Issuu on Google+

ESPECIES

De la suzuki a la lubina La “labrax” japonesa frente a la “labrax” de Europa Estos últimos años se han caracterizado por un considerable aumento en investigación y desarrollo por parte de las empresas del sol naciente, de Japón, sobre todo –hablando ya sobre temas de pesca- en lo que a la pesca a spinning se refiere, especialmente de la que es considerada la reina de la costa, la lubina. Autores: Antonio Varcasia y Sergio Vargas Fotos: Autores y Setsuo Hamanaka

A

día de hoy podemos decir sin temor a equivocarnos, que la escuela de pesca japonesa ha superado con creces a la que no hace mucho tiempo era indiscutiblemente la número uno, la escuela norteamericana. En ambos casos se trata de una trasposición de conocimientos de lo que es todo un mundo que gira alrededor de un pez que no es exactamente el mismo que pescamos nosotros, nosotros la lubina (Dicentrarchus labrax) que qu pescamos


en nuestras costas. Si en el caso de Estados Unidos y desde hace muchos años (y todavía hoy en día) una gran parte de la información, de las técnicas y de los equipos han sido adaptados desde la pesca del black-bass, en el segundo caso se ha instaurado un flujo constante de conocimientos desde el mundo que gira alrededor de la “suzuki”, que no es otra que la lubina nipona, la “labrax” japonesa (Lateolabrax japonicus). Si gracias al black-bass sabemos muchas cosas y tenemos una amplia gama de expertos tanto entre los colaboradores como entre los lectores de esta revista, la suzuki es sin embargo mucho más desconocida e incomprendida, y es este aspecto principalmente el que nos ha traído a profundizar en su estudio gracias a la experiencia de un spinner español, Sergio Vargas, fotógrafo profesional, que ha tenido la ocasión de poder, por algunos años, vivir y trabajar en la isla de Kyushu en Japón, famosa por sus suzukis de más de noventa centímetros. La amistad con Vargas nos ha permitido poder profundizar en una serie de aspectos relativos a la biología y a la pesca de la suzuki, sobre todo para poderlos confrontar con los de la lubina, por ejemplo, los relativos a los equipos que se están importando cada día con más frecuencia desde el país nipón, equipos nacidos para la pesca de la suzuki y que al final son destinados a la de la lubina. ¿Pero son realmente tan parecidos los equipos de unas y otras como para poder intercambiarlos? ¡Vamos a descubrirlo juntos!

DINOSAURIOS DEL MAR Las suzukis pueden crecer hasta tallas realmente grandes, mayores que las de nuestras lubinas (máximo 12 kilos), pudiendo las japonesas alcanzar los veinte, con una longitud de más de 135 centímetros, aunque, sí, obviamente estamos hablando de animales excepcionales.

La noche es, si cabe, más importante en Japón que en Europa para hacerse con los mayores ejemplares de lubina.

La amistad con Vargas nos ha permitido poder profundizar en una serie de aspectos relativos a la biología y a la pesca de la suzuki, para poderlos confrontar con los de la lubina

Las especies Como bien sabemos, la lubina europea es una única especie (Dicentrarchus labrax), aunque existe una variante genética bastante similar, caracterizada por unos puntos negros, la también conocida baila (Dicentrarchus punctata). Esta especie es mucho menos difusa que la primera, y los ejemplares jóvenes de esta casi siempre presentan una mancha transitoria que desaparece en los ejemplares adultos. Con respecto a la suzuki, hemos comprobado que existen dos especies y otra variante genética posterior: por un lado la suzuki propiamente dicha (Lateolabrax japonicus), por otro la tairiku suzuki (Lateolabrax maculatus), y finalmente la hira suzuki (Lateolabrax latus). Las dos primeras se diferencian de la tairiku por un punteado negro uniforme, pero de hecho comparten prácticamente todo y tienen características muy similares, viven en los mismos ambientes y en particular en las rías, bahías, estuarios y puertos. La hira se diferencia de las dos primeras por sus características genéticas y por el hábitat, que en este caso es el de las costas rocosas, recordando mucho las características de la lubina de las costas que van desde el Cantábrico hasta la Bretaña. Una última curiosidad es la concerniente al nombre; de hecho en Japón la lubina cambia de nombre según sus fases de vida, y está considerada un pez que trae

“suerte” al pescador, por esto los individuos que miden menos de treinta centímetros son conocidos como “hanego”, entre los treinta y cincuenta centímetros como “seigo”, desde cincuenta hasta setenta centímetros como “hukko” y desde setenta hasta noventa centímetros reciben el conocido nombre de “suzuki”. Es decir, sólo a partir de los setenta centímetros nuestros colegas japoneses definen con nombre propio a la lubina con un profundo sentido de respeto. Por encima de los noventa centímetros entramos casi en lo mitológico, y entonces se habla de “nyudo”, aunque recientemente se está usando mucho el término sajón “Lunker seabass” (lubina gigante) que en japonés es algo así como (Lankaa shibasu).

Diques, presas y represas son lugares idóneos para pescar “suzukis” por tierras niponas.

ALGUNOS DE LOS SEÑUELOS Entre los artificiales más usados encontramos algunos ya conocidos en nuestras aguas como el Seabass killer, los Ima Komomo y Sasuke, el K-ten de Tackle house o el Duel hardcore minnow, y también históricos como los Angel kiss de Maria, el Sammy 100 y el popper de Rapala de 9 centímetros. Con respecto a los colores, de noche van mucho el amarillo y el blanco, de día colores más realistas, como sardina, anchoa y lisa (iwashi, katakuchi y bora) y los “ayu” naturalmente. Esta propuesta de señuelos está naturalmente muy unida a las condiciones de pesca que hemos descrito, que claramente varían si se persigue a las suzukis en puertos o en escolleras.

Costumbres La suzuki, como la lubina, es un pez marino que tolera muy bien las variaciones notables de salinidad y también de oxigenación, lo que le permite poder vivir tranquilamente en los cursos de agua dulce. Esto es sabido por los europeos desde los tiempos de los romanos, que las criaban en piletas en el río Tevere. La suzuki se acerca a la orilla en busca de una de sus presas favoritas, especialmente entre primavera y otoño, el “ayu”(Plecoglossus altivelis), pez que vive tanto en el mar como en los ríos, por los que asciende en primavera, conocido por los amantes de los señuelos Feder PESCAMAR 21


artificiales porque muchas casas tienen una coloración que los imita que porta de hecho su nombre. Otro momento típico para la pesca de la suzuki coincide con una costumbre agrícola, con el momento en el que los campesinos abren las represas que normalmente usan para inundar y hacer secar los campos de arroz: cuando el agua fluye de los campos, llevando consigo una gran cantidad de nutrientes, que crea una cadena alimenticia en la que los primeros en llegar son los anélidos, los camarones y los pececillos de distintas especies, que se vuelven obviamente potenciales presas de la suzuki. Dada esta aptitud muy marcada de la seabass japonesa de regresar a los cursos de agua dulce, parece claro como punto preferido de pesca para poder buscarla las represas, tanto naturales como artificiales de cualquier curso de agua dulce. Los saltos de agua impiden tanto a los “ayu” como a las lubinas regresar al mar, por lo que pueden encontrarse también a más de veinte kilómetros de las desembocaduras. En estos puntos por lo general los spinner tratan de lanzar donde la corriente es muy fuerte, pegado a la corriente principal, lugares donde casi siempre se pueden observar “ayu” y otras presas descansando.

Una última Paracuriosidad pescar en laespunta la concerniente de un extremo al nombre; dede hecho la cala endebemos Japón la buscar lubina cambia un viento de nombrelateral segúnsuave sus fases y mar deno vida, demasiado y está considerada un encrespada, pez que trae si la“suerte” rompiente al pescador es dura los sargos no merodean por allí

Sergio ya sabe lo que es pescar a doña labrax en rías tan lejanas como la de Bilbao y otras de Japón.

Época En Japón el mes de julio coincide con la estación de las lluvias, que vuelve el río y las desembocaduras muy sucias, dificultando la pesca, y en agosto, a causa de las altas temperaturas, por lo general el agua de estos ríos está caliente y poco oxigenada, motivo por el cual los mejores periodos para la pesca coinciden con el fin de mayo y los comienzos de junio, para pasar luego al periodo entre octubre y noviembre, momento en el que normalmente se pescan los peces mas grandes. La lubina europea tiene muchas características comunes con la japonesa, aunque sus capacidad y tendencia a

Como bien sabemos, la lubina europea es una única especie, aunque existe una variante genética bastante similar, caracterizada por unos puntos negros, la conocida baila

IGUAL DE BATALLADORAS Durante el combate, según Sergio, parece que no existen particulares diferencias entre una y otra, aunque sí parece que la defensa del pez sea ligeramente distinta, de hecho la lubina de talla media salta casi siempre y con ganas fuera del agua, costumbre que por lo general parece perder cuando se hace de mayor tamaño.

internarse en agua dulce es ligeramente inferior a la suzuki, si bien hace años, cuando las condiciones de contaminación y la presencia de represas artificiales eran mucho menos acusadas que hoy en día (algunas décadas atrás), nuestros padres y abuelos indicaban que era mucho más frecuente la presencia del morónido en los cursos de agua dulce. La estacionalidad por el contrario es diversa en relación a las cambiantes condiciones climáticas, donde en nuestros casos la lubina parece ser mayormente concentrada y activa en el periodo invernal, sobre todo en el pre-reproductivo.

Señuelos y presas Sergio Vargas, a propósito de la pregunta “clave”, responde que los señuelos varían en función de las dimensiones de las presas principales, el famoso “ayu”, que en mayo es de casi nueve centímetros mientras en septiembre supera los doce. En otoño están presentes también otras presas, como algunas especies de

Tantas son las coincidencias entre una y otra especie, que tanto señuelos como cañas como técnicas son comunes a unas y otras.


mugílidos, que pueden alcanzar los 14 ó 15 centímetros, que llevan a los pescadores a preferir señuelos más grandes. Un parámetro diferenciador de Japón, y que hace que se parezca el seabass fishing oriental al de nuestros colegas nórdicos que pescan en aguas atlánticas, son las mareas, dado que la influencia de éstas puede ser notable (mas de cuatro metros), y con mareas grandes entran más peces a la costa seguidos de las lubinas, y casi siempre las mejores pescas se producen en este preciso momento. Si bien en nuestra zona las mareas son también importantes, su menor magnitud condiciona pero en menor medida el comportamiento de la lubina. Otra peculiaridad de la pesca de la suzuki viene dada por la pesca nocturna, muchos pescadores de hecho pescan en los ríos esperando que suba la marea, así como en los grandes puertos. En esto hay un condicionamiento humano importante, y es que, como sabemos, Japón es un pueblo de trabajadores a los que no les queda mucho tiempo que dedicar a la pesca si no el nocturno, además de que las costumbres de la suzuki hagan que sea mucho mas frecuente pescar un pez grande de noche, momento en el que puede cazar mucho más tranquila.

Las cañas japonesas La caña, considerando siempre estos elementos, sería una de 8,6 pies, que permite llegar a la mayor parte de los puntos de pesca y al mismo tiempo

El pescador japonés se caracteriza tanto por su técnico equipamiento como por su humildad y respeto a la pieza apresada.

NUEVA SURF-CASTING COMPETICIÓN STORM RIDER MCP 425

Fabricada en Carbono de Alto Módulo 40t. Muy fina y ligera. 475 gramos. Puntera híbrida de gran precisión y potencia. Contrapesas desmontables.

La suzuki es un pez marino que tolera muy bien las variaciones notables de salinidad y también de oxigenación, lo que le permite poder vivir tranquilamente en los cursos de agua dulce poder lanzar y maniobrar con pericia los artificiales antes mencionados. En escolleras, cuando se quiere perseguir la hira (la suzuki más parecida a nuestras lubinas), muchos prefieren cañas desde 9 pies en adelante, mientras que cuando se pesca desde la barca, así como para la pesca en zonas urbanas, que en jerga es llamado “run&gun”, casi todos por el

contrario usan cómodas cañas de 7 pies. Casi todas las compañías tienen una amplia gama de cañas que van desde los 6 hasta los 11, para poder dar respuesta a las distintas exigencias. Todo esto corta un poco el mito de los que identifican las cañas japonesas con unas cañas “filosóficas”, poniendo en entredicho las posibles aplicaciones de las mismas en nuestros pesqueros, de hecho está claro que algunos tienden a un súper especialización del material, muy parecida a lo que podemos ver en los pescadores de black-bass, donde un profesional de la pesca no tiene nunca una sola caña para todas las estaciones, pero que obviamente no niega el hecho que uno pueda pescar como y donde sea con éxito con una sola, aunque sea un palo, pero esta ya es otra historia; Vargas admite que en España existe la tendencia a tener una caña todo terreno, mientras que en Japón no es así, es decir, hay una caña para cada tipo de ambiente y de pez.

Campeona del Mundo y España.

Una última cosa

QUIÉN ES SERGIO VARGAS? Sergio Alejandro Vargas es un fotógrafo profesional español nacido en Bilbao, que vive en Japón desde 2008, en Kumamoto, con su esposa Kumi. Su pasión por el país del sol naciente lo ha llevado a establecerse allí lejos de casa, para poder trabajar en un proyecto, la realización de un libro fotográfico sobre los usos y costumbres de este país. Para mayor información sobre su obra se pueden visitar la siguiente página: http://colorblindeyes. com, así como su blog; http://blog.colorblindeyes.com

24 Feder PESCAMAR

Para terminar una curiosidad, ¿los pescadores japoneses son como nosotros? Los japoneses son tal vez más modestos y sencillos, a pesar de contar con un equipo técnico de pesca a veces asombroso. El respeto por el pez es tal vez más fuerte en ellos; se practica el catch & release, y los pocos que se quedan se les evita por todos los medios que sufra. Pero también ellos son celosos de sus lugares y poco propensos a divulgarlos. Como primer acercamiento al mundo oriental, que siempre ha encantado a los europeos espero que esto sea suficiente, al menos para saber que siempre tenemos mucho que aprender de esta especie, y que la reina de la espuma tiene una amplia gama de admiradores, aunque sea con otros nombres distintos y en otros lugares, en ocasiones muy pero muy lejanos.

Portacarrete Fuji y anillas Fuji SiC “Low Rider”

Ya puedes visitar nuestra NUEVA WEB, diseñada tanto para profesionales como aficionados de la pesca deportiva…

www.accesoriosdepesca.es

ZOOM a m de máxciión resolu


De la suzuki a la lubina