Issuu on Google+

COLEGIO DE BACHILLERES DE MICHOACAN

INTEGRANTES: JUAN ADRIÁN CASTELLANOS. AARÓN ROBERTO GARIBAY. EDGAR JESUS ARANDA MARQUEZ ALBERTO IÑIGUEZ OCHOA


La Historia Del Mundial La Copa Mundial de la FIFA, también conocida como Copa Mundial de Fútbol, Copa del Mundo o Mundial, cuyo nombre original fue Campeonato Mundial de Fútbol, es el torneo internacional de fútbol masculino a nivel de selecciones nacionales más importante del mundo. Además existen otras competiciones que también son copas mundiales de fútbol, entre las que destacan la Copa Mundial Femenina de Fútbol, la Copa Mundial de Fútbol Sub-20 y la Copa Mundial de Fútbol Sub-17, las tres organizadas por la FIFA.

Este evento deportivo se realiza cada cuatro años desde 1930, con la excepción de los años de 1942 y 1946, en los que se suspendió debido a la Segunda Guerra Mundial. Cuenta con dos etapas principales: un proceso clasificatorio en el que participan en la actualidad cerca de 200 selecciones nacionales y una fase final realizada cada cuatro años en una sede definida con anticipación en la que participan 32 equipos durante un periodo cercano a un mes. La fase final del torneo es el evento deportivo de una sola disciplina más importante del mundo (la final de la Copa Mundial de Fútbol de 2002 fue vista por más de 1.100 millones de personas),1 y el segundo más importante a nivel general después de los Juegos Olímpicos.

La Copa Mundial de la FIFA ha sido realizada en 19 ocasiones, en las que ocho países han alzado la copa: Brasil es el equipo más exitoso, con cinco victorias; Italia le sigue con cuatro trofeos, mientras que Alemania tiene tres; Argentina y Uruguay la han ganado dos veces, en tanto que Inglaterra, Francia y la actual campeona España se han titulado campeones una sola ocasión. El torneo presenta una fuerte dominación de los equipos europeos y sudamericanos: los primeros ganaron el título en 10 ocasiones, mientras que los sudamericanos lo ganaron 9 ocasiones y sólo dos equipos de otras confederaciones geográficas han llegado a semifinales: Estados Unidos en 1930 y Corea del Sur en 2002. Además, Brasil (en 1958 y 2002) y España (en 2010) han sido los únicos equipos que han ganado fuera de su continente.

El primer encuentro internacional de este deporte se remonta al partido disputado entre Inglaterra y Escocia el 30 de noviembre de 1872. El fútbol en ese tiempo era prácticamente desconocido fuera de las islas Británicas, pero lentamente comenzó a desarrollarse en otras partes del mundo. El fútbol debutó como un deporte de demostración en los Juegos Olímpicos de París 1900, experiencia repetida en Saint Louis 1904 y los Juegos Intercalados de 1906 en Atenas.

El 21 de mayo de 1904 se fundó la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA por sus siglas en francés) con el fin de organizar el desarrollo del deporte.6 Dentro de sus ideas originales surgió la posibilidad de realizar en 1906 un torneo internacional en Suiza, pero finalmente la propuesta fracasó. Sin embargo, la idea se mantuvo y se concretó cuando en Londres se organizaron los IV Juegos Olímpicos en 1908 y se declaró al fútbol como deporte olímpico oficial. A cargo de la Football Association (no afiliada a la FIFA aún, pero con quien mantenía una estrecha relación), el primer torneo lo ganó el Reino Unido, seguido por Dinamarca y los Países Bajos.

Con el paso de los años el torneo olímpico de fútbol se mantuvo, pero como un evento amateur. En 1909 Sir Thomas Lipton organizó un torneo profesional entre clubes que representaba a cada país en la ciudad de Turín. Este torneo se denomina a veces como la «primera Copa Mundial». En 1914 la FIFA reconoció el torneo olímpico como un «campeonato mundial de fútbol para amateurs»10 y decidió hacerse responsable del desarrollo de dicho evento. Tras la Primera Guerra Mundial se realizó el primer torneo intercontinental en los Juegos Olímpicos de Amberes 1920, donde participaron 13 equipos europeos junto al seleccionado de Egipto.

En los Juegos Olímpicos de París 1924, el primero organizado por la FIFA, se integraron los equipos sudamericanos. En dicho evento, Uruguay se coronó campeón, revalidando su título cuatro años más tarde, en Ámsterdam 1928.


La primera Copa Mundial Durante los Juegos Olímpicos de 1928, la FIFA organizó un congreso donde se decidió finalmente la realización de un torneo de fútbol profesional de nivel internacional en 1930. Inmediatamente varios países europeos presentaron su candidatura (Italia, Hungría, los Países Bajos, España y Suecia) junto a la de Uruguay. Jules Rimet, presidente de la FIFA en esos años, estaba a favor de la realización en el país sudamericano, tanto por sus éxitos deportivos como porque el país celebraría el centenario de la Jura de la Constitución. Finalmente, Uruguay salió electo por unanimidad, pero eso no implicó el apoyo europeo a la realización del torneo fuera de su continente. Los países europeos invitados al torneo rechazaron su participación argumentando que no podían costear el largo viaje transatlántico en medio de la crisis económica que había azotado al mundo en esos años. A pesar de que Uruguay se ofreció a solventar los costos, sólo Francia, Bélgica, Yugoslavia y Rumania acudieron a la cita. Tras el boicot, los organizadores debieron disminuir el número de participantes en el torneo, de 16 a 13. A pesar de las complicaciones iniciales, el torneo fue un éxito. Para el torneo, la intención de los organizadores era que todos los partidos se disputaran en un sólo estadio, el Estadio Centenario, construido especialmente para la celebración de la Copa Mundial y como celebración del centenario de la independencia uruguaya. Fue diseñado por Juan Scasso12 y Rimet lo llamó el "templo del fútbol".13 Con una capacidad para 90.000 espectadores, era el mayor estadio del mundo fuera de las Islas Británicas.

Sin embargo, las fuertes lluvias acaecidas en Montevideo antes de la inauguración del campeonato impidieron que su construcción fuera finalizada a tiempo. Dada esta situación los organizadores se vieron obligados a buscar otros estadios para celebrar en ellos los primeros partidos, el Gran Parque Central y el Estadio Pocitos, escenarios donde se jugaron de manera simultánea los dos primeros partidos en la historia de la Copa Mundial. El Estadio Centenario fue oficialmente inaugurado el sexto día de competición y a partir de ese momento todos los partidos se jugaron ahí. Finalmente, los equipos del Río de la Plata avanzaron a la final, Uruguay y Argentina se enfrentaron el 30 de julio de 1930 en el recién inaugurado Estadio Centenario. Tras ganar el encuentro por 4:2, los locales se coronaron como los primeros campeones mundiales de fútbol ante 93.000 personas.

El Estadio Centenario, ubicado en Montevideo, Uruguay, se construyó para la realización de la primera Copa Mundial en 1930. El estadio fue la sede de la final de dicho torneo, en que los locales derrotaron 4:2 a Argentina.

El bicampeonato italiano

EQUIPO DE URUGUAY CAMPEON MUNDIAL EN 1930

Italia organizó la segunda Copa Mundial en 1934. Como respuesta al boicot realizado en 1930 por los países europeos, Uruguay y otros países americanos se retiraron del torneo. La Copa Mundial se había convertido en muy poco tiempo en un gran acontecimiento que recibía las miradas de todo el mundo, por lo que el caudillo fascista Benito Mussolini usó el torneo para la exaltación del nacionalismo, buscando publicitar el poder italiano con una victoria en la competición.


Para ello no dudó en asegurar la naturalización de varios jugadores argentinos, como Luis Monti, Raimundo Orsi, Guaita y Demaría, y también del brasileño Anfhiloquio Marques Filo, italianizado como Anfilogino Guarisi. Italia llegó a la final del torneo donde se enfrentó a Checoslovaquia. Tras una serie de errores arbitrales, Angelo Schiavio anotó el gol del triunfo italiano durante la prórroga, que coronó a Italia como campeona del mundo. Varios jugadores de aquel equipo reconocieron haber jugado la final bajo amenazas del Duce. El naturalizado Monti declaró.

«En 1930, en Uruguay, me querían matar si ganaba, y en Italia, cuatro años más tarde, si perdía».

En los años posteriores el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial se hacía cada vez más presente. La Copa Mundial de Fútbol de 1938 realizada en Francia contó con las deserciones de España, debido a la Guerra Civil, China y Japón, debido al estallido de la Segunda Guerra Sinojaponesa, mientras la clasificada Austria se retiró del torneo tras el Anschluss. Ya en el torneo propiamente tal, Alemania fue repudiada por el público mientras los jugadores realizaban el saludo nazi. Además, los equipos americanos (a excepción de Brasil y Cuba) nuevamente boicotearon el torneo, luego de que fuera otorgada la sede a un país europeo a pesar del compromiso inicial de alternar la sede entre ambos continentes.

En el ámbito deportivo, Italia mostró su capacidad ofensiva llegando a la final del torneo tras derrotar a Brasil de Leônidas, una de las figuras del torneo. Los italianos se enfrentaron a la potente Hungría y la derrotaron con 4:2, convirtiéndose en el primer equipo en alcanzar el bicampeonato. Mussolini, al igual que en 1934, no estaba dispuesto a ver perder a su equipo. El seleccionador italiano, Vittorio Pozzo, recibió un telegrama antes del partido final en el que sólo podía leerse «Vencer o morir». Además, obligó a sus jugadores a vestir para la final camisetas negras, símbolo del fascismo italiano.

El torneo en la posguerra Para el torneo de 1942, Argentina, Brasil y la Alemania nazi presentaron sus candidaturas, pero tras el inicio de la Segunda Guerra Mundial la FIFA decidió la suspensión de todos los eventos mientras el conflicto perdurase, provocando la cancelación de los torneos de 1942 y 1946. En ese último año, la FIFA decidió que la Copa Mundial fuera reanudada tan pronto como fuera posible. Como la mayoría de los países europeos estaban devastados por la guerra, ninguno tenía la capacidad para organizar el torneo, por lo que Brasil presentó su candidatura y salió electo por la FIFA para realizar la Copa Mundial de Fútbol de 1950

Vista del Estadio Maracaná en Río de Janeiro. El estadio fue sede del partido con más concurrencia en la historia del torneo y uno de los más recordados: el Maracanazo.

Diversos países se retiraron del torneo, incluida la India (por pretender jugar con futbolistas descalzos) y Argentina, el múltiple campeón de Sudamérica durante la década de 1940 por decisión interna, reduciendo el número de participantes de 16 a 13. Sin embargo, el evento marcó el ingreso por primera vez de los diversos equipos del Reino Unido a los procesos clasificatorios. Así, Inglaterra participó por primera vez en la Copa Mundial, más quedó eliminada rápidamente a pesar de su favoritismo.


Primera ronda, Brasil, España, Suecia y Uruguay se clasificaron a un grupo final de donde saldría el campeón del torneo. El seleccionado brasileño derrotó por sendas goleadas a los equipos europeos, por lo que su victoria parecía asegurada. En el último partido, Brasil se enfrentó a Uruguay, que había tenido una irregular actuación, con una victoria sobre Suecia y un empate ante España. Por lo tanto, aunque no se tratase de una final, el campeón saldría de ese último partido, en el que a Brasil le bastaba un empate. Todo estaba listo en el Estadio Maracaná para las celebraciones del triunfo brasileño ante cerca de 175.000 espectadores, los diarios locales ya habían anunciado el partido como el de la primera victoria mundial de Brasil. Empero, los uruguayos lograron derrotar a los brasileños y coronarse campeones, después de remontar un 1:0 inicial, para acabar con un 1:2. El llamado "Maracanazo" es considerado como una de las más grandes sorpresas en la historia del deporte. En el otro partido, Suecia venció a España con 3:1 obteniendo el tercer puesto y dejando a los ibéricos en cuarta posición.

En 1954, la Copa Mundial regresó a Europa cuando Suiza, país neutral durante la guerra, fue la sede de la V Copa Mundial. Durante el desarrollo del torneo se produjeron tres de los partidos más recordados en la historia de la competición. En los cuartos de final, el "Equipo de oro", nombre con el que se conocía al equipo de Hungría, se enfrentó a la selección brasileña, que después del "Maracanazo" decidió cambiar el color blanco de su camiseta por el actual amarillo con ribetes verdes

El equipo uruguayo campeón mundial en 1950, en el recordado "Maracanazo"

El partido, que enfrentó a dos de las mejores escuadras del torneo, se convirtió en uno de los encuentros más infames de la historia: la excesiva violencia hizo que fuera conocido tradicionalmente como la "Batalla de Berna", en la que participaron tanto jugadores como entrenadores.25 En la misma ronda, Austria derrotó a Suiza por 7:5, en el encuentro con mayor número de goles anotados en la historia.25 La final se disputó el 4 de julio de 1954 en el Wankdorfstadion, entre los húngaros, que vencieron en el alargue a Uruguay en lo que fue la primera derrota uruguaya en los mundiales,25 y la Alemania Federal, equipo que regresaba al torneo después de la prohibición establecida tras la derrota germana en la Segunda Guerra Mundial. Ambos equipos se habían enfrentado en la primera ronda y los magiares habían goleado 8:3 a sus rivales, por lo que una victoria de la Alemania Occidental parecía imposible. Sin embargo, los alemanes alcanzaron la victoria por 3:2 derrotando al combinado liderado por Ferenc Puskás y alzaron por primera vez el trofeo Jules Rimet. El encuentro conocido como el "Milagro de Berna" se considera como uno de los hechos que marcaron el fin del período de posguerra de Alemania y su renacer. Prueba de ello es la película sobre el partido, titulada El milagro alemán

¿Sabías Que? En Inglaterra-1966 se utiliza la primera mascota oficial de un Mundial: el león Willy.


Pelé y la época dorada de Brasil Suecia fue el país destinado a realizar la Copa Mundial de Fútbol de 1958. El torneo fue el primero en ser transmitido a través de la televisión, dando así inició a la expansión del torneo hacia otros continentes. En el ámbito deportivo, la Francia de Just Fontaine alcanzaría el tercer lugar del torneo tras ser derrotados en semifinales por Brasil. Los sudamericanos se enfrentarían en la final al combinado local, en el Estadio Råsunda de Estocolmo. Pelé era la gran promesa brasileña, pero eran pocos los que lo conocían. Durante una serie de partidos de preparación frente a clubes italianos previos al inicio del mundial, Pelé sufrió una lesión de rodilla. Estuvo cerca de abandonar la delegación brasileña, pero finalmente acudió a Suecia, donde no pudo debutar hasta el partido de cuartos de final frente a Gales. Suyo fue el único gol del partido, y en semifinales frente a Francia anotó un total de tres. En la final, con un marcador de 5:2, Brasil se coronó campeón del mundo por primera vez en la historia. Aunque los suecos se pondrían en ventaja temprana, la aparición de Vavá y Pelé, con dos goles cada uno, revertiría la situación.

Pelé junto al portero sueco Kalle Svensson en la final de 1958. El brasileño logró el título mundial también en 1962 y 1970.

Brasil nuevamente brillaría en el torneo siguiente, realizado en Chile a mediados de 1962. Pelé, ya convertido en uno de los mejores jugadores del momento, no pudo participar debido a una lesión a comienzos del evento, pero la magia de Garrincha llevaría al equipo brasileño a levantar por segunda vez la Copa al derrotar en la final a Checoslovaquia, frente a más de 60.000 personas instaladas en el Estadio Nacional de Santiago de Chile. Cabe resaltar que en ese torneo, el colombiano Marcos Coll marcó en la portería del legendario arquero Lev Yashin el empate de su selección con la Unión Soviética un gol olímpico, el único marcado en la historia de los mundiales.28 Los locales obtienen el tercer puesto al derrotar por un gol a la selección yugoslava.

En 1966 la Copa sería realizada en Inglaterra, cuna del fútbol. La selección de Brasil quedaría eliminada en la primera ronda después de ser derrotada en violentos partidos por Hungría y Portugal, este último llegó a semifinales liderado por Eusébio. Uruguay y Argentina tampoco llegaron lejos, luego de quedar eliminados en cuartos de final tras arbitrajes polémicos. La España, vigente campeona en esos momentos de la Copa de Europa, se vio apeada en la primera ronda de clasificación tras perder contra Alemania y Argentina.

Desde su debut en 1950, Inglaterra no había podido tener una buena actuación, por lo que ésta era su oportunidad de demostrar su paternidad. Los locales se enfrentaron a Alemania Federal ante un Estadio de Wembley repleto apoyando a su selección. Tras empatar en el tiempo regular se realizó una prórroga. En el minuto 101, Geoff Hurst disparó contra la portería germana y el balón sería despejado por el guardameta. El tiro sería considerado gol por el árbitro, desatando una polémica que persiste hasta el día de hoy sobre si el balón cruzó completamente la línea de gol.n 1 Cuando quedaban segundos para que el partido finalizara y todo el equipo germano intentaba descontar, Bobby Moore atrapó un balón que conectó con Hurst, quien realizó un disparo lejano, anotando el 4:2 final, desatando la alegría en las graderías. Minutos después, Moore recibiría la Copa Jules Rimet de las manos de la reina Isabel II.


A pesar del fracaso de 1966, la escuadra brasileña llegó a México dispuesta a ganar el Mundial de 1970. La "verdeamarela" se enfrentó en primera ronda a los campeones defensores, Inglaterra. Brasil, que incluía en sus filas no sólo a Pelé, sino a otros grandes jugadores como Jairzinho, Tostão, Rivelino y Carlos Alberto, derrotó por la cuenta mínima a los ingleses en uno de los encuentros más memorables del torneo. Brasil avanzó invicto hasta las finales, donde se enfrentaría al ganador del partido entre Italia y Alemania Federal. Los italianos habían goleado a la selección local, mientras los germanos se clasificaron tras derrotar a los ingleses en tiempo extra, reeditando la final del torneo previo. El encuentro de semifinal partió con un temprano gol de Roberto Boninsegna. Cuando se jugaban los descuentos, Karl-Heinz Schnellinger anotó y forzó la prórroga, en que cada equipo anotó dos goles más. Alemania, exhausta tras el partido ante Inglaterra y con Franz Beckenbauer lesionado, no pudo aguantar la presión y fue derrotada por 4:3. Un monumento levantado posteriormente en el Estadio Azteca conmemora hasta el día de hoy el llamado "Partido del Siglo", considerado por muchos como el mejor de la historia. Brasil e Italia se enfrentaron el 21 de junio de 1970 en Ciudad de México para definir cuál de los dos equipos se adjudicaría para siempre el Trofeo Jules Rimet, premio que sería entregado al primer equipo en ganar tres veces el torneo. Durante el primer tiempo ambos equipos estuvieron igualados a un gol, pero la artillería brasileña estallaría en el segundo tiempo, en el que los italianos pagaron el esfuerzo realizado frente a Alemania, anotando tres goles más. Brasil derrotó por 4:1 a Italia, coronándose como tricampeón con una de las escuadras más valoradas en la historia del fútbol. En el partido por el tercer lugar, Alemania Federal derrota a Uruguay 1:0.

¿Sabías Que? El ing. Mexicano Guillermo González Camarena fue el inventor de la T.V. a color.

Acontecimiento mediático a nivel mundial Durante la década de los años 60 comenzaron a ser lanzados los primeros sistemas de satélites. En México 1970, y gracias al sistema de Telstar, se transmitieron por primera vez imágenes en color del evento para el resto del planeta. Debido a esto, el evento comenzó a popularizarse con rapidez en el resto del mundo. Prueba de ello es la cantidad de países inscritos para el proceso clasificatorio: en 1962 se inscribieron 56 países y en 1970 fueron 75. Cuando el Mundial regresó a Europa para la Copa Mundial de 1974 organizada por Alemania Occidental había 99 participantes, principalmente de las recién independizadas naciones africanas.

Rápidamente el evento comenzó a convertirse en uno de los principales eventos deportivos, alcanzando la popularidad de los mismísimos Juegos Olímpicos. La Copa Mundial comenzó a volverse en un rentable negocio, que se iniciaría con la primera mascota del torneo: el león "Willie", que representó al mundial realizado por Inglaterra. La empresa deportiva Adidas se convertiría en auspiciante oficial del evento desde 1970 y sería el proveedor oficial de los balones, modernizando notablemente el tradicional deporte.

Después de haber sido derrotado en la final de 1966 y en semifinales de 1970, el seleccionado alemán comandado por Franz Beckenbauer confiaba en que finalmente lograrían levantar la Copa en su propio país. A pesar de iniciar el torneo de 1974 con una derrota frente a sus rivales de la Alemania Oriental, los germanos llegaron hasta la final del torneo, realizada en el Estadio Olímpico de Múnich. Su rival en la final fue la selección de los Países Bajos, llamada la "Naranja Mecánica" por el color naranja de la casaca y su facilidad por crear fútbol técnico muy ofensivo y vencer a sus rivales. En la segunda fase se disputaron dos liguillas de cuatro equipos. Alemania se impuso en su grupo, venciendo a la sorprendente Polonia, y los Países Bajos quedaron primeros, por delante de Brasil y Argentina. Polonia venció a Brasil en la lucha por el tercer puesto, logrando así su mejor resultado hasta la fecha.


En la final, el Fútbol Total de Johan Cruyff parecía superar a la disciplina de los locales cuando se pusieron en ventaja con el partido recién comenzado. Cruyff forzó un penalti y Johan Neeskens lo convirtió, cuando Alemania todavía no había podido ni siquiera tocar el balón. Pero la marca de estos últimos a la estrella neerlandesa y los goles de Paul Breitner y Gerd Müller finalmente le darían la victoria por 2:1 a Alemania, que sería el primer equipo en levantar el nuevo trofeo del torneo. La hegemonía del fútbol europeo estaba discutida entre Cruyff y el líder alemán, Franz Beckenbauer, ganadores de los últimos Balones de Oro. En referencia a esto, el germano declaró: «Cruyff era mejor jugador que yo, pero yo gané el Mundial».30

Tras más de 48 años de espera, finalmente Argentina fue seleccionada para ser sede de la Copa Mundial de 1978. Sin embargo, la organización del torneo se vería afectada por el rechazo internacional a la dictadura militar que se había instalado en el país en 1976 y a las violaciones a los derechos humanos cometidas durante ese período. A pesar de las protestas iniciales ningún país se retiró de la competición, pero los neerlandeses sufrieron la deserción de Cruyff por dichos motivos. Esto no pesaría en el rendimiento de la "Naranja Mecánica", que nuevamente sería finalista después de sobrepasar a Italia y Alemania en la fase grupal de la segunda ronda. Su rival sería la selección argentina, que clasificaría tras derrotar por 6:0 en un polémico partido a Perú. En la final, disputada en el Estadio Monumental de Buenos Aires, Mario Kempes sería la figura de la victoria sudamericana por 3:1. Debido al éxito del torneo, el número de equipos participantes aumentó de 16 a 24 desde la Copa Mundial de 1982 disputada en España, para así darle más oportunidades de participación a equipos de Norteamérica, África, Asia y Oceanía. A diferencia del mundial anterior en que sólo participaron en total 3 países de estos continentes, en España participó el doble. A pesar de ello, los nuevos participantes no lograron éxito pues ninguno de ellos clasificó a la segunda ronda, aunque se deben destacar las participaciones de Camerún, que quedó eliminado por diferencia de goles al igualar en puntos con Italia, y Argelia. La eliminación de este último país generó una fuerte controversia luego de que Alemania derrotara por 1:0 a Austria, cifra necesaria para que ambos países germanohablantes clasificaran en desmedro de los norafricanos.

Johann Cruyff es perseguido por dos defensores alemanes durante la final de la Copa Mundial de Fútbol de 1974. Cruyff fue vital para la campaña de los Países Bajos en 1974, pero no logró ganar el partido final.

Maradona y la nueva Alemania Colombia había sido elegida para ser la sede de la XIII Copa Mundial a realizarse en 1986, sin embargo, el país organizador desistió luego de verse imposibilitado de cumplir las fuertes exigencias impuestas por Hermann Neuberger, vicepresidente de la FIFA. Ante la renuncia colombiana, el organismo internacional decidió que México acogiera nuevamente el torneo, debido a que mantenía en gran parte la infraestructura dejada por el torneo de 1970. La primera ronda del torneo se realizó con normalidad, destacando a Marruecos como el primer equipo africano que pasó a la segunda ronda. En la segunda ronda, sin embargo, comenzaron a destacarse los equipos favoritos: Francia, que había derrotado a los campeones defensores en octavos de final, enfrentó en un dramático partido a Brasil, el cual finalizó con la victoria gala en la ronda de penaltis. Sin embargo, los sueños de Platini se verían nuevamente truncados en semifinales por Alemania Occidental. En la otra llave del torneo, Argentina avanzaba imparable, en gran parte debido al talento de Diego Armando Maradona. En cuartos de final el equipo albiceleste debía confrontar a Inglaterra, uno de sus más tradicionales rivales, especialmente tras el estallido de la Guerra de las Malvinas cuatro años antes.


El enfrentamiento destacó por dos de los goles más recordados en la historia de este deporte: en el minuto 51 Maradona anotó un gol con su mano (conocido como la mano de Dios) y en el 54 el mismo Maradona recorrió 62 metros en 10 segundos, sobrepasando a 6 ingleses, antes de anotar el denominado Gol del Siglo, considerado el mejor gol en la historia del fútbol. La final sería disputada entre alemanes y argentinos en el Estadio Azteca ante más de 110.000 espectadores. Cuando faltaban menos de quince minutos para el final del partido los sudamericanos lideraban por 2:0, pero los dirigidos de Franz Beckenbauer lograron igualar el marcador agregando dramatismo. Sin embargo un gol de Jorge Burruchaga en el minuto 84 definiría la victoria argentina. Maradona, elegido el mejor jugador del torneo, sería el encargado de levantar el segundo título mundial de su país. La revancha de Alemania se concretaría cuatro años después, cuando fuera Italia la sede de la Copa Mundial de 1990. En este torneo, Camerún se convirtió en una de las sorpresas al derrotar en el partido inaugural a la escuadra argentina y avanzar finalmente hasta los cuartos de final, siendo eliminados por Inglaterra en la prórroga. A pesar de ello, este mundial ha sido considerado como uno de los de más baja calidad,32 debido a un fútbol extremadamente defensivo, lo que se vio reflejado en la baja cifra de goles (la más baja de la historia) y el gran número de partidos definidos en penaltis, entre los que se encontraron las dos semifinales. El torneo finalizaría con una mediocre final entre alemanes y argentinos, caracterizada por los errores arbitrales y la expulsión de dos jugadores de la "Albiceleste".33 Un solitario gol de penal de Andreas Brehme cinco minutos antes del pitazo final le daría la Copa por tercera vez a la escuadra de Alemania Occidental, algunos meses antes de que se concretara el proceso de reunificación de dicho país.

El Mundial en el siglo XXI Cuatro años más tarde el torneo se disputaría por primera vez en tierras asiáticas, cuando Corea del Sur y Japón realizaran conjuntamente el Mundial de 2002. El evento generó una enorme inversión en ambos países, especialmente en cuanto a infraestructura: 18 nuevos estadios fueron construidos en total, con un costo que superó los 4.500 millones de dólares34 y se instaló tecnología de última generación para acoger a las 32 selecciones clasificadas de un total de 199 equipos inscritos, marcando un nuevo hito.

A pesar de haber sufrido en el proceso clasificatorio, Brasil nuevamente demostró su poderío, al ganar todos sus partidos durante el torneo. Ronaldo, que había sido opacado en la final de 1998 por Zidane, anotó ocho goles y se convirtió en el jugador con más tantos anotados desde 1970. En la final disputada en Yokohama, los brasileños no tuvieron problemas en superar a Alemania. El guardameta alemán Oliver Kahn, que había sido uno de los principales artífices de la campaña de su combinado permitiendo sólo un gol en todo el torneo, no pudo detener dos disparos de Ronaldo que permitieron a Brasil coronarse pentacampeón. El torneo de 2002 mostró una serie de resultados sorpresivos, entre los que destacaron las eliminaciones en primera ronda de algunos de los equipos favoritos para ganar el torneo, como Argentina, Portugal y Francia, que se convirtió en el peor campeón defensor de la historia del evento. Otros equipos alcanzaron resultados destacables: Corea del Sur se convirtió en el primer equipo asiático en llegar a semifinales junto a la sorprendente Turquía, mientras Estados Unidos y la debutante Senegal accedieron a la ronda de los ocho mejores. Sin embargo, los errores arbitrales marcaron un punto negro en el desarrollo del torneo, hecho que fue reconocido incluso por el propio presidente de la FIFA, Joseph Blatter. Blatter, que había ascendido a la presidencia de la FIFA con la promesa de llevar el Mundial por primera vez a África, sufrió un fuerte revés cuando por un voto de diferencia Alemania derrotó a Sudáfrica en la elección de la sede de la Copa Mundial de 2006.


Brasil, que contaba en sus filas con Ronaldinho, era considerado el máximo favorito para levantar el trofeo, pero su desempeño fue ampliamente criticado aún cuando clasificaron invictos a la segunda ronda y Ronaldo alcanzó el récord de goles anotados en la historia de la competición. Alemania y Francia, que por otro lado casi no albergaban esperanzas de lograr un buen resultado, comenzaron a progresar a medida que avanzaba en el torneo. La primera ronda no presentó grandes sorpresas en general y la mayoría de los favoritos pasaron a la siguiente fase, a excepción de la República Checa que fue sobrepasada por Italia y Ghana en el denominado grupo de la muerte. La supremacía europea se comenzó a manifestar durante la segunda fase. En cuartos de final, los penaltis marcaron el fin de la competición para Argentina e Inglaterra, que fueron derrotados respectivamente por Alemania y Portugal. Brasil acabaría con su condición de invicto desde la derrota en la final de 1998 al perder nuevamente frente a la escuadra francesa. Reeditando la recordada semifinal de 1970, Italia y Alemania se enfrentaron nuevamente en dicha instancia; luego de mantenerse durante gran parte del partido sin anotar, los italianos accederían a la final al marcar dos goles minutos antes de acabar la prórroga. Italia se enfrentaría a Francia, que clasificó tras derrotar a los lusitanos con un penalti anotado por Zidane. El partido disputado en el Estadio Olímpico de Berlín se desarrolló extremadamente parejo para ambos equipos, que durante los primeros 45 minutos habían anotado un gol cada uno. En la prórroga un polémico incidente provocaría la expulsión de Zinedine Zidane al golpear al italiano Marco Materazzi. Sin su capitán, Francia se enfrentó a la definición desde los once pasos. David Trezeguet erró un tiro, lo que permitiría a Italia coronarse como campeona del Mundial por cuarta vez.

Estadio Olímpico de Berlín, durante el partido Brasil vs. Croacia en la Copa Mundial de Fútbol de 2006.

Aficionados en Soweto disfrutan del partido inaugural de la primera Copa Mundial africana.

Tras el fracaso de la elección de un país africano para la Copa de 2006, la FIFA decidió establecer un sistema de "rotación continental" que permitiera que cada evento fuera organizado al menos una vez por cada confederación en un cierto período. África sería el primer continente elegido y Sudáfrica fue ampliamente apoyada como la sede de la Copa Mundial de Fútbol de 2010. De igual forma, el Mundial de 2014 fue asignada a Sudamérica, siendo Brasil el único postulante. Sin embargo, el sistema de rotación fue puesto en jaque ante los diversos problemas de organización que enfrentaron ambos países y a la presión ejercida por otros países con aspiraciones. Ante esto, la FIFA decidió imponer un nuevo sistema de rotación que impide la postulación de un país del continente anfitrión por dos ediciones tras albergar el evento; así, ningún país africano pudo postularse para la Copa Mundial de 2018 y ninguno sudamericano para 2018 y 2022. El evento de 2010, organizado por Sudáfrica, mostró una serie de resultados sorpresivos, donde favoritos para ganar el torneo fueron eliminados en primera fase, como Italia y Francia, o tuvieron que sufrir hasta el último partido para pasar a la segunda fase, como Inglaterra, Alemania y España. La mayoría de los equipos africanos tuvieron un mediocre desempeño pese a su localía, siendo Sudáfrica el primer anfitrión de una Copa del Mundo en no pasar la primera fase. Por otro lado, los cinco miembros de la Conmebol destacaron tanto en primera ronda como en octavos de final, clasificando cuatro a la ronda de los ocho mejores (luego de que Chile fuera eliminado por Brasil). Esta dominación sudamericana se derrumbaría en los cuartos de final: Argentina y Brasil, dos de los equipos con mejor desempeño hasta el momento, fueron eliminados por Alemania y los Países Bajos, respectivamente. España clasificó a su primera semifinal en sesenta años derrotando con un agónico gol a Paraguay, mientras Uruguay sería la única selección de Sudamérica que llegó a semifinales, al eliminar a Ghana en la definición a penales.


La Copa Mundial de Fútbol consta de dos etapas: una fase clasificatoria y37 una ronda final, considerada esta última usualmente como el evento en sí mismo. El número de participantes en esta ronda final ha variado con el paso de los años: 16 participantes hasta 1978 (a excepción de los Características mundiales de 1930 y 1950 con 13 participantes cada uno), 24 entre 1982 y 1994 y 32 desde 1998

Fase clasificatoria La fase clasificatoria se ha disputado desde 1934. En ella, las selecciones nacionales que desean participar en el torneo se enfrentan en una serie de encuentros. Para ello, las asociaciones de fútbol que dirigen estas selecciones deben ser miembros plenos tanto de la FIFA como de alguna de las seis confederaciones continentales existentes en la actualidad:

AFC (Asia Football Confederation, Confederación de Fútbol de Asia) CAF (Confédération Africaine de Football, Confederación Africana de Fútbol)

Por ejemplo, para el próximo torneo a realizarse en 2014, la FIFA estableció la siguiente distribución de los cupos clasificatorios:

UEFA: 13 cupos completos CAF: 5 cupos completos Conmebol: 4 cupos completos, un cupo compartido con AFC AFC: 4 cupos completos, un cupo compartido con Conmebol Concacaf: 3 cupos completos, un cupo compartido con OFC OFC: un cupo compartido con Concacaf A estos cupos se suma el equipo del país organizador del torneo, que desde los orígenes del torneo (a excepción de 1934) ha tenido ese derecho. Los equipos campeones del torneo previo deben en la actualidad participar del proceso clasificatorio, aunque tuvieron el derecho de clasificación automática entre 1938 y 2002.

Concacaf (Confederation of North, Central American and Caribbean Association Football, Confederación de Fútbol Asociación de Norte, Centroamérica y el Caribe) Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) OFC (Oceania Football Confederation, Confederación de Fútbol de Oceanía) UEFA (Union des Associations Européennes de Football, Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas) Cada una de estas confederaciones organizan un sistema de elección de sus representantes a través de encuentros deportivos. El número de representantes de cada confederación es definido previamente por la FIFA a través de la entrega de cupos, algunos de los cuales son completos equivalentes a un equipo en la fase final y otros son compartidos, en los que un equipo debe definir su clasificación a la ronda final ante un representante de otra confederación en un proceso denominado generalmente repechaje, repesca o play-offs.

Mapa con las asociaciones de fútbol afiliadas de la FIFA, coloreadas de acuerdo a su confederación. A menos que se encuentren sancionadas por la FIFA, todos los países indicados pueden participar en la fase clasificatoria de la Copa Mundial.


Elección de la sede La fase final del torneo es realizada cada cuatro años y en ella participan los equipos que sortearon exitosamente el proceso clasificatorio y aquellos clasificados por derecho propio. Esta etapa del torneo se realiza a lo largo de un mes exclusivamente en el país organizador designado con anterioridad. Sin embargo, en la Copa Mundial de Fútbol de 2002 el evento fue realizado por Corea del Sur y Japón conjuntamente; aunque la experiencia fue un éxito, el complejo proceso logístico necesario ha hecho que la FIFA considere evitar este tipo de torneos en el futuro. El país organizador es electo por el Comité Ejecutivo de la FIFA, el cual se reúne seis años antes en Zúrich para poder tomar la decisión. El Comité Ejecutivo está compuesto por diversos representantes de las diferentes confederaciones y es presidido por el presidente de la FIFA. El Comité Ejecutivo realiza una votación simple hasta lograr una mayoría absoluta de votos para determinar el país anfitrión de la Copa. En caso de que haya empate, es el presidente del organismo el encargado de dirimir la situación.39 En ocasiones anteriores se han logrado acuerdos previos entre los representantes de las candidaturas que han evitado la realización de votaciones o han generado votaciones unánimes. Así, por ejemplo en el 35º Congreso de la FIFA realizado en Londres durante 1966 los representantes de Alemania Occidental, Argentina y España retiraron sus candidaturas al aceptar la propuesta de organizar los torneos de 1974, 1978 y 1982 respectivamente, mientras en 1996 Corea del Sur y Japón aceptaron fusionar sus candidaturas en una sola y así evitar la votación.

La FIFA establece una serie de requisitos para poder organizar el torneo, especialmente en cuanto a infraestructura. En los últimos años las exigencias establecen al menos la existencia en el país de entre 8 a 10 estadios que superen los 40.000 espectadores. En caso de que estas exigencias no sean cumplidas, la FIFA tiene la posibilidad de asignar la sede a otro país. La elección de la sede ha sido históricamente influida por el poder de las confederaciones continentales. En sus comienzos el torneo fue boicoteado tanto por países europeos como sudamericanos cuando la sede no era elegida en su continente. Para evitar esto, tras el receso producido por la Segunda Guerra Mundial se estableció un sistema de rotación de facto entre Europa y Sudamérica, los continentes con mayor tradición en la realización del torneo. Posteriormente, el cupo sudamericano se vería ampliado hacia todo el continente americano, permitiendo la inclusión de México y los Estados Unidos. En 1996 la FIFA insistió en la elección de una sede en Asia y posteriormente lo haría para África. En esta última elección, sin embargo, Alemania se impuso en la elección de la sede de la Copa Mundial de Fútbol de 2006, por lo que la FIFA instituyó una política de rotación continental. Bajo esta premisa, se estipuló la obligatoriedad de candidaturas africanas para 2010 y sudamericanas para 2014. En el caso de la elección de este último torneo, Brasil fue el único candidato por lo que se decidió revisar esta política para evitar este suceso. Así, la FIFA estableció en 2007 modificar este criterio permitiendo la postulación de cualquier país para las copas mundiales de 2018 en adelante, a excepción de aquellos provenientes de confederaciones que han albergado alguno de los dos torneos previos.40 Así pues, hasta la edición del año 2022, los países europeos habrán sido sede en once ocasiones, los sudamericanos en cinco ocasiones, los norteamericanos en tres ocasiones, los asiáticos en dos y los africanos en una sola edición.

¿Sabías Que? En verde oscuro, países que han organizado en una oportunidad la Copa Mundial; en verde claro, aquellos que lo han hecho dos veces.

En Alemania 1974 se dio el primer expulsado: el chileno Carlos Caszely.


Sistema de competición en la fase final A lo largo de la historia de la Copa Mundial se han utilizado diversos sistemas de competición para poder determinar al equipo que se coronará como el mejor del mundo. Sin embargo, existe en general el patrón de establecer dos rondas en la competición, a excepción de 1934 y 1938, ediciones en las que se utilizó un formato único de eliminación directa. Para la primera ronda del torneo los equipos son distribuidos en grupos de cuatro integrantes, aunque previamente, y debido a la retirada de algunos competidores, han existido grupos de hasta dos combinados. Para ello el comité organizador realiza un sorteo previo en el que se establecen a los mejores equipos como cabezas de series y se procura evitar que equipos de la misma confederación se enfrenten durante la primera ronda, a excepción de los equipos de la UEFA que por su mayor número es imposible que queden todos separados. En cada uno de los grupos todos los equipos se enfrentan en un cuadrangular simple. Cada equipo acumula a lo largo de estos partidos una puntuación en función de sus resultados: 3 puntos por victoria (hasta 1994 eran sólo 2), 1 por empate y 0 por derrota. Los cuatro equipos son ordenados de acuerdo a su puntuación en forma descendiente. En caso de que haya dos equipos con igual puntuación, existen otros criterios de desempate, que en el presente son:

Los criterios nombrados anteriormente permiten determinar qué equipos se clasifican a la segunda ronda. Cuando el número de participantes es una potencia de dos (8, 16 o 32) clasifican los dos mejores equipos del grupo, pero cuando no es así (por ejemplo, 24 participantes) pueden clasificar algunos de los mejores terceros.

En segunda ronda se han utilizado diversos mecanismos de clasificación para la ronda final. La mayoría de éstos corresponden a un sistema de eliminación directa con octavos de final, cuartos de final, semifinales, un partido definitorio del tercer y cuarto lugar y la final. Algunos torneos sin embargo realizaron un nuevo cuadro de grupos para determinar a los finalistas; hasta el torneo de 1950, la final se determinaba a través de un sistema grupal entre los cuatro semifinalistas, sin embargo, el resultado de los diversos encuentros hizo que los últimos dos partidos fueran los que definían al campeón, por lo que son considerados comúnmente como la única final.

Los partidos de eliminación directa, a diferencia de los de primera vuelta, no pueden finalizar con un empate. En caso de que los equipos que se enfrentan finalicen el tiempo reglamentario igualados en número de goles, se realiza una prórroga de dos tiempos de quince minutos cada uno (en 1998 y 2002 se utilizó el sistema de gol de oro). En caso de que finalizada esta prórroga la igualdad se mantenga, se realiza una tanda de penaltis de cinco tiros, extensible hasta que haya un equipo que logre la victoria.

1. Mayor diferencia de goles. 2. Mayor número de goles anotados. 3. Mayor número de puntos obtenidos en los partidos disputados entre los equipos empatados. 4. Mayor diferencia de goles en los partidos disputados entre los equipos empatados. 5. Mayor número de goles anotados en los partidos disputados entre los equipos empatados. 6. Sorteo del comité organizador. Zinedine Zidane anota un penalti en la semifinal entre Francia y Portugal, en Alemania 2006.


Jugadores

Tecnología

Cerca de 6000 jugadores han participado en la Copa Mundial y muchos de ellos han pasado a la historia. De ellos, un grupo selecto ha participado en múltiples oportunidades del evento: 33 jugadores han estado presentes en cuatro eventos, aunque sólo 16 han jugado efectivamente en cuatro fases finales mundiales, mientras que sólo dos jugadores han disputado encuentros en cinco torneos: el guardameta mexicano Antonio Carbajal entre 1950 y 1966 y el alemán Lothar Matthäus entre 1982 y 1998 (período en el cual incluso ganó el campeonato). En cuanto a partidos disputados, Matthäus jugó 25 partidos, récord que se mantiene hasta la actualidad. El italiano Paolo Maldini por otro lado, es el jugador que ha jugado mayor cantidad de minutos, con 2217 minutos en sus cuatro participaciones entre 1990 y 2002.

El desarrollo tecnológico ha sido sumamente importante para que la Copa Mundial pudiera ser el evento que es. Sin lugar a dudas la televisión jugó un rol vital en la difusión del torneo a los diferentes continentes y así convertirlo en un torneo realmente mundial. Los primeros partidos fueron transmitidos durante la Copa Mundial de Fútbol de 1954 debido a la formación algunos años antes de la Unión Europea de Radiodifusión (Eurovisión). Siete partidos fueron transmitidos en vivo a Francia, Italia, Bélgica, los Países Bajos, Dinamarca, el Reino Unido, Alemania y Suiza, anfitriona del torneo. Cuatro años más tarde la cifra de países que recibieron la imagen en blanco y negro aumentó a 63, mientras que la final de Inglaterra 1966 sería el primer encuentro transmitido en color, pero esta tecnología se popularizaría en 1978.

En cuanto a goles, los quince del brasileño Ronaldo lo convierten en el jugador que más goles ha marcado en todos los eventos de la Copa, superando los catorce de los alemanes Gerd Müller y Miroslav Klose. En la Copa Mundial de Fútbol de 1958, el francés Just Fontaine marcó 13 anotaciones, cifra que se ha mantenido como la mayor cantidad de goles alcanzada en un solo evento.

Roger Milla, futbolista de Camerún se convirtió en el jugador más veterano (42 años) en marcar un gol en un mundial ante Rusia en el Mundial de 1994 disputado en Estados Unidos.

Con el lanzamiento de los sistemas de tecnología satelital el evento pudo ser transmitido en directo más fácilmente y en más países, reemplazando los resúmenes compactos que se daban en algunos países. Con el paso de los años, la tecnología permitió una mejor definición de las imágenes y ya desde la Copa Mundial de 2002, Internet se convirtió en una de las principales herramientas de comunicación, permitiendo no solo la utilización del Marcador Virtual que ponen las Páginas Web de los medios de comunicación, sino también permite la transmisión de los partidos completos y si la gente se lo perdió, permite verlo, como si fuera tiempo real o vía on demand. La televisión de alta definición debutaría durante la final de ese mismo torneo y se extendería al evento completo, cuatro años después. Asimismo, el canal que realiza la transmisión de los partidos, suele vender los derechos de los mismos a varias radioemisoras, para efectuar la transmisión parcial o total del Campeonato Mundial de Fútbol. En el caso de la radio, el público al que va dirigida la transmisión de los partidos, es principalmente gente que camina en las calles con reproductores de MP3 o MP4, pueblos donde no alcanza la televisión como cobertura y automovilistas. Con la utilización de la Norma Japonesa de TV Digital, se permite la utilización de TV en HD con dicha norma en vehículos particulares y autobuses.


Literatura Escribir bien en la era digital México La era digital ha traído grandes beneficios al español; los números no mienten al decir que es uno de los idiomas más importantes de internet a nivel global, tanto por el número de hablantes como por su penetración en otros países como segunda lengua. No obstante, llama la atención el poco interés que despierta en las nuevas generaciones conocerlo a profundidad, y contrario a esto usar sólo lo más básico para poder expresarse ante la comunidad virtual. En esta época, a diferencias de otros tiempos, los cambios en el idioma están a la orden del día. La irrupción de la tecnología a la cotidianidad de la gran mayoría de las personas, ha provocado que las formas de expresión se vayan adecuando a la velocidad en que se quiera compartir un mensaje con la comunidad virtual, o bien a la disponibilidad de caracteres que permitan las aplicaciones ("apps") de los dispositivos móviles. No cabe duda que las nuevas tecnologías, ya no son sólo una herramienta, se han convertido en un modo de vida en la medida en que han transformado casi todos los aspectos del actuar en sociedad, proceso en el que obviamente el lenguaje no podía permanecer exento. En esta era de la información, a diario puede observarse cómo las palabras del idioma van adaptándose: se acortan, se deforman, se les atribuyen significados completamente distintos a los originales, en fin, cambian, lo cual genera nuevas formas de expresión que han llamado la atención de algunos sectores de la sociedad, que ven como un problema ese rumbo que va tomando la escritura. Para ellos las señales de alerta están constituidas tanto porque la mayoría de la gente utiliza solamente un porcentaje elemental del idioma, como porque lo hace con una ortografía laxa, en donde la regla parece ser no respetar la regla. Para otras, esta dinámica es un proceso normal dentro de la misma sociedad, en la cual dichas formas de comunicación han permitido, que a diferencia de otras épocas, los mensajes se propaguen más rápidamente, casi de forma instantánea, y que lleguen a más personas.

Si bien es cierto que la escritura es la memoria del mundo, es decir que la gran mayoría del pensamiento humano, en todas sus acepciones, arte, ciencia, religión, historia, e incluso la propia tecnología, fue conocida por el hombre, gracias a que a lo largo de la historia se registró a través de la palabra. La inmediatez de los formatos contemporáneos, permitieron que el lenguaje fuera más flexible y permisivo. La memoria de nuestros días, se registra no sólo con la palabra, como sucedió en la edad antigua, media y moderna, sino que ahora la fotografía, el videos y el audio, dan fe de las cosas, esto ha llevado a que cada vez más, los jóvenes que han nacido en la era digital, desplacen el uso de la palabra escrita, por lo que el reto se vuelve doble, porque si bien es cierto su lenguaje es valido en su formato, también deben aprender el uso tradicional de la palabra, opina Francisco Suárez, analista de nuevos formatos de comunicación. En busca de soluciones Ante este panorama surgen instituciones que buscan con empeño preservar lo mejor posible el idioma, para lo cual ponen al alcance de dispositivos móviles, como smartphones y tablets, y de las redes sociales, herramientas que promueven el correcto uso de la lengua. Tal es el caso de la RAE (Real Academia Española), que además de su portal en línea (www.rae.es) cuenta con una aplicación gratuita para móviles, la cual permite a los usuarios acceder, siempre y cuando se tenga conexión a internet, a las más de 80 mil definiciones y conjugaciones incluidas en su diccionario. A pesar de su antigüedad -no hay que olvidar que fue creada hace 300 años-, la institución ha tenido que entrar al ámbito digital y si bien su objetivo de velar por el idioma español fue su principal motivo para hacerlo, la preocupante explosión de modificaciones al lenguaje a través de las redes sociales fue lo que obligó a esta institución a ponerse a la vanguardia. Pero a pesar de su ingreso a este mundo, la velocidad en la que el "ciberlenguaje" se ha extendido ha convertido la tarea de la Rae en una empresa quijotesca. Lo cual queda de manifiesto al consultar los datos disponibles acerca de las descargas que de la aplicación se han efectuado.


Mientras que la tienda de aplicaciones de Apple (App Store), no muestra las cifras de descargas, las listas de Google Play Store, la tienda de los usuarios del sistema Android, revela que el diccionario de la academia lleva sólo un millón de descargas, una cifra ínfima si se toma en cuenta que dicho sistema operativo rebasó hace ya tiempo la cifra de mil millones de usuarios en el mundo. Desde luego no puede asumirse que ese total de usuarios tengan el castellano como lengua común, sin embargo se intuye que una gran parte de los hispanohablantes que hay en el mundo lo utiliza, pues se sabe que Android acapara el mercado tanto en los países de América Latina como en España. No resulta difícil imaginar que un buen porcentaje de los 500 millones de personas que hablan español alrededor del mundo se localizan en alguno de esos países y que utilizan algún tipo de dispositivo móvil con acceso a diversas aplicaciones y que, sin embargo, no están interesados en adquirir ninguna que les ayude a mejorar su escritura. Aun ante este adverso panorama, los diferentes organismos comprometidos con el español siguen buscando la forma de lograr que el mundo hispano no pierda de vista la importancia de escribir bien en estos tiempos. Al esfuerzo de la Rae se suma el de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), una institución sin ánimo de lucro que al compartir esta preocupación se ha puesto como principal objetivo impulsar el buen uso del español en los medios de comunicación.

¿Sabías Que? Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare son considerados los más grandes exponentes de la literatura hispana e inglesa respectivamente; ambos murieron el 23 de abril de 1616

Teatro de México El teatro inicio como un ritual hacia los dioses. El 27 de abril de 1857, se inauguró el primer Teatro Colón. Estaba ubicado frente a la Plaza de Mayo. Los planos fueron confeccionados por el Ing. Carlos E. Pellegrini. Su capacidad estaba calculada para 2.500 personas. El escenario era el más amplio que se construyera hasta esa fecha, estaba dotado de todos los elementos necesarios para las grandes puestas en escena. Después de tres décadas de existencia el Teatro Colón cerró sus puertas en 1888 para transformarse en la sede del Banco de la Nación Argentina. Nuevo teatro Colón El proyecto de la obra, que reemplazaría al antiguo teatro Colón, dio comienzo en 1889. El proyectista inicial fue el arquitecto Francisco Tamburini, Dicha obra fue ejecutada en 3 periodos. Actualmente tiene un área total de 58.000 m2 Primer periodo El edificio principal fue proyectado en 1889 por el ingeniero y arquitecto italiano Francisco Tamburini (18381891). A su muerte el arquitecto Víctor Meano (1860-1904) asume la dirección de la obra. En 1904, tras el deceso de Meano, la obra se detiene, siendo posteriormente completada por el ingeniero y arquitecto Julio Dormal, quien se hace cargo de finalizar la obra en el año de 1908. Segundo periodo Durante 1938 se realizaron intervenciones de extensión, ampliando los subsuelos bajo la plaza lateral en la primera instancia. Además se hizo un túnel que conecta los talleres con el escenario. Tercer periodo De 1968 a 1972 sufre una última intervención. Dicha intervención consistió en otra ampliación donde se alojaba bajo la plaza las áreas de producción del teatro, salas de ensayo y talleres de escenografía, oficinas, vestuarios y un comedor para personal. El Teatro se construyó en 1650 y fue con capacidad de 40 personas.


La poesía en México

Octavio Paz

La poesía mexicana tiene sus orígenes en los pueblos indígenas que habitaban el territorio antes de la llegada de Cristóbal Colón al continente americano. Con la invasión española, se produjo un proceso de mestizaje que fue modificando las características de los textos locales. Octavio Paz Durante la época del virreinato surgieron importantes autores como Sor Juana Inés de la Cruz (16511648), conocida como El Fénix de América y La décima Musa. Tras el advenimiento de la independencia, en 1821, fueron apareciendo otros poetas, como Luis G. Urbina (1864-1934), Amado Nervo (1870-1919), Ramón López Velarde (1888-1921), Alfonso Reyes Ochoa (1889-1959) y Carlos Pellicer (1899-1977). Así llegamos al siglo XX y a los poetas contemporáneos, que aportaron lo suyo para llevar a las letras mexicanas a un sitio de reconocimiento en el panorama literario internacional. José Gorostiza (1901-1973), Xavier Villaurrutia (1903-1951), Jaime Sabines (1926-1999), Tomas Segovia (1927) y José Emilio Pacheco (1939) son algunos de los principales exponentes de la poesía mexicana. Para el final hemos dejado un nombre que, tal vez, es el más importante de la historia literaria de México. Al menos se trata del único hombre nacido en estas tierras que fue galardonado con el Premio Nobel Literatura. Estamos hablando, por supuesto, de Octavio Paz. Nacido el 31 de marzo de 1914 en la Ciudad de México, se acercó a la poesía a través de la influencia de su abuelo y gracias a lecturas de autores como Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez. Su primer poema lo publicó en 1931 (“Cabellera”) y dos años más tarde presentó “Luna silvestre”. Paz estuvo en España durante la Guerra Civil, cuando publicó obras como “Bajo tu clara sombra y otros poemas sobre España”, “Perfil del Hombre” y “No pasarán”. Tras su regresó a México (1938), el escritor editó “A la orilla del mundo”, “Noche de resurrecciones”, “Vuelta” y “Árbol adentro”, entre otros libros. El 19 de abril de 1998, falleció luego de sufrir una larga enfermedad.

Octavio Paz Lozano fue un destacado escritor y diplomático nacido durante la Revolución en Ciudad de México el 31 de marzo de 1914, y fallecido en la misma ciudad el 19 de abril de 1998. Dadas las actividades políticas del padre, que lo mantenían fuera de casa por largos períodos, su crianza estuvo a cargo de su madre, una tía y su abuelo paterno, novelista que influyó mucho en sus primeros contactos con la Literatura. Su variada vida profesional abarcó desde la participación en la Embajada de México en la India hasta la docencia en numerosas universidades estadounidenses.

Su obra, influenciada desde temprano por poetas europeos de la talla de Juan Ramón Jiménez y Antonio Machado, comprende tanto denuncias de carácter social como análisis de naturaleza existencial. Entre sus poemarios destacan "Libertad bajo palabra" y "Salamandra". El ensayo "La búsqueda del comienzo" es un buen ejemplo de su encuentro con el surrealismo en Francia. A su extensa y rica producción literaria deben sumarse las traducciones, como ser su versión en español de "Antología de Fernando Pessoa", sobre poemas del escritor portugués. Su estilo se ha transformado a lo largo de los años, producto de la apertura mental e ideológica del escritor, que nunca dudó en experimentar y adaptarse a las nuevas tendencias.


Arranca el mundial

El primer gol del mundial Brasil 2014 es autogol por parte de Marcelo. Apenas a los 10 minutos de haber comenzado el primer partido del Mundial entre Brasil y Croacia, una jugada tomó mal parado al equipo anfitrión y Marcelo generó la primera anotación de la competencia... lo malo que fue en portería propia.

Después de esta sorpresa, el equipo de Brasil está obligado a hacer todo lo posible para remontar y cumplir con las expectativas que lo colocan como uno de los favoritos de la justa. Brasil y Croacia son equipos del Grupo A en el que también están México y Camerún que se medirán mañana viernes a las 11:00 horas (tiempo de México) para el segundo partido del Mundial.

¿Sabías Que? En el mundial de Brasil 2014 fue la primera vez que en el partido inicial el primer gol que se anota fue un autogol.


Los atletas mejor pagados del mundo La revista Forbes reveló recientemente la lista de los 100 atletas mejor pagados del mundo. El jugador de golf estadounidense, Tiger Woods, recupera el liderato de la lista tras haber caído en desgracia con un monumental escándalo sexual en 2009. Con seis victorias en los últimos 12 meses, Woods tuvo unas ganancias, entre salarios y patrocinios, de 78.1 millones de dólares, arrebatándole el primer puesto de los mejor pagados al boxeador Floyd Mayweather Jr., quien ostentó la cima desde 2001 a 2012, y que ahora cae al puesto 14 con unas ganancias de 34 millones de dólares.

El deportista latinoamericano mejor pagado es el futbolista argentino del Barcelona, Lionel Messi, que ocupa la décima plaza con una ganancia de $41.3 millones.

La lista, que se puede ver en la edición digital de la revista y que llegará a los quioscos el próximo 24 de junio, incluye desde jugadores de béisbol (27), baloncesto (21) o fútbol (12) hasta deportes minoritarios como el críquet (2). En una lista dominada por hombres, este año tan solo pasó el corte del Top 30 una mujer, la tenista rusa Maria Sharapova, quien con $29 millones ocupa el puesto 22. Mientras que en el Top 100 se meten dos mujeres más, las tenistas Serena Williams (68), con $20.5 millones, y la china Li Na (85), con $18.2 millones. El deportista latinoamericano mejor pagado es el futbolista argentino del Barcelona, Lionel Messi, que ocupa la décima plaza con una ganancia de $41.3 millones. El primer español es el piloto de Fórmula Uno, Fernando Alonso, en el puesto 19, con unos ingresos totales de $30 millones, muy por delante del flamante campeón de Roland Garros Rafa Nadal, en posición 30 con unas ganancias de $26.4 millones. Le siguen el jugador de baloncesto de los Lakers Paul Gasol (57), con $21.5 millones, y el futbolista del Chelsea Fernando Torres (72), con $20 millones. En una lista dominada por hombres, este año tan solo pasó el corte del Top 30 una mujer, la tenista rusa Maria Sharapova, quien con $29 millones ocupa el puesto 22. Mientras que en el Top 100 se meten dos mujeres más, las tenistas Serena Williams (68), con $20.5 millones, y la china Li Na (85), con $18.2 millones.

Lewis Hamilton (F1/Mercedes)...$27.5 millones. GETTY

Tony Romo (NFL/Dallas Cowboys)...$28.8 millones. GETTY


Mundial