Issuu on Google+

Año XLV - Domingo IV de Adviento - /A -19 de Diciembre de 2010

Remesa I Nº 2

L

DIOS CON NOSOTROS

a creación salvadora de Dios sigue en camino. Dios no se acobarda en su decisión salvadora. Lo prometido es deuda, como reza un refrán popular. La maternidad virginal alborea la nueva creación, fruto del Espíritu, Señor y dador de vida. El profeta Isaías, con la antorcha de su palabra, nos ilumina el camino del Adviento con frases de verdadera poesía. Hoy, dentro de un acontecimiento históricamente real, nos revela: “La doncella está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa: Dios con nosotros”. Este verso transcrito por Mateo se nos ofrece ya como la Gran Noticia inmediata al nacimiento de Jesús. El embarazo de María, desconcierta a José. El Carpintero es hombre bueno, justo, fiel y honrado con su prometida. Pero no entiende el acontecimiento. Todo esto le sobrepasa la razón. Hasta que Dios mismo le revela el secreto. “No tenUn ángel del Señor le dijo en gas reparo en llevarte a María, tu mujer, sueños: “José, hijo de David, no porque la criatura que hay en ella viene dudes en recibir en tu casa a María, del Espíritu Santo”. Fácil de decir, pero tu esposa, porque ella ha concebido difícil de asumir. Es fundamental resaltar por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre no sólo el papel de María en el Adviento de Jesús…” (Mt 1,20-21). de Jesús, sino la dignidad de José en su respuesta al Señor. La expectación de la gloriosa venida del Señor se convierte en anuncio de un Mesías consagrado desde antes de nacer. El seno de una doncella nos trae un niño cuyo nombre significa “Dios salva”. Cuando llegue el nacimiento todo acontecerá con asombrosa sencillez. En la carne de un niño y en la pobreza de un establo, se revelará la nueva creación salvadora de Dios. ¿Qué significa para ti celebrar la venida de Jesús? ¿Qué significa Dios con nosotros? Medítalo y ora aclamando: ¡Ven, Señor, no tardes en llegar! Antonio Gracia, pasionista Ya llega el Señor, el rey de la gloria. Sal 23

Nuestra Misa Monición

Domingo IV de Adviento Hermanos. Alcanzamos la cumbre del Adviento. La antorcha de la Palabra nos ha ido iluminando semana tras semana hasta el día de hoy, Cuarto Domingo de Adviento. Isaías nos revela que la doncella espera un hijo a quien le pondrán por nombre Emmanuel. Mateo nos afirma que el nombre del niño será Jesús. La salvación esperada se acerca encarnada en la sonrisa de un niño. Iluminados por la Palabra, celebremos con alegría este anuncio.

1

Antífona de entrada

Destilen, cielos, el rocío, y que las nubes lluevan al justo; que la tierra se abra y haga germinar al salvador (Is 45,8).

2

Saludo

S En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. R Amén. S El Señor, que viene a salvarnos, esté con ustedes. R Y con tu espíritu.

3

Acto penitencial

S Hermanos: para celebrar dignamente los sagrados misterios reconozcamos nuestros pecados. R Yo confieso… S Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén.

4

Oración colecta

Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que hemos conocido por el anuncio del ángel la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos, por su pasión y su cruz, a la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.

5

1ª Lectura (Is 7,10-14) Lectura del libro del profeta Isaías

En aquellos tiempos, el Señor le habló a Ajaz diciendo: “Pide al Señor, tu Dios, una señal de abajo, en lo profundo o de arriba, en lo alto”. Contestó Ajaz: “No la pediré. No tentaré al Señor”. Entonces dijo Isaías: “Oye, pues, casa de David: ¿No satisfechos con cansar a los hombres, quieren cansar también a mi Dios? Pues bien, el Señor mismo les dará por eso una señal: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros”. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

6

Salmo responsorial (23)

R Ya llega el Señor, el rey de la gloria. L Ya llega el Señor, el rey de la gloria. L Del Señor es la tierra y lo que ella tiene, el orbe todo y los que en él habitan, pues él lo edificó sobre los mares, él fue quien lo asentó sobre los ríos /R L ¿Quién subirá hasta el monte del Señor? ¿Quién podrá entrar en su recinto santo? El de corazón limpio y manos puras y que no jura en falso /R L Ese obtendrá la bendición de Dios, y Dios, su salvador, le hará justicia. Esta es la clase de hombres que te buscan y vienen ante ti, Dios de Jacob /R

7

2ª Lectura (Rom 1,1-7) Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos

Yo, Pablo, siervo de Cristo Jesús, he sido llamado por Dios para ser apóstol y elegido por él para proclamar su Evangelio. Ese Evangelio, que, anunciado de antemano por los profetas en las Sagradas Escrituras, se refiere a su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, que nació, en cuanto a su condición de hombre, del linaje de David, y en cuanto a su

condición de espíritu santificador, se manifestó con todo su poder como Hijo de Dios, a partir de su resurrección de entre los muertos. Por medio de Jesucristo, Dios me concedió la gracia del apostolado, a fin de llevar a los pueblos paganos a la aceptación de la fe, para gloria de su nombre. Entre ellos, también se cuentan ustedes, llamados a pertenecer a Cristo Jesús. A todos ustedes, los que viven en Roma, a quienes Dios ama y ha llamado a la santidad, les deseo la gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y de Jesucristo, el Señor. Palabra de Dios. A Te alabamos, Señor.

8

Aclamación a/d Evangelio

R Aleluya, aleluya. He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros. R Aleluya (Mt 1,23).

9

Lectura del santo Evangelio según san Mateo. A. Gloria a ti, Señor (Mt 1,18-24)

Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre, desposada con José, y antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba esperando un hijo. José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto. Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: “José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta Isaías: He aquí que la virgen

concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros. Cuando José despertó de aquel sueño, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y recibió a su esposa. Palabra del Señor. A Gloria a ti, Señor Jesús.

10

Profesión de fe

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

11

Oración de los fieles

S El Señor está cerca. Oremos, para que Dios abra los corazones y los hogares para recibirlo con gozo en Navidad. A Envíanos, Señor, al Salvador. L El mundo está necesitado de amor y de salvación. Para que todos los pueblos reconozcan el don que Dios nos hace, dándonos a su Hijo como Salvador: Roguemos al Señor. A Envíanos, Señor, al Salvador. L Muchas personas claman por su liberación. Para que en Navidad se acabe con la explotación de los pobres, con la represión social y política, con toda forma de violencia: Roguemos al Señor. A Envíanos, Señor, al Salvador. L El ambiente mercantil impone su ley estos días. Para que no ahogue el espíritu

El Domingo. Día del Señor. Fundado por el Beato Santiago Alberione en 1921 en Italia y en Venezuela se inició su publicación en 1965. Director: P. A. Vagnoni, ssp. - Coordinación: July Zambrano - Corrección: Manolo Martínez - Diagramación: Dora González - Edita SAN PABLO - Aptdo. 14.034 de Candelaria, Caracas 1011-A -Telfs.: (0212) 573.63.46 - 576.76.62 - 577.10.24.- Fax: (0212) 576.93.34 - Administración y distribución: Telfs.: (0212) 963.68.81 - 963.65.19 - Fax: (0212) 963.68.52 - Correo Electrónico E-Mail: publicaciones@sanpablo.org.ve - Web site: http: //www.sanpablo.org.ve - Para notificar pagos: (0212) 577.10.24 - E-mail: cobranzas@sanpablo.org.ve - Con licencia eclesiástica. Dep. Leg. pp 76-1793

cristiano de la Navidad, y celebremos con gozo y con fe el nacimiento de Jesús: Roguemos al Señor. A Envíanos, Señor, al Salvador. (Intenciones libres) S Concédenos, Señor, que los pobres sean enriquecidos; los enemigos, reconciliados; los violentos pacificados, para que celebremos felices la Navidad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

12

Oración sobre las ofrendas

Que el mismo Espíritu que cubrió con su sombra y fecundó con su poder el seno de la Virgen María, santifique, Señor, estas ofrendas que hemos depositado sobre tu altar. Por Jesucristo, nuestro Señor.

13

Plegaria Eucarística

14

Oración del Señor

S Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos a decir: R Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.

15

Antífona de comunión

He aquí que la Virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que quiere decir Dios-connosotros (Is 7,14).

16

Oración d/de la comunión

Tú que nos has dado en este sacramento la prenda de nuestra salvación, concédenos, Padre todopoderoso, prepararnos cada día con mayor fervor para celebrar dignamente el nacimiento de tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos.

El personaje de la semana

AVELAR BRANDÃO VILELA rzobispo de San Salvador de Bahía A (Brasil) y luego Cardenal de la Iglesia brasileña. Fue pastor y defensor de la

Iglesia latinoamericana. Nace en Viçosa el 13 de junio de 1912. Desde muy joven quiere ser sacerdote y, pese a la oposición de su padre, ingresa al seminario y es ordenado en 1935. En 1946 es consagrado obispo de Petrolina. Desde entonces, su acción pastoral es una permanente respuesta a la realidad social de su diócesis: los marginados y los campesinos sin tierra. Monseñor Avelar, siempre interpelado por esa realidad, comienza la reforma agraria en las tierras de la arquidiócesis; crea diez centros sociales, para orientar y asistir a obreros y marginados en general; funda “Radio Pionera” para la alfabetización de adultos, quince escuelas medias, dos facultades y participa en el “Movimiento de Educación de Base”, del Estado. Con otros obispos latinoamericanos, Dom Avelar es el gestor del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), del que es el primer vicepresidente y después dos veces presidente. Muere el 19 de Diciembre de 1986 a los 74 años a causa de un cáncer de estómago. Jhoan Becerra

Liturgia de la Semana 4ª Sem. del Salterio

(Del 20 al 26 de diciembre 2010)

20 Lunes, Misa de Feria, Privilegiada - Is 7,10-14; Sal 23; Lc 1,26-38. 21 Martes, Misa de Feria, Privilegiada - Ct 2,8-14; Sal 32; Lc 1,39-45. 22 Miércoles, Misa de Feria, Privilegiada 1Sam 1,24-28; Sal (1Sam 2); Lc 1,46-56. 23 Jueves, Misa de Feria, Privilegiada Mal 3,1-4.23-24; Sal 24; Lc 1,57-66. 24 Viernes, Misa de Feria, Privilegiada - 2Sam 7,1-5.8-12.14.16; Sal 88; Lc 1,67-79. Culminan las misas de Aguinaldos 25 Sábado, Natividad del Señor, S - Misa de medianoche Is 9,1-3.5-6; Sal 95; Tit 2,11-14; Lc 2,1-14 - Misa del día Is 52,710; Sal 97; Heb 1,1-6; Jn 1,1-18. 26 Domingo, La Sagrada Familia, F /A Eclo 3,3-7.14-17; Sal 127; Col 3,12-21; Mt 2,13-15.19-23 - L.H: Propia.


Hoja El Domingo