Page 1

Secretar铆a Distrital de Salud | Edici贸n 7 - Mayo de 2016 | ISSN 2390-0423

Salud Hable La sonrisa,

una decisi贸n inteligente


2

Edición 7 - Mayo de 2016 ALCALDÍA MAYOR DE BOGOTÁ SECRETARÍA DISTRITAL DE SALUD Carrera 32 # 12-81

Contenido

Alcalde Mayor Enrique Peñalosa Londoño Secretario Distrital de Salud Luis Gonzalo Morales Sánchez Subsecretaria de Salud Pública Patricia Arce Guzmán

›L  a salud oral como producto social 

2

Referentes del Proyecto Adriana Constanza Padilla Castañeda Salud Oral Diana Esther Celedón Sánchez Jefe de la Oficina Asesora de Ronald Ramírez López Comunicaciones en Salud

› Tu sonrisa, el reflejo de lo que has sido, eres y serás 

3

Coordinación editorial, Oficina María del Pilar Moreno Cruz de Comunicaciones

› Mitos en la salud oral 

4

Corrección de estilo Adriana Paola Forero Ospina Gustavo Patiño Díaz

› ¿ De qué se enferman nuestros dientes? 

5

› Ruta de la salud oral 

6

› Pasos del cepillado 

7

Fotografía INGImages (Banco de imágenes) Diseño y diagramación Juan Carlos Vera Garzón Impresión Subdirección Imprenta Distrital DDDI Publicación trimestral SDS, Bogotá, D. C. ISSN 2390-0423 Los artículos y las opiniones expresadas en esta edición son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

La salud oral como producto social Adriana Constanza Padilla Castañeda, Odontóloga, especialista en Gerencia Social Subdirección de Determinantes en Salud, SDS

L

a salud oral es fundamental para el ser humano tanto por la función biológica como por la función social de la boca. En términos funcionales, la estructura de la boca nos permite expresar y satisfacer la sed o el hambre y, en términos de interrelación, nos permite emitir sonidos que generan comunicación. Con la boca se expresan los deseos, se empiezan a construir las ideas y los sueños, se construye junto con otros lo que se quiere, pero también puede ser usada para destruir lo que se tiene. De la boca sale lo bueno y lo malo del ser humano. Es importante comprender que las acciones en salud oral tienen una responsabilidad social que abarca diferentes actores sociales, no solo el comunitario, sino también el científico, el académico y el político. En otras palabras, es responsabilidad de todos participar en la formulación, ejecución y evaluación de las decisiones para avanzar en la instauración de la Política en Salud Oral del Distrito. Desde hace más de quince años la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá viene trabajando el concepto de salud oral más allá de la ausencia de enfermedad, porque la salud oral es un derecho: el de estar y mantenerse sano. Esto tiene que ver con el desarrollo y crecimiento fisiológico, así como con lo social y lo económico, pues potencia el desarrollo del ser humano, ya que, visto desde cualquier esfera, individual o colectiva, mantenerse sano resulta más rentable. Las acciones colectivas en salud oral que se desarrollan en Bogotá responden al compromiso de la Secretaría Distrital de Salud con la población que la habita, especialmente quienes

viven en las zonas más vulnerables de las 20 localidades del Distrito Capital, porque una bonita sonrisa ya no es cuestión de estética o de funcionalidad para masticar, la salud oral es esencial para disfrutar de una buena salud general.

Porque te hago saber, Sancho, que la boca sin muelas es como molino sin piedra, y en mucho más se ha de estimar un diente que un diamante. Miguel de Cervantes, Don Quijote de La Mancha


Edición 7 - Mayo de 2016

Tu sonrisa,

el reflejo de lo que has sido, eres y serás Cuidar la boca es un paso importante en el camino hacia la salud. Una boca sana facilita la relación con el mundo que nos rodea, ya que es una de las partes más útiles del cuerpo, desde el nacimiento y durante toda la vida. Es una parte importante de la apariencia física, favorece las relaciones humanas y eleva la autoestima.

Recuerda mantener estos hábitos saludables:

Cepillar los dientes después de cada comida. Este hábito diario mantiene la boca sana, con buen aliento y disminuye el riesgo de aparición de enfermedades; además, permite una comunicación sin temores y ayuda a regular el consumo constante de alimentos.

Usar hilo dental. Esto previene la formación de caries y elimina la acumulación de placa bacteriana.

Renovar el cepillo de dientes cada vez que las cerdas estén en mal estado o cada tres meses. Cuando las cerdas del cepillo comienzan a desordenarse, el cepillo pierde su efectividad.

Fomentar una sana alimentación. Los nutrientes más importantes para tener una buena salud oral se encuentran, fundamentalmente, en frutas, verduras y lácteos.

Evita:  Los

alimentos que faciliten la producción de caries dentales. Entre estos se encuentran los dulces, las gaseosas, los pasteles y los alimentos fritos procesados.  Utilizar palillo de dientes para retirar los restos de alimentos. Este mal hábito daña las encías.  Morder las uñas, además de ser una práctica que puede estar directamente relacionada con la malformación dental, con esta costumbre se tiene la posibilidad de contraer todo tipo de infecciones debido a las bacterias.  Abrir botellas o diferentes tipos de envases o empaques con los dientes, puede causar una fractura o incluso la pérdida de los dientes. ¡Todos estos hábitos constituyen un riesgo para nuestra salud dental!

3


4

Edición 7 - Mayo de 2016

Mitos en la salud oral MITO 1:

“Asistir al odontólogo duele” La visita al odontólogo no duele. Si se está enfermo, se puede presentar dolor. Cariado significa ‘podrido’, y si se asiste al servicio médico u odontológico con un órgano o un tejido podrido, duele. Por eso es importante el autocuidado y la prevención.

MITO 2:

“Visitar el consultorio odontológico es costoso” La consulta odontológica a tiempo no es costosa. Hay acciones de detección temprana y de protección específica que no tienen ningún costo. Si la persona tiene prácticas de salud oral, no tendrá que pagar costos adicionales.

MITO 3:

MITO 4:

El proceso de gestación no lleva a la pérdida de dientes. Por síntomas como las náuseas y el vómito, algunas mujeres no se cepillan y esto lleva a enfermedades bucodentales que pueden afectar a la gestante o al bebé.

Al contrario, se debe asistir al odontólogo durante la gestación, preferiblemente en el primer trimestre, con el fin de identificar alteraciones bucodentales y atenderlas de la forma adecuada.

“Con cada embarazo se pierde un diente”

“Si se asiste al odontólogo en estado de embarazo, se le causa daño al bebé”

MITO 5:

“Para qué cuidar los dientes de leche, si se van a caer y salen otros” Los primeros 20 dientes son temporales, empiezan a mudar alrededor de los seis años de edad. Durante este tiempo los niños y las niñas están formando sus hábitos, principios y valores. Si no se instauran prácticas adecuadas frente a la salud oral, se desarrollan patologías que pueden llegar a la pérdida de alguno o de todos los dientes definitivos en una persona adulta, esto se conoce como edentulismo.


Edición 7 - Mayo de 2016

¿De qué se enferman

nuestros dientes?

Placa bacteriana: Es el conjunto de bacterias en la superficie de los dientes y de las encías. Tiene forma de película incolora y pegajosa, se deposita en los dientes y es la principal causa de las caries y de la enfermedad de las encías.

Sarro o cálculo: Es placa bacteriana que se ha endurecido en los dientes debido al depósito de minerales. También se forma en el borde de las encías y debajo de ellas y puede irritar los tejidos gingivales. Su color es marrón o amarillento y da muy mal aspecto.

Caries: Es la destrucción o el reblandecimiento de los tejidos duros de los dientes. Es consecuencia de la actividad destructora de un grupo de bacterias que producen ácido (placa dental) y están localizadas sobre las superficies dentales. Se inicia en la periferia, continúa en profundidad y conduce a pérdidas de estructura del diente en forma de cavidades.

Gingivitis: Inflamación de las encías. Con esta dolencia las encías se enrojecen, se inflaman y sangran fácilmente. Esta fase de la enfermedad periodontal no ocasiona pérdida del hueso ni del tejido que sostiene los dientes.

Periodontitis: Cuando la gingivitis no se trata debidamente, puede convertirse en periodontitis, es decir, inflamación alrededor del diente. En la periodontitis, las encías se alejan de los dientes y forman espacios o bolsas que se infectan. Cuando la periodontitis no se trata debidamente, los huesos, las encías y los tejidos que sostienen los dientes se destruyen. Con el tiempo, los dientes pueden aflojarse y hay que sacarlos.

5


6

Edición 7 - Mayo de 2016

Ruta de la

salud oral Las políticas de Salud Oral de Bogotá y de Atención Integral en Salud asumen de forma consistente el enfoque de derechos; esta combinación permite utilizar los servicios de salud oral de acuerdo con su necesidad, y crear una ruta que garantice el derecho fundamental a la salud, que llegue a espacios urbanos como vivienda, colegios, al espacio público y a los espacios de trabajo.

1 Una ruta que cuida su salud oral

2 Si no hay riesgo en salud oral

En este trabajo con la ciudadanía, una vez el paciente hace contacto con el odontólogo, a través de cualquiera de estos espacios, el profesional de la salud oral realiza una clasificación del paciente según la calidad del cepillado y las necesidades de atención.

3 Si hay riesgo en salud oral El odontólogo dictamina que sí hay riesgo en salud oral o que no ha asistido a consulta en el último año o en los últimos seis meses, lo deriva a consulta odontológica personalizada a través del Plan Obligatorio de Salud, independientemente del tipo de afiliación que tenga al sistema de seguridad social en salud.

El odontólogo dictamina que no hay riesgo en salud oral y que el paciente asistió a consulta en el último año o en los últimos seis meses del año; por consiguiente, no lo deriva al servicio odontológico.

En ambos casos el odontólogo le indica acciones de información, educación y comunicación, así como actividades lúdico-pedagógicas de implementación de prácticas en salud oral y, por último, hace monitoreo, seguimiento y evaluación.


En los dientes de arriba haz un barrido de arriba hacia abajo; y en los dientes de abajo haz el barrido de abajo hacia arriba. Luego, en la parte de arriba, limpia las caras que están por dentro, vecinas a la lengua y al paladar, con movimientos suaves de barrido, comienza desde el lado derecho hasta terminar en el lado izquierdo. Realiza movimientos de arriba hacia abajo.

Pasos del

Comienza cepillando las caras dentales del lado de las mejillas, luego cepilla cada una de las caras dentales internas, externas y las de mordida, desde el lado derecho hasta terminar en el lado izquierdo, en forma de barrido.

cepillado

Edición 7 - Mayo de 2016

Pasa a la parte de abajo, con movimientos de abajo hacia arriba. Continúa deslizando el cepillo en la parte interna con movimientos suaves siempre de abajo hacia arriba.

Para terminar, tu lengua debes cepillar; haz un barrido suave de adentro hacia afuera y luego enjuaga con agua y escupe.

El cepillo se lava bajo el chorro de agua y luego lo sacudes contra un borde de la superficie del lavamanos, con las cerdas hacia abajo. Sin pasar los dedos.

Si los padres saben el correcto cepillado serán un buen ejemplo para que los niños lo hagan bien cada día.

Elementos de higiene y su uso » El cepillo debe estar en buen estado, con las cerdas ordenadas y limpias.

» La seda dental debe usarse por lo menos una vez al día, preferiblemente antes de ir a dormir. A los menores de 8 años un adulto les debe realizar esta práctica y en los mayores de 8 debe ser supervisada y guiada por un adulto, después de los 12 años se hace un acompañamiento mutuo familiar.

» Aplica una pequeña cantidad de crema dental, como del tamaño de una lenteja, al interior de las cerdas del cepillo.

» El uso de los enjuagues bucales puede realizarse a partir de los 8 años de edad.

7


Saludhable ed 7 web  

La Revista SaludHable es un medio de comunicación de carácter editorial y periodicidad trimestral. Fue creada en el año 2014 con el objeti...

Saludhable ed 7 web  

La Revista SaludHable es un medio de comunicación de carácter editorial y periodicidad trimestral. Fue creada en el año 2014 con el objeti...

Advertisement