Page 1

2009-2010

Novo Pulsus Gabriel Alfonso García Guzmán. Ciudad de Guatemala

Prohibida la reproducción total o parcial del texto sin la previa aprobación del autor. Sujeto a todas las leyes internacionales de propiedad intelectual. En caso de recibir este documento por error eliminarlo inmediatamente y contactar al correo electrónico remitente o cualquiera que fuera el emisor.


2009-2010 2 Novo Pulsus

Novo Pulsus Bienvenida Entreabrió el folio cierto lector y sólo encontró éste renglón: -Dejadme en paz, estoy seco ahora . (El autor).


2009-2010 3 Novo Pulsus

¡Estás Loco! a: -Exactitud, Exactitud…

veracidad,

eficiencia...

Exactitud,

veracidad,

eficiencia...

b: -¿No es vivir siempre en la realidad la mejor forma de volverse loco? ¿Y no es más fácil estar consciente de "lo real" cuantificando rigurosamente lo que nos rodea? Pero contesta. No te quedes ahí parado: ¿Cuánto amor hay en un beso?, ¿Cuánta tristeza en una lágrima?, ¿Cuánto miedo en un adiós? a: -Proceso imposible; error... error... error... b: -Entonces, si algo sabes realmente: ¿cuántos días has vivido, si desconoces las emociones que dan humanidad? ¿Eres hombre u objeto; carne o piedra? a: -No comprendo la pregunta. Mi vida es la exactitud, veracidad y eficiencia. Yo superviso, yo dirijo, yo manejo, yo edifico. ¿Ves ese puente de ahí? Yo supervise a los cuatrocientos constructores que lo hicieron y todo fue según mis planos. b: -Entonces... ¿Eres una especie de capataz? a: - ¿A qué te refieres? Soy el cerebro de las sociedades. Llevo la sublime precisión de las ciencias a las aplicaciones de la vida. A mí me debes los bellos edificios, las anchas carreteras, las fórmulas que se utilizan. Cada cosa que ves ha pasado por mis manos. ¿Y tú, quien eres? b: -Soy "b" y escribo. Transporto las historias invisibles a lo que tú llamas realidad. Soy el medio en que llegan al mundo, fluyen de mi alma a mi boca, para llegar a tus oídos. Para mí no hay fronteras espaciales, no hay tiempo, ni medidas. Nada puede contenerme: soy espacio-infinito, realidad-imperceptible. Abarco con una mano tu exactitud y con la otra el caos. a: -Desvarías, desvarías. Vengan todos, aquí hay otro. (A sus amigos) Es idéntico al loco anterior que desafiaba lo exacto, lo preciso y lo eficiente. Colguémosle del árbol más elevado. Dice que escribe. No usa números, usa palabras. Pienso que ni siquiera cree en los números. Preguntémosle: ¿Aceptas la única e incuestionable verdad de que todo está hecho por números? Y si no creyeras en ellos por no haber sido educado correctamente: ¿aceptas renunciar a lo que llaman poesía y tomas una vida honrada dentro de los que practican las ciencias exactas, precisas y eficientes? b: -Dame la muerte, porque todo es poesía.


2009-2010 4 Novo Pulsus

Antiquísimo poema prosificado que encontré en las estanterías de una vieja biblioteca (falta el canto octavo).

Teo maquia Lamento Primero

¿A

quién invocaré si han muerto las musas y ninfas todas? ¿Dónde

encontraré a las graciosas Alseides para que me inspiren poéticos pensamientos, dónde a las dríades de los densos bosques, a las dulces Trías, a las tímidas Náyades o a las esbeltas Uranias que habitaban los cielos? ¡Oh Calíope, dadora de la elocuencia: sobre tu majestuoso cadáver lamenté el trágico fin de las deidades! Al encontrar tu exánime cuerpo rompí la cítara que llevaba al hombro, deshilé mis ropas, tiré de mi cabello y, al inclinarme para acomodar tu hermosa corona, gemí desesperado. No puedo menos que cantar estas desgracias en tu honor, musa indispensable a los poetas. De todas las divinidades que importunaban a hombres y dioses el más nefasto siempre fue Eros. Hijo de Afrodita y Ares. Su loca madre, nacida de la espuma que surgió en el ponto cuando el Terrible Urano fue castrado por Cronos, amamantolo con savia de espinos y de ahí provino su desabrido proceder. Tuvo Eros dos hermanos: Anteros, el amor correspondido, e Hímero, el carnal deseo. Salían los tres acompañados de Eris, la discordia; la cual iba usualmente con la mayoría de sus hijos: Ponos (la pena), Lete (el olvido) y Algos (el dolor). Les agradaba pasear al resguardo de Nix, la noche, madre de la discordia. Debido a ello, aquel es el mejor momento para los enamorados. Una noche, en la que solamente Eros y Eris esparcían males entre los infelices mortales, se sentaron a esperar a Helios, ya que estaban fatigados. En el instante en que Eros acomodaba sus flechas, una de ella rasguñole la mano, haciendo que su corazón palpitara por Eris. Así que, en el recipiente dónde guardaban la ambrosía, agregó las gotas que Anteros utilizaba para que el amor fuera recíproco. Convidó a Eris y quedó prendada de él a tal punto que yacieron en aquel terreno. Una nube de escarcha los cubrió y comenzaron a caer granizadas que destruyeron el trabajo de los labradores.


2009-2010 5 Novo Pulsus

Lamento Segundo

Zéus, tirador de rayos, anticipándose a la llegada de Eos, abandonó el marital lecho que con Here compartiera. Dejó los límites del sagrado Olimpo y, transmutando su apariencia a la de un águila, voló a la ciudad de Persia para distraer sus pensamientos. Notolo Eris y pidió a Eros que envasara sus flechas en la divina carne del Crónida. Aceptó su amante, apuntó derecho el arco y acertó. La flecha traspasó el velludo pecho y Zeus, que disfrutaba ver el exquisito palacio de Ciro, enamórese de Cassadane; quien despertaba con la llegada de Eos, la de brillante manto. Descendió Zeus a un árbol que los Persas llaman Parrotia y al cual atribuían antiguamente el don de calmar insoportables dolores, utilizando su sabia como ungüento. Trinó fuertemente el invicto Padre. Cassadane, seducida por el armónico canto, acudió al patio más externo. Sus sandalias, rebosantes de perlas, se movían espléndidamente. La fuente cantaba románticos himnos al caer en un cristalino estanque, dónde los pasillos bulbiformes se levantaban gráciles. Entró el deiforme cuerpo de la reina en delicioso Sopor y Zeus, tomando forma humana, besó sus voluptuosos labios mientras estrechaba su cintura. Pidió entonces a los vientos Bóreas y Zéfiro que los transportaran ligeramente a la montaña Kaf, pues estaba transido por pasional deseo. Al llegar, descubrieron que solamente Uranos sabría su secreto y folgaron plácidamente durante ocho días. Al noveno, cuando ya había recorrido el carro de Eolo dos tercios de su carrera, regresó Jove al castillo que le construyera Hefestos, el ilustre cojo de ambos pies. Lo recibieron los Dioses presididos por Here, quien lo increpó diciendo: "¿Regresas ahora, oh cruel? Ocho días te hemos buscado hasta los límites del mundo. Dos veces Febo Apolo, que de tirar saetas se gloría, voló con Atlante, para averiguar si no caíste de la terráquea superficie. Hades, acompañado por los Hecatónquiros, bajó al Orco para comprobar que las negras Keres no te hubieran llevado a los dioses subterráneos. Y tú, que nunca compartes tus propósitos, nos mantienes en innecesaria vigilia." A lo que Zeus, morador de éter, respondió: "Here, ¿Por qué me increpas profiriendo duras voces y despotricas en mi contra careciendo de fundamentos?


2009-2010 6 Novo Pulsus

Las parcas no han concluido de hilar mi destino, pues es infinito como el de los demás Dioses. No conoceré jamás la muerte, ni la odiosa vejez. Tranquilízate y no te agites por naderías" Así habló el Dios del trueno y del rayo, engreído de la vida que aún conservaba.


2009-2010 7 Novo Pulsus

Lamento Tercero

Cassadane fue regresada al palacio por los vientos Bóreas y Zéfiro. El Noto, encargado de llevar las embarcaciones por el ponto, se hizo briza y abrió la ventana de su recamara. Hipnos poseyó sus pensamientos hasta que el ilustre Ciro, quien venía de participar en el deporte de la caza, lo ahuyentó con una multitud de besos en el floreciente cuello de su amada. Desperezose Cassadane, restregó sus ojos y quiso pensar que todo había sido un lejano sueño... Ciro llenó dos copas de vino y le habló suavemente en romántico discurso: "Gorrión mío, estrella mía, concédeme la tierna pasión de tu compañía. Dame la embriaguez de tu amor exuberante para que muera en el ondulado desierto de tus caderas. No me prives, oh sultana mía, del fresco oasis de tu boca." A lo que Cassadane respondió: -"Sabes tú, que imperas sobre mis propias intenciones, cuánto me apetece siempre estar contigo; pero extraño el mediterráneo clima y las olas que ya se encrespan, ya se apaciguan. Llévame al hermoso mar de marfil, dónde viajan las naves con nuestra hermosa seda y será tuyo cuanto pides." Ciro, como aquel que ambiciona conquistar una fortaleza, contestó viendo al horizonte: "Por ti entregaría todo lo que poseo. Quinientos camellos serían escasos para llevar los tesoros que daría solamente por rozar tus delgados tobillos con las orlas de mi manto, traería la luna atada a tu ventana con un hilo de plata, pintaría los océanos de púrpura e infinitos esclavos recitarían loores para ti de día y de noche; aunque riqueza mayor ya es tuya: mi amor. Iremos ahora mismo. Quince embarcaciones llevarán nuestra comitiva, así todos sabrán que todo cuanto es visible, incluyéndome, te pertenece." Suspiró Cassadane al escucharlo. Al fin él lo había admitido, la amaba desesperadamente.


2009-2010 8 Novo Pulsus

Lamento Cuarto

La vida es el inexplicable preámbulo de la muerte. Cada día, a cada minuto, nos acercamos más al final. Los dioses no eran diferentes en nada a los efímeros. Fueron pasto de los sentimientos, del temor y de ellos mismos. Tú, Eros, fuerza maléfica, no lograste más que el opio: dar una bella mentira, la esperanza de estar vivo. Ella apura el desfile de las horas hasta la otra nada. Esa temida paz del no ser, ese gigante que todo lo traga y lo vomita al inframundo. Tú, Eros, haces llevadera nuestra primera muerte, la vida. Unos húmedos vientos se envestían en el comedor del barco. Tifoeo, desde el tártaro, los mandaba como plañidera profecía de la divina extinción. Bellos sirvientes extendían manjares sobre la pulimentada mesa. Para los emperadores no existía mundo, ni vida. Solamente el éxtasis del amor, que todo lo cubre y desnaturaliza. No había paredes, no había ponto, no barcos, no manjares, no Urano, no Zeus, no gea, no Olimpo. Únicamente Eros. La emperatriz de las perlíferas sandalias tomó a Ciro de la mano y fueron corriendo a popa. Eran como dos adolescentes que entrañablemente se aman. El ingenuo poder de Eros parecía ser interminable y perfecto. Así, cuando al fin las personas llegan a ser felices, males innumerables sobrevienen de todas direcciones. ¿Por qué solamente un día, una noche o un segundo forman las memorias felices? Cassadane, a la distancia, consiguió ver a Tritón, hijo de Poseidadón, nadar delante de su séquito de Ictiocentauros. Eros, disuadido nuevamente por Iris, disparó su saeta a la de los voluptuosos labios y Cassadane se sintió atraída al Príncipe de los mares. Separó la mano de Ciro de su cintura y fue hacia el camarote. Porque repudiaba otro amor que no fuera el de la juvenil deidad.


2009-2010 9 Novo Pulsus

Lamento Quinto

El

padre Zeus, atacado por el insolente Eros, dio con las Persas embarcaciones y buscó a Cassadane, copiando la fisionomía de un pequeño gato. Corrió detrás de Ciro y escuchó la plática siguiente: -¡Cassadane! Abre nuestro regio camarote. ¿Por qué, abruptamente, te has desunido del tenso lazo de mis brazos? -Porque, insensata, estoy enamorada. -También yo, confidente mía, consejera mía, lo estoy. Repliega ya la cerradura para que no tardemos en unirnos por el suave hito del amor. -(Cassadane, en queda voz) Ignoro quién era aquella criatura a la cual amo tan exclusivamente. ¿Lo habré imaginado o realmente existirá? Sin embargo; realizo el sincero voto de no entregarme a otro que él no sea. -¿Qué discurres clandestinamente? cumplimiento de lo prometido.

Hazme

pasar,

no

postergues

el

-Ay de mí, ¿cómo salvarme? Zeus, aunque triste por saber que la bella Cassadane amaba al príncipe de los mares, hizo zozobrar uno de los quince barcos. Ciro tuvo que comandar el rescate de la tripulación. El padre de los hombres y los dioses combirtiose en láminas de bronce y pasó a través del orificio que había entre la puerta y el suelo. Llegó a la tímida Cassadane, quien se lamentaba sobre sus mantas púrpuras. A la cual se dirigió persuasivamente: -¿Por qué motivo arrugas las blancas colinas de tus facciones con amargos y negros ríos? No te abstengas de responder honestamente, por pudor a quien amaste y ahora olvidas. -Vete, mal sueño... te repudio. (Y la casta mujer abofeteó el divino cutis del que reina en el Olimpo.) Estaba atónito el Cronión. ¿Rechazado él; no correspondido? Decidió abstenerse de usar la fuerza y se alejó para castigar al pernicioso responsable. Buscó en el azul lomo del Océano y hallolo en un dócil claro. Tañía Polidora la alegre cítara, mientras cantaba profecías sobre los amores de Ulises con Cálicide, reina de los tesprotos.


2009-2010 10 Novo Pulsus

Inflamado Zeus de insensato encono, sin reparar en lo venidero, desenvainó la daga que escondía en el tobillo y la utilizó contra el benéfico Tritón. Gritaron las Oceánidas y el sutil icor brotó debajo de la tetilla. No supo de dónde la ker nefasta provino y su cuerpo flotó inerte en el piélago inmenso.


2009-2010 11 Novo Pulsus

Lamento Sexto

Oteaba

el ínclito Zeus a los dioses soberanos. Aliados de Neptuno para vengar la muerte de Tritón. ¡Grey de infieles cobardes, pusilánimes hipócritas! Amarraron la coyunda que ha de llevarlos al desastre. Terminarán como el ganado de sus altares. ¿Quién hará oblaciones a los desollados traidores? ¿Qué piras arderán para los incorruptibles perversos? Ni una lágrima será vertida en memoria de los que esgrimen, con doloso empeño, la espada hacia Jove. Mandó Zeus un águila como emisaria de sus militares votos. Planeó sobre las testuces de los conspiradores y la curva envergadura de sus alas cortaba el divino cielo. Llevaba en sus garras una serpiente que se enroscaba e inoculaba ponzoñosa saliva. Sangre y veneno goteaban de las patas; la hierba buena o mala moría irremediablemente. Hundió el heraldo dos picotazos en la cabeza de la víbora, matándola. Febo, experto en dar agüeros a los hombres y Dioses, interpretó el símbolo: -“El águila de Zeus nos ha sido enviada para participar adversa guerra. El altisonante domeñador del universo anuncia desigual reyerta. Magnificente y perfecto, en menos de dos ataques, segará su propio linaje y a todos cuantos revelarse intenten.” -“De frágiles es mantenerse pávidos frente al destino. Tomemos nuestra gloria y triste alcurnia; asesinos deben ser los hijos de los dioses. Corramos ya a la lid a vencer o ser vencidos; no hay más para hombres o insignificantes deidades. A nada debe reducirse el ser irrevocablemente. Esa es la naturaleza de la vida: perdurarse o terminar.” Así respondió Ares, dueño de la violencia y la ira. Luces furiosas caían de todas direcciones, estridentes rayos destrozaban carne y músculo. El icor divino de Neptuno se derramaba dócilmente en la palestra, como la sangre de de un joven toro, nunca sometido al protervo yugo. Sinfín de veces fueron arrojadas infinitas centellas esplendentes a los traidores que evadían una para ser acometidos por cientos. Jamás asomaron ojos humanos o deíficos descansar en la velocidad del brazo de Zeus. Superior al batir de un colibrí.


2009-2010 12 Novo Pulsus

Solamente Palas, benigna Tritogenea, nacida de la cabeza del Crónida, pudo escapar a la espantosa matanza. Huyó a los vergonzosos alcázares subterráneos, para lograr venganza y victoria contra el que todo lo puede. Llagada, asomó en las bóvedas de bronce que encarcelan a los dioses subterráneos, insaciables de revancha contra el que fue amante de la hermosa Cassadane. Golpeó una y otra vez, las lágrimas saltaban de dolor y la quieta muerte se avecinaba, cuando por fin dio libertad al encarcelado ejército. -“Salgan, parientes míos, a destruir al pariente que los ha afrentado. Mi vida, que debía ser eterna, acaba hoy; pero no la esperanza de un día justo. ¡Venced!” Cayó al suelo satisfecha, en búsqueda de la justicia. ¡Salve, triste Atenea; prodigio del mundo, salve!


2009-2010 13 Novo Pulsus

Lamento Séptimo

Emergieron

los titanes revelados y hollaron la negra tierra con ejército envidiable. Cada falange iba armada de rabia, contraídos puños y visos de victoria. Resultaron tan buenos y tantos, que no hubo espacio custodiado por el ponto libre de al menos un hábil escuadrón. Conocían que no habría otra batalla. Acertarían todos los golpes, esquivarían todas las teas. Pelarían, con el cuerpo en tinta del licor que les da vida... pelearían. Los soldados de vanguardia enardecían la llameante braza de las almas y, con sanguinarios peanes o retóricas arengas, incitaban la muerte del Crónida: -"Lejos de las hondas profundidades del tártaro, fuera de las despreciables cavernas, él imperaba. Cuando la desesperación de los milenios excitaba nuestro odio, él regía. Mientras nuestra soledad, en oculta reclusión nos maltrataba, él gozaba. Zeus el advenedizo, el infame, el miserable, No tenemos espadas ni jubones por sernos poca cosa. Con nuestras manos nos bastaremos para arrancarle las vísceras y alimentar la rapiña abundante. Reconstruiremos los olímpicos alcázares y lograremos cuanto estamos destinados." Habló después el más veloz de los titanes, Colopteo, trayendo nuevas sobre las remotas legiones: -"Los desleales Briareo, Coto y Giges, que tanto daño hicieron a nuestra raza, fueron capturados y muertos. Sacados todos del hermano mar, han comparecido ante nuestro ejército por su maligna enemistad. Siete veces les preguntamos si repudiarían a Zeus para unirse a nuestra causa y siete veces han aceptado. Como es imaginable, de sus veintiún cobardes traiciones, tres ejecuciones debieron hacerse. Nada nos interesan los aliados de sí mismos que guardan la vida infamando su palabra." Vitoreó cada uno la destrucción de los aborrecidos Hecatónquiros. Animados para enfrentarse a Zeus implacable. Entonces, el sublime padre de los dioses, tirador de rayos, bramó revolviendo el universo entero. Inesperado como una centella, se movía entre los titanes, dando fulminantes ataques entre los recios dioses. Dejó sembrados egregios cadáveres en todo lugar que arremetía.


2009-2010 14 Novo Pulsus

Ni las montañas que acometió quedaron enteras. . Dio tres vueltas a la tierra hasta quedar completamente solo. Ahora él reinaba absolutamente.


2009-2010 15 Novo Pulsus

Lamento noveno

El Crónida reposaba sobre una roca, concluida la guerra contra los perfectos titanes. Descansado, comenzó a razonar consigo mismo al recordar a los Olímpicos: -"¿Por qué las furias no acosan al asesino de sus hijos? Horribles y ociosas persiguen la sumisión del más débil, dejando en paz la conciencia del que impone, con sangre, un mundo. Eternizadas son las inequidades que cosen el manto de los poderosos. El patriarcado de la plutocracia y la violencia. Oro y la fuerza hacen señores y siervos, padres e hijos, dioses y hombres. ¿Acaso yo, el dictador del cosmos, soy mejor que el más ínfimo de los mortales? Únicamente con terror y violencia dirigirlo podría. ¿A qué tanto empeño en gobernar a alguien que nació soberano y sin objeto? ¿Acaso esa ventaja que obtengo al ser el máximo, no me reducen a lo mínimo? ¿Por qué las suntuosas vestes, por qué tiránicos honores, por qué mensajeros, por qué privilegios? La codicia de contener el todo en una mano me condena y el castigo es ser llamado todopoderoso. Imposible es lo que realmente ambiciono. Yo, maldito, la observé conmovida por la pérdida de Tritón. Yo, que cogía la daga enfurecido de celos, acurrucado sobre las manos, hacía oblaciones al supremo Eros para que me matara antes de continuar palpando su agonía. Perecer es lo único que me salva del sufrimiento. A mí, al extintor de las Auloníades que moraban en los pastizales, las Limnátides de los lagos, las Hamadríades de los frondosos árboles, las Pegeas que habitan los manantiales, la bella Temis de la razón guardiana... Ciego, acabé con todo lo que era noble y bello, queriendo terminar la titánica estirpe. No hay virtud en combatir a los justos amigos, ni belleza en el déspota que pudiendo hacer bien elige el daño. Que la muerte de Zeus honre a sus víctimas" Desfundó la misma navaja con la que mató al hijo de Neptuno, príncipe de los mares. Alzó hacia el sol el desnudo acero y lo envainó en sí mismo. Desfallecido, pedía perdón al mundo por haber sido el más necio de los dioses: el que pensó ser indestructible.


2009-2010 16 Novo Pulsus

En aquel instante las tres partes del mundo quedaron bajo el dominio de Hades. De los dem谩s dioses s贸lo Eros y Eris sobrevivieron; por el amparo de Nix, propicia a los amantes.


2009-2010 17 Novo Pulsus

Nova Épica, Imbelicón

Testicular

se llamaba el caballo de Imbelicón el prieto, conquistador del

mundo. Imbelicón animó a cada raza humana -todas inferiores entre sí- a exterminarse eternamente por poder y baratijas. Ignoran que no estarán otro milenio y que su misma mierda tibia los asfixiará. Una piedra inhabitable será la puta casa de Imbelicón, su caballo leucémico se volverá loco y se le irá cayendo el cuero pedazo a pedazo. El aparato de producción fecal se desboronará, los trabajadores libre/explotados -monstruos idiotas medio humanos, medio superhombresdecretarán su propia muerte en revuelta contra Imbelicón. Removerán el inframundo y alterarán el orden cósmico de mis huevos. Imbelicón, borracho, calvo, blanco, impotente y sin su fiel corcel testicular, perderá la vista. Tomará su bastón Arsenicoso, nuevo sable desde que la pólvora está deprimida por matar los jueves, para destruir a los revoltosos imaginarios. Irá Imbelicón dando sablatonazos por aquí, por allá. Sin ver nada, maltratando la liviana atmósfera. Los sediciosos, formados de aire, magia y un materialismo acorazado que les impide creer en su propia existencia, no evaderán. Más bien arrostrarán los palos de frente, haciéndolos pasar en el éter líquido de la inanimación. Imbelicón continuará intentando refrenar la rebeldía hasta el fin del tiempo mismo. La materia que compone los objetos y seres comenzará a separarse. Imbelicón se irá disolviendo; gritando venganza contra los informes pensamientos... y al llegar a un aéreo narcotismo, habrá terminado su existencia.


2009-2010 18 Novo Pulsus

Monólogo interior usando libre asociación; escrito a manera de disque nueva picaresca posmoderna.

En mi pequeño exilio artificial, idealismo exquisito y agrio, participo del país que no es mío, habito el apartamento que no me pertenece y me inmiscuyo en pláticas que no me incumben. Todo es tan ajeno...: sus costumbres, sus pensamientos, sus espíritus morenos y sumisos o sus rubios teoremas de dictador. Me acoge su cielo, lo contemplo y no lo entiendo: era azul, yo lo recuerdo. Mientras tanto, las masas vienen, van, se conocen, se huelen, copulan y mueren. Firman alianzas los señores del xibalbá y las ignoran para poderle quemar otra vez las nalgas a Hun hunahpu, también al abuelo, también a la abuela, sus nalgas morenas, bajo el corazón del cielo, sobre el corazón de la tierra. Se narraban historias mitológicas, cuentos coloniales de aparecidos, revoluciones frustradas, esperanzas, mocos, lloriqueos que cubren de baba y aburrimiento, la brevísima relación de la destrucción de tu vida, la finca del criollo, rusiticatio mexicana –si sabemos latín los inditos-, la ciudad sin árboles, miguel ángel asturias tan gordo y tan feo, por qué no habrán escritores guapos¿?, todos parecen clérigos medievales que se toquetean como locos, las intervenciones, nuestro mundo por la mañana, un chiste de velorio y los desayunos a base de café, tabaco y pornografía grabada en una camionetadelaavenidabolívar, el placer froterista del transmetro, un cepo rojo, rio, me toqueteo un poco –salud lectoras-, una tristísima novela rusa, máximo soto hol, el putazo de rafael arévalo martínez con su tigre follador del trópico, el insigne Bolo Flores, humberto akabal, dante liano, mis pelotas, media libra de rábano, dos litros de cabro, rosemberg musa, maryori, sexo por teléfono, sexo por mensajes de texto, letras, palabras, fonemas, articulaciones, gemidos: Habrá eclipse total de sol mañana; visible en yakarta a partir de las tres y media de la tarde... …, sueños eróticos, guatemala, traiciones, esclavitud, miseria, odio. Yo, aquí; tú, no sé. 06/08/09


2009-2010 19 Novo Pulsus

Hiperrealismo urbano

Eran las seis de la tarde, el solsticio de invierno hacía que la noche fuera prematura. Los buses iban fornicando el pavimento con sus llantas de caucho vulcanizado, colgaban las personas de los andenes como pequeños muñecos de trapo y maicillos. Aquella ansiedad ingenua de quedarse varado en un punto lejano de su hogar, hacía huella en los transeúntes. Era miedo a ser asaltado, miedo a morir, a dejar huérfanos y huérfanas, a no ver el partido del sábado, a no besar más, a no intentar ser feliz. Grupúsculos de trabajadores esperaban en la esquina entre décima y octava; ni un asomo de conciencia, nada de heroísmo. Castrados y cobardes, adormecidos por la religión, drogados con su propio sudor, la vista sometida, baja, destilando servilismo infrahumano. -Háganme el favor de correrse a la filita de en medio, ordenó el chofer cuando ingresaron al vehículo. La carcacha echó una nube de humo negro, y, milagrosamente, arrancó. Vibraban las paredes del bus, las ventanas de vidrio; era como si quisiera romperse, morir de viejo, descansar contra la voluntad ambiciosa del empresariado. No había espacio siquiera para doblar el cuello. He visto camiones llevando recuas de ganado que lucen más acogedores. Conforme llegaban a los barrios más peligrosos, se incrementaba el precio. Inició siendo uno, luego dos, tres, cuatro, cinco, diez quetzales. Todo en proporción al riesgo para el piloto, parte de la sociedad más enferma y asesina. Cierto mendigo abordó la camioneta roja, subió echando de golpe un quetzal que sonó a rebeldía. Estaban dilatados sus ojos, tambaleaba. Se fijó en una chica que iba sentada, era rubia a toda costa. Llevaba un par de trenzas que se derramaban sobre su escote. Tenía unos pechos macizos y grandes, podía verse el pezón traslucirse a su ajustado topsito de niña mala, que se aferraba a la lujuria en un mundo dónde el amor no existía. Su rostro melancólico vio acercarse al mendigo, sin esperárselo, sintió una mano pequeña sosteniendo su pecho izquierdo. Pronunció un grito que alarmó a todos. El chofer frenó la camioneta, sacó el machete que guardaba con pavor y rabia. La hoja mellada estaba ansiosa de matar seres ya muertos. Intentó echar al mendigo por la fuerza pero se sujetaba a los asientos, gritando obscenidades, pidiendo un poco de humanidad.


2009-2010 20 Novo Pulsus

Colmado de ira, dio el primer machetazo; los dedos saltaron hacia todas direcciones. La sangre corría salpicando a las personas que chiflaban felices. Llamaban héroe a ese hombre y pedían más carnicería. Él se había vuelto un ser risueño, sentía que la vida le devolvía ese algo que nunca tuvo. Complacía a su público, daba golpe tras golpe, tajadas secas, precisas. Concluyó con la cara llena de sangre, no le quedaba nada que seguir mutilando. El hilo de nervios que unía el hombro al resto del cuerpo era su hazaña, el éxito de la barbarie frente a la razón. Su auditorio estaba enloquecido y no dejaba de aplaudirle. Pasaron los años, y si tomas un bus en la esquina de la octava y décima, a las seis de la tarde, puedes escuchar aquella y muchas otras anécdotas.


2009-2010 21 Novo Pulsus

De cuando mi testículo izquierdo no quería bajar Ésta vez estoy forzado, por Lóaces que me atormentan, por mí mismo y mi testículo rosado. Puta, está peludo; puta, está animado¡! Se balancea, se balancea, se balancea. El gato se embriaga al verlo, el gato es mi testículo, mi testículo rosado. Cierta vez no le apetecía, debido a estar asustado, salir con su compañero. Le hablé amablemente: sal pedazo de huevo, sal que te lo ordeno yo. Y más se rehusaba; pero como a los animales y los genitales solamente a la pasión responden, con mimos y buenas incisiones mi doctor lo ha sacado. Ahora no tiene miedo, ahora tampoco es rosado. Pero sigue siendo mi testículo izquierdo.


2009-2010 22 Novo Pulsus

La cárcel de la puta princesa Degeneradamente malévola fuiste conmigo; dejándome a mi suerte cuando más te amaba, puta. No te fijes en mi ebriedad, tampoco en el tono vulgar, menos en la jodida ortografía; solamente lee y cállate, perra. Bien sabes, que bien te quería: como una gaviota que ama el cielo despejado de la canícula y echa el vuelo confiada en que el clima es propicio a su naturaleza. Así yo deseaba ser feliz en tu amor... pero en al aire de tu vacilación caí, creyendo que era viento del Euro. Estúpido, te amaba¡! Yo tiernamente esperaba en las escaleras que daban a tu recamara, sentado en un avaro peldaño, que eliminaras todos mis temores con un beso. Y mil dudas me diste a cambio, mil enfrentados conceptos, mil lágrimas de noche en noche. Aaaaaaaaaaaahhhhh¡! Tardé cien vidas en olvidarte, cada una de innecesaria redención. Llegué al abismo más solitario, cuando creí que habría quietud, mi corazón se enamoró nuevamente. No puede limitarse a bombear sangre como todos los otros¿? Debe de ser apasionado y bravío¿? Desconfiado, dudaba del amor que me extendía liberalmente. La comparaba contigo, con tu crueldad. Así fue ocurriendo tantas veces como días infelices he tenido desde que memoria poseo.


2009-2010 23 Novo Pulsus

En cada negligencia estabas tú, su ornato eran tus faltas... y ellas, que injusticias innúmero recibieron de mi parte, ninguna bajeza ameritaban. Como yo jamás las amerité de ti. Ahora, en el aire malicioso dónde estás atrapada, causando calamidades a cuantos graviten en derredor tuyo, te dejo partir.


2009-2010 24 Novo Pulsus

Carta abierta a quien le guste leer correspondencia ajena.

La intestina intuición de que la vida no termina en la aniquilación completa del hombre, me absorbe ineludiblemente. Si bien sé que la vida es individual y se nace y muere solo, también reconozco mi deseo de estar contigo, sentirme acompañado aunque sepa que eres un maldito/a en acto o potencia. La despiadada ira que me produces es culpa más tuya que mía. Quisiera evitarla casi tanto como quiero echarme al sol a combatirte hasta exterminar tu ser, hasta que seas nada maldita e insignificante. El límite es que me parecería tanto a ti, mezquino calco de un demente. Te combatiré entonces sin violencia, alcanzando mi propia humanidad, siendo el que soy. Apartándome de ti. Ni siquiera, pensándolo bien, hay necesidad de asesinarte, pues tú ya estás aniquilado. Aunque hubiera, estoy seguro que tú la aceptarías y te deformarías nuevamente en ti. Disfruta tus locuras, pues tampoco deseo ser tu atormentador y me da lástima quitarte tu mentecato gusto.


2009-2010 25 Novo Pulsus

A vos Tres son los mundos de la perenne dictadura. Y en la tercera esfera, del tercer infierno, frustrado por construir palacios de latas, mi ser pregunta: ¿Hasta cuándo modelaré una dama en ti, Aldonza? Finca que nunca ríes, mortaja incierta, despréndete de mi carne. . Agravia otros; alguien que te ame, pequeña.


2009-2010 26 Novo Pulsus

Historia extraída de mis cojones

Entonces don Ismael, dando un gran trago de guaro, nos contó esta historia. Sentado en la silla que ponía frente de su casa todos los domingos: -Era hace una vez, en el coño del mundo… Porque han de saber bien, pequeñuelos, que la tierra tiene coño. Y que en el coño del mundo la esperanza se suicida, las pandemias riñen por la supremacía, la mano de Dios cuesta que se extienda y amanece de último. En el coño del mundo viven pequeños mequetrefes estúpidos, las mujeres son feas y crueles, las personas están malformadas, los problemas se resuelven a tiros o con borracheras. En el coño del mundo la recreación consiste en llegar a no sentir a base de narcóticos de todas las especies, la cultura es vivir alcoholizado y golpear al conyugue para no afrontar la frustración. En el coño del mundo, o en el mero ojete, todos son mediocres. A la selección de fútbol le ganan todas las otras, los índices de desarrollo retroceden más rápido que en el resto del planeta, los empresarios son los más ambiciosos y bestiales, las maquilas explotan más a sus empleados (por no llamarlos llanamente esclavos). En el coño del mundo los policías asaltan a los ciudadanos, la corrupción es confundida adrede con la astucia y la astucia, con la inteligencia. En el coño del mundo lo mejor es ser idiota para no entender que está pasando. En el coño del mundo todos los perros te muerden. En el coño del mundo nunca te dan el cambio. En el coño del mundo eres culpable hasta que pagues lo contrario en efectivo. En el coño del mundo, en medio de aquella tempestad ridícula, nació del que tratará ésta historia. Vivía en una barriada moderadamente miserable, en la casa de su tía modestamente inteligente y llevaba una existencia pobremente feliz. Imaginaba ser sanate e irse volando muy lejos y muy alto, sobrepasar la infecciosa inequidad que lo sacudía de vez en cuando como un buen ataque de asma. Vicente se llamaba él. Su único amigo era el sol. Lo alejaba del mundo que podríamos, o no, llamar real. Pasaba horas de horas viendo a su amigo sol. Sentía sus rayos potentes quemándole la retina, lloraba con su poderosa


2009-2010 27 Novo Pulsus

fortaleza lumínica y aceptaba el regalo de espectaculares manchas que le divertían por días y noches enteras. Esa amistad le producía felicidad. Una noche, después de cenar, se fue la luz, como usualmente ocurría. Extrañaba a su amigo sol, que no podía defenderle de la incierta oscuridad. Pero su tía, previendo como toda anciana esos acontecimientos sin importancia, tenía preparada una vela de cera. La llama se ondulaba y retorcía; era anaranjada en el centro, amarilla en los bordes. Se hizo amigo de la llama rápidamente, había olvidado al cobarde sol. Pasaba sus dedos rápidamente entre ella, acariciándola. Amaba el escozor que le producía en la mano y la idea de estar en lo prohibido nuevamente. Compró un encendedor para nunca olvidarse de ella y poderla ver aunque fuera de noche. Una tarde estuvo tentado de incendiar su casa y, por qué no¿?, lo hizo. Su tía, no lamentablemente, pues poco importa a la historia que cuento, murió. Don Ismael nos miraba iracundo, liaba un cigarrillo y se pasaba la mano en la frente quitándose el sudor. Dio otro profundo trago de agua ardiente, que yo siempre creí que era aguarrás, y terminó el cuento de esta manera: Vicente, buscando otro sitio para estar, llegó al centro de la ciudad. Tenía buenos recuerdos del casco urbano. Los días de mercado con su tía, pasear sin rumbo fijo y observar las antiguas fachadas remozadas por el ayuntamiento. Una recia lluvia lo asedió sin aviso, corrió a la entrada de una casa, sacó su encendedor e invocó a su amiga. La llama bailaba para él como un hipnótico advenimiento de la muerte, de la vida, de tristeza y felicidad. Y cuando más concentrado estaba en cualquier vibración de su amiga, una mujer le pidió un poco de fuego. Vicente quedó abrumado, quería la totalidad de la llama para sí mismo. -Puede ser, respondió pensativo. -Qué debo de hacer para que me des ¿?, volvió a preguntar la pícara. -Condúceme a un lugar para pasar la lluvia, aquí mi amiga se asusta con el viento del norte. Ella aceptó, encendió un cigarro y lo guió a una calle inaccesible. Allí había una venta de cuadros; varios caballeros entraban y salían, platicaban, estrechaban manos, conversaban y bebían vino. Pero ninguno llevaba un solo cuadro. Todos eran dignos ciudadanos; inclusive pudo ver al alcalde vistiendo su sombrero de Fedora, un paraguas negro y su sobria gabardina ocre. La chica hizo entrar a Vicente, lo presentó y dejó sentado en una mesa cercana a la barra.


2009-2010 28 Novo Pulsus

No había Luz y realmente no importaba. Vicente extendió su brazo e hizo chispear el encendedor. La llama se movía, era como si se acercara a él, se tiraba al suelo de la barra, gateaba, jadeaba y hacía contorciones. Estaba completamente erotizado cuando se apagó el combustible del encendedor. La clara presencia de la chica quedó ahí únicamente... Vicente fue feliz de nuevo.


2009-2010 29 Novo Pulsus

Kuinem

Holgaban

sin número de héroes. Tenían dispuesto un espacio propio, un recinto propio. Afuera de la tierra y afuera del cielo. Poblaban una región invisible desde las cuatro esquinas. No podía medirse con cuerdas o con brazos. Porque vibraba junto a la tierra, porque vibraba junto al cielo. Tampoco la tierra y el cielo querían acogerlos. Eran personas luminosas que incendiarían las cuatro regiones, la tierra y el cielo. Así pasó con el primer héroe. Sus creadores y formadores le dieron un corazón de fuego. Y nació a la tierra. Y los hombres y mujeres lo miraban y admiraban. Cuando tuvo edad, su lanza y su flecha eran precisas. Trituraba los huesos de los otros guerreros con sus manos de pedernal.

Entonces los veinte ancianos, de las veinte familias lo llamaron una noche. . -Bienvenido, orgulloso defensor. Por ti se mantienen ilesos los exquisitos edificios de nuestra ciudad. Cinco veces la sitiaron distintos enemigos y todas ellas tu reducido ejército obtuvo la gloria. Pero en este momento, oh valiente generalísimo, oh invencible estratega, el gran abuelo no permite que haya agua abundante para las cosechas. No le son gratos nuestros sacrificios de blancas vírgenes. Te pedimos que vayas a los campos vecinos, a la ciudad vecina y traigas a nuestra plaza a las cuatro hijas del rey próximo. Qué esta noche sin luna sea tu compañera y los centinelas no puedan detectarte ¡! Así hablaron los sabios ancianos cuando el primer héroe salió a cumplir la orden. Obtuvo mayor comodidad mientras abandonaba la ciudad. La vida civil lo oprimía y sólo en la acometida podía ser él mismo. Lucía magnífico, su forma se había renovado. La capa hecha con piel de jaguar ondulaba en libertad, sus hermosos collares chocaban unos con otros, el arco apuntaba amenazante a lo inesperado, su trote era meditado y seguro. Cruzó los campos vecinos, y, luego, caminando en la zona más escarpada, violó la fortaleza de la ciudad. Ningún vigilante custodiaba aquel punto. La plaza vecina, las calles vecinas, la muralla vecina hecha con argamasa vecina: idénticas eran a las de su hogar. Hacer un mal al populoso estado era como alzarse contra el suyo. . Los indescriptibles palacios de bellos frescos estaban alumbrados adentro por las damas de las princesas. Rodeadas con el aire del bosque húmedo, caminaban como espectros que se escapaban en el ulular del sigilo.


2009-2010 30 Novo Pulsus

El valiente de valientes, escaló las paredes del norte hasta conquistar la entrada. Se internó en los pasillos y corredores, bajó y subió escaleras procurando ir en favor de las ráfagas de viento que enfriaban el enemigo castillo. Unas antorchas llevadas por bellas mujeres se aproximaban a gritar con sus quemantes bocas la ubicación del precursor, cuando éste se escondió en el interior de una gran tinaja. . Entraron las cuatro castas princesas a su aposento, acompañadas por las hermosas cortesanas. Hicieron entrar también la tinaja, pues en ella guardaban la esencia de las más dulces flores con que eran ungidas cada noche. . Tiernas yemas destaparon el enjoyado recipiente y surgió el comandante. Tenía la mirada de un lince, los músculos tensos y el arco tendido. Una ráfaga de viento deslizó las nubes y las estrellas bañaron su frente con rutilante luz. . -Venid a ciudad de las impenetrables puertas; los dioses demandan, en la voz de nuestros sacerdotes, su estancia. . Accedieron todas por voluntad propia la demanda hecha con arriesgada galanura. Serenas y sin temores, fueron transportadas dócilmente a la tierra del templado barón. . Eran todas más hermosas cuando llegó el amanecer, en la entrada de la ciudad. Los vigías dieron orden de abrir la fortificación y escoltarlos al santuario para realizar los rituales lo antes posible. Los preparativos fueron hechos y aproximadamente al llevar el sol un tercio de su andar, fueron reunidos todos para participar de la celebración. Ya estaban ofrecidas las ofrendas, cuando el primero de los ciudadanos, el valiente entre valientes, dijo: -"Fácil es entregar algo que a nunca se ha tenido. Serán desagradables estos sacrificios al ancestro; mejor demos la sangre del mejor entre nosotros. Puso en libertad a las princesas y con una sonrisa se entregó por su pueblo". . Los dioses que lo hicieron, su creador y formador, idearon un recinto llamado Kuinem para los que superan la humana nobleza. Y desde ese día los héroes se han plantado seguros sobre la tierra para emigrar después al imperecedero lugar dónde la energía es creada.


2009-2010 31 Novo Pulsus

Don Clavel

Calle abajo dormían los mendigos; delante

de la basílica, hogar del señor

Obispo. Santos engargolados vigilaban la entrada, no querían que ningún extraño la franqueara con su pensar pagano. La plaza de los generales estallaba de pasos: tacones, botas, espuelas, pies descalzos y macilentos que cargaban hinchazón de lombrices, picor parasitario..., colonial. Eran lustrados los zapatos de señores principales cerca de la fuente central, lustrados con manitas de niño, con sentimientos de orquídeas: almas de mar y cielo que llovían durante la noche en un estopor hambriento, desesperado, suicida. Iban y venían las criadas, llevando chismes y abarrotes de tienda en tienda, de panadería en panadería: -Doña Felipa, doña Felipa, qué gusto verla, por vida suya. No escuchó la nueva¿? -No. Qué va ahora, Josefina ¿? -Don Clavel ha matado a su esposa. Allá, abajito, en la avenida "a". -Ay, no. Tía Jimena ¿!? -Dicen que vino de Madrid, sin avisar a nadie. Había cerrado el negocio del azúcar, no tenía más que regresarse. Y cuando llega, en vez de ser recibido por su mujer, la muy ingrata estaba con el señor obispo, desnuda, vibrante y resuelta. -Sagradopadrecrucificadopornosotros¡! (Exclamó) -Don Clavel, enconado como estaba... -Enconadisísimo¡! -...descolgó una pistola que todos creían era decorativa y los asesinó. -Mágicoypoderosocreadordelorealeimaginario! (Santiguándose) Capas de silencio fueron extendidas entre ambas como tejado de letras mudas e inaccesibles. El frío de noviembre se enroscaba con ideas impronunciadas, Las hacía púas de granizo hirviente que saldrían en imprudente fugaron de nieve.


2009-2010 32 Novo Pulsus

Calle abajo dormían los mendigos; delante de la basílica, hogar del señor Obispo.


2009-2010 33 Novo Pulsus

Juicio a la virtud

Atado

a cadenas que ennegrecían su piel, en la húmeda mazmorra de la cárcel, comiendo una vez por día algún engrudo amargo, mutilado de una mano, las espaldas llenas de azotes, agradecía el reo a su dios por la luz insignificante que burlaba los barrotes. Aquel dios sordomudo, que sabía sádicamente su destino, hilado por saber qué objeto místico, lo odiaba como odia todo lo transmundano a lo que es. Hacia las celdas, dónde están los agitadores que quitan la paz a los hombres buenos, llegaron numerosos frailes de distintas órdenes; envueltos en sus trajecillos cafés, llevaban sendos rosarios y morrales llenos de bulas. -Arrepiéntete, nacido pecador, concebido del pecado y seguidor del enemigo por elección propia. El cardenal de la capitanía general ha conocido vuestra situación y te ofrece un indulto si hoy mismo nos dices dónde está la hija del corregidor. -Nada sé, ya lo dije, nada sé. Nada sabía cuando me sustrajeron aquel viernes de mi barbería, nada cuando me torturaban con sus instrumentos y técnicas, nada cuando reía para irritar a sus verdugos. Nada, escucharon todo lo que sé, nada. Quién se habrá robado a la puta de doña Clara; estará en el reino o habrá escapado de las indias; será don Julián, el del mostacho insipiente, o su amante indio que hacía también de cochero¿? Habré sido yo que tengo por don estar en más de un lugar al mismo tiempo¿? -Insolente majadero. Te cortaremos la lengua con nuestras propias uñas y la echaremos al fuego para enseñarte a no provocar la ira de los fuertes. -Yo, criatura de dios, seré implacable hasta que sea muerto por los enemigos de lo justo. -Continuas, eh! Te daremos algo mayor que la muerte, la miseria. Cercenaremos tu otro brazo para que no puedas volver a trabajar. Meses pasaron y un mendigo en Chiapas pedía dinero a los transeúntes mostrando sus dos muñones y su boca bacía. Pero mantenía esa irritante insolencia en los ojos, ese mirar soez y sin instrucción que no teme a la verdad.


2009-2010 34 Novo Pulsus

Cuento hebreo

Habría habido algo en el haber del judío, si no lo hubiese gastado en licor y amor barato. A peleas de gallos, ruletas y una buena mano, comprometió su patrimonio el insaciable apostador. Cuando más tranquilamente, detrás del mostrador, discutía con los asistentes sobre deportes, parqueó en la esquina un pequeño auto negro. De él salió un hombre bigotudo, otro abigotado y un achaplinado guardaespaldas, con cierto aire balcánico. Fueron directo a Benor. Discutieron en hebreo algunas partes, lo demás en inglés. Era una hibridación violenta que implicaba agitar las manos constantemente e invocar testigos. -Plazo terminado, plazo concluido. Qué apostó Benor ahora¿? Sería la nueva máquina de hilar, o el local hipotecado¿? Ciertamente no lo recordaba. Hizo memoria mientras una constelación de índices imperativos pedía lo suyo. Salí el sábado a las once, sólo yo quedaba en el negocio. Sentí la constante necesidad de alcohol en mí y fui al barrio de Maor. Era un discreto bar, iban y venían los amigos. Yo bebía con tenacidad, queriendo escapar de la conciencia y el deseo. Llegó entonces Raveh. Tomamos dos vasos de ron de caña, la noche del trópico era calurosa. Con su expresión seria me dijo, señalando a una mujer la mesa del fondo:

-Ella es mi prima Sigal, te apuesto que no podrías seducirla. Te jactas de ser bien parecido, pero ella y su vida personal. A nadie quiere y a nadie ambiciona más que a Tamir. Desde que se fue no ha dormido y cada noche viene acá, esperando que regrese al sitio donde solían ir juntos. Tomé una actitud solemne y le respondí: -Te apuesto, mira que estoy confiado, las dos joyas más valiosas que jamás hayan habido: mis serenos ojos.


2009-2010 35 Novo Pulsus

Sigal olvidará a Tamir, por la mañana no recordará ni quién es ella. Y cuando gane, Raveh, escucha bien, y cuando gane, deberás pagarme tres veces más de lo que me debes. Ya recuerdo, abordé su mesa, pero antes de decir dos palabras, una bofetada cruzó de lado a lado el bar de Maor. Salí indignado y hasta hoy no había pensado al respecto. El mundo desapareció para Benor, era como si estuviera solo, nada importaba. Se sentó en la silla, y sin esperar nada, agarró la hoja de afeitar con que abría la correspondencia. La iba conduciendo a sus marítimas pupilas. Su muñeca temblaba, casi no podía detener el párpado. Entonces, saltó un manantial de sangre, el color rojo era lo último que observó. Repitió la operación con el restante. Raveh los guardó en un frasco adecuado, ahora, sumergidos en formaldehido, decoraban un despacho con su azul.


2009-2010 36 Novo Pulsus

Pensamientos del yo a la vera de la liza

A la muerte del padre, los dos herederos se enfrentaron por el control del reino. Uno Moral se llamaba, el otro como Instinto era conocido. Moral: -Lucha, con el alma desgarrada y palpitante. Lucha, no por ti, por la patria, por la honra... Lucha para vencer y vencerte, para tener por qué morir, para vivir con un motivo. Instinto: -Lucha, le gritas a mí ser magnánimo, a mi valiente corazón¿? Lucha, a mi pecho que resiste los vicios de la verdad¿? Cansancio y pesadez de ti poseo, contra ti trabaría guerra encarnizada, maliciosa. Haría de tu cielo el infierno más frío, sería el atormentador que temo convertirme. Moral: -Dame una pizca de reposo y desbarataré tu templo en tres segundos. El reducto do el resuello de tu estupidez santifica la locura. Expugnaré la fortaleza del deseo para que jamás puedas reconstruirla. Instinto: -Atrás murió aquel que se emboscaba a sí mismo, atrás el tiempo de tu capitanía. Deberás vencer el huracán de mi rabia para instaurar el miedo a la victoria. Tomaré el cetro que antes ostentaba y entraré bañado en gloria al ancestral palacio do no salí nunca. Moral: -Serás pasto de rapiña, atente al valor de mis soldados. Instinto:-Tu sol serán mis ojos y la esclavitud de tu yugo, mi alegría. Ambos príncipes lucharon durante nueve días sin parar. Las trampas eran sutiles y engañosas. Habían perdido los dos mucha sangre cuando decidieron hacer los pases. Desde ese día las personas llevan en su interior dos partes indivisibles que combaten eternamente.


2009-2010 37 Novo Pulsus

Divertimento Manifiesto Ponchista

La

crisis capitalista ha demostrado tangiblemente que el sistema actual es obsoleto: se fundamenta en la explotación del hombre por el hombre y considera el desarrollo del individuo según su desarrollo económico. El bien fundamental es el dinero, del cual carece la mayoría; por ende una minoría debe retenerlo, acaparando riquezas absurdas. Es indignante y repulsivo ver los estragos de este sistema. Adam Smith debe revolcarse de placer en su tumba viendo que hay niños muertos por desnutrición, mientras los banqueros cobran su usura con los impuestos de su borreguesco pueblo. Por eso, amigos míos que por casualidad están leyendo mi mensaje, abracen en su corazón la posibilidad de un mundo absolutamente justo, con libertades individuales inimaginables. Acepten deponer la dictadura del dinero por la democracia más humana, la democracia sexual. Todos nacemos con el bien más preciado, superior a cualquier cantidad monetaria; nacemos con un cuerpo. No hubo nunca, en todos los estadios evolutivos del hombre, ningún pueblo en que los habitantes utilizaran sus propios cuerpos como objeto de intercambio por bienes y servicios. El capitalismo nos exige que utilicemos abstractos papelitos para satisfacer nuestras necesidades; yo propongo utilizar la necesidad mayor, la sexual, para satisfacer las otras. Cambiar convencionalismo de la moneda para que cada persona tenga suficiente caudal como para vivir holgadamente. Díganme quién, además de comprarse los abarrotes del mes, no le gustaría también tirarse a la cajera¿? Yo propongo ambas, pues ambas son necesarias y buenas. En el comunismo, por otra parte, todas las actividades humanas están dirigidas por el estado; limitando los derechos del hombre. El Ponchismo, en contraposición, crea nuevos derechos que jamás Marx consideraría en sus noches más cachondas. Puesto que Marx, como muchos otros, no veía lo que sus prejuicios de moral burguesa le impedían. Nunca evaluó seriamente que pudiera utilizarse la gratificación sexual en el comercio. Si todavía tienes dudas analiza el siguiente ejemplo y su contraejemplo respectivo.


2009-2010 38 Novo Pulsus

Ejemplo: Imagina estar desempleado; sin un centavo en el bolsillo. Tu novia te ha votado y comienzas a sentir hambre. Intentas ignorarla con un triste café, pero es sencillamente imposible. Sales a la calle y ves a las monstruosas transnacionales como MacMierda exhibiendo un payaso homosexual. Deseas con todas tus fuerzas comer sus hamburguesas y vendes tu fuerza laboral para poder ingresar, pedir una MacInfarto o MacDerrame; cagándote en todo tu organismo. Sin contar que el payaso te ha invertido las tendencias y ahora, aunque no lo sepas, eres gay. Contraejemplo: Tú trabajas por placer sexual, no por papelitos, y eres una persona exitosa debido a que deseas el polvo quincenal. (Nótese que no utilizo la palabra salario) Claro que estas empleado ¡! Qué tonto no quisiera follarse una tía buena en remuneración a su semi-esclavismo de ocho horas diarias¿? Las transnacionales si existen; pero en vez de tener que aguantar un payaso marica, tú intercambiarías sus productos por tu potencia sexual; y sería la cajera una simple intermediaria. El asunto de la novia tú lo decides; pues de tanta actividad no sé si todavía quieras más. Epílogo Aclaratorio: Me parece estar oyendo refunfuñar a varios. Qué no es humanamente viable dirá alguno, otra me injuriará argumentando que es extremadamente sexista y ofensivo, uno más añadirá que mi teoría viola derechos humanos inalienables y el del fondo me odia porque es ultra de izquierda o de derecha¡! No me queda más que dejar dicho que sí es posible, porque todo está fundamentado en la organización social de eventos y estímulos. Las personas trabajarían por sexo, no por otra cosa. La mujer feminista y/o mojigata que crea que soy sexista deba observar que no solamente los hombres estarían en dicho régimen, también las mujeres participarían. Se parte de la igualdad de género. Los que piensan que se viola tal o cual derecho inalienable, sepan que no es cierto ya que es con el consentimiento de cada individuo de la república que acepta libremente el Ponchismo. Y finalmente a los ultras: Ambos han fracasado, el camino no es a la izquierda o derecha, es para adelante. Admitan, aunque sea ante ustedes mismos, que la verdad es del Ponchismo.


2009-2010 39 Novo Pulsus

Emancipación Pesa la fuerza de la vida, pesa en soledad eterna. Punza cada día y cada noche; al luchar sin fuerzas, disputando con la muerte y el olvido. Creé dioses de papel que aminoraran mi carga, amores para desvirtuar la vida. Era más fácil amar que amarse. Ay de los días que especulaba vivir por siempre. Escupo los “brebajes de sangre redentora” que me han hecho esperar otra vida en sustitución de ésta, la real, la única. Es tan pueril creer en alguien más, no en uno mismo. De qué me sirve tu boca, mujer maldita; de qué me sirve tu poder, dios inventado¿? Quise encontrarme fuera de mí y me topé con la vileza de los otros. Bebí el amor de los infrahumanos y la ambrosía de de las deidades... todo me supo a desechos repugnantes, a mierda. Vivía para ti, falsedad omnipotente; para ti, dama de todos y nadie. Pero hoy vivo por mí, aceptando mi divinidad. Acaso sea el advenimiento del superhombre que nacerá, quizás sencillamente nace un hombre libre.


2009-2010 40 Novo Pulsus

Lo humano y demás escoria Tu enemigo eres tú - tu confidente eres tú, tu adversario eres tú - tu amante eres tú, tu tormenta y tu paz: tú. Los demás van como adorno añadido, los demás... …esos animalillos que se lamen mutuamente y que se pasean bajo el sol. Tú. Los demás y tú conviven en el cosmos, habitantes del universo, inconsciencia de un todo que se oprime para destruirse. Hermanos, por favor¡!, a lo sumo hijastros del caos y la ignorancia. Vagan girando hasta convertirse en arena, serán granito combinado. Serán un sólo nosotros, un único tú. Los demás eres tú visto desde arriba, visto desde abajo, visto desde adentro y afuera. Los demás, nosotros, tú: Un sólo ser que se lame y pasea bajo el sol.


2009-2010 41 Novo Pulsus

Denostado Tres son los mundos de la perenne dictadura. Y en la tercera esfera, del tercer infierno, frustrado por construir palacios de latas, mi ser pregunta: Hasta cuándo modelaré una dama en ti, Aldonza¿? Finca que nunca ríes, mortaja incierta, despréndete de mi carne. . Agravia otros; alguien que te ame, pequeña.


2009-2010 42 Novo Pulsus

Fuerza Muerta El tipo del espejo integró a mí sus ojos encogidos por el llanto. Las azules ojeras caían al océano del desvelo, como un efluvio de nostalgia expulsada a la cima del hades. Sus pupilas acompañaban las pinceladas de la rasuradora. Asomó una gota de sangre en nuestro cuello; partícula de mi ser que descubrí tarde. Los capilares, despedazados, la abandonaron en el entorno. Caía acelerando hasta ensuciar las lozas... un universo de vida preciosa, una mancha más.


2009-2010 43 Novo Pulsus

Póstumo Aquella vela, que abrasaba la mecha de alegría rutilante, inventaba fantasmas en el quicio de tu puerta. El mercurio lunar se iba esparciendo a setos, bordillos sanguinolentos, botellas rotas, hojas de otoño. Toqué el portón, nadie abría. Revisé la dirección, confirmé dos veces y llamé de nuevo. Empezó a llover. El cielo caía al cielo de mi sueño, mezclándose en un remolino hasta inundar el alcantarillado. Insistí una vez más, la luz brillaba, podía verla. La flor marchita que llevaba en el ojal se despeñicó enteramente. Toqué. La luz iba apagándose hasta ser una intuición. Sentí a la muerte acercarse. La vela se había consumido, todo estaba oscuro.


2009-2010 44 Novo Pulsus

Asunción Bien; esto será rápido y no dolerá. Aprieta el puño como si te sacaran sangre con una aguja larga y delgada. Trata de no pensar. Relájate, nada hay sobre ti, nada debajo de ti, nada dentro de ti. Ninguna multitud te rodea con sus manos y ojos, no tratan de arañar tu espalda con garfios al rojo vivo, no oyes ningún alarido que pide tu ayuda desde una bóveda recóndita, no sientes el hambre y la sed, no conoces el desamor en primavera, no el vacío de la muerte, no tu último día: Con tu trajecillo azul en un ataúd café, rosarios y decenas hipócritamente falaces, bocadillos y vasos de té. Cigarros, gente jugando naipes, emborrachándose en tu honor. Estás relajado en tu nirvana infructífero y antinatural. Felicidades, odiador de la vida: ascendiste a lo que llamas plenitud¡!


2009-2010 45 Novo Pulsus

Paralelo

-Eso es irrealizable, expresó. Salió de aquel café. Olvidó su estilo neoclásico, las mesas exteriores y el sabor a frapuccino espolvoreado con chocolate negro. Subió al auto aparcado enfrente y llegó a su apartamento. Allí un hombre la aguardaba con un celeste beso. Alguien, todavía en el café, terminó despacio su taza de americano. Seguía en la mesa dónde Jane había estado; dio una calada a su cigarrillo y pagó la cuenta. Caminó algo y regresó a su pensión. Su amante estaba detrás de la puerta, sentada con las piernas cruzadas... esperándolo. Jane rodaba en la alfombra de su apartamento con el hombre que amaba. La amante de George le quitaba el saco besándolo, desanudó la corbata, le arrancó la camisa y se desnudó despacio, como una taza de buen americano. Le sirvió un vaso de whisky, después otros tres para embriagarlo un poco. El hombre penetraba a Jane sobre el sofá de la sala, ella entornaba los ojos. George puso su pie en una silla mientras leía un pasaje erótico de Sade a su amante; ella le decía obscenidades al oído. Jane descansaba tomando la mano del hombre. George miraba por la ventana buscando a Jane en los edificios. Estaba cansado de su amante, la soledad.


2009-2010 46 Novo Pulsus

El Juguete Roto de Jane La soledad era mi enemiga, mi acompañante, mi demonio. Artificio para no afrontar la vida, para no ir destruyendo el pecho entre las rocas, en busca de otro yo que no existe. A veces quería imaginar que eras tú. A veces era un idiota. Veía tu ser de azur, cuando azufre era. Imaginé, porque quería, porque la vida era tan limitada, porque volaba con alas ágiles encima de la realidad, porque existir dolía, que había belleza en tu ser. Pensé que eras, o quizás serías, ese corazón mesiánico que me construí ad hoc. Ese alguien que intuí en la superficie de un ángel; quimeras... Y ahora que te hayo enfrente, sin antifaces, extraño a la otra tú. Para ella había un sitio en mí y otro en ella. Tú, en cambio, me enseñaste sólo a gritar sin hacer ruido; a disimular lo evidente, a voltear el rostro ante lo cierto: nunca seré más que tu juguete. Guardado en un rincón, descuidado, mugriento. Al creer que me acercaba a tu alma, sencillamente me catalogabas en el anaquel dónde acumulas recuerdos viejos o innecesarios. Te divierte coleccionar corazones, falsa profetiza, entregarte a tu ego y colocarte fuera de nuestra vitrina para exhibirte en tus neurosis. Lamento el tiempo que perdí.


2009-2010 47 Novo Pulsus

A Jane Lo que es, no existe en la medida que sea cognoscible. De ser así, lo que siento no existiría al haberlo ignorado. Tan prematura fue su naturaleza que debo decir adiós cuando apenas traducía mis emociones. Jane, mi hogar será el inconmensurable universo; tu recuerdo, la alegría de mi vejez y el combustible de mi presente. Estaré en todos los horizontes que te conmuevan, seré la invisible poesía que se impregnó de tu belleza, el error más deseado... Y si me hundo en el infernal estado de tu olvido yo te recordaré por ambos, mientras pueda recordar. Ni la inexorable muerte te llevará fuera de mí. Adiós definitivamente.


2009-2010 48 Novo Pulsus

Confesión ética Cómo evitar el vicio, si me miras con tus grandes ojos afrodisíacos de amor en plenilunio¿? Imprudencia sería no pecar por exceso en las azules ondas de tu templanza. Ejercita la lúbrica virtud de mi lujuria con tu desenfrenada moral; el bien y el mal no existen cuando se crea el producto del deseo. Tu boca descendiendo a mi boca, bebiendo el néctar de la vida, llevará hasta mi purgatorio la perversa redención de la infamia.


2009-2010 49 Novo Pulsus

Prohibido Sentir A oscuras desaparece el universo, todo es parte de lo mismo. Cierro mis ojos y no te veo, porque mi alma estĂĄ cerrada a tu lirismo. Despierto palpando las paredes, caigo, me arrastro hacia adelante centĂ­metro a centĂ­metro. Sostengo tus tobillos, me levanto apoyado a tu cadera. Toco tu rostro intentando reconocerte y no puedo; eres alguien en la multitud.... te vas.


2009-2010 50 Novo Pulsus

La tarde que soñé un imposible Dormí sabiendo que el día siguiente dolería, dormí despierto y en ensueños cabalgaba hacia la aurora. Era un sueño artificial, esos que no se quieren durante la incertidumbre, los que no terminan al despertar. Hubiera preferido morir en mi sueño, levantarme gritando y volver a dormir. Pero el sueño de la vida soñé aquella tarde: soñé que me querías a pesar del bien y el mal. Soñé que el universo sonreía conmigo, que podía volar entre tus sueños y ser uno de ellos también. Soñé que despertabas a mi par, que eras mi yo ultra corpóreo. Tocaba el cielo en una pompa de jabón. Soñé verano en el invierno, soñé mi sueño de amor.


2009-2010 51 Novo Pulsus

Amigo Creí haberte matado, pues te odiaba al igual que los demás. Supuse haberte suprimido..., amando a extranjeros corazones. Buscaba un yo fuera de mí, intentando encontrarme en todos los otros. Otorgué tu lugar a inmerecidas visitas, dispuesto a dar por ellas hasta la última gota de sangre y vida. Para recibir en paga afrentosos desaires... Qué esperaba dándole los manjares del emperador a una piara de cerdos¿? Amigo, yo mismo, vives hoy para mi felicidad; al fin te he reencontrado¡!


2009-2010 52 Novo Pulsus

Sobre la Mujer

Era

un dios. Agraciado, admirable, sublime. Amaba los seres excelsos y evitaba a los infrahumanos bárbaros…, a los que había amado también, por los que fue repudiado al ser distinto a ellos. Las nefandas noticias de la finca le causaban antipatía. Un puñado de humanos, con espíritu y pensamientos sagaces, lo acompañaban. Él calladamente amaba sólo algunos y sentía repulsión por los vicios de otros. Nevaba y la luna dominaba el mirador. La observó y dejó que su ser la alcanzara. “La luna, se dijo, conoce su majestad, no escatima usar la luz del sol para seducirnos. Sublime, como una mujer. Aparentemente clara, sincera y tierna. Aunque, con todo, imperfecta. Su otra cara permanece oculta. Como una mujer humana. Es un despropósito enamorarse de la soberbia luna. Habrá mujer que sea una y no dos¿?”


2009-2010 53 Novo Pulsus

Frío Vi adentro del corazón de un primate, la podredumbre me sobrecogió. Llegué al congelado núcleo de sus emociones y traté de escapar. Maldije a la puta que pretendía hacer patria, amante y esposa; como si fuera solamente enseñarle modales a una ramera. Engordé las carnes de los decadentes con mi atención, y, tonto de mí, esperaba ser agradecido. Ingenuo niño, imbécil hombre: hasta cuándo buscarás calor en la helada¿?


2009-2010 54 Novo Pulsus

Natura Nacer, caer, morir. Todo a un tiempo; en tus prohibidos labios, amor. Huele a primavera, a besos no dados. Degusto el sabor del polen, me tiendo boca a bajo... en el jardín. Las prístinas corazonadas de un día sin futuro se enredan con los abetos. Hordas de sueños rotos avanzan en espiral y las noches sin tus manos ultrajan, errabundas, la fingida decencia del que ha perdido un jazmín.


2009-2010 55 Novo Pulsus

Contigo No llores, preciosa, el pasado; no temas, hermosa, del ayer. Mis pies dan descanso a lo andado; mi amor, el consuelo de caer.


2009-2010 56 Novo Pulsus

Amarga ambigüedad del no. Amor miserable, de mudable parecer: dices no, dices sí; te revuelves y anudas. Te sacudes, me besas, me rechazas, te regresas. Qué pretendes, inconstante, cuándo te acercas y me dejas¿? Quiero un amor heroico, no un patético "no sé". Un amor, que como el mío, no tema sufrir y morir si es por el amor en sí. Quiero seguridad en tus labios, no devaneos confusos. Porque si a querer aprendieras, y tus temores lanzaras, te haría experimentar qué es un corazón enamorado.


2009-2010 57 Novo Pulsus

Réquiem del tercer planeta. Gota increada de un poeta solitario, salada lágrima, te hemos ya abandonado. Se atisba tu ocaso en las lácteas espirales; jamás la vida se hospedará en ti nuevamente. El infierno se desata galopando en los oníricos sueños genocidas. Y los niños tienen la misma pesadilla, blancas masacres clandestinas, ensoñaciones de poder y de matanza. Los culpables colmillos fratricidas dan influjo irrefrenable a la materia, cuando las trompetas imperiales trinan: Reprimir, desmembrar, torturar. En los arrabales se apiñan familias segregadas, a la vista del conminado emperador. No hay agua, ni esperanzas de un mañana. La anarquía de ideas inarticuladas se embravece y las voces de justicia mutuamente se persiguen. Pausadamente, cadenciosamente... Explota la gritería del pillaje y bombardeos. El son fatal de las metrallas silencia el dolor ingenuo. Atrincherados e indefensos, esperan que pase el episodio; y se repite, se repite, se repite¡! Atómicas nubes sobrepasan el cielo y la tierra calienta la superficie del sol. VERDE ácido llueve en las antes VERDES selvas. Mueren, finalmente, las veredas que llevaban a todas las casas, a todos los puertos. Un ralo ventarrón irrespirable silba, Todo ha terminado.


2009-2010 58 Novo Pulsus

ProfecĂ­a Pelotita imperfecta, imperfecta pelotita: yo serĂŠ tu destructor, maldita.


2009-2010 59 Novo Pulsus

Ambivalencia Amo la literatura erótica, amo no amar, amo vivir sin amor, amo mentir, mentir es amar. El amor es una mentira, una mentira erótica, un amor no amado. Amo la posibilidad de..., la ilusión con..., el sentimiento aquel... Amo la indecisión de una vida, odio el amor, odio la vida indecisa, odio el amor erótico. Odio la posibilidad de..., la ilusión con..., el sentimiento aquel... Odio amar la literatura erótica, odio vivir sin amor, amo mentir: mentir es odio, la vida es una mentira no amada; la literatura es vivir, vivir una mentira. Vivir la posibilidad de..., la ilusión con..., el sentimiento aquel... Amo mi mentira erótica; odio el amor.


2009-2010 60 Novo Pulsus

Palabrería de un amante alcoholizado Ay de los que aman para satisfacer su ocio, llenando las venas de otra sangre para palpitar¡! Ay de nosotros, hermanos, ay de los humillados por el amor¡! Ven a mí, asesino buscado, acribilla mi poco seso con tus flechas; otórgame la muerte más indigna, la que sufren los cretinos al morir de amor. Que sean los ojos de mi niña, la final injuria de esta vida y pueda perecer con una risa al verla con él. Dame, oh Eros, el numen de sus labios, lo tendría en mi alma como la espada postrera¡! Condéname la muerte de vivir amando, y entrégame la vida de morir en su mente, para renacer, de vez en cuando, en una lágrima de amor. Llévame entre las espinas de mi rosa, arrástrame en el cardo de su compasión, y sea su apatía la blasfemia odiosa, que te mereces, perro, por darme corazón.


2009-2010 61 Novo Pulsus

Mente en blanco La verdad es una horrenda y bella tristeza. Tratando de ubicar Utopía en un mapa, lloré. Oponerse a la realidad es tan natural como luchar por vivir. A veces descubro que no vivo, a veces veo que ya estoy muerto. Tal vez soy la pesadilla de un demente, tal vez soy el demente soñador. Y arrojado de ese mundo artificial y perfecto, perdido estoy... Si os place, burlaros. Qué más da¿?


2009-2010 62 Novo Pulsus

Quédate Ojos marinos, nada en mi ocaso. No dejes resquicio libre de la lluvia. Así el dolor sea profundo, quédate. Porque si te vas, morirá mi esencia. Jamás abandonaré mi visión de niño, Así caiga... Mantente en mí, como yo en ti, deseo mío. Libre de miedos ante el mañana nuboso, Permanece.


2009-2010 63 Novo Pulsus

Hecho a la ligera Os quería, sabedlo, os quería. Con la vida colgada en un suspiro, os quería. Eras la dicha de mi espíritu, llegué a considerar que tenía uno. Pensé que el cielo era navegable y lo perfecto a veces podía encarnarse de lo humano, en la belleza de una mujer. Busqué algo en que creer. Consagré la sinuosidad de tus caderas como amable dogma. Fuiste el motivo de mi vida, la irrealidad que amansó mi fiero corazón. Orillado a matar o morir, decidí afianzar mi humanidad a tu pública ternura. . Quise, Creí querer, Deseaba creer que quise. Amé¿?


2009-2010 64 Novo Pulsus

Felis Rey de los digitígrados, está rallada tu frente sanguinaria. .Amo de las garras disgregantes, azuceneo pétalo corta tu piel. Cisnes urdidores de fascinantes engaños te cubren con redes de media verdad. Emboscado en la llanura, oh tigre, te rodean los cazadores. Qué podrán hacer cuándo ya vuelves de la muerte¿?


2009-2010 65 Novo Pulsus

Al desaparecido caballero Doncel de a pie, jinete del viento. Ágil déspota: camina despacio. Tu bastón mana la perdición sincera, rabiosa pasajera en el feudo siniestro. Táctil barón, del ducado perverso, secreto es el hálito que rodea su sexo. Aproxímate al río dónde lava su aspecto. Purificada espera mancillar un lecho. Doncel de a pie, terrible patricio, rehén de amor, ratoncillo lerdo. Espera sentado, no muevas el cuello. Tapa tus ojos, calla un momento. Conmemora aquellos días, en qué morir era plausible, cuándo la vida era un juego¡! Anda, canta tu historia, insensible lego. Abre al sádico tu masoquista fuero. Cuero de látigos ablandarán los primeros. Doncel de a pie¡! Desafía lo hacedero. Camina entre montañas, destruye el silencio.


2009-2010 66 Novo Pulsus

VĂŠncete a ti mismo, doncel, doncel malĂŠvolo. Ingresa al hĂĄlito secreto, respira, abre los ojos.


2009-2010 67 Novo Pulsus

Curvatura del Tiempo Me engañaste cuando creía en ti. Mentiste, escupiéndome al rostro tu falsedad. Confiaba como un pequeño, como un mortal. Ahora no hay tiempo..., los pensamientos infinitos no esperan. Esperé por ti, caray. Esperé intuyendo que no vendrías. Cada día un minuto. Y la cascada de horas se volvió remolino; silencio: te veo con él. Ni un ruido, ni una hoja debe quebrarse, te veo con él. Me ves conmigo. Te espero. Silencio¡! Cada día un minuto. Los pensamientos infinitos no esperan. Y yo esperé por ti.


2009-2010 68 Novo Pulsus

Septentrión Magna septentrión, devastada quedas: roja y negra, negra y roja, blanca quiebra; roja, roja, rojísima… negra. Los bardos niegan, con transnacional discurso, tu caída, roja septentrión. Sus trompetas falsarias gorjean por ti. Te recuperas, dicen a tu empobrecido pueblo. A los que añoran un mendrugo de pan, echados en las anaranjadas plantaciones. Septentrión cruel, terrorista septentrión. Cuántos has masacrado para mantenerte un par de siglos¿? Años de pillaje se vienen contra ti: petróleo, bananos, injustas deudas, todo... quebrada septentrión. Pero, cómo indemnizas las intolerables agresiones¿? Dímelo al oído, tu: roja, tu: negra, tu: regia, tu: miserable y moribunda septentrión. La corona que te adorna ostenta vidas pisoteadas, tu báculo es el tuétano de nuestros héroes. Septentrión maldita, septentrión desgastada, corre al final de tu vida, corre a destrozar los tiempos, muriendo rezagada, podrida y vulgar septentrión. Tus incoloras mujeres, tus desalmados hijos, tu arsenal que exhala vaho atómico, tu hipocresía, tu cinismo, tu delincuencia, tu mezquindad vomitiva. Indigna septentrión, pequeño imperio: cada crimen te avienta en el foso del pasado. Guatemala, Guatemala. 22/06/09


2009-2010 69 Novo Pulsus

Victoria y Renacimiento I Fortísimo gruñe la estampida, arcanos siglos despertada. Tulán, irreductible y altiva, majestuosa en los confines, huraña, nunca sintiéndose perdida, desde el yugo alza la mirada. Befan advenedizos y traidores, la sangre fluyendo apabullada, grávidos de prejuicios y rencores, bregan aún la fortuna hurtada. Recelan todos impreciso día, marcado con trompetas centellantes, que en plazas, bajo el sol rampante, atestigüen su indigesta tiranía. Pusilánimes, con el juez delante, presintiendo el filo en las gargantas, los ojillos empañen intrigantes, misericordia exijan, delirantes, echados al jurado hacia sus plantas. Locos ya, encanecidos, rasguñándose la sien de uva, mirarán al cielo compungidos y al dios, dios de la usura, dirán empedernidos: "sálvame hijo"¡! Entonces manifiesto cataclismo, como cascada de males insondables, los arrojará a negro abismo dónde seguirán befando, los infames. Y arriba, en el mundo de los vivos, de belleza inmácula y sagrada, ni santos, ni ángeles divinos harán la tarea encomendada. Pues los hombres, indomables y salvajes, destruirán los grillos y la arada.


2009-2010 70 Novo Pulsus

Entonces solamente habrá una patria no grande sino enorme y verdadera. Sol del trópico que la avaricia quema brillantez tórrida que la verdad alaba. II Anda, la princesa espera ¡! Quinientos años, estuvo desolada. Había perdido su color de almendra y la tiara de señora ufana. Cúbrenla vestes de majestuosa gala; recamada en oro se alza fresca copa ¡! Muy a despecho de la necia Europa o de Septentrión ruinosa que se agita agriada.


2009-2010 71 Novo Pulsus

El escribiente Transita las vías del infierno asido a una pluma, el péndulo de las nubes oscila como océano crispado, mareas de fuego allanan los malecones de su pensamiento, y, perdida allende al puerto, la mitad de él aguarda. . Los carbúnculos fragmentan cada onda que baila bajo la muerte. Recibiendo oraciones paganas, Abraxas, su yo íntegro, responde. La claridad se hace poesía y la belleza mujer. Olas golpean al que se reencuentra sin haber partido. Temperante, paciente, magnánimo: aguarda. Los pendones que usaba en batallas hacen un puente, perfora lo infranqueable. Sólidos pasos, del plomo rudo que los mueven, vuelan rectos sobre los flamígeros mares. . Allí se ve septentrión pequeña, allá las meridianas injusticias¡! Un día a la vez, una hora a la vez, una caída a la vez, sigue andando el corredor triunfal. Lava tempestuosa entorpece su marcha, pero sigue caminando hasta llegar a destino. Obsérvala en el puerto de la ínsula, hace con sus brazos un fuerte, vierten las perlas de sus días. El fuego amaina.


2009-2010 72 Novo Pulsus

“A la más bella” Una vida cabe en cualquier segundo. Cómo no cabrá el infinito de tus ojos en este corazón minúsculo¿? Si me ves con la verde paz de tu alma, siéntete aludida: es por ti que hay un latir nuevo. No son estas las manos que una vez palparon, ni estos ojos los que alguna vez vieron. Porque fueron renovados con tu presencia, gracioso cielo. con tu ver que no ambiciona y tu abrazo que sin envolver, libera. Cúbreme con el haz de tu mirada y no parpadees, no podría perderme el espectáculo de tu atención. Vislumbrar esos ojazos que me perdieron, tierna mariposa, es mi alegría.


2009-2010 73 Novo Pulsus

Buena Noxe Verso libre del insomne, sol nocturno: por ti muero. No encorves a mí el acero, de tu voz moral y buena. Hazme sólo que vea, en las clericales notas de tu nombre, la casta duda, amor sincero. . Pregunté al cristal y al agorero, de átomos francos, azules, si hay en el mundo un averno. Nombraron tu ausencia aquello. De tu compañía, el destierro. Primavera fuera de tus latitudes. Mujer de blondas cabelleras, sonata mística, Om eterno: dame un secreto signo de tu afecto y en lo secreto de mí… serás querida.


2009-2010 74 Novo Pulsus

La tristeza de Paris Duerme, Helena, la de los miembros pesados. Flor m铆a, con Esparta sue帽as y ves la mar suspirando. Belleza indescriptible, coraz贸n hechizado. Inenarrable es el abismo que nos mantiene alejados. Una sombra derriba, de Ili贸n los palacios. Inevitable atisbo tu ida a sus brazos. No hay poder que frene un ser enamorado. No hay amor que combata la fuerza del ocaso.


2009-2010 75 Novo Pulsus

La ceguera de Polifemo En charcos de sangre, sumergido, las contrarias parcas baldonaba. No viendo en la opaca noche al fugitivo, gritos de aviso lanzaba. .-"Que hay, camarada¿?" Indagaban sus amigos. -Nadie a mi me ha atacado, cargando pesada arma. Fue llevándose consigo la Luz que tanto yo amaba. -"Has de saber, mocete, arguyeronle de entrada, que nadie a la Luz favorece con calidad tan elevada.. Ella a todos pertenece, caudal de la raza humana. Lógico es que nadie con diestra razón la reclama. Creéis de vuestra propiedad, lo que de todos es igualmente¿? .El ciego gigante escuchaba aguzadas espinas de alivio. Malditas bondades de hastío. Tinieblas sin Luz, sin alma.


2009-2010 76 Novo Pulsus

Oración del viernes El alcohol es mi pastor; nada me falta. En frescos vados me hará olvidar; enajena mi alma intranquila. Aminora el peso del ser, por el poder de su efecto. Y si en antros dónde nunca raya el día, o en este valle de vacas y muerte, rondara la conciencia, nada temeré. Porque tú, licor, estás conmigo. Tu aroma y bondades serán mi aliento. Ornamentas mis mesas bruñidas, me concilias con los perseguidores, unges mis labios de verdad y sensatez, al chocar de las copas. Ciertamente eres bien y misericordia; te amaré cada día de mi vida.


2009-2010 77 Novo Pulsus

Naderías Engordar y morir; eso me falta. Llenarme con la porquería de este mundo, para al menos comprender a los más. Ya no querer con el corazón incandescente, sino con la razón; vivir pausado, sin prisa. Qué asco me da esa idea. Ser un ciego en un mundo de piedras, ser el rey de los peñascos. . Un amigo, cierta vez me dijo: "Sine cruciâtu gloria non est." Sine cruciâtu âmentia non est; reparo. Vivir feliz, vivir castrado. Vivir ganando un sueldo miserable en un call center. Vivir preguntando: "Would I lick your shoes, Sr.?" O mejor aprender mandarín y ladrar al siguiente imperio, meneando la cola para encomiar al amo. -Mijo; quisiera que fueras ingeniero, abogado o doctor. -Mijo; A quién le interesa por quién doblan las campanas¿? -Mijo; soy tu nana, respondéme. Vivir y engordar, joder una puta, llegar al coma etílico, reír satisfecho.


2009-2010 78 Novo Pulsus

Opus no. 55; recuento de postguerra Esto es lo que nos ha quedado, en las lacónicas sílabas del cronista, por legado. Nos quedan las manos llenas de esperma y los dientes con manchas de tabaco; memorias de las borracheras, nuestros años fracasados. Un cariño imposible que ondea, otra decepción para el desahuciado. Bajo la sangrante capa de esta finca queda poder gritar que te amo. Sin ser lícito, aunque haga daño. Queda esconderse de la gente honorable; explayado en el ocio creador, en el ocio ilusorio. Queda morirse despacio, sin hacer bulla, suspirando. Queda un verso más, uno sólo; queda perderse luchando.


2009-2010 79 Novo Pulsus

El príncipe de los idiotas Dijo Abbud: -Cariño, canta la alondra; despierta. Ha venido el invierno y tu dormida, despierta. Se acercan los perseguidores seguidos de sabuesos, ven. Toma mi mano, no la muerdas. No quieres mi ayuda, eh¡! Las antorchas desbordan las colinas, se oyen los ejércitos marchar. Nuestros cielos, nuestras aguas, nuestras barrancas -pacíficas y prosperas- te advierten de los invasores. Se acercan las trompetas y tambores. Nadie podrá rastrearnos Gacela, que debo hacer para que oigas¿? -Bésame.


2009-2010 80 Novo Pulsus

Renacer negro Inspiración, ven a este asceta condenado. Arrullen las estrellas una lágrima diamantina, las gentiles olas marinas hagan elegías del que estando muerto, entona un canto. Me duele el pecho, siento la hora final aproximarse: cano el pensamiento. El presto y sagrado sonido de mi verbo destruirse quiere en llanto. No hay confusión más triste, ni pena más honda, ni palabra más apagada. Réquiem en vida es mi nostalgia, antología marchita y ácida. Cuando sólo el universo de unos ojos habitaba mi esencia simple y humana, inyectado de felicidad fui a la lumbre de los astros a recibir la Icárea flama. Desgajábanse mis alas; topacios y azucenas, gotas de jadeíta: acuor nocturno y lacrimoso que el pensamiento profana. Espiralmente descendí, cayendo en vorágine mundana, al suelo nutriz y santo que mi vuelta esperaba. Terrones apisonados se desgranan: saltan guijarros de plata. El cíngulo que rodea la tierra, con salado susto, desmaya.


2009-2010 81 Novo Pulsus

Primeras palabras luego de renacer negro Yo, no otro, no aquel. Sin sobresaltos ridículos e istriónicos, ni ansias de contemplar la porquería. Cómo se puede llevar sentado la putrefacta vida de un burgués sin ánima! Me cago en tus creencias y lo sabes, me rio de tus pensamientos clandestinos y me oyes, las carcajadas no te incumben pero intuyes que te pertenecen. Multitud estúpida, nunca más se posará el verano de mi ser en tus insipientes palmas. El aplauso que llamaba a mi caridad ingenua sonará silencioso entre tu mente insignificante. No espero que lo creas, como Afrodita tampoco creyó que Diomedes la hería... y la hubiese matado si no huyera al igual que huyen las ratas de los gatos domésticos. Para ti nunca más: ni un verso suelto, ni un punto, un punto y coma, una tilde, un hola. A ti: nada. Animal repetitivo eres tú, morirás como naciste: sola, desnuda y con miedo, masa torpe.


2009-2010 82 Novo Pulsus

Proyección de cínico egoísmo Niña, qué te duele¡? El alma dices¡? Dónde está tu alma¡? No, ahí está tu corazón. Te duele el corazón, no mientas¡! Cómo puedo saber qué te duele¡? Pues lo ignoro por completo, a mi es a quien le duele. Estás triste, mi niña¡? Qué es la tristeza¡? Eso es una ilusión, se te ha muerto la esperanza. Cómo puedo saber que se te ha muerto una esperanza¡? Pues lo ignoro realmente, a mi es a quien se le ha muerto. Amas el olor de las rosas¡? Qué son las rosas¡? Esas no son, de mis ingrávidos pensamientos te has enamorado¡! Cómo puedo saber el amor a mis ingrávidos pensamientos¡? Pues lo suponía solamente, yo amaba los tuyos.


2009-2010 83 Novo Pulsus

Otoñal …enfocaste en mí los cristales tornasoles de tus pupilas, cuando arrebujado en mis pensamientos de azul frío, empañada la vertiente de los ojos, entreabriste un quizá en tu pandórico seno. Mi ser contrito por la huida de tu ser, partió a buscarte en un palacio de dudas. Mujer con labios de loto, castigo del dios que me destruye, placer y dolor, te quiero.


2009-2010 84 Novo Pulsus

Recuerdo colectivo A la gente como yo apuntan los cañones. No tienen pasado, tampoco herencia: sólo brumas. En cualquier país son extranjeros y los idiomas prestados… ruido. La gente como yo dormita en un foso cubierto de lodo y sangre. Son enemigos de todos los estados, ni la muerte desmenuza sus apellidos. Como yo: ellos, los desparecidos. Enemigos públicos, mártires demonizados. Nuestro legado es vida y patria: dignidad. Nuestros nombres uno son: rebeldía. Los feudos de castrados armazones beben, arrojan, fornican. Girando y girando, como látigos de capataz. Y la gente igual a mí, con un nudo en la garganta, la sangre agolpada en el rostro, rabiosa, anónima, se alzó en guerra. En cuarteles, en patrullas, en montañas, en Cuba, entrenando, eternizándose. Treinta siglos y seis lunas, nueve universos de lágrimas. Arrasadas las tierras de sus ojos por tres insomnes milenios. Al regreso, los que no estaban, halcones y águilas, leones, montañas, caminaron en sus valles. Pródigos los pensaban, nociva raza de Caín. En su frente está la insurrección tatuada, miran con ojos perennes.


2009-2010 85 Novo Pulsus

El mayor señor del medio día Celoso custodias, titán perdido, plumas inspiradas, el Parnaso antiguo. Líricos pasajes guardas convencido. Citerea y Lesbos besan tu rugido. Barbas no mesadas rizas engreído. Cañadas bucólicas: tu mentón tupido. Atas gentilmente, laminado estribo. Sea en Chipre augusto o la fiel Turquía. Vaste ya por Viena, hora en Argentina. A la par del Cena, o la Angola tibia. Vas sobre la tierra, siempre sin descanso. ¡Anónimo, el óptimo: salud eterna contigo!


2009-2010 86 Novo Pulsus

Nena Putiblanca fornicida: Cuántas hay en ti; dos, tres, mil¿? Qué careta preferida suplirá a la de antes¿? Por qué diantres no contestas, si tus rostros te delatan¿? Putiblanca fornicida; tan cobarde, tan valiente. Exhibe tu cara al sol quemante. Alumbra tus vicios decadentes. Putiblanca forinicida: Gemido de rosas, hiel pujante, coito del cielo degradante. Fértil sarcasmo, hierro cortante.


2009-2010 87 Novo Pulsus

Epigrama No indispongas nuestras intenciones; ambas al placer se proyectan. Te arrojas lasciva a orgiásticos bienes y licenciosa los haces pasar como honrados hechos. Olvida tus máscaras sobre las muelles sábanas, comparte tu esencia cautivante. Desnúdate suavemente, cual liviana eres, Ligera amante.


2009-2010 88 Novo Pulsus

En la finca que no oye, habla o despierta. Cuando la materia pensante se hace polvo, entonces el universo se vuelve nada. Cuando la libertad se ata a un caporal agrario, la ira se levanta como polvareda impensada. Cuando la violencia se apodera de los brazos y las mentes, no hay caporal ni universo que puedan contener la explosión de las conciencias. Las bocas piden besos a las gotas de almizcle, para saciar la histeria y el espanto. Un mundo nuevo despierta voz en grito: Libertad. Libertad a los hermanos en sus poblados; campos de concentración productores de legumbres. Libertad para los pequeños burgueses, atrapados en su minúsculo mundo de vanidad y de castas. Libertad a los inmigrantes que van al suelo de las factorías, adelantándose a la inanición. Libertad a los que ya murieron y aún respiran. Libertad a los que en rebelión construyeron Igualdad.


2009-2010 89 Novo Pulsus

Domingo Feudal No hay redención para los malditos; inútil es cotejar conciencias..., innecesario. Salmos de una catedral hedionda: narcosis para débiles mentales. Que hincados ante yeso imploran, de buda o daksha, milagros divinales. Embotados en moral burguesa, bueno y malo el mundo clasifican. Con cilicios y fuego purifican la fascista corrupción de su inocencia. Bautizan a tiranas princesitas, empalizadas de colmillos procaces. Fatuas, las discretas señoritas, saludan en balcones montaraces. Las marimbas truenan, como cohetillos magros. Sin alegrar los criollos, oyen despreciando. Tan azul su sangre, que latir no quiere. Tinta pútrida, destruir impele.


2009-2010 90 Novo Pulsus

El sexto estado -Nada requiere trastornar lo verdadero. Comentó cuando la lluvia anegaba el espectro solar. El payaso homosexual ofrecía sus hamburguesas desde la pared blanco hueso y los turistas fluían en lo único que han conocido; los constructos mentales en el imaginario colectivo los convertía en semidioses del tercer mundo, john smith, un chelón más. -Ayer fue el grito, añadió. Rezar, comer, fumar, beber: fantasías suicidas para desolados; pensó. Cuánto quisiera llenarme de la eroticidad que desprecio por perecedera y frívola, cuanto no ver la catedral en que se casarán, cuánto ser un bruto que sólo conozca lo sensible y útil. Llevaba los libros que me habían prestado hace años, los que no leí para cerrar el ciclo hoy. Ella y él, para siempre. Yo aquí, viendo estos gringos idiotas mientras ellos se refocilan en su amor táctil. Debería, el bien, ser la tranquilad infinita o la lucha ininterrumpida. Muerte o Victoria. El cerro "El Baúl" dominaba la vista de la meseta y en ese lugarejo se observaba el antañón parque central. Ya todo se perdió, pero aún faltan ciclos por cerrar.


2009-2010 91 Novo Pulsus

Testamento espiritual a los hombres Si la muerte me sorprendiera en la clara noche de doña Inés o en la dantesca selva umbría o en degenerados pensamientos propios de Margarita, excitada hasta la última partícula por Mefistófeles: El doctor Fausto. Quisiera entonces dejar dicho cuanto amerite. , Para facilitar la lectura, ocuparé una línea en describir lo que merece todo cuanto conocí. Sea en mis viajes, sea en lucidez o durante la malintencionada y alevosa ejecución del instinto: "Mierda para ustedes"


2009-2010 92 Novo Pulsus

Lo que una vez… Un puño de cenizas irrumpe la intimidad de mi lengua, disimulo el olor a muerte inesperada. Llovía. El atizador de la chimenea adornaba el suelo enladrillado, pretéritas voces golpeaban el techo como granizo. La deliciosa melancolía se ensambla a los volcanes. Miro por la ventana, y, detrás del cristal, en ese sitio prohibido..., fuera de mí, la belleza se regodea en infantiles juegos. Inaccesible, lejana, sublime; como un dios varado en lo ideal: varado en lo inhumano. Llovía. Se escondía atrás de los pinos, trepaba los duraznos cargados de fruta. Inocente y pacífica, irreal. Me poseyó la impotencia de tenerla, salí al patio, lo recorrí miles de veces -cada pino, cada duraznosolo Llovía.


2009-2010 93 Novo Pulsus

Canto marcial a Helios Amanece, reaparece apolíneo calor. En los fuegos del ánima crece: fortaleza, valor. El camino fue hecho, se conquistó. Sembrado de muertos y espinas, se conquistó. Hubo precios de sangre, hubo desesperación Rabia furibunda que nunca se doblegó. Astilladas las huestes con fierros, adelante la tropa siguió. Nada vence a los campeones, ni las acometidas a traición. Ni la nieve, ni el frío, ni el hambre, ni el dolor. Así van los ilustres guerreros, a morir y a vivir por el sol.


2009-2010 94 Novo Pulsus

Yo confieso Mis heridas son graves, no hay tiempo. A ti confieso, cerril y necio, pecador por gusto de pecar, todo cuanto me da la gana. Confieso conocer la avaricia que degrada al hombre, la brutalidad de los esbirros, confieso haber odiado y temido, haber creído vivir en fraternidad. Confieso estar enamorado del amor, ser un insensato. Emigrar de mi cuerpo cuando duermo y quererte sin pensar, confieso. Confieso que busqué pretextos para mantener el ser. Que despertar era absurdo, pesado. Creer en algo superior, confieso, es la tentación de negar la vida. Una droga necesaria, la esperanza. Confieso lo difícil de no tropezar con la inmundicia, confieso querer paz. Poesía, absuélveme.


2009-2010 95 Novo Pulsus

Cátnticum guatemalanse Los mares informes toman cuerpo humano. Bailan sobre amatistas: Barcarolas y danzones. Y tú preguntas: Qué hacen los pensamientos girando¿? -Son sólo hojas de otoño, remolinos. Los acantilados se avientan al vacío, tiran las negras levitas. Su bagaje de sueños polvorientos... rueda. Gabriel, Gabriel, ángel dionisíaco, tu aureola en aréolas rosadas te multiplica. Y tu bagaje santifica puritanas laderas de "mujer gris". La noche da inmensidad al camposanto, dónde se devoran y regurgitan cadáveres. Allá detienen los mares un rato, en rueda solemne, elegante un tanto. Dos olas bellas, - de soberbia espuma, al círculo entran, - tomadas del brazo. Atléticas y dóciles, - con febril ternura, bailan lindamente - suaves tesituras. La madrugada puja - doloroso parto; estrellas puntiagudas, - soles explotando. Las olas bellas, - al oceánico manto, se vuelven cuchicheando. Gabriel, Gabriel, ángel dionisíaco, tu aureola en aréolas rosadas te multiplica. Y tu bagaje santifica puritanas laderas de "mujer gris".


2009-2010 96 Novo Pulsus

Frente al sepulcro Los que dicen que el final es un inicio, no han comenzado nada así. Más allá de la materia que se acaba, siempre queda el pensamiento del que existió. Y eso nunca perece siempre que la materia que recuerda tenga un espacio, un tiempo. La culpabilidad es innecesaria, así como la memoria. Esa parte de la identidad que guarda y archiva lo vivido, que reinventa diariamente, inclusive, lo que no existe. Porque no es tan sólo rememorar, sino revivir. La frustración y tristeza por lo que nunca más estará -la nostalgia aguarda cualquier peldaño para jalarte al abismo del recordar, del rememorar... del revivir. Revivir lo que nunca más. Nunca. Uno vive lo que no podrá ser a través de lo que fue. Pasan los días, los años, los lustros en una negación. Y al final, cuando se haya fortaleza para seguir, para dejarlo todo atrás, se hace imperante volverse un asesino y destruir la idea de lo que ya no es para substituirla por la que es: el no ser.


2009-2010 97 Novo Pulsus

Género testicular, lo que me sale de las bolas El infinito está vedado, lo finito es fútil. Esperar, no. Luchar, nunca más. A dónde llegar¿? De dónde venir¿? Abandonar, dejar, salir, partir: evadir. Los almanaques continúan y yo persisto pero nada tiene objeto. Soñar es el demonio de los crédulos. Escepticismo y desconfianza prefiero. Archivar días idénticos, absurdos momentos en un tiempo discontinuo. Tensión de cuerdas te ahoga. Pobre títere locuaz: ahora lloras. Eres fiel a ti, como nadie lo será; por eso sigues caminando. En la oscuridad no hay placer o dolor, tampoco reflexión. Los tontos están muertos, cuánto quisiera ser imbécil. La manchas se borran, no los errores. Mi vida es una maculada sucesión de tropezones, propios, ajenos, infundados, difundidos. El grotesco vulgo se calla, (redoblantes sonando). parrapam, parrapam, parrapam, pam, pam. El patíbulo se cubre de sesos embarrados, humo poco denso me roza los testículos con su olor a ejército cobarde, a estado fallido... finca follada. parrapam, pam, pam, parrapam, pam, pam Acá solo de nuevo, solo como siempre estuve, viviendo la falsedad y la mentira que contuve. Otro condenado a muerte pide un simple goce, dar una calada a cualquier mujer, tan pública como la hora. El aroma de su piel caliente le recuerda puticlubes de otrora.


2009-2010 98 Novo Pulsus

parrapam, parrapam, parrapam, pam, pam . Implora en la distancia un sacerdote doctrinero, sacado de tierras comunales, elevándose a la metafísica droga. Ruega por los pecados de la humanidad. Menos por los suyos. Porque, según él, odiar la vida es imitable. Las bayonetas no esperan, apenas termina se accionan. carrakic, pac, pac, carrakic, pac, pac, carrakic, carrakic, carrakic, pac, pac.


2009-2010 99 Novo Pulsus

No ser y silencio "Se le llama esperanza a esa realidad distorsionada" Porta. Quiero botar mi alma en una bocanada. Destruir nuestro cielo, no tenerte dentro. La vida es un latir insensato, batir de alas llevadas a ti antes de consumirse. Sólo la materia, desde ahora, me complementará y la coraza de mi desprecio aniquilará cualquier indicio de amor. No hay tal cosa llamada cariño, trivialidad creada en la imaginación. Doloroso es el inaccesible laberinto de mi aprecio; solo terminaré, lo sé. Tal como vine me iré: melancólico, lívido y lloroso. Adosadas a mi tumba estarán cada una de las letras que te dediqué. Mis noctívagos besos despreciados bajo la lluvia arderán con las caricias, demonios benévolos, en la hoguera de tu adiós. Tu tristeza me pincha como mil púas cuando te vas. Trozos de mí se dividen ingenuos y avergonzados. Marchas de mis brazos al olvido; yo, directo al cerrado abismo de una cripta.


2009-2010 100 Novo Pulsus

Falacias inducidas De falsedad y crueldad era la vía, cánidos chillidos verde-opacos. Gutural aullido parricida: navajas grises castañeando. Al bueno se da ejemplar escarnio, colateral negligencia consentida. El juez divertido (inquisitorio) juzgase en otros, da sentencia: Lo alegre será grande tristeza; la piedad, odio. Viceversa. Darás por miel, espigas secas con tales también serás pagado. No habrá en ti reposo calmo, indigno de mi indignidad. Al rezar verás que nada hay, ni el opio te consolará. Lo tuyo te será quitado, lo mío, mío seguirá. Pordiosero te nombro, príncipe. Paria marginal. Pagarás por amor flácido y agrio, sólo aquel conocerás. De mí: ambigua rabia, indiferencia, nada más. No habrá mar que te contenga, ni flaqueza que otorgar. Tus opciones: la locura, el suicido, asesinar. Dañar lo que cultivas o nunca fructificar. Que lo amado destruyas, sólo eso, nada más.


2009-2010 101 Novo Pulsus

Incoherencias a incoherentes Revoltijo de paranoias y cuchillos: por qué tragas el ardor de las auroras¿? Si fuese yo insolente maldecir de pajarillos... si fueses tú, brama de perros en disputa; mas no. Duele un azar asaltacunas y promiscuo: maleficio cruel, principesco, como cuento de hadas lesbianas, de actrices pedantes y ridículas y feministas y reaccionarias. Saco tus caprichos inconmensurables para confirmar, Aldonza mía¡!, que no existes más. Clausuro mi cabeza, me encierro, me vicio, me desvisto, me increpo, me derrumbo, te pienso, me despido de mí, rompo al fin el puto espejo, vuelo porefectodesonidosyfluidosespirituosos, (...) inesperado y despacio (...) deliciosamente: te odio.


2009-2010 102 Novo Pulsus

Sorpresa Cuando desperté, la hombruna fortaleza que imaginé podrida, el amor propio que perdí venciendo, mi apostrofado y terco batallar constante, y mis principios sólidos e inquebrantables, aún estaban allí.


2009-2010 103 Novo Pulsus

Cierren filas Choqué con el aire de mi tiempo, el clima vívido y sagrado de mi era. Rodé al remordimiento injusto de los que me hicieron odiar mi propia tierra. Acuso a la debilidad guerrera, propia del combatiente irreprochable y arduo, que en batalla dejó, por indignación cobarde, jornadas completas deshonrando el lauro. Yo adoré la rapiña rastrera, aguado mi semblante de benevolencia humana, y preferí el traidor escapar a carrera que morir defendiendo a mi patria amada. Yo, el hijo de esta Guatemala, pobre princesa sin diadema, no soy heredero de la vil España, ni de la inmunda Europa entera. Del ejido impreso con nacional planta -de Jacobo Árbenz y de Arévalo dónde Recinos creó belleza tanta, diallí soy, creélo. Por debilucho y joven renegué mi cuna, por vanidoso quise cambiar crianza. Ahora ruego que en nixtamal me cubran y no retarde la rabia de mi lanza. A barrer escoria de asquerosos siglos, pisotear mediocres vende-patrias, restituir hermandad por los caminos... me incitan la pluma y el espadín que mata. Replicar le quise a mi destino alto, convencido que otro lo mereciera; hoy no concedo a nadie mi estrella. Acomodo mi casco, preparo la rodela.


2009-2010 104 Novo Pulsus

Series mellizas pero de paternidad dudosa Amada, amiga, cielo.................... Odiada, enemiga, infierno. El negro mar navegable,............. Tu mata azabache y perversa, de tu cabello azafranado,............ .azufrada malignamente, extraño......................................... detesto. Pienso en ti,................................ .Obsesionado por ti, como pensó Montufar:................. como Baudelaire suspenso: enamorado................................... ebrio. Las noches arden en brasas........ Dionisos arde ayuntado si no estás, cariño,........................ con mujeres mejores, cariño. en la siega de verano................... No lo ves, ciega¿? Es estío. Mi tiempo ha caducado................ Tu tiempo ha caducado.


2009-2010 105 Novo Pulsus

A un día de quemar al diablo A las causas que defendí, terminé sepultando. Hoy la carroña es trementina de arrabal humano. La síntesis de los opuestos me disuelve..., me deforma. Un axioma me analiza: no existes, postula. Por lo cual no puedes construir, no sabes ganar, no puedes vencer. La victoria es del ser y de ti, cobarde, no. La genialidad se frota en los vasos de whisky, arrastrando los pies como sayas de rameras. Tañen las campanas, crápula y placer, displicentes a todos hasta reventar. Me golpeo el pecho cual títere: no existo, no existo. Soy tiniebla del Orco, oscuridad del Aqueronte, óbolo falso, Nada. De reojo los veo satisfechos: riqueza y éxito, belleza y juventud, felicidad y bien, satán y dios.


2009-2010 106 Novo Pulsus

Física de lo pasado

Reverberaban las partículas transmitiendo una mínima perturbación, traspasaban del abstracto rincón del pensamiento a la vibrante emoción de la palabra. La ondulación del aire salvaba nuestra distancia en milésimas hasta llegar al pabellón de tus oídos, hasta ser interpretada por tu intelecto indiferente. Y aunque no presaste atención, mi voz habitó tu conciencia, mi mensaje se disipó en ti, ineludible, claro: Te amé.


2009-2010 107 Novo Pulsus

Vilipendio a Carlota imaginaria Armiño y carmín. Carmín y rosa. Tu piel sedosa semeja marfil. Pequeña a ti, pequeña mía, del cielo di el alma pía. No hubo, no, réquiem ni paz. Máquina voraz, yo te creí. Pensando en ti, sin conocerte, platónicamente, mi amor perdí. ¡Joder, Carlota, sí te quería! Por ti daría -¡mujer idiota!la faz remota del colibrí.


2009-2010 108 Novo Pulsus

¡Por ti, grandiosa, grandiosa loca, está grisácea la fronda hermosa! ¡Por ti, odalisca, por ti, gitana, por ti, arisca, mi sangre mana! ¡Seco ya el manantial? ¿Cansada va tu gran verdad! Es vado aprisco, curvo, sensual... el risco torvo del mal amar.


2009-2010 109 Novo Pulsus

Monólogo prometido Llegaste al páramo salino que me corroe, silente, inadvertida. Mágica sabes, corazón de cuarzo, el mineral ritmo de mi cuerpo, la pétrea melancolía que planto. Y cuándo más se acercan nuestras diamantinas esencias, cuándo más fuerte quiero gritar que te adoro, el silencio muerto sáleme al paso; eres tú ámbar de liras, yo, carbón amargo.


2009-2010 110 Novo Pulsus

Redención Eras tú tan bella, yo tan descarriado. Brillaba tu estrella, lloraba mi astro. Tieso, en el camastro, sin esbozar ideas, voz doliente arrastro hacia mi doncella. Borracho de loco, loco de borracho; el sepulcro toco, no temo gorbacho. Pábilos tétricos inundan de blanco mi oscura impudicia, celda de alabastro. Solamente entonces ¡precipitado! accedo a tu esencia, mohíno te hablo: Tus rizos, amiga, cadenas de vida, de amor y de pena, son. Santo es el don de verte, amiga. Santa la espiga que rozas al sol. Condona mi andanza, vagabunda y terca; mi musa secreta, con ésta oración. No te sonroses, que cubres de lira el alba que cuida tu tierno color.


2009-2010 111 Novo Pulsus

Divagación Quisiera del mundo extraer, la dolencia que el sol revoca. Sacar de tu febril boca un sí cálido de armonía. Uno que suene a letanía. Solemne y fantástico, mágico... tuyo.


2009-2010 112 Novo Pulsus

Necedad milésima Cuánto camino se enjuga para llegar a nuestro acorde. Qué de ingenuas fábulas lo habitan! . Todo infinito, alma fementida, trópicos derribas por agua luz invernal. Zipacná, enjaulado con montañas, fermenta en rabia, adolece de perdón. Y usted, agitando pañuelos, madame, parte.


2009-2010 113 Novo Pulsus

Romántica frivolidad

Voz de agua y hierro, voz de feliz clavicordio: por ti teñí el cielo de oro y sangre, en el ocaso anunciado..., púrpura. Harto ya de rogar caricias a las mariposas de tus dedos y de vegetar a la sombra de tus ojos ajenos y delicados. Una tierna tristeza, dulce y espectral, vomita rosas y hierberas, color de arcoíris, color de eternidad. Sollocé lágrimas de sol hasta quedar seco, humillado por el contacto de otras manos, en lo hondo de mí. Y cuando las recibía, como calmantes látigos, con la cabeza sin pensamientos, extraviado y solo, extrañándote, seguí llorando. Te soñaba infantilmente, envilecido, sin perdón posible. Y, peor aún, sin perdón necesario. Como un bastardo.


2009-2010 114 Novo Pulsus

Evangelio de la verdad Por un converso: Malditos los que sueñan, despreciables entre los simuladores. Asilados en poéticas mentiras alucinan mundos intangibles, expelen esperanza y farsa. Condena perpetua a los metafísicos, inventores de frágiles venenos. Enemigos de la lucidez. La luz real que los reduce remueve en ellos hondas llagas; propias de seres enfermos... deficientes. Juicio a los crédulos, quienes consienten su menoscabo. Serán ellos sus verdugos, sus jueces y jurado. Influenciables como infantes, se extinguirán a sí mismos. Destierro a los ingenuos, cuya simplicidad oculta la vida. Como quien, por ciega idiotez, baña de oro el platino, para que tenga valor. Deshonroso repudio a los ilusos, alimentados con desvaríos abominables. Maquinan posibilidades livianas y cualquier vientecillo se vuelve tormenta, derrumbándolos a la derrota. Tormentos incontables a los halagadores. Pues hinchan el ego de los hombres, distorsionando lo cierto, con ambición avara. Inclemencia con los mentirosos y falsarios. Constructores de tramas, secretos y silencios. Brutales simulaciones escupen al rostro, pero la pestilencia de su voz no caduca.


2009-2010 115 Novo Pulsus

Perdición inflexible tendrán los hipócritas, señores del fingimiento y engaño. Harán de su doblez la red que los asfixie, ni los gusanos gustarán sus músculos. Destrucción a mansalva de los traidores, animales que vulneran lo perfecto: la confianza e inocencia. No quedarán átomos que salvar, lágrimas que verter. No quedará polvo que lamentar.

De los pesimistas y optimistas diré poco, de sus vicios opuestos, aunque iguales. Por ambos obtendrán catástrofes indecibles.


2009-2010 116 Novo Pulsus

Cuento violento escrito en noche buena Para Loaz:

Dostoievski caminó treinta y dos loazínes. Se hundía hasta las rodillas en las blancas estepas, cobijadoras como la mortaja suave de la muerte. Pero no, no tenía derecho de perecer, no hasta haber obtenido sus veinticinco centavos. Debía arrebatarlos de la mezquina mano de su amo, posar aquellas largas uñas sobre la cara de su enemigo y arrancarle la vida de una vez por todas, debía demostrar que merecía su paga, que era suya. Llegó a media noche al trapiche maloliente que llamaba recamara; lívido, descompuesto. Encendió el samovar para preparar café. Se calentaba las manos mientras buscaba la botella de vodka con la cual mezclaba todas sus bebidas. Abrió el recipiente con desesperación, con esa sed seca e indefinible que se aplaca solamente con licor amargo. Desenroscó ávidamente la tapa, inclinóla sobre el café ralo y tibio, esperó unos segundos... nada. Repitió el procedimiento... nada. -No hay vodka¡!, maldijo. La vena que le dividía la frente se marcó describiendo una diagonal de ira. Resoplaba levantando suciedad y polilla. Se hallaba enfurecido, rabioso. No podía postergar más su situación. Se colocó el saco, se calzó nuevamente las botas y salió a conseguir sus veinticinco centavos. Caminaría el loazín restante, llegaría al portal de la "casa grande", echaría abajo la puerta, subiría las escaleras de caoba rematada con volutas talladas, caminaría tres habitaciones, y, en la cuarta, se detendría. Allí caminaría despacio, muy lentamente, pegaría su oído para escuchar los últimos gritos de las concubinas. Al entrar caminaría erguido, tomaría al amo por el cuello y estrangulándole exigiría su paga hasta dejarlo inerte. Tardó más en pensarlo que en llevarlo a cabo. Pero, viendo la expresión confundida e imbécil de su castigador, las mujeres asustadas que gritaban y pedían socorro, las luces que comenzaban a encenderse y los capataces armados que se aproximaban, le dio un puñetazo dejándolo inmóvil. Tomó las joyas y billetes que vio en una gaveta abierta y se perdió en las mágicas noches cirílicas.


2009-2010 117 Novo Pulsus

Décimas Pensar no es cosa de prisas, si hayas buena zagala. Tentación será tomarla, en tapancos o cornisas. Inquieto verás repisas, pleno de jovial prurito. Yo te digo y repito: que si salud ambicionas primero saber impongas su nombre por requisito.


2009-2010 118 Novo Pulsus

Peregrinaje En una oscura barriada: El Piojo:-¡Andá abrazalo, hombre! ¿Qué vale más, saludar al hueco ese o un tu tamalito de navidá? Mequetrefe: -No. El Piojo: -Dale, que no pasa nada. Hasta en canal siete vas a salir. Mequetrefe: -¡Qué no, cómo chingás! El Piojo: -Papaito chulo, si desde aquí oigo cómo se te hacen las tripas. Crush, crush, crush... de puro dolor y víceras. abrazarlo abrazarlo aceptar a uno mas de tantos parasitos como si no fueran suficientes las ladillas que cargo ahora año con año debe ir uno a lamerle el culo por la desesperacion de no tener ni para artarse hay que pegar la lengua entre unas nalgas shucas de diarrea y sangre hay que inclinarse y abrazarlo tener contacto con su piel decrepita y con tufo a muerto no nunca que lo abrace su nana prefiero amanecer muerto El Piojo:-¿Y bien campeón? Mequetrefe: -¿Y bien, qué? El Piojo: -¿Te venís? Mequetrefe: -Pero con una condición. El Piojo: -¿Cuál? Mequetrefe: -Que me ayudés a darle verga. El Piojo: -¿Querés vergiar al alcalde! Mequetrefe: -Como lo oís, pero me hacés huevos. ¿Verdá cerote? El piojo: -¡Ala puta, a vos te dejó tonto tragar tanto guaro! Al mínimo relajo te tira a sus gorilas y te quiebran el culito. Mequetrefe: -¡Nos lo quiebran! El Piojo: -¡Ah, puta! Mequetrefe: -Dale que no pasa nada. El Piojo: -No. Mequetrefe: -Hasta en canal siete vas a salir. El Piojo:-¡Qué no, cómo chingás! Mequetrefe: -Pero entendé, rey, si no lo hacemos nosotros quién lo va a hacer. ¿Creés que ese viejo marica se va a agarrar a trompadas solo? aquel ya pelo cables se cree rambo el hijueputa mejor le digo que no voy y cuando este dormido me llego por mi ponche y mi tamal aprovechando diuna vez le gueveo unas chocas pero que tal si me agarra este loco es capaz de descalabrame la choya con cualquier piedra que alcance asi que tendria que esperar mas y se me va a pasar la hora de la artason ni verga yo no me quedo aca por bruto El Piojo: -Bueno vos, yo sí voy. Mequetrefe: -Provecho, puta. El Piojo: -¡Sho, ladilloso! Mequetrefe: -De tanto cogerme a tu madre, cara de paloma.


2009-2010 119 Novo Pulsus

El Piojo: -A ella no la metás en esto. Vos lo que querés es que te den verga, dejáte venir pues cerote. Mequetrefe: -Yo no vergueo putas. El Piojo: -Maricón sos, andáte a la mierda. Mequetrefe: -Andáte vos a chuparle la pija a tu tata. mejor me alejo no sea que este cabron se ponga violento nada le gusta ni el tamal de la loba ni el tamal del parque solo esta pensando en darse riata con medio mundo que le importa para el mejor morirse de verguiador no quiuno si tiene responsabilidades de donde va a sacar plata mi viejita alla tan solita en el asilo y hay de la monja que la trate mal hay de la monja zorra pero que es aquella forma que se mueve por alla sera una nenorra aunqueee oh carajo era un travesti Travesti: -Adiós, guapo. Por ver no cobro. El Piojo: -Tu madre, hueco de mierda. Travesti: -¡Ay, tan brusco! puta que susto pero ya voy mas cerca de la plaza conque no me vayan a taleguiar estos patojos cerotes quien diria todos canchitos y bien arreglados y pijaseando mendigos por las noches se bajan de sus carros con bates y manoplas peor resulta si uno se trata de defender hay otros que nisiquiera paran y atropellan a la gente diunsolo y como son hijos de papi no hay quien les diga nada la vez pasada al ruben le dieron una pisajeada que tubimos que llevarlo entre todos al san juan de dios y por poco se muere iba botando sangre como si fuera gallito de pelea y el hasta ciego era pero que desconsiderados por vidas suyas Policía: ¿A dónde va tan tarde? El piojo: A comerme mi tamal en la plaza de la loba. Policía: A ver, qué tiene ahí. El piojo: Nada. Policía: Vamos a ver. (Registrando) ¡Conque un kilo de droga! El piojo: Eso no es mío, usted lo acaba de poner. Policía: Difamando a la autoridad, ahorita vas a aprender. Esperate, no salgas corriendo. (Disparos, silbido de gorgorito.) puchica aunque sea en este porton viejo me escondo ojala no me mire entre la oscurida estos policias hijos de puta siempre viendo a quien matan o entamban y para colmo con mala punteria y no dejan su lema de acomplejados estoy orgulloso de ser polecia tarados han de usar la pistola para removerse la caca entre si ya no oigo ruidos creo que sigio de largo ahorita me voy a salir todos en esta ciudad estan chiflados los que no son matones son políticos y si no cachurecos rematados pero no como la juliana que todos los sabados estaba en su iglesia y el pastor siempre le pedia que llegara a su casa que jehova mismo se lo habia dicho en un sueño vua creesh el lo que queria era darle asi olimpicamente al final amanecio muerto el pastor nadie supo nunca por que pero al paso que iba se hubiera salido con la suya para mi que a la juliana le gustaba y nada mas se estaba haciendo la tonta pero que mujerona la que esta alla le voy a sacar conversación a ver si cae


2009-2010 120 Novo Pulsus

El Piojo:Disculpe, señorita. ¿No sabe si falta mucho para llegar a la plaza de la loba? pero no se alarme mi reina si no muerdo cuando no me lo piden Peatona asustadiza: Mire, no conozco. conozcamos pues, ya estubieras mamita El Piojo: Tonces dame unos lenes, canchita. Para las tortillas. Peatona asustadiza: No ando, viera. te estoy viendo rica lastima que seas tan llena de babosadas (...) Peatona asustadiza: Ch, ch, ch... tenga. El Piojo: Gracias, que Dios se lo pague. (Roza su mano tersa, se ven estáticos dos segundos. Aparece un auto rojo, un hombre la llama por su nombre, ella entra y desaparece en poco tiempo.) siempre pasa lo mismo cuando ya esta empezando a funcionar la casaca aparece el novio que mala suerte hasta creo que a los chuchos les va mejor ni modo la lucha siempre se hace aunque ve pues alla adelante estaba la dichosa plaza todo lo que camina uno si le truena la tripa entre mas rapido trote mas rapido lleno la barriga uno dos uno dos uno dos un solo golpe al caite pelon uno dos uno dos te meto un huevo te meto dos uno dos uno dos esta pija es para vos uno dos uno puuta el mero tatascan esta hablando en la tarima que buena nota y el cuero de su esposa aunque sea esa vieja loca me cogeria peor es nada aunque ya viendola bien naaaa no aguanta pero que detallazo hasta mantelitos mado a poner el canche -Asistente: -¿Le sirvo ya, señor? -El Piojo: -¡Claro, qué rico se ve! (Frotándose las manos) -Asistente: Con gusto. nada mas hay que ver como se menean cuando caminan estas patojas ya ni empujar el carrito de charolas se escapa a ser pretexto para contonearse como un relojito ay pero que buena esta la noche aire fresco ponchesito tamal y me dicen señor bien para empezar ahora solo falta una wiza vaa y todo tranquis hay que casaquear iniciar el famoso filtreo que le dicen los de pisto aza si yo debí nacer fichudo las mañas ya las tengo -Asistente: (Hablando desde un micrófono.) Para cerrar la noche con broche dioro queremos que alguno de los comensales pase a decir algunas palabras con motivo de las fiestas. pero si ese soy yo quien mas apropiado voy a levantarme -Asistente: El caballero del fondo, pase. Lo escuchamos. caballero vamos mejorando quien diria siempre si voy a salir en canal siete pero que largo es el corredorsito y que altas estan las gradas a ver


2009-2010 121 Novo Pulsus

-El Piojo: Es la primera vez que vengo, desde hace años se me había hecho ilusión. Estar aquí, comer un tiempo de comida caliente. Pero tal vez sea la última. Todo mundo quiere aprovecharse de un mendigo, nadie respeta a cualquier ser humano. El más débil consiste en lo que es un instrumento. Pa ganar votos pues, pa que reciba palo, pa echar en él las frustraciones de una ciudad con rabia. Estoy aquí porque no tengo voluntá para morir como un hombrecito con la dignidad del frio y el hambre. Vengo aquí porque... -Asistente: (Sutilmente.) Seguridad. no que me hacen dejenme terminar hijos de puta respeten mis palabras


Novo Pulsus  

Terminado en 2010

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you