Issuu on Google+

A帽o 0, n煤mero 6, Publicaci贸n Electr贸nica, Revista Gratuita


Revista Digital Gratuita

2


Director General Marco Vázquez

Año 0, número 6, Publicación Electrónica, Revista Gratuita

Subdirector Héctor Vázquez Foto de portada tomada de http://wwwemergenciasmadrid.com

Agradecemos a quienes hicieron posible esta sexta edición electrónica: Comandante Raul Serratos, Guillermo Cuenca Aguilar, Jesús Manuel Ramos Hernández, Premergencias, Asociación Mexicana de Medicina de Urgencia, CESOVI, Jet Rescue, Grupo de Rescate Extremo de México GREM.

Contenido Angina de Pecho. ¿Sabes como reconocer e identificar lo que es una angina de pecho?...................................….5

Contacto 04455-8545-1235 E-mail:

revistaemergencias@hotmail.com servirayudarysalvar@hotmail.com Facebook: Revist Emergencias Urbanas Servir, Ayudar y Salvar AC

La información aquí presentada son datos generales y recomendaciones para casos de emergencia, revista Emergencias Urbanas y la Asociación Servir, Ayudar y Salvar AC no establece protocolos de atención prehospitalaria ni procedimientos de emergencia, solo el personal preparado y capacitado estando en sitio podrá tomar las decisiones de respuesta adecuadas según el tipo de emergencia. Los reportajes son responsabilidad de quien los escribe. La información y veracidad de los anuncios es responsabilidad de los anunciantes. Revista “Emergencias Urbanas” en formato electrónico es una publicación gratuita sin fines de lucro, la cual se publica a través de internet. Es una publicación de Servir, ayudar y Salvar AC, Asociación civil legalmente constituida, con RFC SAY120904UAA y registro ante Notario Público num 55 en volumen 1163, instrumento 54003, folio 77. Revista Emergencias Urbanas con número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor 04-2010-02181459300-102. Certificado de Licitud de Título en trámite, Certificado de Licitud de Contenido en trámite. Afiliado a la Cámara de la Industria Editorial Mexicana.

Los cascos de futbol americano no ofrecen mucha protección. Una investigación publicada en el HealthDay, FUENTE: American Academy of Neurology, news release, Feb. 17, 2014 ………………………...…….6 El dia que un avión se estrelló en Nueva York. La tragedia que algunos recordaron …………..8 Crónica de un encuentro casual en la selva. Elementos de alta Montaña de Cruz Roja Mexicana encuentran un avión extraviado por 17 años en la selva………………………………….13 Fuego a bordo de una ambulancia. Un artículo publicado ASTM INTERNACIONAL nos revela lo que puede originar un incendio a bordo de la ambulancia………………………………………………..…18

Las ganas de ayudar no deben ser menos. La historia de un valeroso Paramédico que sin importar si está en turno o no se debe estar siempre dispuesto a ayudar ………………..….23 Inducción al rescate vertical. Antes de correr camina, antes de rescatar conoce tu equipo………………………………...27 Chorros de agua. ¿Qué son y para que sirven?…………..………31 La evolución de la protección civil hasta la gestión de riesgo del desastre. 2ª parte……………………………………………34

Revista Digital Gratuita

3


La angina es un dolor o molestia en el pecho que se siente cuando el músculo cardiaco no recibe suficiente irrigación sanguínea. Puede parecer una presión o un dolor opresivo en el pecho. Puede parecerse a una indigestión. A veces hay dolor en los hombros, los brazos, el cuello, la mandíbula o la espalda. La angina es un síntoma de la enfermedad de las arterias coronarias (EAC), la enfermedad cardiaca más común. La EAC ocurre cuando una sustancia pegajosa denominada placa se acumula en las arterias que abastecen de sangre al corazón y disminuye el flujo sanguíneo.

Existen tres tipos de angina: estable, inestable y variable. La angina inestable es la más peligrosa. No sigue un patrón y puede ocurrir sin hacer algún esfuerzo físico. No desaparece espontáneamente con el reposo o las medicinas. Es una señal que indica que podría ocurrir un infarto en poco tiempo. No todas las molestias o los dolores en el pecho son angina. Si se le presenta un dolor torácico, debe trasladarse a un hospital para una valoración médica.

Fuente NIH: Instituto Nacional de la Salud, www.nlm.nih.gov/medlineplus


Los cascos de fútbol no ofrecen mucha protección contra los golpes laterales en la cabeza. Un estudio realizado en Estados Unidos indica que solo redujeron las probabilidades de lesión cerebral en un 20 por ciento en un ensayo ficticio con maniquíes. Dirección de esta página: http://

Robert Preidt Traducido del inglés: martes, 18 de febrero, 2014

LUNES, 17 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Los cascos de fútbol hacen poco para proteger contra los golpes laterales en la cabeza que pueden provocar lesiones y conmociones, según un nuevo estudio. Los investigadores colocaron sensores en un maniquí para pruebas de choques y realizaron 330 pruebas para determinar qué tan bien protegían los 10 mejores cascos de fútbol contra las lesiones cerebrales al recibir impactos a 12 millas por hora. Los cascos eran: Adams a2000, Rawlings Quantum, Riddell 360, Riddell Revolution, Riddell Revolution Speed, Riddell VSR4, Schutt

Air Advantage, Schutt DNA Pro+, Xenith X1 y Xenith X2. En promedio, los cascos redujeron el riesgo de lesión cerebral al recibir un golpe lateral en la cabeza (fuerza giratoria) en solo un 20 por ciento, en comparación con no llevar el casco. El Adams a2000 fue el que mejor protección ofreció contra las conmociones y el Schutt Air Advantage el que menos, hallaron los investigadores. En los golpes de frente (lineales), los hallazgos mostraron que los cascos de fútbol redujeron el riesgo de fractura del cráneo entre un 60 y un 70 por ciento, y el riesgo de daño del tejido cerebral entre un 70 y un 80 por ciento, comparado con


no llevar un casco. Los hallazgos se publicaron el 17 de febrero, y serán presentados en la reunión anual de la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology, AAN), esta primavera. Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales. "La protección contra las conmociones y las complicaciones de las lesiones cerebrales es especialmente importante para los jugadores jóvenes, incluyendo los deportistas de escuela primaria, mediana y secundaria y los de la Universidad, cuyos cerebros todavía en desarrollo son más susceptibles a los efectos duraderos de los traumatismos", comentó en comunicado de prensa de la AAN el coautor del estudio, el Dr. Frank Conidi, director del Centro para el Dolor de Cabeza y la Neurología Deportiva de Florida, y profesor clínico asistente de neurología en la

Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Florida.

"Los investigadores de biomecánica hace tiempo que han comprendido que las fuerzas giratorias, no las fuerzas lineales, son las responsables de los daños cerebrales graves, incluyendo las conmociones, las complicaciones por lesiones cerebrales y las hemorragias cerebrales. Sin embargo, se ha dado por sentado que generaciones de jugadores de fútbol y otros deportes tenían el cerebro protegido gracias a la inversión realizada en la protección con los cascos", indicó Conidi, vicepresidente de la sección de neurología deportiva de la AAN.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare FUENTE: American Academy of Neurology, news release, Feb. 17, 2014 HealthDay www.nlm.nih.gov/medlineplus/news


Imágenes tomadas de www.guianewyork.com

Todos recordamos aquel trágico día donde dos aviones se estrellaron contra las torres gemelas en los Estados Unidos, las imágenes dieron la vuelta al mundo y causaron conmoción general por la muerte de tanta gente y la destrucción de enormes rascacielos. Desafortunadamente una emergencia similar ya había ocurrido en esa ciudad. Poco mas de medio siglo atrás, un avión se estrelló contra el edificio más alto de Nueva York, el Empire State Building la mañana del 28 de julio de 1945.


En 1945 el Teniente Coronel de la Fuerza Aérea William Franklin Smith Jr. había regresado de la guerra en Europa donde participó en poco más de 50 misiones en Alemania y Francia, piloto experimentado de tan solo 27 años de edad, que recibió la condecoración "Cruz de Vuelo Distinguido, la “Medalla Aérea” y la “Cruz de Guerra de Francia”. El 28 de julio de ese mismo año despegó de Bedford Massachusets con destino a Nueva Jersey, viajaba acompañado del sargento Christopher Domitrovich de 31 años y el mecánico de aviación Albert Perna de 19 años. Volarían a Nueva Jersey para recoger al comandante de Smith y de ahí a la Base Aérea del Ejército de Sioux Falls, Dakota del Sur. Era un vuelo difícil, pero Smith confiaba en su experiencia, el clima era malo y al aproximarse la ciudad de Nueva York la torre de control le aconsejó que aterrizara, pues había mala visibilidad, la cual era de apenas 3 millas, lo que hacía que las condiciones de vuelo fueran sumamente peligrosas. Pero a Smith no pareció preocuparle y decidió recorrer los pocos kilómetros que había desde la isla de Manhattan hasta Newark. Enfiló hacia el suroeste, y la torre de control le advirtió que las

nubes eran tan bajas que ocultaban los últimos pisos del Empire State. "Roger, torre, gracias", fue la respuesta de Smith. En otros muchos rascacielos de la Quinta Avenida y de las calles contiguas, la gente corrió a asomarse a las ventanas al escuchar el ensordecedor zumbido de un avión que obviamente volaba a escasísima altura; era pasmoso y escalofriante ver como el enorme aparato de acero recorría la ciudad. Nunca se sabrá con exactitud qué sucedió en los minutos siguientes. La explicación más probable es que Smith se desorientó en medio de la densa niebla; cuando aún volaba sobre Manhattan, tal vez pensó que ya había dejado atrás la isla y se preparó para aterrizar en Newark. Apoya esta conjetura el hecho de que hizo descender el tren de aterrizaje. Mientras el bombardero cruzaba el centro de Manhattan y viraba después hacia el sur. Cerca de la Quinta Avenida, muchísima gente lo veía estremecida de horror. Al darse cuenta del error, el piloto intentó desesperadamente elevar el avión, pero se encontraba atrapado en un laberinto de rascacielos, hizo un desesperado intento por ganar altura. Los motores del avión


gimieron mientras las hélices obedecían a la graduación de ascenso, pero el tren de aterrizaje, lento en retraerse, impedía que el avión ganara más altura. Abajo, en las calles, a muchas cuadras a la redonda los peatones notaron que estaba a punto de ocurrir una catástrofe, pues el zumbido del avión era extraordinariamente intenso. Stan Lomax, conocido locutor deportivo, avistó el avión desde la Quinta Avenida y gritó: "!Sube, tonto, sube!” Pero ya era demasiado tarde.

Para muchos Neoyorquinos, la mañana del sábado 28 de julio de 1945 fue uno de los momentos más horribles de sus vidas. A las 9:49am, el bombardero B-52 con sus 10 toneladas de peso y una velocidad de 360 kilómetros por hora se estrelló contra la fachada norte del Empire State Building, entre los pisos 78 y 79. El choque provocó una fuerte explosión y un gran incendio debido a los 3500 litros de combustible del avión junto con el gas utilizado en el propio edificio.

La multitud en la calle no podía creer lo que sucedía, de inmediato el caos se apoderó de los transeúntes quienes corrían buscando ponerse a salvo. Ese fin de semana, en el edificio sólo había unas 1.500 personas cantidad mínima comparada con las 15.000 que había en un día normal entre semana. Los tres ocupantes del avión murieron al instante. Diez personas más que se encontraban en la piso 79 murieron después del impacto. Una de las víctimas, Paul Dearing, de 40 años, saltó por una ventana del piso 79, al parecer, intentando escapar de las llamas, su cuerpo fue encontrado en la repisa de la planta 72 del rascacielos. Otras víctimas murieron debido a graves quemaduras. En total se reportaron 14 muertos y 26 heridos. El avión provocó un boquete en el edificio de 5.5 metros de altura por 6 de ancho y destruyó por completo el interior de dos pisos. Tras el terrible impacto, uno de los motores de 1.200 kilogramos de peso cayó por el hueco de uno de los ascensores hasta el sótano dejando tras su paso un reguero de combustible ardiendo hasta la planta 75. El otro motor y parte del tren de


aterrizaje atravesaron de lado a lado el edificio, saliendo por la fachada sur del rascacielos y yendo a caer sobre la planta 13 del edificio Waldorf que se encontraba enfrente incendiándolo. Por suerte no hubo víctimas. Restos del fuselaje del avión fueron encontrados en un radio de 4 manzanas. En el ascensor número 6 se encontraba Betty Lou Oliver, de 20 años de edad, que trabajaba como ascensorista en el edificio y ese día se reuniría con su marido que regresaba de la guerra. En el momento del impacto Lou acababa de llegar a la planta 75 y la explosión la lanzó por el pasillo. Minutos después fue auxiliada por dos mujeres que la subieron a otro ascensor para que bajara hasta el vestíbulo y fuera atendida. En el mismo momento que cerraron las puertas del ascensor, éste se precipitó al vacío hasta el sótano. Milagrosamente, Betty Lou Oliver fue rescatada con vida aunque con graves heridas en su columna vertebral y ambas piernas. Tardó ocho meses en recuperarse completamente y se convirtió en la única persona que ha sobrevivido a la caída dentro de un ascensor desde tanta altura, unos 300 metros.

la gente corría despavorida pensando que la ciudad estaba siendo atacada, pues tras Pearl Harbor, los neoyorquinos tenían ese miedo presente de sentirse objetivo principal en caso de ataque.


En la calle así como muchos corrían por el pánico otros más corrian buscando ayuda. Ese día los Bomberos de Nueva York realizaron labores extraordinarias pues nunca antes había ocurrido una tragedia similar, subieron por otro elevador hasta el piso 67 y desde ahí tuvieron que cargar mangueras y el resto del equipo contraincendios doce pisos mas arriba, lograron apagar el fuego en tan solo 40 minutos. Una de las personas que no será olvidada por su acción fue Donald Maloney, un joven de tan solo 17 años que pertenecía al área de sanidad de la guardia costera. Maloney se encontraba en calle y vió como se estrelló el bombardero, rápidamente y corrió hacia una farmacia donde pidió se le proporcionara material de curación, acto seguido, ya equipado corrió rumbo al Empire State a suministrar los primeros auxilios a los lesionados. Fue el primero en asistir a los heridos incluida Betty Lou Oliver quien fue rescatada del elevador destrozado. Otras personas que pasaban por ahí y sobresalieron por su heroísmo fueron Herbert Fabian quien él solo consiguió sacar del edificio a 20 personas desvanecidas entre los pisos 30 y 40, y Harold Smith que subió 3 veces hasta la planta 62 para seguir rescatando personas. Las escaleras de incendio instaladas en el exterior del edificio fueron de gran utilidad, los trabajadores que se encontraban en las plantas superiores a las del accidente y unos 60 visitantes que estaban en el observatorio de la planta 86, fueron rescatados ilesos gracias a estas escaleras. Desde ese día, el alcalde prohibió al ejercito sobrevolar la ciudad, y dos días después de sofocar el incendio, los

bomberos hallaron otro cuerpo “pegado” al eje inferior del ascensor, con lo que el numero de victimas subió a 14 “oficialmente” ya que dos trabajadoras no fueron encontradas y la única teoría es que el calor del impacto volatilizo sus restos. A pesar de los daños en el edificio algunas de las oficinas del Empire State volvieron al trabajo como de costumbre el lunes siguiente. El accidente ocasionó daños por valor de $1 millón de dólares de la época, y los obreros consiguieron reparar el edificio en sólo tres meses.


Un avión que estuvo perdido en la selva lacandona de Guatemala durante 17 años fue descubierto por elementos de Alta Montaña de la Cruz Roja de México. En el lugar del accidente –semisepultado por la selva se encontraron restos de cuerpos humanos de alrededor de 20 personas. El avión encontrado es un DC-3 de Líneas Aéreas Guatemaltecas que en el año 1959 perdió contacto con radio de su lugar de origen y nunca fue descubierto sino hasta 1976….por casualidad.


Faustino Contreras, Andrés Velásquez, Enrique Romero, y Francisco Martínez. de Alta Montaña y otros miembros de la sección de paracaidismo de la benemérita institución recordaron a la prensa el hallazgo a dos años de su localización,. Andrés Velásquez de 1.56 metros de estatura 24 años de edad moreno relato la búsqueda a lo largo de mas de setenta kilómetros de selva, donde se escuchaban el rugido de jaguares, la algarabía de monos y la amenaza constante de las manadas de jabalíes, así como el peligro latente, en cada arbusto, de víboras venenosas, como la nauyaca, que es el terror de los chicleros y ceiberos y que los hombres de la selva prefieren cortarse una mano a machetazos cuando reciben una mordedura ahí para no perder la vida. Comienza la odisea: “Salimos recuerda Andrés Velásquez el 2 de febrero de 1976, cuando fuimos solicitados para la búsqueda de una avioneta Cessna 180. Matricula XA FOA, de la línea Taxis Aéreos Regionales que se perdió en el trayecto entre Tenosique, Tabasco y agua azul, Chiapas, cuando volaba a través de la selva. Fuimos transportados en una avioneta a una ranchería llamada Desempeño, en Chiapas, y de ahí empezó la larga caminata, en donde por momentos el infinito verde no dejaba ver la luz del día…. “Y en la tarde de este día logramos llegar a las ruinas de Xasylán, Chiapas, mismas que se encuentran prácticamente desconocidas ya que pocas personas han tenido el privilegio de contemplarlas en toda su belleza. Sin embargo, aun así, se nota en algunas de las Construcciones el tremendo saqueo de piezas arqueológicas hecho por los traficantes de joyas históricas.

“Las ruinas de Xasylán son dos pirámides de aproximadamente sesenta metros, que en muchas de sus partes están totalmente cubiertas por la abundante vegetación. En algunos tamos hay hasta árboles de gruesos troncos. Al pie de las ruinas pusimos nuestras tiendas de campaña y siempre estuvo presente la asechanza de los animales.

vivieron, emigraron. En este lugar varios miembros que en la tarde recogieron leña encontraron por casualidad el fuselaje del avión. La expedición, más tarde localizo el lugar en una carta topográfica, misma que es de 17 grados 11 minutos latitud norte y 91 grados 15 minutos longitud este. en Guatemala.

E día 4 en la mañana llegamos al Río Usumacinta y ahí Fernando Mendoza miembro de la expedición, cruzo el río a nado, de más de cien metros de ancho y con corrientes traicioneras.

Este nuevo campamento fue uno de los más difíciles para los socorristas ya que en varios momentos de la noche varios jaguares se aproximaron por el olor de la comida. Los ruidos de los jaguares inquietaban a los grupos de monos. Que causaban una terrible tensión nerviosa. A lo largo de esta penosa travesía también había enemigos diminutos e invisibles. Varios de los miembros

“Después de llegar a la otra orilla logró traer un cayuco que se encontraba en territorio guatemalteco. Que serviría para transportar los víveres y medicamentos que llevábamos”. Aprovechando la luz del día, la expedición continuo entre barreras de vegetación tan espesa que demoraba la caminata. En muchos casos fue necesario cruzar pantanos y siempre abriendo paso a golpe de machete…. El siguiente lugar donde acamparon fue la aldea de Lacandón, que se encuentra abandonada desde hace muchos años y se ignora cuáles fueron los motivos por los que ahí


FRANCISCO JAVIER MARTINEZ MARTINEZ

fueron contagiados por parásitos que en algunos casos les produjeron infecciones en la piel que les duraron hasta casi un año. Otros más tuvieron males intestinales por la impureza del agua, la cual la tomaban de los troncos de bejucos que se enredan en los árboles más grandes de la selva. “En algunos casos tomábamos agua de lluvia almacenada en grandes hojas…Todas las tardes llovía. A la mañana siguiente -el 5 de febrero- la expedición se dedicó a buscar los restos del avión DC3 de

JAIME ENRIQUE ROMERO LAGARDA

Líneas Aéreas Guatemaltecas, con matrícula TG- APA. Color blanco aluminio y franjas verdes casi desaparecidas. Todo estaba destrozado. Los asientos cubiertos por tierra y esparcidos entre la abundante selva. En algunos lugares sólo se distinguía parte del avión y en otros sólo se delineaban por las ramas. Algunas ropas desgarradas y ya sin color se movían lentamente por algunas ráfagas de aire en el interior de la nave destrozada. También se encontraron restos y osamentas humanas que se desmoronaban al contacto con la

Faustino Contreras Jimenez

mano. Después de esto, el día 7 iniciaron la caminata rumbo a Lacanjá, aldea de tres chozas de lacandones, donde nos dieron de comer y en esta caminata silenciosamente creo que todos nosotros comprendimos que tal vez nunca se encontraría la avioneta Cessna 180XA-FOA para la cual fuimos llamados. Pensamos que tal vez muchos años después alguien la encuentre por casualidad…


P P P P r r

r

r

i

i

i

i

o o o o r r

r

r

i

i

i

i

d d d d a a a a

d d d d 1 2 3 0

Un accidente con múltiples víctimas requiere una respuesta inmediata y un trabajo en equipo. La primer unidad en llegar al lugar debe realizar TRIAGE que es el sistema de clasificación de víctimas que nos permite optimizar recursos dando prioridad de atención a las lesiones que ponen en peligro la vida de las víctimas y dejando al final las lesiones que pueden esperar mayor tiempo sin compromiso para la vida.

El Triage es una herramienta indispensable que debe conocer y dominar todo rescatista.


En Estados Unidos se han reportado casos de incendios a bordo de ambulancias originados durante el uso del oxígeno medicinal. Articulo publicado por ASTM INTERNACIONAL En www.astm.org/SNEWS/SPANISH/SPND08 noviembre/diciembre 2008. Texto y figuas por: Gwenael Chiffoleau y Barry Newton

El 12 de junio de 1998, un bombero de 41 años realizó el control de rutina de los equipos en su carro de bomberos, que había realizado cientos de veces en el pasado de manera segura.1 El control incluyó la verificación de que el equipo de oxígeno médico de emergencia (ver Figura 1) estuviera lo suficientemente lleno para el servicio, de acuerdo a un procedimiento en común con otros departamentos de bomberos y unidades de respuesta a emergencias de los Estados Unidos. Cuando abrió la válvula de

oxígeno, el equipo produjo un fogonazo instantáneo, emitiendo dos llamarads, cada una de más de un metro de largo, desde el regulador. La ropa del bombero se prendió fuego de la cintura para arriba mientras él giraba y caía al piso. Afortunadamente, otros bomberos, que estaban cerca lavando el carro, utilizaron una manguera para ayudar a extinguir las llamas. ¿Quién hubiera pensado que la verificación de rutina del equipo médico de emergencias enviaría a alguien al hospital con quemaduras de primero, segundo y tercer grado en un 36

por ciento de su cuerpo? Las Figura 2 y 3 muestran el daño resultante en el regulador y todo el equipo. Dos meses después, el 27 de agosto de 1998, justo después de comenzar su turno nocturno, una técnica en emergencias médicas (EMT por sus siglas en inglés) de 24 años estaba verificando un equipo, que incluía el sistema de oxígeno médico, durante una rutina de cambio de ambulancias en Carolina del Sur.2 Abrió la parte superior de la bolsa del equipo de oxígeno e intentó abrir tres veces la válvula del cilindro para presurizar el regulador. La válvula estaba


muy ajustada, por lo que cambió su posición y la del cilindro para poder ejercer mejor la Figura 1 fuerza. La válvula se abrió en su cuarto intento y presurizó el regulador de aluminio, que de inmediato generó un fogonazo y emitió una bola de fuego blanca. A medida que se encendía su vestimenta, la EMT empujó el regulador y el cilindro nuevamente hacia el compartimento del paciente en la ambulancia y corrió hacia el acceso a la estación en donde otros EMT la atendieron de inmediato antes de transportarla al hospital local donde fue tratada por quemaduras graves. El incendio en la ambulancia fue apagado por el departamento de bomberos y luego se determinó que la ambulancia había sufrido pérdidas totales por un valor estimado de $175,000. Las Figuras 4 y 5 muestran los restos del regulador y el daño causado a la ambulancia, respectivamente. El problema Los reguladores de oxígeno para uso médico son dispositivos que convierten el oxígeno comprimido a presiones muy altas en el cilindro a una presión de trabajo constante más baja, adecuada para administrarlo al paciente. Son parte de un sistema general de entrega de oxígeno que incluye un cilindro,

una válvula del cilindro, un regulador (ver Figura 1), una cánula de entrega y una máscara o resucitador. Los reguladores de oxígeno se utilizan en los servicios médicos de emergencia, en la atención domiciliaria de la salud, en hospitales y en diversas aplicaciones industriales. En 2000, se estimó que había en uso aproximadamente 1.5 millones de reguladores de oxígeno médico.

Figura 2

Si bien es esencial para la vida, el oxígeno es una sustancia peligrosa porque hace que los materiales se enciendan con mayor facilidad, y su combustión resultante es más intensa que en el aire. Algunos materiales que no son inflamables en el aire, tal como el aluminio, se tornan inflamables en el oxígeno. Los sistemas de entrega de oxígeno deben estar bien diseñados y ser utilizados adecuadamente para evitar incendios. Los dos incendios en reguladores de aluminio descritos anteriormente no estaban aislados. Entre 1993 y 1999, la Administración de drogas y alimentos recibió 16 informes de otros incendios similares que involucraban reguladores de aluminio en válvulas de cilindros de oxígeno portátiles. Si tenemos en cuenta la cantidad de dispositivos de uso clínico, los incendios en reguladores de oxígeno son bastante raros, sin embargo, estos incendios tienen consecuencias sumamente graves.

En total, estos incidentes han causado quemaduras graves a 11 trabajadores de cuidados de la salud, EMT y pacientes, y han ocasionado la pérdida de dos ambulancias y graves daños en una estación de bomberos.3,4 Lo que torna esto más trágico es que la mayor parte de las víctimas fue personal de respuesta en emergencia, EMT, bomberos, gente que salva vidas y la causa de sus lesiones fue equipo para salvar vidas. En febrero de 1999, la FDA y el National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) publicaron una Alerta de riesgos en Salud Pública con el título "Explosiones e incendios en reguladores de oxígeno de aluminio" para alertar a los usuarios frecuentes de los peligros posibles asociados con el equipo.4

Figura 3

Debido a la gravedad y frecuencia creciente de este tipo de incidentes, la FDA y el NIOSH intentaron identificar las causas de estos incendios consultando a expertos de organizaciones tales como al National Aeronautics and Space Administration y ASTM International. Los miembros del Comité G04 de ASTM sobre Compatibilidad y sensibilidad de materiales en atmósferas ricas en oxígeno ya habían estado involucrados en la investigación de los incendios en reguladores de oxígeno para uso médico y estaban familiarizados con la causa de los incendios. El comité acordó formar


Figura 4

un grupo de tareas para desarrollar una norma que evaluara la sensibilidad a la ignición y la tolerancia a las fallas de los reguladores de oxígeno con el objetivo de evitar otros incendios. La necesidad de una nueva norma Para el año 2000, los expertos forenses en incendios de oxígeno de Wendell Hull and Associates, Inc (WHA), que también eran miembros del Comité G04 de ASTM, habían investigado o inspeccionado evidencias de 11 incidentes diferentes, incluidos los dos primeros presentados en este trabajo. Con el fin de identificar problemas específicos de diseño o uso que pudieran estar contribuyendo a los incendios, realizaron una evaluación de la información de eventos adversos y los análisis forenses de los reguladores quemados. Para el análisis forense de las fallas se utilizó un enfoque de análisis de raíz causa y origen. En el caso de los incendios de oxígeno, esto implica determinar el punto de ignición y el método de ignición, que también se conoce como mecanismo de ignición. Para que ocurra un incendio, se necesita la presencia de tres elementos (combustible, oxidante e ignición), según se muestra en el triángulo de fuego en la Figura 6. Dos elementos siempre están presentes en el equipo de oxígeno

médico: los materiales del equipo que se consideran el combustible y el oxígeno presurizado que se considera el oxidante. Por lo tanto, solo se necesita un mecanismo de ignición lo suficientemente fuerte como para encender el combustible para que el oxígeno de uso médico se prenda fuego. La fuerza del mecanismo de ignición requerida para la ignición de materiales en un entorno de oxígeno a alta presión es mucho menor que la fuerza necesaria en un entorno de aire, debido a la energía de ignición relativamente baja de los materiales en oxígeno. La norma G88 de ASTM International, Guía para diseñar sistemas para servicios de oxígeno, describe una variedad de mecanismos de ignición en sistemas de oxígeno y como defenderse de estos mecanismos de generación de calor.5 En todos los incendios investigados, la ignición se originó dentro de áreas impregnadas de oxígeno del regulador o de la válvula del cilindro (ver Figura 1). De los 11 incendios examinados por Wendell Hull and Associates, cuatro mecanismos de ignición diferentes contribuyeron a los incendios: ignición por calor de compresión, ignición por contaminantes, ignición por impacto de partículas e ignición promovida. Cuando se abre la válvula utilizando la manija correspondiente, el oxígeno a alta presión se expande a Figura 5

través del asiento de la válvula, fluye al regulador y rápidamente vuelve a comprimirse en el asiento de la válvula del regulador. La compresión del oxígeno genera calor dentro del gas y puede ser suficiente para encender materiales no metálicos tal como el del asiento del regulador. Esto se conoce como ignición por calor de compresión. Aparte de encender los materiales del regulador, el calor de compresión puede encender cualquier contaminante presente. Los contaminantes (es decir el material extraño inflamable que no debería estar presente entre los componentes del oxígeno), tal como aceites de hidrocarburos, se encienden fácilmente con el calor de la compresión en comparación con los materiales sólidos. Una vez encendidos, los contaminantes pueden liberar energía suficiente de su calor de combustión para prender los materiales del regulador. Esto se conoce como ignición por contaminantes. Cuando se abre por primera vez la válvula del cilindro, el flujo de gas es extremadamente rápido, con velocidades próximas a la velocidad del sonido a través del asiento de la válvula. Aceleradas por este flujo de alta velocidad, pequeñas partículas de metal generadas durante el montaje y la operación pueden salir disparadas de la válvula hacia el regulador. El impacto de estas partículas contra los materiales del regulador causa una transferencia de energía cinética a energía térmica, que potencialmente enciende la partícula y el material impactado. Esto se conoce como ignición por impacto de partículas. El aluminio es extremadamente susceptible a este mecanismo de ignición.


El principal problema identificado fue el uso de aluminio en áreas críticas de algunos reguladores. El aluminio se utiliza porque es liviano, sin embargo, también es inflamable y altamente susceptible a la mayoría de los mecanismos de ignición relevantes. En las pruebas estándar, el aluminio puede quemarse en oxígeno a presiones tan bajas como 170 kPa. Por el contrario, el latón, otro material de uso común pero más pesado, no se quema en oxígeno a presiones de hasta 70 MPa.

Cada uno de los incidentes enumerados involucraron un regulador construido principalmente de aluminio. La mayoría de los incendios reportados a la FDA involucraron reguladores construidos total o parcialmente con aluminio, mientras que solo unos pocos involucraron reguladores de latón. Pero la selección de materiales por sí sola no puede garantizar la seguridad del regulador de oxígeno. Esta debe acompañarse con buenas prácticas de diseño y un uso adecuado. El diseño adecuado del filtro y la correcta selección del material son esenciales para mitigar el riesgo de los mecanismos de ignición, tal como la ignición por impacto de partículas, la ignición por contaminantes y la ignición promovida.

to inadecuado y otras prácticas. Sin embargo, deben diseñarse y probarse componentes buenos para verificar que toleren de manera segura los errores del usuario que puedan anticiparse razonablemente. Si bien existen numerosos criterios para facilitar el diseño seguro, estos criterios son un tanto subjetivos y difíciles de validar sistemáticamente. Al momento de estos incendios, había un método de prueba de la International Organization for Standardization (ISO) disponible para evaluar la vulnerabilidad del regulador al calor de la ignición por compresión, sin embargo, la mayoría de los mecanismos de ignición que causaron los incendios en la Tabla 1 no fueron el calor de la compresión. Los otros mecanismos de ignición no se trataban en la norma ISO. En efecto, los reguladores involucrados en los incendios habían pasado la prueba ISO, demostrando así que la norma existente no era adecuada para asegurar la seguridad contra incendios de los reguladores de oxígeno. Por lo tanto, era necesario tener una norma que incluyera todos los tipos de mecanismos de ignición potenciales presentes en condiciones normales y anormales razonablemente anticipables (incluyendo el error del usuario).

El objetivo era tener una norma de prueba que garantizara que los reguladores eran resistentes a la ignición y tolerantes a las fallas, con una baja probabilidad de ignición y, en caso de ocurrir, con bajas consecuencias de ignición.

Conclusión

La eficacia de la Norma G175 de ASTM ha evitado claramente otros incendios devastadores con reguladores de oxígeno médico que cumplían con los requerimientos. El desarrollo de la norma requirió la experiencia y el conocimiento de muchas grandes y distinguidas organizaciones, incluida ASTM International, la FDA, el NIOSH y la NASA, y el uso de múltiples normas existentes de ASTM International relacionadas con la seguridad en los incendios con oxígeno. El uso y la aplicabilidad de la norma están aumentando internacionalmente y para otros tipos de componentes de oxígeno. La norma ha asegurado, y lo seguirá haciendo, que el personal de rescate y las personas a las que auxilian se beneficien al contar con un equipo de oxígeno médico seguro.

De los Autores:

Otros factores de diseño han contribuido también a la generación de incendios, tal como la falta de protección alrededor de los componentes inflamables como los sellos y muelles de la válvula.

Gwenael Chiffoleau, un ingeniero y doctor en ingeniería aeroespacial, se sumó a Wendell Hull Associates en 2002 y es el gerente de las instalaciones de prueba y científico de inflamabilidad principal en WHA. Controla las actividades de prueba y coordina la prueba de las normas, los proyectos especiales y los grupos de apoyo a las pruebas. Chiffoleau lidera la investigación y el desarrollo de pruebas que involucran estudios de inflamabilidad e ignición de materiales y componentes en oxígeno y otros oxidantes tal como trifluoruro de nitrógeno (NF3) y nitroso.

Finalmente, un error del usuario contribuye a veces a la generación de incendios, tal como el uso de juntas múltiples, la contaminación con hidrocarburos, el mantenimien-

Barry Newton, BSME (licenciado en ingeniería mecánica), P.E. (ingeniero profesional) y doctorando, es el vicepresidente de investigación y desarrollo de Wendell Hull Associates. Realiza trabajos de consultoría con la industria privada y el gobierno en la evaluación de fallas en sistemas/componentes neumáticos, incendios estructurales y de componentes, explosiones de gas combustible y análisis de riesgo de incendio con oxígeno en sistemas de oxígeno de uso industrial y médico. Newton también dicta los cursos de capacitación en riesgos de incendios causados por oxígeno de WHA en todo el mundo.


Revista Digital Gratuita

22


“LAS GANAS DE AYUDAR NO DEBEN SER MENOS” Historia por: TSU Paramédico Jesús Manuel Ramos Hernández Fotografías: Semanario Policiaco y Político, Edición del 18 de octubre de 2006, numero 288 paginas 12-13 Director general Francisco Andrés Guerreo Salazar FAGS

T odo ocurrió un sábado, 14 de

octubre de 2006, de última hora había cancelado un compromiso de asistir a una reunión de amigos, sinceramente hasta antes de las cinco de la tarde no entendía porque lo había cancelado, como me sentía un tanto aburrido intente hacer varias cosas y opte por salir de mi domicilio, aun se usaban los formatos VHS y

como tenia algunas películas que usaba para ilustrar temas en capacitaciones, opte por dirigirme a un negocio que ya no existe de razón social TIANGUIS DEL VIDEO, pensé en adquirir algunos estuches para mis video cassettes, me dirigí caminando al negocio ubicado frente a la Central Camionera de Aguascalientes, a unos dos kilómetros de mi domicilio.

Cuando iba en ruta, recuerdo que comenzó a soplar un viento frio y nubes grisáceas se aglutinaban en el cielo, como preámbulo a una tormenta no muy común en esos meses, pero en dias pasados ya se habían presentado. En esos momentos pensé “hago mis compras, subo el puente y me regreso en camión”, afortunadamente no lo hice así.


Llegué al negocio de referencia y me entretuve viendo otros títulos a la venta antes de pedir las cajas para los videos, de pronto comenzó todo… se escucho un impacto seco, como cuando se golpea fuertemente el metal, lo primero que pensé fue que había sucedido lo que tantas veces se había reportado, que los taxis a la ley de sus pantalones se detienen a subir pasaje en la parada del camión, como fui oficial de tránsito lo primero que asumí fue que había ocurrido un choque por alcance mientras caminaba hacia la salida del negocio, segundos después me di cuenta de la diferente y dramática situación. Se había producido un terrible accidente entre dos autobuses de pasajeros.

El conductor del autobús color gris, viajaba por el carril de flujo contrario y al circular frente a la Central Camionera a exceso de velocidad perdió el control, según declaró después había estado ingiriendo

algunas cervezas. Al perder el control se impacta con el camellón subiéndolo y derribando una malla ciclónica, impactándose contra otro camión al que lanzó contra la gente que estaba en la banqueta esperando la llegada de un autobús, destrozó el parabus y arrolló a los que estaban en el sitio.

En esta imagen se observa al Paramédico TSU Jesús Manuel Ramos Hernéndez (de playera gris) quien continúa atendiendo y ayudando a los paramédicos después de su arribo a la escena.


Cuando salí del local en el que me encontraba me di cuenta de la magnitud de lo sucedido por lo que de inmediato por ser el primer respondiente en la escena y siguiendo los protocolos de actuación en caso de emergencia, activé el SME, me comuniqué al número 080 que correspondía a los Servicios de Emergencia en aquel entonces en la Ciudad de Aguascalientes, indiqué lo sucedido, solicité apoyo de patrullas, bomberos y ambulancias. Me acerqué al área evaluando la escena y rápidamente realicé un Triage, había lesionados en el suelo, gente gritando solicitando ayuda, era una escena caótica. Había una mujer lesionada, que se encontraba en evidente estado de shock nervioso, comencé a atenderla y me preguntaba por su hijo, no faltó el curioso que me indicó donde estaba su hijo que momentos antes llevaba de la mano, tras el impacto había quedado debajo del camión. Me dirigí al autobús y verifiqué la escena, los curiosos me pedían que me metiera debajo, no consideré que fuera seguro hacerlo, sin embargo lamentablemente encontré ahí a su hijo, con lesiones visiblemente incompatibles con la vida. Regresé con los otros pacientes y familiares del menor occiso, en ese momento comenzó a caer una ligera lluvia, un momento muy fuerte ya que la madre terriblemente afectada preguntaba por su niño y le pedía a la virgencita que no se lo quitara, tuve

Bombero y Paramédico de la Cd de Aguascalientes debajo del camión impactado. que decirle que mi compañero lo estaba checando aunque no era cierto pues aún no llegaban las ambulancias, yo era el único Paramédico en el sitio. Minutos después comenzaron a llegar las unidades de emergencia, ambulancias bomberos y patrullas y poco a poco la escena comenzó a ser controlada, continúe en el lugar atendiendo a los lesionados y apoyando a los paramédicos en la atención de las víctimas. Los bomberos se metieron debajo del autobús y cubrieron el cuerpo del pequeño que tenía poco más de un año de edad. Ya al final de las maniobras comenzó a caer un fuerte aguacero, me esperé en la escena para proporcionar datos adicionales al Ministerio Público que se encontraba en el lugar, di mis datos y me informaron que se

pondrían en contacto conmigo y debería acudir a declarar como procedimiento de los trámites legales. Debido al accidente cerraron las calles y tuve que regresar caminando a mi domicilio, pensé que si hubiera hecho solo la compra como lo había planeado estaría en la parada del camión en el momento del accidente, la lluvia cesó momentáneamente y volvió a caer, las incomodidades propias y el frío que sentía no me molestaban, a mi mente llegó lo que un gran amigo ya fallecido y Veterano de Cruz Roja, Comandante Francisco Beltran me dijera alguna vez: “NO HAY SERVICIO IGUAL, LO QUE SI DEBE SER IGUAL ES LA VOLUNTAD DE AYUDAR AUNQUE SEA MUCHO EL TIEMPO DE SERVICIO, LAS GANAS DE AYUDAR NO DEBEN SER MENOS”.


Se buscan Colaboradores Que deseen compartir el conocimiento con la firme intención de contribuir con una mejor respuesta a las emergencias. Si te gusta la investigación, si te gusta escribir, si eres experto en un tema, si quieres difundir las acciones de los grupos de respuesta a emergencias en tu estado, te estamos esperando. Contáctanos a través del correo revistaemergencias@hotmail.com o vía inbox en facebook: Revist Emergencias Urbanas.


En el último año hemos tenido noticia de graves accidentes en prácticas de rapel, rescate vertical y en rescate reales. Accidentes que han dejado graves lesiones a los rescatistas. Dominar las técnicas del rescate vertical es fundamental, al igual que otras técnicas, deben practicarse de lo contrario el día menos esperado la vida del rescatista estará en riesgo.


Por esta razón aceptamos la invitación de GREM, Grupo de Rescate Extremo de México, quien organizó un Taller de inducción al rescate vertical, para conocer más sobre las cuerdas y la seguridad de los rescatistas al utilizarlas. En este taller se dieron cita Bomberos, Rescatistas, Paramédicos, Brigadistas y personal de Protección Civil, de diferentes municipios no solo del Estado de Hidalgo, también del Distrito Federal, Estado de México y Puebla. Durante una guardia normal de servicios de emergencia puede presentarse cualquier servicio donde quizá el acceso al lesionado no sea fácil, por ejemplo un accidente automovilístico en una barranca, un acceso a un edificio, un rescate de trabajadores en una fábrica, entre otros, es ahí donde puede emplearse estas técnicas tanto para ingresar como para salir con el lesionado. Pero sabemos que necesitamos equipo especial para este tipo de maniobras, dicho equipo consta de: Cuerdas: Son el principal elemento de seguridad empleado en un rescate, están elaboradas de materiales de gran resistencia, ligeros y elásticos. Se conocen dos diferentes tipos, cuerdas estáticas, y semi-estática y las del tipo dinámica.

Cuerda dinámica: Se utilizan en circunstancias en las que puede haber una caída por encima del punto de anclaje. La capacidad de elongación es lograda con poliamidas elásticas y trenzado en espiral (efecto muelle). Están diseñadas para estirarse lo suficiente como para amortigüar la detención sin producir grandes lesiones. Estas cuerdas están diseñadas para absorber el impacto en caso

de una caída, se llegan a estirarentre el 40 y 60 % de su longitud antes de romperse. Tienen poca resistencia a la abrasión. No son recomendadas para rescates ni prácticas de rappel Cuerda Semi-estática: Este tipo de cuerdas están diseñadas para permitir cierta elongación (7 al 15%) en caso de un impacto por caída.


Cuerda estática: Las cuerdas "estáticas", se utilizan por ejemplo en espeleología, rappel y actividades de rescate y están diseñados para estirarse lo mínimo posible y no deben usarse para detener caídas libres. Este tipo de cuerdas se elaboran en base a materiales sintéticos que resistan las duras condiciones de uso del montañismo y por ello tienen una funda o cubierta protectora, además de requerir ser livianas para su transportación muchas veces a pie. Los materiales utilizados son el nylon y el perlon. Antiguamente las cuerdas para estas actividades eran fabricadas de algodón u otro fibra natural, se humedecían y podían ser peligrosas para la actividad. Las cuerdas estáticas no están diseñadas para estirar más allá de un 10% de su longitud. En caso de una caída esta cuerda no se elongará por lo que el impacto que recibirá el cuerpo será mayor. Son las cuerdas utilizadas para rescate vertical debido a su resistencia.

“En rescate vertical, vidas humanas ajenas a nosotros dependen del estado de las cuerdas. Por eso es importante cuidarlas, mantenerlas en buen estado y no utilizarlas para otras tareas diferentes” GREM. Mientras conocíamos más sobre las cuerdas, también conocíamos más sobre la importante necesidad de saber identificar cuando una cuerda está dentro de su periodo de vida, si tiene daños externos o internos, etc. Para ello debe llevarse acabo un mantenimiento que evite daños a las cuerdas y una inspección previa y posterior al uso. De no hacerlo se está dejando tu seguridad y por lo tanto tu vida al azar.

A pesar de que las cuerdas tienen un tiempo de vida el cual depende de la marca, este tiempo puede verse severamente afectado si no la cuidamos apropiadamente, si la exponemos a condiciones de desgaste, etc. Después de cada uso la cuerda deberá inspeccionarse minuciosamente esto se hará palpando la cuerda para encontrar deformidades o alteraciones en su estructura, así como cambios en el diámetro de la cuerda y dureza o flexibilidad anormal. Durante la revisión visual podemos encontrar cambios notorios en el color original, lo cual puede indicarnos que la cuerda ha sido expuesta o ha estado en contacto con sustancias químicas que podrían haber desgastado el interior. Una sección brillante y “aplanada” es señal que la cuerda ha sufrido fricción excesiva y probablemente el interior de la misma se ha fusionado, lo cual afectará notablemente la resistencia de la misma.


Otra señal de deterioro es cuando encontramos fibras del interior saliendo por la camisa de la cuerda lo que nos indica que el alma está dañada, quizá en un uso previo la cuerda se desgarró sin que nos dieramos cuenta de ello. Esto disminuye notablemente la capacidad estructural de la cuerda. Y si la cuerda mide mas de 50 metros ¿es necesario revisarla toda?, por supuesto que sí. Es tu seguridad. Hablar de rescate vertical sería imposible hacerlo en unas cuantas páginas. Así como las cuerdas requieren una inspección y mantenimiento también lo requieren el equipo metálico como mosquetones, descensores tipo ocho, etc. Y si esto no es suficiente se requiere un conocimiento preciso sobre el uso y tipo de nudos, los cuales serán la base para los anclajes. Otra señal de deterioro es cuando encontramos fibras del interior

saliendo por la camisa de la cuerda lo que nos indica que el alma está dañada, quizá en un uso previo la cuerda se desgarró sin que nos dieramos cuenta de ello. Esto disminuye notablemente la capacidad estructural de la cuerda.

los instructores.

Y si la cuerda mide mas de 50 metros ¿es necesario revisarla toda?, por supuesto que sí. Es tu seguridad.

No se trata de llegar a un servicio y querer lucirse al realizar un rescate, se debe hacer el máximo esfuerzo de realizarlo de la mejor manera posible, la vida de los rescatistas está también en juego durante un rescate, se trata de que todos los involucrados lleven a cabo las maniobras de la mejor manera sin exponerse, para no lesionarse, para no morir. _____________________________

Hablar de rescate vertical sería imposible hacerlo en unas cuantas páginas. Así como las cuerdas requieren una inspección y mantenimiento también lo requieren el equipo metálico como mosquetones, descensores tipo ocho, etc. Y si esto no es suficiente se requiere un conocimiento preciso sobre el uso y tipo de nudos, los cuales serán la base para los anclajes.

Este día, realizamos prácticas desde lo básico hasta descender en un edificio, rescatar a una persona y comenzar el descenso con el lesionado.

Agradecemos al grupo GREM Grupo de Rescate Extremo de México por las atenciones brindadas para este artículo.

Después de conocer sobre la Agradecemos al Bombero seguridad de los equipos Gerardo Rito Moreno Director comenzamos la práctica, la cual se General de GREM. realizó con rigurosa supervisión de


¿Qué son y para que sirven?

Un chorro contra incendios es un chorro de agua o de algún otro agente extintor que sale de la boquilla de una manguera y es lanzada hacia un objetivo. Como bien lo dicen los bomberos experimentados, no existe un chorro perfecto ni uno mejor que otro, ya que este depende del plan de ataque para intervenir o controlar el fuego. La velocidad, la gravedad, el viento y la fricción con el aire afectan la trayectoria del chorro de agua o del agente extintor. Así como también el diseño y ajuste y las condiciones de la boquilla y de la presión de agua. Los chorros contra incendios tienen varios propósitos como reducir las altas temperaturas de un incendio, y proteger a los bomberos y los alrededores mediante los siguientes métodos:


• Aplicación de agua o espuma directamente sobre el material en combustión para reducir la temperatura.

Chorro directo

• Aplicación de agua o espuma sobre un incendio exterior para reducir la temperatura, de modo que los bomberos puedan avanzar con las líneas de mano hasta conseguir la extinción. • Reducción de la temperatura atmosférica alta.

Chorro de ataque

• Dispersión del humo caliente y los gases del fuego de un área caliente utilizando un chorro. • Formación de una cortina de agua que proteja a los bomberos y los bienes del calor. • Formación de una barrera entre el combustible y el incendio mediante una manta de espuma. Así que como puedes ver, combatir un incendio con una manguera no solo es lanzar agua y ya, para lograr un correcto control y extinción de un incendio se requiere conocimiento, habilidad y dominio en lo que muchos ven y llaman solo un “chorro de agua”.

Chorro de protección


La evolución de la Protección Civil, hasta la Gestión del Riesgo de Desastres. (Parte II) Por: Guillermo Cuenca En la primera parte de este artículo vimos lo relacionado a la Gestión del Riesgo de Desastres, y las áreas en las que nos es posible trabajar a fin de encontrar o de lograr una Reducción de la Vulnerabilidad, y con ello la mitigación o eliminación de los posibles daños que pudiera causar la presencia de un Fenómeno Natural o Provocado por el Hombre en una población.

A continuación me permito mostrar a Ustedes, una gráfica que a mi manera de ver, ejemplifica lo que se ha tratado en el Capítulo anterior y lo que se va a tratar en este Capítulo; la imagen corresponde a un Diagrama sobre GRD modelo desarrollado en Perú, pero que puede tener aplicación en cualquier parte del Mundo ya que la GRD debe ser igual en cualquier País.


Como Gestores del Riesgo de Desastres Profesionales; debemos de estar familiarizados con estos Componentes y Procesos; debemos comprenderlos, saber en cuáles de ellos debemos intervenir para lograr el resultado óptimo que es la mitigación o eliminación del Riesgo de una población que se encuentra Vulnerable en caso de presentarse o producirse un Fenómeno de Origen Natural o Humano, que pudiera desencadenar un Desastre. Estimación del Riesgo Para poder Estimar el Riesgo, primero debemos

conocer, cuales son los Riesgos a los que se encuentra expuesta una Comunidad. El conocimiento del Riesgo nos dará herramientas muy importantes para comprender, cómo? Cuando? Y, por que se producen? Sobre todo en ciertos sitios. Dentro de la Gestión del Riesgo de Desastres, se debe de dar mucha importancia a la Historicidad, es decir los períodos en los que se han presentado y los daños que se han producido; ya que cuando la recurrencia es frecuente, se pueden elaborar Planes de Emergencia o de Respuesta a este tipo de Riesgos.

Generación del Conocimiento sobre Riesgo de Desastres


Estimación del Riesgo

Dentro de la Gestión Prospectiva, se debe trabajar bajo la premisa de que “El Riesgo es dinámico, lo que hoy no podría significar Riesgo, después de algunos años, podría convertirse en Riesgo”; siendo así los Gestores del Riesgo de Desastres, debemos trabajar en la Prevención del Riesgo Futuro; a continuación un gráfico de lo que se debe de trabajar en este aspecto. Prevenir el Riesgo Futuro


Reducción del Riesgo Después de haber llevado a cabo los Estudios y Análisis para poder saber los Riesgos a los que se encuentran expuestas las Comunidades; y de poder Prevenir los Riesgos Futuros, estaríamos hablando de que se está en la posibilidad de Reducir el Riesgo Actual.


Hasta aquí llegamos en este análisis, el objetivo es que las personas que se dedican a la Gestión del Riesgo de Desastres o que buscan superar la etapa de solo la Protección Civil; ya que actualmente en la mayoría de los países de Centro y Sudamérica, los Cuerpos de Defensa o Protección Civil, cuentan con Direcciones o Subdirecciones y en otros casos se han instituido como Ministerios, que sería lo equivalente a Secretaría de Estado en México. Actualmente es de suma importancia contar con conocimientos de Gestión del Riesgo de Desastres, sí se quiere avanzar de ser Reactivo a ser Prospectivo y de esta manera tener la posibilidad de Diagnosticar los Riesgos Futuros y trabajar en la parte de la Prevención; ya que muchos desconocen que aparte del FONDEN, existe un FOPREDEN, que es el Fondo de Prevención de Desastres Naturales (No sé porque le siguen llamando Desastres Naturales), en donde las Entidades Estatales o Municipales que han trabajado en la Parte Prospectiva e identificando Riesgos Futuros, pueden solicitar apoyo de este Fondo para llevar a cabo medidas de Mitigación o Eliminación de los Peligros a los que se encuentra expuesta la Comunidad. Actualmente en la página de proyectos del FOPREDEN (http://www.cenapred.gob.mx/es/ProyectosFoprede n/AtlasEstatalesRiesgosSAVER/documentos/ProgramaDeActividadesPlazos YCostos.pdf ; solo se encuentra el Proyecto de Integración de los Atlas de Riesgos Estatales al SABER, por lo que deberíamos de estudiar las Bases de Funcionamiento de esta herramienta Financiera de Prevención.

Sé que no es fácil y sobre todo cuando en México actualmente a excepción de la Escuela de Administración del DF, que el año pasado impartió Diplomado en GRD, no existe Institución alguna que asuma de manera Profesional algún otro Diplomado en la Materia. A Nivel Internacional existen muchas oportunidades para poder estudiar algún Diplomado en esta materia, tan solo Perú tiene muchas Instituciones que lo imparten de manera online, a distancia, y que implica una verdadera vocación de estudio, ya que no es lo mismo que tomar uno de manera presencial. Incluso hay Universidades que están impartiendo Maestrías en GRD, como la Universidad Continental de Perú entre otras. Actualmente estoy Cursando un Diplomado en Gestión del Riesgo de Desastres en el Instituto Peruano del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, con una duración de 7 meses, y con un costo de 100 dólares por módulo que tiene una duración de 1 mes. En el próximo artículo seguiremos con el Tema de GRD, ya que es muy importante tratar el tema completo, con el fin de que crear inquietud en los lectores de la Revistas Emergencias Urbanas, para que busquen hacer Estudios de manera Profesional, con el fin de contar con Elementos lo suficientemente preparados que manejen la Protección Civil y GRD a nivel Estatal y Municipal. En mi página de internet, que es www.sipror.com.mx podrán encontrar material diverso sobre GRD, Percepción Social del Riesgo y otras manuales más; esta es mi aportación hacia la Profesionalización y de los compañeros que se dedican a esta importante y noble Profesión, que sé que muchos van a decir que no es Profesión, pero después de 23 años, para mí y para muchos compañeros, esto de la Protección Civil Y GRD es una Profesión. Autor Guillermo Cuenca Aguilar Gerente de Protección Civil a Nivel Nacional

Bibliografía Gestión Integrada del Riesgo de Desastres, Gabriel Orozco Restrepo y Oscar Guevara Arévalo, Escuela Latinoamericana de Cooperación y Desarrollo, 2011 Agradezco a mi amigo de Colombia Didier Ferney Pedreros Vega, quién forma parte de los 10 primeros Maestros en Gestión del Riesgo de Desastres en América, por haberme enviado el libro en comento Guía Metodológica para Incorporar la Gestión del Riesgo de Desastres en la Planificación del Desarrollo, Olga Lozano Cortijo, Predes Fondo Editorial Las gráficas y textos que aparecen en el presente Artículo tienen derechos de Autor y se conceden a la Revista Emergencias Urbanas, para su publicación en la web. Se puede hacer uso de las mismas, incluyendo las fuentes de información.

Diplomado en Protección Civil por la Universidad Autonóma del Estado de México – Estado de México año 2000 Diplomado en Protección Civil por el Colegio Latinoamericano de Educación Avanzada – Distrito Federal año 2011 Diplomado en Gestión Territorial con fines de Prevención de Riesgos y Atención a Desastres por el Instituto de Geografía de la Universidad nacional Autonoma de México- Distrito Federal año 2011 Actualmente autorizado por la Universidad Nacional Tres de Febrero en Argentina para la realización del los estudios de la Licenciatura y Tecnicatura en Protección Civil y Emergencias. Miembro Fundador de la Asociación Nacional de Protección Civil, en donde he participado como ponente en Querétaro 2 ocasiones, San Luis Potosí en la toma de Protesta del Capítulo SLP de la Asociación, en Tepatitlán, Jalisco, durante la toma de Protesta del Capítulo Jalisco.


NUESTROS SERVICIOS

SERVICIOS PROFESIONALES DE SALUD ERGONOMIA EXAMENES MEDICOS ESTUDIOS AUDIOMETRICOS ESTUDIOS ESPIROMETRICOS MAPEO Y ANALISIS DE RIESGO SALUD OCUPACIONAL Y SALUD CORPORATIVA SEGURIDAD E HIGIENE OCUPACIONAL

ASESORÍAS ESPECIALIZADAS

PROTECCIÓN CIVIL PROGRAMAS DE CAPACITACION

PRIMEROS AUXILIOS CONTRAINCENDIO MATERIALES PELIGROSO

SEGURIDAD FISICA Y PATRIMONIAL

AUTOPROTECCIÓN PARA EJECUTIVOS CONTROL EMOCIONAL PARA AGRESORES POTENCIALES

RECLUTAMIENTO Y SELECCIÓN

OUTSOURCING VALORACIÓN PSICOMÉTRICA ESTUDIOS SOCIOECONÓMICOS EVALUACIÓN CON POLÍGRAFO DESARROLLO DEL TALENTO HUMANO MANEJO DEL ESTRÉS: TÉCNICAS DE AUTORREGULACIÓN FISIOLÓGICA

CONTACTO : Promoción y Desarrollo. ricardez.h@premergencias.com Tel. 55 69 71 23

www.premergencias.com Revista Digital Gratuita 39


Revista Digital Gratuita

40


6a edición digital