Issuu on Google+

Universidad Francisco Marroquín Extensión Quetzaltenango Facultad de Administración de Empresas Maestría en Administración de Empresas Sergio David Domínguez Rivera MAEM164376

Para poder asimilar el concepto y lógica de la partida doble, hemos de remontarnos a su predecesor, la partida simple, donde todas las transacciones eran realizadas en efectivo, y cuya versatibilidad se vio truncada cuando el desempeño de la empresa o entidad económica requirió para su correcto funcionamiento las transacciones ya no solo al contado, si no al crédito. La ecuación patrimonial es también a su vez uno de los pilares donde reside la lógica y por ende la correcta aplicabilidad y manejo de las cuentas contables, y la partida doble es el escenario donde se desempeña la aplicabilidad de la ecuación patrimonial.

http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/fin/elcapcontablemaria.htm

http://blog.pucp.edu.pe/item/11279 http://www.esperanza-unaf.com.ar/Metodo%20de%20la%20partida%20doble.pdf http://comunidades.calle22.com/comunidades/219/com219con23.asp http://www.geocities.com/miguelalatrista/FUNDAMENTOSDECONTABILIDAD.htm http://jms32.eresmas.net/tacticos/contabilidad/CF01060_T_LaPartidaDoble.PDF

Principio de la partida doble. Desde que la necesidad de llevar registros de las transacciones en un negocio mercantil se hicieron necesarios, la partida simple se hizo presente y ayudo a tener control de las actividades monetarias dentro de la entidad o negocio cuya actividad fundamental fueran las transacciones económicas, la naturaleza de este sistema de información, se caracteriza por el hecho de que la rentabilidad y la la liquidez coinciden, ya que los cobros menos los pagos es igual al saldo, y todas las transacciones se realizan al contado. Como era de esperarse, se llego a un punto donde la aplicabilidad de la partida simple no estaba a la altura de las actividades

necesarias para la operación y correcto funcionamiento de la entidad, negocio o empresa, donde se dan situaciones que involucran operaciones al crédito, fue entonces necesario dotar a la partida simple de la versatibilidad y lógica contable que le permitiera adecuarse y mantener una estructura lógica y simple, que sirva de pilar en el proceso contable y la correcta toma de decisiones, que es el objeto único y primordial de la contabilidad. En la partida doble se ven involucrados tres entes dinámicos los cuales están presentes en toda operación financiera, y que al menos en una operación, se ven afectadas dos o más cuentas: El capital, que es el que refleja la inversión de los propietarios en una entidad y consiste generalmente en sus aportaciones, más o menos sus utilidades retenidas o pérdidas acumuladas, más otro tipos de superávit como el exceso o insuficiencia en la acumulación del capital contable y las donaciones; también están los activos que es el conjunto de bienes o derechos que tiene o posee una empresa, así también, las deudas a favor de ésta, y por último los pasivos, que son las obligaciones presentes provenientes de operaciones o transacciones pasadas, tales como la adquisición de mercancías o servicios, pérdidas o gastos en que se ha incurrido, o por la obtención de préstamos para el financiamiento de los bienes que constituyen el activo. Fue llamado primero como "Método Veneciano" de teneduría de libros, y fue descrito en la obra "Summa de Aritmetica, Geometria, Proportioni et Proportionalita" de un monje de la orden Franciscana en el siglo XV. Fue el "personalismo" la escuela cuya base fundamental era la partida doble, la cual sufrió modificaciones con el paso del tiempo, pero de la cual se conserva la esencia, y fue Cerboni quien explico el funcionamiento del método, basado en la lógica que describe que "detrás de cada cuenta existe una persona". La partida doble utiliza como pivote lógico una ecuación o una igualdad, según sea el caso. La ecuación patrimonial define que la suma de los activos es igual a la suma de los pasivos y el capital patrimonial, o sea que la suma de derechos de la empresa en si es igual a la suma de los derechos de terceros sobre la misma, como lo son los acreedores y los dueños de la empresa. La partida doble consiste un fundamento para todo registro contable debido a que en toda partida debe haber equilibrio y simetría. A todo cargo corresponde un abono porque de esa forma las operaciones están equilibradas. Mientras se genera una obligación para una de las partes que intervienen en un negocio, para otra se genera un derecho. La causalidad y la dualidad que existe en la lógica contable de la partida doble, son fundamentales a la hora de trabajar con una transacción y las cuentas correspondientes que afecte, ya que se tiene un ingreso o salida, y un aumento o disminución, dependiendo la naturaleza de la transacción. Las teorías que se muestran a continuación intentan esquematizar cuando un hecho contable es deudor y/o cuando el hecho contable es acreedor. Teoría personalista, jurídica o de Cerboni: Se resume como "El que recibe, Debe y el que entrega, Acredita". Este principio, formulado por la Escuela francesa, necesita de la llamada personificación de las cuentas, pues los diversos elementos

patrimoniales no pueden actuar por sí solos, ya que obedecen a leyes económicoadministrativas. La personificación consiste en dar vida a dichos elementos, como si se tratara de personas capaces de recibir y de entregar; así, por ejemplo, se supone que en la cuenta de caja existe el cajero, en la de mercaderías, el almacenero, en la de efectos a cobrar habrá un encargado, en las cuentas de neto, será el propietario. Teoría materialista, controlista o de Besta: Las cuentas no se refieren a personas, sino a cosas materiales, a elementos patrimoniales cuyo movimiento y control se desea obtener; su interpretación se puede deducir de las siguientes palabras: "Lo que entra va al debe; lo que sale va al haber" Es decir las entradas se colocan en la parte izquierda de la cuenta y las salidas en la derecha. Teoría neocontista o valorista. En esta teoría las cuentas no se abren a las personas ni a las cosas (materiales o materializadas), sino al valor que representan y que es el objeto inmediato de la contabilidad. La mecánica operativa consiste en distinguir dos series de cuentas: Cuentas integrales (de Activo y de Pasivo). Cuentas diferenciales (de Neto y Resultados). En el análisis pre contable que debe preceder a toda anotación, se califica el hecho económico-administrativo en permutativo, modificativo o mixto luego se opera del siguiente modo. Un hecho puede ser llamado permutativo, si implica dos movimientos patrimoniales de naturaleza diferente y de signo contrario; se anotará en el debe de las cuentas integrales que supongan aumento del patrimonio y en el haber de las otras cuentas integrales que impliquen disminución; por ejemplo, si compramos a crédito varios géneros por Q50.00, la cuenta integral que aumenta nuestro patrimonio es Mercaderías, y la que lo disminuye es Proveedores, ya que aumentan nuestras deudas (recordemos que las cuentas integrales de Activo se adeudan cuando aumenta su valor y se abonan cuando disminuye; y que las cuentas integrales de Pasivo, por ser antitéticas se acreditan por el incremento de sus valores y se cargan por las disminuciones). Entiéndase el termino antitéticas como aquel que implica antítesis, contrariedad.


Principio de partida doble