Page 70

ExtremaduraPRE

Terapia láser El láser es una forma de radiación electromagnética que tiene una gran variedad de aplicaciones en la medicina veterinaria, desde usos quirúrgicos hasta diagnósticos. Hay cuatro clases de láseres, siendo la más comúnmente utilizada en el tratamiento de équidos la tipo IV o terapia láser de baja intensidad. La terapia láser, al igual que los ultrasonidos terapéuticos o las ondas de choque, tienen efectos antiinflamatorios y analgésicos. Además es beneficioso en heridas y lesiones de tendones y ligamentos, ya que aumentan la proliferación celular y la síntesis de colágeno. También se puede utilizar esta terapia para el mantenimiento de la forma física y la prevención de lesiones recurrentes.

70

A. E. C. C. P. R. E.

Terapia vibratoria Las plataformas vibratorias producen energía de vibración vertical que imita el movimiento natural del caballo. Esta terapia está encaminada a mejorar la circulación del sistema cardiovascular y linfático, mediante contracciones musculares involuntarias. Los beneficios en la mejora de la circulación incluyen: la mejora de la oxigenación de los tejidos, la eliminación de los metabolitos tóxicos y la introducción de células de la cascada inflamatoria. Las plataformas vibratorias también promueven la estabilidad articular como consecuencia del fortalecimiento muscular que producen. Además, el uso de vibraciones de baja intensidad produce sensación de bienestar y relajación ya que

estimula la producción de serotonina y disminuye el cortisol en sangre. Por otra parte, las vibraciones de intensidad moderada o alta, simulan los efectos fisiológicos del ejercicio intenso. Terapia con ultrasonidos La terapia con ultrasonidos es una de las modalidades de electroterapia más utilizadas. Se basa en la aplicación de ondas de sonido longitudinales en el cuerpo para conseguir un efecto terapéutico en los tejidos. Los ultrasonidos producen vibraciones cíclicas que producen energía la cual es absorbida por los tejidos sin alterar la temperatura de la superficie de la piel. Esta terapia se utiliza de dos modos: continuo y con pulsos. Mientras que el modo continuo produce efectos térmicos en los tejidos, el tratamiento pulsado tiene efectos mecánicos. El efecto que tiene sobre la liberación de factores de crecimiento, favorece la curación

de heridas durante la fase proliferativa. Además su efecto sobre las fibras de colágeno ayuda en la fase de remodelación en las lesiones de tendones y ligamentos. Aunque no tiene efecto directo sobre el tejido óseo, al ejercer analgesia sobre los tejidos, es útil en los casos de osteofitos o entesiofitos, así como también mejora el rango de movimiento de las articulaciones. Terapia de ondas de choque extracorpóreas Las ondas de choque utilizan ondas de presión que aumentan a medida que viajan por los tejidos. El cambio de presión produce microtraumas de los tejidos, lo cual es beneficioso en los tejidos dañados ya que promueve la neovascularización, incrementando el flujo de sangre en el área y en consecuencia aumentando los nutrientes y las células inflamatorias que llegan a la zona. Además, este tratamiento tiene

Tratamiento de una contractura muscular mediante terapia de ultrasonidos. Asociación Extremeña de Criadores de Caballos de Pura Raza Española

Profile for 80101

REV ExtremaduraPRE Nº 27  

REVISTA EXTREMADURAPRE Nº 27

REV ExtremaduraPRE Nº 27  

REVISTA EXTREMADURAPRE Nº 27

Profile for 80101
Advertisement