Page 1

O

O

R E V I S TA

&

Año 1 / Nº 0 / Agosto 2007 / $8

POR QUÉ HACEMOS ESTA REVISTA.

CÓMO SE CONFIGURA EL MERCADO ARGENTINO.

EL MUNDO ESPERA NUESTROS PRODUCTOS.

TAPA

EL NEGOCIO

AGRANDA SU

LUGAR EN LA MESA La olivicultura argentina crece y genera progreso en varias provincias. La actividad se complejiza en busca de nuevas oportunidades en los mercados del mundo. Mayo 2008

1


2


Editorial

Argentina trabaja para dejar marca Por Carlos Jury*

La producción olivícola argentina enfrenta un nuevo desafío en este milenio: mostrar su potencial al mundo y ganar terreno en él. Este sector, tradicionalmente estático y poco desarrollado, se dirige hacia una nueva olivicultura liderada por países que vuelcan sus productos en los mercados más exigentes a precios muy competitivos. Dentro de ese contexto de cambio, Argentina es uno de los nuevos actores de la olivicultura mundial. En la actualidad, es el principal centro de producción de aceite de oliva y aceitunas de mesa fuera de la cuenca del Mediterráneo, y cuenta con el potencial necesario para transformarse en uno de los principales protagonistas de la actividad. Nuestro país posee, actualmente, más de 55.000 hectáreas de olivares de alta tecnología, con las mejores técnicas de cultivo y producción disponibles en el mundo, y una moderna industria aceitera. La calidad y las ventajas competitivas de los productos argentinos respecto de los mediterráneos generan nuevas expectativas en productores e industriales que buscan ampliar las fronteras comerciales a través del reconocimiento mundial. El crecimiento es lento y a veces azaroso. Pero estamos convencidos de que el camino elegido es el correcto y que en un futuro no muy lejano Argentina estará ubicada entre los principales países olivícolas del planeta. Desde Olivos&Olivas aspiramos a contribuir al fortalecimiento y la expansión de este apasionante sector económico de nuestra querida argentina. * El autor es especialista en olivicultura y director de la revista Olivos&Olivas Mayo 2008

3


Nuestras secciones p3

p8

Editorial: comentario sobre las principales problemáticas del sector.

Las Rutas del Olivo: una mirada turística y cultural de nuestro país a partir de los olivares.

Mercados: análisis de especialistas.

Consumo: conocer las bondades de los productos olivícolas y sus benefi cios de la salud humana.

Entrevistas: diálogos con los principales actores del sector. Un espacio para conocer opiniones y experiencias de referentes destacados.

4

Argentina Olivícola: información que los actores deben tener para la toma de decisiones en su negocio. Estadísticas sobre las provincias olivícolas, producción, exportaciones, casos testigo, etc.

p 14

p 16

p 20

p 25

p 30

p 35

p 38

p 42

Nota de tapa: un abordaje especial a los temas que más preocupan o atraen la atención del sector. Entrevistas, estudios, investigaciones o casos empresariales que sirven de ejemplo.

Agenda: espacios nacionales e internacionales de interés, ferias, congresos, reuniones del Foro Olivícola, reuniones provinciales, etc.

Vidriera: un lugar para las novedades de las empresas.

Los productos: caracterizaciones y particularidades de los productos olivícolas argentinos y las exigencias de los principales mercados consumidores.


Por qué hacemos Primera revista olivícola argentina y latinoamericana

Porque la comunicación es clave para cualquier sector de la economía. Más aún para la olivicultura, una actividad en plena etapa de crecimiento y con un universo de oportunidades para aprovechar. Porque esta revista busca fortalecer la integración de los distintos actores del sector y difundir su realidad dentro del país y en cada uno de los mercados con los que interactúa.

Porque quienes la hacemos, conocemos en profundidad al sector, sus códigos, necesidades, problemáticas, aspiraciones y posibilidades de crecimiento. Por ello, desde este lugar estamos dispuestos a contribuir para la cristalización del anhelo de hacer una Argentina olivícola de excelencia, competitiva y sustentable en el tiempo.

Características Publicación bimensual 60 páginas. Tirada: 2.500 ejemplares, papel ilustración a todo color. Distribución nacional por suscripción y venta en quioscos. Público objetivo: actores de cada uno de los eslabones de la cadena olivícola; organismos vinculados al sector y a la actividad agroindustrial en general; ámbitos de Gobierno; organismos internacionales; ámbitos vinculados al consumo (salud y nutrición); consumidores; formadores de opinión.

Mayo 2008

5


De dónde partimos En los últimos quince años se invirtieron en la Argentina más de 1.100 millones de dólares en el sector productivo olivícola, y alrededor de 90 millones en el sector industrial, fundamentalmente en las provincias de Catamarca, La Rioja y San Juan. Hoy el país posee alrededor de 86.000 hectáreas de olivo que, a un promedio de 350 plantas por hectárea, equivalen a más de 3 millones de plantas, de las cuales más de 55.000 has. corresponden a plantaciones jóvenes menores a quince años. Para el 2015, las proyecciones indican que habrá unas 110.000 hectáreas de olivo en producción. De allí surgirán unas 200.000 toneladas de aceitunas, 18.000 toneladas de aceite de oliva y 73.000 toneladas de aceitunas en conserva. En las provincias de Catamarca y La Rioja esta actividad constituye la principal fuente de ingresos agroindustriales, y la segunda en San Juan. Es innegable que se trata de un sector en crecimiento que genera un movimiento económico regional de alto impacto e importancia para la gran cadena produc6

tiva nacional. Anualmente, el sector primario del cultivo del olivo demanda más de 3,7 millones de jornales, concentrados el 80 % en las tareas de poda y cosecha. Además, en nuestro país existen más de trescientas empresas olivícolas que aplican tecnología de última generación. En el sector industrial hay actualmente más de 200 plantas elaboradoras, fundamentalmente de aceite de oliva, que permiten obtener productos de excelencia, con una demanda internacional insatisfecha. En el 2006, las exportaciones argentinas totalizaron un volumen de 94.700 Tn. exportadas por un valor de casi 150 millones de dólares, cifras récord para estos productos. En aceite de oliva, en el 2006, el volumen total exportado fue de 14.300 Tn., por un monto cercano a 57 millones de dólares FOB. En aceitunas de mesa, durante el mismo año, se exportaron 80.400 Tn, por un valor superior a los 92 millones de dólares FOB. Se estima que para el 2020, los montos exportables en productos olivícolas argentinos superarán a los del sector vitivinícola.


Quiénes hacemos esta revista Ing. Agr. Carlos Jury, experto argentino en olivicultura, director y propietario de Olivos&Olivas. Prestigiosos colaboradores especialistas en diversas ramas de la olivicultura. Diseño y edición de contenidos: SAVIA Comunicación, (011) 4551-9440.

Algunos de los objetivos de Informar a nivel nacional e internacional sobre la realidad olivícola argentina. Promover el consumo del aceite de oliva y de las aceitunas en conserva argentinos destacando su calidad. Difundir los beneficios que el consumo de estos productos aportan a la salud humana, acompañando expansiva y organizadamente el crecimiento del sector. Difundir los programas y trabajos de investigación de profesionales e instituciones académicas y tecnológicas públicas y privadas que a nivel nacional están trabajando en el sector olivícola. Difundir los avances tecnológicos existentes a nivel nacional e internacional, aplicables a todos los eslabones de la cadena. Conocer la opinión de los principales actores vinculados a la actividad olivícola mediante entrevistas exclusivas sobre distintos temas de interés. Analizar las características, tendencias y comportamientos de los mercados consumidores nacionales e internacionales. Publicar estudios de costos de producción y elaboración de productos olivícolas argentinos, y estudios comparados con otros países competidores. Colaborar en el conocimiento de la problemática de las características varietales del germoplasma argentino. Promover el conocimiento sobre las características de los aceites de oliva argentinos. Difundir los trabajos de planifi cación estratégica sectorial a nivel nacional y provincial, y su comparación con otros países olivícolas del mundo. Publicar estudios sobre el análisis de políticas arancelarias nacionales, regionales e internacionales, especialmente para el aceite de oliva. Promover la utilización del aceite de oliva en el consumo alimenticio diario mediante la publicación de

distintos modos de utilizarlo, características de los diferentes tipos y calidades de aceites, diferentes recetas para su mejor aprovechamiento, distintos tipos de dietas alimentarias que los utilizan, etc. Difundir las normativas de trazabilidad, BPA, BPM y normas de calidad certifi cada nacionales e internacionales que los diversos productos alimenticios olivícolas deben tener para alcanzar estándares de calidad certifi cada nacionales e internacionales. Promover y difundir la imagen de “Argentina Olivícola”, a través de artículos que contemplen campañas de promoción y difusión destinadas a incrementar la colocación de estos productos en mercados nacionales e internacionales. Promover el turismo en las regiones olivícolas argentinas a través de la difusión de las llamadas “Rutas del Olivo”. Fomentar la participación de las empresas olivícolas argentinas en eventos nacionales e internacionales a través de la publicación de calendarios de eventos a nivel nacional e internacional relacionados con la olivicultura. Publicar estudios sobre nuevos mercados, exigencias en cuanto tipo y calidad de los productos demandados, desarrollo de nuevos productos y subproductos para los mismos y facilitación de las herramientas y estrategias adecuadas para proveerlos competitivamente en forma sustentable en el tiempo. Crear en el consumidor local e internacional la imagen de que los alimentos provenientes de los olivares argentinos (aceitunas de mesa y aceite de oliva) son productos de excelencia, con características diferenciales únicas y particulares, y estándares de calidad que satisfacen los mercados consumidores más exigentes. Difundir la labor de los paneles de cata con homologación COI existentes en el país, y sus técnicas de funcionamiento para el mejoramiento y caracterización de los aceites de oliva argentinos. Mayo 2008

7


La Argentina olivícola

Crecimiento

imparable Por Carlos Jury, director de Olivos&Olivas

En 10 años, el área sembrada con olivos creció un 72%. Para 2015, los especialistas prevén unas 110.000 hectáreas cultivadas y consideran que los montos exportables superarán a los de la cadena vitivinícola. Argentina es hoy un nuevo peso pesado en el mercado mundial.

8


Cerros a la vista. En una década, la superfi cie pasó de 35.000 a 86.000 hectáreas plantadas.

El sector olivícola atraviesa actualmente un crecimiento que parece no tener techo. Según los especialistas, la Argentina es uno de los nuevos actores fuertes de la actividad a nivel mundial. En apenas 10 años, pasó de 35.000 a 86.000 hectáreas cultivadas y las proyecciones a 2015 ya hablan de un aumento aún mayor: 110.000 hectáreas de olivo en producción, que entregarán unas 200.000 toneladas de aceitunas, 73.000 en conserva y 18.000 de aceite de oliva. Se calcula para esos tiempos, incluso, que los montos exportables superarán a los de la cadena vitivinícola. En 2006, las ventas externas de olivos alcanzaron los 150 millones de dólares y la cadena va por más. La clave en el desarrollo futuro está en consolidar la presencia cada vez mayor de la Argentina en el mercado global. Los mejores rendimientos, la excelente calidad de los productos y la aptitud para producir aceitu-

nas en contraestación respecto de los países del Mediterráneo europeo le permiten a nuestro país estimar un crecimiento sostenido. El desafío que enfrentamos hoy es el de lograr insertarnos en un mercado mundial altamente competitivo liderado por la calidad, la historia de sus actores y el personalismo de las marcas.

Mayo 2008

9


Desarrollo

de la campaña anterior, cuando la producción había sido de alrededor de 300 mil toneladas, según datos de la Dirección Nacional de Alimentos de la SAGPyA. Esa campaña fue considerada como excepcional, con una “cifra sin precedentes” que arrojó una producción de 25 mil toneladas de aceite de oliva y cerca de 90 mil toneladas de aceitunas de mesa. De acuerdo a un informe del año pasado del organismo ofi cial, el aumento se explica por la expansión de la superfi cie implantada en distintas regiones del país, así como por el rendimiento alcanzado en las nuevas plantaciones de alta densidad bajo sistemas de manejo intensivos, ocurrida en los últimos años.

En la actualidad, Argentina es el principal centro de producción de aceite de oliva y aceitunas de mesa fuera de la cuenca del Mediterráneo. Una de las claves de la expansión es la moderna industria que el sector viene desarrollando de un tiempo a esta parte. La Argentina posee hoy más de 55.000 hectáreas de olivares de alta tecnología con las mejores técnicas de cultivo y producción disponibles en el mundo, una moderna industria aceitera, y continúa su expansión con nuevos emprendimientos. En algunas plantaciones nuevas se alcanzan rendimientos de hasta 30 toneladas por hectárea. Durante la campaña 2005-2006, la producción de aceitunas alcanzó el récord de 350 mil toneladas, lo que representó un incremento del 16% respecto

Ventas sin techo a la vista

En 2006, las ventas externas alcanzaron los 150 millones de dólares.

El crecimiento de la última década de las colocaciones olivícolas argentinas en el mundo vio su base en un importante aumento de las ventas a mercados como la Unión Europea y Estados Unidos. El país llegó, en 2006, a exportaciones de 94.715 toneladas, por un valor de casi 150 millones de dólares, cifras récord para los olivos. Los

Evolución del volumen exportado de aceite de oliva por tipo - 1996-2005 Participación en el total exportado en 2005

16.000

85.9%

14.000

12.3%

Toneladas

12.000

1.6% 0.2%

10.000 8.000 6.000 4.000 2.000 0

1996

1997

Aceite de Oliva Virgen

1998

1999

2000

2001

Aceite de Oliva Refi nado

2002

2003

Aceite de Oliva

2004

2005

Aceite de Orujo

Fuente: Dirección Nacional de Alimentos, en base a datos de la Aduana. 10


El desafío que enfrentamos hoy es insertarnos en un mundo altamente competitivo. destinos siguen la tendencia de los últimos años: Brasil es el principal comprador con el 58% del total exportado, seguido por España con el 20%, EE.UU. con el 11% y Canadá con el 3%. Del negocio participaron alrededor de 100 empresas, pero solamente seis colocaron valores cercanos al 70% del volumen total comercializado. Las expectativas de los exportadores se centran en las ventas de aceite de oliva. Entre 1997 y 2006, las colocaciones crecieron un 134% en volumen y un 143% en valor. En 2006, alcanzaron un récord histórico en términos de valores comercializados, llegando a cifras superiores a los 4.200 dólares FOB la tonelada. El volumen total llegó a 14.305 toneladas, por casi 57 millones de dólares FOB. El precio internacional del aceite de oliva subió notoriamente el año pasado debido a la baja producción de los países europeos, principalmente de España. En las últimas campañas, se pudieron observar algunas modificaciones tanto en el tipo de aceite enviado

como en las modalidades de exportación. Desde 2003 en adelante, por ejemplo, se registró un importante aumento del aceite de oliva virgen, alcanzando una participación del 89% de las exportaciones en 2006. Además, actualmente se produce una tendencia sostenida a enviar aceite de oliva fraccionado, a pesar de aún predominar los envíos a granel. El año pasado, se embarcaron 4.580 toneladas, es decir, el 32% del total exportado, principalmente en botellas de 500 y 750 centímetros cúbicos. Las aceitunas de mesa tampoco se quedan atrás. La colocación del volumen exportable exhibió, en la última década, una constante ampliación. Durante ese período, el crecimiento acumulado es del 105% en volumen y del 34% en valor. El año pasado, se exportaron 80.410 toneladas, por un valor superior a los 92 millones de dólares FOB, un 31,5% más en volumen y 22,5% más en dólares que los correspondientes al año 2005.

En el negocio exportador participaron acasi 100 empresas.

Evolución del volumen de exportaciones de Aceitunas de Mesa en toneladas - Período 1996-2005 +92% (2005 vs. 2001) 70.000

Toneladas

60.000 50.000 40.000 30.000 20.000 10.000 0

1996

1997

Aceitunas en Salmuera

1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

Otras Aceitunas

En 2005 se alcanzaron los volúmenes máximos de la década.

Más del 80% exportado en la década fueron de aceitunas en salmuera. Fuente: Dirección Nacional de Alimentos, en base a datos de la Aduana. Mayo 2008

11


Dónde se produce La producción olivícola nacional se desarrolla entre los 25º y los 40º de latitud sur. Tiene alrededor de 86.000 hectáreas de olivo, de las cuales más de 55.000 hectáreas corresponden a plantaciones jóvenes menores a quince años. A un promedio de 350 plantas por hectárea, la superfi cie total equivale a 28,7 millones de plantas. Las provincias de Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Córdoba y Buenos Aires son los principales centros de producción e industrialización, aunque también se pueden hallar plantaciones en menor escala en Salta y San Luis. Actualmente, hay 26.000 hectáreas de cultivos considerados tradicionales, con montes de más de 40 años, siendo la variedades predominantes Arauco y Arbequina; montes multivarietales caracterizados por marcos de plantación amplios, bajo nivel de aplicación tecnológica, cosecha manual y baja productividad. La superfi cie restante corresponde a cultivos más jóvenes, con densidades de plantación más elevadas, riego localizado con ferti-irrigación, mecanización incipiente en poda y cosecha, rendimientos medios superiores a los 7.000 kilos por hectárea, y montes monovarietales, donde predominan la Arbequina y la Manzanilla.

Un poco de historia

Argentina tiene una tradición olivícola que se remonta a la época de la colonia. Sus inicios datan del siglo XVI con las primeras explotaciones realizadas por los colonizadores españoles quienes trajeron aceitunas para realizar conservas, estableciéndose su cultivo en la región oeste del país, entre Catamarca y Mendoza. En 1953, cuando alcanza su mayor auge, llega a tener 7,5 millones de plantas de olivo, la mayor parte con destino a la producción de aceite. A partir de la década del 60, y por una serie de factores internos (elección de cultivares inapropiados, prácticas de cultivo erróneas, entre otros) y externos (desprestigio del aceite de oliva internacionalmente y baja de precios internacionales), cae el consumo y la producción

12

en forma sostenida, lo que obligó a la erradicación y el abandono de una porción importante de la superfi cie cultivada en todo el país. Los noventa, sin embargo, marcan una nueva etapa. A partir del “boom” de los diferimientos impositivos, principalmente en las provincias de Catamarca, La Rioja, San Juan, y en menor medida en Mendoza, se produce una expansión explosiva del olivo, que continúa aún en nuestros días. Paralelamente, el mundo comienza a producir una reconsideración y revalorización del aceite de oliva, descubriendo importantes valores nutritivos y beneficios para la salud humana, por lo que su consumo comienza a aumentar a ritmo sostenido hasta hoy.


El país que produce el olivo Las provincias olivícolas muestran un crecimiento notable en los últimos años. En busca de viejas épocas gloriosas, seis regiones del país fortalecen sus cadenas en busca de una demanda internacional que cada vez pide más de la Argentina. La Ley de diferimientos impositivos sancionada a principios de los ´90 fue la responsable de permitirle al país recuperar el liderazgo como productor de aceite de oliva y aceitunas de mesa que tuvo a mediados del siglo pasado. Tras este impulso, en los últimos 15 años se pudo ver cómo se fue transformando el mapa productivo territorial en el país. Surgieron provincias como Catamarca, que se ha convertido en la primera productora de aceite de oliva,

o como San Juan y La Rioja que, siendo provincias con una tradición olivícola que data de la época de la colonia, incrementaron sus territorios cultivados con nuevas plantaciones dotadas de la más moderna tecnología. El sector industrial no se quedó atrás y se acopló a la expansión productiva. Hoy, más de 200 plantas elaboradoras, fundamentalmente de aceite de oliva, permiten obtener productos de excelencia con una demanda internacional aún insatisfecha.

Mayo 2008

13


LA RIOJA avanza con tecnología de punta En esta provincia, el olivo constituye la primera actividad agroindustrial. Su buen desempeño la llevó a pasar del tercer lugar en la década de 1980 a disputar el primer lugar como productora nacional de aceitunas y como productora de aceitunas de mesa y el segundo como productora de aceite de oliva. Es que la mayor parte del área implantada, unas 20.000 hectáreas aproximadamente, son explotaciones modernas, con superfi cies medianas a grandes, cuadros monovarietales que cuentan con la aplicación de tecnología de avanzada que incluye plantaciones con marcos más chicos o de alta densidad y técnicas de manejo adecuadas (riego por goteo con fertilización asistida, mecanización en expansión de poda y cosecha, entre otras). Algo más del 10% corresponde a cultivos tradicionales de baja productividad, donde predomina la variedad Arauco.

SAN JUAN recupera el esplendor En la década del ´40, San Juan llegó a concentrar 16.000 hectáreas para aceite, pero en los ´70 comenzaron a abandonarse y las varied des para aceite fueron reemplazadas por variedades de mesa como la Criolla o Arauco. Sin embargo, a partir de la segunda mitad de la década del ‘90 se produjo una importante reactivación de la actividad, alcanzando actualmente unas 18.000 hectáreas implantadas. En la actualidad, la producción media se ubica entre los 45 y 50 millones de kilos, de los cuales el 60% se destina a aceite de oliva y el 40% para aceitunas de mesa. En 2006, por ejemplo, se elaboraron alrededor de 3.900 toneladas de aceite. Productores y funcionarios sanjuaninos estiman que la superfi cie olivícola crece a un ritmo promedio de 2000 hectáreas anuales.

MENDOZA se afi rma en la tradición La provincia tiene una tradición y calidad olivícola que la distinguen, especialmente en aceite de oliva, con buena aceptación de sus productos por los mercados internacionales. En los últimos años se produjo un cambio en la composición de las exportaciones, aumentando la participación del aceite virgen. Hoy Mendoza exporta más del 30% del aceite que elabora, principalmente a Brasil. Esta provincia cuenta con un segmento tradicional y otro minoritario con sistema intensivo. El primero abarca unas 8.500 hectáreas, mientras que el segundo suma casi 6.000. Una de las características de esta región es el alto grado de atomización de las parcelas productivas, con más de 6.000 productores, de los cuales el 80% tiene menos de 5 hectáreas, permitiendo la existencia de acopiadores. Mendoza registra alrededor de 118 empresas olivícolas.

14


CATAMARCA, al ritmo del aceite Catamarca proyecta, para 2020, expandir casi un 50% sus hectáreas implantadas con olivos. La principal provincia productora de aceite de oliva a nivel nacional cuenta actualmente con un área sembrada de 22.000 hectáreas y los especialistas aseguran que podría alcanzar las 32.000 hectáreas. La actividad crece. Hoy la provincia cuenta con más de 120 plantaciones de olivo y más de 20 fábricas o almazaras instaladas, con un rendimiento medio de aceite del 12 al 13%. Catamarca produce anualmente alrededor de 50.000 toneladas de aceitunas, de las cuales el 80% se destina al aceite de oliva, siendo la Arbequina la principal variedad existente. Otras variedades presentes son Manzanilla, Picual, Frantoio, Coratina y Barnea.

CORDOBA, de la mano de los orgánicos Hoy Córdoba tiene más de 3.500 hectáreas bajo certifi cación orgánica gracias al impulso de un programa denominado Oliva XXI, elaborado por la Dirección Nacional de Alimentos, el INTA y las comunas locales, bajo el proyecto “Recuperación de los olivares cordobeses”. La posibilidad de producir en forma orgánica en el noroeste es óptima y amplía las posibilidades de incrementar la producción. Córdoba cuenta con la particularidad de que sus aceites son más estables, de una vida más larga, y por ello son buscados por los mercados europeos para rejuvenecer sus aceites, especialmente de España.

BUENOS AIRES: aceites con marcas propias En Buenos Aires están algunas de las principales empresas comercializadoras de aceite de oliva con marca propia. Existen varias plantas fraccionadoras que envasan el producto mezclado con aceite importado refi nado que entra a granel o en tambores por el puerto de Bahía Blanca. Sin embargo, la región cuenta con una sola empresa productora predominante, que elabora para sí y para pequeños productores vecinos. Actualmente, produce 500 toneladas de aceite orgánico por año. El 10% se vende en el mercado interno fraccionado, en botellas de 500cc con marca propia a importantes cadenas de supermercados, y el 90% restante se exporta a EE.UU., principalmente.

Mayo 2008

15


Perspectivas de mercado

La aceituna argentina se abre paso En esta campa帽a se estima un crecimiento en la producci贸n mundial de aceite del 8,5%. Espa帽a es el principal productor. Argentina puede aumentar su participaci贸n en el volumen global comercializado que hoy representa el 2,1%. 16


Argentina ocupa el décimo lugar del volumen global comercializado en esta campaña, con una participación del 2,1%. La producción de aceitunas se destina mayoritariamente a la elaboración de aceites y una baja proporción se consume como fruta en conserva. El COI estima una producción mundial de aceite de oliva para la campaña 2006/07 de 2,82 millones de toneladas, un 8,5% más que la campaña anterior. España es el productor líder de aceite, con una participación del 34% de la producción mundial, lo sigue Italia con el 23% y Grecia con el 16%. Se prevé que la producción de aceite en la Unión Europea alcance los 2,144 millones de toneladas; en Argelia será de 40.000 toneladas, en Jordania de 36.000 toneladas, en Marruecos de 80.000 toneladas, mientras Argentina se ubica en el décimo lugar con una producción de 14.000 toneladas, poco más de la mitad de lo producido en el ciclo anterior, cuando se alcanzaron 26.000 toneladas.

Los precios

La producción mundial de aceitunas oscila entre 13 y 14 millones de toneladas anuales, volumen que se genera fundamentalmente en los países pertenecientes a la cuenca del Mediterráneo. España es el líder, con el 30% de la oferta internacional, seguido por Italia con el 22%. En el mundo hay casi 11 millones de hectáreas implantadas con olivo, según datos del Consejo Oleícola Internacional (COI). De esta superfi cie Europa posee el 53%, que se distribuyen entre España con el 43%, Italia el 25% y Grecia el 21%. Otros dos países productores son Turquía y Marruecos, pero con fuertes variaciones en el nivel de cosecha, por lo que su participación en el contexto internacional es muy errático. Argentina representa el 1% de la superfi cie mundial con alrededor de 86.000 hectáreas implantadas.

Una característica del mercado olivarero es que los principales países productores son también los principales exportadores, especialmente de aceite. En los últimos años la demanda mundial ha mostrado una tendencia creciente, pero el consumo se concentra principalmente en la Unión Europea, y aumenta con fuerza en EE.UU., Brasil, Japón y países del Sudeste Asiático. El comercio mundial del aceite de oliva promueve transacciones internacionales de alrededor de 730 millones de dólares anuales. Según los datos de Food and Agriculture Organization (FAO) de Naciones Unidas, los volúmenes de aceite de oliva exportados a nivel mundial se han mantenido relativamente estables, con exportaciones que superan los 2.000 millones de dólares, valores notablemente superiores a los de campañas anteriores. Por otra parte, de acuerdo a la información de la Dirección Nacional de Alimentos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (SAGPyA), se estima que las exportaciones mundiales para la campaña 2006/07 alcanzarán un volumen de 681 mil toneladas comercializadas de aceite de oliva y 505 mil toneladas Mayo 2008

17


del 2,6% respecto a la campaña pasada. El consumo del fruto llega a 1,83 millones de toneladas anuales en todo el mundo. Las exportaciones son de 505.000 toneladas y las importaciones alcanzan las 510.500 toneladas anuales. En la Unión Europea la producción llegaría a 712.000 toneladas, mientras que España alcanzaría el 21% del la producción mundial, seguida por Turquía con el 16%, luego Egipto con el 12%, Grecia y Siria con el 7%, y Marruecos con el 6%. Argentina llegará las de aceitunas de mesa. 55.000 toneladas lo que representa el 5% de la producEl crecimiento acumulado de las ventas mundiales ción mundial, aunque en la campaña pasada logró una en la última década (comparando desde la campaña producción de 87.000 toneladas de aceituna. 1997/98 a la actual 2006/07) asciende al 71,2% para las Con relación a las ventas mundiales de aceitunas de aceitunas de mesa y 67,3% para el aceite. En el caso del mesa, Argentina comercializa el 11% del volumen total mercado mundial de aceite de oliva, Argentina ocupa estimado para esta campaña, ocupando la cuarta posiel noveno o décimo lugar según las estimaciones de la ción como exportador mundial. El primer lugar pertecampaña actual, con una participación del 2,1% del vonece a España, posición que ostenta desde hace más de lumen global comercializado. 10 años, con una participación de casi el 40%. Le siguen Los primeros países en el mercado mundial de aceiTurquía con el 12,3% y Marruecos con el 11,9%. te en la última década son Italia, Túnez, España y TurEn el mercado mundial importador de aceituna de quía, con participaciones relativas del 32,3%, 17,6%, mesa cabe destacar la importancia de EE.UU. con un 16,9% y 11%, respectivamente. 25% del volumen total comercializado. Este mercado se En importaciones anualmente se comercializa un caracteriza por su exigencia en la innovación de nuevas volumen equivalente a los 2.800 millones de dólares. presentaciones y calidad, con una marcada preferencia Italia se presenta como el principal comprador de aceipor las aceitunas negras “oxidadas”. Le siguen la Unión te de oliva, seguido por EE.UU., Japón, Australia, CaEuropea con un 17% de las importaciones mundiales, nadá y Brasil. Brasil con 13%, la Federación Rusa con 10% y Canadá con el 5%. Las verdes se conservan En general el comercio olivícola mundial para aceite En cuanto a las aceitunas de mesa, el COI estima que y fruto de mesa se encuentra, desde hace al menos diez la producción mundial llegará a los 1,832 millones de años, bastante atomizado en los países de la costa metoneladas en esta campaña, lo que supone un aumento diterránea. Sin embargo países fuera de la Comunidad Europea acentúan su crecimiento Aceite Oliva-Exportaciones mundiales - 5 años en la producción. Argentina, a pe1999-2000 2000-2001 2001-2002 2002-2003 2003-2004 sar de una disminución del voluU.E. (3º) 298.5 291.0 324.5 313.5 332.0 53.12 men producido en esta campaña, España 87.5 88.3 112.5 107.0 125.0 20.00 busca recuperar posiciones en el Italia 182.7 173.0 182.9 176.1 180.0 28.80 mercado de cara a los próximos Potugal 17.5 17.3 16.2 13.1 14.0 2.24 diez años. diez años. Grecia 8.2 10.0 10.0 15.0 10.0 1.60

En esta campaña se producirán 55.000 toneladas de aceitunas de mesa en el país, el 5% de la producción mundial.

Resto E.U.

2.6

2.4

2.9

2.3

3.0

0.48

Túnez

112.0

95.0

22.0

38.5

180.0

28.80

Turkia

16.5

92.0

28.0

74.0

40.0

6.40

Siria

2.5

10.0

5.5

30.5

35.0

5.60

Marruecos

0.5

0.0

0.5

0.5

20.0

3.20

U.S.A.

5.5

3.5

5.0

9.5

6.5

1.04

Argentina

6.0

4.0

5.0

5.5

6.0

0.96 99.12

441.5

495.5

390.5

472.0

619.5

Resto mundo

Total

3.0

6.5

4.0

7.0

5.5

0.88

Total mundial

444.5

502.0

394.5

479.0

625.0

100.00

Fuente: COI

18


Según la SAGPyA, en 2006/07 se comercializarán en el mundo unas 681 mil toneladas de aceite y 505 mil toneladas de aceitunas.

Aceite de oliva: producción, oferta y demanda mundiales (millones de toneladas)

Temporada

Producción

2003/04 2004/05 2005/06 2006/07* Promedio Tasa de variación anual % Diferencia 2007/2004

Consumo

3,1 3,0 2,6 3,0 2,9 -0,9 -0,1

2,7 2,9 2,8 2,9 2,8 2,4 0,2

Stock Final

Relación % Stock/consumo

1,1 1,1 1,0 1,0 1,0 -4,1 -0,1

40,1 40,0 34,9 32,9 37,0 -7,2

Fuente: elaborado por ODEPA (Chile) con información de Oilseeds: World Markets and Trade. USDA, enero 2007. | * Estimación a enero 2007.

Importaciones mundiales - 5 años 1999-2000

2000-2001

2001-2002

2002-2003

2003-2004

%

U.E. (3º)

116.7

127.1

42.4

93.3

93.8

España

13.2

15.8

1.6

18.2

13.0

2.62

Italia

101.9

110.8

40.7

74.3

80.0

16.11

Alemania

0.0

0.1

0.0

0.1

0.2

0.04

Francia

0.1

0.2

0.1

0.4

0.4

0.08

Resto E.U.

1.6

0.2

0.0

0.3

0.2

0.04

U.S.A.

175.0

200.0

193.0

191.5

200.0

40.28

18.89

Japón

27.0

29.0

31.5

30.5

30.5

6.14

Australia

25.0

30.0

26.5

31.5

27.0

5.44

Canadá

23.0

25.5

24.0

25.0

25.0

5.04

Brasil

25.0

25.5

22.5

21.0

21.0

4.23

Suiza

8.0

8.0

9.0

10.0

10.0

2.01

México

4.0

5.0

6.0

10.0

10.0

2.01 84.05

Total

403.7

449.6

354.9

412.8

417.3

Resto mundo

75.3

67.4

82.1

79.7

79.2

15.95

Total mundial

479.0

517.0

437.0

492.5

496.5

100.00

Fuente: COI

Mayo 2008

19


EstrategĂ­as

El aceite de o

20


oliva en el mundo Por el Lic. Miguel Ángel Giancinti*

Con un crecimiento esperado de casi 400 mil toneladas para 2020, la clave del negocio pasará por la personalidad de las marcas. La oferta mundial superará la demanda y las empresas buscarán diferenciarse por su calidad. Nuevo mapa global del mercado. Las proyecciones indican un importante aumento de la producción mundial de aceite de oliva, que pasará de 2.516.000 toneladas en el período 2001/5 a 2.900.000 toneladas para el 2016/20. Así, se tiende a la acumulación de existencias que, previsiblemente, conduciría a menores precios o imprevisibles cambios en las condiciones de oferta. Con este futuro promisorio, muchos analistas coinciden en señalar algunas de las tendencias que pueden caracterizar el futuro del mercado. Como regla general, los especialistas creen que la oferta mundial superará a la demanda y que las exigencias de reglamentación y de intervención serán menores. Tendencialmente, la mira se irá posando sobre el comportamiento de los consumidores. Se prestará una mayor atención a sus preferencias, y a partir de esto las acciones de marketing revestirán una importancia cada vez mayor. En este sentido, la calidad será el atributo fundamental de distinción de las empresas, en un mercado que reclamará aceites frutados, suaves, con baja acidez y personalidad. La posición del aceite de oliva recaerá en destacar sus atributos saludables y sensoriales, a la vez que se hará hincapié en la presentación y valorización de los aspectos ligados al entorno y el territorio. La marca comercial y la imagen del país serán elementos de diferenciación frente a los países competidores. Y la Argentina deberá tener en cuenta estos aspectos cuando se ponga a diseñar sus estrategias país para el mediano y largo plazo.

Vaivenes en los mercados Mientras la producción de los otros aceites tiene una tendencia creciente en el período 1995/2007, con Mayo 2008

21


En el período 2016/20, el mundo alcanzaría las 2.900.000 toneladas de aceite de oliva.

un promedio de 110,4 millones de toneladas, el aceite de oliva experimentó una reducción importante de 350.000 toneladas en la temporada 2005/06. La disminución de la producción de 80.000 toneladas respecto de 2004 más el alza del consumo de 200.000 toneladas llevaría, este año, al stock fi nal más bajo del período. La relación stock/consumo sería inferior en siete puntos a la de 2003/04. Según los últimos datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), la producción mundial de aceites vegetales en la temporada 2006/07 alcanzaría las 124 millones de toneladas. La cifra sería la mayor en las últimas 12 temporadas. En el período 1995/2007, la tasa de incremento anual de la producción de los aceites vegetales, excluyendo al aceite de oliva, fue de 5,1%. Este último, por su parte, tendría una tasa anual de 4,4%, muy semejante a la observada en el aceite de raps y casi el doble de la presentada por el aceite de maravilla. Los cambios a nivel global se suceden y confi guran un nuevo mapa para el sector. La nueva política de ayudas y normas relativas al sector olivícola adoptada por la Unión Europea redujo considerablemente la participación de tres de los principales productores de acei tes de oliva a nivel mundial: España, Italia y Grecia. A su vez, como una reacción natural del mercado, los precios del aceite extra virgen, durante la temporada 2003/04, se situaron alrededor de los € 250/100kg en los principales mercados de esos tres países. A fi nes de 2005 y comienzos de 2006, estos valores experimentaron alzas signifi cativas hasta los € 400-425/100kg. En respuesta a esta suba, el consumo mundial seredujo en 70.000 toneladas en 2005/06 y, desde el pri-

mer trimestre de 2006, los precios descendieron paulatinamente hasta los € 250- 270/100kg a fi n de año. Si bien se redujo el consumo de aceite de oliva en 2005/06, no sucedió lo mismo con el resto de los aceites vegetales, que tuvieron una t asa de incremento anual de 6,6% y cuyos precios promedios fl uctuaron entre los 474 dólares por tonelada (soja) y los 981 (maní).

Dónde va el consumo No obstante la caída del último año en la ingesta de aceite de oliva, entre 1993 y 2004, el consumo mundial anual pasó de 0,32 a 0,48 litro por habitante, mientras que el volumen en general se acrecentó de 1,8 a 3 millones de litros. Para los analistas, en el futuro habrá que poner la mirada más sobre la calidad y la diferenciación que sobre la cantidad. No todos los nuevos consumidores de aceite de oliva son demandantes de la dieta mediterránea. El principal motivo de su consumo es el uso como condimento para ensaladas en los mercados emergentes y en los nuevos países productores, y este comportamiento tiene un claro impacto en la distribución comercial, que se orienta cada vez más a los restaurantes. En el acceso a mercados, habrá que hacer un apartado para el negocio commodity, con grandes empresas como jugadores y con enormes inversiones en publicidad y marketing. Este negocio de nicho mostrará una tendencia creciente en la demanda de calidad y de

La marca comercial y la imagen del país serán elementos de diferenciación frente a los competidores.

22


Las PyME´s tienen un alto potencial de mercado en la comercialización internacional de aceite de oliva de calidad. productos diferenciados (aceites aromatizados y extra virgen orgánico). Los actores deberán tener en cuenta que es un sector con importante costo de intermediación comercial y en el que se observa poco esfuerzo desde los nuevos países productores por eliminar intermediarios y acercarse a la nueva distribución HORECA (hostelería, restaurantes y catering, pero también comedores colectivos). Sin embargo, las PyME´s también tienen un alto potencial de mercado en la comercialización internacional de aceite de oliva de calidad. Pero ese potencial tendrá que ser acompañado por una capacitación al consumidor, de manera que pueda distinguir los diferentes atributos y pagar un mayor precio por el aceite de oliva de mejor calidad.

La visión de futuro en algunos países productores, sean tradicionales o nuevos, presenta un contraste con la tendencia actual del consumo. En muchas regiones aún no se conoce en profundidad el perfi l del consumidor y el canal de distribución más adecuado para dar respuesta a las diferentes demandas según la segmentación por edad, sexo, actividad, nivel de renta por habitante, regiones, gustos y entorno familiar. El reconocimiento de los benefi cios saludables derivados de una dieta rica en aceite de oliva, y la existencia de campañas de marketing y promoción por parte del Consejo Oleícola Internacional (COI) y los principales países productores abren puertas a la expansión de los mercados tradicionales. Será preciso consolidar este tipo de acciones, capaces de mostrar y asegurar al consumidor el carácter genuino del aceite de oliva. * Consultor internacional, experto frutícola del Consejo Federal de Inversiones y consultor investigador de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires

Producción mundial de aceite 2006/07 123.7 millones de toneladas Palma 31,5% Soya 28,8% Raps 14,4% Maravilla 8,7% Maní 3,9% Almendra palma 3,8% Algodón 3,8%3,8% Coco 2,6% Oliva 2,4% Fuente: ODEPA, con información de Oilseeds: World Markets and Trade. Enero 2007

Mayo 2008

23

Profile for 35 51

Revista Olivos&Olivas - Nº 0  

Mono revista Olivos&Olivas - Revista Nº 0

Revista Olivos&Olivas - Nº 0  

Mono revista Olivos&Olivas - Revista Nº 0

Profile for 3551
Advertisement