Page 1

volumen I, nĂşmero 2, junio de 2008

Colegio Miravalle

1


Publicaciones docentes aae

AUTENTICIDAD Y APERTURA DEL PROFESOR ¿Son realmente auténticos nue������������� stra compren� sión, nuestro cálido aprecio y nuestra solicitud por los estudiantes? ¿Responden realmente nuestras manifestacio� nes a nuestros sentimientos e ideas? ¿Nos mostramos tal como de verdad somos y tal como nos sentimos interiormente? ¿Somos auténticos, sinceros y abiertos con no� sotros mismos? ¿Somos concientes de los procesos afectivos que se desarrollan en nosotros durante y des� pués de la clase? ¿Analizamos con sinceridad si nos hemos pre� parado lo suficiente para la clase, si ésta les re� sulta a los estudiantes suficientemente fácil y comprensible? ¿Somos sinceros en el autoanálisis y admitimos que muchos contenidos son innecesarios para los estudiantes, ahora y en su futuro? ¿Qué consecuencias tiene para los estudiantes el hecho de que nosotros, los profesores, seamos realmente abiertos en la clase? A continuación destaco algunos aspectos dig� nos de tener en cuenta: • Los estudiantes saben a que atenerse res� pecto a nosotros. • Los estudiantes nos ven como personas cu� yos sentimientos y vivencias son trasparen�

2

tes, y no como simples profesionales de la educación. • Los estudiantes aprenden, primero en el en� cuentro con nosotros y luego con sus com� pañeros de clase y con otras personas, a ser abiertos y auténticos. • Nuestra clase ya no será una enseñanza para el intelecto. • No criticaremos, evaluaremos y enjuiciare� mos el comportamiento de los estudiantes, sino que tetaremos de comunicarles algo de lo que sentimos. Esta claro que la situación en la clase se ve in� fluenciada también por muchas experiencias anteriores. Pero está igualmente claro que los profesores tenemos muchas posibilidades de desarrollarnos y cambiarnos de manera que podamos convivir satisfactoriamente con los estudiantes y facilitarles considerablemente su aprendizaje personal y temático. Podemos hacerles posibles a ellos, a la gene� ración futura, cambiarse a si mismos y cambiar la sociedad.

Comité editorial Maria Lucrecia de Díaz Nury Johanna Angarita Antolinez Horacio Lotero Matiz


Resolución de problemas y creatividad

Uno de los elementos más interesantes y característicos de las ciencias naturales, es la generación de nuevas preguntas y el cuestio� namiento constante de las respuestas halladas, esto es lo que hace crecer las ciencias naturales y para ello se requiere tener mucha creatividad, ser capaz de imaginar posibilidades que no se le han ocurrido antes a otra persona. Cuando se trabaja con resolución de problemas en cla� se de ciencias se encuentran cosas maravillosas, por ejemplo, hace ya unos meses para trabajar el módulo NADA SE PIERDE de Pequeños Científicos con grado sexto, se planteaba una situación problema: “Imagine que usted va en un viaje a la Selva Amazónica y la provisión de agua que lleva se le agota, los ríos por donde pasa están llenos de greda y el agua es amarga, ¿qué haría usted para obtener agua para beber? Y las respuestas planteadas por los estudian� tes unas fueron sencillas y comunes y otros lo� graban dar unas respuestas que ni a mi se me hubieran ocurrido, por ejemplo, unos recorda� ron que las plantas tienen agua en sus tejidos y entonces planteaban comerse algunas de sus parte, otros recordaron que habían visto plantas (bromelias) que viven en la copas de los árboles y que puede almacenar agua lluvia, y propusie� ron treparse y bajar una de éstas para tomarse el agua, otros pensaron en hacer un filtro con

la camiseta y filtrar el agua, otros pensaron en colocar un recipiente cuando lloviera y colectar esa agua, porque tenían el referente de que en la selva hay bastante lluvia, otros pensaron en colocar el agua en un recipiente hasta que las partículas que la hacían amarilla se precipita� ran (“se sentaran”), y con cuidado separarían el agua de arriba que quedaba limpia; otros pensa� ron en colocar el agua en un recipiente, taparlo con un plástico y exponer el recipiente al sol, de tal manera que cuando hiciera sol el agua se evaporará y quedara pegado al plástico, y luego retirar el plástico y quitar las gotas de agua, y bueno otros fueron más prácticos y pensaron en que podrían haber llevado dentro de la mo� chila pastillas para purificar el agua y ese era el momento perfecto para usarlas. En fin muchas posibilidades, los estudiantes usan de manera extraordinaria la creatividad y en estas activida� des queda claro que el proceso de enseñanza aprendizaje es un proceso bilateral y no unilate� ral, es decir, que cuando se trabaja con los estu� diantes no es sólo éste quien aprende sino que a su vez el docente se enriquece con su quehacer, planteándose entonces que la actividad docen� te -por tanto la enseñanza y el aprendizaje- no es algo terminado, perfecto ni inamovible, sino que por el contrario se renueva día a día, está sujeto a modificaciones.

registro de experiencia

3


La resolución de problemas entonces, nos permite actividades enriquecedoras tanto en los docentes como en los estudiantes, cada vez que se plantea una pregunta el éxito no radica en encontrar respuestas totales ni absolutas, sino en que a partir de lo hallado se generen nue� vas inquietudes. Se podría pensar entonces, que una manera de trabajar en las ciencias naturales dentro del aula podrían ser a partir de proyectos de investigación a partir de tópicos de interés para los estudiantes o actividades que algunos

4

registro de experiencia

docentes llaman de “curiosidad científica” don� de se trabajaría de manera amplia la creatividad porque implica que el estudiantes es quien plan� tea el tema de su interés y quien a su vez debe ir planeando y generando un plan para poder desarrollar el tema que escogió.

Elcy Liliana Zipaquira Colegio Jaime Garzón Docente de Biología


¿Qué pasa con la escritura en las áreas no lingüísticas?

Actualmente, la escritura se ha convertido en una arma fundamental para todo proceso de aprendizaje, nuestros estudiantes y docen� tes se ven sometidos a escribir continuamente, idea que en algunos ha causado traumatismo y la justifican diciendo que su área no les obliga a escribir, y es por eso que no han desarrolla� do al máximo esta capacidad. Por lo tanto, es cuestionable la importancia que tiene la escri� tura en todas las ramas del saber. Las actividades de escritura en las áreas no lingüísticas (entendiéndose por no lingüísticas las diferentes a español e inglés), se centran en la búsqueda de sus conocimientos propios, se limitan a transcribir resúmenes, fichas de tra� bajo a completar cuestionarios, los cuales debe leer el profesor, afirmando lo que él ya sabe. Esta escritura, sin embargo, depende, entre otras cosas de situaciones como de lugar, la in� tención y propósito comunicativo. Puede rea� lizarse mediante diferentes lenguajes (gestos, dibujos, palabras, textos, señales, etc.) a través de los cuales expresamos nuestros pensamien� tos, sensaciones, ideas y sentimientos. ¿Cuál es la razón de escribir?, ¿para cum� plir con una tarea o trabajo?, ¿para convencer a alguien y ponerlo de acuerdo con determi� nadas ideas?, ¿para responder a algo que se ha leído?, ¿para dar una opinión?, ¿para expresar ideas personales?, ¿para divertir?.

algunas veces existe más de una razón para hacerlo, estas deben reconocerse y tenerse en mente durante el proceso de escritura. Se pue� den poner por escrito algunos de esos motivos y referirse a ellos de vez en cuando. No solo el área de español debe realizar procesos de escritura, todos podemos hacerlo. Escribir nos permite aprender, nos ayuda a ser autónomos, y a justificar nuestras ideas con el fin de que sean leídas por otros. El escribir requiere el manejo previo de estrategias tales como seleccionar y organizar conocimiento, apropiarse de él, asimilarlo, ade� cuar el lenguaje al propósito comunicativo, ma� nejar las variables propias del escrito y sobre todo ser capaces de expresarse en forma clara, coherente y precisa. El proceso de escritura no es algo fácil, demanda tiempo, exigencia en cuanto al manejo del vocabulario, uso correc� to de signos de puntuación, y conectores que hagan de un escrito algo atractivo para quien lo lea.

Martha Janneth Ramírez Docente de Primaria Colegio Santiago de las Atalayas

Estos son algunos de los motivos; pero registro de experiencia

5


Uso de las tecnologías de la información y la comunicación en el aula

Se podría llegar a pensar que en estos mo� mentos es el docente quien más maneja las TIC s en al aula; pero aunque se hace un esfuerzo por la capacitación en este sentido, son los estu� diantes los que en la práctica resultan más dies� tros en este aspecto, e incluso en algunos casos, son ellos los que nos enseñan el uso de algunos programas o trucos sencillos para hacer una ac� tividad más fácil en el computador, la pregunta que uno podría hacerse es ¿por qué en el sen� tido de la enseñanza de las TIC s se invirtió la ecuación? Y para responder esta pregunta uno debería dar un vistazo al contexto en el cual se desa� rrollan nuestros estudiantes y al contexto donde nos desarrollamos nosotros los docentes. Los estudiantes han ido creciendo rodeados de tec� nología: celulares, videojuegos, computadores, Internet, desde muy pequeños aprenden su ma� nejo y lo incorporan a su vida como algo na� tural, ellos todo lo han aprendido practicando, haciendo; nosotros por nuestra parte no estu� vimos rodeados de esa tecnología, hasta ahora hemos ido incorporándola y a una mayor velo� cidad puesto que cada vez hay más desarrollo tecnológico y apenas uno logra aprender algo, aparece algo nuevo y se queda desactualizado; y para sumarle a esta situación, a veces apren� demos en cursos pero no en contexto y sobre la marcha y no en la práctica como sí lo hacen nuestros estudiantes. Otro aspecto sobre el que se debería re�

6

registro de experiencia

flexionar es sobre el uso que hacen nuestros estudiantes de las herramientas con las cuales puede acceder a la información, que la mayo� ría de ellos no saben usarla; por ejemplo, en las consultas digitan la palabra en el buscador, imprimen cualquier cosa y se molestan porque según ellos el docente debe valorarle que al menos haya ido a Internet, en otras ocasiones aciertan en la búsqueda pero solamente impri� men y no leen ni analizan la información que allí encuentran, eso en cuanto a las consultas en Internet relacionadas con trabajos de cla� se. En cuanto al uso de Internet para hacer contactos de amigos o buscar pareja algunos ponen todas sus expectativas allí y en ocasio� nes son víctimas de personas inescrupulosas, no se hace un manejo ético. Frecuentemente se usa para plagio y esto no ayuda a la compren� sión, a la construcción del conocimiento ni de la identidad. Claro está que hay muchas más herramien� tas para acceder a la información: los libros, las enciclopedias, los CD Room, la televisión, el video, pero éstas cada vez se han ido volvien� do más obsoletos, o quizás no son ellos sino el uso que hacemos. Los libros, por ejemplo, son usados por los estudiantes para realizar consul� tas, pero esta se limita a sacar una fotocopia y pegarla en el cuaderno; sería bueno que tam� bién se desarrollara la habilidad de cuestionar un poco la certeza de lo que afirman los libros ya que en algunos casos la información es ob� soleta o desactualizada. La televisión y el video


por su parte, son una herramienta fuerte y bue� na si fuera usada como se debiera, es decir, con sentido crítico. Quizás la gran conclusión sobre este aspec� to sea que hace falta formar en el juicio crítico y en el buen uso de la información ya sea en las nuevas tecnologías o en las fuentes en la que convencionalmente hemos accedido a la infor� mación, y quizás allí esté nuestro reto más im� portante no sólo en pedir la consulta, la fotoco� pia o en negar que esa situación está ocurriendo sino en orientar en la construcción de ese juicio crítico, del uso de la información, en cuestio� nar la veracidad de la fuente pero esto se podría lograr si en los diferentes espacios académi� cos nos comprometiéramos a realizar lecturas comprensivas no repetitivas, a consultar temas

realmente relacionados con las temáticas a tra� bajar y preguntarnos sobre la pertinencia y el para qué de la información, de la fuente consul� tada y si esa información realmente es relevante para el tema propuesto. La gran necesidad que nos plantea la educación en general es transgre� dir modelos tradicionales dentro de los que nos formamos la mayoría de los educadores; enton� ces el problema en realidad no es del todo la incorporación de equipos para trabajar las TICs en el aula sino la orientación que debemos dar en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Elcy Liliana Zipaquira Rozo Docente de Biología Colegio Jaime Garzón

registro de experiencia

7


Un desafío para estudiantes, padres y docentes

En vista del rendimiento académico mani� festado por algunos estudiantes, el cual no cum� ple con las expectativas fijadas por la Institución, se hace necesario entrar a evaluar las causas que anteceden a esta situación, que por lo general se encuentran en la falta de implementación de unos buenos hábitos de estudio. Se entiende por hábitos de estudio el conjunto de conduc� tas que predisponen al estudiante al aprendizaje. Por ejemplo, una ergonomía apropiada que está relacionada con posturas adecuadas, el uso de técnicas mnemotécnicas que se refiere a aque� llas actividades que facilitan la retención de la información, y el manejo de distractores como televisión, radio, entre otros.

actividades extraescolares, y determinar priori� dades para la realización de tareas. Padres: Ser un modelo frente a la forma� ción de hábitos adecuados para el sano desarro� llo de la personalidad, asegurarles un ambiente cómodo, seguro, que cuenten con los recursos necesarios para el trabajo en casa; además de acompañar a sus hijos en el proceso de apren� dizaje. Docente: Implementar estrategias significa� tivas; dar información de fuentes de consulta; aplicar ejercicios significativos para el proceso cognitivo y motivar al estudiante acerca de su actitud frente al estudio.

Ahora bien, parte de la responsabilidad de dicha situación la podemos hallar en el hogar, en donde los padres, a nuestro criterio, son los principales formadores de hábitos en los niños, como a su vez los padres también entrarían a cuestionar nuestra labor como docentes en cuanto a la capacidad para educar a sus hijos, es fundamental conocer cuáles son las responsabi� lidades de cada uno, a saber:

Por lo tanto surge la necesidad de que los es� tudiantes, los padres y los docentes establezcan estrategias que conduzcan a fomentar buenos hábitos de estudio, de lo contrario surgirá un dilema entre familia y colegio. Es importante destacar que efectivamente la falta de hábitos de estudio es una de las principales causas de un bajo rendimiento académico.

Estudiante: Buscar en la casa el lugar que disponga de las mejores condiciones de ilumi� nación y ventilación; eliminar cualquier distrac� tor; organizar el material; hacer un horario de

Y es que el hábito de estudio no sólo se debe implementar para que el estudiante alcance un buen logro académico, sino que, también lo conduce a que alcance una vida productiva, con

8

aporte pedagógico


que involucra la relación consigo mismo, con la familia, con los amigos y con el colegio. En re� lación consigo mismo el estudiante experimenta satisfacción por haber cumplido; con la familia mejora las relaciones; con los amigos dispone de mayor tiempo para compartir otro tipo de actividades y con el colegio porque lo tendrá como el estudiante que está a la altura de las expectativas. De lo anterior se deduce que para alcanzar buenos hábitos de estudio es imprescindible co�

ordinar una serie de actividades entre estudian� tes, padres y docentes, para llegar a un acuerdo en donde se consideren y se asuman las obliga� ciones que a cada uno compete en el proceso educativo.

Nerié Ávila H. Santiago de las Atalayas Docente español

aporte pedagógico

9


Escritura para todos

Escribir es una de las habilidades comuni� cativas que se aprenden con la práctica, tanto escolar como extraescolar, durante toda la vida; pero no se trata de escribir por escribir, sino de hacerlo en forma efectiva con el propósito de expresar a otros nuestro pensamiento. La actividad de escribir se ha dejado al área de Len� guaje como si fuera su habilidad especifica, y no del hombre como totalidad, que necesita co� municarse con los demás seres que lo rodean. En cualquier área del conocimiento se hace ne� cesaria la escritura, por lo tanto los profesores debemos llevar a cabo procesos de producción escrita en nuestras clases.

Por ejemplo, se les pide a los estudiantes que escriban un cuento sobre lo que hicieron en va� caciones y lo escriben sin tener en cuenta sus elementos, ni usan las estrategias que les facilite la tarea. Para escribir un cuento los estudiantes deben conocer la estructura global de un cuen� to: inicio, nudo y final; además deben utilizar estrategias que les permitan mejorar el texto como leer algunos modelos, revisar y corregir el escrito, pedirle a otra persona que lo lea y lo corrija para después editarlo. Es ahí donde el maestro en cualquier área debe proporcio� narle al estudiante dichas herramientas para la escritura.

La escritura debe asumirse como un medio de comunicación social que trasciende los mu� ros de la escuela y no como si fuera un proceso que empieza y termina en ella. Escribir no es nada fácil, es un proceso cognoscitivo que in� volucra los procesos de pensamiento con las experiencias de la vida diaria, y que debe tener en cuenta algunos elementos como el propósi� to, la audiencia, la coherencia, la cohesión y el vocabulario. La mejor manera para saber escri� bir es saber cómo se escribe. Es aquí donde radica uno de los problemas de los estudiantes cuando se les pide que escriban sobre algún tema, pero no se les ha enseñado a escribir, no se les ha dado unas herramientas, estrategias o un camino que los lleve a la producción escrita y se cree que escribir es para unos pocos que nacieron con ese don, o que de vez en cuando se inspiran.

Ahora hablemos de lo que se le pide a los estudiantes en términos de escritura desde las diferentes áreas. Cada área maneja su propio lenguaje, vocabulario y metodología y esto hace que la escritura para cada una de ellas exija un diferente tipo de texto. Por ejemplo los estu� diantes en el área de filosofía deben aprender a manejar técnicas para escribir ensayos y conocer la estructura global de un texto argumentativo, plantear una tesis, apoyarla y sustentarla a través de unos argumentos con sus respectivos ejem� plos, hasta llegar a una conclusión. Este tipo de texto argumentativo debe tener un propósito comunicativo y una audiencia bien definida. El profesor de filosofía que pide a los estudiantes escribir un texto argumentativo debe trabajar en clase, qué es una tesis, un argumento y una con� clusión además los elementos de la escritura, como coherencia, la cohesión, la escritura glo�

10

aporte pedagógico


bal de un ensayo, la audiencia y el propósito del texto. Otro ejemplo es en el área de las ciencias naturales, en la que deben aprender a escribir otro tipo de textos como hacer un informe so� bre una experiencia científica, planteamiento de hipótesis, descripción de los pasos que se han seguido para su demostración y las conclusiones obtenidas. En esta área en la que la metodología exige aplicar el método científico es necesaria una rigurosidad en el proceso de escritura y es el maestro quien debe apoyar dicho proceso. En matemáticas, un área que es tan exacta y en la que se manejan solo números, operacio� nes y ejercicios, también se necesita un proceso para escribir. Dentro de las competencias exi� gidas por esta área se encuentra la propositiva

en la que se debe demostrar aplicación. ¿Cómo un estudiante va a plantear un problema escrito sin conocer la estructura de una oración, el uso de conectores o referentes? El maestro de ma� temáticas debe hacer producción de textos ma� temáticos con sus estudiantes para mejorar los niveles de comprensión en su área. Afirmamos que, la escritura es una habilidad social que se desarrolla dentro y fuera de la escuela, por esa razón los maestros estamos llamados a apoyar� la y desarrollarla desde cada área de acuerdo a las necesidades y los requerimientos. Mery Puentes Docente de Primaria Colegio Jaime Garzón

aporte pedagógico

11


¿La evaluación del estudiante, una auto evaluación para el docente?

Durante mis (13) años de labor docente, he tenido la oportunidad de evaluar de diferen� te forma a mis estudiantes, con números, logros, objetivos y ahora en la A.A.E, por desempeños. Si bien se puede pensar que éstos últimos son muy similares y que solo cambia la forma de llamarlos, de manera personal siento que desde que se escoge una meta como el propósito al que queremos que llegue cada uno de nuestros estudiantes, y por medio de los desempeños de cada asignatura, nosotros los docentes te� nemos mayor cantidad de herramientas y una visión más clara de qué vamos a enseñar y luego a evaluar. Cuando iniciamos un bimestre y le damos a conocer al estudiante una meta clara y unos desempeños, lo estamos ubicando desde ese mismo instante en el proceso que vamos a lle� var y cabe aclarar que no solo a él, sino a sus acudientes, pues si ellos conocen el fin pueden lograr encaminar los procesos durante los bi� mestres, además, y colaborar y estar atentos al avance de sus hijos. Para la A.A.E. es básica la evaluación continua de desempeños medibles, observables y evidentes. Durante mi labor en el Jaime Garzón y a través de las capacitaciones he aprendido la gran importancia de evaluar aque� llo que puedo ver y no lo que percibo o creo que logra el estudiante, lo que es tangible me da una visión clara de cuántos estudiantes comprendie� ron y hasta qué punto la meta se cumplió. Ahora estoy convencida de la gran impor� tancia y necesidad de tener bien claros la meta

12

aporte pedagógico

y desempeños a seguir a la hora de planear y ejecutar una clase. Es claro que los resultados de una evalua� ción dependen del proceso durante el desarro� llo del tema, pero también hay que ser concien� tes de que la forma de plantear la evaluación es fundamental; pero antes de ejecutarla me puedo preguntar: ¿Qué quiero ver o probar cuando formulo preguntas a un estudiante en una evaluación?¿Probar si aprendió?, ¿cuándo y dónde falló el aprendizaje?, ¿demostrar que determinado estudiante en efecto no aprendió nada? Por qué no tomarla como una auto-evalua� ción de aspectos como: ¿Me equivoqué al ex� plicar?, ¿fue claro el tema para los estudiantes?, ¿las temáticas y explicaciones no llenaron las ex� pectativas de mis estudiantes?, ¿no supe dar las herramientas necesarias para la comprensión? En fin cuando pensemos en evaluar, formu� lemos primero una pregunta.: ¿A dónde quiero llegar con esta evaluación o qué quiero demos� trar? Es hora de reflexionar y pensar en la evalua� ción como una herramienta más del aprendizaje y no como una forma de castigo o represión para nuestros estudiantes. Gloria Patricia Rubio Corredor. Docente de Primaria Colegio Jaime Garzón


¿Cómo es el mundo que nos rodea?

La ciencia es el contacto que tenemos para conocer, comprender y compartir el mundo que nos rodea. Cuando era niña las explicacio� nes a mis preguntas sobre los fenómenos na� turales como ¿por qué se oscurece?, ¿por qué truena?, ¿por qué las nubes se mueven?, ¿por qué se producen los rayos?, eran resueltas gene� ralmente por mi madre, dándome cierto tipo de justificacions religiosas, como por ejemplo: está lloviendo y tronando porque “Dios está bravo”. Por eso en mi imaginación, pensaba que cuan� do llovía y tronaba era que los ataúdes de los muertos que estaban en el cielo se movían fuer� temente golpeándose unos contra otros. Y… de las nubes ¿qué? Durante muchas noches en la terraza, con mis hermanos discutíamos quiénes se movían: las nubes o nosotros cuando caminábamos, al igual que nos cuestionábamos sobre su origen y los materiales que se encontraban hechas, o ¿por qué no se caían?. ¿Qué es el peso? El concepto que aprendí con el contacto diario fue el de un instrumento que medía los alimentos cuando tenía que ir a la tienda a com� prarlos: Una libra de carne, una libra de arroz un kilo de papa etc. Sin embargo ¡oh! sorpresa “el peso es la atracción que ejerce la tierra sobre

los cuerpos”. Tratar de comprender algo que yo conocía como una herramienta (instrumen� to) ahora como un concepto abstracto como la atracción (por ejemplo en el caso de la ejercida por la luna sobre las aguas de los mares terres� tres) no me convencía. Con preguntas como ¿dónde pesa más una persona en Monserrate o en Bogotá?, respuestas tales como en Bogotá, porque la atracción que ejerce la tierra es mayor, no respondían mí pregunta, porque para mi “el peso debería ser igual en los dos lugares”. El método que utilizan las ciencias naturales para estudiar los fenómenos naturales es el mé� todo científico, lo aprendí, la profesora dictaba, explicaba y yo tomaba apuntes. La experimen� tación la realizaba ella, se paraba frente a todos los estudiantes, experimentaba por todos y ella misma sacaba las conclusiones que nosotros debíamos aprender. ¿Dónde estaba la formula� ción de hipótesis, la observación, la experimen� tación y la comprobación? Estos pasos eran explicados pero no practicados por los estu� diantes; pero sí deberíamos saberlos de memo� ria el día de la previa bimestral. No lográbamos comprender. El trabajo con el proyecto de pequeños cien� tíficos me ha permitido conocer, experimentar y adquirir conocimientos a la par con mis es� aporte pedagógico

13


tudiantes. A medida que he ido desarrollando cada módulo comprendo, aprendo y resuelvo algunas dudas que tenia sobre el trabajo cientí� fico. Este proyecto le permite tanto al docente como al estudiante comprender el mundo que lo rodea, a partir de conocimientos y experien� cias que los niños traen, también tomando los fenómenos de una manera profunda, uti� lizando materiales interesantes, que son mani� pulados por los estudiantes para su estudio y comprensión. Aplican el método científico po� niendo a prueba sus habilidades tales como la observación, la interrogación, la exploración y la experimentación, comprueban sus ideas, cometiendo errores y discutiendo sus descubri� mientos con sus compañeros. Es el caso del tema visto en cuarto de pri� maria en el módulo del segundo bimestre: los líquidos. Los estudiantes experimentaron con agua, aceite, y miel de maple, determinaron el

14

aporte pedagógico

comportamiento de cada una de estas sustan� cias, qué ocurre cuando se mezclan, etc., lleva� ron un registro escrito de sus descubrimientos para crear su propia definición de líquido. Esto me permitió reforzar, reafirmar, y recordar distintos conceptos como cohesión, densidad, fuerza de flotación, etc. El objetivo final del proyecto de pequeños científicos es hacer que el profesor y sus estu� diantes se conviertan en verdaderos aprendices científicos y comprendan el mundo que los rodea.

Mery Puentes Docente de Primaria Colegio Jaime Garzón

Apuntes de Clase edición Junio  

Publicaciones de los docentes de la Asociación Alianza Educativa