Page 59

Especial

Actualidad

CONFIANZA Y JUSTICIA A pesar de las diferencias entre instrumentos, la organización Great Place to Work también considera a la confianza como el factor clave para medir el clima laboral, el núcleo alrededor del cual giran otros elementos como el hecho de que los empleados estén orgullosos de lo que hacen y tengan una buena relación con sus compañeros de trabajo. Según esta organización, “los empleados comprometidos que confían en sus jefes trabajan 20% mejor y tienen 87% menos de probabilidades de abandonar una empresa, lo cual se traduce en un proceso más fácil de reclutamiento de empleados y gerentes, y bajos costos de entrenamiento y reentrenamiento”. En 2015, entre las 10 mejores empresas para trabajar en México se encuentran Microsoft, Dell, Liverpool y Bimbo, empresas que no solo funcionan bien sino que son altamente rentables. Lo anterior no quiere decir que no haya situaciones en las cuales la única salida para la sobrevivencia de una empresa sea el recorte de personal. Sería ingenuo pensar lo contrario. Sin embargo, si el clima organizacional de una empresa es bueno o excelente, los recortes suelen ser menos traumáticos tanto para los afectados como para los “sobrevivientes”. Porque uno generalmente piensa en los “corridos”, pero casi nunca en los que se quedan trabajando en la empresa. Es posible que estos “sobrevivientes” estén felices de haber conservado su empleo, pero también subyacen otras emociones. Pueden estar enojados por tener una mayor carga de trabajo, sentir culpa al ver que sus compañeros con los que han convivido años o décadas se van de un día a otro y por supuesto ansiedad al preguntarse: ¿acaso seré yo el siguiente? Sin embargo, si los altos directores son percibidos como justos y confiables, el trauma de la rotación de personal será mucho menor.

Las empresas que mejor funcionan son también aquellas que contratan a gerentes de recursos humanos que no son meras figuras decorativas o enviados de la muerte que solo se aparecen para calcular liquidaciones, arrebatar gafetes o escoltar a los empleados a la salida. Una empresa altamente funcional contrata directores de recursos humanos que tienen poder de decisión y alta influencia en la empresa. Aunque ese es tema para otro artículo. Con toda esta información a la mano, pareciera que el primer paso de cualquier director de una empresa debería ser garantizar que exista buen clima en la organización que dirige, no solo porque sea lindo, sino por la clara relación que existe entre clima organizacional y productividad (es decir, ganancias). Un buen clima laboral es el lubricante social que permite que lo único bruto en una empresa sean las ganancias y no las decisiones.

Boda Ambrosía

Julio 2015 59

Profile for Revista Capital55

Capital55 Edición Julio 2015  

En esta edición de Capital55 tenemos el honor de contar con Carla Estrada en nuestra portada, quien nos habla del momento en el que vive y s...

Capital55 Edición Julio 2015  

En esta edición de Capital55 tenemos el honor de contar con Carla Estrada en nuestra portada, quien nos habla del momento en el que vive y s...