Page 1


10

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

PRIMERA ENTREVISTA A CHÁVEZ

Los secretos del golpe 4F Las revelaciones del comandante CÓMO NACIÓ Y CON QUIÉNES EL EJÉRCITO BOLIVARIANO. EL YERNO DE UN GENERAL NOS DENUNCIÓ Y POR ESO FRACASÓ EL MOVIMIENTO.

EL DÍA QUE EL GENERAL PEÑALOZA “ME DESAFIÓ A BATIRNOS A TIROS” El domingo 25 de septiembre de 1994, Carlos Croes publicó en El Universal su primera entrevista con Chávez. Era también la primera vez que el después Presidente por 14 años aparecía en páginas de la llamada gran prensa. Este es el texto. Entrevista realizada para la televisión, por Carlos Croes, dos años y medio después del fallido golpe del 4 de febrero del 92. -Vamos a comenzar por la pregunta principal. A estas alturas del proceso, ¿qué es lo que busca el comandante Chávez? -Nosotros buscamos lo mismo a estas alturas y antes del 4 de febrero, y después del 4 de febrero; es decir, la transformación del país. Nosotros pensamos que la única solución que hay de verdad, en el fondo del problema, es de hacer una revolución; que no tiene por qué ser comunista, ni tiene que ser violenta. Yo creo que la pared de violencia de esta revolución ya se activó, ya pasó la rebelión del 89 y del 92. -¿Cómo se consigue esta revolución sin violencia? -Una revolución bolivariana en el concepto de Estado, la transformación del Estado. Nosotros hablamos de cinco poderes públicos, con el poder moral y el poder electoral. Ahora tú preguntas ¿cómo? El primer paso perfectamente pudiera ser la Asamblea Nacional Constituyente, que sea convocada, pero no por los cogollos de los partidos políticos; que se le abra el paso a todos los sectores políticos y sociales de Venezuela. -¿Tú crees que el Presidente Caldera en el gobierno tiene el poder moral que ha debilitado un poco el mensaje de Chávez? Yo no creo que el mensaje de Chávez, que yo creo que es el mensaje de la mayoría de los venezolanos, se debilite por la presencia del doctor Caldera. No lo creo. Lo que hay en el escenario, en el tablero, son jugadas. Jugadas muchas veces de manipulación; pero yo creo que este mensaje nues-

tro, que viene de las catatumbas, no va debilitar a nadie. Bueno o malo. Ni Dios ni el diablo, es indetenible. -Cuando mides las encuestas, el doctor Caldera siempre te gana. -Pero es que yo no estoy compitiendo con el doctor Caldera. No podemos verlo desde ese punto de vista. Nuestro mensaje es un mensaje revolucionario, es un mensaje democrático, es un mensaje bolivariano. El doctor Caldera tiene algunos medios de comunicación; ha tomado medidas porque tiene el poder del país para tomar algunas medidas que incluso nosotros le propusimos desde la cárcel: el control de cambio. Nosotros estamos de acuerdo con este momento de transición; el control de precios, bajar las tasas de interés, eliminar el Congreso. El doctor Caldera prácticamente eliminó el Congreso. Lo tiene allí probando suerte y nada más, aunque no deberían cobrar sueldos. ¿Pero el Congreso qué hace en Venezuela? -Pero se aumentaron los sueldos. -Bueno, para aumentarse es que está el Congreso. De hecho, el doctor Caldera eliminó el Congreso con la amenaza que les hizo del referéndum popular, que también es una de nuestras propuestas. El ha tomado algunas de nuestras banderas, y es posible que entonces el pueblo vea. Vamos a ver si el continúa. Nosotros le hemos dicho: “doctor Caldera, póngase al mando de la nueva nave. Olvídese de los viejos compromisos”. -¿Cuál en la nueva nave que usted le está dando al Presidente Caldera? Yo no le voy a dar al doctor Caldera ninguna nave. En todo caso él tendrá que ganarse el derecho a capitanear esa nave, que es lo que hemos venido construyendo. -¿A dónde lleva eso, a nuevas elec-

ciones? ¿El movimiento Bolivariano va a participar en las próximas elecciones de Alcaldes y Gobernadores? -Si no hay un cambio en el marco electoral, jurídico y político, nosotros no estamos dispuestos a participar. De todos modos es una participación que está abierta. Esa es mi opinión personal. -¿Y las nacionales? -Ya estamos hablando de muy lejos. Bueno, ojalá que el doctor Caldera logre estabilizar el país. Para llegar a las elecciones del 98 hay que pasar por un desierto, hay que cruzar un desierto, como dice la Biblia. -¿Usted cree que el Gobierno va a cruzar ese desierto? -Ojalá lo cruce. Ojalá que capte la aspiración de la mayoría de los venezolanos, que se tomen medidas de verdad, de fondo, en materia económica, política, social y moral; que limpie el país de la corrupción. Uno se pregunta, todo el mundo se pregunta, ¿Dónde están los corruptos presos? Carlos Andrés Pérez, no es el único corrupto de Venezuela. Es Alí Baba, ¿y los 40 ladrones? -¿Cuáles serían los 10 fundamentales corruptos que Chávez quiere en la cárcel? -No puedo nombrar a nadie. Eso le corresponde al Gobierno y Caldera lo sabe. No puedo nombrar aquí a nadie, no tengo ninguna evidencia, sería irresponsable decirlo. El modelo político no funciona, no tiene legitimidad, perdió legitimidad. Tiene una abstención altísima. La gente no se siente representada ni por el Parlamento ni por el Ejecutivo, ni por la Corte Suprema de Justicia, ni por el Estado. -Tú hablas del modelo económico del Estado, pero no te olvides que en el modelo ruso, ¿Cuánto costó esa

pobreza? Toda Rusia, todo el sistema comunista. ¿Cuál es el modelo ideal? Todos los autores consideran que este sistema democrático es el menos malo, de la forma de vida del hombre. -Pero es que esto no es democrático. Ni aquí en Venezuela hay igualdad de oportunidades; ni aquí en Venezuela hay leyes del mercado que se cumplan. Quiero economía mixta. -¿Dónde están los hombres de Chávez para hacer esas transformaciones, cuando sus principales amigos del movimiento se han dispersado a cargos burocráticos, incluyendo diplomáticos? -Bueno, yo no diría que los principales. Hay un grupo de compañeros que se fue hacia cargos burocráticos. Hay algunos que se fueron: Cárdenas, Urdaneta y Hernández. Bueno ellos no eran de segunda, de tercera. Nosotros éramos cinco comandantes del mismo nivel todos. Allí no había ni un primero, ni un segundo, ni un tercero. -Bueno pero se fueron. Le quitaron dos patas a tu mesa. -No. Es que tiene muchísimas. Nosotros nos reunimos mensualmente más de 30 oficiales de todo el país, de los grados de coronel hasta los de sargentos, que fuimos rebeldes. -¿Esos oficiales están retirados? Estamos en retiro, por supuesto. Reuniéndonos para analizar el problema del Movimiento y empujar la construcción del nuevo camino. -¿Los activos no se reúnen? -También nos vemos con los activos. En los mismos cuarteles. Yo voy a Fuerte Tiuna, voy al Ministerio de la Defensa. -¿Cómo es que usted puede entrar allí como Pedro por su casa? -Yo soy militar. Yo enseño mi carnet. Yo tengo mi carnet de Teniente Coronel de la Reserva de Primera Línea. El Ejército me dio mi pistola. Yo tengo mis derechos como oficial superior. Yo soy oficial superior de las Fuerzas Armadas. -¿Tiene derecho hasta portar un FAL? No es lo que queremos. Pero tenemos derecho a luchar por el país y tenemos derecho a incorporarnos a la lucha. -¿Después de la experiencia del golpe, tú has llegado al convencimiento de que no es esa la solución? -Bueno, primero es que nosotros no dimos un golpe. Eso ya se ha discutido y es bueno mirarlo con amplio horizonte. Fíjate, un golpe de estado tradicionalmente no es conducido por mandos medios. Cuando se habla de un golpe de estado, cómo se entiende.


Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

-¿Fue un golpe de mandos medios el de Pérez Jiménez? -No. Pero mandos medios que entraban allí en la cúpula militar, prácticamente. Ahora, no solamente eso, sino que nosotros teníamos un proyecto político, que diseñamos dentro del Ejército. Eso no tiene precedentes en América Latina. -¿No era una logia? -No, no era una logia. Era un movimiento, que se llamó y se llama MBR 200; que estaba en los cuarteles y ahora en la calle. Es más, nosotros nos opusimos desde la cárcel a los golpes de estado. Al menos 5 golpes de estado tuve conocimiento, desde la celda de Yare. El último, el de Muñoz León, que nosotros teníamos previsto, para contragolpearlo desde ese punto de vista y romper la posibilidad de que se instalara una dictadura en Venezuela. No estamos buscando dictadura en el país. -A mí me dijo Escobar Salón en una entrevista, que tú nunca le llegaste a identificar personas en la conversación que sostuviste con él, a partir de una versión tuya de que habías denunciado a los golpistas, incluyendo al actual Ministro de la Defensa. Yo le comenté que deberían tomar en cuenta que el Ministro Muñoz León tenía una conspiración montada y que el actual Ministro de la Defensa estaba comprometido. Si se lo dije. Claro, él no lo reconoce. Se lo dije en privado, antes de yo decirlo en público, muchos meses antes. El actual Ministro de la Defensa, Montero Revette, que ya se va, estaba comprometido con el golpe. -¿Cuáles son las pruebas que tienes? -Incluso el Ministro de la Defensa me respondió por ahí, y yo le dije vamos a hacer un juicio militar. Allí saldrían las pruebas. Tendría que llamar a declarar a mucha gente, pero en este momento no las tengo en las manos. Sería todo un proceso, pero estaba comprometido. Es más, el general Tagliaferro, quien era comandante del Ejército, se negó a participar, y Montero Revette, quien era el segundo del Ejército, dijo: “Yo asumo la responsabilidad por el Ejército”. -Dentro de este esquema del Movimiento Bolivariano, ¿Cómo concibe la solución de los problemas más urgentes, esos que el pueblo está necesitado que se les resuelvan. El hambre, la pobreza, el costo de la vida, la seguridad personal ¿Cómo encaja esto dentro de su proyecto? -Dentro de esa problemática estudiamos este drama de cada día, hay propuestas concretas que hemos hecho nosotros desde el Movimiento Bolivariano y más allá del movimiento también. En el área políticojurídica, nosotros decimos que ese sistema no sirve, que hay que cambiarlo y por lo tanto es urgente. Podemos hacerlo hoy. Si el Presidente Caldera lo decide, él puede convocar a una Asamblea Constituyente hoy mismo, para cambiar el rumbo, el marco político. Eso es algo concreto y mediato. -Fíjate que fue lo que pasó en Cuba, Fidel Castro cambió todo y mira como Cuba hoy. -Pero ese es otro caso.

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

-Los sandinistas cambiaron todo y Nicaragua ha tenido una suerte muy distinta. -Habría que revisar cada uno de esos casos. Pero tú me estás preguntando por lo de Venezuela, hoy. Nosotros estamos planteando eso. El cambio del marco político a través de una Asamblea Constituyente es una cosa que pudiéramos hacer ya, hoy mismo. El recurso financiero todavía está concentrado en las cúpulas económicas del país. No ha llegado el auxilio económico, no a Fogade sino a la pequeña y mediana empresa. Eso hay que minimizarlo. La tierra y los recursos naturales. Tú vas por los llanos, por allá por Falcón, por tú tierra también, y se observa todavía el latifundio que es un signo todavía medieval. En Apure hay propiedades, hay pobreza. Hay dos millones de desempleados. -Tú propones un esquema que es

Colombia nos dio dos pasajes la Fundación Simón Rodríguez, una Fundación de estudios universitarios. Allá nos alojamos en una cuadra parecida a la de los soldados; comíamos con un grupo grande de gente. No hicimos gastos grandes sino lo normal. Fuimos a Panamá, todavía debo los pasajes, tuve que fiarlos. Allá nos atendieron sectores militares, dormíamos en la casa de uno, en la casa del otro y la comida era con ellos. Yo no tengo financistas ni quiero tenerlos. -¿Usted no tiene lo que llaman entorno? -Mira, lo que pasa es que esa palabra. Mi entorno ahorita eres tú. -¿Tus inmediatos seguidores quiénes son? ¿Con quién cuenta Chávez? -Con militares y civiles. Estamos reunidos regularmente. De los militares, el comandante Madrid Bustamante, del Ejército;

totalmente distinto de las corrientes mundiales de progreso. Sin Fondo Monetario Internacional o Banco Mundial. Para que Venezuela esté inmersa en este complejo mundo de la economía mundial, tiene que adaptarse a ciertas medidas, con las cuales tú no estás de acuerdo. ¿Cómo tú te enfrentas a ese centro de poder mundial, que no lo pudo hacer ni Rusia, con todo y los recursos que tenía? -No lo creo. Y es que tenemos que defender nuestra soberanía, aún a costa de que traten de ponernos de rodillas, que van a tratar de hacerlo. Ahora, tú decías que ese modelo que está impuesto por los centros del poder mundial es el modelo para el desarrollo; así te lo entendí. Es el modelo para el desarrollo de ellos, pero si tú volteas la cara hacia el Tercer Mundo es el modelo del desarrollo de todos estos países nuestros que van hacia la africanización. Tú vas a Inglaterra y es mentira que allí hay total libertad y que el Estado no interviene en la economía. Allí está Estados Unidos, tienen grandes barreras proteccionistas para sus industrias internas, su producción interna, especialmente en el área agrícola. -¿Quién paga todos esos viajes de Chávez? -Te voy a poner un ejemplo. Para

comandante Luis Pirela Romero; el capitán de fragata Carlos Reyes Rodríguez están en el Movimiento Bolivariano. Están reuniéndose regularmente y, además, están dispersos por el país. -¿Con los políticos intelectuales, con quién cuenta? -Eso es tan relativo lo de políticos intelectuales. Yo creo que todo el mundo es intelectual. Hasta el que barre aquí al lado tiene idea. -¿Tú sabes a que me refiero yo? -Si sé a qué te refieres. El frente Patriótico, por ejemplo, está muy cerca de nosotros. En lo que llamamos Frente Amplio Pro Constituyente; y estamos generalmente reunidos con Manuel Quijada, Hernán Gruber Odreman, el almirante Aroldo Rodríguez; está Luis Miquilena, paisano tuyo, un hombre que ha luchado en todo este siglo por las mejoras de los trabajadores venezolanos; el “Negro” Pamia, un arquitecto, profesor universitario de la Sociedad Patriótica; Gustavo Lemoine, quien dirige el grupo de comunicación estratégica, donde hay periodistas amigos analizando la problemática del movimiento, de los medios de comunicación. Es decir, son miles. Nora Bastidas, profesora universitaria nos acompañó a Panamá. -Bolívar tuvo su Manuelita Sáenz. ¿Dónde está la de Chávez? -Mira a Manuelita Sáenz hay que admi-

11

rarla. -¿Usted no tiene ninguna? -No, lamentablemente no. Ojalá tuviera una amiga, una mujer del nivel de Manuela Sáenz, si te refieres a la mujer, y yo respeto mucho a las mujeres latinoamericanas históricamente. Manuela Sáenz, yo no sé si tu leíste el libro de Patriota y Amante. -¿Qué piensa Chávez de la Causa R, como Partido? -Nosotros, en forma general, no creemos en el sistema de partidos que funcionan en Venezuela. -¿Ni en la Causa R? -Ni en la Causa R, ni en ninguno de los partidos. -¿Por qué? -Mira, porque los partidos en Venezuela fueron degenerando. Entonces los partidos políticos no representan a los venezolanos. Representan ciertos sectores de la cúpula. La causa R, yo creo que ha ido cayendo también en eso. Entonces no es contra la idea de partidos políticos, sino contra la praxis de la partidocracia venezolana. Yo conozco y tengo amigos en la causa R. -¿Qué cree que le pasaría? -Yo creo que el sistema tiene gran capacidad de absorción, de manipulación. -Todo lo contrario. Hay quien dice que Chávez se chupó a la Causa R. -Yo creo que es la situación. Si alguien se está chupando a la Causa R, yo no me atrevo a afirmar eso. Habrá que estudiarlo con detenimiento. Es un sistema que chupa. El MAS fue un proyecto interesante y llegó al tope histórico y de allí no ha podido pasar. -¿Qué piensas tú de Convergencia, por ejemplo? ¿Tú crees que es un movimiento con futuro en el país? -¿Eso existe? ¿Dónde está Convergencia? Yo creo que no existe. -¿A ti te llegaron a ofrecer en el gobierno del doctor Caldera alguna posición? -No directamente, pero a mí me dijeron algo así como esto: Mira Chávez, tú estás cansado ya, dos años de prisión, te conviene un viajecito. Cosas así como esa. Pero yo no acepté. Yo quería hablar con el doctor Caldera. -¿Tú hablaste? -No. El me cerró las puertas de Miraflores. -¿Nunca? -No, no quiso, por teléfono sí. Mira, lo llamé el 5 de diciembre, el día que ganó las elecciones. Desde Yare. Yo tenía escondido un teléfono celular allá. “Doctor Caldera, lo felicitamos. Aquí estamos diez soldados presos; tenemos mucho que hablar con usted”. Ese día del triunfo, era el día del alboroto. Me atendió muy amablemente. El 2 de enero lo llamé otra vez, “Feliz Año, Presidente. Tenemos una serie de recomendaciones que darle. Si es posible antes de asumir su Gobierno”. Me dijo, no; “después que asuma”. Hablamos el 4 de febrero. Además con símbolo. Yo estaba listo el 3 de febrero para ir al Tribunal, que nunca fui, a imponerme como gesto de ceder y después el 4 hablar con el Presidente. Me llega el General Rivas Ostos, de la Disip, y me dice: “No Chávez, vamos al Tribunal, pero el Presidente no te puede atender, sino después que te vayas de baja”. Entonces no voy al Tribunal.


12

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

-¿Todavía no le has hablado? -Desde la calle. Yo fui al Palacio Blanco a hablar con alguien y allá le dejé un mensaje al Presidente Caldera. Pero hablar con Caldera no. Si él me llama, yo estoy dispuesto a ir, pero es que él no quiere oírme. -¿Tú te sientes hostilizado? -Normalmente nos sentimos hostilizados, perseguidos, vigilados por la Disip, la Dirección de Inteligencia Militar. Fíjate que estuve en Colombia y allá llegó la Dirección de Inteligencia Militar. Fui a un programa de televisión y después me informaron que llegó la DIM a presionar al canal para que no pasaran el programa, a pedir copia del programa. Hay unas amenazas hasta de muerte por ahí que estamos procesando. -¿Y eso no lo han denunciado al Ministro del Interior? -SI. Ahí está Bernal, que fue a la Fiscalía. Yo llamé al doctor Escobar hace una semana, porque me dieron una información que iba a ser una primicia. No lo he dicho antes, pero ya que estamos tocando el tema y como ya hay una denuncia formal, se está investigando, de que hay un comisario de la Disip entrenando una unidad de comando en el país o en una isla cercana. Y una de las funciones de esa unidad de comando es matar a Hugo Chávez. Esas son informaciones que, por supuesto, estamos investigando, para hacer la denuncia respectiva. -¿Y eso lo denunciaste a Escobar Salón? -Lo llamé, por cierto el día que se encargó, pero no pude hablar con él. Pero sí está en la Fiscalía denunciado. -De aquellos jóvenes que tú juramentaste en el Samán de Guere, ¿Cuántos oficiales te quedan, que sean leales al Movimiento Bolivariano? -Muchos oficiales. Muchos oficiales que están fuera y que si tú quieres entrevistarlos más adelante, yo te puedo facilitar el contacto. Ahora, lo que no te puedo facilitar son los que están en los cuarteles. Esos no pueden hablar, lamentablemente. -¿Hay muchos en los cuarteles? -Hay muchos oficiales que fueron juramentados. -¿Y siguen fieles a su juramento? -El juramento es luchar por la patria y por el desarrollo. -¿Del Samán? -No solamente del Samán de Guere. El campo de Carabobo era un sitio para juramentar. La Academia Militar. Nosotros juramentábamos a nuestros oficiales y hasta cadetes dentro de la Academia Militar, en el Monumento a los Caídos, por ejemplo. Es decir, allí hay un grupo de oficiales y especialmente de rangos bajos e intermedios que están comprometidos con el país. -A estas alturas del proceso ¿tú te sientes frustrado por algo, presionado por un amigo, decepcionado? -Antes de contestar eso hay una cosa que está pendiente de Ochoa Antich, quien dijo en México que traicionamos. Es decir, Ochoa Antich, una veleta. Habría que decirle y a todo el que diga esto, que entonces vamos a comparar quien traicionó a la patria de verdad. Veamos las leyes militares. Cuando uno sale de la Academia Militar saca el sable y con el sable en alto

jura defender la patria y sus instituciones hasta perder la vida. Nosotros sabríamos defender la patria y esas instituciones. -Pero una patria a su manera. Los otros lo estaban viendo a su manera. -A la manera de la corrupción. A la manera de la politiquería, del dominio, del entreguismo de la patria. Nosotros la vemos a la manera de la patria. Nosotros la vemos a la manera de la mayoría de la población, y el resultado evidente es que más de 90 por ciento de los venezolanos nos apoyó inmediatamente. -Es que tú no puedes calificar a los militares que no intervinieron como corruptos todos. Hay oficiales muy valiosos. -Yo estoy hablando de Ochoa Antich, que nos llama traidores. Pero amigos hay por todas las Fuerzas Armadas, la mayoría de los militares son mis amigos. -¿Qué papel juega o jugó la iglesia en tu movimiento? -Nosotros siempre seguimos con atención las declaraciones de los principales dirigentes del sector de la iglesia, especialmente de Monseñor Moronta. Era una referencia y aunque él nos respondió, por supuesto, como debía hacerlo, nosotros teníamos previsto llamar a un grupo de venezolanos a formar gobierno. No era una dictadura militar, entre ellos Mario Moronta. Que si él hubiera aceptado o no, bueno, ese era asunto de él. -¿Qué cargo le iban a dar? -No sé, no sé. -¿El de justicia? -Un Consejo Superior de Gobierno. -¿Qué papel jugaron los notables en este movimiento? -Notables para mí son todos los venezolanos. -Hay un grupo que se bautizó como los notables: Uslar Pietri, Juan Liscano, Manuel Quijada, Burelli. -En el ejército había el sector de los Notables, Peñaloza Zambrano era uno de los Notables. -¿Cómo te identificas tú con Uslar Pietri, por ejemplo? -Ninguna relación directa. -¿Ustedes no iban a llamar al gobierno a un grupo de esa naturaleza? -A Uslar no. Nosotros creíamos que él no

Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

iba a intervenir en esto como él mismo lo ha dicho. El dijo simplemente va a llover, y llovió. -¿Qué piensa Chávez del Plan Corrales? -Lo estaba revisando y aunque tiene algunos elementos interesantes, se pareció mucho al gran viraje de Carlos Andrés Pérez. Es decir, el mismo modelo, de mayor carga impositiva para una población que no aguanta más; del aumento de la gasolina, una situación tan explosiva como ésta, de financiar la corrupción. Por ejemplo, en ese Plan Corrales se plantea algo aberrante: la deuda de Fogade y del Banco Central de Venezuela que se originó por el financiamiento del desfalco financiero de la banca privada corrupta, que no toda es corrupta. Para pagar esa deuda el Gobierno va a activar un mecanismo que llaman los bonos de Fogade en dólares. Eso va a generar una deuda que va a obligar al Estado durante 10 años, hasta el año 2000/2005 a aplicar para ello el 6 por ciento del ingreso petrolero. Es decir, más endeudamiento. Se prevé, según las expectativas de este plan, una inflación que es peligrosísima. Ese Plan Corrales es un plan subversivo, porque está orientado a alterar aún más, para desestabilizar más al gobierno. Uno se pregunta a veces, si lo hizo gente amiga o enemiga de Caldera. -Los ejemplos de América Latina, como te decía yo, desde Argentina, pasando por los sandinistas, siguiendo con Fidel Castro, Haití. Cualquier militar que tuvo una posición más o menos independiente o que se hubiera propuesto canalizar situaciones en esos países, han sido derrotados todos. No está ninguno en el poder ¿No te preocupa eso? -El problema de los militares es que nosotros, primero, no estamos proponiendo un gobierno militar. No, los militares deben estar siempre, estamos de acuerdo, supeditados al poder del Estado, pero de un Estado que de verdad represente a la nación, a la nación a la cual pertenecen los militares. Nosotros no vamos por ninguna de esas líneas que tú has nombrado. Ni un gobierno a lo cubano, ni a lo Videla. No, nosotros estamos planteando que desde el punto de vista militar, somos democráticos, pero que a los militares hay que darles par-

ticipación en la vida democrática. -¿Pero cuando dices participación es la de integrar al gobierno? -No, no tiene por qué ser un gobierno. Fíjate este ejemplo. Nosotros proponemos para una constituyente la inserción del poder moral de la nación, en todo el ámbito. ¿Por qué un oficial no puede ser incluso activo, electo para formar parte de un consejo moral de un municipio, de un estado cualquiera? -Tú no reconoces que después del 4 de Febrero, aún con el deterioro que arrastraba el país, con toda la justificación que ustedes le pueden dar, se produjo una discusión en el país tanto en lo nacional como en lo internacional. Se corrieron los inversionistas. Se instauró la inestabilidad política, todos los días el rumor de un golpe. Es decir, se inició una revolución, pero al revés. ¿Tú no crees, como dice la gente, por qué no esperar las elecciones para sacar a Pérez y no hubiéramos tenido ese sacrificio de esos muertos que costó el 4 de febrero? -Mira yo creo que ese es un planteamiento muy interesado, porque habría que ver si nosotros desestabilizamos o creamos esa mala imagen ante el mundo. Esto estaba desestabilizado y sigue desestabilizado. Hay mucha gente que dice, partiendo de esa tesis que tú has planteado, que hay que darle chance a la democracia para que madure. Nosotros decimos algo y creemos que es así: esta democracia, y yo la pondría entre comillas, no puede madurar porque está podrida. Aquí lo que hay que hacer es una operación a fondo, quitar la podredumbre, agarrar la semilla de esa fruta y sembrarla. -Pero a mí lo que me preocupa de tu planteamiento es cuando te pregunto si tú vas a esperar las elecciones para llegar a ese proyecto. ¿Cómo es que ese movimiento va a asumir la construcción del país? -Nosotros quisiéramos integrarnos a un proceso electoral. Sí, ese es nuestro camino ideal. Lo que llaman el camino crítico en técnica de planificación. Una constituyente. Cambiar el marco político-jurídico-electoral, electorero. Entonces, integrarnos como un proyecto político a esa contienda. Pero en ese marco inmoral, ilegal e ilegítimo, nosotros no competimos. En este momento no está planeado ningún tipo de elección, ni universitarias, ni sindicales, ni a gobernaciones, ni alcaldes. -Tú hablaste una vez de un susto a Caldera. ¿Ya te pasó la idea de darle ese susto? -Yo creo que la idea está en los venezolanos, en la mayoría de los venezolanos. El doctor Caldera tiene que romper bien el compromiso y cuando yo hablé del susto me refería a la movilización nacional pacífica, para exigir la constituyente y en esa dirección vamos. -¿Cuál es el planteamiento de Chávez sobre la educación? -¿Tú crees en el control de precios? -Una medida de control de precios en esta etapa tan caótica para la economía nacional era necesaria para el control de abusos. El control de cambios es necesario,


Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

no era eternizarlo sino para poner orden en las variables, en las metas del país. Ahora, en cuanto a la educación, nosotros en eso somos muy robinsonianos, hablando de Simón Rodríguez, decía, por ejemplo, que él recogía a los niños pobres, harapientos, y decía, vengan ustedes, mándenme los niños que esas son las piedras del futuro edificio; hay que pulirlas, consolidarlas para que el edificio sea sólido. -¿Bandera Roja estuvo con ustedes? -No. No estuvo, ni está. Siempre está diciendo eso. Un día me vi con gente de ellos, por allá por falcón. Me llegaron, mire queremos hablar. Bueno, vamos a conversar. Pero no hubo acuerdos, ni hay acuerdos con Bandera Roja. -¿Cuál es tu posición frente a ellos? -Tengo que respetarlos como respeto a cualquier venezolano o grupo de venezolanos que decía formar un grupo, bandera negra, bandera roja, pared azul. -¿Qué opina Hugo Chávez de los encapuchados? -Yo creo que los encapuchados no son expresión del movimiento estudiantil y creo que son más bien una degeneración de la lucha estudiantil. El estudiante debe salir, como no, a protestar, pero con consignas claras y con la cara hacia el país. Yo no estoy de acuerdo con ninguna capucha. -¿Con qué Ministro de la Defensa del pasado se identifica Hugo Chávez Frías? -Con ninguno. Siempre estuvimos enfrentados a las políticas de las cúpulas militares dentro del ejército, y hoy día seguimos preocupados por las políticas que lleva la cúpula militar. -¿Hugo Chávez siente miedo? -No miedo. Si en todo caso vamos a hablar de miedo, no en lo personal, el miedo que pudiera reflejarse más bien en la posibilidad de que tenga el sistema de dominación corrupto de estabilizarse y seguir explotando este país y llevarnos hacia una situación parecida a la de los países del África negra, por ejemplo. Ese pudiera ser el temor. -¿A tu vida? -No. Dios sabrá, y en todo caso cargo un escapulario que dicen que cargó mi abuelo por muchos años y nunca le pegaron un tiro. -¿Tu papá fue copeyano? -Sí. Fue copeyano. -¿Tú sentiste la tentación de ser copeyano? -Jamás. Mi papá fue copeyano de los honestos. Mi papá comenzó en el MEP con Prieto. El escapulario de la virgen del Carmen tiene más de cien años. -¿Ese escapulario tiene una sensación de alerta frente a las cosas? ¿Tú crees en Dios? -Yo creo mucho en Dios. -¿Vas a misa? -Sí. En la gira que hice fui a más de 40 misas, en cada pueblo, en cada ciudad íbamos a misa siempre, y en el ejército. -¿Cuál es el látigo de Chávez? -A mí me decían cuando era muchacho, el látigo de Chávez. Y yo no quería ser militar. Quería ser pelotero profesional cuando me vine al ejército. -¿Por qué fuiste militar?

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

-Te dije que me vine al ejército porque quería ser pelotero. Éramos muy pobres, como seguimos siendo. Mi papá me dijo, mira tienes que ir a estudiar a Mérida. ¿A Mérida? Allí no se juega Béisbol. Tengo que irme al centro del país a jugar pelota. Yo quiero ser pelotero. Entonces la única fórmula que conseguí fue meterme en la Escuela Militar. Pero cuando me conseguí a Bolívar allí, me conseguí a los panameños hablando de Torrijos, me conseguí a la juventud esa que estaba allí, me fue cambiando el destino. -Pero Bolívar no fue pelotero. -Mira, el Látigo Chávez era mi ídolo, que se mató en Siruma, en el avión que cayó allá en Maracaibo. -¿Tú eres magallanero como Carlos

ro y que fue el mayor Soler, que había sido el único que no había recibido la orden en contrario. -No, mentira. Soler nunca participó en el movimiento nuestro; y ese día estaba yo por cierto jugando softbol en el Palacio de Miraflores, en Paguita; por cierto, estaba Tobías Carrero, puedes preguntarle a él. Yo jugaba con el equipo de Seguros Nuevo Mundo, aquí en Caracas, y entonces coordinamos allí un juego contra la Casa Militar. Esa noche jugábamos, cuando llegó un soldado corriendo a decir: Hay unos tanques aquí rodeando. Entonces yo digo, se nos adelantó quién; qué pasó, me pregunté a mí mismo, y salimos corriendo. No, yo creo que eso fue una manipulación del Alto Mando o no sé qué sector interesado en

Andrés? -Magallanero, pero como muchos venezolanos, como millones de venezolanos. -En eso coincide con Pérez. -Él se siente así también. -¿Tú nunca hablaste con Pérez? -En Miraflores hablamos dos veces. En una ocasión estaba yo sentado en la oficina del Jefe de Seguridad de Miraflores. Estaba yo haciendo un curso en la universidad y estaba haciendo computación en una materia, análisis social y político, y estaba en la computadora del mayor; entonces llegó Pérez; iba recorriendo el palacio y allí nos dimos la mano; conversamos unas palabras; después, en una ocasión cuando el general Rodríguez Ochoa, en la inauguración de una salón, que ahora eliminaron, yo preparé las exposiciones; vino Pérez a inaugurarlo, y a mí me correspondió explicarle al presidente y al alto mando la evolución, la bandera de Miranda, hasta la última bandera. -¿Y en ese momento no sentiste ningún deseo al tener a Pérez tan cerca? -Ningún deseo. Por Dios. (Risas). -¿Desde el punto de vista militar? -Absolutamente, porque no todo tiene su tiempo. A cada cochino le llega su sábado. -A mí me dijo Peñaloza una vez en una entrevista que le hice, que aquella noche de los tanques, cuando se le presentaron los tanques a Simón Alberto, que era el ministro encargado de la Presidencia de la República, era una consecuencia del 4 de febre-

desestabilizar el país. -¿El general Peñaloza dice que él le advirtió al presidente Pérez que había ese movimiento de jóvenes? -Peñaloza nos tenía como enemigos internos. -Tú sabes que después que estuviste detenido hicieron circular unas hojas sobre tus notas en las Fuerzas Armadas. ¿Por qué no aparecías entre los primeros? Incluso Pastor Heydra lo publicó. -Bueno. Imagínate qué se puede esperar de esa gente. -¿Tú estuviste siempre en tu promoción de primero? -De primero ascendí a mayor y de primero me tocaba ascender al comandante, y el mismo Peñaloza lo dijo. Era el número uno y yo lo desplacé al puesto 14. Cuando salió de número uno para comandante y de mayor fui el número 1. Quedé primero en mi curso básico. -¿Cuándo fue el primer día que tú pensaste en tu movimiento en las Fuerzas Armadas? -El primer día que nosotros pensamos fue el 17 de diciembre del año 1982. Coincidía eso con la crisis económica galopante. Ese fue el año del viernes negro. El año bicentenario fundamos el ejército bolivariano. Comenzamos a pensar en serio Urdaneta Hernández; Felipe Acosta, a quien mataron en extrañas circunstancias en el “Caracazo”, nuestro mejor soldado, y yo. Allí fundamos el Movimiento Bolivariano dentro del Ejército.

13

-¿Ustedes fallaron como estrategas de un golpe, al no ocupar los medios de comunicación? -Claro. Esa fue una de las fallas del plan. Estaba previsto, por supuesto. Pero el lunes 3 de febrero, un oficial del Ejército nos traicionó. Yo nunca he dicho el nombre y creo que nunca lo diría. Un capitán estaba en la Academia Militar de Venezuela, del movimiento desde que era subteniente, yo lo quería muchísimo. Resulta que él estaba de novio y ahora se casó con la hija del director de la Academia, el general Delgado Gainza, estuvo allá en la casa Militar. Cuando los capitanes del fuerte van a decir a él, a las 12 del día, que tenían que tomar la Academia, que teníamos un grupo grande de oficiales y cadetes para tomar la Academia y la Efofac y con ellos tomar el Fuerte. El hombre va y se le presentó a su suegro: “mi general esta noche hay…”. Así y asao. A la una de la tarde eso lo sabía el Alto Mando Militar. Por eso es que Ochoa Antich va a recibir a Pérez en Miraflores y por eso es que se cae el plan para capturar a Pérez en Miraflores, con un grupo de comando de la Marina, que después se alzaron el 27 de noviembre. Por eso es que se cae el segundo plan de capturarlo en la autopista y Pérez se nos escabulle. -¿Cuándo advierten que tu movimiento está perdido? -Cuando amanece, la Fuerza Aérea que también estaba comprometida un sector con el general Visconti, veo que nos está atacando. Ellos perdieron el control de las bases aéreas y el control del poder aéreo; segundo, Pérez hablando por televisión; tercero, Miraflores reconquistada; cuarto, yo incomunicado. Yo no tenía comunicación con el “Chivo” Acosta, que estaba aquí mismo en La Carlota; quinto, la población, no hubo el apoyo que habíamos previsto, incluso en algunos sectores. -¿Cómo te dejas apresar? -No. Nadie me agarró. Fue una conversación con un general a quien después le dieron unos tiros; por cierto, el general Santeliz Ruiz, que fue enviado del mismo Ochoa y estuvo haciendo de intermediario desde las 4 de la mañana, más o menos, Bueno, yo decidí casi a las 9 de la mañana entregar las armas en el Museo Histórico. Exigí entregar mi fusil en la oficina de Ochoa Antich, granada de mano y mi pistola; pero no fue que me agarraron, me amarraron. -¿Tú pudiste tomar Miraflores? -No. Por supuesto que no lo tomamos. Eso faltó totalmente. Cuando yo llego a Caracas, ya eso prácticamente está en el suelo. -¿Pero tú no estabas muy cerca de Miraflores? -Allí estaba yo. -¿Y por qué no tomó Miraflores como lo tomaron los demás? -Nadie tomó Miraflores. Hubo un ataque que fue repelido. Allí no llegó fuerza suficiente. Es mentira. ¿Quién tomó Miraflores? Nadie. Hubiéramos tomado Miraflores y desde allí hubiera comandado las operaciones en Caracas. Pero no se tomó Miraflores, nunca. Allí llegaron 5 oficiales, como 10 tanques, sin tropa de infantería, un ataque suicida contra un regimiento.


14

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

CONFESIONES DEL PRESIDENTE

El día que me propusieron Matar a Rafael Caldera CHÁVEZ CONFESÓ A CARLOS CROES COMO FUE LA PROPUESTA. ¿ESTÁN LOCOS? LES DIJE “A MÍ TAMBIÉN INTENTARON LIQUIDARME” Esta y otras confesiones las hizo el fallecido Presidente en la última entrevista para la TV que le hizo Carlos Croes. -¿Ustedes qué están haciendo para resolver el problema de la gente de Caracas, desde el punto de vista de viviendas, porque aquí surgieron aquellas ideas, si usted recuerda, de la expropiación de las canchas de golf de Valle Arriba, para construir viviendas? ¿Eso es factible, está en la mente de ustedes los planificadores de viviendas? -Mira, dentro de poco yo estoy elaborando lo que se me ocurrió llamar ayer “la agenda de arranque”, arranque de la nueva era y una de las misiones, nuevas misiones que estamos trabajando con más dedicación, yo mismo al frente con los ministros Carrizales, Cabello, etc., y un equipo interdisciplinario es la Misión Villanueva, en honor al arquitecto, a nuestro arquitecto Villanueva. Te voy a decir algo, aquí mismo tu levantas vuelo en un helicóptero o te vas por tierra por ahí, entre Caracas y el mar, más allá de Tacagua Vieja, a mano izquierda de la Autopista, hemos detectado un terreno, son como diez mil hectáreas, estamos ahora mismo, en este momento, hay campamentos, le dije al ministro, mande a instalar campamentos permanentes, gente ahí 24 horas, bueno, arquitectos, geólogos, sismólogos, etc., estudiando a fondo el terreno porque allí, si los estudios resultan bien y van bien, ahí cabe otra ciudad, una ciudad intermedia entre Caracas y el mar. Por lo menos unas cuatro mil hectáreas, he sobrevolado el terreno, a lo mejor cuando vayas bajando después de la mal llamada Trocha, la vía en contingencia, que va bien, ahorita venía yo y vi las bases del nuevo Viaducto, a la izquierda tu puedes ver un terreno largo que luego se pega con el mar. Pero no sólo eso, estamos ya iniciando aquí en Caracas, aunque el problema nacional es grave, en el ámbito nacional estamos iniciando no menos de 15 nuevos

conjuntos a los que la fórmula de Misión Villanueva la hemos diseñado de esta manera: ciudades intermedias, como esta a la que me estoy refiriendo, macrociudades, como la que estamos haciendo por ejemplo en la estación del tren allá en Charallave norte, hay un terreno, ahí llega el tren, ideal, tu té montas aquí en el Metro del centro de Caracas, en 15 minutos estás en La Rinconada, te montas en el tren y en menos de media hora te estás bajando en la Estación Charallave Norte y te quedan las casas ahí al lado. Son microciudades, ciudades intermedias, macrociudades y microcomunidades. Por ejemplo, aquí en Caracas, en Catia hay un poco de galpones, yo me he metido por ahí, talleres, depósitos, etc., le dije al ministro y al alcalde mayor y al alcalde de Caracas, esos depósitos de cachivaches no pueden estar ocupando un galpón, por el amor de Dios, tienen que ir fuera de la ciudad, esto hay

que ordenarlo y ahí construir pequeños edificios de cuatro pisos. Aquí mismo, en la Avenida Lecuna, donde el Metro dejó espacios liberados, ya tenemos los planes para comenzar, ya estamos comenzando. La Misión Villanueva es la misión estructural para solucionar a fondo en estos próximos años el drama de la vivienda. -¿Y ahora, dónde va Chávez si gana las elecciones? -¿A dónde? A profundizar el proceso revolucionario, a continuarlo. -¿Eso es lo que se llama radicalización del proceso? -Radicalización, bueno, algunos utilizan esa palabra satanizándola, si radicalización tú la ves como lo que decía Martí, tenemos que ser radicales porque tenemos que ir a la raíz, de ahí viene la palabra radical, no es lo mismo radical que extremista, son dos cosas muy distintas. Yo perdí la virginidad política aquí, me apuñalearon, me

traicionaron, etc., conspiraron contra mí, me infiltraron el gobierno, etc., entonces, estoy aprendiendo. Bien decía León Trostky, a toda revolución le hace falta el látigo de la contrarrevolución, yo diría incluso personalizando aquello, a todo revolucionario le hace falta el látigo y el puñal de la traición y la contrarrevolución o los contrarrevolucionarios. Ahora, hoy yo estoy mucho más capacitado, yo por ejemplo te sé ahorita la economía, yo te sé por ejemplo que la bolsa de valores este año tiene una ganancia de 3.1 billones de bolívares, yo sé cuánto son las reservas internacionales y cuánto entra semanalmente al Fondo de las Reservas Internacionales y sé cuánto da CADIVI, y sé que este año vamos a terminar con un excedente de ingresos cercano a los 20 mil millones de dólares y ya estoy haciendo el plan para utilizarlos a fondo, sobre todo en las zonas más deprimidas, Delta Amacuro, Apure, Trujillo. -Usted habla de raíces y estamos en un sistema económico consolidado, en una alternativa doctrinaria como es capitalista, ahora Miterrand decía una cosa: no se puede avanzar en lo nuevo con la infraestructura vieja. ¿Dentro del esquema de Chávez está barrer las viejas infraestructuras? Por ejemplo, usted hablaba de la televisión, ¿cuál es el modelo de televisión o de empresa televisiva que usted concibe? Hablamos de cuestión financiera, ¿cuál es el modelo de banca que usted percibe? Hablaba de educación, ¿cuál es la educación que usted percibe? -Bueno, tú le estás preguntando todo eso a un hombre que tiene ya ocho años gobernando el país y, bueno, juramentado una, y dos veces, tres veces sobre una Constitución que no voy a violentar ni a violar. En todo caso, cualquier cambio que yo crea deba hacerse a la Constitución, tú sabes que aquí como ahora sí hay democracia, eso debe ser aprobado por el país, en referéndum nacional, no es que Chávez va a agregarle a la Constitución, a borrarle un pedacito para hacerla a su capricho. Eso es bueno que te lo diga yo de entrada. Cuando tú me preguntas por el modelo de televisión, bueno, nosotros los venezolanos, no es porque Chávez lo aspire, necesitamos una televisión, unas empresas de televisión privadas y públicas leales al país, ahora, si empresas de televisión, yo lo he


Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

dicho y sobre todo en estos días lo voy a repetir, estoy muy pendiente de la actitud de los canales de televisión. Si vuelven a incursionar por la vía del golpismo, de la desestabilización, serán cerradas, porque yo no puedo permitir que descaradamente unos señores que se creen dueños del país, que se creen por fuera de la Constitución y las Leyes, atropellen al país a cuenta de una libertad que no respetan. -¿Y se puede cerrar sumariamente en una democracia una empresa de esa naturaleza sin un juicio previo, qué democrático es eso, Presidente? -Hay una ley. Te voy a poner un ejemplo. Si Televen el domingo comienza a lanzar exit polls a las doce del mediodía y a decir –ahí está Omar Gerardo Camero—y si Venevisión lo hace y cualquiera, ten la seguridad que serán cerradas, en cumplimiento de la Ley y en el respeto al Ordenamiento Jurídico del país. -¿Se guarda la factura, no va a romper la factura, entonces? -¿Cuál factura? -La que le tiene a los canales. -Tú sabes que yo no soy hombre de cobrar factura, en verdad. Yo más bien quisiera que rectificaran definitivamente. Quisiera contar, chico, con unos canales de televisión privados, oye, que promuevan lo positivo y que critiquen, tú fuiste ministro de Comunicación aquí, de Información, yo te vi varias veces cuando yo era Mayor allá. -¿En el Manguito? -Sí, en El Manguito. Yo me la pasaba por ahí, dando vueltas y tú también. Entonces, qué pasa, ojalá unos canales que critiquen, la crítica es buena. -¿Eso forma parte de la respuesta que usted le dio a una periodista de Radio Caracas Televisión, que creo que le preguntó y usted dijo: “la interrogante que tengo si le reviso la concesión”? -Claro. -¿Por qué? -Claro, un canal que se mantiene, un canal cuyos dueños se han declarado enemigos del gobierno. -¿Y no tienen derecho? -¿A ser declarados enemigos de un gobierno? -¿Y si no están de acuerdo? -Ah, bueno, entonces el gobierno tiene derecho a darles o no darles la concesión. Es una cuestión de libertades, no estoy obligado yo como Jefe de Estado a darle concesión. ¿Si tú me pides concesión para un canal yo estoy obligado a dártela? El gobierno evaluará y decidiremos en su momento, más nada. -¿Y si cierra los canales, con quién pelea, Presidente? -No, yo no quiero pelear con nadie, oye, yo tenía razón, Carlos, y me está oyendo Bardasano, me está oyendo Camero, yo tenía razones al llegar aquí para cerrar Televen, para cerrar Venevisión, para cerrar Globovisión y para cerrar Radio Caracas Televisión. Razones más que de sobra, en confesión de parte relevo de pruebas. Espero que desaparezcan para siempre,

peor voy a estar muy pendiente, sobre todo pasado mañana. -Se dijo que eso de la franela FRAUDE, que quién hacía las franelas no eran de la oposición sino la gente del gobierno, que tenían copadas todas las empresas de franelas. -Las nuestra son las rojas, esas sí, la tela roja se acabó, roja rojita. -¿Y eso de la negra tiene que ver con las otras negras? -¿Cuál negra? -Franelas negras, con la otra negra. -Yo sé que tú la tienes, saca la tarjeta... Pela por tu tarjeta. -Yo tengo una parecida. -¿A ver cuál es la tuya? La tuya es dorada, esa es dorada. Esa es la que te da Televen. El teléfono de una novia tienes ahí escondido. -Pero esta es Visa... -¿Usted no tiene nadie con quien conversar en sus momentos de angustia o de soledad? -Ni angustia ni soledad, a mi no me pega angustia ni nada, nostalgia es otra cosa, no estoy angustiado, yo estoy muy tranquilo y consciente de mi papel que juego. Plejanof, tú lo has leído, Jorge Plejanof, yo

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

era subteniente y me llegó, me regaló un amigo un librito muy bueno que se llama “El papel del individuo en la historia” , y lo leí, yo estaba entonces en un campo antiguerrillero leyendo a Plejanof, y por allá escondido leía a Diego Salazar, Después del Túnel, un día me conseguí un capitán leyendo Después del Túnel, y me dice: usted qué hace leyendo ese material subversivo, yo tenía una excusa, Carlos, hay que conocer al enemigo, decía yo, estoy leyendo para conocer al enemigo. Entonces, Plejanof, tú puedes estar encadenado en un sótano, prisionero, físicamente prisionero, pero si tú estás consciente de que tienes que jugar ese papel dentro de un proceso mayor de liberación de un pueblo, tú eres libre, así que yo no me siento aquí triste, ni me siento Cristo Crucificado. No, no, estoy respondiendo a una pregunta y uno sí, como quisiera, bueno, tomar Navidad, salir a caminar, ir a tomarse como tú dices un traguito, echar una bailada, ir a la playa, de cuando en cuando hago por ahí, me voy a una playa un día, dos días,etc. Pero ya aquella vida, aquella vida uno la pasó, ahora, yo estoy consciente que ya esa vida jamás volverá, estoy consciente y lo asumo plenamente, y estoy entregado al servicio a mi país. Yo no, yo si salgo vivo de aquí, el día que

15

salga no voy a tener casa, yo no tengo casa, ni voy a tener casa. Me regalaron los muchachos de la Fuerzas Armadas un Volkswagen rojo rojito, yo no tenía carro, ahora tengo, a lo mejor se lo regalo a una de mis hijas, porque a Rosa le di un carrito que me regalaron los iraníes de estos nuevos, a María no le he regalado carrito, ese Volkswagen es de María. Un caballo que me mandó un rey árabe, un príncipe árabe, por qué, porque por allá fuimos a una finca árabe y yo le paso la mano al caballo y me mordió, menos mal que fue el traje que me mordió, y yo tenía una manta además, entonces el príncipe pasó la pena y a los tres meses llegaron dos caballos árabes, caballo y yegua y ya parió la yegua como tres caballitos finos, uno es de Rosinés, de mis hijos, pues. Yo no quiero tener absolutamente nada, me quitaré esta corbata y a lo mejor, Carlos Croes, esa bicha es de las buenas, pero esta corbatita te la puedo regalar, este traje me lo quitaré. -¿Bueno, podemos hacer un trueque? -Vamos a hacerlo, roja rojita... Esa es rosadita, pero esta es roja rojita. -¿De aquel grupo de militares amigos suyos que lo acompañaron, han quedado varios en el camino? -Sí, primero algunos quedaron muertos en la rebelión del 4, en la rebelión del 27, estábamos recordando a algunos el 27 de noviembre pasado, otros quedaron, bueno, producto del mundo político, porque como te decía, nosotros éramos hasta el 4 de febrero, desde el punto de vista de la política, éramos vírgenes pues, luego empezaron las pasiones. En la cárcel, tú eres testigo como periodista, de las diferencias que se hicieron públicas después y sí, algunos se quedaron por allí, incluso algunos me odian, Arias Cárdenas ha vuelto, ahora es nuestro embajador, nos hemos reencontrado. Después del golpe de Estado el único dirigente político de oposición, Arias estaba entonces en la oposición, él fundó un partido, tú recuerdas, bueno, que vino aquí fue Arias Cárdenas. Entró por aquella puerta y yo le tengo un gran afecto a Francisco, como a todos ellos sin excepción. Y entonces él llegó muy tieso no, señor Presidente y no sé que más, no, chico, dame un abrazo, vale, y se sentó aquí y me dijo, mira Hugo, yo vi el infierno, eso es puro odio y no voy más, yo estoy aquí para reflexionar contigo a ver qué vamos a hacer. Y ahora está, nos hemos reencontrado. Hay otros que me odian. -¿Por qué? -No sé, ningún daño les he hecho, no sé, habría que preguntarles más bien a ellos, pero tú recuerdas aquella vez que yo dije aquí mismo en una rueda de prensa, dije, entre un millón de amigos y un principio, me quedo con mi principio. Entonces, seguramente por eso he perdido amigos o personas que uno creyó que eran amigos, esa es otra cosa. Pero te voy a decir más allá de las individualidades, creo que lo más positivo es que la gran mayoría de los muchachos y muchachas, por ahí está la coronela, aquella muchacha que es coronela, era teniente el 27 de noviembre, allí


16

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

están desde los generales y almirantes del 27 de noviembre, Acosta Chirinos, anda haciendo sus cosas por ahí, pero somos buenos amigos. -¿Usted realmente llegó a convencerse de que Estados Unidos podría invadir a Venezuela? -Esa era una posibilidad. -Usted ha dicho que no tiene odios, ¿no ha pensado en una amnistía para un poco de presos que están todavía del 11 de abril, calificados como delitos políticos? -En verdad no son delitos políticos. -Son hechos políticos los que generaron su prisión. -Tú sabes que esos son procesos que van, ellos están haciendo su defensa, no hay aún en la mayoría de los casos una sentencia firme, una amnistía le correspondería a la Asamblea Nacional. -Pero un sobreseimiento en cualquier estado grave del proceso cabe. ¿No ha pensado usted en eso? Eso pudiera pensarse cuando los implicados en hechos de terrorismo o de golpe de Estado demuestren, pero de verdad, fehacientemente, rectificación, pero si siguen desde prisión alentando conspiraciones, alentando golpes de Estado o diciendo que hay que matar al Presidente... -¿Y eso está ocurriendo? -Ha estado ocurriendo, fíjate cómo se fugaron de Ramo Verde por una conspiración interna allí y siguen conspirando, andamos es buscándolos, y si los capturamos van otra vez a prisión. -¿Y qué tienen la culpa los demás que están adentro del que está afuera? -Hay ramificaciones. Nosotros sabemos mucho más de lo que tú puedas saber por razones obvias, pero en todo caso, yo que no tengo odios de ningún tipo, mira, tú sabes a quién yo le tengo aprecio, al General Usón, por ejemplo, que fue Ministro, claro el día del golpe de Estado se rajó. Al día siguiente vino, el día del golpe, se presentó aquí, se paró firme y me dijo: Presidente, yo vengo a renunciar al cargo y me voy al Ejército. Le dije, bueno,

Usón, váyase, páselo por escrito. Yo estaba más atareado en todas las cosas, luego apareció por allá con los golpistas, pero luego él salió, aquí vino, aquí yo tuve que intervenir sabe por qué, porque él apareció aquí el 13 en la mañana y la gente lo echó de aquí, a punto de agredirlo estuvo alguien, yo tuve que meterme no, déjenlo quieto. -¿Por qué? el no está preso por terrorista, creo que fue por una declaración pública? -Bueno, hay un proceso, yo no conozco porque no es mi competencia las interioridades, los tribunales militares tomaron una decisión y allí está. Ahora, si todos ellos rectificaran y volvieran a sus familias, al seno de sus familias y se olvidaran de estar alentando hechos de terrorismo o de estar llamando a otros militares activos para invitarlos a conspirar, para invitarlos a formar grupos o células, que se olviden de eso. -¿Están en contacto con militares

Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

activos esa gente? -Algunos siguen en contacto, algunos trabajan para la CIA en Estados Unidos, sobre todo quienes fueron los jefes del golpe, ellos siguen, están en Colombia, se reunían allá con Carmona Estanga, yo le demostré al Presidente Uribe, cuando Uribe regañó al DAS e hizo unos cambios ahí, una de las razones que yo le demostré a Uribe con pruebas en la mano, que estaban allá conspirando. Los paramilitares que vinieron aquí, quiénes los trajeron. Muchos de esos militares que dirigieron el golpe acá y la oligarquía venezolana y los metieron en la finca Daktari, ojalá todos rectifiquen, ojalá. Yo una vez agarré un fusil, pero yo no iba a seguir por ese camino, cuando lo hice, creo que era necesario, nunca me arrepentiré de haberlo hecho, pero luego en la cárcel dije, no, ya. Vino una segunda rebelión en la que nosotros no participamos en su concepción, en su dirección, luego lo apoyamos, por supuesto, pero después que salí de la cárcel –te voy a decir algo—a mí una vez me llamaron grupos de estos que ahora son enemigos, pero acérrimos, a muerte, y me dijeron: hay que matar a Caldera, Chávez, después que salí de la cárcel. Le dije, ustedes lo que están es locos, tenían el fusil ahí y ahora tenían un plan para matar al candidato que llaman de la unidad, esos grupos querían matarlo, hemos neutralizado un plan para matar al candidato que llaman de la unidad que ojalá reconozca la derrota el domingo. -¿Y cómo saben eso? -Tenemos hasta el fusil con mira telescópica. -¿Y quién tenía el fusil? -No te lo voy a decir. -¿Está preso el hombre del fusil? -Estamos en plena investigación, pero tenemos la denuncia y ojalá que todo eso se acabe y marchemos en paz a construir el país que queremos. -¿Ahora, es un contraste, habla

por amor, pero luego el candidato cuando está en la batalla asume el lenguaje que no es de amor? -¿Y cuál es ese lenguaje que no es de amor? -Cuándo dice por ejemplo, tenemos que pulverizarlos y lo dice con un sentido de verdad desafiante y luego dice, porque tenemos que derrotar a ese currutaco, eso no es amor. -Depende como tú lo analices. -¿O ese es parte del lenguaje político? -Claro y no sólo político, del deporte también, te iba a comentar que Fidel me dijo, Chávez de aquí en adelante defiéndete, aquí se acabó la caballerosidad cubana, cuando entramos al estadio, o sea, yo creo que hay que ser bien corto de pensamiento, perdóname, para deducir que porque yo en un discurso hablo de pulverizar al adversario, ese es un mensaje de odio. O porque digo, este es un currutaco, esa es una verdad, no es odio, es verdad. -Presidente, una de las cosas que más perturba a una democracia es la inestabilidad del funcionario, usted ha tenido muchos ministros durante los ocho años, ha cambiado al ministro de Agricultura, al ministro de Información, a ministros del área económica, ministros del área social, ¿eso no es un error? ¿usted ha revisado bien?¿eso no es un error de la concepción de la administración del Estado? -No, depende de cada caso, yo te digo que los cambios que he hecho, creo que todos han sido justos cambios, necesarios cambios por distintas razones y yo creo que el equipo que he logrado aglutinar o más bien conformar, con la ayuda de José Vicente, el vicepresidente, hoy es el mejor equipo que haya podido tener en todos estos años. -¿O sea que ese equipo seguirá en el gobierno si usted es reelecto? -Si usted es reelecto no, yo voy a ser reelecto. -Por eso, digamos realidades. -Nosotros no hemos desmontado todavía la forma burocrática de la Cuarta República. Yo la voy a pulverizar, no sólo al adversario, la vieja arquitectura hay que pulverizarla, entonces, yo estoy incluso pensando bueno, tienen que ser cuántos ministerios, incluso, tienen que ser ministerios, esa estructura clásica del ministro, los viceministros y tal o cual, por qué, estoy haciendo estudios comparados de sistemas políticos de otras épocas, de esta época, de otros países, América Latina, de Asia para buscar una nueva arquitectura del gobierno. La relación entre el gobierno central y los gobiernos locales, regionales, no, el papel de las corporaciones de desarrollo, por ejemplo. En fin, es una revisión general lo que vamos a hacer. -¿Después de la elección usted podría o tiene pensado promover la reconciliación del país? -Fíjate, Carlos, desde que yo llegué a presidente, recuerdo un discurso que di en el


Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

Ateneo al día siguiente, no, la misma noche fue, o al día siguiente, una rueda de prensa, llamando a la concordia, yo le di esta mano a Carlos Andrés Pérez, compadre, cuando fui a juramentarme, estaba Carlos Andrés Pérez en la primera fila, él es senador, pasé, a uno por uno, señor Pérez, señor senador. Bueno, los gobernadores, la mayoría eran adecos, recuerdo otros copeyanos, el cura Calderón era gobernador del Táchira, ahí en el Salón de Gobernadores, eso debe estar grabado, pidiéndoles proyectos, vamos a trabajar, Lapi, el Salas Feo, bueno, todos, todos, el apureño, aquel señor cómo se llama, Lipa, todos, Guillermo Call, el señor aquel adeco que yo lo conocí de gobernador cuando yo era mayor allá en la Brigada de Cazadores, él ya era gobernador y nos conocimos, etc. Bueno, llamándolos, vamos a trabajar, a mí no me importa que usted sea adeco, que usted sea copeyano, vamos a echar para adelante el país. Ah, Fedecámaras, en este mismo salón infinitas reuniones, hasta los invité a varios viajes, entonces era presidente de Fedecámaras, ya ni me acuerdo, en aquel entonces era Natera, después le entregó a otro señor que es de Monagas, muy adeco él, pero también, casi ni hablaba, pero bueno, yo lo invitaba, casi no tenía muchas cosas que hablar con él, pero le preguntaba cosas y era muy parco, pero lo invitaba a viajes, a reuniones. El mismo Carmona, aquí lo invité y vino, nos reuníamos en el Salón de Ministros con los gabinetes económicos y tal, políticos, Fedecámaras, los medios de comunicación, yo fui a todos los canales, Carlos, a ustedes les consta y hasta después del golpe vuelvo a repetir, la pregunta que tú me hacías, los volví a llamar y vamos a sentarnos. -Usted tiene la fija la idea del 2021, ¿piensa reformar la Constitución para llegar hasta el 2021? ¿Cambiar la Asamblea, gobernadores, hacer una reclasificación

de poderes como han planteado varios? -Tú tienes que saber por qué yo coloqué ahí en la fecha temporal el 2021, es el bicentenario de la Independencia, es decir, de Carabobo, del sello de la Independencia. -¿Y usted aspira ser presidente para esa fecha? No, yo no tengo planes para ser presidente, si yo pierdo pasado mañana me voy, y te voy a decir algo, claro, yo voy a ganar y voy a gobernar seis años más. -¿Y nada más? -No te puedo responder a esa pregunta porque depende de las circunstancias, yo lo he dicho, voy a repetir esto, Carlos, porque lo he dicho hace como unos meses atrás y no lo voy a repetir más, y creo que es el momento cuando estamos a cinco horas del fin de la campaña para decirlo. Si la oposición sale con una marramuncia el domingo, es decir, pasado mañana, de inmediato yo convoco el referéndum, de inmediato, comenzando el nuevo período, dos de febrero, así como convoqué el 2 de febrero el referéndum para la Constituyente, si ellos salen con la marramuncia, yo lo dije, si se retiran, ya parece que no se retiran, si salen acusándonos de fraude, que nos robamos las elecciones y que desconocen al Presidente y tal y no sé qué más, que vamos a ir a las Cortes Internacionales, si tratan de ir por la guarimba, o lo que sea, yo lo dije y lo cumpliría, ya tengo el decreto listo para convocar, porque sería mi respuesta, ante una oposición tan irresponsable, sería el contra ataque político, pues. De inmediato, el dos de febrero convoco referéndum para preguntarle al país si quieren que cambiemos la Constitución para que haya reelección indefinida. Si no salen con la marramuncia, sería cuestión de ir midiendo, yo soy de los que piensa como Amparan, Carlos, si no quieren yo tampoco. Fíjate los que dicen que Chávez concentró a todo el

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

poder, que es un dictador, etc., ocho años voy a cumplir aquí, en esos ocho años, cuatro elecciones, contando la de pasado mañana, en torno a mi permanencia, a mi llegada o permanencia aquí en el gobierno, cuatro elecciones en ocho años, es decir, a raíz de dos o de una cada dos años. Las elecciones del 98, la relegitimación del 2000, el referéndum revocatorio y esta de pasado mañana, en ocho años, cuatro preguntas al país en torno a la presidencia de Hugo Chávez. Si yo continuara aquí hasta el 2021, el 2030, primero, sabrá Dios, a uno le puede pasar cualquier cosa, además, yo lo recuerdo con mucha frecuencia a los muchachos que andan conmigo de Seguridad, a los pilotos de los helicópteros, a los pilotos de los aviones, les digo, ustedes no se olviden que andan con un condenado a muerte, que hay mucha gente que quiere verme muerto. Entonces, digo yo aquí muy de mi corazón, un hombre que puede encontrar la muerte en cualquier

17

descuido, qué planes de eternizarse en el poder puede tener, si puede conseguir la muerte mañana en un descuido de un avión, de un helicóptero, alguien que se infiltró en la masa, yo ando sin sin chaleco, yo me encaramo en ese camión y allí hay miles de personas y yo ando hasta sin chaleco, porque yo no tengo límites al respecto de eso, ni temores. -¿Qué le hace pensar eso? ¿Lo han intentado matar, le han disparado a la caravana, qué indicios tiene de que existen planes serios para matarlo? -Indicios, el más fuerte de ellos el 11 de abril. Unos soldados que saltaron de la oscuridad con un fusil: “si matan a este hombre, aquí nos matamos todos”, pero yo le vi la cara a mis asesinos, a los mercenarios que mandaron para que me asesinaran. Y, bueno, nada más que Pat Robertson dijo al mundo lo que han hablado en la Casa Blanca, Carlos, si yo me descuido, si los pilotos de mi avión se descuidan o de los helicópteros en los que ando, o la seguridad se descuida, yo soy un hombre muerto, me envenenan, yo por ejemplo ayer, me lanzó una muchacha una naranja, toma Chávez, yo la agarro, de inmediato ya estoy acondicionado, ya, yo quisiera delante de ella incluso, abrirla, no puedo, no puedo porque hay gente. -¿Usted cree en brujos? -En brujos, de que vuelan, vuelan, no creo en ellos pero a veces uno tiene que ser así. -¿Y cuándo se casa Chávez? -Casarme para qué, chico, si me enamoro tiene que ser un amor frenético, un frenesí. No hay planes en estos momentos, y yo tengo 52 años, soy un muchacho, pudiera casarme otra vez, mira como me está mirando mi hija, de reojo, allá. Entonces, no sé, si más adelante pudiera casarme. Lo que estoy es comprometido en verdad, más allá de lo que uno dice con un proyecto y con un país, son las cosas personales que pudieran suceder, de repente te invito un día de estos. ¿Tú estás casado? ¿Cuántos hijos tienes?


18

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

Desde las sabanas de Apure Sebastiana Barráez Pérez barraezsebastiana@gmail.com

El teniente joven, de ojos vivarachos, me cortó el paso en la plaza Bolívar de Guasdualito, el pueblo fundado por el Marqués del Pumar en Apure. -¿Periodista Barráez? –me tomó de sorpresa la pregunta porque en ese pueblo no se atreven a abordar a otro de esa manera. -Si. ¿En qué puedo servirle? -Soy el teniente José Gregorio Zambrano. El comandante Hugo Chávez está aquí y quiere que lo acompañe a una asamblea con vecinos en las afueras del pueblo. A pesar de lo temprano, el calor, casi como siempre, era insoportable en esa población, apenas separada de Colombia por el misterioso río Arauca. Mi equipo estaba listo para regresar a San Cristóbal del Táchira, que desde esa llanura apureña parecía más lejana que los 300 kilómetros que los separan. Nos preparábamos para atravesar una carretera con miles de huecos, imposibles de esquivar, lo que aunado a una zona plagada de bandoleros, en esa carretera sin alumbrado eléctrico, nos obligaba a viajar con la luz del día. Desde ese año, 1995, las cosas han cambiado un poco, y la carretera es más transitable hoy en día. Le expliqué a Zambrano que me excusara con Chávez, pero no podía acompañarlo porque ya teníamos días en esa frontera y debía regresar al periódico. Pocos periodistas iban por esa zona. La más tenaz y que ha vivido en ese pueblo es Raiza Cepeda, ícono del periodismo, desde la emisora Fe y Alegría. El teniente insistió argumentando que yo era una periodista muy conocida en toda la región y que ellos temían que la Disip pudiera montar un atentado contra el militar, recién salido de la cárcel por la intentona golpista contra Carlos Andrés Pérez. “Tu puedes ser una garantía para que no pase nada”. Recordé que muchas veces Atilio, un dirigente sindical petrolero, astuto y solidario, que con los años se hizo un amigo inseparable, me contó que la Disip desaparecía gente, que luego era encontrada muerta en las orillas de la carretera. Me sentí comprometida, temiendo al futuro sentimiento de culpa si algo les sucedía. Y acepté acompañarlos. Mi fotógrafo Omar Hernández y mi chofer Carlos Hernández se quedaron en el pueblo, porque el carro Lada, uno de esos vehículos rusos que en esos días eran una novedad en Venezuela, no era apropiado

para meterlo por esa vía. En la camioneta del teniente coronel Chávez iba manejando un militar, el cabo Molina, quien de no ser por unos monosílabos al responder un par de preguntas, seguiría pensando hoy en día que era mudo. De copiloto, José Gregorio Zambrano, oriundo de San Cristóbal, quien se graduara tiempo después de comunicador social, y ha ocupado cargos de gerencia en la última década, entre ellos la presidencia del Instituto de Hipódromos y hoy la presidencia de la emisora YVKE Mundial. En el puesto de atrás, a mi izquierda, iba Huguito, el hijo de Chávez. El teniente coronel a mi derecha. En las horas de camino, casi sólo se escuchó la voz de Hugo Chávez y la mía. Pasamos por lo que una vez prometió ser una gran obra del gobierno de Jaime Lusinchi, el puerto Santos Luzardo, que a la izquierda de la vía mostraba vestigios de un lugar abandonado. La camioneta saltaba, desplazándose a la velocidad que permitía aquella carretera de tierra. El lugar estaba desolado. A nuestro paso quedaba una enorme nube de polvo amarillo y blanco, que impedía la visibilidad. “Cómo tragamos tierra”, recuerda ahora el teniente Zambrano. Pasamos el caserío, que al igual que el puerto, evoca el nombre del personaje que representa la civilización en la Doña Bárbara de Rómulo Gallegos. Una de las características de nuestros pueblos fronterizos en el Alto Apure, es el contraste violento entre poderosos hacendados de riqueza excesiva y la miseria dibujada en

sus vías de acceso, en la alimentación de su gente, en los servicios y en el temor a los grupos irregulares y a los regulares también. La democracia le hizo un poco y la revolución otro tanto, pero ninguno de los dos le ha hecho lo suficiente. El municipio Alto Apure, rodeado de ríos como el Apure, Uribante, Sarare, Arauca, Capanaparo, Caribe y Orichuna, es petrolero, aunque el modus vivendi de sus habitantes, no lo parezca. En la empresa petrolera estaban los mejores salarios a nivel de empleados, pero la vida de sus obreros seguía siendo miserable, porque la mejor tajada se la llevan los contratistas. Lo que sí lograba la explotación del petróleo es que en Guasdualito, -igual que en las poblaciones cercanas de La Victoria y El Amparo-, el costo de la vida sea muy alto para la mayoría de sus casi 100 mil habitantes. Pero volvamos con el comandante Chávez. Luego de un largo recorrido llegamos hasta una churuata, al final de la cual lucía una cortina, que servía como límite de vivienda a una familia joven con varios niños. Mientras pasaba el tiempo observé curiosa que no había más gente que esa familia. “Ya llegarán”, me acotó Zambrano. No había sillas qué ocupar, pero al menos pudimos protegernos del fuerte sol. Yo vislumbré un tronco a los lejos para usarlo como asiento, pero el chofer de Chávez, el silencioso Molina, me ofreció una silla vieja y sucia, a la que le fallaba una pata. “Mejor es nada”, pensé. Al rato llegó, con pasos cortos y parsi-

moniosos, un anciano delgado y de rostro curtido, que se quitó el sombrero con recelo, a modo de saludo. Lo sostuvo en su pecho mientras nos miraba y, entonces, le sonreí de reojo, tratando de inspirarle confianza. El anciano no hizo gesto alguno, pero me devolvió una mirada amable, al fin y al cabo yo era una chica muy joven y también me sentía una convidada en el lugar. A la asamblea no llegaron más de 10 personas, venidas de sitios remotos. Todas tenían ese aspecto de quienes no viven en la ciudad ni en los pueblos; seres humanos nobles, pero recelosos. Sus manos agrietadas y esa contextura, de quien trabaja a la intemperie, y cuya piel tostada por el inclemente sol, los delata. Chávez habló con ellos. La mayoría era de la Reserva Forestal de San Camilo, campesinos explotados por empresarios madereros. La selva de San Camilo, que inicialmente ocupaba más de un millón de hectáreas, de las que hoy apenas quedan unas miles, guarda historias, algunas macabras otras misteriosas, pero aún con vestigios de su exuberante matriz forestal y la intrincada red fluvial y vegetación diversa, que los llaneros llamaban el “infierno vivo”. Estos campesinos contaron que “la Guardia Nacional llega y nos pone presos, argumentando que es una reserva forestal”, se quejaron ante un Chávez que los oía con interés. Aquel teniente coronel se empinó sobre una vieja y olvidada gavera de refrescos, para dar un discurso a los escasos presentes, con la misma intensidad que si estuviese ante una multitud en el Poliedro de Caracas. Estaba convencido del país que dibujaba a futuro. Yo veía asombrada cómo vendía, casi con locura, el ideal de una nación próspera, en medio de un discurso plagado de palabras comunes, pero que con avidez su auditorio bebía con el resuello de la esperanza. Al término del evento, los presentes aplaudieron con tal timidez, que apenas se escucharon los clap, clap, clap. En ninguno había emoción extrema. Confieso que vi en ellos asombro y cierta admiración por aquel hombre que terminó su discurso, con tal satisfacción, como si decenas de cámaras lo estuvieran enfocando. De lo que sí estuve convencida es que aquellas personas, para quienes, más que las oraciones, es válido el rumoroso misterio de los ensalmos, jamás olvidarían a Chávez, quizás no por lo que dijo, sino porque son pocos los extraños, y menos si son políticos, que van a buscar adeptos a sus ideas


Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

en un sitio tan lejano mientras llevan esperanza. Los presentes se fueron. Zambrano, el chofer y Huguito conversaban, en voz muy baja, sentados dentro de la camioneta. Chávez y yo permanecimos bajo la churuata. Todo quedó en silencio. -¿Sebastiana? –dijo de pronto, en voz muy baja. -¿Si? -Yo voy a ser Presidente. -¿De qué? -De la República, claro está. -Estás loco –le dije sonriendoNadie va a votar por alguien como tú. -¿Por qué? –mostraba verdadero asombro. -Este país no vota por militares. Pesa mucho, sobretodo para las generaciones nuevas, lo que significó Pérez Jiménez. Militar es sinónimo de dictadura. -¿Tú votarías por mí? -¡Claro que no! -Dame una explicación, por qué no lo harías. -Porque ese traje que usas camuflado, tipo militar, esa boina roja y ese discurso duro, espanta y crea incertidumbre. Ni siquiera en el Táchira, donde los militares, al igual que los curas, son tan bien vistos, votarían por ti. Representas a un sector que siempre ha sido una caja negra a nivel de opinión pública. -Chávez se quedó pensativo. Y creo que involuntariamente se concentró tanto en sí mismo, que me excluyó del tema que analizaba en silencio. José Gregorio Zambrano me dijo hace unos meses, con verdadero asombro: “tu eres una de las poquísimas personas a las que él le dijo, en ese entonces, que aspiraba ser Presidente”. Chávez pidió que retomáramos el viaje, esta vez de regreso. Él seguía pensativo. En la vía nos detuvimos en un local que servía de escuela. Nos bajamos para atravesar aquel patio lleno de tierra, hasta la entrada de la institución que era un salón de clase, en medio de aquella inmensidad, sin puertas ni ventanas. Una joven maestra trataba de inculcar alguna enseñanza en aquellos niños macilentos y con zapatos rotos, en pupitres deteriorados o viejos, soportando el calor abrasador. En esta escuela del sector Santos Luzardo, nos miraban con incertidumbre. Cuatro hombres y una mujer que llegan de la nada, fácilmente causaban en esa tierra de entonces, por lo menos recelo, y hoy con toda seguridad temor. La maestra respondió algunas preguntas que Hugo Chávez le hizo, entre esas que ahí habían alumnos de todos los grados. Él me presentó como periodista repitiendo lo que la maestra dijo, como si yo no la hubiese oído. Luego que conversé con algunos niños, nos marchamos de allí, comentando lo abandonadita que estaba la escuela. De repente me increpó: -¿Tú dices que no votarías por mí porque no inspiro confianza y que debo cambiar

mi manera de vestir? ¿Cómo debería hacerlo? -No sé –dije sincera-. Tal vez deberías buscar a esos profesionales que saben cómo convencer a la opinión pública. Yo sólo soy periodista y te digo mi percepción. -¿Pero cuál es tu percepción? –dijo molesto y levantando la voz. -Ya te la dije. Yo creo que nadie votará por alguien que ande camuflado de militar, con esa boina roja y peleándose con todo el mundo. -¿O sea, lo que me estás diciendo, es que me busque a unos comunicólogos para que me digan qué debo vestir y hablar? –dijo enfadado. -Supongo que si. ¿No es eso lo que hacen los políticos? -Yo no soy un político. -Guardamos un incómodo silencio. Nos enfocamos en el clima y en el abandono de la zona. Ya de regreso en Guasdualito los ánimos estaban calmados. El temperamental Hugo Chávez volvía ser el encantador llanero. Con los años seguimos teniendo contacto telefónico. Casi dos años después, el 29 de abril de 1997, viajé a Caracas. Entré al entonces Consejo Nacional Electoral, cuando a unos metros a lo lejos, un hombre de traje formal, me gritó: -Sebastiana Barráez, ¿qué haces tan lejos de las sabanas de Apure? –me dijo un Hugo Chávez que lucía distinto al que conocí en Guasdualito. -¡Chávez! Hasta guapo te ves. -Ja ja –se acercó a darme un beso y un abrazo-. -Ay, ya me vas a rayar –le dije en son de broma, a la vez que lo admiré-. ¡Vaya, te quitaste el traje camuflado y la boina! -¿Y cómo me ves? -Por lo menos te acercas más a la presidencia. La única vez que me has visto, vestía yo casi masculino, con pantalones anchos, botas altas de tacón bajo, una camisa de mangas largas y una gorrita para protegerme del sol. ¿Cómo me reconociste hoy con falda, zapatos de tacón alto, con el cabello suelto y blusa femenina? -Tengo buena memoria -se limitó a decir. -¿Y qué haces aquí? -Estoy inscribiendo al Movimiento Quinta República. -¿Y qué es eso? ¿Qué pasó con el MBR-200? -Empezó a explicar qué era el MVR, en un discurso conciliador, matizado, sin dejar de hablar de patria y libertad. Saqué mi grabador para registrar cada cosa que dijera y enviar una entrevista que luego publicaría el Diario La Nación. Ese día tuve la certeza que este hombre, tuviera éxito o no, había dejado de ser un renegado y había entrado definitivamente, y con posibilidades, en la arena política.

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

19


20

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

La historia del cáncer del Presidente Sebastiana Barráez barraezperezsebastiana@yahoo.com 9 DE MAYO 2011 En VTV, el presidente Hugo Chávez anunció que suspendía su viaje a Brasil, por una severa molestia rezago de una vieja lesión. Los médicos le habrían dicho que un derrame de líquido en una rodilla, lo obligaban a guardar reposo varios días, antes de decidir si requería una intervención quirúrgica. 6 DE JUNIO Chávez llega a Brasil para su primer encuentro de trabajo con Dilma Rousseff, camina con dificultad, usa bastón. Al día siguiente sigue su gira por Ecuador. El 8 de junio 2011, lo reciben en La Habana los hermanos Raúl y Fidel Castro. 10 DE JUNIO Nicolás Maduro informó desde La Habana que el Presidente había sido operado de emergencia de un absceso pélvico. Ahí empezó la verdadera historia de la enfermedad del Presidente…y las declaraciones contradictorias de altos funcionarios. 11 DE JUNIO El ministro de Comunicaciones, Andrés Izarra, aseguró que Chávez se recuperaba satisfactoriamente. Al otro día el Presidente le dijo a Telesur que está en “plenas facultades”. 20 DE JUNIO El diputado Saúl Ortega (Psuv) anunció que Chávez regresaría en horas al país y llamó a preparar un recibimiento “apoteósico”. Izarra lo desmintió: “Falso lo dicho por Dip. Ortega. @chavezcandanga aún en recuperación. Acompañémoslo con nuestro amor y solidaridad”. 22 DE JUNIO Adán, gobernador del estado Barinas, declara que su hermano regresará en10 ó 12 días, en vísperas de la cumbre de la CELAC. Siguen especulaciones y declaraciones confusas. El Ministro de la Defensa, Carlos Mata Figueroa, aseguró que despachaba a diario con el Presidente. 24 DE JUNIO Chávez reaparece en twitter, pero no para hablar de su enfermedad: “Buen día mis candangueros ¡Hoy es día de mi Ejército y el sol amaneció brillante! Vaya un gigantesco abrazo a mis soldados y a mi pueblo amado”. 26 DE JUNIO Fernando Soto Rojas, presidente de la Asamblea Nacional desmiente que el presidente Chávez tenga cáncer. Se suspende la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. 30 DE JUNIO En cadena nacional, y después de 18 días en silencio, el presidente Chávez confesó, en un inusual discurso leído desde Cuba, con voz pausada y apagada, que “los estudios médicos confirmaron la existencia de un tumor abscesado con presencia de células cancerígenas, lo cual hizo necesaria la realización de una segunda intervención quirúrgica que permitió la extracción total del tumor”. 4 DE JULIO En horas de la madrugada, y sin anuncio previo, Chávez llegó al país proveniente de Cuba. “Hemos comenzado a vencer el mal que se incubó en mi cuerpo”. José Vicente Rangel dijo en una entrevista a la revista

Semana que “El Presidente está enfermo, pero no está grave. El tumor que le sacaron estaba encapsulado y no requiere quimioterapia”. 12 DE JULIO En la Academia Militar, en Fuerte Tiuna, Hugo Chávez acompañado de los ministros del gabinete ejecutivo y del Alto Mando Militar. Al día siguiente dijo que su enfermedad podría pasar por una “tercera etapa”, se refiere a un tratamiento que incluye quimioterapia y radioterapia. Ese día confesó que Fidel Castro, en persona, le comunicó la mala noticia de su enfermedad. 16 DE JULIO El presidente de la República, Hugo Chávez delegó en el Vicepresidente Ejecutivo Elías Jaua y el ministro de Planificación y Desarrollo, Jorge Giordani, algunas funciones presidenciales, durante su ausencia del país para someterse a tratamiento en Cuba. Ese día abrió las puertas a la firma electrónica y poco después partió hacia Cuba. Chávez comentó que el 17 de julio “Fui sometido a intensos estudios de imagenología (...), y debo decirles que no se detectó presencia de células malignas en ninguna parte de mi cuerpo”. 20 DE JULIO El diario brasileño Folha de Sao Paulo, a través de una columna escrita por Mónica Bérg, aseguró el 20 de julio que presidente venezolano tenía cáncer de próstata, según médicos brasileños que había visto los exámenes del mandatario. El ex embajador de EEUU ante la OEA y ex subsecretario de Estado, Roger Noriega, dijo que “Los doctores que están tratando al líder venezolano […] informaron hace varias semanas que sólo tiene una probabilidad de 50 % de vivir por otros 18 meses”. 23 DE JULIO Chávez regresó a Caracas para los actos del natalicio de El Libertador. “No se detectó presencia de células malignas en ninguna parte de mi cuerpo”. En entrevista al diario oficial Correo del Orinoco, aseguró: “Tengo razones médicas, científicas, humanas, amorosas, políticas para mantenerme al frente del gobierno y de la candidatura con más fuerza que antes”, a la vez que aseguró es que no ha pensado “un solo instante” en retirarse de la presidencia. Ratificó que irá a la campaña. “Viviremos y yo viviré, se los prometo y

vamos rumbo a la victoria en (elecciones) de 2012 y al nuevo gobierno de 2013-2019 . 27 DE JULIO Chávez asegura que no se le practicó una colostomía como señalan algunas informaciones. “Seguramente dentro de pocos días ustedes ya verán a Chávez calvo”. Tratando de exorcizar los demonios de la enfermedad, aseguró que había ido a Cuba para una primera fase de una segunda etapa de quimioterapia. 28 DE JULIO Ese día cumplía 57 años Chávez. Aseguró que está “en pleno renacimiento”, convencido de derrotar el cáncer que padece. Se supo que había perdido 15 kilos y que sus defensas se encontraban bajas. Aún así, “les invito desde ya a mi 67 cumpleaños en 2021”. Ese día hizo una breve aparición en el “Balcón del Pueblo” sin la habitual vestimenta roja. “Esa gente que se viste hasta de ropa interior roja, es sospechosa”, dijo. El Presidente, no sólo pidió no llamar a cada empresa creada socialista, como ocurría con las areperas, también ordenó suprimir la palabra “muerte” de su habitual consigna. AGOSTO 2011 El primer día, Chávez, encabeza la juramentación de nuevos ministros de su gabinete y del jefe de la Guardia de Honor. Reaparece con el cabello rapado. “Is my new look (es mi nueva imagen)”, dijo. El 6 de agosto Chávez, en el marco de agradecer el permiso que el parlamento le había dado para abandonar el país ironizó sobre la “comprensión” de los diputados opositores por permitirle irse. Al otro día, desde Cuba, declaró que “salió bien” de las evaluaciones médicas. 4 DE AGOSTO En un acto de valentía, y mientras se preparaba en Cuba para la segunda fase de quimioterapia, Chávez, reconoció, en una entrevista con José Vicente Rangel, grabada en las instalaciones de la Academia Militar y televisada el 7 de agosto, que había llorado cuando recibió la noticia de su enfermedad el 18 de junio: “Cuando lo supe me fui al baño a verme los ojos; lloré, lloré, lloré. Lloré por mis hijos, lloré como el 12 de abril de 2002”. 8 DE AGOSTO Informó que salió “bien” en todos los exámenes de sangre y funcionamiento de los órganos (hígado, riñones, corazón) por lo que en minutos empezaría su segunda sesión de

quimioterapia. “Sigo recuperando peso, 86,5 kilos, estoy recuperando masa muscular y el ánimo inmejorable”, detalló. 17 DE AGOSTO Chávez descartó que el cáncer haya avanzado. “No tengo metástasis, no se ha detectado en ninguna otra parte del cuerpo, ni una célula así, ahora estamos haciendo quimioterapia que impacta duro”, dijo, explicando que las defensas de su cuerpo están bajas y tiene “situaciones de debilidad” debido a los efectos del tratamiento. Sigue ofreciendo cadenas, no con el número de horas del pasado y ahora siempre en referencia el tema de su enfermedad. Chávez cambió su rutina. Se levanta muy temprano, y varias veces se ocupa de escribir por Twitter y llamar por teléfono al canal del Estado. Ahora hace ejercicio, lleva una dieta sana, no toma café sino manzanilla y sigue los consejos médicos. Rememora, con cierta nostalgia, el niño, el adolescente o el cadete que fue. “Yo a veces pasaba seis y hasta ocho horas en ‘Aló Presidente’ (...) yo estaba era agrediéndome de manera inconsciente pues”. 22 DE AGOSTO En cadena de radio y televisión, desde el Balcón del Pueblo, anunció que se está preparando para una “posible nueva etapa o ciclo de quimioterapia”. Confesó que no le ha sido fácil atravesar el desierto de la enfermedad. 28 DE AGOSTO Ingresó al Hospital Militar de Caracas Dr. Carlos Arvelo, para la tercera etapa de quimioterapia. “He logrado darle la vuelta a la enfermedad, nunca estuve más optimista que ahora”, dijo al ingresar al recinto hospitalario. 17 DE SEPTIEMBRE Regresó a Cuba para la cuarta sesión de quimioterapia, que termina el 22 de septiembre 2011. 20 DE OCTUBRE Chávez se declara libre del cáncer, tras exámenes que se realizó en Cuba. 2 DE DICIEMBRE Chávez es noticia cuando aparece en la escena internacional con una cumbre continental, en la que EEUU es dejado por fuera. 20 DE DICIEMBRE Atrás parecía que quedaba el cáncer cuando asiste a la cumbre de Mercosur en Uruguay. Y LLEGA EL AÑO 2012 8 DE ENERO Reaparece con su Aló Presidente, en lo que parecía que todo volvía a la normalidad. 21 DE FEBRERO Anuncia que será nuevamente operado porque tiene una lesión en la misma zona donde tuvo el cáncer. 28 DE FEBRERO Es operado en Cuba. 4 de marzo Chávez anuncia que nuevamente le aplicarán radioterapia. Y regresa al país el 16 de marzo. Vuelve a Cuba el 25 de marzo para las sesiones de radio. 14 DE ABRIL Regresa nuevamente a Cuba para ciclos de radioterapia. 2 DE MAYO Designa a un Consejo Asesor de Gobierno,


Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

ante fuertes críticas de su casi permanente ausencia del país. 7 DE MAYO Chávez aparece públicamente para decir que sigue gobernando a pesar de su tratamiento médico. 9 DE JULIO Anuncia que está libre del cáncer. 13 DE JULIO Trata de iniciar la campaña en la calle, pero lo hace de manera intermitente y casi siempre virtual. 7 DE OCTUBRE Chávez gana las elecciones con una cómoda mayoría. 27 DE NOVIEMBRE Chávez es autorizado por la Asamblea Nacional para viajar a Cuba y recibir terapia hiperbárica. 7 DE DICIEMBRE Sorpresivamente Chávez regresa al país. 8 DE DICIEMBRE En un impactante anuncio dice que viajará a Cuba para una cuarta operación ante la recurrencia del cáncer. Pide que, en caso de estar imposibilitado, voten por Nicolás Maduro. 11 DE DICIEMBRE El presidente venezolano es operado, según dijo el presidente ecuatoriano Rafael Correa. Horas después voceros venezolanos lo confirman. 12 DE DICIEMBRE Nicolás Maduro informa que la operación fue un éxito y que la recuperación será “compleja y dura”. Con el correr de los días Chávez no aparece públicamente. Desde entonces no se le volvió a ver ni siquiera el 17 de diciembre cuando se realizan las

elecciones de gobernadores. 18 DE DICIEMBRE Gobierno venezolano dice que Chávez sufre una infección respiratoria. Varios medios de comunicación internacionales aseguran que la salud del mandatario empeora. Su hija María Gabriela, lo desmiente. Los rumores se acrecientan y se asegura que Chávez no se presentara para juramentarse ante la Asamblea Nacional. 25 DE DICIEMBRE Maduro asegura que Chávez lo llamó y le dijo que estaba caminando y haciendo ejercicio. AÑO 2013 3 DE ENERO Gobierno dice que Chávez sufre una severa infección pulmonar. 4 DE ENERO Maduro anuncia que Chávez no vendrá a juramentarse el 10 de enero. Desde entonces empezaron a dar partes muy poco informativos. Las presiones en sectores de la opinión pública, especialmente de los estudiantes, causan que Chávez sea traído al país. 18 DE FEBRERO Llega a Venezuela en horas de la madrugada y en medio del más absoluto hermetismo es llevado al hospital militar. Los rumores se acrecientan de manera alarmante. 5 DE MARZO Los rumores aseguran, desde tempranas horas de la mañana, que Chávez habría fallecido. Cerca del mediodía, Nicolás Maduro, con las cabezas del gobierno y el Psuv, anuncia que a las 5 de la tarde harán un reporte sobre salud de Chávez. Y a las 5 pm anuncia que a las 4 y 25 el primer mandatario nacional falleció.

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

21


22

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

Maduro tiene un traje a la medida Esteninf Olivarez T. @esteninf

Luego de casi dos años de lucha por recuperar su salud, el Presidente de la República Hugo Chávez perdió la vida, una falta absoluta que de inmediato encendió las alarmas acerca de ¿quién queda a cargo del país? Una discusión que no cesó desde el pasado 8 de diciembre cuando el primer mandatario parecía despedirse de su pueblo ungiendo a Nicolás Maduro como su abanderado político, o su sucesor. El artículo 233 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que serán faltas absolutas del Presidente de la República: la muerte, su renuncia, la destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, la incapacidad física o mental permanentemente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional, el abandono del cargo, declarado éste por la Asamblea Nacional, así como la revocatoria popular de su mandato. Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente se encargará de la Presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional. Sin embargo, y según lo explica el abogado constitucionalista José Vicente Haro, la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia interpretó la Carta Magna y asumió que el presidente ya venía ejerciendo funciones, y que al tratarse de un mandatario reelecto por obra de la voluntad popular, no era indispensable que se realizara la juramentación, es decir el acto solemne podía ser diferido. “La sentencia dejó claro que el presidente estaba ejerciendo funciones durante los últimos días del anterior período constitucional y continuaba en ejercicio. También se asumió que el nuevo periodo inició a partir del 10 de enero. Sobre esa base y obrando el oficialismo en este caso, se aplicó la última parte del artículo 233

de la Constitución que establece que si la falta absoluta ocurre en los primeros cuatro años del periodo constitucional, entonces, asume el Vicepresidente Ejecutivo Nicolás Maduro”. -¿Por qué no asume Diosdado Cabello? -Tenemos una regla general establecida en la Constitución. Claramente en el artículo 233 refiere y señala que en el caso en el que estamos de un presidente electo, no juramentado, debería ser el Presidente encargado de la República hasta que se realicen las elecciones el Presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello, pero con motivo de esta sentencia de la Sala Constitucional, se coloca como figura a Maduro, por asumir que se trata de un presidente que siempre estuvo a cargo. “El hecho de que la Sala Constitucional haya dicho que el período empezó el 10 de enero y que el presidente estaba en ejercicio, facilitó la aplicación de esa otra norma que esta al final del articulo 233 conforme a la cual, si la falta absoluta se produce entre los primeros 4 años del periodo constitucional a quien le corresponde asumir es al vicepresidente. -¿Maduro puede ser presidente encargado y candidato? -Podría decirse que desde el punto de vista político, el 9 de enero cuando se emitió esa sentencia se hizo un traje a la medida para que Nicolás Maduro garantizara su estabilidad en el poder y ejerciera el poder de facto. Luego de la interpretación del 233 por parte de la Sala Constitucional, se adaptó ese traje que le permite a Maduro ejercer la presidencia interina y ser a la vez candidato presidencial, asegura Haro. El constitucionalista explica que esta designación como presidente encargado deber ser realizada en la Asamblea Nacional. Asegura que una vez ocurrido el fallecimiento del primer mandatario, debe ser activada la convocatoria de una sesión plenaria del parlamento, para que se decrete formalmente y que se establezca la falta absoluta del presidente. “La Asamblea Nacional es el máximo órgano de ley, y debe asumir este tipo de decisiones en torno a la Carta Magna. Por lo tanto, es necesario un acuerdo entre todos los diputados donde se establezca la falta y como consecuencia de ello se aplique el artículo 233 y se proceda a designar temporalmente, provisionalmen-

te al vicepresidente ejecutivo Nicolás maduro, quien debe ser juramentado”. Cumplida esta formalidad, Maduro deberá separarse de su condición de Vicepresidente Ejecutivo de la República y como ya no le sería aplicable la incompatibilidad que establece el artículo 229, pasaría de ser Vicepresidente a asumir la presidencia interina y su candidatura formal para las elecciones que deben ser convocadas en los 30 días siguientes luego del decreto formal de falta absoluta. A su juicio, La Asamblea Nacional debe reunirse lo antes posible, a pesar de los protocolos póstumos de Chávez. -¿Qué pasa si las elecciones no se realizan en 30 días? -El Consejo Nacional Electoral debe convocar a las elecciones para realizarlas dentro de los 30 días siguientes a partir de la fecha en que se haya declarado la falta absoluta. El ente en ese lapso, debe presentar el cronograma, el registro, la auditoria de las máquinas y cumplir con todos los pasos que establece una elección. “El CNE está obligado, no es necesario que lo solicite la Asamblea Nacional ni el presidente encargado, es una obligación constitucional y así lo establece la ley. Si ellos no lo hacen, si se demoran, o no convocan están incurriendo en una omisión constitucional que significaría una falta grave, que puede ser demandada ante el Tribunal Supremo de Justicia para obligarlos a convocar las elecciones”. “Pero partiendo de las declaraciones del gobierno podemos suponer que sí se realizarán las elecciones, pero la pregunta es si se van a realizar en esos 30 días. He tenido la oportunidad de conversar con algunos especialistas en el área electoral y aseguran que desde el punto de vista técnico será necesario basar el cronograma en un plazo de 45 días. Si esto ocurre y como la constitución establece los 30

días como regla, entonces el CNE tiene que mediante un acto motivado y explicado desde el punto de vista técnico, las razones, el cronograma y la fecha de la elección, en eso debe haber total transparencia” Haro sostiene que la prórroga para los comicios son solo algunos días y no de semanas o meses, ya que “hablar de unas nuevas elecciones presidenciales en meses sería un fraude a lo establecido en la Constitución”. -Sentencia no priva la Constitución -Las interpretaciones legales del TSJ, no sustituyen las discusiones democráticas y políticas que se originen en la AN, apegadas siempre a la Constitución. Para el abogado y académico Asdrubal Aguiar la sentencia del TSJ creó confusión y no planteó escenarios claros para qué hacer luego de materializada la falta absoluta del Presidente Hugo Chávez. Sin embargo, y partiendo de esa interpretación que el máximo tribunal del país dio a la Carta Magna, sería el ahora Vicepresidente Ejecutivo de la Republica quien debe asumir el cargo. “Si la tesis es que el presidente Chávez continuó su mandato sin juramentarse, tendría que asumir Nicolás Maduro, si por el contrario, el Presidente es electo y fallece antes de la toma de posesión debe asumir el presidente de la Asamblea Nacional para así sostener el hilo constitucional del país”. Aguiar asegura que Venezuela no puede estar sin Presidente, pues estaríamos ante una nación vulnerable sin tener la capacidad de adoptar medidas de emergencia. “Apenas ocurre la falta absoluta los 30 días siguientes deben realizarse los comicios para elegir a un nuevo presidente. Hay que garantizar el hilo constitucional, se trata de un tema que debe resolverse inmediatamente”.


Caracas, del 8 al 15 de marzo 2013

Hugo Chávez Frías (1954 - 2013)

23

Y qué hacer con el “mito Chávez” Un psicólogo y psiquiatra analiza lo que puede pasar tras la ausencia de Chávez Oliver Parra

Luis José Uzcátegui es psiquiatra y antropólogo, pero como analista político se atreve a predecir que no será fácil llenar el vacío de Chávez. Advierte que no hay líder en el gobierno. -La devaluación del bolívar, las medidas económicas ¿Cómo reacciona la gente frente a eso? -Eso está enmarcado dentro de la estrategia del miedo. Si yo genero un estímulo que confundo y aturdo, eso genera una emoción inevitable de miedo, es parte de lo que está sucediendo. Este país viene siendo mantenido a través de estímulos miedogénicos de diferentes formatos, el más actual es este, una devaluación, el mismo término lo dice, mensajes contradictorios, está muy bien pero se está devaluando, vienen cosas peores, posiblemente la gasolina pueda subir. Entonces, esto crea un aturdimiento. -¿Frente a eso, cómo se protege la gente psicológicamente? -Identificar lo que le está pasando a sí mismo, primero, porque la tendencia del humano es encontrar el factor externo. Darse cuenta de que tiene miedo y que ese miedo no debe paralizarlo sino debe darle estímulos para resolver, actuar, convertirse en un agente de cambio de sí mismo, de su grupo, de su colectividad. Aquí se necesita participación a través de los votos, a través de la protesta, a través de la acción. -¿Deprimen este tipo de cosas? -Cien por ciento. Pero deprimirse, angustiarse, estresarse no es el problema, que es una equivocación que también hay. Los humanos necesitamos a veces ciertos momentos de adversidad -¿Cómo enfrentar el mal tiempo, con buena cara? -Con sentido de arrojo, de coraje, que es un poco lo que se está buscando en el mensaje de los líderes. -¿De qué se trata el programa que tiene sobre el cerebro, la mente y los líderes? -Hay cosas que son muy obvias, todas las decisiones políticas están generadas en el cerebro. Cuando el pueblo tiene temor, tiene miedo y vota por un candidato, es una función del cerebro. -¿Y vota con emoción? -Además, la emoción es determinante, es privativa para la decisión de los humanos, hoy en día también tenemos cosas que son bien evidentes, gracias a los estudios de la Neurociencia, gracias a los estudios de la Imagenología Cerebral, podemos precisar por qué un individuo elige un candidato y no elige a otro -¿Por qué se actúa así? -El cerebro tiene dos vías o dos canales, una vía que se llama la vía alta y otra la vía baja, la vía baja es por donde nos entra el 90 por ciento de la información que llega a la dimensión emocional. Nosotros los humanos lo que somos es receptores básicamente de emociones.

-¿Qué papel juega la maquinaria frente a eso? -El líder es la maquinaria cien por ciento. -¿El cerebro? -Hablemos de los líderes, se reúnen en una mesa y se ven con falta de seriedad, juguetones, que sucedió hace poco acá, cómo lo percibe el pueblo, con emociones negativas, en cambio muy diferente al individuo que produce seriedad, seguridad, estabilidad, que produce confianza. Nosotros nos planteamos una realidad en Venezuela, el post-chavismo. Diría que nunca ha habido una ventana tan interesante para el liderazgo como ahora, aprovechémosla. El mensaje de los líderes oficialistas actuales, como son tan limitados les llega poco a la dimensión emocional del pueblo, inclusive de sus seguidores, lo que todavía tienen amarrado a los seguidores con este modelo es en parte las promesas que les hizo el gran líder, que ese sí sabía llegar, que fue Chávez. Qué útil es que pudiese descubrirse que hay un nicho que está abierto para los líderes, inclusive no tiene que ser un líder de la oposición, puede ser uno oficialista. -Se habla del mito Chávez, el sentimiento Chávez, casi religioso ¿es realmente así? -Cien por ciento. -¿En el mundo opositor, en el elector opositor, cómo actúa el cerebro en este momento? -Básicamente no es la derrota como tal, sino cómo resolvieron las derrotas, esa es la primera, no hubo mensaje, ese planteamiento de un mensaje contundente, sable, fuerte, seguro, concreto, ilusorio, mágico y sobre todo inspirador. -¿Eso es fácil? -No es fácil, pero cuando uno se mete a ciertas actividades debe estar claro de que debe tener ciertas competencias. Y resulta que la emoción es la base de todo, lo acabamos de ver en Obama, la gran estrategia que montó

para llegar de nuevo a la Presidencia y para mantenerse fue cien por ciento emocional. Generar un contagio afectivo tremendo con el pueblo, del individuo seguro. -¿Es endosable el carisma y la empatía de Chávez? -Por un mito, no sabemos si ese mito va a pegar. Tenemos un carácter nacional de gente alegre, es el cheverismo, gente comunicativa, gente muy amistosa. Tenemos que tener cuidado, eso es lo que están tratando, cómo montar el mito Chávez para ayudarse y tenerlo como pedestal, porque como líderes no tienen pegada y el nicho sigue abierto. -¿Y del otro lado? -Del otro lado es la posibilidad de que aparezca el individuo que desarrolle ciertas competencias de marketing emocional, y eso se aprende. -¿Pero si se deja instalada una maquinaria, un sentimiento, eso no se abandona de la noche a la mañana? -Y por eso es que es tan importante esta estrategia emocional, entre más técnico, más pertinente esté con la modernidad y con los conocimientos de psicopolítica, de marketing emocional y de cerebro político, mayores serán las opciones. -¿El mensaje relacionado cerebro-líder, en la oposición qué hay? -Insatisfacción, sienten que hay cosas muy insípidas en el mensaje acartonado. Una de las cosas que preocupan mucho es que el patrón, inclusive desde líderes jóvenes, es el acartonamiento, no hay esa frescura, a pesar que son jóvenes, que están llenos de versatilidad hasta generacional, entonces, si no transmiten esa capacidad de emociones bonitas, gratas, cuesta mucho para llegar y si además de eso se dicen cosas poco prudentes. -¿Cómo qué? Como decir, por ejemplo, que tenemos 20 años para resolver este problema en el país. -¿Pero y si los tiene? -Sí, pero cómo le cae eso a un pueblo.


Encarte Chávez  

Recopilación de entrevistas a Hugo Chavez, por Carlos Croes.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you