Page 1

Caracas, 20 de julio 2012

4 Ramón Guillermo Aveledo es oriundo de Barquisimeto, estado Lara. Se graduó de Abogado en la UCV y obtuvo un doctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de Madison. Electo tres veces para integrar el Congreso de la República, ocupó durante dos años la presidencia de la Cámara de Diputados. Fue Secretario Privado del ex mandatario Luis Herrera. También se desempeñó entre 2001 y 2007 como Presidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Desde 2009 es el Secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática.

Adriana Núñez Rabascall

isual al Archivo Audiov Biblioteca Nacion

No hubo torontos, ni exisitió Berroterán

ALGUNAS HISTORIAS… En la última rueda de prensa antes de entregar el gobierno, Ramón Guillermo Aveledo, para ese entonces Presidente de VTV, le preguntó a Herrera cuál sería su labor como exjefe de Estado. Éste respondió: “Seré un jarrón chino”, parafraseando al chileno Eduardo Frei, quien consideraba a los expresidentes muy bonitos, muy vistosos, pero –tarde o temprano- nadie sabe donde ponerlos.

Decenas de historias se ciernen alrededor de uno de los expresidentes más folklóricos que ha parido esta tierra. Del llanero solidario -como lo ha calificado su antiguo secretario privado, Ramón Guillermo Aveledo- se dice mucho y se sabe poco. Sus detractores lo llamaron el “come toronto”, pero esta expresión es solo un mito. “Esa es una de las propagandas que Acción Democrática pegó más. Y la verdad es que, desde los 8 años, no puedo comer chocolate. Me enferma. Pero la gente sigue creyendo eso. Todavía, a estas alturas, me hacen regalos de torontos”, confesó Luis Herrera Campins cuatro años antes de morir a un diario nacional. Aveledo cree que el señalamiento surgió de las reuniones que todos los lunes se hacían en Copei. En los encuentros colocaban bandejas con el famoso bombón y otras golosinas. “Él se comía los caramelos de miel, pero nunca tocó los torontos”. Barrigón, de cejas gruesas tupidas y bigote, fue objeto de chistes y coplas. “Arranca, Berroterán”, sugería una gaita, en alusión a su chofer, pues se decía que cuando el expresidente culminaba sus recorridos espetaba esa frase. Tamaña mentira, pues el conductor se llamaba Pedro Pérez Díaz. Aveledo añade que Herrera manejó hasta la precampaña un viejo Studebaker negro, pero al lanzarse formalmente al ruedo, sus compañeros hicieron una colecta para regalarle un Mercedes Benz y pagarle un chofer. El intérprete de “Arranca, Berroterán”, se presentó en Sábado Sensacional, mofándose de Herrera, acompañado por un chichero. El exmandatario volteó hacia Aveledo y

preguntó: “Y a ti ¿qué te pareció?”. denominado Consejo de los Medios para Conteniendo la risa, Aveledo respondió: “Es oponerse a la medida. En un acto público, lo igualito a usted… Sobre todo cuando tiene el interrogaron sobre el tema. “¿Consejo de los hielito de la chica en la boca”. Para el grupo medios? Será consejo de los reales”, responno hubo sanciones. “Lo que hicimos fue comdió. Una vez concluido el evento, le señaprar el disco”, revela. ló a Aveledo: “Tenía tiempo con eso El actor cómico César Granados era el guardado. Esperando que me lo preresponsable de imitarlo en Radio Rochela. El guntaran”. personaje le hacía tal copia que Herrera “Tarde piaste, pajarito” vociferó reflexionó en una ocasión: “Hay cosas “Lo del cuando su sucesor Jaime Lusinchi que solo César Granados y yo contó que lo engañaron al convetoronto se nir sobre el monto de la deuda sabemos que yo hago”. do pública y la manera de pagarla. El presidente refranero había rega le decían algunos, pero uando los “Pónganse las alpargatas que lo tanto que c según Aveledo, “no que viene es joropo”, advirtió Toronto recién comenzando el gobiereran ocurrencias Azulejos de de no de Hugo Chávez. espontáneas. Las e Mundial ri e S la n ro Pero no todo a su alregana rrera n a Luis He a b a dedor fue jocoso. Durante m a ll l o arlo” un congreso béisb de la para felicit Organización Demócrata Cristiana de América, celebrado en Parque Central, un loco lo golpensaba y las guardaba para el peó en la cabeza con una cabilla. El incidente momento”. En 1980, tras la polémica ameritó sutura y le obligó a tomar reposo por por el decreto 620 que regulaba la transmi- cuatro días. sión de cuñas de licor y tabaco, los propietaSu humildad y camaradería lo caracterizarios de las radiodifusoras conformaron el ron. Vestía tan casual que una tarde en un pueblo de Guárico un espectador inquirió: “¿Y cuál es el candidato?”… “Aquél”, indicó uno de los presentes. Y el hombre, sorprendido, susurró “Uhmm… Pero no está vestido de Presidente”. No en vano, su amigo Ramón Guillermo Aveledo hace una observación: “Usaba flux sencillo, pero zapatos buenos”. Con los lemas “Luis Herrera arregla esto”, “¿Dónde están los reales?” y “El país tiene la riqueza, Luis Herrera tiene la voluntad”, el copeyano venció en los comicios del 3 de diciembre de 1978.

Page 4  

Adriana Núñez Rabascall Caracas, 20 de julio 2012 pensaba y las guardaba para el momento”. En 1980, tras la polémica por el decreto 620 que...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you