Page 7

1 3

P

5 7 9

arís. Ciudad eterna, evocada por románticos, amantes el arte, bohemios y visitantes casuales… Pero, ¿qué ver? ¿Qué visitar? ¿Cuánto tiempo dedicarle? Se debe tener en cuenta que se trata de una metrópoli de con más de 12 millones de habitantes y que está considerada como una de las cuatro ciudades más grandes del mundo, mérito que comparte con Londres, Japón y Nueva York. Por tanto, resulta imposible determinar el tiempo que se debe dedicar a visitarla, pero intentaremos hacer una ruta aproximada de los elementos más característicos de la misma. Llegar a la capital francesa tan sólo requiere de DNI en vigor, si bien resulta recomendable tramitar la Tarjeta Sanitaria Europea, que puede ayudar al viajero en casos de atención médica y/o sanitaria. Ésta se puede solicitar en cualquier Instituto Nacional de la Seguridad Social o bien utilizar la siempre solicita Red de redes para conseguir un Certificado Provisional Sustitutorio de la Tarjeta Sanitaria. Realizados estos sencillos trámites, solo resta elegir medio de transporte y alojamiento para poder disfrutar de todo su esplendor. Y puesto que es preciso escoger un punto de inicio, qué mejor que el Arco del Triunfo. Situado en la mayor rotonda del mundo, fue construido entre 1806-1836 como homenaje a los ejércitos de Napoleón Bonaparte. Ubicación conocida como la plaza de l’Étoile -o la estrella-, este adjetivo queda claramente justificado al comprobar cómo desde el Arco de Triunfo emergen 12 amplias avenidas, dándole ese aspecto de estrella a la plaza. Bajo el arco se sitúa la tumba al soldado desconocido, instalada allí en 1920 tras el final de la I Guerra Mundial, con una llama junto a ella que permanece encendida desde el 11 de noviembre de 1923, pues todos los días alrededor de las 18:30h. una de las asociaciones de excombatientes se encarga de reavivarla. Este emblemático monumento ha sido testigo de grandes acontecimientos, como el retorno de las cenizas de Napoleón Bonaparte en 1840 o el desfile de la liberación de París en 1944. Continuando el periplo, la Avenida de los Campos Elíseos se erige como la mejor opción. Repleta de comercios, hoteles y restaurantes desde ella se puede apreciar el Lido de París y, hacía la mitad de la misma en dirección a la Plaza de la Concordia y a mano derecha, descubrir el Gran y Petit Palais, edificados para la Expo de 1900. Parada obligada en el puente Alexander III, uno de los más ornamentado y bellos de París que lleva al visitante hasta la Plaza de la Concordia, con el famoso obelisco situado en su centro. Plaza donde se ubicó la guillotina en la Revolución Francesa, decapitando a más de 1.300 personas, entre ellas el propio rey Luis XVI y su mujer la famosa María Antonieta. Tras la Revolución francesa, en 1833 se trajo del antiguo Egipto el Obelisco de Luxor, situado en el centro de la plaza, con 227 toneladas, 22,5 metros de altura, 1.600 jeroglíficos y más de

11 13 15 17 19 21 23 25 27 29 31 33 35 37 39 41 43 45 47 49 51 53 55 57 59 61 63

953 / flying

953 MAGAZINE nº9  

Revista de ocio y cultura de Vitoria-Gasteiz.

953 MAGAZINE nº9  

Revista de ocio y cultura de Vitoria-Gasteiz.

Advertisement