Issuu on Google+

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

Título del Recurso: Factores explicativos del delito Propósito: Que las y los discentes reflexionen sociológicas que desencadenan la conducta criminal.

sobre las perspectivas

Dirigido a: Discentes de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) Palabras Claves: Criminalidad, delito, criminología, drogas, pobreza Tabla de Contenido:

* * * * * * *

INTRODUCCIÓN FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITOpacio muestra FACTORES QUE CONTRIBUYEN A LA CRIMINALIDAD. ESTUPEFACIENTES INFLUENCIA DE LA FAMILIA EN LA CRIMINALIDAD* FACTORES CRIMINÓGENOS DE ORIGEN FAMILIAR FACTORES SITUACIONALES DEL DELITO

Duración de la Navegación: Cuarenta y cinco (45) minutos, aproximadamente.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

Autor: Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) Diseñadora Instruccional: Marcos Vásquez y Migdalys Marcano Edición y Montaje: Carleidys Landaeta - carlelandaeta@gmail.com Experto en Contenido: Marcos Vásquez y Migdalys Marcano Fecha de creación: Noviembre del 2011

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

Estimadas y estimados discentes: Antes de sumergirnos la lectura “Factores explicativos del delito”, conozcamos un poco sobre

la sociología criminal, a fin

contextualizarnos en el tema. Según Enrico Ferri, la sociología criminal es una ciencia de observación positiva que, fundándose

en

la

antropología,

la

psicología y la estadística criminal, así como el Derecho Penal y los estudios penitenciarios, es la ciencia sintética de los delitos y las penas.

La

sociología

criminal

no

estudia

el

problema de la criminalidad más que uno solo de sus muchos aspectos, la relación entre el autor del delito, como sujeto activo, y la sociedad. Estudia el acto delictuoso como un acto puramente objetivo.

La sociología criminal se diferencia de la sociología general en que, mientras la primera se ocupa únicamente del fenómeno de la criminalidad, la segunda estudia todos los fenómenos en general que influyen y modifican el desarrollo y progreso evolutivo de la sociedad.

La sociología criminal se auxilia, además, de: la antropología criminal, etnografía, psicología criminal, psiquiatría, neurología y de la estadística criminal, base ordinaria y eficaz de todas las observaciones sociológicas.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

ANTECEDENTES El nacimiento de la criminología como disciplina de una relativa autonomía debe vincularse

necesariamente

al

espacio

histórico-cultural en el que nace y se desenvuelve el positivismo. Por un lado, esa vinculación debe hacerse con la llamada

filosofía

positivista

y,

más

propiamente, con la sociología, como se conoció a la physique sociale que creó Auguste Comte (1798-1857).

El desarrollo ulterior de los estudios e investigaciones socio-criminales hasta llegar al estadio actual, en que se ha conformado una clara posición de revisión y crítica de la sociología criminal académica de cuño estructural-funcionalista, constituye un proceso que es necesario referir si lo que se pretende es la comprensión racional de semejante crítica.

La complejidad de los problemas sociales hizo que la sociología fuera perdiendo el dominio global que ejercía sobre los fenómenos particulares. Éstos, en consecuencia, asumieron dimensiones propias, originando las diversas disciplinas sociológicas cuyas autonomías quedaron en evidencia una vez que lograron independizar sus problemas particulares y definir los métodos para sus respectivos tratamientos. Nace así cada una de las ciencias sociales. Sin embargo, queda en pie la cuestión relacionante que proviene de la misma

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO evolución de las disciplinas particulares, cuestión que se define en términos epistemológicos y que corresponde, en lo fundamental, a la vieja demanda por las bases, instituciones y organismos de la sociedad.

Con Enrico Ferri (1856-1929), la denominación de sociología criminal adquiere vida propia. El merito principal de Ferri fue trasladar la ciencia del derecho penal de una consideración del delito como fenómeno particular en sí mismo, a la del delito como expresión de un aspecto necesario en su negatividad. No más derecho, no más antropología, no más psicología, sólo sociología criminal; o sea, no más el delito en relación con determinados fenómenos más o menos complejos de la vida social, sino el delito en relación con toda la vida y toda la realidad, en la cual se buscan, precisamente, las raíces profundas e infinitamente múltiples de la acción humana en general y de la acción delictiva en particular.

Los criterios fundamentales de los que parte Ferri en sus investigaciones son los de la antropología criminal y la estadística. Por la primera se demostraría la “anormalidad” del delincuente, provienes de factores orgánicos y psíquicos, hereditarios y adquiridos. Por la segunda se demostraría que el aumento o la disminución de los delitos –así como su aparición o desaparición- dependen de razones diversas o más profundas que las penas de los códigos. A través de estas dos series de búsquedas se desenvuelven todos los “factores” del delito, que Ferri reduce a tres clases fundamentales: factores “antropológicos”, “físicos” y “sociales”.

Los estudios de criminología demuestran que la criminalidad resulta favorecida por diversas causas, dentro de las cuales destacan, la pobreza, la familia, la prostitución, la impunidad, el alcoholismo, las drogas, las toxicomanías, etc., que serán objetos de análisis a continuación.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

EL ALCOHOLISMO

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define el alcoholismo como un trastorno conductual crónico manifestado por repetidas ingestas alcohólicas excesivas, respecto a las normas dietéticas y sociales de la comunidad, y que acaban interfiriendo en la salud o las funciones económicas y sociales del bebedor.

La enfermedad se caracteriza por la necesidad patológica de ingerir alcohol; ausencias o pérdidas del conocimiento durante la intoxicación; dependencia psíquica y física muy acentuada, sobre todo después de la ingesta; y, la imposibilidad de abstenerse ante el deseo de control después del inicio.

EL ALCOHOLISMO COMO CAUSA DE LA CRIMINALIDAD

La bebida es un factor que incide sobre la criminalidad, dado que en muchos casos de alcoholismo agudo, se cometen delitos que en circunstancias normales jamás se habrían producido. De otra parte, el alcoholismo crónico es un factor que contribuye a la criminalidad y al mismo tiempo, es un desencadenante de de enfermedades mentales graves.

El grado de atracción que el alcohol ejerce en los individuos es variable; mientras que en algunos pocos casos produce aversión o repugnancia, en

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO otros ejerce una poderosa atracción que lleva a la dependencia. En cuanto a la tolerancia o resistencia a caer en estado de embriaguez, es de destacar que existen personas con un gran nivel de tolerancia frente al alcohol, en el sentido de que pueden ingerir grandes cantidades sin sufrir grandes alteraciones corporales o psíquicas, mientras que existen otros con muy baja tolerancia, que se embriagan tomándose una o dos copas.

Otro aspecto a considerar, además de la cantidad, es la calidad de la bebida ingerida. Existen algunas que embriagan más rápidamente que otras, como es el caso de las bebidas destiladas; mientras que otras, como el vino y la cerveza, que son de bajo contenido alcohólico, el proceso de embriaguez es mucho más lento. El individuo debe ingerir grandes cantidades de cerveza para emborracharse, en tanto que con unas pocas copas de vodka o de aguardiente puede alcanzar el mismo nivel.

ALCOHOLISMO Y CRIMINALIDAD

El alcohol por sí solo no ha de considerarse como una única causa de la ejecución del delito, sobre todo si éste es grave. Existen siempre otras concausas que inciden en el delito, en el cual la ingesta alcohólica no es más que

uno

de

los

factores

que

contribuyen a su producción. Esto es así porque en ciertos individuos existe una

predisposición

individual

a

cometer delitos y la ingesta alcohólica en ellos no es más que un factor causal. Es preciso tener en cuenta que

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO no siempre la ingesta alcohólica lleva al individuo a cometer el delito. Ahora bien, en los delitos culposos, la ingesta alcohólica sí tiene un peso determinante, al punto de que en materia de tránsito terrestre se presume la culpabilidad del conductor que en el momento del accidente se hallaba bajo los efectos de bebidas alcohólicas o de sustancias estupefacientes. Esto debido a que la ingesta alcohólica afecta los niveles de atención, coordinación y memoria del conductor, haciéndolo propenso a sufrir accidentes.

El alcoholismo se puede definir, como un trastorno psíquico temporal de carácter tóxico que altera los procesos cognoscitivos y disminuye el control voluntario de los actos.

Desde el punto de vista penal, la embriaguez puede ser considerada como circunstancia atenuante o agravante, según las circunstancias. Al efecto, el artículo 64 del Código Penal, establece: “Si el estado de perturbación mental del encausado en el momento del delito proviniere de embriaguez, se seguirán las reglas siguientes:

1

Si se probare que, con el fin de

facilitarse la perturbación del delito, o

preparar una excusa, el acusado había hecho uso del licor, se aumentará la pena que debiera aplicársele de un quinto a un tercio, con tal que la totalidad no exceda del máximum fijado por la ley a este género de pena. Si la pena que debiere imponérsele fuere la de presidio, se mantendrá esta.

2

Si resultare probado que el procesado sabia y era notorio entre sus relaciones que la embriaguez le hacía provocador y pendenciero, se le aplicarán sin atenuación las penas que para el delito cometido establece este Código.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

3

Si no probada ninguna de las dos circunstancias de los dos numerales anteriores, resultare demostrada la perturbación mental por causa de la embriaguez, las penas se reducirán a los dos tercios, sustituyéndose la prisión al presidio.

4

Si la embriaguez fuere habitual, la pena corporal que deba sufrirse podrá

5

Si la embriaguez fuere enteramente casual o excepcional, que no tenga

mandarse cumplir en un establecimiento especial de corrección.

precedente, las penas en que haya incurrido el encausado se reducirán de la mitad a un curto, en su duración, sustituyéndose la pena de presidio con la de prisión”

El

consumo

estupefacientes

frecuente produce

de

en

el

individuo lo que se conoce como una toxicomanía. El término “toxicomanía” proviene del griego

“toxicon”,

que

significa

“veneno”, y del latín “mania”, que sería algo

así

como

una

locura

caracterizada por delirio y agitación. Es

decir,

toxicomanía

etimológicamente, sería

una

la

alteración

mental que induce al individuo al consume de una sustancia tóxica

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO El comité de Expertos de la Sociedad de las Naciones, en 1957, pronunció que la toxicomanía es un estado de intoxicación periódica o crónica, provocada por el empleo reiterado de ciertas sustancias tóxicas.

La Organización Mundial de la Salud sugiere reemplazar el término toxicomanía por dependencia, que resulta mucho más apropiado. Dicha organización establece siete tipos de dependencia, que son las siguientes: 

Dependencia morfínica

Dependencia anfetamínica

Dependencia cocaínica

Dependencia alucinógena

Dependencia cannábica

Dependencia alcohólica

Un narcótico o estupefaciente es una sustancia medicinal que, por definición, provoca sueño o estupor y, en la mayoría de los casos, inhibe la transmisión de señales nerviosas asociadas al dolor. El grupo de los narcóticos comprende gran variedad de drogas con efectos psicoactivos, aunque terapéuticamente no se usan para promover cambios en el humor, como analgesia, anestesia, efectos antitusivos, antidiarreicos, etc. Sin embargo, estas drogas son a menudo desviadas del circuito legal y usadas como euforizantes. Algunos narcóticos son anestésicos como éter, cloroformo y ciclo-propano; pero en su mayoría son agentes de la clase de los opioides. Otros narcóticos son la marihuana, o cáñamo, el clorhidrato de cocaína y la dietilamida de ácido lisérgico.

DELITOS RELACIONADOS CON DROGAS Los delitos relacionados con las “drogas” pueden distinguirse en: 1) los que se responden a la “necesidad” de conseguirla, condicionada por la sujeción del individuo a la droga, es decir, por la dependencia; 3) los delitos de tráfico ilícito previstos en la Ley Orgánica contra el Tráfico y Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

DELITOS BAJO LA INFLUENCIA DE LA DROGA

Las características modalidades guardan generalmente relación con el efecto que la acción tóxica de la droga produce en el sujeto.

Serán

actos violentos,

cargados

de

agresividad, cuando se esté bajo la influencia de una droga estimulante, que se traducirán en homicidios, lesiones, violaciones, robos, etc.

Bajo la acción de los depresores, es poco probable la comisión de delitos violentos, habida cuenta del efecto de tales drogas sobre el individuo. Las personas se encuentran generalmente aletargadas, evadidas de la realidad, y en ese estado de ensoñación nada le importa que sea ajeno al submundo en el que están inmersos. Sin embargo, los adictos a los opiáceos son muy peligrosos en estados de abstinencia.

Los barbitúricos, en su cuadro de intoxicación aguda, pueden generar automatismos que llevan por este mecanismo a la comisión de delitos y también a la comisión de delitos y también a la propia muerte, al seguir ingiriendo la droga automática e inconscientemente, hasta llegar a la dosis letal no buscada voluntariamente (falsos suicidas).

Las perturbaciones perceptivas producidas por los alucinógenos ya sea por sí misma o generando delirios de distinto contenido son frecuentes causas de delito.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO Desde el conductor alucinado que produce un accidente fatal hasta el que mata ante visiones terroríficas y amenazantes, existe una gama de posibilidades.

Los estados delirantes motivados por las drogas participan en la psicogénesis delictiva, de la misma manera que lo hacen cuando responden a otra etiología. Es frecuente la práctica autoagresiones que llevan al individuo en algunos casos al suicidio. La agresividad se dirige entonces hacia el mismo adicto, embargando en el trance generalmente por una gran ansiedad. Mientras un cocainómano, por ejemplo, preso de una alucinación visual enfrenta el “peligro” y no duda en atacarlo, otros “drogados” se fugan aterrorizados frente a la amenaza y pueden arrojarse por la ventana (psicosis alucinógena).

Existen casos donde la muerte aparenta un suicidio. Al sentirse omnipotentes por el efecto de la droga, no vacilan en colocarse en situaciones inequívocamente suicidas; tal el caso de una adolescente que se detuvo en el medio de una avenida muy transitada con sus brazos en alto con la intención de detener el tráfico que circulaba en ambas direcciones.

Delitos por omisión también pueden ser originados por drogas, ya sea por el efecto propio de las depresoras, o el paradójico de los estimulantes.

La asociación de drogas con el alcohol potencian el efecto criminógeno, pudiendo llegarse a niveles de extremada peligrosidad en psicópatas, epilépticos, postraumatizados cráneo-encefálicos, etc.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

Es de observar que en un estudio elaborado por las profesoras Teresa Salazar y Elizabeth Torres, de la Universidad de Los Andes, titulado Droga y Homicidio, (2001), el 64% del total de entrevistados manifestaron que al cometer el delito se encontraban bajo la influencia del alcohol, 12% se encontraban bajo la influencia de otras drogas, y 24% no respondieron, lo que es indicativo que en Venezuela, la comisión de delitos bajo el efecto del alcohol es mucho mayor que bajo el efecto de las drogas en general.

Merecen especial atención, por la importancia médico-legal y psiquiátrico-forense que tienen, los delitos que pueden ser cometidos durante el efecto flash back, o sea, la reaparición de los síntomas psíquicos propios de la intoxicación aguda sin participación de la droga, hasta varios meses después del último consumo.

Se produce así una reviviscencia de la situación ocurrida tiempo atrás, con las mismas posibilidades en el campo criminólogo abocado al estudio de la génesis delictiva.

Sabemos que el organismo sufre las modificaciones específicas que la acción de las drogas le genera, y en tal sentido se producen sus efectos, pero éstos pueden ser paradójicos y contrarios a los esperados, eventualidad que debe siempre considerarse para efectuar la correcta valoración de los hechos. Si una persona, por ejemplo, toma anfetaminas próximamente a la iniciación de un viaje, lo hará con el objeto de disminuir la sensación de fatiga y evitar dormirse en la ruta; sin embargo, podrá generar un accidente al perder el control del vehículo, como consecuencia de un resultado opuesto al buscado.

En los accidentes de tránsito es necesario investigar la incidencia etiológica de las drogas. En muchos las modalidades del accidente y las actitudes incongruentes de los conductores inducen a pensar en la participación tóxica, ratificación que se

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO obtiene mediante las peritaciones pertinentes, debiendo procederse de igual manera con las víctimas, que pudieron serlo por la misma causa.

DELITOS RELACIONADOS CON LA OBTENCIÓN DE DROGA

El hábito, o sea, la adaptación del organismo a la droga y a la etapa subsiguiente de dependencia, es decir, cuando ya se está sujeto a ella, psíquica o psicofísicamente, hacen que el adicto trate de conseguirla a cualquier precio, sin medir las consecuencias. Cuando es presa del síndrome de abstinencia y padece la dramática sintomatología de la carencia, que puede ser suprimida sólo con la administración de una nueva dosis, el hambre de droga –la necesidad de consumirla- lo enfrenta con una dramática situación que debe resolver sin demora, y el delito violento, caracterizado por su impulsividad y agresividad, puede ser la única alternativa para obtenerla.

Son frecuentes los robos, hurtos, fraudes, estafas, asaltos, falsificación de récipes médicos, malversaciones, calumnias, chantajes, etc., para obtener la droga. Generalmente, intentan no ejercer violencia contra las personas, pero cuando la situación supera esa posibilidad, se llegan a cometer lesiones y homicidios.

En un estudio de la profesora Teresa Salazar, de la Universidad de Los Andes, se asienta: “Se puede inferir que debido a la dependencia física y psíquica y/o el síndrome de abstinencia que le ocasiona el uso de sustancias altamente adictivas como la

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO cocaína, heroína, marihuana y alcohol, los drogadependientes se introducen en “el negocio de las drogas” para mantener su consumo. Llama la atención que la mayoría de los entrevistados niegan el delito, y manifiestan que la droga incautada “era de su pareja, amigos, familia”; “se la sembraron” o que “no cometió ningún delito”. A diferencia de la investigación realizada por Salazar (2007), en un censo realizado a la población femenina del Centro Penitenciario Región los Andes, donde el principal motivo para cometer el delito concierne a la necesidad económica. Se evidencia como el sujeto es estudio una vez descubierto el delito y con la finalidad de evitar las sanciones penales se muestra como una víctima, negando su participación en el mismo culpando a los organismos del Estado. Para la mayoría de las personas que usan indebidamente sustancias tóxicas, además de presentar un problema individual y familiar, éste; trasciende hacia lo social, debido a su repercusión en la producción y venta ilícita de drogas. Con un aumento en la comisión de delitos cometidos, a fin de conseguir el dinero necesario para adquirir las drogas, se observan en 94,9% en los casos. Esto indica que la mayoría de las personas

evaluadas,

no

presentan

trastornos para el momento de la evaluación que los hagan inimputables. En delincuencia asociada,

estas puede siendo

circunstancias, ser

individual

frecuente

que

la o

EN SUS CONCLUSIONES, DICE LA AUTORA: La muestra total de los 50 sujetos (hombre y mujeres) se caracterizó porque la mayoría son hombres solteros. Se observa que los organismos competentes solicitaron con mayor frecuencia peritajes psiquiátricos a sujetos varones jóvenes. De alguna manera la falta de culminación exitosa de la escolaridad es un factor de riesgo en este grupo estudiado. Se sabe que la educación es un vehículo de ascenso social y no todos lo logran. La mayoría no presentó síntomas conductuales, funcionales tampoco cognitivos, afectivos, ni sensoperceptivos para el momento de la evaluación”.

se

organicen grupos e integren bandas entre jóvenes adictos para conseguir la droga, ya sea robándola directamente a farmacias y droguerías, o logrando, mediante el

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO delito, dinero para obtenerla de traficantes, soliendo ser los familiares y amigos las primeras víctimas de tales sustracciones. El adicto, inmerso en una degradación física, psíquica y moral, participa en cualquier proyecto para procurarse la droga, que llega a ser su principal y única preocupación, resultando así víctima de delitos. Comete actos que resultan perjudiciales a sí mismo, transformándose en presa fácil y codiciada de traficantes y usureros. En oportunidades la sugestionabilidad y la abulia que los caracteriza, es aprovechada por delincuentes habituales, quienes instigan a los consumidores a participar en delitos, mientras ellos se mantienen al margen del hecho, a la espera del botín. Es frecuente que se les emplee de mulas para introducir la droga en otros países.

La

familia

juega

un

papel

directo en la etiología de la delincuencia apunta

juvenil, Jean

Frecuentemente

según Pinatel.

la

reacción

delictiva surge a partir de una situación

familiar

conflictiva

pero, independientemente de ese papel directo, la familia de origen

interviene

en

la

formación de la personalidad del individuo. Esta perspectiva debe ser estudiada desde el punto de vista de su nivel socioeconómico, su estructura, composición, dimensión y valor, aunque a menudo sea difícil distinguir en los datos acumulados lo que se refiere a la etiología de la delincuencia juvenil y los que conciernen a la formación de la personalidad del delincuente.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

Como resultado de tales investigaciones en adolescentes, el autor llega a las siguientes conclusiones:

En lo que atañe al nivel socioeconómico de los padres, mientras más bajo es el peldaño, mayor es la frecuencia de delitos primarios y de reincidencia en menores. Este predicado es válido, tanto en adolescentes como en adultos transgresores. Según el autor, en los países desarrollados, mientras los hijos de industriales, banqueros y grandes comerciantes, tienen una incidencia delictiva por debajo de 1%; los hijos de los profesionales liberales, altos funcionarios privados y públicos, el porcentaje es ligeramente mayor, aproximándose a 2%; mientras que en los hijos de obreros (calificados, especializados y braceros), el índice se eleva al 69%.

Según refieren Freddy Crespo y Christopher Birkbeck, en un estudio de la Universidad del Zulia, a partir de la década de los años setenta, en el ámbito familiar, se demostró una creciente crisis institucional, expresada por la disminución de la credibilidad de los patrones tradicionales de la familia, que se manifestó porque las personas comenzaron a abandonar los canales culturales y legales regulares hasta entonces, para formar una familia. Lo hacían por medios pocos aptos para constituirla y asegurar la vigilancia sobre la prole. El modelo familiar tradicional de padre y madre, donde el primero era el sostén del hogar y la segunda, el ama de casa encargada de la vigilancia y control de los hijos, fue sustituido por el de la madre que hace el papel de padre y madre al mismo tiempo, porque trabaja y mantiene a sus hijos sin contar con el apoyo del padre, o por un matrimonio en que la mujer no actúa únicamente como el ama de casa, sino que comparte con el marido la responsabilidad de proveer con su trabajo lo necesario para el sustento del hogar, regalando ambos padres la responsabilidad de asegurar la disciplina en el hogar a un familiar o empleado doméstico encargado de supervisar las tareas escolares y vigilar a los niños. Ambas maneras de

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO convivencia familiar son inadecuadas para la vigilancia y control de los miembros del grupo familiar, según apuntan los autores antes citados.

La estructura familiar tiene gran influencia en el individuo delincuente. Refiere Pinatel que Lombroso se impresionó por el elevado número de delincuentes que eran hijos ilegítimos, huérfanos o que venían de una familia disfuncional. Es natural –decía Lombroso- que la mala educación, más aún que el abandono, ejerzan una deplorable influencia sobre el delito.

Estos datos revelados por Lombroso, resultan comprobados por los estudios estadísticos de Estados Unidos y Francia. Al efecto se cita el estudio de Shaw y McKay, que compararon niños delincuentes con escolares americanos de la misma edad, provenientes de hogares bien constituidos, y encontraron que 42,5% provenían de familias disfuncionales y 32% de familias de padres divorciados, por lo que concluyen que en la delincuencia tiene mucho que ver la estructura hogareña. Iguales resultados se obtuvieron en Francia, donde el 45% de los delincuentes proviene de familias de origen disociadas.

Otro factor a considerar es la movilidad del medio a consecuencia de la estructura inadaptada de la familia de origen. Se observa que la mitad de los menores incursos en delitos primarios o reincidentes, han estado sometidos a cambios continuos de ambiente.

La composición de la familia, con relación al individuo también tiene incidencia en la delincuencia. Así, por ejemplo,

el

hijo

único

está

más

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO expuesto a ser miedoso, ansioso o egoísta. El hijo único varón entre las hembras, es susceptible de hacerse demasiado afeminado o dado a exagerar sus características masculinas. De igual manera, la hija única hembra entre varios varones, tiende a hacerse marimacho o exageradamente femenina.

Los valores morales de la familia inciden sobre los menores y adultos delincuentes. Se miden factores tales como el valor afectivo de la familia: la ternura, la antipatía, la situación de inferioridad, etc. El valor educativo es también de bastante peso cuando la educación es activamente mala, cuando existe amoralidad y delincuencia de parte de los padres.

El hábitat y el vecindario también ejercen una notable influencia sobre el individuo, lo cual depende obviamente del nivel socioeconómico de los padres, y se concluye señalando que tanto la delincuencia como la inadaptación juveniles en general se localizan en los bloques insalubres y en los barrios obreros.

EL HOGAR DESECHO

Para cumplir su función socializadora, el hogar debe contar con un padre y una madre. El primero, a quien como mínimo le corresponde proveer lo necesario para el sustento familiar, además de asumir el papel disciplinario en la formación de los hijos en el ambiente hogareño, ofreciéndoles el cariño y la comprensión. Si alguno de los padres falta, la capacidad educativa del hogar queda determinada. Pueden darse tres situaciones distintas según la razón

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO que llevó al rompimiento.

MUERTE DE UNO O DE AMBOS PADRES

Esta situación de traduce en falta de cariño y de disciplinas familiares, desequilibrio emocional y aun biológico, crisis económica, etc. Abandono o deserción

El hecho puede ser voluntario, como cuando resulta de la falta de comprensión entre los padres y la vida familiar se torna intolerable; pero también puede darse por causas ajenas a la vida familiar, como es la enfermedad o incapacidad de uno de ellos.

EL DIVORCIO

Otra de las razones para que se rompa la estabilidad del hogar, es el divorcio o ruptura legal del vínculo matrimonial. Generalmente el divorcio conlleva la separación del padre del hogar común, quedando

los

niños

únicamente

de

la

separación

afecta

al madre.

cuidado Dicha

gravemente

la

formación de los hijos, que las más de las veces se sienten deprimidos con la ausencia

del

padre,

atribuyéndose

muchas veces ellos la culpa de dicha separación. Ese desajuste familiar tiene una gran incidencia en las conductas desviadas de algunos adolescentes, que en medio de su rebeldía los lleva a incurrir en transgresiones de muy variado orden.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

HOGARES NO BIEN INTEGRADOS

Para cumplir su función socializadora, el hogar debe estar material y espiritualmente integrado. De allí que cuando existen conflictos culturales que dificultan la comprensión entre los miembros de la familia, en la cual puede darse el caso de hijos con mayor cultura que los padres, a quienes desprecian o desobedecen por ese motivo, surgen profundas discrepancias que se verán reflejadas en el comportamiento de los adolescentes en calle.

EL HOGAR CRIMINAL

Como hemos venido señalando, el hogar ejerce una gran influencia sobre los hijos, sobre todo en el proceso de socialización; es decir, en su integración a la sociedad, proceso en el cual tiene también gran participación la escuela como formadora de los niños. De allí que cuando en la familia existe un ambiente delictivo o alguno de sus miembros es un delincuente declarado, tal comportamiento se va a ver reflejado en los niños, que en algunos casos imitan esa conducta desviada de los padres, tíos o hermanos mayores, y terminan incursionado precozmente en el mundo del delito. En estos casos es indispensable la intervención del Estado, a objeto de proteger la integridad del menor y corregir a tiempo esas conductas desviadas, a través de algunos de los mecanismos previstos en la LOPNA.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO INDISCIPLINA FAMILIAR

La disciplina familiar es un factor que tiene incidencia en el comportamiento delictivo de los hijos, que en algunos casos son víctimas de exceso de disciplina de los padres, inclusive de maltratos desproporcionados, y en otros, de la falta absoluta de normas de disciplina en el hogar, afectando en ambos casos el proceso de integración del individuo en la sociedad. Ambos modelos paternos son indeseables. Tanto la sobreprotección como el abandono afectivo de los padres o la falta absoluta de dirección y disciplina, tienen influencia en los patrones delictivos de ciertos individuos. Burt encontró que en el 25% de los dementes juveniles ingleses por él estudiados, existía el antecedente de disciplina hogareña laxa; y en el 10% de disciplina demasiada estricta.

LA POBREZA COMO CAUSA DE LA CRIMINALIDAD

Otro

elemento

con

una

notable

incidencia sobre la criminalidad, es la pobreza. quienes

Sin

embargo,

sostengan

no que

faltan esas

conclusiones no son del todo válidas, porque los pobres, que en general se inclinan por cometer delitos violentos, resultan más fáciles de descubrir y probar que los delitos de cuello blanco (fraudes),

que

son

los

que

más

comúnmente cometen los integrantes de las clases acomodadas. También existen diferencias notables generadas por los recursos económicos de que disponen unos y otros, dado que los delincuentes de las clases acomodadas

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO pueden servirse de abogados muy hábiles que logren evadir la acción de la justicia o servirse de influencias sobre las autoridades para salir bien librados de los asuntos. Por eso es que se dice por allí que las cárceles están llenas de pobres.

En las sociedades industrializadas, la delincuencia se da frecuentemente en lo que podría llamarse pobreza relativa o sea la insuficiencia de los medios para satisfacer necesidades y ambiciones. Así, es frecuente que se den delitos que obedecen al ansia de figuración, al lujo desmedido, más que a la pobreza, tal como usualmente se la entiende.

La pobreza relativa se da en quienes tienen lo suficiente para vivir, pero se sienten que hay un abismo entre lo que tienen y lo que aspiran poseer. La codicia se convierte en estos casos en el impulso principal que los anima a cometer delitos. Esta situación es particularmente notoria hoy, en una sociedad consumista, en que la propaganda sensibiliza al individuo y despierta en él deseos de gastar, de vivir como los ricos, de darse toda clase de gustos, de poseer riquezas que están fuera de su alcance, pero que le servirían para aparentar ser más que los demás. Esta pobreza relativa o de inconformidad con el estatus social y económico al afán de riqueza, se da también en las sociedades ricas en que los pobres constituyen, a veces, una minoría muy pequeña.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO La pobreza opera a través de la mala habitación con todas sus consecuencias dependientes, como son la desnutrición, disgregación de la vida familiar, carencia de descansos adecuados, pocas posibilidades de progreso cultural, enfermedades que no son bien combatidas.

PROSPERIDAD Y DELITO

Se

ha

comprobado

que

tanto

la

pobreza como la prosperidad social e individual provocan el incremento el incremento de cierto tipo de delitos.

Ya Lombroso hacía notar que el buen salario elevaba el consumo alcohólico entre los obreros y a que cometieran por tal razón mayor cantidad de delitos violentos. También observó que la riqueza posee su criminalidad peculiar, pues

ofrece

determinadas

oportunidades y especiales incentivos entre los cuales no deben descuidarse las mayores probabilidades de impunidad.

Las estafas, las defraudaciones, los fraudes en general, son más frecuentes entre personas de mayores recursos, porque en este mundo aumenta la oportunidad para cometerlos. Por otra parte, es en las clases económicamente más poderosas, donde se dan conductas que atentan contra el ejercicio de la libre competencia, que impiden u obstaculizan la entrada o permanencia de empresas, productos o servicios en todo o en parte del mercado; la manipulación los factores de producción, distribución, desarrollo tecnológico o inversiones en prejuicio de la libre

competencia;

convenios

interempresariales

para

restringir

la

libre

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO competencia, como es, por ejemplo, la creación de trust o carteles en los cuales un número pequeño de grandes empresas controlan la totalidad del mercado, etc. Es frecuente también la comisión de delitos en perjuicio de los usuarios y consumidores, como es el caso del acaparamiento, la especulación, el boicot, la alteración fraudulenta de precios, la alteración fraudulenta de condiciones de oferta y demanda, y el contrabando de extracción, que consiste en desviar los bienes declarados de primera necesidad de su destino original autorizado por el órgano o ente competente, así como extraer del territorio nacional dichos bienes cuando su comercialización esté circunscrita al territorio nacional. En ese mismo género de ilícitos están la usura genérica, que consiste en obtener en una negociación una ventaja desproporcionada por la prestación de bienes nocivos para la salud, la alteración de la cantidad, peso o medida de bienes o servicios, delitos todos estos sancionados por la Ley para la Defensa de las Personas el Acceso a los Bienes y Servicios o Ley del INDEPABIS, como también se le conoce.

Está comprobado igualmente que en las etapas de auge económico es cuando florecen las pandillas de delincuentes. Se explica señalando que durante esos períodos de bonanza económica existen más oportunidades de dinero fácil y menos desconfianza de parte de las personas de altos ingresos. Confianza que se pierde durante los períodos de recesión económica, en los cuales las personas se sienten menos seguras de lo que tienen y por lo tanto, disminuye la tranquilidad. Algunos autores consideran que el hecho de que el delito descienda durante épocas de prosperidad y se dé en menos proporción en las clases acomodadas y ricas puede corresponder a una tendencia general de la realidad; pero también se debe en buena parte a fallas estadísticas (subregistro) y a que la policía y jueces son menos estrictos en épocas de prosperidad, y sobre todo a la hora de castigar a los ricos y poderosos.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

Los factores que impulsan el delito se dividen entre los que actúan a escala de la sociedad en general, y los que actúan a escala personal o individual.

Entre los factores situacionales de orden general, está en primer término el medio ambiente, que según Seeling, tiene influencia

considerable

en

el

desencadenamiento del acto porque actúa,

sea

estimulándolo,

obstaculizándolo, pero

para

que

sea la

instigación del medio sea eficaz, debe encontrar en el sujeto una disposición a llevar adelante la acción, la cual llevará desde luego el sello personal del sujeto activo, teniendo el destino y el azar frecuentemente un papel decisivo en el encuentro entre el hombre y la instigación del ambiente.

Entre esos factores predisponentes del medio ambiente se colocan los factores económicos, esto es, la miseria, el desempleo, el fácil acceso a los bienes, por ejemplo, el cajero infiel que decide sustraer dinero del depósito en efectivo que deposita un cliente, siendo favorecida la acción delictiva por la función que ocupa en la empresa donde trabaja; los conflictos amorosos, que pueden dar lugar a una reacción agresiva de parte del cónyuge que se entere de la infidelidad de su pareja o que alentado por los celos decida quitarle la vida o suicidarse; las tentaciones sexuales, que se ven facilitadas por ejemplo por el hecho de convivir

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO el violador y la víctima en una misma casa; la provocación de la víctima, situación que ocurre, por ejemplo, cuando una persona arremete contra otra a los puños y resulta gravemente herido con la golpiza que le propina su contrincante. En ese último caso ha sido la propia víctima quien ha provocado la riña, resultando con la peor parte. Son igualmente factores predisponentes del medio ambiente, el alcohol, cuyo consumo aumenta los fines de semana, especialmente en los barrios populares y en el campo, en que los trabajadores se reúnen u organizan reuniones familiares y se generan peleas y agresiones con muertos y lesionados provocadas por la ingesta alcohólica que predispone en ciertos individuos a la violencia; las alteraciones en el ánimo que genera el consumo de drogas, por ejemplo, el éxtasis, cuyos efectos son parecidos a los de las mentafetaminas, y que en ciertos individuos pueden potenciar el deseo sexual.

Según explica Pinatel, los factores situacionales deben ser considerados respondiendo a las siete siguientes preguntas:

¿QUIÉN?, ¿CUÁNDO?, ¿QUÉ?, ¿DÓNDE?, ¿CON QUÉ?, ¿POR QUÉ?, ¿CÓMO? Y, ¿CUÁNDO?

El quién viene referido a la víctima, cuyos aspectos serán estudiados separadamente.

El qué viene referido al objeto del delito. Ciertos objetos son más fáciles de apropiar que otros, en razón de su tamaño (joyas), exposición (mostrador), su concentración, por hallarse, por ejemplo, en un depósito o almacén; por el interés económico (alimentos durante los períodos de escasez), dinero en efectivo, en períodos de estabilidad monetaria, etc.

El dónde viene referido al lugar donde ocurre el hecho. Los sitios aislados, poco iluminados y de difícil acceso, facilitan la perpetración y el ocultamiento de los

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO delitos. De la misma manera, los lugares muy concurridos favorecen la acción de los carteristas.

El con qué se refiere al instrumento del delito. Las facilidades para acceder a las armas de fuego facilita la comisión de los delitos violentos, como son el asesinato, el crimen por encargo, el robo, etc.

El por qué se refiere al motivo que genera la conducta delictiva, los móviles que lo llevan a ejecutar la acción. Los motivos pueden estar relacionados con la conducta amorosa del delincuente, la codicia, los celos, la ira, la embriaguez, etc. El cómo tiene que ver con las modalidades de ejecución del delito, en lo cual tienen que ver las circunstancias en que se encuentra el delincuente. Por ejemplo, la facilidad del empleado doméstico de apoderarse de una joya que guarda la dueña de la casa en un joyero; el descuido de un cajero que le entrega por error al cliente del banco una cantidad mayor de la que le corresponde y éste recibe la totalidad del dinero; el hijo que destruye el testamento dejado por el padre que instituye como legatario de un bien de gran valor a otra persona, para apropiarse de la totalidad de los bienes que conforman la herencia. Estas circunstancias favorecen la comisión del delito y hacen extremadamente fácil la ejecución sin ser descubierto.

El cuándo o momento del delito depende de las circunstancias que lo generan o favorecen.

FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO SOCIOLOGÍA DEL DELITO

REFERENCIAS

Bergalli, R, Bustos, R y Miralles, T. (1983). El pensamiento criminológico I. Bogotá - Colombia. Editorial Temis.

Zambrano, F. (2010). Criminología. Caracas – Venezuela. Editorial Atenea.


FACTORES EXPLICATIVOS DEL DELITO