Page 19

poéticas de la distancia

La coma intransigente Joel Enríquez Un signo de puntuación, un signo de semicadencia,1 un signo que marca el gerundio, el presente progresivo, un signo que permite. ¿Qué permite? Prestar atención, avanzar con cuidado, desgranar la oración. “Gerundio es la coma del trabajo”, decía Elida Tessler en su exposición. Más que la repetición, es el desarrollo de la oración. 17 “,” Instituto, y no es una institución, es un espacio de escritura que une, que enlaza, que sirve de coyuntura entre la universidad, la cultura no académica y el psicoanálisis. 17, Instituto… y la coma designa el desacuerdo, el punto de quiebre, el no ser: el progresar. Si Castoriadis habla de la institución imaginaria de la sociedad y Mannoni de la institución estallada, la coma de “17, Instituto…” habla de una reacción ante lo convencional de las instituciones, del engrane entre el pensar de Castoriadis y el de Mannoni para expandirse, para enlazar, para unir, para acercar, para mover, para evolucionar: para revolucionar. 17 revoluciona la Teoría Crítica. La revolución es la bandera de los artistas, y el Coloquio Poéticas de la distancia nos aproximó a ese pensamiento revolucionario, a ese actuar del arte en dirección de la transformación de la sociedad. El arte como motor de transformación, como elemento de comunicación de injusticias, de derechos, de posibilidades. Desde el trabajo personal hasta el quehacer humano. El cambio no es sólo transformar a un sujeto, el cambio es también reubicar a la humanidad en un lugar que le permita tomar conciencia del mundo en que vive.

37

Coloquio 3º “Poéticas de la distancia”.  
Coloquio 3º “Poéticas de la distancia”.  

Organizado por 17, Instituto de Estudios Críticos, con la colaboración de Aldaba Arte, Casa Refugio Citlaltépetl, Proyecto 3, la Embajada de...

Advertisement