Issuu on Google+

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN

ASIGNATURA

:

SEGURIDAD INDUSTRIAL I

PROFESOR

:

JAIME SANDOVAL G.

ALUMNO

:

.

AGENTES EXTINTORES Los productos destinados a apagar un fuego se llaman agentes extintores. Actúan sobre el fuego mediante diferentes mecanismos de extinción, ya sea por enfriamiento, sofocación u otros. La siguiente es una clasificación de acuerdo al tipo de agente extintor, sus características y propiedades más elementales. AGENTES LÍQUIDOS: AGUA Y ESPUMA. AGUA: Es el agente extintor más antiguo. Apaga por enfriamiento, absorbiendo calor del fuego para evaporarse. La cantidad de calor que absorbe es muy grande. En general es más eficaz si se emplea pulverizada, ya que se evapora más rápidamente, con lo que absorbe más calor. El agua cuando se vaporiza aumenta su volumen 1600 veces. Es especialmente eficaz para apagar fuegos de clase A (sólidos), ya que apaga y enfría las brasas. No debe emplearse en fuegos de clase B, a no ser que esté debidamente pulverizada, pues al ser más densa que la mayoría de los combustibles líquidos, éstos flotan sobre ella. Es conductora de electricidad, por lo que no debe emplearse donde pueda haber corriente eléctrica. ESPUMA: Es una emulsión de un producto espumógeno en agua. Básicamente apaga por sofocación, al aislar el combustible del ambiente que lo rodea, ejerciendo también una cierta acción refrigerante, debido al agua que contiene. Se utiliza en fuegos de clase A y B (sólidos y líquidos). Es conductora de la electricidad, por lo que no debe emplearse en presencia de corriente eléctrica.

AGENTES SÓLIDOS: POLVOS QUÍMICOS SECOS. POLVOS QUÍMICOS SECOS: Son polvos de sales químicas de diferente composición, capaces de combinarse con los productos de descomposición del combustible, paralizando la reacción en cadena. Pueden ser de dos clases: Normal o Polivalente. Los polvos químicos secos normales son sales de sodio o potasio, perfectamente secas, combinados con otros compuestos para darles fluidez y estabilidad. Son apropiados para fuegos de líquidos (clase B) y de gases (clase C). Los polvos químicos secos polivalentes tienen como base fosfatos de amonio, con aditivos similares a los de los anteriores. Además de ser apropiados para fuegos de líquidos y de gases, lo son para los de sólidos, ya que funden recubriendo las brasas con una película que las sella, aislándolas del aire. No son tóxicos ni conducen la electricidad a tensiones normales, por lo que pueden emplearse en fuegos en presencia de tensión eléctrica. Su composición química hace que contaminen los alimentos. Pueden dañar por abrasión mecanismos delicados. 1

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN AGENTES GASEOSOS: DIÓXIDO DE CARBONO, DERIVADOS HALOGENADOS. DIÓXIDO DE CARBONO (CO2): Es un gas inerte que se almacena en estado líquido a presión elevada. Al descargarse se solidifica parcialmente, en forma de copos blancos, por lo que a los extintores que lo contienen se les llama de "Nieve Carbónica". Apaga principalmente por sofocación, desplazando al oxígeno del aire, aunque también produce un cierto enfriamiento. Se emplea para apagar principalmente fuegos de líquidos (clase B), y de gases (clase C). Al no ser conductor de la electricidad, es especialmente adecuado para apagar fuegos en los que haya presencia de corriente eléctrica. Al ser asfixiante, los locales deben ventilarse después de su uso. Hay que tener especial cuidado con no utilizarlo en cantidades que puedan resultar peligrosas, en presencia de personas. DERIVADOS HALOGENADOS: Son productos químicos resultantes de la halogenación de hidrocarburos. Antiguamente se empleaban el tetracloruro de carbono y el bromuro de metilo, hoy prohibidos en todo el mundo debido a su gran toxicidad. Todos estos compuestos se comportan frente al fuego de forma semejante a los polvos químicos secos, apagando por rotura de la reacción en cadena. Pueden emplearse en fuegos de sólidos(clase A), de líquidos (clase B) y gases (clase C). No son conductores de la corriente eléctrica. No dejan residuo alguno, pero al ser ligeramente tóxicos deben ventilarse los locales después de su uso. Generalmente se identifican con un número, siendo los más eficaces y utilizados el 1301 (bromotrifluormetano) en instalaciones fijas y el 1211 (bromoclorodifluormetano) o CBF. Debido al deterioro que producen en la capa de ozono, se impusieron una serie de medidas restrictivas a la utilización de dichos productos, mediante la firma, en el año 1987, del Protocolo de Montreal, donde se decidió la congelación de la producción de los CFC en 1992. En ese mismo año se acordó, en una revisión del Protocolo de Copenhague, suprimir totalmente su producción para el año 1994. Actualmente se fabrican e instalan gases alternativos aunque ninguno posee la eficacia de los halones.

OTROS AGENTES EXTINTORES: Se utilizan otros agentes extintores, pero su empleo se restringe a ciertas clases de fuego: ARENA SECA: Proyectada con pala sobre líquidos que se derraman por el suelo, actúa por sofocación del fuego. Se utiliza igualmente para fuegos de magnesio. Es indispensable en los garajes donde se presenten manchas de gasolina, para impedir su inflamación. MANTAS: Son utilizadas para apagar fuegos que, por ejemplo, hayan prendido en los vestidos de una persona. Es necesario que estén fabricadas con fibras naturales (lana, etc.) y no con fibras sintéticas. EXPLOSIVOS: Sólo se utilizan en casos muy particulares: fuegos de pozos de petróleo, incendios de gran magnitud en ciudades. El efecto de explosión abate las llamas, pero es necesario luego actuar con rapidez para evitar que el fuego vuelva a prender.

2

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN

EXTINTORES 1 Definición Aparato que contiene un agente extintor (limitado), el cual puede ser proyectado y dirigido sobre un fuego por la acción de una presión interior. Son utilizados en el control de fuegos incipientes en espera de la llegada de personal especializado. 2 Principios de Funcionamiento de un Extintor En primer lugar, todo extintor lleva un seguro, en forma de pasador o tope, que impide su accionamiento involuntario. Una vez retirado este seguro, normalmente tirando de una anilla o solapa, el extintor está listo para su uso. Para que un extintor funcione, el cuerpo debe estar lleno con el agente extintor y bajo la presión del gas impulsor. En los extintores de presión adosada es necesario, por tanto, proceder a la apertura del botellín del gas, accionando la válvula o punzando el diafragma que lo cierra mediante una palanca o percutor, con lo que el gas pasa al cuerpo y lo presuriza a la presión de descarga. Esta operación no requiere más de 4 ó 5 segundos. En este momento los dos tipos de extintores (de presión adosada e incorporada), están en condiciones de uso. Al abrir la válvula o la pistola del extintor, la presión del gas expulsa al agente extintor, que es proyectado por la boquilla difusora, con lo que el extintor está en funcionamiento. 3 Clasificación Los extintores portátiles son clasificados en cinco tipos los que serán detallados a continuación. 3.1.- Extintores de Presión Sellada. Son aquellos en que el agente extintor y el gas expelente están contenidos en el mismo recipiente. Generalmente son desechables. 3.2.- Extintores Presurizados. Son aquellos en que el agente extintor y el gas expelente están contenidos en el mismo recipiente, el cual puede ser recargado. 3.3.- Extintores Operados por Cartucho de Gas. Son aquellos extintores que tanto su agente extintor como su gas expelente están en recipientes separados. 3.4.- Extintor Autogenerante. El agente extintor genera su propia presión por una reacción química ocurrida en su interior.(Ej.: Soda ácido o espuma química). 3.5.- Extintor Auto expelente. Es aquel equipo en que el mismo agente extintor genera su propia presión.(Ej.: Extintor de Bióxido de Carbono). Cabe señalar que el gas propelente utilizado con mayor frecuencia, en los extintores, es el Nitrógeno, ya que es inerte y no genera un aumento del fuego. En el caso de los equipos operados por cartucho, este gas, corresponde a Bióxido de Carbono el que a su vez es utilizado como agente extintor. De acuerdo a lo señalado en la norma N.F.P.A 10-Capítulo I, punto 1.6.4.- han quedado obsoletos los siguientes extintores: 3

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN • • • • •

Soda Acido. Espuma Química (Exceptuando las de A.F.F.F.). Líquidos Vaporizantes (Tetracloruro de Carbono). Agua, Operados por Cartucho de gas. Aquellos con Cilindros de Bronce o Cobre, exceptuando los de tanques con bomba.

Como de igual forma, aquellos Cilindros de Acero unido mediante remaches y los no Recargables con mas de 5 años. 4 Rotulaciones A continuación se muestra los rótulos que deben estar presente en los extintores portátiles y su descripción, los que se encuentran especificados en la Norma Chilena Nº 1433. a) Naturaleza del agente de extinción. b) Clases de fuego (NCh Nº 934). c) Simbología correspondiente al tipo de fuego. d) Descripción gráfica y literal de la forma de operar el extintor. e) Recomendaciones. f) Advertencia sobre uso(s) no recomendados. g) Nombre o razón social del fabricante o importador. Además el Decreto Supremo Nº369, estipula algunas recomendaciones generales sobre las características técnicas que deben ser rotuladas en los distintos extintores. Estar serán mostradas y detalladas a continuación. 5 Características Técnicas a) Naturaleza del agente de extinción. b) Nombre químico del contenido y su concentración porcentual. c) Potencial de extinción. d) Temperatura limite de operación (ºC). e) Masa del extintor cargado (Kg.). f) Nombre o razón social del fabricante. 6 Revisión y Mantenimiento de los Extintores Un extintor ha de estar constantemente en las debidas condiciones para funcionar. Esto sólo se consigue mediante una comprobación periódica de su estado. Esta comprobación incidirá especialmente en: • • • •

El estado externo del extintor y su etiqueta. El estado de la manguera y la boquilla. La presión del manómetro o el peso del botellín del gas. El estado de la carga.

7 Datos del Servicio Técnico Los extintores deberán ser sometidos a revisión, control y mantención preventiva por lo menos una vez al año, de acuerdo con el Decreto Supremo Nº369 de 1996. De igual forma se hará toda vez que el equipo sea utilizado, ya sea de forma completa o parcial. 8 Tipos de Agentes Extintores Son sustancias que se aplican o proyectan sobre los combustibles en ignición, con el objetivo de lograr su extinción por medio de la eliminación de uno o varios de los elementos del fuego. 8.1 Agua

4

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN Es el agente extintor por excelencia, si bien su empleo no siempre es el mas adecuado. Su principal característica de extinción es su alto poder de absorción de calor por enfriamiento del combustible. Esta absorción de calor lleva al agua a su temperatura de ebullición, absorbiendo más calor y pasando al estado de vapor; en este estado se produce un efecto de Sofocación lo que ayuda aún más en la extinción. 8.2 Anhídrido Carbónico(Co2) Se trata de un gas inerte, incoloro, inodoro, no corrosivo, no conductor de la electricidad y 50% más pesado que el aire. Se emplea en extintores portátiles o en instalaciones fijas contenidos en recipientes a presión. Extingue al bajar la temperatura y reduce la concentración de oxígeno del aire, siendo poco efectivo al aire libre y peligroso en lugares cerrados si no se provee de una ventilación adecuada. Por su propiedad dieléctrica y el no producir daños ya que desaparece fácilmente, lo hace un excelente extintor para los circuitos eléctricos y electrónicos, laboratorios, manufactura de alimentos, etc. 8.3 Polvos Químicos Los polvos químicos son un tipo de agente extintor de gran importancia ya que produce un efecto de sofocación a la vez que actúa inhibiendo o retardando la reacción en cadena del combustible. Extinguiendo eficazmente los fuegos producidos por líquidos inflamables y los de tipos eléctricos. A pesar de su rápido control de las llamas de los combustibles sólidos, en algunos casos se debe continuar con agua para acabar con las brasas incandescentes. Estos polvos no deben se tóxicos, aunque durante la descarga pueden causar problemas respiratorios temporales e impedir la visibilidad. No debe compactarse, no degradarse con el tiempo, no ser corrosivo, ni ser conductor de la electricidad, pero si resistente a la humedad y compatible con las espumas. Su principal ventaja es la rapidez con que extinguen las llamas y su desventaja es el alcance de proyección que no supera los 6 metros y con ello tener un resultado deficiente en el desarrollo de un incendio con llama viva. 8.4 Polvos Especiales Para los fuegos clase D, es decir metales, donde los medios convencionales de extinción resultan poco efectivos, se emplean los llamados polvos especiales o secos. Estos conservan sus cualidades extintoras a altas temperaturas y no reaccionan con los metales en combustión. Algunos de los polvos especiales son: Cloruro de sodio, Carbonato de sodio, Polvo de talco, Polvo de grafito, etc. Y su empleo es en fuegos de metales como: Sodio, Potasio, Magnesio, circonio titanio, etc.

8.5 Espumas La espuma es un agente enfriador y extintor, que forma un sello sobre el combustible. La espuma posee burbujas las que son el medio para llevar agua el fuego. Extinguiendo de cuatro formas. 1.- Sofocando el fuego e impidiendo al oxigeno del aire mezclase con lo vapores inflamables. 2.- Suprimiendo los vapores inflamables e impidiendo que ellos sean liberados, al formar una barrera hermética sobre la superficie. 3.- Separando las llamas de la superficie del combustible, e impidiendo nuevas evaporaciones. 4.- Enfriando el combustible y las superficies metálicas adyacentes. Es importante recordar que los polvos químicos secos extinguen pero no enfrían y de allí la conveniencia de que en ciertos incendios se trabaje con químicos secos y espumas, extinguiéndolo con los primeros y enfriándolos con las segundas. 9. Diagramas Rotulados de Extintores y Procedimientos Generales en su Utilización

5

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN

• • •

Paso 1: Retire el pasador o seguro de la manilla del extintor. Paso 2: Diríjase a la zona de fuego. Paso 3: Accione el gatillo y dirija la descarga (Manguera) a la base del fuego.

• •

Paso 1: Diríjase a la zona de fuego. Paso 2: Tome la Manguera, direccione a la base del fuego. Abra el Cartucho (Cápsula), presionando fuertemente. Paso 3: Presione la manilla de la manguera dirigiendo la descarga a la base del fuego.

6

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN

• • •

• • • •

Paso 1: Retire el seguro o pasador del gatillo. Paso 2: Diríjase a la zona del fuego. Tome la manguera en la empuñadura existente en la parte anterior al Difusor de Descarga. Paso 3: Accione la manilla de descarga y descargue al fuego. Nunca sujete el Difusor de descarga directamente, pues este se congela.

Paso 1: Traslade el carro a la zona de fuego. Abra Válvula principal, en la parte superior del cilindro. Paso 2: Despliegue la manguera aproximando al fuego. Paso 3: Abra el pitón y dirija la descarga a la base del fuego. Paso 4: Recargue lo más rápido posible sus extintores.

7

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN 10. TECNICAS PARA COMBATIR INCENDIOS CON EXTINTORES PORTATILES 1. Acercarse a favor del viento, para que este aleje el humo y aumente el alcance de extinción. Si hay mucho calor usar cortina de PQS como protección.

2. Atacar primero el borde mas cercano para alejar las llamas. Mantener descarga máxima. Dirigir el chorro a la base de la llama. El fuego avanza si se aplica en forma intermitente.

3. Barrer rápidamente la tobera de lado a lado muñequeando. Atacar toda la parte frontal del fuego antes de avanzar, para evitar quedar atrapado.

4. Mantenerse lo suficiente apartado del fuego para asegurarse que la cortina de polvo abarque mas, pues al atacar una pequeña parte aumenta el peligro de quedar atrapado por atrás.

5. Las cañerías presurizadas deben atacarse en el ángulo recto de la filtración. El flujo de liquido debe ser cortado para minimizar los riesgos de explosión.

6. Cuando el fuego esta extinguido, se recomienda apartarse y verificar que no haya reignición. Si hay cenizas ardiendo, aplicar nuevamente el polvo químico seco.

8

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN 7. Los fuegos que involucran filtraciones por gravedad de productos de líquidos combustibles deben ser extinguidos, primero, el derrame inferior y luego el resto del fuego.

8. Polvos químicos de multiuso pueden ser usados para incendios de tipo “A” es conveniente dejar una buena capa de polvo sobre los escombros para evitar su reignición. 9. Cuando el fuego es de tipo “A” (materiales combustibles sólidos), se puede controlar mediante la forma mostrada en los cuadros 10 y 11.

10. Una vez que las llamas han sido extinguidas, el operador debe separar con algún elemento los escombros para aumentar el enfriamiento y reducir las posibilidades de reignición.

11. Después que los escombros han sido esparcidos, se pueden usar descargas intermitentes del chorro para enfriar las zonas calientes que puedan ocasionar una reignición. 12. Cuando se ha controlado el amago de incendio abandone el lugar de frente al sitio en que se produjo, ya que de producirse una reignición no sea sorprendido.

9

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN

RED HÚMEDA Es un arranque de agua de 25 mm como mínimo, con llave de paso y llave de salida de 25 mm, a la que deberá conectarse una manguera de igual diámetro. Los arranques se distribuirán de manera que ningún punto del piso quede a una distancia mayor de 25 metros de ellos. Se deberá considerar la colocación de un nicho con puerta de vidrio en los espacios comunes, en el que se encontrará el arranque y manguera, salvo otra disposición autorizada por las empresas en casos específicos. Estos nichos ubicados en los espacios comunes se llaman gabinetes o cajas de emergencia; las hay de varias formas y con diferentes contenidos. 1 Gabinete con sistema de carrete En este caso, el arranque de la red húmeda está conectado a la manguera, la que se encuentra enrollada en un carrete, que gira al tirar un extremo de la manguera. En algunas ocasiones, se emplean mangueras semirrígidas, lo que hace fácil su manejo, porque no es necesario extenderlas en toda su dimensión, ya que su forma y textura permite que el agua fluya incluso en la parte que aún está en el carrete; esto permite extenderlas sólo hasta el lugar de la emergencia. Por el contrario, cuando se trata de mangueras flexibles (que es lo más usual), siempre será necesario desenrollarlas completamente, para evitar que el agua se obstruya en los quiebres o pliegues; sólo una vez realizada esta acción, se podrá tomar ubicación frente al fuego para proceder a la extinción. 2 Gabinete con sistema de plegado En este caso, sólo se usan mangueras flexibles, las que se ordenan en el interior del gabinete, plegadas sistemáticamente (en forma de zigzag, llamado usualmente como acordeón). Para lograr la operación de extinción se debe extenderla totalmente: Esta clase de manguera no puede quedar con agua, ni menos con una fuga desde la llave. Otro problema es que si el usuario abre la llave suministrando agua antes de extenderla, el sistema no funcionará. En general, los gabinetes y cajas de emergencia que se insertan en las paredes tienen elementos adicionales que permiten una respuesta en la emergencia: extintores, hachas, barretas y otros elementos similares. En otras versiones hay citófonos o aparatos de comunicación, o mangueras con pitón de doble efecto (chorro y neblina). Algunos modelos más avanzados activan las alarmas automáticamente al abrirse la puerta. En la mayoría de los modelos las puertas son transparentes, lo que permite verificar el material que contiene y su estado aparente. Estos sistemas, junto a la red húmeda, permiten actuar con rapidez en los primeros instantes de un incendio, debido a que están preconectados. Su utilidad depende de su buena ubicación y fácil acceso, a lo que debe unirse un manejo capacitado con el material adecuado y en el momento oportuno. Por supuesto, debe existir una preocupación permanente para verificar el estado del sistema y de cada uno de sus elementos. Conviene recordar aquí la siguiente disposición de la Ley y Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones: “...en toda edificación colectiva debe instalarse por cada unidad, una llave con hilo exterior conectada al sistema de agua potable, que quede situada a una distancia no mayor de 20 metros de cualquier punto de la unidad respectiva, en la cual deberá quedar instalada una manguera que servirá solamente para combatir principios de incendio”.

10

INSTITUTO PROFESIONAL DR. VIRGINIO GÓMEZ PREVENCIÓN DE RIESGOS - CHILLÁN Con frecuencia los usuarios se encuentran con los siguientes problemas en su gabinete de emergencia y en su red húmeda, los que en general pueden ser verificados con relativa facilidad: • Red Húmeda sin conexión al sistema de agua domiciliaria u otro tipo de alimentación. • Sistema con alimentación inferior a 16 litros/minuto (especificado por la Ley). • Estrangulación de la salida por cambios de diámetro. • Estrangulación por un pitón inadecuado. • Mangueras desordenadas, inexistentes o en mal estado. • Conexiones inadecuadas (por sus diámetros o características). • Gabinete cerrado de manera permanente, inaccesible en una emergencia. • Sujeciones y llaves “agripadas”. • Elementos de mala calidad. • Elementos desconectados. • Carretes fijos (sin movilidad). • Pitón de un efecto y sin corte. • Gabinete sin vidrio transparente. • Extintores sin presión o inadecuados para el riesgo. • Extensión de la manguera insuficiente para cubrir las unidades. • Espacio insuficiente para extender las mangueras. • Ubicación inadecuada de gabinetes, y llaves de paso.

11


Agentes Extintores