Page 1

Por: Byron Andino V-2012

Kung Fu o Wushu: equilibrio en el ser

Golpes para noquear, patadas voladoras y saltos a metros del piso. ¿Quién no recuerda a Jackie Chan o Jet Li? Estos artistas se han destacado por sus movimientos de combate en las películas que han realizado en la ‘pantalla grande’. Tenían algo en común: sus conocimientos y habilidades en el Kung Fu. Aquellos dos personajes son los referentes del shifu (maestro) Favio Sabogal, quien es entrenador en Concentración Deportiva de Pichincha. Él lleva 15 años en la práctica del Wushu (nombre original del Kung Fu), empezó en esta actividad por diversión, pero ahora se ha convertido en la base para enseñar y transmitir su experiencia. El Wushu tienen su origen en las artes marciales de China y puede desarrollarse de dos maneras: taolu (rutinas) y sanda (combate). Las rutinas comprenden movimientos básicos (posiciones, patadas, puñetazos, equilibrios, saltos y giros) que pueden ser acompañadas por palo, sable, lanza, y espada. La duración de los combates varía dependiendo del reglamento y el estilo que se utilice.


Jackie Chan, conocido por su toque cómico en las películas, desarrolla las técnicas tradicionales, que muestran destrezas destinadas a la defensa personal. Por su lado, Jet Li muestra las técnicas contemporáneas, que son destinadas a las competencias; antes de entrar al mundo del cine, Li fue 5 veces campeón de Wushu en China. El shifu Sabogal explica que el Kung Fu (significa perfección) ayuda al desarrollo físico, espiritual, personal. Además que “enseña a ser equilibrado al saber utilizar los dos hemisferios cerebrales”. Otro de los recordados personajes del Kung Fu es Bruce Lee, quien comenzó con estas técnicas y luego las adaptó a otros estilos de pelea chinos. A pesar de que la colonia china que residía en Estados Unidos le prohibió enseñar estas técnicas (solo se podía transmitirla por herencia, de generación en generación), él se negó y empezó a difundir aquel estilo con el que su nombre permaneció después de su inesperada muerte hace casi 40 años. Patricio Alemán, de 42 años, empezó a entrenar Wushu porque le gustó que la disciplina, combinada con el ejercicio físico, se convierta en una forma de vida. Él afirma que “no pelean, sino combaten: se utiliza la inteligencia para poder desarrollar las habilidades. No es simplemente un golpe, esto va más allá de la fuerza”. Este deporte puede ser practicado desde tempranas edades, hasta cualquier persona que esté en capacidades de desarrollarlo, ya que se pueden desarrollar “katas” o rutinas como un ejercicio físico y de relajación. El shifu Favio Sabogal continuará con esta labor, él quisiera continuar por siempre en esta actividad: “hasta los 120 o 150 años, llevando a tener una vejez saludable, para no estar en una cama enfermo y causando molestias a otros”, dice.

1.- Los ejercicios de respiración y de concentración son fundamentales para complementar nuestras labores diarias. 2.- "Dos cosas pueden destruir al hombre: una fuerza exterior y una debilidad interior" 3.- "Sólo le pertenezco a alguien: a mí mismo"


6 kung fu  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you