Page 1


Historia Del Real Betis Balompié Historia El actual Real Betis Balompié es el resultado de la fusión producida en 1914, de dos equipos existentes en la ciudad, el Sevilla Balompié, creado en 1907, y el Betis Foot-ball Club, nacido en 1909. En 1907, un grupo de estudiantes de la Escuela Politécnica se unieron para organizar un nuevo club de fútbol en Sevilla. Entre ellos había muchos grupos de hermanos: los Hermosa, Wesolowski, Castillo, Cáscales y Gutiérrez, vestían de blanco y azul (representativos de la infantería). Su primer presidente fue Alfredo del Castillo Ochoa, y el primer capitán –que hacía las veces de entrenador–, en 1914, Manuel Ramos Asencio. El reglamento de la sociedad "Sevilla Balompié", constaba de quince artículos, en el artículo octavo establecía: "Podrán jugar en esta sociedad todos los extranjeros que lo deseen en calidad de transeúntes". El décimo quinto añadía que la cuota mensual de socio eran una peseta y la cuota de entrada tres pesetas con cincuenta céntimos. La directiva del club estaba formada por: Alfonso del Castillo Ochoa (presidente), Roberto Vicente (vicepresidente), Juan del Castillo Ochoa (tesorero), Vicente Peris (secretario), Salvador Morales (vicesecretario), José Sequeiro, Jacinto Wesolowski, Gabriel Vadillo, Edmundo Wesolowski y Antonio Gutiérrez (vocales). La sede social se ubicó en la calle Alfonso XII (1908-1909), Federico de Castro (1910-1911) y Jerónimo Hernández (1912-1914). El nombre elegido por el grupo de jóvenes fue “Sevilla BALOMPIÉ” (los primeros meses, “España Balompié”), con el que pretendieron evitar la expresión inglesa foot-ball, que acabó por convertirse en su seña de identidad. El club fue inscrito en el Gobierno Civil el 1 de febrero de 1909. El “Balompié”, como fue conocido el equipo hasta finales de los años veinte, se convirtió en 1910 en el primer vencedor de la Copa de Sevilla, condición que revalidó y ostentó hasta 1913. Participó también en la primera edición de la Copa de Andalucía a principios de 1910.


1977-1992 Copa Del Rey (1980) El 25 de junio de 1977 el Betis conquistó la Copa del Rey en el Estadio Vicente Calderón. Dirigidos por Rafael Iriondo, Esnaola, Bizcocho, Biosca, Sabaté, Cobo, López, Alabanda, Cardeñosa, García Soriano, Megido, Benítez, Eulate y Del Pozo, escribieron otro capítulo muy recordado de la historia bética, tras una tanda de 21 penaltis. El Betis, que había sido el penúltimo campeón de Liga antes de la Guerra Civil (1935), se convierte en el primer campeón de España tras la dictadura de Franco y bajo la denominación de Copa del Rey aunque entre los años 1903 y 1932 ya tenía esta denominación (1977), cerrando en cierto modo un paréntesis sobre los años del régimen que coincidieron con sus peores años. Ese mismo año, el Betis llegó a cuartos de final de la Recopa de Europa tras dejar en el camino al AC Milán. Y, fiel una vez más a su singular leyenda, en esa misma temporada desciende inesperadamente a Segunda División. De vuelta a Primera en 1979, retornaron los buenos tiempos deportivos y el “Eurobetis”: la clasificación para la Copa UEFA en 1982 y 1984, la conmemoración de las Bodas de Platino en 1982 y el subcampeonato de la Copa de la Liga en 1986 marcaron una época feliz para los aficionados béticos, a la que se sumaron otros hechos vividos en su estadio como sede del Mundial y, sobre todo, como escenario del famoso EspañaMalta. Desde entonces y hasta 1992, el Betis atravesó un período de crisis económica y deportiva, en el que vivió nuevamente como “equipo ascensor” hasta el descenso de 1991, sin duda en uno de los peores momentos para afrontar la preceptiva conversión en Sociedad Anónima Deportiva. El Plan de Saneamiento obligó al Real Betis Balompié –en esos momentos club de Segunda División, categoría en la que permaneció al perder la eliminatoria de promoción ante el Deportivo– a cubrir un capital social de casi 1200 millones de pesetas, el doble del importe exigido a casi todos los clubes de Primera y Segunda. En poco más de 3 meses, los aficionados béticos aportaron en pequeñas cantidades un total de 400 millones de pesetas: un importe que aunque habría cubierto entre el 60% y el 100% de capital de cualquier otro club de 1.ª o 2.ª, en este caso resultó insuficiente. A esos 400 millones se sumaron otros 100 aportados en paquetes superiores al 1% del capital social exigido, pero seguían sin cubrirse 680 millones y sin concretarse el apoyo de empresas o instituciones. El 30 de junio, el vicepresidente económico Manuel Ruiz de Lopera presentó avales por esa cuantía, y se hizo con el control mayoritario de la S.A.D., eludiendo el descenso a Segunda B y entrando en el Plan de Saneamiento.


Descenso a Segunda División (2009) Tras el empate en casa 1-1 contra el Real Valladolid, el 31 de mayo de 2009, en la última jornada de la temporada 2008-2009, el equipo, tras ocho años consecutivos en Primera División, descendió, ante su público, por undécima vez a Segunda División. Al finalizar este partido se produjo una sentada de la afición frente a la puerta de cristales. Algunos representantes de la afición bética se presentaron en las inmediaciones de la casa del máximo accionista verdiblanco Manuel Ruiz de Lopera para expresar su rechazo. El día 15 de junio se celebró una manifestación multitudinaria por las calles de Sevilla, Madrid, Barcelona, Benidorm, Lepe, Montilla, Valdepeñas e incluso en Marbella ante las puertas de la segunda residencia de Lopera, contra la situación actual del equipo y pidiendo la marcha del máximo accionista. Más de 60 000 béticos en Sevilla, y decenas en otros puntos de España, se reunieron bajo el lema "Por tu dignidad y tu futuro, Yo voy Betis". En lo que se ha convertido en la segunda mayor manifestación de la historia del club en 102 años, tras el recibimiento de los campeones de 1935. Tras el éxito de la manifestación, se crea la Fundación Heliópolis, cuya principal meta es aglutinar a todos los béticos que deseen el cambio institucional en el club.


Liga Adelante Para la nueva etapa en Segunda División, Lopera ficha como técnico a Antonio Tapia,que había convertido al Málaga C. F. en la revelación de Primera la temporada anterior. Tapia empieza su travesía muy bien ya que en la primera jornada golea en casa 3-0 al Codoba C. F. , y logra 12 de los primeros 15 puntos posibles, pero una racha de 4 partidos consecutivos sin ganar (3 empates y una derrota) hace que el club salga de los puestos de ascenso. Posteriormente, una serie de resultados adversos (sobre todo de empates y derrotas) provocan que el Betis solo logre 30 puntos en la primera vuelta. Ante esta situación, Lopera destituye a Tapia. Para reemplazarlo, se contrata a un conocido de la afición, Víctor Fernandez, quien comienza encadenando una serie de 8 partidos al hilo sin perder. Sin embargo, vuelven los fantasmas: derrotas en casa 0-1 ante el Girona y 0-3 ante el Elche y empates 1-1 en Balaídos frente al Celta y en Gran Canaria ante la U. D. Las Palmas vuelven a sembrar dudas entre los aficionados. Posteriormente, un empate en casa 1-1 contra el Murcia el 9 de Mayo acabó por despertar a los seguidores béticos a una cruda realidad: el equipo iba a tener que sudar fuego para lograr el ansiado retorno a Primera. Sin embargo, las 4 victorias sucesivas logradas posteriormente y el empate 1-1 en el Helmántico ante el Salamanca hacen que el equipo llegue a la última jornada con posibilidades matemáticas de lograr el ascenso. Para ello, debía vencer al Levante y que el Hércules no ganara en Irún. Los verdiblancos cumplieron su cometido goleando 4-0 al Levante en Sevilla, pero la victoria 0-1 del Hércules ante la Real Union en el Stadium Gal provocó un triple empate a 74 puntos entre Hércules, Levante y Betis, del cual los andaluces salieron perjudicados ya que había perdido los enfrentamientos directos entre los tres. A la siguiente temporada, en segunda, ya se vio de otro modo el Betis, llegando a tener un nuevo entrenador, y el regreso del mítico Rafael Gordillo, como administrador judicial al Betis. Tras el parón invernal, muchos hablaron del ascenso a Primera, que la secretaría técnica, como un nuevo miembro, y exjugador del Betis, Vlada Stosic, el Real Betis, consiguió hacer un equipo consistente para ascender a la Primera División del fútbol español, con el tridente Achille Emana, Jorge Molina y Rubén Castro, consiguieron, para el Betis entre los tres 98 goles esa temporada. Desde ganar hasta 6 o 7 partidos consecutivamente, incluyendo un 5-0 contra el FC Cartagena, hasta perder cinco derrotas consecutivas. En la Copa del Rey de Fútbol 2010-11, llegó a cuartos de final, perdiendo con gran dignidad, e incluso con momentos de brillantez, frente al F. C. Barcelona. El equipo logró el ascenso matemático en la tarde del 15 de mayo de 2011, en la que perdió en Granada por 0-2, desatándose la euforia entre los aficionados béticos.


Regreso a primera división 2011-12 Tras este eufórico ascenso a Primera, el Betis comenzó ganando en Granada ante el Granada C. F. , ganando por 1-0 en el Estadio Nuevo Los Cármenes. Tras esta victoria, recolectó, posteriormente, una racha de victorias, que dio al Betis el liderato virtual, aunque luego sufrió una nueva crisis deportiva, en la que encadenó hasta 9 derrotas consecutivas, pasando de estar a 7 puntos del descenso a estar a 4. Esta racha se cortó en el partido Betis – Málaga C. F. (0-0), aunque posteriormente continuó con esta mala racha, hasta el partido contra el Valencia C. F. de Roberto Soldado, en el que dominó y consiguió sacar la victoria por 2-1 en los últimos 4 minutos del partido remontó con goles del gran goleador de ese momento, Rubén Castro. Tras perder contra el Fútbol Club Barcelona por 4-2, siendo el primer equipo que desde el verano, marcaba un gol al Barça, empata ante el Sevilla F. C., en El Derbi Sevillano por 1-1 en el Benito Villamarín. Tras una 2.ª vuelta muy irregular, el día 2 de mayo, el conjunto verdiblanco, consigue hacerse con el derbi sevillano por 1-2 en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, con dos goles de falta de Beñat Etxebarria. Después, empata a 2-2 frente al F. C. Barcelona.


Estadio Del Real Betis Balompié El primer terreno de juego del club fue el Campo de las "tablas verdes" , en el Prado de San Sebastián. En 1920 comenzó a jugar en el campo del Real Patronato Obrero, situado en el barrio del Porvenir. Durante la toma de decisiones para uso posterior de infraestructuras de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929 se decidió que el estadio de la exposición fuera a partir de su finalización sede del Real Betis Balompié. Así, a partir del 17 de marzo de 1929 el Estadio de Heliópolis se convierte en propiedad del Betis. Este estadio de la exposición iberoamericana fue sucesivamente remodelado hasta convertirse en el estadio actual. Las modificaciones más importantes fueron: • • • • • •

La construcción de los goles Norte y Sur en el año 1958. Reconstrucción de los goles Norte y Sur entre los años 1971 y 1973. Realización de la Tribuna de Voladizo 1975. Tribuna de Fondo en 1979. Tribuna de Preferencia en 1981 Realización del 1er Anfiteatro de la grada de preferencia en 1982.

Quedó el estadio, con una capacidad de 47.500 espectadores, de pie en los goles Norte y Sur. En él se jugaron varios partidos del Mundial de España 82 y el famoso 12-1 de España a Malta que clasificó a la selección española para la fase final de la Eurocopa 1984.


Índice 1º Historia. 2º Copa Del Rey. 3º Descenso. 4º Liga Adelante. 5º Regreso a Primera División. 6º Estadio.

Historia del betis  

contaremos toda la historia del betis desde que se creo hasta la actualidad.