Issuu on Google+

TALLER DE PINTURA

Carbón, sanguina y creta Taller de pintura aporta las bases teóricas indispensables para empezar a dibujar con carbón, sanguina y creta, y explica de forma sencilla su manejo y sus posibilidades técnicas, todo ello sacando el máximo partido de las cualidades de cada medio. La práctica con estos materiales de dibujo es fundamental para trabajar cualquier disciplina artística, sobre todo la pintura. Este libro ofrece al pintor novel la oportunidad de iniciarse en el dibujo, y al artista avanzado le invita a profundizar en sus técnicas, trabajando con un procedimiento que tiene tanta actualidad hoy como en cualquier época pasada.

ISBN: 978-84-342-3789-6

www.parramon.com

CARBÓN, SANGUINA Y CRETA

TALLER DE PINTURA

TALLER DE PINTURA

Carbón,

sanguina y creta Para aprender a pintar paso a paso

TALLER 6 CARBON Y CRETA 01-19 QX6.qxd

13/1/11

16:20

Página 2

Carbón, sanguina y creta Proyecto y realización de Parramón Ediciones, S.A. Dirección editorial: M.ª Fernanda Canal Edición: M.ª Carmen Ramos Textos: M. Braunstein y Gabriel Martín Realización de los ejercicios: M. Braunstein, Miquel Ferrón, Myriam Ferrón, Ramón de Jesús Rodríguez, Pere Mon, Jordi Segú, Esther Serra, Joan Sabater Redacción final: Roser Pérez Diseño de la colección: Toni Inglès Fotografías: Estudi Nos & Soto Maquetación: Estudi Toni Inglès Dirección de producción: Rafael Marfil Producción: Manel Sánchez Primera edición: marzo de 2011 Derechos exclusivos de edición para todo el mundo © 2011 Parramón Ediciones, S.A. Rosselló i Porcel, 21, 9.ª planta 08016 Barcelona (España) Empresa del Grupo Norma de América Latina www.parramon.com Preimpresión: Pacmer, S.A. ISBN: 978-84-342-3789-6 Depósito legal: B-4.072-2011 Impreso en España Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra mediante cualquier recurso o procedimiento, comprendidos la impresión, la reprografía, el microfilm, el tratamiento informático o cualquier otro sistema, sin permiso escrito de la editorial.

TALLER 6 CARBON Y CRETA 01-19 QX6.qxd

13/1/11

16:20

Página 3

Sumario Conceptos básicos

4

El material para trabajar

6

Con qué empezamos

8

Cuestiones básicas

10

Trazo, sombreado, coloreado

12

El difuminado

14

El tono y la gama tonal

16

El degradado

18

La valoración tonal

20

El boceto

22

Sombreando o aplicando color

24

El difuminado y el fundido en la práctica

26

Cuándo es necesario corregir

28

Carbón sobre papel de color

30

Color sobre papel de color

32

Ejercicios prácticos

34

Paño con claroscuro

36

Bodegón a partir de formas geométricas

40

Efecto de volumen en un bodegón

44

Naturaleza muerta con realces de blanco

48

Bodegón sobre papel de tono medio

52

Apunte con carboncillo

56

Pita mediterránea con creta azul

58

Paisaje al atardecer

62

Ejercicio de perspectiva

66

Dos figuras

70

Desnudo masculino

72

Desnudo por manchas

76

Figura femenina desnuda

78

Valoración de una figura

82

Retrato de un niño

86

Retrato de una anciana

90

Glosario

94

TALLER 6 CARBON Y CRETA 01-19 QX6.qxd

13/1/11

16:20

Página 16

El tono

a: carboncillo

b: sanguina

1

y la gama tonal A cada intensidad de trazo, sombreado o coloreado le corresponde un tono o valor tonal. Cuando dosificamos la intensidad mediante presiones diferentes sobre el carboncillo, la sanguina o la creta, conseguimos distintos valores tonales. Éstos los podemos ordenar de mayor a menor o viceversa para obtener una gama tonal.

2

3

El carboncillo El tono. La diferencia entre dos tonos es muy visible. Cuando sombreamos sin trazo nos basta con ejercer una presión mantenida para un tono y pasar a otra para otro tono. Si el tono se quiere más claro, la presión debe ser menor; si se quiere más oscuro, ésta debe ser mayor. Con trazos también podemos crear un efecto de tono. Hay que utilizarlos de manera reiterada, ya sean puntos o líneas (rectas, curvas, en zigzag, etc.). Con trazos se puede conseguir un tono más oscuro al añadir o bien superponer series de trazos.

1. Se pueden ordenar los tonos por sombreado o coloreado, sin trazo, obtenidos con carboncillo (a), sanguina (b) y creta (c). Conseguimos una gama tonal disponiéndolos del más claro al más oscuro.

1

2

El sombreado. Cuando aplicamos el carboncillo sin trazo, por ejemplo, utilizando el lateral de un trozo con suaves movimientos circulares, producimos un efecto de sombreado en algunas zonas del papel. Si sostenemos el carboncillo para trazar sólo con la punta podemos realizar una trama. Estos trazos crean un sombreado, pero su efecto es distinto del sombreado sin trazo. Tenemos, pues, varias posibilidades para producir sombreados. La gama tonal, del carboncillo es necesaria para representar las sombras de los objetos.

Carbón, sanguina y creta

CONCEPTOS BÁSICOS

El tono y la gama tonal

16

La gama tonal con carboncillo Cuando ordenamos los valores tonales de más a menos o al revés obtenemos una gama tonal. La podemos crear con sombreados sin trama visible o bien por trazos. Sólo hay que recordar que el tono lo controlamos en función de la presión que ejerzamos sobre el carboncillo encima del papel, o también al tapar en mayor o menor medida la superficie de éste.

a: carboncillo

3

1

TALLER 6 CARBON Y CRETA 01-19 QX6.qxd

13/1/11

16:20

c: creta

Página 17

1. Dos tonos realizados por sombreado, sin trazo, con carboncillo (a), sanguina (b) y creta (c). 2. Dos tonos creados con trazos al aumentar su densidad con carboncillo (a), sanguina (b) y creta (c). 3. Al superponer dos series de trazos se consigue un tono más oscuro: con carboncillo (a), sanguina (b) y creta (c).

2. Podemos sombrear o colorear utilizando carboncillo (a), sanguina (b) o creta de color (c), para crear trazos superponiendo series. A mayor número de superposiciones, el tono es más oscuro.

2

3

3. Cuando ordenamos los diferentes valores tonales al aumentar la densidad de los trazos, manteniendo una dirección, la gama tonal presenta un aspecto diferente de las otras gamas: (a) con carboncillo, (b) sanguina y (c) creta.

1

2

3

La sanguina y la creta El tono. Igual que con el carboncillo, la diferencia entre dos tonos con sanguina o con creta es también muy visible. Para colorear sin trazo ejercemos una presión mantenida para un tono y otra distinta para conseguir otro tono. Para un tono más claro, se requerirá una presión menor; para uno más oscuro, una mayor. Los trazos con sanguinas o cretas son muy fáciles de realizar y muy usuales, puesto que son barritas resistentes que mantienen las aristas. Hay que utilizar los trazos de manera reiterada. Con ellos se puede conseguir un tono más oscuro al añadir más, o bien al superponer, series de trazos. El coloreado. Al aplicar la sanguina o la creta sin trazo, por ejemplo, utilizando el lateral de un trozo con suaves movimientos circulares, producimos un efecto de coloreado en algunas zonas del papel. Si sujetamos la barrita para trazar sólo con la punta o una arista, podemos realizar una trama. Estos trazos crean un coloreado; sin embargo, su efecto es distinto del coloreado sin trazo. Existen, pues, varias posibilidades para realizar coloreados.

La gama tonal de la sanguina o de la creta Podemos ordenar los valores tonales de más a menos o al revés y obtener la correspondiente gama tonal. La podemos crear con coloreados sin trama visible o bien por trazos. Recordemos que el tono se controla dependiendo de la presión que ejerzamos sobre la sanguina o la creta, encima del papel, o también tapando en mayor o menor medida la superficie de éste.

Carbón, sanguina y creta

CONCEPTOS BÁSICOS

Aunque no es indispensable, puede sernos de utilidad un portaminas como este cuadrado para guardar las sanguinas o las cretas. También los hay cilíndricos para el carboncillo y las minas gruesas.

b: sanguina

c: creta

El tono y la gama tonal

17

TALLER 6 CARBON Y CRETA 34-47 QX6.qxd

13/1/11

Paño con

Material Carboncillo Papel ingres o similar ■ Trapos ■ Papel de cocina ■ Goma de borrar ■ ■

13:11

Página 36

claroscuro

Vamos a dibujar un paño convenientemente colocado para que los pliegues creen sombras contrastadas ricas en degradados y valores tonales. Los trabajos de carboncillo tienen su inicio en ejercicios como éste, donde la determinación de la iluminación del modelo es fundamental para describir el efecto de volumen. Hoy en día, las escuelas de arte todavía siguen utilizando este tipo de representaciones para enseñar a distinguir los efectos de luz y los de sombra e iniciar a sus alumnos en las técnicas del grisado y el modelado con carboncillo.

Paso 1

Carbón, sanguina y creta

EJERCICIOS PRÁCTICOS

Paño con claroscuro

36

El primer paso es determinar la forma del modelo sobre el papel. Si se toma el carboncillo de punta, como si fuera un lápiz y sin apenas ejercer presión sobre él, es posible realizar trazos rápidos dirigidos por el movimiento de la mano. El tratamiento debe ser muy sintético.

TALLER 6 CARBON Y CRETA 34-47 QX6.qxd

13/1/11

13:11

Página 37

Paso 3 Limpiamos con suavidad la superficie del dibujo, barriendo con un trapo para igualar el gris de las zonas que requieren una media tinta uniforme, a fin de dar al dibujo un aspecto esfumado. Éstas son las tonalidades intermedias sobre las que añadiremos tonos más vigorosos.

Paso 2 Tras el encaje realizamos la primera valoración tonal. Para ello cubrimos el fondo con un grisado medio, arrastrando el carboncillo transversalmente sobre la superficie del papel. Este mismo grisado será más suave en la zona del paño.

Carbón, sanguina y creta

Paso 4 Sobre la huella del borrado anterior intensificamos los oscuros en las zonas de máximo contraste de los pliegues de la tela, utilizando la punta del carboncillo para los trazos lineales y el grisado del fondo y su lado longitudinal para los grisados intermedios.

EJERCICIOS PRÁCTICOS

Paño con claroscuro

37

TALLER 6 CARBON Y CRETA 76-85 QX6.qxd

13/1/11

16:55

Página 84

Paso 6 Con la barrita de sanguina sombreamos las partes principales del rostro. El frotado con el dedo y los trazos de sombreado producen tonos delicadamente degradados que modelan las facciones de la cara.

Paso 7 Con la goma de borrar comenzamos a abrir blancos sobre los tonos de la piel, recortando las formas y subrayando la estructura de las partes del cuerpo. Para contrarrestar la excesiva brillantez del papel, podemos apoyar mediante algún toque con los dedos los realces realizados con la goma de borrar.

Paso 8 Mediante un trabajo más detallado redibujamos, difuminamos y volvemos a afinar los rasgos de la cara. En el vestido combinamos la valoración del carbón negro con la sanguina, completándola con un suave difuminado con los dedos.

Carbón, sanguina y creta

EJERCICIOS PRÁCTICOS

Valoración de una figura

84

TALLER 6 CARBON Y CRETA 76-85 QX6.qxd

13/1/11

16:55

Página 85

Paso 9 Con un lápiz de creta blanca aclaramos las amplias zonas iluminadas del rostro. Los realces con blanco se complementan con el dibujo lineal del cabello, las cejas y los ojos y el cuidadoso modelado de los labios.

Paso 10 Difuminamos los volúmenes del rostro y realzamos los puntos de luz con creta blanca; así logramos un suave fundido de tonos. Después, con carbón solucionamos las zonas más oscuras.

Carbón, sanguina y creta

EJERCICIOS PRÁCTICOS

Valoración de una figura

85

TALLER DE PINTURA

Carbón, sanguina y creta Taller de pintura aporta las bases teóricas indispensables para empezar a dibujar con carbón, sanguina y creta, y explica de forma sencilla su manejo y sus posibilidades técnicas, todo ello sacando el máximo partido de las cualidades de cada medio. La práctica con estos materiales de dibujo es fundamental para trabajar cualquier disciplina artística, sobre todo la pintura. Este libro ofrece al pintor novel la oportunidad de iniciarse en el dibujo, y al artista avanzado le invita a profundizar en sus técnicas, trabajando con un procedimiento que tiene tanta actualidad hoy como en cualquier época pasada.

ISBN: 978-84-342-3789-6

www.parramon.com

CARBÓN, SANGUINA Y CRETA

TALLER DE PINTURA

TALLER DE PINTURA

Carbón,

sanguina y creta Para aprender a pintar paso a paso


Taller de pintura - Carbón, sanguina y creta