Issuu on Google+

7

Equipos de Aplicaci贸n de Plaguicidas

Equipos de Aplicación de Plaguicidas Contenido 7.0 Introducción 7.0.1 Pulverizadores Manuales 7.0.2 De tracción Animal 7.0.3 De tracción Humana 7.0.4 Motorizado a Mochila 7.0.5 Tractorizado 7.0.6 Equipos de aplicación aéreos

Página 5 5 6 6 6 6 7

7.1 Pulverizadores Motorizados

7

7.2 Componentes de los Pulverizadores

9

7.2.1 Tanque del pulverizador 7.2.2 Bombas 7.2.3 Agitadores 7.2.4 Tuberías y mangueras 7.2.5 Indicadores de presión 7.2.6 Válvulas reguladoras de presión 7.2.7 Filtros 7.2.8 Pistolas 7.2.9 Picos 7.2.10 Patrones de aplicación de los picos 7.2.11 Caudal de los picos 7.2.12 Tamaño de la gota de pulverizado 7.2.13 Limpieza del equipo 7.2.14 Mantenimiento de los equipos

9 10 12 13 13 13 14 14 15 16 19 19 20 22

7.3 Generadores de Aerosol y Nebulizadores

23

7.4 Equipos para la Aplicación de Formulaciones Sólidas

23

7.5 Equipos de Fumigación de Suelo

24

7.6 Test de Autoevaluación

26

¡Lo que Ud. aprenderá! El propósito de la Lección 7 es familiarizarlo con los tipos de equipos de aplicación de plaguicidas. Esta lección describe también los factores que afectan una aplicación, así como las partes de un equipo y los procedimientos a seguir para su limpieza y mantenimiento. Al terminar esta lección, Ud. deberá ser capaz de: Nombrar equipos de aplicación de plaguicidas y describir sus usos Describir lo que debe tenerse en cuenta al seleccionar tanques, bombas, mangueras, filtros, válvulas reguladoras e indicadores de presión Describir las partes de los picos, explicando qué materiales de la punta de los picos se desgastan más rápidamente Nombrar cuatro tipos de patrones de pulverizado y describir su uso Explicar cómo se puede cambiar el caudal de salida del pico y el tamaño de la gota y por qué ellos son importantes Describir procedimientos básicos para la limpieza y mantenimiento de los equipos

Equipos de Aplicación de Plaguicidas

7.0 Introducción Existe una amplia variedad de equipos para la aplicación de plaguicidas. Los equipos de aplicación pueden ser simples, tales como aerosoles que se sostienen en la mano, o complejos, tales como los pulverizadores a presión de múltiples picos. Los criterios que deben tenerse en cuenta al seleccionar el equipo son tamaño y tipo de área a tratar, el tipo de plaga, la formulación del plaguicida y la precisión de la aplicación que se requiera. Es importante seleccionar el equipo más adecuado y mantenerlo en buen estado para asegurar una aplicación efectiva del plaguicida.

7.0.1 Pulverizadores Manuales Los pulverizadores operados manualmente son usados tanto para aplicar plaguicidas en interiores como también para tratamientos a la intemperie. La mayoría son operados por una bomba de pistón o una bomba de diafragma o membrana de accionamiento manual. Las desventajas de los pulverizadores operados a mano radican en las variaciones de las presiones y los caudales de salida. Ellos a menudo no brindan suficiente agitación para mantener los polvos mojables en suspensión. Algunos ejemplos de pulverizadores operados manualmente incluyen los siguientes:

Aerosol

SIETE 5

7 Equipos de Aplicación de Plaguicidas

En general los equipos de aplicación se pueden clasificar en los siguientes grupos: manuales, a tracción animal, a tracción humana, motorizados, tractorizados y aéreos. Esta lección realiza una revisión de los principales tipos de equipos de aplicación y describe las partes principales de un pulverizador y su mantenimiento.

Aerosoles: depósitos pequeños, desechables, con una capacidad de menos de 1 litro; disponibles para uso doméstico. Cilindros presurizados (split) reusables, para la generación de aerosol; disponibles para el control de plagas en los cultivos, invernaderos y edificios. Pulverizadores de bombeo por gatillo (pulverizador de pistola de chorro). El depósito de plaguicida no está presurizado. En cambio, el caldo (plaguicida + solvente) es impulsado a través del pico por la presión creada al apretar el gatillo. Pulverizadores de aire comprimido. Este tipo de pulverizador trabaja bajo presión, suministrada usualmente por un compresor manual que se ajusta en la parte superior del tanque de pulverizado. El aire comprimido, encima del caldo, hace que el líquido salga del tanque a través de una manguera o un pico. Tales pulverizadores pueden sostenerse con la mano (capacidad 4 a 10 L) (Figura 7.1.A) o ser llevados sobre la espalda (capacidad hasta 20 L) (Figura 7.1.B) Los pulverizadores de aire comprimido no están equipados con indicadores de presión para tener un preciso control de la misma, pudiendo adaptárseles reguladores o medidores de presión. Algunos picos están equipados con un obturador en su punta para evitar el goteado cuando se termina la aplicación. Esto puede ser importante para el uso en lugares cerrados.

Figura 7.1: Pulverizador de aire comprimido: (A) sostenido en la mano; (B) a mochila. Otro tipo de pulverizador de aire comprimido emplea un cilindro precargado de aire o dióxido de carbono para brindar la presión. Estos equipos incluyen una válvula reguladora de presión para mantener una presión de aplicación uniforme. Los plaguicidas pueden aplicarse mediante una pistola de mano o una barra corta.

7.0.2 A tracción animal

Desarrollados en Paraguay por pequeños agricultores, utilizando como medio de tracción a bueyes, caballos y otros.

7.0.3 A tracción humana

También desarrollados y adecuados por los mismos, para responder a las necesidades del agricultor paraguayo de pequeña escala quienes con mucho esfuerzo lograron satisfacer sus necesidades de una aplicación eficiente de plaguicidas con los recursos disponibles en su ambiente.

7.0.4 Motorizados a mochila

Dentro de este tipo se encuentran las nebulizadoras, diseñadas para ser utilizadas como aspersoras portátiles conductoras de aire. Esta aspersora tiene un ventilador axial o centrífugo accionado por un motor de dos tiempos que produce una corriente de aire a alta velocidad, dentro de la cual la mezcla de agua con el plaguicida es desintegrada.

7.0.5 Tractorizado Estos pueden ser de tres tipos: de barra, de pistón o pistola o turbo. 1.) Barra: se utiliza para aplicar herbicidas, fungicidas e insecticidas a cultivos bajos. Presenta la ventaja del ahorro de tiempo en superficies grandes, pues la barra tiene una serie de picos colocados a una distancia standard de 0,5 m lo que da anchos que van de 8 - 18 m. La presión de este tipo de equipo es regulable, por lo que se puede utilizar para la aplicación de distintos tipos de productos.

SIETE 6

2.) Pistón / Pistola: se utiliza en árboles frutales (cultivos altos), pues su característica es que el chorro o pulverización emitido por ellos puede alcanzar gran altura. También se utilizan en algunos cultivos bajo plástico. Trabajan a altas presiones, lo que los hace aptos para la aplicación de insecticidas/fungicidas en la cual se requieren gotas pequeñas. 3.) Turbo o nebulizadora: Son equipos de alto volumen y que trabajan con altas presiones. Son ideales para árboles frutales (cultivos altos) y viveros ornamentales donde se requiere un buen mojado para la aplicación de insecticidas/fungicidas por el tamaño pequeño de las gotas. Presentan la ventaja del ahorro de tiempo y personal comparado con el de pistón o pistola.

7.0.6 Equipos de aplicación aéreos: Este tipo de equipos se utiliza para grandes extensiones. Presenta la ventaja del gran ahorro de tiempo, pero también presenta la desventaja aparente de que su utilización es costosa, además puede existir derivación de plaguicidas a lugares no deseados. Los volúmenes de caldo que utilizan actualmente son bajos, llegando a los 20 - 40 l/ha. Estos volúmenes generan gotas muy pequeñas (se produce una especie de neblina), por lo que se utilizan en general para la aplicación de herbicidas y rara vez para insecticidas.

7.1 Pulverizadores Motorizados Estos equipos usan una bomba accionada por energía externa para brindar la presión al plaguicida en la manguera en vez de darle al tanque. Estos sistemas pueden montarse en tractores, camiones, remolques o avionetas. Pueden ser de baja y de alta presión de acuerdo con el tipo de bomba y otros elementos que ellos contienen. Algunos ejemplos incluyen: Pulverizadores de baja presión sin barras: estos pulverizadores tienen una variedad de tamaños. Las presiones de trabajo son comúnmente menores que 3 y 5 bares. Pueden montarse en los parachoques para ser llevados en camiones pequeños o en un remolque para tirarlos manualmente o con un vehículo. Pueden equiparse con una manguera o una pistola de mano con un pico ajustable para el tratamiento localizado o pueden tener un pico central que produce un pulverizado amplio y fino para tratamientos más extensos. Pulverizadores de baja presión con barras: (Figura 7.2) estos pulverizadores están diseñados para distribuir plaguicidas en grandes áreas. Son usados en la agricultura, bosques y para el control de plagas en las vías y caminos. Son usados para aplicaciones que van desde 100 a 400 litros/ha. a presiones de trabajo entre 1,5 y 5 bares. Las barras más comunes están entre los 6 y 18 metros de longitud y contienen picos espaciados a intervalos de 50 a 100 cm.

Equipos de Aplicación de Plaguicidas

7

Figura 7.2: Pulverizador de baja presión con barra. Pulverizador de alta presión: se usa para aplicaciones a través de follaje espeso hasta la parte superior de los árboles y dentro de otras áreas donde se necesitan altas presiones para lograr una adecuada penetración. A menudo llamado pulverizador hidráulico, puede desarrollar presiones tan altas como 70

SIETE 7

bar, las cuales exigen un equipo de alta calidad. Puede ser equipado con una barra y múltiples picos; o con una manguera y una pistola manual con pico simple para usarlo en la pulverización de árboles individuales o ganado. Pulverizador atomizador (Nebulizadores): se usa una combinación de aire y líquido para llevar el plaguicida a la superficie objeto de tratamiento (Figura 7.3). El plaguicida se bombea a través de los picos (hidráulicos) dentro de una corriente de aire proveniente de un ventilador de alta velocidad. El plaguicida, en gotas gruesas o finas, es llevado al lugar de tratamiento. Se puede ajustar para aplicar bajos o altos volúmenes de plaguicida en un amplio rango de presiones. Normalmente, la mezcla necesita agitación mecánica. Con altas presiones de aplicación, la deriva del producto puede ser un problema debido al fino pulverizado que se produce.

Figura 7.3: Pulverizador atomizador Pulverizadores de aire de bajo volumen: estos pulverizadores se caracterizan por las altas velocidades del aire para convertir el líquido en gotas finas. Ellos usan bajos volúmenes de agua y trabajan a presiones más bajas que los pulverizadores convencionales de aire o atomizadores. Pulverizadores de ultrabajo volumen (ULV): estos pulverizadores aplican concentrados de plaguicidas especiales con poca o ninguna agua u otro líquido que los transporte. El tamaño de las gotas es más pequeño, pero las gotas son más numerosas que en los pulverizadores convencionales. En cultivos agrícolas se utilizan bajo los 5 l/ha y en frutales bajo los 50 l/ha. Ellos ahorran tiempo, ya que no se necesita mezclado, pero el aplicador está sometido a un mayor riesgo. Sólo unos pocos plaguicidas están registrados para aplicaciones ULV. El cuadro N° 7.1 muestra una clasificación, que indica las diferentes cantidades de volúmenes, en litros por hectárea, que aplican los distintos pulverizadores tanto para frutales como para cultivos agrícolas. Cuadro N° 7.1: clasificación de volumen de agua por hectárea utilizada para tratamientos fitosanitarios.

Tipos de Equipos Pulverizadores hidráulicos (Alto volumen)

Tratamiento en a. Cultivos para frutales l/ha

b. Cultivos agrícolas l/ha

> 1.000

> 600

500 a 1.000

200 a 600

Pulverizador hidroneumático (Bajo volumen)

200 - 500

50 a 200

Pulverizador neumático (Muy bajo volumen)

50 - 200

5 a 50

Pulverizador hidroneumático, electrostáticos y centrífugos (Ultrabajo volumen)

< 50

<5

Pulverizadores hidroneumáticos (Volumen Medio)

Fuente: G.A. Matthews En la utilización de diferentes volúmenes a aplicar se pueden establecer ciertos condicionantes (ver cuadro N° 7.2.) especialmente del tipo fitopatológico o relacionado con los diferentes tipos de plagas a controlar. Es así como en un cultivo de tomate se hace indispensable aplicar un alto volumen de agua para el control de arañitas (ácaros).

SIETE 8

Cuadro N° 7.2: Tipo de pulverizaciones utilizadas en distintas aplicaciones de plaguicidas.

Tipo de Pulverización Indicado para aplicación en: Volumen medio:

Cultivos frutícolas, en el tratamiento contra hongos, insectos y ácaros.

Bajo volumen:

Cultivos agrícolas y frutícolas

7.2 Componentes de los Pulverizadores La Figura 7.4 muestra los componentes básicos de un pulverizador de barra. A continuación se ofrecen algunas características de estos elementos.

Linea de agitación Tanque Flashe de o

Reforzado de depósito r Agitado de inyección r

Válvula de paso reguladora de presión Bomba

Válvula de Cierre del Tanque Filtro de Linea de succión

Line de Retorn a o

linea

Válvula reguladora de Presión Indicador de presión con amortiguamiento Cierre del brazo y

Válvula de Control

Figura 7.4: Componentes de un sistema típico de pulverizador de baja presión que emplea un diafragma o bomba de pistón.

7.2.1 Tanque del pulverizador Los tanques deben fabricarse de material resistente a la corrosión para los plaguicidas usados y tener una boca grande de entrada para facilitar el llenado y la limpieza (deben ser de tapa con cierre hermético). También deben tener un conducto grande de drenaje, situado de forma tal que todo el tanque pueda drenarse. En el Cuadro Nº 7.3 se enumeran algunos plaguicidas que causan corrosión o deterioro en ciertos materiales. Para un mezclado exacto de los plaguicidas, debe conocerse muy bien la capacidad del tanque lleno. La cantidad de mezcla que contiene un tanque parcialmente lleno también deberá poder ser medida fácilmente.

SIETE 9

7 Equipos de Aplicación de Plaguicidas

selector Picos con Reforzadores

Cuadro 7.3: Susceptibilidad de los tanques del pulverizador a la corrosión o deterioro debido a la acción de diferentes plaguicidas.

Material del Tanque De Pulverización

Plaguicida que provoca corrosión ó deterioro

Peso del depósito

Acero galvanizado

Formulaciones ácidas y plaguicidas, tales como Caldo bordeles; 2,4-D; chlorfenvinphos; dalapon; difenzoquat; endosulfan; glyphosato (puede producir gas hidrógeno explosivo); paraquat.

Alto

Aluminio

Difenzoquat; paraquat; dichloropropanos.

Alto

Polietileno

EPTC, methoxychlor

Bajo

Fibra de vidrio

Generalmente resistente

Mediano

Acero inoxidable

Generalmente resistente

Mediano

7.2.2 Bombas La bomba debe tener capacidad suficiente para suministrar el caudal necesario a los picos y al agitador hidráulico (si es necesario) y para mantener la presión adecuada. Si las formulaciones tales como polvos mojables van a ser usadas, los componentes de la bomba deberán ser resistentes a la corrosión y abrasión. Las juntas, las tapas de los pistones y la turbina deberán ser resistentes a la dilatación y a la descomposición química provocada por muchos plaguicidas líquidos. El Cuadro N° 7.4 entrega un resumen de los tipos de bombas más usadas, indicando el tipo más adecuado, de acuerdo a la formulación del plaguicida; la duración de la bomba; los requerimientos de manutención; el rango de presión en el cual trabajan; el caudal, las revoluciones por minuto (rpm); la potencia que requieren; el tipo de desplazamiento, y la conexión al tractor. Cuadro 7.4: Tipos y características de las bombas utilizadas en diferentes pulverizadores. Fuente: Carrero, J.M.

Tipo de bomba

Pistón

Diafragma

Rodillos

Centrífuga

Engranajes

E.C /S.P. W.P.

E.C./W.P. S.P./S.

E.C./S.

E.C./S.P S./W.P. .

E.C. S.

Desgaste con aguas con limo y arcilla

Larga

Desgaste prematuro

Larga

Baja con aguas arena y limo

Medio

Medio

Bajo

Bajo

Alto

Presión (bar)

1,5 - 60,0

0,7 - 7,0

0,7 - 7,0

0,25 - 4,5

1,5 - 7,0

0,25 - 3,5

Caudal (l/m)

50 - 250

10 - 40

30 - 125

20 - 450

20 - 250

20 - 125

Rpm

250 - 600

500 - 800

300 - 1750

1200 - 3500

500 - 1800

500 - 1800

1 - 30

3-5

0,5 - 10

0,25 - 6,0

0,15 - 4,0

0,5 - 7,0

Desplazamiento

Positivo

Positivo

Semi-positivo

No positivo

Positivo

No positivo

Conexión al tractor

Eje toma fuerza

Eje toma fuerza

Eje toma fuerza

Eje toma fuerza

Eje toma fuerza

Eje toma fuerza

Formulación del Plaguicida Duración Mantenimiento

Potencia requerida

Paletas E.C. S.P./W.P. Media a baja Alto

Las bombas de los equipos pulverizadores no deben operarse a velocidades y presiones por encima de las recomendadas por el fabricante. Las bombas se dañarán si se hacen funcionar en seco o con un volumen de entrada o de salida restringido. Las bombas dependen de la mezcla para su lubricación y enfriamiento. A continuación se describen los tipos de bombas usadas en los equipos pulverizadores:

SIETE 10

Bomba de rodillos: en un comienzo fue muy utilizada, pero hoy en día ha sido desplazada por las bombas de pistón y pistón membrana, en la mayoría de los equipos pulverizadores. Ellas entregan volúmenes moderados (100 a 300 l/ha) a bajas o moderadas presiones (1 a 20 bar). Las bombas de rodillos son de desplazamiento positivo, de autoencendido y son usadas a menudo en pulverizadores de baja presión. Los rodillos, hechos de nylon, teflón o goma, se desgastan rápidamente cuando son empleados con polvos mojables, pero son reemplazables. Las bombas de rodillo son mejores para concentrados emulsionados, polvos solubles y otras formulaciones de plaguicidas no abrasivas. (Figura 7.5) Impelente

Figura 7.5: Bomba de rodillo

Rodillos

Entrada

Salida

Cubierta excéntrica

Bomba de engranaje: se usan en pulverizadores con bajas presiones de trabajo. Ellas suministran volúmenes de bajo a moderado (50 a 100 l/ha) a bajas presiones (1,5 a 7,0 bar). Las bombas de engranaje son de desplazamiento positivo y autocebantes. Esta habilidad autocebante se pierde rápidamente a medida que la bomba se desgasta. Estas bombas están diseñadas para ser usadas con formulaciones compuestas por grasas y se desgastan rápidamente cuando se usan suspensiones de polvos mojables. Las piezas no son reemplazables por lo general. La bomba no es afectada por los solventes debido a que todas las partes son metálicas. (Figura 7.6)

Entrada

Salida

Dientes de los engranajes

Son usadas en pulverizadores agrícolas, en máquinas comerciales para el lavado de máquinas y otros equipos. Las bombas centrífugas son de desplazamiento no positivo, por tanto los reguladores de presión y las válvulas de descarga son necesarias solamente si se va a regular la presión de la pulverización. No son autocebantes y deben montarse debajo de la salida del tanque o con sistema cebante. Las bombas centrífugas se adaptan bien para la aplicación de materiales abrasivos, puesto que el impelente no entra en contacto con la cubierta de la bomba. Muchos modelos son fácilmente reparables. (Figura 7.8). Figura 7.8: Bomba centrífuga

Entrada

Salida

Impelente

SIETE 11

Equipos de Aplicación de Plaguicidas

Bomba centrífuga: son relativamente baratas y adaptables a una amplia variedad de aplicaciones. Generalmente, entregan altos volúmenes (hasta 2.000 l/ha) a bajas presiones (0,5 a 3,5 bar), sin embargo, las bombas centrífugas de dos etapas desarrollan presiones más altas (hasta 14 bar).

7

Bomba de diafragma: están disponibles con bajas, medias y altas capacidades de flujo y presión. Son excelentes para utilizarlas con mezclas abrasivas. Las bombas de diafragma de alta presión son actualmente más populares que las bombas de pistón. Los costos de mantenimiento son bajos en comparación con las bombas de pistón de la misma capacidad. Las bombas de diafragma requieren un amortiguador de pulsaciones para absorber las variaciones de presión. (Figura 7.9).

Salida Figura 7.9: Bomba de diafragma

Cigueñal

Bomba de pistón: entregan de bajos a medianos volúmenes (20 hasta 650 l/ha) a bajas o altas presiones (1,5 hasta 55 bar). Son usadas para pulverizadores de alta presión o cuando se necesitan bajas y altas presiones conjuntamente. Son de desplazamiento positivo y de autocebado. Deberá usarse un amortiguador de pulsaciones que permita absorber las variaciones de presión. Son resistentes a la abrasión y capaces de trabajar con polvos mojables por muchos años, aunque los costos de mantenimiento pueden ser altos. (Figura 7.10). Pistón Figura 7.10: Bomba de pistón Carrera ascendente

Salida

Entrada

Carrera descendente Biela de Acero Endurecido

7.2.3 Agitadores Cada pulverizador debe tener agitación para mantener la mezcla uniformemente. Si hay muy poca agitación, el plaguicida se aplicará de manera dispareja. Si hay mucha agitación, algunos plaguicidas pueden formar espuma e interferir el funcionamiento de la bomba y el pico. Los tipos de agitación necesarios dependen de la formulación del plaguicida usado. Existen cuatro tipos fundamentales de agitación: a) Agitación manual: mediante una paleta o un aspa de agitación continua, puede ser suficiente para los pulverizadores pequeños operados manualmente, pero no es práctica para pulverizadores accionados por otro tipo de energía. b) Agitación mecánica: se obtiene con paletas unidas a un eje colocado cerca de la parte inferior del tanque pulverizador. Este tipo de agitación asegura una mezcla adecuada para las formulaciones líquidas. Se necesita un cuidadoso mantenimiento del equipo para prevenir el desgaste excesivo del rodamiento del eje del agitador, lo cual puede provocar goteo del plaguicida a través de las empaquetaduras o sellos. Excesivas velocidades de agitación pueden favorecer la formación de espuma en algunas mezclas. c) Agitación hidráulica: se obtiene cuando una parte de la salida de la bomba se retorna al tanque. El método más simple y efectivo consiste en el retorno de una línea desde la válvula reguladora de presión (agitación por línea de retorno). Este tipo de agitación es conveniente sólo con formulaciones emulsionadas y solubles en agua. No es conveniente para polvos mojables o en tanques con capacidad mayor que 250 l, a menos que se utilice una bomba centrífuga de alta capacidad.

SIETE 12

Un segundo tipo de agitación se ofrece mediante un flujo a alta presión de la mezcla sobrante, a través de la línea de agitación dentro del tanque. El líquido fluye a través de los agitadores de chorro colocados en el fondo del tanque (Figura 7.4). Los agitadores de chorro no tienen que estar unidos a la línea de retorno de la válvula reguladora de presión, puesto que esto provocaría un trabajo irregular de la válvula. La agitación hidráulica es menos complicada que la agitación mecánica y raras veces provoca rotura mecánica. d) Inyección de aire: es la agitación de la mezcla mediante la incorporación de burbujas de aire a través del líquido. Un compresor entrega aire, el cual es soplado desde el fondo del tanque. A medida que las burbujas de aire suben a la superficie, ellas crean turbulencia y esta mantiene la mezcla bien agitada.

7.2.4 Tuberías y Mangueras Las mangueras de succión (que salen del tanque) deben ser reforzadas de modo que no se rompan. Los diámetros de las mangueras de succión deben ser, al menos, tan grandes como la abertura de la entrada de la bomba. Puede usarse el mismo tipo de manguera para la línea de traspaso.

Las mangueras y elementos de ajuste de presión lateral de la bomba, deben ser capaces de soportar presiones más altas que las presiones de operación esperadas, preferiblemente tan altas como la máxima presión que la bomba pueda desarrollar, para soportar los incrementos bruscos de presión. Las capas interiores y exteriores de todas las mangueras deberán ser resistentes al deterioro químico producido por los plaguicidas.

7.2.5 Indicadores de presión El indicador de presión o manómetro se coloca en una salida lateral de la bomba para brindarle al operador una información visual de control de la presión. Los manómetros deberán tener un rango de presiones de, al menos, el doble de la presión de trabajo esperada. El indicador deberá tener un amortiguador de pulsaciones para suavizar las variaciones bruscas de presión en las bombas de pistón. Los manómetros a utilizar deben presentar rangos de escala adecuadas: a) para aplicaciones de herbicidas a bajas presiones, lo ideal es la escala de 0 a 15 bar; b) para aplicaciones de fungicidas e insecticidas, es normal usar una escala de 0 a 20 bar; y c) en aplicaciones de alta presión (uso de pistones o barras de alto caudal y gota gruesa) se utilizan manómetros de alta presión de 0 a 100 bar.

El regulador de presión controla la presión e indirectamente, la cantidad de plaguicida que sale por los picos, también protege los sellos de la bomba, las mangueras y otras piezas del equipo pulverizador, de los daños debido a la excesiva presión. La línea de retorno desde el regulador de presión hasta el tanque deberá mantenerse completamente abierta y sin limitaciones y debe ser suficientemente grande para llevar toda la salida de la bomba sin ningún aumento de la presión. El rango de presión y la capacidad de flujo del regulador debe concordar con el rango de presión y capacidad de la bomba. Los dispositivos de agitación por chorros no deberán unirse a la descarga de la línea de retorno. Los reguladores de presión incluyen los siguientes tipos: a) Válvulas de estrangulamiento: regulan la salida de la bomba en dependencia de cuán abierta esté. Estas válvulas se usan solamente con bombas centrífugas cuya descarga es muy sensible a la restricción en la línea de salida. b) Válvulas de diafragma: se abren o cierran en respuesta a variaciones en la presión, redireccionando varios tipos de chorros de regreso al tanque para mantener constante la presión. Generalmente, su uso se restringe a rangos de baja presión donde ellos trabajan con más precisión que otros tipos de válvulas. Son resistentes a la abrasión y pueden usarse con polvos mojables, fluidos y suspensiones. Sin embargo, el material del diafragma debe ser resistente al uso de plaguicidas.

SIETE 13

Equipos de Aplicación de Plaguicidas

7.2.6 Válvulas reguladoras de presión

7

c) Válvulas de resorte: trabajan como las válvulas de diafragma y existen en muchos rangos de presión. A bajas presiones su funcionamiento es menos preciso que las válvulas de diafragma. d) Válvulas de descarga: trabajan como las válvulas de resorte cuando el chorro está pasando y se mantiene abierta cuando el pico está cerrado. Se recomienda su uso en altas presiones (por encima de 13 bar). Las altas presiones ejercen grandes resistencias en el motor y en la bomba. Cada vez que el pico se cierra, ocurre un aumento de la presión en las tuberías. Este incremento de presión activa las válvulas de descarga, permitiendo que la mezcla regrese al tanque a baja presión. Como consecuencia de esto, el motor y la bomba se protegen de los esfuerzos cada vez que el sistema de suministro está cerrado. Cuando la válvula de cierre de la barra está abierta, una caída de presión en la línea abre la válvula descargadora de presión. e) Válvulas de desvío o de alivio: algunos pulverizadores son equipados actualmente con válvulas de desvío reguladoras de la presión para aliviar la presión al arrancar la bomba. Como el nombre indica, esta válvula permite a la mezcla desviarse de la válvula reguladora de presión y regresar al tanque con poca presión. La válvula de desvío deberá instalarse en el lado de presión de la bomba, con una línea de retorno al tanque. Si un pulverizador tiene una válvula descargadora de presión, no se necesita una válvula de desvío.

7.2.7 Filtros Los filtros son esenciales en todos los equipos pulverizadores. El filtrado inadecuado provoca desgaste y destrucción de las bombas, los manómetros y los orificios de los picos. Frecuentemente los picos tapados son el resultado de un filtrado inadecuado que causa largos tiempos de parada. Los filtros deben usarse a la entrada del tanque, en la tubería de succión y en la línea de presión del sistema de pulverizado de la siguiente forma: Los filtros de los tanques pueden consistir en un embudo con un tamiz para equipos pequeños. En los pulverizadores más grandes existe un filtro a la entrada del orificio de llenado del tanque, suministrado por el fabricante. El filtrado en esta etapa elimina sólo los contaminantes más gruesos. Las partículas abrasivas más pequeñas pasan a través del filtro. Los filtros de la línea de succión pueden instalarse como un "filtro de pie" unido al final de la línea de succión, inserta a través de la parte superior del tanque. Este sistema previene que el exceso de contaminantes en el fondo del tanque llegue a la bomba, pero las mezclas nunca pueden eliminarse totalmente del tanque excepto mediante el drenaje. Esto constituye un problema permanente de eliminación de plaguicidas. Un método mejor de filtrado en esta etapa es el uso de un filtro de mayor área en la línea de succión. En este método, la línea de succión puede unirse al fondo del tanque y drenarlo. No quedarán residuos que sean bombeados desde el fondo del tanque. Los filtros de la línea de succión son usualmente de 20 a 50 mesh dependiendo de la formulación del plaguicida usado. Los filtros de la línea de presión están disponibles como "filtros en la línea" y filtros de pico. Los filtros de la línea de presión pueden usarse además de los filtros de la línea de succión, pero nunca deberán reemplazar a estos últimos. Los filtros en la línea de presión con 100 mesh son útiles a menudo cuando se usan orificios de picos muy pequeños. Los filtros de picos y los reforzadores son necesarios en todos los pulverizadores movidos por energía. Deben sumarse las recomendaciones del fabricante. Estos mallajes varían usualmente desde 50 hasta 200 mesh. El Cuadro N°7.5 muestra una tabla de equivalencia entre el número mesh y el tamaño de los orificios de los filtros en mm.

7.2.8 Pistolas Pistolas de pulverizado (Figura 7.11) están disponibles en una amplia variedad de modelos y tamaños. En muchos de los pulverizadores la pistola forma parte integral del equipo. Ellas pueden estar formadas por una válvula de cierre y un pico, en dos piezas diferentes o ambas funciones pueden integrarse en una unidad ajustable. Las pistolas se fabrican de plástico, bronce, aluminio o acero inoxidable o con combinaciones de estos materiales. La selección del material depende de la preparación de plaguicida y de la presión, así como de la frecuencia de empleo. Debe seleccionarse una pistola que se ajuste a la presión de trabajo del pulverizador. Los picos de las pistolas deben seleccionarse para suministrar el chorro en el volumen, ángulo y distancia adecuados. Algunos picos son ajustables para producir patrones de pulverizado que van desde un chorro fuerte hasta un fino cono.

SIETE 14

Figura 7.11: TÌpica pistola de pulverizado.

7.2.9 Picos Los picos cumplen tres funciones importantes: Pulverizan el líquido (con la producción de gotas) Esparcen las gotas de líquido pulverizado en una forma específica. Ayudan a regular el caudal de salida del pico. La mayoría de los pulverizadores usan picos intercambiables. Existen muchos tipos de picos con diferentes combinaciones de caudal de salida, tipos de chorro y caudal de operación. Cuadro 7.5: a) Distribución de los tipos de filtros en el flujo del agua en un pulverizador, b) Número de mesh y tamaño de los orificios.

Mesh

Entrada

Tamaño de orificios (mm)

16 30 50 80 100 200

Filtro Grueso Filtro Medio Filtro fino

1,10 0,53 0,30 0,18 0,15 0,08

SALIDA Los picos están compuestos de cuatro partes: el cuerpo del pico, el filtro (tamiz), el pico propiamente dicho y la tapa (Figura 7.12). Algunos picos, llamados de turbulencia incluyen un difusor que ayuda a regular el tamaño de la gota. Ellos se usan en pulverizadores de corriente de aire. Figura 7.12: Pico

Cuerpo del Pico

Filtro

Pico de abanico

Cuerpo del Pico

Filtro

Punta de Pico

Difusor

Disco de orificio

Tapa

Tapa

El cuerpo del pico soporta el filtro y la punta del pico en la posición adecuada. Varios picos que producen diferentes tipos de pulverizados pueden intercambiarse en el cuerpo de un pico fabricado por el mismo proveedor. La tapa se usa para asegurar el filtro y el pico al cuerpo del pico. No debe apretarse mucho la tapa. El filtro del pico se coloca en el cuerpo del pico para filtrar los residuos que puedan tapar la abertura del pico. Los filtros se fabrican con tamaños de orificio (mesh) desde 20 hasta 200. El tamiz debe tener una malla (mesh) más pequeña que el orificio del pico. Los filtros no deberán ser más finos que 50

SIETE 15

Equipos de Aplicación de Plaguicidas

Pico de abanico

7

mesh cuando se usan polvos mojables. A menudo se usa un filtro reforzador ranurado en lugar de un filtro para aberturas de picos mayores y con picos de cono. En algunas aplicaciones de plaguicidas es deseable tener un cierre rápido de cada pico para evitar el goteo. Los picos especiales equipados con válvulas antigoteo están disponibles para este fin. Un diafragma cierra la abertura del pico cuando la presión disminuye por debajo de un nivel determinado. Estas válvulas antigoteo pueden ser útiles al girar el pulverizador al final de los surcos, para la aplicación local cerca de cultivos sensibles o para las aplicaciones bajo techo. Las puntas de los picos o picos propiamente dichos se fabrican de distintos materiales. La elección del material depende de las características abrasivas de la preparación utilizada. Los polvos mojables son más abrasivos que las emulsiones. Los materiales de picos listados a continuación, están en orden ascendente de desgaste: Kematal, Cerámica Desgaste muy lento Nylon

Desgaste medio a lento

Acero Inoxidable

Desgaste lento

Bronce

Desgaste rápido

Los picos Kematal y Cerámica son caros, pero probablemente durarán mucho más que el resto del pulverizador. Los picos de nylon y acero inoxidable tendrán un desgaste aceptable con la mayoría de los productos químicos, pero cada pico debe ser revisado frecuentemente para verificar si el flujo de salida es adecuado. Las puntas de bronce están entre las más baratas, pero el metal es suave y la punta se desgasta muy rápidamente. A medida que las puntas de los picos se desgastan, el tipo de pulverización cambia y los volúmenes aplicados aumentan. Las pruebas han demostrado que los polvos mojables desgastan algunas puntas de picos lo suficiente como para aumentar la proporción tanto como 12% después de pulverizar solamente 20 ha. Si el flujo de un pico individual varía más del 15% respecto a las especificaciones del fabricante, el pico deberá sustituirse. Asimismo, si cualquier pico varía en más del 5% respecto a la salida promedio de los picos del pulverizador, éste debe sustituirse. El cuadro Nº 7. 6 muestra la variación que presentan en el caudal de salida picos construidos con diferentes materiales, después de ser usados durante 40 horas. Cuadro 7.6.: Variación del caudal debido al desgaste para picos construidos de distintos materiales.

Material Cerámica Acero inoxidable Polipropileno Kematal Latón (bronce)

Pico nuevo (sin uso) Caudal 1,66 0,91 0,64 0,84 0,85

Pico con 40 horas de uso Caudal 1,70 1,07 0,77 1,20 1,60

Variación del Caudal (%) + 2,4 + 17,6 + 20,3 + 42,9 + 88,2

Los patrones de aplicación pueden cambiar también a medida que el pico se desgasta. Los picos deberán reemplazarse si los patrones no son adecuados .

7.2.10 Patrones de aplicación de los picos Los picos se describen de acuerdo a la forma en que ellos pulverizan el plaguicida. Existen seis formas o patrones comunes. Cada tipo de pico está disponible para varios flujos y ángulos de pulverización y están destinadas a un tipo particular de operación. Picos de chorro: se usan en equipos manuales de pistola para aplicaciones distantes u objetivos específicos, tales como plagas en el ganado, en viveros o árboles. También se usan para aplicaciones en grietas y hendiduras (de flujo corriente de espiga) para el control de plagas. Al usar un pico de corriente de espiga es deseable usualmente mantener la presión por debajo de 1,5 bar para reducir la salpicadura.

Picos de chorro

SIETE 16

Picos de cono lleno: se usan para abarcar la planta completa, como se requiere a menudo en las líneas de cultivos. Ellos están disponibles como picos regulares o de núcleo de disco. Los picos de cono completo son usados a menudo para aplicar fungicidas e insecticidas al follaje. Ellas son usadas para aplicaciones de alto volumen donde el espeso follaje requiere un pulverizado penetrante. Se usan frecuentemente en barras colgantes para proporcionar cobertura a ambos lados de la superficie de la hoja (Figura 7.13). El ángulo de aplicación puede estar entre 30º y 120º. Picos de cono lleno

Picos de cono hueco: se usan para el pulverizado de cultivos, particularmente con polvos mojables, fluidos y suspensiones a presiones más altas. Ellos están disponibles como picos regulares o núcleos de disco y son usados frecuentemente en barras. Los picos de núcleo de disco se desgastan de mejor forma que los picos regulares cuando se usan polvos mojables. Los picos de cono hueco producen generalmente un pulverizado más fino y más uniforme que los picos de cono lleno. El tamaño de gotas es muy variable, entre 50 y 300 µ a 10 bar de presión, con gotas que van de finas a muy finas. Picos de cono hueco

Pulverizador de abanico plano, de bordes delgados con traslape del patrón de aplicación.

SIETE 17

Equipos de Aplicación de Plaguicidas

Picos de abanico plano: producen un patrón ovalado estrecho con terminaciones delgadas. Se usan para esparcir herbicidas e insecticidas a presiones entre 1 y 4 bar. La forma de pulverizado está diseñada para ser usado sobre una barra y para solaparse de 30 a 100%. El espacio sobre la barra, el ángulo de aplicación y la altura de la barra determinan el traslape adecuado y éste deberá ajustarse cuidadosamente.

7

Picos de abanico plano uniforme: producen un patrón rectangular estrecho con un corte relativamente afilado en el borde del patrón. Son usadas para las aplicaciones en banda. La altura de la barra y el ángulo de aplicación del pico determinan el ancho de la banda pulverizada. El tamaño de las gotas es medio, entre 250 y 350 µ a 3 bar de presión.

Pulverizado de abanico plano uniforme para la aplicación en banda.

Picos deflectores: entregan una aplicación del tipo plano y ancho (hasta 135º de ancho). Se operan usualmente a bajas presiones para producir gotas grandes. Pueden instalarse en varias posiciones para producir patrones diferentes. La aplicación más uniforme tiene lugar cuando la punta del pico se instala a 45º sobre la horizontal. Los picos deflectores son comúnmente usados para aplicaciones amplias y son empleadas a veces solo para la aplicación sin barra. El tamaño de las gotas es muy grueso, de 400 a 800 µ, a una presión de 3 bar.

Patrón de pulverizado amplio

Picos de centro desplazado (aplica a un costado): producen un pulverizado plano y ancho que está desplazado hacia un lado del pico. La aplicación es relativamente uniforme a todo su ancho. Se instalan a menudo en los laterales de los camiones y tractores o barras cortas para aplicaciones a lo largo de los caminos o para los surcos de riego.

Patrón de pulverizado descentrado

SIETE 18

7.2.11 Caudal de los picos El caudal de flujo del pico depende del tamaño del orificio del pico y de la presión del líquido. En la mayoría de los picos el caudal aumenta a medida que aumenta la presión. La presión debe aumentar cuatro veces para duplicar el caudal. Tablas de proporciones de caudal de picos a varias presiones son suministradas por los fabricantes. Estas tablas se elaboran midiendo el caudal de flujo del agua. Cuando se usan otros líquidos más densos y viscosos, las proporciones de caudal serán diferentes. Esta es una razón por la cual los pulverizadores deben calibrarse para cada tipo de líquido aplicado. El volumen de caldo a aplicar por unidad de área se especifica generalmente en las etiquetas de los plaguicidas. Para las aplicaciones en cultivos agrícolas con pulverizadores de barra, los herbicidas se aplican entre 150 l/ha hasta 500 l/ha y los fungicidas e insecticidas pueden aplicarse desde 100 hasta 1.000 l/ha. A causa de la limitada capacidad de carga de las avionetas, las aplicaciones aéreas se realizan en volúmenes de 20 a 40 l/ha. Varias categorías de volúmenes para equipos con golpe de aire se muestran en el Cuadro 7.7. La mayoría de las plagas y enfermedades de los árboles frutales pueden ser controladas con pulverizaciones de golpe de aire de bajo volumen. Las aplicaciones a altos volúmenes se caracterizan por un considerable esparcimiento (deriva) del producto, lo cual puede ser deseable para el control de plagas de la corteza. Cuadro 7.7: Categorías de volúmenes de aplicación para los pulverizadores con golpe de aire.

Categoría de pulverizado

Volúmenes de aplicación

Volumen ultrabajo (ULV)

De 5 a 6 l/ha o menor

Bajo volumen (pulverizado concentrado)

Usualmente de 550 a 850 l/ha, pero puede ser tan bajo como 100 l/ha. No ocurre deriva.

Volumen medio

1.000 a 2.250 l/ha. Las gotas fluyen sobre la superficie tratada. Ocurre poca deriva o no ocurre.

Alto volumen

2.250 a 5.500 l/ha. Ocurre considerable deriva.

7.2.12 Tamaño de la gota de pulverizado Un pico produce un amplio rango de tamaño de gota que van desde muy pequeño a grande. El tamaño de la gota se mide en micrones ( µm ). Un micrón es la milésima parte de un milímetro. Los tamaños promedio de la gota para varios tipos de chorros, se encuentran en el cuadro 7.8. Categoría

Tamaño medio de la gota en micrones

Ejemplos de Uso

0.1- 50

Neblina térmica para invernaderos y control de plagas estructurales.

Aerosol

1 – 50

Aplicaciones de volumen ultrabajo.

Neblina

50 – 100

Aplicaciones de alta presión.

Pulverizado fino

100 – 250

Picos de abanico y cono usadas para aplicaciones de bajo volumen y pulverizadores de golpe de aire.

Pulverizado medio

250 – 400

Picos de abanico y cono para aplicaciones de volumen moderado y baja toxicidad que necesitan buena cobertura.

Pulverizado grueso

400 - 600

Picos de abanico y cono para aplicaciones de gran volumen y más tóxicos.

Pulverizado de pico de flujo a presión con mínima deriva

600 - 900

Aplicación aérea cerca de áreas sensibles.

800 - 1,000

Aplicador de barra de microlámina para el pulverizado aéreo de áreas sensibles.

Pulverizado de pico de baja turbulencia

Rangos de tamaños típicos de gotas para varias aplicaciones de plaguicidas

SIETE 19

Equipos de Aplicación de Plaguicidas

Bruma

7

El número de gotas finas aumenta a medida que aumenta la presión de aplicación. A bajas presiones, alrededor de 1,35 bar, los picos de bajo volumen producen muy pocas gotas (alrededor de 15 % por volumen). La proporción de gotas finas aumenta rápidamente a medida que la presión aumenta por encima de 2,0 bar. A presiones de 4,0 bar, el pulverizado consiste en alrededor del 75 % de gotas finas. Los pulverizadores de golpe de aire producen un pulverizado más fino que los de barra para volúmenes y presiones de aplicación similares. Esto se debe a que, la corriente de aire que lleva el pulverizado hasta las zonas deseadas divide las gotas antes de que abandonen el pico de tipo neumático Mientras más pequeño sea el diámetro medio de las gotas, mejor será la cobertura para un volumen dado de plaguicida (Cuadro N° 7.9). Sin embargo, mientras más pequeñas sean las gotas, mayor será la posibilidad de deriva del producto. Las gotas finas se desvían fácilmente de su objetivo final, por el viento y la evaporación. Para incrementar la cobertura es mejor aumentar el volumen de aplicación cambiando los picos, en lugar de incrementar las presiones de pulverizado para producir gotas más pequeñas. Cuadro 7.9: Gotas por centímetro cuadrado cuando se distribuyen uniformemente 25 l sobre 1 ha.

Diámetro de la gota en micrones

Número de gotas por cm2

50

4.000

100

500

200

60

300

20

500

4

En general, las presiones de los picos no deberán ser nunca mayores que las necesarias. Para la mayoría de las aplicaciones, las presiones que varían entre 1,4 y 3,5 bar producirán tamaños de gota adecuadas. Los herbicidas se aplican generalmente dentro del rango de 1,5 a 2,75 bar para mantener al mínimo la deriva del producto. Los insecticidas y fungicidas aplicados a la vegetación requieren a menudo presiones más elevadas (3 a 20 bar) para lograr cobertura y penetración a través del follaje. Diferentes combinaciones de picos pueden necesitar diferentes presiones. Una barra colgante de aplicación (Figura 7.13) puede necesitar presiones de 5 a 10 bar, mientras que una barra plana simple requeriría presiones de hasta 17 bar para obtener la misma cobertura de la hoja. Si se utilizan válvulas antigoteo de diafragma, debe aumentarse la presión en 0,35 bar. Figura: 7.13: Dibujo esquemático de la barra colgante de caída para aplicar fungicidas e insecticidas. Aprecie el uso de tres picos por cada hilera de plantas.

7.3.13 Limpieza del equipo Un pulverizador deberá limpiarse antes del uso inicial cuando es nuevo, luego del uso diario, al cambiar plaguicidas y antes del almacenamiento al final de la temporada. Nunca debe guardarse el equipo con caldo sobrante, ya que éste puede degradarse y ocasionar daños al equipo, como por ejemplo deterioro de sellos y válvulas. Además de lo señalado anteriormente, debe considerarse que un equipo con caldo es un riesgo para personas, animales y alimentos.

SIETE 20

Los equipos nuevos pueden contener fragmentos metálicos y polvo del proceso de fabricación. Desmonte los picos, enjuague el pulverizador con agua limpia y limpie todos los filtros y picos. Después del uso diario, enjuague el tanque del pulverizador, la bomba y mangueras con agua limpia. Limpie el filtro y picos. Vacíe el tanque y deje que se seque. Use un cepillo de dientes u otro material suave para limpiar las partes componentes de un pico (la punta, disco, filtro, etc.). Nunca utilice un pedazo de alambre, un clavo, u otro objeto de metal, pues éstos dañarán el orificio, distorsionarán el patrón de aplicación e incrementarán el caudal de salida del pico.

Si se derrama una mezcla de plaguicidas sobre el equipo durante la carga o la preparación del caldo, la parte exterior del equipo deberá ser descontaminada inmediatamente. Lave el área contaminada con agua y jabón (o detergente ligero), seguido de un enjuague vigoroso con abundante agua. Un pulverizador debe limpiarse rigurosamente antes de usar un plaguicida diferente o antes del almacenamiento al final de la campaña agrícola. Algunos plaguicidas, como el 2,4-D son particularmente persistentes y deben ser eliminados completamente para evitar un posible daño a los cultivos durante otras aplicaciones. Para la eliminación rigurosa de la mayoría de los plaguicidas se recomienda el siguiente procedimiento:

Un determinado número de mezclas de plaguicidas tienen tendencia a penetrar los materiales de las mangueras, empaquetaduras y juntas. Por lo tanto, si es posible, no use un equipo que contenga herbicidas para aplicar insecticidas o fungicidas. Si debe usarse el mismo equipo para herbicidas u otros plaguicidas, las mangueras deberán guardarse separadas como precaución mínima.

SIETE 21

7 Equipos de Aplicación de Plaguicidas

1.- Póngase guantes de goma, gorra o capuchón, delantal y anteojos de protección para evitar el contacto con los plaguicidas durante las operaciones de limpieza. 2.- Lave la parte exterior del pulverizador con agua y jabón (o detergente ligero), seguido de un enjuague completo con agua. Se puede usar un limpiador a vapor si está disponible. Las acumulaciones de plaguicida endurecido pueden eliminarse con un cepillo de cerdas rígidas. 3.- Desmonte todos los filtros y puntas de picos y límpielos con una solución de detergente usando un cepillo suave. 4.- Mezcle alrededor de 200g de detergente con 100 l de agua en el tanque. Haga circular la mezcla a través del desvío por 30 minutos, luego descárguelo a través de la barra (cuando se usa aceite como portador del plaguicida, deben usarse solventes con base de petróleo en lugar de soluciones detergentes). Aplique la mezcla de agua con detergente en un terreno baldío, al borde del camino, lejos de personas (especialmente de niños), construcciones, cultivos, animales y fuentes de agua. 5.- Vuelva a colocar los filtros y puntas de picos. 6.- Llene el tanque con agua hasta 1/2 o 1/3 de su capacidad, luego agregue 1 l de amoníaco doméstico o 200g de soda de lavado por cada 100 l de agua. Haga circular la mezcla por cinco minutos, permitiendo que alguna parte salga a través de los picos. Deje el resto de la solución en el sistema durante la noche, luego, sáquela a través de los picos a la mañana siguiente (esta es una de las mejores maneras de lavar los equipos). 7.- Enjuague el sistema con un tanque de agua limpia rociando a través de la barra con los picos desmontados. Toda el agua de enjuague del equipo debe ser eliminada de manera tal que no contamine el ambiente. (Vea indicaciones para su eliminación en la Lección 9). 8.- Cuando la bomba no se esté usando, llénela con aceite ligero y almacénela en un lugar seco. Si la bomba tiene ajustes que lleven grasa, lubríquelos moderadamente de vez en cuando. La lubricación excesiva puede romper los sellos y provocar goteo en la bomba. 9.- Desmonte los picos y filtros y colóquelos en aceite ligero para su almacenamiento. 10.- Vacíe todas las partes para evitar daños por congelamiento. 11.- Cubra las aberturas de modo que los insectos, el polvo u otro material extraño no puedan entrar al sistema. 12.- Guarde el pulverizador, las mangueras y la barra en un local seco.

7.2.14 Mantenimiento de los equipos El mantenimiento adecuado del equipo es esencial por razones económicas, seguridad personal y ambiental. Un mantenimiento inadecuado puede provocar, entre otros: Accidentes Derrames Riesgos a la seguridad personal Contaminación ambiental Pérdidas de ganancias debido a tiempo perdido Costos por el reemplazo de piezas y uso de fuerza de trabajo para la reparación y Pérdida de cosechas El mantenimiento preventivo comienza con la selección del equipo a comprar. Seleccione el equipo que realice el trabajo de la forma más adecuada. El equipo que se sobrecarga en el trabajo se desgasta rápidamente. Bomba: debe tener suficiente capacidad para entregar el volumen y la presión adecuada. Opere la bomba a la presión y velocidad más baja requerida. La caída de presión puede indicar: Falta de suministro a la bomba - verifique los filtros de succión y de las tuberías. Desgaste de la válvula o pistón - cambie las piezas desgastadas. La válvula reguladora de presión está defectuosa - verifique y repare La capacidad de volumen de la bomba es inadecuada. Filtros: de tamaño y material apropiado. Deberán seleccionarse de acuerdo a la formulación de plaguicida usado. Al seleccionar los filtros de los picos y de la tubería tenga en cuenta el tamaño de la partícula de la preparación (por ej. emulsiones, suspensiones o polvos mojables). De esta manera, se prolongará la vida útil de la bomba y se reducirá el desgaste de los picos. Válvulas descargadoras y reguladoras de presión: deben tener adecuada capacidad de volumen y presión. Tenga en cuenta los diámetros de los canales de acceso y la capacidad de los resortes. Nunca arranque una bomba en contra de la presión. Agitación: debe seleccionarse la agitación adecuada para la formulación de plaguicida usado (por ej. líquidos o polvos mojables). La agitación correcta asegura un mezclado uniforme del plaguicida y el disolvente reduce el desgaste de la bomba. Al usar agitación hidráulica con polvos mojables, no detenga la bomba mientras la preparación permanezca en el tanque. La agitación mecánica requiere mantenimiento adicional, pero es preferible si frecuentemente se usan polvos mojables. Mangueras, uniones y tuberías: deben ser apropiadas para las presiones y volúmenes pulverizados. El sedimento excesivo o las tuberías tapadas pueden provocar caídas de presión. Reemplace las mangueras desgastadas. Pistolas y picos: deberán ser apropiados para el material aplicado. Las preparaciónes más abrasivas requieren picos de materiales más duros. Verifique el desgaste de los picos frecuentemente. Evite una aplicación desuniforme cambiando los picos desgastados. Otras medidas preventivas incluyen: Una vez al año revise y repare, si es necesario, la bomba en la época en que no se utiliza; mantenga a mano los diagramas esquemáticos de la bomba y el pulverizador y la lista de piezas. Pinte las piezas del pulverizador que se corroerán, pero no pinte la parte interior del tanque. Limpie el pulverizador después del uso, especialmente después de usar polvos mojables. Los plaguicidas que se dejan en el pulverizador penetrarán en las mangueras y uniones y los tanques de metal se corroerán prematuramente. Guarde los equipos que no se usan, cubriendólos, vacíelos y enjuáguelos, y quite la tapa del tanque. Use uniones de materiales tales como teflón, el cual no se deteriorará con las preparaciones de plaguicidas. Mantenga piezas de repuesto a mano.

SIETE 22

7.3 Generadores de Aerosol y Nebulizadores Los generadores de aerosol transforman las formulaciones especiales en gotas finas muy pequeñas (aerosoles). Las gotas individuales no pueden verse, sino que un gran número de gotas son visibles en forma de bruma o neblina. Algunos generadores de aerosol, conocidos como nebulizadores térmicos, usan calor para vaporizar una formulación especial de aceite de un plaguicida. Como el vapor del plaguicida se libera dentro de un enfriador de aire, éste se condensa en gotas muy finas, produciendo una neblina. Otros generadores de aerosol (nebulizadores fríos) transforman el plaguicida en aerosoles usando métodos mecánicos, tales como discos de giro rápido, picos extremadamente finos y de alta presión (picos atomizadores o fuertes golpes de aire). Este equipo especializado se usa a menudo en invernaderos, silos y almacenes, así como también para el control de mosquitos en áreas de recreación a la intemperie. El uso de aerosoles en el exterior es limitado debido a la rápida deriva desde las áreas objeto de tratamiento. No hay prácticamente control residual de la plaga y la reentrada es segura poco después que los espacios cerrados han sido ventilados. Los plaguicidas usados en los generadores de aerosol deben estar autorizados para ese uso. El operador, el personal cercano y los animales deben mantenerse fuera de la bruma o neblina.

7.4 Equipo para la Aplicación de Formulaciones Sólidas Aplicadores de polvo Las formulaciones de polvo pueden aplicarse tanto con equipos pequeños como grandes, operados manualmente o motorizados. El aire es el portador para el suministro de todas las formulaciones de polvo. La deriva, por lo tanto, es una desventaja importante para este tipo de formulaciones. Los aplicadores de polvo, del tipo de fuelle operados manualmente son usados frecuentemente para suministrar cantidades minuciosas de polvo de plaguicida en el tratamiento de grietas y hendiduras.

Al seleccionar un aplicador de polvo motorizado, busque un equipo fácil de limpiar. Este debe dar una proporción de aplicación uniforme a medida que el agitador se vacía. La nube de polvo deberá dirigirse lejos del usuario.

Aplicadores de gránulos Las formulaciones granuladas son usadas frecuentemente para aplicaciones en gran escala, específicamente para las aplicaciones al suelo y cuando se necesita acción residual. A diferencia de las formulaciones líquidas y las aplicaciones de polvo, existe poco problema con la deriva o residuos desagradables cuando se hacen aplicaciones granulares. La fitotoxicidad se reduce a menudo con la aplicación de insecticidas granulados. El equipo de aplicación puede ser pequeño o grande. Puede usarse un agitador manual para el tratamiento local pequeño. Los aplicadores mecánicos distribuyen los gránulos mediante aire forzado, discos rotatorios o de estrella (esparcidores de fertilizantes), gravitacionales (esparcidores de semillas), inyectores al suelo (tratamiento de surcos) o aplicaciones aéreas. Las aplicaciones granuladas pueden describirse como:

SIETE 23

7 Equipos de Aplicación de Plaguicidas

Los aplicadores de polvo motorizados se usan donde se necesita penetración profunda de grandes áreas. Ellos son accionados por electricidad o gasolina y están compuestos de un motor, un agitador de polvo y un ventilador. Los pulverizadores de mochila motorizados (sopladores de niebla) tienen a veces un tanque opcional para la aplicación de polvos. Las aplicaciones de polvo no son recomendables para operaciones a gran escala en exteriores debido al problema de la deriva del producto, problemas con los residuos sobre cultivos comestibles y la apariencia desagradable de cultivos y plantas ornamentales. En la agricultura, las aplicaciones de polvo son usadas mayormente para tratamientos locales pequeños.

Difusión: distribución uniforme sobre un área completa. Tratamiento local: aplicación manual, aplicación en surcos, o Incorporación al suelo - taladrado o inyección al suelo. Los buenos equipos aplicadores de gránulos tienen agitación mecánica sobre los orificios de salida. Esto evita las obstrucciones y ayuda a mantener constante el volumen de aplicación. Los equipos deberán detenerse cuando el movimiento de avance termine, incluso si las salidas están aún abiertas. La velocidad de aplicación no debe ser muy alta según las condiciones de la superficie. El salto del equipo provocará que varíe la proporción de aplicación. Los aplicadores de banda deben ser revisados con frecuencia para verificar que el ancho de la banda se mantenga. Por ejemplo, el ancho de la banda puede cambiar debido a que las ruedas del equipo se hundan en un suelo blando. Algunas limitaciones de estos equipos de aplicación incluyen la necesidad de calibración para cada formulación granular diferente. Además, los equipos de disco giratorio, a menudo entregan una distribución desuniforme en terrenos con pendiente.

7.5 Equipos de Fumigación al Suelo El equipo necesario para aplicar fumigantes al suelo depende del tipo de fumigante que se use. Hay dos tipos de fumigantes: Fumigantes líquidos de baja presión (baja volatilidad) Fumigante Bromuro de Metilo (altamente volátil), el cual se mantiene en estado líquido sólo bajo presión La aplicación de estos productos requiere no sólo de equipos especiales que los distribuyan si no que además requieren de un elemento que selle la superficie a tratar o estructura donde se encuentra los productos a fumigar.

Fumigadores líquidos de baja presión El equipo para aplicar fumigantes de baja presión usa dos diseños básicos para suministrar la cantidad de fumigante requerida. Estos sistemas de entrega son alimentados a presión o por flujo de gravedad: aplicadores alimentados a presión: tienen una bomba y un elemento de medición y suministran el fumigante a presión a las aberturas de los picos (orificios) como con un pulverizador de baja presión aplicadores por flujo de gravedad: usan el tamaño del orificio de los picos y la presión creada por la gravedad para regular la salida del fumigante. Se necesita una velocidad constante para mantener una entrega uniforme. En la mayoría de los aplicadores, un dispositivo de flujo de gravedad mantiene constante la presión en el orificio(s) a medida que el tanque o depósito de fumigante se vacía Los fumigadores de baja presión usan suelo o agua para proteger el fumigante de la vaporización y dispersión muy rápida. Algunos de los métodos usados son la inyección al suelo, incorporación al suelo y la inundación. inyección al suelo: usan una variedad de mecanismos para colocar el fumigante dentro del suelo (usualmente 15 cm o más) y luego cubrir el área con más tierra o plástico para sellar el espacio poroso. Los principales mecanismos incluyen los cultivadores de cincel, los rastrillos cultivadores y los arados. incorporación al suelo: se usan al aplicar fumigantes de baja volatilidad. El fumigante es rociado sobre la superficie del suelo. El área se cultiva inmediatamente, usualmente a una profundidad de 15 cm o menos, luego es compactada con un rodillo, un carro o un compactador de cultivos. También se usan los cultivadores rotatorios motorizados. inundación: estos métodos usan agua como elemento sellante. El fumigante puede ser aplicado en agua para empaparlo, por ejemplo, con una regadera o mediante un equipo de riego. Alternativamente, el fumigante puede aplicarse primero rociando la superficie del suelo y luego se inunda el área con agua. La profundidad necesaria para el sellaje con agua (usualmente de 1 a 10 cm de suelo mojado) depende de la volatilidad del fumigante.

SIETE 24

Fumigantes de alta presión La aplicación efectiva de fumigantes altamente volátiles depende del ajuste al sellado del suelo con cubiertas plásticas (carpas plásticas, láminas de plástico, etc.). Existen dos métodos principales de usar las cubiertas a prueba de vapores: Las cubiertas se sujetan fuera de la tierra, luego se sellan alrededor de los bordes y el fumigante se introduce debajo de ellas El fumigante se inyecta al suelo mediante un aplicador de cincel; inmediatamente después se cubre el suelo con las cubiertas a prueba de vapores Los fumigantes altamente volátiles deben ser manipulados en depósitos o tanques presurizados. La presión en el tanque mantiene la presión en los orificios del pico. El tanque está precargado con suficiente presión para vaciar su contenido o se suministra un gas inerte presurizado dentro del tanque durante la aplicación, para desplazar el fumigante. Un regulador de presión mantiene uniforme la presión en el sistema. El fumigante debe estar bajo suficiente presión para mantener su estado líquido en el tanque, las tuberías de presión, el múltiple y los dispositivos de medición. A medida que el fumigante sale por los picos, se convierte en gas. Deben tomarse extremas precauciones al trabajar con fumigantes debido al riesgo de exposición a los gases altamente tóxicos.

Equipos de Aplicación de Plaguicidas

7 SIETE 25

7.6 Test de Autoevaluación Complete los siguientes puntos, según lo aprendido en la lección: 1. ¿Cuáles son las desventajas de los pulverizadores manuales? 2. ¿Cuáles son los rangos de los caudales de salida y las presiones de trabajo de los pulverizadores de barra de baja presión? 3. ¿Qué es un pulverizador de volumen ultrabajo? 4. ¿Cuáles son las 4 consideraciones a tener en cuenta al seleccionar una bomba para un equipo pulverizador? 5. ¿Cuándo deberá usarse agitación mecánica en lugar de agitación hidráulica? 6. Describa la función de una válvula reguladora de presión y de una válvula de desvío reguladora de presión. 7. ¿Dónde deben colocarse los filtros dentro del sistema del pulverizador? 8. ¿Qué material para la punta de pico o pico propiamente dicho dura más: el bronce o el nylon? 9. Haga coincidir los siguientes tipos de pulverizados con las descripciones de su uso: De chorro sólido De cono vacío De abanico plano De abanico plano uniforme De centro desplazado a) usado en barras para cultivos agrícolas b) usado para aplicaciones en bandas en hileras de cultivos agrícolas c) usado en bordes de carreteras y caminos d) usado para el pulverizado de grietas y hendiduras e) usado para aplicaciones en barras, amplias y traslapadas 10. ¿Cuáles son los volúmenes típicos para aplicar: a) herbicidas, b) insecticidas desde equipos de barra y c) insecticidas desde equipos de golpe de aire? 11. ¿Cómo se afectará el tamaño de la gota al aumentar la presión en la tubería? 12. ¿Cuáles son las presiones típicas para aplicar a) herbicidas y b) insecticidas y fungicidas? 13. ¿Qué soluciones pueden usarse para descontaminar un tanque de un equipo pulverizador? 14. ¿Cuáles son algunas desventajas al usar formulaciones en polvo?

SIETE 26

Preguntas y Respuestas 1) ¿Cuáles son las desventajas de los pulverizadores manuales? Las variaciones en las presiones y caudales de salida. 2) ¿Cuáles son los rangos de los caudales de salida y las presiones de trabajo de los pulverizadores de barra de baja presión? Los caudales de salida típicos van de los 50 a 500 l/ha a presiones que van desde 1,50 a 5,0 bar. 3) ¿Qué es un pulverizador de volumen ultrabajo? Es un pulverizador que aplica plaguicidas concentrados directamente - no se mezclan los plaguicidas con ningún portador. 4) ¿Cuáles son las 4 consideraciones a tener en cuenta al seleccionar una bomba para un equipo pulverizador? Capacidad de la bomba, resistencia a la corrosión, rango de la presión de operación y rango de velocidad de operación (rpm). 5) ¿Cuándo deberá usarse agitación mecánica en lugar de agitación hidráulica?

SIETE 27

7 Equipos de Aplicación de Plaguicidas

La agitación mecánica deberá usarse para polvos mojables o en tanques más grandes que 250 l debido a que se produce mucha espuma. 6) Describa la función de una válvula reguladora de presión y de una válvula de desvío reguladora de presión. La válvula reguladora de presión controla la presión en las tuberías de descarga. La válvula de desvío se usa para aliviar la presión al arrancar la bomba. 7) ¿Dónde deben colocarse los filtros dentro del sistema del pulverizador? Apertura de filtros, tuberías de succión, picos. 8) ¿Qué material para la punta de pico o pico propiamente dicho dura más: el bronce o el nylon? Nylon. 9) Haga coincidir los siguientes tipos de pulverizados con las descripciones de su uso: De chorro sólido De cono vacío De abanico plano De abanico plano uniforme De centro desplazado a) Usado en barras para cultivos agrícolas b) Usado para aplicaciones en bandas en hileras de cultivos agrícolas c) Usado en bordes de carreteras y caminos d) Usado para el pulverizado de grietas y hendiduras e) Usado para aplicaciones en barras, amplias y traslapadas De chorro sólido: (d) usado para el pulverizado de grietas y hendiduras De cono vacío: (a) usado en barras para cultivos agrícolas De abanico plano: (e) usado para aplicaciones en barras, amplias y traslapadas De abanico plano uniforme: (b) usado para aplicaciones en bandas en hileras de cultivos agrícolas

De centro desplazado (c) usado en bordes de carreteras o caminos 10.- ¿Cuáles son los volúmenes típicos para aplicar: a) herbicidas, b) insecticidas desde equipos de barra y c) insecticidas desde equipos de golpe de aire? a) herbicidas: 300 - 500 l/ha b) insecticidas desde equipos de barra: 100 - 1.000 l/ha c) insecticidas desde equipos de golpe de aire: 550 - 850 l/ha 11) ¿Cómo se afectará el tamaño de la gota al aumentar la presión en la tubería? El aumento de la presión en la tubería reduce el tamaño de las gotas. 12) ¿Cuáles son las presiones típicas para aplicar a) herbicidas y b) insecticidas y fungicidas? a) herbicidas: 1,5 – 2,75 bar b) insecticidas y fungicidas: 3,0 - 20,0 bar 13)¿Qué soluciones pueden usarse para descontaminar un tanque de un equipo pulverizador? Agua jabonosa seguida de amoníaco en agua o solventes si se usa aceite como portador. 14) ¿Cuáles son algunas desventajas al usar formulaciones en polvo? Deriva, residuos de apariencia desagradables sobre las plantas.

SIETE 28


Aplicacion de plaguicidas