Page 1

6-12-2013

Isaac Moreno Revista informativa Editorial Informate


Isaac Moreno Estudiante de Ingeniera en mantenimiento. 7mo semestre, estudiante aplicado. Entre mis pasatiempos se puede encontrar viajar y el football americano. Personalmente estoy muy orgulloso de mi carrera y espero graduarme para comenzar a trabajar en ella.


EVOLUCION DEL DERECHO LABORAL EN VENEZUELA EN LOS ULTIMOS TIEMPOS El derecho laboral en Venezuela, nace con la promulgación de la primera Ley del Trabajo de 1928, que permitió superar las disposiciones del Código Civil sobre arrendamiento de servicios que regía las relaciones laborales, y se afianza con la promulgación de la Ley del Trabajo del 1936, que estableció un conjunto de normas para regular los derechos y obligaciones derivados del hecho social del trabajo. La Ley se mantuvo vigente por casi 55 años, durante los cuales fue objeto de sucesivas reformas parciales (en los años 1945, 1947, 1966, 1974, 1975 y 1983), sufriendo una evolución sustantiva en 1991, cuando le fue otorgado carácter orgánico, con la promulgación de la Ley Orgánica del Trabajo del 1º de mayo de 1991. Estas leyes contenían diversidad de nuevas normas, desde establecer la jornada laboral de 8 horas, el seguro social obligatorio, reconociendo los derechos de asociación y contratación colectiva y el derecho de huelga, (ley del 36). Hasta incluir relaciones especiales de trabajo como transporte aéreo, lacustre, fluvial y marítimo, de los trabajadores motorizados, minusválidos, de la mujer y de la familia. Así como el aumento de la participación de los trabajadores en los beneficios de la empresa, la antigüedad pasó a ser de 30 días de salario por años de servicios, (ley del 91). En el año 1.997, se realizo una reforma a la Ley Orgánica, donde se limitó la antigüedad del Trabajador en años de servicio (retroactividad del cálculo de las prestaciones sociales), redujo la causa del salario sobre las prestaciones sociales e insertó los beneficios de orden laboral en una ley de seguridad social integral. A partir del año 1999, con la Asamblea Nacional Constituyente, se dejo sin efecto la liquidación del IVSS e incluyó en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el derecho de los trabajadores “a prestaciones sociales que les recompensen la antigüedad en el servicio y los amparen en caso de cesantía” ( artículo 92 constitucional), así como una disposición transitoria que ordena la instauración de “un nuevo régimen para el derecho a prestaciones sociales reconocido en el artículo 92, el cual integrará el pago de prestaciones de forma proporcional al tiempo de servicio y calculado de conformidad con el último salario devengado, estableciendo un lapso para su prescripción de diez años”. El 30 de abril de 2012, se promulga la nueva Ley Orgánica del Trabajo, de los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), la cual trae grandes reformas en relación a la Ley vigente para ese momento, entre ellas tenemos; el derecho al trabajo y el deber de trabajar de las personas de acuerdo a sus capacidades y aptitudes, lo cual incluye a las personas con discapacidad; se garantiza la igualdad y equidad de género en el ejercicio del derecho al trabajo; se incorporan como oficiales los idiomas indígenas en la relación de trabajo; se prohíbe el trabajo a las personas antes de los catorce años de edad; establece el derecho a la seguridad social de las personas que desarrollan el trabajo del hogar; recoge el mandato constitucional de establecer en diez años el lapso de prescripción para reclamos por prestaciones sociales, pero también eleva a cinco años el lapso para el resto de los reclamos derivados de la relación laboral; se incorporan el acoso laboral y el acoso sexual como causas justificadas de retiro sujetas a indemnización, y también como causales que justifican el


despido; se disminuye la jornada diurna a un máximo semanal de 40 horas, con dos días continuos de descanso a la semana; la obligación de contratar aprendices y de admitir los pasantes que le soliciten las instituciones educativas; la trabajadora en estado de gravidez, gozará de protección especial de inamovilidad desde el inicio del embarazo por dos años después del parto y se extiende la inamovilidad del padre a dos años después de nacido el hijo y se recoge la licencia de 14 días para el padre por nacimiento; se elimina la restricción que existía en la Ley Orgánica del Trabajo, donde los adolescentes no podían pertenecer a sindicatos o que los trabajadores y trabajadoras extranjeros debían tener más de diez años en el país para poder formar parte de la directiva de un sindicato. El derecho laboral, está en constante evolución, lo hace a la par de la sociedad, así que seguiremos viendo grandes cambios, en las relaciones patrono-trabajador, mientras nuestra sociedades sigan transformándose y evolucionando. Isaac Moreno


DERECHO LABORAL EN EL 2013 Actualmente, los trabajadores tienen como derechos básicos poseen una lista de beneficios a la hora de trabajar, estas leyes son irrenunciables, lo que significa que todo trabajador tiene derecho a ellas como lo señala la ley del trabajo (LOT), según la Ley Orgánica del Trabajo de Venezuela presenta los derechos que todo trabajador posee. Todo trabajador tiene derecho a: - Escoger su trabajo y dedicarse a cualquier profesión u oficio. - No puede recibir un sueldo inferior al salario mínimo decretado por el Gobierno Nacional. - Tiene derecho después de cumplir un año de trabajo interrumpido, de disfrutar de 15 días de vacaciones remuneradas más el pago de 7 días de bono adicional. - Utilidades. - Seguridad social. - Derecho a la libre sindicación. - Convención colectiva de trabajo. - Derecho a la huelga. - El Trabajador no pueden ser discriminados en forma directa o indirectamente por su condición de sexo, edad (descrito en la LOT), estado civil, origen racial o étnico, discapacidad, condición social, religión, ideas políticas y orientación sexual. - El lugar de trabajo debe resguardar su integridad física, seguridad e higiene. - Recibir puntualmente su sueldo. - Pago doble por trabajar en días feriados decretados por el gobierno nacional. - Se podrá llegar a un acuerdo entre el patrono y los trabajadores, para establecerse una jornada diaria de 9 horas sin que se exceda el límite semanal de 44 horas, para que el trabajador tenga 2 días completos de descanso en la semana. - Tiene derecho a un preaviso al terminar la relación de trabajo. - Pago de antigüedad e intereses sobre prestaciones, según la ley. - Indemnización por despido injustificado. - Se considera despido injustificado: •

La exigencia que haga el patrono al trabajador para que realice un trabajo distinto al que está obligado por el contrato o por la Ley, o sea incompatible con la dignidad y capacidad profesional del trabajador o prestar sus servicios en condiciones que lleven a un cambio de su residencia, salvo que se haya convenido lo contrario con anterioridad.

La reducción del salario.

El cambio del trabajador a un puesto inferior.

El cambio arbitrario del horario de trabajo.

• Otros hechos que alteren las condiciones de trabajo. Isaac Moreno


LEY PARA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD Para el porcentaje de la población que posee problemas de discapacidad, se creó una ley que los ampara en su trabajo para que no sean tratados de manera injusta, debido a su situación física y así poder asegurar su perfecta integración en el medio de trabajo. Esta ley debe ser implementada tanto en el sector público como en el privado y cualquier persona que impida que estas personas sean tratadas de la manera correcta será sometida a casos penales. También se debe señalar que esta ley ampara tanto a todos los venezolanos como extranjeros que se encuentren en el país haciendo cualquier trabajo. Se entiende por discapacidad la condición compleja del ser humano constituida por factores biopsicosociales, que evidencia una disminución o supresión temporal o permanente, de alguna de sus capacidades sensoriales, motrices o intelectuales que puede manifestarse en ausencias, anomalías, defectos, pérdidas o dificultades para percibir, desplazarse sin apoyo, ver u oír, comunicarse con otros, o integrarse a las actividades de educación o trabajo, en la familia con la comunidad, que limitan el ejercicio de derechos, la participación social y el disfrute de una buena calidad de vida, o impiden la participación activa de las personas en las actividades de la vida familiar y social, sin que ello implique necesariamente incapacidad o inhabilidad para insertarse socialmente Isaac Moreno

Revista derecho