de los refugiados palestinos, hoy cerca de 7 millones repartidos por todo el mundo.

Y ASSER D IAB H AMDUNA había luchado por todo ello hasta dejarse la vida. En la hora de su muerte el domingo 25 de Septiembre tenía 41 años, llevaba desde los 27 años encarcelado, los sionistas le habían condenado a cadena perpetua. Siendo muy joven puso su vida al servicio de la libertad de su querido pueblo palestino, que es también la libertad, independencia y soberanía de todos los pueblos.

A MIGO , HERMANO Y ASSER D IAB H AMDUNA

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

110


MUERE PRISIONERO PALESTINO EN CUSTODIA ISRAELÍ Otro palestino pierde la vida en una cárcel israelí debido a la llamada negligencia médica; no tratar las enfermedades de los presos o tardar en el tratamiento. En la ciudad de Gaza, los palestinos hicieron una carpa funeral tras la muerte de Yaser Hamduneh, quien sufría problemas respiratorios tras una paliza propinada por los carceleros israelíes en 2003, y falleció el domingo debido a una hemorragia cerebral. El organismo de prisioneros de la Yihad Islámica denuncia que la administración de la cárcel israelí de Rimon no quiso trasladar al enfermo a un hospital y tardó en llamar a una ambulancia. Las facciones palestinas calificaron la muerte de Yaser Hamduneh de asesinato, y llamaron a la solidaridad internacional con los y las prisioneras palestinas. Desde al año 1967, 208 prisioneros palestinos han muerto en cárceles israelíes, 55 de ellos debido a la premeditada negligencia médica considerada una medida indirecta de ejecución. La muerte de Yaser Hamduneh es para el pueblo palestino un resultado directo de las medidas letales del régimen israelí. El miedo sigue presente para la vida de miles de prisioneros enfermos, y la rabia aumenta cada vez más en las calles.

M USSA ’ AB B ASHIR , Franja de Gaza. Comentario de nuestra Premio Tierra Palestina 2015 la periodista I S A BE L

PÉREZ:

“¿Quién mejor que Mussa'ab Bashir, un exprisionero político palestino, para contarnos qué

Video

sucede tras esas rejas de la #ocupación israelí? Aquí su más reciente informe. Triste noticia.”

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

111


SUHAIL HANI DAHER AKEL

INFORMA

EX EMBAJADOR DE PALESTINA EN ARGENTINA C ONSEJERO E DITORIAL DE PALESTINA DIGITAL

PALESTINIAN INFORMATION POST-PIP * PARA MANTENER LA MEMORIA – M AYO 2016

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

112


MÁRTIRES DE SEPTIEMBRE 2016 M UERE UN PALESTINO EN LA PRISIÓN ISRAELÍ P OR LAS TORTURAS Y LA DESIDI A CARCELARIA J E RU SA LE M | PIP, 25 S E P T I E M B R E 2016.-

1 GRANDES MANIFESTACIONES CON LOS RETRATOS DE YASSER Y OTROS PALESTINOS PRESOS POR LUCHAR POR LA LIBERACIÓN DE SU PUEBLO

En la mañana de hoy domingo las represivas autoridades carcelarias israelíes declararon muerto al preso palestino Yasser Thiyab Hamduna de 41 años, condenado a cadena perpetua en la inhumana cárcel Ramón. El mártir Yasser, residente de la ciudad de Yenín ocupada al norte de la Ribera Occidental, murió de un paro cardiaco como consecuencia de la falta de asistencia médica y el no suministro de los medicamentos correspondiente a un paciente cardiaco. Luego de su muerte, aislado de sus familiares por las prohibiciones de las autoridades carcelarias, fue trasladado al

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

113


hospital israelí Soraka. Hamduna, detenido el 19 de junio de 2003 acusado de haber matado a un ilegal colono judío, había sufrido varios problemas cardiacos por las torturas y los sometimientos crueles de los soldados del batallón Nahshon, deteriorando su salud a lo largo de todos estos años no solo por los malos tratos sino también por las muchas negligencias médicas que violan las resoluciones de la Corte Penal Internacional y el Cuarto Convenio de Ginebra sobre los detenidos por una potencia ocupante o extranjera. Magnicidio: Con la muerte del mártir Yasser, se elevó la suma a 222 palestinos muertos en las cárceles sionistas por el inhumano trato recibido, 10 de ellos, murieron luego de ser liberados con su salud quebrada y con el diagnostico de estar al borde de la muerte. Huelga de hambre: En solidaridad y repudio los presos palestinos en las cárceles israelíes anunciaron hoy domingo luego de recibir la mortal noticia del fallecimiento de Yasser declarar una huelga de hambre de tres días como señal de duelo por el fallecido Yasser y en repudio a las autoridades carcelarias. También se realizaron grandes manifestaciones con los retratos de Yasser y los otros palestinos presos por luchar por la liberación de su pueblo. Hamas: Con motivo de este crimen de lesa humanidad, el Buró Político de Hamas condenó con indignación la muerte

El mártir Yasser, con su madre en la cárcel israelí Ramón ante el tribunal militar que los juzgó bajo las leyes israelíes en 2003

En la mañana de hoy domingo las represivas autoridades carcelarias israelíes declararon muerto al preso palestino Yasser Thiyab Hamduna de 41 años, condenado a cadena perpetua en la inhumana cárcel Ramón. El mártir Yasser, residente de la ciudad de Yenín ocupada al norte de la Ribera Occidental, murió de un paro

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

114


cardiaco como consecuencia de la falta de asistencia médica y el no suministro de los medicamentos correspondiente a un paciente cardiaco. Luego de su muerte, aislado de sus familiares por las prohibiciones de las autoridades carcelarias, fue trasladado al hospital israelí Soraka. Hamduna, detenido el 19 de junio de 2003 acusado de haber matado a un ilegal colono judío, había sufrido varios problemas cardiacos por las torturas y los sometimientos crueles de los soldados del batallón Nahshon, deteriorando su salud a lo largo de todos estos años no solo por los malos tratos sino también por las muchas negligencias médicas que violan las resoluciones de la Corte Penal Internacional y el Cuarto Convenio de Ginebra sobre los detenidos por una potencia ocupante o extranjera. Magnicidio: Con la muerte del mártir Yasser, se elevó la suma a 222 palestinos muertos en las cárceles sionistas por el inhumano trato recibido, 10 de ellos, murieron luego de ser liberados con su salud quebrada y con el diagnostico de estar al borde de la muerte. Huelga de hambre: En solidaridad y repudio los presos palestinos en las cárceles israelíes anunciaron hoy domingo luego de recibir la mortal noticia del fallecimiento de Yasser declarar una huelga de hambre de tres días como señal de duelo por el fallecido Yasser y en repudio a las autoridades carcelarias. También se realizaron grandes manifestaciones con los retratos de Yasser y los otros palestinos presos por luchar por la liberación de su pueblo. Hamas: Con motivo de este crimen de lesa humanidad, el Buró Político de Hamas condenó con indignación la muerte del detenido palestino Yasser en “las cárceles del enemigo sionista” e hicieron “un llamado a la comunidad internacional a tomar represalias y condenar a los responsables israelíes por este crimen”. Por su parte el vocero de Hamas, Abd al-Rahman Shadid, en un comunicado emitido esta mañana pidió que “la resistencia palestina a que se levante contra el enemigo israelí por la muerte de Yasser, que demuestra la brutalidad de la cárcel sionistas” y confirmó que “ninguno de los niños, mujeres y hombres en las cárceles viven seguros y sus vidas están permanentemente en riesgo de muerte por los malos tratos que sufren”.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

115


I SRAEL CONTINÚA CON LA LIMPIEZA ÉTNI CA DE LOS CHICOS PALESTINOS . H IEREN DE GRAVEDAD A UN NIÑO DE 14 J E RU SA LE M | PIP, 24 S E P T I E M B R E 2016.-

2 EL NIÑO PALESTINO OSAMA MURADA JAMIL ZEIDAT DE 14 AÑOS, RECIBIÓ UN BALAZO EN SU ESTÓMAGO Y ESTÁ GRAVE PELANDO POR SU VIDA

TRAS HERIRLO LO DEJARON DESANGRAR Y LUEGO LO TRASLADARON A UN HOSPITAL ISRAELÍ EN JERUSALÉN OCUPADA

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

116


En medio de la Asamblea General de la ONU donde las palabras se vacían frente a los crímenes de lesa humanidad del Estado terrorista israelí y dan lugar al premier Benjamín Netanyahu, responsable de esos crímenes hacer uso del estrado y del micrófono para dar rienda suelta a la supuesta ‘moral’ israelí, sus fuerzas de ocupación perpetúan la limpieza étnica contra los chicos palestinos para borrar sistemáticamente el futuro palestino. Ayer viernes las tropas israelíes dispararon contra el niño palestino Osama Murada Jamil Zeidat de 14 años, en el cruce de Elias en cercanía del ilegal asentamiento de Kiryat Arba en Hebrón, bloqueada y declarada ‘zona militar’ desde el pasado mes de julio. El niño recibió un disparo en su estómago que lo dejó gravemente herido desangrándose por algunas horas por la falta de asistencia médica impedida por los soldados que cercaron la zona sin permitir el ingreso de los paramédicos de la Media Luna Roja Palestina. Finalmente, un jeep militar lo trasladó al hospital israelí Haddasha en Jerusalem ocupada en un estado de extrema gravedad. Horas después su padre fue convocado a un centro de seguridad interna israelí donde lo dejaron detenido sin cargo alguno. En el atardecer de hoy sábado el pequeño niño Osama, sin su familia a su lado por prohibición militar, está minuto a minuto peleando por su vida y el diagnóstico es severo. Desde el sarcasmo: Sin que ningún de los soldados se encontrará herido ni haya corrido riesgo alguno, un portavoz militar con falta a la verdad descargó la responsabilidad contra el pequeño niño al decir que “un chico árabe (palestino) avanzaba con un cuchillo sobre los soldados y decidieron dispararle”. Sin embargo, las falaces declaraciones son echadas por tierra cuando testigos locales señalaron que “no se encontró cuchillo y el niño se escondió entre unas piedras por temor a las tropas del control militar y le dispararon a sangre fría sin piedad”.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

117


N O CEDE EL MARTIRIO PALESTINO , OTROS 5 CHICOS PALESTINOS ASESINADOS Y HERIDA UNA NIÑA DE 13 AÑOS J E RU SA LE M | PIP, 21 S E P T I E M B R E 2016.-

3 CHICO MÁRTIR ISSA DE 16 AÑOS EJECUTADO AL BAJAR DEL AUTOBÚS EN EL CHECKPOINT ISRAELÍ DE LA ALDEA DE BANI NAIM

LA NIÑA PALESTINA DE 13 AÑOS MUY MAL HERIDA HOY MIÉRCOLES EN SUS 2 PIERNAS POR BALAS DE LOS SOLDADOS SIONISTAS

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

118


En una semana trágica para el pueblo palestino en defensa por sus derechos nacionales y de libertad, otros 5 mártires aumentan la tragedia a 240 palestinos asesinados durante la Intifada. Qalqilyie: Con barbarie soldados de la ocupación dispararon a una pequeña niña palestina colegiala. La pequeña de 13 años que no fue identificada fue herida de balas en sus 2 piernas cuando iba camino a su colegio en la mañana de hoy miércoles por la carretera 55, especial para los colonos, entre los ilegales asentamientos de Alfei Menashe y Karni Shomron en la norteña ciudad de Qalqilyie ocupada y solo llevaba consigo su bolso escolar. Mientras estaba desangrando un vocero militar trato a la niña de “terrorista y que se acercó a los soldados con un cuchillo en la mano diciendo vine a morir aquí”. Quizás, lo cierto de este mentiroso vocero es que la niña fue a morir ahí portadora de la valentía de cada niño palestino. La pequeña sin ser debidamente atendida, después de más de 45 minutos desangrando fue llevada muy mal herida en una ambulancia israelí a un destino incierto. Hebrón: Las fuerzas de ocupación atacaron el pasado 16/9 deliberadamente con disparos el auto del palestino Moussa Muhammad Khaddour de 18 años, asesinándolo e hiriendo gravemente a su novia Raghad Abdullah Abdullah Khaddour de 18 años junto a la hermana de Moussa, Majad de 16 años, mientras circulaban cerca del ilegal asentamiento de Kiryat Arba en la entrada de la bloqueada Hebrón. Según un portavoz militar justificó el crimen, con falacias. “los soldados vieron que avanzaba una camioneta y ante la duda dispararon logrando que el auto chocara contra un retén y se detuviera”. Sin embargo, los 3 chicos regresaban a su casa en Hebrón, estaban desarmados y según la joven herida Majad, aseguró que “mi hermano venía manejando moderadamente y de repente fuimos baleados sin saber por qué, matando a mi hermano Moussa e hirieron a su novia Raghad”. Bani Naim: En otro de los dolorosos sucesos las tropas sionistas el pasado lunes 19/9 ‘ejecutaron extrajudicialmente’ al chico palestino Issa Salim Mahmoud Tarayra de 16 años al bajar del autobús en el checkpoint en el cruce de Wadi al-Joz cerca de la aldea de Bani Naim, en medio de un gran despliegue de jeep de guerra que llegaron al lugar y establecieron un cerco sin permitir actuar a los paramédicos de las ambulancias de la Media Luna Roja Palestina. Su cuerpo fue secuestrado. Hebrón: En las habituales provocaciones de los ilegales colonos, varios de ellos, ayer martes comenzaron a insultar a jóvenes palestinos en la entrada de la Mezquita de Ibrahim (Abraham) en Hebrón logrando la reacción de los palestinos, en medio de las increpaciones los soldados israelíes dispararon a sangre fría y mataron a los chicos palestinos Amir al-Rajabi de 17

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

119


años y a su primo Muhammad al-Rajabi de 21 años, dejándolos desangrarse por más de una hora tendido en el piso. Durante el enfrentamiento un soldado invasor fue herido moderadamente con un objeto punzante. Jerusalem: El hijo de un refugiado palestino, Saeed al-Amr de 22 años, nacido en el exilio con residencia y ciudadanía jordana el jueves 15 de septiembre, logró una de sus mayores aspiraciones al obtener el permiso de la ocupación para entrar por primera vez en la vieja Jerusalem ocupada para orar en la Mezquita Al-Aqsa el pasado viernes 16/9. Sin embargo, su alegría se convirtió en su muerte cuando la policía sionista lo mató de un disparo en Bab (puerta) Amoud, una de las principales entradas a la vieja ciudad sagrada. Una muerte cuyo sentido es la limpieza étnica ya que se traslada solo y tranquilo por la escalinata de entrada. Las autoridades sionistas se disculparon ente el embajador jordano en Tel Aviv, aduciendo que fue ‘muerto por error’.

E N UN CRIMINAL SUCESO UN ILEGAL COLONO ISR AELÍ ATROPELLÓ CON SU AUT OY MATÓ A UNA NIÑA PALESTINA DE 6 AÑOS J E RU SA LE M | PIP, 10 S E P T I E M B R E 2016.-

4 UN ILEGAL COLONO JUDÍO ATROPELLÓ CON SU AUTO A LA NIÑA LUMA DE 6 AÑOS Y LA MATÓ

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

120


LOS PARAMÉDICOS DE LA MEDIA LUNA ROJA PALESTINA TRASLADARON EL CUERPO DE LA PEQUEÑA MÁRTIR AL HOSPITAL BEIT YALA Los colonos judíos que llagaron de distintas partes del mundo y fueron condecorados como ciudadanos israelíes con el objetivo de colonizar el sector de Palestina ocupado en 1967, son parte de la barbarie israelí contra el pueblo palestino. En la noche de hoy sábado en el poblado de Al-Khader al sur de Belén ocupada un ilegal colono judío aplastó con su auto a toda velocidad a la pequeña niña palestina Lama Marwan Mousa de tan solo 6 años, que murió en el acto. Mientras el criminal colono detuvo su marcha en un checkpoint israelí para buscar la protección de los soldados, las ambulancias del servicio de emergencia israelí Magen David Adom asistieron a la niña, la dieron por muerta y se la llevaron a un lugar desconocido para luego de una hora entregarla al servicio de la Media Luna Roja Palestina según lo informó su director Muhammad Awad, quien traslado el cuerpo de la niña mártir al Hospital de Beit Yala, ciudad cercana a Belén quien fue recibida por la congoja de sus padres y familiares. La niña mártir Luma, es de la aldea Umm Rukba en la localidad de Al-Khader en Belén situado en la ‘zona C’ bajo total control de la ocupación israelí y su casa se encuentra cerca de la carretera utilizada solo por los ilegales colonos judíos que residen en el ilegitimo asentamiento de Efrat, convirtiéndose en la mártir palestina 235 de la digna Intifada por la liberación. Por su parte, un vocero de los colonos intentó minimizar el violento crimen “como un accidente de tránsito” evitando entregar al autor del magnicidio.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

121


M ATAN DE UN DISPARO E N SU CABEZA A UN CHI CO PALESTINO DE 16 AÑOS EN G AZA . I MPRUDENTE REUNIÓN DE A BBAS J E RU SA LE M PIP, 9 S E P TI E M B RE 2016.-

5 EL CHICO MÁRTIR RAHMAN AHMAD AL-DABBAGH DE 16 AÑOS, ASESINADO DE UN DISPARO EN SU CABEZA

TEDIOSA REUNIÓN DEL PRESIDENTE DE FACTO ABBAS, CON UNA DELEGACIÓN DEL LOBBY SIONISTA MEXICANO COMO GESTO CON NETANYAHU La sitiada Gaza sigue siendo un regadero de mártires caídos por los atropellos y las balas de la ocupación israelí. Luego de una avanzada de soldados israelíes en el campo de refugiados de Al Bureij cerca de las ilegales zonas de amortiguación unilateralmente trazadas por los israelíes dentro de los límites de Gaza con el territorio palestino ocupado en 1948 (actual Israel), jóvenes palestinos del campo resistieron en el mediodía de hoy viernes en una Intifada con piedras para evitar la violenta arremetida sionista.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

122


En el desigual enfrentamiento las fuerzas mataron a sangre fría de un disparo en la cabeza al chico palestino Rahman Ahmad alDabbagh de 16 años, residente del campo. El portavoz del Ministerio de Salud de Hamas en Gaza, Asharaf al-Qidra, confirmó en el Hospital Al-Aqsa la muerte del mártir de un disparo estallado en su cabeza. El crimen de lesa humanidad del pequeño chico produjo una fuerte reacción de los jóvenes de la Intifada en el atardecer de la bloqueada Gaza donde fue herido de gravedad otro joven palestino con balas reales israelíes en cercanía de Nahal Oz al este de barrio al Shujaiyya en la ciudad de Gaza. En la hipócrita limpieza de conciencia criminal un portavoz del ejército israelí justificó la muerte, los heridos y la violenta represión diciendo que “estalló un violento mitin cerca de la frontera de Gaza donde decenas de alborotadores rompieron la zona de amortiguación y los soldados respondieron con gases lacrimógenos” evitando decir que dispararon balas reales contra los jovenes. De los 234 mártires de la Intifada, incluyendo el chico Rahman, 32 palestinos son de Gaza. Imprudente: Mientras que Gaza enterraba sus mártires y se desataban enfrentamientos entre los jóvenes y las tropas sionistas en Jerusalem y distintas localidades de la Ribera Occidental, En Ramallah el presidente de facto de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, recibió hoy en la presidencia a los principales dirigentes del lobby judío-sionista mexicano como gesto con el premier Benjamín Netanyahu (responsable de crímenes de Guerra) que se había reunido horas antes con la misma delegación.

L A IRONÍA ISRAELÍ DE ‘ MATAR POR ERROR ’ J E RU SA LE M | PIP, 6/S E P TI E M B RE /2016.-

6 LOS PADRES DEL MÁRTIR MUSTAFA, FUERON CONVOCADOS POR LOS SERVICIOS ISRAELÍES PARA INFORMARLE IRÓNICAMENTE QUE LO ‘MATARON POR ERROR ’

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

123


EL MÁRTIR MUSTAFA, ‘ASESINADO POR ERROR ’ JUNTO A SU AUTO BALEADO A SANGRE FRÍA

Luego de la barbarie cometida al ‘ejecutar extrajudicialmente’ a sangre fría en la madrugada de ayer lunes al joven palestino Mustafa Nimir de 24 años en el campo de refugiados de Shufat (ver: Info 5/9) y ‘acusarlo de querer atropellar a los oficiales israelíes motivo suficiente para matarlo y herir a su primo’, con total despojo de la moral como si la vida y la muerte de los palestinos esta en mano de los israelíes, la inteligencia sionista del Shin Bet convocó hoy martes a los padres del mártir Mustafa a la estación policial de Nabl Yaqoub en el barrio de Beit Hanina en Jerusalem ocupada y le informaron con frialdad que “Mustafa fue ‘muerto por error’ y la policía había iniciado una investigación sobre el incidente ya que no estaban tratando de llevar a cabo un ataque con su auto contra los soldados”, la inteligencia israelí mantuvo un mutismo total sobre el hecho y la detención de los soldados asesinos para ser juzgados y castigados, y solo se limitaron a informar que “el cuerpo sin vida de Mustafa está en el Instituto Forense Abu Kabir en Tel Aviv y sería devuelto para su entierro”. Ira: Desde la indignación y la ira, el padre del mártir, Talal, que fue obligado a mantener el silencio en la departamental policial sionista, expresó “los soldados israelíes no valoran las vidas humanas de los palestinos, ellos utilizan justificaciones para matar como si estarían casando aves. No hay justificación para matar a nuestros hijos”, agregando: “si los soldados de verdad le pidieron detener el auto lo hubiesen detenido y no dispararle a matar. Voy a trabajar para lograr que lo apresen y los condenen, aunque no confío en la justicia de la ocupación y hago un llamado internacional por el crimen de mi hijo”.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

124


Canal por y para las causas รกrabes

242 videos

/ 1.545 suscriptores

1.234.808 visualizaciones

Estamos en:


I

Agentes de la policía de fronteras israelí apostado en el exterior de la Puerta de Damasco, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 19 de febrero de 2016, después de que un palestino fuera asesinado a tiros tras un presunto ataque a la policía israelí. © THOMAS COEX / AFP / Getty Images.

srael / TPO: Homicidios ilegítimos de personas palestinas a manos de fuerzas israelíes

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

126


Transcurrido casi un año desde el sangriento repunte de la violencia en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados, las fuerzas israelíes siguen mostrando un espantoso desprecio por la vida humana al utilizar fuerza temeraria e ilegal contra población palestina. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional hoy. En un memorándum enviado a las autoridades israelíes el 14 de septiembre, la organización ha expuesto con detalle 20 casos de homicidios aparentemente ilegítimos de personas palestinas a manos de fuerzas israelíes, y ha pedido información sobre el estado de las investigaciones. En al menos 15 de los casos, se mató deliberadamente a tiros a palestinos, pese a que no constituían una amenaza inminente para la vida, en lo que parecen haber sido ejecuciones extrajudiciales. Las autoridades israelíes no han respondido a la preocupación manifestada por Amnistía Internacional. “Los casos de homicidio ilegítimo expuestos revelan un espantoso desprecio por la vida humana y plantean graves cuestiones a las autoridades israelíes” Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional “Desde la escalada de la violencia producida el año pasado en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados, ha habido un preocupante incremento de los homicidios ilegítimos a manos de fuerzas israelíes, fomentado por una cultura de impunidad”, ha manifestado Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional. “Los casos de homicidio ilegítimo expuestos en este memorándum revelan un espantoso desprecio por la vida humana y plantean graves cuestiones a las autoridades israelíes. Los responsables deben comparecer ante la justicia para garantizar que este ciclo de violencia llega a su fin.” Desde el 1 de octubre de 2015, Israel y Cisjordania, incluido Jerusalén Oriental, han presenciado la oleada más importante de violencia desde que concluyó la segunda intifada en 2005. Más de 225 palestinos y tres ciudadanos extranjeros han muerto a manos de las fuerzas israelíes durante el último año, la mayoría durante ataques, sospechas de ataque e intentos de ataque contra soldados, policías y civiles israelíes. Al menos 35 israelíes y dos ciudadanos extranjeros han muerto durante ese mismo periodo a manos de atacantes palestinos.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

127


En algunos casos, la fuerza letal puede haber sido el único medio de proteger la vida de la población civil o de los miembros de las fuerzas de seguridad. Sin embargo, como sucede en los casos destacados en el memorándum, en muchas ocasiones las personas fallecidas no constituían una amenaza inminente para la vida. Por ejemplo, se ha disparado contra personas que estaban heridas o huían, y también contra manifestantes desarmados. Los homicidios ilegítimos a manos de fuerzas israelíes no son un fenómeno nuevo. En el informe de 2014 titulado Gatillo fácil: El uso de la fuerza excesiva por Israel en Cisjordania, Amnistía Internacional documentó 19 homicidios aparentemente ilegítimos, entre ellos tres casos en los que había indicios de que se trataba de homicidios deliberados, que constituyen crímenes de guerra. Mientras en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados la violencia continúa, las familias de las personas que han sido víctimas de homicidios ilegítimos en el último año siguen sin recibir justicia. De los 20 casos expuestos en el memorándum, sólo en uno se ha presentado acta de acusación formal contra un soldado. En muchos casos en los que parece haber indicios de ejecución extrajudicial, ni siquiera hay una investigación criminal abierta. Hadeel al-Hashlamoun tenía 18 años cuando la mataron a tiros las fuerzas israelíes en Hebrón el 22 de septiembre de 2015. Según un testigo, tenía un cuchillo, pero estaba separada de los soldados por barreras metálicas. Una revisión llevada a cabo por el ejército israelí concluyó que podrían haberla detenido viva. Amnistía Internacional no tiene conocimiento de que se haya llevado a cabo una investigación criminal sobre su muerte. El padre de Hadeel’s, el Dr. Salah al-Hashlamoun, contó: “Recientemente he sufrido una depresión grave y una pérdida de esperanza; ya ha pasado casi un año desde que mi hija murió. El problema no es sólo que no hayamos visto ni la más mínima justicia, sino que Israel sigue matando a nuestros jóvenes, que los homicidios van en aumento.” “Ahora que se cumple el aniversario, quiero volver a sacar a la luz el caso de mi hija, no sólo para obtener justicia, sino quizá para tratar de reducir el número de asesinatos, que va de nuevo en aumento". El sobrino de Salman Shaalan, Mahmoud Muhammad Ali Shaalan, tenía 16 años cuando lo mataron el 26 de febrero de 2016 en el puesto de control de Beit El, cerca

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

128


de Ramala. Según las declaraciones de testigos presenciales proporcionadas a Amnistía Internacional, unos soldados israelíes le dispararon a distancia después de haberlo obligado a darse la vuelta en el control. Una autopsia corroboró esta versión de los hechos, pero aún no se ha abierto ninguna investigación criminal sobre el homicidio. A su familia también se le ha negado el acceso a las grabaciones de vídeo del homicidio. Salman Shaalan contó: “Ha sido una pesadilla para nosotros. Todos los indicios apuntan a que lo mataron sin motivo alguno, así que todo el mundo guarda silencio, limitándose a esperar que el problema desaparezca. No están investigando, no van a averiguar qué sucedió". “A lo que nos enfrentamos hoy es a una lucha contra la realidad de que Israel puede hacer lo que le plazca sin rendir cuentas ante nadie. Espero que llegue el momento de la justicia". La investigación llevada a cabo por Amnistía Internacional muestra que el sistema de justicia militar deja constantemente sin justicia a las víctimas palestinas de homicidios ilegítimos y a sus familias. La conducta del Departamento de Investigaciones Internas de la Policía respecto a las denuncias de homicidios ilegítimos cometidos por la policía israelí también suscita serias dudas sobre la capacidad de dicho departamento de llevar a cabo investigaciones imparciales e independientes. “Los familiares de las personas israelíes muertas a manos de palestinos pueden contar con un Estado que persigue agresivamente a los atacantes, y que a menudo, en esa persecución, traspasa los límites de la legalidad. Los palestinos, sin embargo, no tienen a nadie que proteja sus derechos”, ha manifestado Philip Luther. “La única manera de impedir nuevos homicidios ilegítimos es poner fin a la impunidad que existe para quienes los han cometido en el pasado. Israel tiene el deber de investigar de manera exhaustiva, inmediata e imparcial todos los homicidios cometidos por sus fuerzas de seguridad, y de mantener a las familias plenamente informadas. El gobierno israelí debe reformar con urgencia sus sistemas de investigación de manera que pueda cumplir con su deber y llevar ante la justicia a los responsables de ejecuciones extrajudiciales”.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

129


TRES PRISIONEROS PALESTINOS FINALIZAN SUS HUELGAS DE HAMBRE Los prisioneros decidieron poner fin a sus protestas después de que las autoridades israelíes anunciaran que no extenderán sus detenciones administrativas, una figura jurídica usada por Israel para arrestar fundamentalmente a palestinos sin necesidad de celebrar juicio ni presentar cargos

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

130


Los hermanos palestinos Mahmud y Mohamed Balbul terminaron hoy sus huelgas de hambre después de 79 y 77 días, respectivamente, junto a Malik al Qadi, que también dejó de comer durante 68 días para protestar contra su encarcelamiento bajo detención administrativa por Israel, informó la agencia Maan. Los prisioneros decidieron poner fin a sus protestas después de que las autoridades israelíes anunciaran que no extenderán sus detenciones administrativas, una figura jurídica usada por Israel para arrestar fundamentalmente a palestinos sin necesidad de celebrar juicio ni presentar cargos, y que tiene un plazo máximo de seis meses pero es renovable indefinidamente. Los hermanos serán puestos en libertad el próximo 8 de diciembre, y el 22 de septiembre Al Qadi. El 7 de septiembre el Tribunal Supremo israelí ordenó la suspensión temporal del arresto de los hermanos y dictaminó que los prisioneros permanecieran ingresados en un hospital hasta que su estado de salud mejorara, momento en el que se celebraría una nueva vista para revisar su caso. Sin embargo, el abogado de la Comisión de Prisioneros palestina (su representante legal), Eyad Misk, rechazó la respuesta de la corte a su petición de libertad para los Balbul y exigió su inmediata liberación y el fin de la detención administrativa que pesaba sobre ellos. Misk explicó que la orden judicial no ponía fin a la actual situación y permitiría a las autoridades sentenciar a los hermanos una vez se hayan recuperado. Las huelgas de hambre son un modo de denuncia frecuente para los prisioneros palestinos puestos por Israel bajo detención administrativa. En agosto el preso Bilal Kayed puso fin a una huelga de hambre de 71 días tras alcanzar un pacto con las autoridades israelíes de que su encarcelamiento administrativo (impuesto tras cumplir una condena de 14,5 años) no sería prorrogado y saldría en libertad el próximo 12 de diciembre.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

131


La verdadera Palestina se destapa ante la ocupación israelí 

La exposición fotográfica 'Vidas a la sombra de la ocupación. Retratos de Palestina' servirá para presentar el libro de Sarah Hart y Aitor Lobato Los retratos de Laila, Ahmed, Hiba o Hussam ayudarán a concienciar a la sociedad española sobre la realidad vivida en la zona ocupada por Israel Cristina Sobremazas

'Portraits of Palestine' es un proyecto documental y fotográfico a través de un viaje de dos semanas por Cisjordania y la Palestina histórica, donde se intenta ilustrar la vida diaria de los palestinos bajo la ocupación israelí.

Sus creadores, Sarah Hart y Aitor Lobato, que pretenden enseñar la vida en Palestina a los más jóvenes, han solicitado ayuda a través de una campaña de crowfunding, con el objetivo de encontrar financiación para su desarrollo. Asimismo, junto a la obra, una exposición fotográfica estará disponible al público desde el próximo 8 de septiembre hasta el 30 de este mismo mes en la Casa de Cultura Fernando Velarde, así como en la biblioteca Elena Soriano, ambas en el municipio cántabro de Suances. Los retratos, que se podrán ver de forma gratuita, mostrarán no solo rostros palestinos, sino también historias de vida que tratarán de concienciar a los espectadores sobre la realidad vivida ante la ocupación israelí. Estas son algunas de ellas.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

132


Laila, cooperatista y costurera

Laila trabaja en la ciudad vieja de Hebrón | AITOR LOBATO - SARAH HART

"Las mujeres en Palestina siempre enseñan a sus hijas punto de cruz. Es una manera de ser más independientes financieramente y tener la capacidad de tomar tus propias decisiones. Mi hermana comenzó la cooperativa en la que trabajo en 2006. Su marido fue sentenciado a 110 años de cárcel, así que la comenzó para poder sobrevivir. Hay 150 mujeres trabajando ahora en nuestro taller en Idna y yo llevo la tienda ahora. No hablaba inglés, comencé a trabajar aquí y aprendí sola hablando con la gente que paraba en la tienda. Ahora he conocido a mucha gente, he hecho muchos amigos. Soy la única mujer trabajando en el mercado. Al principio fue difícil porque todavía hay gente que piensa que el sitio de la mujer es la casa. A veces traigo mi cocina aquí y cocino mientras trabajo. Estoy muy ocupada siempre. Siempre digo que los hombres pueden hacer algunas cosas, pero las mujeres pueden hacerlas todas".

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

133


Ahmed, agricultor en Qalqilya

Ahmed, agricultor en Qalqilya. | AITOR LOBATO - SARAH HART

"Mi padre era agricultor y mi abuelo también lo fue. Mi familia lleva trabajando esta tierra desde generaciones. Vendemos las verduras y hortalizas aquí, en Qalqilya, y también en Nablus y Ramallah. La ocupación ha cambiado todo para mí y mi familia. Antes las vistas eran de cultivos vecinos, ahora, todo lo que puedo ver es el muro de hormigón. Si me acerco mucho, más de 20 metros, los soldados pueden dispararme. A veces nos tiran bombas de gas. Cualquiera se pondría nervioso teniendo un militar mirando desde la torre de control mientras trabajamos la tierra, francotiradores apuntándote mientras recoges las verduras. Con estas dificultades se me hace difícil mantener a mi familia. La agricultura es nuestra principal fuente de ingresos y siempre lo ha sido, pero ahora está bajo amenaza todos los días por culpa de la ocupación".

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

134


Muhanned, activista y estudiante de Periodismo

Muhanned quiere ser periodista deportivo. | AITOR LOBATO - SARAH HART

"Recuerdo cuando los helicópteros empezaron a disparar contra la gente. Cuando era crío, solía esconderme junto al muro para verlos. Hay más de 120 obstáculos que restringen el movimiento y segregan áreas en la ciudad. Ellos dicen que es por la seguridad de los colonos, pero todo el mundo puede ver que es una forma directa de opresión contra nosotros. En 'Jóvenes contra el muro' creemos en la resistencia no violenta, organizamos protestas o hacemos visitas guiadas a quien viene por primera vez. Sin embargo, a veces tengo problemas con los soldados si me ven hablando con internacionales, me tienen fichado. También ayudamos a gente en el área H2 (zona ocupada) a reconstruir sus casas. Ellos tienen que pagar el doble porque los albañiles tienen que obtener un permiso especial para trabajar ahí. De hecho, no pueden usar vehículos y tienen que cargar todos los materiales a mano. Un día vinieron y dieron a los vecinos permiso para pasar por el checkpoint, pero alguna gente no estaba en casa. Hubo un hombre que no podía volver a su hogar y tuvo que llamar a sus hijos para intentar demostrar a los soldados que vivía ahí. La ocupación te hace la vida imposible aquí".

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

135


Hiba, responsable de Relaciones Internacionales en la UAWC

Hiba estudia un MBA en la Universidad de Birzeit | AITOR LOBATO SARAH HART

"Los asentamientos ilegales en Cisjordania reciben nueve veces más agua que las poblaciones palestinas, el 85% de nuestros recursos hídricos están siendo robados por la ocupación israelí. Yo soy de Tulkarem, una ciudad rodeada de industrias israelíes que vierten sus residuos químicos a nuestros cauces con total impunidad y sin ningún tipo de responsabilidad medioambiental. Tenemos un porcentaje muy alto de muertes por cáncer provocadas por esta situación. En la Union of Agricultural Work Committees (UAWC) Tenemos como objetivo alcanzar la soberanía alimentaria en Palestina y trabajamos para conseguir una mayor justicia y empoderamiento de los granjeros, gente joven, mujeres y familias en riesgo de pobreza. Los granjeros que viven en Área C –bajo control israelí total— se han encontrado sin capacidad para acceder a sus tierras o sus tierras directamente han sido confiscadas como consecuencia de la ocupación".

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

136


Hussam, psicólogo y escritor

Hussam contó su experiencia en la cárcel en un libro. | AITOR LOBATO SARAH HART

"Me formé como psicólogo en Padua (Italia), donde me gradué en Psicología y gané experiencia laboral como integrador social para inmigrantes. Volví a Palestina y en 2004 me robaron la vida: me mandaron 10 años a la cárcel por 'colaborar con el enemigo', porque para ellos el pueblo palestino es el enemigo. En la cárcel participé en una masiva huelga de hambre durante 29 días con 300 reclusos. Pedíamos que los prisioneros de Gaza pudieran recibir a sus familias, algo que tenían prohibido, pero cuando el sionismo te concede una cosa te quita cinco. Escribí mi historia en la cárcel 'Espejo de la prisión', libro que edité en Amman, y otros dos libros de poesía. Desde mi liberación hace dos años intento recuperar mi vida: trabajo como psicólogo en un hospital y soy coordinador de una organización dedicada principalmente a la infancia".

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

137


ES HORA DE QUE EL PUEBLO PALESTINO UNIFIQUE SU VOZ

EDITORIAL DE PALESTINA HOY 23 DE SEPTIEMBRE 2016

POR: ABDO

TOUNSI – TUNSOL

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

138


Hace unos días escribí en las redes sociales:

“Casi todas las mañanas y desde hace unos meses me pregunto: ¿Tengo derecho a decir a mis hermanos palestinos lo que deben o no deben hacer por su lucha contra la ocupación sionista? Pero no encuentro una respuesta, porque ando entre la prudencia y el hartazgo. Prudencia para no crear más controversia en la división interna del movimiento de liberación palestino, hartazgo porque me siento abatido cada vez que veo cómo jóvenes palestinos son asesinados a manos del ocupante, mientras los políticos palestinos discu ten o no sus diferencias. Soy infeliz de saber que esto no tiene fin y que una lucha de liberación se desvanece por culpa de unos líderes que están instalados en la indefinición y en dejar pasar el tiempo, creyendo que del cielo llueven soluciones, algunos incluso creen en su propia reencarnación, como eternos en la tierra. La mayoría de ellos son ya ancianos, incapaces de pensar más allá de un pedazo de rincón, en un virtual Estado palestino” Hoy y después de recibir muchos apoyos a mí anterior reflexión, me animo a exponer mis ideas sin tapujos ni prudencia que me lo impidan, escribiendo este artículo con la esperanza de que sea tomado como propuestas a discutir , entre mis hermanos palestinos, para salir del inmovilismo. Ya han pasado dos décadas desde la división geoestratégica en la política palestina, donde aparecen como factores principales opiniones diversas en cómo afrontar las consecuencias de los acuerdos de Oslo. Al día de hoy esta división hace mella en la población palestina, tanto

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

139


en la del interior de Palestina como la del exterior, en este sentido se constata una división según la simpatía que se tiene para una u otra visión política. Aunque al margen de estas visiones, existe una amplia mayoría que no les agrada la situación actual y culpan a los líderes de uno y otro bando del estancamiento de la situación y la parada forzosa del tren, del que habló en su día el líder Yasser Arafat, diciendo que el tren de la revolución palestina no para, en su trayectoria suben unos y bajan otros. Esa parada forzada por muchos obstáculos, está dañando en mucho la causa palestina, por lo que el pueblo palestino ha de tomar la locomotora y poner el tren en marcha con un solo trayecto, el que acuerden con una sola voz, todos a una, y dejar atrás en los andenes del inmovilismo a los políticos, que han demostrado que no son capaces de moverse de sus posiciones, unos por privilegios y otros por ideologías, “y la casa sin barrer”. Reproches de muchas partes del mundo se están produciendo hacia este inmovilismo, causado por la división política; los que más daño hacen son los que vienen del lobo con piel de cordero (el sionismo), acusando a los palestinos de que no tienen un interlocutor ni proyecto unificado para negociar con ellos. Alguien podría decir que lo que diga el sionismo no puede ser determinante, puesto que es la parte que se beneficia de dicha indefinición política palestina. Cierto es, pero lo utiliza como propaganda a su favor en prolongar la situación actual y seguir en su plan de dejar al mínimo la presencia palestina, tanto sobre el terreno como en la escena internacional. A todo esto ¡ni fu ni fa! en los discursos grises de los mandatarios mundiales ante la Asamblea General de la ONU, que estos días se reúne, …se dice que tiene a la causa palestina como telón de fondo, una retórica que insulta la inteligencia humana. El pueblo palestino ha de firmar el acuse de recibo y ponerse manos a la obra, declarando inviables las dos corrientes políticas que inmovilizan la toma de decisiones y el avance hacia una posición unificada. Es decir, el pueblo palestino adoptaría una posición unificada a través de

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

140


asambleas populares, serían asambleas sin ningún vínculo partidista con las actuales corrientes. De esta forma, se abriría el debate, basándose en la inviabilidad de la situación actual, por lo tanto ningún proyecto de los que se han expuesto hasta el día de hoy, serían válidos. Con ello se abriría un debate para operar al paciente (situación política actual) a corazón abierto y cortar por lo sano con dos décadas de política errónea, e ineficaz de dar una solución, ni siquiera una esperanza de futuro y mucho menos a la usurpación de derechos del pueblo palestino, para dar una solución ni siquiera una esperanza de futuro y mucho menos a la usurpación de derechos del pueblo palestino, que no solo lo produce el ocupante, que es el causante mayor, sino también las posiciones encontradas de las facciones palestinas. Nada puede durar eternamente, como es natural todo tiene su principio y su fin (nacimiento y muerte) por lo que a mi juicio, Palestina está atrapada en un remolino artificial que lo producen infinidades de intereses, y todos juegan en contra de los del pueblo, pero ha demostrado que no tiene la fuerza suficiente para dejar cao al palestino, que sigue en pie de guerra, pidiendo su derecho a vivir y ser el amo de su destino. Mientras, la escalada de armarse, no para en "Oriente Medio". Armas nucleares que tiene el Estado sionista (200 ojivas nucleares) y misiles de largo alcance en Irán etc. y muchas más armas para terminar con la población cientos de veces, es un polvorín que se autoalimenta de políticas geoestratégicas que no tienen otro objetivo que aquel de dominar la zona y Palestina sigue siendo su eje. Las y los palestinos sintiendo a diario la muerte muy de cerca; viendo el goteo de caídos a manos de la fuerza ocupante y que arriesgan su vida por el simple hecho de cruzar los checkpoints para ir al colegio, al trabajo, a la compra, a cosechar sus campos o los dos millones de seres encarcelados en la franja de Gaza, tienen moralmente la licencia más alta de los estatus políticos para tomar sus decisiones como pueblo soberano, decisiones que le saquen de su estado actual bajo la ocupación, la represión y el apartheid sionista.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

141


LOS ASENTAMIENTOS ISRAELÍES LOS ASENTAMIENTOS ISRAELÍES ESTÁN SIEMPRE EN LAS NOTICIAS - PERO ¿QUÉ SON Y QUÉ SIGNIFICAN?

BEN WHITE Ben White es un periodista británico y activista que escribe principalmente sobre el conflicto Israel-Palestina Poco después de que Israel conquistara Cisjordania y la Franja de Gaza en junio de 1967, las autoridades israelíes comenzaron a establecer colonias civiles – asentamientos – en el territorio recién ocupado. Inicialmente eran pocos en número, los asentamientos crecieron constantemente, extendiéndose por todo el territorio palestino ocupado. Hoy en día, cerca de medio siglo más tarde, hay más de 200 asentamientos, sin incluir los eliminados de la Franja de Gaza en 2005. Algunos asentamientos son grandes ciudades, mientras que otros son pequeños puestos de avanzada – todos ellos, cuentan ahora con una población de de más 600.000 colonos. El área urbanizada de los asentamientos es del 2 % de Cisjordania, además de las zonas agrícolas e industriales que casi doblan esa cifra. Una pequeña cantidad de tierra puede recorrer un largo camino – Ma´ale Adumim, por ejemplo, al este de Jerusalén, ocupa el 0,8 por ciento de Cisjordania, sirve para cortar la Ribera Occidental en dos partes. Por otra parte, las autoridades locales de los asentamientos constituyen alrededor del 37% de Cisjordania – para limitar las áreas de desarrollo palestino. Los asentamientos israelíes son ilegales según el derecho internacional, constituyendo una grave violación de la Convención de Ginebra. La ilegalidad de los asentamientos es una posición de consenso, apoyada por las Naciones Unidas – tanto en resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General -, así como por la Corte Internacional de Justicia y de la Cruz Roja. Curiosamente, a pesar de que ahora Israel cuestiona esta posición, en 1967, un asesor jurídico del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel escribió un memorando secreto reconociendo que establecer colonias civiles en los territorios palestinos ocupados sería ilegal según el derecho internacional.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

142


Los asentamientos han sido respaldados por todos y cada uno de los gobiernos israelíes desde 1967, incluidos los que a menudo se ven en Occidente como más “moderados”. El Partido Laborista, por ejemplo, dio origen a los asentamientos en el valle del Jordán, mientras que en los primeros tres meses del primer ministro Ehud Barak en 1999, el gobierno autorizó la construcción de nuevos asentamientos a un ritmo superior a la de la anterior administración del Likud. Incluso Isaac Rabin, hablando un mes antes de su asesinato, afirmó que Israel se aferraría siempre a los asentamientos principales en Cisjordania y Jerusalén Este. El actual gobierno israelí, por su parte, es un firme partidario de la iniciativa de los asentamientos, con el gabinete incluyendo ministros que apoyan la anexión formal a Israel de parte, o toda, Cisjordania. Los asentamientos tienen un severo impacto sobre los palestinos, ya sea en términos de desplazamiento, división y fragmentación de la tierra, la explotación de recursos naturales cruciales y tierras fuera de los límites. Los colonos también cometen sistemáticamente actos de violencia contra bienes y personas palestinas, con impunidad. Según Amnistía Internacional, la política de asentamientos de Israel es “intrínsecamente discriminatoria”, “infringiendo sus derechos a una vivienda adecuada, agua y medios de vida.” Human Rights Watch ha descrito a los asentamientos como “parte integrante de las políticas israelíes que desposeen, discriminan, y abusan de los derechos humanos de los palestinos”. Hace algunos años, el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial declararó que las olíticas israelíes en Cisjordania – con los asentamientos en el frente y el centro – violan la prohibición de segregación y apartheid.

VIDEO EN INGLÉS

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

143


REFUGIADAS DE PALESTINA: MANTENER VIVA LA MEMORIA DEL 48

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

144


TRAS PASAR 10 MESES EN LA CÁRCEL, DUNIA ALI MUSLIH, DEL CAMPO DE REFUGIADOS DE DHEISHEH, EN BELÉN, NOS CUENTA SU HISTORIA. IZASKUN SÁNCHEZ AROCA. DHEISHEH (PALESTINA) La Basílica de la Natividad, en Belén, donde dice el cristianismo que nació Jesús de Nazaret, es una de las paradas ineludibles de las hordas turísticas que viajan a tierra santa. Miles de personas llegan cada año en paquetes cerrados que incluyen madrugones, subidas y bajadas de autobuses con el aire acondicionado a todo trapo, largos periplos culturales aderezados con hummus, zumos naturales y compras varias de supuesta artesanía local en muchos casos made in China. Todo en un marco incomparable, eso sí. Sin embargo, rara vez el turista verá en lo que se intenta camuflar como una barrera de sonido de la autopista un muro ilegal construido por Israel que se anexiona un 20% de Cisjordania y divide familias, ciudades y pueblos.

EL MURO VISTO DESDE EL PUEBLO DE QALANDIA. POR ENCIMA UNA CARRETERA DEL APARTHEID, SOLO PARA COCHES CON MATRÍCULA ISRAELÍ. / IZASKUN SÁNCHEZ AROCAEL MURO A SU PASO POR BELÉN. / IZASKUN SÁNCHEZ AROCA

También es probable que entre milagro y parábola se confundan con peajes los puestos de control militar israelíes (check point) donde la población palestina, ambulancias incluidas, puede pasar horas y horas esperando a que abran.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

145


CHECK POINT DE QALANDIA QUE COMUNICA RAMALA CON JERUSALÉN. / IZASKUN SÁNCHEZ AROCA

INTERIOR DEL CHECK POINT DE BELÉN QUE LLEVA A JERUSALÉN. IZASKUN SÁNCHEZ AROCA. Lejos de la mirada del turista, a tan sólo tres kilómetros de donde estuvo el Portal de Belén se ubican varios campos de población refugiada de Palestina. En este caso hablamos de Dheisheh, pero lo cierto es que podríamos hablar de cualquiera de los 27 que hay entre Gaza y Cisjordania que reciben servicios de Naciones Unidas.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

146


En sus inicios, en 1949, Dheisheh estuvo formado por un conjunto de tiendas de campaña que acogieron a unas 3.000 personas de 45 pueblos palestinos diferentes expulsadas con la creación del Estado de Israel en 1948, lo que se denomina como la Nakba (el desastre) Más de medio siglo después, la población del campo se ha multiplicado por cinco, llegando a los 15.000 habitantes, que continúan viviendo prácticamente en el mismo espacio que en 1949. Eso sí, en vez de tiendas de campaña, ahora hay familias enteras instaladas en una amalgama de viviendas de hormigón, muchas de ellas inacabadas, hacinadas y sin apenas intimidad. Más que calles, lo que hay son pequeños callejones entre las casas con graves problemas de saneamiento donde ponen un poco de color y memoria las pintadas, dibujos o fotos de mártires, los asesinados por Israel. La llave, el símbolo del retorno de la población refugiada, está presente casi en cada esquina. Entre los callejones surgen pequeños comercios locales y alguna arteria principal que atraviesa parte del campo. Resulta imposible encontrar un espacio público en el que sentarse, tomar la fresca o echarse unas carreras en el caso de los más pequeños y pequeñas.

LA LLAVE ES EL SÍMBOLO DEL RETORNO DE LA POBLACIÓN REFUGIADA DE PALESTINA. /IZASKUN SÁNCHEZ AROCA

COMUNIDAD

Dheisheh, como muchos otros campos, está formado por una comunidad muy fuerte, que se apoya y se ayuda en el día a día. No en vano ha sido muy castigado durante las intifadas. Fue cercado, tuvo toque de queda y a día de hoy casi todas las semanas hay incursiones de militares israelíes que registran las casas, detienen y se llevan a gente para interrogarla. "A pesar de haber nacido y de haberme criado en Dheisheh, mantengo esta identidad fuerte de refugiada. Este campo no es mi lugar de origen”

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

147


Dunia Ali Muslih es una de ellas. Tiene 19 años y en el momento de esta entrevista apenas lleva cinco días fuera de la cárcel. Ha cumplido una condena de 10 meses. Salió el pasado 24 de agosto. Está cansada y tiene ojeras, pero a pesar de todo no puede evitar sonreír por estar en casa de nuevo. “No duermo bien y me está costando coger el ritmo. Sólo quiero volver a mi vida cotidiana, ir a la universidad, ver a mis amigas, estar con mi familia”, explica. Cuenta cómo todo comenzó con una llamada del Ejército israelí a sus padres. “Vamos a detener a su hija porque es una maleducada y aquí la vamos a educar”. La joven, como cualquier otro día, volvía a casa después de clase. Hacía unos meses había empezado a estudiar contabilidad: “Me encantan las matemáticas”, confiesa. “Devolví la llamada y efectivamente me contestó el comandante de la zona para decirme que si no quería que me detuvieran delante de mis padres me presentara en el puesto de mando”, dice. Ali Muslih nunca se presentó, y 20 días después el Ejército israelí irrumpió en su casa a las tres de la mañana para arrestarla. Un capitán se identificó y le dijo que era a él a quien le había colgado el teléfono. “Si quieres arrestarme, hazlo ahora, no hace falta que hagas tanto teatro”, le dijo ella.

DUNIA DURANTE UN MOMENTO DE LA ENTREVISTA. / IZASKUN SÁNCHEZ AROCA Dunia pasó maniatada por siete centros diferentes sin saber de qué se la acusaba, para terminar siendo interrogada en Moscobiya, un edificio en pleno corazón de Jerusalén, en lo que llaman el Russian Compound, rodeado de bares y terrazas. La acusaron de recaudar fondos para el Frente Popular para la Liberación de Palestina y de estar planificando un ataque a Israel. “Nunca reconocí los cargos y en el juicio me sentenciaron por las declaraciones de un supuesto

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

148


testigo”. La primera vez que consiguió ver a un abogado ya llevaba un mes en la cárcel. En la corte militar en la que fue juzgada pidieron dos años de cárcel, pero finalmente el abogado consiguió negociar diez meses. Leer más: Detención israelí: sin acusaciones, sin juicio, sin derechos Dunia Ali Muslih es una de las 10.000 palestinas que han pasado por una cárcel israelí desde 1967, una cifra que se eleva hasta 800.000 personas si incluimos a los hombres y a los menores. Esto es el 20% de la población palestina. Actualmente hay unos 7.000 prisioneros y prisioneras políticas, 70 son mujeres y 414 menores, y 715 se encuentran bajo detención administrativa, es decir, sin que se hayan presentado cargos contra ellos y sin haber sido juzgados.

ESTRATEGIA DE OCUPACIÓN Desde distintas organizaciones, como Addameer, se coincide al señalar la política de detenciones y encarcelamientos como una estrategia más de la ocupación israelí que criminaliza especialmente a jóvenes, activistas, periodistas, políticos y organizaciones de la sociedad civil. “El efecto es muy negativo, se siembra el pánico continuo porque no es la detención, sino el hecho de llegar por la noche, de asustar a la familia –afirma Ali Muslih–. Algo que, sin embargo, no logra detener el movimiento de la gente, por eso recurren a métodos más extremos”. En uno de los últimos ataques israelíes, el capitán de la zona declaró públicamente que la política de detención de jóvenes iba a terminar: “Sólo los vamos a inmovilizar, les dispararemos a la pierna izquierda para que ya no puedan moverse”. La amenaza se ha consumado y, efectivamente, un breve paseo por el campo permite ver a varios chavales con muletas, entre ellos el tío de Dunia, Mahmoud Add Alazez, de 23 años, que un mes después de haber salido de la cárcel tras una condena de año y medio recibió un disparo en la pierna. Cuando le preguntas a Dunia por qué los campos de refugiados y refugiadas están continuamente en el punto de mira del Gobierno israelí, su respuesta es muy clara: “Es uno de los sitios donde se mantiene vivo el origen de la causa, la memoria del 48. En un lugar como Dheisheh se cría a los niños y niñas, generación tras generación, recordándoles su lugar de origen, ayundándoles a mantener sus raíces, esperando poder regresar a sus tierras. Yo misma, a pesar de haber nacido y de haberme criado en Dheisheh, mantengo esta identidad fuerte de refugiada. Este campo no es mi lugar de origen”. La historia de Dunia Ali Muslih junto con más testimonios forma parte de un proyecto audiovisual realizado por Addameer y Sodepaz sobre los prisioneros y prisioneras políticas palestinas que se estrenará a finales de año.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

149


LA “S” EN BDS: LECCIONES DE LA CAMPAÑA CONTRA SYSTEMS

ELBIT

RESUMEN EJECUTIVO

Las empresas militares israelíes como Elbit Systems parecen invencibles, aunque la industria armamentística israelí es más vulnerable de lo que parece. La escritora invitada por Al-Shabaka Maren Mantovani y el asesor político Jamal Juma’ examinan las tendencias tanto nacionales como globales y establecen vías para que los activistas de derechos humanos sigan tratando de hacer que Israel asuma sus responsabilidades según el derecho internacional.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

150


VISIÓN DE CONJUNTO Las mayores empresas militares israelíes hicieron sonar las alarmas el año pasado por una disminución en los contratos internacionales y citaban, entre otras razones, menores presupuestos, más competición y menor demanda de productos hechos en Israel. ¿Es un indicador de que quizá la industria armamentística israelí no es tan invencible como parece? ¿Qué lleva a que decaigan los negocios de armas con las empresas israelíes? ¿Cuál fue el papel del movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS por sus siglas en inglés) dirigido desde Palestina, que ha pedido sanciones militares como parte de su campaña para promover los derechos humanos? En este informe político de Al-Shabaka Maren Mantovani y Jamal Juma analizan algunas de las tendencias a las que se enfrenta el complejo industrial militar israelí con una atención particular a la campaña contra Elbit Systems. El informe examina los momentos difíciles a los que se enfrenta la industria, el mito de la superioridad tecnológica israelí, los cambios locales y globales de la industria, y las alianzas emergentes para revertir la militarización y asegurar las sociedades. Basándose en estos análisis, extraen valiosas lecciones e identifican los caminos que debe seguir el movimiento global de solidaridad con Palestina.

UNA INDUSTRIA “INVENCIBLE” SE ENFRENTA A MOMENTOS DUROS Durante años los palestinos y sus partidarios – figuras mundiales como Desmond Tutu, Adolfo Perez Esquivel, Naomi Klein y Noam Chomsky – han pedido un embargo militar inmediato y total a Israel para hacer que asuma sus responsabilidades por sus violaciones de los derechos humanos palestinos. Decenas de miles de personas han firmado peticiones y los activistas se han manifestado contra las empresas relacionadas con el ejército israelí. En la última década los activistas han llevado a cabo una campaña contra Elbit Systems, una de las mayores empresas militares israelíes. La campaña va desde presiones al gobierno hasta el bloqueo de las empresas subsidiarias de Elbit en países como Australia, Reino Unido y Brasil.

SEGUIR LEYENDO…

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

151


Hace unos meses, la periodista Teresa Aranguren, en una charla organizada por la Asociación Al Quds en Málaga, decía que hay versiones elaboradas para falsear los hechos, para ocultarlos, para justificarlos y que además de falsas, si éstas cuentan con med ios suficientes, pueden ser versiones muy poderosas. Estas “versiones poderosas” son las que han mantenido la ocupación militar más larga de la historia moderna sobre la población nati va palestina sin apenas perturbar a los arquitectos de la colonización s ionista y el apartheid en I srael.

ACOM, LA TAPADERA DE

ISRAEL QUE AMENAZA LA SOBERANÍA LOCAL EN NUESTRO PAÍS https://jdmuriana.wordpress.com/

Estas versiones nos sacuden a diario con tal virulencia, que nos pueden hacer elegir estar en contra de los derechos humanos, universalmente aceptados, sin saberlo. Aceptar la tiranía mientras defendemos la democracia o se r soporte del verdugo en vez de defender a las víctimas. Y a ésta ardua tarea se dedica I srael y las decenas de organizaciones sionistas que están sembrando de odio y falacias el arduo trabajo que desde décadas realizan los colectivos y defensores de derec hos humanos l ocales, con gran arraigo sobre cada territorio en nuestro país. Uno de esos grupos es ACOM (Acción y Comunicación en Oriente Medio), c on sede en Madrid y total opacidad en sus cuentas, esta asociación sin ánimo de lucro tiene como única finali dad defender a un Estado que hace justo 2 años masacró a más de 2205 personas en Gaza (i ncluyendo a más de 550 niñas y niños) y a difamar contra las personas, grupos e instituciones del Estado español que promueven el cumplimiento del derecho internacional y los Derechos Humanos en Palestina. ACOM destina numerosos fondos a presentar recursos contra las

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

152


instituciones públicas que impulsan la solidaridad con el pueblo palestino y a insultar y amenazar insistentemente por redes sociales, correo electrónico y teléfono a las personas que sustentan este movimiento solidario. Además, diversos perfiles afines desde los que se realizan estos ataques están vinculados a la extrema derecha y a posiciones islamófobas , como afirma el comunicado de la Red Solidaria Contra l a Ocupación de Palestina (RESCOP) que impulsa la campaña de Espacios Libres de Apartheid I sraelí (EL AI ) en nuestro país. El pasado 27 de mayo, el municipio de Vélez-Málaga s e adhirió, a través de un acuerdo del Pleno del Ayuntamiento a l a campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra el apartheid israelí, declarándose espacio EL AI . Una campaña surgida en 2005 que busca implementar las resoluciones de Naciones Unidas y acabar con la ocupación a través de las mismas estrategias de resistencia p acíficas que utilizaron Gandhi, Martin Luther King, Rosa Parks o Nelson Mandela contra la discriminación racial en sus países. A finales de julio, el grupo sionista ACOM interpuso una demanda contra dicho acuerdo que el juez resolvió favorable a la retirad a de la moción. De la misma forma, el juzgado Contencioso - Administrativo número 1 de Gij ón rechazó un recurso de ACOM contra la declaración de Gijón en los mismos términos. Los argumento de ACOM, que no tiene legitimidad para representar a los israelíes, c hocan frontalmente con la realidad de la moción, de un pr ofundo carácter antirracista y antisionista, este grupo islamófobo j uega a imponer su versión de equi parar la religión judía con el estado de I srael,

olvidando que millones de palestinos viven bajo l a ocupación y el apartheid del régimen de Tel Aviv. Es una vieja triqui ñuela que habrá que seguir aclarando cuantas veces sean necesarias: No es l o mismo antisemitismo (el odio a los semitas , entre ellos los judí os, pero también los palestinos) que antisio nismo (oposición a la colonización de Palestina) de la misma forma que no es equiparable, como defiende las tesis de ACOM y l os jueces que las secundan, judaísmo con I srael. Las críticas al Estado de I srael no solo son legítimas, sino que forman parte de la libertad de expresión, al igual que el llamamiento a imp oner sanciones, boicots y desinversiones son posturas impuestas por los estados y las Nac iones Unidas en multitud de ocasiones a todos aquellos regímenes que se sitúan al margen de la legalidad internacional. Israel ha robado l a identidad judía a los judíos de la misma forma que roba las tierras a los palestinos o judaíza Jerusalén en su intento de borrar siglos de historia árabe de la ciudad. Así lo afirman decenas de colectivos judíos antisionistas que forman parte y, en ocasiones, encabezan, la campaña de boicot contra I srael. Estar en contra, como lo ha hecho el consistorio de Vélez Málaga junto a otros 50 municipios de éstas prácticas, no puede ser discriminatorio, sino que busca revertir y palia r los efectos de la discriminación que denuncian. Las críticas legítimas a las acciones de un Estado que lleva a sus espaldas la ocupación más larga de la historia moderna, practica el apartheid contra la población árabe y acelera la colonización ante la mirada impune de la comunidad internacional, no debe

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

153


ser sancionada, sino más bien impulsada por todos aquellos que creemos en la jus ticia, la ley y el orden. Es la impunidad de I srael lo que ha generado un monstruo capaz de socavar las legislaciones loca les de nuestro entorno. Un monstruo de muchas cabezas que financia grupos islamófob os de extrema derecha como ACOM para amedrentar a l os concejales, alcaldes y consistorios en su intención de mostrar solidaridad con la situación de la población palestina y de coaccionarlos a través de una ofensiva legal y mediática; a través de las redes sociales y medios de comunicación; para vincular la defensa de los derechos humanos de los palestinos al terrorismo y el yihadismo. Las instituciones deberían actuar cuanto antes p ara detener la actividad de incitación al odi o de estos grupos que se nutren de fondos poco transparentes para realizar su labor: defender la marca Israel a cualquier precio.

que nuestras i nstituciones se comprometan con los Derechos Humanos. ACOM es una tapadera de I srael para trasladar su guerra sucia contra el movimiento pacifista del BDS en Palestina e I srael a nuestro país y atacar a los defensores de los derechos humanos en nuestra tierra. Así lo advierten varios informes de organizaciones como Amnistía Internacional o la Federación Internacional de los Derechos Humanos , que subrayan la ofensiva israelí contra los activistas BDS. La impunidad del comercio en la comisión de delitos internacionales

El origen de este grupo radical de extrema derecha y otros afines para “defender a I srael” en el exterior coincide con el anuncio del gobierno de Netanyahu de inyectar en el exterior miles de millones de euros en “combatir ” el BDS. La falta de transparencia y control de esta organización nos p reocupa ya que podrían es tar obteni endo fondos del extranjero p ara socavar la democracia local, las libertades civiles y el derecho a la libertad de expresión en nuestr o país.

Sin embargo, este movimiento de criminalización deja un mensaje mucho más profundo y es que es muy significativo que nuestro sistema judicial ofrezca impunidad a las empresas que participan en violaciones de derechos humanos con una alarmante celeridad, cuestionando cualquier acción de presión para cesar esta complicidad bajo distintos paraguas: discriminación en la contratación, libertad en el comercio… nos preguntamos cómo hemos llegado hasta aquí , desde cuándo el sistema jurídico que hemos c onstruido entre todos en democracia protege a las empresas privadas que solo persiguen el lucro con sus actividades y no a las personas. No puede haber carta blanca en el sector privado: nuestros representantes tienen la obligación de controlar y supervisar muy de cerca que sus acciones no provocan sufrimiento ni daño.

Es intolerable que una entidad sin ningún arraigo social y que defiende a un Estado de Apartheid intente injerir en la soberanía democrática de nuestros municipios, les di cte qué pueden votar y qué no y pretenda impedir

Pero no todo vale, sobre todo cuando hablamos de enriquecer a empresas que aquí nos ofrecen servicios y en otro lugar del mundo colaboran probadamente con crímenes de guerra que causan sufrimiento a la población. Es

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

154


imprescindible que el dinero de los contribuyentes deba ser tratado de forma escrupulosa por parte de nuestros rep resentantes y éstos deben poder decidir hacia dónde va nuestro dinero sin injerencias externas. En la 1ª Conferencia Europea de Ciudades para los Derechos Humanos (Barcelona, 1998) se formula La Carta de Salvaguarda de los Derechos Humanos. En és ta, se recogen los compr omisos adquiridos por los gobiernos l ocales, a fin de garantizar, defender y promover los Derechos Humanos en el ámbito municipal, la decisión del Contencioso Administrativo número 1 de Málaga, c ontraviene este marco de actuación. En virtud de la Directiva 2014/24 de la Unión Europea, “un organismo público puede excluir a un operador económico de la licitación de un contrato público o puede rechazar tal oferta, cuando se compruebe que el individuo o la organización de que se trate es culpable una falta profesional grave, lo que hace que su integridad cuestionable”. El Ministerio de Exteriores de España, en línea con la UE lanzó un mensaje a la ciudadanía española advirtiendo sobre los riesgos asociados con las actividades económicos y financie ras de los asentamientos israelíes declarados ilegales: “Las transacciones financieras, inversiones, compras, contrataciones, así como otras actividades económicas (incluyendo servicios como el turismo) en los asentamientos israelíes o que los benefician, suponen riesgos jurídicos y económicos que se derivan del hecho de que los asentamientos israelíes, de acuerdo con el derecho internacional, están

construidos en territorio ocupado y no son reconocidos como parte legítima del territorio de I srael”. En la misma línea la moción acuerda excluir a todos estos negocios. Los Principios Rectores sobre empresas y derechos humanos de la ONU recomiendan, entre otros, que los Estados nieguen el acceso a apoyo público y servicios, o que nieguen suministros futuros a empresas involucradas en graves violaciones de derechos humanos y que se nieguen a cooperar para tratar la situación. La ONU afirma que los Estados deben adoptar las medidas adecuadas para prevenir, investigar, castigar y reparar los abusos cometidos por age ntes privados’. Esta obligación no impide, como afirman algunos, que otros niveles del Estado y su administración, actúen en consecuencia. La exclusión por parte de gobiernos locales de actores involucrados en la violación de normas imperativas de la obtención de beneficios, incluyendo contratos, inversiones y otras formas de cooperación no es “discriminación arbitraria” sino una obligación de todos los actores estatales, también de los ayuntamientos, más cuando la propia Naciones Unidas afirma que estos tratados son vinculantes para ‘todos los Estado Parte en conjunto’, es decir “Todos los poderes del Estado (ejecutivo, legislativo y judicial) y otras autoridades públicas o estatales, a cualquier nivel que sea, nacional, regional o loc al, están en condiciones de asumir la responsabilidad del Estado Parte” . El incumplimiento por parte de los gobiernos estatales de sus obligaciones como terceros Estados y con la promoción de los derechos humanos no exonera, sino que pone

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

155


más responsabilidades a nivel local. Nos preguntamos ¿cómo puede ser ilegal evitar pagar con dinero público sucias prácticas vinculadas a crímenes internacionales? En el caso que nos ocupa, la moción fijaba su obj etivo en los asentamientos o l os productos o servicios total o parcialmente procedentes de los asentamientos. Es importante tener en cuenta que el Acuerdo sobr e Contratación Pública (ACP) no se aplica a las empresas de los territorios de asentamiento cuyo propósito es llevar a cabo la actividad económica par a su pr opio beneficio o en be neficio del estado de I srael porque los asentamientos israelíes en los TPO s on ilegales según el derecho internacional y violan las normas imperativas de derecho internacional, por lo que cualquier beneficio económico de la ocupación para el Estado de Israel está prohibido bajo las mismas normas. Alejar la ciudadanía veleña de estas complicidades no debe ser ilegal en un estado de Derecho, sino una obligación que debería promover el mismo. El solo hecho del conocimiento de la existencia de una colonización y ocupación en curso es motivo más que suficiente p ara aplicar un aislamiento gener al a I srael como ocurrió con la racista Sudáfrica. Si sumamos las tr opelías documentadas se torna vergonzoso no aplicar boicots generalizados y sanciones a Tel Av iv. Lo ala rmante es estar a esta altura de la historia debatiendo s obre l a conveniencia o no de aplicar estos mecanismos de presión internacionalmente reglados sobre los hechos pr obados de la desposesión, la colonización, la limpieza étnica o la masacre de los palestinos.

Por nuestra parte, no podemos tolerar que un país extranjero monte satélites en nuestro país para atentar contra el trabajo de los defensores de los derechos humanos locales, nuestras ONG y colectivos sociales, contra las personas que llevan décadas trabajando por un mundo mejor en muchas partes del mundo y que son nuestra mejor carta de presentación fuera de nuestras fronteras. No podemos tolerar que un país extranjero abra sucursales fantasma con fondos ocultos para atentar contra la soberanía loca l, sembrando un discurso de odio y miedo en las corporaciones locales, cuando son ellas l a punta de lanza de la solidaridad en nuestros territorios. Alguien debería comenzar a pedir cuentas a estos grupos fascistas de extrema derecha que defiende la democracia con perversión dictatorial y acusan de discriminación y antisemitismo con la ligereza propia del peor macartismo del si glo pasado. Son pirómanos ejerciendo de bomberos y están quemando el monte delante de nuestros ojos. De los poderes públicos depende pararle los pies a estos grupos y son los ayuntamientos los primeros que, parece, tendrán que dar la batalla.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

156


RESUMEN E INFORME COMPLETO DE LA ASOCIACIÓN DE DERECHOS HUMANOS HRW DE LAS PRÁCTICAS DE LA FEDERACIÓN ISRAELÍ DE FÚTBOL COMO INSTRUMENTO DE LA OCUPACIÓN ISRAELÍ EN CISJORDANIA ENVIADO POR NUESTRO CONSEJERO EDITORIAL SANTIAGO GONZÁLEZ VALLEJO

RESUMEN EN CASTELLANO DEL INFORME DE LA ONG HUMAN RIGHTS WATCH (HRW) SOBRE LA SITUACIÓN DE ILEGALIDAD DEL FÚTBOL PROMOVIDO POR ISRAEL EN LAS COLONIAS Y EXIGIENDO A LA FIFA QUE CORTE DE RAÍZ ESTAS PRÁCTICAS Y

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

157


QUE)

CUMPLA CON SUS DEBERES EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS Y QUE

OBLIGUE A SU AFILIADA, LA ASOCIACIÓN ISRAELÍ DE FÚTBOL (IFA), A DEJAR DE ORGANIZAR PARTIDOS Y EVENTOS OFICIALES DENTRO DE LAS COLONIAS ISRAELÍES

(ILEGALES PARA EL DERECHO INTERNACIONAL ) EN CISJORDANIA (PALESTINA). La ONG Human Rights Watch (HRW) ha publicado un informe que exige que la Federación Internacional de Fútbo l Asociación (FIFA) cumpla con sus deberes en materia de derechos humanos y que obligue a su afiliada, la asociación israelí de fútbol (IFA), a dejar de organizar partidos y eventos oficiales dentro de las colonias israelíes (ilegales para el derecho internacio nal) en Cisjordania, áreas vetadas a la población palestina. “Celebrar partidos sobre tierra robad a ensucia el bello deporte del fútbol” dijo Sari Bashi, director de HRW para Palestina e Israel. “La FIFA tiene una nueva dirección y este mismo año ha renovado su compromiso para con los derechos humanos. Debería actuar ahora y mostrar la tarjeta roja a los clubes de los asentamientos e insistir para que la IFA cumpla con los reglamentos de la FIFA,” añadió. HRW ha llevado a cabo una investigació n so bre de los clubes de fútbol que pertenecen a la IFA pero juegan partidos fuera de las fronteras de Israel e n campos ubicados en asentamientos en Cisjordania, invadida e ocupada por Israel en 1967. Estos asentamientos construidos en terrenos robados a la población palestina son ilegales en el derecho internacional. Violan el cuarto convenio de Ginebra que prohib e el traslado de la población civ il de un poder ocupante al territorio ocupado. Esta acción se considera un crimen de guerra. La asociació n palestina de fútbol (P FA) ya ha denunciado a la IFA por violar los reglamentos de la FIFA que prohibe la celebración de com peticio nes sobre el territorio de otro afiliado sin obtener su permiso. Una co misión de investigació n establecida por la FIFA para resolver este tema entregará sus recomendaciones en la reunión del consejo de la FIFA el día 13 de octubre en Zurich.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

158


Según HRW, el tema v a más allá que una disputa entre dos asociaciones nacionales. Al permitir que IFA celebre partidos dentro de asentamientos, la FIFA está llevando a cabo una actividad co mercial que financia las colonias en contra de sus compro misos, re cién afirmados, de defender los derechos humanos. Un informe de abril 2016 escrito a instancias de la FIFA por John Ruggie, autor de los principios directrices de la ONU sobre los negocios y los derechos hum anos (UNGP), recomienda específicamente que la F IFA aplique los UNGP en todas sus actividades. Y HRW recuerda que, cuando asumió hace poco la presidencia de FIFA, Gianni Infantino se comprometió a sacar a la FIFA del fango de escándalos sobre derechos humanos y corrupción para que el deporte bello volvi ese a ser el enfoque único de jugadores e hinchas. HRW ha intentado obtener una valoración de su informe desde las distintas aso ciaciones y desde los clubes de fútbol radicados en asentamientos de Cisjordania. L a FIFA prometió responder m ás adelante, mient ras que la europea UEFA se negó a hacer comentarios. IFA respondió el 23 de septiembre 2 016. El informe incluye una amplia sección de datos sobre cada uno de los clubes ubicados en los asentamientos detallando sus actividades deportivas con mapas ilustrando los terreno s ilegalmente ocupados donde desarro llan estas activ idades. Informe completo: https://www.hrw.org/ news/2016/09/25/israel/palesti nefifa -spo nsoring-games -seized-land

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

159


H

UMAN RIGHTS WATCH ACUSA A LA FIFA DE PATROCINAR PARTIDOS

EN TIERRAS PALESTINAS ROBADAS

Gianni Infantino, presidente de la FIFA (EFE)

La ONG insta a la organización a exigir a Israel que impida estas actividades.

Está previsto que el Comité de Observación establecido por la FIFA analice las reclamaciones palestinas contra Israel. La ONG Human Rights Watch (HRW), acusó a la FIFA de patrocinar partidos de fútbol en los asentam ientos judíos en la Cisjordania ocupada e instó a la organización a exigir a Israel que impida estas actividades. "A fin de cumplir con sus respo nsabilidades en derechos humanos, la FIFA debe solicitar a su filia l, la Asociació n de Fútbol de Israel, que tiene negocios en los asentamientos ilegales fuera del alcance de los palestinos, que traslade todos los partidos y actividades sancio nadas al interior de Israel", reclamó HRW en un comunicado difundido hoy. La directora regional de la organización, Sari Bashi, aseguró que la FIFA, que estrenó nuevo presidente recientemente y renovó sus compromisos con los derechos humanos,

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

160


"debe dar un paso adelante y sacar tarjeta roja a los asentamientos e insistir en que la Asoc iació n Israelí juegue de acuerdo a las normas". De acuerdo al estatuto de la FIFA, uno de sus miembros no puede celebrar competiciones en el territorio de otro de lo s asociados sin su consentimiento, como ocurre con cinco equipos de divisiones inferiores q ue pertenecen a las colonias israelíes, ilegales ante el derecho internacio nal de Maalé Adumim, Ariel, Kiryat Arbá, Bikat Hayarden y Givat Zeev. Además, HRW recuerda que ha investigado cómo los negocios en los asentamientos contravienen el derecho internacio nal y "se benefician de estas violaciones", entre otras cuestiones, al explotar recursos naturales palestinos a favor de los israelíes. "(Los negocios en los asentamientos) son parte de un régimen discriminatorio que los priv ilegia mientras impide el de sarrollo de las institucio nes comerciales, sociales y culturales, y la infraestructura" palestina, reza el comunicado de HRW. Está previsto que el Comité de Observación establecido por la FIFA y que encabeza el sudafricano Tokio Sexwale, analice las reclam acio nes palestinas co ntra Israel para que expulse de su liga a los equipos de los asentamientos y presente un informe sobre la cuestión en un debate previsto entre los días 13 y 14 de octubre. Sesenta y seis europarlamentarios (más de una decena de ellos españoles) han escrito al presidente Gianni Infantino reclamando que la FIFA "de acuerdo a sus estatutos, a la ley internacional, a lo s precedentes existentes y al compromiso adquirido con los derechos humanos" exija la exclusión de esos equipos de la liga en Israel.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

161


Israel desafía a la FIFA al impedir salir de Gaza a jugadores palestinos o

El equipo nacional de fútbol-playa masculino de Palestina debería estar en Vietnam para participar en los V Juegos de Playa Asiáticos pero Israel no le da permiso para salir de Gaza

o

Tras el Congreso de la FIFA, se creó un comité de seguimiento para facilitar el tránsito jugadores en los territorios palestinos ocupados

o

Según la legislación internacional, son los equipos provenientes de colonias israelíes los que no deberían estar autorizados a participar en ninguna competición oficial

Isabel Pérez*

Equipo de fútbolplaya nacional masculino de Palestina durante los Juegos Asiáticos de 2012 en los que ganaron medalla de bronce. Foto cedida por el equipo.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

162


El equipo nacional de fútbol-playa masculino de Palestina ya debería estar en Vietnam para participar en los V Juegos de Playa Asiáticos que comienzan el 24 de septiembre. A pesar de todos los esfuerzos hechos por la Asociación Nacional Palestina de Fútbol ha sido imposible conseguir permisos israelíes para salir de la franja de Gaza. “Existen dos pasos fronterizos para personas en la franja: Rafah y Erez. El paso de Rafah está cerrado por los egipcios completamente y el paso de Erez está cerrado por los israelíes. La Asociación Palestina contactó a las autoridades israelíes para que nuestra delegación saliera a participar, pero lo rechazaron. Rechazaron permisos para toda la delegación”, cuenta a eldiario.es Emad Hashem, entrenador del equipo. Hashem explica que el equipo, compuesto por diez jugadores de entre 20 y 30 años, lleva desde mayo preparándose para el viaje, pero la semana pasada perdieron toda esperanza y dejaron de entrenar. “Somos uno de los mejores equipos de Asia y en los últimos juegos en los que pudimos participar, en 2012, cuando conseguimos salir por el paso de Rafah, obtuvimos el tercer puesto del podio”, continúa Hashem. Todo esto ocurre tras un verano de campeonato de fútbol ‘Copa Palestina’ en la que se pudo respirar cierta libertad de movimiento para los equipos de la franja y Cisjordania. El partido entre el club Ahli de Hebrón y Shabab de Jan Yunis fue todo un acontecimiento nacional, aunque tuvo sus dificultades. “El Ahli presentó los nombres de sus jugadores a las autoridades israelíes para entrar en la franja de Gaza, pero Israel solo aceptó 11 jugadores de 22. Llegaron a Gaza sin posibilidad de hacer sustituciones”, relata Ibrahim Abu Salim, vicepresidente de la Asociación Palestina de Fútbol. Para la final en Hebrón, sin embargo, solo 10 jugadores del equipo del Shabab

lograron permisos y el encuentro tuvo que retrasarse tres días.

“¡Ni siquiera permitieron la salida de Gaza del portero!" “ ¡Ni siquiera permitieron la salida de Gaza del portero titular!", continúa Abu Salim. Desde la Asociación Palestina enviamos una queja a la FIFA. Solo así conseguimos permiso para otros cinco jugadores”. El 29 de mayo de 2015, durante el 65º Congreso de la FIFA, el presidente de la Asociación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, anunció que Palestina retiraba la propuesta de suspensión de la Federación Israelí de Fútbol (FIF) por incumplimiento de las normativas y el quebrantamiento de los derechos de los y las deportistas palestinas. Sí pidió soluciones para tres cuestiones: la falta de libertad de movimiento de jugadores palestinos, la existencia de cinco equipos de fútbol israelíes en asentamientos ilegales de Cisjordania y el racismo. De este modo, se creó el Comité de Seguimiento Israel-Palestina de la FIFA presidido por Tokyo Sexwale quien, en diciembre de 2015, presentó un acuerdo para establecer una unidad que facilitara el tránsito de bienes y personas en los territorios palestinos ocupados. En julio del presente año 2016, el Comité realizó una breve visita a Gaza. “ No pudimos mostrar a Sexwale todas las instalaciones deportivas bombardeadas por Israel, pero le llevamos a un club de Beit Lahiya bombardeado tanto en 2012 como en 2014 que, además, está financiado por la FIFA", detalla Abu Salim. "Le explicamos que seguimos sufriendo la falta de libertad de movimiento entre la franja de Gaza y Cisjordania y que por culpa de esto nuestras clasificaciones están bajando”. En agosto y septiembre de este año, dos hitos trascendieron a la prensa poniendo a la FIF de nuevo en la mira de la opinión

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

163


pública. Seguidores del club escocés Glasglow Celtic decidieron portar banderas palestinas durante un partido de fútbol contra el equipo israelí Hapoel Beersheva para protestar contra la ocupación israelí de los territorios palestinos. Más recientemente, 66 miembros del Parlamento Europeo enviaron una carta al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, urgiendo a la FIFA que actúe según sus estatutos y la ley internacional para que se retire de la FIF los equipos de fútbol de los asentamientos o estos sean trasladados dentro de territorio israelí.

Los equipos de colonos israelíes En una entrevista para eldiario.es, la FIF destaca que desean alcanzar soluciones “productivas” para cuestiones que no tengan que ver con aspiraciones políticas. “Estuvimos a favor de crear el Comité de Seguimiento Israel-Palestina siempre y cuando no se tuviera ninguna aspiración política o intención de sustituir el papel de político en ambos lados”, declara Shlomi Barzel, jefe de Comunicación de la federación israelí. Con respecto a los equipos colonos de asentamientos ilegales, Barzel afirma que son “equipos legales que tienen que ver con fútbol y educación”. Son equipos "registrados en la FIF desde hace mucho tiempo y tienen cientos de niños cuyo único objetivo es jugar al fútbol”, sentencia Barzel.

Los equipos de asentamientos ilegales de la FIF son: el Fútbol Club Cívico Ariel, con sede en el asentamiento Ariel situado entre las localidades cisjordanas palestinas de Nablus y Ramallah; el Beitar Cívico Ma'aleh Adumim y el Beitar Giva'at Zeev, situados en Jerusalén-Este; el Elitzur Cívico Yehuda del asentamiento Kiryat Arba en Hebrón; el Hapoel Cívico Oranit, en un asentamiento al oeste de Nablus, y el Hapoel Valle del Jordán. Según se indica en la página web en hebreo de la federación todos ellos, excepto el Hapoel Valle del Jordán, poseen equipo de adultos. “Nos apoyamos en la legalidad y la FIFA está estudiando nuestra propuesta. Esto no es nada político. Los equipos colonos están en territorio ocupado y toda actividad deportiva ahí es ilegal porque no está en territorio israelí”, añade Abu Salim. "Hasta ahora se ha trabajado con gran profesionalidad y respeto teniendo presente que los estatutos de la FIFA son muy claros y que el caso de Crimea ha sentado un precedente”, señala a eldiario.es Gonzalo Boye, director jurídico de la Asociación Palestina de Fútbol. Ambas federaciones, palestina e israelí, están de acuerdo en que no se trata de política, sino de deporte, y no debería existir presión ni coacción alguna desde la esfera gubernamental. “ La FIF sabe que la situación es compleja y no permitirá las interferencias del gobierno", apunta Boye. "Ninguna federación puede permitir interferencias conforme a los Estatutos de la FIFA. Esto no es una cuestión política sino estrictamente deportiva”.

Isabel Pérez Licenciada en Periodismo por la UCM, en árabe Moderno Estándar por la Universidad de Alejandría (Egipto) y en Lengua Persa por la Universidad de Teherán (Irán). En 2007 me mudé a Egipto y desde entonces no he abandonado Oriente Medio. Vivo en la Franja de Gaza, en familia, desde enero de 2013.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

164


Fotografía de un muro en Al-Jalil (Hebrón) tomada por el profesor y sindicalista alemán Christoph Glanz. Sobre el hormigón se ve una pintada con el lema “muerte a los árabes” en hebreo.

SINDICATO ALEMÁN DE PROFESORES LLAMA A BOICOT TOTAL A ISRAEL U N SINDICATO ALEMÁN D E PROFESORES DESATA LAS IRAS DE LOS LOBB IES SIONISTAS AL PUBLICAR UN ARTÍCULO A FAVOR DEL BOICOT TOTAL A LOS OCUPANTE S DE P ALESTINA .

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

165


“Esta medida debe llevarse a cabo tanto tiempo como sea necesario hasta que Israel respete los derechos básicos de los palestinos (…): el fin de toda ocupación, el derecho al retorno de los refugiados y la plena igualdad jurídica (…)”, plantea en su escrito el activista

C HRISTOPH G LANZ . El artículo del profesor alemán, titulado “Palestina/Israel: Documentar la injusticia y reclamar justicia, ¿no es posible en Oldemburgo?”, aparece en el número de septiembre de la revista del Sindicato Educación y Ciencia (G EW, en sus siglas en alemán) de enseñantes, federación fundada en 1948 que cuenta con 260.000 afiliados.

ESTA MEDIDA DEBE LLEVARSE A CABO TANTO TIEMPO COMO SEA NECESARIO HASTA QUE ISRAEL RESPETE LOS DERECHOS BÁSICOS DE LOS PALESTINOS (…): EL FIN DE TODA OCUPACIÓN, EL DERECHO AL RETORNO DE LOS REFUGIADOS Y LA PLENA IGUALDAD JURÍDICA (…)”, ESCRIBE EL PROFESOR , SINDICALISTA Y MILITANTE PROPALESTINO ALEMÁN CHRISTOPH GLANZ.

En él, Glanz comienza con sus observaciones de la limpieza étnica israelí en un viaje por Palestina ocupada. A diferencia de cualquier otro país mediterráneo, en la Palestina ocupada desde 1948 no se ven ya pueblos antiguos , con siglos de arquitectura a sus espaldas, sino edificios con apenas unas décadas. Recuerda también de su estancia, además de los omnipresentes puestos de control, la violencia sufrida por él mismo como militante propalestino y las ejecuciones extrajud iciales. En su mis ma puerta, dos palestinos fueron asesinados por soldados

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

166


israelíes en menos de 24 horas y por la espalda, relata. Para Glanz, Alemania y en concreto su ciudad, Oldemburgo (160.000 habitantes, en el noroeste), no pueden permanecer impasibles ante la situaci ón creada por la ocupación y la represión israelíes , máxime cuando sus principales víctimas son los niños, por lo que llama al boicot total para evitar financiar el proyecto sionista.

Razón de más para el boicot, alerta, es que la ocupación israelí afecta también a su propia ciudad, en Alemania, al impedir los lobbies proisraelíes que se hable libremente de la situación en Palestina , a menudo mediante la acusación de “antisemitismo”. En junio, un tribunal de Oldemburgo prohibió que se calumniara a Glanz en es os términos . El artículo ha suscitado grave preocupación en medios proisraelíes. El diario Jerusalem Post ha publicado este mismo domingo, entre reacciones ad versas y sin dar cuenta del escrito en sí, que la publicación del artículo supone “el primer llama do de un sindicato alemán a boicotear a Israel o a los judíos desde el Holocausto”.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

167


¿SE DIRIGE ISRAEL HACIA UNA GUERRA CIVIL?

Eugenio García Gascón Tamir Pardo, jefe del Mosad hasta el mes de junio, ha declarado esta semana que teme que I srael camine hacia una guerra c ivil. No es el primer alto funcionario que habla en esos términos sobre el futuro del país, aunque, como ha ocurrido c on los casos precendentes, lo hace tras

abandonar el cargo

y

no mientras

desempeñaba sus funciones. Esto significa que dice lo que piensa cuando sus palabras carecen de valor y simplemente se deben tomar c omo generales sobre la situación en I srael.

reflexiones

“Si una sociedad dividida cruza cierto umbral, se puede llegar a un fenómeno de guerra civil en c asos extremos. Me temo que n osotros marchamos en esa dirección”, ha dicho Tamir Pardo en sus primeras declaraciones desde que abandonó la jefatura del Mosad. Mientras fue jefe del Mosad, no se cansó de decir que el único peligro existencial de Israel era Irán. Esta semana en cambio h a dicho que eso no es así, que Irán

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

168


no es un peligro existenc ial, y que el únic o peligro existencial del Estado judío viene de dentro y no de fuera. Personalmente pienso que Pardo está equivocado. Me parece cierto que la situación es aquí cada vez más nacionalista y religiosa y que se está agravando rápidamente en esa dirección, pero no c reo que ello vaya a conducir a una guerra c ivil por la sencilla razón de que lo poc o que queda de izquierda no está para conflictos bélicos y se está tragando puntualmente todo lo que le hace tragar la derecha, que no es poc o, sin apenas protestar. Las quejas que se oían hace unos años ya no se oyen. La izquierda ha menguado enormemente a la manera de los jíbaros y solo hay un puñado de izquierdistas abiertamente enojados con lo que oc urre. La inmensa mayoría acata las decisiones nacionalistas y religiosas sin la menor protesta, en silenc io, de manera que parece difícil que se vaya a a levantar en armas y vaya a declararse una guerra civil. Si no va a haber guerra civil, qu é ocurrirá. Es difícil hacer pronósticos en una situación volátil aunque todo indica que el nacionalismo y la religión van a seguir creciendo rápidamente. De hecho, ya se han convertido en el meollo de Israel, en su carta de identidad,

y

no

se

puede

vislum brar

ninguna

alternativa viable a esta situación a medio o largo plaz o. En

contra

de

lo

que

sugiere

Tamir

Pardo,

probablemente no haya guerra civil. Los izquierdistas que los deseen tienen la opción de hac er las maletas y emigrar, mientras que los demás de berán adaptarse a convivir con sus conciudadanos en una sociedad más nacionalista y religiosa, que es lo que ya vienen haciendo desde hace años.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

169


Ranzy Baroud

M A' ANS NEWS AGENCY / TRADUCCIÓN PARA R EBELIÓN DE LOLES OLIVÁN HIJÓS. La división en el seno de la sociedad palestina ha alcanzado niveles sin precedentes y se ha convertido en un obstáculo determinante en cualquier estrategia unificada para poner fin a la violenta ocupación de Israel o para unir a los palestinos en una sola meta. El recién nombrado ministro de Defensa israelí, el ultranacionalista Avigdor Lieberman, lo comprende muy bien. Su táctica desde que ascendió al cargo en mayo pasado se centra en invertir al máximo en esas divisiones como medio de fracturar la sociedad palestina aún más.

RANZY BAROUD

Al lado de los militares israelíes, Lieberman resulta más “extremista” aún. Su legado anterior está plagado de declaraciones violentas y racistas. Entre sus hazañas más recientes destaca el haberse referido al difunto Mahmoud Darwish, el poeta más célebre de Palestina. Llegó a comparar la poesía de Darwish –que reclama la libertad de su pueblo– a la autobiografía de Adolph Hitler, Mein Kampf. Aunque esa no es la declaración más escandalosa de Lieberman. Las provocaciones anteriores de Lieberman son muchas. Hace poco, en 2015, amenazó con decapitar con un hacha a los ciudadanos palestinos de Israel que no fueran totalmente fieles al “Estado judío”, propugnó la limpieza étnica de los palestinos de Israel, y lanzó un ultimátum de muerte contra el ex primer ministro palestino, Ismail Haniya. Sin embargo, declaraciones escandalosas aparte, la última estratagema de Lieberman, resulta más extravagante aún. El ministro de Defensa de Israel tiene previsto imponer

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

170


un código de colores a las comunidades palestinas en Cisjordania ocupada, que los divida en verde y rojo, siendo el verde para “los buenos” y el rojo para “los malos”; así, a los primeros los recompensará por su buen comportamiento y a los segundos los castigará colectivamente aunque sólo sea uno de los miembros de la comunidad el que se atreva a resistir al ejército de ocupación israelí. Una versión de este plan se intentó aplicar hace casi 40 años pero fracasó totalmente. Que propósitos aberrantes como este se propongan bien entrado el siglo XXI sin que concurra la protesta internacional es incomprensible. Los códigos de color de Lieberman irán acompañados de una campaña para resucitar las llamadas “Liga de los Pueblos”, otro experimento fallido de Israel ideado para imponer un liderazgo palestino “alternativo” que vincule a “notables” palestinos y no a los dirigentes elegidos democráticamente. La solución de Lieberman es fabricar un liderazgo que, como en el caso de la “Liga de los Pueblos” de los años 70 y 80, será sin duda considerado por la mayoría de la sociedad palestina como traidor y colaboracionista. Pero, ¿qué ses exactamente la “Liga” y cómo funcionará en esta ocasión? En octubre de 1978, los alcaldes electos palestinos junto a los concejales y diversas instituciones nacionalistas pusieron en marcha una campaña de movilización popular bajo el paraguas del Comité de Dirección Nacional cuyo principal objetivo era dar respuesta al Tratado de Camp David, firmado entre Egipto e Israel, y contestar sus consecuencias políticas que marginaban a los palestinos. En aquel momento, el movimiento cuajó como la red mejor entretejida y más unificada que los palestinos habían logrado nunca en el territorio ocupado. Israel inmediatamente tomó medidas contra los alcaldes, sindicalistas y nacionalistas de diversas instituciones profesionales. La respuesta nacional insistió en la unidad de los palestinos de Jerusalén, Cisjordania y Gaza, de los cristianos y los musulmanes, y de los palestinos sobre el territorio de Palestina y los de la shattat o la diáspora.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

171


La respuesta de Israel fue igualmente contundente. A partir del 2 de julio de 1980 lanzó una campaña de asesinatos contra los alcaldes elegidos democráticamente. Sin embargo, Camp David y los intentos de eliminar a los dirigentes nacionalistas del territorio ocupado, así como el incremento de la violencia de los extremistas judíos en Cisjordania inspiraron protestas populares, huelgas generales y enfrentamientos violentos entre jóvenes palestinos y las fuerzas israelíes. El gobierno israelí actuó para acabar con los alcaldes electos de Cisjordania poco después de haber establecido, en noviembre de 1981, una “Administración civil” para gobernar el territorio ocupado directamente a través de su ejército. La administración militar tenía como objetivo mantener al margen a toda dirección palestina verdaderamente representativa y consolidar aún más la ocupación. Una vez más, los palestinos respondieron con una huelga general y con la movilización popular. Israel siempre se ha afanado en la creación de una dirección alternativa para los palestinos. Estos esfuerzos culminaron en 1978, con el establecimiento de la “Liga de los Pueblos” que otorgaba a sus miembros amplios poderes relativos, incluido el de aprobar o denegar los proyectos de desarrollo en el territorio ocupado. Podían ir armados y contaban con protección militar israelí. Pero también eso estaba condenado al fracaso porque las comunidades palestinas consideraron a los miembros de la Liga como colaboracionistas. Unos años más tarde, Israel tuvo que reconocer la naturaleza artificial de esa creación y admitir que a los palestinos no se les puede movilizar para que acepten la visión israelí de la ocupación militar permanente a cambio de una autonomía superficial. En marzo de 1984, el gobierno israelí decidió disolver la “Liga de los Pueblos”. Ya sabemos que Lieberman no es un avezado estudiante de la Historia pero, ¿qué es lo que pretende conseguir con esta estratagema? Las elecciones municipales de 1976 estimularon las energías palestinas en pos de la unidad; se unieron en torno a las ideas comunes y hallaron una plataforma unificadora en la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Ahora la discordia palestina es inequívoca. El

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

172


enfrentamiento prolongado entre Fatah y Hamas ha transformado radicalmente el discurso nacionalista sobre Palestina convirtiéndolo en una forma de tribalismo político. Cisjordania y Gaza están divididos no sólo geográficamente sino geopolíticamente también. Fatah, asediada ya en más de un frente, está sufriendo más divisiones internas entre los partidarios de su envejecido líder actual, Mahmud Abbas, y el apartado aunque omnipresente Mohammed Dahlan. Más peligroso que todo ello es que el sistema de castigos o recompensas de Israel haya creado clases entre los palestinos: los extremadamente pobres, que viven en Gaza y en la zona C de Cisjordania, y los relativamente prósperos, la mayoría de ellos afiliados a la Autoridad Palestina, en Ramala. Desde el punto de vista de Lieberman, ha llegado el momento de perfeccionar y restablecer la “Liga de los Pueblos”. Que funcione según su forma original o no, no es relevante, lo que importa es generar mayor división entre los palestinos, sembrar el caos social, el conflicto político y, quizá, que se repita la breve guerra civil que se produjo en Gaza durante el verano de 2007. La comunidad internacional debe rechazar categóricamente esos planes arcaicos y ese ideario destructivo, y obligar a Israel a respetar el derecho internacional, los derechos humanos y las decisiones democráticas de la población palestina. Esas potencias que se han impuesto a sí mismas como “agentes de la paz” y garantes del derecho internacional deben entender que Israel sabe muy bien cómo provocar incendios pero casi nunca es capaz de apagarlos. Y entre todos ellos, a Lieberman, el gorila de discoteca ruso reconvertido en político y en ministro de Defensa, no se le debe permitir que imponga un código de colores a las comunidades palestinas que premie y que castigue según le convenga. Un rápido vistazo a la historia nos dice que las tácticas de Lieberman fracasarán; la pregunta, no obstante, es: ¿a qué precio? Fuente: http://www.maannews.com/Content.aspx?id =773018

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

173


Ilan Pappé: 'Es necesario presiones externas e internas para forzar un cambio de régimen en Israel'

La limpieza étnica está en el ADN mismo del Estado judío, por tanto el cambio no puede venir desde dentro, sino desde el exterior. De ahí la necesidad de un movimiento mundial para forzar un cambio de régimen en Israel.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

174


Esa idea fue vertida por el intelectual e historiador israelí, Ilan Pappé, durante una extensa entrevista concedida a Khalil Bendib, y publicada en el portal Mondoweiss y la traducción corresponde a María Landi, publicada en su blog Palestina en el Corazón del día 14/9/15. Por el interés que ha suscitado en nuestros lectores, Al Mayadeen continúa reproduciendo de los fragmentos más importantes. A juicio de Pappé, cuando las masas salieron a manifestar en Egipto y en Túnez y exigieron el cambio del régimen, muchas personas se identificaron con el aquel movimiento masivo y no violento que reclamaban el paso a la democracia en sus respectivas naciones. No siempre un cambio de régimen ha sido un ataque sangriento de fuerzas extranjeras contra la voluntad del pueblo. Por tanto, explica Pappé, cambio de régimen por sí mismo no es un término negativo. Depende de qué régimen se cambia y cómo se cambia. Y precisamente ese concepto está arraigado en los estrategas en Estados Unidos, entre los que diseñan las políticas. Ellos siempre dicen que les gustaría ver a los regímenes no democráticos volverse democráticos. Pero dejando el lado el cinismo en ciertos casos, explica el analista israelí, resulta sorprendente que cuando alguien plantea esa posibilidad acerca de Israel, inmediatamente lo acusan de que quiere ver la destrucción del pueblo judío. Pappé es consciente de que cambiar hoy la realidad en Israel no sería un proyecto fácil. Es muy difícil que la tercera generación renuncie a los privilegios, al poder que tienen. No obstante, apunta, la presión internacional puede ayudar a lograrlo, pero generarla desde el exterior es un proceso muy largo y lento.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

175


Sin embargo, mientras se espera que la presión exterior se materialice, el ritmo de destrucción sobre el terreno se acelera. Por tanto, aun cuando se concrete el éxito en reclutar esa presión internacional eficaz, quedará ya muy poco que salvar en la práctica. Argumenta que si ya no se puede obligar al gobierno a cambiar sus leyes de apartheid, sus políticas de limpieza étnica o de genocidio en Gaza, sería necesario crear enclaves que muestren que existe una forma alternativa de vivir, que va a seguir resistiendo esas políticas como un movimiento masivo. Según consideraciones de la Autoridad Palestina (AP), la única meta por la que las y los palestinos deberían luchar es por un bantustán en Ramala. Pero ello no despierta la imaginación de nadie, ni aterroriza a los israelíes; por el contrario, están muy contentos con semejante objetivo final de la lucha palestina. La AP no ofrece nada a las judías y judíos progresistas que comprenden que viven en una sociedad colonialista, pero que sigue siendo su tierra natal, y querrían vivir en una sociedad más justa. Por tanto, subraya, el cambio de régimen allí no es algo para esperar sólo del exterior, requiere también de acciones internas, aun si sólo se puede avanzar muy lentamente, paso a paso. Ello -considera Pappé- une a la gente, le da un objetivo claro, y los aleja de los falsos paradigmas de la paz, como la solución de dos estados.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

176


Noam Chomsky. Foto: Tomada de Google Usted refiere el apartheid y el paralelo entre Sudáfrica y Palestina, que de hecho es tan novedoso como inspirador para el futuro. Pero Chomsky, en este libro Sobre Palestina le responde que las cosas no son tan simples y que en Su dáfrica un par de cosas eran diferentes: el asentamiento de los colonos no buscaba, como en Palestina, reemplazar a la población nativa; y en Sudáfrica la intervención militar cubana en los años ochenta contribuyó a la derrota del apartheid, incluso militarmente, mientras que el equivalente no se da en Palestina. ¿Qué responde a estas dos críticas de Chomsky? Hay muchas otras diferencias entre los dos estudios de caso. Pero Chomsky y yo diferimos en una línea tenue –y creo que fue el difunto Edward Said quien definió mucho mejor de lo que yo podría hacerlo sobre esa línea tenue que hay entre un análisis académico y el análisis de un activista. Desde un punto de vista académico, hay muchos aspectos de la realidad de Sudáfrica que son diferentes a la Palestina; podría mencionar la falta de cualquier equivalente al lobby judío en el caso de Sudáfrica; puedo mencionar también el Holocausto como un elemento decisivo en la

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

177


historia de Palestina, y no hay nada equivalente a eso en el caso de Sudáfrica. Hay diferencias entre la forma en que el régimen de apartheid se manifestó en Sudáfrica y la forma en que el paradigma o la estructura de la limpieza étnica funciona en Israel. Pero estas son minucias que en realidad no socavan la comparación fundamental, que es la más importante. Hay tres cuestiones que sólo se pueden entender si uno ve su papel no sólo como erudito que compara dos estudios de caso, sino como un activista que quiere inspirarse en una lucha exitosa y trasladar ese éxito a una lucha que hasta ahora no lo ha tenido. Los tres puntos son los siguientes: A) La imagen internacional de la Sudáfrica del apartheid y la imagen internacional de Israel. En muchos aspectos, lo que Israel está haciendo es mucho peor que lo que hizo Sudáfrica. Esto ha sido reconocido por líderes sudafricanos y por muchas personas de conciencia en todo el mundo. B) La inspiración que la generación más joven de activistas, especialmente en Occidente, recibió de la lucha a favor del Congreso Nacional Africano, del movimiento anti-apartheid; eso es muy importante. Y la Semana del Apartheid Israelí (IAW) ha transformado las universidades norteamericanas y europeas en espacios donde los voceros oficiales israelíes no son bienvenidos. Y esto no se podría haber hecho si nos hubiéramos atenido a un tipo de comparación meramente académica entre la Sudáfrica del apartheid e Israel. Esto sólo se puede hacer cuando la gente entiende que la misma energía que enfureció a las personas decentes en Occidente acerca de las realidades de Sudáfrica puede enfurecer hoy a la gente sobre la situación de Palestina. Y no

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

178


hubo ninguna necesidad de inventar la rueda, a pesar de que muchos estudiosos hayan demostrado que el apartheid en Israel es un poco diferente del apartheid en Sudáfrica. C) En tercer lugar, algo que tiene que ver con los apellidos y los nombres de pila. El apellido familiar es “racismo”. El apartheid sudafricano era una sociedad racista. Israel es una sociedad racista. Sí, tienen diferentes nombres, pero pertenecen a la misma familia. Y esa familia es un paria, al menos oficialmente, en todo el mundo, excepto en un caso. Y no se puede poner de relieve este excepcionalísimo sin mostrar el último caso de excepcionalísimo que fue desafiado con éxito. Por eso es tan importante no atenerse siempre a los datos minuciosos, a la comparación erudita, estricta de categorías y subcategorías, y permitirse a veces dejarse llevar por la energía que proviene de los activistas. Esa energía a veces se da cuenta intuitivamente, no de forma académica, de lo que es y lo que no es comparable; de lo que es fuente de inspiración y lo que no lo es. Por eso estoy editando un libro que compara a Sudáfrica con Israel. Lo cierto es que lo que es común a todos estos estudiosos es la comprensión de que hacer un estudio comparativo con Sudáfrica les abrió los ojos sobre las posibilidades en Palestina, cambió la forma de abordar la realidad de Palestina. Fue el modelo sudafricano o el estudio de caso, lo que permitió deshacerse de la solución de dos estados, no sólo como una solución imposible, sino también muy peligrosa. Y no creo que se podría haber desarrollado esta perspectiva sin entender cómo funcionó el movimiento colonialista en Sudáfrica.

Ver: Ilan Pappé: 'La ideología sionista es el principal obstáculo para la paz' Fuente: Al Mayadeen Tv Español

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

179


RETRATANDO EL FUTURO DE PALESTINA "NO QUEREMOS QUE NADIE SIENTA LÁSTIMA POR CUALQUIERA DE LOS ARTISTAS DE LA EXPOSICIÓN O LES APLAUDA SÓLO PORQUE SON PALESTINOS ", AÑADE .

EN CAMBIO, LOS ORGANIZADORES QUIEREN QUE LOS ARTISTAS EN CHAPTER 31 SEAN APRECIADOS POR LA CALIDAD DE SU TRABAJO Y LO QUE TIENEN QUE DECIR ACERCA DE LA COLONIZACIÓN, EL EXILIO Y EL TEMA DEL FUTURO

Abdulrahman Katanani nació en el campo de refugiados de Sabra justo después de la masacre de Sabra y Shatila, donde 2000 refugiados palestinos fueron masacrados por la milicia d e Cristianos Libaneses en colaboración con el ejército israelí. A pesar de que sus trabajos artísticos han recibido una buena acogida internacional, Katanani aún vive en el campo, en un antiguo hospital usado como vivienda por los excombatientes de la OLP. En “Chica con paracaídas”, una nueva pieza del trabajo de Katanani que fue encargada por Chapter 31, el artista ha buscado materiales de Sabra -fragmentos de techos de hierro acanalados, tapones de botellas - para esculpir a una niña navegando de vuelta a Pal estina desde Sabra. “La inocenc ia del trabajo se opone a los materiales usados que, habitualmente, son bruscos y afiladoa”, explica Nadia Jaglon, la co promotora de la exposición. Sobre el trabajo añade que “está hecho con metales que podrían cortarte l iteralmente las manos”.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

180


La joven puede haber sido construida con materiales de la basura, pero al estar sobrevolando la pared dela exposición que ocupa representa, al menos por un momento, la libertad frente a las fronteras y la ocupación. En última instancia representa el sueño palestino de volver a casa.

ABDULRAHMAN KATANANI, 2016

Katanani pertenece al colectivo de artistas que han sido convocados a exponer sus trabajos como parte de “Chapter 31: Una extraña investigación sobre las virtudes de la imaginación oriental”, en la galería P21 de Londres. El objetivo de la exposición es explorar el futuro de Palestina; un tema que los patrocinadores y organizadores del Colectivo Sarha reconocen como doloroso pro necesario debido a l os años de fallidos liderazgos y ausencias de soluciones políticas. Como señalan en el catálogo: “la historia ha fallado indudablemente a Palestina, pero el futuro permanece incierto”. El escritor y arquitecto francés, Léopol d Lambert, ha contri buido con la interpretación más literal del tema de la exposición, creando un mapa de dos naciones post -ocupación en el que se han reconstruido todos los pueblos y ciudades demolidos durante la Nakba. Un mapa de trenes revela las fronte ras abiertas para moverse libremente, mientras que una serie de postales nos muestran un museo de la Nakba, la

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

181


Universidad Beduina y un campamonto para l os refugiados que regresan. Lambert ha convertido en memoria los horrores del pasado, “para comenzar un debate sobre qué reliquias y piezas arquitectónicas deberían aparecer en la era post-apartheid y post-ocupación, y c ómo deberían empezar a reconstruir, recuperar y conmemorar los palestinos”, explica la promotora Mai Kanaaneh.

LÉOPOLD LAMBERT, 2016

La exposición se divide en dos partes. En la zona de arriba los artistas han sido agrupados alrededor del tema de la utopía y gran parte del trabajo ofrece una nostálgica mirada al pasado e indaga sobre el rol que juega la memoria en la lucha palestina. Para hacer esto los artistas han tenido en consideración el rol femenino de la fedayeen, representando esc enas domésticas y haciendo referencias a las zonas pre -ocupación más que las representaciones literales de un futuro con grandes avances y naves espacial es, que era lo esperado por los promotores. A la salida de utopía está el trabajo de Ayham Jabr, uno de los dos artistas srios que han sido incluidos en la exposición. “Para nosotros había un paralelismo obvio y natural entre las luchas siria y palestina”, dice Jaglom, explicando por qué ha sido incluido el trabajo de Jabr. “Las consecuencias de la ocupación han sido tan grandes, y su impacto tan potente en tantas formas para los habitantes de Siria, Líbano y Palestina, que estas regiones son inseparables en muchos sentidos”. Jabr vive bajo los bombardeos en Damasco, con escaso acceso a internet y constantes cortes de energía. Su trabajo es una colección de collages digitales y cortados a mano inspirados en los paseos que dio por las solitarias ruinas de la

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

182


capital siria, cada uno explora un posible futuro para Oriente Medi o, y el resultado ofrece contrastes surrealistas que emergen de las imágenes del día a día en Siria con naves espaciales flotando o el cielo abierto al sistema solar. Las piezas son impresi ones digitales de los trabajos originales de Jabr porque ha sido imposible sacarlos de Damasco.

AYHAM JABR, 2016

El transp orte de obras de Oriente Medio para enviarlas a las galerías en Londres es un problema común al que se enfrentan a los promotores de la organización de exposiciones de este tipo. Rafat Asad se encuentra en Ramallah, pero como el DHL de I srael no t ransportará su obra desde Cisjordania, su pintura tuvo que ser pasada de contrabando en la parte trasera de un coche a Jerusalén. Anas AlBarbawari, que vive y trabaja en el campo de refugiados en Jordani a, Talbieh, tuvo que entregar su trabajo a Amman ante s de que la empresa de transporte lo enviaría en el Reino Unido. En la planta baja l os artistas se juntan bajo el tema de la distopía. En esta planta la mayoría ha mirado al presente en busca de inspiración y por lo tanto el trabajo alberga temas mucho má s oscuros, al igual que la realidad de permanecer en el exilio o bajo estrecha vigilancia por tiempo indefinido. “Hemos encontrado que, para muchos

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

183


palestinos, una de l as cosas que da miedo del futuro es la exacerbación de las técnicas y mecanismos que, de hecho, ya están presentes y que se utilizan en una escala muy grande”, dice Kanaaneh. Este temor está encapsulado por una instalación de vídeo en la que una mujer mueve la cabeza en diferentes posiciones y cubre la cara con las manos para evitar ser detec tada por el software de reconocimiento facial. La pieza de la artista multimedia Yazan Khalili, que ahora vive entre Palestina y Europa, es un comentario sobre el amplio alcance de vigilancia y la presencia militar a la que los palestinos están sujetos, y más concretamente centrándose en el 2014, con el lanzamiento de Faception, que, dicen sus creadores, puede analizar el rostro de un palestino e identificar si es o no “terrorista” con una precisión del 80 por ciento. “No sé cómo los servicios de seguridad israelíes son capaces de determinar quién es un terrorista, pero ciertamente no lo estamos haciendo con exactitud ahora”, dice Jaglom. “El pueblo palestino entero parece haber sido designado como terrorista. No estoy seguro de si la tecnología de reconocim iento facial está equipada para lidiar con eso”. “Comenzamos midiendo la distancia” es la creación de Basma Alsharif, una artista palestina que vive en Los Ángeles. El vídeo muestra un grupo anónimo que está sufriendo de lo que el artista describe como “el peor de todos los males, el aburrimiento”. Han inventado un juego para pasar el tiempo en el que miden la distancia entre los países y lugares que son de i mportancia para los palestinos, como Gaza y Jerusalén y Madrid y Oslo. Pero mientras la vida bajo la ocupación puede ser monótona, también promete episodios regulares de violencia, lo que deja a los palestinos “en espera de l a violencia, aún sopor tando el aburrimiento interminable,” explica Jaglom.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

184


BASMA ALSHARIF, GALERIE IMANE FARÈS, 2009

Mientras se prepara para el Chapter 31, Kanaaneh explica que era importante para muchos de los artistas saber que no estaban siendo analizadas solo según la virtud de ser palestino o sirio, o por ser portavoces de sus luchas. “A veces puede haber un interés pornográfico en en reducir a los artistas sirios -y esto es también un problema para los artistas palestinos- a espectáculo y reliquias de supervivientes”, explica Jaglom. “Ellos quieren hablar acerca de l a violencia y la opresión que han sufrido, pero realmente están tratando de desafiar el orientalismo con el que se han enfrentado los artistas palestinos y sirios. Han sufrido una especie de fetichización en el mundo del arte”. “No queremos que nadie sienta lástima por cualquiera de los artistas de la exposición o les aplauda sólo porque son palestinos”, añade. En cambio, los organizadores quieren que los artistas en Chapter 31 sean apreciados por l a calidad de su trabajo y lo que tienen que decir acerca de la colonización, el exi lio y el tema del futuro.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

185


¿SIGUE SIENDO PALESTINA LA CUESTIÓN FUNDAMENTAL PARA LOS ÁRABES?

R AMZY B AROUD T H E P AL E S TI NE C H R O NIC L E TRADUCIDO DEL INGLÉS PARA REBELIÓN POR BEATRIZ MORALES

Palestina está cada vez menos presente en la conciencia árabe, cuando menos en los ámbitos oficial y mediático. Durante años la discusión ha virado hacia otras partes , hacia otras zonas y otras preocupaciones diferentes debido a que “la cuestión de Palestina” ya no impulsa las alianzas regionales árabes. Tanto si se culpa de ello a las ll amadas Primaveras Árabes como si se explica en el contexto de la rivalidad regional, los hechos no se pueden negar, ni siquiera se pueden ignorar. “Palestina ya no es el punto principal de la agenda de la mayoría de los intelectuales árabes”, me dijo recientemente un querido amigo saudí y escritor respetado.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

186


“Pero los pocos para quienes sigue siéndolo, seguiremos luchando por Palestina”, insistió. Esta afirmación confirmaba mi propia lectura y la de muchas otras personas referentes a la importancia cada vez menor de Palestina en el discurso político árabe actual. Lo peculiar es que aunque Palestina ha quedado relegada al final de la lista, ahora atestada de guerras y conflictos en Siria, Libia, Yemen y por todas partes, de hecho sigue siendo la principal condición previa para la paz y la estabilidad en la zona. Esta paz y estabilidad no es meramente un imperativo moral para acabar con décadas de colonialismo y ocupación militar i sraelíes, sino que Israel ha demostrado ser la amenaza más común para la zona. Su pasado y su presente están llenos de ataques militares, ocupación e intervenciones constantes en los asuntos ajenos. Por lo tanto, “la c uestión de Palestina” de hecho es “la cuestión de la paz” también en toda la zona de Oriente Próximo. Pero, ¿cómo hemos llegado a esto, al punto en el que Palestina ya no es el problema principal? ¿Es un problema de la historia, de la Primavera Árabe o de la rivalidad regional?

TODOS SOMOS HAJAH ZAINAB A la edad de 21 años salí de Gaza y fui a Egipto para seguir los estudios de ciencias políticas. El momento no podía ser peor. La invasión de Kuwai t por parte de I raq en 1990 había provocado una coalición internacional encabezada por Estados Unidos y una guerra importante, que acabó preparando el camino para que Estados Unidos invadiera I raq en 2003. Me dijeron que en Egipto se “odiaba” a los palestinos porque entonces Yasser Arafat apoyaba a I raq. Simplemente yo no conocía alcance de este supuesto “odio” . Fue en un hotel barato de El Cairo, en el que poco a p oco me fui quedando sin las escasas libras egipcias que tenía, donde c onocí a Hajah Zainab, una amble y anciana limpiadora que me trató como un hijo. Tenía

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

187


mal aspecto, se tambaleaba al andar y se apoyaba en la pared para recuperar el aliento antes de seguir con sus interminables tareas. Los tatuajes de su cara, que en algún momento habí an sido di bujados primorosamente, se habían convertido en una mezcolanza de tinta arrugada que le desfiguraba el rostro. Aun así, seguía teniendo una mira da dulce y siempre que me veía me abrazaba y lloraba. Hajah Zainab lloraba por dos moti vos: se compadecía de mí porque luchaba para no ser deportado por la simple razón de ser palestino en un momento en que Arafat apoyaba a Saddam. Yo estaba cada vez más desesperado y tenía pavor a enfrentarme a la inteligencia israelí, el Shin Bet, que con toda probabilidad me citaría en su sede en cuanto volviera a c ruzar la frontera de vuelta a Gaza. El otro motivo era que el úni co hijo de Hajah Zainab, Ahmad, había muer to luchando contra los israelíes en el Sinaí. La generación de Zainab consideraba las guerras de Egipto contra I srael, las de 1948, 1956 y 1967, unas guerras en las que la causa principal era Palestina. Ningún político con intereses particulares ni medio de comunicación condicionado habría podido cambiar eso. Pero l a guerra de 1967 fue una derrota rotunda. Con el apoyo directo y generalizado de Estados Unidos y de otras potencias occidentales, los ejércitos árabes fueron derrotados de forma contundente en tres frentes diferentes. Se perdieron Gaza, Jerusalén Oriental y Cisjordania, junto con los Altos de Golán, el valle del Jordán y el Sinaí. Fue entonces cuando empezaron a c ambiar las relaciones de algunos países árabes con Palestina. La victoria de I srael y el apoyo incondicional de Estados Unidos y Occ idente convencieron a algunos gobiernos árabes de rebajar sus expectativas y esperaban además que los palestinos hicieran lo mismo. Egipto, antaño abanderado del nacionalismo árabe, sucumbió al sentimiento colectivo de humillación y a continuación redefinió sus prioridades para liberar su propio territorio de la ocupación israelí. Sin el liderazgo fundamental de Egipto, los países árabes se dividieron en bandos diferentes,

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

188


cada gobierno con su propia agenda. C omo Palestina, toda Pal estina, estaba bajo control israelí, los árabes se alejaron paulatinamente de lo que antaño habían considerado la causa principal de la nación árabe. Finalmente Egipto luchó y celebró su fragmentada victoria de la guerra de 1973 que le permitió consolidar su control sobre la mayor par te de sus territorios perdidos. Unos pocos años después los Acuerdos de Camp David en 1979 dividieron aún más las filas árabes al tiempo que concedían al Estado árabe más poblado un control condi cionado de su propio terri torio en el Sinaí. No se pueden exagerar las consecuencias negativas de este acuerdo. No obstante, a pesar del paso del tiempo el pueblo egipcio nunca ha normalizado verdaderamente sus relaciones con I srael.

UN ABISMO En varios países árab es sigue existiendo un abismo entre el gobierno, cuyo comportamiento se basa en la urgencia política y en su propia supervivencia, y un pueblo que a pesar de una clara campaña antipalestina en diferentes medios de comunicación está cada vez más decidido a rechazar la normali zación de relaciones con Israel hasta que Palestina sea libre. A diferencia del bien financiado circo mediático que ha criminalizado Gaza en los últimos años, las personas como Hajah Zainab tienen muy pocas plataformas en las que puedan expresar abiertamente su solidaridad con los palestinos. En mi caso tuve la suerte de encontrarme con esta anciana limpiadora que lloraba por Palestina y p or su único hijo hace muchos años. Con todo, este mismo tipo de persona como Zainab se reencarnó una y otra vez en cada uno de mis viajes. Me la encontré en Iraq en 1999. Era una anciana vendedora de verdura que vivía en la ciudad iraquí de Sadr City. Me la encontré en Jordania en 2003. Era un taxista que llevaba una bandera palestina colgada en su desven cijado retrovisor. También era un periodista saudí jubilado que conocí en Jeddah en 2010 y una estudiante

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

189


marroquí que conocí en una gira por París para dar charlas en 2013. Después de la charla sollozaba al decirme que para su pueblo Palestina era una her ida ulcerada. Así pues, ¿los árabes han traicionado a Palestina? Se oye a menudo esta pregunta y a menudo la respuesta es afirmativa. Como ejemplos de esta traición se suele citar la criminalización de Gaza en algunos medios árabes, el ataque a los palesti nos de Yarmuk, Siria, y el hambre padecida, la pasada guerra civil en Lí bano y el maltrato a los palestinos en I raq en 2003. Algunas personas insisten en que la “Primavera Árabe” fue la puntilla definitiva a la solidaridad árabe con Palestina. Siento disen tir. El resultado de la desventurada “Pri mavera Árabe” fue una decepción generalizada, sino una traición, no solo para los palestinos sino para la mayoría de los árabes. El mundo árabe se ha convertido en un enorme terreno para la política sucia entre anti guos y nuevos rivales. Aunque las víctimas han sido los palestinos, también lo han si do los sirios, los libios, los yemeníes y también otros pueblos. Es muy probable que Hajah Zainab lleve mucho tiempo muerta, pero millones de personas como ella siguen exi stiendo y ellas también anhelan una Palestina l ibre al tiempo de que siguen buscando su propia libertad y salvación.

DR. RAMZY BAROUD LLEVA MÁS DE VEINTE AÑOS ESCRIBIENDO SOBRE ORIENTE MEDIO. ES UN COLUMNISTA INTERNACIONAL, CONSULTOR DE MEDIOS, AUTOR DE VARIOS LIBROS Y FUNDADOR DE

PALESTINECHRONICLE.COM. SU ÚLTIMO LIBRO ES MY FATHER WAS A FREEDOM FIGHTER: GAZA’S UNTOLD STORY (PLUTO PRESS, LONDRES). SU PÁGINA WEB ES: WWW.RAMZYBAROUD.NET

FUENTE: HTTP://WWW.PALESTINECHRONICLE.COM/HAJAH-ZAINAB-PALESTINE-STILL-CENTRAL-ISSUEARABS/

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

190


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

192


El Gobierno reconoce que cientos de bebés hijos de inmigrantes fueron robados tras la creación del Estado Lourdes Baeza an pasado más de seis décadas pero Hattune Abudi lo recuerda como si fuese ayer. A sus 87 años no pierde la esperanza de encontrar a la hija que, asegura, le robaron prácticamente nada más emigrar a Israel. Todo este tiempo ha batallado por conocer la verdad y ahora vuelve a tener esperanza: el Ejecutivo israelí reconoció este fin de semana por primera vez que centenares de bebés fueron robados. “Si el Gobierno lo sabía o no, o si lo organizaron o no, probablemente nunca lo sabremos”, reconoció el ministro sin cartera Tsahi Hanegbi, al que recientemente el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ordenó investigar las denuncias sobre niños robados. ra julio de 1951 cuando Hattune junto a su marido, su madre y sus dos hijos pequeños aterrizaron en el aeropuerto de Tel Aviv, en un vuelo repleto de inmigrantes que, ilusionados, llegaban desde Bagdad hacia la tierra prometida. “Estaba embarazada de casi seis meses. Nos instalaron en un campamento provisional. En octubre, después de las fiestas de Succot, en la tienda que nos habían asignado, di a luz a una preciosa niña de ojos azules. La llamé Rivka y aún hoy recuerdo su olor”, cuenta Hattune visiblemente emocionada.

H

E L

a niña estaba bien pero el frío y la lluvia hicieron que empezara a moquear así que el marido y la madre de Hattune la llevaron a la clínica del campamento. Allí se la llevaron para reconocerla y tan sólo les entregaron los pañales. “Les dijeron que estaba muerta y al principio lo creyeron. Pero yo siempre sentí que no era verdad. Sé que Rivka sigue viva”, asegura Hattune. urante dos décadas, la desconsolada madre, que en aquella época ni siquiera hablaba hebreo, no volvió a tocar el tema. En su caso, piensa, era muy fácil robar a la niña. Había nacido en una tienda, no tenían ni un sólo papel que probara su nacimiento y por supuesto nadie les entregó un certificado de muerte. Pero para ella, los papeles no significan nada. En su propia cédula de identidad israelí pone que nació en 1920 y en realidad nació en 1929. “Evidentemente no tengo 96 años, sino 87”, bromea enseñándola.

D

5.000 desaparecidos n su caso, como en el de la mayoría de los denunciantes, hay poca esperanza de que algún día encuentren a los suyos. Hay artículos de prensa de la época que hablan de la “fiebre de adopciones” vivida en el recién nacido estado israelí pero no sobre bebés robados. Las cuatro comisiones de investigación abiertas por el Gobierno tampoco han arrojado mucha luz sobre el misterio de los niños desaparecidos en los años 50. La primera comisión se abrió en 1967, cuando numerosas familias de emigrantes empezaron a recibir cartas oficiales para que sus hijos, que ellos creían oficialmente muertos, se incorporaran a filas. us reclamaciones forzaron la apertura de la investigación oficial sobre 342 casos denunciados. La comisión determinó que, de ellos, 316 habían muerto. Unas conclusiones que no convencieron a los afectados que siguieron luchando para reabrir los expedientes y llegar al fondo de la cuestión. En 1988, 1995 y 2001 se pusieron en marcha nuevas comisiones cuyos resultados fueron muy similares. En la última, de las 1.033 denuncias estudiadas, en 927 la conclusión fue que los niños habían muerto. Tan sólo en cinco se reconoció que las pistas indicaban que podrían estar vivos, pero en ningún caso se habló de robo de bebés y los documentos de la investigación fueron declarados clasificados durante 70 años, para salvaguardar la confidencialidad de los testigos que colaboraron.

E

S

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

193


“Es una locura que hasta el 2071 no podamos conocer con nombre y apellidos de quiénes se trata. Todos habremos muerto para entonces. Estoy seguro de que había una gran mafia de enfermeras, doctores y también funcionarios del gobierno implicados”, asegura Elan, uno de los hijos de Hattune, que hasta 1971 no se enteró de que había tenido otra hermana.

L

as historias más conocidas son de niños de judíos emigrados de Yemen, porque son la mayoría y los que más han denunciado. Pero hay una multitud que no lo ha hecho oficialmente. Según la asociación de afectados Amram hay 5.000 desaparecidos, entre ellos, judíos de los balcanes, mizrahíes --procedentes de oriente y norte de África-- e incluso de familias modestas sabra -los judíos que vivían aquí antes de la creación del estado de Israel-.

Conformismo por ignorancia s el caso del hermano Debora Katsavi al que, con cinco meses, en 1949, llevaron al hospital de la calle Balfour en Tel Aviv porque no paraba de vomitar y nunca más volvieron a verlo. Ella ni siquiera lo recuerda porque tenía tres años pero sus padres, Margalit y Zion, judíos sabras, nunca vieron el cadáver. Jamás creyeron que hubiera muerto. Hace 20 años que Debora decidió investigar por su cuenta el caso, pero no hay ni registro de la defunción de su hermano. No cree en las comisiones pero quiere que su historia se documente por si, en el futuro, hay alguna posibilidad de saber qué pasó. usef, es de los pocos que conserva papeles de la época. Hijo de inmigrantes yemeníes, su madre dio a luz a una niña en 1950 nada más aterrizar en Israel. Durante tres meses fue cada día al hospital de Jaffa a darle el pecho. Uno de esos días llegó y le dijeron que la niña había sido dada de alta. Le entregaron un documento en hebreo, que ahora Yusef enarbola pidiendo explicaciones y en el que consta que la niña pesó al nacer 2,670gr. y “abandonó” el hospital pesando 3,280gr. La madre volvió enloquecida al barracón en el que vivían al sur de Tel Aviv. El padre regresó al hospital a reclamar a quién habían entregado al bebé y pasó una noche en el calabozo por alterar el orden. omo Hattune, los padres de Yusef lo dejaron estar. Desconocían el idioma y tenían miedo de lo que pudiera pasar. “Creo que a la mayoría estábamos en shock ¿Cómo íbamos a pensar que en Israel, la nueva esperanza para todos los judíos, iban a robarnos a nuestros hijos? Por primera vez en nuestra vida íbamos a un sitio donde nos querían. Sólo espero que Rivka, donde quiera que esté, tenga una buena vida”, sentencia Hattune.

E

Y

C

El clasismo como telón de fondo

L

a asociación Amram, la única que lucha desde hace años por la desclasificación de documentos oficiales sobre la desaparición de los niños, teme que cuando eso llegue sea demasiado tarde y muchos de los testigos hayan muerto. Por eso han comenzado a tomar gratis muestras de ADN de las familias denunciantes, a documentar los casos y a hacerlos públicos a través su librería virtual en internet, con el ánimo de juntar el mayor número de afectados para presionar al gobierno y que los haga públicos cuanto antes. Periódicamente se reúnen en Petach Tikva, cerca de Tel Aviv. holmi Hatuka, portavoz de Amram y afectado -su abuela tuvo gemelas en el hospital y regresó a casa sólo con una- se mantiene firme. “El estado debe declarar que fue un crimen contra la humanidad de la élite askenazi contra los mizrahíes”, asegura en el patio de la chabola en la que vive, en un suburbio de Tel Aviv que en los años años 50 albergó el mayor campamento de refugiados yemeníes.

S

En los casos documentados por Amram, hay algunos afectados que hablan de las “tías de América”, señoras adineradas, askenazíes -las rama judía originaria de europa del este- que iban a los campamentos y a las guarderías del recién nacido estado israelí a “elegir” a los niños que luego desaparecían. “Hubo niños robados que aparecieron aquí con otras familias en kibutzs, así que hablamos de una operación muy grande en la que las víctimas eran siempre familias pobres mizrahíes o simplemente normales, aunque no económicamente muy boyantes”, explica Shlomi. Las leyes de la época complican más aún la búsqueda. “Entonces, para legalizar una adopción no hacía falta la presencia de los padres biológicos con lo que las familias adoptivas sólo tenían que acudir a un juez para legalizarlo”, denuncia.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

194


M. N

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

196


N OSTALGIA

NOSTALGIA, 100 2014.

X

80

CM,

ACRYLIC

ON

CANVAS,

MARWAN NASSAR recuerda un tiempo cuando vivía con su abuelo y que estudiarlo cuando el café molido, mientras estaban sentados juntos en una habitación sencilla medio de un entorno humilde. Él se quemaría el café negro y luego se muele a mano en un cuenco de cerámica. Observando el proceso e inhalando la fragancia del café recién molido era en sí mismo terapéutico y la expresión en el rostro de su abuelo fue uno de concentración de contenido, inolvidable a Nassar.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

197


Nacido en 1984,

MARWAN NASSAR obtuvo

su licenciatura en el arte de la Universidad de Al Aqsa en 2007 Gaza. Actualmente es profesor de arte en Ibrahim Al Maqadma la escuela secundaria para los muchachos en Gaza. También da clases a tiempo parcial en la Facultad de Ciencias Aplicadas y Profesionales. Contacto: E: artist.marwan.nassar@gmail.com

EXPOSICIONES

EN :

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

198


M ARTES , 4 DE OCTUBRE 2016

ENTRE

17:30 Y 18:30 EN I NSTITUTO F RANCÉS

DE

N ABLUS ‫المعهد الفرنسي‬ ‫في نابلس‬

La exposición, titulada "Herak" es, tanto por su forma y su contenido, una declaración de rebeldía y el movimiento contra la inmovilidad. Este es el primer paso en una serie de conceptos visuales para venir, se ajustarán a la humanidad contemporánea, y tratar de ser parte de su memoria colectiva e imaginar sus sueños. Esta exposición es la primera y presenta un proyecto muy personal. Antes de llegar allí, he hecho muchos experimentos, ejercicios de investigación y prácticas, todos los cuales fueron inspirados tanto por factores externos y motivaciones internas. A través de este trabajo, he tratado de poner al descubierto los conflictos internos de la humanidad, para entender lo que las caras no pueden decir, aunque el vínculo con el exterior no se rompe nunca. Esta humanidad está ansioso por su salvación y la sed de los sueños; esto es una humanidad que trata de reproducir de las ruinas de su memoria para ser digno para crear un futuro brillante. Así que ella lucha por tiempos caóticos, disturbios y visiones sangrientas geografía. Es una lucha entre el amor y el odio, el miedo y la ambición, la naturaleza eterna y las circunstancias histéricos de la vida moderna. Es todo lo que puse en mi pintura, desbordando los recién nacidos llenos de esperanza y la ansiedad resultante de espíritus fuertes, mientras que nuestros ojos llenos de culpa miradas de luz conjunto de estos nuevos ojos que s ' cuestionar la existencia.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

199


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

200


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

201


OTROS TRABAJOS DEL ARTISTA

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

202


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

203


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

204


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

205


Palestino de 91 años entra en el Guinness por ejercer la abogacía durante 66 El anciano palestino

Fuad Shehadeh, de 91 años, ha pasado a la historia sobre las páginas del

Guinness World Records por ser el abogado con más experiencia a sus espaldas con nada menos que

66 años y

187 días desde que comenzara su carrera en 1949 hasta el pasado mayo. Y aún está en activo.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

206


"Estoy feliz de haber conseguido esta nominación", dice con orgullo a Efe y explica que ha logrado el reconocimiento gracias a los esfuerzos de sus colegas y familia, restando importancia a su vitalidad. En el barrio de Masyun, uno de los más elegantes de Ramala, este particular letrado atesora décadas de experiencia y cientos de libros en las estanterías de una vivienda franqueada por palmeras y guardias de seguridad. "Tuvimos que demostrar que nunca dejó de trabajar por un periodo largo de tiempo", explica su hijo Nadim, también abogado y que ayudó a documentar todos los casos en los que había participado año tras año para presentárselos a la comisión del conocido anteriormente como Libro Guinness de los Records. Shehadeh se mueve por la mansión con dificultad, su oído se resiente y la vista dejó de acompañarle tras perder sus dos ojos, el primero en un accidente de tráfico en 1978 y el segundo hace una década por complicaciones médicas. Pero ni la edad ni los achaques consiguen alejarle de la pasión por su trabajo, que se plasma en una trayectoria que corre paralela a la turbulenta historia de la región. Después de recibir una formación internacional en la Escuela Anglicana de San Jorge, en Jerusalén, y en la Universidad Americana de Beirut, Shehadeh regresó a la ciudad santa para recibir su título de abogado en el Instituto de Leyes. Corría entonces el año 1949, la Palestina histórica acababa de dejar de estar bajo el Mandato Británico y era escindida para alojar en buena parte de su territorio al recién nacido Estado de Israel (1948). "Ha habido muchos cambios en la ley desde el pasado", recuerda quien ha presenciado desde el palco del Derecho la historia mundial reciente. Sobre el sistema legislativo de Oriente Medio, Shehadeh dice que aquí "las normas han cambiado en el último siglo, empezando con las de los turcos, después de los británicos, del reino de Jordania, la ley israelí y finalmente con el desarrollo de una legislación palestina bajo la figura del actual presidente del Gobierno palestino, Mahmud Abás, lo que llamamos 'la decisión de ley'", cuenta este profesional.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

207


Su padre era un abogado de las cortes de las autoridades británicas que controlaron Palestina al fin del Imperio otomano y su hermano Aziz es cofundador de la firma A. F. & R. Shehadeh en la que ambos trabajan y emplean a quince personas, entre ellos, a dos de sus hijos, Nadim y Karim, y a su sobrino Raya. Este último es un reconocido letrado, uno de los fundadores de la ONG de derechos humanos Al Haq y exasesor legal de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), puesto al que renunció durante las negociaciones de paz con Israel en Madrid en 1991. Tanto en Ramala como en Ammán (Jordania) -donde Shehadeh vivió un tiempo para recuperarse del ataque contra el coche en el que viajaba por una carretera prohibida para los palestinos, en el que murió un amigo suyo- por sus manos han pasado casos vinculados al longevo conflicto entre palestinos e israelíes. "Me he especializado como abogado en temas mercantiles y derechos sobre la tierra", relata. Y rememora uno de los procesos más conocidos en los que se vio envuelto su bufete, que protestó la resolución del recién creado Gobierno israelí allá en 1948 de congelar todo el dinero árabe de dos bancos que habían operado en la zona hasta ese momento. "La decisión no era legal por lo que presentamos el asunto ante el Tribunal Supremo para desvincular las limitaciones del dinero árabe que había sido inmovilizado en dichas entidades. Ganamos el caso y la decisión aún está archivada en sus expedientes", afirma. Por el momento, Shehadeh no tiene ninguna intención de retirarse y, a pesar de su edad, rehuye de ser un jubilado. Al contrario, con un espíritu más ambicioso que el de muchos recién licenciados y centrado en el futuro de su carrera, espera que el título que recibió este año le pueda "promover a nivel personal y profesional".

Ver más en Imágenes Fuente: Agencia EFE

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

208


Composición (Zaytouna-Oliva) hecha por la fotógrafa árabemarroquí Naoual Maaroufi con mucho cariño para Palestina


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

210


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

211


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

212


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

213


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

214


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

215


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

216


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

217


Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

218


SE CELEBRÓ LA

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

220


De Izquierda a Derecha: La poeta Doña Asunción Caballero, el director general de Casa Árabe Don Pedro Villena, el Excelentísimo embajador de Palestina en España Don Musa Amer Odeh, el Excelentísimo embajador de Libia en España Don Mohamed Alfaqeeh Saleh, Doña Rabeaa Ben Ahmed de la junta directiva de la Asociación de Damas Diplomáticas Árabes y Don Abdo Tounsi presidente del Círculo.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO + VIDEO DE LA I FERIA DEL LIBRO HISPANOÁRABE -MADRID 2016 EL 10 DE SEPTIEMBRE 2016 EL CÍRCULO INTERCULTURAL HISPANO ÁRABE CELEBRÓ SU PRIMERA FERIA DEL LIBRO HISPANOÁRABE EN EL PATIOJARDÍN DE CASA ÁRABE – M ADRID. LA FERIA FUE INAUGURADA POR EL PRESIDENTE DEL CÍRCULO DON ABDO TOUNSI A LAS 11:15 H. A CONTINUACIÓN EL DIRECTOR GENERAL DE CASA ÁRABE DON PEDRO VILLENA DIO LA BIENVENIDA Y RESALTÓ LA IMPORTANCIA DEL ACONTECIMIENTO. EL EXCELENTÍSIMO DECANO DE LOS EMBAJADORES ÁRABES EN ESPAÑA, EMBAJADOR DON MUSA AMER ODEH, EN SU PALABRA HIZO HINCAPIÉ EN LA IMPORTANCIA QUE TIENEN LAS CONEXIONES INTERCULTURALES. DOÑA RABEAA BEN AHMED HABLÓ EN EL NOMBRE DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN DE DAMAS DIPLOMÁTICAS ÁRABES, PONIENDO EL FOCO EN LA COLABORACIÓN ENTRE INSTITUCIONES POR EL BIEN DE LA INTERCULTURALIDAD. DOÑA ASUNCIÓN CABALLERO COORGANIZADORA DE LA FERIA, DIO UN REPASO GENERAL A LAS ACTIVIDADES QUE IBAN A DESARROLLARSE A LO LARGO DE LAS 10 HORAS DE FERIA . NOS ACOMPAÑÓ EL EXCELENTÍSIMO EMBAJADOR DE LIBIA EN ESPAÑA DON MOHAMED ALFAQEEH SALEH, PRESENTE EN EL ACTO EN CALIDAD DE INVITADO COMO EMBAJADOR Y POETA. A TODOS ELLOS MUCHAS GRACIAS.

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

221


EL CÍRCULO INTERCULTURAL HISPANO ÁRABE DA LAS GRACIAS A CASA ÁRABE Y TODAS LAS ENTIDADES Y PERSONAS QUE HAN HECHO POSIBLE LA CELEBRACIÓN DE LA FERIA

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

222


VIDEO DEL EVENTO

POR ÚLTIMO QUEREMOS RESALTAR QUE CON LA VOLUNTAD SE ALCANZAN OBJETIVOS Y SE SALTAN OBSTÁCULOS . EL 2 DE MAYO COMENTAMOS EN NUESTRO GRUPO EN FACEBOOK A PROPÓSITO DE LA FOTO DE LA FERIA DEL LIBRO HISPANO ÁRABE CELEBRADA EN TETUÁN EN 1950 DICIENDO: “FERIA DEL LIBRO HISPANO ÁRABE 1950 EN TETUÁN – MARRUECOS NUESTRA IDEA EN EL CÍRCULO INTERCULTURAL HISPANO ÁRABE ES HACER UNA EN MADRID ANTES DE QUE FINALICE EL VERANO 2016.”

HOY LA PRIMERA FERIA DEL LIBRO HISPANOÁRABE – MADRID, SE HA HECHO REALIDAD

Revista PALESTINA DIGITAL – octubre 2016 – número 59

223


Revista PALESTINA DIGITAL - Octubre 2016  

Revista mensual de las publicaciones de PALESTINA DIGITAL: DOCUMENTOS, NOTICIAS Y OPINIONES sobre Palestina y su entorno.

Revista PALESTINA DIGITAL - Octubre 2016  

Revista mensual de las publicaciones de PALESTINA DIGITAL: DOCUMENTOS, NOTICIAS Y OPINIONES sobre Palestina y su entorno.

Advertisement