Issuu on Google+

Realidad aumentada

Los recursos

Para ello, la realidad aumentada se basa en para emplear su capacidad para combinar imágenes del la RA ya están mundo real con otras virtuales, creando un al alcance entorno mucho más completo y lleno de inde todos formación: superpone texto, imágenes, objetos 3D, audio o vídeo sobre el mundo que nos rodea. Y los recursos para poder utilizarla ya existen y están al alcance de todos; sólo hace falta acceso a Internet, una cámara web, una figura impresa en papel que se sustituirá en la pantalla por un objeto virtual y un poco de imaginación. Mayor interactividad. En la práctica, esto se traduce en una optimización de los procesos de aprendizaje y en el aumento del interés de los estudiantes, así como en una mayor participación durante las clases. Y como cada profesor adapta la tecnología a sus objetivos, puede aplicarse a cualquier asignatura y a los distintos niveles educativos. Y antes Así, por ejemplo, en una clade la RA... se de Ciencias Naturales sería posible interactuar con una fi...los libros troquelados; gura del cuerpo humano y en esos en los que al Educación Infantil mover a los abrir las páginas se personajes por el escenario de desplegaban distintos un cuento, o podrían realizarobjetos o seres vivos en se excursiones consultando relieve. Estos materiales y produciendo información permitían obtener una interactiva sobre puntos de visión dinámica de los interés relacionados con los contenidos, por lo que monumentos, la historia, el también se fomentaban paisaje de la zona… los procesos de Pero, además, estas imágeaprendizaje. nes no sólo pueden compartirse con los estudiantes en clase; también pueden integrarse en trabajos y presentaciones. Contribuye el hecho de que crear escenarios de realidad aumentada es cada vez más sencillo gracias a la gran variedad de bancos de imágenes en tres dimensiones y herramientas para crearlas disponibles en la web. Muchas son incluso gratuitas, y permiten a profesores y alumnos diseñar sus propios entornos tridimensionales sin necesidad de tener grandes conocimientos informáticos.

Manos a la obra Si tienes ganas de probar esta tecnología en el aula, puedes diseñar tus propios contenidos. Una forma muy sencilla de hacerlo es recurrir al sitio web www.ezflar.com, un portal especialmente destinado a crear este tipo de recursos. Como curiosidad, cabe destacar que, además de ser un recurso gratuito, puede manejarse libremente (es de código abierto) y su principal objetivo es compartir las creaciones con otros usuarios. Una vez dentro de la página, aparecen distintos apartados: Generator está destinado a crear la realidad aumentada, y en él se puede colocar el texto, animación, imagen o sonido que se desee utilizar; y Download, por otra parte, es el enlace para descargar los contenidos. Lo primero para comenzar a trabajar es acceder a la pestaña Generator. Aquí se podrá generar el objeto en realidad aumentada que deseemos. Es importante observar que aparecen detallados los tipos de archivos con los que se pueden trabajar, entre los que se encuentran algunos tan populares como .jpg, .flv o .mp3. Al abrir algún archivo en cualquiera de los formatos, los transforma automáticamente a realidad aumentada. Sólo falta pulsar sobre el botón Publish para terminar el proceso. Aparecerá una pantalla que solicita acceder a la webcam, indispensable para apreciar el efecto de esta tecnología, y una vez garantizado ese acceso, se puede comenzar a explorar el nuevo elemento en tres dimensiones. En caso de que se desee compartir la creación con otros usuarios, basta con pulsar sobre Download y facilitarles el enlace.

Sabías que... Esta tecnología se está haciendo muy popular gracias a los teléfonos móviles; los modelos actuales ya son suficientemente potentes para poder disfrutar de la realidad aumentada, y hay decenas de aplicaciones en las tiendas on line de los distintos sistemas operativos con multitud de funciones: juegos, herramientas para turismo, hostelería… Esto hace que, por ejemplo, se pueda apuntar con la cámara del móvil a la calle y localizar el metro más cercano, repasar la carta de un restaurante o, incluso, utilizar el teléfono como asistente en carretera.

EDUCACIÓN 3.0 [invierno 2012] 35


Número 5 revista Educación 3.0 (versión digital reducida)