Issuu on Google+

DISTRITO FEDERAL Año  I  No.  10

Reforma Energética

PETRÓLEO:

¿MODERNIZACIÓN O REPARTO?

POR SILVIA LÓPEZ NOVA

E

n su primer año de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto ha impulsado cuatro reformas que considera como una prioridad nacional para que la economía del país tenga un crecimiento que beneficie a la mayoría de los ciudadanos. Estas cuatro reformas son la educativa, telecomunicaciones, energética y hacendaria. La energética, presentada el 29 de agosto pasado, se destaca por su planteamiento de reformar los artículos 27 y 28 de la Constitución para permitir la celebración de contratos de utilidad compartida entre el Estado y el sector privado en la producción de hidrocarburos; además de la apertura a los sectores de refinación, petroquímica, transporte y almacenamiento. El argumento empleado es la falta de competitividad de Petróleos Mexicanos (Pemex) que enfrenta la escasez de recursos financieros y tecnológicos para extraer petróleo de aguas

profundas o de yacimientos maduros. La reforma también contempla la participación de particulares en la generación de electricidad, aunque el Estado seguiría manteniendo el control del Sistema Eléctrico Nacional. La reforma energética ha encontrado gran rechazo entre dirigentes de oposición como Cuauhtémoc Cárdenas, quien la descalifica al considerar que el Estado perdería el control de recursos estratégicos como el petróleo y la electricidad. Cárdenas Solórzano insiste en que no son necesarias las modificaciones a los artículos 27 y 28 constitucionales, sino que basta con reformar 12 leyes secundarias. Los promotores del cambio constitucional argumentan que México posee abundante riqueza petrolera en el subsuelo, pero de nada le sirve si no puede extraerla y para eso requiere de la asociación con empresas internacionales.

Se prevé que el Partido Acción Nacional (PAN) vote a favor de la iniciativa gubernamental y que a la Izquierda, aunque ha expresado su rechazo a la reforma, no le alcanzarán sus votos para detenerla. Esta situación se complica más debido a que algunas corrientes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) han mostrado simpatía con la iniciativa de reforma a través del Pacto Por México, suscrito junto con el PRI y el PAN. En este contexto, Movimiento Ciudadano se pronuncia por la modernización de Petróleos Mexicanos sin privatización y con debate y consulta pública sobre la mejor forma de modernizar nuestro sector energético . El presidente Peña Nieto señala que con la reforma energética se beneficiaría a todos los mexicanos, sin embargo persiste la duda si con la privatización se podrá lograr este objetivo.

ESCANEA ESTE CÓDIGO PARA OBTENER LA VERSIÓN DIGITAL DE ESTE NUMERO


Índice

ÍNDICE Apuntes  sobre  la  Reforma   Energética

El  debate  por  la  Reforma

La Iniciativa de Reforma Energética del Gobierno Federal es profundamente privatizadora y haría socios a particulares de los réditos de la renta petrolera.

La Reforma Energética no es otra cosa que entregar la renta petrolera, la petroquímica y la generación de energía eléctrica del país a grandes empresas extranjeras

4

6

Más  pobres  en  México,   SURJUDPDVVRFLDOHVGHȽFLHQWHV

¿Turista  o  Viajero?

La cara de la pobreza en México es dramática: los datos oficiales no dejan lugar a dudas, la cantidad de pobres se ha incrementado paulatinamente.

Se han considerado lo mismo en varias ocasiones, pero no lo son.

7

8

Aumenta  el  desempleo  de  jóvenes  en  el   continente  europeo:  ¿A  México  que  le  espera? POR J. MARTÍN RAMOS DE NOVA

Sígueme en Facebook y Twitter

JOVENESENMOV_AO

JÓVENES EN MOVIMIENTO ÁLVARO OBREGÓN

U

no de los tantos anhelos al salir de la universidad para cualquier joven es conseguir un trabajo bien remunerado, con prestaciones, seguro y todo lo indispensable para que puedan subsistir, él y su familia. Sin embargo, esta visión se empieza a opacar cada vez que avanza el tiempo en materia económica a nivel internacional, ya que en el continente europeo y a nivel mundial se está viviendo una de las situaciones más drásticas desde los años 30’s, y que para el sector que ocupa a jóvenes, tanto los que no están laborando como los que si, su situación en este momento se vuelve crítica, ya que en el caso de los países europeos en donde la crisis económica se está profundizando (especialmente en España, Grecia, Chipre ó Portugal), la visión en un futuro próximo se vuelve más preocupante. En este panorama tan desolador que tienen las economías europeas, la única respuesta que le dan a este problema es la contracción del gasto público, aumento de impuestos, congelación de salarios ó recorte de empleos, y esa no es la solución para sanear a la economía y menos para recuperar o aumentar los empleos en cualquier país. Sin embargo, los datos que proporciona Reuters para el mes de abril en algunos países del continente europeo sobre la tasa de desempleo en jóvenes es que Grecia tiene una tasa de desempleo de 59.2%, España de 56.4%, Portugal de 42.5%, Italia de 40.5%, Chipre de 32.7%, Irlanda de 26.6%, Francia de 26.5%, Suecia de 23.4%, Reino Unido de 20.0% y el más bajo es el de Alemania de 7.5%. De igual forma en el pasado mes de junio la canciller alemana Ángela Merkel, bajó las expectativas de la recién creada garantía de empleo juvenil y descartó que sea posible ofrecer de inmediato un trabajo a todos los jóvenes desocupados de la Unión Europea (UE). Haciendo un comparativo de México con los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), y a la cual pertenecen Grecia, Portugal, Francia, Italia, España, Estados Unidos, entre otros, al igual que México que tiene uno de los porcentajes más bajos dentro de éste grupo. La tasa de desempleo entre los jóvenes mexicanos (de 15 a 24 años) aumentó en el mes de mayo para quedar en 9.7%, cuando en febrero se ubicó en 9.6%. Tan sólo en 2013, el mundo tendrá 73.4 millones de jóvenes desempleados. La cifra es alarmante en más de un sentido, sobre todo en países como México donde un porcentaje considerable de la población está conformada por personas menores de 29 años. Lo más preocupante cuando hablamos de desempleo es la cruda realidad en las calles, la informalidad dentro y fuera del transporte público, el aumento de la inseguridad, comercios ambulantes; las cifras simplemente son una visión cuantitativa de los hechos, sin embargo lo más importante es la parte cualitativa, la crisis aún no ha tocado a la economía mexicana, y cuando lo haga, México debe tener un plan de emergencia.

DISTRITO FEDERAL

@MovCiudadanoDF

/movimientociudadanodf

www.movimientociudadanodf.org


Editorial

Editorial

MOVIMIENTO PETROLERO CIUDADANO E

l petróleo es un tema que en México tiene un significado muy especial. Para los mexicanos representa en el último siglo, el pilar en el que descansa nuestro proyecto de nación pues ha sido y seguirá siendo (al menos los próximos años) la principal fuente de recursos que nos ha permitido financiar el desarrollo del país, pese a los errores y malos manejos en su administración. Su expropiación no obedece a un arrebato nacionalista del Presidente Lázaro Cárdenas, ni a un mero ajuste coyuntural de la economía. Fue la única manera de hacer que el petróleo de México sirviera a los intereses del país y no únicamente a generar ganancias para empresas extranjeras. A partir del desarrollo de nuestra industria petrolera, es que México ha podido impulsar el resto de su economía. Y a pesar del paso de los años y del crecimiento de nuestro país, sigue siendo un recurso estratégico. Por ello, debemos ver con suspicacia las voces que proclaman que es un tema tabú para los mexicanos y que se debiera abrir a la participación privada nacional y extranjera, cuando en realidad esconden su intencionalidad. Atrás existe un interés voraz por las utilidades que les podría redituar. Hasta ahora ninguna autoridad ha explicado cómo se llegó a la actual situación de obsolescencia y falta de mantenimiento de sus instalaciones, tampoco por qué el Instituto Nacional del Petróleo se fue desvaneciendo como generador de nuevas tecnologías y de profesionales a la vanguardia en esta industria, ni nos dicen las razones para mantener una dirigencia sindical corrupta y anquilosada en los cargos, no obstante los continuos escándalos por abuso y desvío de recursos. No es la primera vez que bajo argumentos de modernización se privatizan empresas estatales y los resultados han sido contraproducentes. Ejemplos sobran, sectores completos han naufragado con su desincorporación, la lista es larga, para muestra recordemos a los Ferrocarriles, Astilleros, Siderurgia, Industria Azucarera, o la industria paraestatal que abarcaba diversos sectores y que prácticamente desapareció, no obstante haber sido saneada y modernizada en muchos casos previo a su venta. Si desde hace décadas hemos sido uno de los principales productores de hidrocarburos a nivel mundial, ¿por qué no hemos invertido ni desarrollado a Petróleos Mexicanos para mantenernos a la vanguardia de esta industria? Siendo un sector tan redituable, hoy se nos dice que el modelo bajo el que opera Pemex es obsoleto y costoso y la única vía para volver para elevar la productividad y volver a ser competitivos es permitiendo la entrada particulares. Peor aún, se pretende insultar la inteligencia del ciudadano cuando se evoca el espíritu del Presidente Lázaro Cárdenas para que en un acto de maniqueísmo fuera de todo contexto, digan que la entrega el petróleo a intereses particulares era su propuesta. Al ser un tema fundamental, una decisión de la magnitud como la que se pretende tomar, debe consultarse primeramente con la ciudadanía, mostrando las bondades y carencias de las opciones para que en un acto democrático y republicano sea la voz y el interés de las mayorías quien determine el derrotero a seguir. No nos dejemos engañar, defendamos el interés nacional y exijamos que se nos expliquen los alcances y límites de las reformas antes de someterlas a la aprobación del Congreso. Este debe ser el movimiento, el movimiento ciudadano.

Comisión Operativa Mtro. Jesús Armando López Velarde Campa Coordinador Lic. Bernardo Flores Ortíz Secretario de Acuerdos y Editor en Jefe Lic. Juan Gabriel Álvarez Rentería Integrante Lic. Jorge Bastida Rodríguez Integrante Lic. Inocencio Caballero Cedillo Integrante Lic. Susana Monreal Ávila Integrante Lic. María del Carmen Ojesto Martínez Porcayo Integrante Lic. Ericka C. Pérez Campos Integrante

El Ciudadano Distrito Federal Alma Liliana Sánchez Pérez Jefa de Redacción Adalberto Zanabria Castro Diseño Silvia López Nova Asesora Editorial Adriana Hernández Quintanar Relaciones Públicas Juan Luis Hernández Barajas Comunicación Organizacional Mario Armando Flores García Difusión y Redes Sociales Fotografía Jazmín Rebolledo Martínez Gillaine Arias Ramos Evelyn Rosendo


4 PARA MÁS INFORMACIÓN ESCANEA ESTE CÓDIGO PARA LEER LA VERSIÓN EXTENDIDA

Por CÉSAR AUGUSTO DÍAZ OLIN

APUNTES SOBRE LA

REFORMA ENERGÉTICA Foto: excelsior.com.mx

L

a privatización es la transferencia de bienes y/o actividades propiedad exclusiva de la Nación a favor de particulares. La Iniciativa de Reforma Energética del Gobierno Federal es profundamente privatizadora ya que no sólo entregaría actividades exclusivas de Petróleos Mexicanos (PEMEX) -y también de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)- a particulares, sino también, los haría socios de los réditos de la Renta Petrolera. La Iniciativa de la actual administración pretende reformar el párrafo sexto del artículo 27 constitucional para lo cual propone la siguiente redacción: Tratándose del petróleo y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos no se expedirán concesiones y la Ley Reglamentaria respectiva determinará la forma en que la Nación llevará a cabo las explotaciones de esos productos. Corresponde exclusivamente a la Nación el control del sistema eléctrico nacional, así como el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica; en dichas actividades no se otorgarán concesiones, sin perjuicio de que el Estado pueda celebrar contratos con particulares en los términos que establezcan las leyes, mismas que determinarán la forma en que podrán participar en las demás actividades de la industria eléctrica. Esta modificación entraña dos implicaciones directas sobre la administración de los recursos energéticos del país: En el ramo de los hidrocarburos (gas natural y petróleo) se permitiría la firma de contratos con particulares para su explotación según la Ley Reglamentaria del artículo 27 constitucional. Ésta contaría con nuevo esquema contractual que sería regido por los Contratos de Utilidad Compartida (CUC’s) En materia de electricidad se dejaría al Estado de manera exclusiva la transmisión y distribución de energía eléctrica. Mientras se permitiría la participación de particulares en la generación, conducción y abasto de electricidad. También se plantea reformar el párrafo cuarto del Articulo 28 de la Constitución proponiendo la siguiente redacción: No constituirán monopolios las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva en las siguientes áreas estratégicas: correos, telégrafos y radiotelegrafía; minerales radioactivos y generación de energía nuclear; y las actividades que expresamente señalen las leyes que expida el Congreso de la Unión. La comunicación vía satélite y los ferrocarriles son áreas prioritarias para el desarrollo nacional en los términos del artículo 25 de esta Constitución; el Estado al ejercer en ellas su rectoría, protegerá la

1

2

seguridad y la soberanía de la Nación, y al otorgar concesiones o permisos mantendrá o establecerá el dominio de las respectivas vías de comunicación de acuerdo con las leyes de la materia. Tratándose de electricidad, petróleo y demás hidrocarburos, se estará a lo dispuesto por el artículo 27 párrafo sexto de esta Constitución. Esta nueva redacción es la esencia de la Iniciativa de Reforma Energética del Gobierno Federal. En ella, se eliminaría el carácter estratégico de los sectores petrolero y eléctrico que verían incrementar la participación de particulares en sus actividades sustantivas. Para el logro de este objetivo, el Gobierno Federal no ha escatimado en recursos públicos para lanzar una campaña agresiva de respaldo a la aceptación de su propuesta privatizadora de Reforma Energética. Desde el Gobierno se realiza un diagnostico pesimista sobre el sector energético nacional aduciendo la falta de capitales, de tecnología y de experiencia como obstáculo para incrementar la tasa de recuperación de reservas de hidrocarburos. No obstante que, desde el gobierno, se ha inducido el estado de quiebra técnica de Pemex para justificar su “necesaria” apertura y su “urgente” asociación con empresas privadas nacionales e internacionales. La onerosa carga fiscal sobre Pemex es una de las responsables de su progresiva pérdida de capacidad de ejecución de proyectos de modernización y de expansión. La Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) le ha impuesto una carga tributaria a Pemex que no le permite ser competitiva. Pemex es una de las empresas más rentables del mundo; sus costos de extracción

de petróleo son, en promedio, de $6 dólares por barril y su precio de venta, de acuerdo con la cotización de la mezcla mexicana de exportación es de $101 dólares por barril. Es decir, la Renta Petrolera por cada barril de petróleo extraído es de $95 dólares por unidad. No existe empresa en México que ofrezca mayores rendimientos por dólar invertido que Pemex. Esta situación convirtió a la paraestatal en una fuente extraordinaria de ingresos para el Estado representado el 34% del presupuesto público. Tan sólo en 2012, el gobierno recibió de Pemex 190 mil millones de pesos 3.7% más que en 2011 ¡aún con producción declinante! La SHCP se apropia del 70% de las utilidades de la paraestatal para financiar el gasto público. La SHCP ha secuestrado a Pemex y ha minado su capacidad de modernización y expansión. Más grave aún, los ingresos petroleros han contribuido a que la SCHP no proponga una Reforma Fiscal que diversifique sus fuentes de ingresos y que establezca un marco recaudatorio con mayor justicia social y con capacidad redistributiva. Además de su falta de candados para asegurar que la Renta Petrolera de este recurso no renovable se dirija a financiar sólo proyectos de inversión en lugar de gasto corriente. Así, se desmitifica una de las piedras angulares del gobierno: ¡Pemex si tiene capital! El otro mito a considerar es la tecnología. El gobierno afirma que Pemex no cuenta con los recursos humanos ni tecnológicos para enfrentar los nuevos retos de exploración y producción de hidrocarburos en las aguas profundas del Golfo de México o en las formaciones de lutitas. En efecto, Pemex se ha quedado rezagado respecto a la innovación


5 tecnológica para la ejecución de estos proyectos. En parte debido al desmantelamiento del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) y por la reducción de su presupuesto para Investigación y Desarrollo. Así que, para resolver la brecha tecnológica, el gobierno argumenta, dolosamente, que la única forma de acceder a ésta es que Pemex se asocie con empresas particulares. Nada más falso; el mercado petrolero internacional se caracteriza por la concurrencia de una multiplicidad de empresas cuya línea de negocio es la tecnología. Es posible conseguir, en el mercado internacional, desde servicios especializados de geología hasta plataformas y barrenas de perforación con el pago de uso de patente. Todas las petroleras del mundo recurren a este esquema ya que basta con la firma de un contrato de prestación de servicios. Empresas como ExxonMobil, ChevronTexaco, Royal Dutch Shell, o BP recurren a contratistas como TransOcean, Schlumberger, Halliburton y Baker & Hughes para ejecutar sus proyectos. Además con el pago de uso de patente es posible que una tecnología sea asimilada en un periodo de tiempo relativamente corto entre 2 a 3 años, sí y sólo si se cuenta con el financiamiento para Investigación y Desarrollo. Falso que la transferencia tecnológica venga sólo a partir de la asociación con empresas privadas. Lo que está detrás de la Iniciativa de Reforma Energética es la posibilidad de que particulares se apropien de un parte de la Renta Petrolera. Es innegable que Pemex dejaría de ser el único operador de la industria de los hidrocarburos en México y que los rendimientos de los nuevos yacimientos tendrían que ser compartidos con los contratistas. Se privilegiaría la maximización de los flujos de efectivo para la reinversión y la distribución de la Renta Petrolera hacia los inversionistas a costa del ingreso fiscal del Estado. Los defensores de la Reforma Energética frecuentemente señalan que la Renta Petrolera no disminuiría. Sin embargo, la única manera de que esta no disminuya sería aumentar irracionalmente y sin sustento geológico, estratégico y de seguridad energética la producción de petróleo para mantener la base fiscal del gobierno. La aspiración de la presente administración es alcanzar una plataforma de producción de petróleo de 3 millones de barriles diarios, lo cual, no tiene planeación estratégica pues el consumo no aumentaría tan rápido. Lo que explica la necesidad de hacer negocio en el menor tiempo posible. La Iniciativa de Reforma Energética modifica la Constitución para brindar certidumbre a las inversiones de los particulares a costa del bien público. La Reforma Energética da prioridad a la maximización de la rentabilidad alejándose de la verdadera esencia de Pemex como suministrador de energía para el abasto adecuado del país. La misión de Pemex no son los negocios, la misión de Pemex es contribuir a través de la explotación del petróleo al desarrollo del país. Desde el gobierno mismo se desvirtúa el rol de Pemex en la vida nacional y no se tiene empacho en confundir y engañar al pueblo mexicano para lograr la aprobación de su Iniciativa de Reforma. A manera de propaganda señalan que disminuiría el precio del gas natural y las tarifas eléctricas pero nunca demuestran como se lograría ese objetivo. Todo se reduce a la aprobación de la Reforma como si al día siguiente de su promulgación surtieran los efectos deseados. Por el contrario, los primeros resultados, incluso, no serán vistos por la presente administración. Por ejemplo, la construcción y puesta en marcha de una refinería tomaría entre 5 a 6 años; un proyecto exitoso en aguas profundas desde la exploración hasta la fase productiva puede demorar entre 8 y 10 años; la construcción de oleo y gasoductos entre 2 a 4 años o más dependiendo de la distancia y la geografía; un complejo de gas y petróleo de lutitas entre 3 y 5 años. Esto no implica dejar a Pemex en un estado de inacción. Por supuesto que es urgente la modernización de la paraestatal, la cual, es posible desde la Rectoría del Estado para el beneficio de los mexicanos sin cambios constitucionales que transfieran las actividades de las empresas paraestatales a particulares. La autonomía presupuestaría y de gestión dependen de la SHCP y de la reestructuración organizativa de la paraestatal. También deben incorporarse instrumentos de transparencia y de rendición de cuentas para atacar la corrupción rampante que la carcome. Finalmente, las diversas propuestas de Reforma Energética deben responder, de manera clara, los siguientes planteamientos: ¿Cuánta energía se necesita?, ¿De qué tipo?, ¿Para satisfacer qué necesidades y qué intereses? y ¿A qué costos ambientales, sociales y financieros? Todas ellas desde una perspectiva de sustentabilidad, de seguridad y soberanía energética que contribuyan al desarrollo del potencial del país.

Publicado por vértigopolitico.com


6

EL DEBATE POR LA

REFORMA

Por NICOLÁS ALVARADO MORALES

Foto: Presidencia

Por NICOLÁS ALVARADO MORALES

Sí  a  la   modernización,   no  a  la   privatización

12 PUNTOS SOBRE LA REFORMA ENERGÉTICA DE MOVIMIENTO CIUDADANO

E

l bombardeo mediático es tan intenso y agresivo como pocas veces en la historia de México. Horas y horas en radio y televisión, ríos de tinta y toneladas de papel en medios impresos. Todo pagado con dinero público. Los recursos que aportamos los ciudadanos vía impuestos, están siendo utilizados en propagar mentiras, engaños, verdades a medias y conceptos fuera de contexto. Su objetivo es claro: convencernos a los mexicanos de los cambios que pretenden hacer a los artículos 27 y 28 de la Constitución son positivos para la nación, reflejados en lo que llaman reforma energética y que no es otra cosa que entregar la renta petrolera, la petroquímica y la generación de energía eléctrica del país a grandes empresas extranjeras y tal vez a una que otra nacional. Movimiento Ciudadano ha fijado su posición a este respecto a través de los 12 puntos que venimos impulsando decididamente desde la Coordinación Operativa en Gustavo A. Madero y que puede resumirse en la consigna: “Sí a la modernización, no a la privatización”. Manifestamos nuestra plena coincidencia con el pensamiento del General Lázaro Cárdenas del Río, cuando expresó que “Gobierno o individuo que entrega los recursos naturales a empresas extranjeras, traiciona a la Patria”. Asimismo coincidimos con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien dice que “la iniciativa de reforma energética presentada está claramente orientada en contra de los intereses de México, pues al quitarle al Estado la exclusividad para manejar áreas estratégicas de

la industria petrolera, éstas no se desarrollarán ni habrá mayor crecimiento económico del país, como lo demuestra el ejemplo fallido de la apertura al sector petroquímico autorizado en 1992”. Nosotros agregamos que a este ejemplo fallido se pueden sumar varios más, que han llevado a México a la ruina como país. Basta mencionar las privatizaciones de Teléfonos de México, los bancos, los ferrocarriles, las líneas aéreas, las carreteras, la industria acerera, así como la apertura comercial de las últimas décadas, que provocó el cierre de miles de empresas mexicanas, además del desastre que se ocasionó en el campo, con las maniobras que permitieron la privatización de las tierras antes ejidales. Coincidimos también con Andrés Manuel López Obrador cuando advierte que “la entrega del petróleo sólo significará más pobreza, más desempleo, más crisis de inseguridad y más violencia, pues si se reforma el artículo 27 (y 28) constitucional no habrá duda que se consumará el robo del siglo y con ello nos van a regresar a la época del Porfiriato”. El asunto es demasiado grave, pues con estas diabólicas modificaciones a las leyes se afectaría aún más a las mayorías marginadas, hoy brutalmente empobrecidas y, en muchos casos, hambrientas. Mañosamente sólo presentan los cambios constitucionales y dejan para después las reformas a las leyes secundarias, por medio de las cuales podrán entregar, tal como ya lo anuncian en el extranjero, la exploración, explotación, transformación, transporte y comercialización del petróleo.

La petroquímica primaria dejará de ser estratégica. Empresas privadas extranjeras y mexicanas podrán generar y vender electricidad. Con esto estaríamos condenados a la dependencia de los grandes consorcios multinacionales y grupos de poder. La situación económica, política y social de México está realmente en una profunda crisis. Los políticos y partidos tradicionales sólo tienen ambiciosos y criminales intereses de grupo y personales. Para ellos el fin sí justifica los medios. No importa utilizar las mañas que sean necesarias, pues no tienen escrúpulos. Hoy, ante esta amenaza, que definitivamente afectará a las clases populares, queda más claro que nunca que sólo el pueblo organizado puede salvar a la nación; que somos las ciudadanas y los ciudadanos conscientes quienes podemos y tenemos la obligación de buscar y lograr un cambio verdadero, un golpe de timón para cambiar el rumbo económico y social. La tarea no es nada fácil. Por eso se requiere de la unidad de todas las fuerzas progresistas y de los ciudadanos comprometidos con un cambio verdadero, para luchar juntos, con el fin de rechazar y detener esta nueva agresión en contra del pueblo. La campaña en los medios masivos de comunicación sólo pretende detener las movilizaciones, convencernos de que los cambios van y que nada podemos hacer. El objetivo que buscan es que nos quedemos en casa, que no protestemos y, por supuesto, que no tomemos acciones en defensa del bien común. Demostraremos que están muy equivocados. No nos quedaremos de brazos cruzados.


7

MÁS POBRES

Por

KALEYDOSCOPIO

EN MÉXICO PROGRAMAS SOCIALES DEFICIENTES

L

a cara de la pobreza en México es dramática: los datos oficiales no dejan lugar a dudas, la cantidad de pobres se ha incrementado paulatinamente; el Censo de 2010 registró un descenso, pero los datos de 2012 muestran un repunte, señala Felipe Torres, especialista del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM. El número de mexicanos que se incorporaron a la pobreza fue de tres millones en condición extrema. Esto es evidencia de que los programas emprendidos para contrarrestarla no han dado los resultados deseados, según el investigador. México “pasa por un estado latente de subconsumo, es decir, un segmento de la población consume por debajo de los niveles nutricionales mínimos requeridos, lo que causa un problema latente de hambre. Es hambre disfrazada de subconsumo.” La pretensión por atender el problema no es nueva; en los años 80, con el Sistema Alimentario Mexicano, se intentó algo

parecido, pero fracasó, entre otras razones, porque no había una coordinación institucional adecuada. Otra experiencia fue el programa Oportunidades, de carácter asistencial, que mantuvo a la población de ciertas zonas en estado latente de pobreza. La estrategia actual tampoco plantea corregir distorsiones del consumo como la comida chatarra, que absorbe buena parte del gasto alimentario: refrescos embotellados y productos ricos en grasas y azúcares, de bajo nivel nutricional, que no se regulan ni siquiera en escuelas. En opinión del investigador, se deben reconocer las dimensiones del problema con base en un diagnóstico real. Unos 20 millones de mexicanos consumen menos de los requerimientos mínimos nutricionales que, de acuerdo con la FAO, deben ser de entre 2,600 y 3,000 calorías diarias; en algunas regiones de nuestro territorio, se reportan ingestas de menos de la mitad de esa cifra.

Foto: caracteres.mx

Foto: Kaleydoscopio.mx


8

¿Turista   0  Viajero?

Por YÁIZA TUÑÓN

V

iajeros existen desde que el hombre comenzó a explorar el mundo, expandir sus límites y descubrir que no era cuadrado; los turistas empezaron a notarse aproximadamente en el siglo XVI, cuando las familias inglesas de sociedad mandaban a completar los estudios de sus hijos al que podría denominarse como “El Gran Tour”, que consistía en un viaje alrededor de Europa principalmente Francia e Italia. Viajeros y turistas se han considerado lo mismo en varias ocasiones, pero no lo son. Me parece necesario tomar en cuenta la etimología de ambas palabras para una mejor percepción; mientras que turismo proviene del latín tornus y del postverbal francés tour (gira), viaje nos llega del catalán viatge, corrupción del latín viaticum el cual viene de vía (camino). Los turistas son caracterizados por llevar una cámara en el cuello, ropa cómoda y ser organizados con su tiempo, ya que muchas veces su dinámica es salir de la rutina o tomar unas vacaciones, algunos pasan más tiempo

comprando souvenirs que disfrutando del lugar, la mayoría no busca la convivencia con gente de la localidad, sino aprovechar los puntos y actividades populares. Cabe mencionar que prefieren la comodidad durante su estancia, por lo que tratan de llevar dinero suficiente para no pasar apuros. En lo que concierne al viajero, generalmente no tiene definido el tiempo de estadía, recorre lugares no muy usuales, trata de entender y adaptarse a la cultura como a la gente del lugar, busca lo diferente, le atrae lo exótico y siempre está al tanto de lo inesperado. Va motivado por el sueño de conocerlo todo y el dinero no es considerado un impedimento. Hace tiempo entendí que un viaje comienza desde el momento que se planea, puesto que comienzas a pensar dónde te gustaría ir, expandes tu mente al imaginar con todo lo que te vas a encontrar, la adrenalina y la emoción te motivan. Haces hasta lo imposible por vivir, como vender en la calle o tocar la guitarra. Algo que también se aprende en un viaje, es a valorar todo lo que tienes, el tiempo y la

compañía, un viaje es tan prometedor que si vas en pareja te puedes dar cuenta si son el uno para el otro o no es lo que buscabas, si vas solo te vuelves organizado y cuidadoso, a los que prefieren ir con amigos, sus lazos se tornan más fuertes o se debilitan al aprender a valorar a los demás y a cuidarse entre si. Sin duda la aventura lleva consigo el descubrimiento del ser y de la vida, no obstante nos invita a descubrir el mundo tal cual es y no como lo imaginamos; nos lleva a tener un encuentro con la realidad al lidiar con la infinita amabilidad, así como la crueldad del género humano. Bien expresó el poeta italiano Cesare Pavese: “VIAJAR ES UNA BRUTALIDAD. Te obliga a confiar en extraños y perder la familiaridad del hogar y los amigos. Estás constantemente sin balance. Nada es tuyo, excepto las cosas esenciales: el aire, dormir, soñar, el cielo y el mar. Todo irá a la eternidad o lo que imaginamos de ella.” Mucho se ha hablado de como han disminuido las sociedades de viaje a causa de agencias de turismo y los libros de viajes donde se relataban historias increíbles en lugares inimaginables, por guías turísticas que nos dicen que hacer y que ver. No hay nada de malo en ser turista o viajero, lo importante es tener la curiosidad de conocer lo que la vida y el planeta nos ofrece, sin importar el término bajo el cual estemos, ya que depende de nuestros gustos personales y las posibilidades que tengamos. Si tienes poco tiempo o prefieres algo más seguro y cómodo busca una agencia, hay sociedades que prometen mostrarte un poco más del lugar e interactuar con los lugareños; pero si prefieres viajar de ‘mochilazo’ hay comunidades por Internet que te pueden ayudar a hacerlo como CouchSurfing, y Tripping las cuales facilitan el intercambio cultural y nos abre la posibilidad de expandir nuestros horizontes de una forma económica y amena. Viajar no es cosa fácil, pero tampoco imposible, lo importante es tener la determinación de hacerlo, no dejes de darte la oportunidad de seguir conociendo y aprendiendo. Finalmente para aquellos que temen dejar la rutina diaria y la zona de confort, les comparto un llamado de Mark Twain: “Dentro de 20 años te sentirás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que sí hiciste. Así que suelta las amarras. Navega lejos del puerto seguro. Atrapa el viento del cambio en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.”


Periódico El Ciudadano 010