Page 1

46 MOLINEGOCIOSUSA JULIO 2013

WWW.MOLIUSA.COM

EDITORIAL

F ¡ÚNETE A NOSOTROS!

Escanea el código y mantente informado

Mol negoc o$US Uniendo a la Comunidad

Sirviendo al Noreste de Pennsylvania

MolinegociosUSA Newspaper MIEMBRO DE LA CAMARA DE COMERCIO DEL GRAN HAZLETON PERIODICO RADIO - TELEVISION 100 West Broad Street Oficina 107 Hazleton, PA 18201 570.501.2177 tel 570.501.2180 fax amilcar@epix.net Colaboradores:

Abogado Brian Price Dr. John Degenhart Diácono José Muñoz Psicologa Azucena Arroyo Silvana Benavides - Real Estate

D. Enildo Rodriguez Olga Harper

Distribución:

Edison Flores

Reportero - Redactor: Marlon Yomona

Material Gráfico: Aabideas

Ventas y Servicios al Cliente: Cathy Arroyo Joleen Arroyo

Diseño Gráfico:

Irwin Occola Rivera Jhon Flores Molina Amilcar Arroyo Editor

Composición, Arte y Diseño

AABIDEAS

LA PUBLICIDAD Y LOS ARTICULOS NO REFLEJAN NECESARIAMENTE LA OPINION DEL PERIODICO

ESTAMOS TAMBIEN EN: MOLINEGOCIOSUSA MOLIUSA WWW.MOLIUSA.COM

elicitaciones a todos los graduados de la clase 2013. Muchos de nuestros lectores tienen hijos e hijas que se han graduado. Parece que se acabó la responsabilidad, parece que hay un peso menos, pero es al contrario, ahora es cuando nuestros vástagos empiezan la recta final para prepararse a lograr un diploma que les abra las puertas de nuevas oportunidades en el ámbito profesional. Cuando la generación anterior a esta clase 2013 se graduaba, ese diploma era una llave que le habría muchas posibilidades de éxito. Ahora los tiempos son muy, muy diferentes. Los bebes nacen con una lap top debajo del brazo. Ya no juegan con carritos o muñequitos. Todo es virtual. El mundo que ellos aprenden a vivir es tan diferente al nuestro que cuando menos nos demos cuenta seremos más obsoletos de lo que somos ahora. Por esto, si la clase del 2013 se queda con el bello diploma que logró hace unas semanas en la escuela secundaria, no tiene una gran arma para competir en el duro mundo laboral. Si deseas un empleo que te remunere bien, tienes que llevar como mínimo una maestria. Los tiempos en los negocios son tan altamente competitivos que los empresarios buscan personas que les garantice el éxito de sus empresas. Cuando hablamos con nuestros hijos escuchamos la versión que para tener éxito no necesitas un diploma de educación superior. Claro que no, pero tienes que ser un atleta fuera de serie, un artista único en cualquier modalidad, sea canto, actuación, pintura u otra modalidad. Las posibilidades que

nuestro hijo o hija nazca predestinado a ser una estrella son de una en varios millones. Felices los que pueden golpear increíblemente bien un bate o patear una pelota o jugar al tenis, pero cuantos son, no muchos. Nuestra juventud debe entender que la juventud es volátil y fugaz. Cuando ellos abran los ojos ya estarán “viejos” frente a la nueva generación que vendrá a desplazarlos y se verán arrumados en una esquina sin eso que cada vez es menos duradero y se llama “futuro”. Ojala nos escuchen y despierten mañana con la decisión correcta. La tan esperada reforma a la Ley de Inmigración está más cerca que nunca de ser aprobada por el congreso de este país. Son millones, dicen once, los que tendrán la oportunidad de legalizar su situación finalmente. Bien por ellos, porque sabemos por experiencia propia lo que es vivir sin el adecuado documento que nos garantiza la legalidad aquí. Primero fue la victoria del Dream Act y gracias a esto miles de jóvenes inmigrantes ahora tienen sus documentos apropiados y pueden aspirar a una vida mejor, a un futuro estable. Los dreamers, como llaman a estos jóvenes, ya están estudiando, trabajando, durmiendo en paz y con un futuro cierto frente a ellos. Nunca preguntes que puede tu país hacer por ti, pregunta que puedes hacer tú por tu país. Sabias palabras de John Fitzgerald Kennedy y que deberíamos practicarla cada día de nuestra vida y enseñarla a los jóvenes y a los no jóvenes también. Llegamos a este nuevo país con la esperanza de lograr el sueño americano. Cuantos lo logran, no muchos, pero el tener un trabajo,

una familia unida, un techo y mucho amor en la casa es lo que es para mí lograr el sueño americano. Este país hizo su parte al darnos la oportunidad de progresar, de ser felices. Ahora es nuestro turno de darle a nuestro país con creces lo que nos dio. Vivamos agradecidos por lo que tenemos por que mantenerlo no es fácil. Vivamos agradecidos por tener una esposa que nos espera con la comida lista. Seamos felices de escuchar que nuestros hijos hagan bulla, que nuestros nietos vivan con nosotros. Seamos felices de poder compartir un pan con toda la familia. Seamos agradecidos por poder poner la cabeza en la almohada sin tener la preocupación que alguien tocara nuestra puerta con una orden de detención. Hagamos nuestra parte, preguntemos que podemos hacer por este país, por nuestro país. No lo olviden. El censo del 2010 contó diez mil Latinos en Hazleton. Hasta nosotros nos sorprendimos al saber que éramos muchos, pero nos sentimos contentos por ser muchos, por tener a nuestro vecino de nuestro país, como vecino aquí también. Y las cifras siguen en aumento, seguimos llegando. Seguimos cambiando la gran ciudad tan cara y agresiva, por la villa pueblerina, tranquila y “tonta” y aquí estamos Tio Sam, listos a trabajar, listos a vivir. Estamos listos realmente a vivir o nos preparamos dia a dia para ese momento que solo seremos recuerdo, que ya no estaremos viviendo, que en lugar de hacer sonido, haremos silencio, seremos pasado. Estamos listos para ser pasado, me pregunto y digo que si, aunque la piel se erice de temor. Preparémonos

en a emprender el viaje sin retorno. Sonrían a su vecino, extiéndale la mano a su oponente, desee buenos momentos a quienes no están más con nosotros, piense en positivo. Viva los momentos felices como si nunca se acabarán, deje los malos en el tacho de basura. Tenemos festival Latino en Scranton, en Wilkes-Barre, en los Poconos, en Hazleton y en muchas partes de Estados Unidos de Norteamérica. Es la expresión de nuestra raza, es la esencia de nuestra cultura que nos hace realizar estas reuniones para decir a música alta lo felices que somos con nuestra bachata o salsa, para decir con nuestro aroma de cocina Hispana que tenemos los mejores platillos del mundo. Somos Latinos para el mundo y nadie nos lo puede limitar o detener. Naci Peruano, naci Hispano, aquí me llaman Latino y si, lo soy, a mucho orgullo y lo son los millones que dicen orgullosamente yo hablo Español. Nadie nos limitará el ser Latinos, el vivir como Latinos, el servir a este país siendo Latino. Gracias Dios Bendito por haberme hecho nacer Latino, por tener sangre Latina. Gracias. Y ahora me voy, no sin antes recordarles que el 13 de Julio los espero en el Community Park, en nuestro Festival Latino de Hazleton en su cuarta edición. Si desea participar, venga a inscribirse en el 100 de la Broad. No tienen que pagar nada, nosotros deberíamos pagarle a usted por su participación, pero venga que juntos seguiremos escribiendo la historia en el Noreste de Pennsylvania. Ahora si me voy antes que me apaguen la luz. Amilcar Arroyo Editor

parte A de Pad Felicita

Moliusa july 46