Issuu on Google+

p f ü•]£poc/cf ñ O c/e¿ cüef <z—

La .riqueza de la

Cen/enaT'/o V7°uyíuayo

ferra

I N G U N rudimento de vida social Época pre colonial - Condiciones de la vida Iliciones de lujo v d c fortuna rápida que animaba regular ei la población aborigen, social del aborigen . Ausencia de todo a los rudos conquistadores hispanos. N o o f r e c í a ni riquezas que tentaran la codicia, principio de organización política • Usos su suelo ni oro, 111 plata, ni otros metales preencontraron en estas m á r g e n e s que ciosos en c u y a búsqueda las expediciones o r g a y costumbres • Resistencia a la baña el U r u g u a y , los primeros connizadas en E s p a ñ a desafiaban los mares recién conquista - Lo que ofrecía el quistadores españoles. L a s tribus indescubiertos. L o s terrenos llanos, los valles leves y país a Ir a expediciones espadígenas vivían en pleno estado salvaje, la:; hondonadas suaves, se encontraban cubiertas por ñolas - Fauna y flora indíguerreando entre si, alimentándose con una a l f o m b r a perennemente verde, en la que no menos genas - Su valor alimenel producto de la caza r e f u g i a d a en los de quinientas gratnillas distintas confundían sus tallos ticio . Aspecto gematorrales, en los montes espinosos y en y sus hojas. E s t e aspecto del suelo sólo se interrumpía neral del Urulas fértiles campiñas, y de la pesca que le en lo alto de las sierras rocosas, en la cumbre de los cerros guay. proporcionaba la admirable red de rios ; de origen plutónico que aquí y acullá emergían de la a r r o y o s que riega el territorio. Andaban comarca, solitarios como centinelas o f o r m a n d o parte del desnudos y se guarecían donde los cogiera la noche, sistema o r o g r á f i c o del país, en las a f l o r a c i o n e s rocosas o en los en habitaciones portátiles que clavaban en tierra con peñascales abruptos y en los que, sin e m b a r g o , brotaban de las cuatro estacas y cubrían con débiles esteras de totora. junturas de las piedras, de sus grietas, arbustos espinosos y matas A l g u n o s usaban para dormir, especie de redes o hamacas que tendían distintas E n las márgenes de los innumerables a r r o y o s y ríos, en entre dos troncos de árboles y los más se acostaban en el duro suelo centenares de metros y de kilómetros tierra adentro, según la imo, a lo sumo, sobre un cuero de venado. T o d a su vida social se reducía portancia del caudal de sus a g u a s , montes tupidos, impenetrables, a los m á s imperiosos cuidados reclamados por una existencia f r u g a l una vegetación arbórea de no tan elevadas proporciones de las de y una vida sin complicaciones. E r a n andariegos, limitando sus correlas regiones tropicales, pero de infinitas variedades. E11 las islas del rías a la zona que habían elegido como lugar permanente de ubicaU r u g u a y , R i o N e g r o y principales rios y a r r o y o s de su admirable ción. Reducidos en número, de aire g r a v e y taciturno, valerosos y red hidrográfica, matas, arbustos y árboles de pequeña talla se enosados, dotados de un oído superior y de una robusta complexión __ tremezclaban y confundían sin jHHHHg dejar sendas penetrables. A q u í y o r g á n i c a adquirida por el régimen acullá, lejos de las m á r g e n e s de libre de vida que llevaban, rehulos rios, a r r o y o s y cañadas, a g r u saban todo principio de obedienpadas en las laderas de las s u a v e s cia a un j e f e permanente por colinas, islas de talas, especies 11o creerla vejatoria para su dignidad muy numerosas de árboles, la p e r s o n a l ; 11o cultivaban el suelo, palma butihd de 5 a io metros de no criaban animales, 11o tejían tealtura, con sus f r u t a s acri-dulces, las ni conocían las más rudimeny la palma yatahy más esbelta y tarias artes de otros pueblos indíalta aún que la anterior, las prig e n a s de América. Eligiendo para meras diseminadas en los deparsus moradas las márgenes de rios tamentos de Rocha, Maldonado, y a r r o y o s , en los que encontraban Treinta y Tres, Cerro L a r g o y los principales elementos para su Minas v, la segunda, en los de sustento, tuvieron y practicaron Rio N e g r o y P a y s a n d ú . E n los rudimentos de navegación con los parajes pantanosos, en los bañaque se aventuraban a cruzar las ' dos y esteros, en los tembladecorrientes de a g u a 11o muy caurales, en las nacientes y proxidalosas, de una a otra orilla. E n midades de muchos a r r o y o s y cañadas, sirviendo de asilo inviolos días de intenso frío, los homlable a roedores y aves palmípedas bres solían cubrirse la espalda y y zancudas, extensos pajonales de el pecho con una estrecha camihojas recias y filosas. Y solitarios, seta sin m a n g a s y sin cuello heen parejas, o en g r u p o s m u y recha con cuero de venado, y las ducidos, por sobre el verde uniformujeres vestían siempre 1111 come de la comarca, la copa frondosa bertor delgado de algodón que del ombú corpulento, brindando su les caía desde la cintura a la rosombra, o el higuerón no menos dilla. E r a n m o n o g a m o s , aunque colosal que aquel. Solamente en la poligamia se admitía, como asi las costas que bañan las a g u a s mismo el libre divorcio entre amdel P l a t a y del Océano Atlántico, bos sexos. N o teniendo las tribus las dilatadas dunas movedizas y una autoridad permanente a la albas, daban la sensación de que que obedecer, en la paz y en la este era 1111 territorio inhóspito y g u e r r a , su gobierno era indefiniy e r t o , batido con furia por el oleable y sus caciques no podían imje del mar. Nada tentaba a popartir órdenes que contrariaran blarlo, aunque se o f r e c í a g e n e r o el c u r s o normal de su vida. E11 so y promisor, es cierto, al desaasambleas generales a las que rrollo de una pacifica vida a g r a concurrían, convocados, todos los ria, pero 11o era esta la finalidad g u e r r e r o s de la tribu, se trataban principal perseguida por los conlos negocios de gobierno, sin que quistadores al tomar en nombre las decisiones tomadas por m a y o del R e y de E s p a ñ a posesión d e f i ría obligaran a acatarlas indivinitiva de estas tierras envueltas Talas y laureles en la costa de Pichilingo, departamento de la Colonia dualmente. E l botín conquistado en las más extraordinarias e inSon estos árboles los más característicos de la flora uruguaya en la g u e r r a pertenecía al que lo m — verosímiles leyendas. M á s tarde sí, en años que fueron lejanos aún, había hecho. L a s artes se hallaban reducidas al trabajo de la piedra, las condiciones de fertilidad excepcional de estas c o m a r c a s , m a n t e n i del hueso y del barro, de los que sacaban sus rudimentarios utensilios da por lluvias periódicas y por un clima templado y a g r a d a b l e , p e r domésticos y sus pobres a r m a s de combate. V i v í a n en la época neolímitirían el desarrollo de su gran fuente de riqueza f u t u r a , la g a n a tica o de la piedra pulida. S u s principales elementos e r a n : rascadores, dería, multiplicando en proporciones tjo sospechadas, los primeros sierras, cuchillos, taladros, punzones, f r o t a d o r e s , percutores y maranimales útiles introducidos y abandonados en su territorio rico y tillos, hachas, morteros y pulidores y tiestos de barro cocido. L a s feraz. a r m a s que empleaban para sus luchas eran bolas arrojadizas, flechas, dardos, mazas y rompecabezas, fabricados con cuarzo, p ó r f i d o y P o r otra parte, la fauna y flora de esta zona templada del congranito. tinente, 11o eran las más propicias para p r o p o r c i o n a r alimentación abundante a los colonizadores. L a s mismas especies de árboles f r u tales indígenas eran reducidas en número y s u s f r u t o s , genuinamenSi las condiciones de vida social de los indígenas eran precarias te silvestres, pobrisimos en cantidad, sabor y t a m a ñ o . Y por sobre y primitivas, sin organización política y sin gobierno, variada era, todas estas condiciones, la hostilidad p e r m a n e n t e de las tribus, siemen cambio, la riqueza de sus campos, pero incapaz de colmar las alupre en acecho, dispuestas a 11o consentir el establecimiento en estas


j Q f

C

n f o o

deCr

c f e f

C e n t e n a r i o

-Uruguayo

desaparecido totalmente, c o m o el c o m a r c a s de l o s c o n q u i s t a d o r e s Jaguar, el Puma y el Vacaré. V su dominio p a c í f i c o . O t r a s disminuyen visiblemente Describamos la riqueza anipor la persecución tenaz de que mal y v e g e t a l de e s t a s t i e r r a s en son objeto, p a r a el aprovechaaquellas edades p r e t é r i t a s , p a r a miento de su piel, tales como la e n t r a r m á s t a r d e en el e s t u d i o de Comadreja, el Y aguaré, el Lobo de su a c t u a l riqueza a g r o - p e c u a r i a Río, el Oso Hormiguero de los de a d a p t a c i ó n a s u s m a g n i f i c a s que quedan m u y contados ejemcondiciones de f e r t i l i d a d y t e m p e plares, la Mulita, c u y a c a r n e es ratura. Su fauna estaba represenbuscada por su a g r a d a b l e sabor. t a d a p o r el J a g u a r o t i g r e a m e r i c a n o , de m e n o r c o r p u l e n c i a que el de A s i a . H a b i t a b a en la s o m b r a E n a v e s , la variedad indígena de l o s m o n t e s i m p e n e t r a b l e s dones también infinita. L o s m o n t e s de e n c o n t r a b a a b u n d a n t e alimentupidos, los pajonales, los ríos, los t a c i ó n . El Puma, o león a m e r i c a a r r o y o s y c a ñ a d a s , las l a g u n a s y n o , de p e q u e ñ a talla, p e r o f e r o z pantanos, las g r u t a s y peñascales y s a n g u i n a r i o . El Aguará, de pelason l u g a r e s propicios para el rej e rojizo, de doble t a m a ñ o que el f u g i o de especies distintas, oriunz o r r o c o m ú n . E s t e animal a s t u t o das de la zona templada. E x i s t e n : atisba su presa en los p e ñ a s c a Pequeño arroyo de márgenes pobladas con arbustos abundantes la Calandria, el ruiseñor de e s t a s les y s e r r a u i a s . El Coatí, de p r o de reducidas dimensiones t i e r r a s ; el Homero, ejemplo de l o n g a d o hocico, con sus m a n o s laboriosidad e inteligencia en la construcción de su v i v i e n d a ; la pea r m a d a s de p o d e r o s a s u ñ a s , inquieto, a n d a r i e g o y r e v o l t o s o . El Maqueña Ratonera, de a g r a d a b l e s g o r g e o s ; el Reyezuelo Siete Colores puche o Mano Pelada. D o s especies de Vroñes, a m i g o s de los huevos con su plumaje vistoso que no manchan los juncos de los bañados y de las f r u t a s . El Y aguaré ( z o r r i l l o ) que s e g r e g a p o r una glándula donde v i v e ; la Viudita Blanca y la Viudita Negra, de pequeñas dimenespecial, al v e r s e p e r s e g u i d o , un líquido de intenso y f é t i d o olor que s i o n e s ; el currinche, con la m a n c h a s a n g r i e n t a de su p e c h o ; el lo delata a la distancia. El Lobo de río, de piel codiciada y m u y semeTioui Tiqui, el Binchero y la Tijereta; la Curruca Canela y la Curruca j a n t e a la n u t r i a e u r o p e a . V a r i a s especies de Murciélagos viviendo en Bataraz, viviendo en p a r e j a s en la espesura de los m o n t e s ; el pequeño las g r u t a s de la P u n t a de B a l l e n a y en la de A r e q u i t a . D o s especies Azulejo o Mesanje. de v i s t o s o p l u m a j e ; el Pirincho, con su cola de f o c a s o Lobos de mar, de h e r m o s a piel, reunidos en m a n a d a s audesproporcionada en relación a su cuerpo, animando en bandadas l l a d o r a s , en las islas de L o b o s , P o l o n i o , Castillos G r a n d e y C o r o n i con su canto, la soledad de las p r a d e r a s ; el Dormilon buscando su lla, en la d e s e m b o c a d u r a del P l a t a y f r e n t e a la c o s t a de los d e p a r t a vivienda en el bosque r a l o o en las plantaciones aisladas, p a r a que m e n t o s de M a l d o n a d o y R o c h a . La Rata de agua, e x a c t a m e n t e igual no le interrumpan su pereza i n g é n i t a ; el Abrojero o M o l l e r o habitante a la r a t a c o m ú n , p e r o de p e l a j e m á s r o j o , dientes amarillos y pies de los m a t o r r a l e s e s p i n o s o s ; el Carpintero o P,ca Palo de Copete semi p a l m e a d o s . El Carpincho o Capibara, r e y de los r o e d o r e s y c u y a Negro, el Carpintero de CoPete Rojo y el Carpintero de CoPete Chico, c a r n e es comestible y s a b r o s a . E l Tucu - Tucu. denominado así por el que- anidan en los huecos de los á r b o l e s o en a g u j e r o s que practican g r i t o que emite de v e z en v e z , v i v i e n d o en c u e v a s que abre a t r a v é s en los mismos, p e r f o r a n d o la c o r t e z a con su r o b u s t o p i c o ; el Teru de los t e r r e n o s semi a r e n o s o s . E l Apereá, parecido al conejillo de InTero valiente hasta la temeridad, el único que no conoce el p e l i g r o dias, v i v i e n d o en los p a j o n a l e s y en los c h a r c o s . E l Pécari, o jabalí y lo d e s a f í a , el centinela de a v e s y animales a quienes da la v o z de a m e r i c a n o , p a q u i d e r m o c e r d o s o que v i v e en los p a l m a r e s de R o c h a , a l e r t a con su g r i t o estridente, cuando a l g o e x t r a ñ o le llama la atena l i m e n t á n d o s e con sus f r u t o s s a b r o s o s y abundantes. Ciervos y Veción • el C a r a s , habitante de los bañados y l a g u n a s donde c o n s t r u y e nados de j u g o s a c a r n e y h e r m o s a piel, c u y a caza era una de las ocusus nidos f l o t a n t e s ; la Gallareta, que nada y zambulle a d m i r a b l e m e n t e ; paciones f a v o r i t a s de los indígenas. L a Mulita, del orden de los desla Lechuza Campestre, de mal a g ü e r o para la superstición c a m p e s i n a ; dentados, e n v u e l t a en su recia c o r a z a p r o t e c t o r a y c u y a c a r n e blanca el Chajá, de canto estridente, que imita las sílabas de su n o m b r e y es m u y apetecible y b u s c a d a . E l Peludo, también de la m i s m a espec u y a vida se adapta al c a u t i v e r i o ; el Espinera, que v i v e en las m a s cie. E l Oso Hormiguero, g r a n d e s t r u c t o r de h o r m i g a s , con su e n o r m e altas copas de los á r b o l e s ; la Golondrina Doméstica Je Chimenea y la h o c i c o p u n t i a g u d o y el a d m i r a b l e p l u m e r o c e r d o s o de su cola. L a GolonJrina Je Tapera, que procuran en su p e r e g r i n a j e periódico a Comadreja Colorada y la Zarigüeya de espléndida piel y de c a r n e suso t r a s tierras, la vecindad de los h o m b r e s y c u y a presencia anuncia la tanciosa. Tortugas p e q u e ñ a s poblando e x t r a o r d i n a r i a m e n t e ríos, a r r o p r i m a v e r a ; el Buitre Je Cabeza ColoraJa y el Buitre Negro, el Cuervo y o s . l a g u n a s y p a n t a n o s . Lagartos y Lagartijas, g u a r e c i é n d o s e en las y el Carancho, hediondos, que ciernen m u y alto sus v u e l o s y se alimenb r e ñ a s y p e ñ a s c a l e s caldeados p o r el sol, d e f e n d i e n d o su existencia tan de carne en estado de d e s c o m p o s i c i ó n ; el ÑanJú, l i mas grande con el c o l o r e s m e r a l d a de su cuerpo. L a Iguana, de g u s t o s r e f i n a d o s y útiles de las a v e s de estas c o m a r c a s y c u y a pluma valiosa tiene en y c u y a cola le sirve p a r a r o m p e r los h u e v o s de los p á j a r o s y deleitarla industria tantas a p l i c a c i o n e s ; la Perdiz Chica, tímida e incauta, se con su contenido. E l Yacaré, t e r r i b l e p o r la f u e r z a de sus mandísiendo su carne m a n j a r p r e d i l e c t o ; la Cigüeña Picaza; el Pato Silvestre bulas t r i t u r a d o r a s y de su cola recia. E n los l u g a r e s p e d r e g o s o s la y el Pato Silvestre Picazo; la Jacama Parra; la Garza Cenicienta; el temible Víbora de Cascabel, la de la Cruz, la de Coral y o t r a s m u c h a s Cisne Je Pescuezo Negro; el Ñacurutú; el Caburé, d i v e r s a s especies v a r i e d a d e s , verdes, p a r d a s , n e g r u z c a s , a m a r i l l e n t a s , todas i g u a l m e n de Lechuzones, el Ganso Blanco Salvaje; el Pato y el Pato Amarillo; te p e l i g r o s a s . E l Sapo Je Carneo, el p e q u e ñ o Sapo Negro, de vientre la BanJurria. la Garza Blanca y la Garza Blanca Pequeña; el Zamaram a n c h a d o de r o j o , que v i v e en los b a ñ a d o s ; la Rana Je cuatro Ojos. guitón; la Polla Je Agua Pequeña; el Macas Mayor o Zamaragul/on; « a m a d a a s í p o r las m a n c h a s c a r a c t e r í s t i c a s que l l e v a en la p a r t e posla Polla Je Agua Je pico largo; el Pseudo Carpincho; e\Frut,11 ero; el t e r i o r del c u e r p o , y o t r a s m u c h a s variedades de b a c t r á c e o s . L a CeciChingolo; la Cachirla; el Pajonalia, especie de serpiente, c o n o c i d a lero; el Venteveo; los Pechos Cotambién p o r Víbora Ciega y v í b o lorados; el Sabiá y el Zorzal, ra de Dos Cabezas y que abunda codiciados p o r su admirable canen i o s t e r r e n o s flojos y h ú m e d o s , t o ; el Pecho Amarillo; el Alfésin q u e sea temible. Numerosos rez; el FeJeral; el Boyero; el ArácniJos, entre los cuales la MiAmarillo; el TorJo; el Músico o gala; la terrible langosta, del o r Mulato; el diminuto Picaflor que den de los Ortópteros; las Cigaliba el n é c t a r de las f l o r e s ; el rras, Chinches de las Plantas, Charrúa; el CarJenal Je copete Pulgones; el l l a m a d o Aguacil del rojo y el Cardenal Amarillo; el orden de los Neurópteros; multiMisto, y el Dora Jo; el Jilguero; tud de especies de Dípteros; mael Martín Pescador Gran Je; el riposas diurnas, crepusculares, Siete Colores o Naranjero; la nocturnas, asi como la Lagarta. Paloma Torcaz; la Paloma que es la o r u g a de la m a r i p o s a ; GranJe Je Monte y la Tortola Vaquilla, las Hormigas Esclalita; el Mirasol GranJe, el Amavajlstas, la Negra, el Camoatí, la rillo, el Negro y el Mirasol ChiLeehiguana; y muchos o t r o s Ar• co; el Chimango; el HalconcitrópoJos. todos perjudiciales, y to; el Aguila Cenicienta y el v e n e n o s o s la m a y o r í a de ellos. Aguila PescaJora. de g a r r a s poM u c h a s de las especies citad e r o s a s ; la chillona Cotorra; el das no podían proporcionar carne Siete Cuchillas; el Pico Grueso abundante. O t r a s son peligrosas. Azul y el Loro Barranquero. L a s m á s son de escaso rendiBosque ralo de palmeras en la zona norte del país en el camino que M u c h a s de estas a v e s , p o r conduce desde Paysandú al Salto. m i e n t o doméstico. A l g u n a s han


X?f fi£po O su r é g i m e n alimenticio s o n ú t i l e s a la a g r i c u l t u r a ; o t r a s o f r e c e n su c a r n e sabrosa y su canto y, buena parte, s u s p l u m a s , al a p r o vechamiento i 11 d 11 s trial. ( 1 ) . L a flora indígena u r u g u a y a , es variadísim a y a l g u n a s de sus especies arbóreas aptas

Cacicus chrysopterus (Vieill),

d e f

e

dc'P

Cenfencrp/o V p a ^ u a y o

carnada y comestible q u e abunda mucho; Cama/ote. planta acuát i c a y resistente; Cambará, árbol frondoso, cuyas flores y hojas reúnen virtudes medic i n a l e s ; Canelón, llam a d o Capororoca por el e s t a l l i d o d e s u s h o jas al ser arrojadas al fuego; Caraguatá,

(Boyerito)

Amblycercus solitarius (Vieill)

(Boyero)

planta textil de varias especies- y cuyo f r u t o es p a r e c i d o al d á t i l ; Cururú, llap a r a c o n s t r u c c i ó n . E n la m a y o r í a de s u s a r r o m a d o Yuyo Colorado y c o n la q u e se h a c e y o s y ríos crecen, entremezclando sus r a m a s : l e j í a ; Ceibo, árbol de h e r m o s a f l o r r o j a a m a e l Abrepuño, p l a n t a q u e se utiliza en m e d i c i n a ; riposada, y c u y a m a d e r a , a u n q u e liviana, sirl a Acacia, árbol p r o p i o p a r a o r n a t o , de m a v e p a r a la f a b r i c a c i ó n d e o b j e t o s d e u s o d o d e r a m u y a p r e c i a d a p a r a t r a b a j o s de t o r n o m é s t i c o ; Coronilla, árbol cuya madera sólo V muebles. S u s hojas y semillas son también se u t i l i z a p a r a la f a b r i c a c i ó n de c a r t ó n ; Curi, a p r o v e c h a b l e s ; l a Achira y el A g u a p é , p l a n c u y o f r u t o es p a r e c i d o al p i ñ ó n ; Chal-Chal, t a s m e d i c i n a l e s ; el Aguaraibay, árbol que c u y a m a d e r a se e m p l e a e n la c o n s t r u c c i ó n de s e g r e g a una resina con virtudes medicinales m u e b l e s o r d i n a r i o s ; Chilca, pequeño arbusto y de c u y o f r u t o se e x t r a e v i n a g r e y las q u e se e x t i e n d e f o r m a n d o m o n t e en los c a m Phloeocreyptes melanopes (Vieill) (Júnquero) h o j a s s e u t i l i z a n p a r a t e ñ i r ; el A g u a y , c o n o p o s d e p a s t o r e o ; Cedro Colorado, (le m a d e r a c i d o t a m b i é n p o r Mataojo Colorado; Alpadura y aromática, inmejorable para carpinmato de h o j a a r o m á t i c a y m e d i c i n a l q u e se t o m a c o m o t h é en t e r í a d e o b r a f i n a ; Duraznillo, arbusto c u y a raíz roja y fruta verde t i e n e n p r o p i e d a d e s m e d i c i n a l e s ; Espinilla, de flor olorosa y de i n f u s i ó n ; el Algarrobo, q u e p u e d e r e e m p l a z a r al c e d r o y c u y a s e m i l l a m a d e r a e x c e l e n t e p a r a el f u e g o ; Guaviyú, c u y a f r u t a , del tamat o s t a d a y m o l i d a s e u s a e n v e z d e l c a f é ; el Amarillo o Tataré, contieñ o d e u n a g u i n d a , e s c o m e s t i b l e ; Guayabo, c u y a m a d e r a se n e t a n i n o y su m a d e r a se e m p l e a en v a r i o s t r a b a j o s de c a r p i n t e r í a ; u t i l i z a p a r a r a y o s d e r u e d a s ; Guaycurú. planta medicinal; Higucrón, e l A r a z á , q u e p r o d u c e e x q u i s i t o s f r u t o s ; el Arbol de Leche, el Arbol m u y p a r e c i d o a la h i g u e r a , p e r o s u s f r u t o s n o s o n c o m e s t i b l e s ; Hinga, del Mate, Arbol de Sangre de Dragón; el Arrayán, árbol corpulento c u y a m a d e r a s e m e j a n t e a la del n o g a l , tiene d i v e r s a s a p l i c a c i o n e s ind e m a d e r a d u r a y v i d r i o s a ; A r t e m i s a , Cabello de Angel, Calaguala, d u s t r i a l e s ; ¡pee, ([lie p r o p o r c i o n a e x c e l e n t e m a d e r a p a r a t r a b a j o s d e p l a n t a d e p r o p i e d a d e s m e d i c i n a l e s ; Bibi, c u y a raíz bulbosa era un e b a n i s t e r í a . T a m b i é n s e le c o n o c e c o n el n o m b r e d e Lapachillo; Lab o c a d o m u y a p e t e c i d o p o r l o s c h a r r ú a s ; Blanquillo, c u y a m a d e r a se pacho. de recia m a d e r a incorruptible, c u y a s aplicaciones industriales u t i l i z a c o n f i n e s d e c o n s t r u c c i ó n ; Biraró, á r b o l de c o r p u l e n c i a y c u y a s o n n u m e r o s a s . S e le u s a c o m o d u r m i e n t e s ; Laurel, d e m a d e r a r e s i sm a d e r a t i e n e a p l i c a c i o n e s i n d u s t r i a l e s ; Burucuyá, p l a n t a de f r u t a e n -

i-. í Ctomo oomplemento de to dosorlpolOn de la fauna Indígena del Uruguay insertamos sui d.osifloaolón científica, precedida do su denominación común ouando lu tiene, clasificación proporcionada por la dirección del Museo de Historia Natural. MAMIFFJROS. — l . Comadreja colorada chica. — ("Dldolphys ( P e r a m t s " ) brevlcnudutu I'.rxl.) _ 2. Comadreja eoloriula grande. — ("Dldedlihvs (Sletachlrus ) craeslcaudma Desm.) — 3. Comadreja overa. — ("Dldelplnys (Dldelphys) paraguayensls Oken"l, 4. Oso horinlKuero — ("Tamandúa tetirotaotyla" (L>. — r>. Mulita. — (—ratas (Mulertla) hybrldus D e s m . " ) — G. Tiltil. — ( " T a túa) novem-cllietus l y " ) . _ 7 Peludo. — CDiisypus (Cliaotoplimctus) vlllosus * l s e h e r ) — S. Tonina. _ (-iProdclphtnua longlroslrls O r a y " ) . — II. Delfín — ( Prodelphlnus eaeruleo-albus Muyen"). _ 10. Delfín. — ("Lugenorl.vnohus tlirl —col,11 Grayvnr brovlo.'ps Wngn r " ) _ 11. Delfín. — ("Turslops tnrslo Fabrlci s var «vmodoee O r a y " ) . — 1 2 Delfín. — ("Phocaena iplnlpennls Burmelster"). — 1.1. Franciscana. — ('iSledcrplils Blalnvlllel G e r v . " ) . — I I. Ilallena. — ("Balnenoptern bonnrlensls B u r m " ) . — ir, Ballena. — ("Bnlnenoptorn antartica G r a y " ) . — II,. Hallena — ("Balaenoptera pauichonUsi B u r m " ) . — 17 — Chanolio del Monte, Pecar!. — ("Tayassus (Tuyassus) l a j a cu L . " ) . — IS. Guazubirá — ( 'Muzamu rufus slmpNcloornls IJIIger"). — 19. Venado. — ("Odoeolleua (Blastooerus) rampestrla J Cuvler"). — 20 Ciervo _ ( "Odocoleus (Btastoeerusl paludosus Desm.). — 21 _ ("Coendú vlllosus J . Cuvler"). _ 22 Apwvll — ("Cavia (Cavial rufesoeaa L u n d " ) . — 2:1 Carplnclio — ("Hydrocbo rus eapyrahli I. I. — 24. Tucutuco. — CCtenontrs braslllensls B l a l n v " ) . — 25 Nutria. — ("Myoastor coypus Molina"). — 2f, l í a l a amarilla. — ("Oryzomys lonslcaudatus Bennet var. flavesoens W a t r h . " ) . — 27. Itala de campo — ("Scupteromvs tumldus Waterli."). — 28. Rata de eamno. — ("Sea-pteromvs tomenlosus I j l c b t s " ) . — 29. Halón manolindo. — ("Ellgmodontla blmnculatus Waterli."). — ,10. Itata de campo. — ("Aoodon (Acodon) obseurus Watorh.") — 31 B a t a d ' campos. — ("Acodon (Acodon) Arenloola W a t e r h . " ) . — 32 B a l a de campo — ( ' Oflcymvcterua nusutup Wan-rh."). — 33. R a l a de canino. — ("Reltbroduru typlcus W a t e r h . " ) . - - 34. Minero o Ratón. — ("Mus (Mus) musoulus I. var. Drevlrostrls W a t e r h . " ) , — 35. Bnta. - - ("Mus rattus L,."). — 36 ILLI.l — ("Mus

a . Cuv."). _ 43. Zorrillo — ("Conepatu» (marputlus) feulllel G c r v . " ) . — 13 Zorrillo. — ( Conepatus (Concpntus) suffooans A z a r a " ! 41 llurón ("Gnlletla vlttata. S c l i r e b . ^ ) , — 45. Debito d.- rio. — ( " U l t r a paranensla Rengiíer" I. — 40. Zorro. — CCnnls (Cerdoeyon) azarao W l e d " ) . _ 47. AmuirH-Guazú o / o r i : ? . , B , r : l n i ' ' , — ,(• Canls i C l i o s o r y o n l jubatus U . w i . " l , — 48. Unto montés. T — ( Pella (Oncold.sl gvoffroyl d' Orblgny"! _ 49 Galo montís _ ("Polis (Oatopuma , yra Flsclior"). _ 60. Gato montís. _ ("Folla (Gatopuma) j a g u a rundi Flsoher"). — 61. Gato palero. _ (••f-lls ( K . J I . ) p a j e r o . A z a r a " ) _ sj Puma o l.e(ln americano. — ("Pells (Uncial concolor L. ) . — 53. Onza o Y a guarnís. Tigre. _ ("Pells (L*opunlu»> onca I , " ) . — 54 _ Murciélago Grande — ("Uislurus (Laalurus) boreall» Milller, var. bonorlonsl» Lesa et G a r n o t " _ r.s' Vuircl6!ngo. — ("Sturnlrn llllum K(. O o f f r o y " ) . _ r.ii Murciélago _ ("Nvotlnomuo (.Vyctinomus) braalllensls Is Geoffroy"). r,7 Murciélago' ("Vvctl nomop» depressu»" Ward). - 6S. Murciélago. _ ("Vespertilio (Hlstiotus) vvl'nt « Is. Geoffroy ). — 59. Murciélago. _ ("Myotls (Leuconoe pllosus P a t e r a " ) . v r í . M K . — ' ."sín,1n"• 7T ( " R h e a amerleona rothsehlldl Brnbourne V Chubb'). — 2 Perdiz grande. Martineta — ("Rhvnchotny rnf.^cens" . -r,.,,,,„ , 3. T'.-Jtllz. ("Nothura mneulosít" ( T . m m . ^4. P a r a , monte (" otscura" (Tennun.l. _ 5. Palonui de monte. _ ("P1 Penelopo

1


J E f /í of poo ctef Ce/zfencrp/o c?ef<T VT>uc?uczyo d e t

O

es la que m á s aplicaciones tiene en la economía rural del U r u g u a y ; Sombra de Toro, llamado Quebrachillo, árbol- corpulento con c u y a madera se construyen y u g o s para c a r r e t a s ; Tacuara, que se usa para techos de habitaciones rústicas y o t r a s aplicaciones, p o r su h e r m o s o crecimiento de tres, cinco y hasta siete m e t r o s de a l t u r a ; Tala, de m a d e r a blanca apta para la construcción de muebles y obras de c a r r e t e r í a ; es 1111 árbol f r o n d o s o , con r a m a s retorcidas, f u e r t e s y e s p i n o s a s ; Tamberaty, cuyo tronco está erizado de espinas y su madera por lo f u e r te se usa en obras de t o r n o ; Tártago, c u y a s semillas proporcionan abundante aceite de v a r i a das ajilicaciones i n d u s t r i a l e s ; Vbajaí, de madera f i r m e y fuerte. S u f r u t o es i n d i g e s t o ; Urunday. c u y a m a d e r a , colorada obscura, se utiliza,

tente a la acción de las a g u a s . P u l i d o tiene mucha semej'anza con el n o g a l , a u n q u e o f r e c e un m e j o r aspecto. S e la e m p l e a en la c o n s t r u c ción de puentes, p i l a r e s de m u e b l e s , c a s c o s de barco, c o n o c i é n d o s e dos v a r i e d a d e s , el n e g r o y el r o s a d o ; Maciega; Mataojo. c u y a leña despide al q u e m a r s e un h u m o que irrita la v i s t a ; Mío - Mío, hierba v e n e n o s a ; Negrillo, planta m e d i c i n a l ; Ñandubay, árbol de m a d e r a d u r a y pesada utilizada p a r a el a l a m b r a d o de los c a m pos, c o n s t r u c c i ó n de c o r r a l e s , d u r m i e n t e s , e t c . ; Ñangapiré, c u y a f r u t a jiarecida a la Pitanga, tiene 1111 s a b o r a g r i - d u l c e ; Ñapindá, planta t r e p a d o r a e r i z a d a de espinas. S e le u s a p a r a la f o r m a c i ó n de s e t o s , c e r c o s y e n r a m a d a s ; Ombú, de g r a n d e s a r r o l l o y c u y a m a d e r a es esp o n j o s a . S e reconocen a sus hojas propiedades

Cyanotis rubrigaster (Vieill) (Siete colores) medicinales; Palmera. con su h e r m o s a f r u t a el B uti á, c o m e s t i ble. S e u t i l i z a con g r a n p r o v e c h o indust r i a l , el f r u t o , la semiAnumbíus anumbi (Vieill) (Espinero) ]la_ ] a hoja, el j u g o del c o g o l l o y el t r o n c o ; Palo Amarillo y Palo Blanco, de m a d e r a e x c e l e n t e p a r a m u e b l e s ; Palo de Leche, c u y o j u g o acre tiene v i r t u d e s e x t i r p a d o r a s ; Pitanga, árbol de f r u t a c o m e s t i b l e s ; Pino Limón, de sólida m a d e r a p a r a o b r a s de c a r p i n t e r í a y a b a n i s t e r í a . E s u n o de los e j e m p l a r e s m á s h e r m o s o s de la f l o r a u r u g u a y a y c o n s t i t u y e un buen e l e m e n t o cíe o r n a t o p o r s u s f l o r e s , c u y o s p e t a l o s semejan un g r a n r a c i m o de c o r a l e s ; Plumerillo. a r b u s t o f r o n d o s o , c u y a s f l o r e s c o l o r a d a s b r o t a n en haces, f o r m a n d o una especie de p l u m e r o ; Quebracho Blanco, Colorado, Flojo y Quebrachillo, á r b o l e s de g r a n m a g n i t u d y c u y a m a d e r a es m u y d u r a y c o m p a c t a , utilizándosela en d i v e r s o s u s o s industriales ; QuiebraYugo, c u y a s r a m a s t r i t u r a d a s , s u m e r g i d a s en el a g u a , eliminan las impurezas que ella contenga; Quina-Quina, cuya m a d e r a , parecida a la caoba, es dura y aromática, lo que la hace muy apreciada en la c o n s t r u c c i ó n de m u e b l e s . E s un árbol g r a n d e y f r o n d o s o , de c u y a c o r t e z a y c á s c a r a se hacen unos p o l v o s que m e z c l a d o s con vino son e f i c a c e s c o n t r a las f i e b r e s i n t e r m i t e n t e s ; Romerillo, especie de míomio; Sánalo todo, de d u d o s a s v i r t u d e s medicinales ; Sarandí, Blanco y Colorado, arbusto de ramas f l e x i b l e s y l a r g a s ; Sauce, cuya madera

lllneta. —

("Ortygrops n o t a t a " (Gould). — 16 Gallineta. - - r O a l I l n u l a chloropu* /TJcht) — 17. Gallineta. — ( " P o r h y r i o p s melanops" (VielH). — 18.

r!a aequlnoctlalls L . " ) . — 29. P a l o m a del Cabo. Petrel. — ('•Petrella capensls í L . ) — 30. Paloma de' Petrel. — ("Heteroprlon desolatus B a n k s i ( S m l t h ) . — 31 Aibatron. Pato C a n c r o . — ( " T h a l a a a r c h e melanophrys ( T e m m V — 32 Gaviotin. — ("Phaethuaa chloropoda" (VielII). — 33. Gavlotin. — Thalasseus maxin u s " (Bo'ld >. — 34 Gav otín — ( " S " r n a hlrundlnaoea L e s s ). — 35. Gavlotin. e s t e r n a Trudeaul Audub."). — -16. Gavlotin — ( " S t e r n u l a supercjliarls (VlenJ). — 37. — Rayador. — ("RhivnchopB Interceden» S a u n d o r s " ) . — 38. Gaviota. —; / ' J j a rus drrhooephalus (Vlelli)'' — 39 Gaviota — ("Larus maculipennls Licht .) — 40. — Gaviota cocinera. — ("LaruH domJnlcanus L l c h t " ) . — 41. Ostrero. — ( " H a e matopu* palliatus T<-mm") — 42. Chorlo canela. — ("Oreophlius rufico lis ( W a j j l ) . — 43. Terutero -Tero. — ("Jielonopterua caycnm-nsis erlsrsoens" (Prázíik)• — 44 Chf>r!o. — í*'P!uvlalls domlnicus" ( P . L- S. MUID. — 45. Chorlo. — < "Zonlbvx mod<Htu8" (Licht ) — 40. Chorlo. — ("Aaylalltls collaris" ( V l e l l i ) . — 47 Chorlo. — ("Leuoopo lun ( P m c t t y v a ) falklandlca" ( L a t h . ) — 48 Tero rea!. — (••HImnntopiiH melanurus" f V í e f l ! ) . — 4 9. Perdiz del mar. — ( "Afesoscolopax b'^realis'' ( F o r s t ) . — 50. Becasina del mar — ( " L i m o s a h a e m a a t l c a " ( L . ) — 51. Chorlo. — ( " M l c r o p a a m a himantopua" ( B p . ) — 52. — P a t a s a m a r i l l a s grande — ("H'-oglottls nie:anol<uca" ( G m . ) — 53.Pataa amarillas pequeña. — ("He-it-lott's flnvir>< k" í G m . ) — 54. Choo-lo solitario. — ( " T r i w r a s o l i t a r i a " ( W i l s ) — 15 Chorlo solitario. — ( " B a r t r a m j i lonKlcauda" ( B e c h s t . ) . - - 50. Oliorlo solitario. — C'Calidris a ! b a " ( P a l l a * ) . — 57. Chorlo Pollo n gro. —• ( " P l s o b i a macu a t a " ( \"ie¡ 1 ) — 58 í'hor'o d- Bonnnarte — ("Plaobla fuscleollls" ( V l e l l i ) . — 59. B e cacina. — ("Galllnago paragualao'' (VleUl). — 60. Bocaclna Krande. — Homoptl-

por su solidez y resistencia, p a r a t i r a n t e s ; Verbena, al z u m o de c u y a s h o j a s se le reconoce propiedades t e r a péuticas ; Yatay, varieChlorostilbon egregius aureoventris (Vieill) dad de p a l m e r a , c u y a (Picador) savia p r o p o r c i o n a una ... especie de a g u a r d i e n t e m u y útil. S u f r u t o es dulce y comestible. L a s f i b r a s de sus hojas pueden utilizarse en la fabricación de s o m b r e r o s ; Y a r i b á , p a l m e r a que reúne l a s m i s m a s condiciones que la a n t e r i o r ; Zarzaparrilla, c u y a r a i z puede sustituir, en medicina, a la v e r d a d e r a z a r z a p a r r i l l a ; Zocará, c u y a m a d e r a es parecida al P,no-Tea. Üs un árbol de mediana a l t u r a ; Pita y Tuna, p l a n t a s textiles de g r a n rendim i e n t o ; la s e g u n d a da f r u t o s de s a b o r m u y dulce, comestibles. A d e m á s de los árboles, a r b u s t o s y plantas que hemos mencionado, e x i s ten o t r a s v a r i e d a d e s , m u c h a s de las cuales tienen su aplicación en la f a r m a c o p e a m o d e r n a p o r sus reconocidas virtudes medicinales. E n tre ellas c i t a r e m o s a las siguientes : Abrojo, Achicoria Silvestre, Acelga, Agrio o Agrial, Ajenjo. Ají del Monte, Albahaca Cimarrona, Alel, Cano, Alfilerillo, Alhucema del CamPo, Anacahuita, AP,0 Cimarrón, Api o de las Piedras o Eneldo, Arbol de la Pimienta, Arroz Silvestre, Aruera o Aroera, Ambaracuyá Hedrinda, Aroma, Añil, Barbas de Palo. Batatilla Purgante o Mechoacan, Bejuco. Berro Común. Berro Silvestre, Bolas de Espinas, Bolsa de Pastor O Paniquesillo, Borraja Cimarrona, Brota!, Burucuyá Hediondo, Barbas del Monte, Bardana, Barba

lura undulnm g i g a n t e a " ( T e m m ) . _ 61 Aguatero. ( " R o s t r a t u l a semk-oltaHsj' (Vlelli). 02. Gallineta, J a e a n a . ( " J a r a n a J a c a n a ' ' ( L . ) . — OJ. C a i a o Carau. (•'Ararnos «colopaceus c a r a u " (Vlelli.) — 61. Serleina C a n a m a . — ( " C a n a n i a c r l s t a t a " (L..) — 65. Garza. Garza Mora, .luán Grande. — ( Anlea cocol L. ) — 66 Garza blanca grande. — ("Cajsmerodius albus egretta. ' ( G m ) - - 0 7 . uarzu izul ( " F l o r i d a caerulea L."> 68. Garza blanca chica. ("Egretta thula (Mol I 63. Garza ( " N y c t l c o r a x n|"ctlcorax naevlus" (Bodrl.). — 70. Garza amarilla. — ("S.vrigma sibllatrlx" ( T e m m ) . — 71. Garza gris chica — ( Butorld«< s t r t a t a " ( L . ) — 72 Mirasol. — ("Yxobryclius tnvuluerls (Vlelli.) — 73. Garza gris. ( " B o t a u r u . , plnnatus" ( W a g l . ) 71 Goiraa aspaada. _ ("TlgTIcoma mnrmomtum" (Vlelli ) — 75 Cigüeña. Tu.vupí. F r a i e e l t o . — < T a n t a l u s omerleanuB" (L..). — 76. Cigüeña. — f ' B u x e n u n i m a g u a r l " ( G m . ) . — 77. J a b i r ú . Clf.(leña blanca. — ( " M y c t e r l a mycterla" ( L l c l i t ) . — .S. Ibis. — ( T h e r i s t cus oaudatus" (Bodd.) — 79. Ibis plomizo. - ( "Moiybdophanes caerulescens• ( V l e l l i ) . — SO. Ibis. _ carao. ("Plilmosus nudlfrons Azarae Berl. et Hart ) — 81. Biindurrla. — ( " P i e g a d i s e u a r a u n a " ( L . ) . — S2 Garza rosada, Espátula. — ( A J a j a a l u j a " ( L ) — 82 Clsn- de cuello negro. — ( " C y g n u s malanocoryphus (Mol). — Pato real P a t o grande. — ( " C a i r l n a m o s c h a t a " (1^1. — «»• V ' coroba coscoroba" (Mold). — S6. Pato. — ("Dendrocygna vlduata ( L . ) . — 7S.

tula plata l e a " (Vlelli.) — S7. Pulo. — ( " H e t e r o n e t t a a t r l c a p i l a (Merrem). 88 P a t o picazo. — ("MMonlana p iposaca" ( V l e l l i ) . — 9». Pato. — ( Oxyura v l t t a t a " ( P h l l ) . — 100. Flamenco. — ("Phocnloopterus cMlensl» ( J l o l ) . — 101 CluJA. — ("Clinuna t o r q u a t a " ( O k e n ) . — 102. Znmaragullón. MMgiift. — ( Plinlacocorax vlguu" ( V l e l l i ) . — 103. Cuervo. — ( " C o r a g y p s urubu toetens • O M e d ) . — 101 Cuervo real. — ( " C a t h a r t c s a u r a J o t a " ( M o l ) . — 105 Carancho — ("Polyborus jilancus" (MlUer). — 106. Chimango. — ('tMIlvngo clvlmango • ( \ l e l l l )


/Qf f¿£r>o c/ef O c/e/Y de Chi vo. Barba de Tigre, Cabellos de la Virgen, Camanbú, Uvilla del Campo, Canchalagua, Caobeté, Carapé, Cardo Asnal, Cardo de Castilla. Cardo Sa nto, Carqueja, Carretilla, Cauba, C edrón, Ce {ta Caball o. Cerraja, Cipo, Cicuta, Clavel del Aire, Cola de Caballo, Cola de Zorro, Conejito, Sofito o Boc a de SaPo, Contrayerba, Corregüela, Cuernos del Diablo, Uñas del D i a b l o , Culandrillo, Chamilo, C h a m i s a , Chinchilla O Chilquilla, Chinchín, Contra Hierba Higuerilla, C u 1 é , Chañar, Cucharera, Escorzonera, EsPartillo, Espina Amarilla, Espina de la Cruz, Eneldo Culandrillo, Faramugo, Flechilla, Flor de Pajarito o de Patito, Flor de SaPo, Flor O Hierba de Santa Lucía, Flor de Reina O Manzanilla Real, Flor Morada, Flor d e Seda, Flor de Viuda, Fumaria Morada, Fumaria Común, Flor de la Oración, Francisco Alvarez, Grama, Gramilla, Granadillo, Guabiroba, Guaco, Guayacán (BeMolothrus bonariensis ( G m ) ( T o r d o )

"">•

H

,a,ha.

i e

]

A

¿''

fiaba del Campo, rielechos, Hinojo, Huevos de Gallo, Ibiraró, Jaboncillo, Jazmín del Uruguay, Junco, Junquillo del Campo, Lagaña de Perro, Lágrimas de la Virgen, Lechera, Lengua de Vaca o Llantén Velludo, LicoPodiaceas, Liga o Pega Pega, Liqúenes, Leandro Gómez, Llameni, Macachín, Macachín Agrio o Vinagrillo, Maeintencillo, Maja'jí, Malva Común, Malva Grande, Malvarrísco, Mandioca, Manzanilla, Manzanilla Bastarda, Manzanilla Real, Marcela Hembra, Marcela Macho, Margarita Colorada, Margarita Morada, Marrubio, Mastuerzo, Matricaria, Mechoacam, Menta Acuática o Yerba Buena Acuática, Menta Salvaje, Mercurial, Mercurio, Mostacilla, Mirto. Musgos, Meloncito del Campo, Machagoni, Molle de Beber, Molle de Incienso, Niño - Dios, NiñuruPá, Oreja de Gato, Ortiga, Paico, Mac^n v Hembra. Paja Brava, Pa'ia Colorada, Paja de Penacho, Paja de Techar. Paja Mansa o Carrizo, Páiaro B"bo, Palán - Palán, Padilla Puraante. Pareira Brava, Parietaria, Parra Silvestre, Pasto Colchón o Pata Je Gallina. Pasto Crespo, Pasto Miel, Peludilla, Perdigúela, Perejil del A gua, Pico de Loro o Pico de Gallo. Pipirí, Poleo, Pucará, Pasimaría Hednnda. Patito, Polígala, Guinoa. Rama Negra, Retama, Revienta Caballo o Putuy, Raíz Colorada o Raíz Charrúa, Rubia. Ruibarbo del CamPo, Rama Picada. Recedá del Campo, Salvia, Salvia del M"nte, Salvia Guazú, Sanauinaria, Sanguinaria del Agua, Sangre de Toro. Santa Rita. Saúco, Siete Sangrías, Siete Sangrías de Bañado, Solidonia Blanca, Solidonia Misionera, Sudorífico o Yuyo del Sudor. Suelda-Consuelda, Sumalagua. Saúco, Salvialora, Tabaco del Monte, Suncho Amargo, Suspiro de la Paisana, Tabaguillo. Talilla. Tarumá o Tarumán, Tasis o Taso, Tavuyá, Tembladerilla, Timbó, Tipichá, Toronjil, Totora. Trébol Com ún. Trébol de Olor, Tripa de Fraile, Tramontana, Tres Mates, Tres Mates Colorado, Uño - Perquen, Uruticú o Urguicú, Verbasco, Verdolaga. Verdolaga India o Yerba de Vidrio, Verónica, Vinagrillo. Viznaga, Yerba Calmante, Yedra Común, Yedra Terrestre, Yerba del Almizcle, Yerba del Bicho, Yerba del Cáncer, Yerba del Charrúa, Yerba

107. Chlmaniro — ("Mllvnjro ohlmachlma" (VlelM). — 108. GavllAn. — ("Clrcus cln^reus' (Vieill ) 109. GavllAn. — ("Cireus B u f f o n r (Gmei.) — 110 ApuUa. — ( Hrernnonetus melanoleucus" (Vieill.). — 111. GavllAn. — ("Buteo ervtlronotus" .lCInR). — 112. Halcón. — ("Rosthramus sodah'lls" (Vieill.). — 13. Halcón blanca. — ( " F l a n u s ieucurus" (Vieill.) — 111. Halcón blanco. — ( " F a b o prreKrlnus anntum' Bp. — lir>. Haleoncito. — ( " O r c h n e l s sparverlus austraiis" (Rlduw ). — 116. Lechuzón — ("Asió flammeus br vlaurLs" (Sclilepol). — 117 Lechuzón. — < "Asió clamator midas'- ( S c h l . ) . — 118. Ñacurutú. — ("Hubo vlrKinianus nacurutu" (Vieill.) — l i o . Ñacurutú. — ("Otus ehollba" ( V H ' I . ) — 120 Coruja. I chuza d« enmpo. — ("Speotyto cunlcularla'- (Mol.). — 121 Lechuza de campanario. — ("Tito alba tuldara" ( G r a y . ) — 122. Lorlto — ("Anodorhynchús ffiaueus (Vieill.) — 123. Lorlto. — ("Aratlnpa aeutlcaudata" (VlelM.) — 124. Lorlto. — ("Arntlnffa leucophMialmas" CP. L . S. Müller). — 125. Loro barranquero. — < "Cyanolyseus pataRonus" (VIM11.) — 120. Cotorra. — ("Mylopsltta monnoba" (Bodd.) — 127. Lorlto. — ("Amazona pretrel" (T.-mm.) — 128. Periquito. — ("Pyrrhura vlttata cbirlpepe" (Vieill ). — 129. Martín Pescador. — ("Streptocery'e «orquata cyanen" (Vieill.) — 130 Martín Pescador. — ("Chloroc ryle nmazonn" (I-astr.) — 131. Martín Pescador. — Chloroceryle americana vlriJis (VlelM.) — 1.12. Dormilón. — ("Podaper narurnda" (Vieill) — 133 Dormilón. — ("Hydropsails forquattis" i f i m . ) — 13-1. Dormilón. — ("Hydropsails furcifer" (Vieill ) — 135. Picaflor. — ("Hylocharis ruflco.'lls" (Vieill.) — 136. Picaflor. — í"Cbi'orostllbon aureoventrls epr'jrlus Helnt") — 137. Picaflor. — ("He'iomast"r furclfer" (Shaw.) — 138. Cuclillo! — ("Tro^onurus surrucura" ( V i e i l l ) — 139. Cuclillo! — ( " P l a y a cayana macroura" (Gambell.) — 110. Pirincho, Urraca. — ("Güira pulra (Gm ) — 141. Carpintero. — ("Soropiex campestrls" (VlellJ.) •— 142. Carpintero. — ("Soroph-x campest roldes'' (Mullí.) — 143 Carpintero. — ("Chloronerpes aurulentus" (Temm.) — 144. Carpintero. — ("ChrysoptIlUR melanolaemus" (Malh.) — 145. ("Leuconerpes candldus" (Otto) — 140. Carpintero. —• ("Trlchoplcus rnctoruno" (Lafr. et Orb.) — 14 7. Carpintero. — ("Dyctroplcus mlxtus" (Bodd.) — 148. Carpintero. — ("Wnlllornls spllotfnstcr" (Wnírl.) — 149. Carpintero. — ("Acapaneus leucopoRon" (Valone). — 150. ("Erlonotus fjlivlKflster" (PeliB). — 151. ("Erlonotus caierulescana'1 (Vieill). — L62. ("Rhopocha

CenfenaT'/o Vpu(¿ucti/o

de la Perdiz. Yerba de la Piedra, Yerba del Pallo. Yerba del Pobre. Yerba de Santa Ana, Yerba de San Juan, Yerba de Santa María, Yerba de San Roberto o de San Ruperto, Yerba Mora, Yerba Mosquera o Yerba Mata Mosca, Yerba Meona, Yerba Pajarera, Yerba Santa Misionera, Yerba del Toro. Yerba Santa. Yerba del Venado, Yerba de Vidrio, Yerba de la Víbora, Yuyo Colorado. Yuca de Comer, Yuyo del Orin, Yuyo del Resfrío, Yerba Carnicera, Yerba de la Golondrina, Zarza Mora etc.

É p o c a c o l o n i a l . E x p l o t a c i ó n y tala de los " monte»"

vírgene»

del

Uruguay -

Las

riquezas

El

en

el

Cabildo de B u e n o s A i r e s y las licencias

las

Únicas

p a r a " h a c e r " leña y c a r b ó n - El primer

estas

capítulo

mencionadas anterior

fértiles

comarcas

conquistadores españoles.

c í a y origen. L a g a n a d e r í a c o m o e/emento

establecerse era

en

menester

Para

territorio

otros

elementos

(

social del medio a m b i e n t e - L a feracidad

n o r

de \&» p i a A e i a »

población indígena c u y a

le Vida q u e los e x i s t e n t e s ,

me-

r e s i s t e n c i a p o r p a r t e de la

c a c i ó n extraordinaria de los ganados cim a r r o n e s - L o s primeros métodos p a r a la

los

este

riano, su influencia en el p r o c e s o histórico natuTa\e» y \a muWipYi-

en

a

g a n a d o introducido al país, su procedende colonización - S a n t o D o m i n g o de So-

eran

Se o f r e c í a n

qtte

P

a r a

cl

Permanente

y

hosti-

extranjero otros

fué

factores

explotación de la riqueza p e c u a r i a • que

hubieran

acción destructora de f a e n e r o , , changa-

t e r c a

™'»°

d o , c , pirata., peuli.ta., mameluco., "va.

''í",

L n

permitido

<lc p r o d u c t o s

<,C' S , , c l ( ?

>'

t,C V a l o r

el

in-

OriunC O m

" "

q u e.r i a. . . .r e. . l e . " , i n d i o , irreductible., . contrabandista», p e r r o , cimarrones, ja' I guares y pumas.

C'a'\ C n S s u m i n i. s t" r a r ' ?l o s 1c"o?l o n iPz a» d" o"rae sn t i , , . , . o d o h a b í a q u e h a c e r l o 1p a r a . , , , e s t a b l e c e r las b a s e s p e r m a n e n tes de una sociedad organizada, e m p e z a n d o p o r l o f u n d a m e n t a l , la r i q u e z a a l i m e n t i c i a q u e s ó l o p o d i a p r o p o r c i o n a r l a el e s f u e r z o c o n s t a n t e d e l h o m b r e e n el c u l t i v o d e l a modesta huerta, def e n d i d a del m a l ó n indio, p o r la empalizada de palo a pique y p o r la vigilancia alerta, c o n el a r m a al b r a z o . Y las tentativas hechas en e s e sentido habían fracasado lamentablemente y sólo pudieron intentarse de n u e v o , y e s t a v e z en forma v i c t o r i o s a , cuando esa gran riqueza alimenticia se h u b o d e s a r r o l l a d o en estas tierras, con la introducción de las primeras cabezas de ganado vacuno y caballar. Y f u é e s t a riqueza que adquiriría con el t r a n s c u r s o d e los anos proporciones gig a n t e s c a s , la q u e estableció las bases def i n i t i v a s del e n g r a n d e cimiento de esta banda v de su prosperidad _ ,

económica; tibie

la

hizo

fundación

fac-

Furmarlu,. rufus ( G m )

(Homero)

de

reducciones, pueblos y ciudades, y provocó m á s tarde, conjuntamente con las incursiones a u d a c e s de f a e n e r o s de B u e n o s A i r e s , de paulistas

res ruficapilus" (Vieill). — 153. Corre-caminos. — ("O^osltta cunleu'nrla (Vieill). 1 r»I. Hornero. — ("Furnarius rufus ( G m . ) " — 155. ("Loclunlas nematura ( L i c b t ) . — 15C. ("Clnclo<les fusous" (VUelll). 157 Junquero. —> ("Phlouocryptes cr.elanops" (Vieill). 158. ("L«'Ptasthcnurn platensis'' Relclunb. — 159. ( •Synnllaxin frontalls" Pclz). — 100. ("S,vnaliaxls rurlcnpllla" (Vieill). 161. ("Synallnxls splx'' ( S e l . ) . — 162. ("Schot'nlophyhix phryiíanophlla" (Vieill). — 163. ("Astl.-n.-s K'rlathvps rocerca" (Berl. et Lcverk. — 164. ("Astl.emes antboldes hudsonl" (Sel.). — 165. Ehpinero Cbinchlvlrrl. — ("Anumblus amimbi" (Vieill.) — 166. ("Tbryolvxus curvlrostrls" (Gould). 167. ("Phacolos. enus striatleollls" (Lafr. «-t O r b ) . ) — 168. Hornero urande. — ("Pseu'ls< , lsura lopbotes" (Relcluirob). — 169. ("Xenleopsla rufosuperclllatUH obs-iKlneus 8 c l . ) — 170. ("Plcolnptes antrustirostris" (Vieill). — 173. ("Drymornls Brldgesl" ( D y t o n ) . — 172. ("Miy ¡otheretes rufiventriH" ( V i e i l l ) . — 173. Ewarchero. — ("Taenloptera cinorea" (Vieill) — 174. ("Tacnloptwra ooronuta" (Vieill). — 175. ("Taenloptera dominicana" (Vieill.) — 176. Viudita. — ("Tavnioptoru Irupero" (VloUl.) — 177. ("Alectrurus tricolor" (VielU.) — 178. ("Alectrurus rlsorlus" (Vieill.) — 179. ("SIxohvkIs lctorophryfl" (Vieill.) 180. ("Kn'polegus cyanirostrlH" (Vieill.) — 181. Pico de plata. — ("Llchenops poraplclllata" ( G m . ) — 1.82. Pica m i t a Margarita. — ("Machetornis rlxosa" (Vieill.). — 183. ( " L e s s o n i a nÍRra" (Bodd.) — 1S4. ("Hemltrlocus dlops*' (Temm.) — 185. ("Hapulocorcua flavl ven tris" (Lafr. et Orb.) — 186. ("Polystietus p.H'toralls mínima" (Gould.) — 187. Tíqul-tíqul PloJIto. — ("Serpophotfa subcrLstaUr' (Vieill) — 18S. ("Serpopha^a níRrb-nns" (Vieill.) — 189. Siete colores. ��� ("Taohuris rubricas!ra' 1 (Vieill.) — 190. ("Elaonla parvlrostrls" Pelz. — 191. ("Rmpl.laiíra sulrirl" (Vieill.) — 192. Bienteveo — ("Pltanffus sulphuratus bollvlanus" ( L a f r . ) . — 193. ("Mlordynastes solltar l u s " (VlelM). — 194. ("Mvlonhobus fascíatus" ( P . L. S. MUII.) — 195. Churrlncho. — ("Pyrocephalus rublneus" (Bodd ). — 11)0, ("Mylnrchus ferox feroolor C a b s . " ) . — 197. Bienteveo real. — ("Tvrannus mclanchoilcus" ( V i e i l l . ) . — 108. Tijereta. — ("Muscívora tyrannus" ( L . ) . — 199. ("Paehyrhampl iih polychropterus notlus Brewstot Bnntrs"). — 200. Sabirt Haoloci. Sablfl l>lanco <«n la frontora brnsUeAa. — ( " P l a nestlous amaiiroclialinus") ( C a b ) 201. Zorzal, SabiA en la frontera brasllorta. — ("Plaiiestleus ruílventrls" (Vieill). — 202. Ratonera. Tacuarlta. — ("Troi?lodytea muHculus bonariae Hollm."). — 203. Calandria. — ("Mlmus modulator" (Gould). —


Jgffifao c/eí G o7eT<r

Ce/zfencrr/o Uruguayo y m a m e l u c o s , de pir a t a s ambiciosos, las luchas s a n g r i e n t a s entre las dos naciones que se disputaban el dominio de e s t a s r e g i o n e s del continente: España y P o r t u g a l . Y dos siglos más t a r d e , cuando se constituy ó en n a c i ó n soberana, f u é e s a m i s m a riqueza introducida, la que estableció los índices elevados de su prosperidad, l a s c i f r a s de su c o m e r cio e x t e r i o r y los f u n d a m e n t o s en que se a p o y a r í a n sus f i n a n z a s , su . e c o n o mía y sus p r o g r e s o s internos, salvándola de u 11 a v e r d a d e r a b a n c a r r o t a y de una crisis p r o f u n d a .

A n t e s de la iniciación de su riqueza pecuaria y no o b s t a n t e el f r a c a s o ^ ]as d ¡ v e r s a s ten_

,,.. .„, . , , Cbrysoptilus crisUtus ( V , « l l ) (Carpintero)

t a t i v a s de los conq u i s t a d o r e s p a r a t o m a r posesión de e s t a s t i e r r a s p o r la violencia de las a r m a s , el U r u g u a y no p e r m a n e c i ó t o t a l m e n t e olvidado, en poder y u s u f r u c t o de la raza indómita que p o b l a r a sus colinas y llanuras. S u h e r m o s a f l o r a indígena, de c u y a f r o n d o s i d a d eran m u e s t r a elocuentes l o s m o n t e s impenetrables de v a r i a d a s especies a r b ó r e a s que o c u l t a b a n las m á r g e n e s de ríos y a r r o y o s y que desde las b a r r a n c a s del U r u g u a y se desbordaban hacia el interior de la v a s t a c o m a r c a , p e r f i l a n d o con nitidez la v a s t a red de su p r i v i l e g i a d o sistema hidrog r á f i c o , a t r a e r í a las i n c u r s i o n e s de los vecinos establecidos en la banda opuesta, al r e f u n d a r s e p o r G a r a y la ciudad de B u e n o s A i r e s en las p o s t r i m e r í a s del s i g l o X V I . S e destinó la B a n d a S e p t e n t r i o n a l del P l a t a , c u v a colonización se v e í a con recelo e g o í s t a y se o b s t a c u lizaba en todo sentido p o r l o s e s p a ñ o l e s e n c a r g a d o s del g o b i e r n o , de la que f u e r a a ñ o s m á s t a r d e capital de la G o b e r n a c i ó n del R í o de )a P l a t a , a la e x p l o t a c i ó n ele sus g r a n d e s m o n t e s maderables, en beneí i c i o e x c l u s i v o de, l o s i n t e r e s e s e c o n ó m i c o s y c o m e r c i a l e s de aquel v e c i n d a r i o . Y g r u p o s n u m e r o s o s de l e ñ a d o r e s , c r u z a n d o en débiles e m b a r c a c i o n e s el U r u g u a y c a u d a l o s o , con el o b j e t o consentido y e s t i m u l a d o de p r o v e e r s e de leña p a r a combustible, del que era e s c a s o el t e r r i t o r i o de B u e n o s A i r e s , m a d e r a s g r u e s a s p a r a c o n s t r u c c i o n e s r ú s t i c a s v elaboraciones de c a r b ó n , e m p e z a r o n una tala despiadada de los m o n t e s de esta B a n d a , abatiendo los m á s c o r p u l e n t o s e j e m p l a res de su v a l i o s a f l o r a indígena, en el a f á n de obtener las m a y o r e s utilidades posibles. L o s p e r m i s o s p a r a esta e x p l o t a c i ó n se o t o r g a b a n p o r las a u t o r i d a d e s de la ciudad que crecía al o t r o lado del rio, las

j.i„ f ' V I m u s t r i u r u s " ( V i e i l l . ) — 205. Azulejo. — ( " P o l l o p t l l a (luml,6 C a r i t o _ ("Anthu., corren,lera" (Vlelli). 207. ( " C o m p a o . «ír/rtivúmp, ( V Í e l l ? ) 208. ( " G e o t M y p I s d c q u l n o c t l n l s c o c l l a t o " ( L a t h . ) _ c _ "Cyclorl.ls ochrocephala" (Tscl.udl) 210. Golondrina. Í "Tachyclneta leucorrhoa '(VIell!.) _ 211. Golondrina. C T w n e clalybea ' Zf^J'<vieill.) 212. Golondrina. _ ( " P R O G N E .'"renta Bah-d ) _ 213 m e d i c a " (Vieill. 1 iondrlna. — ("Phneoprogne tapera ,

,

Wjí»«t

- rjSyeall 8

neera"-'r'SplñusV.¿r'coV',L,;ht.) 230. t , c l, e l n'!¿ S c L " t) _ - -">.11 ( " B r a c h y s p_í z a 2 3c3a.p e nS si ei st e P ¡ ^ 8 Ch hl innae o ^ l 8o .i s . . < ? ( K 1 t t U _

fTMfr

et

Orb.)

— -

234. ~ •

Chlngolo de tierra. '"Emibernagra

( 'Amnivetrni» xoiuariu.w • « v i « * i u s . — • . »fl-i„l,vi rr..,]. (Gm.) 243. ( " M o l o t h r u s b r e v l r o s f r l s " í D ' O r b e t U t f r . ) — 244• M M e o . T o r d o mulato. — < "Malothrus b a d l u s " < V l e l l i . ) — 245. Alférez. — < rhrlfiK-arpuB" ( V i g . ) _ 246. ( " A g e l a l u s f l a v u s " ( G m . ) — 247 Awta -uflcaplllus" íVlelli.> _ 248. P e c h o c o l o r a d o c h i c o . — t i v i S n » r í a " í B p . ) — 219. P e c h o a m a r i l l o . D r a g a n . — ( " P s e u d o l e l s t e e v l r e s w n s « vlelli) — 2 5 0 . Perli-ral. — ( " A m b l v r h o m p h u s pl o l o s e r l c e u s ' ' ( S t o p . ) — 2 5 1 . I ; 0 < Vl®. r a i ' o — r - T r u p l a l l » D e f l l l p p l " Í B p . ) . — 2 5 2 . í " X a n t h o r n u s p y r r í opterua • (Vlelli.). 2 5 3 . C h a r r ú a . — ( " G n o r l m o n s i r c h o p l " ( V - M l l . ) — 2Ó4. U r r a c a . — (CVSLTIOe o r a x chrvsopB- ( V l e l l i . ) — 255. U r r a c a . — ( " C y a n o c o r a x dvanomelnw" (Vlelli.) A N F I B I O S . — 1. V í v o r a ríe 2 c a b e z a * . — O h t K o n e r p e t o n I n d l s t l n e t u m ( R . L . ) P , o f . — 2. S a p l t o . — P b r y n i s c u s n l c r l c a n s W l e g m . — 3. S a p l t o . — Atelopus stelznerl ( W e y e n b . ) B l c r . — 4 . E s c u e r z o . — C e r a t o p h r y s a m e r i c a n a ( D . B . ) Blfrr. 5. E n g y s t o m a ovalo (Schneld.) F i t z . — 6. R a n a . — P s e u d l s mantldactyla (Cope) BIkt. — 7. R a n a . — P s e u d l s m i n u t a G t h r . — 8. R a n a . — P a l u d l c o l a s i g n í f e r a ( G l r . ) B l g r . — 9. R a n a . — P a l u d l c o l a d a r w l n l ( B e l l ) 10. R a n a . —

que m i r a b a n e s t a s t i e r r a s solamente desde el punto de vista de la utilidad que de ellas podían obtener para enriquecimiento de sus pobladores E l hacha del leñador, p o r m á s de un s i g l o y medio, realizó su o b r a d e s t r u c t o r a , intensificada a medida que lo requerían las necesidades de B u e n o s A i r e s , c u y a población crecía incesantemente, g o zando de toda suerte de privilegios, en desmedro de una riqueza que hubiera constituido un valioso patrimonio para esta nacionalidad. L a s t r i b u s indígenas no interrumpieron con actitudes a g r e s i v a s la obra de d e s t r u c c i ó n sistemática realizada p o r l o s l e ñ a d o r e s y , m á s bien, e n t r a n d o en t r a t o con estos se f a m i l i a r i z a r o n con las c o s t u m b r e s , h á b i t o s y v e n t a j a s de la civilización europea, c o m o ocurrió con los indios chanás, circunstancias estas que m á s tarde serían aprovechadas p o r los f r a i l e s misioneros para el establecimiento en este t e r r i t o r i o de las p r i m e r a s reducciones, núcleos iniciales de la colonización definitiva de la B a n d a Oriental. F u é H e r n a n d o A r i a s de S a a v e d r a , G o b e r n a d o r del P a r a g u a y y o r i u n d o de aquel país del trópico, el que, recorriendo^ estas fértiles c o m a r c a s , en las que había g u e r r e a d o sañudamente a ñ o s anteriores con su población indígena, teniendo la visión e x a c t a de su enorme p o r v e n i r g a n a d e r o , dispuso, a principios del siglo X V I I , que de las p r a d e r a s a r g e n t i n a s f u e r a n t r a n s p o r t a d a s a esta B a n d a cien animales v a c u n o s y dos manadas de y e g u a s "poniendo para ello en práctica las almadias que para semejante ejercicio se habían usado por G a r a y para S a n t a F é de la V e r a C r u z v p a r a S a n J u a n de la V e r a de las Siete C o r r i e n t e s . L a s h a n g a d a s salieron de Z á r a t e dirigidas p o r el p a r a g u a y o A n t o n i o Salinas, y siguiendo la n a v e g a c i ó n de descenso del Delta del P a r a n á inferior, llegaron a la boca del G u a z ú o sean cabeceras del R í o de la P l a t a , que forman áng u l o y seno inmenso con 1 a s Puntas G o r d a s , con M a r t í n Chico y M a r t í n García, de donde f u e r a n arrastradas p o r las remolineadoras c o r r i e n t e s de bifurcación del U r u g u a y , hasta barar en l o s reFurnarius tuíus (Gin) (Hornero y su nido) m a n s o s que precipitan y f o r m a n los a r r o y o s de L a s V í b o r a s y S a n t o D o m i n g o , arrullados p o r la I s l a de S o l í s , en la b o c a de un a r r o y o que desde entonces había de l l a m a r s e y se llama h o y de las V a c a s , correspondiendo providencialm e n t e su zona a una de las m á s p a s t u r a d a s y m á s ricas de todo este territorio", ( i ) . (1)

Domingo Ordoñana. —

"Conferencias Sociales y

Económicas'1

Paludlcola falclpes (Hens.) B l g r . — 11. R a n n . — Pwludlcola fuscomaculata í S t e l n d . ) B l g r . — 1 2 . R a n a . — L e p t o d a c t y l u s /prognathus B l g r . — 1 3 . R a n a . L e p t o d a o t y . l u s o c e f l a t u s ( L . ) Gir. — 14. R a n a . — L e p t o d a c t y l u s c a l l g i n o s u s G l r . — l ó . R a n a . — L e p t o d a c t y l u s m y s t a c i n u s ( B u r m . ( B l g r . — 16. R a n a — L e p t o d a c t v l u s g r a c i l l s ( D . B . ) . E s p a d a . — 17 R a n a . L i m m o m e d u s a m a c r o g l o s s a ( D . B . ) C o p e . — 18. S a p o . — B u f o a r e n a r u m I P n s . — 19. S a p o . — B u f o m a r i n u s (L.) SolieId. — 20. S a p o . — B u f o dorbigyl. ( D . B . ) . — 21. R a n a de z a r z a l . — Hyla r a d d i a n a F i t z . — i22. R a n a d e z a r z a l . — H y l a r u b r a D a u i t . R E P T I L E S . — 1. G l a u c o n l a a l b l f r o n s ( W a g l . ) B l g r . — 2. C u l e b r a . — Elap o m o r p h u s l e m n f s c a t u s D . B . — 3. C u l e b r a . — E J a p o m o r p h u s t r i c o l o r D . B . — 4. C u l e b r a ( d e v i e n t r e r o j o ) . — L v s t r o p l i i s d o r b l g n y l ( D . B . ) C o p ? . — 5 . C u l e b r a . — R a d l n a e a a n ó m a l a ( G t h r . ) B l g r . — 6. C u l e b r a . — R h a d l n a e a f u s c a (Cope) B l g r . — 7. C u l e b r a . — R h a d l n a e a j a e g e r l (Gthr.) B l g r . — 8. C u l e b r a . — Rhad l n a e . i o b t u s a ( C o p e ) — 9. C u l e b r a . — R h a d l n a e a o c c i p i t a l l s J a n . — 1 0 . C u l e b r a . — R h a d l n a e a poecllopogon ( C o p e ) . — 11. C u l e b r a . C o n t l a aítasslzi J a n . — 12. C u l e b r a . — L l o p h l s a l m a d e n s i s ( W a g l . ) Cope. — 13. C u l e b r a . — L i o p h i s m e r e m í i ( W l e d . ) W a g l . — 14 . C u l e b r a . — L i o p l i l s t y p h l u s ( L . ) J a n . — 1 5 . C u l e b r a . — Llophls poecllogyrus ( W l e d . ) J a n . — 16. C u l e b r a . — T o m o d o n o c e l l a t u s D. B . — 1 7 . C u l e b r a . — P t b y o s p a n t h e r l n u s ( D a u d . ) B l g r . — 18. C u l e b r a . — H e l l c o p s l e o p a r d l n u s D. B . — 19. C u l e b r a . — P h y l o d r y a s d e s t i v u s ( S c h l e g . ) G t h r . — 20. Cul e b r a . — P h y l o d r y a s olfersl ( L i c h t . ) — G t h r . — 21. C u l e b r a . — P h y l o d r y a s s c h o t t l ( S c h l e g . ) G t h r . — 22 C u l e b r a . — P h v l o d r i a s p s a m m o p h i d e u s G t h r . — 2:;. C u l e b r a . — O x y r h o p u s c l o e l l a D a u d . — 24. C u l e b r a . — O x y r h o p u s r u s t l c u s Cope. — 25. C u l e b r a " f a l s a c o r a l " . — Ox/vrhopus r h o m b l i f e r D . B . — 2 6 . C u l e b r a . — O x y r h o p u s t r l g e m l n u s D . B . — 2 7 . C u l e b r a . — O x y r h o p u s m a c i í l a t u s B l g r . — 28. <Cule*bru. — T h a m n o d v n n s t e s n a t t e r e r l ( M l k a n ) O t h r . — 29. V í v o r a de c o r a l . — E ! « p s coral l l n u s ( L . ) W l e d . — 3 0 . V í b o r a d e c o r a l . — E l a p s m a r c g r a v l ^ led. — 3 1 . V í b o r a de coral. — E l a p s f r o n t a l l s J>. B . — :J2. — V í b o i - a d e c a s c a b e l . — C r o t a l u s t e r r l f l e u s ( L a u r . ) C o p e . — 3 3 . V í b o r a d e la c r u z . — L a o s h e s l s a l t c r n a t u s ( D . B.) B l g r . — 3 4 . V í b o r a d e la c r u z . — L a c h e s i s n e u v i e d i ( W a g l . ) B l g r . — 3o. L a gartija. — Saccodelra azurea (Mílller) Blgr. — 3S. Ophiodes s t r i a t u s (,Splx.) Brgl. — 39. O p h i o d e s v e r t e b r a l i s B o c o u r t . — 4 0 . Y a c a r é . — C a l m a n latlrostrls ( D a u d . ) B l g r . — 4 1 . I g u a n a . — T i r p l n a n i b l s t ? g u l x l n ( L . ) B l g r . — 42 Lagartija. T e í u s t e y o u ( D a u d . ) Fitz. — 43. L a g a r t i j a . — P a n t o d a c t . v l u s s c h r e l b e r s l (Wlegm.) B l g r . — 44. V í b o r a d e 2 rahezas. — A m p h l s b e i e n a d a r w l n l D . B . — 4 5 . V í b o r a d e 2 c a b e z a s . — L e p l d o s t e r n o r o p h o c a e n a D. B . — 40. L a g a r t i j a . — C n e m l d o p h o r u s l a c e r t o l d e s D. B . — 17. L a g a r t i j a . — A n o p s k i n g l B e l l . — 4 8 . L a g a r t i j a . — .Mab u l a d o r s l v l t t a t a Cope. — 49. T o r t u g a . — T e s t u d o a r g e n t i n a S e l . _ 50. T o r t u g a . _ H y d r o m e d u s a t e c t l f e r a C o p e . — 5 1 . T o r t u g a — H y d r a s p i s h l l a r l >(©. B . ) G r a y — 52. T o r t u g a . — Thalassoohelys oorticata (Rond.) Glr. — o¿. l\>rtuga. — Clemmys dorblgnyl (D. B . ) Strauch.


prnBr_ O del

c/cf

Cenfenarvo

L a ganadería en el U r u g u a y había nacido y su origen es netaA i r e s , para que F r a y B e r n a r d o de Guzmán se hiciera a la vela en el mente hispano, no teniendo nada que ver con las ocho vacas y un queche "Chañó Aranzazu , rumbo a la que y a se empezaba a l l a m a r toro que, según afirman los historiadores, llevó Pedro Goes por Banda Oriental. Después de recorrer diversos puntos de la costa del mandato de su amo, el rico paulista P e d r o Gaete, desde la Capitanía U r u g u a y , donde se notaba la presencia de elementos indígenas, anP o r t u g u e s a de Santo A m a r o , y más tarde S a n Vicente, hasta el P a r a cló la débil embarcación en 1111 puerto de la boca del Y a g u a r ! , estag u a y , donde se multiplicaron. bleciéndose en ese paraje la primera población civilizada y en la cual L a s condiciones de estas comarcas f u e r o n favorable al desarrollo hay que buscar los orígenes de nuestra nacionalidad. M á s tarde, por inaudito de aquel pequeño semenrequerirlo su progreso, su desatal de bovinos y y e g u a r i z o s , rrollo y el número de sus poblapues pocos años después el g a dores, en 1707, esa primitiva ponado cimarrón, en plena libertad, blación f u é trasladada al punto sin obstáculos natuiales que deen que actualmente se encuentra tuvieran sus correrías, sin anchuel pueblo de S a n t o Domingo de rosas corrientes fluviales que inSoriano. terceptaran su tránsito, con una F o r m a b a n parte de esta mialimentación super - abundante a sión colonizadora los padres V i base de gramillares j u g o s o s y con llavicencio y A l d a o y los indiviadmirables montes de a b r i g o en duos J u a n C h a m o r r o . J o s é A l los que ocultarse y guarecerse de bornoz, P a b l o P i z a r r o , Miguel jaguares, pumas e indios, andaba Oyóla y un indio querandí de en tropillas numerosas, cambiannombre F r a n c i s c o J a r a . do los hábitos de vida de los inA la fundación ele S a n t o Dodígenas y despertando la codicia mingo de S o r i a n o siguió la rede faeneros y piratas. Vecinos de ducción de Aldao. en la actual B u e n o s Aires, conociendo la ferjurisdicción del Rin^Sn de A r r o tilidad de estas comarcas, que y a yo, la de V í b o r a s y l a del llamaexplotaban en su riqueza madedo Espinillo. en las m á r g e n e s del rable, su aislamiento y su soledad, a r r o y o del mismo nombre. L o s cruzaron el U r u g u a y conduciendo Punta de Ballena, en las costas de 1 departamento de Maldonado, primeros habitantes de estas renuevas tropas de ganado que, próxima a la desembocadura del Río de la Plata ducciones f u e r o n indígenas que a g r e g a d a s a las existentes, multien el t r a t o frecuente con los leplicarían en c i f r a s millonadas la riqueza pecuaria de esta Banda, ñadores habían abandonado su prevención contra los e x t r a n j e r o s . riqueza que no conoció, por casi más de un siglo, legitimo dueño y P e r o como esa población indígena f u e r a poco numerosa para el desaestableció el fundamento de nuestro proceso histórico - social y dió rrollo de las reducciones, sus fundadores procuraron la inmigración origen a la m a y o r parte de los caracteres que asumió más tarde la de familias y hombres libres del P a r a g u a y , a fin de a u m e n t a r la posociedad hispano - criolla. blación civil "esparciéndola ruralmente por los campos inmediatos, " L a ganadería — como bien lo dice un escritor — v a a producir cuyas taperas y solitarios ombúes señalan nombres de procedencia la estancia, el gaucho, la montonera, el caudillo. Otros factores han p a r a g u a y a , como S o s a . Cavaña, Billoldo, Candao, T.ara. Cabral, R i v e de intervenir, desde luego, en la producción de tales f e n ó m e n o s ; ro. A v i l a . B a r r i o s , Saavedra, A v a l a , S a y a s , L c z c a n o , Padin, G u i m e r á , pero el primero, el básico, es la ganadería, puesto que ella es el eleetc.". M á s tarde, a los núcleos urbanos en pleno desarrollo progresismento vital que el territorio ofrece a la población y su riqueza ta. se a g r e g a n muchos elementos hispanos, motivando este hecho la comercial, determinando así el género de vida y las relaciones entre "organización de juzgados o de justicia con los L e a n d r o de L e d e s m a . los miembros de aquel agregado. A l cubrirse de ganados cimarrones en el Espinillo, con los H e r m o s a , los Illescas y los A r e n a s , en Aldao el suelo de esta región deshabitada, el ganado se torna una condición y las Víboras, y con los B r i t o s , los Gadea. y los Salado, para el Cabilnatural, g e o g r á f i c a , de la región, inherente a ella, a la cual han de do de Soriano, figurando después, entre las agrupaciones graduales, adaptarse los colonizadores. Sin el g a n a d o la colonización en el los nombres de los Escalada, P a g é s , Grané, E s p i n o s a , Galarza, P i e g a s U r u g u a y se vería reducida por l a r g o tiempo a una área exigua, y otros muchos apellidos que siguen luciendo y honrando esta naciopróxima a los puntos de embarque, debiendo vivir del cultivo a g r í nalidad, lo mismo en el campo que en la ciudad". Son colonias g a n a cola. por no o f r e c e r el país nada de si. D a d o lo escaso de la inmideras más que agrícolas, llegando los ganados cimarrones a los palo gración y la adversidad de condiciones económicas, es de inferir a pique que resguardaban los limitados e indispensables cultivos tle que nuestra colonización hubiera permanecido indefinidamente en cereales v huerta, proporcionando a sus pobladores el alimento fácil estado de pequeños núcleos costeros, mientras el país seguiría en su y obtenido sin esfuerzo, V una renta setrura por el acopio de cueros. interior, desconocido e inhóspito, en poder de las tribus salvajes. L o que no pudieron obtener J u a n Diaz de Solís, primero, y más T o d a colonización requiere para su desarrollo una fuente de riqueza tarde Gaboto M a r t í n e z de Irala y J u a n Ortiz de Z a r a t e , con sus e x natural que no sólo garantice la vida, sino que ofrezca perspectivas pediciones militares, de establecerse sólidamente en estos territorios de explotación comercial. L a agricultura no puede ser esa fuente, en más de medio siglo, lo obtenía la ganadería en apenas tres lustros, aún contando con la feracidad extraordinaria del suelo, a menos que brindando abundancia de carne a las reducciones indígenas y m á s t a r grandes m a s a s inmigren, f o r m a n d o desde el principio una asociación de cueros y g r a s a a los faeneros y audaces changadores. L o s animales n u m e r o s a ; esto último — unido a la libertad de comercio, que no cimarrones, vacunos y yeguarizos, creaban la riqueza útil que este existía en las Indias del Monopolio — es lo que ocurrió en la América territorio necesitaba para su civilización y conquista. del Norte. E l Uruguay carece de esa fuente de recursos vitales y económicos en el momento de la conquista L a Iva riqueza g a n a d e r a se desarrollamultiplicación del ganado viene a ser ba entre tanto prodigiosamente en esta esa fuente. E l U r u g u a y debia, pues, B a n d a : los animales trotaban en troforzosamente, ser un país ganadero y, pillas numerosas de uno a otro confín por tanto, su sociedad habría de asumir del territorio, hasta el punto de ser los caracteres propios del país ganamenester ahuyentar las haciendas de dero. L a s dos manadas de y e g u a s y los caminos, según lo relatan las cróvacas traídas por Hernandarias, son, nicas de la época, para poder transitar pues, el principio de nuestro proceso por ellos. S11 v a l o r era así mismo tan histórico", ( i ) . insignificante, como consecuencia de su abundancia, que en 1700 un toro v a lia dos reales, un caballo un real y una Diez y siete años más tarde de y e g u a la mitad de este precio. I . a c a r tener l u g a r el acontecimiento de la ne no tenia ningún v a l o r y sólo servia t r a n s f o r m a c i ó n g a n a d e r a de nuestra para alimentar j a g u a r e s y pumas, c u y a campiña, dos frailes misioneros, que multiplicación era temible, c o m o así recorrían parte de los actuales deparmismo águilas, buitres, c u e r v o s , c a r a n Vista parcial del Cerro de Pan de Azúcar, en la reglón tamentos de Colonia y Soriano, en de Pirlápolis, departamento de Maldonado chos y otros animales de presa. E l cuemisión evangelizadora, aprecian sus ro llegó a venderse a $ 0 . 8 0 de nuestra condiciones favorables para establecer, aún en f o r m a de modestas moneda actual y se empleaba en multitud de u s o s d o m é s t i c o s . I,a troreducciones, en esta margen del U r u g u a y , los principios de una colopilla menor de caballos reunía diez mil animales y los t o r o s y las v a nización estable. Ocurría esto en 1620, fecha en la cual los referidos cas pertenecían al primero que se t o m a s e el t r a b a j o de m a t a r l o s Al frailes obtuvieron la autorización del caso del Gobernador de B u e n o s fundarse la ciudad de Montevideo, poco m á s de 1111 s i g l o y c u a r t o después de haberse introducido el primer g a n a d o en el pais, se calculaba en 2 5 . 0 0 0 . 0 0 0 la existencia de las cabezas de animales en las f!) AJIbítpto Z u m F e l i l e — " P r o c e s o N s t ó r t c o del U r u g u a y — Msquema d o ima Sociología Nacional", comarcas comprendidas entre el U r u g u a y y la f r o n t e r a de Castillos.


esta B a n d a , concediendo licencias y p r e r r o g a t i v a s a leñadores y c a r E l capitán J u a n de S a n M a r t i n i n f o r m a b a al Cabildo de B u e n o s A i r e s , b o n e r o s , se disponen a h o r a a s a c a r el m e j o r partido de estas riqueza el 25 de m a y o de 1 7 2 2 , que en a ñ o s a n t e r i o r e s , en quinientos kilómeque se le o f r e c e c e r c a n a , para a u m e n t a r el v o l u m e n de su comercio t r o s recorridos en la B a n d a O r i e n t a l , h a b í a v i s t o 4 . 0 0 0 . 0 0 0 de v a c a s , con la metrópoli, realizando pingües beneficios p a r a la f o r t u n a priencontrando c u a t r o c i e n t a s mil o s a m e n t a s s e m b r a d a s p o r los c a m p o s v a d a de su vecindario. Y los faeneros, m u c h o s de los cuales habían y m u c h o s c u e r o s de los a n i m a l e s s a c r i f i c a d o s p o r los indios, p o r t u iniciado p o r su cuenta la explotación de este n u e v o y l u c r a t i v o n e g o g u e s e s , paulistas, m a m e l u c o s y l o s p i r a t a s e x t r a n j e r o s que, al a m p a r o cio g a n a d e r o , obtuvieron licendel abandono en que p e r m a n e c í a cias en f o r m a , del Cabildo de este t e r r i t o r i o , d e s e m b a r c a n d o en Buenos Aires para trasladarse a las desoladas c o s t a s de M a l d o n a esta orilla y e n t r e g a r s e a la f a e do y R o c h a , dedicaban sus a c t i v i na de la m a t a n z a de animales. dades a l a r e d i t u a t i v a e x p l o t a S e le exijía, como único tributo, ción de la i n d u s t r i a del corambre. la e n t r e g a al f i s c o de la t e r c e r a E l m i s m o c a p i t á n que tales c o s a s parte de lo que obtuvieran en su i n f o r m a b a , p o r o r d e n del Cabildo t r a b a j o . E n cada permiso o licende B u e n o s A i r e s , había r e c o g i d o cia se dejaba constancia del núen una expedición a n t e r i o r 50.000 m e r o de a n i m a l e s que cada faenec a b e z a s de g a n a d o . A z a r a , quien ro podía s a c r i f i c a r , pero c o m o no r e c o r r i ó d e t e n i d a m e n t e e s t o s paíse ejercía ningún c o n t r a l o r e f i ses, escribiendo p á g i n a s i n t e r e s a n caz al respecto, ni había medios tes s o b r e s u s condiciones, decia. de poderlo ejercer, las cantidades con r e s p e c t o a la a b u n d a n c i a y autorizadas se sobrepasaban con calidad de los g a n a d o s que poblacreces, en detrimento por cierto ban e s t a B a n d a , l o s i g u i e n t e : " N o de la riqueza pecuaria de este tese halla en el P a r a g u a y g a n a d o rritorio y de las a r c a s f i s c a l e s a l z a d o o sin dueño, c o m o sucede del Cabildo de B u e n o s A i r e s . en M o n t e v i d e o y en los pueblos Cada expedición que se conocía m á s al s u r del U r u g u a y , donde por el n o m b r e del faenero que h a y m u c h o ; d i c h o s pueblos y el Aspecto desde el R í o de la P l a t a del Cerro del T e r o que 6e levanta había obtenido la licencia y que, d i s t r i t o de C o r r i e n t e s , son los m á s en Píríápolís, departamento de Maldonado a su vez, t r a s m i t í a su denominaa b u n d a n t e s c r i a d o r e s de l o s c o n ción al p a r a j e donde sentaba c a m p a m e n t o , se c o m p o n í a de 1111 capataz tenidos en mis c a r t a s , p o r q u e tienen m á s c a m p o en p r o p o r c i ó n a la y de 30 a 40 peones, reclutados entre los elementos de m á s baja ralea g e n t e . S e a d v i e r t e que el g a n a d o de estos pueblos tiene el color que y de peores antecedentes, y a que se requería p a r a esta suerte de f a e l l a m a n o s e o ; y es un r o j i z o que d e g e n e r a en n e g r o en las p a r t e s innas v a l o r t e m e r a r i o , espíritu de a v e n t u r a y desprecio absoluto a la f e r i o r e s " . E n c u a n t o a su p r e c o c i d a d y d e s a r r o l l o , el m i s m o a u t o r vida que a cada instante se exponía f r e n t e a los animales ariscos y se e x p r e s a b a a s í : " Y o t e n g o los t o r o s de M o n t e v i d e o p o r l o s m a y o r e s salvajes. E11 pequeñas embarcaciones cruzaban el U r u g u a y , desemdel m u n d o : s u s c u e r o s bajan r a r a v e z de 3 5 libras, a l g u n o s l l e g a n a barcaban en un l u g a r aparente de su costa en esta m a r g e n y a la v e r a 80, y las v a c a s p a r e n a los dos a ñ o s . E n el P a r a g u a y son m e n o r e s , de 1111 a r r o y o caudaloso alzaban c a m p a m e n t o o construían rancheríos p e s a n de 20 a 2 5 libras, y las v a c a s paren a los t r e s a ñ o s , de m o d o que de t e r r ó n y t e c h o de p a j a y o r g a n i z a b a n los p r e p a r a t i v o s p a r a la m a p o d e m o s d a r p o r s e n t a d o que los g a n a d o s van a u m e n t a n d o desde tanza. P e r f e c t a m e n t e a r m a d o s y bien m o n t a d o s , a los elementos heaquí a B u e n o s A i r e s , sin que p o r ello se entienda que los p a r a g u a y o s t e r o g é n e o s de esas expediciones, fácil les era d e f e n d e r s e de las c u a son p e q u e ñ o s , p o r q u e son m á s que m e d i a n o s " . I g u a l juicio f a v o r a b l e drillas sueltas de indios que m e r o d e a b a n por los alrededores, repeler le m e r e c í a a A z a r a n u e s t r a r a z a equina, de la que así se e x p r e s a b a : sus m a l o n e s , hacer f r e n t e a los n u m e r o s o s j a g u a r e s y p u m a s que " L a e x p e r i e n c i a de t a n t o s v i a j e s me ha hecho c o n c e p t u a r que los caatisbaban su presa, o a h u y e n t a r las m a n a d a s de p e r r o s c i m a r r o n e s ballos p a r a g u a y o s tienen m e n o s v i g o r que los c o r r e n t i n o s y misioque se habían multiplicado e x t r a o r d i n a r i a m e n t e en esta c o m a r c a . L a n e r o s , y e s t o s m e n o s que los m o n t e v i d e a n o s " . R e l a t i v o a la abundanm a t a n z a se e f e c t u a b a en m a n g u e r a s constituicia de g a n a d o s e x i s t e n t e s en e s t a s tierras, lié das p o r las m á r g e n e s de un c u r s o de a g u a imaquí o t r a relación de aquella é p o c a : " E n los portante, a fin de que el g a n a d o acosado p o r c a m p o s de las P a m p a s de B u e n o s A i r e s , de l o s peones 11o pudiera huir tierra adentro. E n Montevideo V Maldonado, hay muchos cabaellas se e n c e r r a b a n las t r o p a s a r r e a d a s desde llos y y e g u a d a s s i l v e s t r e s que l l a m a n c i m a r r o g r a n d e s distancias, y los m á s e x p e r t o s , m o n t a nes, b a g u a l e s o a l z a d o s ; v a n en t r o p a s tan dos a caballo, en rápida c a r r e r a , iban d e s b a r r e g r a n d e s , que a v e c e s la vista no a l c a n z a al fin tando a l o s animales que e n c o n t r a b a n a su paso, de u n a . N a d i e hace c a s o de ellas, p o r q u e sobran valiéndose p a r a esta operación p e l i g r o s a , de los m a n s o s . C u a n d o se v i a j a p o r donde h a y esune especie de cuchilla de a c e r o bien templada, t o s g a n a d o s , es p r e c i s o r o d e a r la caballada en f o r m a de media luna, enastada en una a s t a m a n s a , p o r q u e la c i m a r r o n a desde m u y lejos o t a c u a r a recia, de dos y medio a tres y medio enviste al g a l o p e a las m a n s a s , las e s p a n t a y m e t r o s de l a r g o . D e t r á s de e s t o s iban al r a t o se la i n c o r p o r a , l l e v á n d o s e l a p a r a s i e m p r e " . o t r o s peones acodillando las m i s m a s reses que encontraban tendidas por los primeros, dándo" N o h a y e s t a s b a g u a l a d a s en el P a r a g u a y , les m u e r t e con un chuzo l a r g o y delgado, a m a y en C o r r i e n t e s h a y p o c a s . E s t o s b a g u a l e s alnera de d a g a , puesto también en su asta, t r a zados son la c o m i d a m á s s a b r o s a de los b á r b a tando de o f e n d e r lo mínimo el cuero. T e r m i n a ros p a m p a s , que ¡a p r e f i e r e n al g a n a d o v a c u n o . da la m a t a n z a , o antes, se e m p e z a b a a desollar P a r a a g a i r a r los caballos, lo h a c e n p o r boleaa los animales caídos, y los c u e r o s se estaquead o r a s o p o r el lazo, en c u y o m a n e j o son m u y ban allí m i s m o p a r a que se secaran y poderse d i e s t r o s " . R e f i r i é n d o s e a los c a b a l l o s m a n s o s , después g u a r d a r con facilidad, sin t e m o r a la dice la m i s m a i n f o r m a c i ó n : " L a talla y e l e g a n polilla, en los g r a n d e s a l m a c e n e s improvisados cia en la f i g u r a y la v i v e z a en l o s m o v i m i e n t o s , al respecto con t r o n c o s de árboles y r a m a j e . es m u y i n f e r i o r a la de los andaluces. N o debe e x t r a ñ a r s e e s t o , p o r q u e aquí 11o se tiene el m e " L o s g r a n d e s rodeos de t o r o — dice don nor cuidado en la elección de los p a d r e s , ni se D o m i n g o O r d o ñ a n a — que, por sus condiciones da a los c a b a l l o s m á s a l i m e n t o que los que pide m a r r a j o s , vivían a p a r t a d o s de los rodeos de llan en los c a m p o s , y j a m á s c u b i e r t a a l g u n a . vacas, eran t r a t a d o s del modo s i g u i e n t e : diez T o d a s las c r ó n i c a s e i n f o r m a c i o n e s coino doce h o m b r e s en dos g r u p o s se dirigían haciden en el r e c o n o c i m i e n t o del d e s a r r o l l o f a cia 1111 t r o z o de t o r o s : se f o r m a b a a la c a r r e r a buloso alcanzado p o r la g a n a d e r í a en e s t e teuna e x t e n s a calle, y dos diestros, a r m a d o s de rritorio, riqueza en p r o g r e s i v o a u m e n t o , p u e s medias lunas enastadas, iban en el centro deslas p a r e j a s procrean al aire l i b r e , al a z a r , sin g a r i t a n d o en una pierna, consistiendo el secresujeción a n o r m a s de selección ni c r u z a m i e n t o , E l Gaucho. — Escultura en yeso de J u a n to en c o r t a r el tención de A q u i l a s de un g o l p e , que nadie podía imponer en la e x t e n s i ó n sin M . Blanes, existente en el Museo Histórico saliendo p o r la parte opuesta p a r a e v i t a r la r á b a r r e r a s de las g r a n d e s p r a d e r a s n a t u r a l e s Nacional pida vuelta del animal. E11 a l g u n o s c a s o s el donde pastaban. changador perdía la vida en los cuernos del t o r o , porque 11o supo L a f a m a de estas riqueza no t a r d a en e x t e n d e r s e b a s t a las r e g i o a p a r t a r el caballo con tino y habilidad al dar el c o r t e " . nes l i m í t r o f e s y llega a conocimiento de los p i r a t a s que i n f e c t a n esV é a s e c ó m o describe A z a r a , en una de sus m e m o r i a s , el proceditos m a r e s . S u explotación se inicia sin m é t o d o , p o r la g e n t e de mal m i e n t o utilizado en las corambres. vivir llegada de todas partes, s a c r i f i c á n d o s e m á s de lo que se a p r o v e " S e j u n t a una cuadrilla de g e n t e , p o r lo c o m ú n perdida, facinecha. L a s autoridades de B u e n o s A i r e s que, con a n t e r i o r i d a d habían r o s a , sin ley ni r e y , y va donde h a y g a n a d o s . Cuando halla una t r o p a o r g a n i z a d o la explotación de la riqueza m a d e r a b l e de l o s m o n t e s de


O

o punta de ella, se forman en semicírculo, los de los costados van reuniendo el ganado y los que van en el centro llevan un palo l a r g o con una media luna bien afilada, con la que desgarretan todas las reses sin detenerse, basta que acaban con las que hay o las que tienen por necesarias. Entonces vuelven por el mismo camino y el que d e s g a r r e tó, armado de una chuza penetra con ella en la entraña de cada res para matarla, y los demás le quitan el cuero para estirarlo con e s t a c a s " . Sacado el cuero al animal y algún sebo y gorduras, la carne, después de aprovechar cada peón o c h a n g a d o r la parte que era más de su a g r a d o , se dejaba abandonada en el mismo paraje del desuello, para alimento de águilas, cuervos, caranchos, chimangos, perros cimarrones, pumas y jaguares, que olfateando el olor de la carniza fresca, acudían en tropel a saborear el festín abundante que se les ofrecía por muchos dias y semanas. Al griterío de los faenadores en la ruda actividad de su trabajo y al mujido de vacas y t o r o s y relincho de los caballos desgarretados, seguía después el graznido de las a v e s de rapiña, cerniéndose en lo alto del cielo, el ladrido de los perros salvajes de pelo erizado y el rujido de los j a g u a r e s y pumas, disputando sus presas f a v o r i t a s . Cuando la corambre, que así se denominó esta industria, se daba por terminada, se procedía a l e v a n t a r el campamento improvisado, se embarcaba en grandes chatas el producto de la faena y la expedición volvía a B u e n o s Aires a negociarla. N u e s t r o pais conserva aún en su terminología g e o g r á f i c a los nombres de C u f r é , Benitez, N a r vaez, Ustillán, Pando, Polanco. N a v a r r o , Don Carlos, Bernardo, J o s é Ignacio, Arenal. San Martín, L u i s Pereira, J u a n González, Pavón Maldonado, Rocha, Chafalote, Illescas, Escudero, entre otros muchos provenientes de los nombres de los faene ros que en esos parajes ejercieron la industria del corambre.

ÍÍSPO

c/ef

c f e / V —

CenfendT'/o U r u g u a y o

misioneros se llevaron procedentes de esta zona hácia las tierras que ocupaban más allá del Ibicuí, 261.000 cabezas de ganado. E n una sola ocasión, destinados para el establecimiento de campo del curato de Y a p e y ú , se hizo un aparte en las praderas orientales de 40.COO v a c a s

overas.

L o s piratas, entre los cuales se hizo f a m o s o , por su audacia, un f r a n c é s , llamado Esteban M o r e a u , también obtuvieron pingües beneficios sacrificando enorme cantidad de haciendas bagualas en las costas de los departamentos de Maldonado y R o c h a , aprovechando su cuero, que vendían en los mercados europeos. T a l era la impunidad con que procedían, que llegaron al e x t r e m o de construir numerosas barracas para almacenar el producto de su f a e n a y a desembarcar piezas de artillería para defenderse de los ataques de las autoridades españolas. L o s representantes de la Real A u t o r i d a d y directamente los miembros del Cabildo de Buenos A i r e s , practicaban también sus vaquerías, y en una sola de ellas, a la que concurrieron m á s de cien peones, arreáronse 17.000 reses, que fueron halladas sin dueño en la extensión recorrida, y sacrificadas para beneficiar sus cueros. E l p a g o del trabajo se estipuló en esa vaquería, que se hizo en la E s t a n c i a de J o s é Ignacio (Departamento de M a l d o n a d o l a razón de dos reses diarias para cada peón, si había andado en caballo propio, y de una sola res, si se lo había facilitado el capataz. P o r lo común se pagaba en aquella época al que desgarretaha y mataba, un real por res. y a los peones, para sacar el cuero, cortarlo y estaquearlo, un real y medio por cuero. L o s j a g u a r e s y pumas, que se habían multiplicado e x t r a o r d i n a riamente en esta comarca, con el d e s a r r o llo g a n a d e r o ; los perros cimarrones que cruzaban los campos organizados en terribles j a u r í a s ; los indios irreductibles, la gente maleante de toda especie, criminales, ladrones y contrabandistas que infectaban la B a n d a Oriental como consecuencia de la falta de policía rural, milicias regulares y poblaciones urbanas, también se cebaban en la riqueza g a n a dera hasta el e x t r e m o que hubo necesidad cíe tomar por fas autoridades respectivas m u y severas medidas para evitar la total desaparición de l a s haciendas. T a l era la abundancia y facilidad de recursos provenientes de la c o r a m b r e ; tal la carne apetitosa que proporcionaban los ganados, que hombres civilizados y salvajes parecían haberse conjurado con las fieras y perros cimarrones para procurar su exterminio. Contra la acción mancomunada de todos ellos, nada podía la fértil idad asombrosa de estas llanuras propoi d o n a n d o abundantes pastos y a g u a das permanentes a toda esa inmensa riqueza emoviente tan codiciada y sañudamente perseguida, sin guardianes, ni leves que la amparasen y defendiesen.

N o se limitó la matanza y destrucción de la riqueza ganadera de esta Banda a la que estaba a c a r g o de los faeneros venidos de Buenos A i r e s con la correspondiente licencia de su Cabildo. E x i s t í a n también Jos llamados changadores, unos munidos con su correspondiente autorización y los o t r o s sin permiso de nadie, ambos dedicados a m a t a r anímales para sacarles el may o r provecho posible. E l changador clandestino, empandillado, realizaba incursiones desvastadoras en campos realengos o en estableciminetos particulares y tal audacia ponía en las matanzas, tales destrozos causaba en las haciendas, que el Cabildo de M o n t e v i d e o poco después de organizado se vió precisado a perseguirlo como v u l g a r delincuente. P e r o eludiendo la m a y o r í a de las veces la persecución de que era objeto e internándose en el B r a sil, donde encontraba amparo, volvía después por su negocio lucrativo, sacrificando cuanto animal encontraba a su paso para hacer gran acopio de cueros. Paulistas y mamelucos realizaban en la región N o r t e y Nordeste, un activo contrabando de haciendas en dirección al Brasil, prevaLa Ganda Oriental constituye la " V a q u e r í a " d e lidos de la f a l t a de vigilancia y de guarBuenos Aires . L e y e s do l n J i a i relativas a codias en la frontera. E n relación con los lonización - L a primara distribución do la propiratas, le arreaban otras veces hácia la piedad - Las grandes concesiones de tierras. costa, procedente de zonas distantes en el Creación del latifundio y do la estancia - L a s interior del territorio, numerosas tropir e s o r c i o n e s del Cabildo e n d e f r n s a d e los inE l corambrero en les primeros tiempos de la ganadería llas de ganado, obteniendo en cambio de toroles a g r o - p e c u a r i o s del pota - C o m o se uruguaya, con la media luna para desgarretar los estos servicios retribuciones en dinero. A puebla el U r u g u a y . animales. (Dibu¡o interpretativo de Castells) veces vendían también a los piratas el producto de su corambre, practicada aquí y acullá, en sus correrlas .... Mientras el t e r r i t o r i o u r u g u a y o no por esta B a n d a . L o s jesuítas, establecidos en las Misiones, fundaron cambió las condiciones de su riqueza útil con la multiplicación de g r a n d e s estancias con el ganado extraído- de las comarcas del E s t e . su primer plantel de ganado vacuno y y e g u a r i z o , las autoridades S ó l o de la región de Castillos, de una sola vez, se sacaron con destino del Cabildo de Buenos A i r e s se concretaron a e x p l o t a r sus g r a n d e s a los establecimientos jesuítas, 80.000 cabezas de ganado vacuno, sin montes vírgenes, concediendo licencia p a r a que se hiciera leña y contar o t r a s a r r e a d a s anteriores, para la misma localidad y para las carbón con ellos a la vez que acopio de maderas para c o n s t r u c provincias a r g e n t i n a s de E n t r e R í o s y Corrientes. ciones rusticas. .Mas tarde, desarrollada su riqueza pecuaria, sin ninguna población estable en su territorio, f u é considerada la D e s d e 1657 a 1708, en el espacio de medio siglo, los jesuítas Manda Oriental como una enorme estancia destinada únicamente a


G

'/¿>PO

cJef<T del

cfef

Cenfenorr/o —Vruguczyo

permiten f i j a r en ella el principio de la subdivisión de la gran estancia p r o p o r c i o n a r , en g r a n e s c a l a , p a r a la vitalidad de su comercio y de la B a n d a Oriental c o m o a s i m i s m o el o r i g e n de la apropiación el desarrollo de su e c o n o m í a , los n u e v o s elementos de su producción, individual del suelo en esta c o m a r c a , l e g a l m e n t e reconocida p o r una cueros, sebos, g r a s a , c o n j u n t a m e n t e con la leña, el carbón y maderas autoridad competente. d i v e r s a s que y a le p r o p o r c i o n a b a abundantemente, y que ni un solo A n t e s de h i s t o r i a r los primeros r e p a r t o s de t i e r r a s e f e c t u a d o s en día dejaron de ser e x p l o t a d o s en p r o v e c h o e x c l u s i v o de su vecine s t e t e r r i t o r i o , que dieron origen m á s t a r d e a pueblos y estancias, dario y del fisco. L a f u n d a c i ó n de S a n t o D o m i n g o de S o r i a n o , no t r a n s c r i b i r e m o s las leyes a l t e r ó el c o n c e p t o que de de Indias que a u t o r i z a su propiedad y d e s t i n o ban y señalaban la natuse tenía en el A y u n t a r a l e z a , e x t e n s i ó n y conmiento de la m a r g e n diciones en que debían opuesta. S i m p l e reducción e f e c t u a r s e esos r e p a r t o s . de indios, dependía en L a ley p r i m e r a del un t o d o del Cabildo de título 12, libro 4 ° de las B u e n o s A i r e s que no l e y e s de I n d i a s , d i s p o n e : o t o r g ó las m i n i m a s f a c i " q u e el g o b e r n a d o r de lidades y p r e r r o g a t i v a s n u e v a población reparta p a r a su d e s a r r o l l o y c r e a los vasallos, que fueren c i m i e n t o , al p u n t o que a poblarlas, c a s a s , solaa q u e l l a primera poblares, t i e r r a s , caballerías y ción del país l l e v a r a p o r peonias, para que cuiden m u c h o s años, sin e j e r c e r de la l a b r a n z a y crianza, a c t o ninguno de s o b e r a estableciendo el área que nía, ni tener autoridades a cada uno debe darse, y reconocidas, con f a c u l t a h a b i e n d o hecho en ellas des para el r e p a r t o de su m o r a d a y labor y ret i e r r a s entre sus poblasidido c u a t r o a ñ o s , se dores, una existencia miles conceda f a c u l t a d para serable y l á n g u i d a . L o s que de allí en adelante permisos concedidos a Una corambre, en las épocas primitivas. L o s animales se desgarretaban por los faeneros con las puedan vender y hal o s faeneros para estamedias lunas enastadas en cañas tacuaras. — (Dibujo interpretativo de Castells) cer de ellas u s o a su blecerse en la B a n d a v o l u n t a d libremente, coOriental e n t r e g a d o s a la m o cosa s u y a propia ( f e c h a 1 8 de j u n i o y 9 de a g o s t o de 1 5 1 3 ; 26 de m a t a n z a de haciendas, se r e f e r í a n p u r a y e x c l u s i v a m e n t e a este c o m e j u n i o de 1 5 2 3 : 1 9 de m a y o de 1 5 2 5 y 25 de m a y o de 1 5 9 6 ) " . tido, casi p o d r í a m o s decir, invistiendo su delegación c o m o partícipes P o r la ley s e g u n d a se prohibía repartir t i e r r a s a los que tuvieren industriales, y a que se les e x i g í a , en compensación al p e r m i s o y en poblado y a en o t r o punto, s a l v o que dejaren éste para establecerse b e n e f i c i o fiscal, la t e r c e r a p a r t e del r e s u l t a d o obtenido en la f a e n a . en aquel, declarando nulo el r e p a r t o que se hiciere en contravención N u n c a la licencia o t o r g a d a p o r el Cabildo de B u e n o s A i r e s r e c o n o c i ó a lo dispuesto ( 1 9 de m a y o de 1 5 2 5 ) . a su p o s e e d o r , 1.1 propiedad de la t i e r r a o de la zona que eligiera para L a ley t e r c e r a dispone " q u e se obliguen a los que aceptaren asiento e s t a b l e c e r su c a m p a m e n t o y realizar su f a e n a . de caballerías y peonias, a e d i f i c a r los solares, poblar la casa, hechas E r a la B a n d a O r i e n t a l la g r a n " v a q u e r í a " de la G o b e r n a c i ó n del y repartidas las h e b r a s de t i e r r a de labor, y h a b e r l a s labrado, p u e s t o R í o de la P l a t a , con sus a u t o r i d a d e s c e n t r a l e s en B u e n o s A i r e s , de p l a n t a s y poblado de g a n a d o s las que f u e r e n de pasto, dentro de e s c a p a n d o s o l a m e n t e a la i n f l u e n c i a y absorción de su Cabildo, los tiempo limitado, repartido p o r sus plazos y declarando lo que en cada siete pueblos f u n d a d o s p o r l o s j e s u í t a s en las M i s i o n e s Orientales. u n o ha de e s t a r hecho, pena de que pierdan el r e p a r t i m i e n t o de T o d o el g a n a d o c o m p r e n d i d o en sus e x t e n s o s límites, d e t e r m i n a d o s solares y tierras", ( t ) . en ese e n t o n c e s p o r el c u r s o del R i o U r u g u a y desde s u s nacientes L a ley c u a r t a autoriza a los V i r r e y e s y P r e s i d e n t e s para que den hasta su c o n f l u e n c i a en el P l a t a , era propiedad del A y u n t a m i e n t o de tierras, s o l a r e s y a g u a , en las poblaciones que crean conveniente f u n B u e n o s A i r e s , el que podía e x p l o t a r l o a su a n t o j o , c o m o lo hizo prid a r ; en lo y a descubierto de las Indias, a las personas que se aplicaren m e r o p o r intermedio de los faeneros y . m á s t a r d e , p o r su propia a h a c e r a s i e n t o de vecindad en e l l o s ; 11o siendo en perjuicio de t e r c e r o s cuenta, c o n t r a t a n d o peonada y realizando g r a n d e s m a t a n z a s . (4 de abril de 1 5 3 2 y 2 5 N i n g u n a división pode m a y o de 1 5 9 2 ) . lítica se c o n o c í a d e n t r o P o r la ley n o v e n a de e s t o s l í m i t e s , ni m a n d a que las estancias n i n g u n a parcelación p a r y t i e r r a s que se dieren a t i c u l a r de la propiedad, los españoles sean sin de a c u e r d o con las perjuicio de los indios, y L e v e s de Indias, se había que las dadas en su perp r a c t i c a d o . Si no pudo el juicio y a g r a v i o se v u e l Cabildo de B u e n o s A i r e s can a quien de derecho impedir que o t r o s y no pertenezcan. ( 1 1 de junio s u s c o m i s i o n a d o s con lide T.S94), cencia l e g a l , b e n e f i c i a r a n la riqueza p e c u a r i a de la L a ley undécima e x B a n d a O.riental. se debió presa que los vecinos y a la e x t e n s i ó n del t e r r i m o r a d o r e s a quienes se t o r i o , a las condiciones hiciere repartimiento de n a t u r a l e s del m i s m o y a t i e r r a s , sean obligados que no disponía de f u e r d e n t r o de tres meses, que zas a p a r e n t e s y n u m e r o le f u e r e n señalados, a tosas p a r a e s t a b l e c e r u n a m a r la posesión de ellas vigilancia e f i c a z en el y p l a n t a r todas las ling r a n predio d e s i e r t o de des y c o n f i n e s que con su jurisdicción a d m i n i s las o t r a s t i e r r a s t u v i e trativa. ren, de sauces y árboles, siendo en t i e m p o ; p o r m a n e r a que, a d e m á s de poner l a t i e r r a en buena S a n t o D o m i n g o de y apacible disposición, S o r i a n o f u e r a quizás la Desollando las reses Fara sacar el cuero que se estaqueaba y se secaba al sol y aprovechar el sea p a r t e p a r a a p r o v e primera población de sebo y la grasa de los anímales sacrificados. — (Dibujo interpretativo de Castells). c h a r s e de la leña que n u e s t r o territorio, en la hubiere m e n e s t e r , pena q u e se opera la subdivide que p a s a d o el t é r m i n o , si 11o tuviesen p u e s t a s las dichas plantas, sión de la propiedad y la p r e r r o g a t i v a de su u s u f r u c t o y p e r m u t a l e g a l pierden la t i e r r a , p a r a que se pueda p r o v e e r y dar a o t r o cualquiera p o r sus pobladores. L o hace p r e s u m i r así el h e c h o de h a b e r s e i n c o r p o r a d o a su jurisdicción elementos p r o c e d e n t e s de o t r a s r e g i o n e s de (1) U n n peonía e r a la donaeirtn q u e se h a c i a a los e s p a ñ o l e s l l a n o s ; c o n s i s t í a A m é r i c a , entre los cuales m u c h o s de o r i g e n español y quienes n o en u n s o l a r de 14 m t s . 30 de a n c h o p o r 28.00 do Sarero, 1 0 0 f a n e g a s d e t i e r r a do l a h o r d e t r i g o o s e n im t e r r e n o d e 515 m t » . 40 d e a m i b o p o r 247.39 de l a r g o . 10 de hubieran abandonado sus a n t i g u a s residencias a no m e d i a r el incentivo m a f z ( 2 h u e b r a s d e t ' « j r r a lo q u e flabra u n a y u n t a d e bueyies de sol n, s o l ) , p a r a de la e n t r e g a de una fracción de tierra para su uso, c o n j u n t a m e n t e con h u e r t a y 8 p a r a p l a n t a n y á r b o l e s f r u í a l o s , t i e r r a s d e p a s t o p a r a 10 p u e r c a s de v i e n t r e . 2 0 v a r o e . 6 y e g u a s , 1 0 0 o v e j a s y 2 0 cal>ras. útiles de labranza p a r a cultivarlo y g a n a d o para p o b l a r l o . L a f a l t a de L a caballería o s e a ln porc.IAn q u e s e a d j u d i c a b a a l o s o f i c i a l e s y p e r s o n a s de a n t e c e d e n t e s relacionados con el d e s a r r o l l o de aquella reducción, no meneclmlentos, era 5 veces superior a ésta.


jQf ÍÍBPO

O

Frente a la pulpería de recias rejas de hierro, el paisano en otras épocas, realizaba sus reuniones en las horas de descanso

poblador, lo cual no solamente haya lugar en las tierras, sino en los pueblos y zanjas que tuvieren y hubieren en los límites de cada ciudad o villa. (20 de noviembre de 1536). La décima cuarta ley manda que se restituya el R e y toda la tierra de Indias que se posee sin pastos y verdaderos títulos, para que reservando ante todas las cosas lo que a él, o a los Virreyes, Audiencias o Gobernadores pareciere necesario para plazas, ejidos, propios, pastos y baldíos de los lugares y conceptos que estén poblados, v repartiendo a los indios lo que buenamente hubiere menester para labrar y hacer sus sementeras y crianzas, confirmándoles en lo que ahora tienen y dándoles de nuevo lo necesario, toda la demás tierra que quede y esté libre y desembarazada para hacer merced y disponer de ella a su voluntad; por lo que se ordena a los Virreyes y Presidentes de Audiencias pretoriales, que, cuando les pareciere, señalen término competente para que los poseedores exhiban ante ellos los títulos de tierras, estancias, chacras y caballerías, y amparando a los que con buenos titulos y recaudos, o justa prescripción poseyeran, se nos vuelvan y restituyan las demás para disponer de ellas a nuestra voluntad (20 de noviembre de 1578; 8 de marzo de 15^9 y fie noviembre de 1 5 9 1 ) .

def

c / e / V

Cen fenarvo U r u g u a y o

confirmados por el R e y ; y si fueran de indios, se las manden volver, y las baldías queden por tales; y admitan a composiciones a los que estuvieren sirviéndonos por ellas, con la cantidad que fuere justo. ( E n e r o 10 de 1589). Por último, la ley vigésima primera dispone que los particulares que hubieren ocupado tierras en los lugares públicos y concejiles, se les han de restituir conforme a la L e y de Toledo, y a los que disponen cómo se ha de hacer la restitución y dan forma al derecho de prescripción con que se defienden los particulares (26 de abril de 1 6 1 8 ) . Don Pedro Millán, de acuerdo con lo determinado por las leyes transcriptas, procedió en 1726 al reparto de solares en la ciudad que fundara Zabala, en 1724, y más tarde en 1727 y 1728, a la distribución de tierras para chacras y estancias en las inmediaciones de Montevideo, entre sus primeros pobladores. Fue esta la primera parcelación pública de las tierras de la Banda Oriental efectuada de acuerdo con las leyes de la época y la que dió origen, por consiguiente, a la propiedad privada en esta comarca. Se señaló por Millán, primero el término y jurisdicción de Montevideo que comprendía una buena extensión de territorio al sur del R í o N e g r o ( 1 ) ; se estableció el Hmite para dehesas y propios y de la margen derecha del arroyo Miguelete hacia tierra adentro (la margen izquierda de este arroyo determinó los límites del ejido de Montevideo), se asignó para chacras que fueron adjudicadas asimismo entre los pobladores en extensiones de 343. mts. 6o ctms. de frente sobre las barrancas del Miguelete, por 5.154 mts. de fondo, algunas de ellas, y otras con igual fondo, y frente que medían 1 7 1 mts. 8o c m . ; 2 1 3 mts. 75 cm.; 257.70 cm. y 300 mts. 65 cm. respectivamente. E11 medidas antiguas] tal como existe en el Libro Padrón de la ciudad, fueron las chacras adjudicadas por Millán a los pobladores. L o deslindado en esc reparto abarcaba sobre la margen derecha del arroyo Miguelete una extensión de 9 kilómetros aproximadamente en el curso de dicho arroyo. Variaba la superficie entre 87 y 177 hectáreas, extensión suficiente de tierra para que «na familia pudiera vivir con el producido de la cosecha

I,a ley décima quinta ordena a l o s ' V i r r e y e s y Presidentes Gobernadores que en las tierras compuestas por sus antecesores no innoven dejando a sus dueños en su pacífica posesión, y a moderada composición, y se les despachen nuevos títulos, y todas las que estuvieren por componer harán que se vendan a vela y pregón, y rematen en el mayor ponedor ( 1 7 de mayo de 1 6 3 1 ) . L a ley décima sexta dispone que para evitar los inconvenientes o daños que se siguen de vender caballerías, peonías y otras mensuras de tierras a los españoles en perjuicio de los indios, procediendo informaciones sospechosas de testigos, ordena que, cuando se dieren o vendieren, sea con citación de los Fiscales; y sino fueren por los Presidentes o Audiencias con acuerdo de la Junta de Hacienda, donde ha de constar que nos pertenece, y en caso de que se liayaii de dar o vender por los Virreyes, el despacho que se diere a los interesados ha de llevar conformación nuestra dentro del término ordinario (27 de febrero de 1531 ; 14 de diciembre de 1615. y 17 de junio de 1 6 1 7 ) . L a ley décima novena establece que 11o sea admitido a composiciones de tierras el que 11o las hubiere poseído por diez años, aunque alegue que las está poseyendo; y las comunidades de indios sean admitidas a composición, con prelación a las demás personas particulares, haciéndoles toda conveniencia (30 de junio de 1646). L a ley vigésima expresa que .los Virreyes y Presidentes Gobernadores pueden revocar las gracias que los Cabildos y las ciudades hubieren hecho o hicieren de tierras en sus distritos, si 11o estuvieren

Carreta primitiva de dos ruedas utilizada para la conducción de cueros y mercaderías hace cincuenta años

Una enramada frente a una pulpería de la época colonial, bajo ía c u a l se cantaba y hacia tertulia

Entre chacra y chacra se dejaba 1111 espacio libre de 10 mts. 30 cm., reservado para camino. Inmediatamente de la adjudicación de chacras procedió Millán al reparto de tierras para la formación de estancias. He aquí la relación del primer reparto efectuado de las tierras próximas al arroyo de Pando, tal como figura en el Libro Padrón de la ciudad de Montevideo (2). "Primeramente a Sebastián Carrasco en el arroyo en que está situado, se le midieron 3.000 varas de frente desde la boca de dicho arroyo que entra al Rio Grande (Río de la Plata), y con su frente Noroeste, Sueste, y el fondo para esta Ciudad Nordeste y Sudoeste con legua y media de largo. " Y pasando a la otra Vanda de dicho arroyo se le midieron a Esteban de Lcdcsma Tres Mil V a r a s de frente, que empieza desde una Isleta de Sauces, y corre de Sur a Norte y el fondo la Sierra dentro a leste. " Y de allí pase al A r r o y o que llaman de Pando, poniendo la A g u j a en una Isleta de Zeibos que está entre el Bañado y los Médanos, llevando el arroyo por frente, se encontró con una B a r r a n c a de tierra colorada y tosca, y alli se hizo tul Mojón dándoles a reconocer a los Interesados que alli estaban, que aquella Barranca es el Mojón principal que dejo señalado en dicho A r r o y o de Pando,

íl) Vor el C a p í t u l o " M o n t e v i d e o y au C o m u n a " pana duntcs r e l a c i o n a d o s con el repartió de s o ^ m ' s y clULoroej, (2)

S o reapota oa ewte d o c u m e n t o

estos y otros

la ortoRra-fla orlKlnal .

antece-


/ ? f / ¡ £ r o deT O

afe/V

y como cosa de Cien Y a r a s del Mojón referido

está un gran Zanjón esta

marzo de 1727, al ]S de enero de 1730, se adjudicó una extensión superficial de tierra de 44.444 hectáreas, sin contar los solares dentro de la planta urbana de se midieron T r e i n t a la ciudad de MonteviC u a d r a s para el capideo. El departamento tán J u a n A . A r t i g a s . actual de Montevideo " Y l u e g o a su tiene una superficie linde de la S e g u n d a de 664 kilómetros cuaS u e r t e para B e r n a r d o drados equivaliendo la Gaitán. superficie de tierras " Y l u e g o a su repartidas en solares linde la T e r c e r a S u e r y estancias por Millán te para J u a n M a t e o a casi sus tres cuartas Barreda. partes. A los poblado" Y luego a su res más necesitados se linde la C u a r t a Suerles auxilió con ropas te para Sebastián R i y utensilios dé labranvero. za y a la casi totali" Y luego a su dad con 1.600 ovejas y linde la Quinta Suerte Una escena típica en épocas pasadas en nuestra campaña, en que las carretas primitivas transportaban, 6.000 vacas, a razón de para F r a n c i s c o de conjuntamente con la mercadería, la familia del paisano conductor 200 vacas y 100 ovejas Acosta. por cabeza de familia, " Y luego a su linde la S e x t a para J o a q u í n Mendieta. proveyéndoseles asimismo de semillas para las primeras siembras. Y luego a su linde la Séptima para Antonio Méndez Apenas instalado en 1730 el Cabildo de Montevideo en lo que Ant °" ÍO 0ctava es actualmente Rincón de Melilla y Rincón del Cerro, deslindó la Vent J a vXenegro.1Índe estancia del R e y precediéndose de inmediato a poblarla con 4.500 ; ; Y luego a su linde, en la Novena Suerte, J o s é González de Meló vacas y 2.000 caballos. T a n t o los campos como ganados de estos Y luego a su linde, en la Décima Suerte, Antonio Figueredo establecimientos constituían bienes realengos y su administración t s as E s t a n c a s quedan repartidas, esta Vanda de dicho J r r „ estaba a c a r g o de empleados nombrados por el propio Cabildo. A mea r r o j o de P a n d o ; y pasando de la otra Vanda de dicho A r r o y o con dida que en otras zonas del pais la naturaleza e importancia de sus os rumbos y señales que van referidos, cuyos fondos han de tener núcleos de población requerían el nombramiento de autoridades relegua y media de L a r g o , y tomando por lindero el M o j ó n que queda gulares, se establecieron estancias del R e y al igual que en la jurisseñalado de es a V a n d a , y al mismo rumbo que es a Lesnordeste dicción de Montevideo. cojiendo el dicho A r r o y o arriba que corre al N o r n o r u e s t e S u r Sueste, y sus fondos tirando la Aunque 110 está perfectamenT i e r r a adentro para el A r r o y o de te determinada la fecha en que Solís Chiquito al E s nordeste, v f u é introducido el primer ganado desde la deresera del M o j ó n que lanar en este territorio, se presuqueda Señalado de esta V a n d a de pone que lo fuera al promediar el dicho A r r o y o , se midieron T r e s Mil V a r a s para el A l f e r e z Felipe Siglo X V I I , pues al fundarse de M i t r e . Montevideo era abundante su existencia en estas comarcas. L i " Y luego a su linde la segunda brados los primeros ejemplares Suerte al A l f e r e z Miguel de S a ovinos asimismo en estado salvedra. vaje. procreáronse extraordina" Y luego a su linde la tercera riamente por la feracidad de esSuerte para J u a n Antonio M a r tas comarcas, rica en variedad tínez. de gramillas, y a pesar de los " Y luego a su linde la cuarta perros cimarrones que hacían Suerte para Miguel J a i m e s . gran matanza de ellos y de las " Y luego a su linde la quinta águilas, chimangos y gavilanes Suerte para Antonio Albarez. L a carreta de la época del cuero. — Como puede verse por el grabado que devoraban los corderos. " Y luego a su linde la sexta la parte superior de este v e h í c u l o está cubierta de cueros vacunos Errantes, sin ser esquilados nunSuerte para J o r g e B u r g u e ca, sufriendo las intemperies y " Y luego a su linde la séptima Suerte para el S a r g e n t o M a y o r las variaciones del clima, degeneraron en pocos años, constituyendo Lhistoval Nuñez de Añasco. el tipo de oveja criolla, casi totalmente desaparecida en nuestros días r, , " Y , I u ! ? 0 a s " I i n d e , a o c t a v a Suerte que está en la Calera a por la selección y la cruza y la influencia del medio. L a lana de las I edro de Almeda. y Manuel González de Almeda. primeras ovejas que se multiplicaron en este territorio, al decir de "Y luego a su linde la nobena S u e r t e Ignacio Contreras. A z a r a , era m u y basta y pocos se tomaban la pena de esquilarlas, ni Y luego a su linde, en la décima Suerte al A l f e r e z R e a l Juan sabían hacerlo, ni tenían tijeras adecuadas para ello. P o r otra parte, Camejo Soto. el sabor de su carne 11o era del paladar de los colonos e indígenas, Y todas estas diez S u e r t e s de Estancias que quedan medidas y que la rechazaban. Con todo, el ganado ovino acrecentó la riqueza amojonadas de la otra Vanda de dicho A r r o y o han de tener de frente pecuaria del U r u g u a y y contribuyó en parte a facilitar la vida de los tres mil V a r a s , y de fondo la tierra a dentro L e g u a que fueron favorecidos por los primeros repartos de tierras efectuaPedro Afilian". dos por Millán. E s t a s i S suertes de estancias L a gran " v a q u e r í a " que durepartidas, abarcaban tina superrante tul siglo permaneció como ficie de 1992 hectáreas y fracción 1111 solo conjunto territorial exsumando un total de 35.856 hecplotado por el vecindario y Catáreas a las que hay que a g r e g a r bildo de Buenos Aires, se divirepartidas en chacras. 4.604 hecdía, aunque la matanza de ganatáreas que unidas a las anteriodos se proseguía en la forma res forman un conjunto de 40.460 abusiva que la amenazó de muerhectáreas, distribuidas entre 22 te, con el solo objeto de aprovefamilias con 141 individuos, que char el cuero, sebo y g r a s a de constituían en ese entonces la las reses sacrificadas. El Cabildo población de Montevideo A este de Montevideo ejerciendo actos l e p a r l o siguió el que se hizo a de autoridad independientemente la segunda expedición de colonos del Cabildo de Buenos Aires dicque llego a Montevideo, consistente en 84 chacras, con un frente taba también las primeras prototal de 7.774 metros y 5 . , S 4 m e videncias para defender la riquetros de fondo en las márgenes del za pecuaria del país excesivaa r r o y o Miguelete, es decir, una mente mermada y a en ese entonsuperficie de 3984 hectáreas. E n ces, y estimular su desarrollo los tres repartos de tierras efeccomo asimismo el de la agricultuados por Millán desde el 1 2 de Un alto de carretas en el campo. — Epoca colonial. Mientras los bueyes pacen, tura, que recién se iniciaba. E s se churrasquea y se toma mate interesante conocer en este sen-

rdLVeir -

foeña

t,icho

B ™

s

í


sQf ÍÍBPO

O tido las disposiciones tomadas primero por Millán y luego por la autoridades comunales, consignadas todas ellas en el L i b r o Padrón de la Ciudad de M o n tevideo.

clefcT

C/ef

Cenfencrr/o —Uruguayo

haberse observado el d e j a r abrevadero". " Q u e en los caminos que a h o ra son y en adelante f u e r e n , sean libres para todo g é n e r o de g e n tes en tal manera que aunque los dichos caminos atraviesen por las heredades repartidas, y que se repartieren, ninguna p e r s o n a los puede impedir, como ni tampoco otro que de nuevo descubrieren los caminantes por m á s breves o de m e j o r conveniencia".

E n el documento redactado por don P e d r o Millán señalando el término y jurisdicción de esta ciudad, se establecen, en pro de la ganadería y agricultura, de acuerdo con las leyes de Indias, las primeras providencias, de las que publicamos las siguientes por reputarlas interesantes.

C o m o se ve, todas estas meUna carrera de caballos en las postrimerías del Siglo X V I I I y didas de previsión tendrían a dar principios del Siglo X I X " Q u e ahora ni en ningún facilidades para la crianza de g a tiempo puedan pretender los venados fuere cual f u e r e la condicinos y pobladores acción particular a los ganados vacunos que pasción de la tierra y a establecer estímulos eficaces p a r a el e s f u e r z o de tan en la jurisdicción que dejo señalada a esta ciudad respecto de no los hombres de trabajo que entregaban sus energías a la explotación haber sido procreados a expensas de ninguno de los pobladores, sino de la industria agro-pecuaria en el país. que haya de ser y sea común para todos el aprovechamiento de él, Siendo la m a y o r y la más sólida riqueza pública y de la que se de manera que ninguno ha de ser osado a salir a campaña a hacer obtenía un rendimiento permanente, la ganadería, no se concretaron faena de recogida, ni matanzas de dichos ganados, faenas de coramlos cabildantes a la aplicación de las disposiciones transcriptas, sino bre, ni otros, sin expresa licencia de la persona que, a los pocos meses de constituirse el Cabildo que para concederla tenga facultad conferida por y designarse sus autoridades, se sancionaban nuesu E x c e l e n c i a u otro señor Gobernador a su vas ordenanzas de c a r á c t e r d e f e n s i v o para aquel tiempo". tínico patrimonio de prosperidad y enriquecimiento. E s t a previsora medida tendía a evitar que considerándose el ganado sin propietario legal se le aprovechara en la misma f o r m a que se había hecho por los faeneros con licencia del Cabildo de Buenos A i r e s ; por los piratas, contrabandistas y changadores que recorrían este territorio en procura de cueros de los que hacían grandes y lucrativos acopios. S e reputaba el ganado que pastaba libremente en estas fértiles llanuras, en todo aquello que no se había subdividido y adjudicado a los primeros habitantes de Montevideo, como bienes comunales y a c a r g o de las autoridades, respectivas el derecho de o t o r g a r las licencias para su usufructo. S e establecía una dificultad legal a la libre corambre pero imposible de hacer cumplir porque la autoridad que tal cosa ordenaba no disponía de las f u e r z a s necesarias para vigilar y hacer cumplir sus mandatos.

Por haberlo denunciado el Alcalde R e a l que el pais se despoblaba de sus elementos principales de riqueza, dispuso el Cabildo, en Abril de 1730, que todos los vecinos que tuvieren cueros, sebo y g r a s a en la campaña procedentes de la matanza de animales vacunos, declararen ante los alcaldes ordinarios su cantidad con especificación del paraje donde lo tuvieren, en el término de treinta días, estableciendo diversas penalidades para los que 11o lo hicieren. Tenia esta disposición como finalidad hacer cesar toda licencia para la libre faena, otorgada por plazos indeterminados o que hubieren y a vencido, y defender el stock g a n a d e r o que mermaba visiblemente. A la vez el Cabildo, con una medida radical de esta naturaleza, podía ejercer, en la e s f e r a de acción que se lo permitían sus escasos elementos de vigilancia, un contralor severo de las matanzas, llevar una estadística industrial de lo que producía la ganadería " Q u e los pastos, montes, a g u a s y f r u t a s silcon sus productos, regular las necesidades del vestres hayan de ser comunes, aunque sean de vecindario para atender a ellas y e v i t a r los intierras de señorío, en tal manera que ninguno pueconvenientes de todo orden emanados de la interda impedir a otro el corte de la leña y maderas vención sin tasa ni medida de los colonos en las necesarias para sus fábricas, habiéndolas de corfaenas ganaderas. A s i mismo determinó el Cabildo tar con licencia del superior que debiera darla". que las licencias concedidas para la corambre y el N o todas las tierras repartidas eran de la acopio de sebo y g r a s a se reducían a la capacidad misma naturaleza en cuanto a abundancia de aguas, de consumo de la ciudad, a las exigencias de su fertilidad y montes, razón por la cual, obviando Un tipo de gaucho de familia abasto, 11o permitiendo que esos productos fueran esos inconvenientes y procediendo a dar facilidapudiente, hace 70 años, con su conducidos a otra parte a fin de c o n s e r v a r el des a todos los primeros pobladores, se les concetraje de fiesta poco ganado 1 existente en la jurisdicción de M o n día esas franquicias restringidas únicamente en lo tevideo y propender a su multiplicación. Disponía también auxiliar que se refiere al trámite legal que había que realizar para obtener la con armas a algunas expediciones organizadas para c o m b a t i r a los • autorización correspondiente. faeneros que sin licencia aparecieran en distintas regiones del país " Q u e para los ganados que de unas heredades pasaren a otras a para realizar grandes matanzas de ganado y hacer acopio de cueros. pastar, no se les imponga impedimento, con tal de que en la heredad a g e n a no pueda poner otra persona corral, choza, bujío o eabaña paT a l f u é el celo demostrado por los primeros cabildantes en ra tener de asiento sus caballos, sino que el uso común de los pastos defensa de los intereses ganaderos del país que su actitud p r o v o c ó se entienda siendo de paso y accidental al pasarse los ganados de unas algunos conflictos con el Comandante Militar de Plaza quien reclamó heredades a o t r a s " . como de su jurisdicción el dere" Q u e para que los ganados, cho de o t o r g a r las licencias, ciry tragin de carretas, tengan licunstancia esta que entorpeció la bertad para g o z a r de las a g u a s rigurosa aplicación de las medidas ahora y siempre que se b a g a retomadas por parte del Cabildo y partimiento de los lugares, de redujo los beneficios que de ellas chacras y estancias, se haya de se hubieran obtenido. N o o b s t a n dejar entre suerte y suerte, una te, el Cabildo siguió legislando cu calle de doce v a r a s de ancho, que tan importante materia. E n la sirva de abrevadero común, y essesión celebrada el 3 1 de m a y o ta disposición de dejar abrevadede 1730, disponía: ros se ha de observar en todos " R e s p e c t o a que y a e s t á el los repartimientos, y mercedes tiempo de la s e m e n t e r a tan inmeque se hicieren en cualquier pardiato a s e m b r a r , y hallarse que te y tiempo que se hagan, y cuancada uno de los vecinos ha de do se o f r e c i e r e p o r discordia u recibir a g r a v i o en sus s e m e n t e r a s otro motivo hacerse mensuras de de la mucha vacada y caballada tierras, entre algunos vecinos han que se e x p e r i m e n t a está pastando de tener entendido que siempre dentro de los m i s m o s linderos de se ha de dejar el dicho abrevadelas chacras, y ser c o m o es dicho ro entre suerte y suerte para que g a n a d o la m a y o r parte de él suasí se eviten los muchos pleitos p e r f i n o , para ¡o que mira t r a b a j o qiie se experimentan en la potle labranza, pues la m a y o r parte Un repartidor de leche en la época colonial con su traje característico blación de Buenos A i r e s por no es g a n a d o de cria, y siendo como y su sombrero de amplias alas

— C1 —


O

tóro c d/ ee /l V

detCenfencrr/o V r u p u c z y o

es t a n j u s t o q u e los c h a c a r e r o s e s t é n p a c í f i c o s y quietos sin recibir

E r a n estos los principios de una legislación rural práctica y oportuna, tendiente a s a l v a g u a r d a r los g r a n d e s intereses g a n a d e r o s del país e n t r e g a d o s a la vigilancia y tutela del Cabildo. P o r otra parte, era lo único que se podía hacer en aquella época, en que la propiedad 11o estaba aún bien deslindada y en la que los elementos que contaba el e ra'^;ta S te m , en í e ^ S "CCeSarÍOS parflTtbor de ?a\ier7a\ '° y m , S m o loS Cabildo para reprimir cualquier a b u s o o t r a s g r e s i ó n a sus a c u e r d o s y caballos correspondientes al " disposiciones, eran sumat r a g m de c a d a v e c i n o s o l a mente escasos y deficientes. mente, e n t e n d i é n d o s e p a r a L a g a n a d e r í a se imponía el c u l t i v o de la t i e r r a , c o m o como el único v a l o r posies ir y v e n i r a la ciudad y tivo para el engrandecimienno en o t r a m a n e r a , y que to y prosperidad de esta dichos a n i m a l e s de dia los c o m a r c a y en su d e f e n s a t e n g a c a d a u n o con la cusse dictaron las valiosas retodia y c u i d a d o q u e no soluciones de las autoridaofendan las sementeras, y des comunales. de n o c h e a c o r r a l a d o s , p a r a B u e n o s A i r e s perdía, el m i s m o fin, de no a g r a v i a r entre tanto, su enorme esa su p r ó x i m o y que e s t o lo tancia que se poblaba con h a g a n y e j e c u t e n d e n t r o de elementos á g e n o s a su j u los o c h o dias de la n o t i f i c a risdicción política y , p o r c i ó n " , imponiéndoles por consiguiente, las fuertes pena, a cada uno de los que entradas que obtenía p o r n o lo c u m p l i e r a n , diez pesos concepto de la explotación de m u l t a , a d e m á s de p a g a r de sus n u m e r o s o s rodeos los d a ñ o s que j u s t i f i c a r a hade g a n a d o s y de la riqueza b e r recibido el a g r a v i a d o . maderable de sus montes. P a s a d o s los o c h o días de e s L a estancia en m a n o s de ta resolución, l o s g a n a d o s colonos, e x p l o t a d a p o r m é c u y o s d u e ñ o s no a p a r e c i e r e n todos primitivos, dentro de se r e m a t a b a n p ú b l i c a m e n t e los g r a n d e s límites nacioL a diligencia que fuera el único sistema de locomoción en la campaña uruguaya antes y su p r o d u c i d o se d e s t i n a b a nales, quedaba establecida, ae les f e r r o Carriles y de las que aun existen ejemplares que prestan servicio en a los P r o p i o s de la ciudad. era 1111 hecho incontrastalugares apartados C o m p l e t a n d o la f i n a l i ble y definitivo. P o r medio dad p e r s e g u i d a p o r e s a disposición del Cabildo, se establecía en la s i g l o aún, solo se a p r o v e c h a r í a el cuero, el sebo y la g r a s a de esta m i s m a , que c a d a v e c i n o debía p r e s e n t a r el dibujo de la m a r c a de riqueza, consumiendo el a b a s t o de M o n t e v i d e o , la c a r n e de m u y contadas reses. E l r e s t o servía, como en el siglo anterior, de a l i m e n t o h i e r r o que h u b i e r a a d o p t a d o p a r a sus g a n a d o s m a y o r e s , c o m o a s i a c a r a n c h o s y c h i m a n g o s , p e r r o s c i m a r r o n e s , j a g u a r e s y pumas. m i s m o la señal de las o r e j a s de Jos a n i m a l e s m e n o r e s p a r a que en todo m o m e n t o p u d i e r a a c r e d i t á r s e l e s su propiedad. S e o b l i g a b a a los v e c i n o s a c o n c e d e r r o d e o cada v e z que u n o de ellos lo solicitare a De 1 7 3 8 a 1 7 5 7 la situación g a n a d e r a del país a t r a v e s ó por una fin de e s t a b l e c e r si en los r o d e o s del v e c i n o había a l g u n o de su m a r c a a g u d a crisis que pudo t e n e r g r a v e s extensiones de f u t u r o para el o señal. L o s que no c u m p l i e r a n con el requisito de e l e v a r al Cabildo p o r v e n i r económico de esta región. L o s criadores de g a n a d o ante el el d i b u j o de la m a r c a de sus g a n a d o s , p e r d í a n su derecho a r e c l a m a r í n f i m o precio a que se veían obligados a vender sus haciendas, 4 u c i ó ne s tde en alau n d q euveo lellos u v i eaquellos r a n m a r caandioms a yl e se r aenn ccoonnt sr iaddeorsa d o s cel o m del o o r ve ej acni noos ' r e a l e s p o r res, hicieron a b a n d o n o de sus estancias. P o r o t r a parte sin d u e ñ o conocido. ' D o n F r a n c i s c o de A l z a i b a r , que había retornado al país en 1739, E s esta la p r i m e r a l e y s o b r e m a r c a c i ó n de g a n a d o s que se p r o invirtiendo g r a n d e s capitales en la construcción de depósitos y bam u l g a en el U r u g u a y , y ella s e r v i r í a , a ñ o s m á s tarde, p a r a c o n t r o l a r r r a c a s p a r a la explotación g a n a d e r a , dió tal actividad al negocio al las v e n t a s de c u e r o s al pelo. que c o n s a g r a b a sus e s f u e r z o s , que todos los a ñ o s embarcaba p a r a U n a de las a m e n a z a s que se c e r n í a n s o b r e el p r o c r e o de las E s p a ñ a g r a n d e s c a r g a m e n t o s de cueros, producto de una m a t a n z a haciendas, e r a n las g r a n d e s m a n a d a s de p e r r o s c i m a r r o n e s que puluexcepcional de haciendas, lo que c o n t r i b u y ó a a g r a v a r la crisis g a n a laban p o r todo el t e r r i t o r i o de la R e p ú b l i c a . A e s t e r e s p e c t o dice dera. L o s indios minuanos, incitados p o r los p o r t u g u e s e s , realizaban A z a r a : " N o h a y en el P a r a g u a y los p e r r o s s i l v e s t r e s o c i m a r r o n e s continuos malones a las estancias, sembrando toda suerte de a l a r m a s que t a n t o abundan en M o n t e v i d e o , donde los h a y de t o d o s t a m a ñ o s . y s o b r e s a l t o s entre los pobladores y haciendo la vida del campo casi S o n o r i u n d o s de p a d r e s e s p a ñ o l e s y el h a b e r n e g a d o obediencia al imposible. T o d a s estas circunstancias reducen considerablemente el h o m b r e , v i e n e de q u e en e s t o s p a í s e s , los s u j e t o s no se p r e o c u p a n s t o c k g a n a d e r o de la jurisdicción de M o n t e v i d e o , al punto de que en de m a t a r l o s o de d a r l e s a l i m e n t o s a los n u e v o s c a c h o r r o s , p o r c u y o un r e c u e n t o que se p r a c t i c a el 5 de m a y o de 1742, sólo se comprueba m o t i v o los p e r r o s , p o r necesidad, m i r a n con indiferencia al h o m b r e la existencia de 16.000 animales v a c u n o s , de los cuales 12.000 c o r r e s y t r a t a n de b u s c a r p a r a si los medios de subsistencia. T o d o s tienen pondían a A l z a i b a r y los 4.000 r e s t a n t e s a todos los d e m á s estanlas o r e j a s m u y d e r e c h a s y a g u d a s ; v i v e n en sociedades m á s o m e n o s cieros j u n t o s . D o n F r a n c i s c o de A l z a i b a r , p o r simple donación había n u m e r o s a s , y a l b o r o t a n y a t e m o r i z a n con sus aullidos a los que v i a j a n de n o c h e y m u c h a s v e c e s si e s t á el c a b a l l o c a n s a d o , c o s a que conocen obtenido p o r decreto de D o n M i g u e l Salcedo, G o b e r n a d o r y Capitán m u y bien, c o r r e p e l i g r o de vida. H a c e n m u c h í s i m o daño a los g a n a d o s , G e n e r a l del R í o de la P l a t a , una v a l i o s a y dilatada extensión de tierra c u y o s d u e ñ o s los hacen p e r s e g u i r y de m á s de 160.000 h e c t á r e a s , a p r o x i m a d a m e n t e , ubicada en el actual r o d e a r p o r m u c h a g e n t e , que los end e p a r t a m e n t o de S a n J o s é en la zona laza y chucea. O t r o s ponen reses limitada por el R í o de la P l a t a , el S a n m u e r t a s en el c o r r a l q u e p o r la noche J o s é , el S a n t a L u c í a y a r r o y o L u i s cierran p a r a c o g e r d e n t r o la p e r r a d a , P e r e y r a . Con extensión tan g r a n d e de pero e s t o s p e r r o s son m u y a s t u t o s y c a m p o de tierras especiales, pudo A l e s c a v a n m a d r i g u e r a s b a j o t i e r r a donzaibar d e s a r r o l l a r con pingües b e n e f i de se ocultan en los a p u r o s y t a m b i é n cios su negocio de corambre, sin s u f r i r para p a r i r y c r i a r . S e r í a el c a s o que los inconvenientes de los d e m á s hael Gobierno hiciera la e x p e r i e n c i a de cendados del país que e x p l o t a b a n la polvorear a n i m a l e s m u e r t o s , con la m i s m a industria. f r u t a común y l l a m a d a en C a t a l u ñ a E11 1 7 5 7 , s e g ú n se e x p r e s a en 1111 ( M a t a c á n ) . Y o a s e g u r o q u e lo imitadocumento dirigido al R e y p o r el g o rían todos y sería tan útil, c o m o que bernador de esta plaza, don José dichos perros destruyen t a n t o g a n a d o J o a q u í n de V i a n a , el n ú m e r o de g a n a d o c o m o los hombres, según la v o z de los existente en la jurisdicción de M o n t e estancieros". vídeo se distribuía en la siguiente f o r ma : bueyes, 4 2 8 ; v a c a s , 4 9 . 8 5 5 ; y e E l Cabildo se preocupó de d e f e n En la época de los gobernadores. — Diligencia de lujo, g u a s , 3 . 3 7 1 ; caballos, 280 y o v e j a s der la g a n a d e r í a contra esta terrible en la que se viajaba dz un punto a otro dz la Banda Oriental 7 . 6 8 1 . T r e s años m á s tarde, en 1760. p l a g a y dispuso que cada vecino cabeel n ú m e r o de b u e y e s e x i s t e n t e s se eleza de f a m i l i a estaba obligado a m a t a r dos p e r r o s p o r cada mes, v a b a a 1 . 5 2 3 ; el de v a c a s a 1 6 1 . 0 0 6 ; el de y e g u a s a 3 1 . 2 0 1 ; el de hasta t e r m i n a r o disminuir el n ú m e r o de esos a n i m a l e s . E n d e m o s c a b a l l o s a 4.091 y el de o v e j a s a 86.660. tración del cumplimiento de esta resolución quedaba o b l i g a d o cada A f i r m a b a el G o b e r n a d o r don J o a q u í n de V i a n a en el d o c u m e n t o vecino a e n t r e g a r c u a t r o orejas de perro, bajo recibo, a l o i alcaldes, a que m á s a r r i b a nos r e f e r i m o s , que esas cantidades serian m a y o r e s , imponiéndose una multa de un real p o r cada o r e j a que f a l t a r e si no se hubiera s u m i n i s t r a d o en los a ñ o s 1 7 5 3 - 54 y 55 g r a n d e s canti-


JSCfifoo G

c f e / V

def

enrencrp/o Cenfe. Caguayo

~ Ü 7 = u g

dades de novillos y caballos al cuerpo de ejército destinado a los para sellar las medidas de ganado. E l 14 de m a y o de 1860, dictó uno pueblos de las Misiones guaraníes en los tiempos de sus cuarteles v de sus decretos más importantes por el que se disponía que todo c o m marchas. A f i r m a b a asimismo que la jurisdicción de Montevideo podía prador de cueros vacunos debería muñirse de 1111 c e r t i f i c a d o f i r m a d o " d a r anualmente de 20 a 30.000 pieles de toros y novillos de venta de por el dueño del g a n a d o del que aquellos procedían y en el cual se la más especial ley y t a m a ñ o que en esta A m é r i c a se experimenta". debía d e j a r constancia e x p r e s a del número y marca. E s t e c e r t i f i c a d o E n 1759 la riqueza ganadera del U r u g u a y puede considerarse era de obligatoriedad presentarlo al Gobernador, quien, con la intertotalmente reconstituida por vención del Alcalde de 2." los nuevos procreos y por v o t o autorizaba las v e n t a s las medidas provicionales y embarques de cueros, evide defensa tomadas por el tándose con r ese requisito Cabildo. T r e s años antes, el fomento de los robos de en Montevideo se había haciendas y las matanzas construido el primer corral no autorizadas de animales. de A b a s t o , estableciéndose Respondía esta medida al con su funcionamiento, el propósito de mantener el primer impuesto que g r a v ó stock de la riqueza ganadela matanza de nuestro g a ra que empezaba a rehacernado y consistente en la se después de un período suma de $ i.ooo por cada de merma y contra cuyo res faenada para el consumo stock se volvía a atentar de la población. E n 1758, por los faeneros clandestiel valor del ganado para el nos y por muchos comerA b a s t o público que era en ciantes ríe Montevideo y del ' 1 7 4 2 de 1 4 reales por res litoral quienes utilizaban a viva y 1 2 reales por res los indios para el saqueo muerta, se licitaba por el de las estancias y la ejecuCabildo a razón de $ 2.00 ción de robos de haciendas, por cabeza, quedando el c u y o s c u e r o s compraban cuero a beneficio del que después pagándolos a bajíobtuviera la propuesta. M e simos precios. C o m o sin el joraba el monto total de la certificado debidamente e x riqueza pecuaria y a la vez pedido las autoridades del BAaurtV.WVjE».!-*:,J su v a l o r de cotización en Cabildo 11o concedían perUna estancia primitiva en las inmediaciones de la actual ciudad de Pando. el mercado interno de conmisos para el embarque de Departamento de Canelones sumo y por consiguiente el cueros, muchos abusos f u e ron reprimidos y corregidos totalmente precio de los cueros c u y a exportación se habia reducido sensiblemente dada la vigilancia que se ejercía para 11o permitir las grandes L a falta de vallas, parapetos, barrancas naturales o cercos que corambres clandestinas. impidieran el libre tránsito de las haciendas de uno a otro predio E l Cabildo entre tanto aplica nuevamente sus actividades a la amagrícola, motivó en 1763 una queja colectiva ante el Cabildo de los pliación de la legislación rural que ha de defender la riqueza a g r o principales labradores. Escuchados estos por los miembros del A y u n pecuaria y estimular su desarrollo, y a que era esa riqueza su mejor tamiento, se dispuso que dentro del plazo de tres días debían retipatrimonio y la base de la facilidad de vida de los habitantes de estas rarse por sus dueños los ganados que se encontraran en las inmediacomarcas. ciones de las chacras, vencido c u y o plazo se procedería a la m a t a n z a de las toradas a beneficio del A y u n t a m i e n t o y el resto de los animaH e aquí algunas de las más importantes resoluciones según consles cuyos propietarios 11o hubieran cumplido con la disposición dictan en los libros del Cabildo y tomadas por esta autoridad. tada, serian conducidos a la E s t a n c i a R e a l . L o s dueños de esos aniE l 23 de julio de 1759 en virtud de las quejas formuladas por males correrían con tocios los g a s t o s de conducción, obligándoseles, algunos vecinos sobre el daño que le ocasionaban los ganados sueltos además, al p a g o de una multa de $ 20.00. P o c o tiempo después de esta en sus plantaciones, resuelve el Cabildo conceder un plazo de 1111 mes resolución, el oficial de la guardia de la Estancia de la Ciudad escria los dueños de esos ganados para que los retiren a la zona de las bía al Gobernador dándole cuenta de habérsele entregado 680 cabeestancias 11o dejando más que los necesarios, bajo amenaza de impozas de ganado vacuno entre m a y o r y menor provenientes de una rener por la primera vez una multa de $ 20.00 y la segunda una multa corrida practicada por la jurisdicción de las chacras, y pedia autorimucho m a y o r , además de exigirles el pago de los daños y perjuicios zación, por ser en su maque el ganado ocasionare en predios ágenos de lav o r í a torada, para casbranza. E l 3 de setiemtrarlos. E l Cabildo resolbre del mismo año revió que se c a s t r a r a n los suelve el Cabildo que se animales menores de dos proceda a la arreada g e años y se m a t a r a n para neral de todos los g a n a hacer corambre y sebo, a dos que ocasionen perlos m a y o r e s , marcando y juicios en las chacras contramarcando a los que limita el a r r o y o M i animales con la m a r c a guelete y que esos g a de la Ciudad a t r a v e s a d a nados fueran conducidos en la espalda. E m p e z a a la ciudad, donde debían ban, pues, a cumplirse concurrir sus dueños palas disposiciones del Cara que en una vista de bildo para defender los o j o apartaran los de su intereses a g r o - p e c u a r i o s propiedad. E l costo que del país contra todos los originara esa arreada se f a c t o r e s y circunstancias devengaba con la venta que le eran d e s f a v o r a b l e s de los animales orejanos y adversas. de más de dos años o . s^íS con los que no siguieran a sus madres. Si con esSi por un lado la acto no se cubrían los g a s tividad del Cabildo se detos, los propietarios,, a terminaba en el sentido prorrateo, tenían que cude dictar y hacer c u m brir el déficit que resulplir 1111a serie de disposiUna escena típica de la yerra. E l ganado se marca ccn hierros enrojecidos al fuego. tare. S e obligaba a los ciones tendientes a la deEn los establecimientos modernos se usan bretes especíales para esta faena. chacareros, por la misfensa de la g r a n riqueza ma disposición, a conspública y del e s f u e r z o truir corrales para encerrar de noche a los animales caballares. Otra de los hombres que dedicaban sus e n e r g í a s a la e x p l o t a c i ó n de las medida de esta naturaleza se tomó el 22 de setiembre y el 1 2 de ocindustrias agro-pecuarias, por otra parte su conducta p a s i v a unas tubre de 1762, disponiéndose que todos los animales provenientes de veces y otras su intervención directa permitió que unos pocos se hilas recogidas que se practicaran esos días se destinaran al aumento cieran dueños de extensiones enormes de tierras dentro del territode los rodeos que poblaban la Estancia de la Ciudad, creada el 22 de rio nacional. E s t a culpabilidad, que c o n s t i t u y ó m á s tarde un serio diciembre de 1760, marcándose con la letra M que era la empleada obstáculo para la colonización del pais, se reparte por igual entre

:

...

« a


pffiSr-2/bPO def G def<? del

CenfenaTv'o Uruguayo

res. Seguramente contribuía a ello la m a y o r facilidad que había para V i r r e y e s , Gobernadores y Cabildos los que, durante una actuación la obtención de lo denunciado, con la abreviación experimentada por de apenas ochenta años, enajenaron casi todas las tierras que pasala tramitación de los expedientes de compra, desde la creación del ron a poder de unos pocos acaparadores y de unos cuantos hombres Virreinato, consecuencia del establecimiento de la Real Audiencia influyentes. V a hicimos mención de la donación hecha a f a v o r de de Buenos Aires. don Francisco de Alzaibar, de no menos de 160.000 hectáreas de campo sobre la barra del R i o Santa Lucia. A esta primera donación si"Sabido es que desde la fundación de Buenos Aires había estado guió la que, siendo R e y de España Carlos 1 1 1 . otorgó por gracia el R í o de la Plata sometido a la audiencia de C h a r c a s ; pero suprimida especial a los García Z ú ñ i g a consistente en 796.800 hectáreas, poco al poco tiempo esta Audiencia quedaron los territorios que comprendían menos que la actual superficie del departamento de R í o Negro. En el R í o de la Plata sometidos nuevamente a la de Charcas. Créase el las mismas condiciones se hacían dueños de extensiones inmensas Virreinato del R í o de la Plata, en 1776. y trae aparejado el establecide tierras, los R a m í r e z en el departamento de Treinta y T r e s y los miento de la eal Audiencia de Buenos Aires, que extiende su jurisdicCuadra en el Durazno, cuyas estancias pasaban de 200.000 hectáreas. ción a lo que hoy forman las Repúblicas Argentina, Oriental del U r u g u a y , P a r a g u a y , Bolivia y gran parte de las provincias brasileñas Don J o s é Joaquin de Viana, que había recibido del Cabildo de de R í o Grande del Sur, San Pablo y Matto Grosso. Montevideo, en patrimonio. 6000 cabezas de ganado vacuno, solici" P o r consiguiente, la creación del Virreinato permitía a los detaba de esa misma autoridad en i~6o, el otorgamiento en propiedad nunciantes el obtener la confirmación de la compra de tierras reade las tierras comprendidas entre los rios Santa Lucía, al O y S y lengas en un breve plazo que impedía los dispendios antes ocasionapor el Norte el Cas upa y por el E el a r r o y o del Metal y la isla dodos por la tramitación de las propuestas, con las idas y venidas, y a los Soldados. E s t e pedido fué resuelto favorablemente v don Joaquín a E s p a ñ a o a! Perú, para la confirmación. de Viana se encontró poseedor de un latifundio en el que podían pastar libremente 20.000 cabezas de ganado vacuno y el correspondiente " L o expuesto y el mayor valor e importancia que tomaban los caballar y ovino. L a s ventas de tierras se hacían por precios que ahocampos del U r u g u a v , con 'la más amplia libertad de comercio, que ra resultarian irrisorios. Don J o s é de Villanueva obtuvo por la suma produjo la real cédula de 1791, dando a la industria ganadera un gran de $ 200.00, en el año 1750. las tierras comprendidas desde Solís incentivo con la exportación de cueros, fueron sin duda las causas Chico hasta Pan de Azúcar. Todas estas ventas y donaciones se haprimordiales que hicieron llegar en el año 1798 las denuncias de tiecían de acuerdo con las leyes de Indias y se asentaba en los Padrones rras realengas a su período álgido". respectivos la salida de tierras del Dominio Realengo. E n 1800, el progresista V i r r e y del L a gran propieR í o de la Plata, M a r dad. el extenso latiqués de- Avilés, dictó fundio se iba lenta,dos decretos disponienmente estableciendo en do la fundación de este territorio con sus pueblos y centros de perniciosas derivaciocolonización en l a s nes futuras y cuyas fronteras del Brasil. consecuencias se hiDeterminó esta plaucieron s e n t i r ya en sible resolución del aquella época, como nombrado V i r r e y , la se desprende del inexistencia en Buenos forme pasado en 1787 A i r e s de numerosas al V i r r e y por los familias asturianas y miembros del Cabildo gallegas que se enconde Montevideo y retraban sin ocupación lacionado con las tiey cuyo mantenimiento rras de su jurisdicción. ocasionaba a la Real En dicho informe se Hacienda tina erogamanifestaba "que las ción que se hacía as1.200 leguas de supercender a $ 50.000 anuaficie asignadas a la jules. Comisionó al efecrisdicción de Montevito al ilustre g e ó g r a f o deo, 11o alcanzan para y naturalista don F é dar terrenos a los hilix de A z a r a y capijos y nietos de los pritán J o r g e Pacheco pameros pobladores. L a ra dar cumplimiento a razón era que un corsus decretos que a la tísimo número de havez de fomentar la g a cendados o c u p a b a n nadería, agricultura y ellos solos, dentro de comercio en una vasla jurisdicción, m á s Carreta tirada por bueyes vadeando un paso del arroyo P a v ó n , en el Departamento de San Jcsé. ta zona del país abanterrenos que todos los donada, propendían a demás j u n t o s ; quienes la represión del contrabando ejercido con toda impunidad por la fronno contentos con la multitud de leguas que poseían, donde hubietera, brasileña, reducían el número de v a g o s y permitían combatir, ran podido acomodarse 600 o 700 vecinos, habían extendido f u e r a con eficacia, en defensa de nuestros rodeos de ganados cimarrones, de ellas solicitudes de campos realengos, por medio de denuncias o las frecuentes incursiones de mamelucos y paulistas a la Banda Oriencompras, de suerte que los demás o habían de ser sus fundadores, o tal. Don J o s é Gervasio A r t i g a s formaba parte de esta Comisión counos holgazanes, todo en perjuicio de la industria y de la población". lonizadora la que, como primera providencia, fundó a fines de 1800 A los ejemplos citados de grandes detentadores de tierras, dea orillas del río Y a g u a r ! , afluente del Ibicuí, la Villa de Batoví, a cubemos a g r e g a r los nombres de los Haedo, Medina, S a y a g o , del Pino, yos pobladores, ¡pie alcanzaron a 498, repartió solares en la planta Toledo, los Jesuítas y las Estancias Reales multiplicadas en todo el del pueblo, chacras y estancias en sus inmediaciones, demarcándolas territorio. y documentándolas debidamente. Todas las estancias y chacras que poseían los Jesuítas en el territorio oriental cuando fueron expulsados de las Misiones, sumaban E n los actuales departamentos de Tacuarembó, C e r r o L a r g o una superficie de 150.000 hectáreas en las cuales vivían 44 esclavos Rivera y I reinta y T r e s se fundaron colonias y pueblos, dividiénde ambos sexos. dose y adjudicándose solares, chacras y estancias a sus pobladores, L a Estancia Real de J o s é Ignacio tenía una superficie de 64.000 todo lo cual se encuentra debidamente anotado en los libros padrohectáreas, la del Colla, 150.000. Otras Estancias Reales, entre las nes abiertos con tal motivo. Se recomendaba a la Comisión colonizacuales se encontraba la del Rincón del Cerro alimentando 6.000 cadora dirigida por A z a r a que hiciera efectivas varias disposiciones bezas de ganado vacuno mayor, tenían superficies menores. Puede tendientes al desarrollo de la industria agro-pecuaria en las nuevas calcularse en 300.000 hectáreas las ocupadas por las Estancias del tierras vírgenes que se entregaban y entre las cuales f i g u r a b a n : la R e y al finalizar el Siglo X V I I I . de estimular la siembra del cáñamo, 'lino y algodón y los plantíos de Siendo Gobernador de Montevideo don J o s é del Pino, en 1773, arboles frutales y maderables en los linderos de las chacras; que se se inició una reacción contra la liberalidad con que se concedían granpermitiera a los pobladores hacer recogidas de ganados montaraces des extensiones de tierras a una sola persona, reacción que se manque debían aquerenciar parándoles rodeo; que se entregara a cada tiene hasta los primeros años del Siglo X I X . F u é el Gobernador poblador dos hachas, una azada y un cavador, a cuyo fin se le reminombrado quien denegó la petición de la señora de don Joaquín de tieron 400 hachas, 200 azadas y 200 c a v a d o r e s ; que se obligara a los Viana para que le fueran concebidas seis suertes de estancias. pobladores a marcar sus ganados para que no se confundieran, a que "Corriendo el año 1798 fué que la denuncia de campos realengos se concedieran mutuos apartes y rodeos en los tiempos convenientes, al Virreinato tuvo gran importancia relativamente a años anteriosegún la costumbres observada generalmente por los ganaderos de

f


*

X?f fjfoo ~def Cenfenarvo G de V —Uruguayo esta provincia. E s t a s disposiciones que indicaban un sano propósito de propender, sobre bases estables y convenientes, a la colonización definitiva de todo el territorio de la entonces Randa Oriental, fueron complementadas el 4 de abril de 1805, por el M a r q u é s de Sobrcmonto, quien disponía: I.° " T o d o s los terrenos situados a distancia como de 1 2 leguas sobre las fronteras y desde ellas, se dividirán en suerte de estancias, c u y a extensión 11o deberá exceder de una legua de frente y una y media de fondo, y en esa f o r m a se distribuirán gratuitamente y con pleno dominio sin otra obligación ni gravamen que la de estar prontos con sus armas, para su defensa, a familias pobres que carezcan de otras tierras, no pudiendo tener árbitro a elegir respecto a que han de lindar, unas tierras con otras, quedando señalado el término de un año para que las amojonen y fabriquen en ellas sus casas".

de sus buenas medidas anteriores. P o r dicho decreto se disponia el despacho inmediato de los expedientes retardados sobre denuncia de tierras realengas, para proceder a la venta de tollas aquellas c u y o s dueños no se presentaran a gestionar su despacho. E s t a s v e n t a s serealizarían en extensiones m á x i m a s de 20.616 metros de frente por 62 kilómetros de fondo, tratando de que cada una de ellas tuviera limites naturales precisos. S e apreciaba la superficie por fanegadas, medida esta que comprendía 553 metros de ancho por itj6 metros de largo. Denuncias y solicitudes pendientes para la adjudicación g r a c i o s a de tierras o venta de las mismas por cantidades ínfimas, fueron renovadas por los interesados y muchas de ellas resueltas f a v o r a blemente en detrimento de la subdivisión de la propiedad, erándose latifundios inmensos que m á s tarde constituirían vallas insalvables para el incremento de la población del país. L a estancia limitarla p o r ríos y a r r o y o s de centenares de miles de hectáreas, con millares de cabezas de ganarlo pastando libremente, nacia en el territorio u r u g u a y o legalmente constituida, con bien saneados derechos de propiedad. Y a V i g o d e t , en medio de los acontecimientos políticos que reclamaban su atención, había efectuado, por precios ínfimos, la venta de grandes extensiones de tierra, como la adjudicada a J . D u r á n que Un hermoso crepúsculo en la campiña uruguaya. — Estos paisajes son muy comunes comprendía la z o n a en todo el territorio del Uruguay limitada por el R i o

2. 0 " S i el l u g a r del repartimento está a 1 2 leguas de la f r o n t e r a y perteneciese a algún propietario de la otra banda, que tienen inmensas extensiones, se les p e r m u t a r á o se les c o m p r a r á el t e r r e no necesario, a valor de justa t a s a c i ó n " . 3. 0 " L o s pobladores no podrán vender ni hipotecar, hasta después de 1 2 años de poblar las tierras y aún así no podrán vender a ningún lindero, a fin de evitar la acumulación de terreno en una sola mano". 0 4. " A las f a m i lias pobladoras, una vez que hayan establecido sus corrales y chozas, N e g r o , a r r o y o Cordobés, F r a y l e M u e r t o y Cuchilla Grande, zona se les autorizará para marcar la cantidad de ganado orejano que en equivalente a la tercera parte del actual departamento de C e r r o L a r g o . sus campos puedan mantener, adquiriendo por este hecho su propieE n febrero de 1 8 1 1 se expidió título de propiedad a f a v o r de don dad, pero les será prohibido hacer matanzas y faenas de cueros". J o s é Z a m o r a , de los extensos campos comprendidos en el departa5. 0 " A fin de que estas estancias progresen, se les exime, en los mento de Tacuarembó, entre R í o N e g r o , C e r r o del Ombú y a r r o y o primeros años, de p a g a r el derecho de cueros. E s t a s franquicias se Clara y el T a c u a r e m b ó Grande, zona conocida actualmente por R i n establecen para los estancieros f r o n t e r i z o s " . cón de Z a m o r a . P o r decretos que llevan la fecha del 25 de a g o s t o y 24 de diciembre de 1 8 1 4 , se adjudicaba en propiedad a don F r a n c i s c o 6 ° " T o d o s los ganados deberán estar marcados y a fin de evide Viana las valiosas tierras comprendidas entre los a r r o y o s P a n t a n o s o tar robos de hacienda, se llevará un r e g i s t r o especial para los cueros que produce cada estancia". y Piedras y los R í o s de la P l a t a y S a n t a L u c í a , campos conocidos por N o podían ser m á s acertadas R i n c ó n del R e y . E l R e y de E s p a las disposiciones tomadas para el ña, por importantes servicios presf o m e n t o , en las lejanas tierras de tados a la causa realista, hizo mernuestras f r o n t e r a s , de las industrias ced a f a v o r de don Benito Chain agro-pecuarias. Y se explican estas de las Islas del U r u g u a y , comprenconcesiones extraordinarias si se didas entre Z a n j a Honda y A r r o y o tiene en cuenta las condiciones del Negro. país, los peligros que le eran inherentes por la abundancia de fieras, E n 1830, y a definitivamente perros cimarrones, partidas de inconstituida la nacionalidad u r u g u a dios que vivían del malón y del roy a , se o t o r g a título de propiedad a bo, contrabandistas, gente de mal f a v o r de los señores Sainz Unos,,, vivir, f u e r z a s p o r t u g u e s a s que inde la vastísima extensión de campo cursionaban, en son de conquista, a limitada al N o r t e por el a r r o y o Y a t r a v é s de las f r o n t e r a s , ausencia de guar!, al E s t e por los C e r r o s B l a n milicias y de policías que a s e g u r a cos y P é r e z B a i l a s , al S u r por el ran el respeto a la propiedad y a la C a r a g u a t á y al Oeste p o r el T a c u a vida de los pobladores pacíficos. rembó Grande. Y antes de esta doGrandes y tentadoras tenían que nación excesiva, L e c o r , d u e ñ o y a ser las ventajas ofrecidas al colono de la Banda Oriental, publicó el 2 1 Cruce por medio de la balsa de un vado en un arroyo para que se determinara a f o r m a r de noviembre de 1 8 2 1 , un bando por del departamento de Rivera parte de los núcleos poblados de el que se disponia la v e n t a de todos las f r o n t e r a s y sólo así pudo obtenerse que criollos o colonos eurolos campos r&tiéngos, medida esta que c o n t r i b u y ó en mucha parte peos llegados de E s p a ñ a o procedentes de Buenos A i r e s , abandoal desarrollo/riel latifundio. nando los f o c o s de población de las márgenes del P l a t a , plantaran Todas^estas g r a n d e s donaciones de tierras, adjudicadas a r b i t r a sus tiendas en las solitarias zonas del E s t e y N o r t e del país, aisladas riamentcTuias veces y otras obtenidos por las i n f l u e n c i a s puestas en de Montevideo por la ausencia de todo medio de comunicación. P o r j u e g o haciendo valer servicios de dudoso desinterés, p r o v o c a r o n el otra parte, esas medidas dieron por resultado la subdivisión de la desalojo de multitud de pobladores de nuestros c a m p o s , que habían propiedad inmobiliaria, paralizando hasta cierto punto la tendencia domesticado los animales cerriles, realizado el cultivo de a l g u n a s hacia el latifundio demostrada por personajes influyentes de una y tierras, e iniciado corrientes comerciales entre la c a m p a ñ a y los otra orilla del P l a t a . E l decreto del 6 de m a y o de 1805, firmado por núcleos poblados que florecían aquí y acullá en el t e r r i t o r i o uruel mismo V i r r e y Sobremonte, detuvo en parte los e f e c t o s benéficos g u a y o . E l latifundio por una parte, c u y a explotación reclamaba con-


'ibrp

_

memo

de p r o d u c t o s alimenticios, ni liberalidad comercial capaz de defender m o d e s t a s situaciones económicas, ni cosechas redituativas p o r su f á c i l c o l o c a c i ó n , f r e n t e a la g a n a d e r í a , p r ó s p e r a y rica, de pingües g a n a n c i a s , de libertad p a r a el t r a b a j o , p e r m a n e c í a n estacionados, cuando 11o en plena b a n c a r r o t a de su población. " P o r a q u e l l a s estancias — dice 1111 e s c r i t o r — los pueblos todos que u r b a n a m e n t e se habían constituido, l a n g u i d e c í a n p o r q u e , indisp u t a b l e m e n t e la inmensa riqueza y fácil e x p l o t a c i ó n de l a s estancias llevó a la vida pastoril todos los elementos c o n c e n t r a d o s en los predios de los pueblos, porque no puede b a j o el punto de ínteres e c o n ó m i c o l u c h a r la a g r i c u l t u r a , que es de t r a b a j o , de sudor y de o b s e r v a c i ó n , con una g a n a d e r í a f u n d a d a en la superabundancia de f o r r a j e s e s p o n t á n e o s , y que y a empezaba a m a n i f e s t a r s e en las g r a n des condiciones de producción en que ha llegado hasta n o s o t r o s . L o s p r i m e r o s estancieros y sus lujos realizaban con la riqueza emoviente de sus campos y la que sin dueño p a s t a b a en las tierras r e a l e n g a s o a b a n d o n a d a s , f o r t u n a s cuantiosas, en detrimento de la g r a n m a s a L a s i t u a c ó n d e 1» g a n a i e i l a a l finalizar el siglo de la población que llevaba una vida miseXV1I1 - L a colonización pastoril i m p d e el desrable, sin porvenir, sin m á s aliciente que la a r r o l l o d e la a g r i c u l t u r a - L o a e l e m e n t o s c o n i t í de tener a s e g u r a d a su alimentación en cualt u t i v j s d e la « o c i a b i l i d a d r u r a l u r u g u a y a - E l quier m o m e n t o p o r el p o c o v a l o r y abunG a u c h o - L a libert-d del t r a b a j o t u los c a m p o » , dancia de la carne y 110 o p o n e r s e al ejercicio t i cuera como factor determinante de u n a é p o c a . La pulpería - L o s medios d e l o c o m o c i ó n - C o m o de su libertad ninguna a u t o r i d a d constituida. s e organiza la e s t a n c i a - N o v a r i a n los p i c c c d i E n muchas estancias se habían fundado mientos p a r a el a p r o v e c h a m i e n t o d e l a s h a c i e n d a s . o r a t o r i o s para comodidad de los nuevos seL a ir.dustria d e l t a s B j o - N u e v o » h o r i z o n t e » g a ñ o r e s ; se construían c ó m o d a s habitaciones naderos. de paredes de piedra a z o t a d a s con b a r r o ; se t r a z a b a n parques m a g n í f i c o s por la variedad L a Banda Oriental que desde la f u n d a (le sus árboles y p l a n t a s , y se hacían cultición de Montevideo había dejado de s e r la vos agrícola^. variados con sus derivaciones g r a n " v a q u e r í a " de B u e n o s A i r e s , al f i n a a las industrias- pequeñas del h o g a r familiar. lizar el año 1X00 contaba con una poblacion L a lana, el lina-freí c á ñ a m o y el a l g o d ó n , estable y h e t e r o g é n e a , repartida p o r u n a permitieron el' establecimiento de m u y senv a s t a extensión de su territorio, viviendo, cillos telares en los que se f a b r i c a b a n , p a r a salvo en los muros de M o n t e v i d e o , en villouso de sus dueños, j e r g a s , ponchos, vicharios miserables, en humildes r a n c h e r í o s de races, industrias estas complementadas con terrón y paja, al a m p a r o de unos pocos la de la elaboración de quesos, cribos, jabón fortines militares, j u n t o a u n a rústica capiy almidón. Y en un ambiente c o m o el deslla, en lucha permanente con los indios, los crito se daba vida y nacimiento a un g a u c h o contrabandistas, los m a t a r i f e s clandestinos mimado, hijo g e n e r a l m e n t e de a l g ú n m a y o r y los animales salvajes que cruzaban libred o m o o capataz, que se había educado en mente estas c o m a r c a s cometiendo toda s u e r E l g a u c h o de las e d a d e s gloriosas a m i s t o s o consorcio con los hijos de la casa, te de f e c h o r í a s y e s t r a g o s en las g r a n d e s Cluulro dol pintor Junn M. llltincct con quienes había aprendido a leer, a escritropillas de animales cerriles. N o había f u e r bir y t o c a r la g u i t a r r a , p r o d u c i r a l g u n o s v e r s o s , bailar la contradanza y za organizada capaz de e v i t a r el robo, ni imponer p e r m a n e n t e m e n t e el minué, lo que hasta cierto punto le a p a r t a b a de la materialidad de los normas de respeto para el d e s a r r o l l o de una vida civilizada y r e g u l a r v u l g a r e s s e r v i d o r e s , elevándose, c o m o se dice en el campo, a la cateen toda la población dispersa p o r los c a m p o s . L a c a m p a n a militar de g o r í a de " e n g r e í d o s . Zeballos realizada desde 1 7 7 6 a 1 7 7 7 , desalojando a los p o r t u g u e s e s " E s t e individuo, reconociendo las e s c a l a s que le apartaban de de los límites que habían a m o j o n a d o en t e r r i t o r i o oriental desde las las g e n t e s de arriba, con tendencia n a t u r a l e s hacia la vida libre e puntas del a r r o y o del Penitente, en el actual d e p a r t a m e n t o de M i n a s , independiente, v o l u n t a r i o s o en todas sus cosas, sentía la necesidad en todo lo l a r g o de la cuchilla del Cebollatí hasta t r o p e z a r con las de abandonar el h o g a r y lo abandonaba, llevándose la tropilla de cabeceras del I b i c u y ; f u n d a n d o en el E s t e a l g u n a s poblaciones y pelos de su propiedad, f o r m a n d o sobre su propia entidad el g r a n tomando p o r a s a l t o los baluartes f o r t i f i c a d o s de S a n t a T e r e s a y S a n tipo del g a u c h o f e l i z y compadrito, que siempre n e g ó su origen, su M i g u e l puso término a la incursión persistente de las partidas o r g a p a g o y su casa, que n u n c a p e n s ó en constituir f a m i l i a ni h o g a r y que nizadas p o r las autoridades colonizadoras del país del N o r t e , pero siendo libre en toda la extensión del territorio, era el independiente 11o pudo establecer la seguridad interna en cuanto al u s u f r u c t u ó de de todas las hierras, el comedido de todas las trillas, el necesario de la riqueza g a n a d e r a y su d e f e n s a e f i c a z c o n t r a todos los malones de todos los velorios, el indispensable en todas las f i e s t a s , el guitarrista, la gente maleante que en partidas sueltas y bien a r m a d a s incursíoc a n t o r en c i f r a y p a y a d o r , porque nadie c o m o él dirigia un cielo en naban p o r este territorio. batalla o una relación en d i s f r a z " . P e r o en medio de todos estos inconvenientes, la colonizacion del Con el • .conglomerado de diversas procedencias se aumentaba la país se operaba p o r el incentivo o f r e c i d o p o r su inmensa riqueza sociedad civil u r u g u a y a y se originaba la constitución de 1111 c a r á c t e r g a n a d e r a útil, las g r a n d e s utilidades que proporcionaba la corambre y de un tipo netamente nacional, el Gaucho, en el que predominan las y los demás productos obtenidos con las g r a n d e s m a t a n z a s de g a n a d o influencias m á s encontradas de los indígenas, g u a r a n í e s y tapes, y de v a c u n o y y e g u a r i z o . E l r e p a r t o de la tierra, hecho en f o r m a e x c e los conquistadores, españoles y p o r t u g u e s e s , a m a l g a m a d o s con cirs i v a m e n t e g e n e r o s a , p r i m e r o dentro de la jurisdicción de M o n t e v i d e o cunstancias especiales de medio ambiente y de r é g i m e n de alimenh a c i a el S a n t a L u c í a , S a n J o s é G u a y c u r ú y a f l u e n t e s principales y tación y de vida libre. S e incorporan los hábitos, p r á c t i c a s y usos de m á s tarde rebasando esos límites, con m a y o r liberalidad aún hacia procedencia Quichua - Guana: el poncho, el chiripá, la vincha, las la f r o n t e r a del Y a g u a r ó n y Cebollatí p o r el E s t e , hacia el Y í y R í o boleadoras, la y e r b a mate, el rancho de terrón Quinchado con paja N e g r o p o r el N o r t e , y S a n S a l v a d o r , cuchilla del B i z c o c h o y S a n t o t o r a que abunda en bañados y orillas de rios y a r r o y o s , y el idioma M a r t í n hacia el U r u g u a y , creaba la estancia de extensiones variables español se llena de modismos por la i n f l u e n c i a del l é x i c o indígena y vinculaba al medio territorial p o r el interés de las grandes utiliy aún de los p o r t u g u e s e s que f r e c u e n t a n el t e r r i t o r i o . dades inmediatas y p o r el régimen de vida libre, sin sujeción a leyes L a a g r i c u l t u r a , en esas condiciones, p o r f a l t a de aliciente y ni a privaciones, que o f r e c í a la ganadería, a un reducido núcleo de estímulo, no puede hacer camino y disputar, con probabilidades de f a v o r e c i d o s . E l que sin un título en f o r m a se había establecido en t r i u n f o , posiciones a la g a n a d e r í a f l o r e c i e n t e que todo lo ha conquisuna f r a c c i ó n de la inmensa tierra virgen y abundante en ganados, tado haciendo del país una verdadera A r c a d i a en la que se produce p a r a e x p l o t a r l a y realizar en ella los m á s rudimentarios cultivos, todo lo que se necesitaba p a r a la vida, p a r a el h o g a r y p a r a las exiestableciendo a la vez la modesta vivienda para los suyos, 11o t u v o gencias primitivas de los habitantes de aquella época. ningún a m p a r o en el seno de las autoridades públicas que regían los " L a riqueza g a n a d e r a pone al país en condiciones a n á l o g a s a destinos de la B a n d a Oriental. M u c h o s que habían obtenido algún las de las c o m a r c a s tropicales, donde la n a t u r a l e z a o f r e c e por si lote de tierra para estancia, se vieron desalojados de las mismas por m i s m a al hombre el f r u t o en tal abundancia, que b a s t a extender la el o t o r g a m i e n t o de inmensas extensiones que limitaban ríos y a r r o y o s , mano y c o g e r l o . E l t r a b a j o es inútil, y el hombre vive ocioso y libre, y condenados a v a g a r con sus familias, sin h o g a r estable y sin como el rico en la vida civilizada. E l caballo le da rápida movilidad, i n t e r e s e s materiales que los vincularan a un l u g a r determinado, de el cuero le p r o p o r c i o n a recado, botas, riendas, s o m b r e r o s , peta,ca, u n o al o t r o e x t r e m o del país o resignarse a permanecer como agrecama y habitación. S e bolea o se enlaza, boltea o carnea una res, se gados en las g r a n d e s estancias que hombres i n f l u y e n t e s ante el le saca el m e j o r t r o z o que se cuece al a s a d o r , y el r e s t o se deja abanCabildo o G o b e r n a d o r , explotaban. L o s pequeños núcleos poblados, donado en el campo. Si los que han de c o m e r son muchos y f o r m a n en los cuales 110 había ningún aliciente para el trabajo, ni abundancia tados brazos, por otra las t r a b a s de un régimen prohibitivo para el desarrollo comercial e industrial y a que las leyes en v i g e n a a impedían en América el cultivo de las v i ñ a s y olivos, la fabricación de vinos, «años aceites, s o m b r e r o s , la explotación de curtiembres y te ares como el comercio de lanas, sumieron en la m a y o r pobreza a las clases populares, c e r r a r o n en tal f o r m a el camino a toda iniciativa, que f u e difícil vivir, en el ambiente, f u e r a de las actividades de la ganadería, entregado a o t r a s especulaciones del músculo y del cerebro que no tuvieran p o r finalidad la más rudimentaria e x p l o t a d o , , de la g r a n riqueza útil que pastaba en estas fértiles c o m a r c a s y de la cual solo se a p r o v e c h a b a el cuero, el sebo, la g r a s a , y comenzaba, r e c e n entonces, la utilización de la carne salada p a r a el c o n s u m o interno, p a r a el aprovisionamiento de los buques que llegaban al R i o de la l ' l a t a y con destino a las Antillas c u y o mercado hab.a de s e r m a s tarde uno de los más importantes consumidores de -rrlas carnes uruguayas.


J£f fiSro

C

/i

9

def

cfe'V—

Cenfenar/o U r u g u a y o


c u e r o que p a r a t o d o s los m e n e s t e r e s d o m é s t i c o s se utiliza y , la brepartida, se usa el procedimiento de la a u t o coción de la res, que nos cha a b i e r t a p o r los i n g l e s e s en la Ciudadela de M o n t e v i d e o , es t a refiere A z a r a . E s t a abundancia hace al estanciero h o s p i t a l a r i o ; en la pada p o r los d e f e n s o r e s de la ciudad con m o n t o n e s de cueros. Y , p o r cocina de la estancia h a y s i e m p r e una res colgada para que c o m a ú l t i m o , es e s t e e l e m e n t o en su f o r m a primitiva, el único que f o r m a el quienquiera. L a c a m p a ñ a es p a r a el c o l o n o la libertad, la abundancia r e n g l ó n de n u e s t r a s e x p o r t a c i o n e s , pues por prohibirlo las l e y e s de y la aventura, m i e n t r a s la ciudad es la monotonía, la sujeción y la I n d i a s , no se ha procedido a su curtiembre. S ó l o cuando la disminunecesidad". L a c a m p a ñ a a t r a e irresistiblemente con su abundancia a ción de las h a c i e n d a s p o r l a s m a t a n z a s desordenadas y por los robos, la población, y m u c h o s soldados españoles desertan de las filas p a r a entregarse a e s a v i d a libre m o t i v ó disposiciones espeen la que es m e n e s t e r , no ciales del Cabildo para eviobstante, condiciones de bien t a r la total desaparición de probada f o r t a l e z a física, de la riqueza g a n a d e r a en esresistencia y de agilidad t a s c o m a r c a s , entonces se p a r a d o m a r potros, para dió al c u e r o el u s o general c o r r e r t r a s la res bravia y que tenía en o t r o s países. v o l t e a r l a con el lazo o con N o h a y m á s medios las boleadoras o d e s g a r r e de comunicación que los tarla con la media luna que p r o p o r c i o n a el caballo, e n a s t a d a ; para eludir la acque es p a r t e i n t e g r a n t e de ción de la policía que de las c o s t u m b r e s del habitanv e z en cuando se deja sente r u r a l ; la c a r r e t a tirada tir en las diversas regiones p o r b u e y e s , t o s c a y rudidel territorio para reprimir m e n t a r i a , que a t r a v e s a n d o el contrabando audaz y el d u r a n t e días y noches conr o b o ; ejercitarse en el do- « a «v secutivas, con el chirrido minio del cuchillo, a r m a de de sus g o z n e s , la extensión defensa y de pelea e insdesierta del país, c a r g a d a t r u m e n t o único de t r a b a j o , hasta los topes, conduce con la que el habitante r u hacia los centros m á s imU n a sopanda. — E r a este el vehículo que utilizaban los Virreyes en sus salidas al ral todo lo derime y lo rep o r t a n t e s de c o n s u m o s , el interior de estas comarcas despobladas en aquel entonces suelve, desde su t r i u n f o resultado de las g r a n d e s f r e n t e al animal a r i s c o o a la f i e r a s a l v a j e , h a s t a sus contiendas p e r sonales con el rival del m o m e n t o o la policía y el desuello de la res para s a c a r el m e j o r t r o z o de su carne f a v o r i t a , a p r o v e c h a r su c u e r o que estaquea, su sebo y su g r a s a . E s - — c o m o bien lo dice un e s c r i t o r u r u g u a y o con admirable interpretación del ambiente — la edad del cuero de la civilización u r u g u a y a , que se c a r a c t e r i z a p o r la abundancia de haciendas que p r o porcionan ese elemento principal y único de n u e s t r a industria. S e c o n s t r u y e n , cuando el v a l o r del c u e r o no es m á s que de un real, c a s a s con ellos. S u p e r p u e s t o s , c o n s t i t u y e n a b r i g a d a s techumbres, c o m o en el toldo del indio. Siendo e s c a s o s los clavos, inaudito el a l a m b r e , no sospechada la s o g a de c á ñ a m o o la cuerda de lino, el c u e r o humedecido p r o p o r ciona toda clase de c o r d a j e ; y crudo, a m a r r a d u r a s que ni el tiempo a f l o j a , p a r a suplir escopladuras, ensambles y remaches. L a s puertas y las camas de c u e r o crudo extendidas en un bastidor se dejan v e r todavía en la campiñas. L a s p u e r t a s de las casas, los c o f r e s , los canastos, los cestos, son hechos con c u e r o crudo con p e l o ; y aún los cercos de los jardines y l o s techos están cubiertos con c u e r o s ; los odres p a r a el t r a n s p o r t e de los líquidos, los yoles, las á r g a n a s para el de la sustancia, la pipa, el noque p a r a g u a r d a r l a s y m o v e r • las, las p e t a c a s p a r a asientos y c o f r e s , los a r r e o s del caballo, los arneses p a r a el tiro, el lazo, las riendas tejidas. T a m b i é n , f u e r a de estos múltiples usos, se utilizaba el c u e r o para cubrir la c a r r e t a primitiva, para c o n f e c c i o n a r el s o m b r e r o panzaburro, p a r a tientos de distintos diámetros, p a r a a r r e a d o r e s , p a r a e n a s t a r las j u n t a s de tijeras en las chuzas, para la b o t a de p o t r o , la c a r o n a , el cojinillo, el rebenque de g r u e s a lonja, la pelota p a r a c r u z a r los ríos y a r r o y o s c a u d a l o s o s que no podían vadearse a pie o caballo y , p o r último, para t o r t u r a de los ladrones y g e n t e s de mal vivir, en el chaleco de c u e r o f r e s c o que se a j u s t a b a al c u e r p o del condenado a s u f r i r tal c a s t i g o y se e x p o n í a al sol p a r a que éste realizara su obra de contracción y m u e r t e . A n t e s que el b a r r o a m a s a d o con estiércol para f o r m a r los b l o c k s en las paredes de los ranchos primitivos, se utilizaba el cuero estaqueado, c o m o revestimiento total de la vivienda. E r a tan í n f i m o el v a l o r del

corambres y de estos, hacia las pulperías y estancias, comestibles, bebidas y m e r c a d e r í a s diversas. F u e r a de alguna que o t r a estancia donde puede g o z a r s e de cierto c o n f o r t y comodidad compatibles con las e x i g e n c i a s de la é p o c a s , las d e m á s la c o n s t i t u y e n a l g u n a s casas de piedra mal a z o t a d a de barro, o r a n c h o s a g r u p a d o s al a m p a r o de un ombú solitario, y donde hacendados, capataces y peones llevan üna vida f a m i l i a r , sin d i f e rencias de t r a t o s . Y en t o r n o a las casas, uno que o t r o corral de piedra o de palo a pique p a r a el encierro del g a n a d o o la íealización de las f a e n a s r u r a l e s que requerían el embretamiento de la hacienda. D e s p u é s , el c a m p o ilimitado, sin divisiones a r t i f i c i a l e s , abierto hacia los c u a t r o puntos cardinales del territorio, en que pacen tranquilamente y procrean los animales v a c u n o s y y e g u a r i z o s . E n los l u g a r e s de obligado t r á n s i t o , a la v e r a de pasos y picadas de a r r o y o s y ríos, las {'mimerías con m o s t r a d o r de recias r e j a s , en las que se c o n g r e g a el paisanaje p a r a j u g a r a las c a r r e r a s , al t r u c o y a la taba y d e j a r su dinero, p r o d u c t o del t r a b a j o o del robo, en beberajes traicioneros A l l í se c o m p r a el tabaco, la y e r b a m a t e , a l g u n a prenda de v e s t i r m o d e s t a y ordinaria, y allí se comentan las novedades del p a g o y se reciben las noticias lejanas que traen los f o r a s t e r o s . E n el a ñ o 1790, en toda la e x t e n s a zona que a b a r c a b a la jurisdicción de M o n t e v i d e o , existían 69 p u l ¿ e r í a s , n ú m e r o este que en 1 7 9 8 asciende a 95. E n la ciudad de M o n t e v i d e o y sus e x t r a m u r o s había en 1 7 9 1 , 1 3 0 pulperías, n ú m e r o este que se elevó a 1 7 1 en total al finalizar el año 1798. R e f i r i é n d o s e don F é l i x de A z a r a a las clases libres, pero m á s humildes, de la población r u r a l , al f i n a l i z a r el S i g l o X V I I I , decía lo siguiente, que e x p r e s a a la vez las condiciones del ambiente de esta nacionalidad en aquella é p o c a : " L a g e n t e campesina ocupada en la poca a g r i c u l t u r a y , principalmente, en el pastoreo, que es la g r a n riqueza, con peones españoles, indios, pardos y e s c l a v o s , p o r ser gente m á s sencilla y de menos v e n t o l e r a o vanidad, y a porque los t r a b a j o s del campo tienen m e n o s tiempo que puedan ocasionar v e r g ü e n z a , y a porque sus t a reas son c o n f o r m e s a sus preocupaciones y caprichos, que g e n e r a l mente repugnan servir a la mano o inmediatamente.

Una tropa de novillos conducida rumbo al saladero para ser faenada —

68


JGfjfifco

G " L o s que son acomodados usan una chupa o chamarra, chaleco, calzón, calzoncillos, sombrero, calzado y un poncho. Per, los peones jornaleros y gente pobre, no gastan zapatos, y los más no tienen chaleco, chupa, ni camisa y calzones, ciñéndose a los ríñones una j e r g a , que llaman chiripá, y si tienen a l g o de lo otro es sin remuda, andrajoso y puerco, aunque nunca les faltan los calzoncillos blancos, sombrero, poncho para taparse y una botas de medio pié, que sacan de las piernas de los caballos, y llaman bota de p o t r o ; sus habitaciones se reducen generalmente a ranchos o chozas cubiertas de paja, con las paredes de palos v e r ticales hincados en tierra y embarradas las coyunturas s i n blanquear, y las m á s sin puertas ni ventanas, sino cuando mucho de cuero.

c/e/V

def

son bien i m p e r f e c t o s y escasos, y en el P a r a g u a y no usan el f i e r r o en la labor, sino los omóplatos de vaca para arados y aún los cuernos de toretes. " A d e m á s de que son r a r a s las reses que no llegan a ser adultas, y si muchas no dan sebo, las h a y que producen dos y c u a t r o a r r o b a s c u y o precio í n f i m o es de cinco reales la arroba " A u n q u e se quisiese f o m e n t a r la labor, repugna t a n t o a estas gentes, que con dificultad se encuentran segadores por ningún precio; cuando al contrario no faltan jornaleros d e buena voluntad para las estancias, y salida vent a j o s a a los productos del pastoreo. "La inclinación que se ve t o m a r al común de las g e n t e s suele indicar lo que

" L o s muebles son por lo común un baconviene a un p a í s . S i rril para el agua, 1111 a este acomodase la cuerno para bebería, y agricultura veríamos un asador de p a l o ; que no obstante, se cuando mucho a g r e g a n reunían naturalmente una olla, una mesita en poblaciones cultiy unas cabezas de v a vando sus c o n t o r n o s ; ca para asiento, papero 11o sucede así, reciendo imposible que T r o p i l l a de c a b a l l o s c r i o l l c s c o n t e n i d a por la m a n g u e r a i m p r o v i s a d a y p r o n t a p a r a ser e n s i l l a d a , sino que toda la gente v i v a 1111 hombre con campesina está destan pocos utensilios y parramada en sus estancias porque ha conocido que esto le da m a y o r comodidades; pero aún faltan camas no obstante la abundancia de utilidad con el mismo y aún menor trabajo lanas " P o r supuesto que las mujeres v í n descalzas, puercas, andrajosas, a semejanza en un todo a sus padres y maridos, sin coser ni hilar n a d a ; lo común es dormir toda la familia en el mismo c u a r t o ; y los hijos que no oyen un reloj ni ven regla en nada, sino lagos, ríos, desiertos y pocos hombres desnudos y v a g o s , corriendo tras de las fieras y toros, se acostumbran a lo mismo y a la independencia ; no conocen medida ni a r r e g l o para n a d a ; no hacen alto en el pudor ni en las comodidades y decencia, criándose sin instrucción ni sujeción, y son tan soeces y bárbaros, que se matan entre sí algunas veces con la frialdad que si degollaran una vaca. " L a experiencia les hace ver que cualquier ladrón, matrero, contrabandista o indio infiel les roba la m u j e r y los hijos, y los mata a ellos mismos quemándoles las c a s a s ; sin embargo, son m u y raros los que poseen un arma de f u e g o para defenderse, y si la tienen es casi inservible porque las aborrecen sin más motivo, a mi ver, que el embarazo que les ocasionaría Uavarlas para correr, que es todo su embeleso". R e f i r i é n d o s e el mismo A z a r a en las observaciones transcriptas a la necesidad del desarrollo de las l a r c a s agrarias en estas tierras con relación a la producción y utilidad de la ganadería y mencionando lo que produce 1111 labrador en E s p a ñ a , dice: "Suponiendo ahora que las tierras del R í o de la P l a t a producen el doble, podía el mismo labrador recoger cuarenta y seis y media f a n e g a s del país, y si son once cosecharán quinientas once y, media, que computadas a tres pesos valen mil quinientos treinta y cuatro y medio, y considerados como alimento podrían mantener 1111 año a doscientas diez y seis y media personas, pues se sabe por prolijas observaciones que consume cada una al año cinco y media f a n e g a s castellanas o 2 9I25 de Buenos A i r e s ; esto se entiende cuando se come el pan con otras cosas, porque comiendo pan solo de este trigo sólo alimentará la mitad, esto es, ciento ocho y cuarto. " S e sabe p o r experiencia que una estancia de io.ooo cabezas de ganado bueno, procrea en el R í o de la P l a t a 3.000 animales y que basta para su cuidado un capataz con diez peones, esto es. las mismas once personas. " R e g ú l e s e su cuero, carne, sebo, g r a s a y astas en catorce reales y será el v a l o r de dicho procreo 5250 pesos. E n cuanto a la cantidad de alimentos, suponiendo que basta una res para 6o personas que 11o coman otra cosa en 1111 día, producirán los 3.000 del procreo 403.5 octavos raciones anuales y además 30 cueros, sebo, etc., que valen más de otros tantos pesos. R e s u l t a , pues, cotejando los productos, que vendidos a plata, aventaja al de los once pastores en 3 7 1 5 i|2 pesos, y que considerados como alimentos también da el de los pastores 385 raciones más, con la añadidura de más 30 pesos p o r los cueros, sebo, etc. " N o se tiene cuenta con la m a y o r extensión de tierra que necesitan los ganados, porque sobran y están de baldío. Si se cree haber favorecido a estos pastores, suponiendo que todo el procreo da cueros, sebo, etc., no es poca la gracia que hago a los labradores concediendo que sus tierras producen el doble, que sean de igual trabajo y usen los mismos instrumentos, pues nadie ignora que un jornalero en E s p a ñ a vale lo que tres aquí, donde los instrumentos

" C o n s t a de las relaciones de todos los ancianos y v a r i o s papeles, que <lesde el principio del S i g l o X V I I I y hasta pasada la mitad del mismo, estaban las pampas de B u e n o s A i r e s desde esta ciudad al R í o N e g r o a los 41 g r a d o s de latitud, tan llenas de ganado cimarrón, que no cabiendo, se extendía hasta los términos de Chile, Mendoza. Córdoba y Santa F e , como que estas ciudades pleitaron derecho a él contra la de Buenos A i r e s : también es público y notorio que para el propio tiempo y hasta los años 1780 había cuanto ganado alzado podían mantener los campos del Norte, desde el R í o de la P l a t a al de Tebicuarí, a los 27 grados. " D e s d e esta latitud a la de 4 ! h a y una extensión de 28o l e g u a s marítimas. Y por lo que hace a la anchura t o m a r é la menor que es de 1 5 0 leguas. De modo que el espacio ocupado en aquellos tiempos . por los ganados, casi todos cimarrones, pasaba de 42.000 leguas cuadradas. " L o s p a r a g u a y o s han experimentado que en tres de sus leguas cuadradas, que hacen dos de B u e n o s A i r e s o g e o g r á f i c a s , se alimentan bien cinco mil reses vacunas, esto es, 2.500 en cada legua. " P e r o suponiendo sean solo 2.000, hallaremos que en las 42.000 leguas citadas, había ochenta y cuatro millones de cabezas de ganado. " N o es esto de maravillar todavía, que entonces 11o había e x t r a c ción de cueros y sebo por estar prohibido el comercio con E u r o p a . Aunque este cálculo sea el más positivo, podrá dudarse de su certidumbre considerando i.° que no hay en dichas extensiones arriba de seis millones y medio de r e s e s ; 2.°, que nunca hubo aquí población para consumir un procreo que 11o bajaría de 20 millones anuales y , 3 ° que j a m á s se han extraído, aún con el comercio libre, arriba de 800.000 cueros al a ñ o ; pero es menester saber que los infieles de la Cordillera de Chile venían repetidas veces al año a recoger g r a n d e s partidas de ganado en las Pampas de Buenos Aires, llevándolo a vender en Chile: que los vecinos de Mendoza, Tucumán, S a n t a F e y Buenos A i r e s hacían lo m i s m o ; que los indios de los pueblos de los departamentos de Y a p e y ú y San M i g u e l , salían y salen todos los años en número de dos o trescientos de cada pueblo a pillar g a n a d o s en los campos del bajo U r u g u a y : y que lo propio practicaban los vecinos de Montevideo y otros muchos con licencia de los j e f e s o sin ella. " E l objeto de los españoles en estas corridas de g a n a d o , era solo hacer cueros y sebo y el de los pueblos lo mismo, y p r o v e e r s e de ganados para el a ñ o ; pero todos convenían infaliblemente en emprender sus faenas para la primavera, esto es, para setiembre. " Y como este tiempo es justamente el de la parición, resulta que los terneritos 11o pudiendo seguir las madres en unas corridas que duraban a lo menos cuatro meses, quedaban abandonados y perecían o que las vacas preñadas abortaban en la f a t i g a . " A s í no había procreo o era poquísimo. A ú n el capital disminuía aún más de lo que se puede i m a g i n a r : 11o sólo por lo que llevaban los indios, sino porque es constante que mataba cada uno y m a t a al día dos vacas preñadas para comer los terneros nonatos, que son su encanto.


J g r f í S r o c

d e C

C e n f e n a T ' / o

d e f < ?

Ü p a ^ a a y *

" 1 „ , esnañoles que andaban en est'as f a e n a s todo el año, y r e g u l a n

-

^

s

t

r

^

n

^

^

t

r

r

o

n ú m e ro se c o ndnc ía n ^ al B rasiL ^

t,<:, " ¡ C ™ "

y "»'

,q

s m ¡ s m Q

que en g r a n d e y

m a y o r e s

" f

»»-"•» i»-

r

en lo que sucedía . Si ll aa ss condiciones del t e r r i t o r i o oriental, en c u a n t o a su poblaSi habían cambiado f u n d a m e n t a l m e n t e , ticrra c o n y subdivisión de la tierra nan a m i s m o c o n los

£

a ganader. ^

en

los

ñ o r e s ni - f ^ f ^ f t a m " o c o 'se iuibieie practicado por la f o r m a imposible, p o r m a s que ta. i g a n a d e r a . C o m o única riqueza irracional con que s e l a nq« ^ J ? ^ cntes el ,cy P r r ,ro, .edad sobre las haciendas, la que obligaba a m a r c a r Í T c u e r o s s i n c u y o requisito imposible era p r a c t i c a r cualquier opelos cueros, sin c u y o r _ I » disposición que introducía en ración comercial. Implícitamente es v ¡ó obligaba. las p r á c t i c a s P c o m o c o m p l e m e n t o para <1C

to».

¿

,

e,

o t o r g a m i e n t o por p a r t e » ^ ^ c o n s t a r el

C

' ° r o d e a n f m a és o c u e r o s vendidos de su propiedad. L a esquila numero de a n i m a l e s o cu c . x p I o t a c ¡ ó n del g a n a d o l a n a r no no se practicaba aun. p ^ españoles ni en las l o s ' c o l o n o s despertaba e m e n o r ínteres e m que sabor poblaciones ^ e n a Por o r a J » ^ ™ ¿ ^ rjcos, quienes c o n s e r v a d e s p u e s d e n erta e r a b a r a t a abundante. P r e f V : r a l g u n " ; e o'tro e ' s S e d m i L t o donde se p r a c t i c a b a la esquila 2

á

°

J

S

S

i

É

I

J

^

^

^

^

i

Don J o s é M a r í a C a b r e r . A y u d a n t e del R e a l C u e r p o de I n g e uun j u . Comisión D e m a r c a d o r a de L i m i t e s ^ E s l l k y' P o r t f f i d f a c u e r d o con e, T r a t a d o de S a n I l d e f o n s o , y r e c o r r i e n d o d e i 7 8 2 a , 7 S 4 la península que f o r m a n los n o s Negro, S a n t a L u d a y Y í , hace una h e r m o s a descripción de una de las e s t a n c i a s comprendida^ en esa zona y de la f o r m a c o m o se t r a b a j a b a el ganado Dice al respecto el r e f e r i d o C a b r e r : " T o d a esta península e s t é poblada de multitud de estancias en que se crian en n u m e r o sYn n ú m e r o de g a n a d o s vacuno, lanar, m u l a r y caballar. H a y estancia

que tiene 20.000, 30.000 y 40.000 cabezas de g a n a d o , y aún las h a y de 80.000 y h a s t a de 100.000. T o d o s los a ñ o s por abril a m a y o suelen h e r r a r la cría del año anterior. P a r a esto encierran g r a n porción de g a n a d o en un c o r r a l que tienen e x p r o f e s o , y se reduce a un g r a n c e r c o de e s t a c a s bastante f u e r t e s y altas como de tres varas, las cuales e s t á n sujetas por o t r a s puestas horizontalmente, a m a r r a d a s p o r dobles g u a s c a s de cuero al pelo, que así llaman a las c o r r e a s o tiras que sacan del cuero crudo, sin otro beneficio que humedecerlo. Del corral van sacando los peones a caballo y lazo, uno a uno al "•añado, v al salir por la puerta, o t r o s peones, que están allí a pie y con lazo, f o r m a n d o como una calle, lo enlaza, el que puede, por las m a n o s o pies a un tiempo, en lo que tienen m a r a v i l l o s a destreza. F.l neón que l o g r a c o g e r la res como se ha dicho, no hace m a s que darse media vuelta al cuerpo por detrás con el otro e x t r e m o del lazo, y sentándose sobre él y haciendo hincapié, la c a r a hacia ella, le hace dar una violentísima vuelta de campana a lo que contribuye m u c h o la precipitación con que salta, dejándola tendida en el suelo con las m a n o s o pies enteramente ligados. A este tiempo llega o t r o peón con el hierro o m a r c a caliente y se lo aplica a una anca y quitándole después los dos lazos de los dos peones a pié y a caballo, se v a herrada a su querencia. D e este modo hierran en 1111 día, entre o c h o o diez peones, h a s t a 500 cabezas. " T o d o el g a n a d o de las estancias se suele criar a l g o m a n s o , porque todas las tardes antes de ponerse el sol, salen a l g u n o s peones, V repartiéndose p o r los diferentes p a g o s de la m i s m a estancia v a cada uno de ellos reuniendo una g r a n porción de g a n a d o hacia la meseta de un g r a n cerro o hacia un espacioso valle, y c o n s e g u i d o ésto, le da dos o tres v u e l t a s para que se reúna o junte m á s y m á s a lo que llaman rodeo, y se retiran después a la estancia. E l animal así j u n t o en rodeo se mantiene unido toda la noche, sin que se de e j e m p l o de separarse por p r e t e x t o a l g u n o hasta que sale el sol, que entonces se va esparciendo poco a poco a pacer hasta la v u e l t a del peón. H a y rodeos de ocho mil y diez mil cabezas y aún de m u c h a s m á s , c o n f o r me a la estancia y a la m a y o r o m e n o r extensión de t e r r e n o escogido, v el g a n a d o a c o s t u m b r a d o a él, 110 suele a g u a r d a r que el peón lo repunte, sino que desde mec1¿i tarde se v a y a acercando poco a p o c o al rodeo, para dormir en unión y con seguridad, libres de los incultos de los t i g r e s , perros c i m a r r o n e s o s a l v a j e s y d e m á s f i e r a s de que abunda este país, las cuales no osan acometerle j u n t o " . E l m i s m o C a b r e r hace una descripción de la corambre, que es a n á l o g a a la que i n s e r t a m o s en o t r a parte de este capítulo y perteneciente a dicho autor. E n ella se hace mención de 11o respetarse, en esas f a e n a s , las órdenes impartidas p o r los Cabildos, p o r las cuales se disponía que las m a t a n z a s 110 debían superar a la cría del m i s m o año.

U n a S o c i e d a d f o r m a d a p o r don P e d r o y don E s t e b a n P e r a f á n de la R i v e r a v don L u i s H e r r e r a , al p r o m e d i a r el S i g l o X V I I I . allá p o r el a ñ o 1 7 5 4 , había e n s a y a d o en M o n t e v i d e o la preparación de carnes en cecina, e x p l o t a n d o en pequeña escala este e n s a y o que no t u v o m a y o r repercusión en la industria g a n a d e r a del país, c u y o principal renglón de e x p o r t a c i ó n lo s i g u i ó constituyendo el cuero, la g r a s a y el sebo. T r e i n t a y dos años m á s tarde, en 1784, don F r a n c i s c o Medina, hijo del d e p a r t a m e n t o de M o n t e v i d e o , considerado c o m o el p e r s o n a j e m á s a c a u d a l a d o del V i r r e i n a t o del R í o de la P l a t a , asociado con don J u a n de la P i e d r a , encargarlo p o r el g o b i e r n o español de las colonizaciones p a t a g ó n i c a s , realizó en g r a n d e escala, la industria del t a s a j o que 110 pudieron d e s e n v o l v e r sus p r i m e r o s iniciadores, abriendo n u e v o s horizontes al p o r v e n i r de la g a n a d e r í a rioplatense, c o n t r i b u y e n d o al

E l dueño de la estancia, el capataz y la peonada montando el caballo criollo rumbo al rodeo, con el objeto de hacer aparte de ganado para T a b l a d a

1 i /


pCfiñ_JPO def Cenfena-p/o c/e/V——Upa^uayo O efe/ fundando otro. E s t o s saladeros constituyeron el núcleo principal y rápido valorizamiento de las haciendas vacunas y al desarrollo de m á s fuerte, en c u y a s inmediaciones fueron fundándose otros para un comercio activísimo y lucrativo que debía f a v o r e c e r los progresos t r a b a j a r en pequeñas escala, pero contribuyendo a abrir nuevo merde Montevideo. cado para la carne que ofrecían los numerosos rodeos de g a n a d o E n 1777 había sido Medina el proveedor de la expedición militar vacuno del país. organizada por Ceballos para desalojar a los portugueses del territorio Cuando la muerte sorprendió a Medina, en el año 1787, se ocupaba u r u g u a y o , y en ese negocio como en otros de la misma índole, había en preparar la carne de cerdo en barriles construidos en una tonelería visto crecer enormemente su fortuna privada. Tenía, por otra parte, instalada en los mismos montes de sus un conocimiento profundo de nuestro mee x t e n s o s campos. E l Márquez de L o r e t o , dio ambiente, que le valió para el triunfo que se había mostrado su enemigo implade su espíritu de empresa, 11o concretado cable, e m b a r g ó todos los bienes de M e Unicamente a la industria saladeril, sino dina y dejó perder todas las salazones extendido a la pesca de la ballena en los preparadas para la exportación. mares del sur, de la foca y de los lobos, L a industria saladeril, en sus comiencomo a la salazón de cueros y carnes en zos, f u é rudimentaria y sencilla. El conlas costas patagónicas. Establecido en trol higiénico para la carne elaborada no Maldonado, en el paraje denominado Punexistía o era m u y insignificante. Ninguno ta de la Ballena, c u y o nombre se debe de los residuos del animal se aprovechaba, desde ese entonces a esa actividad indusdado que el v a l o r de los ganados que trial del país, propendió al progreso de llegaron a cotizarse a razón de $ 6.00 y aquella ciudad colonial. $ 7.00 por cabeza, permitía, sin aquellos, L u c h a n d o Medina con la manifiesta la obtención de m u y buenas ganancias, mala voluntad riel V i r r e y M a r q u é s de í ' o r o t r a parte no se habla tenido la p r e L o r e t o , adquiere, 11o obstante, en 17R6, caución elemental de establecer esta inla estancia del Colla, la puebla con 40.000 dustria en la m a r g e n de 1111 rio o a r r o y o cabezas de ganado vacuno, construye navegable para aprovechar la facilidad y g r a n d e s depósitos para sebo, cueros y rapidez de los embarques en la reducción carnes y establece 1111 gran criadero de del v a l o r de los transportes, así como las cerdos sobre la base alimenticia de los a g u a s para la limpieza e higienización de las canchas de faena y a r r a s t r e de los residuos provenientes de la matanza. residuos provenientes de la matanza. L a disposición que en 1 7 7 8 concede el comercio libre y permite por ende el N o contaban esos saladeros con cant r á f i c o entre las aduanas de Montevideo chas espaciosas, ni instalaciones especiales y B u e n o s A i r e s con las demás de la A m é para las distintas faenas que requieren 1111 rica y de la P e n í n s u l a ; el bajo precio en establecimiento montado en furina, y la que se cotizaban los ganados y se adquiría matanza con m u y poca diferencia, no se la s a l ; las medidas tendientes a poner diferenciaba de la corambre. S e encerraba trabas a las actividades de los faeneros " a los animales en m a n g u e r a s donde se dedicados a la corambre, favorecen enorenlazaban, mataban, cuereaban y desollamemente la iniciativa de Medina en la que ban a cielo a b i e r t o ; el cuero se estaqueaba invierte la suma de $ 200.000. para secarlo, luego el sebo se exportaba E l primer saladero del R í o de la Plata pisado o en rama, a veces se f r e í a y enm a r q u e a b a ; la g r a s a se freía y envegihabía sido fundado al estilo de los del gaba, siendo este su único envase, y los N o r t e , llegándose a realizar una faena huesos servían de combustible". diaria de mil cabezas de ganado vacuno. E l más lisonjero éxito coronó el e s f u e r z o H a s t a el año 1805 se habían fundado de este espíritu emprendedor, tanto que en nuestro país siete 11 ocho saladeros, el Gobierno, convencido del progreso reentre los cuales los tres mencionados más presentado por esa nueva industria, dictó arriba. una serie de medidas protectoras que f a vorecieron su desarrollo. " L a s f r a g a t a s " C o r r e o s de la Real M a r i n a " en la línea Con el más amplio desarrollo de la del R í o de la P l a t a y los barcos del ganadería, el aprovechamiento racional de A p o s t a d e r o de Marina de Montevideo, se sus productos y el rendimiento de los culaprovisionan con el t a s a j o del establecitivos en las chacras y tierras destinadas miento, y los barcos de carga que t r a f i al efecto, los labradores y estancieros t r a caban con las Antillas, llevaban en sus taron de abrirse mercados de e x p o r t a calas hacia los puertos cubanos numeroción para sus productos a fin de f o m e n sos toneles de nuestras carnes saladas. t a r los intereses rurales, y a que la poblaL a exportación se desarrolló rápidamente d o del R i o de la Plata era insuficiente y la H a b a n a fué, desde el primer mopara consumir todo lo que esta producía mento, n u e s t r o g r a n mercado consumidor y de proporcionar los beneficios a que tede t a s a j o " . man derecho los que estaban entregados E l primer buque despachado del puera las prácticas del campo. E n 1793 se dirito de Montevideo con carne t a s a j o para gían los labradores de B u e n o s A i r e s al lá Habana, f u é el paquebot i o s fres Reves, V i r r e y en demanda de medidas protectocapitaneado por el c a r g a d o r Tuan R o s . ras para " e s t e gremio, el m á s pobre y catalán de nacionalidad. Condujo como numeroso y que cultiva unos terrenos l o s e n s a y o nara aquel puerto 4.87o kilos de m á s fértiles del mundo, susceptibles de tasajo. E l buen éxito que obtuvo lo indujo producir cosechas inmensas de g r a n o s , a realizar 1111 segundo viaje para el mismo capaces 11o sólo de mantener a E s p a ñ a en destino, pero llevando esta vez, del miscaso de carestía, sino también a mucha mo artículo, 147.000 kilos. parte del resto de E u r o p a " . E l t a s a j o exportado desde 1785 al " E 1 1 medio de tan bellas p r o p o r c i o n e s 1793 inclusive, ascendió a 6.379.000 kilos se ven los labradores de e s t a s dilatadas I. Tropa conducida al saladero. — 2. Pronta para el transportados, en cuarenta y seis buques. campañas en la m a y o r pobreza y aniquilasacrificio. — 3. Saliendo de una balsa. — 4. E11 los E n t r e los primeros c a r g a d o r e s de tasajo, bretes. _ 5, E l desnucamiento y lista para transformarse miento, por no tener salida sus f r u t o s a además del mencionado R o s , y que dieron en tasajo f a l t a de comercio y e x t r a c c i ó n , lo que h a vida a la industria floreciente de aquella motivado, y p a r t i c u l a r m e n t e el anteceépoca, f i g u r a , en Montevideo, Don M a dente año de 92, que el t r i g o se h a y a nuel Solsona, F r a n c i s c o Medina, J u a n vendido aún después de la cosecha al precio bajo de 1 0 a 1 2 reales Balbín y V a l l e j o , J u a n I g n a c i o M a r t í n e z Bernardo Suarez, l edro la f a n e g a , sin e m b a r g o de ser doble m a y o r que la de E s p a ñ a ; y sienM a r t í n Santín, V e n t u r a Rojill, F r a n c i s c o E s c a l a d a , Idelfonso García. do constante que las costas de siembra y recogida ascienden a muS a l v a d o r T o i t . I g n a c i o Ezaurdi. F é l i x M a z a . P e d r o F r a n c i s c o B e r r o cho más, es consiguiente la pérdida. De este principio, se siguen m a G e r ó n i m o Ulibarri, Casimiro N e g o c h e a . J o s é M i l a de la R o c a , j ó s e les de m a y o r consecuencia, y el abandono de m u c h o s pobres labradores que por no t o m a r el a r a d o con repugnancia dimanada de la B r a n d r i c e Isidoro Sánchez. , . . . ninguna recompensa de su t r a b a j o , m á s bien se e n t r e g a n al ocio y M i e n t r a s Medina, en el Colla, daba vuelos a la industria del la pereza, naciendo de esto, o t r o s tantos ladrones y salteadores, cotasajo, en Montevideo, F r a n c i s c o Antonio Maciel fundaba un establecimiento saladeril a n á l o g o a aquel y S e c o s e g u í a el ejemplo


J g f f i f r o def

»ncrr-'/o Cfnfe'.

reciendo el fomento de nuestro Soberano, ¿quién duda que podríamos llegar al colmo de la m a y o r felicidad, y a tan alto grado que se podría c a r g a r todos los años seiscientas a setecientas embarcaciones, reguladas una con otra de doscientos cincuenta toneladas, con granos, lanas, cueros, sebos, carnes, astas y cerda, que produce el ganado vacuno v caballar, y pieles, crines y su g r a s a para curtirlos, con más aceite de ballena, de lobo y sus pieles, tocino de los cerdos, sin otros frutos que produce la agricultura, como el trigo, lino, cáñamo, algodón y o t r o s ? " . E n t r a n los hacendados, en este mismo documento, al estudio de un vasto plan para el establecimiento de la salazón y concretan las dificultades en la falta de obreros competentes en la manipulación de carnes, y de toneleros; escasez de barriles, pobreza de los estancieros y falta de embarcaciones, dificultades que se solucionarían, a su juicio, " L a caza, la pesca, la pastoril, la con la adopción de 1111 programa de preagricultura y la metalurgia, son las arles mios y castigos para impedir que conti' fundamentales de cualquier Estado, y las nuaran la obra de exterminio de los que producen las materias primas para ganados al solo objeto de aprovechar el formar el nen io de la nación". cuero, la lengua y la picana o parte más Después de examinarse en el Memogorda del anca. rial estos factores de riqueza, llega a la Sería el medio de r e f o r m a r a los conclusión de que el pastoreo es lo que dos o tres mil hombres que en la Banda atrae más intensamente la atención del hombre de campo. Oriental se ocupan del exterminio del ganado, y que viven tan alzados como los " E l ganado caballar cuenta con cremismos animales, llevando una vida vacido número de millones, a uno y otro fado del río. y se multiplica de una magabunda. nera tan extraordinaria que los estancieL a s carnes preparadas han hecho ya ros tienen que reunirse en ciertas oporsu experiencia con buenos resultados, tunidades del año y organizar matanzas pudiendo llevarse a grandes distancias v para la defensa de sus pasturas. sólo se necesita generalizar la salazón " D e la abundancia del ganado vacupara que cada estanciero pueda prepano dan testimonio los ochocientos mil rar carne en proporción al ganado que cueros que anualmente empieza a exporposea, lo que se obtendría con la contratarse. H a y una matanza anual de 600.000 tación de un centenar de irlandeses solanimales. De ellos corresponden 150.000 teros, con aptitudes para dicha industria al consumo de las poblaciones de Mony cuyo sueldo por cuenta del E s t a d o cetevideo, Buenos Aires, Santa Fé, Corriensaría una vez que encontraran ocupación tes y Misiones, resultando que por no oor cuenta de los hacendados y se viera, aprovecharse los frutos que producen las "con gloria de la nación, que toda la cuatrocientas cincuenta mil cabezas, pierProvincia era un saladero". de la nación, a reserva de los cueros, el E s t o s irlandeses formarían luego f a ingreso de cerca de ocho millones de pemilias, que "serían unos maestros persos, vendidos que fuesen en España y en manentes, no sólo de salar carne, sino otros parajes". también de hacer quesos y manteca, de " P o r lo que dejamos expuesto, ¿no lo que resultaría otro ramo de comercio está comprobado que este es el país más no pequeño, porque aún que aquí se sabe rico del mundo por hallarse bajo un cliel arte de hacer manteca, se ignora el ma dulce, con muchos puertos que favomodo de prepararla para que se conserrecen el comercio, abundantes tierras que ve buena para largos viajes". producen copiosamente los alimentos de Comprendía también el programa primera necesidad, como es el pan y la propuesto por los hacendados en 1704, carne, pues ambos ramos pueden f o r m a r la contratación de toneleros expertos, baun gran fondo de comercio y una masa jo la promesa de pagarles' buenos suel11o pequeña de riquezas más seguras que dos y un premio por cada aprendiz que las que producen las manufacturas, por formaren. j tener estas una existencia precaria deEn cuanto a madera las había en ^ pendiente del gusto y de las industrias de abundancia en estas regiones para la conslas demás naciones, y a veces del capritrucción de barriles. cho de la m o d a ; y aún más seguras tamP a r a suplir la falta de embarcaciobién que las minas de oro y plata, pornes y de corresponsales o agentes de que éstas, cuanto más se cavan, menos venta de carnes saladas, aconsejaban se producen, o bien sea por quedar en agua, promoviera la fundación de una compao porque se pierden y agotan las vetas, ñía con privilegios comerciales de imporo bien porque el beneficiarlas ocasiona tancia. dotada de amnlios almacenes de más g a s t o s ? " . depósitos en Montevideo y Buenos Aires " ¿ C u á l será la verdadera, sólida v y concesiones complementarias para la permanente arte de hacer dinero? ¿Cuál exportación de manteca, quesos, lenguas, la sola lícita y aprobada por Dios y la cueros de carnero y maderas. naturaleza? I.a pastoril, sin duda, que El programa formulado era muy amproduce abundantes ganados, y la agri1.Después de la matanza en un saladero. — 2. L a plio y su aceptación y práctica hubiera cultura mucho trigo, ayudada del comersalazón de la carne vacuna para preparar el tasajo. — permitido el desarrollo de las industrias cio marítimo: estos son los medios jus3. Un momento de pose mientras se pelan los huesos agro-pecuarias y sus derivados, en los tos de enriquecerse y procurar atraer los y se clasifican las achuras. — 4. Tendiendo el tasajo países del R í o de la Plata. al sol. — 5. L o s varales de un saladero colmados de metales, sacándolos de los países que los Se propendía al desarrollo de las fuenmantas de tasajo poseen y que se hallan escasos de otras tes de producción de estas comarcas con especies y socorriéndoles con ellas por el , , un régimen de libre intercambio, a fin de dinero que les sobra, o permutándolas por otras que necesitamos: que el esfuerzo del trabajador se viera compensado con resultados este es y debe ser el único fin del comercio; nuestros ganados que halagúenos. Sin embargo se dejó dormir la iniciativa de los ganaderos, producen abundante carnes cuyo alimento es. después del pan, el conjurando con esa actitud contra el progreso v el espíritu de iniciatimás necesario a la vida humana, los cueros, sebos y lanas, son una va de los que veían en la explotación de las cuantiosas riquezas de la piedra imán que ayudada del comercio atrae con fuerza y enriquece tierra el desenvolvimiento auspicioso de estos países, la conquista todos los años a la nación; es una locura pretender otros manantiadefinitiva de mercados permanentes de consumo y la incorporación les ; estas son unas minas ricas que se poseen con seguridad, se culde nuevos elementos de trabajo que hubieran diversificado las divertivan con tranquilidad y se disfrutan con justicia; y para esto, mesas manifestaciones de la industria agro-pecuaria. mo la experiencia lo tiene acreditado". Un año después de esta petición los estancieros de Montevideo y Buenos Aires se dirigían ai Ministro don Diego Gardoqui, demandando medidas en el sentido de que se propendiera y facilitara el aprovechamiento comercial oc la carne vacuna. E n el Memorial respectivo, empiezan por establecer eme las teses vacunas se cuentan por millones; que hay parajes muy adecuados para el establecimiento de saladeros, y puertos comodos de embarque, como los de Montevideo, Buenos Aires, Maldonado y Colonia; que la propensión de la gente de campo se adapta maravillosamente a la cria, conservación y explotación de los ganados; que . hay una producción abundantísima de granos, lanas, avestruces, peces, lobos marinos; que también se cuenta con algodón en Corrientes y Misiones, y con minas de oro en Maldonado y San Luis.


JStfifao def G cfe/Y

Los acontecimientos

(lesa-

rio e n la primera mitad del siglo X I X . I n f l u e n c i a q u e e j e r c e e n el n m S i e n t e rural

r r o l l a d o s en las c o m a r c a s del R í o (le l a P l a t a c o m o c o r o l a r i o

las

de los que se s u c e d í a n

guerras

entre

ingleses,

españoles,

orientales, argentino., portugueses y fero sileños - M e d i d a s t o m a d a » por Artiga-,

en defensa de lo. interese, agro-pecua-

dominio que

breve gobierno

armas

.

.

propio - L . p r o t e c c i ó n

, ,

d e la g a n a d e r í a

,

.

. „ ,.

lusitano - L o s

,

durante

.

lo dominación

, , „ , . . la „ . . , , - ,nnc

bandos

del b a r ó n de

L a g u n o - E l G o b i e r n o P a t n o del ono 1 8 2 5 al 1 8 2 9 y la n q u e z o rurol - R i v e r a y Oribe

fronte

o 1 . principal riqueza del

guerras

sostener con

las

portu-

«•ueses, argentinos, brasileños fe"' v , posteriormente, las convul. ' . siones internas una vez consti^

n a c

d c f f l

¡

¡ona,j(]a(1 ,os progre

s o s

a n a d e r a s

d e

n d u s t r i a s

r r

¡

¡

>r s o

u r u í

,,rc

ruava, de las estas e]

t e

.

oriental,

paralizaron

| 1 a s iniciativas

provechosas

t 0 r

O r i e n t a l - P r i n c i p i o , de L e g i s l a c i ó n Rurol.

nulc

El d e s a r r o l l o d e lo industria

y

s e m

ja

n

su m e j o r a m i e n t o - L a G u e r r a G r a n d e de-

Eu-

M"-"-».

los c o m p r o m i s o s

saladeril y

que

de la p a t r i a

r e ¡ r ¡ o n e s

del E s t a d o

español; las

tuvieron

p e í . - V e n t o d e tierro p ú b h c o paro c u b n r finonc.cros

en

rojia, primero, y m á s tarde las l u c h a s p o r la e m a n c i p a c i ó n del

r i o . d e lo P r o v i n c i a O r i e n t a l d u r a n . e su

]

0

) r a r o n

n a

e n

c

) desconcierto V

t0(]a |a campaña que

t i e n e el p r o g r e s o del poís - L o evolución

s u f r i ó las

y prosperidad ganadero y los industrias

anormalidad de todo estado de

q u e le son o n e x o s - C i f r a s c o m p a r a t i v o s ,

guerra,

consecuencias

dispersándose

(Jracjuayo

Pronta la res para ser dividida en cuartos y mantas, la inspección veterinaria analiza sus condiciones de sanidad

C a n c h a de matanza de un saladero, en plena actividad, en la que puede verse el numeroso personal empleado en una zafra É p o c a d e la I n d e p e n d e n c i a - L a (¡añade

Cenfenarvo

de

los

la ro-

deos de animales vacunos, disminuyendo en f o r m a alarmante el monto de la riqueza pecuaria por las matanzas desconsideradas que se hicieron por los ejércitos combatientes y por aquellas partidas sueltas que prevalidas del estado convulsivo* en que se encontraba el país, campeaban por sus respetos en toda la región comprendida desde la m á r g e n e s del Ibicuy al Plata, como dueñas absolutas de la propiedad y de las haciendas. E l contrabando y el robo no reprimido amenazó nuevamente de muerte la gran riqueza efectiva de este país, sumiendo en la m a y o r miseria y desconcierto a todos aquellos que dedicaban sus energías a la explotación de las industrias agro-pecuarias. E n medio de ese caos, en los períodos de paz eme sucedieron a las luchas de los primeros seis lust r o s del S i g l o s X I X , los hombres de Gobierno se preocuparon de atenuar las consecuencias del desastre ganadero dictando medidas tendientes a poblar las estancias abandonadas v a restablecer el orden en la campaña, para que pudieran iniciarse de nuevo las tareas rurales, al amparo de la ley y bajo la vigilancia de las autoridades legales establecidas. . . Merecen citarse entre estas medidas de buen gobierno en defensa de los intereses vitales del país que eran, precisamente, los de su riqueza ganadera, las dictadas por A r t i g a s en el breve periodo que le cupo gobernar este territorio, al término de a dominación española, en el año 1 8 1 5 . E r a . por otra parte, uno de los mas laudables objetivos del gran patricio e incansable caudillo de nuestra independencia en medio de las múltiples atenciones que lo distraían en aquella época de lucha, de adversidades y de ¡ncertidumbres, propender, por todos los medios posibles, al fomento de la campana de la entonces Provincia Oriental. Respondiendo a esa orientación ck su política económica, de acuerdo con los delegados del Cabildo Gobernador de Montevideo, redactó un R e g l a m e n t o que. aunque con algunos defectos y lesionando intereses legítimos adquiridos, establecía bases eficientes para el desenvolvimiento regular de la ganadería y de los cultivos, y disponía el reparto de la tierra a los que habían servido la causa de la emancipación política del territorio oriental. Hn ese reglamento histórico, digno, por otra parte, de ser conocido, se autorizaba al Alcalde Provincial para distribuir terrenos y velar por la tranquilidad del vecindario; se instituía, dada la vasta extensión de la campaña, tres subtenientes de Provincia, señalándoles su jurisdicción ; se encomendaba al Alcalde Provincial y demás subalternos, el fomento, con varios útiles rurales, de la población de la campana para lo cual " r e v i s a r á cada uno en sus respectivas jurisdicciones los terrenos disponibles y los sujetos dignos de esta gracia, en preven-

ción que los más infelices serán los m á s agraciados. E n consecuencia los n e g r o s libres, los zambos de esta clase, los indios y criollos pobres, todos podrán ser agraciados con suertes de estancias si con su trabajo y hombría de bien, propenden a su felicidad y de la P r o vincia". E r a n igualmente agraciados con el reparlo, las viudas pobres si tuvieran hijos, y preferidos los casados a los americanos solteros y estos a cualquier e x t r a n j e r o . L o s agraciados serian puestos en posesión de las tierras desde el momento de e f e c t u a r s e la denuncia por el propio Alcalde Provincial o sus subalternos, concediéndoles el dominio gratuito de la marca que se exhibiera o que se le otorgara. las que debían ser archivadas en el libro respectivo abierto con el ob'cto de g a r a n t i z a r la propiedad de las marcas. D e s p u é s de la posesión, quedaban obligados los f a v o r e c i d o s por el r e p a r t o de tierras " a f o r m a r 1111 rancho y dos corrales en el término preciso de dos meses, los que cumplidos, si se advirtiera omisión, se le reconvendría para que lo efectuare en 1111 mes m á s , el cual cumplido, si se advierte la misma negligencia, será aquel terreno donado a otro vecino más laborioso y benéfico a la P r o v i n c i a " . L o s terrenos c u y o reparto se autorizaba eran " t o d o s aquellos de emigrados, malos europeos y peores americanos que hasta la fecha 11o se hallen indultados por" el l e f e de la Provincia para poseer sus a n t i g u a s propiedades" a igual los que, "desde el año 1 S 1 0 hasta el de 1 8 1 5 en que entraron los Orientales a la Plaza de Montevideo, liavan sido vendidos o donados por el Gobernador de ella, no comprendiéndose en este artículo los patriotas acreedores a esta g r a c i a " , haciéndose la excepción siguiente: si f u e r o n donados o vendidos a Orientales o a e x t r a ñ o s ; si a los primeros, se les donaría una suerte de estancia y si a los segundos, todo según a la f o r m a que se disponía. " P a r a repartir los terrenos de europeos y malos americanos se tendrá presente si estos son casados o solteros", pudiéndose disponer totalmente de los de estos últimos y en cuanto a los casados, de acuerdo con el número de hijos v para lio perjudicarlos, se les dejaba lo suficiente para que eu lo sucesivo pudieran mantenerse, disponiéndose del r e s t o en caso de reputarse excesivo el terreno que poseyeran. S e fijaba la extensión de tierra a concederse en " l e g u a y media de frente y dos de f o n d o ' . con facultad de aumentarla o disminuirla según la ubicación de las tierras y teniendo en cuenta proporcionar a g u a d a s y si f u e r a posible linderos fijos S e encarecía que cada a g r a c i a d o 11o pudiera ser f a v o recido m á s que "con una suerte de e s t a n c i a " , haciéndose algunas salvedades para los que quisieran mudar de situación. L a única reserva en cuanto a la e n a j e n a c i ó n de tierras y en beneficio de la Provincia, era la zona del Rincón de P a n de A z ú c a r v el del C e r r o para mantener las reyunadas del servicio del Cabildo. E11 cuanto a las tierras del Rincón del R o s a r i o , dado su extensión, se autorizaba su reparto del lado de a f u e r a " , " r e s e r v á n d o s e en los fondos una extensión bastante a mantener cinco o seis mil reyunos de los dichos". Se prohibió a los favorecidos la enagenación o venta de estas " s u e r t e s " de estancia, contraer deuda alguna sobre las mismas bajo pena de anular la concesión, T o d o s los propietarios de tierras, concedidas con anterioridad a este reglamento debían recabar, por medio del Alcalde P r o v i n c i a l , SU legitimación. S e autorizaba asimismo al Alcalde para o t o r g a r licencias a los favorecidos a fin de que se reunieran y pudieran s a c a r animales "así vacunos como caballares, de las mismas e s t a n c i a s de los europeos o malos americanos que se hallen en sus respectivas jurisdicciones", con el objeto de amansarlos, caparlos y s u j e t a r l o s a rodeos, no pudiendo ningún agraciado por su sola c u e n t a e f e c t u a r recogida de animales en campos ajenos a su jurisdicción. S e prohibía, asimismo las matanzas de ganados que no fueran de la m a r c a propia, como también, dada la escasez de los mismos, hacer cualquier tropa con destino a " P o r t u g a l " . E l A y u n t a m i e n t o de Canelones secundando e f i c a z m e n t e las ideas de A r t i g a s expresadas en el R e g l a m e n t o , c u y o resumen hacemos m á s arriba, creaba una J u n t a de A g r i c u l t u r a , la primera que se estableció en el país, y formulaba un v a s t o e importante p r o y e c t o c u y a transcripción 11o hacemos por su mucha extensión y que dado los sucesos


que ocurrieron con posterioridad no pudo ejecutarse en todas sus proyecciones y tuvo que aplazarse para época más oportuna. F u é no obstante aprobado y. en consecuencia, el 16 de noviembre del mismo año se instalaba la J u n t a de A g r i c u l t o r e s en Canelones. E n t r e tanto, las disposiciones del R e g l a m e n t o formulado p o r Artigas para el f o m e n t o y seguridad de la campaña, se ponen en práctica con buenos resultados, pero contrariado en sus finalidades por la matanza de v a c a s y los desmanes de algunas partidas a r m a d a s que perturban el t r a b a j o de los hombres de campo, circunstancia esta que motiva del Cabildo Gobernador, con fecha 17 de noviembre de 1815, la publicación del siguiente edicto. " P o r c u a n t o se observa con dolor los enormes desastres y detrimentos que en los últimos tiempos ha sufrido la campaña en sus haciendas, debidos al influjo de las circunstancias, fatalidades de la g u e rra y mil otras enn causas de destrucción y miseria que casi han t r a n s f o r m a d o en desapasible yerrm uno de los países más fecundos de nuestro continente; a fin de reparar en lo posible tan terribles males, y teniendo presente este Cabildo G o bernador que una de las ramas que hacen la riqueza de esta R a n d a Oriental nace del aumento y de la multiplicación del ganado vacuno, ha tenido por conveniente ordenar, que desde la fecha, todo hacendado, vecino, comerciante o tropero, se abstenga de f a e n a r ni conducir vacas a este objeto, ni menos c o m p r a r ni vender los cueros de esta especie, bajo la pena de ser decomisadas todas las que se hallen con tal destino, como igualmente todas las pieles, siendo todo ello aplicado a los f o n dos públicos y sujetos los t r a n s gresores a la pena que se juzgue adecuada a la naturaleza del delito".

cuales la que autorizaba a los hacendados a r r u i n a d o s por la g u e r r a para a r r e a r g a n a d o procedente de los c a m p o s r e a l e n g o s a fin de p o b l a r y r e p o b l a r sus estancias, medida a la que se a c o g i e r o n muchos v e c i n o s para r e h a c e r sus intereses o dedicarse de lleno nuevamente a la industria g a n a d e r a que empezó a f l o r e c e r después de un período de incertidumbre y de p r o f u n d a crisis. A n t e s de esta disposición, L e c o r , propendiendo siempre al desarrollo g a n a d e r o de esta c o m a r c a , rubricaba un decreto p o r el cual se establecía una linea imaginaria desde el D a y m á n al O l i m a r G r a n d e pasando por los Once C e r r o s , las C a ñ a s y T u p a m b a é , para que al N o r t e de ella pudiera e f e c t u a r s e la compra, v e n t a y e x p o r t a c i ó n del g a n a d o caballar y v a c u n o , prohibiéndose la e x t r a c c i ó n de vacas para la f r o n t e r a hasta t a n t o 11o m e j o r a s e n las condiciones de la P r o v i n c i a en cuanto al n ú m e r o de sus haciendas, pudiéndose, 11o o b s t a n t e , conducirse el g a nado hacia este lado de la r e f e r i d a línea de demarcación.

P o r resolución del m i s m o G o b e r n a d o r p o r t u g u é s de f e c h a 23 de junio de 1 8 2 1 , quedó también prohibido el t r á n s i t o con destino a las provincias l i m í t r o f e s a d e m á s del g a nado v a c u n o , de c u e r o s , sebo y c a r nes sin excepción a l g u n a bajo pena de c o m i s o ; se abolió el impuesto e x t r a o r d i n a r i o de c u a t r o reales que pesaba sobre cada c u e r o orejano, f i j á n d o s e para lo sucesivo 1111 real sobre los derechos ordinarios al ser introducidos a la plaza de M o n t e v i deo ; los estancieros podían disponer libremente de sus haciendas, mandar o vender sus v a c a s o demás g a n a d o c o m o m e j o r conviniera a sus intereses, quedando habilitada y p o r consiguiente permitida la introducción de cueros y carne de v a c a a M o n t e v i d e o y d e m á s pueblos- y m e r cados de la P r o v i n c i a . P a r a e v i t a r los robos de g a n a d o , se obligaba a los que negociaban con ellos y con cueros, a j u s t i f i c a r el dominio o derecho sobre los mismos que se inE l primer llamado e f e c t u a d o e^ trodujeran a los m e r c a d o s de venia. 14 de enero de 1 8 1 6 por el Alcald • E l documento de justificación conProvincial don J u a n de L e ó n , para sistía en un " c e r t i f i c a d o de los hael reparto de estancias en la j u r i s cendados vendedores, f i r m a d o de su dicción comprendida entre el U r u m a n o si supiere h a c e r l o , o si no guav y R í o N e g r o , entre este río y supiere, p o r quien sepa, a su r u e g o , el Vi. el de S a n t a L u c í a y el m a r y con su m a r c a señalada al m a r g e n , desde el Y i hasta la Cruz, no dió el con el v i s t o b u e n o de los jueces de resultado esperado, pues pocos f u e sus p a r t i d o s " , y con expresión del ron los interesados que se presenn ú m e r o de animales o c u e r o s o r e taron en demanda de tierras para j a n o s y m a r c a d o s que h a y a n vendipoblar. " L a indiferencia, la desidia y do, v el n o m b r e de los c o m p r a d o r e s " . aún la facilidad de los medios de vida E s t o s c e r t i f i c a d o s , siendo relativos para el sustento por la abundancia a los cueros, debían p r e s e n t a r s e a la del ganado, los retraía de pensar en R e a l A d u a n a de M o n t e v i d e o para adquirir suertes de estancias para o b t e n e r el interesado el permiso de dedicarse al traba/o. P o r otra parte. introducción, y en c u a n t o a los c e r Ja inseguridad para las personas y t i f i c a d o s de g a n a d o s para el consupropiedades en la campaña, p o r efecm o de la capital y saladeros de las to de los malevos que la infestaban inmediaciones o que f u e r a n conduy de la licencia misma de la soldacidos con el m i s m o o b j e t o a los desca desordenada que debía g a r a n d e m á s pueblos, debían ser presentirlas, aumentaba las causas del retados a los jueces respectivos. L a traimiento a poblarla, exterilizando propiedad de los c u e r o s de g a n a d o s los buenos deseos del Alcalde". M u alzados t o m a d o s en c a m p o s realenchas otras buenas disposiciones fueg o s , se j u s t i f i c a r í a con el certificado ron tomadas durante el corto período de los j u e c e s o c o m a n d a n t e s que del gobierno patriota de 1 8 1 5 - i ó hubieren intervenido en las f a e n a s . en beneficio de la ganadería y a g r i L o s cueros y g a n a d o s c u y o s propiecultura de la Provincia Oriental, tarios 11o hubieran llenado estos 3. Preparando las mantas que luego han de ir a las pilas de salapero desgraciadamente algunas de zón. — 4. L a s grandes piletas para salar la carne. — 5. Las posrequisitos, eran detenidos y depositas de carne tendidas en el interior de un saladero ellas se vieron relegadas en su cumtados ante los r e p r e s e n t a n t e s de la plimiento y otras abandonadas, ante autoridad, para proceder l u e g o a su v e n t a , r e s e r v á n d o s e el importe de los c u e r o s y g a n a d o s vendidos con m a r c a , p a r a e n t r e g á r s e l o a la perspectiva de la invasión de f u e r z a s p o r t u g u e s a s con p r o p ó s i t o s los hacendados que j u s t i f i c a r a n su propiedad, y destinándose el r e s t o de conquista, y la necesidad de aprestarse para la d e f e n s a del t e r r i t o r i o . al f o n d o para subvenir las necesidades del Gremio Je Hacendados. Durante las luchas que se sucedieron entre las tropas orientales T o d a omisión o complacencia en la aplicación de e s t a s disposiciones que respondían a las inspiraciones de A r t i g a s y las f u e r z a s p o r t u g u e sería c a s t i g a d a con todo r i g o r , c o m o asi m i s m o a los intrusos o sas invasoras, la campaña s u f r i ó las consecuencias d e s a s t r o s a s de la a g r e g a d o s en los campos de los hacendados a quienes se les comproguerra, no obstante las medidas tomadas p o r el General L c c o r p a r a bara la comisión de un robo. hacer respetar la propiedad de los hacendados de esta P r o v i n c i a e inducirlos a que continuaran al frente de sus establecimientos dedicándose tranquilamente a la industria del p r o c r e o del g a n a d o . E11 noviembre del mismo a ñ o r e f e r i d o m á s a r r i b a , el B a r ó n de Terminada la resistencia artiguista contra la invasión p o r t u g u e s a , la L a g u n a dictó un bando p o r el que se disponía la v e n t a de los anexada la Provincia Oriental al Brasil con el nombre de P r o v i n c i a t e r r e n o s r e a l e n g o s aún no e n a g e n a d o s a fin de que e n t r a r a n "al Cisplatina, el Barón de la Laguna. Capitán General y G o b e r n a d o r del círculo de las propiedades p r i v a d a s " . T o d a p e r s o n a que deseara nuevo Estado, tomó diversas medidas durante el año 1 8 2 1 , entre las c o m p r a r t e r r e n o s realengos debía denunciarlos ante la autoridad


respectiva para luego e f e c t u a r su venta en subasta pública, precedida esta de los requisitos de la mensura y avalúo, y extendiéndose al propietario la escritura y titulo f o r m a l p o r la Superintendencia General del E s t a d o , P a r a facilitar la venta, los campos denunciados se dividían en suertes de estancia según lo permitiera la localidad donde aquellos estuvieran ubicados y dándole límites f i j o s y naturales en lo que f u e r a posible. A las familias pobres que lo solicitaren, se les vendería una suerte de estancia a censo redimible de cuatro por ciento al año sobre los valores de las últimas posturas o de tasación en caso de no presentarse p o s t o r e s " . S e concedía un plazo de seis meses para que se presentaran con los documentos que poseyeran, ante la autoridad, todos aquellos que se hallaren ocupando campos por vía de denuncia, por donación o por cualquier otro motivo, sin título de propiedad o justificativo de que lo hubiere pagado, a fin de gestionar el título de propiedad y dominio respectivo. L o s que no se presentaran dentro de los seis meses fijados serían citados y en caso de " n o t o r i a contumacia", se admitirían las denuncias sobre sus campos, disponiéndose su venta en subasta pública. S e obligaba asi mismo a los propietarios de estancias que tuvieran sus títulos en forma, a que denunciaran dentro del plazo de seis meses, las sobras que contuvieran sus campos para adjudicárselas por módico precio, y en caso de omitirse el requisito de la declaración de sobras, se admitirían denuncias sobre las mismas, que serían luego subastadas. Establecía textualmente el bando a que nos venimos refiriendo que "para facilitar el cumplimiento de estas disposiciones, evitar las ocasiones de fraudes, y a s e g u r a r el derecho de la propiedad rural con títulos legítimos y revestidos de las solemnidades que requieren las leyes, y en que tanto interesa la propiedad pública, ordeno y mando que todos los propietarios de estancias, sin distinción alguna, presenten

fabricación de t a s a j o en virtud de la escasez de ganado, c o m o así mismo la introducción de las carnes saladas a la P l a z a de M o n t e v i d e o y la Colonia, a la sazón ocupada por los brasileños. P o r el o t r o decreto se prohibía la matanza de vacas como medio de c o n s e r v a r el principal renglón de la riqueza pública, exceptuándose de igual medida y atento a la escasez de novilladas, el ganado destinado para el abasto. _ Con la extracción de ganados de R í o Grande a raíz de la batalla de Ituzaingó, la repoblación de las estancias de nuestro territorio f u é un hecho auspicioso y rápido que permitió a la Asamblea Constituyente, a principios del año 1829, por iniciativa del General Rondeau, 'autorizar la exportación de novillos, no de yacas, gravándolos a razón de un peso por cabeza. G r a c i a s a esa medida se obtuvieron para los ganados precios reputados e x t r a o r d i n a r i o s en aquella época, pues llegaron a pagarse 1 2 pesos por animal v a c u n o y ocho pesos por el caballar. Al mismo tiempo que se ponía en práctica esta autorización, se tomaban medidas de policía rural contra los "changadores", declarándose que sólo los propietarios podían m a t a r haciendas en sus respectivos campos. E11 1827 el gobierno patrio designó una comisión con el cometido de examinar los títulos de los solares comprendidos dentro del recinto de las poblaciones, a e f e c t o de p r o m o v e r el reparto de los que resultaran baldíos, bajo compromiso de ser edificados, siendo también objeto de atención especial las tierras de labranza. E n 1829. la Asamblea Constituyente dictó una ley por la que se declaraba extinguidas las tres cuartas partes de lo que adeudaban los arrendatarios de las tierras conocidas con el nombre de Propios de Montevideo, tratándose de arrendatarios solventes y, la totalidad, cuando estos eran insolventes.

A I caer la «arde las ovejas que pastan en las praderas son arreadas sin dificultad hacia fas "casas" para ser encerradas en los corrales hasta el día siguiente en que nuevamente se las deia en libertad.

dentro de seis meses, en la Escribanía M a y o r de esta Superintendencia General, todos sus títulos de propiedad o de posesion y cualesquiera documentos o papeles \ n virtud de los cuales poseen sus campos y haciendas, a fin de que recaiga la confirmación que subsane cualquiera f a l t a de solemnidad y asegure su validez y estabilidad nara lo f u t u r o " . " E l Gobierno como la J u n t a Superior tendrán m u y presente la antigüedad de los poseedores, circunstancias de sus familias, servicios y quebrantos, para dispensar es toda consideración en las moderadas composiciones, o declarándoles el dominio de los campos que poseen sin pensión ni g r a v a m e n , según parezca mas c o n f o r m e a los principios de equidad y a los sentim.en os generosos y b e n é f i c o s que desea el Gobierno acreditar a los habitantes de este

d<; .

d

¡spos¡ciones

que

acusan los principios de

una

legislación rural f a v o r a b l e al desarrollo de la r . q u e z a d e l a f i e r r a f u e interrumpida por los sucesos desarrollados en los anos 1822 y 1823 con motivo de la Independencia del Brasil del y u g o de P o r t u g a l y u Z tarde por la invasión de los T r e i n t a y T r e s Orientales p o r la p l a y a de la A g r a c i a d a y las luchas que se suscitaron hasta la de fu tiva Independencia del país y la J u r a de la Constitución el 1 8 de julio del año 1830. , . . E n este período de lucha armada, se destacan v a n o s hechos relacionados con el incremento de la ganadería en el territorio oriental N o s r e f e r i m o s a la arreada de grandes tropas de ganado procedente del territorio de R i o Grande, después del triunfo de Ituzaingó. en dirección a las f r o n t e r a s orientales, y con el que fue fácil repoblar rápidamente las estancias de la Provincia Oriental, como asi mismo las de E n t r e R í o s , Corrientes y Misiones. A n t e s de esto, a mediados de 1826, el gobierno patrio dictaba dos decretos tendientes a a defensa del stock ganadero, por uno de los cuales se prohibía la

L a necesidad de a r b i t r a r fondos para r e f o r m a s militares, determino al Gobierno en 1830 a solicitar de la A s a m b l e a la sanción de una ley que lo autorizara i vender, en vez de arrendar, las tierras de Propios, calculadas por la prensa de aquella época en 7.968.000 hectareas, representativas de un capital de un millón setecientos mil pesos. Al finalizar el año 1830, los departamentos de Cerro L a r g o , R o c h a y Maldonado y aún mismo los del centro de la República, s u f r í a n las consecuencias de las gavillas de ladrones que mataban el ganado con el solo objeto de beneficiar y negociar sus cueros. I ara poner coto a estas correrías y a las depreciaciones consiguientes de la riqueza pastoril, un g r u p o de hacendados se presento al Gobierno solicitando la organización de una expedición militar que terminara con las gavillas de ladrones y salteadores. L a expedición f u e o r g a nizada, cayendo en las batidas que se hicieron por las regiones m a s perjudicadas del país, aparte .le centenares de v a g o s y malhechores, f u e r t e s partidas de cueros prontas para ser negociadas. F u e r o n descubiertos e intervenidos por la autoridad respectiva 20 c e n t r o s o parajes de reunión de ladrones, con un personal de setecientos h o m bres que tenían a su c a r g o la organización de las m a t a n z a s de g a n a d o en una extensa zona N o r t e del país, concitando y p r o m o v i e n d o el alzamiento contra las poblaciones pacificas y la autoridad, de los

""'"sé

dictaron asimismo en esa época v a r i a s medidas de c a r á c t e r defensivo de los intereses r u r a l e s : la c o n t r a m a r c a d é l o s cueros vendidos; el certificado de venta de g a n a d o con intervención de J u e c e s de P a z y Tenientes A l c a l d e s ; la contratación de peones p o r medio de papeletas expedidas por la P o l i c í a ; la prohibición absoluta de e s t a blecerse con pulperías ambulantes en toda la c a m p a n a , bajo pena de comiso de la mercadería. Como debido a la g u e r r a y al abandono de los establecimientos


jQf fí£po def (_• c/e/V

Cenfencrp/o Vpac^aayo

rurales por sus título legitimo" propietarios s e y mandando adliabia alzado mujudicar, en concho ganado, essecuencia, las tiepecialmente y e rras a los poseeguarizo, vagando dores sin perjuipor los campos cio del "derecho y destruyendo de los propietasus pasturas, se rios supuestos o organizaban freverdaderos en los cuentes expeditérminos que con ciones entre los ellos mismos se hacendados para estipulase". destruir esa plaL a venta de g a y aprovechar la tierra pública los cueros de los constituyó duanimales sacrifirante la adminiscados que dieron tración de Riveorigen, más tarra. la base de tode, a la existendas las medidas cia de numerosas financieras para gavillas de banregularizar la sidoleros que reatuación d i f í c i l lizaban verdadeporque atravesaros malones a las ba el erario púhaciendas manblico. P o r ley de sas. Para combamarzo de 1 8 3 1 el tir este grave pePoder E j e c u t i v o ligro que se cerquedaba autorinía amenazador zado para vensobre la riqueza der. con destino ganadera, prohial pago de la bió el General d e u d a flotante, Rivera la matanM a j a d a de merinos al abrigo del monte y de los peñascales todos los terreza del ganado aln os conocidos zado. medida acertada esta que no pudo prosperar por oposición del Luerpo Legislativo que sancionó una ley restableciendo el derecho con el nombre de " P r o p i o s del Cabildo de Montevideo", las tierras de correr, matar y disponer de los ganados orejanos y y e g u a d a s aldel ejido y los edificios y "terrenos públicos dentro del departamento zadas que cada estanciero encontrara en su campo. Así mismo y con de la capital. P o r ley de mayo de 1833 se mantenía a f a v o r de las el objeto de combatir el abigeato, se creó una barraca central para tierras de pastoreo el régimen enfitéutico, con un plazo de cinco el reconocimiento de todos los cueros vacunos y caballares procedenaños para los arrendatarios a fin de que la Asamblea pudiera autotes de la campana que se introdujeran a Montevideo. L a propiedad rizar. según las circunstancias y conveniencias del momento, la conde estos productos debía ser justificada por el dueño respectivo, vetinuación del contrato o la venta de las mismas tierras. L a s tierras ril,cado lo cual se colocaba en el cuero una marca o marchamo, sin públicas que hubieran estado ocupadas por más de veinte años, quecuyo requisito no era permitida la salida de la barraca de ningún daban excluidas del alcance de esta lev, pudiéndose adquirir eii proc ero. E s t a medida dio lugar al establecimiento de un derecho o impiedad por sus poseedores, al bajo precio de quinientos pesos la exr ^ s ™-i f,U i " e g ° S C S a C ° 3 r e m a t e Produciendo al erario público vatensión de 2656 hectáreas como se estableció en 1111 decreto reglah T ^ V i P e S ° S ' P C r ° o ^ ^ n d o a la vez una formal protesta de mentario aprobado poco tiempo después. íénrfr^ • . q t , e ? r m ; ° C O m á s t a r ( , e , a derogación de esta medida E s t e plan_ relacionado con la enagenación y aprovechamiento ca de r e " " - ra ' T > 0 ' c o m o a s í m i s m o la supresión de la barrade la tierra pública con propósitos puramente económicos, imponía se m i ns n / r , C , m ' , e " t 0 detuvieron en estas las resoluciones tola adopcion de medidas tendientes al exacto conocimiento de la ridieron = 1 • f / b , c r n o de aquellos tiempos, sino que ellas se extenqueza que ellos representaban. Se dictaron al efecto decretos comdieron a la tutela y conservación de los productos de la ganadería. plementarios de esta ley. que obligaban a los agrimensores a presentar un duplicado a los planos en las mensuras que practicaran - que CStrafíos en ,os c u e r o s compelían a los poseedores de tierras públicas de pastoreo a exhibir cantidades s i H'e en grandes conseoiem-ia^ estivaban en las barracas. P a r a evitar las desastrosas los documentos justificativos de su posesión; que ordenaban el leción ñor e ' "'i 1 * A s a m b l e a c o » « d i ó privilegio de invenvantamiento del catastro en todo el territorio, con ayuda de cuatro E ? c h e ™ r e v ' m , n n e O C l l ° , a ñ o S - a , o s s c ñ o r e s don Pedro Tulián de comisiones encargadas de f o r m a r registros de títulos y alanos v Domnlfí s " u e t i d , n5 ° Artayeta, para vender un específico que levantar el censo de los capitales, baio la superintendencia de TuraP r na J u n t a e residia P reirá fné ? , ° l'. <"' P don Gabriel Antonio dos Departamentales presididos por el Tefe de la Comisión de Zonas • n, ento h a b i ™ P ° ^ cueros sugetos a su tratamíe instituían una Comisión T o p o g r á f i c a con el cometido, entre otros' permaneC,d cn ra n te ^os ocho ° « c é l e n t e estado de conservación dude reunir datos para la formación de la Carta de la República rante los ocho meses que duraron los experimentos. De ,arta lento ��or t í C r T Q ° " , ' r T o p o g r á f i c o no f u é autorizada p h n t e ó al p 1 " " ^ " " 0 <Ic l a . administración del General R i v e r a se por ley y el Senado encarpetó el provecto respectivo a la espera de leyes agrarias sobre denuncias y enfiteusis. L a situación ganadera mejoraba entre tanto y los raninos que habiendo concurrido como solvolvían a poblarse bajo el cuidado de dados a prestar servicios en las guelos estancieros. rras de la Independencia, se habían Refiriéndose a esa situación de vinculado a la tierra por el trabajo. florecimiento, se decía lo siguiente I ara solucionar este conflicto. Rien el Mensaje leído en la Asamblea vera dispuso, primero, que el Fiscal al abrirse las sesiones ordinarias de suspendiera todo desalojo de las tiela misma, en 18^2. rras reclamadas por sus legítimos " L o s establecimientos rurales de propietarios, hasta tanto el Cuerpo pastoreo y de agricultura se han Legislativo no dictara leyes al resmultiplicado prodigiosamente en los pecto y , más tarde, al finalizar el últimos a ñ o s : el Gobierno espera año 1833, publicó un decreto refrencon confianza que en breve desaoadado por sus Ministros el Dr. Lucas recerán las importaciones de producJ o s é Obes y el General Oribe, en el tos que nos ofrece la tierra, si conque sostenía la necesidad de cortar tinúan sosteniéndose los principios " l a peligrosa lucha entre poseedores de orden, libertad y justicia que nos y propietarios de terrenos abandoProporcionan nuestras instituciones". nados en el curso de la revolución, F.l mismo Gobierno, dos años desa s e g u r a n d o a aquellos el tranquilo pués. en 1834, por intermedio de su g o c e de lo que hubieron de la mano Minist ro de Hacienda, formulaba la del tiempo y de las circunstancias, siguiente declaración : " L o s campos sin d e f r a u d a r a estos del derecho se han cubierto de ganados en meHermoso ejemplar de Hampshire Dívon que pueda competerles por cualquier nos tiempo del que necesitaron la

s^prSzVei titrrr"0rb,ema agrarioentre d derecho


O

fi£ro

ddei fe/V

def

Ce/ifencTp/o U r u g u a y o los solares urbanos y t e r r e n o s del ejido de la ciudad de M o n t e video y de l o s edificios públicos existentes en algunos de e l l o s que e 11 aquella época eran m u y pocos y de un reducido valor. E n marzo de 1836, al dar cuenta nuevamente a la A s a m b l e a de la situación de la Hacienda Pública, el Gobierno adjuntaba otro cuadro de la Comisión T o p o g r á fica, suscrito por don J o s é M a r í a R e y e s , del que resultaba esta distribución de 1a s 14.900.160 hectáreas territ o r i a 1 e s que abarcaba la R e pública.

anarquía 1111 a s veces, y o t r a s el despotismo, para despojarlos de esta su riqueza peculiar " Las exportaciones de lanas lian progresado durante los c u a t r o últim o s años en la proporción de o a 9, de 9 a 1 2 , de 12 a 24".

La, extensión de la tierra pública sin e n a j e n a r se calculaba por la Comisión de T o p o g r a f í a en 9.000.000 de hect á r e a s y , según otros informes, en 13.280.000 hect á r e a s . E11 1834 la A s a m b l e a , accediendo a un pedido del G o bierno, autorizó para el p a g o de Una hermosa majada de Lincoln de las que pueden contemplarse en las praderas uruguayas la deuda exigible y demás obligaciones reconocidas, la venta de todos los terrenos del ejido y las E n t r e uno y otro cálculo había p r o f u n d a s diferencias lo que extierras de p a s t o r e o dentro del límite de 2.921.600 hectáreas y al precio plica que las medidas tomadas por el gobierno para regularizar la simínimo de 500 pesos la extensión de 2.656 hectáreas. tuación de la propiedad territorial rendían f r u t o s que se esperaban. A n t e s de esta campaña contra la tierra pública, se presentó en 1832, sancionándose tres años después, una ley por la que, para evitar dudas y pleitos, se declaraba 11o denunciables las sobras de campos que existieran dentro de los límites naturales, ciertos y conocidos, bajo de los que hubiesen sido hecha la donación, la denuncia o la mensura subsiguiente, y concedía preferencia para las denuncias a los poseedores de los campos fiscales. Y a entonces, según la declaración del diputado don J u a n Alvarez, 11o había campos desocupados en la República, salvo sobre la frontera del Brasil, donde abundaban, a pesar de haberlos ofrecido el Gobierno a los mismos intrusos que eventualmente se establecían en ellos. E n marzo de 1835, al inaugurar sus tareas de Gobierno el General Oribe, 900 expedientes iniciados al amparo de la ley de enfiteusis sancionada tres años antes, permanecían paralizados, lo que no impedía que los denunciantes hubieran entrado en el goce de las tierras fiscales sin haber abonado el canon prescripto por la ley. L a superficie abarcada por las tierras comprendidas en las denuncias paralizadas, era, según cálculos aproximados, de 4 . 2 1 2 . 4 1 6 hectáreas que al precio de mil pesos la extensión de 2.656 hectáreas, v a l o r que se le fijó en ese año, constituían un capital de $ 1.586.000. P a r a obligar a los interesados a que prosiguieran el trámite de sus gestiones sobre tierras, concedió el Gobierno 1111 plazo de 60 días bajo apercibimiento de resolv e r s e lo que mejor conviene al Estado que consistió, por lili decreto posterior, en la admisión de denuncias de terceros no ocupantes. Se trataba de regularizar la situación de la propiedad rural, buscando de obtener los m a y o r e s recursos posibles para consolidar la situación del erario público. E n el mismo año 1835, el Gobierno adjuntaba valiosos datos a la A s a m b l e a al dar cuenta del desastroso estado de la Hacienda Pública. S e g ú n esos datos, el territorio nacional estaba calculado en 14.900.160 hectáreas y esa superficie se distribuía en la siguiente f o r m a :

C o n c e d i d a en e n f i t e u s i s . C o n c e s i o n e s en t r a m i t e . Tierras particulares que h a b l a n v u e l t o al F i s c o . D e n u n c i a s ouyos expedientes se h a b í a n perdido . T i e r r a s por denunciar

373.4 96 1.2S2.848

T o t a l del F i s c o T o t a l de p a r t i c u l a r e s

10.331.S10 4.568.320

4.732.992 3.280.160

U11 segundo cuadro indicaba el aumento progresivo de la población rural, estableciendo que en los nueve años corridos de 1826 a 1835 llegaban a 1005 los denunciantes que habían entrado en posesión de su título o que proseguían los trámites para obtenerlo. U11 tercer cuadro fijaba en 1.949.000 pesos el valor de

T r a n s f e r i d a s al d o m i n i o p a r t i c u l a r , h a s t a m a r z o d e 1835 . T r a n s f e r i d a s d e s d e m a r z o h a s t a f e b r e r o do 1S36 . . . . l ' r o p l e d a d e s p a r t i c u l a r e s r e g i s t r a d a s en los p r o t o c o l o s . C o n c e d i d a s en e n f i t e u s i s D e n u n c i a s en trfijmite T i e r r a s c u y a c o n d i c i ó n «e I g n o r a Total de hectáreas

.

1 . 2 7 7 . 5 3 6 heot&reas 409.021 4.668.320 2.560.34Í4 3.747.616 _.3IU•i„o 1 I -'-"in . l ' i o h e c t á r e a s

Comentando este cuadro decía el Gobierno en su mensaje, que había 8 . 6 1 8 . 7 2 o hectáreas de propiedad fiscal y 6 . 2 8 1 . 4 4 0 de propiedad particular, que al precio de mil pesos cada extensión de 2 . 6 5 6 hectáreas de las primeras representaban 1111 capital para el E s t a d o de tres millones y cuarto, a lo que había que a g r e g a r el v a l o r adeudado de las tierras del ejido y de los solares urbanos de M o n t e v i d e o : $ 3 5 1 . 0 0 0 y el valor de los baldíos: $ 637.000, sumando en conjunto un v a l o r de $ 4 . 2 2 3 . 6 0 0 para las tierras propiedad del E s t a d o y de !¡¡ 1 . 2 2 7 . 0 0 0 . para los edificios públicos. E r a una abundante reserva de la cual se disponía echar mano el Gobierno Nacional para salvar sus dificultades financieras. U11 año m á s tarde, en 1837, se fijaba el valor de venta de cada extensión de campo de 2.656 hectáreas, en 1.500 pesos, es decir, tres veces más que 1111 lustro a t r á s . ( 1 ) . E s e mismo año, invocando el Gobierno los registros levantados por los recaudadores de la ¡latente extraordinaria, y otros datos complementarios, a f i r m a b a que había en la campaña 1 . 6 0 0 . 0 0 0 animales vacunos, representativos de 1111 capital de 5 . 6 0 0 . 0 0 0 pesos y que el valor de los campos en que pastaban esos g a n a d o s podía estimarse en la suma de $ 2.375.000. T o t a l , en números redondos, ocho millones de pesos para la fortuna privada dedicada a la ganadería. P a r a l e l a mente a esta riqueza había ido creciendo el abigeato, estimulado en la frontera bañada por el río U r u g u a y por las facilidades que o f r e c í a n las embarcaciones que penetraban en las sinuosidades del río y los afluentes principales y sobre las cuales se c a r g a b a el producto de los robos de cueros. C o m o recurso para cubrir el déficit del presupuesto de aquella época, se solicitaba la aplicación de lili impuesto sobre la ganadería, proporcional a las utilidades de esa industria, calculadas entonces en el 3 3 % del capital y que habrían de duplicarse al a m p a r o de la paz. Durante el primer a ñ o del Gobierno de Oribe, la venta de la tierra pública p r o d u j o la suma de $ 8 6 . 0 0 0 ; en el se-

Reproductores Romney Marsh en un establecimiento de campo del Uruguay

( 1 ) i'jn l o s d o c u m e n t o s o r i g i n a les d o d o n d e s a c a m o s e s t o s d a t o s , Ja s u p e r f i c i e <M l'uia y t o d o lo q u e con ella se r e l a c i o n a b a , se calcu'laba en medidas nntl«*uns que hubo que red u c i r a su e q u i v a l e n t e en e l s i s t e m a métrico dootmal quo riso pura todas l a s o p e r a c i o n e s en el t ' r i i K n a y .


\

m u i d o a ñ o la de $ 1 2 8 000 v en el t e r c e r a ñ o $ 1 3 2 . 0 0 0 . E n solo tres a ñ o s ñ o r e s t e c o n c e p t o se o b t u v o la suma de $ 3 4 6 . 0 0 0 c o m o r e c u r s o p a r a ' s u f r a g a r l o s g a s t o s de la nación. L a p a n a d e r í a e n t r e t a n t o s e g u í a constituyendo, como en los p r i m e r o s días de 'la c o n q u i s t a y colonización de este territorio, el 1 . . , ,. , . ! ' 7 a ' n p ú b l i * n o n obst!uite'^jl as

que a s p i r a b a n al G o b i e r n o de

la i m p o r t a n c i a esa riqueza.

revestida

de

por

/ ¿

/ ' >L

^

'

.I este

"|P , ^ • I'• V •i i B ' H kC S J X fI ^ }

7

*

¡

ÍJ j ^ H . ' ,

'eatoR1.-

p e s o s el c e n t e n a r

• : > ; * . Kjj ¡ • ;

" ~

1 x

'""t,u'

i»s»

11

n.:ior, .isú

cancha para desollar la res, t e -

j "„ " " "

Ayos/o mis «.00 n $ u . o o ? V, ','. 6 0 0 í.oo "'"" u.oo í.oo

L a a b u n d a n c i a de g a n a d o introducido a M o n t e v i d e o , así c o m o la notable oscilación en los precios de v e n t a a n o t a d o s en el t é r m i n o de un año, se debía a que la g u e r r a , la terrible g u e r r a se había encendido n u e v a m e n t e en todo el t e r r i t o r i o de la R e p ú b l i c a y u n a invasión f o r m i d a b l e del e j é r c i t o r o s i s t a , v e n c e d o r en Arroyo Grande, estaba p r o n t a p a r a la conquista de este suelo, d e v a s t a r la c a m p a ñ a , d e s t r u i r su riqueza y l l e v a r la a n g u s t i a y la z o z o b r a al. espíritu de todos los habitantes del país, que s o p o r t a r o n de n u e v o las contingencias de un p r o l o n g a d o p e r í o d o de convulsión interna, en el preciso m o m e n t o que el t r a b a j o había o r d e n a d o los intereses r u r a l e s a b a n d o n a d o s y propendía a su rápido y v e r t i g i n o s o i n c r e m e n t o , al a m p a r o de la fertilidad s o r p r e n d e n t e de e s t a s t i e r r a s g e n e r o s a s , de admirables pasturas naturales. S e g ú n cálculos de " E l C o n s t i t u c i o n a l " , cada res v a c u n a beneficiada en los s a -

I • ^

''

J j

T r e s eiemplares de reproductores L i n c o l n

KovUmirc jsn i2~mT Noviuós ' . . • »•'•><> Ternerna de " iño» . . . . . ' " 3! o o Ganado de lurte 2 . o o a $ 2.75 vüííuas f l : u i l s . . . . . . " iloo a $ 1.75

^ ^ ^ ^ ^ ^

Vt M Bf t t jng H

d.

j m i ^ j u l g

, "

' o n " d e

L

¿ M ^

T4T7T9 a n i m a l e s vacunos, respectivamente. Año 1842 — E n seis m e s e s de este año, de j u n i o a diciembre iiiclusive s a l v o o c t u b r e que no f i g u r a en el c u a d r o respectivo, entraron a M o n t e v i d e o p a r a el c o n s u m o de su población y con destinó a los distintos e s t a b l e c i m i e n t o s industriales, 1 3 0 . 5 3 9 n o v i l l o s ; 1 3 8 . 8 9 4 v a c a s ; 76.870 t e r n e r o s y 2.423 a n i m a l e s y e g u a r i z o s . p'ara evidenciar el m e j o r a m i e n t o e x p e r i m e n t a d o en las cotizaciones de venta del g a n a d o , t r a n s c r i b i m o s los precios r e g i s t r a d o s en la T a b l a d a de M o n t e v i d e o a f i n e s de 1841 y mediados de 1842.

la,íos°'Sdencar,^ tasajo. El número de s a l a d e r o s que

'rriv|1''"

'

'a-

dores. meses Z

^

de o s a m e n t a s f r e s c a s . E11 ese año, el s e ñ o r F r a n c i s c o M a r t í n e z N i e t o se p r e s e n t ó al G o b i e r n o en demanda de privilegio a f a v o r de un procedimiento para e x t r a e r la g r a s a contenida en los residuos de saladero y utilizados solo c o m o combustibles. A u n q u e su pedido quedo e n c a r p e t a d o sin que se resolviera en ningún sentido su sistema se v u l g a r i z o en tal f o r m a que f u e aprovechado p o r todos los s a -

chad;

miento que f u n d a r a en las T r e s Cruces. E l lazo que se a r r o j a b a de a pie o de a caballo, recogtendose despues en la m i s m a f o r m a , f u e sust í m i d o por el t o r n o en esta última parte, facilitando e n o r m e m e n t e las tareas. L o s cueros f r e s c o s y secos, se rociaban p r e v i a m e n t e con nitro antes de ser salados en piletas especiales. E n el mismo r e f e r i d o ano de 1 8 4 1 , don Hipolito Dotnnel se establece en el C e r r o de M o n t e v i d e o con un saladero, al que a n e x a , jabonería, f á b r i c a de ácido s u l f ú r i c o y de velas, instalando un h o r n o para la calcinación de piedra de cal. E l capital que invierte en este establecimiento industrial '«.uyas actividades proporcionan t r a b a j o a 500 o b r e r o s , asciende a $ 200.000. D. M a n u e l L a f o n e , en la r i b e r a n o r t e de la bahía de M o n t e v i d e o , en el p a r a j e denominado L a T e j a , da un notable impulso a la g a n a d e r í a y a la industria saladeril, introducíendo en esta importantes m e j o r a s c o m o la relacionada con l a coción de los huesos p a r a e x t r a e r l e s la g r a s a . Obtiene con la ubicación de este establecimiento, una notable economía por concepto de a c a r r e o s , dada su p r o x i m i d a d a las a g u a s de la bahía, hacia la cual v a n a p a r a r los residuos inútiles del saladero, L a g u e r r a civil de R í o G r a n d e contribuye también al d e s a r r o l l o de la industria saladeril en el U r u g u a y , por la b a r a t u r a de los g a n a dos que a t r a v i e s a n la f r o n t e r a f o r m a n d o grandes t r o p a s conducidas p o r s u s dueños, c o m o así m i s m o p o r la intervención de los saladeristas brasileños que se establecen en el país, a p o r t a n d o c o n j u n t a m e n te con g r a n d e s capitales, la m a n o de obra de n u m e r o s o s e s c l a v o s , E n t r e los establecimientos f u n d a d o s por brasileños, f u e r o n d i g n o s de mención los de M a c h a d o y V i ñ a s en el P a n t a n o s o y el de C h a v e s en la bahía de M o n t e v i d e o . F r e n t e a este r e n a c i m i e n t o de la g a n a d e r í a en los c a m p o s que iban repoblándose g r a d u a l m e n t e , y al m a g n í f i c o d e s a r r o l l o e increm e n t ó de la industria saladeril, se alzaba nuevamente el p a v o r o s o e s p e c t r o de la g u e r r a , que no había deparado un solo instante de tranquilidad aI fi-J $g ¡9

.

^

^

'

.'^'-Ak'

^

i

V

L

Reproductores Merinos en un rincón de abrigo

^

'.Ir

^

'.

1,

^

.

^

^ ' ¿ ^ I ^ ^ S B

de los muchos que caracterizan el suelo u r u g u a y o

L t b ^ l X r i " sos fomentaran su p r o g r e s o y p e r f e c c i o n a r a n el

^

^

f bandUtás^partt"


Mpo def¿ de¿

p r r ¿ £ j

O das sueltas en armas y ejércitos combatientes. " T o d o s los establecimientos de campo, todas las estancias, todas las poblaciones rurales, f u e r o n oblig a d a s al abandono, haciendo centralizar las familias a los pueblos y ciudades de la R e p ú blica. L a campaña se convirtió en un inmenso desierto poblado por los ganados que, librados a su libertad, tomaron carácter de cimarrón. N u m e r o s o s rebaños de cerdos y de perros convertidos en salvajes, cruzaban en todas direcciones y el f r í o observador, tendiendo su mirada en el desierto campo, la detenía en la estancia convertida en tapera y en algunas aves de corral que, fieles a la propiedad, vivían allí trabajosamente, escapando de la instalación que en la ruina habían hecho las comadrejas y zorrinos. L a s numerosas familias obligadas después del Arroyo Grande a retirarse a Montevideo y los pueblos que consti-

def

Cenfenar'/o Uruguayo

Majada Lincoln rumbo al corral de encierro, en la hora del crepúsculo

al norte del R í o N e g r o , f u e r o n a g a r r a d a s y sometidas a la procreación tuían f o c o s de población, encontráronse pronto en el camino de la en rodeos de trabajos continuos". miseria. L a g r a n propiedad y la riqueza pastoril representada por los R a m í r e z que en 1842 marcaron 4 ° . o o o terneros, S a y a g o , que llego a " L a s estancias renacieron como por encanto de las ruinas üe « 0 0 0 v P o r r ú a a 22.000, vióse en el caso de irse empellando gradualnueve a ñ o s ; la población rural, gradualmente descentralizada y extendida empezó a p r o g r e s a r , y la g u e r r a de Crimea, que h i z o c e v a r l mente para atender a las necesidades diarias, por c u y a circunstancia ganados vacunos a precios desconocidos, preparo al país para dar se precipitó el cambio total de posiciones sociales en todas las e s f e r a s f ia industria lanar ¿ r a n incremento, pues rápidamente adquirió n de la histórica vida nacional". portancia con la llegada de capitales e x t r a n j e r o s dedicados a esa " L o s ejércitos que cruzaban la Repuohca en todas direcciones exp otación. E n los últimos tiempos de la p r o l o n g a d a lucha de os m a t a b a n los ganados por el valor de los cueros, porque tenia cada nueve años, algunos ingleses que habían podido mantener su indej e f e o cada oficial tantos cueros para atender a sus necesidades . pendencia, por su carácter de ingleses, se descentralizaron y , apode* " L a s guarniciones de los pueblos se sustentaban de los rodeos rándose de los elementos sueltos que vagaban p o r sus campos y cimarrones, v la población rural que vivía concentrada en esos puepropiedades, conservaron principalmente en sujeción y procreo a l g u blos, se descentralizaba también a los i n m e d i a t o s c a m p o s para propornos rebaños l a n a r e s : esos i n g l e s e s se llamaron D o n J u a n J a c k s o n , cionarse los medios de sustentarse y de vestirse . don R o b e r t o Y o u n g , don J u a n Makintier, don P í o M u t t c r y St r l m g , L a industria saladeril que vivía del florecimiento ganadero de la y a ellos se d e b e que a la conclusión de la g u e r r a tuviera el país abundancia de animales en condiciones de precio para ser t r a n s f o r m a nuevas simientes laníferas, para que por el a l i e n t o dispensado en 8 , 6 dos en tasajo, languideció rápidamente, y muchos establecimientos a ese g r a n ramo de la producción con agregación de rebaños y semenimportantes se clausuraron, perdiendo sus propietarios ingentes sumas tales f r a í d o s de Buenos Aires, hubiésemos llegado a tener en .869 de dinero, y el país una fuente permanente de trabajo, de bienestar nada menos que treinta millones de ovejas perfectamente constatadas económico y de ingresos para sus rentas públicas. E l capital e m i g r o L a s experiencias para el mejoramiento de las haciendas v a c u n a s hacia otras regiones m á s propicias j a r a su inversión tranquila y proy ovinas que pastaban en las praderas u r u g u a y a s , habían a r r o j a d o vechosa, y en el vecino país argentino y en la provincia de R i o Grande resultados sorprendentes. L a s grandes tropas de g a n a d o cimarrón se levantaron muchos saladeros con capitales que se hubieran incorn u e p r o c r e a b a n libremente, escapando a toda vigilancia del habitante porado definitivamente a los p r o g r e s o s del país a no haberse opuesto rural degenerados por la consanguinidad los ejemplares p n m . t . v o a ello el estado de guerra. introducidos a estas tierras, fueron reducidos al rodeo y sometidos al L a tendencia a m e j o r a r los planteles de animales ovinos iniciada anarte dentro de las condiciones permitidas por la ausencia de división en 1704 y proseguida en 1830 por don J u a n J a c k s o n y don Francisco a U cia de a propiedad en aquel entonces. E l g a n a d o lanar, que A g u i l a r , quedó totalmente interrumpida en medio de los azares ele la d de SU introducción al país, en el siglo X V I I , no había despertado lucha y la inseguridad en los campos. la codicia de los criadores y menos aún de los f a e n e r o s y contrabandos as! intervino, por st, multiplicación y mejoramiento, como " f a c t o r de riqueza ponderal,le en la formación d e l o s . n d sd^ r u g . a y . _ Li^as a s estat s t i c a -s s d " comercio exterior del U Uruguay, 1 7 W daban liara las 3 . 1 8 7 644 hectáreas que comprendía la jurisdicL a paz de 1851 y la indu.tria ganadera. F i r m a d a la paz del 8 de í f ó n de Montevideo una existencia de 7 / * ' « U n d e . p e r . a r a u . p i c i o . o - R e a c c i ó n feo c t u b r e d e l f c S I , q U e pUSO t e r años más tarde esa c i f r a se elevaba a 8 6 . 6 7 0 animales que no eran v o r a b l e o p e r a d a entre l o . c r i a d o , c en mino a a Guerra G ande se objeto de ningún refinamiento por selección ni cruza, y a que, librados J i r • . _1„ i„„ r „ d c o . y manifiesta de nuevo la exceppro del refinamiento d e l o . r o d e o , y ^ ^ ^ ^ d e s d e s u introducción al país a s í mismos, en estado salvaje, procreándose sorprendentemen^ a pesar de los perros cimarrones que hacían m a j a d a . - Introduce,6n al p a l . de l o . ¡te> e n e r a n matanza de ellos, y de las águilas, chimangos y gavilanes, que primero, r e p r o d u c t o r e . q u e h a n de ^ ¡ ^ ^ ^ ^ devoraban os corderos errantes, sin ser esquilados nunca, sufriendo mejorar el tipo d e la ganadería en el ^ ^ ^ ^ r¡queza ganadera, as intemperies, degeneraron en pocos años, constituyendo el tipo de U r u g u a y - L a e r i . i . del l a . a j o - L a d e j l e n o c n ja etapa c n t r a d c oveia criolla, casi totalmente desaparecida en nuestros días. valorización de l a . hacienda. - Nuevo, d e f i n i t i v a de s u m e j o r a m i e n t o L a m a y o r í a de los que han escrito sobre el desenvolvimiento de procedimiento, para la con.crvación y ^ p e r f e c c i ó n . E l e s p í r i t u de la ganadería en las praderas del R í o de la Plata, están contestes en elaboración de carne, con de.tino a la j r a | ) a j 0 J c nuestra población a f i r m a r que el ganado lanar introducido en estas regiones pertenecía exportación - Lo. progre.o. do lo. .ala- r u r a | r e s u r g e entusiasta y dea dos razas distintas que conservaron, no obstante, v a n o s a n o s de dero. - La terrible »eca de 1860-1862. c ¡djdo para rehacer el patrimodescuido y degeneración, los caracteres típicos que sena aban su p r o La concurrencia del Uruguay a la Expo- n j Q d e la gran riqueza pública, c e d e r á A l n a de ellas, que más tarde vino a l l a m a r s e P a m p a , par t«ición Internacional de Londre. do 1862. edifís o j ) r e ] a c u a l se h a b í a n cipaba del tipo de la oveja "churra" de E s p a ñ a la que a su vez debe Promio» que .e otorgan a lo. producto. c a d Q l o s progresos alcalizados, su origTn en parte, según presunciones etnológicas m a s o menos uruguayo. - Juicio, favorable, a la calij l a s t a e s e e n t o n c e s , y COll el veros m les, al cruzamiento con carneros de lana l a r g a importados de Inglaterra. L a oveja " c h u r r a " o riberiega, no pertenece al g a n a d o dad de la lana de »u. majada. - La ín- ( ) U e era posible, ell lo f u t u r o , trashumante. E n su tipo se asemeja a la cabra de A n g o r a : es de du.tria frigorífica - L o . primero, e n . a y o . los grandes perjuiamÍnorar regular altura, de huesos livianos y poca res, lijera y vivaz. L o s comerciale. - Lo. grande, e.tablecimienc j o s ocasionados por el período machos tienen cuernos largos y derechos, a l g u n a s veces tienen tres t o . frigorífico, actúale». p r o l o n g a d o de u n a g u e r r a e x y hasta cuatro cuernos. S u lana es l a r g a y sin rulo y en las R e a l i terminadora, y promover las dades que se prestan a su cría, exhiben una mecha considerable. L a fuentes de recursos indispensables para la marcha progresiva del país, oveja pampa era, sin duda, estimada como p r o d u c t o r a de l a n a ; pastoevitando o deteniendo su bancarrota financiera y economica. " L a s puntas de g a n a d o baguales que habíanse salvado disparando


J

Jgf /¿£ro G ctefc

defCen&ncrrvb —Uruguayo

reaba en pequeñas majadas c a s e r a s ; su vellón, si bien no constituía J o a n i c ó . Benjamín Poucel, Diego Mac - E n t y r e , T o m á s Fair, A l e un artículo de comercio, se usaba en la fabricación de utensilios jandro Stirling, Roberto Y o u n g , J o s é Mundell, Lebas, Creenway, se domésticos. prosiguió después del año 1852 con toda celeridad, aprovechándose La otra raza, importada también de E s p a ñ a , vino a denominarse los elementos de mejoramiento ovino refugiados en algunos establetambién, con el cimientos que tiempo, criolla. fueron respeta" " r • Servía únicamendos por las fueru te como produczas en lucha, datora de carne y da la condición su lana no se esextranjera de sus quiló ni en los dueños. tiempos coloniaL o s animaIos, ni aún desles lanares que pués de la Inen 1830 introdudependencia. F u é jo al país don menester, para Juan Jackson y que esto ocudon Francisco rriera, que se la Aguilar, procecruzara con el dían de las mecarnero merino, jores cabañas de interviniendo reE s p a ñ a e Inglacién entonces coterra. Mr. T e r mo elemento de naux, célebre inexportación. E r a dustrial francés, este animal de c u y a interventipo reducido, y ción en el mesu vellón escaso joramiento de lo formaba una nuestros rebaños lana áspera y d a t a del año corta. E n los re1832, inauguró la baños había anicría de la oveja males de todos Pequeño rodeo de animales Hereford en las proximidades de un monte de abrigo merina de F r a n colores, a semecia con la expejanza de una tropilla de cabras. E n las estancias fundadas en el último dición de cierta cantidad de carneros padres y ovejas, confiados al periodo de la época colonial, se cuidaba con cierto esmero la majada cuidado de 1111 especialista distinguido, el señor Dapple, quien encontró de ovejas pampas, mientras que a las criollas no se les atribuía imporel apoyo necesario en el señor Francisco Joanicó para desarrollar sus tancia alguna. Con la lana de la oveja pampa se lograba fabricar muy propósitos ganaderos en cahipos que éste poseía en el departamento hermosas alfombras, que las damas hacían llevar por sus criados de Canelones. Al fallecimiento del señor Dapple, el señor Joanicó cuando iban a la iglesia. T o d o s los viajeros que visitaron el país trasladó esa majada a su establecimiento del Hervidero, iniciando con durante la época colonial hacen mención de la riqueza y variedad de óptimos resultados la cruza con las ovejas criollas. Benjamín Poucel las alfombras de misa tejidas con aquella lana. y otros que formaban una empresa colectiva, fueron los que en 1838 introdujeron al Plata, por vez primera, 300 ejemplares del tipo merino Si bien es cierto que la industria doméstica aprovechó la lana de francés de Naz, adquiridos en las cabañas de los señores Giraud (de este tipo de oveja para fabricar artículos de uso común, el elemento l A i n ) , cuyos animales sirvieron de plantel a las majadas del establetextil que más en boga estuvo durante mucho tiempo, lo fué la lana cimiento fundado en Pichinango, departamento de Colonia, y cuyas de vicuña y alpaca, animales que abundaban mucho en la Cordillera y lanas adquirieron, con el tiempo, merecida fama en los mercados con la que los indios del Imprio de los Incas hacían tejidos e hilados europeos, donde fueron introducidas. L a raza sajona " N e g r e t t e " , que muy hermosos, que llegaron a imponerse sobre cualquier otro similar, debían influir poderosamente en la finura y peso de nuestras lanas, porque el producto empleado era muy superior al de la lana de las f u é introducida en el país en 1840 y en ese mismo año don Juan J a c k s o n ovejas comunes. T a n f u é reputado así, que las autoridades españolas introducía, con procedencia de Inglaterra y de la Argentina, los lanaejercieron un verdadero monopolio de las lanas de huanaco y vicuña, res de carne de la raza inglesa South D o w , raza esta que tuvo en los reservando su uso para las necesidades de la aristocracia española señores Y o u n g y Stirling ardientes panegiristas y cuidadores, al y de la Casa Imperial. extremo de que sus estancias en Paysandú, en 1842, poseían varios Son, pues, estos nuevos elementos de riqueza los que, interviplanteles puros de esa raza. Paralelamente al mejoramiento de la raza niendo después de la Guerra Grande, mejorados por la selección y la ovina y a la multiplicación de las majadas creció la exportación de la cruza, han de intervenir, en f o r m a elocuente, en la formación de las lana, como podrá juzgarse por los cuadros estadísticos que van insergrandes cifras de nuestra producción exportable, conjuntamente con tos en otra parte de este estudio. El período de la guerra de los nueve el tasajo, cueros, g r a s a s y demás productos de la ganadería vacuna. años detuvo estos progresos, pero no los destruyó, dejando sembrada L a iniciativa de don Manuel J o s é Labarden, que y a en el año 1794

Reproductor Durham, semental de la ganadería uruguaya

introducía al país diez carneros y veinte ovejas merinas españolas, procedentes de Cádiz, con destino a su establecimiento de campo del Sauce, en el departamento actual de Colonia, y que había tenido sus imitadores en Don J u a n J a c k s o n , Frnacisco Aguilar, Ternaux, Dapple,

T i p o de toro Normando de la ganadería uruguaya

su simiente fecunda en el espíritu rural, simiente que reviviría con la paz y la reanudación de la vida pacífica del trabajo. Si bien la Guerra Grande proporcionó, como lo dice un escritor, un descanso favorable a la fertilidad de nuestros campos, que se


Jgf fifao c&f L / c/e/V vieron cubiertos por pastos tiernos, cuyas semillas, perfectamente sazonadas, caían al suelo para reproducirse nuevamente, en mejores condiciones, debido a la desaparición de la influencia perjudicial del pisoteo, acarreó pérdidas a la economía general del país, que sé estiman en la crecida suma de 200.000.000 pesos durante aquellos dos lustros de inquietudes, de zozobras y de lucha. L a prodigiosa fertilidad de las tierras uruguayas constituían un poderoso acicate para reincidir en el esfuerzo ganadero, no obstante todos los quebrantos experimentados por el país desde su conquista, la explotación irracional a que se sometía la riqueza representada por los millares de animales bovinos que pastaban en sus praderas, la persecución incesante de sus grandes rebaños por corambreros, contrabandistas, fuerzas en lucha y gente de mal vivir alzada contra la lev. supo resistir a su total exterminio y renacer, como el ave milagrosa de la fábula, de sus propias cenizas, para labrar la grandeza económica de la nueva entidad soberana.

Cen/enar-'/o Uruguay*

así mismo, las corridas en campos que notoriamente 11o contuvieran en sus límites ganado alzado y obligaba a notificar anticipadamente las matanzas a los linderos a efecto de que pudieran presenciarlas. Contra los perros cimarrones se libró también una terrible lucha sin cuartel en aquella época. Antes de la Guerra Grande — decía 1111 diario — aunque los perros se contaban por decenas en cada estancia, su acción no preocupaba mayormente a las autoridades públicas. Fué sólo después del abandono en que quedaron los establecimientos ganaderos como consecuencia de la invasión de Oribe, que apareció realmente la plaga, porque entonces los perros quedaron obligados a buscarse ellos mismos el alimento v, a la vez, en condiciones de multiplicarse indefinidamente. Al principio de la guerra limitaban sus ataques a los rodeos de o v e j a s ; pero luego se dirigieron también al ganado vacuno y al yeguarizo, organizados en grandes jaurías, que se auxiliaban entre sí, escalonándose en los campos en forma de hacer continua la persecución, mediante la cesante incorporación de perros de refresco. Concluida la refriega, quedaban los campos cubiertos de cadáveres.

Los términos del tratado firmado en el año 1851 estableciendo En el solo rincón de Taeuarí, departamento de Cerro Largo, que no había "Vencedores ni vencidos" en las dos grandes fuerzas en fueron sacrificados, en 1852, trece mil perros cimarrones, cifra esta pugna, hizo concebir grandes esperanzas en la marcha de todos los que da una somera idea de la magnitud de esa plaga terrible, a la negocios rurales que se reiniciahan, así como en los destinos econóque 11o escapó, en muchas ocasiones, el hombre mismo, a quien semicos del país. Numerosos elementos nacionales y extranjeros apliguían centenares de aquellos animales cuando se aventuraba, sin caron sus energías y sus entusiasmos a rehacer esa gran riqueza tomar precauciones, a recorrer las campiñas desiertas. ganadera que nuevamente se ofrecía promisora. E r a menester, por Alentado por la prédica del señor Poucel y las medidas diverotra parte, que se fuera al resurgimiento de lo que ya la experiencia sas del gobierno en defensa de los intereses ganaderos que resurde más de dos siglos había demostrado ser el fecundo e inagotable gían, el señor Giot, hijo de un agrónomo francés, introduce al país venero de la prosperidad nacional, y todas las energías fueron aplicadas a la industria ganadera, que 11 o cesó de progresar un solo dia hasta la fecha. La primera providencia tomada por el Gobierno de Giró, en octubre de 1852, para fomentar la repoblación ganadera de ía. cíuw^WV , <"w' fcs. \\\\ comisionado ante el General Urquiza, en Entre Ríos, con el objeto de gestionar permisos de importación de ganado desde aquella zona. Una empresa constituida con ese fin ofreció al Gobierno la introducción al país de 500.000 vacunos de dos años arriba, que se adquirirían en la costa argentina al precio de $ 3.50 V $ 4.50, revendiéndose en la Colonia a $ 5.00 por cabeza. Para el pago de dichos animales se acordaba un plazo de cuatro años, con el interés del 12 % anual, bajo garantía hipotecaria de los campos, aforados a 1111 término medio anual, en esa época, de dos mil pesos la suerte de estancia de 1992 hectáreas. No quedó abandonada en esta tendencia de Rodeo de anímales Hereford al abrigo de un monte artificial de los muchos que pueblan las estancias del Uruguay repoblar el país con sus elementos principales de riqueza, la cría de ovejas y el mejoramiento de las en 1855 varios lotes de carneros Rainbouillet, fundando 1111 gran esmajadas por la reincorporación al país de muy buenos reproductores tablecimiento agro-pecuario en el Pantanoso, a inmediaciones de de ambos sexos procedentes de las más acreditadas cabañas mundiala ciudad de Montevideo y contribuyendo a acrecentar el reducido les v por alguno de los cuales, en 1853. llegó a pagarse 19 libras esplantel de animales importados existentes en esa época, en que, seterlinas, los machos, y 14 las hembras, como ocurrió con el plantel gún la opinión de don Eugenio Clairian, la mayoría de las majadas de 77 ovejas y carneros importados en esa época al país por don del país pertenecían a la raza criolla. Un año antes, en 1854, don Juan Jackson. Domingo Ordoñana introducía a su estancia del departamento de Soriano el merino Mauchauips, y poco después el doctor Walker Don Benjamín Poucel, que se había sindicado desde años anteimporta los Romney Marsh, para su estancia de la T o r r e Alta, en riores por su entusiasmo en la cría de merinos, reiniciaba también Paysandú, y luego el señor li. Lorenzo llill trae al país el merino en ese año su prédica favorable a la cría del ganado ovino en el país, Vermónt. En 1859, don Mugo Tidemann importa carneros y ovejas manifestando que la condición de este suelo se prestaba admirablepuras de Alemania para su establecimiento del departamento de Flomente a esa explotación ganadera. " E n cada legua cuadrada, decia, res, y en 1862 don Nicolás Herrera contaba con un plantel de 76 ovipueden pastar 10.000 ovejas. Comparada esa cifra con la de los prinnos " N c g r e t t e " puros, descendientes de los ejemplares que había cipales países criadores, resulta que una legua de campo de territoimportado en 1857. E11 1860 el señor Francisco 1 bledo, secundado rio uruguayo equivale a cuatro del Cabo de Buena Esperanza, a 3 por don Francisco Liessegang, trae también excelentes padres de las de Australia y a 2 de Rusia meridional. E11 otros términos: que a mejores cabañas de Alemania; en 1862 don Antonio y don T e o d o r o igual superficie de tierra explotada, el estanciero uruguayo obtenía Prange introducen los primeros ejemplares de la raza Lincoln, un resultado cuatro veces mayor que en el Cabo, tres veces mayor Hampshire y Shropshire. que en Australia y dos veces mayor que en Rusia meridional". Con-

cluía el señor Poucel su propaganda en 1853 en favor de la cría de animales lanares en el Uruguay, afirmando que la acción destructora de la guerra sójo había dejado en pie dos majadas puras de raza: la de don Ruperto de las Carreras, en Canelones, y la de Pichinango, en el departamento de Colonia, propiedad de don Benjamín Poucel. También el Gobierno de Giró, en su afán de estimular el desarrollo ganadero, en el ya referido año 1852, excediéndose de todo punto de vista en sus facultades constitucionales, pasaba una circular a los J e f e s Políticos, por la que se declaraba al ganado orejano de propiedad del dueño del campo donde aquel estuviere; prohibía,

Refiriéndose a la importación de reproductores ovinos, escribía en 1864 nuestro Cónsul General en Berlín, señor Sturz, que los planteles alemanes traídos al Uruguay en años anteriores por el señor Steegeman, estaban dando tan grandes resultados, que los corderos de 7 meses se cotizaban corrientemente a 250 pesos, sin que f u e r a posible atender sus pedidos. En 1865 la cría del ganado lanar había adquirido gran impulso, pero todavía su refinamiento no se verificaba de acuerdo con normas científicas. Una mezcla desordenada de todas las razas conocidas se verificaba sin cesar, en el afán de obtener buenos ejemplares,


lie dieran un gran rendimiento de textil. " L a m a y o r í a de los estaña r o s no conocían las reglas que rigen la reproducción de las razas v compraban un a ñ o " N e g r e t t e " , o t r o R a m b o u i l l e t y o t r o c a r n e r o s ingleses; de manera que no era posible definir la raza dominante en nuestras m a j a d a s " .

no en los últimos años, ellos han imprimido, sin e m b a r g o , un fuerte impulso al cruzamiento del merino con estas razas, y aun a su cultivo puro, especialmente en el litoral, en los d e p a r t a m e n t o s de C o lonia S o r i a n o y R i o N e g r o , colocados en situación v e n t a j o s a sobre el r e s t o del país por las facilidades de la exportación de caponadas p a r a los f r i g o r í f i c o s argentinos. L o s fértiles valles de esa zona se pueblan especialmente con la raza Lincoln, la m a s difundida de las razas i n g l e s a s en el país, y de su cruzamiento con el m e r i n o nace un tipo v i g o r o s o de capón, de m a v o r precocidad que el de la raza cruzada y donde las diferencias en la calidad de lana se c o m p e n s a con el m a y o r p o r c e n t a j e en peso que rinden las m a j a d a s ; con la m a y o r p r o liferación y con los m e j o r e s precios que obtienen los capones en el m e r c a d o de carne, por p r e s e n t a r la rica t e x t u r a de la carne del m e rino, combinada armónicamente con la abundancia y riqueza en g o r dura de la carne del L i n c o l n " . " C l a r o está que el desiderátum de adaptación de las razas lanares a n u e s t r o medio está m u y lejos de haber sido definido de modo completo, pues si bien p o s e e m o s un g r a n caudal de experiencias en lo que a los f a c t o r e s mezológicos se r e f i e r e , no debemos olvidar que m u c h a s veces estos se ven modificados p o r los c o m p l e j o s y múltiples f a c t o r e s económicos, ni debemos olvidar tampoco la resolución que en los f a c t o r e s naturales de la producción m o t i v a r á el d e s a r r o llo de la a g r i c u l t u r a en las estancias, t r a n s f o r m a n d o m u c h a s p r a deras naturales de pastos duros y f l o j o s , en riquísimos p r a d o s a r t i ficiales, donde crezcan e x h u b e r a n t e s los tréboles, n a y g r a s o , a l f a l f a , g r a m i l l a , etc., de alto coeficiente p r o d u c t i v o y de g r a n v a l o r f o r r a j e r o " .

V a q u i l l o n a H e r e f o r d , producto de las c a b a ñ a s del p a í s

E n 1 8 7 0 los h e r m a n o s D r a b l e introducen al país r e p r o d u c t o r e s Costwold, L i n c o l n y S h r o p s h i r e . V a en e s a ¿ p o c a , la m a y o r í a de las razas l a n a r e s que pueblan n u e s t r o t e r r i t o r i o a c t u a l m e n t e , estaban representadas prevaleciendo la raza m e r i n a , pues se e x p l o t a b a únicamente la lana, c u y a producción y rendimiento ha venido creciendo, como se verá m á s adelante, s a l v o a l g u n o s p e r í o d o s de g u e r r a , p e s K S

£ 1 ^ 1 8 7 0 la estancia C e r r o s de S a n J u a n i m p o r t a un lote de c a r neros N e g r e t t e puros, p r o c e d e n t e s de K e n t z l i n , ( A l e m a n i a ) y se g e neralizan en M o n t e v i d e o los r e m a t e s de e x c e l e n t e s r e p r o d u c t o r e s o v i n o s procedentes de las cabañas argentinas. E n 1 8 8 . 3 los señores J a c k s o n y B u x a r e o reciben de B u e n o s A i r e s 2? carneros R a m b o u i l l e t de una de las m á s a c r e d i t a d a s c a b a ñ a s ; el señor J o h n s o n , de las F l o r e s , d e p a r t a m e n t o de R i o N e g r o , adquiere tres carneros N e g r e t t e , en S a j o r n a , A l e m a n i a , y don I g n a c i o L r t u r , ' . . compra dos excelentes c a r n e r o s y c u a t r o o v e j a s de la r a z a R a m c . e m i s m o a ñ o se f u n d a p o r don M i g u e l B i d a r t una cab a ñ a c o n animales p u r o s de la g r a n c a b a n a G . l b e r t , de F r a n c i a En i m ^ introducen los p r i m e r o s c a r n e r o s de la r a z a A y l o n e r L o n g U ool para c r u z a r l o s con las m a j a d a s de a l g u n o s establecimientos de campo del departamento de P a y s a n d ú E n el a n o i 8 y o don 1 edro N a z a b a l plantea su c a b a n a " E ú s k a r a .", adquiriendo en A l e m a n i a dos Cimeros'Apuros y treinta y ocho o v e j a s de i g u a l s a n g r e . U n a n o anto los s e ñ o r e s Z u b i l l a g a y B e r a m e n d i t r a e n un plantel procedente de la cabana " K a n z i n " , en P o m e r a m . a ( A l e m a n i a ; propiedad del B a r ó n Y o n H o m e y e r . Y a e s t o s v e r d a d e r o s p . o n e r s de la evolución de nuestras razas ovinas

hay V g M g g g

¡

^

Z

V

Z

^

r

,

P ^ h e c o / S Í o s Ba^nier, MetL V . c e ñ t i y Cía., P e d r o S c h a u richfe liijo. Estancia N u e v a M e h l e n J o s é C a m p o m a r C a l . s t o M a r tínez B u e l a M a r i ó n y P e t i t U n o s . , R o b e r t o O t t o F e 1er, N e g u . l a y T „ ría J oran-e y Cía., A n t o n i o C a r a s s a l e , R a m ó n G u t i e r r e z S a m pere, R o b e r t o C. M e n d o z a , J o s é A C a m i l a y P e d r o J . P o c h i n t e s t a . E s t e último adquirió totalmente la r e n o m b r a d a c a b a n a Plomer , propiedad de los señores L o z a n o H n o s . , de la K e p u b h c a A r g e n t i n a , introduciendo al país, procedente de A u s t r a l i a el celebre c a r n e r o " H i l v á n " uor el uuc p a g ó una crecida s u m a de dinero. A n t e s que- Pochintesta, don M i g u e l B i d a r t había traído de A u s tralia el notable c a r n e r o " P a t r ó n " , c o n j u n t a m e n t e con ocho o v e j a s V cuatro carneros, y don C a r l o s B a r m e r adquiría a " C r o m w e l , c a m n c ó n d " lana fhia en la E x p o s i c i ó n de S i d n e y ( A u s t r a l i a ) 1908 También las razas inglesas, principalmente la L i n c o l n y la R o m nev March mejoraban notablemente en n u e s t r o país, adquiriéndose en el ejetranjero numerosos r e p r o d u c t o r e s de subido v a l o r destinados a mejorar las majadas de los d e p a r t a m e n t o s de C o l o n i a F l o r e s Durazno y R í o N e g r o . M u c h o s hacendados de e s o s d e p a r t a m e n t o s , interesados en obtener animales tipos de e x p o r t a c i ó n y P r e p a r á n d o se para poder cumplir con la demanda del f r i g o r í f i c o , t r a t a n de criar caponadas de peso y con ese objeto mezclan al m e r m o con el L m c o l n , obteniendo así el tipo cruza, cuando no se d e t e r m i n a n con p r e f e r e n cia a la cría de esta última raza. . " A ú n cuando el tipo general de n u e s t r a s m a j a d a s y de n u e s t r a s lanas sea el merino, que se ha c o n s e r v a d o y c o n s e r v a en n u e s t r o s campos con bastante p u r e z a , - a l punto que las lanas del U r u g u a y tienen preferencia en el M e r c a d o de lanas sobre todas las o t r a s del Plata — e s necesario decir que si el F r i g o r í f i c o y la e x p o r t a c i ó n en pie no motivan en nuestro país los desordenados c r u z a m i e n t o s con las razas de carne inglesas, de que ha sido objeto el rebaño a r g e n t i -

C o n j u n t a m e n t e con el m e j o r a m i e n t o de la raza ovina p o r cruza con excelentes reproductores de acreditadas cabañas europeas, se operaba el r e f i n a m i e n t o de las haciendas vacunas en todo el país, después del d e s a s t r e que representó para los intereses r u r a l e s la g r a n g u e r r a de los nueve años. H e m o s visto y a que los hacendados, desplazándose hácia los predios rurales, reedifican sus viviendas destruidas p o r el abandono y la g u e r r a ; que los rodeos a m a n s a n los animales cerriles que se han r e f u g i a d o en los m a t o r r a l e s y en los m o n t e s o se han esparcido por las quebradas del t e r r i t o r i o u r u g u a y o buscando un r e f u g i o s e g u r o , y que un amplio anhelo de t r a b a j o constructivo anima de un e x t r e m o a o t r o del país a toda la g e n t e campesina, moviendo al capital hacia la explotación redituativa de la industria g a n a d e r a . L a s haciendas se habían ido d e s m e j o r a n d o en el abandono a que se las r e l e g ó por muchos años. E l n ú m e r o de g a n a dos que pastaban en las p r a d e r a s , era reducido en relación a la f e r tilidad y capacidad de la t i e r r a ; el tipo de los animales v a c u n o s , pequeño y de m u y tardío desarrollo. S e imponían nuevos procedimientos para m e j o r a r las condiciones de las haciendas, a u m e n t a r su volumen y peso y a p r e s u r a r su crecimiento. S e habían recibido noticias procedentes de E u r o p a , de que los h e r m a n o s Colling habían obtenido tipos de novillos de pesos f a b u l o s o s y se intentaba un e s f u e r z o para a d a p t a r a n u e s t r o ambiente los sistemas y métodos que tales beneficios proporcionaban. S e sabía, así mismo, que en la A r g e n t i n a un lote de v a c a s S h o r t h o r n , importado en 1 8 3 8 por don J u a n Milter, c o n j u n t a m e n t e con el t o r o Y o r q u i n o , había dado descendientes excepcionales, de un g r a n peso y desarrollo, desconocido hasta ese entonces en toda la región del P l a t a . P o r curiosidad unos, p o r p a t r i o t i s m o o t r o s , p o r emulación algunos, pasan a la o t r a orilla, comprueban la exactitud de las noticias recibidas sobre el m a r a v i l l o s o rendimiento obtenido p o r los criadores a r g e n t i n o s con la incorporación a sus ha-

ZVe

l

1

T o r o N o r m a n d o , v a l i o s o semental de la g a n a d e r í a u r u g u a y a

ciencias de reproductores de altas razas, y los primeros elementos que m o d i f i c a r í a n las c a r a c t e r í s t i c a s del g a n a d o criollo f u e r o n introducidos al país, allá p o r los a ñ o s 1 8 5 7 y 1858. F u é don D o m i n g o O r d o ñ a n a quien realizó ese paso, i n c o r p o r a n d o a sus rodeos a l g u n o s r e p r o d u c t o r e s T a r q u i n o o D u r h a m , e j e m p l o que f u é l u e g o imitado p o r


O los hermanos H u g h e s , quienes importan directamente un lote compuesto de 2 toros y 2 vaquillonas de sangre pura Durham, y más tarde por don Carlos R e y l e s y don J o s é Buschental. C o m o elemento histórico creemos conveniente transcribir los pédigrees de esos primeros animales que constituyeron el primitivo plantel de la raza Durham en el U r u g u a y , perteneciente a las mejores familias de la raza que existían en las cabañas inglesas.

<PO cfef cleff ClCL

buenos establecimientos en estas comarcas. E n 1863, los hermanos Antonio y T e o d o r o P r a n g e s importaban toros puros para c r u z a r con las haciendas criollas. Al fundarse en 1S68 la P r a n g e s E s t a n c i a C " Limited se le incorporaron los 5 toros puros llamados el " L o y ' a l t y " L a r d of \\ aitón , M a y P r i n c e " , " L o r d of R h v l " y " S h a r p s " y

T o r o Agua -Si'xi, — T o r o C o l o r — D u r k R o a n (líoHlllo o s c u r o ) N a c i d o — M a y o [13 d e (1S58 Madre — "Activo" — Padre "General Canrobert" 12.926 D . D . — " A c t r e p s " I.tli D u k e o f Y o r k 10.167 O . G . G. — " A j i n a " — D u k e of M o r t b u m b e r l a n s . . . . . . ! I 940 G. G . G . Q . D . — B r o u g t of Mr. B a t e a - W b o r t Ta.il ' 2 621 N o t l i a : " G e n e r a l C a n r o b e r t " h i j o do " P b o e l e " por " G r a n D u k e " . 10 *>84 V é a s e H e r d - B o o k . V o l u m e n 11. p á g i n a 110. E l Ltfc. " D u k e o f Y o r k " f u é v e n d i d o en 5 0 0 g u i n e o s p a r a N o r t e A m é r i c a .

Fedigrée de la vaquillona " P r e r d f s " Sexo — Helfer (vaquillona) C o l o r — Colorada N a c i d a — N o v i e m b r e 26 de 1 8 5 5 P a d r e — C h e r r y D u k e 2 do Madre — "Palé F o c o " — Abraliam P a r k e r G . I>. — " P o l o F a n e " — P a t r ó n . <3. G . D . — " P o l l y " — E d é n . . . . G. G . G . !D. — E d o n G. G . G . G . D . — ( E s t a p a r t o I n t e l i g i b l e )

.

.

.

.

.

.

ti.265

9.856 7.355 3.68»

••ni. N o t a s : " C l l e r y " D l l I < e 2 ' 1 ° per " 2 do Grand D u k e " y madre C h e r r y D u c h e p s " — V é a s e H e r d - B o o k , volumen 12, página 38. " C h e r r y D u k e " f u é vendido a M r . Albertoris, "Chapel H o u s e " , en 2 1 1 libras y su padre f u é vendido en 1.000 guineas. " P r e r d f s " g a n o el primer premio a la mejor vaquillona en algunas " A g r i c u l turas S h o v o s " y este año ( 1 8 5 9 ) g a n ó primer premio al mejor J e a r l i n g H e i f e r . " P r e r d f s " venía servido por " L a b l a n c h e " en el día 1 5 de este año 1859. " L a b l a n c h e " por " P r i n c e I m p e r i a l " 1 5 0 5 y madre G a r c í a " por " G r a n d D u k e " 10.254. Toro "Coventry" " C o v e n t r y " : P a d r e " C o n r a d " , madre " C l a r i t y " . " C o n r a d " desciende de L i t t l e J o h u " y su abuela " W a l n u t " por " W h i t e B o y " obtuvo el primer premio en Smihfiels S h a w 1838. N o t a : S e sabe que " W a l n u t " vino a f u n d a r la tribu de las Walnut renombrada y de c u y a tribu hay sangres importadas modernamente en el país y las posee la cabaña " E t c h e v e r s " , teniendo dos ejemplares de esa tribu el señor Carlos A . A r o c e n a , " M i n e r v e " y " D i a n a " . • Pedigrée de la vaquillona

"Crill"

S e x o — Heiber (vaquillona) Color — Colorada N a c i d a — J u l i o 7 de 1858

Padre acónitum M a d r e — F l d g e t Ltli - D u k e of Y o r k . . O— F i d g e l 2 th . D u k e nf Mortbumberlons . „ — ™ s e t 2.a E a r l of D a r l l g t o n . . . O . G . G. D . _ F l e t e l i e r Y o u n g W y n y a r d G. G . G . G . D . — D e s c i e n d e n do l o s r o d e o s d e Mr. J a m c e

r

'

- ' .

T o r o

' Bro'ws,

10.167 1.940 1.916 3.856

Normando, semental de la ganadería uruguaya •

A estas primeras importaciones no tardaron en sucederse otras iniciándose, desde ese entonces, con c a r á c t e r definitivo y sin cesar ningún ano, una f u e r t e corriente a f a v o r del mejoramiento de la ganadería nacional y de la que fueron g e s t o r e s importantes numerosos estancieros, especialmente ingleses, que habían fundado m u y

Toro Hereford de las cabañas del país

las 2 vaquillonas " L i l l y " y " L a v e n d e r " . E11 1887 se abren los registros genealógicos de la Asociación R u r a l del U r u g u a y . S e inscriben en e los numerosos animales importados. F i g u r a n como inscribiendo notables reproductores Shorthorn, en esa época, don Leoncio C o r r e a B u x a r e o Oribe, Diego Wastan Bell, Carlos R e y l e s , R o b e r t o C. Mendoza, U r t u r b e y , Santos, M o n g r e l ! , Carlos F r e i r e , A r o c e n a , H u g h e s y muchos otros entusiastas cabañeros cuyos nombres omitimos F u e , pues, la raza Durham ( S h o r t h o r n ) la que primero se introdujo al país para cruzarla con los rodeos de animales criollos. El resultado de esta mestización que se realizaba con los mejores reproductores, se extendió por todas las estancias del S u r y N o r t e del país, para concentrarse, años más tarde, en los buenos campos del Sud Oeste y Centro, que constituye en la actualidad la zona dominante para la cría de esa raza, sin que esto implique la exclusión de la zona norte del país, en cuyas buenas praderas naturales o artificiales se cultiva, con éxito, el Durham ( 1 ) . E n la actualidad en muchos establecimientos de campo sus rodeos están constitudos en la totalidad por animales puros por cruza de la raza Durham pues la incorporación de esta sangre al país data de hace más de 65' años, renovándose continuamente con la importación de los mejores productos de las más a f a m a d a s cabañas inglesas. E n cuanto a la introducción al país del tipo de ganado H e r e f o r d todos los informes que poseemos lo hacen datar desde el año 1864] l a en 1888, cuando don Carlos Y o u n g vendió sus planteles acusaban estos 1111 cruzamiento de -X, a % de sangre H e r e f o r d , lo que permite a f i r m a r que, sino en aquella época, al menos en 1878 o 1882 y a circulaba la sangre de aquella raza entre nuestra hacienda criolla, siendo uno de los primeros toros introducidos el " C h a u s m a n " , r2.(j}8 II. B. E l documento más antiguo que se refiere a la importación del Hereford a nuestro territorio data del año 1884. S e a f i r m a en él que "el 8 de abril de 1884 fueron embarcados por los señores L a i n part y Holt, por el vapor " I i o g a r t " , cuatro hermosos animales Hereford. Dos vaquillonas y 1111 toro fueron comprados al señor Samson J . Holdel de " C o u r F a r m " A s t o n Inghanan, cerca de R o o s . Inglaterra, todos H e r e f o r d puros e iguales a los mejores producidos hasta ahora por él en su a f a m a d o establecimiento". R e f i r i é n d o s e a estas importaciones, dec'13 1111 diario inglés en esa é p o c a : " U n a de las vaquillonas llamada " L a d y O s l a n " promete m u c h o ; es indudablemente aparente para ser presentada en cualquier exposición. H a sido comprada pat a el hacendado Don M a c - E a c h e n de " I as F l o r e s " , República del U r u g u a y , Sud A m é r i c a . E s cría de la v a c a L a d y M y r t h e " , por el célebre toro "Osmaii P a c h a " . L a m a d r e es M y r t h e 2." por el toro " Y o u n g Colonel". E s a vaca f u é vendida al señor Vield, en 1882, y la abuela f u é la célebre " B e a t r i c e " , madre del f a m o s o toro, muy premiado, " C a r e f u l " , que f u é vendido p o r el señor Holdos (criador de estos animales) a los señores B u r l t i g h y B o d u well, de M a m e " , en los E s t a d o s Unidos de A m é r i c a , y g a n ó por dos anos consecutivos todos los premios ofrecidos en las v a r i a s e x p o s i ciones en que f u é exhibido, como animal sobresaliente de la raza H e r e f o r d y como el toro más p e r f e c t o de todos los p r e s e n t a d o s a concurso. P o r parte de padre, la vaca es descendiente de la f a m o s a Duches 2.», por " F o r c s t " y "CronkiH". L a otra vaquillona vendida al señor F é l i x B u x a r e o , es hija de

duckíaV a ^ a T p ' ; , 0 r a d ^ l & d s p r e s e n t a d a p o r el ntelLonto y S E l A l v a r o . Vignoil, para o p t i r a l " t í u l o r ^ U v í

e

r a z a s b o v i n a * Intro, t o m a m o s los d a t o s do la " W » " ' » ™ MTr6no.no J u a n Angel


memo ^u^uaj/o

d e f C e n f c V - p u d

b a ñ a i n g l e s a " W a l t t e r F o r t h i n g S t p w e y C o u r t " , f o r m a n d o con ese " V i v r t h e ? • " y nacida en 1882 p o r " P r i n c i p e H o r a c e hijo de T h e plantel la base del r e f i n a m i e n t o de la c a b a n a L a r r a i n e en el deparSrodve V " y de " M y r t h e 3 ' " p o r " Y o u n g Colonel". E s t a vaquillona t a m e n t o de P a y s a n d ú . D e s p u é s de esta p r i m e r a importación se su\ notable en la r a z a ; tiene p o r bisabuela a " B e a t r i c e ', madre del cedieron o t r a s p a r a d i v e r s o s establecimientos del país, inscribiendo c él e b r e ^ o r o ' t i re f u 1 . V i e n e servida por " A s t o n D u k e " . E l t o n o el s e ñ o r D o m i n g o J u a n s o l o los primeros animales de esta raza en "Child H a r o l d " es criado por " F a i r y F o r d " y " A h c e 2 - por Valalos r e g i s t r o s g e n e a l ó g i c o s respectivos. N o obstante la p r o p a g a n d a ruus". E l o t r o t o r o " B a r o n e t " , criado por M r . Duckam, es p o r el inteligente desarrollada en t o r "Príncipe H o r a c e " y " P r e t t y no de esta raza vacuna, ella Maid". 11o ha p r o g r e s a d o g r a n d e m e n A partir desde este mote, siendo numerosos los hamento las importaciones concendados que se muestran tinúan h a s t a nuestros días, fireacios a su cultivo. M u c h o s g u r a n d o en la actualidad con de los reproductores D e v o n s un n ú m e r o m a y o r de repronacidos en el país han encond u c t o r e s inscriptos en los retrado fácil m e r c a d o de colog i s t o s genealógicos de la A s o cación en el B r a s i l , especialciación R u r a l del U r u g u a y , mente en el E s t a d o de R í o que los de la raza Durham, G r a n d e del S u r , donde parece con la que se disputa el campo tener m u c h a aceptación por de la mestización de nuestras las condiciones de su clima y haciendas. H a logrado impocampos de pastoreo. nerse por su rusticidad y reDon L u i s M o n g r e l l y a en sistencia a las enfermedades, el a ñ o 1887 poseía en su e s t a en la zona norte del país y en blecimiento de campo el t o r o los campos menos ricos en " B o a r d of N a u g t h o n " , de la pastura del E s t e y del S u r raza Polled A n g u s , procedendonde se cultiva el H e r e f o r d te de la f a m o s a cabaña de M r . T o r o Aberdeen Angus, semental uruguayo, premiado en con preferencia, habiendo llevarias exposiciones ganaderas M a r r i s o n Duncan. M á s tarde g a d o a adquirir un P " ^ 0 ^ " p r e s t ó especial cuidado en su cultivo, en Melilla, el c a b a ñ e r o don F é l i x B u x a r e o Oribe, quien la p e r f e c c i o n ó inteligentemente introduciendo al U r u g u a y los m e j o r e s r e p r o d u c t o r e s . U11 g r u p o de hacendados del N o r t e del país, entre los que merece citarse don A n t o n i o de M a t t o s N e t o , en el S a l t o , inicio, con inmejorables resultados, la explotación en g r a n escala de esta raza que l o g r ó competir v e n t a j o s a m e n t e , en campos pobres, con los novillos de raza H e r e f o r d criados en las mismas condiciones. M e r e cen c i t a r s e también c o m o criadores inteligentes de esta raza, los cab a ñ e r o s s e ñ o r e s P e d r o y A l b e r t o D í a z que tienen un inmejorable establecimiento con excelente reproductores Polled A n g u s , en el d e p a r t a m e n t o de S a n J o s é . E l p o r v e n i r de esta raza, dada sus excelentes condiciones zootécnicas, e s t á plenamente a s e g u r a d o en el país, siendo su desenvolvimiento cada día m a y o r . L a raza R e d P o l i s f u é introducida al país desde hace muchos a ñ o s por el s e ñ o r Cháplin, de P a y s a n d ú , pero su difusión ha sido reducida L o m i s m o o c u r r e con la raza L i n c o l n R e d S h o r t h o r n , recientemente introducida al país por el c a b a ñ e r o don C a r l o s A r o c e n a , con el objeto de f o r m a r entre n o s o t r o s el tipo especial p r o d u c t o r de c a r ne y leche, y a que la evolución de la estancia moderna tiende a a p r o vechar, c o m o resultado económico, la producción de la leche c o m o e l e m e n t o de indiscutible riqueza y con tan v a r i a d a s aplicaciones industriales, sin a b a n d o n a r p o r eso la producción de la c a r n e requerida p o r n u e s t r o s m e r c a d o s e x t e r i o r e s de consunto. E n t r e los más sobresalientes e j e m p l a r e s de e s t a raza introduci" L a aplicación y crecimiento de los mercados l o c a l e s ; la b a r a t u dos al país además de los mencionados a n t e r i o r m e n t e , pueden citarra y a u m e n t o de los medios de locomoción y transporte, unidas a la se una vaquillona, dos t e r n e r a s de dos a ñ o s y u n J o r o de la c r i a de v a l o r i z a c i ó n de la tierra, nos impulsarán f a t a l m e n t e , dentro de nuesT o m á s R a w l i n g s , efectuada en 1 9 0 1 p o r P . y G . H u g h e s . D e la cria t r a producción g a n a d e r a , hacia la evolución lechera, que hará m a s de M r Hen y Smíth : " Z i n g a n 25884", c r i a d o p o r Captain H e y g a t e ; p r o d u c t i v o s n u e s t r o s prados, por la intervención f o r z o s a que demanF a r e s t L a d 2 4 0 3 5 " criado por H . W i l l i a m s de la tribu de T h e W l u t da de f o r r a j e s a r t i f i c i a l e s ; al par que p r o p o r c i o n a r á t r a b a j o a todo tern v " B r i g a d i e r 2 1 9 6 9 " , criado por C a p t a m H e y g a t e . D e la cria de H J Dent, se vendió a P . y G . H u g h e s , " P e r t o n 24862". D e la cria ese elemento f l o t a n t e que. orilla n u e s t r o s montes, o que v a g a de esH a w a y se importó un numerotancia en estancia, sin t e n e r so lote. De la cría de J o h n a r r a i g o ni anhelos de m e j o r T u d g e se vendió el t o r o " H i s bienestar". M a j e s t y " , en 200 guineas. D e E s t e problema preocupa la cría de L a w t o n M o o r e se a nuestros g a n a d e r o s desde introdujeron: " B r a m p t o n H o n hace algún tiempo y los mecleand 2 3 9 2 2 " y " B r a m p t o n j o r e s reproductores de las r a Banner 24430"- D<= la cria de zas lecheras han sido introduCaptain H e y g a t e , se i n t r o d u j o : cidos al país para m e s t i z a r "Cameronian 2 3 9 3 4 " por ' C h e nuestras vacas criollas y esti1 rystone 2 2 0 3 1 " y " C a m b n a , mular, p o r consiguiente, la por " l r o n K i n g 18884". E s t e producción de leche. De las producto había ganado el prirazas lecheras, la m á s d i f u n mer premio y campeonato en dida en el país es la holandesa. la feria de Derby de 1906 adS u calidad dominante es la de quirido por el doctor J u l i o M u 1111 g r a n rendimiento de leche ró. "Mansel H a n d y i n a n " camde e s c a s a g o r d u r a , lo que la peón real de Inglaterra en 1 9 2 1 impone en aquellos establecireputado como el mejor t o r o mientos que dedican s u s activiHereford del mundo. " D i l l o n " , dades a la v e n t a diaria de ese gran campeón de Palermo ( R . producto, con e x c l u s i ó n de toA . ) en 1918, y adquirido en Reproductor Aberdeen Angus de las cabañas nacionales da o t r a industria derivada. Si su difusión 110 es m a y o r en el 50.000 pesos moneda nacional . jiais se debe al hecho de que el B r a s i l c o n s t i t u y e un m e r c a d o e x c e argentina; "Bounds Ideal" premio c a m p e ó n y p r i m e r premio en la lente jiara la colocación de los productos de esta raza. L a s p r i m e r a s Exposición de la Hereford Hcrd B o o k S o c i e t y , en I n g l a t e r r a en F e importaciones de estos animales f u e r o n hechas en el a ñ o 1880 p o r brero de 1 9 1 9 y a la que concurrieron 164 t o r o s . F u é adquirido en don L u i s L e r e n a L e n g u a s , [ludiéndose citar también entre los primeS /5.500. " P r o t h e r s " procedente de la cabaña H . E v a n s , I n g l a t e r r a . ros criadores e inqiortadores de t o r o s puros a los s e ñ o r e s R o b e r t o L a raza Devons fué introducida al país p o r el s e ñ o r J o r g e L a C. M e n d o z a , P e d r o B . P e y r é y L u i s E d u a r d o P i ñ e i r o . rraire, en el año 1874, con un plantel procedente de la reputada ca-

S°n « c e p d o S e s , que nuestro H e r e f o r d puede c o m p e t i r con los r productores mejores del mundo de la m i s m a r a z a . L a d i f e r e n c i a A merica de la difusión de estas dos r a z a s en el país, puede encontrarla el lector en el cuadro respectivo que i n s e r t a m o s m á s adelante sobre los animales inscriptos hasta la f e c h a en l o s r e g i s t r o s g e n e a lógicos de la Asociación R u r a l . Desde 18Ó4 a la fecha se i n t r o d u j e r o n r e p r o d u c t o r e s H e r e f o r d de las cabañas inglesas c u y a n ó m i n a d a m o s a c o n o c e r enseguida, evidenciando así la pureza de o r i g e n de n u e s t r o H e r e f o r d y las al as calificaciones que ha merecido de p a r t e de los m a s a f a m a d o s j u r a d o s ingleses que actuaron en n u e s t r a s E x p o s i c i o n e s de c a m p e o n a t o H e n r y F Russell, R i c h a r d Oreen, H e n r y W . l a y l o r , A . P . l a n n,-r W C r a v ' s h a y R . S. Olver, E . A . H u g h e s , W i l l i a m P r i c e , A l f r e d o T a n n e r E Craccet. W . C r i f f i t h s , J . Y e o m a n s , H . R . H a l l , J . S m í t h , R H Ridlcr I P E v a n s , G . H a i n e s , F . L . W a l k e r , R . W . M i l n e s , K Bibbv P W . ' T a y l o r , J . G . C o o k , J . P . P o w e l l , Captain L . A . H e y L e R Edwards, W. H. Longford, G. T . Lewis, J . P. Prosser, T . H WÍ od H R E v a n s , E . J . L e w i s , R . L . H e y g a t e , H e n r y R . G r i f fiths T L u c e H . A . C h r i s y , J . G . C o t t e r r e l l , W . F . C o o k e , H . W e s on Son W H J o n e s , C. 1 \ P u l l e y , T i l o m a s R a w l í n g , H . W i l l i a m s , H J Dent, H a w a y , H . R . P e t i t , R . M e d l i c o t t J o h n T u d g e , L a v o t . n M o o r e W O Williams y de o t r a s m u c h a s c a b a n a s del R e i n o Unido.


Jgffifoo

O

cTef

cfe/Y—

Centenario -Uruguayo

La raza Normanda es la que sigue, en orden de importancia de introducción de sementales de reputación mundial es una conquista las lecheras, a la holandesa. Desde su introducción al país se ha dievidente y definitiva, no ocurre lo mismo con las manifestaciones de fundido enormemente, figurando en los registros genealógicos con su ganadería equina, suina y caprina. Para el desarrollo y perfeccioun buen número de animales inscriptos, puros de origen. " L a raza namiento de la primera fué un gran obstáculo las turbulencias peNormanda puede considerarse como la Durham, como el tipo ideal riódicas internas. Terminado definitivamente el periodo de revolupara la solución de uno de nuestros interesantes problemas zootécciones por las grandes conquistas democráticas realizadas por el país nicos, explotación en estancia de la en estos últimos años, muchos criafunción carne y leche; su novillo si dores han dedicado su esfuerzo a esbien es cierto que es de desarrollo ta rama de la riqueza ganadera, memás tardío que el de los Shorthorn jorando por sistemas de selección y y Hereford. llega a competir con éscruzamiento las tropillas existentos por su peso y calidad de carne tes, sin abandonarse por eso la cony cuero". Por otra parte son semeservación del ganado tipo criollo projantes las praderas de Normandía veniente de los primeros ejemplares con las del Uruguay, razón que inintroducidos durante la conquista, duce creer en su rápida adaptación por los colonizadores españoles. El a las condiciones de nuestro suelo. caballo criollo se ha adaptado maraA las dos razas mencionadas hay que villosamente. en el transcurso de agregar, como tipo lechero, la "par400 años, a las condiciones topográda Suiza o Scliuyz", introducida al ficas y climatéricas de nuestro terripaís en 1870 por don J o s é de Bustorio. Posiblemente de origen árachental para el establecimiento de be. conserva mucho de las bellezas don Ricardo Hughes. El número de de stis líneas, así como su resistenreproductores de esta raza importacia para los ejercicios violentos y las dos hasta la fecha no es muy numeprolongadas jornadas. "Como el áraroso, pero eso no obstó para que su be, dice Ch. Barbier, anda mltcho más sangre se difundiera por cruzamienque él, puede soportar el hambre, to en muchísimos rodeos tamberos la sed, el insomnio y todas las midel país, en los que puede observarserias, desde que es su vida natural, se. en el predominio de ciertos ca- ' en cuanto que en el primero esa apT o r o Shorthorn, uno de los buenos reproductores de racteres zootécnicos, la prevalencia titud es especialmente el resultado esta raza existente en el país de esta raza. de la educación. Suelto corre cuando hay pasto y ayuna cuando falta; en las épocas de grandes secas reL a Ayrshire, si bien es cierto que se introdujo al país por don corre enormes distancias para encontrar un arroyo o una laguna, y J o s é de Buschental en 1870, su influencia 11o se nota en nuestros rosoporta impunemente los rigores de la intemperie. deos, habiendo sido absorvida totalmente su sangre por la raza cruzante. "Domesticado espera todo el día, ensillado, expuesto al sol, al L á raza " J e r s e y " fué importada al p;.ís, en 1887, por don Fedeviento, a la lluvia, atado a tul poste cerca de la habitación, aguardando rico Vidiella, consistiendo los primeros ejemplares en los siguientes a que su amo lo necesite. Y , a la noche, encuentra o 11o en el campo animales puros: " P o l l u x Prince", toro, hijo de " P o l l u x N.° 8 7 1 " del lo suficiente para reparar sus fuerzas, después de un día de abstinencia H. B. J e r s e y y " L i l y J . Beaumond" 16,451 H. B. criado por J . G. y de fatiga sin piedad. H a y que comprender que resistencia da al caballo B u r r a w . L a " M a s c ó t e " , vaca, hija de "Dulch Oven" 447 y la " M a s platense esa educación casi salvaje. cote" 3.396 criada por E . P a y w . L a s otras cuatro hembras, todas "Como temperamento es sobrio, robusto, de una resistencia y de puras, eran la "Campbell", "Welcome", " V i c t o r i a " y " A l e r t a " . E s t a 1111 caudal inagotable. Como fuerza muscular lo hacen llevar cargas raza tiene 1111 buen mercado en el país, se encuentra muy difundida desproporcionadas con su tamaño. Como carácter posee una energía y tiene ambiente para ser colocada en el Estado de Río Grande del tranquila, mantenida a pesar de sus privaciones; una inteligencia maSur. L o s primeros reproductores de " J e r s e y " fueron inscriptos en ravillosa y mucha docilidad. Tiene buen trote, solidez y velocidad. los registros genealógicos de la Asociación R . del Uruguay en 1908. Nada le falta de lo que es necesario para que sea 1111 caballo de guerra por excelencia". Son varios los establecimientos ganaderos del país que dedican sus preferencias al cultivo de la raza Simmentbal, introducida en 1887 Tal es el caballo criollo según lo describe un extranjero que estupor don Luis Borches. E s t a importación, la primera que se hizo de dió sus características a fin de introducirlo en la remonta del ejército esta raza en el R í o de la Plata, consistía en 1111 lote de dos vaquillofrancés. Y por esas circunstancias, en muchos establecimientos lo nas y dos toritos, que fueron embarcados en el Havre en el vapor prefieren sobre cualquier otro tipo y cuidan su desarrollo mejorán" P a m p a " , llegando a Montevideo en los primeros días de octubre de dolo por selección. 1887. L o s toros se llamaban " S u l t á n " y "Nizo", nacidos en mayo y Actualmente casi todas las razas de equinos están representadas abril del año 1886, respectivamente. L a s vaquillonas " N e l l y " y "Juen la ganadería del país, figurando en primer término la Inglesa de no", nacidas en abril y marzo, rescarrera, que fué la primera a intropectivamente, del año mencionado. ducirse, y los mestizos de la misma En 1891 el señor Borches tenía en s a n g r e ; vienen luego los Clydesdale su establecimiento cinco animales y Hackney y que se introdujeron puros nacidos en el Uruguay, 3 toal país allá por el año 1880; los Boritos y dos hembras y las experienloñeses, los Shire, los Yorkshire, los cias en el cruzamiento con sus roTrakchnenl, los Percherones, los deos le dieron óptimos resultados. Oldemburgueses, los Orlof, los BelL a raza Flamenca roja f u é ingas, etc. El Stud Book llevado por troducida al pais por los doctores T la Asociación Rural del U r u g u a y , Irureta Govena y Alejandro Gallinal no expresa en sus cifras, por la desen octubre de 1 9 1 0 y consistía en un preocupación de los hacendados en plante! seleccionado en las mejores inscribir los reproductores equinos, cabañas de su zona de origen por el toda la importancia que reviste el doctor H. Raquet. L a sub-variedad esfuerzo realizado por los criadores de Flamencos (blanca manchada) en esta rama de la ganadería naque es la más conocida en la Repúcional. blica Argentina, fué introducida al En muchísimas de las estancias país por el señor Pochintesta en de nuestro territorio se producen 1912, quien adquirió parte del planbuenos tipos cruza de animales de tel que de esta raza tenía la "Cabana trabajos, que en general no son suPlomer", del vecino país. ficientemente resistentes para las faenas agrícolas en las tierras tenaL a raza Dexter fué introducida ces del país, pero que encuentran al país por el cabañero Félix BuxaV a q u i l l o n a Shorthorn de las cabañas nacionales fácil salida y buen mercado en la reo Oribe en 1910, pero su difusión industria del transporte. es limitada. El desarrollo de la cría de asnos y nudas no ha cobrado mayor Todas las razas lecheras mencionadas han mezclado su sangre importancia en el país, por lo mucho que estos animales destrozan los con los rodeos del país. Su grado de difusión ha dependido de los campos y obtener los hacendados buen margen de utilidades con la éxitos comerciales del momento, lo que explica, así mismo, el domiexplotación del ganado vacuno y ovino. nio absoluto de unas razas con exclusión de las otras. Si los progresos alcanzados por el país en la explotación de los P o r otra parte el país 11o es montañoso, razón por la cual la milla animales vacunos y ovinos y en su mejoramiento zootécnico por la sólo se utiliza en algunos reducidos trabajos agrícolas en sustitución


sustitución del buey y en el a c a r r e o . Sin e m b a r g o , se importan muy buenos burros garañones, con los que se obtienen productos de inmejorable calidad. E n los últimos a ñ o s , con la intervención del frigorífico que amplió su industria con la m a t a n z a de porcinos, la c r i a de estos animales h a cobrado cierta importancia. L a s a n g r e de todas las razas precoces se encuentra difundida en los criaderos del país, prevaleciendo no obstante las razas B e r k s h i r e , D u r o c J e r s e y , P o l a n d - China, Nidtle. Y o i k s h i r e , A m e r i c a n Y o r k s h i r e y Graonnaise de todas las cuales se han importado m u y buenos e j e m p l a r e s y en primer término de las tres p r i m e r a s que son las que m e j o r resultado han dado a los criadores. L o s r e g i s t r o s g e n e a l ó g i c o s acusan a ñ o tras a ñ o notables progresos en la incorporación de nuevos reproductores y la estadística m a r c a una p r o g r e s i ó n ascendente reveladora de la importancia que c o b r a en las actividades rurales la cría y explotación del animal porcino. Todavía no se ha desplazado la explotación intensiva hacia la estancia, manteniéndose en t o r n o a la chacra y en reducidas cantidades. E l dia que se abaraten los medios de transporte, que se practiquen sistemas económicos de explotación fuera de la base para p r o p o r c i o n a r el engorde con alimentación a maíz, que resulta dispendiosa, la cría del cerdo constituirá un g r a n renglón de riqueza explotable que ampliará las demás fuentes de la ganadería nacional. " L a cría a campo exclusivo, y luego el inverné en alfalfares, plantaciones de remolachas, topinambur, etc. para t e r m i n a r el engorde con raciones complementarias de maíz, apenas si se practica. E l poco desarrollo de la industria lechera da un escaso margen para iniciar

a ñ o 1854, sólo existía el saladero L a f o n e y ese mismo establecimiento no podía luchar con los de la misma índole de R í o Grande, por la razón de que aquellos se proveían del ganado para sus zafras en n u e s t r o territorio, libres de todo derecho, en t a n t o el t a s a j o fabricado por los saladeros uruguayos estaba sujeto a f u e r t e s derechos de introducción en el Brasil. S e g ú n los protocolos del tratado de 1 8 5 7 , los brasileños poseían en 1 8 5 0 los siguientes establecimientos ganaderos en t e r r i t o r i o urug u a y o . " S o b r e la frontera del Chuy y San Miguel, 36 estancias compuestas de 008.352 h e c t á r e a s . S o b r e la frontera del Cuareim, 1 6 1 estancias con 1 . 0 1 1 . 9 3 6 H . Al S u r del Arapey, 77 estancias con 6 0 2 . 9 1 2 hectáreas. S o b r e las fronteras del Y a g u a r ó n y de B a g é , 1 5 4 estancias con 2.209.792 hectáreas. E11 c o n j u n t o 428 estancias con 4.732.992 h e c t á reas de tierras, dentro de las f r o n t e r a s del territorio oriental". E l tratado de comercio celebrado entre el U r u g u a y y B r a s i l en 1 8 5 1 , abolía todo impuesto sobre el ganado que desde nuestro país fuera introducido a R í o Grande con destino a sus campos o saladeros. Ninguna compensación se o f r e c í a al U r u g u a y para el t a s a j o que se fabricaba en sus establecimientos y que mantuviera a ambos países en un pié de igualdad o de reciprocidad comercial. E l charque introducido al Brasil por otras Aduanas que la de su frontera t e r r e s t r e , estaba gravado por un derecho del 25 % . Si los saladeros dej U r u g u a y realizaban su exportación por m a r al mercado brasileño, se veían obligados al pago de ese derecho, gozando en cambio de toda exención de impuesto el producto similar de los establecimientos e x t r a n j e r o s cuando la introducción se efectuaba por la frontera t e r r e s -

Majada de Romney Marsh rumbo al corral de encierro, a¡l caer de la tarde la cría en gran escala a base de los residuos, leche descremada, suero, tre. P e r o estas v e n t a j a s fueron anuladas en parte por la r e f o r m a de etc.. y el gran sistema a m e r i c a n o de cría y engorde de cerdos, c o m las t a r i f a s aduaneras que redujeron el derecho de importación al binado con el engorde semi-intensivo de los novillos a base de maíz, charque e x t r a n j e r o , fuera cual fuere su procedencia, al I I % primees completamente desconocido o r a r a m e n t e practicado entre los estánro y, más tarde, al 8 °/c, imponiendo trasbordos y o t r o s requisitos cieros y c h a c a r e r o s del U r u g u a y . E n él estribará, sin e m b a r g o , el al charque que se introducía por la frontera. desarrollo de la cría, y aquí c o m o allá, el cerdo tendrá el gran mercado P o c o s años después de la firma del tratado de 1 8 5 1 , la Asamblea del frigorífico para f a e n a r e industrializar sus productos . Nacional de nuestro país dictó una ley por la que se establecía un imEn nuestro país no son necesarias, por o t r a parte, las c o n s t r u c p U e s t o local de dos reales por cabeza al ganado que se trasladara de ciones de porquerizas de c e m e n t o o de ladrillo, dado que el clima u n o a o t r o departamento de la República. E r a un impuesto interno y por lo general benigno, aún durante el invierno, permite la cria a n o l l n derecho c j e exportación. P e r o el Brasil realizó gestiones ante campo en todo tiempo y solamente requiere resguardo durante la e ] Gobierno uruguayo y obtuvo que se declarara que en los casos noche y en los días de t o r m e n t a , lluvias o vientos fuertes. f ] e extracción de ganado de cualquier departamento con destino a R í o M u y pocos también han sido los p r o g r e s o s experimentados en Grande, no se cobraría el impuesto. E n cambio, mantenía el régimen la explotación de animales caprinos, como fácilmente puede comprod e e x o n e r a c i ó n de impuestos de consumo al charque y productos g a llarse con las cifras que arrojan los cuadros estadísticos que publin a d e r o s procedentes de nuestro territorio, equiparándolos a los procamos en o t r o lugar. F u é explotada esta r a m a g a n a d e r a con m a y o r ( J u c t o s similares de dicha provincia, exoneración que, por o t r a parte, intensidad y preferencia que en el presente, en épocas de ¿ a b a l a y do y a e s t a ] ) a e n vigencia desde el año 1847. con el o b j e t o de dar m a y o Alzáibar v ' t u v o m á s tarde sus fervientes cultores en don F r a n c i s c o E l propór e s f a c ¡ ] ¡ d a d c s a ] mercarlo de consumo interno del B r a s i l Aguilar v' Leal. L e c o q y Ordoñana. S e debe quiza los pocos p r o g r e s o s otro s ¡ t o c|e ) a s m e c ¡ ; c ¡ a s tomadas por el Gobierno brasileño no era realizarlos en el sentido de una explotación m a y o r de la raza caprina, saladeros q u e e l ( ] e p r o p e n d e r a ] a independencia e c o n ó m i c a de los a la falta de zonas apropiadas que la hicieran un n e g o c i o economico riograndenses, a fin de que pudieran, con las facilidades o t o r g a d a s y y lucrativo, por consiguiente. . el ganado que obtenían en nuestras praderas para sus zafras, abasE n 1864 don A u g u s t o F a u v e t y obtuvo de la Sociedad de Aclimat e c e r i n t e g r a m e n t e el cuantioso c o n s u m o del país vecino que se fijatación de París 1111 plantel de c a b r a s de A n g o r a , compuesto de seis ¡ a s c a n t ¡ d a d e s siguientes por zafra, según se c o n s i g n a en la ba en reproductores, para e n s a v a r su cruza en el U r u g u a y . M a s tarde parlamentaria del c o n s e j e r o P a r a n h o s , de mediarlos del mcmoria llegaba al puerto de Montevideo una fuerte r e m e s a de 3 5 0 cabras afio l g de Angora, (le las que sólo quedaron cien en el U r u g u a y , siguiendo las restantes para la Argentina. E n 1867 llegó de Bolivia un centenar ^ ^ /f(,os 7M,rns Kll0, de alpacas, llamas y vicuñas, adquiridas por una empresa encabezada — — — por don Doroteo Garcia y don Samuel L a f o n e , con el o b j e t o de 27.223.329 1852 —53 26.aso.963 difundir su cría en nuestro país. P e r o estos e s f u e r z o s no se prosiuro —60 24.3i6.3»7 ,1853—54 21.297.660 guieron, en lo sucesivo con igual intensidad y entusiasmo. ISBO — 5 1 24.781.494 1 SEJ — 65 19.6EO.49B 1861

La Guerra Grande había sido fatal para los saladeros del U r u g u a y que, por falta de materia prima, se vieron obligados a clausurar sus canchas de matanza. E11 toda la costa del U r u g u a y a principios del

— 5 2

2 4 . 4 3 5 . 1 3 1

I.as cantidades de charque procedentes del U r u g u a y , introducidas en R i o Grande por esa m i s m a época, eran las que se consignan en el siguiente c u a d r o :


/Qí íiSvo def O c/e/V

Cenfencrp/o uruguayo

Rodeo de Hereford y cruza Durham en un importante establecimiento del Uruguay

Zafra*

Kilos

7.airan

Kilos

esfuerzo del gaucho experto. A medida que la c o n f i a n z a renacía en el país, que los campos se poblaban de haciendas y que el ganado se cotizaba a mejores precios, la industria saladeril se perfeccionaba y ampliaba su capacidad productiva, asegurando nuevos mercados para la colocación del tasajo. L o s adelantos verificados por esta inE l número de saladeros existentes en el país que se elevaba a dustria. pueden sintetizarse en las siguientes m e j o r a s : 19 en el año 1835, llegó a 57 en 1852 y de ellos 5 en el departamento 1.° — Cancha especial para la matanza, techadas, con piso de de Salto. portland y canaletas para la recolección de la sangre, la que pudo F r e n t e a la crisis saladeril provocada por el desarrollo de los así ser aprovechada, una vez seca y molida, como harina de sangre establecimientos de R í o Grande y las franquicias que gozaban, con (abono nitrogenado). el objeto de a b a r a t a r el valor de venta del t a s a j o de producción na2.° — Salazón de cueros en piletas con salmuera de concentracional, don T o m á s Oliden presenta al gobierno una iniciativa tendiención determinada. te a la supresión de la sal en la elaboración de ese producto. Se de3.° — R e f i n a m i e n t o del sebo y empleo de los dijeridores que per signó una comisión con el objeto de examinar el nuevo procedimienmiten una gran economía de tiempo y un notable rendimiento into industrial y aunque el interesado 11o quizo realizar las pruebas dustrial. que se le exigían alegando el peligro de la divulgación del secreto 4.0 — Separación del aceite de patas, del sebo. de su preparado, el gobierno le concedió privilegio exclusivo por diez 5 ° — Notable mejora de la carne en su aspecto general, color V años, quedando obligado el señor Oliden a comunicar al Poder E j e limpieza, por la aplicación del lavado antes y después de salarla. S u cutivo el nombre de las materias que componían su nuevo procedifresca conservación en las pilas de invierno permitió la realización miento industrial. de las faenas en grande escala. E n 1854 el gobierno prohibía la matanza de vacas y terneros, 6.° — Embalaje de los sebos, g r a s a s y tasajo en f o r m a económicon el pretexto de evitar el aniquilamiento de la cría ganadera, pero ca, que no perjudicaba y favorecía, al contrario, su buena conservación. cuatro meses después derogaba el decreto respectivo, dada la pro7. 0 — L a más completa utilización de los residuos, representada testa general que su aplicación levantara entre los estancieros que, por la fabricación del guano, harina de huesos y de la sangre, etc. vista la intranquilidad de la vida rural, se veían precipitados a la IiP e r o no debía detenerse en estas mejoras la evolución de la inauidación de sus haciendas. E11 marzo del año referido las charqueadustria de carnes, ni sus progresos. S u r g í a 1111 nuevo problema para das de R i o Grande pagaban hasta doce patacones por novillos, desla más racional explotación ganadera y era el que se refería a la excendiendo poco tiempo después a 10 para los novillos y 8 para las portación a los mercados de consumo de carne fresca. E n ese sentivacas. Del bajo v a l o r que tenían en esa época los campos, da una do, durante la administración B e r r o , dos saladeristas sáltenos, los idea la venta de la estancia del brigadier Olivero, entre Tacuabú y señores Cabal y Williams, solicitaban patente a f a v o r de 1111 procefíaquiñá, en el departamento dimiento para la conservación del Salto, por la que se pagó de carnes f r e s c a s que habían la suma de $ 30.000 y cuya suinventado. Don F r a n c i s c o Siperficie era de 3 7 . 1 8 9 hectánistri, de P a y s a n d ú , durante reas de hermosos campos, lo tres meses de e n s a y o utilizó que daba un promedio de dos una sustancia para la consermil pesos la extensión equivavación de carne fresca, con tan lente á 2.656 hectáreas. buenos resultados, que se decicon dió a enviar muestras de esas E n 1853, ayuda del carnes a la Exposición Interc l o r o f o r m o , el señor M u n f t a r nacional de L o n d r e s . Don M a realizó, durante varios días, en riano F r a g u e i r o implantó la la barraca de E r r a s q u i n , la doelaboración del llamado charma del potro. P a r a el e f e c t o que argentino, mediante el sevolteaba el animal, le hacía ascamiento de la carne en g r a n pirar una dosis de c l o r o f o r m o , des hornos. Don P a b l o Nin y y l u e g o lo manoseaba, lo ensiGonzález pidió y obtuvo privillaba y lo montaba. Al año silegio en ambas m á r g e n e s del guiente varios fueron los estanPlata a f a v o r de o t r o procedicieros del país que se decidiemiento para el secamiento de ron por este sistema de doma, carnes en h o r n o s de alta t e m y uno de ellos, el coronel L u c a s peratura. E l c h a r q u e salado, M o r e n o , manifestaba, en medio decía el inventor de este nuede los m a y o r e s elogios, que la vo procedimiento p a r a la condoma en f o r m a usual de aqueservación de la carne, no tiene La esquifa a mano que va siendo sustituida por la maquina en muchos lla época absorvía tres patacoo t r o s mercados que Cuba y el establecimientos del Uruguay nes y que el potro quedaba de Brasil, mientras que el charque dulce puede introducirse fácilmente ordinario arisco y estropeado, en tanto que con el c l o r o f o r m o el g a s en el consumo de la población europea. to era mínimo y la doma perfecta. L e había bastado una sola apli1850 — 51 18511 — 5 2 1'852 — 5 3

6.922.687 I. 864.210 2.1584.070

1 8 5 3 — 54 1864 — 5 5

2.377.315 1.409.332

cación de esa sustancia química, seguida en los dos o tres días subsiguiente del a f i a n z a m i e n t o a mano. E s t e procedimiento m u y pronto quedó en desuso prosiguiéndose la doma del potro por intermedio del

E11 el viejo mundo, al que llegan algunas m u e s t r a s de estos preparados, despierta interés el procedimiento preconizado p o r el señor Nin y González y sobre todo el de Oliden que o b t u v o medalla de o r o


/Í£PO

deíf

DEF

Cenfezcrr'/b tfru&uayo

1859 - 60 1 8 6 0 j 61 1861 - 62 1 8 5 8 - 59 1857_-58 Procedencia en la Exposición Internacional de L o n d r e s , dando lugar con ello a la 605.000 2 93.000 243Í300 Rstado Oriental 168.100 272.000 279.000 290.000 531.300 Buenos Airea inmediata fundación en M o n t e v i d e o del " C l u b N a c i o n a l " , prestigio324.800 360.000 201.000 237.000 Entre Ríos 144.300 5 3 . 5 0 0 265.000 sa sociedad de propaganda con un v a s l o plan encaminado a la aper362.000 360.000 Río Grande 2i80.000 ^ÍO^OO 360.000 tura de nuevos mercados para la carne u r u g u a y a y que inició su a c 1.aso.000 1.198.900 730 100 IL . 2 6 7 . 0 0 0 ción en el año 1862. E s t a Sociedad, como primera providencia, envió L a s dos t e r c e r a s p a r t e s de las a Inglaterra 400 f a r d o s de carne senovilladas f a e n a d a s en los 3 2 salaca y 350 barriles de carne f r e s c a ; a deros que en 1S60 funcionaban en el Francia 250 f a r d o s y 1 1 5 b a r r i l e s ; territorio de R í o G r a n d e , procedían a Génova 50 f a r d o s y 25 b a r r i l e s ; a de las estancias del U r u g u a y y a R i o de J a n e i r o 200 y 1 5 o barriles y expensas del m e n o r v a l o r ele la carne a Lisboa 200 f a r d o s . A l g u n o s de esla industria saladeril tomaba crecido tos f a r d o s y barriles f u e r o n utilizaincremento. S e p a g a b a seis y medio dos en diversos actos de propaganda pesos f u e r t e s los 46 kilos en 1 8 5 7 ; entre los cuales un banquete que se siete pesos en 1 8 5 8 ; cinco y t r e s realizó en G l a s g o w , de c u y o menú c u a r t o s en 1 8 5 9 ; c u a t r o y un c u a r t o hizo m u y buenos elogios la prensa en 1 8 6 0 ; t r e s en 1 8 6 1 y dos y 1111 británica. L o s demás f a r d o s y barric u a r t o en 1862. les encontraron mercados a precios " L a s carnes están en crisis desremuneradores. dejando en general de 1859, — decía la Directiva del una utilidad del 25 fe. Club Nacional, e x a m i n a n d o la situaCon idénticos fines de propación de la industria del t a s a j o . L a ganda envió a L o n d r e s el saladero escala de la producción ha a u m e n del coronel L u c a s M o r e n o , un c a r tado en la proporción de 7 a 1 2 gamento de 200 f a r d o s de carne Olidesde 1 S 5 7 y en cambio el v a l o r del den, con rendimiento económico m u v artículo ha b a j a d o en la proporción F o r m a en que se transporta la l a n a desde un establecimiento rural, halagador. Después de pagados tode 6 a 2 el quintal. U n a vez que este a la estación del Ferro Carril dos los gastos, se obtuvo un b e n e f i precio .de dos pesos se estabilice, cio líquido de 40 reales por un p r o h a b r á que t i r a r la carne para 11o e x p o n e r n o s al decrecimiento del medio de 46 kilos del producto, equivalente al doble del precio c o r r i e n v a l o r de los campos, salarios y comercio. L o s s a l a d e r i s t a s están en te de la carne en Montevideo. A ! f i n a l i z a r el a ñ o 1 8 6 2 , el S r . O ' N e i l l . duda si f a e n a r á n o no el a ñ o entrante, dada la situación de los dos cónsul u r u g u a y o en Londres, anunciaba al P r e s i d e n t e de la Comisión únicos m e r c a d o s con que cuenta. E s una situación que emana de Organizadora de la Sección U r u g u a y a en la E x p o s i c i ó n de L o n d r e s , c a u s a s p e r m a n e n t e s y de causas t r a n s i t o r i a s . L a s permanentes prodon Manuel H e r r e r a y Obes, que habla e m p e z a d o a o r g a n i z a r s e una vienen de e s t a r reducida la e x p o r t a c i ó n a dos m e r c a d o s f o r z o s o s . E l compañía británica para la e x p o r t a c i ó n de c a r n e s c o n s e r v a d a s por m e r c a d o de la H a b a n a está a d e m á s monopolizado p o r los intermelos sistemas Oliden y Nin y G o n z á l e z . E n 1 8 6 3 , y a el país en plena d i a r i o s ; el consumidor, que es el esclavo, 110 c o m p r a ; el que c o m p r a guerra civil, se organizaba en B é l g i c a una i m p o r t a n t e sociedad g a n a es el e m p r e s a r i o del esclavo, y entre e s t o s pocos empresarios 110 h a y dera, y don Federico J o s é B e n e r t . su g e s t o r principal, adquiría en el competencia. E11 el Brasil 11o existe m o n o p o l i o de compradores, pero Rincón de las Gallinas seis suertes de e s t a n c i a , a razón de $ 15.000 e x i s t e en cambio protección a la industria saladeril de R í o G r a n d e . la suerte, con destino al establecimiento de la f á b r i c a L i e b i g . E l caH a y que a g r e g a r la competencia creciente del bacalao en las poblapital de é la sociedad comanditaria se f i j ó en un millón de f r a n c o s . ciones consumidoras del t a s a j o . E l m e r c a d o de Cuba s u f r i ó en los Simultáneamente con estas adquisiciones de t i e r r a s destinadas a ñ o s a n t e r i o r e s una g r a n crisis y a raíz de ella la repercusión de la a la explotación g a n a d e r a , en a g o s t o de 1 8 6 3 la c a s a G i e b e r t & Cía., g u e r r a civil en los E s t a d o s U n i d o s , que redujo el comercio cubano y del comercio de Montevideo, en r e p r e s e n t a c i ó n del B a r ó n L i e b i g se el c o m e r c i o brasileño de c a f é " . presentaba al gobierno solicitando p r i v i l e g i o a f a v o r de un sistema " L a R e p ú b l i c a Oriental es la que ha a u m e n t a d o m á s la f a e n a para la fabricación de e x t r a c t o de carne. A n u n c i a b a a s i m i s m o que el saladeril v la que, por consiguiente, soporta el g r u e s o de la b a j a de ref, rido Barón se proponía e x p l o t a r en g r a n escala su invento en los precios de la carne de 7 a 2 pesos f u e r t e s el quintal. E l a u m e n t o el U r u g u a v y que p a r a dar idea de la i m p o r t a n c i a del n u e v o establede la producción traduce únicamente n u e s t r a ruina. E l consumo anual cimiento, que es actualmente, y sin discusión a l g u n a , el m á s g r a n d e de c h a r q u e en Cuba y B r a s i l puede calcularse en 1.600.000 quintales. de su género v el más importante del m u n d o , p r e v e n í a que cada 459 Deducidos los 450.000 que suministran los s a l a d e r o s de R í o G r a n d e , gramos de extracto, equivalente en v a l o r n u t r i t i v o a 1 5 kilos 1 4 7 g r a resulta el saldo que corresponde a la e x p o r t a c i ó n del R í o de la P l a t a . mos de carne, podía venderse en E u r o p a a 1 2 o 1 4 f r a n c o s . E l G o b i e r C u a n t o m á s a c t i v o sea el p r o c e s o g a n a d e r o , m a y o r será la cantidad no le concedió privilegio por 8 años, que e r a el plazo m a y o r que aude carne que tendremos que f a e n a r y m e n o r la demanda de n u e s t r o s torizaba la ley, tratándose de importación de inventos, f i j a n d o a la dos únicos mercados consumidores. Ú r g e . pues, la a p e r t u r a de nuevos vez el plazo de un año para que la industria se p l a n e a r a d e f i n i t i v a m e r c a d o s , sobre todo en I n g l a t e r r a y N o r t e de E u r o p a , donde se mente en el país. E l establecimiento " L i e b i g ' s E x t r a c t of M e a t C o m consume tanta carne". pany Limited", de c u y a imporT e r m i n a b a el i n f o r m e p r o tancia hacemos detallada desponiendo el envío a E u r o p a , cripción en otra parte de este con fines de p r o p a g a n d a , de capitulo, empezó a funcionar 138.000 a 184.000 kilos de t a en el saladero levantado por sajo. los hermanos H u g h e s , en 1859, U n a nota del J e f e P o l í en la margen del U r u g u a y , y tico de S o r i a n o dirigida a la su capital f u é de 500.000 libras Comisión Directiva del Club esterlinas, constituido por acNacional, relacionada con l o s ciones de 20 libras, las que en t r a b a j o s de a p e r t u r a de nuevos su casi totalidad las acaparamercados, dejaba constancia ron ingleses y lielgas. de que el animal de saladero P o r esa época, Don J u a n que en la f a e n a de 1 8 5 7 valía Harris, antiguo socio de la 20 pesos, en la de 1 8 6 2 sólo casa bancaria de L o n d r e s Becse cotizaba a 8 pesos. ketts B o u t c h e r y Cía., adquiCoincidió Con esta situaría en el U r u g u a y , a pocos ción de crisis en los m e r c a d o s kilómetros del río del mismo de consumo, una g r a n sequía nombre y sobre las m á r g e n e s que durante dos años, de 1860 del R í o Negro, 12 suertes de a 1862, a g o b i ó a n u e s t r o s p r o estancias para dedicarlas a la ductores rurales. L o s c a m p o s explotación de un gran rebaño estaban abiertos, y c o n f u n d i de 60.000 ovejas. dos en esa época. R a r a era la T o d a s estas iniciativas reestancia que estuviese c e r c a d a . lacionadas con los nuevos proL o s ganados, hostigados por Un corral de encierro de anímales porcinos la sed implacable, a b a n d o n a cedimientos para la conservaban sus querencias en b u s c a ción de las carnes, eran el de a g u a d a s y p a s t u r a s , y donde las e n c o n t r a b a n se reunían en cantiresultado de la gran crisis dades n u m e r o s a s y perjudiciales para el dueño del establecimiento porque atravesaba la industria del t a s a j o y de sus p é s i m a s p e r s p e c t i v a s invadido, c u y o campo quedaba c o n v e r t i d o en un erial, alcanzando los de futuro, dado que sólo dos mercados, Cuba y el B r a s i l , eran tribuperjuicios a los dueños de los g a n a d o s que en g e n e r a l 110 podían reclatarios de esa producción nacional, l i e aquí 1111 cuadro que e x p r e s a el m a r sus a n i m a l e s p o r f a l t a de noticias a c e r c a de su p a r a d e r o o p o r número de animales vacunos faenados en los saladeros u r u g u a y o s , argentinos y brasileños, desde 1857 al 1862 i n c l u s i v e :


Í

Jgf/ifoo Cfeí CenifenaT'/o G def <f Vpu^uaiyo T o t a l : 230.000 pesos. Descontando el interés del campo (12.000 pesos), el valor de las 15.000 ovejas (45.000 pesos) y los salarios de los peones y gastos de esquila (28.000 pesos), quedará una utilidad de 145.000 pesos. Dedúzcase el interés de las ovejas muertas, y quedará todavía una utilidad muy superior a 100.000 pesos". " M i suegro Mac-Eachen — concluía el señor Mac-Coll — empleó 22.000 pesos en campos y ovejas en 1853 y 1S54. y cinco años después, en 1859, su capital le dejaba 1111 beneficio liquido de 123.000 pesos, gracias también, es verdad, a la suba de los precios". Con lijeras variantes, presentó don J u a n Mac-Coll su cálculo a la Comisión organizadora de la Sección Uruguaya en la Exposición de Londres, para que lo reprodujera en su folleto de propaganda. En la memoria anual de don J o s é Gabriel Palomeque ¡< fe Político de Cerro L a r g o , se corroboraba la tesis del señor M:ic-Coll v se ponía en evidencia, así mismo, el error en que incurrían los están cieros al dedicarse exclusivamente a la cría del ganado vacune " E s bien averiguado que una l e g r a cuadrada de nuestros buenos terrenos 11o puede contener más de dos mil reses de procreo, cuv:t renta anual 11o puede exceder de 150 novillos. Vendidos estos a razón de 10 pesos, término medio entre los primeros y los últimos que Lharge While Yorkshire, de explotación preferente en el Uruguay salen del rodeo, darán 1.500 pesos al año, mientras que esa misma área puede indisputablemente admitir y mantener 12.000 ovejas. Este las confusiones de las marcas. Hubo estancias que no conservaron ni número de ovejas daría en la esquila anual dos libras y media por un solo animal vacuno en sus límites, donde pastaban con anterioridad cada vellón, y entonces tendríamos 30.000 libras de esa materia, o seis mil y más rcscs; ganaderos que, después de haber pagado fuertes sean 1.200 arrobas que, vendidas al precio de 6 pesos, representarían salarios para recoger sus haciendas dispersas, las volvieron a perder una suma de $ 7.200 en lugar de la de $ 1.500 que produce el ganado". por efecto de la emigración desesperada en busca de lejanas aguadas. T a u general e intensa f u é la. catástrofe, e.1 gabvtrao, a mstawcÁas. de varios J e f e s Políticos, se vió precisado a suspender la marcación A los procedimientos ya descritos en páginas anteriores para de ganado en todo el país, medida esta que quedó sin efecto en mejorar la conservación de carnes y buscar nuevos mercados de cuanto la sequía dejó de hacer sentir sus terribles consecuencias. No consumo, hay que agregar los que se pusieron en práctica en 1865 y obstante los factores adversos, permanentes y accidentales, que gra1866. El barón de Mauá publicó avisos en la prensa europea a prinvitaban sobre el desarrollo de la ganadería, su explotación constituía un pingüe negocio. He aquí cómo en 1861, don Juan Mac-Coll describía el negocio de estancia en el U r u g u a y : "Compré en 1855 el campo en que trabajo a razón de $ 2.000 la suerte de estancia de 2.700 cuadras. Hoy vale $ S.ooo la suerte. Mi suegro Mac-Eachen compró seis suertes en 1853. a $ 900 y $ 1.200 cada una. H o y valen $ 8.000. Cuesta poco trabajo el cuidado de una estancia. El ganado vacuno se reúne dos veces por semana en un paraje determinado del campo y se acostumbra tan admirablemente a ello, que basta un hombre a caballo para hacerlo correr a ese paraje. Para 1111 rodeo de 6.000 animales bastan dos hombres. En cada suerte de estancia sólo pueden mantenerse dos mil vacunos, que representan 1111 capital de 14.000 pesos, o 15.000 ovejas que cuestan 45.000. Supongamos que un estanciero compra cuatro suertes de estancia a razón de 6.000 pesos cada uno (2J.000 pesos"), y cuatro mil animales vacunos a siete pesos cada uno (28.000 pesos) y que gasta en poblaciones y corrales 1 000 pesos y en otros rubros roo. Capital invertido: 5^.000 pesos. El ganado vacuno,se duplica cada tres años. Da anualmente 1111 10 % de novillos costeados, aparte del consumo de carne del establecimiento. Habrá, pues, a los tres años, una existencia de 8.000 cabezas que. a! precio de 7 pesos, representan 56.000 pesos. Los novillo» valen 13 pesos cada uno. En los f e s años podrán venderse 2.000.

obteniéndose por ellos 26.000 pesos. Veamos ahora los gastos de la estancia: un capataz, a 16 pesos, en 36 meses 576 pesos; 3 peones a 10 pesos, 1.080; leña, yerba, etc., 300 pesos; gastos de casa, a razón de 500 pesos anuales. Total de gastos: 3.456 pesos. Podría obtenerse en los tres años una utilidad de cuarenta y tantos mil pesos, cargando el interés del capital a la tierra. " P e r o supongamos que en vez de explotar vacunos, explota ovejas. Entonces la cuenta sería así: Tres suertes de campo apropiado para la cría de ovejas, a razón de 8.000 pesos cada suerte. 2-i.ooo pesos: 15.000 ovejas, a 3 pesos cada una, 45.000 pesos; poblaciones; corrales, etc.. 3.000 pesos. Total. 72.000 pesos. El ganado ovino se duplica cada dos años. A los cuatro años habrá, pues. 60.000 ovejas, equivalentes a 180.000 pesos y 10.000 arrobas de lana que. al precio de cinco pesos, representan 50.000 pesos.

Midtfie White, tipo de reproductor criado en el Uruguay

Eiemplar de Berkshire, explotado en el país con todo éxito

cipios de 1865, ofreciendo 1111 premio al inventor del mejor procedimiento para la conservación de las carnes. Resultó vencedor el doctor Juan Morgan, de Inglaterra, y el barón de Mauá se apresuró a contratar los servicios del doctor Fleurv para aplicar el nuevo procedimiento a las carnes procedentes de sus establecimientos de Soriano y Paysandú. El invento del doctor Morgan, que, por otra parte, llamó mucho la atención en Europa, fué patentado aquí y en Francia, Inglaterra y Estados Unidos, llegando hasta iniciarse la organización de una empresa con fuertes capitales para explotarlo en grande escala. Las primeras experiencias fueron realizadas en un matadero de Montevideo, donde el doctor Fleurv extrajo la sangre de dos reses. inyectando en su lugar una sustancia salina, que en el acto se difundió a toda la carne. A raíz de estas experiencias se realizaron otras en el saladero de Biraben, situado en el arroyo Seco, con resultados tan satisfactorios que también empezó a hablarse de la posibilidad de formar una empresa exportadora de carnes frescas con capital de 500.000 pesos. Tratábase de 1111 líquido en el que se sumergía la carne fresca y que luego servía de caldo a la misma carne. Para la prosecución de los estudios fueron contratados los servicios del señor Bodart, químico de la Facultad de Strashurgo. Poco tiempo después tle estas experiencias, era presentada a la Academia de Ciencias de P a r í s una muestra de carne preparada por los señores J a c k s o n , Cibils y Cía., que tenía una antigüedad tic 18 meses. El doctor V a v a s c u r explicaba el invento ante aquella corporación científica en la siguiente f o r m a : " S e sabe en qué consiste la elaboración del tasajo. Inmediatamente de sacrificado el animal en el brete del saladero, se le hace desangrar, se le saca la piel y se le corta en cuatro pedazos o cuartos. L a carne es inmediatamente dividida en tajadas, tpie se van poniendo sobre un piso de madera cubierto de sal de Cádiz. L a s tajadas se colocan unas junto a otras y sobre esa nueva superficie se pone otra capa de sal y en seguida nuevas tajadas tle carne, y así se prosigue hasta cierta altura. Después de 20 horas se deshace la pila y con su conte-


Procedimiento primitivo para d e s n u : a r la res v a c u n a en los saladeros del R í o de la P l a t a

nido se vuelve a f o r m a r la pila en o t r o piso, poniendo a b a j o la carne de arriba. Transcurridas 1 2 o 15 lloras m á s , se v u e l v e a deshacer la pila v a rehacerla en un rincón del s a l a d e r o , al aire libre, cubriéndola con telas alquitranadas para r e s g u a r d a r l a de la lluvia, del sol y del polvo. Y en ese estado queda la carne d u r a n t e m e s e s h a s t a el m o m e n t o de su \enta bajo el nombre de t a s a j o . E l p r o c e d i m i e n t o de l o s señores J a c k s o n y Cibils empieza a aplicarse recién cuando l l e g a ese momento de fas ventas. L a carne de las pilas d e f i n i t i v a s es sometida a una presión considerable, que disminuye s u v o l u m e n y c o n t r i b u y e poderosamente a su conservación, y l u e g o p r e n s a d a y e n v u e l t a en una fuerte tela de e n f a r d e l a r bien cosida. P a r a colocarla en e s t a d o de -i-r inmediatamente utilizada, basta d e j a r l a 1 2 h o r a s en a g u a " . El doctor Martín de M o u s s y y el propio d o c t o r V a v a s e u r , realizaron experiencias interesantes ante la Sociedad de A c l i m a t a c i ó n de Francia, con ayuda de trozos de carne salada sometidos a la acción de la prensa hidráulica, que tenían la m i s m a a n t i g ü e d a d de 18 meses. L u e g o de colocados en 1111 b a ñ o de a g u a p u r a d u r a n t e 1 2 horas fueron cocidos en una olla, dando un caldo m u y s u s t a n c i o s o y una excelente carne de sabor m u y parecido al j a m ó n y al de la carne ahumada de 1 l a m b u r g o . D o n S a t u r n i n o R i b e s se p r e s e n t ó en 1865 solicitando privilegio a f a v o r de un procedimiento de c o n s e r v a ción de carnes, que tenía puntos de s e m e j a n z a con el del d o c t o r Morgan. Don M á x i m o T e r r e r o envió t a m b i é n desde I n g l a t e r r a a Buenos Aires una muestra de carne p r e p a r a d a p o r un químico i n g l é s , que pareció excelente, al e x t r e m o que dió l u g a r a la o r g a n i z a c i ó n de una empresa argentina para explotarlo c o m e r c i a l m e n t e . Todos e s t o s procedimientos industriales f u e r o n perdiendo su p r e s t i g i o y su m i s m a oportunidad de aprovechamiento, ante el r e s u l t a d o comercial n e g a t i v o de los ensayos de exportación que r e v e l a r o n que a ú n no se habla salido del terreno de los estudios. S ó l o l o g r ó i m p o n e r s e en f o r m a definitiva la carne y el extracto elaborado p o r el g r a n establecimiento Liebig's de F r a y Bentos. que desde 1865 inició una f a e n a de 450 leses diarias, cuando hasta esa f e c h a sólo había podido f a e n a r 10 animales por día. . _ , T A d e m á s de Liebig's. también en el d e p a r t a m e n t o de S a n J o s é triunfaba el establecimiento " L a T r i n i d a d " , f u n d a d o en 1S68 p o r don losé de Buschental. como capitalista, y D o n L u c a s H e r r e r a v Obes como industrial v director de la fabricación La 1 mudad se había ubicado en la margen derecha del río S a n J o s é en un punto de la costa bastante alto v con buen p u e r t o , pudiendo a t r a c a r al muelle las embarcaciones de* 18 a 24 t o n e l a d a s de c a r g a , que eran las que hacían la carrera, remolcadas a l g u n a s de ellas p o r un pequeño vapor del establecimiento. Llegaron a m a t a r s e en él de 40 a 50 a n i m a l e s v a c u n o s diariamente, destinándose la carne de los buenos parajes^ del animal a ser conservada en latas de 9 1 8 g r a m o s , de I kilo 836 g r a m o s y de 2 kilos 154 gramos, por el sistema M a c - C o l l . que c o n s i s t í a en u n a modificación del sistema f r a n c é s A p p e r t , p o r el que se p r e p a r a b a n las carnes llamadas de Australia, v la p a r t e f l a c a o^ pulpa se destinaba a la preparación de E x t r a c t o s de C a r n e L i e b i g s. p o r un sistema que. en su manipulación, difería del e m p l e a d o en el establecimiento de F r a y Bentos. Se producía m e n s u a l m e n t e de 60 a 69 mu kilos de carne'conservada y de 2.80o a 3.700 kilos de e x t r a c t o de carne. E s t e último producto tenía mucho c o n s u m o en A l e m a n i a v algunos otros países europeos. M á s tarde, por muerte de Buschental, quedó la f á b r i c a a c a r g o de la razón social Lucas Herrera y Obes y Cía. S u producción de cueros, g r a s a s , carne y extracto, llegaba a $ 35.000 p o r a ñ o en los

primeros tiempos de su f u n c i o n a m i e n t o . Con los desperdicios de los cueros se f a b r i c a b a , en el m i s m o establecimiento, cola f u e r t e ; con la s a n g r e , albúmina para la i n d u s t r i a ; del residuo, abonos, y de los huesos, previa coción p a r a e x t r a e r l e s la g r a s a , cenizas que se e x p o r taban a I n g l a t e r r a . L a s c a r n e s enviadas a este país t u v i e r o n mucha aceptación, cotizándose de 6 a 8 peniques los 547 g r a m o s . E l e x t r a c t o se cotizaba a 1 1 f r a n c o s el k i l o g r a m o , teniendo fácil salida toda la producción del establecimiento. N o era únicamente el e s f u e r z o realizado p o r los industriales liara e n c o n t r a r procedimientos n u e v o s y m á s e f i c a c e s tendientes a imponer las carnes u r u g u a y a s en o t r o s m e r c a d o s de c o n s u m o distint o s a los y a conocidos, lo que se realizaba en aquellas épocas en def e n s a de los c u a n t i o s o s intereses nacionales. L o s c r i a d o r e s de ovinos, p o r el e s f u e r z o del c r u z a m i e n t o con s a n g r e superior en sus majadas, obtenían m u y buenos r e s u l t a d o s y la lana u r u g u a y a , p r e s t i g i a da p o r su calidad superior, se imponía a la apreciación industrial de los c e n t r o s m a n u f a c t u r e r o s del v i e j o mundo. U n núcleo importante de ciudadanos u r u g u a y o s no perdia n i n g u n a ocasión que se le o f r e ciera p a r a acreditar, en el e x t e r i o r , la riqueza p e r m a n e n t e del U r u g u a y , y en esa f o r m a c o n c u r r í a el país, en 1862, a la E x p o s i c i ó n I n ternacional celebrada en L o n d r e s , con un m u e s t r a r i o de la producción nacional, en el que estaban r e p r e s e n t a d o s todos los departamentos. E n medio de los 26.000 e x p o s i t o r e s que f i g u r a b a n en el torneo, el U r u g u a y sólo c o n c u r r í a con 34 exponentes de las riquezas de este t e r r i t o r i o , y tan alto colocaron el p r e s t i g i o del país, que ese módico c o n j u n t o de m u e s t r a s o b t u v o 6 medallas de plata y 7 menciones h o n o r í f i c a s , adjudicadas, las p r i m e r a s , al t r i g o de J o a n i c ó , a la carne de Oliden, a la lana de M a l l m a n n , al c o n j u n t o de lanas del U r u g u a y , al a l g o d ó n cosechado en el S a l t o y a las m a d e r a s de S a n J o s é ; las menciones h o n o r í f i c a s correspondieron a las lanas del establecimiento de M a u á , a la c a r n e c o n s e r v a d a p o r el procedimiento de Nin, al t r i g o y h a r i n a de Gianelli, a los t r i g o s de v a r i o s o t r o s departamentos, a las m a d e r a s de P r o u d f o r t y del S a l t o , y al aceite elaborado en e! establecimiento de M i g n o u . L a repartición de los premios obtenidos en la E x p o s i c i ó n de L o n d r e s se e f e c t u ó en lo m á s recio de la g u e r r a civil, que una vez m á s destruía las f u e n t e s de riqueza nacional y paralizaba el e s f u e r z o de un núcleo de h o m b r e s p r o g r e s i s t a s en pro de su m e j o r a m i e n t o . D o n D o m i n g o O r d o ñ a n a , que se encontraba en L o n d r e s y que había visitado la E x p o s i c i ó n , al r e f e r i r s e a las lanas, carnes y cereales de la Sección U r u g u a y a , en una correspondencia que escribiera, d e c í a : que " l a lana es g e n e r a l m e n t e reconocida c o m o la p r i m e r a de todas las p r e s e n t a d a s p o r la sección a m e r i c a n a . L o s f a b r i c a n t e s de tejidos con quienes he tenido ocasión de hablar, encarecen la elasticidad, consistencia y f i r m e z a de la hebra. L a c a r n e de_ P a y s a n d ú es la p r i m e r a en su g é n e r o en la E x p o s i c i ó n . E s a carne está h o y f r e s ca y sana c o m o cuando se p r e p a r ó " . " E l Cónsul G e n e r a l del U r u g u a y en L o n d r e s , don E . B . O'Neill. dando c u e n t a del v e r e d i c t o de los j u r a d o s , dejaba constancia de que "el U r u g u a y era el país que había a l c a n z a d o m a y o r í a de premios nroporcionaímente al n ú m e r o de e x p o s i t o r e s y de a r t í c u l o s premiad o s " . " T o d o el mundo, a g r e g a b a , admite que la lana u r u g u a y a es m u y f i n a y su calidad e x c e l e n t e " . S e o b s e r v a b a que la lana era de fib r a ' demasiado corta. E l t r i g o del U r u g u a y " n o tiene que t e m e r rivalidad con ningún o t r o p r e s e n t a d o a la E x p o s i c i ó n . L a carne seca de P a v s a n d ú ha l l a m a d o m u c h o la atención. E s suculenta y t i e r n a ; su g o r d u r a 11o está r a n c i a ; la parte f l a c a no es f i b r o s a ; tiene_poca sal y a p e s a r de que está al aire desde que se abrió la E x p o s i c i ó n , se c o n s e r v a f r e s c a y de buen paladar. Casi todo el contenido del cajón lia sido consumido, p o r los visitantes, en estado crudo, produciendo e x c e l e n t e impresión".

C o m o se apilan los cueros secos en les depósitos


Jgf fiSr o def O c/e/V

Cenfencrp/o Vpa<^uayo

E l éxito obtenido por el U r u g u a y en la Exposición de Londres de 1862, volvió a repetirse en la g r a n Exposición Internacional de P a r í s en 1867. E n este torneo la Sección U r u g u a y a obtuvo 14 medallas y menciones honoríficas. A l conjunto de las muestras exhibidas le f u é adjudicada una medalla de oro. Otra de la misma clase a la fábrica Liebig's, por sus extractos y conservas de carne, que habían de imponerla definitivamente en el concepto mundial. F u é también premiada la carne preparada por el saladero de los señores J a c k son y Cibils, que se conceptuaba superior a la de Oliden. Siete e x positores de lana merecieron medalla de bronce. E n t r e estos f i g u raban Mallmann y Cía., estancieros de Soriano, cuyas majadas, compuestas de 60.000 ovejas, habían redituado 62.466 kilogramos de lana en 1866, obteniendo en el H a v r e el precio de 2.65 a 2.95 f r a n c o s ; Wendelstadf y Cía., estancieros de P a y s a n d ú , que poseían 54.000 ovejas, que habían dado 88.500 kilogramos de lana, vendidos en A m beres a 2.05 y 2.60 f r a n c o s ; Drabble Hnos., estancieros del departamento de Colonia y San J o s é , en cuyos establecimientos pastaban 53.585 ovejas, que en 1866 habían dado 93.835 kilos de lana, vendidas en el puerto de Montevideo al precio de 5 l/2 patacones los 1 1 kilos 185 g r a m o s , puesta abordo. Don Benjamín Poucel. uno de los primeros y más fuertes refinadores del ganado ovino en nuestro país, apreciando el valor de las m u e s t r a s de lana que figuraban en la Exposición, se expresaba a s í : " L a s lanas de Montevideo guardan una elasticidad superior a las de Buenos Aires, debido a lo sustancioso de los pastos orientales: E s a causa natural no se puede contrarrestar. Así es que las muestras del barón de M a n á y de los señores Mallmann y Cía., aunque tienen dignas rivales en las de los señores Hannalz y Stegmann, llevan sobre éstas la ventaja de la elasticidad". Con estas elocuentes comprobaciones de la excelente calidad del textil de nuestras majadas, el porvenir de la cría ovina estaba aseg u r a d o y su explotación, iniciada en grande escala a partir del año 1855, no se detuvo un solo instante hasta nuestros días, mejorándose continuamente las majadas con la incorporación al país de los m á s renombrados reproductores de ambos sexos de las cabañas de m a y o r prestigio del mundo entero. L a exportación de animales en pie, la de la lana y cueros lanares, empezó desde ese entonces a f i g u r a r a la cabeza de nuestro comercio exterior, contribuyendo, con g r u e s a s sumas, a la formación de los índices económicos del país.

L a corambre, el tasajo, el aprovechamiento de la g r a s a y sebo de las reses vacunas sacrificadas, formaron por muchos años la base principal de nuestra industria ganadera. Necesidades creadas por la competencia industrial ganadera en estas regiones y las impuestas para la conquista de otros mercados, motivaron la serie de iniciativ a s de los fabricantes de tasajo de que damos cuenta en páginas anteriores, en el sentido de m e j o r a r las condiciones de preparación y conservación de las carnes destinadas a la exportación, siempre sobre la base de la desecación de la materia prima proporcionada por el animal vacuno. E n 1855, don Federico Nin R e y e s , ocupándose del porvenir de nuestra ganadería y de la necesidad de proporcionarle nuevos mercados de consumo, concibió la idea de utilizar el f r í o para impedir la alteración de la carne f r e s c a y poderla así embarcar, para su venta, a aquellos países que pudieran ser nuestros tributarios en ese artículo de consumo. E x a m i n ó el problema en todos sus aspectos, hizo intervenir en su estudio a los hombres más competentes en esa especialidad y no abandonó su idea hasta que hubo efectuado con é x i t o las primeras experiencias. E n t a b l ó relaciones en París, diez años más tarde, en 1865, con M r . Charles Tellier, reputado ingeniero

Aspecto de una de las barracas en las que se transforman las bolsas de lana en fardos para la exportación

Clasificación de la lana para proceder luego a su enfardamiento

civil francés, quien había creado el f r í o artificial por el empleo del aire f r í o y seco, purificado 48 veces en 24 horas. E l conocimiento de don Federico Nin R e y e s con el sabio f r a n c é s f u é motivado por la lectura que aquel hiciera de la memoria que M r . Tellier presentara a la Academia de Ciencias de P a r í s y en la que relataba las diversas aplicaciones industriales que le proporcionaba el amoníaco, citando entre otras la refrigeración de bodegas con objeto de c o n s e r v a r las sustancias animales y vegetales. E x p r e s ó nuestro compatriota en la entrevista que celebrara con M r . Tellier, la trascendencia industrial de su invento, y de inmediato puso mano a la obra para explotarlo comercialmente en beneficio de nuestra riqueza ganadera. Tardaron, sin embargo, algunos años en hacerse las experiencias victoriosas por parte de M r . Tellier, a fin de probar la practicabilidad económica y científica de su invento. Y estas se hicieron en 1874, nueve años después de la entrevista que sostuviera Nin R e y e s con el sabio francés, empleándose en ellas carne de carnero, novillo, caza, etc. " U n pedazo de novillo pesaba 80 kilos — le escribía Tellier a Nin R e y e s en carta fechada el 18 de julio de 1874 — esto es decirle que hemos obrado con pequeñas como con grandes piezas, y en todas partes obtuvimos resultados satisfactorios. N o sólo la carne de esa cadera era tan perfecta, que no se distinguía, después de siete semanas, de otra traída de la carnicería, sino que también los huesos, la paleta, todo estaba en perfecto estado, sangrando, pronto para cualquier uso culinario, puchero, guiso, "boeuf a la mode\ asado, e t c " . " U n hecho importante que se desprendió de esas experiencias, es la m a y o r facilidad de conservación de la carne conservada así que la de la que acaba de ser faenada". E l informe de la Academia de Ciencias de P a r í s f u é f a v o r a b l e al invento. E l gran P a s t e n r observó, como única reserva de su juicio. que los ensayos se habían realizado en agentes insignificantes por su volúmen y Tellier repitió sus experimentos con un buey divid i d o en dos, y el resultado f u é igualmente decisivo. P a s t e u r reconoció entonces la eficacia del procedimiento empleado, pero surgieron dudas respecto a la aplicación del invento en el mar. E l primer ens a y o para desvanecer esta duda, se hizo en T e x a s , consiguiéndose transportar a E u r o p a carnes conservadas por el hielo, no por contacto. sino por irradiación. E n 1870 se habían recibido también en I n g l a t e r r a , provenientes de Australia, cargamentos de carne f r e s c a conservada en cajas cilindricas que aparatos r e f r i g e r a n t e s a amoníaco mantenían a una temperatura baio de o°. E s t e procedimiento había sido estudiado por NT. M o r t , en Sidney ( A u s t r a l i a ) . L o s éxitos alcanzados por los ingleses en sus expediciones indujeron a los capitalistas franceses a poner en práctica los procedimientos de Tellier, más simples y de resultados m á s científicos y prácticos. L a primera experiencia oceánica de su invento a que se a t r e v i ó Tellier, se había realizado en 1868 con el concurso de hombres p r o gresistas de Montevideo. Comanditado por don F r a n c i s c o L e c o c q , instaló a bordo del vapor inglés " T h e City of R í o de J a n e i r o " , un compartimiento f r i g o r í f i c o , de acuerdo con sus procedimientos. E l barco se hizo a la mar con los mejores a u g u r i o s . " T o d o fué bien durante veintidós días, dice T e l l i e r . E n el v i g é simo tercero se produjo un accidente. L a instalación para ser a s e g u r a d a en el puente, había tenido que serlo con piezas de maderas y éstas, bajo la acción del calor, secáronse. E l mecánico e n c a r g a d o de la vigilancia se olvidó de a p r e t a r los tornillos a medida de esa desecación. E l juego que resultó, determinó la r o t u r a del maderamen y , luego, el paro de la máquina f r i g o r í f i c a . N o f u n c i o n a n d o esta, la experiencia tocó a su f i n " . P o c o después se vuelve a tentar una nueva experiencia transa-


"PO DEF Ce/ifencrp/'o de los procreos, yendo en gran disminución las faenas de los saladeros tlántica y reuniendo T e l l i e r a a l g u n o s a m i g o s capitalistas, echa las que antes establecían el nivel. L o s productos de e s t o s establecimienbases de una sociedad con un capital de 600.000 f r a n c o s y se adquitos e s t á n destinados a desaparecer, en un tiempo m á s o menos l a r g o , ría el " E b o é " , barco que estaba destinado al crucero en las costas de los mercados de c o n s u m o que ahora tienen. N u e s t r a s carnes tende A f r i c a . Tenia 1 3 m e t r o s 545 mlms. de eslora por un metro 72 ctms. drán que ser c o n s e r v a d a s por m e j o r e s s i s t e m a s o c o n g e l a d a s , a fin de manga y 86 ctms. de puntal y se le bautizó con el nombre de " F r i de que puedan c o m p e t i r con los p r o d u c t o s similares de o t r a s p r o gorífico". cedencias". E l 20 de setiembre de 1876, a las dos de la tarde, en el puerto F r e n t e a todos esos hechos c o n t r a r i o s al p o r v e n i r de nuestra de Rouen, el " F r i g o r í f i c o " levó anclas rumbo al R í o de la Plata, lleriqueza, a la inminencia de una crisis d e s a s t r o s a , al p o c o v a l o r que vando a su bordo una buena cantidad de carne en C á m a r a . E l día de obtenían los g a n a d o s y, 11o o b s t a n t e las g e s t i o n e s persistentes realila partida de este barco, concurrieron al puerto, a d e m á s de n u m e r o zadas por el s e ñ o r Nin R e y e s , el ambiente comercial del R í o de la sas notabilidades francesas, c u a t r o miembros de la A c a d e m i a de P l a t a 11o se d e t e r m i n a b a p o r el n u e v o f a c t o r industrial, que hubiera Ciencias de P a r í s . permitido m a n t e n e r la c o n c u r r e n c i a de n u e s t r o s productos, con g r a n E n I.isbi.a el " F r i g o r í f i c o " f u é reparado de a l g u n a s a v e r i a s hedes v e n t a j a s p a r a el enriquecimiento de e s t o s países, con los demás chas en el viaje, zarpando l u e g o rumbo al R í o de la P l a t a , fondeando m e r c a d o s p r o d u c t o r e s de carne. en el P u e r t o de Buenos A i r e s después de u n a t r a v e s í a que había duE s cierto que p r e d o m i n a b a aún en n u e s t r a s p r a d e r a s naturales r a d o 105 «lias desde que el vapor se hizo a la m a r en el p u e r t o de el g a n a d o criollo, pequeño, tardío, de huesos pesados, de g r a n rendiR o u e n . Tellier se había desligado de la empresa propietaria del " F r i miento en cuero, pero de m u y reducido rendimiento en c a r n e neta, "•orífico", el 5 de diciembre de 1876, antes, pues, de que la nave s u r lo que hubiera hecho, sino a n a c r ó n i c o , al m e n o s difícil, p a r a n u e s t r o cara las a g u a s de estas regiones. medio, el e s t a b l e c i m i e n t o de n u e v o s procedimientos industriales que E n Montevideo y Buenos A i r e s la llegada del r e f e r i d o v a p o r reclamaban tipo de g a n a d o superior, a l t a m e n t e mestizado, de m a y o r despertó v i v o interés y en la última de las nombradas ciudades f u é rendimiento en carnes. P e r o la tendencia, y a insinuada y s e g u i d a con objeto de especial dedicación por parte de las autoridades. A b o r d o b a s t a n t e e m p e ñ o p o r a l g u n o s g a n a d e r o s inteligentes y p r e v i s o r e s , de del " F r i g o r í f i c o " se sirvió un banquete del que participaron distinm e z c l a r a los rodeos criollos la s a n g r e de excelentes reproductores guidas personalidades de la vecina capital. importados, se h u b i e r a a c e l e r a d o m u c h o antes, obligados los criadores " S o n ó el momento solemne, dice una crónica de la fiesta. L o s p o r las n u e v a s tendencias y n o r m a s que hubiera impuesto la indusgrandes trabajos y desvelos de un sabio, van a ser sometidos a la tria f r i g o r í f i c a en la p r e p a r a c i ó n del g a n a d o p a r a ser admitido en sus última prueba. Pi triunfa, si las carnes resultan buenas, el comercio grandes cámaras con destino a los mercados de consumo del viejo se encargará de e x p l o t a r el invento en p r o de sus intereses y en p r o mundo. D u r a n t e el a ñ o 1884 vecho para la humanidad. se v e r i f i c a b a n también los pri" E l banquete de prueba ha m e r o s e n s a y o s experimentales empezado. de un n u e v o producto a base "Después de accesorios •le la carne vacuna, que m á s t a r viene un fllet de boeuf f r í o : de había de imponerse ante el tiene 105 d í a s ; salió fresco de concepto científico del mundo. Rouen. llegó f r e s c o a B u e n o s N o s r e f e r i m o s a la Carne Aires. L o s invitados lo encuenLíquida d e 1 Doctor Ramón tran excelente. V a l d é s G a r c í a , distinguido f a "Costillas de carnero a la cultativo cubano diplomado en '¡ardinere. embarcadas en R o la U n i v e r s i d a d de B a r c e l o n a y uen. llegadas frescas aquí desque residía en el país desde el pués de 105 dias de trayecto. año 1873. E s t e distinguido m é "Filet a lo Chateaubriand dico había comprobado en el con t r u f a s de P e r i g c r , embarejercicio p r o f e s i o n a l , la escacado en Lisboa, tiene 53 días sísima eficacia reconstituyente "Pierna de carnero. COI1 el de las preparaciones peptonisolo defecto de estar poco asazadas en venta, pues las m á s da ; viene de Rouen y se come acreditadas de ellas 11o a r r o j a en el R í o de la P l a t a después ban, en los análisis, m á s de un de 105 días de embarcada 3 % de peptona. S e empeñó "Boeuf a la Broche, igualcon evidente interés t e r a p é u mente de 105 días de estación. tico y humanitario en obtener " T o d o s estos platos han un producto sucedáneo m u y sido hallados excelentes; la superior, de positivos r e s u l t a carne tan fresca y tan jugosa dos en todos los casos de a g o Los fardos de lana, en una barraca, listos para ser embarcados con destino a como la que todos los días se tamiento p o r e n f e r m e d a d , p o r los centros manufactureros de Europa y Norte A m é r i c a expende en los mercados. e x c e s i v o t r a b a j o o por cualquier otra c a u s a y el é x i t o m á s rotundo c o r o n ó sus pacientes inves" E s excusado decir que la tigaciones. L a Carne Líquida que con toda propiedad f u é denominado manera cómo se lia hecho el experimento, t a n t o p o r las p r e c a u c i o n e s el p r o d u c t o nuevo, es en verdad la e x a c t a liquefacción de la carne, tomadas durante la travesía, como por los cuidados que se han tenido sin m e r m a de ningún principio alimenticio, sin intervención de m a t e aquí le dan al • nsavo todo el c a r á c t e r de seriedad y h o n r a d e z que rias peptonizantes o antisépticas c o n s e r v a n d o el 19 % de peptona, reclaman los grandes intereses comprometidos en este trascendental s e g ú n constancia de los análisis químicos practicados, entre o t r o s negocio. p o r P u i g g a r i y L a v a l l e de B u e n o s A i r e s , J o u l i e de P a r í s , Castelnchi " A s í lo atestiguan los señores allí presentes, y los d i s c u r s o s del de G é n o v a , H a s s a l t y C l a y t o n de L o n d r e s , S h a r p l e s de B o s t o n , I n s Ministro I eguizamon, Ministro f r a n c é s y d e m á s c a b a l l e r o s que t o m a pección N a c i o n a l de H i g i e n e de R i o de J a n e i r o y p o r el g r a n sabio ron la palabra en ese acto, los proclamaron de una m a n e r a elocuente español S R a m ó n y Cajal. " F n t r e los brindis llamó la atención, p o r el sentimiento y la oportunidad, el discurso del J e f e director de las m á q u i n a s , quien brindó a M . Tellier, alma de aquella g r a n f i e s t a y que se e n c u e n t r a en F r a n c i a _ . " A las cinco de la tarde pararon las m á q u i n a s de p r o d u c i r el frío v se embarcó carne fresca de aqui para la t r i p u l a c i ó n ' . p | porvenir del f r i g o r í f i c o estaba a s e g u r a d o . U11 i m p o r t a n t e problema de orden económico social quedaba d e f i n i t i v a m e n t e resuelto con la intervención de este nuevo procedimiento p a r a la c o n s e r v a c i ó n de la carne durante muchos días. L a crisis g a n a d e r a que se insinuaba va en el Río de la P l a t a , podía ser f á c i l m e n t e c o n j u r a d a a b r i e n d o otros horizontes a la industria de la carne reducida a la e l a b o r a c i ó n del charque, cuyo mercado, concretado a los p a í s e s en l o s que aun reinaba la esclavitud negra, disminuía c o n t i n u a m e n t e , 11o pudiéndose por tanto obtener, en 1884, 1.11 precio m a y o r de quince pesos para los novillos. En 1,887 se a g r a v a la crisis. " N i n g ú n h a c e n d a d o puede p o n e r en duda. — se decía en un informe publicado en esa f e c h a — que apesar de las mortalidades ocasionadas por las inclemencias del clima, los ganados, tomados en general, han ido en aumento y abundan en la actualidad, al fmnto de hacerse muy difícil ya encontrar campos donde llevar las haciendas en las circunstancias de fastos. Si la plétora no está del todo producida, no tardará en producirse, puesto que no existe, por el momento mercado suficiente para consumir los excedentes

E l D o c t o r V a l d é s G a r c í a había obtenido un excelente p r o d u c t o que p r e s t i g i a b a al país en el e x t e r i o r , donde inmediatamente se impuso c o m o un tónico poderoso, sin competencia posible p o r la g r a n riqueza de sus elementos nutritivos. P r e s e n t a d a la Carne Líquida a la a p r e c i a ción científica del U n i v e r s o , o b t u v o medalla de o r o en la E x p o s i c i ó n U n i v e r s a l de B a r c e l o n a ( 1 S 8 8 ) ; en la E x p o s i c i ó n U n i v e r s a l de P a r í s ( 1 8 8 9 ) y en la E x p o s i c i ó n I t a l o A m e r i c a n a de G é n o v a ( 1 8 9 2 ) . P r i m e r premio y medalla de o r o en la E x p o s i c i ó n U n i v e r s a l de C h i c a g o ( 1 8 9 3 ) ; G r a n Diploma de H o n o r en la E x p o s i c i ó n N a c i o n a l de G a n a -

en la E x p o s i c i ó n Internacional de A l i m e n t a c i ó n de P a r í s ( 1 9 0 5 ) . L a Carne Líquida c o n s t i t u y e aun en la actualidad uno de los p r o ductos u r u g u a y o s m á s difundidos y acreditados en el mundo, siendo sus principales mercados, E s p a ñ a , A r g e n t i n a , P o r t u g a l , Italia, Cuba, Méjico y Brasil. A u n q u e " T h e R i v e r P í a t e F r e s c h M e a t C.°" ( L i m i t e d ) había llegado a e x p o r t a r carne de c a r n e r o en los p r i m e r o s m e s e s del siglo actual, f u é recién en 1903 que se c o n s t i t u y ó la Sociedad denominada " L a F r i g o r í f i c a U r u g u a y a " , con un capital realizado de 500.000 pesos


jQf fifoo def O c¿ef¿

Centenar'/o Uruguayo

del censo de 1 8 5 2 1111 g r a n aumento sobre la calculada en 1 S 3 6 , con en acciones de la 2." serie de $ 5.000 y $ 2.000 respectivamente, la que la base de la patente extraordinaria establecida desde el a ñ o a n t e r i o r estableció en la Villa del C e r r o el primer f r i g o r í f i c o nacional, dando para los g a n a d o s y que, 11o obstante la falta de 1111 c o n t r a l o r e f i c a z y comienzo a sus faenas en el mes de diciembre de 1904, para e f e c t u a r de las ocultaciones interesadas para eludir dicho impuesto, se iijaba su primer embarque en marzo de 1905, en el vapor " S u s s e x " , con en 1.600.000 cabezas de ganado vacuno, representativas de 1111 capital destino a Londres. de $ 5.600.000. R e f i r i é n d o s e a la riqueza ganadera de T a c u a r e m b ó , en A c t u a l m e n t e la industria f r i g o r í f i c a en el país, perfectamente J u n i o del año 1853, m a n i f e s t a b a el J e f e Político de ese D e p a r t a m e n t o instalada, CQU establecimientos modernos de primer orden y una capaque ella aumentaba g r a c i a s a las tuertes importaciones del Brasil y cidad productiva enorme, es una industria próspera, de un porvenir de Corrientes. E s t i m a b a la existencia de anímales de cria en 180.000, inmenso. E l l a ha valorizado indiscutiblemente nuestra riqueza pecuaria ; a g r e g a n d o que el precio corriente para cada novillo de saladero era propendió por la imposición de tipos de animales de exportación al de 10 pesos. E11 el m i s m o año mencionarlo, el doetuv l'erlro l i u s t a refinamiento de nuestras haciendas, e indujo a los reacios y retardaniante expresaba que 110 era posible encarecer el estarlo de miseria a tarios a seguir en sus negocios, normas y principios de selección indusque había quedado reducida la República después de la guerra. "Cielo trial y procedimientos de cría más en consonancia con las nuevas y pasto — decía — es lo que encuentra el v i a j e r o entre Minas y exigencias de los mercados de consumo y el desarrollo progresivo de Maldonado. N o alcanzan a 400 entre vacunos y caballares los que lie nuestra gran riqueza rural. visto en esa f a j a de terreno de 16 leguas. E s t a n c i a s hay que se manH a y en el país, al editarse esta obra, en pleno funcionamiento, tienen de charqui y arroz, y el que le presenta a Vd. un asado, 11o cuatro establecimientos f r i g o r í f i c o s m o d e l o s : " L a F r i g o r í f i c a Urupuede llamarse pobre". g u a y a " , el " A r t i g a s " y el " S w i f t " , en el Cerro, y el de Liebig's, el S e g ú n don T o m á s Villalba, J e f e Político de Soriano, en la supermás nuevo de torios ellos, instalado como una ampliación importante ficie de ese departamento, el número de animales vacunos que pastaban de la renombrada fábrica que desde hace cerca de tres cuartos de ascendía a 150.000, cuando a su juicio, explotada reproductivamente, siglo funciona, prestigiando la producción del país, en F r a y B e n t o s , debería tener 1.350.000 cabezas. sobre la margen oriental riel R í o U r u g u a y . También se proyecta estaU11 recuento practicado en el Departamento de S a n J o s é , antes blecer un gran F r i g o r í f i c o nacional, con capitales del país y la interdel levantamiento del censo, a r r o j ó 320 estancias con 210.000 animales vención del E s t a d o , a fin de a s e g u r a r a los intereses ganaderos, vacunos costeados, 12.000 alzados, 238.000 o v e j a s criollas y 12.940 mercarlos permanentes de consumo dentro de precios que no sufran merinas. las oscilaciones arbitrarias que actualmente sufren por la intervención Al mes de terminarse la Guerra 11 rancie, en ítorcembre cíe i<S$i, íle los capitales extranjeros en la explotación de ese renglón principa! el J e f e Político de S a l t o hizo 1111 recuento prolijo de las haciendas de nuestra riqueza primaria. De cada uno de estos establecimientos existentes en el Departamento, del que r e s u l t ó : 29o establecimientos modelos hacemos crónica aparte en este capítulo. con una superficie de 1.992.277 hetáreas. S u existencia era de 180.000 De! capital que mueven estas empresas poderosas, de la magnitud animales vacunos costeados y 120.000 alzados. E11 cuanto a ovejas, ni de sus matanzas anuales, de su intervención en el desenvolvimiento una sola había dejado la desvastación de la terrible g u e r r a terminada. de la riqueza rural, hablan con elocuencia los cuadros estadísticos E l valor del ganado vacuno lijarlo en esa época por las charcomparativos que en el l u g a r correspondiente de este mismo capítulo queadas de R í o Grande, era de 1 2 patacones por novillo, precio éste insertamos como demostración de la importancia que reviste la riqueza que descendió, poco tiempo más tarde, a 10 pesos y 8 pesos para las ganadera del U r u g u a y . vacas. E11 1S56, el Poder E j e c u t i v o establecía, a los e f e c t o s del p a g o de los impuestos respectivos, el siguiente valor para las haciendas: el vacuno de cría o de rodeo, 6 p e s o s ; vacuno alzado, 4 p e s o s ; caballos, L o q u e e x p r e s a n los c e n s o s sobre el desaE n 1852 el censo ganadero 1 2 reales; caballo alzado, 3 r e a l e s ; ovejas finas, 6 p e s o s ; mestizas rrollo de la riqueza g a n a d e r a del país. levantado en todo el país fija3 pesos; criollas, 1 2 reales y cerdos 2 pesos. F i j a b a el valor de la tierra, ba en las siguientes cifras la L a e x i s t e n c i a de animales después de ta a los mismos efectos impositivos, en $ 2.000 la extensión ríe 1.992 riqueza pecuaria nacional: vapaz del a ñ o 1 8 5 1 - El c e n s o de 1852 - El hectáreas, valor éste que se mantuvo, oficialmente, hasta el año 1858. cunos costeados, 1.267.522; vavalor de las h a c i e n d a s - R e n a c e la prca No obstante esta apreciación del Gobierno sobre el valor del ganado, cunos alzados, 6 2 1 . 1 0 0 ; caballos peridad de los c a m p o s . El valor de la en el referido año de 1856 los novillos y las vacas (pie se habían estado 1 2 1 . 1 i y ; potros, 3 2 . 2 5 2 ; y e g u a s propiedad territorial - S u aforo para el cotizando pocos años antes a 16 y 14 patacones respectivamente, 973.698; ínulas 17.243; bup a g o de la contribución inmobiliaria y su habían mejorado ese valor, alcanzando los primeros a 16 y medio rros, 2.247; cabras, 1.406; cerp t e c i o en las t r a n s a c c i o n e s corrientespatacones y las segundas a 16. M á s tarde, en 1859, los novillos con dos 25.300; ovinos mestizos, Subdivisión d e la tierra y a u m e n t o del destino a saladero se pagaban a razón de 18 pesos, lo que demuestra r33.747; ovinos criollos 662.542 n ú m e r o de e s t a b l e c i m i e n t o s g a n a d e r o s . el rápido valorizamicnto alcanzarlo por las haciendas vacunas en E l número de establecimientos C e r n o de 1 8 6 0 - Cálculos d e 1 8 7 2 - C e n aquella época. E11 este mismo año se calculaba la existencia de ganado ganaderos se calculaba, en ese •os de 1 9 0 0 , 1 9 0 8 y 1 9 1 6 - El va'or de en nuestra campaña en cerca de 4.000.000 de animales vacunos, 2.000.000 mismo año, en 4.478. E s t a b a los arrendamientos - F o r m a en q u e inde ovinos y 1.000.000 de caballares. m u y lejos esta riqueza de ret e r v i e n e la riqueza g a n a d e r a en la for. presentar la cifra fabulosa de Estudiando el desenvolvimiento económico del país en 1856, decía m a c i ó n d e los índices e c o n ó m i c o s del animales vacunos que vivían en entre otras cosas el Ministro de Hacienda de la Administración l'epaís - L o s saladeros, f á b r i c a s de conserlas praderas riel U r u g u a y al r e y r a : " P a r a cubrir la deuda hemos exportado bajo f o r m a de novillos fundarse la ciudad de Montevas y e x t r a c t o de c a r n e s - Los frigoríficos. faenados y novillos en pie, con destino a los saladeros de R í o Grande. video y que se calculaba en E s t a d í s t i c a c o m p a r a t i v a • El consumo pú225.000 cabezas que, al precio de 20 pesos, representan 4.500.000 pesos. 25.000.000 de cabezas. Había H e m o s embarcado, además, en lanas, 500.000 pesos y en cueros de blico - C o m o se diversifican los m e r c a d o s así mismo una visible desproconsumo, crines, huesos, cueros caballares y tripas, $ 1.500.000 E11 c o n s u m i d o r e s de nuestra producción peporción entre esa existencia y conjunto $ 6.500.000 exportados. N u e s t r o s estancieros han aumentado cuaria - El valor d e la producción ganaios 4.000.000 de vacas que hasus vacas en una cantidad igual a la de los novillos f a e n a d o s : 225.000 d e r a a través d e los a ñ o s . bía visto el capitán J u a n de S a n cabezas que, a $ 20.00, representan $ 4.500.000. L a s majadas de ovejas - M a r t í n al recorrer 500 kilómetros de nuestro territorio allá, por el año hall experimentado 1111 aumento de $ 1.000.000. L o s estancieros de R í o J722, es decir 130 años antes. P a r a comprender las causas que determiGrande nos han enviado nuevas tropas, c u y o importe puede apreciarse naron la enorme merma en la existencia de ganado vacuno en el país, es en 2.000.000 de pesos. Nuestros campos han tenido tin aumento de 500 necesario 110 olvidar que este 110 hacía un año que acababa de salir de 1111 pesos por legua, que representa una valorización de 3 a 4 millones e s t a d o de g u e r r a que se había prolongado por más de dos sangrientos sobre el año anterior". l u s t r o s y en cuyo tiempo se hizo, por parte de los hacendados, el Terminaba el Ministro su estudio manifestando que el país se más absoluto abandono de sus intereses ganaderos y que fueron, por había enriquecido en el año 1856, con un efectivo de 10 a 1 2 millones o t r a parte, aprovechade pesos. Y 11o era únid o s sin previsión ni camente esta a f i r m a mesura por los elemención oficial la que daba tos maleantes de todo la sensación de los p r o orden que recorrían el gresos experimentados país libremente, y sin por el país en su riquetemores a castigos leza g a n a d e r a , en el m a gales, hacia sus cuatro y o r v a l o r de las t i e r r a s puntos cardinales, coy en el p r e c i o tic cotimo así mismo por los zación ríe los g a n a d o s saladeros de R í o G r a n con destino al a b a s t o de, que hacían sus enorpúblico y a su indusmes provisiones de trotrialización. T o d o s los pa en territorio urui n f o r m e s coincidían en g u a y o , para alimentar e s t e sentido, demossus z a f r a s anuales. t r a n d o tille el país, desN o acusaba la riqueza vacuna del país expresada en las c i f r a s

p u é s de la enorme conmoción económica que s u f r i e r a con la G u e r r a

Vagones para el transporte de ganado a la T a b l a d a de Montevideo


Jgffifiro c/ef Cenfe,\ncrr'/o u c& j u a y o G d e f f V 7 =^ u Grande, era capaz de una reacción victoriosa que evitara una crisis profunda. He aqui un cuadro presentado a la C á m a r a de Diputados por don José Vázquez Sagastume al fundar, en 1859, un plan de refundición de impuestos locales. ' Departamento* Canelones Sun J o s é Colonia Soriano Lmrazno Paysandú Tacuarembó Cerro Largo Minas Florida Maldonado Salto

Eítablecimiento» 210 625 486 694 458 496 900 614 650 fe 4 0 609

Vacunos 72 260 85 259 235 168 335 1.000 172 450 176 450

607 347 OoO 000 000 284 275 0(i0 962 000 000 000

Lanares 39 1 2 5 168 292 213 000 249 850 5 0 80O 994 200 000 80 000 6 8 04.'5 500 000 53 000

que las haciendas que poblaban el país se elevaban a 1 3 millones y medio de cabezas, de acuerdo con las c i f r a s consignadas en este cuadro:

Caballares

46

300

62 23 36 106 250 38 85 45 200

963 02.6 306 083 000 310 000 000 000

Figuraban bajo la clasificación de mestizas alrededor de 500.000 ovejas. El número de establecimientos que en el censo de 1852 se había fijado en 4.478, se elevaba y a en 1859 a 7.182, correspondiendo un millar de ellos al departamento de Cerro L a r g o , que en el cuadro precedente aparece en blanco. L o s cálculos sobre la existencia ganadera en T a c u a r e m b ó habían sido hechos con la base de los rodeos considerados como estables o permanentes, no computándose los animales de invernada destinados a los saladeros de R í o Grande, con los cuales la existencia de ganado vacuno en aquel departamento se hubiera elevado a un millón. E l J e f e Político del Salto, en declaración hecha pública en 1859, atribuía las siguientes cifras a la riqueza ganadera de aquel departamento : vacunos 600.000; ovinos 200.000; y e guarizos 130.000. El Ingeniero don J u l i o R e y e s , por su parte, hacía los siguientes cálculos sobre la existencia de ganado en el país, en 1 8 5 8 ; vacunos 5.000.000; lanar 10.000.000; caballar 500.000. Otros datos publicados en el referido año daban para la Colonia 206.367 animales v a c u n o s ; 290.509 lanares; 51.004 caballares y 1.960 porcinos. E l cuadro inserto más arriba dá para este departamento una existencia de 85.000 animales vacunos. E11 Florida existían 320 establecimientos ganaderos, 560 establecimientos de pastoreo y agricultura y 1 2 1 de agricultura simplemente. E11 Maldonado la existencia ganadera se fijaba a s í : animales vacunos 234.899; ovinos 70.774 y caballares 58.669. E l valor de los campos en San J o s é y Soriano se fijaba ya, en las cotizaciones corrientes, en $ 6 500 y $ 8.000 para la extensión superficial de 1.992 hectáreas. E n otros departamentos el valor de los campos, para igual unidad superficial que la referida en el p á r r a f o anterior, fluctuaba entre $ 2.000 y $ 4.000. Como lo referimos en otra parte de este estudio, el valor de las 2.656 hectáreas se había fijado en $ 500.00 en el año 1 8 3 2 ; en $ 1.000.00 en el año 1835 y en $ 2.000 00 en el año 1855. E l monto de la riqueza ganadera para, el pago de la Contribución Directa en 1860, se f i j o en la siguiente f o r m a :

Interior de les vagones para el transporte de ganado a la T a b l a d a . Como se practica su limpieza general Departamentos Montevideo Canelones Florida San José Colonia Soriano Salto Paysandú Minas Maldonado Tacuarembó Cerro Largo Durazno

Vacunos 4.000 50.000 900 .000 620.000 410.000 506.000 756.000 760.000 4 00.000 600.000 1.500.000 1.300.000 500.000 8.096.000

Caballares

Mulares

Lanares

Cabrios

000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000

1.000 1.800 6.000 8.400 3.000 6.000 14.000 6.600 3.000 3.000 68.000 4.000 1.800

2.000 80.00o 1.200.000 330.000 500.000 700.000 300.000 214.000 40.000 50.000 12.000 120.000 70.000

600 500 700 1.600 2.600 1.800 4.000 7.000 2.000 600 600 600 600

1 .457 000

116.600

3.618.000

18.500

3 10 130 60 130 114 330 60 90 70 125 300 45

Porcinos 6 .000 16.000 15.000 21.000 6.400 13.500 12.000 14.000 6.000 6.000 10.000 2.000 1.300_ 126.200

L a diferencia calculada entre ambos años era la siguiente: 1860 1862 vacuno yeguarizo mular Uinar . cabrio y

. . . porcino

5.218.760 711.867 8.301 2.£94.«33 11.268

8.096.000 1.467.000 116.600 3.618.000 ,144.700

8.576.019

13.432.300

E l General R e y e s había fijado ya, en 1859, las siguientes cifras para la riqueza ganadera del país: 1 2 . 3 0 0 , Ganado mular y asnal .. (lunado vacuno 6 . 2 1 8 . 7 0 0 c'zas Animales vacunos: 5.891.450; caballares 1.295.876; lanares 11.268 caprino y porcino " yeguarizo . . . . 741.857 3 . 1 3 4 . 2 7 0 , cantidades todas estas muy superiores a las oficiales exprelanar 2.694.833 sadas 1111 año mas tarde, en 1860. establecía en Su valor, según las declaraciones oficiales, Al reglamentar la L e y de Contribución Directa para 1860, esta$ 37621.244. El de las tierras de pastoreo y agricultura se elevaba, bleció el Poder Ejecutivo como precio mínimo para las tierras de por las mismas declaraciones, a $ 33.469.214. pastoreo la suma de $ 1.500.00 para la extensión de 1992 hectáreas, Una Comisión formada por elementos muy prestigiosos, con el en Maldonado y M i n a s ; $ 3.000.00 en Florida y D u r a z n o ; $ 4.000.00 en San J o s é , Colonia, Soriano, Paysandú, Salto, Cerro L a r g o y T a cuarembó ; $ 5.000.00 en Montevideo y Canelones. E l precio mínimo f u é elevado al año siguiente, por el Poder E j e cutivo, en la siguiente f o r m a : Paysandú, Salto, Durazno, Cerro L a r go, Tacuarembó, Maldonado y Minas, $ 4.800.00 la extensión de 1992 hectáreas; Florida y San J o s é $ 5.600.00; Canelones y Soriano $ 6.400.00; Colonia, $ 7.200.00. E l decreto reglamentario de la L e y de Impuestos de 1863 a f o r a b a los campos de Montevideo y Canelones en $ 10.000.00; los de Colonia, Soriano, Paysandú, Salto, Tacuarembó, San J o s é , Cerro L a r g o y Florida, en $ 6.000.00; los de Durazno, Minas y Maldonado, en $ 5.000.00 la extensión superficial de 1992 hectáreas. M á s tarde, una Comisión de a f o r o s designada por el Poder E j e cutivo y presidida por don Doroteo García, tasó la misma extensión de tierra anteriormente mencionada, en el departamento de la Colonia, en $ 9.000.00; en Canelones y Soriano en $ 8.000.00; en San J o s é y Florida, en $ 7.000.00 y en los demás departamentos en $ 5.000.00 y $ 6.000.00. " H a c e tres años — escribía 1111 redactor de " L a Nación", a fines de 1860,,— la suerte común de Estancia ( 1 9 9 2 hectáreas) valía pesos 3.000.00, mientras que hoy vale $ 8.000.00". Todo lo contrario que con la tierra, que año tras año aumentaba su valor de cotización en forma realmente sorprendente, ocurría con el precio de los ganados fijado por el Decreto R e g l a m e n t a r i o de la Contribución Directa para 1860 en 6 pesos para el animal vacuFumigando los vagones después de haber descargado el ganado no y 2 ¡lesos para los animales yeguarizos, lanar o porcino. E n 1861 para la Tablada de Montevideo este a f o r o oficial f u é reducido a $ 4.80 ]>ara los b u e y e s ; $ 2.40 para el objeto de organizar la Sección Uruguaya en la G r a n Exposición Interanimal vacuno en g e n e r a l ; $ 1.60 para el ovino mestizo y $ 0.80 para el nacional de 1862, después de consultar opiniones y de compulsar los ovino común. E s e mismo año se proponía por el J e f e Político de Sodatos oficíales, llegó a la conclusión, en el referido año de 1862, de riano una tarifa de avalúos generales con el precio uniforme de 2 pe-


praB> 7po c/ef c i e í < f O c/e/

Cenfencrp/b U/¿u(Jaays>

sos para los animales vacunos de cría, los ovinos y los yeguarizos res, 4 3 1 . 0 6 5 ; Colonia, 420 606; Maldonado, 401.508 y Canelones 179.489 y de 6 pesos para los caballos y los bueyes. Indiscutiblemente estos S u p e r f i c i e media c le los predios: A r t i g a s , 2.029; P a y s a n d ú , 2.007; a f o r o s eran mucho más bajos que las cotizaciones corrientes, pues a R í o N e g r o , 1.947; Salto, 1 . 7 2 o ; Tacuarembó, 1 . 1 2 1 ; Soriano, 1 . 0 0 9 ; mediados de 1862 el precio del ganado vacuno oscilaba entre 10 y 11 Cerro L a r g o 9 1 6 ; R i v e r a 900; Durazno 806; T r e i n t a y T r e s 7 2 2 ; pesos, después de haber llegado excepcionalmente a 58 pesos en 1848. F l o r e s , C 1 9 ; S a n J o s é , 596; Florida, 5 7 o ; Rocha, 5 2 o ; Minas, 4 3 5 ; C o l o n i a , 3 1 5 ; Maldonado, 2 8 3 ; Canelones, 38. L a República, 640. P o r otra parte, ni el v a l o r de a f o r o ni el precio corriente en plaza estaba en relación con los resultados obtenidos por los intermediaV e a m o s ahora cómo se repartía la propiedad ocho años más tarrios que faenaban los ganados y los que se fijaban en 1860 en 33 pesos de, según los datos del censo practicado en 1908: por cabeza y 25 pesos para el Predios ganaderos, a g r í año siguiente, de acuerdo con dcS&SBBHHNH colas y mixtos, 43.874; g a la venta de la carne para el naderos, 19.745; agrícolas. consumo de la población. 18.602; mixtos, 5.527. SuperE n 1861 se g r a v ó con un ficie de los predios en conimpuesto de contribución dijunto ( h e c t á r e a s ) : 1 7 . 1 7 6 . 6 5 1 ; recta a los ganados, equivapredios ganaderos, 14.75o.105; lente al 6 %0 de su valor y a ídem agrícolas 869.753 ; ídem las tierras de pastoreo con el m i x t o s 1.556.793. Predios por 4 %o cuota que se redujo en departamentos (hectáreas): 1862 a 5 %0 para los ganados, Canelones 8.3991 C o l o n i a dejando subsistente eí mismo 3 . 2 4 9 ; Florida 3 . 1 9 0 ; Minas tributo para las tierras de 3 . 1 3 o ; San J o s é 2 . 9 3 7 ; Maldopastoreo. E n 1863, tanto las nado 2.5571 C e r r o L a r g o. tierras de pastoreo, como los 2.390; Rocha 2 . 3 3 4 ; T a c u a ganados, sufrieron un imrembó 2 . 1 5 1 ; Durazno 2 . 1 0 7 ; puesto de 4 y ¿ %o de su valor R i v e r a 1.803; T r e i n t a y T r e s , de a f o r o . 1 . 6 2 5 ; Montevideo 1 . 4 8 5 ; S o riano 1.445; P a y s a n d ú 1.266; E n 1866 Don A d o l f o V a i S a l t o 1 . 2 5 7 ; A r t i g a s 1.044; llant calculaba la riqueza g a F l o r e s 8 1 5 y R i o N e g r o 690. nadera del país en 10 milloSuperficie de los predios (hecnes de cabezas y , para llegar táreas): Salto 1.795.591; T a a ese cálculo, aumentaba en cuarembó 1.545.745; P a y s a n un 66 % los resúmenes esta* dú 1 . 3 4 1 . 8 2 6 ; Cerro L a r g o dísticos de 1860. E n ese mis'•305-375; A r t i g a s 1 . 1 6 4 . 2 0 7 ; mo año el animal vacuno se Durazno 1.099.933; T r e i n t a y cotizaba a razón de 7 pesos Una vista parcial de los corrales de encierro del ganado, T r e s 991.400; Minas 975.782; y el y e g u a r i z o a 3 pesos. en la Tablada de Montevideo F l o r i d a 966.075; R í o N e g r o E n 1 8 7 2 se calculaba el 960.993; Rivera 938.536; R o c h a 8 8 5 . 1 2 0 ; Soriano 807.972; Colonia stock de g a n a d o existente en el país, en las siguientes cifras y v a l o r e s : 568.823; San J o s é 496.781; Flores 4 7 9 . 1 5 0 ; Maldonado 436.266; Ca50.400.000 7.200.000 7 . 0 0 o/u. Animales vacunos . . . 9.600.000 1.600.0(10 nelones 3 9 1 . 3 1 6 ; Montevideo 25.760. " caballares . . " " " "

a s n o s iy ¡ m u í a s lanares . . . porcinos . . . cabríos . . .

120.000 20.000.000 100.000 60.000

1 .800.000 24 . 0 0 0 . 0 0 0

Superficie inedia de los predios, en h e c t á r e a s : S a l t o 1.428; R í o N e g r o 1.392; A r t i g a s 1 . 1 1 5 ; I'aysandú 1.059; T a c u a r e m b ó 7 1 8 ; Treinta y T r e s 6 1 0 ; F l o r e s 5 8 7 ; Soriano 5 5 9 ; C e r r o L a r g o 546; Durazno V a l o r del g a n a d o e n M 6 0 . . 5 2 2 ; R i v e r a 5 2 0 ; Rocha 3 7 9 ; Minas 3 1 1 ; Florida 3 0 3 ; Colonia 1 7 5 ; Aumento en 12 a ñ o s . . . . 49.068.756 Maldonado 1 7 o ; San J o s é 169; Canelones 46 y Montevideo 17 L a V a l o r del g a n a d o s e g ú n c e n s o ( 8.850.000 A u m e n t o e n 2 0 a ñ o s h a s t a 1S7i República 3 9 1 . 77.S40.000 28.771.214 S o b r e l a s c i f r a s d e 1SÜ0 . . . De esos predios eran menores de 10 hectáreas 5.899; de 10 a 50. E l v a l o r de la tierra también había crecido en ese espacio de 1 1 . 2 4 0 ; de 51 a 100, 7.294; de 101 a 300, 8.445; J e 301 a 500, 3 . 4 1 6 ; de tiempo, pues el precio pagado por la extensión de 1992 hectáreas fluc501 a i.ooo, 3 5 1 4 ; de 1.001 a 2.500, 2.390; de 2.501 a 2.750,425; de 2.751 tuaba, en 1872, según la opinión de Vaillant, entre $ 6.000 y $ 15.000, a 5.000, 500; de 5.001 a 7.500, 1 9 1 ; de 7.501 a 10.000, 1 6 3 ; de 10.001 a con relación al departamento y la ubicación de los campos. E11 1875. 12.500. 4 0 ; de 12.501 a 25.000, 6 1 ; de más de 25.000 hectáreas, 1 1 y sin por decreto del Gobierno autorizando a la J u n t a Eco. Administrativa superficie expresada 285. de C e r r o L a r g o para enagenar, en subasta pública, 5 3 1 2 hectáreas de De la superficie de los establecimientos, 15.278.374 hectáreas escampo con destino a la construcción de un templo en la entonces Villa taban destinadas al pastoreo y 829.934 a ' cultivo, 11o habiéndose espede Meló, se establecía como base mínima para las ofertas, la suma de cificado el destino de 1.068.343 hectáreas. E n 1 9 1 0 el número de pro$ 8.000.00 p o r una extensión equivalente a 2.656 hectáreas. pietarios se elevaba a 42.901, distribuidos en la siguiente f o r m a : con menos de loo hectáreas, 23.649; de 100 a 500, 1 2 . 7 8 2 ; de 500 a 1.000, L a propiedad se subdividía con el transcurso de los años, multi3.093; de 1.000 a 3.000, 2.478; plicándose el número de los de 3 a 6.000, 5 9 3 ; de 6.000 establecimientos agro-pecualit'^^^fiSMSM , , 1 1 ¿ i •. 1 rrtiíHia 12.000, 2 3 2 ; de 12.000 a 20.000, n o s dedicados a la explota5 3 ; de 20.000 a 30.000, 1 5 ; de ción de la riqueza g a n a d e r a 30.000 a 40.000, 5, y de 40.000 y aumentándose, p o r consia 65.000 o más, 1. guiente, las actividades de la riqueza rural. S e g ú n el censo levantado en 1916, la superficie teE l número de predios o rritorial del país se distribuía establecimientos ganaderos, a s í : 15.261 establecimientos en 1900, era de 22.674, con ganaderos dedicatlos exclusiuna superficie en hectáreas de vamente a la cría o engorde 14.515.104. P o r departamende ganado, con una superficie tos, se repartían en esta f o r de 1 1 . 1 5 9 . 0 1 2 hectáreas en toma los predios: Canelones, tal, equivalente al 59.70 % de 4.629; Minas, 2 . 1 5 3 ; Rocha, la extensión territorial del 1 . 7 4 1 ; Florida, 1 . 5 3 6 ; Maldop a í s ; 26.531 establecimientos nado, 1 . 4 1 8 ; Colonia, 1 . 3 3 3 ; agrícolas, dedicados exclusiDurazno, 1 . 3 2 9 ; Cerro L a r g o , vamente al cultivo de v e g e t a 1 . 2 5 7 ; Treinta y T r e s , 1 . 2 3 7 ; les, con 1.085.234 h e c t á r e a s , T a c u a r e m b ó , 1 . 0 4 5 ; Soriano, equivalente al 5.81 % de la 7 8 1 ; R i v e r a , 7 2 9 ; Flores, 6 9 6 ; extensión territorial del p a í s ; Salto, 6 8 7 ; Paysandú, 6 5 4 ; 1 6 , 1 8 2 establecimientos m i x S a n J o s é , 5 3 9 ; A r t i g a s , 490 tos, — dedicados a la cría o y Río Negro, 420. e n g o r d e de g a n a d o s y al cul1 l>'«ll 'i i 'HirfiJállil Superficie de los predios tivo de v e g e t a l e s , — a b a r (hectáreas) : Paysandú, 1 . 3 1 2 . Desembarco de ganado desde los vagones a los corrales de la Tablada cando ttn e x t e n s i ó n s u p e r f i 9 5 1 ; Salto, 1 . 1 5 1 . 5 3 4 ; T a c u a de Montevideo cial de 4.047.805 h e c t á r e a s , rembó, 1 . 1 7 2 . 2 3 7 ; C e r r o L a r g o , 1 . 1 5 1 . 5 3 4 ; Durazno, 1.0/1.481; A r t i g a s , 994.304; Minas 986.969; equivalente al 2 1 . 6 5 % de la superficie total del país. T o t a l de estaR o c h a , 905.881 ; T r e i n t a y T r e s , 894.232; Florida, 8 7 6 . 0 1 5 ; San J o s é , blecimientos agro-pecuarios 57-974, c c m una superficie de 16.292.051, 321.426; R í o N e g r o , 8 1 7 . 9 0 8 ; Soriano, 7 8 8 6 0 0 ; R i v e r a , 656.691; F l o hectáreas, o sea el 8 7 . 1 6 % de la extensión total del país. 1.20 8.00

$00.000 90.000

_ mmm


B n s M j¡ B J B B M B H M B B B 3 BBBBBBB1

rr-: En la vieja T a b l a d a

de Montevideo. Rodeos

En los años 1922 y 1923 la clasificación de los predios rurales por área y por valores se expresan en el siguiente cuadro: Clasificación por ¿ r e a

1 a

100 20o 300 100 500

" " " " "

1000 " 2000 "

3000 4000

" "

100

2U0

Hect.

"

300 •100 5 00 1000 2000 3000 4000 5000 500

"

20000 250"0 30000 31000 33000 40000

" •• " *'

"

" "

f.OOü ' 7 5 0 0 ' 10000 10000 ' 1 5 " 0 0

15000 " 20000 1 25000 ' 30o00 1 320O0 m á s <le

Tot.il

Año 1922

Año 1 9 . 3

801 61 088 2 95 9 391 6.14 4 612 552 531 OSO 1 703 923 3 954 055 948 G68 G7S 279 281 159 107 190 199 es 65 51 13 G 6 3 í$ 1 1 1 1 1 1 !~S5~ 276 «6 70.'" 59 4 1 3 1

«ño I 9 ¿ 2

Año 1923

500 1 + 015 100C lo 1.10 5000 31 9 5 1 looon 11 830 50000 13 701 10O000 005 200000 852 30000o 233 100000 82 500000 33 30 60000o 700000 12 SnmiAiin OOOOO S yvUUUU 5 lOOOOOlt 1500000 C 2 2000000 2500000 1

11 .'808 10.7S4 •12.7:10 12.091 13.520 •2.089 852 230 83 30 27 14 J 3 4 2

Clasificación por valor

De " ' " " ••1 *' " " " " " -

$ 0 500 " 1000 V 5000 " 1OO00 " 50000 •• 100000 " 200000 " 300000 " 400000 " 500000 " 7O0000 " 900000 " 1000000 " 11500000 " 2000O00 " 2500000

a "

" " •• " •• " " •1" "

"

" "

3000000

1

1 1

85 27G 80.705

Antes de 1898 el promedio del valor de la tierra en el país, salvo en el departamento de Montevideo, era de $ 20.00 la hectárea. En 1910 ese valor se fijaba, como promedio, en $ 42.00 la hectárea. E n 1905 el valor de los campos se calculaba en $ 300.999.130 a los efectos del pago de la Contribución Inmobiliaria, y cinco años más tarde, en 1910, en la suma de $ 672.814.000, es decir, una diferencia de $ 371.814.870 más. El doctor Williman, en el Mensaje remitido a la Asamblea General del 15 de febrero de 1 9 1 1 , fijaba el valor de la tierra de pastoreo y agrícola, en la suma de $ 900.000.000. En 1910 podía comprarse buena tierra a razón de $ 200 o 300 la hectárea, en 1111 radio de 60 kilómetros de Montevideo; de $ 120 a $ 200 a una distancia de 100 kilómetros de la capital; de $ 80 a $ 100, a 150 o 200 kilómetros y a 300 kilómetros a $ 60 Ja hectárea. En el año 1908 la Dirección de Avalúos daba para las tierras el siguiente valor por Departamento: Artigas, promedio por hectárea $ 26.00; Soriano, promedio por hectárea, $ 58.00, con precios mínimo de $ 40.00 y máximo de $ 80.00; Río Negro, promedio por hectárea $ 40.00; mínimo $ 20 y máximo $ 50.00; Paysandú, promedio por hectárea $ 37.00, mínimo $ 20, máximo $ 45 °°.' San José, promedio por hectárea $ 68.00, mínimo $ 40, máximo $ 100.00; Rocha, promedio por hectárea $ 18.00; Maldonado, prome-

de anímales vacunos prontos Fara ser negociados

dio por hectárea, $ 35.00. mínimo 30, máximo $ 60.00; Treinta y Tres, promedio por hectárea, $ 19.00, mínimo $ 30, máximo $ 40.00; Salto, promedio por hectárea $ 35.00, mínimo $ 25.00, máximo (E11 San Antonio) $ 100.000; Tacuarembó, promedio por hectárea $ 25.00, mínimo S 1500, máximo $ 3 5 . 0 0 ; Minas, promedio por hectárea, $ 4 5 . 0 0 , mínimo $ 15.00. máximo $80.00; Cerro Largo, promedio por hectárea, $ 24.00, mínimo $ 15.00, máximo $ 35.00; Durazno, promedio por hectárea, $ 50.00, mínimo $ 40.00, máximo $ 120.00; Florida, promedio por hectárea, $ 60.00, mínimo $ 30.00, máximo $ 70.00; Flores, promedio por hectárea, $ 5 0 0 0 ; Rivera, promedio por hectárea, $ 18.00. mínimo $ 14.00, máximo $ 20.00; Canelones, promedio por hectárea. $ 100.00. mínimo $ 60.00, máximo $ 300.00. Y este crecimiento del valor de la propiedad 110 se detiene un solo año, favorecido por el mejoramiento en las cotizaciones de las haciendas, por la intervención de los Frigoríficos que amplían la capacidad industrial del país y aseguran mercados permanentes, en el continente europeo para el consumo de las carnes uruguayas. Durante la guerra europea última, en la que la riqueza ganadera del R í o de la Plata tuvo una salida sorprendente para abastecer a los ejércitos beligerantes, cotizándose por ella precios muy remuneradores, la propiedad rural adquirió 1111 valorizamiento insospechado, pagándose por los arrendamientos, sin fijación de zonas de preferencia, precios exhorbitantes en comparación a los que se habían pagado hasta esa fecha. P o r otra parte, el desenvolvimiento de la agricultura, la creación de nuevos centros de actividad agrícola, estableciendo una mayor demanda para la tierra, contribuyó, en buena parte al crecimiento actual del valor de la propiedad rural en el país que ha seguido en sentido progresivo guardando estrecho paralelismo con el alto valor de cotización de la producción rural y de sus derivados industriales, sufriendo apenas una breve detención en el resultado de los arrendamientos al reajustarse todos los valores de la postguerra, sin provocar ningún quebranto por su desvalorizamiento, a los negocios ganaderos que continuaron desarrollándose normalmente con la sola desventaja del menor valor de los animales en el mercado de cotizaciones.

Varios trenes de ganado en las inmediaciones de los bretes de la T a b l a d a de Montevideo, prontos para ser descargados

He aquí un cuadro confeccionado por la Dirección General de Avalúos para 1921, en el qué se expresa el área y el valor según el empadronamiento de la propiedad raíz del litoral e interior de la República, que es casi el mismo, con ' ligeras variaciones, que el que rije en la actualidad para el pago de. la Contribución Inmobiliaria.


YQC ÍÍBPO def Cen^encrr'/o O

c f e / Y

~~~U/3U(Juc2ya

A r e a s y valores de la propiedad raíz rural del litoral e interior de la República según el empadronamiento del año 1921 A lio do Propiedad»

DEPARTAMENTOS ARTIGAS CANELONES CERRO LARGO . COLONIA DURAZNO PLORES FLORIDA MALDONADO MINAS PAYSANDU RIO N E G R O RIVERA ROCHA SALTO SAN JOSE SORIANO T A C U A J Í EftTBO TREINTA Y TRES

.

.

.

2.020 10.958 1.861 7.278 1.792 1.716 7 .018 5.269 6.689 2.231 1.726 3.598 5.097 3.156 1.783 3.508 Í.393 3.633

.

.

. S.

3*. Sección Judicial

170.391H 20.686 133.035 " 61.522 " 111.817 " 75.191 " 121.005 " 22.980 " 11.856 " 93.616 " 69.257 " 81.291 " 122.681 " 10.613 105.8S3 " 13.379 " 111.950 " 175.615 "

1 3 7 . 9 5 0 I-I 2 6 . 0 9 il " 98.613 " 53.732 " 75.166 " 117.619 M 85.905 " 62.697 " 5 7 . 3 1 2 •• 102.110 " 112.013 " 206.229 " 120.783 " 65.115 " 105.601 " 19.137 " 211.192 " 185.180 "

(Sub-urbaua)

No. de Propiedades

" " "

7>. So :c!ón Judicial

El expresado en el cuadro anterior

ARTIGAS CANELONES . . . . . . CERRO LARGO . . . . COLONIA DURAZNO FLORES FLORIDA MALDONADO MINAS PAYSANDU F.'IO N E G R O RIVERA ROCHA SALTO

.

2*. Sección Judicial

72.175 H 21.669 " 59.551 " 72.351 " 18.956 " 9.832 " 36.061 " 19.111 " 71.161 " 89.918 " 56.616 " 379 " 31.581 " 9.961 "

17.868 7.151 110.703

! S

4*. Sección Judicial 126. 860 21.219 81.911 21.098 99.911 106.508 126.088 62.810 63.376 116.558 113.810 81.351 173.325 172.829 62.165 66.793 116.055 136.133

5i. Sección Judicial

H " " " " " " " " " " " " " " " " "

182.801 3.619 181.192 65.906 175.016 66.132 105.119 26.003 85.117 100.619 75.188 13.117 1 i 1.979 351.653 80.659 65.556 162.112 101.799

| 6 . , Sección Judlolal

11, " " " " " " " " " " " " " " " " "

182.S72H 33.033 " 150.251 16.201 " SI.663 " ¿5'btí " 78.897 " 80.699 135.238 " S8.255 " 220.330 " 2 0 2 . 1 1 5 •• 228.101 „ 99.531 " 70.901 5 1 . 8 0 9 '• 114.817 "

82.765

DEPARTAMENTOS

SORIANO TACUAREMBO TREINTA Y TRBS

N. Sección Judicial

K B A

. .

61.191H 55.109 " 86.357 " 63.820 " 142.831 " 67.126 58.659 71.330 .111.273 101.757 70.981 67.958 165.215 16.807 82.810 151.856 117.681

8.

Sección Judicial

" " " " " " " " " " " "

9.

Sección Judicial

10.. Sección Judicial

II». Sección Judicial

12*. Sección Judicial

171 5 8 6 H 62.152 " 122.672 " 16.109 " 67.082 "

68.693 H 31.166 " 196.168 " 29.613 " 68.662 "

63.156 H 1169.917 " 23.116 " 111.851 "

23.857 H 57.510 " 50.659 " 115.955 "

18.662 H 79.141 " 32.278 " 83.989 "

198 011 81.558 129.329 203.011 59.519 230.676 98.671 62.619

" " " " " " " "

11.607 50.801 122.083 113.809 93.850 22.971 50.999 136.968

83.675 291.257 16.831

" " "

73.156 309.183

" " " " " " "

16.821

"

71.632

"

52.981

"

86.896 118.118 101.823

" " "

67.591 150.001 67.185

" " "

86.961

"

180.033

"

169.823

"

61.201 121.687

" "

69.883 121.976

" "

19.108

"

M

" "

S.

.

.

.

.

. .

13*. Sección ludiclal

anterior

ARTIGAS CANELONES CERRO LARGO . COLONIA DURAZNO FLOROS FLORIDA MALDONADO AIINAS PAYSANDU F.'IO N E G R O RIVERA ROCHA SALTO SAN JOSE SORIANO TACUAREMBO TREINTA Y TBES

El expresado en el cuadro

No do Propiedades

DEPARTAMENTOS

14». Sección Judicial

21.331 H

27.697 H

09.928 60.510

" "

10.698

"

61.802

"

19.600

"

45.411

"

74.769

"

15*. Sección Judicial

I6>. Sección Judlolal

13.212H

6.332 H

S.

I*. Sección Judlolal

ARTIGAS CANELONES CERRO

.

. .

LARGO

c o l o n i a d u r a z n o

.

.

. .

No. de Propledade*

Total liquido

2.026

2.159.065

:

5 . 5 8 0 . 5 20

10.968

3.381.030

'

2|SI2.162

•1. SOI

2.290.711

7.278

7.781.063

4.792

2.008.576

3.035.903 1

1.090.138 8.186.161

1.710

1.252.360

6.027.531

.

.

.

7.018

3.781.099

10.363/» 78

.MALDONADO

.

. .

6.269

1.1S0.172

1.230.737

6.689

3.000.600

.'1.296.796

.

. .

2.231

1.016.399

6.461.780

.

. ,

1.726

5.033.501

3.598

FLOREDA

ATINAS PAYSANDU I'.'IO

.

NEGRO

111

ROCHA

G.097

SALTO

3.1S6

SAN JOSE . . . .

1.783

t 167 " 209 X 15 3.620.79! ' 50 f 119 1.IS3.858 " 119 (Suburbana)

SORIANO

3.008

3.505.079

TACUAREMBO

1.393

RIVERA

TREINTA

Y

. .

TRES

3.633 82.765

63.110

381.620 4.441.70S

S *

1.502.175 1.921.997 3.812.385 1.1Í16.633 11.113.967

73

3.301.763

52

3.817.800

91

R

2». Sección Judlolal

Unitario Llq. Integro

Total liquido

A 1 , 0

.

IFLORÉS

H 6851 M 2 " 7681 " " 1450 " " 5744 " " 0387 „ " 0665 " " 1019 " " 6891 " " 6141 " " 3107 " 462/ " " 0610 " " 8131 " " 8016 " " 2686 " " 9629 " " 0000 " " 1360 "

17.591.123

V

DEPARTAMENTOS

TOTALES 1.168.023 441.653 1.369.981 607.636 1.219.801 507.893 1.037.907 460.842 1.002.386 1.361.667 939.662 963.328 1.012.996 1.112.892 500.518 890.615 1.605.16 1 1.019.392

5.266.738

n 1 137 • 171 ( 23 29 xl S 101 t 71 89 SO f lito t sil 107 % 61 118 74 1 92 «11 sil ) 6.1 K'A 23

;

<

31 39 114 142 • 10b 131 * 76 9b f 3,'l 41 f 30 38 1

I

S

4,

Unitario Llq. Integro

Total liquido

í

1.291.055

31

1 1 17 181 17 " 1.616.812 * 21 88 1 " 1.731.165 110 68 * " 5.1 i 1 . 3 8 3 85 * 73 •• 8 . 5 2 2 . 7 5 1 91 72 i •• 6 . 2 0 1 . 5 2 3 911 14 1 " 2.728.876 5h 64 1 " 3.063.928 «V * 4b " 1.626.611 l>6 62 " G.918.387 77 t 26 " 6.297.158 33 33 * 3.978.699 II 74 } " 1.885.631 III 1 0 2 1 ' 10.729.501 127 74 ! ' 3.692.089 92 33 • 8.097.530 41 22 • 1.117.091 $ 23 "

"

B

3*. Sección Judicial

Unitario Llq. Integro

" 8925

*

|

3.707.829 6.835.625 2.632.132

••

1.985.394 6.982.090 7.891.230

••

6.730.653 2.068.240

»

4.464.118 6.097.151

••

7.316.113

»

2.H0.757

»

29 36 275 314 30 37 94 1 117 70 J 87

6.581.473 824.810

»

$

» » » » * t

t

6.045.159

$ *

5.007.632

»

3.324.790

Jf

4.079.568

Total liquido

*

6.978.699

4.319.028

5*. Sección Judicial

Unitario Llq. Integro

Tctol liquido

3.677.291

Socclón Judle al

«

92 53 66 33 45 70 87 42 52 61 80 25 31 34 4.3 34 44

5.770.169 ••

6.239.796 10.601.633

••

5.121.150 10.077.062

••

1.649.256 4.282.384

$

36 45

» 22 82 26 » 33 19 » 97 99 s

t * 1

$

»

5.140.481

••

1.199.365

» « »

2.591.399

*

4.511.976

6«. Sección Judicial

Unitario Llq. Integro

7.250.111

1

83

6.114.766

1

94

4.077.6,21

36

4.165.190

38

3.620.81C

» »

<

61 76 78 97 96

63 83 50 62 1b

28 35 18 29 36 80 70 87 27 34 39 1b

Total liquido

>

6.502.178

»

5.630.930

6.213.978

1.233.063

„ »

1.110.936 9.(899.605 3.517.287 3.581.750

„ „

3.307.771 5.619.176 4.909.382 6.937.872 3.718.OSO

»

6.811.288 9.184.123 4.737.101

••

I.S'51.470 6.487.271

Unitario Llq. Intogro


deT 7 a . Sección Judicial OEPARTABEH

No. de

TOS

Propiedades

T o t a l liquido

ARTIGAS

4.735.126

CANELONES

6.751.232

CERRO

LARGO

.

. . .

COLONIA DURAZNO

|

8*- Sección Judicial

Unltcrio Llq. Integro $

38

" tU

Total liquido

I $ 1

152

II

2.282.130

1

4.498.391

II

6.429^688

t •• S

6.990.142

" 6.811.081 i

41 83

" 101 '

i

Unitario llq. Integro S 41 " 51 S 93 " 116 S 31 " 39 * 87 " 109 J 55

1.430.196

"

3.717.958

12.484.782

3.09C.036

FLORIDA

i!

1.105.6S2

' $

MALDONADO

II

1.755.130

"

Total liquido

113 140 2

2.589.118 5.574.317

'

101

« *

70 87 241 32 41 51 39 49 50 62 38 48 28 35 24 30

Unitario llq. Integro

5.504.950

Jo J 87 •• 1 0 9 » 81

6.415.832

3.802.847

"

|

$ 5

3.491.463

"

FLORES

Unitario Llq. Integro

Total liquido

II.. Socoló» Judicial

10.. Sección Judicial

9». Sección Judicial

'/sí

Total liquido

$

2.614.238

••

2.484.111

§«

4.211.731

?,

^

2.921.361

7 557 701

»

55

S.134.070

$

70

5.963.932

*

87

85 106

05.717

5.026.464

4.466.670

8.036.480

4.474.192

6.437.339

2.824.844

4.599.066

RIVERA

2 314.459

7.435.798

ROCHA

2.616.594

3.872 63S

1.386.085

SALTO

4.483.192

1.843.243

3.346.450

SAN

5.729.598

5.519.738

C.177.416

f

4.683.730

3.241.217

8.934.750

7.852 £90

"

6.916.600

6.658.670

LIO

NEGRO

. . . .

JOSE

SORIANO

6.086.377

TACUAREMBO TREINTA

Y

.

.

.

4.575.410

TREri

.

4.779.428

i „

34 122 152

$ 14

" I

» "

92 30 38 32 40

Propiedad»

Total liquido

»

862.783

» »

2.171.347

*

5?

4.536.276

6.135.061

*

?!

5.869.378

3.843.230

S

3.611.200

Í

CERRO

S

LARGO

. . . .

DURAZNO

0

FLORES

s

FLORIDA

et

MALDONADO MINAS

S O

PAYSANDU

"3

F.'IO

M>. Sección Judicial

Unitario Llq. Integro

Total liquido

»

*

6.010.240

» 1 0876

61 64

3.056.969

2.071.431

4.866.599

137 171

*

*

J

15.. Sección Judicial

Un.tario Llq. Integro

<

•3 3 9 9 . 4 5 1

5

\H

955.886

?.

jj®

106 132 107 134

O

ROCHA SALTO JOSE

Y

TRES

.

.

.

?

3.267.017

Total liquido

16,. Sección Judicial

Unitario Llq. Integro

Total liquido

(

1.718.821

$

130

»

1.674.654

TOTALES

Unitario Llq. Integro

$ "

264 330

(Líquidos)

$

40.842.840

.59.493.403

41.540.105

"

.53.988.187

77.811.326

..

38.714.939

"

7S.330.C11

18.496.429

»

49.756.775

••

58.9Si5.378

••

57.424.562

..

28.176.969

..

o9.4S7.373

a

••

48.810.195

*

TACUAREMBO

3.760.145

i

w

SORIANO

TltEINTA

»

3.337.406

(3

NEGRO

RIVERA

SAN

„ *

COLONIA

$

6.199.179

ARTIGAS CANELONES

6.021.219

Í . W ,

2.043.559

13.. Sección Judicial No. de

D E P * R T A II E II r 0 S

»

2.414.678

jSJ

1.311.938

4.784.487

»

64 80

*

3.765.557

Unitario Llq. Integro

1.747.639

?.

2.981.031

PAYSANDU

$ ¡I

».

S „

t

Sección Judlc|at^

2.404.358

ó.213.440

» »

12"

Total liquido

3.245.226

3.091.393

MINAS

|

Unitario Llq. Integro

47.490.975

••

62.346.730

,.

5G.S79.120

.,

33.856.232

$

882.432.149.00

E d i f i c i o de la que fué estancia del Barón de M a u á en las proximidades de ! a ciudad de Mercedes, departamento de Soriano, hoy completamente transformado, del señor Buenaventura C a v í g l i a

propiedad,

$ 129 •' 1 6 1 } 22 * 27

i

90

' »

113 71

3

JJJ

J

44


_ ~PO c/c-f Cen/enar-vo deCa, Vpu(¿ucti/o del

O A p e n a s se observen las c i f r a s contenidas en el cuadro precedente. se llega a la evidencia que el valor de la propiedad rural ha acrecido en f o r m a verdaderamente halagadora, marcando etapas significativas para el p r o g r e s o general del país. V e a m o s ahora cómo ha aumentado el v a l o r de la propiedad inmobiliaria incluyendo en dicho estado la propiedad rural y urbana del país desde el año 1881 hasta el año 1924, es decir, en el período de los 43 años últimos, como asimismo la capitación por habitante: Año

Valor de aforo oficial

188.1 1885 1890 1895 1900 1905 1910 1915 1920 1924

El y o r del 1881 a valor y

$ "

" "

Capitación por habitanto *

196.9G2.454 287.510.794 265.871.550 275.806.015 300.746.315 351.S47.831 449.755.437 1 .249.820.329 1.305.408.064 1.571.543.538

449.4 4 93.3 376.3 347.8 321.3 328.4 397.3 928,4 873,21 985,—

"

valor exacto de la propiedad es, cuando menos, un 20 % maa f o r a d o oficialmente. Con todo, puede observarse que desde 1 9 1 0 aumentó en 1 2 8 c/o y desde 1881 a la fecha en 727 °/c el en 127 °¡o la proporción del valor p o r habitante.

El valor oficial de la tierra, a través de los años, para el pago de la Contribución Inmobiliaria

el v a l o r de la tierra, capital en giro y producción rural, cuando que en construcciones asignaba el señor Vaillant un v a l o r de m á s de $120.000.000 solamente en Montevideo. E l pago del impuesto sobre la propiedad inmobiliaria daba la proporción de $ 325 p o r una superficie de 7.378 m e t r o s cuadrados en Montevideo y de $ 10.000 por cada 2.656 hectáreas en campaña. E n 1879 existían 13.520 bienes inmuebles en Montevideo y 3 2 5 7 6 en los departamentos, c u y o v a l o r se a f o r a b a oficialmente en $ 8 1 . 8 6 1 . 9 2 7 y S 123.443.800. respectivamente. E n el año 1836 el valor calculado para la extensión superficial del país, tomando como base el precio de $ 500.00 para las 2.656 hectáreas, se elevaba a $ 28.050.000. sin incluir en esta c i f r a el valor de las fincas. H a y pues una diferencia en la comparación con 1924 de $ i /xw.ooo.ooo. Y antes de esta fecha, durante el primer gobierno patrio, la riqueza nacional se calculaba a s í : Valor de tierras de pastoreo V a l o r del cañado vacuno Terrenos de propiedad particular

Terrenos dt'l Estjnlo Edificios

TOTALES... Promedl

<0 tx. IM1 m

190 C H I P I S

1990 114&4T

Capitación por habitante a través de los años

por hec-

Suporflcle

8»; 4.957 4.(Mil 1J.107 1.190 9.277 1. 5f 17.159 103 118.705 10.700 5.0:10 2.000 1.652 '¿'O. sus 2.700 9.767 23.00») 506

19ÍO

19»*

E11 1836 una M e m o r i a del Ministro de Hacienda, don J u a n M. P é r e z , establece que en esa época de las 14.900.160 hectáreas que componían la superficie calculada para el país, 8.592.160 hectáreas eran de propiedad del E s t a d o . E s decir que el E s t a d o era propietario entonces de las dos terceras partes, casi, de la superficie del país. El valor de la propiedad del E s t a d o era de $ 4.223.600 y el de sus edificios $ 1.227.000. E n 1852 el gobierno de D. J u a n F . G i r ó hizo levantar 1111 censo, que establecía la superficie del pais en 21.248.000 hectáreas. E11 1860 existían 3.357 suertes sencillas de estancias ( i 9 9 2 l í e c t á reas cada suerte), a f o r a d a s en $ 26.645.127; tierras de labor, 1 6 1 . 5 4 1 , a f o r a d a s en $ 1.913.408; fincas urbanas, 4.792, a f o r a d a s en $ 18.787.776; fincas rurales 4 . 3 1 3 , a f o r a d a s en $ 2.446.977. E11 1886 decía don A d o l f o Vaillant que la Contribución Directa que producía $ 367.104, arrojaba un porcentaje mezquino, con relación a la población y al área territorial del país. S e estimaba oficialmente en $ 31.000.000 en Montevideo, y en $ 68.000.000 en los departamentos

1 .227.000 OSO

152.491 —

75.292 —

.',

o 4 17 3 7 10 S 1 2 14 6 K 13 1 110

Sogú

Renta anual

Renta anual

S

8

8

S

00 12.129 00 45.581 ' 6 4! >.005 0 6 7.001 14 4 2 . 1 8 5 00 11.593 II Wi.KO'l 13 4.4..0 02 5 9 . 0 0 0 50 5 6 . 8 4 8 .SI 19.802 kO 5 . 0 2 2 50 7.''05 0 5 . 3 4 0 •M 10.131 O0 6 1 . 0 2 3 NI 6 7 . 8 8 0 JO 2 . 7 9 2 . 25

58.800 106.100 951.500 8<)7.81)0 131.100 726.400 153.300 1.436.600 73.1(0 1.083.200 1 157.000 358.500 90.400 104.|O0 1.228.400 4 0 4 . 0 X) 1.338.300 1.279.400 43.800

1 2 . 0 1 1 . 9 8 2 . "3

ol Directorio

Ava ú j

— 1» 705 2 . 9 3 8 .00 110 1.4 1. 12.1-i . 0 0 I.IOH 05 5 0 . 2 4 5 OH 883 1 1 94 4K.908 59 Mi 7.224 740 43.459 00 102 412 M«> 14.305 11 1.455 429 !'M 80.904 <0 «8 f>02 0 0 4.210 93 1.0X8 «90 44 59.000 60 1.200 105 0/ 0 0 . 1 4 5 41 359 302 25 ie.qt'0 <*• 90 4".) 00 5 . 0 i 2 50 1U4 •_•«;•-' hi 7.0<i5 3,1 1.231 i KM U 0 l . . 1 5 1 .'(> r 4(». » :»>K ¡o 19.134 00 1.3r>4 KOI. >4 0 7 . 0 5 2 21 1.297 811. J . 6 K . 0 4 ' 98 47 , 4 3 . 2 792 25

r> 3 11 13

4.254 1.598 5.6J0 N.S1N r>.o; w 4.750 3.77!» 5.144 0.433 4.417 4.823 1 .580 0,000 5.407 3.912 0.192 5.140 2.431 7.x7tí

8 78.82

6 5 0 . 5 8 4 . IKí 8

4.27

Valor

630.tl7.57

11.681.800

8 4.14

S 76.65

Otro índice revelador de los rendimientos de la propiedad rural lo constituyen las c i f r a s de los arrendamientos. T o m a n d o las fecliaá intermedias de 1923, los meses de enero y julio, los precios por hectárea de arrendamiento de predios, f u e r o n los siguientes (según datos oficiales de la Dirección General de A v a l ú o s ) :

Precio por Máximo

1685

.7.000.00/) 12.702

Según el Tasador

Hectáreas | «otro»

Para ganadería

Para agricultura

lo

"

|

"

DEPARTAMENTOS

CJ\

2.375.000 5.GOO.OOO 1.500.OSO

N o existe ningún registro estadístico de los rendimientos de la propietlad, que varían en todos los casos según el valor, la ubicación, la extensión, la f o r m a de explotación, etc., para establecer, con a l g u n a exactitud, el interés que produce. Acerca de la propietlad rural, empero, puede obtenerse 1111 índice de los rendimientos, aunque de alcance limitado, por las c i f r a s de las hipotecas que realiza el B a n c o Hipotecario del U r u g u a y y que son las siguientes, según el anuario de E s t a d í s t i c a A g r í c o l a para 1921 - 2 2 :

Treinta y Tres . . . .

fe VJ

públicos

Total

DEPARTAMENTOS

s

S " "

A r t liras Canelones Cerro Largo Coloma Durazno Flores Florida Minas Pausando Río Negro

Mínimo

41.50

$

8.60 — — — •• 1 5 . 8 1 " 13.62 11.59 " 25.88

"

$ »

" San José Soriano Tacuarembó Treinta y Tres

heitároa

»•

— 2.35 — 6.46 — —

" "

"

_

6.48

6.74 — —• — 3.50 6.00 10.00 — — —. — 3.89 —• —

Precio

por

hectárea

iróxlmo

Mínimo

$ 2.69 " 10.60 " 2.45 " 11.21 " 7.00 " 4.87 " 9.46 •• 3 . 0 5 " 6.77 " 3.95 " 5.43 2.33 " fi.15 " 6.06 " 15.55 " 15.38 " 6.34 " -5.42

1 " " " " " " " " •* " " M

" " " "

2.14 6.80 1.27 4.27 2.00 2.71 1.63 1.62 1.63 1.29 2.30 1.93 1.07 1.70 4.00 2.71 1.16 1.37

E l rendimiento de la propiedad rural tiene m a y o r e s variaciones que en la propiedad urbana, y el cuadro precedente c o n f i r m a la disparidad en los precios de arrendamientos para campos de a g r i c u l t u r a , que va de $ 2.35 a $ 41.50 y para los de ganadería, de $ 1 . 1 6 a $ 1 5 . 3 S por hectárea. E s imposible establecer un promedio, ni aún p o r zonas, desde que infinitos factores establecen diferencias e x t r e m a s dentro de ellas. E l incremento de la gran riqueza pastoril del U r u g u a y 110 se detiene 1111 solo instante, a pesar de las revoluciones y de las diversas vicisitudes que conmueven su o r g a n i s m o económico y financiero, paralizando o desmoralizando las actividades del t r a b a j o útil. Y ese incremento no sólo se refiere al m a y o r v a l o r de las tierras por efecto de su


subdivisión, de la multiplicación de v í a s f é r r a s y de caminos y del m a y o r rendimiento de las actividades rurales, sino también en el número de cabezas de animales q u e viven en sus p r a d e r a s naturales. E l censo practicado en 1900 a r r o j a a este r e s p e c t o las siguientes cifras: Vacunos .

6.837.428 I b . 608.717 661.408

Lanares

Equinos

22.992 20.428 93.923

Mular y f Cabrio Porcinos

E l a u m e n t o sobre las c i f r a s de los censos practicados en 1 8 5 2 y 1860, es bien s i g n i f i c a t i v o en lo que atañe a v a c u n o s y lanares, principalmente en estos últimos. N o existe proporción a n á l o g a con los cálculos practicados por don A d o l f o Vaillant en 1 8 7 2 con los que acusa el censo de 1900, c i f r a s d e s f a v o r a b l e s . E n 1908 un nuevo censo general levantado en todo el país, f i j a las c i f r a s de nuestra riqueza g a n a d e r a , en la siguiente f o r m a : Anímales Lanares Equinos

vacunos

8.192.602 26.286.296 656.307

al c e n s o practicado en 1 8 5 2 ; 24.296.367, sobre el censo de 1860 según las c i f r a s c o n s i g n a d a s p o r el A n u a r i o E s t a d í s t i c o ; 23.691.463, sobre las del R e g i s t r o E s t a d í s t i c o de l a R e p ú b l i c a Oriental p a r a 1 8 6 0 ; de 6.286.296 sobre las c i f r a s c o n j e t u r a l e s de don A d o l f o V a i l l a n t de 1 8 7 2 ; de 7.677.579 para los r e s u l t a d o s a r r o j a d o s p o r el c e n s o de 1900. E11 las d e m á s especies, s a l v o las porcinas que a c u s a una g r a n dif e r e n c i a f a v o r a b l e al censo de 1908, las c i f r a s no r e v e l a n g r a n prog r e s i ó n ascendente. E l censo practicado en 1 9 1 6 , en g e n e r a l , con excepción de la existencia de animales p o r c i n o s que e x p r e s a un a u m e n t o en su f a v o r sobre las c i f r a s del censo de 1908, de 1 2 3 . 8 5 9 animales, establece una disminución en la riqueza g a n a d e r a del país en el período de ocho a ñ o s , diferencia que se p r o n u n c i a notablemente en c o n t r a del stock de lanares, c o m o puede o b s e r v a r s e en el cuadro que publicamos m á s a b a j o , y que se eleva a 56 % de m e r m a en las m a j a d a s . Si bien es cierto Existencia de ganados según censos y cálculos estadísticos

22.099 19.951 180.099

Mular y Asnal Cabrío . . . Porcinos . .

S e nota en la existencia de g a n a d o v a c u n o a r r o j a d o p o r este censo, un aumento de 6.303.980 cabezas sobre las c i f r a s del censo de 1 8 5 2 ; de 4.560.399 sobre las c i f r a s del censo de 1860, s e g ú n el A n u a r i o E s t a d í s t i c o ; de 2.973. 9 0 2 sobre los datos p a r a el a ñ o 1860 del R e g i s t r o E s t a d í s t i c o de la R e p ú b l i c a O r i e n t a l ; de 992.602 sobre las c i f r a s conj e t u r a l e s de don A d o l f o V a i l l a n t , f i j a n d o la riqueza bovina en 1 8 7 2 ; de 1 . 3 6 5 . 1 7 4 p a r a el censo l e v a n t a d o en 1900. P a r a la e x i s t e n c i a del g a n a d o l a n a r a c u s a la diferencia que a continuación se e x p r e s a a f a v o r del censo de 1 9 0 8 ; 25.490.007 con relación N ú m e r o de animales bovinos, equinos, m u l a r e s — . - J - ,1 o - ^ - . L i :

ESPECIE

1852

1860 (1)

1860 (2)

1872 (3)

1900

1908

1916

Bovinos Ovinos Equinos Mulares y asnales Cabrios Porcinos

1.888.62-2 "¡10.289 1.127.069

3.1132.203 1.08Í1.929 518.208

5.218.700 2.594.833 741.857

7.200.000 20.000.000 1.600.000

6.827.428 18.608.717 501.408

8.192.602 20.280.206 558.307

7.802.142 11.472.852 554.871

19.490 1.40C 25.300

8.301 5.187 5.831

12.300

120.000 60.000 100.000

22.092 20.428 93.923

22.099 19.651 180,099

17.537 12.218 303.958

ESPECIES

Cerno 1852

Censo 1860

Censo 1872

(1)

(2)

(3)

15.87 8.69 2.30 0.03C 0.024 0.025

14.31' C.04 8.4 < 0.117 0.19 0.01

Bovinos Ovinos Equinos

asnales, p o r c i n o s y cabrios p o r habitante y p o r k i l ó m e t r o c u a d r a d o existente los años 1852. 1860, 1872, 1900, 1908 y 1916. Número de animal s por cada kilómetro cuadrada

Asnales Porcinos

(1) Según el A n u a i i u Estadístico.

Censo

Conso

Censo

1900

1908

1916

7.29 19.58 0.00 0.02

7.86 25.21 0.53 0.01 0.4 0.17 0.02

16.00 41.14 3.55 0.2C6 0.13) 0.222

22.75 11.30 3.29 { 0.053 j 0.07

15.208

(1) Según el Anuario Estadístico. (21 Datos del Registro Estadístico de la Repdbllca Oriental. (3) c á l c u l o s de Don Adolfo V a i l l a n t .

Número de animales por cada habitante Censo 1860

j

0.1. 0.02

5.86 8.32 0.10 0.01 0.002 0.S2 O.OOS

(2) Datos del Registro E s t a d í s t i c o de la Rcpübllca Oriental

Censo 1852

Censo

Censo

Censo

1860

1860

1872

(1)

(2)

(3)

19.43 10.61 2.76 { 0.044 0.028 0.030

10.10 4.26 6.03 ! 0.104 0.13 0.008

33 .-2-2 107.52 8.60 j 0.04 0.32 0.53

27.91 13.88 4.00 j 0.065 j 0.08

Censo

Censo

Censo

1900

1908

1916

38.53 90.55 3.00 0.12

43.83 110.62 2.98 0.09 0.02 0.96 0.11

41.74 61.38 2.97 0.08 0.02 1.83 0.07

0.50 0.11

(3) Cálculos de Don Adolfo V a i l l a n t .

Gráficos explicados del desenvolvimiento de la riqueza ganadera del Uruguay Animales vacunos según los censos 185?

188669S

I8GO

Í1J

|6¿0

14)

I972

1908

I900

(3)

I9IG

fcll CUELO El P . 3CSSSOS

7.200

.5.218.700

000

c

eey.^28

8

.Í9S.COS

7.802 4-4-2

1 9 OS

19IÍ

Animales ovinos según los censos

= —

1»S4

106O (2)

1 8 6 0 (1)

ra

578 SOS

J4-1BSI

(1) Sefrún el Anearlo Estadístico, (2) D a t o s del Registro Estadístico de la RepiiMiea O r i e n t a l . (31 Cálculos do Don Adolfo Vaillant.

1B7S

_EJ

I.C00.000

(3)

1 9oo

El

SC

1.4-oí

ra

556.3

07

EH

554-ñfi

-


_ 'Spo c/eC Cer/Yer/crr/o PC fíSr d e /í < ? Número de animales ovinos, bovinos y equinos por habitante existentes en toda la República 1852

1860 (1)

1669 (2)

Bovinos 1872 (3)

1900

!

...... .....•.•

• • •• • * *

14.31

15.87

1862

1860 (1)

1860 (2)

10

• • •• •

•• • • .

6.04

8.69

1852

1860 (1)

• • .

..

•• • • •• • •• •• •• •

11.30

44.44

1860 (2)

Equinos 1872

7.86

1900

• • • • • • • •

• •

7.29

Ovinos 1872 (3)

1916 *

..

I • • •• • •

22.75

1908

...... ..... .• •*.. .. • • • • •

19.58

5.66

1008

• • • • •

• • • • •

1916

• • • • • • » • • •

•• •

25.21

1900

8.32

1008

1916

• • •

• • •

no

LLEGA

A

LA

IDZli

iDEn

UTtlDAD 8.04

2.30

3.29

3.55

0.60

0.53

N ú m e r o de animales mulares, asnales, porcinos y cabrios

existentes en toda la República en los años que se Mular v Asnal 1872 (3)

1800 (1)

1900

0.40

por cada 100 habitantes expresan 1908

1016

• • • « a

• • ••»

* • t i

26.60 1860 (1) • • • • . • • • • •

1860 (2)

Porcinos 1872 (3)

. « « « • • • • • »

t «• •• > ,

• • «a •

13.30 Cabrios 1872

1860 (1)

no

EKirun

DATOS 1 M

j de

1853

2.50

_

noam

•• • • •

II I I < •• t• I

A

• • • • I

« "

LA

unI DAD "

2

2

animales bovinos, ovinos y equinos por kilómetro cuadrado en toda la Republica. en los años que se expresan Bovinos 1 8 6 0 «> 1800 ® W2 (3) 1900 1908

0.80

Ostentes

„„

• • •• • • • • • •

I ��� • t < • • • •

• • • • • • • • • <• •

«•1*1

• • • • • • • •• • • • ••«

•I •• •• ••

33.22 Ovinos 1872 (3)

111 4.2G 10.64 13.88 107.52 (1) Según el Anuario Estadístico. (2) Datos dol Registro Estadístico de la República Oriental. (3) Cálculos do Don Adolfo Vaillant.

iiímm

• I

!:::::::::

V r ' u c j u a y z

que ese censo f u é levantado en el mes de abril, antes de la parición de las ovejas, lo que explica en parte esa diferencia desfavorable para 1 9 1 6 , la disminución sensible en la existencia del stock se debió a circunstancias perfectamente explicables c u y a lepercución f u é mundial. Desde luego, esa merma no sorprendió a los que se dedican a la explotación ganadera, en razón de que desde el año 1 9 1 2 . en que se había e x p o r t a do 80.940.342 k i l o g r a m o s de lana, se descendió, zaf r a por z a f r a , a 30.602.061 kilogramos como c i f r a de exportación para ese textil en 1916, es decir, una disminución de 62 % . Otras causas, evidentemente, intervinieron en la merma de animales ovinos puesta de manifiesto por el censo de 1 9 1 6 y entre ellas el desarrollo de la agricultura, la " l o m b r i z " y otras epizootias, la m a y o r demanda hecha por los f r i g o r í f i c o s para sat i s f a c e r el consumo mundial; la exportación de g a nado en pié; el propio aumento de la población del país que acrecentó el consumo de carne ovina y el alto valor de los arrendamientos de los campos. L a agricultura f o r r a j e r a intervino también como f a c t o r de disminución dado su desarrollo, pues contra las 1967 hectáreas de avena sembradas en 1906, se había llegado a 66.863 en el año 1 9 1 7 . L o s cuadros sobre faena y exportación de g a n a d o ovino en pié que publicamos en otro l u g a r , explican claramente el desarrollo de la industria y comercio sobre la base del ganado lanar y la influencia que ellas pudieran ejercer en los resultados arrojados por el censo de I 9 t 6 L a disminución en el stock de animales cqui nos en el periodo de diez y seis años comprendido entre 1900 y 1916. tiene su explicación en el hecho de haberse desarrollado, dentro de él. la revolución de 1904, que despobló casi al país de esta expresión de su riqueza. A d e m á s , son pocos los mercados conquistados para la colocación de nuestra producción equina que se ve desalojada, por otra parte, de la concurrencia del t r á f i c o interno, por el incremento que, año tras años, en la ciudad y en los campos. v a tomando la tracción mecánica. E l alto valor de los arrendamientos para los campos de pastoreo ha reducido, asimismo, el área destinada para la explotación del animal equino c u y a cría requiere, por los destrozos que causa en las praderas, m a y o r extensión que la de los animales v a cunos y lanares, aunque con menos resultado económicos. E11 la primera mitad del año 1924 se practicó 1111 nuevo censo a g r o -pecuario en todo el país, pero sus cifras, que pondrán en evidencia el verdadero stock y mejoramiento de nuestra principal riqueza ganadera, aún 11o las conocemos en su totalidad al redactar este capitulo y, posiblemente, puedan ser incluidas en un apéndice especial que irá al final de esta obra, conteniendo los últimos datos estadísticos que revistan algún interés. Sin e m b a r g o puede a f i r m a r s e , desde luego, tomando como base las c i f r a s de la z a f r a lanar última, que el número de animales ovinos que pastan en las praderas u r u g u a y a s , al promediar el año 1924, oxeilan entre 1 7 a 18 millones de cabezas E11 cuanto al ganado vacuno lia sufrido 1111 repunte de significación durante el año 1924 como se v e r á más adelante. Aún teniendo en cuenta la disminución experimentada por el país en varias de sus especies ganaderas en el censo de 1916, el incremento de esta riqueza pública, en la comparación de los años, es bien significativa, si la relacionamos con el aumento de la población del U r u g u a y , la m a y o r extensión de tierras destinadas a la a g r i c u l t u r a o dedicadas a otros destinos y la m á s a c t i v a d e m a n da de nuestras carnes, lanas, cueros y d e m á s productos de la ganadería. D e 1900 a 1 9 1 6 , f e cha del penúltimo censo c u y a s c i f r a s p o r sernos conocidas, g l o s a m o s en este capítulo, la población del país se elevó, de 9 3 6 . 1 2 0 que tenía I en el primero de los nombrados dos años, a 1.378.808 en 1 9 1 6 y ese a u m e n t o de 442.688 habitantes tiene que f o r z o s a m e n t e h a b e r íntervenido como f a c t o r primordial del consumo, en la disminución del s t o c k g a n a d e r o del país evidenciado por el censo de 1 9 1 6 . L o s censos de 1908 y 1 9 1 6 además de comprobar el capital « l l o v i e n t e de nuestros campos,


S e g ú n el censo de 1908 los g a n a d o s puros y mestizos de las diversas especies, c l a s i f i c a d o s por razas, dieron estos resultados en c u a n t o al n u m e r o de cabezas. Bovinos. — D u r l i a m 837-283 ( P » r o s 44-345, mestizos 7 9 2 . 9 3 8 ) ; H e r e f o r d , 9 3 5 ' 2 H (P 1 »'»* 40.438, mestizos 849.7731- D e v o n 2 2 ' 0 , -> 2 ( P u r o s 477. mestizos 1 9 . 6 1 5 ) ; Polled A n g u s 3 . 2 1 9 (puros 28. mestizos 3 . 1 3 1 ) ; o t r a s r a z a s de carne 9.728 (puros 897, mestizos 8 . 8 3 1 ) ; Holandesas, 1 0 . 1 7 9 (puras 6 1 1 v mestizas 9 . 5 6 8 ) ; S u i z a s , 3.377 ( p u r o s 9 1 4 y mestizas 2.463) ; o t r a s razas lecheras 21.067 (puras 3 3 4 y mestizas 2 0 . 7 3 3 ) . S e e x c l u y e n de esta r e s e ñ a las razas 11o especificadas. N ú m e r o de a n i m a l e s m u l a r e s , asnales, p o r c i n o s y c a b r i o s p o r cada 100 k i l ó m e t r o s c u a d r a d o s Equinos. — A r a b e s 9.641 (puros 184, mestizos existentes en la R e p ú b l i c a e n los años que se expresan 9 . 4 5 7 ) ; P e r c h e r o n e s 1.482, (puros 202, m e s t i z o s 1 . 2 8 0 ) ; N o r m a n d o s 9.290 (puros 8 1 , mestizos Mulares y asnales O 2 o q ) ; Clysdesdalc 886 (puros 235. mestizos 6 5 1 ) ; Y o r k s h i r e 2.224 (puros 822, mestizos 1.402); 1872 (31 o t r a s razas con exclusión de la criolla, 1 7 . 3 7 2 (puros 944, mestizos 16.428). Porcinos. — P>erkshire 1 . 6 2 2 ( p u r o s 3 5 5 y «• • i * i i • i • mestizos 1 . 2 6 7 ) ; L e i c e s t e r , 853 (puros 204 y m e s tizos 6 5 9 ) ; Y o r k s h i r e 760 ( p u r o s 2 5 4 y mestizos 5 0 6 ) ; o t r a s razas 5 . 1 0 2 (puros 842 mestizos 4.260). E l censo a g r o - p e c u a r i o levantado en 1 9 1 6 clasifica así los g a n a d o s vacunos, equinos, porcinos y asnales existentes en aquella época en el país. Porcinos Bovinos. — T o r o s 1 0 5 . 2 1 1 ; toritos de un año 1872 (3) 1 9 3 . 9 6 3 ; vacas de cría 2 . 4 3 1 . 4 4 6 ; v a c a s lecheras 5 1 3 . 1 9 6 ; vaquillonas 1 . 0 1 9 . 8 4 6 ; b u e y e s 2 9 8 . 7 1 6 ; » • • • • novillos, 1 . 5 5 6 . 6 3 6 ; terneros de menos de 1111 año • • • • > 872.200; t e r n e r a s de menos de un año, 8 1 1 . 2 2 8 . • • • • • • • • Porcinos. — Cerdos enteros, 2 9 . 2 3 9 ; cerdas de • • • • • • •! cría, 6 3 . 0 9 3 ; animales para e n g o r d a r S 4 . 1 7 7 ; lecho• • nes de m e n o s de un año 127.350. Equinos. — P u r o s diversas r a z a s : padrillos 13 2.80 8 82 50 96 163 1.075. — Y e g u a s 1.959. Caballos 1 . 1 7 0 . — P o t r i l l o s 669. — P o t r a n c a s 559. M e s t i z o s : Padrillos 3 0 3 6 . Cabrios 1 .3áí.;fl Y e g u a s 48.648. — Caballos 4 2 . 1 8 7 . — P o t r i l l o s 1HV> 1800 (1) 1800(2) 1872 (3) 1900 1908 1016 18.586. •— P o t r a n c a s 16.236. C r i o l l o s : padrillos 6.027. — Y e g u a s 136.843. — Caballos 2 1 5 . 8 3 6 . — • • • • • • • P o t r i l l o s 3 4 . 5 1 3 . — P o t r a n c a s 27.537. < Asnales. — P u r o s 361 (burros 208 y b u r r a s * •• •• 1• 1 • • • • U1 LOS A LA • • « 1 5 3 ) . M e s t i z o s , T.2II (burros 583 y b u r r a s 628). * Criollos, 1 . 5 5 5 ( b u r r o s 772 y b u r r a s 7 8 3 ) . i « . .l *• «• • • N o se establece en este censo la clasificación p o r raza de los animales, razón p o r la cual 11o podemos señalar la comparación de acuerdo con las m i s m a s , entre uno y o t r o censo, a fin de c o m p r o b a r cual es con exactitud el estado n u m é r i c o de (I) Si.jiún el A n u a r i o E s t a d í s t i c o . cada u n a de las razas y las p r e f e r e n c i a s seguidas (-') D a l o s del R e g i s t r o E s t a d í s t i c o d e l a R e p ú b l i c a O r i e n t a l . (3) C á l c u l o s de Hon A d u l t o V a i l l a n t p o r nuestros g a n a d e r o s en su explotación. Si bien es cierto que o t r o s f a c t o r e s permiten realizar comp a r a c i o n e s en este sentido, c o m o los que se r e f i e r e n a la importación pusieron en evidencia el r e f i n a m i e n t o operado en las m a j a d a s y rodeos de r e p r o d u c t o r e s y animales inscriptos en los R e g i s t r o s G e n e a l ó g i c o s y las nuevas tendencias de los criadores p u e s t a s en p r á c t i c a p a r a res * llevados p o r la A s o c i a c i ó n R u r a l del U r u g u a y , esas comparaciones 11o ponder a las exigencias de los m e r c a d o s de c o n s u m o . pueden nunca r e f e r i r s e al m o n t o total de las haciendas g e n e r a l e s que pueblan el t e r r i t o r i o nacional, en sus variadas especies, y m e n o s aún E l cuadro siguiente así lo pone de m a n i f i e s t o en lo que se r e f i e r e c o n s t i t u y e n elementos suficientes de juicio para f i j a r el a u m e n t o a los animales ovinos. p r o g r e s i v o que cada una de ellas ha tenido en el desenvolvimiento de la riqueza g a n a d e r a del país y el l u g a r que, p o r consecuencia, ocupan c o m o expresión de riqueza cotizable y su intervención en el m e j o PORCENTAJE Ovinos, según la sangre «ño 1908 Año 1916 ramiento de las haciendas y en el incremento de la industrialización 1916 1908 de las carnes p o r la demanda f r i g o r í f i c a . Equinos

ípm p)

IJICLUIDOS

110 LLEGA

ponanor

1 UNIDAD

Mestizos Criollos No e s p e c i f i c a d o s

. . . .

TOTALES

545.615 24.086.751 1.370.025 283.905

732.863 10.680.673 59.316

26.286.296

11.472.852

2.1 % 91.6 " 5.2 " 1.1 " 100.00

6.4 % 93.1 " 0.5 "

E s t e c u a d r o c o n f i r m a los resultados a r r o j a d o s por el c e n s o en 1 9 1 6 . en e s t o s últimos años, en lo que se r e f i e r e al predominio de las razas l a n a r e s i n g l e s a s sobre la merina, en el U r u g u a y .

100.00

Importación

E l c e n s o de 1 9 1 6 c o m p r o b ó asimismo, en f o r m a indubitable, el e s f u e r z o realizado p o r los criadores a fin de obtener caponadas de g r a n peso para la v e n t a a los f r i g o r í f i c o s , dando p r e f e r e n c i a s a las r a z a s Lincoln y similares i n g l e s a s de g r a n t a m a ñ o , sobre la raza de lana c o r t a y f i n a . V é a n s e sino las siguientes c i f r a s que comprenden los a n i m a l e s ovinos p u r o s y m e s t i z o s de cada raza.

RAZAS

l.lncoln

y Similares

Año I90B

Caras

Klironslilre y S i m i l a r e s ras Negras No e s p e c i f i c a d o s Criolla TOTALES

Ca-

Año 1916

6.070.701

4.363.013

1 .039.821

6.723.010

226.599 176.917 17.402.833 1.370.025

327.483 — — 59.316

26.286.896

11.472.852

RAZAS

Rambouillet

Lincoln Komnev Marsh. L e l c e r t c r o Disk e/ H. Dewn Oxtordshire Mestizos de varias rar;«s Essex l l l a c k . . . . TOTALES

de o v i n o s p o r el Puerlo de

1913

1914

39 65 21 — 97 1.1194 1.073

14 14 1 18 (12 — — 10 95 50 2.475 1.237 OSO 240

211

_

II 83 3 38 1 1

1315

2 15 1 — 3

1916

1917

1918

Montevideo

1919

3

R 91

50

755 207

1.771 207

2.980 >30

_

1920

142 20

2.562 3711

1922

1921

1923

371

136

153

68

20 1.017 341

13 25 199

15 4 152

o 63 94

1 3

6 1

1

1

4

_

7

14 9 20 —

29 — 3.855

24

20

19

— —

51

lili

1.636

1.039

2.129

G

21 1

3

3

— 3.411

1

3.104

1.774

376 |

334 7, 235


E n 1 9 1 6 el número de animales de pédigree, clasificados por razas y sexos inscriptos en los R e g i s t r o s de la Asociación R u r a l de! U r a g u a y , era el que expresa este cuadro. i m i Hereford Khorvliorn . Normanda . Polled Angus Doxter . . TOTAL

RAZA

TOTAL

RAZA

i .155 f>41 no 16 5

2.739 1.459 SI 173

1.767

4.45»

2.941

Oveja.

Cordero.

4 223 190 238 17

25 i .nin

TOTALES

5.800 2.873 1811 280 9.164

(¿quino/15/

672

2.033

TOTAL

6 569 132

35 2.111 653

— 880

<So/a/

Tíoüiffo/

9/C4-

3.585

TOTAL

Potrillo.

Yeguas 1 3

Shlre

Anímales de p e d i g r é e i n s c r i p tos en 1916 en los R e g i s t r o s Genealógicos de la A s o c i a ción "Rural del U r u g u a y .

"

Padrillo.

EQUINA

Ovino/^585

TOTAL

1.906 873 58 91

C.rnero.

OVINA

Tornero*

V.co.

Toro.

e OVINA

<5aá/

1 9 14

11 4 4

36 10

9

29

80

42

151

H e aquí otro cuadro de los animales de pedigree inscriptos en los R e g i s t r o s de la Asociación R u r a l del U r u g u a y hasta el 30 de J u n i o de 1924 y en el que puede comprobarse el aumento que han tenido dichos R e g i s t r o s en el transcurso de nueve a ñ o s : Bovinos Inscripciones Iia.ta el 30 do Junio do 1923

Inscripciones do 30 do Junio de 1923 a 30 de Junio d. 1924

TOTAL

31.318 115.364 896 1.005 166 fí.3 30

3.552 1.632 111 75 0 13

34.870 1C.99» 1.007 1.080 166 76 32

B O V I N O S : Total .

48.842

5 .385

64.227

Merino . . . . Lincoln . . . . Romney Marsh Shropshire . . .

15.495 7.033 4.622 1.977

64» 356 1421 19

10.141 7.389 5.043 1.990

OVINOS:

29.127

1.442

30.569

Hereford . . Shortfli-orn . . Normanda . Polled Angus R e d Polled . . Holstetn Sobroyz

.

. . . . . . . .

Ovinos

Total

Equinos

EQUINOS.

212

32 3 0 0

168 44 53 212

442

35

477

1 .959 465 266 112 117 17

243 6 4 0 0 0

2.202 471 270 112 117 17

2.936

253

3.189

136 41

Percherona Shlre . . . Boulonnnlso Ilackney Total:

de lo (|tie se desperdiciaba con el abandono que lo que realmente se aprovechaba y sin que esto adquiriera, por otra parte, los altos precios de cotización a que llegaron más tarde, encauzadas las corrientes comerciales del país en el terreno de la libre concurrencia. F u é la fundación del primer saladero la que amplió los horizontes de nuestra riqueza, colocando las carnes de las reses vacunas sacrificadas para el aprovechamiento de sus cueros, en otros mercados Animales de pedigrée inscriptos hasta el 30 de Junio de 1924 en los 'Registros Qenealóglcos de la Asociación l^ural del U r u g u a y .

"Porcinos Mtddle Whlte Yorkslllro

L a r g e Wl-Jte American Large Black SUINOS.

Total:

.

l i e m o s estudiado con alguna detención las diversas etapas relacionadas con el desenvolvimiento de la ganadería en el U r u g u a y , el rápido valorizamiento de las tierras, el refinamiento de los g a n a dos, su crecimiento auspicioso, así como las múltiples iniciativas surgidas en el medio ambiente para el aprovechamiento c industrialización de esa g r a n fuente de la riqueza nacional. V e a m o s ahora como ella ha contribuido al desenvolvimiento del progreso del país en la movilización de sus capitales internos, en la formación de sus índices de exportación y en el acrecentamiento de la fortuna pública y privada. P a s a r e m o s por alto la época colonial hasta la fundación de los primeros saladeros que dieron destino útil y aprovechable a la carne de las haciendas que en las corambres primitivas se dejaba tirada en los campos desiertos, para alimento de las aves de rapiña, perros cimarrones, y a g u a r e t é s y pumas. E n esa época de abundancia en la que aún no se había determinado, por el régimen comercial imperante, el destino útil de toda nuestra riqueza ganadera, sólo se explotaba como valor de intercambio, el cuero de los animales sacrificados a mansalva, más parte de su g r a s a y de su sebo. E r a m a y o r el valor

Tzoíalde Bovz/iof 54-, 22f


& f étc<- a h r "IjyíaLde ¿a

de b a r c o s de c a b o t a j e c a r g a d o s con cien mil c u e r o s v a c u n o s y un millón de pipas de sebo, y c o m o resultado de todo el m o v i m i e n t o de e s t e m i s m o mes, 3 1 3 . 5 9 4 c u e r o s v a c u n o s secos y s a l a d o s ; 94.564 c u e - o s de c a r n e r o s y 663.830 kilos de t a s a j o . H e aquí el v a l o r de las e x p o r t a c i o n e s realizadas por el P u e r t o de M o n t e v i d e o , en esa é p o c a :

tkjuwrt

p e d u f r e a

4 } J

ajenos al del c o n s u m o interno y dando, p o r consiguiente, un n u e v o v a lor a la riqueza a g r o pecuaria del país, que no tenía, basta e s a f e c h a , pues lo establecía solamente el í n f i m o v a l o r de los c u e r o s con destino a la exportación. M á s t a r de la explotación de la lana, con el r e f i n a m i e n t o de las m a j a d a s , las f á 30,569 bricas de c o n s e r v a s y productos derivados de la g a n a d e r í a , de f r i g o r í f i c o , e t c . establecerían definitivamente el v a l o r de toda la riqueza r u r a l en e! país. E l desenvolvimiento comercial durante los dos ú l t i m o s l u s t r o s del siglo X V I I I fué, en lo que se r e f i e r e a e x p o r t a c i ó n de f r u t o s del país, salvo los cueros, m u y reducido. T r a n s c r i b a m o s a l g u n a s c i f r a s relacionadas con la e x p o r t a c i ó n de aquella época y c o n f i r m a r e m o s n u e s t r o a s e r t o . E n el p e r i o d o comprendido entre 1 7 9 2 a 1796, se e x p o r t ó p o r el R í o de la P l a t a 7 5 8 . 1 1 7 cueros vacunos, 283.339 kilos de sebo, 1.600 k i l o s de cerda, 30.703 kilos de lana y 1.802.272 kilos de c a r n e salada. É n 1829, cuando el gobierno p a t r i o recién e m p e z ó a e j e r c e r su mandato, los f r u t o s del país e x p o r t a d o s r e p r e s e n t a n a l g o m á s de dos millones de pesos, en sólo los siguientes t r e s r e n g l o n e s :

%>ofolc¿2

Ovinos

212.613 cueros vacunos a $ 5 . 0 0 c|u .12R.105 cueros c a b a l l a r e s " " 12 r e a l e s c l u 1 . 0 4 1 . 5 2 8 k'Joa de c a r n e a $ 5 los 45 k i l o g r a m o s 9 4 0

i

1.603.065 191.157 178.660

gramos

A l año siguiente ascendió la e x p o r t a c i ó n a cerca de dos millones de pesos representado principalmente p o r e s t o s r u b r o s : 291.744 222.521 4.661.315

eueroB v a c u n o s a $ 5.00 ,-,TCr03 y e g u a r i z o s a 1 3 r e a l e s hilos d e c a r n e a 9 4 . 0 0 l o s 4 5 k i l o g r a m o s

J 940

1.473.770 361.596 405.916

gramos

L a s exportaciones de f r u t o s del país en el t é r m i n o comprendido entre 1840 y 1842 inclusive, se c o n s i g n a n en el s i g u i e n t e c u a d r o : 1 8 4 Cantidad

Valor

Cantidad

Cueros salados . . . „ secón G r r s a kilos Selio Crin „ l.anfi Cuero de raliailo . . „ .. 1 , « c a r r o . '

502.633 755.812 2.900.091 878.050 626,930 9.700.0W 45.177 9.929 30.833.950

2.135.765 2.834.895 486.157 157.006 224.204 260.172 101.618 9.929 1.851.745

Valor

Valor

Cantidad

8

S

8 545.128 616.769 2.338.817 499.186 889.955 891.892 52.800 28.138 27.724.209

2.316.794 2.425.383 392.067 89.260 132.304 289.820 118.800 28.188 1.658.393

552.222 588.823 1.830,623 203.265 299.915 1.020.780 65.824 103.54!) 16.391.827

1841

De Montevideo (Kls.) De

Buenos

Aires

. .

. . . .

Total:

18 42

1843

14.699.927 5.654.018

11 . 2 4 5 . 5 8 6 2.715.329

3.622.072 4.362.968

20.353.945

'13.960.915

7.986.040

Bloqueado el R í o de la P l a t a durante la G u e r r a G r a n d e p o r la escuadra f r a n c o - i n g l e s a , el único p u e r t o habilitado y al que a f l u í a la producción entera de esta zona, era el de M o n t e v i d e o . P e r o la e x p o r tación de frutos del país calculada p o r la estadística, no representa la riqueza ganadera nacional, así c o m o su desenvolvimiento, sino la de todas aquellas regiones que se veían o b l i g a d a s a r e c u r r i r a M o n t e v i deo para dar salida a sus productos. E l n ú m e r o de c u e r o s l l e g a d o s en 1846 y embarcados con destino a E u r o p a , f u é el s i g u i e n t e : Cucroa vacuno* aecoa Cueros vacunos waludon Cuero» de carneros .

972 175 195 218 50 117 110

101 220 701 012 076 151 835

$ " "

1.756 465 1.528 1.407 669 308 298

118 640 656 117 913 361 361

U n c u a d r o estadístico que a b a r c a el p e r í o d o de cinco meses transc u r r i d o de e n e r o a m a y o de 1848, da c o m o e x p o r t a d o por el puerto de M o n t e v i d e o 395.363 cueros v a c u n o s secos y salados con destino a E s t a d o s U n i d o s , I n g l a t e r r a y F r a n c i a y 889.857 kilos de c a r n e t a s a j o con destino a la H a b a n a . P e r o al p r o m e d i a r el a ñ o referido, con el l e v a n t a m i e n t o total del bloqueo p o r los buques de la escuadra a n g l o - f r a n c e s a , las e x p o r t a ciones se r e d u j e r o n a c i f r a s i n s i g n i f i c a n t e s , pues 11o era posible h a c e r l l e g a r a M o n t e v i d e o la riqueza g a n a d e r a que apacentaba en el interior del país y en las r e g i o n e s circunvecinas. E l a b a s t o de la población estaba r e p r e s e n t a d o en dicha época p o r el siguiente n ú m e r o de a n i m a l e s s a c r i f i c a d o s :

1816 1847 1818 1819 1S50

(año

completo)

(oclio meses) (once meses) (ocho meses)

,

.

T r ó v e n l a este g a n a d o en cipios de 1 8 4 7 Río Grande Cinco a ñ o s m á s t a r d e , en r e p r e s e n t a d a s , en el comercio PRODUCTOS

1846 de la c o s t a u r u g u a y a y desde prinexclusivamente. 1 8 5 2 , las e x p o r t a c i o n e s g a n a d e r a s e s t á n e x t e r i o r , con la siguientes c i f r a s .

1852

Carne (kilos) Cueros vacunos secos . Cueros vacunos salados C u e r o s do p o t r o s e c o s . C u e r o s <ÍO p o t r o s a l a d o s Gorduras (kilos) . . . Lana " . . .

. . . . .

1.131 1.108 363 643 407

12.000 5.784 303 1.893 1.713

14.220 8.822 5.168 ,5.751 3.S56

.

. . . . . . . . . . . . .

Porcinos

Ovinos

Vacunos

AÑOS

948.094 479.496 113.563 186.970 26.926 2.821.836 066.850

1855

1854

1853

2.011.253 325.522 106.546 111.993 71 .,250 1.010.205 570.517

1.720.177 650.179 111.831 191.456 102.250 1.824.050 2.048.532

2.821.837 269.261 113.664 96.412 182.311 1.559.621 537.775

E n 1 8 5 6 y 1858 l l e g a b a n procedente de la A r g e n t i n a y R í o Grande al puerto de M o n t e v i d e o , los siguientes p r o d u c t o s :

2.346.943 2.208.086 223.059 36.346 107.256 276.201 148.104 103.549 1.001.216

L a importancia que v a adquiriendo la e x p o r t a c i ó n de carnes del R í o de la P l a t a con destino a C u b a , e s t á c o n s i g n a d a en este o t r o cuadro publicado p o r B r i t i s h P a c k e t de B u e n o s A i r e s . PROCEDENCIA t

S

18 4 7

1 B4 2

1 8 4 1

O

1846

FRUTOS EXPORTADOS

1.398.236 202.607 453.283

E r a de tal magnitud la entrada de f r u t o s del país a M o n t e v i d e o procedentes de las regiones circunvecinas, que la estadística p o r t u a r i a a n o t ó en 1111 solo día de setiembre de 1847, l a entrada de un centenar

" " Carne

IB58

I856

PRODUCTOS

caballares secos i. " salados . tasajo (kilos) . . .

166.990 — 35.208 —

150.208 16.321 -15.218 33.276 2.101.511

H e aquí o t r o cuadro que reproducimos de la " G u í a de M o n t e v i d e o " correspondiente a 1 8 5 9 y que a b a r c a las z a f r a s c o r r i d a s de noviembre a o c t u b r e y las e x p o r t a c i o n e s de todos los p u e r t o s del U r u guay : Cueros vacunos ZAFRAS

1852—53 1853—54 1854-65 1855—56 1856-57 1857-58

Socos 639.366 394.349 261.056 28 ,.850 326.835 336.902

Cueros

Salados

Secos

252.283 176.703 222.528 194.437 303.129 229.029

175.390 108.501 102.769 67.111 56,225 36.128

caballeros Salados 136.153 119 857 88.842 81.383 133.854 79.096

Qorduroa

Lanas

Tasajo

Pipas

Fardos

KflS.

6.274 1.570 1.600 2.370 8.305 3.461

9.209.546 10.619.307 13.811.631 12.992.750

4.596 3.816 3.519 3.758 8.097 4.620

L a s c i f r a s que e x p r e s a n la z a f r a 1 8 5 2 - 1 8 5 3 c o r r e s p o n d e n al período de prosperidad iniciado a la conclusión de la G u e r r a G r a n d e v a' de las revoluciones que dieron en t i e r r a con el g o b i e r n o de Giró, circunstancias que explican la intensidad de las m a t a n z a s e f e c t u a d a s en los s a l a d e r o s y en las estancias. L a s f a e n a s declinan en los a ñ o s sucesivos c o m o consecuencia de la normalización del país y de la disminución del s t o c k de a n i m a l e s , p a r a e l e v a r s e n u e v a m e n t e en 1 8 5 7 - 1858, p e r í o d o de intranquilidad pública, que a p r e s u r ó la liquidación febril de m u c h o s intereses g a n a deros.


Un

aspecto de l a T a b l a d a

de M o n t e v i d e o

El siguiente cuadro expresa el número de cueros exportados por Montevideo, Buenos Aires y Río Grande, durante las zafras comprendidas entre los años 1S57 - 1860: ZAFRAS

Montevideo

Novlembro a Octubre lRr»7 58 1H58-59 l&VJ-GO

Buenos Aires

Rio Orando

Cueros salado*

Cueros socos

Cueros salados

Cuoros salados

Cuoros salados

Cuoros secos

219.257 374.5FR 453.7(5(5

214.3(56 103.8! H) JO!). 191

310.247 4H9.MM5 417.790

588.348 537.H78 924.833

173.317 250."00 3(51.220

78.584 119.475 180.871

En cuanto a las exportaciones ganaderas del R í o de la Plata en 1859, el cuadro que insertamos más abajo, obra de don Federico Anavitarte, expresa la relación existente entre el comercio de Buenos Aires y Montevideo, sin grandes diferencias en sus renglones principales que no alcanzan al doble a favor de la primera de las ciudades citadas, salvo en lo que a lanas se refiere, cuya diferencia es bastante notable.

1859 Año oivil

Buonos Aires

do c a b a l l o s o c o s . . "• salados Lanas, fardos C u e r o s do c a r n e r o . . . Crines A c e i t e y g r a s a , plepas . . " " cajones

1 .013.11S 517.07S 66.692 101.646 43.938 10.854 1.89S 13.094 3.988 22.201.883 983.909 8.148.837

"

H-uesos y c e n i z a s

(kilos)

Montevideo 475.164 194.008 24.707 109.051 5.141

11.413.656 1 . 3 0 2 .299 7.415.716

un d í a de g r a n d e s e n t r a d a s d e

haciendas

Mientras que los embarques para el Brasil, en 1S59, permanecen estacionarios, los realizados para el mercado de Cuba aumentan, como se habrá visto por el cuadro precedente, en forma extraordinaria. L a Comisión Directiva del "Club Nacional" publicaba en 1862 el c u a J i o que enseguida insertamos, relacionado con las cifras de embarque de carne tasajo, por el puerto de Montevideo aisladamente y en globo por todos los puertos del Rio de la Plata. Montovldeo exclusivamente

AÑOS 1857 1858 1859

. . . . . . . . . . . .

9.123.8917 7.741.808 14.S30.212

Todo el Rio do la Plata

kilos

Praolos por los 46 ks.

3 4 . 5 7 0 . 0 2 5 kilos 29.831.698 47.751.689

6 Y j pesos f u e r t e s 7 " 5 % "

E s t e otro cuadro redactado por la Comisión nombrada en el párrafo anterior, fija el número de animales vacunos faenados en los saladeros uruguayos, argentinos y riograndenses.

S a l a d e r o s uruguayos . . . " argentinos . . . brasileños . . . "

1857 -1858

I85B - 1859

1859 - 1860

168 . 1 0 0 378.300 190.000

243.300 675.600 280.000

272.000 625.000 360.000

1.198.900

1.257.000

736.400

Sobre los precios corrientes, el valor de la z a f r a ganadera se estimaba en 1856 en seis millones de patacones, correspondiendo a las lanas 600.000 patacones. Véase cual era la cotización de los cueros y la lana en la Plaza de Montevideo al promediar el año 1858 (peso de ocho reales): C u e r o s v a c u n o s do s a l a d e r o .

8 posos 4 r e a l e s

C u e r o s v a c u n o s de m a t a d e r o . 7 " 6 " E11 dicho año el comercio de cabotaje condujo a Montevideo los L a n a los 11 k i l o s 185 g r o m o s . 3 " 6 siguientes frutos del país: 258.968 cueros de vacunos secos; 9.950, cueros de vacunos salados; 13.669 cueros de potro secos; 58.546 cueros Según la "Guía de Montevideo", el promedio de los precios que de potros salados; 44.901 cueros de carneros y 375-335 kilos de lana. rigió las transacciones sobre productos ganaderos en el trienio 1856En el transcurso del mismo año de 1859, entran a la ciudad de 1858 era el siguiente (el tasajo en pesos fuertes de 10 reales y los Salto 73.527 cueros vacunos (más de la mitad procedente del Brasil cueros y las lanas en reales): y el resto de la campaña del departamento); 1 1 1 . 0 2 2 kilos de cerda . (cerca de la mitad del B r a s i l ) ; 48.341 kilos de lana y 35.853 y e g u a s para faenar. CUEROS VACUNOS aRos Lanas Tasajo Al discutirse el Tratado de Comercio con el Brasil, publicó " E l Scoos Salados Comercio del P l a t a " este cuadro de las exportaciones de tasajo por el puerto de Montevideo (excluidas las exportaciones por las fron1856 . . . . 68 Vi a 88 rls. 63 a 78 11 ' / j a 17 rls. 6 a 7 p. f . teras y receptorías fluviales) en 1855, 1856 y primeros diez meses 8 1 a 112 1857 . . . . 88 alio " 16 a 20 " 5 % a 7 " " 57 A 74 a 78 " 10 Vi a 20 " 5 a 7 " " 1858 . . . . i 51 de 1857. ' ¿ AROS

1856 1X57

. . . . . . . .

Habana

Brasil Ivs. 1 . 9 7 4 225 " 1.649 ios " 1 . 9 8 0 427

Iv'S.

826.920 1 .369.930 4.571.918

K s . 5 . 6 0 3 760

Ks. 6 . 7 G 8 . 7 9 S

L o s principales frutos del país exportados en 1 8 6 1 , fueron los siguientes: Cuero» v a c u n o s secos " " salados , " p o t r o s socos . » >» saludos

301.141 2 7 4 . ir,3 10.1103 104.228

T.nnn ( f a r d o s 1 Gorduras (pipas) " (cajones) Cnrno (kilos) .

6.659 6.934 2.068 14.430.489


O

fi£ro cfeft—

defCenfenar>/o Uruguayo

E n 1862 la e x p o r t a c i ó n p o r el puerto de Montevideo estaba asi representada en sus principales renglones por su valor de a f o r o que no era el de cotización en plaza. PRODUCTOS

húmero

vacunos seco» salados " ile p o t r o s e c o s " " " salados . . Cerda (Kilos) Q o r d u r a de saladeros (cascos) Grasa vm-uni lainu (kilos) . . ' Sebo «'orne tasajo (k:los) G a n a d o e n 1>I6

f 1.1R6.284 •• 2 . 0 7 2 . 8 6 9 » 18.886 103.700 151.793 250.452 437.780 635.408 231.933 " 1.914.084 " 1.736.750

397.502 400.472 18.690 R3.630 434.313 3 .704 6.946 2.788.276

Cueros

.

19.540.671

2.00 140.00 300.00

'

'

100,(10 '

70.00 200.00

'

1

10.540

15.00

40.00

618,512 499.170 13.608 86.731 18.707.179

secos . salados I kilos)

.220 .476

2.012 4.226

3.50

cueros

vacunos «ecos . " salado* y e g u a r i z o s *> " salados lana corda . . . . 1 .523 Bruna vacuna . 0.393 " yegua í, 21 fardos cuero carnero . 1 .494 kilos onrne tnwijo . . 556 .00(1 a n i m a l e s e n p i e p a r a e l B r 2.000 . 0 0 0 a s t i l » , e l m i l l a r 1 7 . 4 5 7 .2 00 k i l o s c e n i z a y h u e s o Trigo, Uirlna», frutas, etc.

4.60 1.00 1.30 110.00 210.00 65.00 60.00 160.00

" " fardos " plplis

9.00 25.00

" " " " " " " " » " " "

2.125.270 3.697.042 11.292 116.014 1.652 .860 3651.620 1.975.645 26.0'50 221.100 1 .643.295 2.088.000 50.000 130.800 2.000.000

E l corredor de f r u t o s , don F e l i p e M u ñ o z , f i j a b a en las siguientes cifras, en kilos, el m o v i m i e n t o saladeril del R í o de la P l a t a en los cuatro años del g o b i e r n o de B e r r o .

AttOS

1860

Ififil 1*62 1863

. . . . . .

. . . . . . . . . .

Montevideo y o o i t a oriental

Buenos Airea y Entre Ríos

Exportado al

Exportado a l a Habana

Braill

21.963.130 26.761.336 28.923.821

1859

(moneda a n t i g u a ) , en

j —b— la forma siguiente:

9.113.897 7.741.809 14.830.213 19.672.427 17.768.949 33.919.340

. . . . . .

1860

1.290 9.192 13.248

C a r n e r o s en pie . G r a s a v a c u n a en l.nnn en fardos . " vellones . . tíebo d e p i p a s . .

. . . . . .

Entre Rloi Clfraa

1861

E n 1863 el m o n t o de n u e s t r o s principales p r o d u c t o s de e x p o r tación por el puerto de Montevideo, era f i j a d o en las s i g u i e n t e s cantidades, según unos cálculos: " potro " " Carne tasajo

1857 1858 1859 1860 1861 1862

j

| Buonoi Airee en

9 .414 .484 R.614 .209 10.111.611 13.363.012 11.754.208 9.(604.737

31.040.831 26.791.329

20.069.241 17.917.666

22.634.419 24.211.104

28.464.653 20.598.887

22.115.516

39.073.324

27.74.1.395

30.208.995

16.011.741 1 3 . 4 7 6 .1,80 22.479.806 19.128.105 14.641.710 11.264.370

k i l o s do 4 . 5 0 0 a 6 . 0 0 0 k i l o s (1o 3 . 8 0 0 (l 4 . 5 0 0 kilo» do 2.O00 a 3 . 5 0 0

I a columna c o r r e s p o n d i e n t e a 1862 en el c u a d r o precedente a p a rece en blanco, pues en la planilla relativa a ese a ñ o se e n g l o b a partede la producción u r u g u a y a y de la producción a r g e n t i n a . l i e aquí dicha planilla, debiendo tenerse en c u e n t a que en 1861 F r a y Bentos f i g u r a b a con 2 1 0 6 3 5 kilos y <l« e c l s a l a d e r o del A r r o y o N e g r o no f i g u r a b a para nada en la m i s m a , p e r o si el de Concepción del U r u g u a y , con 3-775-349 ' " " o s . c i f r a igual a la de los o t r o s dos saladeros en 1862.

Existencia Importado " "

en 1859 do R í o G r a n d e . " Puerto Alegre " Estado Oriental " Entre lllo» " Buenos Aires

V ' Bentos

16.744 20.987 8.624 4.113 3.957 799 1.494 875 166

1,036.OIS 416.216 166.196

Mercedes

JtiiKUrlo

Colonia

31.670.126 2 9 . 8 3 1 .598 17.751.690 52.153.844 44 . 0 ( 1 4 . 8 6 7 5 7 . 6 8 8 . 4 17

•6 VJ 7 6 % 1 Vi 3 2 <Á

"

.100 .464

.356 .418 .616 196

185 185 185

gr. gr. gr.

Ks.

950.725 8.784.699 1.535.700 10.547.455 536.860 3.285.034

Cuoros s e c o s

T 0 TAL

1858 Montevideo . Buow».s A i r e s . Río Grando .

, . .

219 .256 329.2-17 173.317

215.366 588.358 78.584

434.622 917.605 251.901

721.-820

882.308

1.604.128

371.588 189.806 258.705

193.890 CI37 . 8 7 8 118.475

50R.47R .1.027.6RI 377.180

1.123.098

850.243

1.973.342

163.766 418.790 301.226

409.191 820.R23 1R0.871

R62.957 1.239.013 542.097

1.233.782

1.410.885

2.644.667

274.153 276.000 300.000

361.141

636.297 276.000 300.000

850.153

301.144

1.211.2117

1850 Montevideo . RuonoH A i r o » . Río Grando .

.678 .045

.613

r e í » l o s 11 k s . r e í s los 11 k s . r o l » los 11 ks.

E11 1 8 6 1 , el n ú m e r o de animales e x p o r t a d o s con destino a la provincia de R í o G r a n d e por las receptorías y r e s g u a r d o s de los depart a m e n t o s de S a l t o , C e r r o L a r g o , P a y s a n d ú y M i n a s , se f i j a b a a s í : N o v i l l o s 89.607. v a c a s 11.995, v a c a s de cría 24.719, y e g u a r i z o s 4.104, millas 264 y o v e j a s 1.706. E l g r u e s o de las e x p o r t a c i o n e s correspondía a C e r r o L a r g o , de donde h a b í a n salido 1 1 1 . 7 8 9 animales vacunos, a f o r a d o s en $ 1.450.134. . . L a m a y o r actividad saladeril repercutió, c o m o era consiguiente, en el m o n t o de los cueros destinados a la e x p o r t a c i ó n . l i e aquí un estado c o m p a r a t i v o de las e x p o r t a c i o n e s p o r los puertos de B u e n o s A i r e s , M o n t e v i d e o y R í o G r a n d e , desde 1858 hasta 1 8 6 1 :

. .

PROCEDENCIA Hílenos Aire» Montevideo Oimlrituaycln). C o n c o r d i a y F r a y Paysandú y Concepción y Arroyo N e g r o

Preelo dol táselo o s t fuertes por 46 ks. 0 4 0 grs.

TOTAL

P a r a t o d o el B r a s i l el c o n s u m o se calculaba en 45.940.000 kilos anuales de t a s a j o y para la H a b a n a entre 24.800.000 y 27.570.000 kilos. C o m o podrá a p r e c i a r s e p o r los datos consignados m á s arriba, c o n j u n t a m e n t e con la m a y o r actividad en los embarques, se operaba 1111 descenso en el precio de cotización del t a s a j o d e m o s t r a t i v o de que dicha baja 110 procedía de circunstancias e x t r a o r d i n a r i a s en los m e r cados de consumo, sino del ensanche tle la producción y de la competencia de los p r o d u c t o r e s del R í o de la P l a t a y R í o G r a n d e . P o r o t r a parte, los saladeros u r u g u a y o s ampliaban su capacidad productiva h a s t a d e s a l o j a r del p u e s t o prominente que ocupaban los saladeros a r g e n t i n o s en la elaboración del t a s a j o del R í o de l a P l a t a . Y este p r o g r e s o coincidía con la tendencia cada vez m á s acentuada de r e c o n c e n t r a r en la plaza comercial de M o n t e v i d e o los negocios t a s a j e r o s de la A r g e n t i n a , actuando así n u e s t r o puerto c o m o intermediario p a r a la financiación de casi toda la z a f r a del R í o de la P l a t a , c o m o lo d e m u e s t r a el siguiente cuadro de la carne desembarcada en R i o J a n e i r o durante el a ñ o 18(10.

Cueros salados

6.522.423 10.866.004 3.646.257 5.421.000 1.677.269

|

kilogramos

E l c o n s u m o de charque cu el m e r c a d o de R í o J a n e i r o y los precios c o r r i e n t e s p a r a ese p r o d u c t o se calculaba a s í : .

.488 .214 . 5 8 9 .680 22 . 6 1 9 222 .968 .1141 . 3 6 0 3 7 4 .000 .783 .000 102 200 190 800 .779 1.10(1 .. 06 30 80 130 060 .400 .227

5.00 ' 1.200 '

Montevideo

aRo

U11 diario de Huellos A i r e s adoptando las bases m á s amplias de! movimiento de toda la República y de los precios del m e r c a d o , calculaba la exportación del U r u g u a y , en 1862!, en la f o r m a s i g u i e n t e : «22.mil c u e r o s v a c u n o s s e c o * . " " saladoa 617.916 " yegua secos . IR.093 " " mi I n d o * III.<19 f a r d o s 'le lana . . . . 11.721 1 .580 " " cerda 1 7 . 8 30 pipas Krasa y sebo vacuno I .460 " " potro 951 fardo» cuero carnero . kilo* c a r n e t a s a j o . 33.fifi5.3R2 novillos para lllo Grandu 200.000 hueso R . 0 7 0 t a r d o s ccnl7.il y a s t a s el inllhir 101.000 Vil ríos o t r o » p r o d u c t o s

E n el a ñ o r e f e r i d o la producción u r u g u a y a se a p r o x i m a a la de la A r g e n t i n a , s u p e r á n d o l a en el a ñ o s i g u i e n t e : E l " C l u b N a c i o n a l " en los c u a d r o s publicados en 1862, relativos a la e x p o r t a c i ó n del t a s a j o , d i f i e r e en sus c i f r a s de los datos contenidos en los c u a d r o s precedentes, p e r o esa d i f e r e n c i a se debe, sin duda a l g u n a , a la m a n e r a de c o m p u t a r la z a f r a o al h e c h o de involuc r a r la producción similar de o t r a s r e g i o n e s l l e g a d a en t r á n s i t o al p u e r t o de M o n t e v i d e o . l i e aquí el r e f e r i d o c u a d r o del " C l u b N a c i o n a l " :

1800 Montevideo . , TUionos A i r e s . , Río Grande .

18<J1

Acreditando a la producción u r u g u a y a una p a r t e igual a la obtenida por el saladero F r a y B e n t o s en la z a f r a a n t e r i o r , la columna en blanco del cuadro más arriba inserto, podría llenarse para 1862 en la siguiente f o r m a : Huí-nos A i r e » Montevideo y

y K n t r o JMoh comul o r i e n t a l

30.01)0.080 20.061.405

kilos "

Montovldeo . . Hilónos Aire» . . Río Grando . .

A l g u n o s de los d a t o s estadísticos que p u b l i c a m o s 110 coinciden debido al plazo adoptado p o r las p e r s o n a s e n c a r g a d a s de recopilar-

— 10G —


MfíSi >PO dcC O c/e/V dei Otro cálculo de los corredores Muñoz, M a t a & Cía., f i j a b a así los, pues unas toman el año civil como término para sus cálculos y la exportación de carne t a s a j o de todos los saladeros del R i o de la otras el periodo que abarca la z a f r a saladeril, incluyendo asimismo Plata en los ocho a ñ o s corridos de 1859 a itW6. en unos cálculos la producción similar procedente de la Argentina y el B r a s i l , excluyéndose en otros los productos de esta procedencia. D e toda manera, ellas expresan, con las deficiencias que pudieran AÑOS Brasil Habana anotársele, la importancia que los productos de la ganadería cobraba 18 3 0 2 . 2 1 8 k s . y a en esa época en el país. 2 8 0 2 7 . 5 3 5 1<H. " 1800 . . . . 22 7 1 8 . s 1 5 28 0 4 1 . 6 3 4 " Debemos hacer presente también, de que en el año 1 8 6 1 , fueron " ixoi . . . . 24 2 0 9 . 4 1 3 l!» 7 4 8 . 4 1 1 " " 29 95 4 . 9 1 7 1862 . . . . 27 4 2 5 . 8 1 2 " habilitados diversos puntos de la frontera terrestre y marítima para 30 459.0T.9 1X03 . . . . " 32 2 4 0 . 9 2 2 " 20 0 5 0 . 5 0 1 la exportación de ganado con destino a los saladeros del Brasil v " 34 541». 5 0 7 1804 . . . . " " 3 1 830.302 3 1 490.RO,". " al embarque de productos ganaderos para el exterior. A s í en el prias 157.704 32 3 4 1 . 7 0 0 " 1800 . . . . " mer trimestre de 1 8 6 1 , salían por la receptoría de A r t i g a s ^ o . u K vacunos, a f o r a d o s en 3 6 1 . 3 5 6 pesos y por la f r o n t e r a de T a c u a r e m b ó 1 1 . 1 8 6 vacunos. Durante el segundo trimestre del referido año, la E n cuanto a la exportación de lana del R í o de la Plata, las revisexportación al Brasil f u é de 38.184 animales vacunos de faena y 4.130 tas del mercado del H a v r e correspondientes al quinquenio 1863-1867, de cría. E n 1863 salen por el P u e r t o de Mercedes los siguientes prola distribuían en la siguiente f o r m a : d u c t o s : 42.728 cueros vacunos salados; 27.642 cueros vacunos secos; 743 cueros vacunos c u r t i d o s ; 10.908 cueros y e g u a r i z o s s a l a d o s ; 424 y e g u a r i z o s s e c o s ; 840 y e g u a r i z o s c u r t i d o s ; 9.651 cueros l a n a r e s ; 243 Fardoa do lana 1863 1864 I8B8 1868 1867 docenas badanas curtidas; 608 docenas becerro curtidos. Do Rueños Aires 15.484 ,9.600 2 0 . 4 42 27.411 45 . 7 2 8 L a industria de la curtiembre empezaba, como se ve, a desarro0.887 11.709 12.058 Do Montevideo 8.031 18 .5129 llarse en el país y conquistaba diversos mercados de consumo E l cuadro más abajo inserto expresa el número de animales sacrificados en el curso del año 1861 para la producción de tasajo y para el L a s revistas del mercado de Atuberes, completaban así los a r r i b o s : abasto de la población. F a l t a n en él los datos relativos a Maldonado, T a c u a r e m b ó v Colonia. 1866

F A R 0 0 8 Elaboración do t a s a j o

LOCALIDAD

Consumo do la Población

Yeguarizos

Do l)e Do

Huenos Aires M o n t e /Ideo ambos puertos directa

por

vía

In-

83.088 10.909

6.398

0.518

54 .3115 10.430 22.596

Montevideo Canelones . S a n JosG . Soriano . . Paysandú . Salto . . . C o r r o QLmrKO Atinas . . . Florida . . Duruzno . .

24.000 27.709 13,377 55.452 19.765 11.167 21.400

6.582 22.000

52.713

0.000 13.110

in.sr.il

10.000

21.100

E n 1860 el abasto del departamento de Montevideo había consumido 47.850 animales vacunos y los saladeros 188.728, cifras ellas inferiores a las que figuran en el cuadro precedente. De uno de los informes de la Comisión Directiva del Club Nacional extraemos el cuadro siguiente relativo al número de animales vacunos faenados en los saladeros orientales, argentinos y brasileños.

P a r a " T h e S t a n d a r d " de Buenos A i r e s , la exportación de lana por el P u e r t o de Montevideo, había seguido la siguiente p r o g r e s i ó n : Fardos 25.610

Fardos

12.210 18.6G2

A g r e g a b a que cada fardo tenia, término medio, 391 kilos de lana y que, en consecuencia, podía estimarse nuestra exportación de 1866 en 15.563.907 kilos de lana, sin incluir en osa cifra los embarques directos del litoral con destino a Buenos Aires. l í e aquí el promedio de los precios corrientes para algunos de los principales productos de nuestra exportación en aquella é p o c a :

1865 1058 59

1857-58

LOCALIDAD

Estado Oriental Hílenos Aires . Entro Rtos . . Rio Orando .

1867

70.984 1 1.080

. . . .

108.1 no

aso.ooo

272.000 300.000 2 8 6 ,0(i0 300.000

293.000 290.000 237.000 300.000

505.000 279.000 201.000 302.00C

1.198.900

1.257.000

1.180.000

1. 3 5 0 . 0 0 0

100.000

1868

Cueros veounos secos . . . . L a n a (los 1 1 kilos 1 8 5 ki\) • T a s a j o ( l o s 45 k s . 9 40 »rr.) .

$ " "

3 . 3 0 a 1 . 10 2.80 " 3.80 1 . 9 0 *' 2 . 4 0

$ " "

3 . 8 0 «i 1 .40 " 1.60

471.296 427.«78 3.380.070 967.358 18.185.854

E l valor oficial de los 899.174 cueros vacunos secos y salados era de $ 2.651.915 y el del t a s a j o de $ 878.445. E l Brasil y Cuba seguían absorbiendo "la m a y o r parte de la z a f r a saladeril, correspondiendo al primero 7.741.625 kilos y 8.I44->°5 kilos al segundo. Durante la z a f r a saladeril 1863-1864, hasta fines de mayo, los saladeros orientales, argentinos y brasileños habían sacrificado el siguiente número de animales v a c u n o s : 247.000

Montevideo Costa OrlentnJ l í n t r o IttoH . llosnrlo . Uuonos Aires Ufo Grando

1 16.000 1110.000

20.000 272.000 310.000

H a s t a igual mes del año 1863 la matanza saladeril había sido de 1.345.000 animales. D u r a n t e los años 1866 y 1867 salieron por el puerto de Montevideo los siguientes ' p r o d u c t o s : 1866 Cuoros vacunos secos " " HALADOS . . . . " p o t r o s HOCOS . . . . . . " cvirnero ( f a r d o s ) Cnrne tasajo (kilos) I.«ann, f a r d o s Sebo, pipas

.

.

.

.

I

577.743 448.718 12.917 59.721 5.108 22.073.492 34.534 10.710

1867 653.000 406.401 l.'I.OO.'l 64.315 5 . 9 49 22.389.I1C 42.207 19.7.20

4.00 2.90

$ "

4.20 2.30 a

3.00

Comparados estos precios como puede verse por el siguiente cuadro, con los pagados durante la G u e r r a Grande, la suba es manifiesta.

F.11 1864, los principales renglones de nuestra exportación eran los s i g u i e n t e s : Cueros vacunos secos " " salados L a n a suela (kilos) " Invada " Carno tasajo "

1867

1861-62

1860-61

243..100 531.300 144.300

1.800 53.500

730.400

1859-60

I8G7

1847

Cueros v a c u n o s secos, pesada " " salados, pesada C o r d a «íestcln. ( 4 5 ks. 9 4 0 g r . )

. . . .

$ " "

2.X0 3.40 12.00

* "

4 10 5 10 17 0 0

E11 1865 se cotizaba el tasajo del R í o de la P l a t a en R í o J a n e i r o entre 500 a'3.000 reis 11 kilos 1S5 gr. de carne vieja y entre 1.200 a 4.000 reis la misma cantidad de carne nueva. F.11 1867 los precios oscilaban entre 600 a 4.000 reis. Al terminar el primero de los nombrados años, los saladeristas del U r u g u a y formaron una liga con el objeto de 11o p a g a r al estanciero m á s que $ 5.20 por las vacas y $ 7.60 por los novillos. F11 los diez nieses corridos de marzo a diciembre de 1865 entraron a la Tablada de M o n t e v i d e o 252.531 animales vacunos y 25.542 y e guarizos. E n t r e los vacunos figuraban 143.684 novillos y 104.845 v a cas. siendo los demás bueyes y lanares. E l valor medio del animal v a cuno se calculaba en $ 7.00 a ' $ 3.00 el y e g u a r i z o , lo que a r r o j a b a para el v a l o r movilizado por la Tablada de M o n t e v i d e o la s u m a de pesos 1 . 8 1 4 . 1 5 2 . S e calculaba que el consumo de todo el país era triple de esa suma, es decir, $ 5.532.456. A g r e g a d o s los dos meses, enero y febrero, que se omiten en este cálculo, c u y o c o n s u m o puede e s t i m a r s e en $ 922.073, se llega al monto de $ 6.454,521) c o m o c i f r a global para el valor de los animales consumidos por el a b a s t o del país. E11 marzo de 1865 un decreto del g o b i e r n o fijaba en $ 4.00 el v a l o r de la carne (le cada animal vacuno, quedando el c u e r o a beneficio de los hacendados. E l movimiento de la T a b l a d a de M o n t e v i d e o f u é creciendo, como lo demuestran las siguientes c i f r a s de animales destinados para el consumo de la población y la faena de los s a l a d e r o s :


X?f fifipo O

c/ef

c / e / V

Cen/éncrp/o t / 7 ° u ^ z z c i y o

Vacunos Yeguarizos

. . . .

Como se

1865

1866

1867

252.631 25.542

504.766 25.436

486.305 36.162

h a d e s a r r o l l a d o la m a t a n z a

de

animales v a c u n o s en los

Salade-

r o s y F á b r i c a s d e l H i o d e la P l a t a , B r a s i l y P a r a g u a y , d e s d e 1 8 9 1 1923 i n c l u s i v e , para

la e l a b o r a c i ó n

de

tasajo, ejthactos y

hasta

conservas

H e aquí c o m o se distribuían los animales v a c u n o s entre sus dos principales d e s t i n o s : el m e r c a d o de a b a s t o y los s a l a d e r o s : AÑOS 1865 1SC6

Para Abasto

. . . . . . . .

o! Pió Grande Par,*,

Para Saladero

56.176 77.866 79.367

j tg f i * />•/» //^fo/<A»

189.031 426.900 3S9.370

g Tor/o, Ps/jor

^ /'<•/> Orimf.i/

Don A d o l f o Vaillant apreciaba el v a l o r de los g a n a d o s introducidos en l a Tablada en 1866, en cinco millones de pesos, a g r e g a n d o que esa suma, operada la t r a n s f o r m a c i ó n industrial, r e p r e s e n t a b a un v a l o r en la exportación de nueve millones de pesos. T a n p o b r e e r a , por otra parte, el rendimiento en carne, que la estadística o f i c i a l atribuía a cada animal v a c u n o el peso medio de 1 6 1 k i l o g r a m o s y a cada ovino el de 23 kilos. E n junio de 1865, y a terminada o casi terminada la z a f r a s a l a deril, llevaban f a e n a d o s los saladeros orientales, a r g e n t i n o s y riograndenses, 1.537.000 vacunos, correspondiendo de esa c i f r a a los saladeros de Montevideo 300.000 c a b e z a s ; a los del U r u g u a y 445.000; a los de Buenos A i r e s 325.000; a los de P a r a n á 27.000, y a los de R í o Grande 440.000. C o m o se ve, el U r u g u a y f a e n a b a t a n t o g a n a d o p o r intermedio de sus saladeros, como todos los establecimientos de l o s demás países que se dedicaban en esta zona de la A m é r i c a del S u r a igual actividad industrial. E11 los cuadros subsiguientes puede a p r e c i a r s e el d e s a r r o l l o de la industria saladeril desde 1891 hasta 1923, en 1111 período de 3 3 a ñ o s , asi como de las f á b r i c a s de e x t r a c t o y c o n s e r v a s de c a r n e s en los diversos establecimientos del R í o de la P l a t a , B r a s i l y P a r a g u a y , y de los f r i g o r í f i c o s u r u g u a y o s desde su f u n c i o n a m i e n t o en el país hasta 1923, como f a c t o r e s determinantes de la g r a n v a l o r i z a c i ó n que cxtv:-rimeMan los g a n a d o s en el m e r c a d o i n t e r n o de c o t i z a c i o n e s p o r A n i m a l e s faenados para f a b r i c a c i ó n de t a s a j o , e x t r a c t o s 7 c o n s e r v a s e n l o s s a l a d e r o s

^ Pin 6'r+/>f/p TorJoj Pj/trf ~ #<•/' Or/t'r/j/ 5 ft>fi /lrjei>/inj Pió Cr"><7¿ ToeJoi &*>/> Ortenf,*/ Repjr(\*>r/ir><l \ T«</qí Ps/S+y /'«yo Orte/'/a/ . f'p/j //y/f/z/v < Rio Or.//7rJ<* P.irrtf.tKil/

Jec/oi /it/jej Pffi. Or/f-n/a/ Pió f¡r¿nr/*> T^c^j Píj'jr-j-

foc/a A/Z/gf

9 fábricas

d e l R i o d e la Plata, B r a s i l y P a r a g u a y , desde ( 8 9 1 hasta 1923 I n c l u s i v e

TASAJO República 0 . del Uruguay

Frontera

Todos

Argentina

Rio Grande

paisas

Animales faenados en conjunto

396.700 480.200 577.400 640.500 712.200

700.400 633.900 698.400 593.200 075.200

63.000 76.400 69.100 131.500 74.900

455.000 485.000 450.000 380.000 280.000

518.000 561.400 519.100 511.500 354.900

1.615.100 1.675.500 1.794.900 1.745.200 1.742.300

216.800 156.200 169.500 •205.600 157.300

134.200 132.000 47.000 45.000 57.600

288.200 216.500 250.600 214.900

B51.000

1.966.100 1.963.700 2.011.400 1.995.800 1.957.200

Quinquenio.

2.807.000

3.301.100

414.900

2.050.000

2.464.900

8.573.000

905.400

415.800

1.321.200

9.894.200

Promedio.

561.400

660.2;

82.980

410.000

492.980

1.174.600

180.080

83.169

264.240

1.978.840

218.900 270.400 251.7U0 280.300 180.800

518.900 670.4(10 406.700 681.300 597.500

371.700 415.150 244.400 248.300 268.000

32.000 52.300' 60.300 26.100 48.800

215.000 320.000 340.000 270.000 232.000

247.000 372.300 400.300 296.100 280.800

1.137.600 1.357.850 1.141.400 1.225.700 1.146.300

185.000 96.900 116.200 119.200 101.400

101.800 66.350 95.700 67.100 61.-100

286.800 163.250 211.700 186.300 162.800

1.424.400 1.521.100 1.353.100 1.412.000 1.309.100

países

Quinquenio.

1.659.700

1.205.100

2.861.800

1.547.550

219.600

1.377.000

1.596.500

6.008.850

618.600

392.850

1.010.850

7.019.700

Pruai, din.

331.940

211.020

572.960

309.510

43.900

275.400

319.300

1.201.770

123.700

78.470

202.170

1.403.940

186.300 172.100 148.800 169.226 149.530

512.000 557.500 514.600 685.400 410.800

327.800 330.600 117.600 159.900 283.200

109.900 62.000 189.300

210.000 375.000 360.000 412.000 305.000

261.200 461.300 469.900 474.000 194.300

35.000 80.000 22.000

1.101.000 1.319.400 1.167.100 1.349.300 1.240.300

121.400 169.600 152.500 195.000 188.700

75.200 124.300 116.500 83.200 127.900

196.600 293.900 269.000 278.200 296.600

1.297.600 1.643.300 1.436.100 1.627.500 1.536.900

Quinquenio.

825.456

2.740.300

498.700

1.662.000

87.000

6.207.100

807.200

627.100

1.334.300

7.541.400

Promedio.

165.091

548.069

213.810

99.740

332.400

432.140

17.400

1.241.420

161.440

105.420

260.860

1.508.280

104.958 178.885 136.900 176.200 157.700

550.000 648.800 467.401 544.9U0 766.

106.800 197.300 92.100 154.600 156.700

172.000 191.300 172.OOO 226.100 278.000

375.000 458.000 425.001) 434.000 225.000

547.000 619.300 597.000 660.100 503.000

14.200 10.000 10.000 10.000 20.000

1.218.000 1.405.400 1.106.500 1.369.600 1.256.564

187.600 123.500 114.900 119.800 181.700

181.900 202.600 155.400 185.100 259.100

369.500 326.100 270.300 304.900 443.800

1.587.600 1.731.600 1.438.800 1.674.500 1.700.864

. . . . .

1909 1907 líriH 1«I9 1910

707.500

-

Quinquenio.

754.643

61.200

6.416.064

730.500

984.100

1.714.600

8.130.664

Promedio.

150.929

637.593

141.500

207.886

383.400

691.2

12.480

1.283.213

146.100

196.820

342.920

1.626.132

125.800 206.700 132.31 JO 46.900 14.300

446.600 435.600 253.800 119.086

141.500 129.800 24.000 2.600

826.000 440.000 335.700 212.900 124.100

381.000 462.000 374.000 305.000 330.000

707.000 902.000 709.700 517.900 454.100

22.000 37.000 30.000 8.000 22.000

1.317.100 1.504.400 1.017.300 «39.086 536.600

111.600 115.600 81.100 59.000 57.100

244.500 253.000 237.200 153.000 170.000

356.100 368.600 318.300 227.300

1.673.200 1.873.000 1.835.600 851.086 763.900

1911 1912 1913 1914 1915

60.600

212.000

Quinquenio.

526.000

1.303.886

297.800

119.600

6.014.486

124.600

1.057.700

1.482.300

6.406.786

Promedio.

105.200

261.277

59.560

287.740

370.400

658.140

23.920

1.002.897

84.920

211.540

296.460

1.299.357

12.000 1.800 12.500

141.500 167.600 1I3..TO 110.900 104.100

353.400 419.000

494.500 586.600 424.300 450.000 369.300

4.000 18.000 8.000

559.9C0 674.400 503. S00 515.000 473.600

62.100 126.400 115.700 123.700 10.600

171.000 201.8110 202.000 191.900 44.800

24.800 107.600 121.400 38.500

233.100 352.500 425.300 440.000 93.900

793.000 1.026.900 928.800 955.000 567.400

1916 1917 1918 1919 VJ.V

1923

Repúbl ca

102.800 180.200 300.500 210.500 3U9.600

19u0

Itói

Todoe

Argentina

18% 1S67 1838 1899

1921

Paraguay

Resto de ta Provincia

CONSERVAS

La República

1895

1905

República

Y

República 0 . del Uruguay

Litoral Uruguayo

1891 1892 im mi

1001 1902 1903 1»(4

EXTRACTOS

Brasil Prov. de Rio Orando

15.200 24.400 19.700 I 23.000 28.700 Quinquenio, Promedio. 93.320 116.1X10 135.ÍXJ0

Ct.400 69.800

6ÍI.20O

63.200 91.700

Sil.000

339.100 265.200

111.003

346.300

637.400

22.200

69.060

127.480

337.460 |

80.000 72.600 83.700

123.200 218.500 219.600

141.400 218.800 287.300

370.300 384.000 -171.600

17.000 28.600 50.800

1.687.800

511.700 602.800 768.900

30.000

438.500

814.500

291.800

6.000

87.700

162.900

68.360

7.800 167.710 184.200

70.000 213.000 825.900

130.400 31.900 85.400

10.000

30.000 50.000

661.900 819.000 1.079.300

4.271.100 854.220 208.200 412.610 695.500

870.100 1.262.510 I.674.800

Cada xa/ra se ha dado por c o n c l u i d a ol 31 do J u l i o de c a d a a ñ o . — S e i g n o r a ol n ú m e r o do a n i m a l e s f a e n a d o s c o r r e s p o n d i e n t e a l l n t t o O r o s s o . — S e i g n o r a ol n ú m e r o d' malea faenados c o r r e s p o n d i e n t e a l P a r a g u a y en 1919 y 1920.


pffíSr ?po def O c/e/V det la conquista que el nuevo procedimiento de preparación de las carnes trae aparejado de importantes centros consumidores en el continente europeo.

Ce7i/encrp/o V/°u(Jactyz>

Gráfico de la exportación de lana sucia y su v a l o r desde 1842 a 1923 inclusive

Número de animales vacunos faenados por los frigoríficos uruguayos desde 1905 hasta 1923 inclusive AÑOS

laor» 1906 1907 1908 1909 1910 1911 1912 1913 1914

Anímalos

AÑOS

Animales

3.892 4 .093 12.104

1915 1916 1917 1918 1919 1920 1921 1922 1923

463.196 369.666 509.304 611.07S 668.450 392 .601 275.667 411.269 546.591

21.856 i2>6 .711

34 . 1 2 7 23.231 68.481 132.650 278.388

De la comparación de las cifras de los cuadros precedentes, se observa que mientras el f r i g o r í f i c o amplía su intervención industrial en el ambiente ganadero, disminuye el rol preponderante de los saladeros y de las fábricas de extractos y conservas. E s a disminución se hace más sensible desde 1 9 1 3 a la fecha, en el que la existencia de cuatro f r i g o r í f i c o s , el " S w i f t " , " L a U r u g u a y a " , " A r t i g a s " y " L i e b i g " hoy A n g l o U r u g u a y o hacen su intervención como factores de concurrencia en la transformación de nuestra riqueza ganadera. Y ese mismo fenómeno se produce en la República A r g e n t i n a con más intensidad aún que en el U r u g u a y , así como en el Brasil, aunque en este país no reviste las proporciones que en el R í o de la Plata. L a intervención de los f r i g o r í f i c o s en la explotación de la riqueza ganadera de esta zona del continente americano y principalmente en el U r u g u a y y la A r g e n t i n a , cuyas haciendas mejoradas por sistem a s racionales de selección y cruza permiten el desenvolvimiento triunfante de este nuevo f a c t o r industrial, 110 se concreta a la transformación del animal vacuno y aprovechamiento de los productos derivados, sino que se extiende a la ganadería lanar y porcina, abriendo, por consiguiente, nuevos horizontes a estas manifestaciones de nuestra riqueza pecuaria, propendiendo a su desarrollo y mejoramiento y fijando para eíío precios más remuneradores, como lo evidencian los cuadros estadísticos que en su l u g a r respectivo de este capítulo insertamos. A la explotación de carnes en su f o r m a primitiva de t a s a j o ; de los cueros, de la g r a s a , sebo, astas y huesos, que constituyó por muchos años el elemento principal de nuestro comercio de exportación, se a g r e g ó el de los e x t r a c t o s y conservas primero y , más tarde, en épocas m á s recientes, la de la industria f r i g o r í f i c a , c u y a importancia y porvenir no es necesario encarecer frente a los éxitos rotundos obtenidos p o r los establecimientos ubicados en Montevideo con ese objeto, c u y a capacidad de producción ha aumentado año tras año para s a t i s f a c e r la demanda de nuevos y permanentes mercados de consumo. Resultado de la faena y exportación de ganado desde 1906 hasta 1923 inclusive • F á b r i c a s de e x t r a c t o s v c o n s e r v a s Frigoríficos VACUNOJ

A b a s t o de Montevideo e Interior E x p o r t a c i ó n en pie

L a s c o i u m u i i s «lo a b a j o r e p r e s e n t a n l a o x p o r t a o i ó n en m i l l o n e s do do a r r i b a su v a l o r c o r r e s p o n d i e n t e en pt-soa, t a m b i é n on m i l l o F r i g o r í f i c o s - C o n s u m o de Montevideo

-

Exportación

- — "K CX

F r i g o r í f i c o s • C o n s u m o di Montevideo e Interior

S - Saladeros — de E x t r a c t o s —

F. E. - Fábrica F - Frigoríficos

C - I — Consumo Interior — A - M — Abasto Montevideo — E - P ^ E x p o r t a c i ó n e n pío

F - Frigoríficos — A - M — to do Montevideo

Abas-

C o n s u m o del I n t e r i o r


Gráfico que expresa la c a n t i d a d y v a l o r de lana lavada y semi - lavada e x p o r t a d a en les últimos años

con r e p r o d u c t o r e s importados al país procedentes de las m á s acreditadas c a b a ñ a s , así c o m o de la m á s a c t i v a d e m a n d a del e x t e r i o r por la producción nacional. Y el v a l o r de esa n u e v a f u e n t e de riqueza para el país, que p e r m a n e c i ó despreciada por casi m á s de dos siglos, crece, quinquenio t r a s quinquenio, h a s t a l l e g a r a los sorprendentes g u a r i s m o s a c t u a l e s . E n esa linea invariablemente ascendente de cotizaciones r e m u n e r a d o r a s p a r a los c r i a d o r e s de ovinos, p o r el alto v a l o r de la l a n a , se l l e g a de $ 1.60 l o s 1 0 k i l o s que se cotizaban c o m o v a l o r promedial en 1877, a $ 1 0 . 2 8 ; $ 10.20 y $ 10.76, en 1 9 1 7 , 1 9 1 8 y 1 9 1 9 respectivamente, con e x c e p c i o n a l e s precios p a r a lotes sobresalientes, de $ 16.00 y $ 18.00 l o s 1 0 kilos. P u e d e a f i r m a r s e que el v a l o r de la lana, en e s t o s últimos años, tiende a estabilizarse con precios g e n e r a l e s que f l u c t ú a n entre los $ 7.00 y $ 15.00 s e g ú n la n a t u r a l e z a del textil, y su consumo por los g r a n d e s m e r c a d o s m a n u f a c t u r e r o s de E u r o p a y N o r t e A m é r i c a , a s e g u r a fácil salida a toda la producción de la z a f r a que se m e j o r a en cantidad y calidad p o r el r e f i n a m i e n t o de las r a z a s ovinas y la p r e f e rencia que a su cultivo vienen p r e s t a n d o los e l e m e n t o s criadores del país, p o r la selección de los r e p r o d u c t o r e s y el a u m e n t o de las majadas E n el capítulo c o n s a g r a d o al C o m e r c i o E x t e r i o r del U r u g u a y , puede v e r s e la f o r m a en que se d i s t r i b u y e la producción l a n a r del país entre l o s d i v e r s o s m e r c a d o s que le son t r i b u t a r i o s . V e a m o s , entre, tanto, c o m o sobre esta especie de nuestra ganadería se d e s a r r o l l a el c o m e r c i o de e x p o r t a c i ó n en los quinquenios comprendidos entre el a ñ o 1876 y 1900 inclusive, a n t e s de la intervención de los f r i g o r í f i c o s . Número de ovinoa en pie

QUINQUENIOS

E l importante renglón de las lanas que casi nulo en su rendimiento a principios del siglo X I X , f o r m a un caudal ponderable en las cifras del comercio e x t e r i o r desde 1 8 5 2 en adelante. De 1840 a 1842 que sólo f i g u r a con un promedio anual en la e x p o r t a c i ó n , de 991 o).) kilogramos, pasa en 1862 a 2.863.061 k i l o g r a m o s p a r a l l e g a r diez años m á s tarde, en 1872, a la c i f r a de 16.256.839 k i l o g r a m o s con un valor de $ 3.791.967 y en el último a ñ o de 1923 a 42.722.665 kilos, con 1111 valor de $ 26.875.866 y 1111 promedio p a r a los diez kilos de $ 8.00. E l término promedial para este importante r e n g l ó n de p r o ducción ganadera que es de 14.992.552 kilos en el quinquenio 1 8 7 1 - 1 8 7 5 pasa a ser de 17.683.469 en el quinquenio s i g u i e n t e : a 25.077.760, en 1 8 8 1 - 1 8 8 5 ; a 32.675.173, en 1 8 8 6 - 1 8 9 0 ; a 3 4 . 5 1 8 . 6 1 7 en 1 8 9 1 - 1 8 9 5 , a jo.321.97b en 1 8 9 6 - 1 9 0 0 ; a 42.428.552 en 1 9 0 0 - 1 9 0 5 ; a 48.898.955 en 1 9 0 6 - 1 9 1 0 ; a 54.556.783 en 1 9 1 1 - 1 9 1 5 , p a r a descender en el quinquenio 1 9 1 6 - 1 9 2 0 , a 39.751.362 kilos como c i f r a promedial. 11 abo en ese lapso de tiempo v e r d a d e r o s r e c o r d de producción lanar, como ocurrió en el año 1 9 1 2 c u y a e x p o r t a c i ó n e s t á r e p r e s e n tada por 80.940.342 kilos, y la del a ñ o s i g u i e n t e que f u e de 68.439.909 k !

' " Y a en el año 1872 la producción l a n e r a de la R e p ú b l i c a Oriental era igual a la mitad de la de R u s i a , igual a la de N u e v a Zelandia e India Oriental reunidas y m a y o r que la de A u s t r i a , países todos ellos de una superficie territorial s u p e r i o r a la del U r u g u a y . E n la a c t u a lidad ocupa 1,1,0 de los p u e s t o s principales entre l o s m e r c a d o s p r o ductores de ese textil. V no es s o l a m e n t e la lana lo que se e x p l o t a c o m o riqueza de intercambio, sino t a m b i é n el o v i n o en pie, los cueros l a n a res, pieles d, piladas, etc., c o m o consecuencia del a u m e n t o de las majadas, del mejoramiento de las m i s m a s p o r la selección y la cruza Gráfico que expresa la c a n t i d a d en k i l o s de lana sucia e x p o r t a d a y su v a l o r desde 1870 hasta 1923 Inclusive

1876 1S81 18S6 1891 1896

-

1880 1885 1890 1895 1900

Lanas Kilogramos

16.770.063 23.269.718 3 6 . 2 8 6 .934 2 8 . 8 0 7 .1657 33.534.732

80.861.820 125.388.799 163.37-5.865 172.593.083 201.609.880

79.782 4:55.282 289.010 4158.699 866.29,1

E n 1111 p e r i o d o de 25 a ñ o s el m o n t o de la e x p o r t a c i ó n de ovinos en pié, c u e r o s l a n a r e s y lana, adquiere 1111 a u m e n t o de cuarenta y c u a t r o millones de pesos, c o m o lo comprueba el siguiente c u a d r o : Valor de la exportación do ovinos en pie, cueros y lana»

QUINQUENIOS 1S75 1881 1886 1891 1896

-

% " " " "

1880 1885 1890 1895 1900

Promedio anual $

18.476.967 35.672.078 39.925.027 48.948.205 62.911.679

3.695.193 7.134.415 7.785.005 9.789.641 12.582.336

"

A d q u i r í a también en este período de 25 a ñ o s r e g u l a r incremento la importación de g a n a d o o v j n o al país, con destino al m e j o r a m i e n t o de sus rebaños, c-11 primer término, y en segundo, a la elaboración de sus establecimientos saladeriles c o m o lo d e m u e s t r a este otro c u a d r o : Númoro de ovinos importados

QUINQUENIOS 1875 1881 1886 1891 1896

-

Valor $

818 1.227 19.994 75.089 52.566

1880 1885 1890 1895 1900

2.360

P e r o cuando t o m a verdadero incremento la explotación del animal ovino, es con la intervención del f r i g o r í f i c o en el ambiente industrial g a n a d e r o del país. Iniciada la z a f r a p o r " L a F r i g o r í f i c a U r u g u a y a " en diciembre de 1904 y terminada en setiembre de 1905, s a c r i f i c ó en ella 100.432 capones, y en la siguiente, que t e r m i n ó en julio de 1906.. 1111 total de 65.678 ovinos. E l p r o m e d i o de p e s o de cada animal, m u e r to y vivo, c i r c u n s t a n c i a que revela la tendencia de nuestros g a n a d e r o s a o b t e n e r tipos de ovinos abundantes de carnes, se e x p r e s a en el cuadro siguiente:

1904 - 1905 1905 - 1906 1906 - 1907 1907 - 1908 1908 - 1909 1909*1910 1910 - 1911 1911 - 1912 1912 - 1913 1913 - 1914 1914 - 1915 1915-1916 1916-1917 1917 - 1918 1918 - 1919 1919 - 1920 1920 - 1921 1921 - 1922 1922 - 1923 1923 - 1924

Promedl > Poso muerto 21.23 21.16 20.57 22.28 22.26 22.10 22.72 24.23 22.40 23.77 23.31 24.70 23.94 27.17 25.20 23.50 26.00 24.53 25.40 23.25

Promedio Poso muorto

Promedio Peso vivo

Klgs.

—.. —

—.

"

"

"

"

49.89 51.12 51.68 52.63 '51.24 56.30 61.47 62.78 51.4 7 49.63 50.68 | 50.81

21 25 26 23 25.2 29.3 27 26 25 24 24 | 24

Klgs.

"

Promedio Peso vivo — • • — —•

— —— — — — •—

_— . "

COMPAÑIA SWIFT

LA URUGUAYA»

FRIGORIFICO ZAFRAS

1.904.461771

Cuoros lanares Kilogramo»

— — Klgs.

"

49 52 55 •18 52 57.6 52 52 51 60 50 50

Klgs.

"

E l d e s e n v o l v i m i e n t o que a t r a v é s de los a ñ o s adquiere esta riqueza, e s t á condensado en el siguiente c u a d r o :


p r f i f cPO O der<r del ANOS

190G 1907 1908 1909

Exportación on pío

¿ b a s t o do •oi.tovldeo

180.221 210.250 2 2 3 . G73 267.306 203.8X8 200.1.17

82.225 96.223 108.986 123.181 144.161 1 7 7 . 5 Sv» 154.624

. . . . . . . . . . . . . . . .

I

1919

. . . .

1921 1922

. . . . . . . .

91.990 48.9X5 35.666 29.097 28.1X4

145.134 110.:tl3 124.571 118.649

65.985

Saladoroi

TOTAL

fábrica»

93.6S9 117.400 143.099 150.358 211.41X 288.465 333.54 1 311.111 110.869 157.950 192.955 87.914 119.768 331.0K5 175.220 364.194 485.74 4 746.014

71.963 78.795 145.560 236.962 220.859 347.975 253.522 99.903 89.4 58 71.683 X 0.1 9 X 77.077 105.213 161.106 207.296 202.896 97.018 C4.ll 1

64.932 69.956 82.767 101.617

2(1.411 6.658

Faona do lea frigorífico*

Deptoa.

— — — —— 8.926 — —

.—• —

— •—. 213 105 1.9153 3 .OIS 2 . 4f>4

L a s c i f r a s que se refieren al consumo de ovinos en los departamentos, 110 reflejan toda su importancia, pues escapa al contralor de la estadística que sólo compulsa los datos suministrados por los mataderos públicos c u y a fiscalización efectúan las dependencias municipales, los animales sacrificados en las estancias, establecimientos agrícolas, rancheríos, etc., c u y a cantidad puede establecerse en cifras conjeturales 110 menores de trescientas mil cabezas anuales que es preciso tener en cuenta para establecer el monto aproximado de esta riqueza que todos los años se industrializa o se consume por la población del país. Completamos esta reseña sobre el desenvolvimiento de la ganadería lanar a t r a v é s de los años, con los siguientes cuadros estadísticos : E x p o r t a c i ó n e i m p o r t a c i ó n de evinos en pie en los ú l ' i m o s 36

Númoro

1SS8 . . . . 1SX9 . . . . 1X90 . . . . 1X91 . . . . 1892 . . . . 1893 . . . . 1894 . . . . 1895 . . . . 1896 . . . . 1X97 . . . . 1898 . . . . 1899 . . . . 1900 . . . . 1901 . . . . 1902 . . . . 1903 . . . . 1904 . . . . 1905 . . . . 1906 . . . . 1907 . . . .

40.100 57.4 99 25.182 35.683 123.76 4 37.863 51.501 234.898 404.534 215.002 114.903 71.848

60.00 1

97.01") 163.305 208.868 160.391 120.747 180.221 210.250

Añoa

Número

Años

1908 1909 1910 1911 1912 1913 1911 1915

223.673 2 67.306 203.8X8 200.137 320.3X9 1 1 3 . 4 18 91.99') 4 8.9S5 35.566 29.097 28.184 12.641 20.111 6.65 8 7.0X1 55.985

1888 ;.vi'> 1X90 1X91 1892 1893 1X1» 4 1895 1896 1897 1898 189» 1900 1901 1902 1903 1904 1905

1918 1919 1920 1921 1922 1923

años

IMPORTACIÓN

EXPORTACIÓN

AÑOS

Número 104 J.S45 16.646 15.677 1.667 11.597 13.066 33.082 •3.860 5.146 12.449 25.517 7.251 6.608 644 4.037 6.631 51.160

Años

Número

1906

1910 1911 1912 1913 1914 1915 1916 1017 1 !t 18 1919 1920 1921 1922 1923

35.969 10.700 17.867 60.1X9 11.932 15.379 16.723 30.375 27.053 20.700 1 1.335 1.949 5.692 10.183

E x p o r t a c i ó n de lana sucia desde el año 1842 h¿sta 1923 Cantidad kiloga.

AÑOS 1842 1S62 1870

991.040 2.862 .061 1 2 . 5 4 5 . 4 00

1871 1872 1873 1874 1875

15.604.750 16.256.S39 16.025.530 16.947.701 10.127.943

Término medio 1876 1877 1S78 1879 1SS0 Término modlo

mi

1882 18S3 1884 1885

I

| I

1886 1887 1888 1889

1890

1891 1892 189a 1X94 1895 Término modlo

Valor en $

428.327

3.635.907 3.791.967 3.546 .833 3.627.164 2.596.052

74.962.763

17.197.923

14.992.552

3.439.586

17.146.005 16.912.848 17.90S.945 18.766.079

2.744.541 3.068.595 3.592.102 4.093.239

70.733.877

13.498.487

1 7 . 6 8 3 . 169

3.374.622

16.182.475 21.235.776 31.807.515 26.799.384 29.363.649

4.026.168 6.285.161 7.9(51.960 6.699.895 7.338.374

125.388.799

31.301.658

25.077.760

6.260.312

31.673.643 26.208.223 38.120.953 45.433.529 21.939.517

5.747.364 4.998.187 7.587.924 9.149.932 7.865.811

163.376.865

35.349.218

32.675.173

7.069.844

26.910.039 27.971.831 28.788.842 39.157.334 60.766.037

|

8.206.692 7.420.295 7.678.426 9.061.013 10.252.492

172.593.08.1

I

12.618.918

34.518.617

1

8 . 5 2 3 .784

AÑOS

'

Cantidad kiloga. 42.850.227 51.678.340 41.011.562 39.314.617 26.755.134

1896 1897 1898 1899 1900 Término modlo 1901 1902 1903 1904 1905 Término medio 1906 1907 1908 1909 1910

Valor en $ 10.284.055 12 . 4 0 2 . 8 0 2 10.716.158 14.271.62S 8.024.959

201.609.880

55.699.602

40.321.976

11.139.920

46.206.247 4 3 . 3 8 0 . 4 47 44 . 5 0 8 . 4 2 9 44.972.9i35 33.074.703

8.662.187 10.390.987 12.462.364 12.879.559 10.583.902

212.142.761

51.978.999

42.428.552

10.995.800

41 . 1 6 0 . 7 2 2 46.286.827 52.676.059 68.381.602 46.990.567

13.171.434 14.491.783 16 . 8 5 6 . 0 1 6 18.682.112 15.036.977

Término modio

241.494.777

78.238.322

48.898.955

15.647.664

1911 1912 1913 1914 1916

60.911.750 80.940.342 68.4 39.909 44 . 5 8 7 . 8 0 1 37.904.110

19.491.761 25.900.90S 30.797.959 20.064.512 20.089.178

292.783.915

116.344.318

Término medio 1916 1917 1918 1919 1920

I

Término medio 1921 1923

II

A d e m á s de la lana sucia exportada a que se r e f i e r e el cuadro anterior, h a y que a g r e g a r , a partir del año 1 9 1 7 , las siguientes cantidades por concepto de exportación de lana lavada y semi lavada preparada en los lavaderos nacionales.

428.098 502.668 621.318 777.807 810.326 1.023.088 1.062.079 375.6S0 3 13.550 378.675 276.855 35 1 . 7 8 2 629.290 548.166 716.014 717.435 9X7.216

54.666.783

23.268.863

30.602.061 39 . 3 5 1 . 5 5 6 32.952.125 64.106.650 31.746.421

22.614.922 US.013.602 31.831.762 61.927.024 50.667.042

19S.758.812

185.054.313

39.761.362

37.010.868

55.359.317 46 . 4 1 5 . 6 5 6 42.722.665

30.923.221 20.641.798 26.875.866

c/EF

Lana lavada y semi

lavada exportada en los últimos años

LANA LAXADA AÑOS

1917 1919 1920 1921 1922 1923

Cantidad en Kilos

. . . . . . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

Ks. " "

261.065 1.131.648 1.129.956 296.310 855.415 969.839 868.077

LANA SEMI LAVADA

Valor en $ $ " "

417.704 2.253.296 2.259.912 592.621 497.825 417.002 557.868

Cantidad on Kilos

Ks. " " " " "

629.764 881.516 6 0 9 . 4 35 651.556 598.3SX 386.141

Valor on $

$ 511.753 •• 8 5 1 . 5 N " " "

302.192 263.438 2-".0.060

L o s cuadros insertos m á s arriba expresan la cantidad de lana que se destina a la exportación, tanto en su aspecto natural (sucia), como después de haber sido sometida a las operaciones del lavado en los varios establecimientos que funcionan en el país con esc objeto. H a y que a g r e g a r a esas cantidades, como producción de la z a f r a anual, los tres a tres y medio millones de kilos de textil en que se calcula el consumo de las fábricas de tejidos nacionales que con sus importantes instalaciones elaboran 1111 buen porcentaje de los g é n e r o s requeridos por las necesidades del consumo interno del país. E n cuanto a las c i f r a s con que la lana lavada y semi lavada f i g u r a en el comercio de exportación, 110 expresan ellas la verdadera importancia de esa industria en el país, pues funcionan en la actualidad varios establecimientos montados con las máquinas más modernas y atendidos por personal experto. Grandes capitales se han invertido en estos establecimientos que si aún no han desenvuelto toda su acción industrial, elaborando un porcentaje reducido del total de la lana sucia que se envía al exterior, afirman día tras (lia sus ventajas y aseguran para el país una nueva fuente de recursos que hoy se pierde sin resultados de ninguna especie p a r a la economía nacional. E n t r e estos Uwackvos íigvwA de \\w^vy£tancia de la América del Sur, con una capacidad productiva diaria de 60.000 kilogramos. Sus máquinas han sido adquiridas en N o r t e A m é rica ; la clasificación de las lanas, necesariamente previa al lavado y f a c t o r importantísimo en el éxito de esta industria, está a c a r g o de capataces y obreros belgas especialistas en la materia, y las a g u a s y jabón utilizados para el lavado, son superiores a los que se emplean en los más a f a m a d o s lavaderos europeos. N o pueden desconocerse las ventajas que para el país representa el desarrollo de esta industria, entre las cuales, la que se refiere a la disminución de derechos aduaneros que actualmente se paga por lo que industrialmente 110 se aprovecha ni beneficia al productor, y que se calcula en el 50 % ; disminución en el valor de los fletes marítimos, por la reducción del espacio abarcado p o r los nuevos e n v a s e s ; eliminación de toda apreciación conjetural sobre las impurezas que contiene la lana a los efectos de establecer su cotización en plaza y , permanencia en el país, de todo lo que pagan los establecimientos e x t r a n j e r o s por concepto de la manipulación del lavado de la lana, así como la de los productos que en esa manipulación se obtienen y que constituyen un nuevo f a c t o r de riqueza industrial. S e calcula en $ 0.224 la economía por kilo de lana lavada que por los diversos conceptos expresados obtendría Repartición de la superficie t e r r i t o r i a l de la República, según el censo del año 1916


r\ E s t e c u a d r o estadístico e x p r e s a con elocuencia las oscilaciones que se han producido, en los treinta y cinco a ñ o s últimos, en el total anual de la f a e n a y e x p o r t a c i ó n en pie del g a n a d o v a c u n o , lanar y p o r cino, c o m o a s i m i s m o la intervención que han tenido en ella los saladeros, f á b r i c a s de e x t r a c t o s y c o n s e r v a s , f r i g o r í f i c o s , a b a s t o de M o n tevideo y de los d e m á s d e p a r t a m e n t o s del país y c o m e r c i o de e x p o r tación de g a n a d o en pie. O b s e r v a n d o sus c i f r a s puede n o t a r s e fácilmente que m i e n t r a s los s a l a d e r o s disminuyen p r o g r e s i v a m e n t e sus m a t a n z a s , desde el a ñ o 1 9 1 3 a la f e c h a , después de la z a f r a e x t r a o r d i naria de 1 9 1 0 en la que se s a c r i f i c a r o n 766.864 reses vacunas, los f r i g o r í f i c o s en cambio intensifican su intervención en el mercado industrial g a n a d e r o del país, en f o r m a p r o g r e s i v a , h a s t a l l e g a r a c i f r a s de f a e n a en lo r e l a t i v o a la m a t a n z a de a n i m a l e s v a c u n o s , de 6 1 1 . 0 7 8 y 6 6 3 . 4 5 0 en los a ñ o s 1 9 1 8 y 1 9 1 9 , disminuyendo esa actividad en los dos a ñ o s s i g u i e n t e s después de los cuales se inicia un repunte repre-

nuestra producción, e n t r e g á n d o s e el textil a los lavaderos nacionales, economia que representa s u m a s m i l l o n a d a s de acuerdo con la cantidad de lana de nuestras z a f r a s que se e n t r e g a a la demanda e x t e r i o r . Un dato elocuente sobre la representación que en los valores de la riqueza pública del U r u g u a y tiene la lana, lo a f i r m a el g r á f i c o que insertamos en este mismo capítulo expresando que desde el a ñ o 1870 al año 1923 inclusive, se ha e x p o r t a d o con destino a los distintos países que consumen n u e s t r a s lanas, 1 1 9 0 4 . 4 8 7 . 7 7 1 kilos del textil (sucio), representativos de un v a l o r de $ 7 1 0 . 9 7 8 . 4 5 2 . A estas c i f r a s habría que a g r e g a r lo representado p o r la exportación de lanas l a v a das y semi lavadas y consumo de las f á b r i c a s nacionales en igual período de tiempo, lo que elevaría el monto de n u e s t r a producción lanar, en un período de medio siglo, en a l g o m á s de 5 0 . 0 0 0 . 0 0 0 de kilos, con un valor promedial en conjunto de $ 3 0 . 0 0 0 . 0 0 0 , sobre las c i f r a s expresadas en el g r á f i c o respectivo.

Faena, consumo y exportación de la riqueza ganadera, por especie, desde el año SALADEROS AÑ08

1888 1889 1890 1891 1892 1893 1894 1895 1896 1897 1898 1899 1900 1901 1902 1903 1904 15-05 l'J06 1307 1908 1909 1910 1511 1912 1913 1914 1915 191C 1917 1918 1919 1920 1921 1922 1923

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Vacunos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

508 437 396 480 r.77 040 712 518 570 496 es 1 597 512 557 54 4 GS5 440 550 548 467 54 1 7 <".6 •137 379 185 97 48 63 105 74

88

86 87 1C2 149

700 450 7u0 200 400 500

— — — — —

200

— — — — —

900 400 700 300 500

000

500 600 400 800 000 800 4 00 900 864 259 729 C35 542 2S0 110 608 770 675 375 707 061 135

1.171

TOTAL

508 437 396 480 577 640 712 51S 570 496 681 597 512 557 54 4 685 440 550 548 467 544 766 438 379 185 97 48 63 105 74

«8

160

86 87 162 149

Vacunos

700 .450 700

20o

400 500

200

900 4O0 700 300 500 000 500 600 400 800 000 800 400 900 864 4 30 729 635 542 280 110 608 770 675 376 707 061 295

156.100 205.400 216.800 156.200 169 . 5 0 0 205.600 157.300 185.000 96.900 116.200 119.200 101.400 121.400 169.900 152.500 195.000 168.700 187.600 123.500 114.900 119.800 184.700 114.791 103.968 81.367 59.134 63.661 110.033 160.370 110.877 66.8S5 15.593 16.959 135.903 199.721

Porcinos

Ovinos

Porcinos

Lanares

.—

— — — —. — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — —1 — — — — 963 4 .154 4.188 2.325 3.254

—, — — — — — — — — — — — — — — — — — S .926 — — — — — — — 213 105 1.953 3.018 2.294

TOTAL

Vaounos

Ovinos

Equinos

__

_ .

__ H

z 1427716 157 !OM 147.951 14 7 . 9 9 6 134.167 121.777 109.518 96 .232 96.471 98.046 111.875 107.120 96.983 101.995 125.447 162.018 193.103

71.953 78.79;» 145.560

22C.962 220.859 | 347.975 ^99.903 89.458 71 .668 80.198 76.477 105.213 161.106 207.591 202.896 97.018 64.114

(

1 ' 1 !

1.477 1.708 3.119 2.036 1.861 2.603 1.633 1.787 2.176 2.667 2 .228 3.170 3.224 3.479 3.962 2.916 3.068

TOTAL

156 205 216 156 169 205 157 185 96 116 119

101

121 169

162

195 16S 187 123 114 119 184 123 103 81 59 63 110 160 110 58 19 22 141 205

Ovinos

Vacunoa

100 400 800 200 500 600 300 000 900 200 200 400 400 900 500 000 700 .600 500 900 SOO 700 717 96S 367 134 661 033 370 S77 061 852 100 246 269

215.546 234.959 305.763 386.949 370.716 484.745 376.932 211.208 187.866 170.806 180.772 190.580 215 503 261.313 313.065 332.305 262.929 260.2S5

60.572 46.284 55.505 86 . S 0 9 96.830 46 . 1 3 0 87.528 8S.039 171 . 3 9 0 202.858 143.934 65.100 77.44 4 87 . 9 1 6 83.104 25.537 84 . 6 9 7 74.786 35.380 60.847 59.851 28.253 23.004 30.475

60.004 97.040 163.305 208.868 160.391 120.747 1S0.221 210.250 223 . 6 7 3 267.306 203.888 200.137 320.389 106.623 91.990 48.985 35.'566 29.097 28.184 12.641 20.411 6.658 7.0S4 55.985

3.444 5.019 3.711 4 .333 6.670 1.926 4.214 3.562 2.481 4.423 7.966 3.671 1.658 1.185 714 3.231 1.200 OSO 896 663 689 244 227 261

Porcinos

__ __ __ __

343 58 428 237 1.091 2.250 1.045 1.011 584 1.347 576 75

38

48 120 4 3 19 31 68 130 2 — 2

Hemos analizado la intervención de los saladeros, f á b r i c a s de conservas y extractos y f r i g o r í f i c o s , en la t r a n s f o r m a c i ó n de n u e s t r a riqueza ganadera. V e a m o s ahora cual ha sido la p a r t e que ha c o r r e s pondido al consumo de la población, c o m p a r á n d o l a con aquellos e s t a blecimientos, en la movilización de esa riqueza, c o m o a s i m i s m o a la exportación del ganado en pie de las especies v a c u n a , lanar, p o r cina, etc. Con exclusión del monto de animales bovinos, o v i n o s y porcinos que se consumen fuera del contralor de la estadística o f i c i a l y que dadas las condiciones de nuestro país f o r m a n una cantidad crecida, el cuadro que insertamos a continuación e x p r e s a a p r o x i m a d a m e n t e el número de animales sacrificados con fines diversos, desde 1888 hasta nuestros dias, con la intervención de los diversos f a c t o r e s que mueven nuestra riqueza pecuaria.

al 1923

inclusive

CONSUMO DE MONTEVIDEO TOTAL

Porcinos

Vacunos

Ovinos

Porcinos

TOTAL

_

3 S92 4 .093 12 . 1 0 4 21 . 8 5 6 26 . 7 1 1 34 . 1 2 7 23 . 2 3 1 68 4 8 1 132 6 5 0 278 • 38S 463 196 3 6 9 666 5 0 9 301 6 1 1 078 663 450 3 9 2 601 275 667 407 5 4 3 546 5 9 1

93 117 143 150 241 288 333 311 110 157 192 87 119 331 175 364 485 746

.6S9 .400 099 35 S .418 .465 544 .111 S69 .950 955 914 768 085 220 194 744 014

—• — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — — 12.854 15 .29S 33.179 25.300 10.489 7.965 3.084

EXHORTACION GANADO EN PIE

COMSUIO DEL INTERIOR Vacunos

FRIGORIFICOS

Fábrica de Extractos y Conservas

Lsnarea

1888

3 97 119 164 177 275 311 402 4 43 3S9 621 562 610 746 1.027 593 650 901 1.295

892 7S2 504 955 069 545 696 025 761 257 146 621 069 144 714 121 350 251 6S9

567 820 558 240 179 769 291 293 304 115 118 718 4SS 203 320 858 027 900 117 561 476 374 790 587 642 976 074 868 306 379 162 565 191 938 242 669 282 513

153 155 147 132 140 140 142 142 1-35 132 126 129 128 133 127 123 136 144 158 169 181 196 170 143 133 13 1 157 16S 158 152

51 48 65 77 S4 S4 81 «2 74 66 60 72 SI 81 67 67 82 96 108 123 141 177 15 4 106 83 64 69

S2

101 124 145 140 124 118

576 029 526 520 092 904 S16 923 731 4S1 395 57S 532 825 571 219 225 223 986 181 161 585 624 391 363 932 956 767 617 245 134 313 571 649

5 6 7 6 1.2 17 20 16 18 18 18 18 21 26 21 23 20 20 23 23 23 26 25 23 26 32 34 29 44 43 39 44

TOTALES GENERALES POR ESPECIES Otras especies

TOTAL

— —

— 2.455 2 .162 10.945 2.600 1 .057 2.535 2.766 584 1.877 1.362 1.244 294 620 706 279 75 453 319 343 196 830 68 2 2

— 126.818 150.563 233.894 302.847 266.039 173.588 2T5.774 3 0 3 . 4 46 400.005 477.296 357.608 269.277 400.149 196.478 126.207 77.S32 121.919 105.201 64.834 74.415 81.911 35.225 30.317 68.725

Vacunos

0

Inos

664.800 — 796.4161.575 769.3201 48.029 783 .958 65.526 879.140 77.520 986.279 S4.092 1.010.269 | 84.904 846.191 81.816 809.593 82.923 74S.20 74.731 932.615 66.481 885.620 120.399 809.402 I 169.618 911.393 244.837 917.112 290.693 1.104.550 227.962 7S3.3S0 1S7.966 1.107.364 428 . 0 8 8 1.071 .799 502.668 1 .090.747 621.31S 1.211.781 777.807 1.459.097 SI 0 . 3 2 6 970.922 1.024.259 922.189 1.062.079 740.673 624.02S 698.04 2 375.680 832.121 343.535 882.626 378.675 1.130.808 276.255 1.097.531 354.782 1.119.219 629.290 818.980 54S.461 724.971 716.014 1.134.174 7 1 7 . 4 35 1.401.538 987.216 1

Porcinos

'

5.909 6.5S1 7.705 6.039 12.985 17.S75 20.572 16.772 1S.S02 18.921 19.2S8 1S.712 22.315 26.599 22.219 26.OSO 23.111 22.744 25 .789 26. SIS 25.6S0 25.643 24.732 28 . 6 1 6 27.330 25.783 28.925 47.91S 52.554 67.140 1 77.4S6 62.165 52.506 54.016 1

Equinos

— — — — — — — — .— — — 3.444 5.019 3.711 4 .333 6.670 1.926 4.214 3.562 2.481 4.423 7.966 3.671 1.658 1.185 714 3.231 1.200 980 896 663 6S9 244 227 261

.909 581 705 039 985 875 572 772 S02 921 945 654 8S7 362 128 830 5S9 025 086 435 24 3 965 061 781 034 112 394 817 055 706 4 23 524 300 60S

211 051 210 430 2i20 789 215 799 237 . 2 5 6 243 548 244 679 241 988 228 837 217 517 205 488 220 950 2 3 1 907 241 390 216 0 1 9 214 907 238 841 2 6 1 148 289 1S9 316 177 34S 8 8 0 3 9 6 924 34 S 475 276 7 5 9 242 0 3 9 223 020 253 424 284 452 293 978 306 330 352 122 375 775 405 540 4 45 770

Total do todas Otras ospeciea — — — — — — — — — — — 2.455 2.162 10.945 2.600 1.057 2.535 2.766 584 1 .S77 1.362 1.244 294 620 706 279 75 453 319 343 196 830 68 2 2

laa especies

664.800 854.001 823.930 «57.189 962.699 1.083.356 1.107.346 948.579 909.2S8 841.737 1.018.017 1.031.206 1.004.913 1.193.201 1.211.337 1.362.45S 1.001.887 1.566.543 1.601.357 1.742.2H2 2.022.191 2.304.313 2.024.789 2.011.278 1.395.208 1.102.045 1.204.745 1.291.879 1. u o • 2 8 0 1.506.106 1.816.508 1 . 4 4 6 . 4 46 1.503.516 1.904.344 2.443.033

sentado p o r 4 0 7 . 5 4 2 reses v a c u n a s p a r a el a ñ o 1 9 2 2 y 5 4 6 . 5 9 1 r e s e s p a r a el a ñ o 1 9 2 3 . Coincide la disminución de la actividad de los salad e r o s con el incremento de la m a t a n z a en los f r i g o r í f i c o s , que iniciando sus operaciones en 1905 en n u e s t r o ambiente g a n a d e r o con sólo 3 . 8 9 2 reses vacunas, pasan sus z a f r a s a n u a l e s de 1 0 0 . 0 0 0 animales a p a r t i r de 1 9 1 3 , p a r a s e g u i r , con las oscilaciones impuestas p o r las necesidades de los m e r c a d o s consumidores, duplicando y quintuplicando esas c i f r a s , con un período de m á x i m a s actividades que c o m prende desde el a ñ o 1 9 1 5 al año 1 9 1 9 inclusive, que es, p r e c i s a m e n t e , c u a n d o n u e s t r a producción t u v o su m a y o r d e m a n d a e x t e r i o r a c o n s e cuencia de la g r a n g u e r r a europea. L o ocurrido con los saladeros, p a s ó también con las f á b r i c a s de e x t r a c t o s y c o n s e r v a s , c u y a actividad en las f a e n a s inicia su descenso coincidiendo con la m á s e n é r g i c a intervención industrial de los f r i g o r í f i c o s . L o s a ñ o s 1 9 1 9 al 1 9 2 1 , son p a r a e s t o s establecimientos casi

.


prn&

O

PO

def deL

deí

de inactividad, concurriendo con c i f r a s de 56.885 en el primero de del país y su explicación debe buscarse en las altas cotizaciones alcanlos nombrados años y 1 5 . 9 5 9 en 1 9 2 1 , a la formación del monto de zadas por el g a n a d o con motivo de la más activa intervención de los nuestra z a f r a anual bovina. En 1922, conjuntamente con los salaf r i g o r í f i c o s , y los embarques de carne, a precios reinuneradores, hacia deros c u y a matanza f u é de 1 6 2 . 0 6 1 animales vacunos, las fábricas los mercados de consumo del continente europeo convulsionados por de e x t r a c t o s y conservas inila guerra desarrollada en ese cian de nuevo su actividad, periodo. faenando en el referido año de E11 lo que se r e f i e r e a la 1922, 135.903 reses vacunas y faena de animales ovinos, coen 1923, 199.721. E n cuanto al mo lo decimos en otra parte consumo de animales vacunos de este mismo capítulo, su para el abasto de Montevideo g r a n actividad coincide con la y demás departamentos del iniciación de las z-.ifras (!<• los país, se comprueba una m a y o r f r i g o r í f i c o s , es decir, desde el actividad en los tres últimos a ñ o 1906, pues antes de esa años, habiendo cerrado la f a e fecha, solo intervenía en su na los mataderos de Monteviconsumo, el abasto de Montedeo, en 1923, con 282.513 anivideo y del interior y g r a n males vacunos, y la de los parte de la población rural del demás departamentos de la país. L o s f r i g o r í f i c o s realizan República con 1 9 3 . 1 0 3 reses su primera m a t a n z a con 93.689 H a y una evidente desproporanimales, para proseguirla en ción entre las c i f r a s que se reuna progresión ascendente, fieren al consumo de la poblacon oscilaciones d e s f a v o r a b l e s ción de Montevideo y la del en el período de la m a y o r actiresto del país. Mientras la vidad de la f a e n a de los anicapital nacional y - s u jurisdicmales vacunos, culminando en - j ción departamental f i g u r a en z a f r a s de 485.744 animales colos cálculos demográficos, con mo la del año 1922 y 746.014 una población de 4 1 5 . 1 6 5 haGanado entrando a la balanza de la T a b l a d a de Montevideo para ser pesado en la del año siguiente. E11 bitantes el 3 1 de diciembre de cuanto al abasto de Montevi1923, los demás departamentos f i g u r a n con una población tres veces m a y o r , es decir, con 1.187.001, lo que permitiría suponer que su consumo de carne vacuna duplicaría cuando menos la del abasto de M o n tevideo. N o son, pues, las c i f r a s estadísticas relativas al interior en lo que se refiere al importante f a c t o r del consumo público, las más e x a c t a s para establecer deduciones ciertas sobre el monto de anímales que se sacrifican, por diversos conceptos, en todo el país. E l l a s expresan únicamente las del contralor de las autoridades respectivas en aquellos centros urbanos que tienen oficinas recaudadoras del impuesto de abasto. Desde el año 1 9 1 3 al año 1 9 1 9 se nota una sensible disminución en el número de animales vacunos sacrificados por el abasto general

deo concurre en 1920 con una f a e n a de 1 4 5 . 1 3 4 animales ovinos, desciende a 140.313 en 1 9 2 1 , a 124.571 en 1922 y a 118.649 ™ 1923. a f o r m a r el conjunto total de las z a f r a s anuales de'esta especie ganadera. F.1 consumo del interior, en ovinos, tiene en 1920 y 1 9 2 1 su relativa actividad que decae en 1922 y 1923, en cuyos años la z a f r a está representada por 97.018 y 6 4 . 1 1 4 animales, respectivamente.

L a s cifras con que f i g u r a este f a c t o r de consumo en el monto de la z a f r a ovina, en los años 1920 y 1 9 2 1 , 11o alcanzan a las del cuatrenio de 1 9 0 9 - 1 9 1 2 , representado por las cantidades s i g u i e n t e s : 2 3 6 . 9 6 2 ; 2 2 0 . 8 5 9 ; 347-975 y 2 5 3 - 5 2 2 , para los años respectivos. L a máxima disminución en este renglón de consumo, se pronuncia en el quinquenio 1 9 1 3 - 1 9 1 7 para el abasto del interior como para el

Gráfico demostrativo de la faena Industrial, consumo y exportación de ganado en pie, bovino, ovino y porcino en todo el P a í s desde el año 1916 al año 1923 Inclusive.


V a c a s de pédígree en la Estancia Santa A d e l a i d a del doctor A l e j a n d r o G a l l i n a l

Casa y Escuela en la estancia Santa

j-iaiuci

— i

o

del doctor A l e j a n d r o Gallinal

Adelaida

Silos, cabana y casa de los peones en la estancia de Santa A d e l a i d a , situada en el Departamento de Flores

Plantel de toritos de pédigree ¡unto a los silos en la e s t a n c a Santa Elena del doctor A l e j a n dro Gallinal

Aspecto general de la casa de los peones en la estancia Santa A d e l a i d a del doctor A l e j a n d r o G a l l i n a l


/S>f/;£ro deT G def <f consumo de Montevideo. L a faena de porcinos se mantiene sin grandes variaciones desde 1892 hasta 1917, año en el que el frigorífico y el consumo de Montevideo inician una actividad mayor que se refleja en las cifras de la faena anual con cantidades que fluctuan entre 47.918 y 77.486, correspondiendo la primera de las mencionadas cifras al año 1917 y la última a la zafra del año 1920. E n las columnas de los totales generales del cuadro que comentamos, puede notarse fácilmente el desenvolvimiento de las zafras y la concurrencia a la formación de las mismas de cada especie ganadera. Después del período de gran actividad saladeril que en 1895 contribuyó a la cifra del millón de animales vacunos sacrificados, se llega, antes de la intervención de los frigoríficos, a 1.104.550 en 1904, año de guerra interna y, luego, al quinquenio 1906-1910, con cifras para el primero de los años que lo integran, de 1.107.364 y para el último de 1.459.097. Transcurren seis años de disminución en las faenas, para repuntar estas en 1 9 1 7 durante tres años consecutivos, volver a descender en 1920 y 1921, para nuevamente repuntar en 1922 y 1923 con cifras que se aproximan a las de las matanzas más extraordinarias. E s t o en lo que se refiere a los bovinos, pues en la faena de ovinos desde 1900 se inicia una progresión ascendente en el número de reses sacrificadas, con un período de descenso en el quinquenio 1914-1918, para figurar, desde esa fecha en adelante, con cifras que se aproximan a la de los años de mayor actividad. El sensible descenso de la faena y exportación de ovinos correspondiente a los frigoríficos, comercio de exportación, abasto de Montevideo y de los demás departamentos de la República, que se nota en los años 1914 hasta 1918, se debe a que en el transcurso de este quinquenio los hacendados 11o tenían interés en disminuir el número de animales de sus majadas, dado el alto precio de cotización a que llegó la lana. Pero el consumo de carne ovina se intensifica, como lo manifestamos ya, a partir del año I I 9 9> figurando los años 1921 con 716.014 animales; el 1922 con 7 ' 7 4 3 5 y el año 1923 con 987.216 cabezas de ganado. Precio

ASOS

1

a

*

3 >

VALOR

i

Tolalea

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

15.1?9 20.196 1 ij. B8 111.002 13.651 21.1(12 22.380 19.007 17.637 18.201 28.628 24.229 34.416 33.105 37. Mi 22.067 14.281 13.012 33.11117

347.272 372.7411 308.981 350.078 393.642 331.272 271 711 243.967 820.711 382.481 614.110 434.980 626.355 651.76 706.412 611.154 3.80. •• 89 490.662 489.771

104.406 182.373 181.7113 10.8111 2I7.6'6 289.011 2 1.0 9 179.194 47.0.12 72.789 114.M7 131.383 162.1142 170.282 163.661 119.075 154.693 206.711 348.667

14.*-73 211.783 >3.4.-,i .16.241 39.450 41.561 41.995 19 3 8 17.331 2 .549 26.373 45.913 33.867 33.633 31.447 33.0.8 50.099 80.172 97.197

.181.090 696.097 6 2 518 64U.I82 674.119 679.U06 659.71 462.126 408.711 •19,.022 683.528 618.695 840.580 891.766 940.668 685.934 699.373 790.497 972.512

de Mon'evideo. según t i sexo del

EN

PROMEDIO 3

£

2 >

355.663.60 491.899.25 365.941.75 271.2 5.75 301.¡,05.67 519.800.16 558 421.37 6.-2.870.30 81".389.03 981.362.61 1.692.470.04 1.316.480.22 1.868.469.93 2.264.194.98 2.047.773.16 1.71 .487.88 008.351.13 435.970.60 1.232.741.54

ganado

$

£ s

1905. 1900. 11107. 11108. Ift ¡1. 11110. 11111. 1912. 1913. 1911. 1915. 19111. 1917. 191». 1919. 1920. 1931. 1322. 1923.

L a forma en que se han venido desenvolviendo las cotizaciones anuales, permiten agruparlas en cuatro períodos diferenciales, el primero de los cuales, que es de baja, comprende el quinquenio 1905-1909; el segundo, 1 9 1 0 - 1 9 1 4 , período de alza; el tercero de 1915 a 1920, de máxima valorización, con precios excepcionales y, el cuarto periodo, de 1921 a la fecha, en que se inicia un franco descenso en el preció promedia! de las reses vendidas en la Tablada de Montevideo. En el cuadro se establecen los promedios de precios parciales por sexo sin omitir el promedio general y hacemos referencia expresa a los primeros, dado que la enorme matanza de terneros en los años 1921 1922 y 1923 influiría en forma desconsiderada e incierta, por consiguiente, en la fijación de los promedios generales. E n el primer período, el promedio de precio pagado por bueyes fluctúa entre $ 21.09 y $ 23.4"); para novillos de $ 18.22 a $ 2 1 . 1 4 ; para vacas de $ 13.02 a $ >5-56 y para terneros de $ 3.16 a $ 6.60. E11 el segundo período, los precios se distribuyen asi.- bueyes de $ 22.44 a $ 53.91 ; novillos] de $ 20.58 a $ 4 9 . 1 1 ; vacas, de $ 15.30 o $ 38.68 y terneros de $ 6.00 a $ 20.20. Tercer periodo: bueyes, de $ 54.29 a $ 75.63 en 1920; novillos, de $ 45.66 a $ 68.37 en 1920; vacas de $ 34.25 a $ 53.01 en el mismo a ñ o ; terneros de $ 14.35 a $ 20.89 en 1920. Cuarto periodo: comprendiendo los años 1921, 1922 y 1925: bueyes, de $ 4680 5348 y 33.62, respectivamente; novillos, $ 45.74, 31.79 y 33.39 ídem; vacas ? 33.47, 21.06 y 24.82 ídem; terneros $ 12.54, 8.58 y 1106 respec1 tivamente. ' El monto total de las operaciones realizadas en la Tablada de Montevideo, lontevideo, sobre vacunos, que ascendió a $ 9,129.539.44 en 1905 fué iie en 1923, de $ 27.122.620.59, registrándose sumas de $ K.329.14906 dee $ 47-732.982.42. de $ 56.433.884.22 y $ 43-fti6.930.51, en los años 1917, 1918, 1919 y 1920, respectivamente. E11 los animales ovinos, como podrá observarse por el cuadro que mas abajo publicamos, y cotizados en la Tablada de Montevideo se nota igual aumento progresivo. El precio de $ 4.20 que

de los bovinos despachados por la Tablada

CANTIDAD

L o s totales expresados en el cuadro a que nos referimos, representan las bajas anuales que experimenta el stock ganadero del país, con porcentajes que fluctúan, para el animal bovino, de acuerdo con las cifras del censo de 1 9 1 6 y desde ese año hasta 1923, entre 1111 1 1 y 1111 18 % ; para el animal ovino, entre 1111 3 y un 9 l/i % i y para el porcino entre un 10 y un 25 % Exceptuamos de estos cálculos los animales que mueren por enfermedad u otras causas, y los que se sacrifican en las estancias y establecimientos agro-pecuai ios para el consumo de su personal, bajas estas, como otras, que escapan a todo contralor oficial. Por estas circunstancias, como más arriba lo manifestamos al referirnos al consumo de carne vacuna por el abasto del interior, las cifras globales de cada especie que a los departamentos corresponden, son incompletas desde que ellas sólo se refieren a los animales sacrificados en los mataderos públicos y, por consiguiente, sometidos a la fiscalización de las respectivas autoridades. Por otra parte, cualquier cálculo conjetural que pretendiera realizarse para establecer el monto exacto o aproximado del consumo de carne en el país con la base del promedio anual que resultare "per cápita" en las zonas urbanas, adolecería del grave error de su falta de fundamento lógico, dadq que arrojaría 1111 término medio muy alto para la carne vacuna y muy bajo para la carne ovina que es, precisamente, la que más se consume en los establecimientos ganaderos y por una buena parte de la población esencialmente rural. Si el monto de las zafras anuales acusan, en cuanto al número de animales sacrificados, cifras elocuentes 110 lo es menos aún en lo que se refiere al precio obtenido en las cotizaciones por los animales destinados a las faenas de los establecimientos industriales y al consumo de la población. E l cuadro que mas arriba publicamos, comprende el valor promedia! de los animales bovinos, por sexo, obtenido en la Tablada de Montevideo, en los diez y nueve últimos años.

C »-

s

J

M

¿

Totaloi

s

8

1.62».259.98 2.827.594.75 2.094.734.00 1.H48.1(53.00 2.998.410.80 4 284.347.?8 B.(505.874.07 3.748.585.59 1 .(¡(H).4'.l .48 2.81^.801.81 4. 41.¿9tí.02 4.6(58.640.44 8.894.31 .12 7.519.'77.91 8.130.TUS.Olí 0.312. !tí\7(5 5.175.270.91 4.353.9(5-.46 8.053.914.94

H7.853.94 13'.203.75 154 752.75 187.470.25 tt.617,.",l 219. (.'tí.01 287.756.48 233 i.(¡.\61 3 0.2.1.02 3(51.390.01 4>3.914.18 (558. i (51.82 574.324.19 615.631.96 67'.731.24 (590.272.93 G27.HI.R.35 <5^7.875.7(5 8s2.507.42

8 7.206.7G2.02 7.879.074.00 6.lúa.787.75 0.379.212.75 (¡.007.659. tí H.>77.738.32 5.tí.8.928.81 5.9 1.514.49 I3.78fl.8.,0.85 18.78S.7I7. 2 2(5.331.079.88 20.092.934.97 23.992.2J0.72 37.303.577.f'7 44.(581.671.7tí 34.9:7). 001.94 17.401 .(¡(¡5.48 1tí.785.705.98 16.353.463.69

lpu<Jactifo

I

9.129.539.44 11.331.771.75 9.3.19,21(5.25 8.CK9.104.75

EN $ Promedio General

1 £

S

8

8

8

8

23.49

20.93 -1.14 2 .05 18.2» 19.79 •-0.58 20.94 24.: w 42. .0 49.11 61.21

15.50 15.50 14.59 13.02 1.1.78 15..'10 1(5.27 20.91 31.03

3.1(5 6.2H (5.(50 5.17 5.21 (5.00 6.54 12.05 20.20 lo.i7 15,(59 14.35 lrt.97 1H.H0 lf.5'5 20. SO 12.54 8.! 8 9.0(5

17.40 18.20 17.(55 ltí.118 1(5.5ti 17.57 18,12 22.84 40.58 4(5.35 47.52 41.72 41.7.1 53.53 69.99 63. (¡tí 89.82 25.08 26.83

•"a 'i

11 !Ü9

11

11Í93U9.'!O7 10.140.980.71 10.550.232.89 31.7(5 1(5.586.944.38 48.1)5 5.1.91 22."71.301.75 82.483.790.1 2(5.tí3tí.7i0.4S 5l!33 3'»..1:9. 4<>.«N5 M.2!> (W.39 47.732.982.42 6fl.4HI.8-i4.22 | 43.6títí.930.M 7:M¡I 23.H-.2.:»9'».90 4(5.80 tí 1.263...-3.7(5 33.48 27.1.2.020.69 33.02

4:Ú¿ MI. 97 (5J...4 68.37 3L79 33. b9

3(5.20 34.2:. •I I.''4 49.7 53.01 31.47 24.82

pagó en el año 1914, se duplicó en 1918, iniciándose la baja recién en el año 1919, es decir, un año y medio antes que la que gravitó sobre los animales bovinos. P e s o y precio p r o m e d i a l de los ovinos e n los a ñ o s que se en

el

expresan

cuadro —

FRIGORIFICO " SWIFT " A Ñ 0 8

1913 1914 1915 1910 1917 1918 1919 1920 1921 1922 1923

. . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . .

F • • ! ; c::; "LA UKU0UAYA "

Promedio do peto on pío

Promtdio do puto foontdo

Promedio do proolo on pío

Promedio du poio on pío

Promad o de pojo f.on.do

an pío

Ki.

Ka.

$

Kl.

Ks.

$

4. :io 4. SO 6.20 6.20 5.5 0 8.25 7.112 7.15 -1.95 4.06 4.US

49.43 60.69 61.74 62.46 63. SO 50.20 52.96 65.32 53.60 52. G5 62.00

22. 10 23.77 23. .11 21.70 23.94 26,117 25.72 25.20 23.90 25.23 25.00

49 52 55 48 52 58 53.7 52 50 50 51

24 25 2(1 23 24 29.3 25.8 25 24.5 24 25

4.06 4.67 6.37 5.62

6.05 6.04

Dentro del quinquenio 1916-1920 se manifestó una suba excepcional en el valor de las lanas y cueros. El primero de los nombrados productos que 11o llegó a alcanzar en 1 9 1 5 un precio como promedio de $ 5.00 los diez kilos, se cotizó en 1 9 1 9 a $ 10.76, que equivale a una valorización del n o % . L o s cueros lanares de $ 3.32 en 1915, subieron a $ 7.73 los 10 kilos en 1 9 1 7 , para bajar a $ 2.30 y $ 3.70 en los años 1 9 1 2 y 1922, respectivamente. E11 1923 el precio medio pagado por los cueros lanares, fué de $ 6.00 los 10 kilos.


jpo deff del

O

def

Promedio general de precio de los bovinos por sexo d e s p a c h a d o s p o r la Tablada de Montevideo del año 1907 al 1923 Inclusive

P r o m e d i o general del precio de los bovinos d e s p a c h a d o s p o r la Tablada de Montevideo de 1852 a 1923 Inclusive

V a l o r del ganado bovino despachado por la Tablada de Montevideo de 1907 a 1923 Inclusive

Otro tanto ocurre con los c u e r o s v a c u n o s secos que se cotizaron a $ 5.52 en 1 9 1 5 , llegando a $ 8.00 en 1 9 1 7 , para descender en 1 9 2 1 y 1922 a $ 4.56 y $ 4.00 r e s p e c t i v a m e n t e . E n el a ñ o 1 9 2 3 su cotización por los 10 kilos f u é de $ 4-6o- L o s c u e r o s v a c u n o s salados, por unidad llegaron en los ú l t i m o s n u e v e a ñ o s , a. a l c a n z a r cotizaciones extraordinarias de $ 10.93 y $ 10.95 en los dños 1 9 1 9 y 1920, reduciéndose su v a l o r a $ 4.00 en 1 9 2 3 . L o s cueros de potro que en 1 9 1 8 l l e g a r o n a c o t i z a r s e a $ 5.83 los 10 kilos, b a j a r o n en 1 9 2 3 a $ 1.88, lo que r e p r e s e n t a una depreciación superior al 300 % .

los procedimientos de selección y cruza que se generalizan en todos los establecimientos de campo dedicados a la cría del g a n a d o . L a s m i s m a s observaciones pueden hacerse e x t e n s i v a s al g a n a d o lanar, c u y o promedio de peso en pié y faenado, indican claramente la evolución y m e j o r a m i e n t o introducidos en las m a j a d a s con objeto de obt e n e r caponadas de alto rendimiento en peso p a r a s a t i s f a c e r la dem a n d a de los f r i g o r í f i c o s , dándose p r e f e r e n c i a , según lo comprueba el censo practicado en 1 9 1 6 , a las razas L i n c o l n y similares inglesas de g r a n t a m a ñ o . S e observa, sin e m b a r g o , en los últimos diez años, una igualdad casi absoluta en el p e s o del g a n a d o vacuno despachado p o r la T a b l a d a de M o n t e v i d e o , p e r o hay que tener en cuenta, p a r a a p r e c i a r la tendencia de los hacendados a obtener animales de m a y o r peso, que en e s t o s últimos tiempos, f u é crecido el número de novillos de tres a ñ o s o f r e c i d o a la venta, cuando con anterioridad solo c o n c u r r í a n novillos de c u a t r o y cinco años. Si con m e n o r edad en los novillos se obtuvieron pesos promedíales a n á l o g o s que en o t r o s a ñ o s , se infiere, de este hecho, que la calidad de los mismos a c u s a un m a y o r d e s a r r o l l o en las prácticas de m e j o r a m i e n t o zootécnico de la riqueza emoviente del país.

Promedio de precios de lanas y cueros en varios años C U E R O Lana» AÑOS

1916 1916 1917 1918 1919 1920 1921 1922 1923

. . . . . . . . .

. . . ' . . . ¡ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

10 Kilos

$ " " " " " " " "

4.97 7.00 10.28 io.ro 10.76 7.40 4.76 6.00 8.00

Vacunos •ecoa 10 Klloa J •• " " " " " " "

5.62 6.38 8.00 5.76 6.90 6.45 4.56 4.00 4.60

Vacunos aaladoa Unidades

$ " " " " " "

7.83 9.34

7.00

10.93 10.95 5.69 5.62 4.00

I

S

Potros

Lanares

Corderos

10 Kilos

10 Kilos

10 unldadoa

J " " "

4.70 5.08 6.86 4.98 6.34 •' 1 . 7 4 " 2.30 " 1.88

$ " " " *' " " " ••

3.32 4.48 7.73 6.10 6 .53 4.70 2.30 3.70 6.00

S " " " " " " "

0.18 0.55 0.49 0.66 0.83 0.56 0.62 0.85

Promedio en kilos de los animales bovinos despachados

Paralelamente a las cotizaciones r e n u m e r a d o r a s que han r e g u lado y regulan las transacciones g a n a d e r a s en el principal m e r c a d o interno de ventas del país, desde el año 1905 a la fecha, ha ido en progresión ascendente el kilaje de los animales s a c r i f i c a d o s p o r las z a f r a s anuales, para sus respectivos destinos. E l p r o m e d i o de p e s o en pié de los bovinos, tanto los destinados p a r a la f a e n a de los f r i g o r í ficos, como para el abasto, saladeros y f á b r i c a s , acusan el m e j o r a miento progresivo en el refinamiento de los rodeos u r u g u a y o s y

Promedio general

V A C U N O S AÑOS

Como puede o b s e r v a r s e en el c u a d r o que se ve m a s a r r i b a , el límite de m a v o r v a l o r alcanzado p o r e s t o s p r o d u c t o s no coincide. L o s cueros vacunos secos empiezan a d e s v a l o r i z a r s e _en el a n o 1 9 1 8 , los salados en 1 9 2 1 , los de p o t r o en el m i s m o ano, asi c o m o los l a n a res. En cuanto a la lana, su desvalorización se inicia en 1920. b e sobrentiende que nos referimos a los p r o m e d i o s a n u a l e s que f i g u r a n en el cuadro.

por la Tablada

de Montevideo para el abaslo, en varios años

1905 1906 1907 1908 1909 1910 1911 1912

. .. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Bueyes

. . . . . . .

. . . . . . . .

. . . .

. . . .

1914 1916 11116 1917

. . . .

1910 1920 1921

. . . . . . . . . . . .

1923

. . . .

_

Novillos

Vacas

Torneroa

574

464

383

166

573 560 «82 667 67S 696 582 582 674 568 582 686 686 677 686 691

481 459 461 429 472 486 481 4-57 441 484 474 480 487 493 481 483

391 380 371 318 387 409 404 401 381 389 390 .'189 387 393 403 39®

172 177 162 161 187 181 182 169 147 16'5 186 1811 180 186 162 166

En pie 424 413 121 408 383 371 349 4 09 451 426 .'186 318 371 382 386 393 881 353 340

Faenado 254 218 252 244 230 223 209 245 271 256 232 209 223 229 232 236 229 185 177


JOf ÍISPO def

O

Caballerizas, cancha de pelota y casa de los peones en la estancia Santa Elena del doctor Alejandro Gallinal, situada en el Departamento de Soriano

c/e/V

CenfencTTvo

-TSpu£/uayo

abrigo de los árboles frondosos de un monte artificial

Una de las avenidas laterales de la estancia Monzon Hebert del doctor Alejandro Gallinal, situada en el Departamento de Soriano

La avenida Central de la estancia Santa Elena

Casa, capilla y galpón de esquila, en la estancia Santa Elena

Montes de abrigo en la estancia Santa Elena

A v e n i d a Central en la estancia Moiuon Hebert


jG>f///>po c/ef O c/e/V

CenYencrr/o V/^uayo

•Promedio general del p e s o en pie de los bovinos d e s p a c h a d o s p o r la Tablada de Montevideo del año 1906 al

A u n q u e en los cuadros anteriores se hace r e f e r e n c i a únicamente al p r o m e d i o del ganado bovino s a c r i f i c a d o p a r a el c o n s u m o de la p o blación de Montevideo, sus resultados pueden ser aplicados, c o m o c i f r a s promedíales, al g a n a d o que en las f a e n a s anuales tienen o t r o destino, pues los buenos lotes son tan disputados p o r los abastece • dores como por los c o m p r a d o r e s de los f r i g o r í f i c o s , f á b r i c a s y sala deros, razón por la cual el promedio de pesos puede h a c e r s e e x t e n s i v o , sin equivocaciones f u n d a m e n t a l e s , p a r a la m a y o r í a de los g a n a d o s que concurren a la T a b l a d a . Número de animales bovinos d e s p a c h a d o s p o r la Tablada de Montevideo d e s d e el año 1907 hasta el año 1923 inclusive N <o crO o o s <r 9 0» G» <7> o »-« f—«

0t 1—l

& £

O »—« o*»

o* w-» «o 2£ o »4 £Ci O* OU o> i—, r—1 1—« <r>

1,0co •900

/

t

800 700 600 500

Acó

/\\

//

*

/

/

Vs

\

\

s

f

)

/ / /

//

/i

\ \ \ \

S

destino a los m e r c a d o s industriales del vecino país, difícil de calcular y de impedir, pero que se estima en cantidades superiores a las que r e g i s t r a el m o v i m i e n t o oficial de e x p o r t a c i ó n . N o o c u r r e lo m i s m o con los ovinos y p o r c i n o s , f a v o r a b l e al país en c u a n t o la relación del n ú m e r o de animales que se e x p o r t a n con los que se i m p o r t a n . E n o t r o orden de consideraciones, puede calcul a r s e que la importación de animales de toda especie procedente de los m e r c a d o s vecinos, equivale al c o n s u m o público interno que escapa al c o n t r a l o r o f i c i a l y 110 sometido al p a g o de derechos municipales o nacionales, a las b a j a s p o r epizootias u otras c a u s a s en el stock bovino, y que en m u c h o s a ñ o s esas cantidades no compensan las m e r m a s que p o r razones d i v e r s a s se operan en el capital emoviente g a n a dero. Queda, pues, c o m o expresión de las z a f r a s anuales p o r todos los f a c t o r e s que en ellas intervienen, las c i f r a s que se consignan en el c u a d r o r e s p e c t i v o inserto en p á g i n a s anteriores. E l porcentaje atribuido a las m a t a n z a s en su relación con las existencias de todas las especies g a n a d e r a s f i j a d a s p o r el censo de 1 9 1 6 , 110 difiere g r a n d e mente del p o r c e n t a j e real calculando todos los f a c t o r e s del consumo interno y e x t e r n o , incluso los que escapan a la comprobación fiscal. Importación de anima'es en pie en los úllimos veinticuatro años i ANOS

h

/ / / \ r

!

1900

.

.ÍQQ De los m e r c a d o s g a n a d e r o s vecinos, A r g e n t i n a y B r a s i l , se imp o r t a a n u a l m e n t e m i l l a r e s de a n i m a l e s v a c u n o s , lanares, porcinos y equinos con destino a las i n v e r n a d a s de n u e s t r o s c a m p o s y al sacrificio de los s a l a d e r o s y f á b r i c a s del litoral u r u g u a y o . E s t a i m p o r t a c i ó n , en un país esencialmente g a n a d e r o c o m o es el nuestro, aunque ha disminuido e n o r m e m e n t e en e s t o s últimos años, por imperio de disposiciones a d u a n e r a s e x p r e s a s , tiene su lógica explicación. E l g a n a d o que se adquiere en los m e r c a d o s vecinos, en condiciones de poco e n g o r d e , tiene un v a l o r de cotización relativamente b a j o que permite la obtención de buenas utilidades una vez log r a d a la p r e p a r a c i ó n c o n s i g n i e n t e en c a r n e de los animales, por los g a n a d e r o s que dedican sus c a m p o s a la invernada. P o r o t r a parte, los establecimientos i n d u s t r i a l e s del litoral y f r o n t e r a , buscan en la riqueza g a n a d e r a de los países vecinos, los elementos para completar sus z a f r a s anuales, en condiciones de precios que les permitan mantener u n a c o m p e t e n c i a v i c t o r i o s a con los establecimientos a n á l o g o s que f u n c i o n a n en aquellos p a í s e s . A s í v e m o s por el cuadro que publicamos, r e l a t i v o a la importación de animales en pie, que el p r o m e d i o de bovinos introducido al país en el quinquenio 1900 - 1904, se e l e v ó a 89.038, con c i f r a s m á x i m a s de 1 0 2 . 8 5 7 animales p a r a el a ñ o 1903 E n el quinquenio 1905 - 1909, el p r o m e d i o de animales v a c u n o s introducidos en el país, f u é cíe 5 9 , 6 0 4 . con la c i f r a m á x i m a de 1 9 4 , 4 6 5 para el año 11105. E n el quinquenio siguiente, 1 9 1 0 - 1 9 1 4 , el p r o m e d i o f u é de 73.292 y el m á x i m o 126.800 en 1 9 1 3 . E n el quinquenio 1 9 1 5 1 9 1 9 el promedio se e l e v ó a 8 6 . 7 1 9 , con un m á x i m o de 168.547 p a r a el año 1 9 1 5 . Y desde el a ñ o 1920 al 1 9 2 3 , e s o s a r r i b o s del e x t e r i o r disminuyen figurando con c i f r a s de 3 5 . 9 1 6 , 4.497, 7 094 y 13.038 respectivamente, para los años e x p r e s a d o s . Con todo, la importación que comprende en sus c i f r a s el g a n a d o de i n v e r n a d a , g a n a d o g o r d o y reproductores de ambos s e x o s destinados al m e j o r a m i e n t o de las haciendas u r u g u a y a s y a sus saladeros, no l l e g a en a l g u n o s a ñ o s , a superar las cifras de la exportación de animales bovinos en pie y en o t r o s las supera en pocos millares. Y no m e n c i o n a m o s aquí el g a n a d o que subresticiamente sale del país p o r sus f r o n t e r a s t e r r e s t r e s , con

.

. [

1904

. . . .

99.175 82.388 92.085 102.857 08.688 445.193

24.071

Promedio anual

89.038

4.814 51.160 35.909 65.454 11.246 19.700

Porcinos

Fqulnos

7.251 5.603 644 4.037 6 .531

Quinquenio

12 —• ——• —'

.1 479 2.591 3.004 1 .247 40.998 57.379 |

11.475 3.553 1.486 1 .353 1.105 1.037

1

12 2

|

14

. . . .

194.465 39.530 26.942 5.984 31.093

Quinquenio

298.020

164.529

S .594

71

Promedio anual

69.604

3.395

1.718

14

10.690 44.401 93.310 126.800 91.199

7.288 17.867 12.754 60.189 11.932

1.236 2.406 4.708 7.090 4.838

6

1905 1906 1907 —

.

Ovinos

Bovinos

. . . . . . . . . . . .

1909

1910 1911 1912

. . . . . . . . . . . .

1914

. . . .

1

— —

G7 — 124

Caprinos

y asnalea 104

— — — — —

2.157

431

7 — — — —

264

7

3.923

— 2 3

660 153 —• 199 6

784

1.4

'

Qulnouenlo

366.460

110.030

20.284

199

5

948

Promedio anual

73.292

22.006

4 .056

39

1

189

. . . . .

168.547 43.441 39.227 122.551 '59.829

1,5.379 10.723 30.375 27.053 20.700

9.277 3.233 3 .051 6.678 6.839

1 467 504 1 286 4 152 393

5 3 — 2 —

405 314 393

Quinquenio

433.595

110.230

29.078

7 807

1.64S

Promedio anual

86.719

22.016

5.815

1 561

10 2

13.038

14.335 1.949 5.092 10.183

5 .878 2.432 1.571 4.694

1

1915 19111 1917 1018 1919

1920 1921 1922 1923

. . . . .

. . . .

. . . . .

. . . .

. . . . .

. . . .

. . . .

840 |

3 1 — — —

338 329 316 104 157 —

S a l v o los a ñ o s 1 9 1 6 , 1920 y 1 9 2 1 , en que las z a f r a s de animales v a c u n o s no a l c a n z a al millón de cabezas, en los demás a ñ o s c o m p r e n didos desde el p r i m e r o de los mencionados hasta 1923 inclusive, esa c i f r a es s o b r e p a s a d a en a l g u n o s millares, hasta alcanzar, en el último de los citados años, a 1 . 4 0 1 . 5 3 8 reses v a c u n a s . N o obstante e s a elevación en el m o n t o de los animales que se sacrifican p o r las z a f r a s anuales, la riqueza g a n a d e r a del país, lejos de disminuir, acrece c o m o lo permiten a s e g u r a r las c i f r a s y a conocidas del censo practicado en 1924, en lo que se relaciona con la existencia de g a n a d o v a c u n o en los d e p a r t a m e n t o s que se f i j a en 8 . 4 3 1 . 6 1 3 cabezas, distribuidas en la siguiente f o r m a : Toros T o r tos de 1 a 2 anos V a c a s ile c r i a V a c a s <le I n v e r n a d a Vaquillonas Bueyes Novillos de 1 a 3 años N o v i l l o s de míiH d e 3 a ñ o s . . . . T e r n e r o s de m e n o s d e 1 a ñ o . . . . T e r n e r a s de m e n o s de 1 a ñ o . - • Total :

.

IOS.957 73.166 2.093.269 431.6SS 1.230.765 3 3 3 105 1.318.046 703.144 S27.091 712.082 8.431.613

Í L a d i f e r e n c i a a f a v o r de 1924, soljre el c e n s o d e 1916, es de 6 2 9 . 1 7 1 cabezas de animales vacunos).


¿Qf O

Departamento de peones, tanque con carnicería, palenque cancha de pelota en la estancia Monzon Hebert

y

o cfcf Cenfencrpfo clef¿—^—Oru^uayo

Casa del capataz y su familia en la estancia Monzon Hebert, propiedad del doctor Alejandro Gallinal

Silos en la estancia de Monzon Hebert

Corredor cubierto de la casa de peones de la estancia Monzon Hebert

Cernedor y cocina de la casa de peones de la estancia Monzon Hebert


los d a t o s correspondientes al d e p a r t a m e n t o de M i n a s hubo que verif i c a r l o s n u e v a m e n t e , pero ellos no a l t e r a r á n , en f o r m a p r o f u n d a , las c i f r a s g l o b a l e s del r e f e r i d o censo.

P o r departamentos, la riqueza b o v i n a del país comprobada p o r el censo practicado al p r o m e d i a r el a ñ o 1 9 2 4 , se distribuye en la f o r m a expresada en el c u a d r o m á s a b a j o inserto. D e b e m o s hacer notar que

Número de animales vacunos por Departamentos de acuerdo con el censo de 1924 V a c a s de Invernada

DEPARTAMENTOS

Articas . . . . Canelones . . . Cerro Largo . . Colonia . . . . Durazno . . . . Flores Florida . . . . Maldonado . . . Minas Montevideo . . Paysandú . . . Rio Negro . • • Rivera Rocha Salto San José . . . . Soriano . . • • Tacuarombó . . Treinta y Tres

8.350 I 2.935 8.300 | 3.611 6.487 2.516

6.864 3.265 6.404 2.278 2.808 616 3.395

4.868

11.760 9.672 7.073 4.712 9.573 2.727 4.912 8.363 4.963

8.029 178 3.894 4.279 4.725 3.169 6.983 1.819 2.544 5.248 2.100

239.459 40.959 205.067 97.436 172.365 66.879 127.132 53.276 145.712 5.830 237.174 179.936 172.721 145.221 222.973 57.375 146.393 243 613 133.748

Vaquillonas

95.50-7 14.181 97.304 41 2 9 3 93.005 37.950 62.836 24.955 49.196 744 106.380 79.916 85.571 71.681 103.479 29.155 63.883 IOS.891 64.838

39.509 7.052 40.325 9.991 30.663 11.936 26.271 8.542 38.111 23.945 26.817 20.236 51.804 12.48 22.643 40.182 20.668

Bueyes

17.824 23.327 20.244 8.963 23.114 16.276 27.369 2.488 8.265

12.390 26. 188 15.026 16.557 12.214

Novillos de I a 3 años

9.335 96.750 39.612 107.401 43.505 77.942 20.306 138 121.644 89.146 84.710 77.348 130.400 38.670

Novillos

TOTAL

m&s de 3 años

de vacunos

61.660 5.988 37.163 14.291 49.592 19.048 59.588 6.430 83.037 54 57.749 36.539 27.603 17.968 74.866 23.806 61.539 49.044 17.180

67.809 14.961 61.030 37.043 49 351

21.016

42.758 17.707 45.971 1.337 72.089 52.181 51.422 41.746 69.465 24.016 43.980 40!687

61.008 11.010 53.464 30.358 41.338 16.592 33.819 14.435 41.724 1.299 65.258 51.920 47.241 38.145 57.807 16.728 35.303 58.381 36.252

713.473 150.217 623.631 299.240 573.254 229.021 400.631 169.273 406.630 12.733 722.324 532.747 522.956 437.783 739.740 233.268 485.995 717.411 395.286

apenas repone las b a j a s que se operan en los rodeos y m a j a d a s por el c o n s u m o no c o m p r o b a d o de las estadísticas oficiales y por o t r a s caus a s . P o r consiguiente, la producción g a n a d e r a que permite, sin m e r m a s en las e x i s t e n c i a s g e n e r a l e s de la riqueza nacional, realizar z a f r a s que r e p r e s e n t a n h a s t a el 1 8 % de aquellas existencias, revela las condiciones excepcionales de las p r a d e r a s u r u g u a y a s p a r a esta f u e n t e de producción, la abundancia de sus p a s t u r a s y la bondad de su clima, y j u s t i f i c a la preponderancia que esta industria rural tiene sobre todas las demás m a n i f e s taciones de la e x p l o t a ción de la tierra. Debe hacerse notar, también, N u e s t r a producción g a que desde unos a ñ o s a n a d e r a , p o r lo f e c u n d a , esta parte, la m a t a n z a de no tiene r i v a l : es induterneros en las estancias, dablemente la primera Fachada principal del nuevo edificio que al aparecer esta obra se habrá construido c o s t u m b r e m u y generalidel m u n d o . E l p o r c e n t a j e en la T a b l a d a de Montevideo para oficinas y alojamiento zada en la explotación de los p r o c r e o s u r u g u a g a n a d e r a del país para y o s a n u a l e s s u p e r a en a l i v i a r los c a m p o s r e c a r g a d o s de haciendas o para s a l v a r las v a c a s en m u c h o a los obtenidos en los o t r o s países g a n a d e r o s . Y no es esta una condiciones de f a e n a durante los períodos de seca y p o r las condicioa f i r m a c i ó n b a n a l : es un e x p o n e n t e de los h e c h o s y u n a constatación nes de p a s t u r a de los c a m p o s , ha cesado casi en absoluto y tan sólo se de las e s t a d í s t i c a s que c l a r a m e n t e establecen que m i e n t r a s el U r u g u a y p r a c t i c a en circunstancias excepcionales, tiene 64 a n i m a l e s bovinos p o r cada 1 0 c o s a que no o c u r r í a hasta hace pocos habitantes, ( c i f r a del censo de 1 9 2 4 ) , la a ñ o s , cuando el v a l o r de los g a n a d o s no República A r g e n t i n a sólo tiene 54, A u s había a l c a n z a d o las c i f r a s r e m u n e r a d o r a s tralia 35, D i n a m a r c a y E s t a d o s U n i d o s a c t u a l e s y la demanda industrial no era 8, N o r u e g a 5, A u s t r i a , A l e m a n i a , Chile, tan intensa y se concretaba al consumo Holanda. Suiza y F r a n c i a 4. G r a n B r e de la población y a la fabricación de tataña. B é l g i c a y R u s i a 3, Italia y E s p a ñ a s a j o o c o n s e r v a s y e x t r a c t o para satis2, P o r t u g a l 1. N o podrá decirse que e s t o s f a c e r los p o c o s mercados consumidores datos de la estadística son el resultado de ese producto. i m i aparente de una ilusión, porque si ellos ^ C o m o dato complementario de este traducen un porcentaje tan elevado p a r a F a c h a d a posterior del mismo edificio n u e s t r o s g a n a d o s , es exclusivamente de^ capítulo y con el o b j e t o de poner en evibido a nuestra relativa e s c a s a población, porque las c i f r a s serían t o dencia la importancia que adquiere año t r a s año el aprovechamiento davía m á s brillantes y m á s d e m o s t r a t i v a s si en l u g a r de c o m p a r a r la industrial de la c a r n e ovina, d a m o s las c i f r a s de las tres últimas z a f r a s existencia de animales bovinos con relación a la población, se c o m p a cada una de las cuales a b a r c a el período de octubre a setiembre y rara con relación a la superficie t e r r i t o r i a l : c o n s e r v a r e m o s siempre, c o n c r e t a d a s al M e r c a d o N a c i o n a l de T a b l a d a : z a f r a octubre 1 9 2 1 al en ese c a s o , el primer p u e s t o en la p r o p o r c i ó n en condicio30 de setiembre 1922. A b a s t o 76.530 r e s e s ; F r i g o r í f i c o S w i f t 592" nes todavía m u c h o m á s f a v o r a b l e s , porque — c o m o será fácil F r i g o r í f i c o L a U r u g u a y a 70.266; F r i g o r í f i c o A r t i g a s 1 2 7 . 9 1 5 ; Intecomprender — representan m u y p o c o n u e s t r o s 186.000 kilórior e i n v e r n a r , 9 . 7 1 8 ; total 3 4 1 . 0 1 6 reses o v i n a s . metros de superficie f r e n t e a los 3.000.000 de k i l ó m e t r o s de la

siill

E s t e aumento en las e x i s t e n c i a s b o v i n a s a f i r m a una c a p a c i d a d m a y o r de explotación de la riqueza g a n a d e r a nacional y condiciones f a v o r a b l e s para s a t i s f a c e r las crecientes e x i g e n c i a s de los m e r c a d o s universales de consumo, t a n t o los que en la actualidad son n u e s t r o s tributarios, c o m o los que pueden c o n q u i s t a r s e p o r la p r o p i a bondad de ese renglón de la producción y p o r la política que los hombres de negocios desarrollen en ese sentido en aquellos países capaces de concurrir con su consumo a la explotación de esa fuente de riqueza rural.

1

í;

w

Z a f r a octubre 1 9 2 2 al 30 de setiembre 1 9 2 3 : A b a s t o 6 0 . 1 2 4 r e s e s : Frigorífico Swift 3 ° s 4 9 7 ; Frigorífico L a U r u g u a y a 202.593; Frigorífico Art i g a s 1 4 3 . 5 3 6 ; Duelos H n o s . , 1 8 1 ; Int e r i o r e i n v e r n a r 9 . 2 7 5 ; servicio particular 25. T o t a l de reses o v i n a s s a c r i f i cadas en la z a f r a , 7 2 4 . 2 3 1 . Z a f r a o c t u b r e 1 9 2 3 al 30 de setiembre 1 9 2 4 : A b a s t o 5 1 . 3 1 3 ; F r i g o r í f i c o Swift 314.418; Frigorífico " L a Urug u a y a " 214.671 ; Frigorífico Artigas 2 1 7 . 3 3 4 ; I n t e r i o r e i n v e r n a r 3.529. T o tal de reses o v i n a s s a c r i f i c a d a s en la Fachada lateral del nuevo edificio de la T a b l a d a de Montevideo z a f r a 801.265. C o m o decimos m á s a r r i b a las z a f r a s e x p r e s a d a s en este p á r r a f o República Argentina y a los 7.500.000 de k i l ó m e t r o s que a b a r c a la solo se r e f i e r e n a la plaza de M o n t e v i d e o , con absoluta prescindencia extensión territorial de A u s t r a l i a , países que, con E s t a d o s U n i d o s , de la exportación en pie, c o n s u m o c o n t r a r o l e a d o del interior, establef o r m a n los tres más serios competidores de n u e s t r a industria pecuaria cimientos del litoral e interior y c o n s u m o de establecimientos g a n a d e en el mercado mundial. r o s y a g r í c o l a s y o t r o s f a c t o r e s de disminución. l i e m o s visto que la importación de g a n a d o p o r n u e s t r a s f r o n t e r a s


X?f ÍÍBPO

G Compañía „ . „ . o W l r í jje

defc

DEF

Cenfencrrío

—Uruguay*

se eleva a 358,475 l ) a r a los animales bovinos s a c r i f i c a d o s , disminuyendo en cambio a 44.779 para los ovinos. E n 1 9 1 8 se f a e n a n 384.497 animales bovinos y 33.843 ovinos. E11 1 9 1 9 , dicha c i f r a se e l e v a p a r a los animales bovinos a 416.522 cabezas y para los animales ovinos a 88.179. E11 1920 se reduce la matanza de bovinos a la cantidad de 202.269 cabezas, aumentando la de ovinos a 65.169, s a c r i f i c a n d o a la vez 10.203 animales porcinos. E11 1 9 2 1 la f a e n a asciende a 1 2 0 . 8 1 2 reses bovinas, 60.968 ovinos y 7.035 porcinos. E11 el año 1922 cierra su actividad con el sacrificio de 214.924 animales bovinos, 139.464 animales ovinos y 5.363 porcinos. E11 1923. f a e n a 308.248 animales b o v i n o s ; 347.446 ovinos y 1.742 porcinos. Y así, progresivamente, se t r a n s f o r m a el F r i g o r í f i c o S w i f t en el primer f a c t o r industrial del país, viéndose obligado a ampliar año tras año la capacidad de sus instalaciones, a a u m e n t a r el número de obreros que encuentran ocupación en las diversas actividades del establecimiento, invirtiendo por concepto de adquisición de g a n a d o y p a g o de .jornales, sumas millonarias al año. S u s g r a n d e s playas para la f a e n a de animales bovinos y ovinos tiene capacidad para desarrollar diariamente una labor sorprendente. Posee e s t e F r i g o r í f i c o amplias instalaciones modernas, espaciosas cámaras f r i g o r í f i c a s con accesos fáciles a las playas de matanza y con capacidad para la reserva de grandes stocks de carnes congeladas y productos e l a b o r a d o s ; bien ventilados departamentos para las grandes calderas tubulares que proporcionan la f u e r z a motriz todas las dependena Embarcadero de la Compa:ñía Swift de Montevideo

E l saladero como se habrá visto por los capítulos anteriores f u é la p r i m e r a manifestación industrial, después de la corambre, desarrollada en el país para el aprovechamiento de la enorme riqueza ganadera que poblaba sus campos. P e r o Montevideo no era. ni podía ser, la manifestación definitiva g de esa industria de amplio porvenir por la nobleza y utilidad de su materia prima como lo evidenció el desarrollo auspicioso adquirido por el F r i g o r í f i c o desde su instalación a la fecha. S u intervención ha perfeccionado la explotación industrial de la carne, contribuyendo, sin duda alguna, con la conquista de nuevos mercados de consumo, al m a y o r valor de nuestra riqueza primaria que desde unos años a esta parte ha llegado a límites insospechados. E x p o n e n t e elevado de esta manifestación industrial de nuestro medio ambiente, lo es la Compañía S w i f t de Montevideo S. A . que posee en la Villa del C e r r o , el mas grande e importante de los F r i g o r í f i c o s del Uruguay. L a construcción de este m a g n í f i c o establecimiento que honra al país, f u é r e c i e n iniciada el año 1 9 1 1 , poniéndose t é r mino a ella en 1922. P e r o f u é al año siguiente de empezarse la construcción de este F r i g o r í f i c o , que su intervención se hizo sentir en el mercado interno de demanda, con una activa faena representada por 4 . 1 2 3 animales bovinos y 3 1 . 3 4 5 ovinos. Iniciada su fecunda intervención industrial en el ambiente f u é d e s a r r o llando su actividad en forma t a n progresiva, que actualmente ocupa el primer puesto entre los establecimientos de análoga Índole existentes en el país. Asi, en el año subsiguiente al de la iniciación de su faena, en 1 9 1 3 , el número de animales sacrificados asciende a 76.377 bovinos y 168.910 ovinos. Y este desenvolvimiento industrial adquiere importancia año tras año, con g u a r i s m o s tan significativos, que la capacidad productiva del establecimiento, la extensión de sus operaciones y su organización comercial en el mercado universal de concurrencia de productos análogos, se a f i r m a en el país en forma promisora para el desarrollo de la ganadería. E n 1 9 1 4 , el número de animales faenados por el F r i g o r í f i c o S w i f t se eleva a 186.786 bovinos y 108.415 ovinos. Al año siguiente, 1 9 1 5 , la faena se cierra con el sacrificio de 308.433 animales bovinos y 1 1 3 . 1 2 1 ovinos. E n 1916, los animales bovinos faenados suman 2 7 3 . 1 6 5 y los ovinos 127.781. E11 1 9 1 7 dicha cantidad

cias d e I establecimiento, enormes comprensores de amoníaco para la producción del f r í o ; bombas de agua para ser distribuida a las máquinas, a las playas para su m a g n í f i c a limpieza diaria y a las diferentes secciones del establecimiento que la requieren; condensadores de lluvia, evaporadores, ventiladores, etc., fábrica tle envases de hojalata, g r a seria, 1111 hermoso edificio para todas las oficinas administrativas, almacenes generales, talleres mecánicos para practicar todas las composturas que reclaman las distintas dependencias y secciones del F r i g o r í f i c o , chatas y vapores para el transporte de la carne a los buques de ultramar que han de llevarla a los mercados consumidores etc. A d e m á s de todo lo que se refiere al establecimiento industrial en sí, en el vasto recinto dónde se levanta el F r i g o r í f i c o , se ha construido 1111 hermoso conjunto de casas económicas para los

Vista general de todas las Instalaciones de la Compañía S w i f t de Montevideo


£>f fifaocfef G c/e/V~ obreros que en él t r a b a j a n ; un hotel y restaurant para los mismos y para capataces y empleados; escuela, club social, biblioteca, cancha para juegos de deportes diversos. T o d o h a sido previsto y resuelto con un criterio amplio y moderno, sin economías perjudiciales, con elevado concepto de la función que el hombre desempeña en el desarrollo y éxito de estas manifestaciones industriales. E l F r i g o r í f i c o S w i f t , además de la carne congelada y enfriada y del charque que abarca el renglón principal del establecimiento, elabora diversos y acreditados productos que cuentan dentro y f u e r a del país con un g r a n consumo y una activa demanda. S u s conservas variadas están acreditadas mundialmente y cons-

Interior del F r i g o r í f i c o

tituyen manjares predilectos, como asi mismo todos los productos que se elaboran en el establecimiento a base de carne de porcinos. AI mercado universal de concurrencia envía, perfectamente acondicionados, los sub productos ganaderos, tales como cueros, pieles, g r a s a s , tripas, harina de huesos, astas, cerda, sangre seca etc., etc., por valor de varios centenares de miles de pesos. Da una idea somera la importancia que reviste este hermoso y moderno establecimiento industrial, el hecho de ocupar un promedio de cinco mil personas, entre empleados y obreros, en su administración, secciones distintas, faenas, acarreos etc. L a Compañía S w i f t de Montevideo tiene ramificaciones comerciales y agencias de venta en todos los países europeos y trata de conseguir continuamente nuevos mercados para la colocación de las carnes u r u g u a y a s asi como para todos los demás productos que se elaboran en el establecimiento. Posee así mismo agencias perma-

Sección de envases de conservas

nentes en Río Janeiro, Bahía, Pernambuco, Victoria, Maceio, A r a caju, Natal, Ceará, Maranhao, P a r a h y b a , P a r á y otros puertos del Brasil, para la venta de tasajo, carnes conservadas, g r a s a s y todos los demás productos derivados del ganado. L a enorme producción de este F r i g o r í f i c o g o z a de bien saneados prestigios y de una envidiable aceptación en todos aquellos mercados donde ha sido introducida en el consumo público. Defendida, por otra parte, por una admirable y vasta organi-

zación comercial, con un personal experto en negocios que estad a las características de cada mercado consumidor, las operaciones de a Compañía S w i f t de Montevideo, tienden día tras día a amplificarse dentro y f u e r a de los mercados que abastece, asegurando as., en f o r m a permanente, una fácil colocación para la riqueza primaria del país que tiene en este establecimiento una defensa eficaz para su progresivo desenvolvimiento y mejora. Y si como factor industrial constituye un elevado exponente de la capacidad productiva de nuestro país y contribuye con su actividad creciente a formar los índices económicos de la nación por concepto de la transformación principal de uno de los renglones de su riqueza

Espacíosa sala de

máquinas

y su colocación en los diversos mercados donde opera, no es menos digno de ser mencionado este magnífico establecimiento f r i g o r í f i c o por el esfuerzo que realiza en pro del mejoramiento de la ganadería u r u g u a y a . E n todos los concursos de ganado gordo, en los que se evidencian procedimientos de cría y sistemas de selección, el F r i g o rífico S w i f t interviene con valiosos premios unas veces, otras con propuestas importantes, a compensar el mérito de aquellos cabañeros y criadores que obtienen productos dignos de la moderna industrialización de la carne, aplicando un criterio de alimentación en consonancia con la capacidad asimilativa de los ganados de alto refinamiento. E s pues su intervención en las actuales actividades industriales del país en lo que se refiere a su ganadería, de orden material v de orden cultural. . . L a primera adaptando nuestra materia pruna a las exigencias del consumo universal, y la segunda favoreciendo el esfuerzo de los mas

Cámara y depósito de conservas envasadas

inteligentes para elevar el concepto de nuestra ganadería y su importancia. P o r otra parte, su activa concurrencia a Tablada permite la regularización de los precios en competencia con los demás establecimientos de la misma índole, saladeros y abastecedores, disputando los mejores ejemplares que se ofrecen a la venta para llenar las exigencias de su vasta clientela mundial y ofreciendo así a la o f e r t a de los hacendados, 1111 mercado permanente para las transacciones diarias,


Jgf/ífpo C c/e/V LA FRIGORÍFICA URUGUAYA S. A.

Con un capital inicial de $ 500.000 m]n. oro sellado, se fundó en el Uruguay, en 1903, por inidativa de varios capitalistas y hacendados radicados en el país, " L a Frigorífica Uruguaya, S. A . " , siendo así la primera institución de esa índole que se lanzaba al desarrollo de tan importante industria. Del incremento que fué adquiriendo este Frigorífico habla con harto elocuencia el hecho de que en 1 9 1 2 aquel capital inicial de 500 mil pesos oro se elevase a $ 1.500.000 y. cuatro años después, o sea en el año 1916, se considerase indispensable elevarlo a $ 4.000.000 oro.

Este gran establecimiento está magníficamente instalado en las faldas del Cerro de Montevideo, en el paraje conocido por "Punta S a y a g o " , en terreno propio, de l i o hectáreas, bañado por el Río de la Plata. E n diciembre de 1904 inauguró su faena de animales vacunos y lanares, haciendo su primer embarque de productos congelados eii marzo de 1905, en el vapor inglés " S u s s e x " , con destino a Londres. L a s faenas de L a Frigorífica Uruguaya — establecimiento tan importante como necesario para la prosperidad de país en que despliega sus grandes actividades — demuestran bien claramente los progresos que ha alcanzado, así como que los hacendados del U r u g u a y tienen una patriótica preocupación: la de retinar las haciendas, enriqueciendo asi ese rubro principalísimo de la riqueza nacional y contribuyendo eficazmente en el sentido de que el concepto que en el extranjero se tiene respecto de los valores de nuestra ganadería se reafirme hasta hacerse definitivo. L o s productos congelados por esta Sociedad Anónima tienen inmediata y gran aceptación en los mercados consumidores — la

Faena Faena Faena Faena Faena vacunos,

defCenfenar/o —Üpu^aayo

1919I20: vacunos, 67.735; lanares, 1 1 . 5 3 4 ; porcinos, 8.952 1920I21: vacunos, 64.174; lanares, 1 2 5 . 8 1 5 ; porcinos, 210 I 9 2 i ' 2 2 : vacunos, 60.453; lanares, 138.172 1922(23: vacunos, 84.705; lanares, 205.670 1923124: (i.° de diciembre de 1923 a 1 ° de marzo de 1 9 2 4 ) : 41.398; lanares, 132.391.

Como lógica consecuencia del aumento de sus faenas, esta Sociedad se vió en el caso de ampliar sus instalaciones, y así lo hizo en 1916. Debido a esta ampliación es que la F r i g o r í f i c a U r u g u a y a puede faenar en la actualidad 1.200 vacunos y 4.00a lanares diarios. T.a superficie total que ocupa el establecimiento es de 50.000 mts.aproximadamente y sus principales edificios están construidos de cemento armado y de piedra y manipostería, con techos de hierro galvanizado. Tanto la plaza para lanares como para vacunos están provistas de vías aereas para colgar los animales faenados. El ganado comprado se encierra en unos corrales situados en el campo de la Compañía y en los cuales hay capacidad para 6.000 novillos. K1 total de las cámaras frigoríficas que posee este establecimiento es de 29, distribuidas en tres secciones y abarcando una superficie tota! de 5.750 mts.-. Siendo la altura de las mismas de 4 mts. 20 ctms., dan un volumen para el conjunto de 24.150 mts. cúbicos. Calculando, término medio, un metro cuadrado de superficie para cada novillo, se pueden colgaren conjunto 5.380 novillos cantidad que se puede aumentar fácilmnte a 6.000 novillos. Si el cálculo se hace para los lanares, correspondiendo 10 animales para cada metro cuadrado, el número de estos que pueden colgarse se eleva a 60.000. Congelada la carne pasa a los depósitos situados cu el piso bajo de los edificios y que se encuentran comunicados por medio de una red de vía Decauville con el muelle de embarque.

Vista general, desde la bahía de Montevideo, del importante establecimiento " L a Frigorífica Uruguaya, S. A . " , construido en la V i l l a del Cerro

Gran Bretaña, continente europeo y Norte América — como de primera y superior calidad, tanto por su clase y condición, como por la forma de preparación y envase de esos productos. L o mismo sucede con las conservas y los sub-productos, como s e r : lenguas, "comed beef", "boeuf assaisonne", cueros salados, grasas, sebos, sangre seca, guano, etc., que también merecen la misma favorable aceptación de parte de todos los mercados consumidores.

El detalle de las faenas que damos a continuación demuestra g r á ficamente el grado extraordinario de prosperidad logrado por La F r i g o r í f i c a U r u g u a y a desde su fundación hasta la época actual: Faena Faena Faena Faena Faena Faena Faena Faena Faena Faena Faena Faena Faena Faena Faena

1904 1905 1906 1907 19089: 1909 10 1910 n i y n 12 1912 I9U 1914 1915 1916 1917 1918

vacunos, vacunos, vacunos, vacunos, vacunos, vacunos, vacunos, vacunos, vacunos, vacunos, vacunos. vacunos, vacunos, vacunos, vacunos,

4.051; 4.102; 14.002; 20.898; 25.895; 33-957; 22.809; 64238; 47.302; 86.273; 164.532; 102,277; 126.613; 149.219; 151.858;

lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares, lanares,

100.432 65.678 141.708 118,607 145.384 243.102 262.635 314.041 226.834 5.847 45.974 41.077 44.085 43.203 1 6 1 . 1 6 5 ; porcinos, 3.470

I.os depósitos están divididos en 7 secciones y su superficie y volumen es de 17.555 metros cúbicos. Como se calcula término medio 3 metros cúbicos por cada tonelada de carne congelada, se pueden depositar en los 7 depósitos, 5850 toneladas. Convirtiéndose, según las exigencias de las matanzas, en depósitos las cámaras de congelación, se pueden almacenar en conjunto 11.000 toneladas de carne representativas de 45.000 novillos. Además de todo lo inherente a la fábrica existen varios edificios destinados a habitaciones de los operarios solteros del establecimiento con capacidad para 400 personas. Existen casas para los capataces y sus familias, como asimismo para los empleados casados. Todos estos edificios son de propiedad de la Sociedad y los alquileres que se cobran son sumamente módicos y cubren apenas el interés del dinero invertido en su construcción. Todos los obreros del establecimiento están asegurados contra accidentes del trabajo. Contiguo a la fábrica existe 1111 magnífico edificio de dos pisos destinado a Hotel y Restaurant, con comedores para 300 operarios. 60 capataces y 30 empleados. Existen también dos almacenes donde las familias encuentran lodos los artículos del ramo. H a y además, peluquería, cinematógrafo etc. En edificio propio construido con ese objeto, existe una Escuela Pública, costeada por el establecimiento, donde reciben educación primaria los hijos de los empleados y capataces del mismo. Esas son, en términos muy generales, las principales características de este importante y prestigioso establecimiento industrial, cuyas proporciones acrecen año a año.


G

<PO

def¿ del

CFEF

Frigorífico ARTIGAS

Organizado el F r i g o r í f i c o Artigas como Sociedad Anónima U r u g u a y a en 1 9 1 5 , las acciones fueron ofrecidas y cubiertas con tan excepcional rapidez entre estancieros y capitalistas nacionales, que el país pudo contar bien pronto con otro establecimiento moderno de la índole del que nos ocupa, inaugurándose las faenas en Octubre de 1917.

sirven comidas a precios corrientes, destinándose a tal objeto tres salones - comedores: los empleados y capataces utilizan el primero, las empleadas el segundo y el tercero los obreros de la Fábrica. A la entrada del establecimiento se han construido cuatro casas modernas, en las que habitan los oficiales de la Empresa y que son quienes dirigen su marcha.

L a gran fábrica se divide en edificios para la matanza y el enfriamiento, capaces de atender una faena de 500.000 vacunos, 750.000 lanares y 150.000 porcinos por año, asi como sus correspondientes sub-productos. E s t o s edificios, sólidamente construidos a base de cemento armado, están equipados con maquinarias especiales, a fin de lograr el

Como se ve, no se ha descuidado, en absoluto, en este gran establecimiento industrial, lo que se refiere al bienestar de sus colaboradores, como tampoco las obras de embellecimiento de la fábrica y sus alrededores, donde se destaca el arco que da acceso a la larga y alegre avenida bordeada de árboles que, marginando las canchas de deportes, conduce a la misma fábrica.

^^es^SÉWbíbí ijKjijíJ

Vista general del establecimiento en la que puede

apreciarse la importancia de sus construcciones

Ahora, en lo que respecta a la orientación financiera del Frigorífico Artigas, vale la pena agregar un antecedente de verdadera importancia, esto e s : que para facilitar la distribución de los productos y su colocación en los principales mercados consumidores, la empresa se asocio con las conocidas firmas de Armour y de Morris & C., quienes mantienen vastas organizaciones para disponer de sus productos en todas partes del mundo. Esta circunstancia lia permitido al Frigorífico Artigas operar en gran escala, ensanchando así el plano de sus transacciones comerciales, que de otra manera se limitarían en detrimento de los intereses ganaderos del Uruguay. Posee este importante establecimiento la indiscutible ventaja de haber sido levantado en una de las márgenes del arroyo Pantanoso, sobre las cuales se han construido sólidos muelles para el atraque de las embarcaciones encargadas de efectuar el trasbordo de los productos, hacia las graneles naves que han de A poca distancia de la conducirlos hacia los granFábrica se ha levantado un des mercados de consumo amplio edificio para las Ofidel viejo mundo y de Norte cinas de la Policía SanitaAmérica. La abundancia ria Animal, la que tiene a también de las aguas prosu cargo la inspección ofiporcionada por este arroyo, cial del Frigorífico Artigas permite el máximo de limy otras fábricas de las cerpieza exigido por 1111 estacanías. blecimiento de esta índole Para comodidad de los que tanta importancia ha empleados cuenta este F r i Una vista parcial del Frigorífico adquirido desde su fundagorífico con un hotel conción, en las actividades gafortable, dotado de calefac naderas de nuestro medio ambiente. ción, agua caliente, piezas bien ventiladas para los empleados solteros Por último, como exponente del progreso alcanzado por este FriE s este un aspecto original y simpático del establecimiento, que se o-orífico en los cinco años comprendidos entre 1918 y 1923, — Pues suma a otro no menos inusitado en nuestro medio en lo que hace relalos datos relativos a 1924 11o pudieron ser entregados a nuestras cajas ción con actividades de esta naturaleza, y es el siguiente: la existencia en momento oportuno — damos a continuación el resultado detallade un buen local para la sede del Club Social del Frigorífico, frente al do de las f a e n a s : cual hay una cancha de foothall y otra de tennis y en cuyas proximi1918 1919 1920 1921 1922 1923 dades luce también el establecimiento lilla hermosa plaza arbolada que constituye un lugar de recreo y descanso para los empleados después Vacunos... 73.781 106.760 1 1 9 . 2 4 4 100.698 124.580 152.699 del almuerzo o durante las horas de asueto. E11 cuanto al Club, dispone Ovinos 47-777 102.808 92.189 99.143 1 7 ° - I 4 I 175-427 de una discreta biblioteca, de billares, etc. Porcinos . . 3.264 4.723 6.325 3.765 3.546 1.364 Existe también allí un restaurant, de sencillo confort, donde se desiderátum que toda empresa de ese carácter debe desear: producción higiénica, económica y eficaz de los productos que elaboran. Las calderas de la " S a l a de Máquinas" están dotadas de quemadores de " f u e l oil", considerado hoy como el procedimiento más eficaz para la producción de vapor. Cuenta dicha sala con poderosos generadores de corriente, de capacidad suficiente como para abastecer las necesidades de todo el establecimiento para sus motores, ascensores y maquinarias eléctricas, así como para el alumbrado de cada departamento y, en general, para todas las reparticiones de la fábrica. El Frigorífico Artigas realiza ei transporte — bajo refrigeración — de los productos y carnes desde la "playa de matanza" hasta el consumidor en Europa por intermedio de una flota de lanchas frigoríficas, que mantienen las carnes en la temperatura debida durante el traslado.


Jgf fifao G E n t r e los modernos establecimientos a g r o - p e c l l a r i o s del departamento ,)<, Soriano, donde los procedimientos más a v a n zados han sido puestos en práctica en lo que se refiere a la explotación rural, merece citarse la estancia Santa Blanca. del señor B u e n a v e n t u r a Caviglia, distante dos kilómetros de la ciudad de Mercedes, sobre las mismas b a r r a n c a s del R í o N e g r o . F u é fundada por su actual propietario, en el año 1892 sobre la antigua posesión del Barón de M a u á , cuyo edificio principal se conserva como un exponente de las tendencias progresistas de aquel hombre de negocio. E l establecimiento Santa Blanca, tiene una extensión de 3.900 hectáreas de inmejorable campo, con un desarrollo de 1 5 kilómetros sobre el R í o N e g r o . Mil doscientas hectáreas están destinadas a la agricultura y 2.700 a la ganadería. Desde el primer momento de adquirir esta estancia, el señor B u e n a v e n t u r a Caviglia imprimió a su organización su amplio espíritu progresista, 11o omitiendo ningún esfuerzo para colocarla a la altura actual, en su admirable pie de producción diversificada, que lo destaca como 1111 ejemplo de explotación agro-pecuaria racional entre todos los establecimientos similares. L a s hectáreas que se destinan a la agri-

— C r i a d o por el S r . S h a w .

L a sección ganadería guientes e x i s t e n c i a s : Vacunos Lanares Equinos Porcinos Aves

320.000 70.000 50.000 40.000

Vinos J u g o de uva Aceite Leche Manteca Hielo Sr. B u e n a v e n t u r a C a v i g l i a , p r o p i e t a r i o y f u n d a d o r del e s t a b l e c i m i e n t o

R e p r o d u c t o r N o r m a n d o del

Cebada Alfalfa Uva . Olivas

Residencia

las

si-

2.500 4.000 200 300 3 . ooo

10.000 100.000 750.ooo 60.000

particular

Litros Botellas Litros " Klgs. "

520.000 80.000 7.000 So. ooo 2.500 1S0.000

E11 cantidades menores, conservas de f r u -

Hoy ni LaiUr.c. — C r i a d o p o r los señorea J o r g e y A r t u r o TYSlson. A l Hervido d e u n o de los plantel,-a d e l e s t a b l e c i m i e n t o

establecimiento

E11 cantidades menores, papas, boniatos, frutas y verduras, que

I n g e n i e r o endioso Benedettl. director la succión v i t í c o l a

cuenta con

L a sección industrial, que f o r m a parte integrante de este establecimiento modelo, con los propios elementos que producen sus cultivos intensivos y la propia explotación g a n a dera, elabora los siguientes productos, anualmente, en las cantidades que a continuación se expresan:

cultura producen, término medio anual, las siguientes cosechas: Trigo Maíz Lino Avena

c/ef Cen/enar/o —Vpupuayo

permiten s a t i s f a c e r las necesidades del e s t a blecimiento. abastecer en parte el m e r c a d o de consumo de la ciudad de M e r c e d e s y utilizar el excedente en conservas p r e p a r a d a s con los modernos elementos que allí se disponen para esta industria de indiscutible importancia en nuestro ambiente el día que cobre el desarrollo que es de esperar.

Estancia « c «. o í » banta ülanca del Señor Buenaventura r-, . i. V.avigiia

Cliailteclair.

c f e / V

tas y verduras, de tomates, grappa, cognac, miel, a g u a destilada, leche Y o g h o u r t h , leña, carbón, etc. E11 una p a l a b r a : todo lo que constituye 1111 renglón útil, es aprovechado racionalmente, con la base de la producción del establecimiento y en f o r m a tal que en el mercado nacional de consumo todos los elementos industrializados en él gozan de merecida aceptación y renombre. L a parte destinada a edificios familiares e industriales, abarca en conjunto una extensión de 4 hectáreas, pudiéndose a f i r m a r que

del p r o p i e t a r i o ,

señor

Buenaventura

Caviglia,

S r . .Mftxlmu K a y e t d i r e c t o r - d e la seeolbn' a g r í c o l a g a n a d o r a dol e s t a b l e c i m i e n t o


Jgrfifoo def O clefc—

Cenfencmb VT'u^uaya

Galpón de esquila y v i v i e n d a de peones de l a sección a g r í c o l a

ganadera

A d m l n l s t r a c l ó n y vivienda, del director de la m i s m a

sección

en la construcción de todos ellos ha presidido un criterio de s a n o c o n f o r t , sin derroches inútiles, no d e s c u i d á n d o s e ningún detalle de los que h a c e n la vida a g r a d a ble en el c a m p o , i n c l u s o el local p a r a escuela, en la que se brinda instrucción a los hijos de la p o b l a c i ó n p e r m a n e n t e del establecimiento. E s t a población se e l e v a a 200 p e r s o nas, entre j o r n a l e r o s , e m p l e a d o s m e n s u a les y f a m i l i a , y toda tiene su ocupación racional en las d i v e r s a s secciones en que se divide el establecimiento. E n épocas de c o s e c h a , el n ú m e r o de b r a z o s que encuent r a ocupación r e d i t u a t i v a en Santa Blanca se eleva a 350. E n t r e los edificios y c o n s t r u c c i o n e s que merecen c i t a r s e p o r s u importancia, se e n c u e n t r a n : las b o d e g a s , con t o d o s los anexos indispensables; laboratorios; f á brica de a c e i t e ; d e s t i l e r í a ; f á b r i c a de cons e r v a s ; el F r i g o r í f i c o y la f á b r i c a de hielo, con m a q u i n a r i a s de lo m á s m o d e r n o ; la l e c h e r í a ; los e s t a b l o s p a r a a n i m a les de p é d i g r e e ; los c h i q u e r o s de cría pura B e r k s h i r e ; los f i l t r o s de a g u a y b o m bas e l é c t r i c a s ; la usina e l é c t r i c a ; el obs e v a t o r i o m e t e o r o l ó g i c o ; el puente sobre el D a c á ; los tanques a u s t r a l i a n o s ; pozos s e m i - s u r g e n t e s ; molinos ; l a g u n a s a r t i f i ciales, etc. T o d a s las m á q u i n a s e x i s t e n t e s en este establecimiento son de las m á s modernas y funcionan a vapor, n a f t a y electricidad.

da producción de su g r a n j a , de su chacra y de su sección industrial, se ha construído un sólido muelle sobre las m á r g e n e s del R í o N e g r o al que a t r a c a n pequeñas embarcaciones, a fin de o p e r a r cómodamente en c a r g a s y d e s c a r g a s . T a l es, en breve síntesis, la importancia del establecimiento que el señor B u e naventura Caviglia posée en las inmediaciones de la ciudad de M e r c e d e s . P o d r á haber o t r o s establecimientos, c o m o los hay en el país que a v e n t a j e n a este en superficie territorial, p e r o en m u y contados se procede con un criterio tan racional y científico a la explotación de todo lo que puede rendir un establecimiento a g r o pecuario de producción y de industrialización, a la vez, de sus riquezas. E n la cabaña, los m e j o r e s reproductores, que se renuevan frecuentemente, mantienen la pureza de s a n g r e de los d i v e r s o s planteles con los cuales se l o g r a obtener buenos productos que g o z a n de merecido renombre en el país. E n las distintas dependen¡ira. I s a b e l S a l v o Pensionada por el señor B u e n a v e n t u r a cias, bajo la dirección de un personal e x C a v i a l la, d a d o que f u é o.spuaa del señor A n g e l S a l v o , perto e inteligente, todos los elementos p r j n e r colono de l a E s t a n c i a " S a n t a B l a n c a " . -— L l e g ó a l indispensables para obtener el m á x i m o de e s t a b l e c i m i e n t o en 1892 y desde e s a feol:a no lo a b a n d o n ó rendimiento dentro de una bondad indism á s . — lis m a d r e de c u a t r o c a p a t a c e s que tienen en l a cutible, elementos que se p e r f e c c i o n a n y E s t a n c i a i m p o r t a n t e s cometidas y a b u e l a de 1 7 nietos amplían de acuerdo con un bien orientado nacidos en " S a n t a B l a n c a " , uno de los c u a l e s recibe en et g r a b a d o s u s c a r i ñ u s de buena a b u e l a . G o z a de toda criterio p r o g r e s i s t a . Y todo, sin que se suerte de c o n s i d e r a c i o n e s y comodidades, r o d e a d a del abandone la tendencia a un c o n f o r t sin a f e c t o de los s u y o s y constituye la situación c r e a d a a su boatos que hace a g r a d a b l e la vida en el vida, un h e r m o s o ejemplo de como el señor C a v i g l i a proambiente rural, explotando las condiciocede con el personal que p r e s t a servicios en las d i s t i n t a s nes de í e r t i M a d de n u e s t r o sue\o p t r n t a d e p e n d e n c i a s de s u importante establecimiento a g r o L o s productos e l a b o r a d o s en Santa giado, diversificando el e s f u e r z o útil, en p e c u a r i o v i n c u l á n d o l o a s i a l mismo, por poderosas Blanca han merecido, en todas las E x las variadas manifestaciones a g r a r i a s p a r a razones morales y materiales posiciones a las que c o n c u r r i e r o n , diploproducir m á s y mejor y acreditar p o r su mas de h o n o r y p r i m e r o s p r e m i o s . bondad los productos en los m e r c a d o s U n sistema c o m p l e t o de radioteleconsumidores. L o s g r a b a d o s que lucen estas p á g i n a s dicen con elof o n í a ha sido instalado, manteniendo p e r m a n e n t e m e n t e a la población cuencia de su v e r d a d e r o s i g n i f i c a d o y de la organización e j e m p l a r que de este establecimiento en c o n t a c t o con todos los c e n t r o s de c u l t u r a le ha sido impreso a este establecimiento. de una buena p a r t e del continente. P a r a la movilización de la v a r i a MBiSffl

Moderna máquina f r i g o r í f i c a , oon c a p a c i d a d productiva de 3.000 de hielo por día

kilos

I ' n a sección de a v i c u l t u r a en el establecimiento


PO def "Demostración gráfica de la d l v M ó n ' d e la propiedad rural en el Uruguay

El a l a m b r a d o de los c a m p o s - Sub-división de p o t r e r o » - L a » s e ñ a l e » y

marcas

del

g a n a d o - C r e a c i ó n d e la oficina r e s p c c tiva - E l C ó d i g o r u r a l . S u sanción - E x p o siciones - F e r i a s g a n a d e r a s - S u desarrollo e influencia e n e l ir.ejoramiento d e l a s h a c i e n d a s - Estadística

d e los últimos

a ñ o s - L o s C o n g r e s o s R u r a l e s - Importan cia

que

ícvisten

para

la economía y

desenvolvimiento d e

la

carr.paña - La

estancia

La

transform ción

moderna

de la v i v i e n d a

-

rural - E v o l u c i ó n d e las

c o s t u m b r e s d e los t r a b a j a d o r e s del campo - L a s x o n d i c i o n e s de vida d e lo» peonen de

estancia - L a

influencia

civilizadora

de los m e d i o s d e comunicación - E l gauc h o antiguo y el p a i s a n o de los tiempos n u e v o s - F a l t a aún intensificar el sistema d e p r a d e r a s artificiales y m o n t e s abrigo para obtener máximos y nentes rendimientos ganaderas

- La

en

las

Asociación

de

perma-

industrias R u r a l del

U r u g u a y - S u influencia e n el p r o g r e s o del país - F e d e r a c i ó n R u r a l • Otras A s o c i a c i o n e s rurales y de f o m e n t o que funcionan e n el país - F a l t a de espíritu d e c o o p e r a c i ó n e n la d e f e n s a e c o n ó m ca de la p r o d u c c i ó n rural - D e s a r i olio industrial a g r o - p e c u a r i o - L e c h e r í a s , c r e m e r í a s , fábricas d e productos porcinos, curtiembres, e . p e c í f i c o s g a n a d e r o s , etc. - D e f e n s a sanitaria d j la r i q u . z j y producción ganad e r a - El frigorífico N a c i o n a l • S u s perspectivas

y su influencia e n

madre d e l p a í s

la

riqueza

- Nuevos mercados

de

c o n s u m o • Horizontes f u t u r o s p a r a la gan a d e r í a y s u s industrias d e r i v a d a s - Cons.duraciones finales.

R e f e r e n c i a s : 1." columna do cada casillero: 6 propiedades 'nsayores de « i d a dopartauiento; 2.» prop.edades mayores de 6.000 heotáreas; 3." propiedades comprendidas entro 2.000 y 5.000 hectáreas; 4.* propiedades menores de 2.Ooo hectAreos; 5.« Urea total do cada departamento. Casillero de toíalea: 1.» columna, cincuenta mayores propiedades de los deparlamentos del litoral o interior; 6." columna, ¿ rea total do dlclios dapartumontos

^/ifencrp/O tpuc^uayd

L a preponderancia que revistió la riqueza g a n a d e r a del país sobre todas las demás actividades materiales públicas, los p r o g r e s o s de todo urden alcanzados p o r los p r o cedimientos de cria, la mestización para obtener el mejoramiento de rodeos y rebaños, la diversiticación de la industria de la carne con la intervención de las fábricas de e x t r a c t o s y conservas, las exigencias de los mercados consumidores y la necesidad de f o m e n t a r , por la bondad de n u e s t r a producción, las coi rientes comerciales a f a v o r de nuestra materia prima con el exterior, carne y s u b p r o ductos ganaderos, impusieron cambios fundamentales en las practicas que imperaron, por nuiciios anos, en la explotación rural. N o era posible que los campos se mantuvieran abiertos por más tiempo, limitados únicamente por los accidentes naturales del suelo, cañadas, a r r o y o s , ríos y cuchillas, sin obstáculos permanentes para la invasión de las haciendas de los establecimientos vecinos, sin seguridad para la obra de refinamiento iniciada con tan buenos resultados, parándose rodeo en extensiones inmensas, confundiéndose la propiedad de los ganados y 110 dándose limites

expresos e invariables, para evitar conflictos, a la propiedad de la tierra. V el cierre de los camjios se inició en el año i'~>55~ después del periodo caótico d e ~ T a X u e r r a Grande, por 1111 núcleo de estancieros progresistas qiie'coiíTialjaiT"cir el porvenir de la ganadería y habían introducido al país excelentes reproductores bovinos y ovinos para m e j o r a r sus rodeos y majadas, evidenciando con los resultados obtenidos por el cruzamiento con reproductores de alta calidad, la razón de su confianza, E l cerco de piedra, por la abundancia y baratura del material proporcionado por nuestros campos, y la facilidad de la mano de obra para construirlo, inició la demarcación de las primitivas estancias. L o s propietarios más avanzados y progresistas adoptan el alambrado de cinco hilos, empleando la madera del país para los postes, en el cercainiento de sus campos. Razones de orden económico 11o generalizan, por muchos años, el alambrado en todas las estancias, be había salido recién de 1111 período de intensa conmoción interna que empobreció al país, y el \-a\oT a que se cotizaban "ios ganaóos no permitía "la realización üc g a s t o s excesivos en la explotación rural, máxime cuando el material era caro y los fletes excesivos, y a que había que hacer el transporte de las c a r g a s en carretas de marcha m u y lenta y de capacidad reducida, por zonas de tránsito difícil. P e r o las ventajas del cercamiento de los campos fué comprobada de inmediato y en 1862, el valor del alambre introducido al país para cercos f u é de $ 7 . 5 1 1 p a r a alcanzar a $ 700.000 por año, dos lustros después, en el periodo comprendido entre el 72 al 75, en el que toma g r a n incremento esta mejora impuesta por un elemental principio de buena explotación a g r o - p e c u a r i a U11 decreto del 22 de octubre de 1S75 dictado por el gobierno a raíz de las gestiones realizadas por la Asociación R u r a l del U r u g u a y , exoneró del [jago de derechos de importación al alambre y postes para alambrados, y entonces se generalizó el cercamiento de los campos. E11 187S y 1S71J se introdujo por nuestras aduanas 16.965 272 kilos de alambre y 700.000 jiostes de ñandubay, que f u é la madera elegida jiara esta mejora, lo que representaba la suma de $ 4.500.000 de valor y una extensión lineal de 2.300 kilómetros de alambrado construido. N o se detuvo por otra parte, esta tendencia p r o g r e s i s t a en el cercamiento de los limites exteriores de cada propiedad rural, sino que, impulsados los elementos indiferentes y r e t r ó g r a d o s por l a prédica constante de los ó r g a n o s de publicidad, por las necesidades inherentes a los nuevos factores (pie se hacían sentir en la explotación ganadera, el incremento que tomaba la cría de animales ovinos, los procedimientos de selección y cruza puestos en b o g a jiara l o g r a r el mejoramiento de los rodeos por la intervención de t o r o s de distinto origen, se extendió a la división interna de las estancias en la f o r m a ción de jiotreros que permitieran a p r o v e c h a r racionalmente el esf u e r z o que se realizaba en pro del p e r f e c c i o n a m i e n t o ganadero. Al principio fueron grandes potreros, cercados con cinco hilos únicamente, pero a medida que f u e r o n comprobándose los beneficios de la sub-división, se hicieron aquellos m á s reducidos, se multiplicaron dentro de los límites de cada establecimiento de campo y los alambrados


ff^stL de cinco hilos fueron sustituidos por los de seis, siete, ocho y nueve y , actualmente, hay establecimientos modelos, <jue han adoptado el sistema del doble alambrado en las divisas exteriores de sus campos, para evitar que la desidia del vecino en la cura de sus haciendas, perjudicara las propias y neutralizara sus esfuerzos en pro del estado sanitario de sus rodeos y majadas. L a madera del país fué sustituida por la de pino de tea y la varilla metálica, y los cercos de piedra fueron desapareciendo al extremo que en pocos establecimientos del país existen actualmente. 1 lace y a muchos años que no hay predios abiertos en el país y día tras dia se perfecciona el alambrado de los campos para su seguridad y buena explotación industrial. Otro de los problemas que era menester solucionar para evitar la depreciación en el valor de los cueros procedentes de estas comarcas y garantir, en forma definitiva y regular, la propiedad de las haciendas, se relacionaba con las'señales y marcas de los ganados, caprichosas, de mucho volumen, y como se aplicaban a base de hierro candente, perjudiciales para uno de los productos que constituyó uno de los renglones de importancia tle nuestra riqueza ganadera, y en aquella época, conjuntamente con el tasajo, el más importante de todos. P o r otra parte su propiedad se acreditaba por certificados manuscritos expedidos por los j e f e s políticos, 11o existiendo 1111 registro central que clasificara las marcas en uso, ni control de ninguna clase, estando expuestos a perderse todos estos documentos por cualquier accidente imprevisto o inesperado. Cada ganadero dibujaba la marca para sus haciendas, según se lo aconsejara su fantasía o capricho y, por consiguiente, la inmensa cantidad de marcas iguales o extremadamente parecidas, hasta confundirse, era 1111 peligro serio para los capitales invertidos en la industria ganadera. E11 ese estado de anormalidad para la propiedad de las haciendas, don Tuan J . Blanco ideó un sistema de marcas y señales numeradas que f u é presentado al gobierno y aceptado por éste en 1859, declarándolo obligatorio, y sin ningún valor las marcas anteriores. L a protesta de los hacendados lesionados en sus intereses obligó al gobierno a derogar, al año siguiente, una disposición tan conveniente como la que había dictado en defensa de los vitales intereses pecuarios del país. Dos años más tarde, en 1862, se aceptaba oficialmente la propuesta formulada por el señor Blanco por la que se creaba una oficina de registro general y clasificación de marcas de la República, costeada y dirigida por él, debiendo pagarse $ 2 . 0 0 por el registro de cada marca. A l cabo de 1111 determinado número de años el señor Blanco se comprometía a entregar al gobierno el registro general de las marcas que debieran exterminarse y los registros parciales correspondientes a los respectivos departamentos. L a guerra civil de 1863 entorpeció los trabajos del señor Blanco cuando llevaba más de cinco mil marcas clasificadas y , por consiguiente, esta garantía para la propiedad del ganado 11o se llevó a cabo, 11o obstante las repetidas gestiones del interesado ante los poderes públicos, quienes lo indemnizaron por las pérdidas que había tenido en la organización de aquella oficina. P a r a concluir con esta anomalía, el gobierno, por decreto — ley de 21 de abril de 1877 — creó la Oficina General del R e g i s t r o de M a r c a s y Señales, a la vez que hacía obligatorio el uso de marcas sujetas a sistemas de numeración progresiva. ( H o y Sección M a r c a s y Señales de la Inspección Nacional de Ganadería y A g r i c u l t u r a ) .

taran el padrón de las marcas y señales en uso en cada uno. A l efecto le fueron entregadas libretas de boletos talonadas y numeradas, debiendo toda marca o señal ser inscrita en la libreta respectiva y expidiendo constancia al poseedor. A l mismo tiempo los comisionados exijieron de los hacendados un dibujo de la m a r c a estampada a f u e g o en un pedazo de madera o cuero, en el cual se puso el número que le correspondía en el padrón, na ra facilitar la formación del R e g i s t r o . Una vez la Oficina en posesión de estas tabletas que alcanzaron a la suma de 57 284, empezó la tarea de clasificación, dando por resul5 7 f a d o la eHmln a ción'de {.074 marcas, por existir otras ¡guales otorgándose boleto de propiedad definitiva al poseedor de la marca que acreditó m a y o r antigüedad. . El resultado general fue el siguiente: Tablas enviadas por las J e f a t u r a s con las M a r c a s impresas a f u e g o . . . . Eliminadas T o t a l en vigencia

57-2S4 4

'°74

53-210

Terminada la clasificación de modo que de acuerdo con la ley. no existiesen dos marcas iguales, se procedio a la formac.on de o Registros Generales y Departamentales, tomando al efecto, los demás datos contenidos en las libretas talonarias enviadas por los J e f e s de Policía, indicando los Departamentos y Secciones po leíales. Algún tiempo después la Asociación R u r a l del U r u g u a y hizo presente al Superior Gobierno que había recibido una exposición devarios ganaderos, los cuales afirmaban que era posible que muchas de las marcas que habían quedado en el R e g i s t r o , si bien 11o eran idénticas, eran tan semejantes entre si que podrían llegar a confun-

dirse, y a por 11o haber quemado bien al ser impresas en el animal, y a por el'natural crecimiento de éste, y obtuvo, con fecha 7 de marzo de 1884, previo informe de la Oficina, se procediese a una nueva revisión del R e g i s t r o General, con el objeto de salvar los inconvenientes que pudieran resultar de la semejanza de las marcas registradas. E s t e trabajo f u é llevado a efecto por una Comisión de ganaderos, nombrada por el Superior Gobierno, la que procedió a diferenciar en el R e g i s t r o General, por medio de una adición, las marcas semejantes. E s t a nueva clasificación dió el siguiente resultado: M a r c a s archivadas con su primitiva f i g u r a M a r c a s con modificaciones por haber otras parecidas

43-779 9-431

Total

53-2I°

Con los datos también contenidos en las libretas talonarias se procedió a f o r m a r los R e g i s t r o s de Señales de M a y o r y Menor con el siguiente resultado: Señales de Ganado m a y o r Señales de Ganado Menor

22.050 16.808

Total

38.858

E l total general de M a r c a s y Señales de Ganado m a y o r y menor de la P r i m e r a Serie, que es la que comprende el período hasta el 21 de abril de 1877, asciende a 92.068 figuras sub-divididas como sigue: M a r c a s de Ganado M a y o r Señales de " " Idem " " Menor

53-210 22.050 16.808

Total

92.068

L a Segunda Serie las forman las Marcas y Señales registradas desde el 21 de abril de 1877, y hasta el 31 de diciembre de 1923 contaba con las siguientes inscripciones: «0.577 8.483 70.569

M a r c a s de Ganado M a y o r . Señales de " Idem " " Menor . Total

159.629

Unida esta cifra a las del R e g i s t r o de Primera Serie, arroja el siguiente total de Marcas y S e ñ a l e s : M a r c a s de Ganado M a y o r Señales de " " Idem " " Menor Total General

I

33-7 <C( 7 30-533 87.377

251.697

P o r ley de 16 de diciembre de 1 9 1 2 , el Estado expropió los sistemas de Marcas que eran explotados por particulares y, desde esa fecha la Sección se ha preocupado de mejorar en todo lo posible la calidad de la marca, poniendo solamente a la venta, previa autorización solicitada y concedida por el Superior, las de figuras sencillas y de poco fuego, a fin de dañar en lo menos posible los cueros y hacer a la vez más fácil la distinción de la propiedad. Con esa misma fecha se dictó una ley llamando a 1111 concurso para un Sistema de Señales de numeración progresiva para la distinción del ganado menor, del que resultó triunfante el denominado " Y a g u a r í " , inventado por el señor Eugenio Winterhalter; más debido a causas completamente agenas a sus bondades, 11o lia sido aun puesto en vigencia, esperándose para ello la desaparición de esos motivos. H a s t a el presente, pues, las señales pueden usarse a capricho, con sólo las prohibiciones establecidas por las leyes (Art.° 109 y 1 1 5 del C. R . ) . . , , • • , -i L a s señales de ganado mayor 110 dan propiedad, sirviendo solo como distintivo dentro del establecimiento; pero el que las use esta obligado a obtener boleto. L a sección lleva, asimismo, el registro de transferencias de la propiedad de Marcas y Señales. I as j e f a t u r a s de policía son las encargadas de llevar los registros departamentales, a cuyo efecto se las provee por la sección respectiva de los libros necesarios y se les envía, quincenalmente, los nuevos boletos de propiedad de Marcas y Señales, despachados y transferidos, a fin de que puedan hacer en aquellos los asientos correspondientes, entregándolos después a los interesados al presentarse a reclamarlos con la orden de canje que les exije la oficina.


QUI

P ^ 1 5 El

0I5JAN

PINTOR

URUGUAYO

E I " l

e

T

i M -I-W e j ^

l ¡

i

h e

1


E l cuadro gráfico inserto en esta página demuestra el movimiento anual del Registro de Marcas y Señales, desde su creación hasta el 31 de diciembre de 1923.

Paysandú con un torneo análogo que tuvo éxito, y luego en Montevideo, en 1883. con la asistencia de los Poderes Públicos y los representantes de las clases rurales, se inauguraba la primera exposición nacional con la concurrencia de todos los elementos que habían realizado esfuerzos meritorios en pro del mejoramiento agro-pecuario del país. L a segunda exposición nacional se verificó dos años después, en 1885. con éxito que superó al obtenido por el torneo anterior, afirmando en la conciencia de los ganaderos y trabajadores rurales, los resultados benéficos que esas manifestaciones del éxito obtenido por los que practicaban tendencias nuevas y progresistas, representaban para el desenvolvimiento y mejora de nuestras fuentes de producción. En todos los departamentos del país se verificaron, con más o menos éxito que denotaban los progresos realizados en determinadas zonas por la explotación agro - pecuaria, hermosas exposiciones, y Salto, Paysandú. Soriano, Durazno, Tacuarembó, Montevideo, por intermedio de sus prestigiosas entidades rurales, establecieron como práctica invariable de su acción constructiva y de propaganda, la realización de exposiciones anuales. Pero el torneo que

Dos años antes de ponerse en vigencia la ley sobre registro general de marcas y señales, el 17 de julio de 1875, se sancionaba por las Cámaras y se le ponia el respectivo cúmplase al Código Rural, en el que se reunían todas las disposiciones oficiales dispersas y dictadas hasta esa fech?. para la defensa de los intereses agro-pecuarios del país, las que aconsejaban la experiencia y las necesidades del progreso de la campaña, dando así unificación legal a decretos y leyes en desuso. Con la aprobación de este Código, el Uruguay ocupaba el segundo puesto entre los países del Continente sudamericano que se habían adelantado a coordinar una legislación rural completa y que, sin duda alguna, contribuyó al desarrollo y evolución de la industria agropecuaria de todo el país L a Comisión designada para redactar el Código Rural, emanada del seno de la Asociación Rural del Urugual, estaba constituida por los señores Joaquín Requena, en carácter de Presidente, Daniel Zorrilla y Domingo G r á f i c o e x p l i c a t i v o del c r e c i m i e n t o del R e g i s t r o de M a r c a s y S e ñ a l e s para ganado Ordoñana, vocales, y m a y o r y m e n o r desde su o r g a n i z a c i ó n hasta el año 1923 Francisco X . de Acha, secretario. En un año «•I'-•"l de labor, redactó el «000JL Código que una vez impreso y repartido por todo el país a los efectos de consultar la opinión de los elementos rurales, fué elevado al gobierno, con las modificaciones que se creyó conveniente introducir.

"'/'éxito" número

de

portel

exposito-

res concurrentes, por la cantidad y calidad de los productos, por las enseñanzas evidenciadas en el sentido de la influencia ejercida, por los nuevos factores de mejoramiento en el desenvolvimiento de la riqueza pública, fué la tercera exposición nacional realizada en marzo de 1895, bajo los auspicios de la Asociación Rural Hemos visto, por del Uruguay y apoyalas consideraciones que da por el Gobierno, el hacemos en páginas que votó, imputándolo anteriores, que la tena Rentas Generales, dencia al refinamiento la suma de $ 50.000 . SttlALt» Ot -lAHADO r . 5[fiA|L3 U GAJ1ADO rVVTOB . J0.J3> _ riARCAS SI. (.AnAQtí de las haciendas no se como contribución detuvo un sólo instante y el éxito compensador obtenido en los emla misma, y prestigiada por todas las entidades y elementos rurales barques de ganado en pié para diversos puertos de las Antillas y para del país. Conjuntamente con esa exposición se realizó el primer ConR í o de Janeiro, así como por los ensayos en el embarque de carne greso Rural, en el que, puestos en contacto directo los trabapreparada por los nuevos métodos aconsejados por las experiencias jadores de las diversas zonas del territorio uruguayo, se resolvieron que se practicaban para ampliar los mercados del tasajo, único promultitud de problemas de indiscutible trascendencia para el desenvolducto éste que acaparaba las actividades de la mayoría de los salavimiento rural, se plantearon diversas cuestiones de vivo interés y deros. Para estimular esa tendencia, para evidenciar los beneficios se orientó el esfuerzo de muchos en el sentido de ampliar los horique con procedimientos científicos en la explotación de nuestra rizontes de los progresos y capacidades rurales. De esa exposición y queza ganadera podrían obtenerse, se organizaron exposiciones y del Congreso realizado el mismo año, nacen las más fecundas iniciaferias cuya influencia fué decisiva en la evolución de las prácticas tivas que influirían posteriormente en los progresos actuales de la rurales del país. A través de esos torneos, año tras año, podía comganadería nacional y de sus grandes industrias anexas. probarse el esfuerzo realizado por los hacendados, sus propósitos Da idea del éxito de esa exposición, el hecho de haber concurrido progresistas para obtener productos de alta mestización y reproduca ella 924 expositores, quienes presentaron 2.064 animales, productos tores excelentes adaptados a las condiciones geológicas del suelo y y objetos relacionados con el desarrollo de nuestras riquezas e indusclima uruguayos, con lo filie se cambiaron fundamentalmente las caractrias rurales. Dichos totales se descomponen así: ganadería 203 expoterísticas de nuestra vieja ganadería criolla de los tiempos del sitores con 746 productos; agricultura, 273 expositores con 414 muesvirreinato. tras ; instrumentos y máquinas, 197 expositores con 537 objetos; productos animales, 147 expositores con 226 muestras; productos Emulados unos por el éxito de los otros, estimulados todos los naturales, 33 expositores con 44 muestras; planos, 7 expositores con esfuerzos inteligentes por los premios que los compensaban, comprobadas prácticamente las ventajas de los productos de alto rendi1 1 trabajos; productos diversos, 55 expositores con 86 muestras. E n miento, las exposiciones y ferias rurales intervinieron como factores este torneo se concedieron 177 medallas de oro, 180 de plata, 136 de decisivos y concluyentcs en la evolución de la gran riqueza ganadera cobre y 124 diplomas. del país, y su influencia, prolongándose a través de todas las dificulA partir de esa fecha se generalizan en todo el país las expositades internas, alcanzarla a los tiempos actuales. ciones ferias, como lo demuestra el cuadro de la página siguiente cu L a primera exposición feria que se realizó en el país tuvo lugar el que se consignan las realizadas en los últimos catorce años. el 25 de diciembre de 1860. Fué su iniciador el progresista vecino del Indiscutiblemente los más importantes de estos torneos anuales departamento de San J o s é , don R a f a e l Camusso, quien no obtuvo son los que se verifican en las inmejorables instalaciones del Prado, con ella el éxito que se esperaba dadas sus finalidades altruistas, pués bajo los auspicios de la Asociación Rural del Uruguay el 25 de A g o s no obstante haber establecido como premio dos medallas de oro y ocho to, como homenaje a la fecha que conmemora esta publicación, a fin de plata para los productos que se presentaran, costeadas por el de adjudicar los campeonatos a los reproductores expuestos. L a s digobierno que apoyó la iniciativa y que encontró eco favorable en la versas exposiciones internacionales verificadas en el Salto bajo los prédica de la prensa, sólo concurrió un chivo al referido certamen. auspicios de la prestigiosa Asociación Agro-Pecuaria e Hípica de Este fracaso 11o arredró a quienes estaban convencidos de la influencia aquella ciudad, permitieron apreciar el grado de adelanto alcanzado que ejercería en las prácticas agro-pecuarias del país, la realización por nuestra industria madre, la evolución de sus reproductores y rode esos torneos. L a Asociación Rural del Uruguay, en las páginas deos en la comparación con los mejores productos de todas las razas de su revista inició una prédica calurosa en el sentido de incorporar procedentes de las más acreditadas cabañas del Mundo. al medio la realización de exposiciones periódicas que permitieran Conjuntamente con la realización de las exposiciones ferias g a comprobar los adelantos verificados por el principal renglón de la naderas y agrícolas en las que se aleccionan esfuerzos, se orientan riqueza madre nacional. L a indiferencia de los más en este sentido iniciativas y se metodiza la acción de los interesados en pro del mefué abatida; el Gobierno se interesó por la realización de los torneos joramiento y perfeccionamiento de la gran industria rural en sus ganaderos y en 1877 votó la suma de diez mil pesos a cargo de Rentas diversas manifestaciones en todas las regiones del país, desde MonGenerales y destinada al fomento oficial de esas exhibiciones del tevideo hasta los demás departamentos, se realizan congresos ruraesfuerzo nacional. les en los que se plantean problemas de vital interés para el país y Fué el Salto el departamento que organizó la primera exposición de los cuales surgen las iniciativas que en beneficio colectivo han de departamental que se verificó en el país en enero de 1879. Le siguió ser propiciadas para su aceptación ante los Poderes Públicos. A tra-

r

/a

0

it


r

mcrpio v é s de ellos se propende al m e j o r a m i e n t o de las condiciones de vialidad rural del país, a la e x t e n s i ó n de sus v í a s f é r r e a s , reducción de f l e t e s para f a v o r e c e r el i n t e r c a m b i o comercial, sub-división de los espacios de las g r a n d e s e s t a n c i a s p a r a la explotación m á s íacional de la g a n a d e r í a ; f o m e n t o de la a r b o r i c u l t u r a f o r e s t a l y de los montes de a b r i g o p a r a los a n i m a l e s ; m e j o r a m i e n t o , p o r el cultivo, de las p r a deras n a t u r a l e s ; e x t e n s i ó n de la instrucción p r i m a r i a y diversificación de la e n s e ñ a n z a de a c u e r d o con las necesidades del medio a m b i e n t e ; e x p e r i e n c i a s o b r e selección y c r u z a ; estudio de todos aquellos elem e n t o s , v e g e t a l e s y a n i m a l e s de fácil adaptación a las condiciones g e o l ó g i c a s de n u e s t r o s u e l o ; ampliación de los mercados de c o n s u m o p a r a toda n u e s t r a producción d i v e r s i f i c a d a ; m e j o r a m i e n t o de las condiciones de v i d a del habitante y t r a b a j a d o r r u r a l ; obtención del tipo de g a n a d o que resista, p o r la adaptación a las condiciones del suelo y al c l i m a del t e r r i t o r i o , a toda d e g e n e r a c i ó n zootécnica y a las e n f e r m e d a d e s ; a p r o v e c h a m i e n t o del h e r m o s o sistema h i d r o g r á f i c o p a r a utilizarlo en los períodos de g r a n d e s s e c a s ; creación de o f i c i n a s de inspección y c o n t r o l , de p r o p a g a n d a y de acción e f e c t i v a en la lucha c o n t r a las múltiples e n f e r m e d a d e s que a t a c a n a los p r o d u c t o s de la g a n a d e r í a y al capital einovíente n a c i o n a l ; l e y e s que f a v o r e z c a n el d e s a r r o l l o de la industria a g r o - p e c u a r i a y estimulen el espíritu de i n i c i a t i v a ; p r e p a r a c i ó n de personal e x p e r t o en las t a r e a s rurales, a quien c o n f i a r l e la c u s t o d i a y d e f e n s a de los g r a n d e s intereses radicados en las actividades g a n a d e r a s del país. E n una p a l a b r a : todo lo que tienda a aplicar entre n o s o t r o s y en la consulta de las c a r a c t e r í s t i c a s locales, lo que en o t r o s pueblos de las m i s m a s condiciones del U r u g u a y es m o t i v o de e x p l o t a c i ó n v e n t a j o s a .

p o r el cultivo r o t a t i v o y por la sub - división en p o t r e r o s de las grandes e x t e n s i o n e s que antes se destinaban a los inmensos rodeos. L a s mism a s viviendas para el personal de t r a b a j o de las estancias se lian t r a n s f o r m a d o en infinito número de establecimientos modernos, y las v i e j a s t a p e r a s que cobijaron al rudo paisano de las é p o c a s coloniales v a n siendo sentenciadas a muerte p a r a dar paso a la vivienda alegre, con aire y luz de paredes de ladrillos, o construidas con maderas a d e c u a d a s , amuebladas con sencillez y completamente rodeadas de jardines y de árboles. E s c u e l a s privadas, canchas de j u e g o , lugares de r e c r e o p a r a practicar variados sports, se han establecido en muchas estancias, haciendo la vida a g r a d a b l e p a r a el t r a b a j a d o r rural y permitiendo a sus dueños g o z a r todas las v e n t a j a s de los g r a n d e s centros u r b a n o s , sin a ñ o r a n z a s de sus comodidades y r e f i n a m i e n t o s . E l f e r r o c a r r i l cruzando la extensión de los campos o n d u l a d o s ; el camino y la c a r r e t e r a que facilita el desarrollo del a u t o m o v i l i s m o y demás medios de locomoción m e c á n i c a ; la t e l e f o n í a sin hilos, el t e l e f o n o , e t e l é g r a f o , el correo, lleva a los m á s a p a r t a d o s rincones del país el eco diario de la civilización universal, las noticias de todos los acontecimientos que se desarrollan en el Mundo, la situación de los mercados de n e g o c i o s , las palpitaciones de cultura y a r t e de las grandes u r b e s lejanas. . . N o es por cierto en la totalidad de la campiña u r u g u a y a donde han p l a s m a d o estos p r o g r e s o s . E n poblaciones m o d e s t a s , en los suburbios de muchas capitales departamentales, a la v e r a de muchos ríos y a r r o y o s , en m u c h o s establecimientos de c a m p o s 11o removidos en s u s prácticas de explotación g a n a d e r a p o r el i n f l u j o de las nuevas c o i r i e n t e s civilizadoras, subsisten ejemplares de la primitiva vivienda

Exposiciones Ferias de Ganadería efectuadas en la República desde 1909 a 1923 inclusive

CLASIFICACION

N ú m e r o «le e x p o s i c i o n e s efectuadas S u b s i d i o s a c o r d a d o s p o r el Estado Premios distribuidos . . . Animls. vacunos expuestos > lanares • . caballares > • porcinos » Aves de c o r r a l Otras especies Total de anímalos expuestos .

Unidad S

31.986 13.372 18.201 19.324 287 131 914 879 39.242

27.100 8.024

51.783 15.545

30.020 19.895

6.624 10.312 129 51 272

25.137 £0.943 421 205 741

23.428 30.4111 114 154 695

17.388

77.447

64.882

18.005 51.428 26.905 20.418 849 194 1.305 3.558 53.229

3.000 8.359 8.943 6.169 200 93

1.120

16.525

7.750 8.150 24.926 19.609 558 120 1.237 184 46.635

14.700 11.742 10.008 11.010 730 96 991 18 22.863

47.750 25.640 17.981 19.731 381 113 1.090 15 39.314

52.850 38.401

34.163 26.6S9

15.970 7.587 245

69.510 29.809 693

1.087 27 25.851

102.470

as

13.500

16.816 68.900 20.026 771 166 1.8.13 3.376 95.212

6.000

15.500 1 .500

'2.332

194 707

7.877 4.876 128 19 053

85.228

13.010

22.950 11.K9

1112

7.802 2.043

6

N ú m e r o de a n i m a l e s expuestos a galpón . . . N ú m e r o de a n i m a l e s expuestos a c a m p o * . . N ú m e r o de a n i m a l e s expuestos no especificados

2.878

1.803

2.551

1.110

1.452

1.309

1.411

3.319

1.564

447

981

3.594

48.779

49.616

14.335

43.671

20.149

39.231

96.981

32.951

9.048

11.919

35.648

73.585

1.412

1.395

1.188

2.170

3.307

V e n t a d e r e p r o d . ft g a l p ó n » animales a campo Otras vent. no especificadas Importe de l a s ventea

182.105 283.090 8.186 473.367

69.234 208.776

127.430 575.126

90.010 286.636

148.839

(1)467.218.08 1.183.180.91

690.64 4 1.984.091 732.300 3.407.035

373.612 1.926.052 64.764 2.364.428

137.200 449.526

82.703 218.389

63.705 327.006

(1)

I n c l u i d o s 8 191.187 de a n i m a l e s

283

9&1

4.303

1.062

117.024 109.790 27.319 254.139

1S0.674 500.20.»

112.174 791.037

181.734 042.83)

28.228

730.790

698.231 29.468 786.630

1.660.398.99

57

importados.

L a s condiciones de la v i d a r u r a l en el U r u g u a y son, en la a c t u a lidad, muy distintas a las que se c o n o c i e r o n en los p r i m e r o s a ñ o s del siglo pasado. Son tan g r a n d e s los p r o g r e s o s realizados p o r el país en m a t e r i a de civilización, de c u l t u r a y c o n f o r t , que de las p r á c t i c a s coloniales sólo v e s t i g i o s superviven. L a estancia p r i m i t i v a , de pobres edificios para el alojamiento de sus dueños y elementos de t r a b a j o , sólo e x i s t e en el recuerdo de las g e n e r a c i o n e s idas. T o d o se ha t r a n s f o r m a d o . E l r a n c h o rústico, de paredes de t e r r ó n y t e c h o de t o t o r a , que era la única vivienda de muchos establecimientos i m p o r t a n t e s , v a siendo demolido en los mismos p a r a dar l u g a r al l e v a n t a m i e n t o de r e g i a s mansiones señoriales, con todo el c o n f o r t de las habitaciones modernas, construidas con m a t e r i a l e s nobles. B u e n a e x t e n s i ó n de la c a m p a ñ a u r u g u a y a se j a l o n a p o r u n a edificación m o d e r n a y adecuada a las nuevas e x i g e n c i a s de la vida civilizada, impuesta p o r las c o s tumbres, p o r los hábitos y las necesidades de las relaciones sociales. Y en torno a m a g n í f i c a s construcciones donde nada f a l t a , con sus instalaciones de c o n f o r t y de sanidad, el jardín h e r m o s o con la v a r i e d a d infinita de la f l o r a de los países templados, la chacra, la g r a n j a , la g r a n arboleda f r u t a l y de s o m b r a , los c a m i n o s p a v i m e n t a d o s , a c u y a v e r a árboles, de especies distintas, p r o y e c t a n su s o m b r a p r o t e c t o r a y benéf i c a ; el galpón amplio y a i r a d o p a r a los animales f i n o s , el brete de encierro para c a s t r a c i o n e s y y e r r a , el b a ñ a d e r o p e r f e c c i o n a d o p a r a curar la sarna de los animales o v i n o s y la g a r r a p a t a de los b o v i n o s ; el silo previsor para p r o p o r c i o n a r alimento al g a n a d o en las estaciones en que los prados naturales no o f r e c e n la sustancia de sus p a s t o s j u g o s o s ; el bebedero, el surtidor de a g u a , la a g u a d a artificial, el tanque y el molino elevador de a g u a , los pozos a r t e s i a n o s , el p o t r e r o de proporciones adecuadas para el t r a b a j o m á s racional de la hacienda, la esquila mecánica, todo aquello que c o n s t i t u y e 1111 adelanto en las prácticas a g r o - pecuarias modernas, y que se ha difundido en las naciones m á s progresistas del Mundo. Y a no se mata a mansalva a los t e r n e r o s p a r a p r e p a r a r a la madre, en épocas de r e c a r g o de los c a m p o s o de seca pronunciada, con destino a los centros industriales. S e cuidan en f o r m a m á s r a c i o nal los intereses ganaderos, m e j o r a n d o la capacidad de los c a m p o s

r u r a l , del humilde r a n c h o de adobe y piso de t i e r r a , pero tienden a d e s a p a r e c e r p o r la influencia del e j e m p l o de los elementos p r o g r e sistas que los rodean, p o r la d i f u s i ó n del c o n f o r t , p o r el propio imperio de la ley que se e s f u e r z a p o r p r o p o r c i o n a r v i v i e n d a higiénica al t r a b a j a d o r rural, en d e f e n s a del p o r v e n i r de la r a z a y de un principio s u p e r i o r de igualdad en el t r a t o social. A ú n en m u c h a s estancias c u y o s p r o p i e t a r i o s " e n c h a p a d o s " a la a n t i g u a resisten la influencia innov a d o r a de los tiempos n u e v o s y de las m o d e r n a s corrientes científicas en la e x p l o t a c i ó n de la riqueza rural, h a y e n o r m e s p o t r e r o s de miles de h e c t á r e a s , apenas defendidos p o r t r e s o c u a t r o lulos de alambre. E n ellos se esquila a m a n o , se c u r a en la m i s m a f o r m a las m a j a d a s e n f e r m a s , no se p r e s e r v a de las epizootias;" p o r medio de los baños a los r o d e o s ; no h a y silos, no e x i s t e n a b r e v a d e r o s ni bretes de encierro p a r a las f a e n a s m á s indispensables, no h a y tanques ni molinos a u s t r a lianos p a r a suplir la f a l t a de a g u a d a s p e r m a n e n t e s , no h a y montes de a b r i g o , no h a y g a l p o n e s ni viviendas c o n f o r t a b l e s , c h a c r a s , huertas, caminos interiores, p r a d o s a r t i f i c i a l e s , árboles f r u t a l e s , etc. S e vive en ellas c o m o hace cincuenta a ñ o s con la sola d i f e r e n c i a de que ahora se p r a c t i c a la mestización, se evitan las c o r r i e n t e s c o n s a n g u í n e a s y los a p a r e j a m i e n t o s p r e m a t u r o s que d e g e n e r a n la especie, y se usan los p r o c e d i m i e n t o s m á s elementales p a r a d e f e n d e r , en el m e r c a d o de c o n c u r r e n c i a p a r a la concertación de los n e g o c i o s , el ínteres econ ó m i c o m á s elemental que se e x p l o t a . P e r o también e s t a s estancias tienden a t r a n s f o r m a r s e y no t r a n s c u r r i r á n m u c h o s a ñ o s , p o r la s u b - d i v i s i ó n de la propiedad rural, p o r la n a t u r a l e z a de las n u e v a s c o r r i e n t e s de los n e g o c i o s g a n a d e r o s , p o r las e x i g e n c i a s de los establecimientos industriales que t r a n s f o r m a n la producción nacional, p o r la p r o p i a competencia, p o r el m a y o r v a l o r de las t i e r r a s y la necesidad de obtener el Ínteres del capital invertido, que e s a t r a n s f o r m a c i ó n sea un hecho g e n e r a l i z a d o en todo el país. P a r a l e l a m e n t e al p r o g r e s o material en la o r g a n i z a c i ó n de la estancia, ha s e g u i d o la evolución de las c o s t u m b r e s de los habitantes de t i e r r a adentro, del t r a b a j a d o r de los c a m p o s . E l g a u c h o de las épocas de J u a n M o r e i r a , compadre y pendenciero, y a 110 existe, se v a p o r q u e le f a l t a el ambiente p a r a que v i v a y perdure, c o r r i d o por


JGCJBBpo déf O deft la influencia que irradia de los grandes centros de cultura urbana. L a melena lacia, larga, cayendo hasta los hombros y ceñida por ancha vincha; el chambergo con barbijo, chaquetilla floreada y pañuelo de colores llamativos al cuello; el tirador con muchos botones y gran medallón al c e n t r o ; el chiripá, calzoncillo cribao con flecos hasta los talones, bota de potro con nazarena, d a g a a la cintura, boleadoras y talero, son prendas casi en absoluto en desuso en nuestro gran ambiente rural. L a indumentaria moderna, la bombacha, la alpargata de tela, el sueco de suela recia, la bota de caña dura, el pantalón de montar ceñido a la pantorrilla, la americana, la camisa y camiseta corriente, el poncho de fabricación nacional o el capote impermeable, la g o r r a de corte inglés, son las prendas que suplen a las antiguas y tradicionales que caracterizaron la vestimenta del gaucho. Y muchos peones de estancias saben manejar también como las riendas del caballo que montan diariamente, el volante del moderno automóvil, y a que este medio de locomoción se ha difundido extraordinariamente por todo el país y son contados los propietarios de establecimientos de campos que no lo tengan. Y a no ganan jornales misérrimos de 8 o 1 0 pesos mensuales sin

Cen-fenar/o Uruguayo

cruza empleados en las prácticas zoocténicas, debió t r a e r a p a r e j a d o la adopción de un plan de desenvolvimiento agrícola, que permitiendo la disponibilidad permanente de una misma extensión de campo p a r a pastoreo, renovara sin cesar las praderas naturales, t r a n s f o r m á n d o l a s en avenales, maizales, trigales, campos de lino y praderas artificiales en f o r m a alternada, rindiendo así la producción necesaria para alimentar el ganado aún en los periodos de a g u d a crisis f o r r a j e r a . N o se han generalizado tampoco en la medida reclamada por el p r o g r e s o g a n a dero, las prácticas para el aprovechamiento hasta el m á x i m o , de los alimentos naturales que o f r e c e la fertilidad asombrosa del territorio, recogiendo en épocas de abundancia los f o r r a j e s de cualquier clase! aún aquellos a los que se concede poco valor alimenticio, en las épocas propicias, para evitar pérdida de intereses valiosos en las estaciones de penuria f o r r a j e r a . N o se ha llegado al convencimiento por parte de muchos hacendados, que la sangre de los g a n a d o s no depende únicamente de la calidad del padre o de la madre, sino que sus tres cuartas partes, proviene de la naturaleza de los alimentos que se les proporciona, entra por la boca, se obtiene por la reducción en el consumo de energía útil y que ésta es preciso buscarla en la a g u a d a permanente

Picada y envase en tarros de la conserva de carne en uno de los más importantes establecimientos frigoríficos de Montevideo

derecho a descansos periódicos, sinó que su jornal mínimo lo fijó la ley, para el peón de estancia, en veinte pesos mensuales, con derecho al descanso semanal.

y cercana que evite grandes recorridos y en los abrigos adecuados que atenúen los rigores de los cambios bruscos de temperatura, de los fuertes vientos y de los calores excesivos.

L a transformación de las costumbres rurales se opera visiblemente por la irradiación cultural de los centros urbanos hacia la plenitud de los campos, y por la tendencia de los propietarios • de las estancias a radicarse permanentemente en las capitales departamentales y núcleos urbanos de alguna importancia, realizando visitas periódicas a sus establecimientos de acuerdo con las necesidades y exigencias del negocio que explotan. E n buen número de estancias se descansa, en lo que se refiere a la alimentación de los ganados, en las condiciones de sorprendente fertilidad del suelo. L a explotación extensiva de la ganadería por la superficie de tierra que se le dedica, 11o ha inducido a muchos hacendados a elevar la producción de los pastos al nivel requerido por el g r a d o de mestización y mejoramiento de los rodeos. Han preferido e n t r e g a r a cada animal una m a y o r superficie de pastoreo en sus establecimientos, antes que resolverse por el mejoramiento de las praderas naturales, obteniendo de ellas, con un régimen de cultivo rotativo conveniente, el rendimiento requerido por la m a y o r capacidad de consumo del tipo de animal superior. Y la división de las estancias en potreros regulares m á s en armonía con el sistem? <le selección y

Y esta falta de elementos alimenticios abundantes durante todo el año, sobre todo desde julio a setiembre, hace que el mercado industrial como el de consumo interno. 11o disponga de la cantidad de animales requerida por las exigencias de las faenas anuales. F r i g o r í ficos, Saladeros, Tablada, con g r a v e perjuicio para la economía nacional, frente a una circunstancia de esta naturaleza que se repite todos los años, con más o menos intensidad, según el desarrollo f a v o rable o desfavorable de las estaciones para los c a m p o s , se v e n obligados, los primeros, a cesar totalmente en sus actividades o reducirlas en f o r m a tal que su intervención apenas se hace sentir en el ambiente general del país, planteando agudos problemas de crisis p a r a los trabajadores, y la Tablada a o f r e c e r al consumo público carne en d e f i ciente estado de gordura. E l ganado tipo chilled beef no concurre a la T a b l a d a en los r e f e ridos meses del año, y las cantidades de animales g e n e r a l e s en condiciones apreciables de gordura, en los mismos meses, es tan reducida, que apenas satisfacen las exigencias del mercado interno de consumo, Y como los beneficios del advenimiento de un a ñ o g e n e r o s o por sus lluvias y temperatura al desarrollo ganadero, se reparten por igual


ipo

def

en todo el país, o c u r r e que en el r e s t o del a ñ o , p a s a d a la e s c a s e z de la o f e r t a en las é p o c a s m á s propicias, el m e r c a d o se a b a r r o t a con la concurrencia e x c e s i v a de t r o p a s planteando serias d e s v e n t a j a s p a r a el productor que s u f r e p é r d i d a s en sus n e g o c i o s p o r la disminución de precios dada la s u p e r i o r i d a d de la o f e r t a sobre la demanda en el m e r cado de t r a n s a c c i o n e s . Y esta situación se e v i t a r l a , si al e s f u e r z o vict o r i o s o r e a l i z a d o en p r o del m e j o r a m i e n t o de los rodeos y m a j a d a s , se u n i e r a el r e l a c i o n a d o con la f o r m a c i ó n de p r a d e r a s a r t i f i c i a l e s y el ensilaje de la s u p e r p r o d u c c i ó n f o r r a j e r a no a p r o v e c h a d a en l o s m o m e n t o s de a b u n d a n c i a , p a r a ser distribuida en l a s é p o c a s de crisis de pastura.

dad F o m e n t o de F r a y M a r c o s " . " S o c i e d a d F o m e n t o de F l o r i d a . S o ciedad F o m e n t o B a r k e r " . " S o c i e d a d F o m e n t o del S a u c e del Y i Sociedad F o m e n t o de S a n A n t o n i o ( S a l t o ) " . " S o c i e d a d F o m e n t o de C o r r a l i t o ( S a l t o ) " . " S o c i e d a d F o m e n t o de R o d r í g u e z . Sociedad F o m e n t o de Z a p i c á n " . " S o c i e d a d F o m e n t o de S a n R a m ó n Sociedad F o m e n t o de 25 de A g o s t o " . " S o c i e d a d F o m e n t o de S a l t o . S o ciedad F o m e n t o de E s t a c i ó n L a s F l o r e s " . 'Sociedad F o m e n t o de I s l a M a l a " . " S o c i e d a d F o m e n t o de Molles del P e s c a d o Sociedad F o m e n t o de T a p i a " . " S o c i e d a d F o m e n t o ^ ^ O g t a » ; . S o c i e d a d

F o m e n t o de V a l e n t i n e s " , " S o c i e dad F o m e n t o de C o l ó n " , " S o ciedad F o m e n t o de P u n t a s del H a c i a la solución de este p r o P a r a o " , " S o c i e d a d F o m e n t o de b l e m a q u e t a n de c e r c a a f e c t a el M o n t e s " , " S o c i e d a d F o m e n t o de p o r v e n i r de la riqueza g a n a d e r a Colonia E s t r e l l a " , " S o c i e d a d F o nacional y la r e g u l a r i z a c i ó n de m e n t o de T a r a r i r a s " , " S o c i e d a d la p r o d u c c i ó n comercial en todas F o m e n t o de D u r a z n o " , " S o c i e d a d las é p o c a s del a ñ o p a r a s a t i s f a de Ombúes de L a v a l l e " , " S o c i e d a d c e r las e x i g e n c i a s de los m e r c a F o m e n t o de B e r r o n d o " , " S o c i e d a d dos de c o n s u m o , tienden muchos F o m e n t o de L a s T o s c a s " , " S o c i e e s f u e r z o s inteligentes, se e n c a dad F o m e n t o de P a n de A z ú c a r " , mina la política e c o n ó m i c a de las " S o c i e d a d F o m e n t o de C o l o n i a " , entidades r u r a l e s del país, y es" S o c i e d a d F o m e n t o de R o s a r i o " , t a m o s s e g u r o s que no t r a n s c u " S o c i e d a d F o m e n t o de C a s u p á , i r í r á n m u c h o s a ñ o s , sin que, " S o c i e d a d F o m e n t o de Chileno", c o m o o t r o s p r o b l e m a s de n u e s t r o " S o c i e d a d F o m e n t o de P . S a n d e s e n v o l v i m i e n t o económico, sea J u a n y Colla", "Sociedad Fomenresuelto d e f i n i t i v a m e n t e . Están to de R e b o l e d o " , " S o c i e d a d F o c o m p r o m e t i d o s en e s t a solución m e n t o de C e r r o C o l o r a d o " , " S o c u a n t i o s o s intereses nacionales y ciedad F o m e n t o de Colonia S u i aún m i s m o la c o n s e r v a c i ó n de los z a " , " S o c i e d a d F o m e n t o de C a n e m e r c a d o s de c o n s u m o que depenUn hermoso lote de novillos gordos, en uno de los bretes de la l o n e s " , " S o c i e d a d F o m e n t o de den de n u e s t r a s c a r n e s p a r a satisT a b l a d a de Montevideo Cosmopolita", "Sociedad Fomento f a c e r i m p e r i o s a s necesidades de Nueva Palmira", "Sociedad orden alimenticio interno. de n o ue t_oiouiii v iiiuuist , Sociedad F o m e n t o de P a r a d a A r a F o m e n t o de Colonia V a l d e n s e " A d e m á s de la A s o c i a c i ó n R u r a l del U r u g u a y , p r e s t i g i o s a y m e p e y " " S o c i e d a d F o m e n t o de C e r r i l l o " , Sociedad F o m e n t o de Colonia ritoria entidad a la que h e m o s tenido que r e f e r i r n o s repetidas veces M i g u e l e t e " , " S o c i e d a d F o m e n t o P o l o n i a " , " S o c i e d a d F o m e n t o de en este capítulo y a la que c o n s a g r a m o s un espacio p r e f e r e n t e m á s R i n c ó n del P i n o " , " S o c i e d a d F o m e n t o de L a C r u z S o c i e d a d F o adelante, y de la F e d e r a c i ó n R u r a l , o t r a de las entidades p r e s t i g i o s a s m e n t o de T o l e d o " , " S o c i e d a d F o m e n t o de E s t a n z u e l a , Sociedad que a c t ú a n en M o n t e v i d e o d e f e n d i e n d o los intereses a g r o - pecuarios F o m e n t o C h a m b e r l a i n " , " S o c i e d a d F o m e n t o de E s t a c i ó n p o l i s del U r u g u a y y c u y a o r g a n i z a c i ó n es r e l a t i v a m e n t e reciente y de " S o c i e d a d F o m e n t o de D r a b l e " , " S o c i e d a d F o m e n t o de Cardal Sola que m á s adelante nos o c u p a m o s , f u n c i o n a n en el interior del ciedad F o m e n t o de P u e b l o O l i m a r " , " S o c i e d a d F o m e n t o de L a P a z país, con p e r s o n e r í a j u r í d i c a reconocida, 1 2 8 A s o c i a c i o n e s R u r a ( I n d e p e n d e n c i a ) " , Sociedad F o m e n t o de Colonia P o r v e n i r Socieles y de F o m e n t o que d e s e n v u e l v e n su acción en d e f e n s a de la riquedad F o m e n t o de S a u c e de Z a p a r á " , Sociedad F o m e n t o de la M i n a za e i n d u s t r i a s a g r o - p e c u a r i a s . S o n e s a s A s o c i a c i o n e s , las s i g u i e n t e s : " S o c i e d a d F o m e n t o de S a n J a c i n t o " , Sociedad F o m e n t o de P a s o " A s o c i a c i ó n A g r o - P e c u a r i a del S a l t o " . " C l u b F o m e n t o de M i n a s " . de T a c h é " , Sociedad F o m e n t o de M e l ó " , " S o c i e d a d F o m e n t o de E s " S o c i e d a d R u r a l de D u r a z n o " , " S o c i e d a d R u r a l E x p o s i c i ó n - F e r i a de tación Y o ú n g " , " S o c i e d a d F o m e n t o de P a s o de M a n u e l D í a z Sociedad F o m e n t o de A r r o y o G r a n d e " , " S o c i e d a d F o m e n t o de C o n s t i t u P a y s a n d ú " . " S o c i e d a d R u r a l de S o r i a n o - M e r c e d e s " . " S o c i e d a d E x c i ó n S o c i e d a d F o m e n t o de A r b o l i t o " , " S o c i e d a d F o m e n t o de posición-Feria de M e l ó " . " A s o c i a c i ó n R u r a l de R i o Negro-Fray E m p a l m e O l m o s " , " S o c i e d a d F o m e n t o de P a n d o " " S o c i e d a d F o m e n t o B e n t o s " . " S o c i e d a d F o m e n t o de F l o r e s - T r i n i d a d " . " L i g a de T r a b a de S a u c e " " S o c i e d a d F o m e n t o de T i e r r a s C o l o r a d a s ' Sociedad j o de E s t a c i ó n M o l l e s " . " S o c i e d a d F o m e n t o de L a s c a n o " . " S o c i e d a d F o m e n t o de P a r a í s o " , " S o c i e d a d F o m e n t o de S a n t a R o s a V ' S o a e d a d R u r a l e I n d u s t r i a l de D o l o r e s " . " S o c i e d a d F o m e n t o de R i v e r a " . " S o F o m e n t o de Canelón G r a n d e " , " S o c i e d a d , F — de B a ñ a d o s de ciedad R u r a l E x p o s i c i ó n - F e r i a de S a r a n d í del Y í " . " L i g a del T r a b a j o del C a r m e n " . " S o c i e d a d R u r a l del P a s o de los T o r o s " . " A s o c i a ción R u r a l de Z a p i c á n " . " S o c i e P a s o de C e f e r i n o " , " S o c i e d a d F o dad F o m e n t o de T r e i n t a y T r e s " . m e n t o de E s t a c i ó n González". " C l u b F o m e n t o de la S o c i e d a d " S o c i e d a d F o m e n t o de M e r c e d e s " , R u r a l de P a y s a n d ú " . " L i g a del " S o c i e d a d de F o m e n t o de P . E s T r a b a j o de Y o u n g " . " A s o c i a c i ó n p e r a n z a " y " S o c i e d a d F o m e n t o de R u r a l de R o c h a " . " S o c i e d a d R u Aiguá". ral de Cuchilla de M a n g u e r a s " . N o o b s t a n t e el n ú m e r o de " L i g a de T r a b a j o de P a r a d a P i instituciones rurales e x i s t e n t e s en ñ e r a " . " L i g a de T r a b a j o de E s todo el país, se n o t a f a l t a absotación G u i c h ó n " . " S o c i e d a d F . R . luta de cooperación económica de C u r t í n a - S a n M á x i m o " . " A s o entre todas ellas p a r a la d e f e n s a ciación R u r a l de F l o r i d a " . " A s o de los v a l i o s o s intereses a g r o ciación R u r a l de C o r r a l e s - C u ñ a pecuarios que concurren al merp i r ú " . " L i g a de T r a b a j o de M e cado c o m e r c i a l p a r a ser negociarinos". "Asociación Rural de dos. N o e x i s t e n i n g u n a o r g a n i z a H o s p i t a l - R i v e r a " . " L i g a del T r a ción g r e m i a l que a s u m a la direcbajo de F e l i c i a n o - D u r a z n o " . " S o ción y c o n t r a l o r de la producción ciedad R u r a l de S a n J o r g e - A g u a s rural, eliminando al intermediario B u e n a s - V í a M o l l e s " . " L i g a del innecesario p a r a a s e g u r a r al p r o T r a b a j o de E s t a c i ó n P i e d r a S o ductor, la totalidad de los benel a " . " L i g a del T r a b a j o de P i e ficios l e g í t i m o s , en los c e n t r o s de dras C o l o r a d a s " . " A s o c i a c i ó n R u Faenas camperas: Capa y marcación. U n a escena de castración t r a n s a c c i o n e s . L a casi totalidad ral de T r a n q u e r a s " " A s o c i a c i ó n en pleno campo de las entidades r u r a l e s que acR u r a l de Y a g u a r í - R i v e r a " . " L i g a túan en el U r u g u a y han sido c r e a d a s con fines de enseñanza zootécnica, p a r a difundir las p r á c t i c a s del T r a b a j o de C a s u p á " . " L i g a del . ( „ m á s adelantadas en la explotación a g r o - p e c u a r i a ; p a r a p o n e r en T r a b a j o de F r a y l e M u e r t o " . " L i g a del T r a b a j o de P a r a d a L i e b i g s . evidencia, p o r medio de E x p o s i c i o n e s y F e r i a s periódicas, las con" A s o c i a c i ó n R u r a l de S a n J o s é " " U n i ó n de V e c i n o s , 7." Sección de quistas obtenidas en rodeos y m a j a d a s p o r los espíritus innovadores Durazno. Cuchilla de R a m í r e z " . " A s o c i a c i ó n de F o m e n t o R u r a l de y a v a n z a d o s y p a r a propender al d e s a r r o l l o de los cultivos adecuados P a s o del B o r r a c h o " . " L i g a del T r a b a j o de C l a r a " . " N u e v a Sociedad á n u e s t r o suelo. E n m a t e r i a de n e g o c i o s no intervienen, dejándolos de Ganaderos de T a c u a r e m b ó " . " L i g a del T r a b a j o de E s t a c i ó n A l librados a! e s f u e r z o de cada p r o d u c t o r en la demanda interna y desg o r f a " . " L i g a del T r a b a j o de T o m á s G o m e n s o r o " . " S o c i e d a d F o m e n p r e o c u p á n d o s e de a s e g u r a r la conquista p e r m a n e n t e de m e r c a d o s t o de M i g u e s " . "Sociedad F o m e n t o de N i c o P é r e z " . " S o c i e d a d F o e x t e r i o r e s de c o n s u m o p a r a la producción nacional. E l día que todas m e n t o de C u f r é " . "Sociedad F o m e n t o del P u e b l o S o l í s " . " S o c i e d a d F o m e n t o de C a p u r r o " . " S o c i e d a d F o m e n t o de M o s q u i t o s " . " S o c i e -


O estas entidades, que constituyen, por otra parte, una fuerza poderosa que se esteriliza, amplíen su campo de acción, busquen en la cooperación de sus asociados y en beneficio de los mismos y de las localidades donde actúan, el apoyo indispensable y el concurso para intervenir como factores económicos en las transacciones de los productos de la tierra, vendiendo, en la consulta previa de sus necesidades, al consumo interno, y enviando a sus agentes de negocios organizados en el exterior el resultado del esfuerzo colectivo, se habrá consolidado el porvenir de la riqueza de este país, dándole la estabilidad que nece-

T1* sKeulBHBidttB

-*-*"-*— • -

ÍISPO def

c/e/V

Cenfencrr/o

-V7jU£¡aayo

producto integro de su trabajo y de su riqueza valiosa, eliminando intermediarios perjudiciales, abriendo nuevos mercados que le sean tributarios en los principales renglones de sus fuentes de producción y asegurando, en todo tiempo, contra toda eventualidad, la movilización de lo que producen sus campos.

Hemos estudiado el desarrollo sorprendente de la riqueza g dera del Uruguay, en todos sus aspectos. Veamos ahora cuales

. • „

.

iMitoi iÜ

i j

Dos aspectos del embarque de ganado en pié por el Puerto de Montevideo

sita para su normal liquidación anual, sin exponerla a especulaciones perjudiciales, cuando no a demoras peligrosas por falta de compradores que operan en plaza. Indiscutiblemente tiende a esa finalidad la prédica bien intencionada de muchos hombres de negocios del país que han llegado a la comprobación dolorosa de que por falta de una organización de las fueizas que explotan la riqueza rural, ésta sufre inexplicables oscilaciones en cuanto a sus precios de venta y no encuentra, no obstante su bondad, en muchas ocasiones, corrientes permanentes e invariables para su fácil colocación. Y se irá fatalmente, por la cooperación del productor y del capital nacional, a la solución del problema relacio-

sus industrias derivadas, además de la de la transformación de la carne en tasajo, la que, por intermedio de Frigoríficos y Fábricas de extractos y conservas se destina a la exportación y la del aprovechamiento, con el mismo destino, de los sub - productos de la matanza de animales, tales como astas, cerda, cueros, grasa, sebo, guano, huesos, cenizas de hueso, pezuñas, lana, aceite de potro, caseína, chicharrones, estearinas, garras, gelatinas, gliserina, nervios, pelo bovino y porcino, residuos de saladero, sangre seca, tripas secas y saladas, etc. Dadas las cifras que constituyen el capital de animales vacunos dei país, entre las que deben destacarse, en primer término, las vacas de cría, que según el censo de 1924 formaban 1111 total de> 2.693.269, la

mm E n la T a b l a d a de Montevideo en un día de gran actividad en las entradas después de una relache en la matanza de los Frigoríficos

nado con la independencia económica del país, ejerciendo ambos, mancomunados por un mismo interés solidario, la dirección y contralor efectivo del negocio de las carnes, cueros, lanas, en una palabra, de toda la producción ganadera y agrícola nacional, en los mercados de consumo interno y en el exterior donde tiene segura demanda, para que la industria rural pueda desenvolverse al margen de toda especulación y reciban, los que trabajan y la elaboran, las compensaciones legítimas que estén en armonía con el exacto valor de los productos en los njercados de transaciones. Sólo así podrá el país cosechar el

industria lechera, con sus derivados, la fabricación de manteca y queso y el aprovechamiento del cuajo para engorde de porcinos y productos de granja, debería estar en pleno desarrollo y constituir uno de los grandes recursos de la economía interna del país. Sin embargo, no ocurre así. El régimen pastoril que rige las prácticas de la explotación ganadera extensiva en todo el territorio uruguayo se caracteriza por su tendencia unilateral en el sentido de obtener sólo carnes para satisfacer la demanda del consumo interior y dar cumplimiento a las exigencias de nuestro comercio exterior. Todo lo demás se subordina


\TICTP/O

'pxj^uczy^

interno. T a l es el p e r f e c c i o n a m i e n t o alcanzado por la industria de la c u r t i e m b r e en el U r u g u a y , que s a t i s f e c h a s las e x i g e n c i a s de la indust r i a interna, queda 1111 remanente de s i g n i f i c a c i ó n que se e x p o r t a al B r a s i l , P a r a g u a y , I n g l a t e r r a , H o l a n d a , D i n a m a r c a , E s p a ñ a y Francia, en cu vos a m b i e n t e s g o z a n de 1111 elevado crédito y aceptación. E11 1 9 1 8 se e x p o r t a r o n 2 1 3 . 0 3 7 kilos de c u e r o s curtidos del U r u g u a y para los países r e f e r i d o s ; en 1 9 1 9 . kilos 2 5 9 . 9 7 0 ; en 1920, kilos 3 8 1 . 9 7 1 ; en 1 9 2 1 , 2 5 5 . 6 2 1 ; en i<)22, kilos 328.326 y en 1923, kilos 263.633. H a b i e n d o l l e g a d o al g r a d o de p e r f e c c i o n a m i e n t o a que llegó esta i m p o r t a n t e industria m a n u f a c t u r e r a del U r u g u a y , que da ocupación con sus a n e x o s a no menos de 7.000 o b r e r o s , 11o es a v e n t u r a d o a f i r m a r que 11o t r a n s c u r r i r á n m u c h o s l u s t r o s sin que sea posible exportar, l l a v multitud de predios, pequeños establecimientos a g r o - p e c u a p e r f e c t a m e n t e e l a b o r a d o s , lós c u e r o s secos y salados que actualmente rios, g r a n j a s y c h a c r a s , donde el principal r e n g l ó n de explotación lo se envían al e x t e r i o r p a r a s u f r i r las manipulaciones que son capaces c o n s t i t u y e la leche y sus derivados, pero, con todo, se producen en de realizar con é x i t o los establecimientos del país. E l porvenir de esta el país g r a n d e s períodos de crisis en que e s c a s e a e s t a s u s t a n c i a aliindustria u r u g u a y a que cuenta con m a t e r i a p r i m a abundante propormenticia y su v a l o r de venta la hace inacesible al c o n s u m o de todos cionada p o r los millares de cabezas que anualmente se sacrifican en los b o g a r e s . A d e m á s , lo que c o n s t i t u y e 1111 a n a c r o n i s m o en un país el país p a r a s a t i s f a c e r la demanda de carnes del m u n d o entero, no esencialmente g a n a d e r o c o m o es el U r u g u a y , es que se i m p o r t e n mipuede ser m á s s e g u r o y auspicioso y e s t á en condiciones de o f r e c e r llares de kilos de leche condensada, c r e m a y m a n t e c a , c o m o puede ambiente de t r a b a j o p e r m a n e n t e a millares de o b r e r o s . E l capital con v e r s e en el cuadro estadístico que publicamos en e s t a m i s m a p á g i n a . que f i g u r a esta m a n i f e s t a c i ó n industrial, entre las colectividades L a industria lechera, el día que se e x p l o t e r a c i o n a l m e n t e a base sujetas al i m p u e s t o de H e r e n c i a s y D o n a c i o n e s , se elevaba en 1921 a de rodeos seleccionados y alimentados i n t e n s i v a m e n t e en todas las la s u m a de $ 615.000. estaciones del a ñ o , c o n s t i t u i r á u n a g r a n riqueza pública que 11o lo es en la actualidad, p u e s la producción de leche a p e n a s cubre con estrecheses el m e r c a d o de la demanda i n t e r n a . E n quesos se producen m u y I , a elaboración de productos porcinos ha llegado a la plenitud de buenos tipos aunque 11o en abundancia, sobresaliendo los f a b r i c a d o s su desarrollo y p e r f e c c i o n a m i e n t o en el U r u g u a y . T a n t o los F r i g o r í en los distintos c e n t r o s a g r a r i o s del d e p a r t a m e n t o de Colonia, M a l d o ficos c o m o los establecimientos que se dedican p u r a m e n t e a esta explonado, S a n J o s é , C a n e l o n e s y M o n t e v i d e o . L a producción nacional tación industrial, p r e p a r a n las c a r n e s porcinas en las m a s v a n a d a s que en este r e n g l ó n ha sabido i m i t a r los m e j o r e s y m á s a f a m a d o s f o r m a s requeridas p o r el c o n s u m o público, c u y a s necesidades satistipos del M u n d o , 11o s a t i s f a c e las e x i g e n c i a s del c o n s u m o interno que f a c e n ampliamente, excediendo su producción a la capacidad interna es tributario del e x t r a n j e r o por e l e v a d a s c i f r a s . L a R e p ú b l i c a A r g e n del país v enviándose el excedente al B r a s i l , I s l a s C a n a n a s , Italia, tina en la e x p o r t a c i ó n de quesos, m a n t e c a y c r e m a de leche tiene en P a r í s , L o n d r e s , B a r c e l o n a , L a H a b a n a , donde los artículos u r u g u a y o s el U r u g u a y 1111 buen m e r c a d o t r i b u t a r i o , cuando este país, dada la g o z a n de merecida f a m a . F.11 las d i v e r s a s exposiciones nacionales y a n a l o g í a dé su riqueza g a n a d e r a con aquél y la capacidad probable de e x t r a n j e r a s donde han concurrido los productos porcinos del U r u g u a y , su rendimiento lechero, podría c o m p e t i r con él, en el c o m e r c i o e x t e r merecieron las m á s altas clasificaciones y las m á s honrosas distinno, después de h a b e r colmado, en condiciones abundantes y de precio, ciones. F.11 este renglón de la producción 11o es tributario el c o n s u m o las necesidades del c o n s u m o de su población. u r u g u a y o de los g r a n d e s centros m a n u f a c t u r e r o s e x t r a n j e r o s , y si lo es, es s o l a m e n t e por algún producto m u y especial y a acreditado por P e s o en k i l o g r a m o s d e los p r o d u c i o s de l e c h e r í a I m p o r t a d o s en l o s ú l t i m o s a ñ o s a l g u n a colectividad n u m e r o s a de su población cosmopolita. L a industria porcina cu el U r u g u a y que ha conquistado una reputación bien Locho sólida está llamada a un g r a n p o r v e n i r por la amplitud y bondad de Manioca Crema Quoio AÑO 8 condontada su producción, por la importancia que revisten los establecimientos que se dedican a ella, montados con todo c o n f o r t e higiene, y p o r la 892 4 092 6 471 1 8 1 . 1 8 0 104 1009 p r e f e r e n c i a que en m u c h a s c h a c r a s y g r a n j a s se p r e s t a a la cria del 5 120 4 717 213 9 7 1 214.728 1 í» 10 o 190 9 753 352 r.no 200. .1 r. r> animal porcino c o m o complemento de o t r a s explotaciones a g r a r i a s y 1011 68 227 7 300 1 1 3 890 300.372 1012 c o m o 1111 auxiliar poderoso para la economía del t r a b a j a d o r r u r a l . 1 458 3 807 T>9 328 234 .r.73 1913

a esta sola preocupación y se s a c r i f i c a , por ende, u n a g r a n f u e n t e de recursos como p o d r í a serlo la industria lechera. E n m u c h o s establecimientos de c a m p o no se obtiene siquiera la cantidad de leche indispensable para el c o n s u m o del personal de t r a b a j o y en o t r o s no se explota ese v a l i o s o p r o d u c t o alimenticio, con f i n e s comerciales. E x i s ten, es cierto, i m p o r t a n t e s lecherías que expenden la leche p a r a el c o n s u m o interno del país en su f o r m a natural, y que elaboran la manteca y la someten a varias t r a n s f o r m a c i o n e s industriales p a r a su v e n t a ; establecimientos industriales, de primer orden, con maquinar i a s m o d e r n a s , p a r a t r a n s f o r m a r la leche en o t r o s p r o d u c t o s alimenticios similares.

ioir» 1910 1917 1918 1919 19?0 19?1 19? f. 1923

109.458 118.057

54.021

19.290 22.192

r.i .r>i2 48.913 —

201 409 721 273 113 4 08 172 080 20 83 R

r» 117 63 17

995 914 130

1 1 —

75

111 128

84

4 (593 4 001 4 747 5 234 r, 5 1 0 13 ? 3 0 3 038

U n a de l a s i n d u s t r i a s de v e r d a d e r o p o r v e n i r en el U r u g u a y y de rendimiento auspicioso p o r su elevado p e r f e c c i o n a m i e n t o que nada tiene que envidiar a la de los c e n t r o s m a n u f a c t u r e r o s más acreditados del M u n d o , es la de la c u r t i e m b r e . E 1 1 el a ñ o 1858 y a existían en el país 9 establecimientos industriales de esa naturaleza, n ú m e r o que se e l e v ó diez a ñ o s m á s t a r d e a 12, y en 1 8 7 2 a 1 3 , alcanzando en el a ñ o 11)24, en todo el país, a 5 1 . M o n t a d o s muchos de ellos con las maquinarias m á s m o d e r n a s , p o r la técnica de sus procedimientos industriales pueden c o m p e t i r v e n t a j o s a m e n t e con los establecimientos industriales de E u r o p a y N o r t e A m é r i c a . A l g u n a s c u r t i e m b r e s tienen capacidad para t r a n s f o r m a r de 1 5 0 a 180 mil c u e r o s anuales, entre g r a n d e s v chicos, p a r a las necesidades industriales, d e s t a c á n d o s e los charoles, cueros para v a l i j a s y a r t í c u l o s de t a l a b a r t e r í a , c u e r o s p a r a tapicería, suela c h a r o l a d a p a r a c a r r u a j e s , v a q u e t a s de c r o m o n e g r a s y (le color para el calzado, badanas m u y h e r m o s a s p o r su e s m e r a d a elaboración, etc. L o s productos de este renglón de la industria m a n u f a c t u r e r a del U r u g u a y que han concurrido a d i v e r s a s e x p o s i c i o n e s e x t r a n j e r a s , merecieron las m á s altas distinciones y t r i u n f a r o n sobre la producción análoga de los g r a n d e s c e n t r o s fabriles del M u n d o . E11 19K1 los c u e r o s vacunos t r a n s f o r m a d o s en las c u r t i e m b r e s del país f u é de 2 2 2 . 0 1 8 y el de los ovinos de 9 1 0 . 4 5 1 kilos. F.11 1923 esas c i f r a s se elevaron a 200.423 para los primeros y 9 3 7 . 3 4 2 para los s e g u n d o s . N o obstante él desarrollo de esta industria, ella no e l a b o r a la décima p a r t e de la producción de cueros del país, c o m o lo c o m p r u e b a la e n o r m e exportación que todos los a ñ o s se e f e c t ú a p o r los d i v e r s o s p u e r t o s de la República de cueros secos y salados, al e x t r e m o de constituir, con la carne y la lana, el renglón m á s f u e r t e del comercio e x t e r i o r del U r u g u a y . L a s zapaterías, talabarterías y todas las industrias que m a n u f a c t u r a n los cueros curtidos, encuentran la m a t e r i a prima y a elaborada en el país, sin necesidad de r e c u r r i r a los m e r c a d o s e x t r a n j e r o s aún para los tipos de más delicada presentación, c o m o lo comprueban los índices del comercio de importación, en los que 110 f i g u r a n , p o r este concepto, como así mismo en artículos de z a p a t e r í a y t a l a b a r tería, c i f r a s ponderables en relación a o t r o s r e n g l o n e s del c o n s u m o

L o s e s p e c í f i c o s g a n a d e r o s , de c u y o renglón era tributario el país p o r v a l o r de muchos millares de pesos, se producen actualmente ¿n abundancia y de superior calidad en diversos establecimientos montados, con m a q u i n a r i a s m o d e r n a s y sometidos al c o n t r a l o r de a^ respectivas autoridades técnicas, que velan así por su eficacia en las diversas aplicaciones para que se les destina. O t r o s productos que se elaboran en el país con la base que le p r o p o r c i o n a la abundante m a t e r i a prima g a n a d e r a , son los relaciona dos con los abonos f o s f a t a d o s v productos químicos útiles a la agricultura y g a n a d e r í a c u y a e x p o r t a c i ó n asciende a centenares de miles de pesos anuales. E l siguiente c u a d r o dá una idea de la producción de esos abonos, por F r i g o r í f i c o s , S a l a d e r o s y F á b r i c a s , en los últimos diez anos. Producción

a n u a l de a l q u n o s

abonos

Saladeros