Page 1

A un año de aprobarse la Ley # 7 de reforma fiscal por parte del gobierno, del Informe Neoliberal del Consejo Asesor de Fortuño y en respuesta, haberse creado el Frente Amplio de Solidaridad y Lucha (FASyL) nos proponemos a discutir ideas, intercambiar opiniones y hacer propuestas que nos permitan adelantar nuestros objetivos. El FASyL es una alternativa organizativa de carácter popular que permite coordinar propuestas y trabajos de distintos sectores u organizaciones de trabajadores y trabajadoras en las que convergen tendencias anticapitalistas.

Refundación Comunista de Puerto Rico ha formado parte de estos esfuerzos reconociendo siempre las luchas que libra la clase trabajadora y el contexto oportuno en el país para que las y los trabajadores eleven su nivel organizativo, de participación política y de conciencia como clase desposeída y explotada que sufre históricamente las restructuraciones y crisis que el capital impone. Este año el FASyL ha intentado mantener una proyección pública crítica contra el gobierno realizando manifestaciones como conferencias de prensa, foros, marchas y piquetes de distintas intensidades. También, se ha intentado

desarrollar un tipo de organización de base con divisiones regionales que llamamos Consejos. Los trabajos dentro de estos han costado mucho esfuerzo, sin embargo debemos resaltar que en los últimos meses se han creado nuevos Consejos como los de Carolina y Bayamón, así también Consejos como los de San Juan y Ponce se van consolidando cada vez más convocando a centenares de personas a sus manifestaciones de protesta. Pero en esta larga batalla falta mucho por hacer y recorrer. Por eso nos urge desarrollar y consolidar los Consejos Regionales junto a los centros de trabajo, estudio y/o de convivencia. Son las tareas, los diálogos y los debates que realicemos ahí lo que garantizará nuestro vínculo con el pueblo trabajador y nuestro éxito como FASyL. El 2 de marzo de 2009, en un comunicado de prensa el FASyL expresó que la alternativa inmediata es “la movilización y organización del Pueblo mediante comités regionales, dar participación a sectores que tienen propuestas pero carecen de foros para expresarlas y la creación de un espacio de educación y participación ciudadana”. Refundación Comunista cree que esa no sólo es la alternativa inmediata, sino que es la alternativa que tiene la clase trabajadora para enfrentar sus desafíos actuales, históricos y futuros. La huelga no será televisada La huelga o las huelgas no serán por consecuencia directa de nuestro trabajo en los medios de comunicación masiva. Sin duda estos forman parte de importante de nuestro acercamiento al pueblo trabajador, pero recordemos que nuestro principal recurso es el directo con la gente. No se puede hablar de lucha y de huelgas sólo cuando se tiene micrófonos. Como un murmullo ensordecedor


construyamos las condiciones necesarias para nuestras luchas. No hay concepto que aplique mejor a nuestro contexto cuando no forma parte de la cotidianidad de la gente, ni de su necesidad inmediata. Tampoco hay recetas perfectas que cocinen una huelga cuando el ingrediente que falta es el Pueblo. Es importante que los y las trabajadoras sepan lo que está en la olla, lo que hace falta y lo que sobra, pero para eso también tienen que menearla. La forma en que los trabajadores y trabajadoras van a luchar la deciden las y los dispuestos a dar la batalla en los lugares y en las condiciones que crean meritorias. Junto a la preocupación por la cantidad de personas trabajando dentro del FASyL y sus Consejos Regionales, debe estar la preocupación por la calidad. Si pretendemos construir a largo plazo, un movimiento popular de trabajadores y trabajadoras decidido a hacerle frente no sólo a Fortuño, sino al capital adelantando nuestra propia agenda social de trabajo político, económico y cultural es necesario poner todos nuestros esfuerzos en consolidar su base.

También proponemos que se implemente la decisión tomada en agosto de 2009 por parte del FASyL para que el liderato de las uniones asigne personas a los consejos regionales y distribuya propaganda dentro de sus centros de trabajo. En especial, que los Consejos Regionales redacten una “Guía de lucha de las y los trabajadores” en la que se analice la situación actual del país desde su realidad concreta y propongan los acercamientos y métodos de luchas que van a poner en práctica con la experiencia acumulada de pasados esfuerzos en sus regiones. Esto permitirá orientar a las y los trabajadores acerca de los objetivos del FASyL, vincular a las y los trabajadores con el esfuerzo organizativo y democrático del mismo y educar en torno a lo que se propone y se pretende hacer en la medida en que los Consejos y el FASyL se consoliden y desarrollen.

Las y los comunistas hemos propuesto que sea a través de las asambleas, en consulta y deliberación directa con el pueblo que se aprueben las huelgas o los distintos métodos de luchas. De ser necesario, hacemos un llamado a que las matrículas de las uniones se autoconvoquen por encima de su liderato y organicen asambleas en centros de trabajos para discutir sobre la necesidad de la huelga entre otras cosas.

Tengamos la convicción que con nuestro trabajo las políticas de pactos y traición a las matrículas y a las bases será respondida con audacia por las y los trabajadores de Puerto Rico que reconocen que sólo de la lucha contra el capital podrán surgir las alternativas de sociedades que necesitamos y queremos. Trabajador ocupa tu puesto en la lucha. Ponte en contacto con nosotros. Portal: www.refundacioncomunista.com Correo electrónico: refundacionpcp@yahoo.es Apartado postal: Apartado 71325 Buzón 69 San Juan, Puerto Rico 00936

Febrero 2010  
Febrero 2010  
Advertisement