Page 26

Testimonios del tercer coloquio

50

tesala, que abre un espacio, que lo penetra. Así ha sido mi olvido, entiendo, como este silencio brasileño, ha sido mi espera por el agujero que de un momento a otro ha de convertirse en pozo. Ese último día de capilla gótica, por la tarde, regresaron las ballenas de la primera mañana, aquellas con las que dialogaba una soprano en la catedral de Sal habitada por una pieza de Rolf de la que no hablé. Esta vez fueron instrumentos inventados por Ariel Guzik y su nave Narcisa. Día 6 José Luis Brea, en el Laboratorio Arte Alameda recibió en contexto ajeno nuestras estaciones singulares. El coro de otro recinto antes religioso, estuvo habitado durante algunas horas por la imagen, mercancía y fantasma de un libro que se presentaba. Fuera de todo despertar poético, Brea, con la claridad y seguridad que caracterizan su discurso, transitó por los aspectos que, a su juicio, destinan los efectos de verdad de las imágenes; el ser visto, las nuevas formas de subjetivación en la era electrónica y la lógica de las multiplicidades. De ello aterrizo en el apartado escindido ante la volatilidad y pérdida de la fuerza mnemónica como carga de nuestro tiempo. Yo regreso a mi olvido sabiendo que —citando a Sousa citando a Kafka— “sólo hay un punto fijo, nuestra propia insuficiencia; es desde ahí que es preciso partir”. Saber hacer necesarios los tiempos de silencio para “condensar ciertas imprecisiones de adentro” en responsabilidad de recuperarlas como imágenes críticas que alimenten un espíritu deseosamente utópico.

poéticas de la distancia

Ecos del camino Ecos de nuestro encuentro Tercera Generación Edición de Verónica Vázquez-Cangas

A manera de introducción I want to trip inside your head spend the day there… To hear the things you haven’t said and see what you might see Miracle drug, U21

Para la generación a la que pertenezco, el Coloquio Poéticas de la distancia marcó el inicio de nuestros estudios de maestría en Teoría Crítica en 17, Instituto de Estudios Críticos, nuestro primer contacto con el instituto como tal, con sus integrantes, y con nuestros compañeros de generación. Como en el caso de las dos generaciones que nos precedieron, la nuestra también está formada por estudiantes de muy diversas trayectorias, oficios, filiaciones, edades, intereses, historias, procedencias, y un largo etcétera. Sin embargo, desde el principio de las actividades del Coloquio, algo pareció movernos unos hacia otros, y ese algo fue la curiosidad. Esa curiosidad, y seguramente el conjuro de la palabra telepatía, funcionó como un poderoso imán que marcó de manera definitiva lo que considero nuestra principal característica como grupo. Durante la tercera jornada del Coloquio se abrió un espacio imprevisto a causa de la cancelación de una actividad, pero en lugar de dispersarnos, como los perfectos extraños que éramos, nos

51

Coloquio 3º “Poéticas de la distancia”.  

Organizado por 17, Instituto de Estudios Críticos, con la colaboración de Aldaba Arte, Casa Refugio Citlaltépetl, Proyecto 3, la Embajada de...

Coloquio 3º “Poéticas de la distancia”.  

Organizado por 17, Instituto de Estudios Críticos, con la colaboración de Aldaba Arte, Casa Refugio Citlaltépetl, Proyecto 3, la Embajada de...

Advertisement