Issuu on Google+

Compilado por: MSc. Sheila Galindez

¿Qué es un Diagnóstico Participativo? Antes de definir qué es un diagnóstico participativo, es necesario revisar el significado de las palabras que conforman este concepto. Diagnóstico: Es una etapa de un proceso por el cual se establece la naturaleza y magnitud de las necesidades, o los problemas que afectan a un sector o aspecto de la realidad que es motivo de un estudio-investigación, con la finalidad de desarrollar programas y realizar una acción (Ander Egg, 1991). Es un proceso complejo que, además de evidenciar problemas, necesidades y su magnitud, hace referencia a las causas y consecuencias que producen, identificando los recursos disponibles y propiciando la comprensión del contexto social, político, económico y cultural donde se implementa el diagnóstico. El diagnóstico no lo hace una persona, es una construcción colectiva. Es prácticamente imposible que un sujeto conozca toda una institución o comunidad, por su complejidad, ya que no todos perciben lo mismo, aunque compartan marcos teóricos-referenciales.

De

ahí

la

importancia

de

la

comunicación,

qué

comunicamos, cómo comunicamos y cómo se socializa la información reconstruida con los actores participantes. El diagnóstico consiste en comprender para luego tomar decisiones para el mejoramiento de las prácticas institucionales. Un diagnóstico adecuado implica un proceso de análisis, un diálogo previo en donde aparecen aspectos positivos, logros obtenidos y situaciones problemáticas con cuestiones a resolver. Dicho proceso comprende las siguientes dimensiones: Identificar el problema, Dimensionar el problema, Identificar las causas, Identificar

las consecuencias y Seleccionar la/las alternativa/s de solución. Participación: La participación se entiende como un proceso, como una postura ideológica basada en la democracia. “Lo ideológico tiene que ver con nuestra actitud, es estar dispuestos a asumir los riesgos de que otro participe, en tanto que participar es tomar decisiones” (Azzerboni y Harf, 2003). La participación implica una tarea de develamiento de la realidad que lleva a un mutuo esclarecimiento y a una toma de conciencia conjunta. Se puede diferenciar conceptualmente entre participación real y participación simbólica (Sirvent, 1998): La participación real es entendida como: “la posibilidad efectiva de incidir en las decisiones que afectan la vida cotidiana de una población a nivel institucional o de la sociedad global, presupone la existencia (constitución o fortalecimiento) de grupos organizados en función de sus intereses objetivos y con capacidad política de incidencia real en las decisiones societales e institucionales”. La participación real sucede cuando los miembros de una institución toman decisiones, las implementan y evalúan permanentemente. Por otro lado, significa un cambio no sólo en quiénes deciden, sino qué se decide y a quiénes se beneficia, es decir, una modificación en la estructura del poder. La participación simbólica es cuando se genera en los actores la ilusión de ejercer un poder que no existe, o cuando las acciones que se realizan no influyen o influyen mínimamente en el funcionamiento institucional. Como sostiene Sirvent: “la participación real no ‘brota’ por generación espontánea de la población, ni de los docentes; la participación real no es tampoco una concesión de ‘la autoridad’ que la ‘otorga’ o ‘la retira’; es una necesidad y un derecho que se aprende y se conquista. La participación real supone un proceso de aprendizaje, un proceso de ruptura de prácticas sociales ‘aprendidas’ que obstaculizan la participación, como la cooptación, el clientelismo o el matonismo.

Es un proceso de aprendizaje y de construcción colectiva de nuevas formas de organización social”. El Diagnóstico Participativo DP: El diagnóstico participativo cobra sentido dentro de la planificación estratégica, la cual tiende al desarrollo integral de la calidad de vida de una población determinada, a partir de la construcción democrática y ciudadana. Dentro del proceso de planificación, el diagnóstico participativo permite conocer la situación actual de forma sistemática (analizar la situación inicial, comprender los escenarios, los límites y las relaciones políticas, ideológicas y económicas) e hipotetizar la situación futura de no mediar acciones que modifiquen la situación actual. Entonces, el DP permite pensar en líneas de acción que van abriendo un camino para revertir las realidades negativas y fortalecer las realidades positivas, que pensadas en conjunto conllevan a delinear una idea proyecto que permita transformar las situaciones de la comunidad o institución desde varios aspectos de forma simultánea. Esto es, porque cuando se diagnostica no sólo se ven problemas y potencialidades, sino que, a la vez, se llega a un sentido, un “lugar” al cual el colectivo quiere llegar, una situación deseada, a partir y desde los saberes y la participación de cada uno de los sujetos que interactúan en el análisis, la toma de decisiones y la puesta en marcha de la propuesta. De manera que el DP, más que un instrumento, es un proceso de reflexión sobre nuestro entorno que intenta aproximarnos a una situación específica para que comprendamos las dinámicas que en ella se desarrollan y las personas involucradas en las mismas; sin embargo, nos propone ir más allá de la recolección de información para pasar al cuestionamiento de nuestro contexto de manera colectiva, para comprender los problemas que se presentan en nuestra realidad, pero sobre todo, para transformarla, esto es, asumir su sentido político.

Como diagnostico social participativo vamos a entender el proceso que permite identificar y explicar los problemas que afectan a la población de una realidad social que se quiere intervenir en un momento determinado, con la participación de los ciudadanos y las comunidades organizadas (FEGS, 2002). El diagnóstico participativo, es el proceso social a través del cual se promueve la participación directa de los productores y sus familias, en la identificación, caracterización y jerarquización de los problemas económicos, sociales y técnico-productivos, que afectan sus hogares, sus parcelas, explotaciones o empresas, y sus comunidades como un todo” (CEPAL, 1997). El diagnóstico participativo es un proceso que permite identificar los problemas que afectan a la población de una realidad social que se quiere intervenir en un momento determinado, con la participación de los ciudadanos y las comunidades organizadas.

¿Porqué y Para Qué Realizar un Diagnóstico Participativo? •

• • • •

Porque los planes de acción y las soluciones suelen ser más apropiados y eficaces cuando se basan en un análisis de los problemas hecho por las personas afectadas. Para elaborar un plan único de trabajo dirigido a la solución de los problemas comunitarios. Para destinar el uso de los recursos propios de las comunidades en la solución de los problemas sociales prioritarios que las afecten. Para facilitar espacios concretos de organización y participación de diferentes grupos comunitarios. Para promover la participación ciudadana y contribuir con el desarrollo de las comunidades.

Valor Educativo del Diagnóstico Participativo Permite apropiarnos de experiencias de aprendizaje y fortalecer la formación ética y ciudadana a través de: • • • •

La adquisición de metodologías para la investigación social y el análisis de la realidad. La construcción colectiva de la realidad, orientada con objetivos comunes, esfuerzos y responsabilidades compartidas. El contacto directo con las necesidades y problemas que inciden en el desarrollo de las comunidades. La integración y aplicación del conocimiento en la praxis cotidiana y en la comunidad.

Figura 1. Etapas de un Proyecto Socio-Comunitario como Estrategia de Aprendizaje – Servicio.

¿Cómo se Realiza un Diagnóstico Participativo?

Herramientas Participativas (Técnicas e Instrumentos) para Realizar el Diagnóstico Participativo (Fase de Ejecución)

Existen muchas herramientas para realizar Diagnósticos Participativos, todo va a depender del contexto o de las personas o instituciones donde se realicen y los objetivos que se quieran alcanzar. Un DP puede empezar con una reunión con los miembros de la comunidad o institución que estén interesados en el relevamiento de un problema local, quienes además de ser los afectados por el problema serán los beneficiarios del proyecto. El tiempo necesario para hacer un diagnóstico participativo variará, según la comunidad o institución de la cual se trate. Tal vez se necesite una reunión de un grupo grande para hacer el primer análisis, otro equipo más pequeño para reunir información y otra reunión del grupo grande para hacer el análisis definitivo utilizando la nueva información. Se puede realizar el siguiente procedimiento: en primer lugar, se selecciona y conforma un equipo de trabajo para planificar, convocar, organizar las actividades conducentes a la realización del diagnóstico participativo y posterior sistematización de la información. Los equipos de trabajo serán los encargados de la divulgación de la información, planificación de las jornadas y demás actividades. Todo esto con el propósito de realizar las reuniones preparatorias para conocer, entre otras cosas, la importancia del diagnostico, la metodología a utilizar la identificación de las fuentes de información y la situación de comunidad. Seguidamente, se comienza a realizar el diagnóstico, apoyado en las jornadas planificadas por el equipo de trabajo, donde estarán los actores claves de la comunidad para: determinar la visión de la comunidad, identificar los problemas que aquejan a la comunidad y jerarquizar los mismos; determinar potencialidades y oportunidades. Finalmente, se procede al procesamiento de la información, para ello se hace necesario: clasificar la información, redactar la visión de la comunidad, priorizar los problemas identificados y elaborar la presentación de los resultados obtenidos para que la comunidad conozca el trabajo realizado. Todo este proceso

es registrado en un informe, donde se especifica e interpreta los datos, la situación actual de la comunidad y de sus opciones a futuro. Al iniciar la Fase de Ejecución del DP, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos: •

Presentarnos: antes de iniciar, decir quiénes somos y qué venimos a hacer.

Respetar el conocimiento de las personas, aunque no lo compartamos.

Escuchar activamente: no interrumpir con brusquedad, parafrasear si hay dudas.

Ser flexibles en nuestra elección de preguntas o de actividades programadas, adaptándonos a los tiempos y formas locales.

Retroalimentar: devolver

la

información obtenida

y

los

materiales

generados. Una vez realizada la presentación del equipo de trabajo a la comunidad, es el momento de aplicar las herramientas participativas para recolectar la información. Estas herramientas deben adecuarse a: •

Los OBJETIVOS.

Los SUJETOS A LOS QUE SE DIRIGE.

REALIDAD DEL CONTEXTO.

Entre las herramientas participativas más comunes se tienen las siguientes: 1. Técnicas de Observación, Diálogo y Dinámicas de Grupo: •Observación directa •Entrevistas y Encuestas Comunitarias •Grupos de Trabajo •Lluvia de ideas •Reuniones con la comunidad 2. Matriz FODA. 3. Árbol de Problemas. 4. Visualizaciones.

Técnicas de Observación, Diálogo y Dinámicas de Grupo Observación Directa: Permite obtener información de fuentes primarias, directamente de la realidad. Esta información se usa luego en técnicas de visualización o análisis de información. Como instrumentos pueden utilizarse: guías de observación, diarios de campo, registros descriptivos, listas de cotejos, cámaras fotográficas y de video. Entrevistas Comunitarias: A partir de la elaboración de una lista o guía de preguntas, se establece una CHARLA informal con las personas que hemos seleccionado. Encuestas Comunitarias: La encuesta es una forma de hacer investigación participativa y puede ser una excelente herramienta para documentar lo que está sucediendo en la comunidad, ayuda a entender mejor a sus miembros y a nosotros mismos sobre lo que está pasando. Las historias orales, la investigación de información de base, incluso la investigación precisa sobre compañías pueden ser participativas cuando se involucra a la comunidad en el proceso y se trabajan colectivamente para crear un cambio. Las preguntas de la encuesta comunitaria deben estar basadas en las propias experiencias de los miembros de la comunidad. Una encuesta es de mucha ayuda para averiguar qué problemas identifica la comunidad como importantes. Encuesta por entrevista: cuando alguien hace las preguntas de la encuesta a otra persona y anota sus respuestas. Encuesta autorrellenada: se refiere a la encuesta escrita que las personas entrevistadas llenan por sí mismas.

Grupos de Trabajo: Permite organizar personas de la comunidad con intereses/condiciones comunes, para desarrollar un tema especifico dentro de los problemas/alternativas identificados por la comunidad. Si el número elevado de participantes no permite tratar con profundidad todos los temas que se presentan: • La asistencia se divide entre diferentes grupos porque tienen visiones y relaciones muy distintas con los problemas analizados, y no se quiere perder estos puntos de vista específicos (por ejemplo: hombres y mujeres, jóvenes, entre otras diferencias). • Existen personas particularmente informadas y/o interesadas por un tema particular sobre el cual el resto de la asamblea no puede o no quiere concentrarse. • La participación en los grupos enfocados debería ser voluntaria siempre cuando sea posible, al menos que la asamblea decida lo contrario. Lluvia de Ideas: Permite obtener información pertinente, en forma rápida, trabajando en asamblea, o con un grupo reducido de gente directamente involucrada en la problemática estudiada (grupo enfocado). A diferencia de la entrevista, los temas son más abiertos y se busca recolectar todas las ideas y percepciones de la gente. Algunos ejemplos de aplicación: •Cuando se necesita investigar por primera vez un aspecto de la vida de la comunidad (por ejemplo: Las fuentes de ingreso accesibles a la gente). •Cuando se necesita obtener una idea general. Reuniones con la Comunidad: Recoge opiniones básicamente para llegar a acuerdos. En este diálogo se busca compartir y retroalimentar información, consulta e intercambio. Se aplica la técnica de entrevista grupal con una guía de temas (4-5 temas). Es conducida por un facilitador que aplica una guía o cuestionario semiestructurado el cual es respondido por el grupo. Permite la combinación de técnicas (observación participante, entrevista, lluvia de ideas, grupos de trabajo, árbol de problemas). Esta técnica es útil para temas acotados que permitan llegar a acuerdos rápidamente; exige registros de campo como grabaciones o filmaciones; destrezas de facilitación y moderación de reuniones.

Árbol de Problemas El Árbol de Problemas es una técnica que permite identificar y priorizar en una relación de causalidad todos los elementos del problema; para esto es de mucha utilidad la mayor información que consigamos previamente. Esta técnica obtiene el nombre de árbol de problemas por su representación gráfica al utilizar la relación “causa efecto” siendo que: • Las raíces corresponden a las causas, • El tronco al problema central, • Las ramas y hojas corresponden a los efectos. Utilidad de la Relación Causa -Efecto La relación de “causa-efecto” nos permite conocer las diferentes dimensiones que tiene un problema a partir de las siguientes preguntas: PREGUNTAS

HACEN REFERENCIA

¿Cuál es el problema? ¿Qué origina el problema? ¿Qué consecuencias produce?

Al asunto principal, al que se va a dar solución A las causas que producen el problema A los efectos que surgen de este problema

En síntesis, para formular un Árbol de Problemas debemos realizar los siguientes pasos: 1 Formular el Problema Central. 2 Identificar los EFECTOS (verificar la importancia del problema). 3 Analizar las interrelaciones de los efectos. 4 Identificar las CAUSAS del problema y sus interrelaciones 5 Diagramar el Árbol de Problemas y verificar la estructura causal. ⇒ Es importante recordar que los componentes del Árbol de Problemas deben presentarse de la siguiente manera: Sólo un problema por bloque Problemas existentes (reales)

Como una situación negativa Deben ser claros y comprensibles ⇒ El proyecto se debe concentrar en las raíces (CAUSAS). La idea es que si se encuentra solución para éstas, se resuelven los efectos negativos que producen.

Visualizaciones Se trata de la elaboración por parte de la comunidad, de materiales que permitan VER de forma gráfica, una realidad. •Matrices: esquemas que permiten la visualización de las prioridades. •Mapas y maquetas de la zona. •Diagramas: permiten establecer relaciones complejas entre diferentes aspectos, estructuras, etc. •Calendarios: permiten analizar actividades relacionadas con el tiempo (cultivos, dedicación a tareas por género, etc.)

Sistematización y Análisis de la Información

Una vez recolectada toda la información se procede a sistematizarla (organizarla para su análisis e interpretación) atendiendo a los distintos aspectos relevados en el Diagnóstico Participativo. Cuando se utilizan técnicas de Observación, Diálogos y Dinámicas de Grupo, se procede a categorizar la realidad, que no es más que clasificar la información obtenida en función de los temas, aspectos o casos abordados. Este procedimiento puede realizarse a través de matrices de doble entrada, donde se especifique, por un lado, el aspecto abordado y, por otro lado, la descripción del aspecto ya sea que se trate de un hecho observado, el contenido de grabaciones, entrevistas, ideas, historias orales, narraciones, diálogos grupales, entre otros.

A continuaci贸n se presentan algunos ejemplos de matrices de sistematizaci贸n:

Matriz de Priorizaci贸n de Problemas

Matriz de Identificaci贸n de Problemas

Matriz de Identificaci贸n y Priorizaci贸n de Problemas

Matriz de Identificaci贸n de Problemas con la T茅cnica Lluvia de Ideas

Matriz de Análisis Situacional

Preguntas de la Encuesta y Entrevista Comunitaria

Las preguntas de la encuesta y/o entrevista comunitaria deben representar los factores causales y elementos del problema o necesidad planteada en el (los) objetivo (s) específico (s) del servicio vinculado (s) con la fase de diagnóstico. Ambas herramientas participativas permiten identificar y priorizar problemas en la comunidad. En cuanto al tipo de preguntas, es común utilizar preguntas cerradas en el caso de las encuestas y abiertas en las entrevistas. Las preguntas cerradas contienen alternativas de respuesta que han sido delimitadas. Es decir, se presentan a los sujetos las posibilidades de respuesta y ellos deben circunscribirse a ellas. Pueden ser dicotómicas (dos alternativas de respuesta) o incluir varias alternativas de respuesta.

¿Al manipular los Guantes Bata Tapa boca Gorro

alimentos utiliza: Si____ No____ Si____ No____ Si____ No____ Si____ No____

¿El personal que manipula alimento, tiene contactó con dinero? Si____ No____

¿Qué tipo de alimento almacena usted en la cava de refrigeración? Carne ____ Pollo ____ Queso ____ Embutidos ____ Vegetales ____

Las preguntas abiertas son particularmente útiles cuando no tenemos información sobre las posibles respuestas de las personas o cuando esta información es insuficiente. Su principal ventaja radica en que nos permite obtener información en profundidad sobre una temática específica. De esta manera, se procede a realizar el análisis cuantitativo de la información mediante el apoyo de herramientas estadísticas en el caso de las encuestas y/o entrevistas comunitarias. En cuanto a los datos categóricos o cualitativos, propios de las preguntas abiertas, estos también pueden representarse o resumirse a través de tablas y/o gráficos una vez que se conozca la frecuencia de todas las respuestas.

%

%

%

Gráfico 1. ¿Qué acostumbran desayunar los niños y niñas de su familia?

Una vez realizado el análisis y la interpretación de los resultados, es importante socializar estos resultados con las personas involucradas durante el proceso del

Diagnóstico Participativo, siendo necesario presentar la información de acuerdo con las características de la población a la cuál estará dirigida. En esta última etapa el equipo de trabajo debe convocar a reuniones para: - Reconstruir el proceso del diagnóstico, presentar y discutir los resultados y formular conclusiones. - Tomar Decisiones: ¿Qué debemos hacer para solucionar este problema? ¿Qué queremos lograr? ¿Quiénes van a participar en las acciones? ¿En qué plazos?

REFERENCIAS CONSULTADAS Ander Egg, E. Introducción a la Planificación. Siglo XXI. Madrid. 1991. Azzerboni, D. Y Harf, R. Conduciendo la escuela: manual de gestión. Data Center. (2004). Poder a nuestro Pueblo. Modelo de investigación participativa: Creando encuestas. Documento en línea. Disponible en: http://www.datacenter.org/research/creatingsurveys/creandoencuestas.pdf Dirección General de Cultura y Educación. (2009). El diagnóstico participativo, una propuesta para el mejoramiento de las prácticas institucionales. Buenos Aires, La Provincia. Documento en línea. Disponible en: http://abc.gov.ar/lainstitucion/sistemaeducativo/educacioninicial/capacitacion/documentos circulares/2010/diagnostico_participativo.pdf Galindez, Sheila. (2007). Diagnóstico participativo etapa fundamental para el desarrollo de los proyectos del servicio social comunitario del estudiante de educación superior . Presentación en Power Point. UNESR. Núcleo Canoabo. Rotondo, Emma. (S/F). Metodologías Participativas. PREVAL. Documento en línea. Disponible en: http://www.preval.info/programa/wp-content/uploads/2008/08 /004-programacion-conenfoque-de-derechos.pdf Sirvent, M.T. Poder, participación y múltiples pobrezas: la formación del ciudadano en un contexto de neoconservadurismo, políticas de ajuste y pobreza. Mimeo. 1998. Universidad Nueva Esparta. (S/F). Métodos y Herramientas Para el Trabajo Comunitario (Ideas, conceptos y prácticas para compartir saberes). Documento en línea. Disponible en: www.une.edu.ve/...comunitario/ideas,%20conceptos%20y%20practicas%20para %20compartir%20saber Zerpa, Fátima. (2009). ¿Qué es un Diagnóstico Participativo?. Documento en línea. Disponible en: http://www.slideshare.net/guest2b0c98/diagnostico-participativo-3462839


DIAGNÓSTICO PARTICIPATIVO