Issuu on Google+

Para las Venas dilatadas y la patolog铆a Hemorroidal

Didacta

El flebotr贸pico seguro

INTRODUCCIÓN Vedipal® contiene Diosmina 450 mg + Hesperidina 50 mg micronizada y es una combinación de drogas flebotrópicas indicada para el tratamiento de la insuficiencia venosa crónica y la enfermedad hemorroidal. La insuficiencia venosa crónica (IVC) es una enfermedad que se caracteriza por un inadecuado flujo sanguíneo (estancamiento) a través de las venas, generalmente de los miembros inferiores. Esta enfermedad afecta al 2 - 5% de la población y ocurre cuando las válvulas de las venas de las piernas están dañadas, ausentes o no trabajan adecuadamente. Las personas que tienen mayor riesgo de padecer insuficiencia venosa crónica son aquellas que tienen: obesidad, inactividad física, edad avanzada, antecedentes familiares de trombosis profunda en las venas, el hábito de fumar, estreñimiento crónico, embarazo, bipedestación prolongada, ropas ajustadas, etc. Los síntomas que caracterizan a esta enfermedad, son los edemas de las piernas; dolor en las “pantorrilas”, sensación de piernas “pesadas”, cambio de pigmentación de la piel (color rojizo o café), presencia de várices en los miembros inferiores, descamación de la piel de las piernas y úlceras en las piernas con sus respectivas complicaciones. La terapia medicamentosa, está orientada a incrementar el tono de la pared de las venas para reducir el estancamiento y mejorar el retorno de la sangre hacia el corazón, proteger las válvulas venosas, disminuir el edema y aumentar la resistencia capilar. Las hemorroides son dilataciones de las venas localizadas en la pared interior del recto o del ano, debido a estreñimiento o constipación, diarrea, embarazo, ingesta de alimentos “picantes”, etc. El sistema de drenaje venoso en esta zona carece de válvulas y por ello, cualquiera de las causas mencionadas aumenta la presión en el interior de las venas hemorroidales, provocando su dilatación (hemorroides). Los principales síntomas son la aparición de un sangrado rectal escaso, molestias al defecar, prurito, dolor, ardor, secreción mucosa del recto y, por sobre todo, lo más característico es la propia palpación de las hemorroides en el ano. PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

2

El tratamiento está orientado a corregir el estreñimiento añadiendo fibra a la dieta; corregir las diarreas; evitar el consumo de alcohol, la ingesta de comidas o aderezos picantes (que provocan irritación intestinal) y mejorar todos los signos y síntomas (inflamación y dilatación de las venas hemorroidales, dolor, sangrado, etc.). Vedipal® Diosmina + Hesperidina micronizada es un compuesto flebotrópico y vásculo protector que mejora la sintomatología de la insuficiencia venosa crónica y las hemorroides por un triple mecanismo de acción sobre el sistema venoso de retorno: - a nivel de las venas y vénulas: produce venoconstricción, aumenta la tonicidad de la pared de las venas y disminuye su permeabilidad. Mediante este mecanismo, Vedipal® mejora el retorno venoso hacia el corazón, disminuye la dilatación venosa y con eso, la pesadez de piernas y el dolor. - a nivel

linfático: estimula el drenaje linfático. Mediante este mecanismo,

Vedipal® estimula la reabsorción de líquido, disminuyendo el edema y por ende, la pesadez de piernas. - a nivel de la microcirculación: aumenta la resistencia y normaliza la permeabilidad capilar, disminuyendo la extravasación sanguínea (evitando mayor formación de edema). Además, Vedipal® tiene un importante efecto vasculoprotector pues protege la microcirculación, la pared y las válvulas venosas evitando la progresión de la insuficiencia venosa crónica hacia sus complicaciones. NOCIONES BÁSICAS DE ANATOMIA Y FISIOLOGÍA VENOSA Circulación de la sangre Las VENAS son los vasos sanguíneos responsables de llevar la sangre carboxigenada desde los tejidos periféricos hacia el corazón. La sangre toma dióxido de carbono (CO2) proveniente del metabolismo de las células y fluye de regreso al corazón a través de vasos que aumentan progresivamente de calibre. Los vasos que llevan sangre carboxigenada, de retorno al corazón, son las VENAS. La sangre carboxigenada ingresa a las cavidades derechas del corazón, sale por las arterias pulmonares, las cuales se ramifican progresivamente en vasos de menor calibre hasta alcanzar nuevamente un tamaño microscópico. A nivel capilar, intercambia gases en los pulmones, libera el dióxido de carbono (CO2) y se nutre de oxígeno (O2) presente en las estructuras microscópicas PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

3

pulmonares (alveolos). Esta sangre, oxigenada, regresa desde los pulmones al corazón y, desde allí, es expulsada hacia las arterias para ser distribuida por todo el organismo.

Pulmones

Tejidos La sangre oxigenada llega a las ramificaciones microscópicas de las arterias llamadas “capilares sanguíneos” y, a través de sus paredes, libera oxígeno (O 2) a las células que conforman los diferentes tejidos y toma dióxido de carbono (CO 2) proveniente del metabolismo de las células. Sistema Venoso La sangre carboxigenada retorna hacia las cavidades derechas del corazón, a través de las venas, básicamente por medio de 3 redes: 1.- Red superficial: Se ocupa de aproximadamente el 10% del retorno venoso. Sus venas están situadas entre la piel y la envoltura de los músculos (aponeurosis). Tienen pocas válvulas anti-reflujo y cuando están dilatadas, se habla de várices. 2.- Red profunda: Se ocupa del 90% del retorno venoso. Estas venas (profundas) tienen en su interior, un mecanismo anti-reflujo conformado por válvulas. 3.- Red anastomótica: La red superficial vierte la sangre en la red profunda por intermedio de venas perforantes (atraviesan las aponeurosis). PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

4

Histología de la Pared Venosa La pared de las venas está formada por: 1.- Capa interna o endotelio: Es la capa interior que está en contacto con la circulación sanguínea. Las venas tienen una pared más delgada que la de las arterias, debido al menor espesor de la capa muscular, pero tiene un diámetro mayor que ellas porque su pared es más distensible, con más capacidad de acumular sangre. En el interior de las venas existen unas valvas que forman las válvulas venosas que impiden el retroceso de la sangre y favorecen el sentido de la sangre hacia el corazón. 2.- Capa media: Rica en fibras musculares y elastina. En la capa media se encuentran los receptores del sistema nervioso autónomo, el cual, a través de sus ramificaciones microscópicas mantiene el “tono” (estado de contracción/dilatación) de la pared de las venas mediante la liberación de sustancias químicas como la Adrenalina/ Noradrenalina (contracción) y Acetilcolina (dilatación). La Noradrenalina (NA) es el principal neurotransmisor del tono venoso motor. La contracción venosa depende de la acción de la NA sobre los receptores 1 y 2 ubicados en la superficie de las células musculares lisas de la pared de las venas. 3.- Capa externa o adventicia: Contiene elastina y fibras de colágeno.

Capa media

Endotelio

Adventicia Válvulas

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

5

Microcirculación Los capilares sanguíneos (las ramitas microscópicas de los vasos) permiten el pasaje de

los

gases (O2 y CO2) y los nutrientes (hacia y desde las células de los tejidos) a través de sus paredes delgadas y porosas. CAPILARES

CO2

O2 CELULAS

VENAS ARTERIAS

CO2 O2 A través de la delgada y porosa pared de los capilares sanguíneos, también se produce la salida (extravasación) o el ingreso de: - plasma (parte líquida de la sangre) - células (glóbulos blancos: linfocitos, macrófagos, etc. y glóbulos rojos) - minerales (sodio, potasio, etc.) - proteínas (albúmina, anticuerpos, etc.)

PIEL

EXTRAVASACION de PLASMA (EDEMA) EXTRAVASACION de CELULAS SANGUINEAS CAPILAR VENOSO

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

6

Si la permeabilidad capilar aumenta, hay salida de agua y de proteínas en exceso hacia el medio intersticial. Si el drenaje por las venas y los vasos linfáticos es insuficiente, hay un atascamiento en el tejido intersticial, constituyéndose el edema. El grado de “permeabilidad” de la pared capilar, se regula mediante:

-

La contración o dilatación de los capilares que aumentan (contracción) o disminuyen (dilatación) la resistencia a la circulación de la sangre proveniente del árbol arterial.

-

La presión venosa que ofrece mayor o menor resistencia al paso de la sangre por los capilares sanguíneos.

3.- Aumenta la permeabilidad capilar 1.- Aumenta la Presión venosa Intersticio

2.- Aumenta La resistencia capilar

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

7

Sistema Linfático El sistema linfático está constituido por los vasos, los ganglios y el tejido linfático. Es un sistema de vasos paralelo a la circulación sanguínea, que se origina en los llamados capilares linfáticos. Básicamente, actúa como un sistema “accesorio” para reabsorber líquidos de espacios tisulares y devolverlos a la circulación sanguínea. Los capilares linfáticos tienen forma de dedos de guante y están en contacto con las células de los tejidos. Sus paredes son permeables para permitir el paso de las moléculas grandes que no son

reabsorbidas

por

el

capilar

venoso.

Alrededor de un 10% del líquido entra en los capilares linfáticos, en lugar de volver a la sangre a través de los capilares venosos. Estos capilares linfáticos se continúan en vasos de mayor calibre que no poseen válvulas. Los vasos linfáticos forman una una red cuyos nudos son los ganglios linfáticos. Por su interior circula la linfa (líquido que contiene los desechos celulares -residuos sólidos que provienen de la descomposición de células y minerales- y las grandes moléculas 'sueltas' del espacio intercelular de todo el organismo). Los vasos linfáticos tienen en su trayecto los llamados ganglios linfáticos, por donde pasa la linfa que toma contacto con los glóbulos blancos que destruyen los microorganismos extraños (si los hubiera) y contribuyen a la formación de anticuerpos. Una vez que la linfa ha sido “filtrada” de desechos y microorganismos extraños, los vasos linfáticos vierten la linfa en la circulación venosa. Cuando la presión sanguínea aumenta dentro de los vasos capilares, el plasma sanguíneo tiende a “salir” a través de las paredes de los capilares. Durante este proceso se pierde gran cantidad de nutrientes y moléculas que son transportados por medio de la sangre. El sistema linfático, se encarga de recolectar todo el plasma que sale de los vasos sanguíneos y hace que retorne a ellos.

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

8

ENFERMEDAD Fisiopatología La insuficiencia venosa crónica (IVC) es una enfermedad que se caracteriza por un inadecuado flujo sanguíneo (estancamiento) a través de las venas, generalmente de los miembros inferiores. Las válvulas venosas permiten que la sangre fluya desde los miembros inferiores hacia el corazón. Cuando las válvulas se dañan, la sangre se “estanca” en el interior de las venas de las piernas, los capilares venosos se dilatan, aumenta la permeabilidad de sus paredes y hay extravasación de plasma con la consiguiente formación de edemas. El punto de partida de la insuficiencia venolinfática es la alteración de la pared venosa que tiene como consecuencia una disminución del tono venoso. La disminución del tono venoso, sumado a distintos factores de riesgo como obesidad, inactividad física, edad avanzada, antecedentes familiares, tabaquismo, embarazo, estreñimiento crónico, permanencia de pie por largos períodos de tiempo, etc. provoca el “estancamiento” de la sangre en el interior de las venas de las piernas. El aumento de presión en el interior de las venas provoca dilatación de las mismas, y aumento de presión en el interior de los capilares venosos. Los capilares venosos se dilatan, aumentan la permeabilidad de sus paredes e incrementa la extravasación de plasma con la consiguiente formación de edemas. La degradación de fibras de colágeno y elastina de la pared de los capilares, produce fragilidad capilar que agrava la extravasación de sangre. La extravasación de plasma y proteínas se traduce en formación de edemas en las piernas, dolor en las “pantorrilas” y sensación de piernas “pesadas”. La dilatación de la venas de la red superficial, por transmisión del aumento de la presión venosa a través de las venas perforantes, produce la presencia de várices en los miembros inferiores. La extravasación de glóbulos rojos se traduce clínicamente como petequias y equimosis con cambio de pigmentación de la piel (color rojizo o café).

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

9

Las alteraciones de la microcirculación que irriga la pared de los vasos sanguíneos más grandes, provoca hipoxia (falta de aporte de oxígeno) de la pared de las arterias. La hipoxia produce reacciones inflamatorias en la pared de los vasos con liberación de sustancias pro-inflamatorias como Bradiquinina, Histamina y Prostaglandinas y adherencia de glóbulos blancos sobre la pared vascular. Esto se traduce clínicamente por flebitis (inflamación de la pared de las venas), descamación de la piel de las piernas y posteriormente úlceras por necrosis (muerte) de los tejidos. Las hemorroides son dilataciones de las venas (llamadas venas hemorroidales) localizadas en la pared interior del recto o del ano. El sistema de drenaje venoso en esta zona carece de válvulas y por ello, el estreñimiento o constipación (el paso de las heces comprime las venas hemorroidales), la diarrea o la ingesta de alimentos “picantes” (produce irritación de las venas hemorroidales), estar de pie o sentado durante mucho tiempo seguido (produce estancamiento del flujo sanguíneo en el interior de las venas hemorroidales), el embarazo, especialmente en las últimas semanas (comprime las venas hemorroidales); aumentan la presión en el interior de las venas hemorroidales, provocando su dilatación (hemorroides): Los principales síntomas son la aparición de un sangrado rectal escaso, molestias al defecar, prurito, dolor, ardor, secreción mucosa del recto y, por sobre todo, lo más característico es la propia palpación de las hemorroides en el ano. Diagnóstico El diagnóstico de la enfermedad se lleva a cabo por: 1. La intensidad de los signos y síntomas. La insuficiencia venosa crónica presenta: -

Edemas de las piernas

-

Dolor en las “pantorrilas”

-

Sensación de piernas “pesadas”

-

Cansancio en las piernas

-

Cambio de pigmentación de la piel (color rojizo o café)

-

Presencia de Varices en los miembros inferiores

-

Descamación de la piel de las piernas

-

Úlceras en las piernas

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

10

Los principales síntomas de la patología hemorroidal son la aparición de un sangrado rectal escaso, molestias al defecar, prurito, dolor, ardor, secreción mucosa del recto y, lo más característico, es la propia palpación de las hemorroides en el ano. Como complicación de las hemorroides se puede producir: - una estrangulación de las mismas con la consiguiente formación de trombos en su interior - hemorragias abundantes o persistentes pérdidas de pequeñas cantidades de sangre, con la consiguiente anemia secundaria. 2. Los antecedentes personales y familiares Las personas que padecen insuficiencia venosa crónica generalmente tienen alguno de los siguientes antecedentes: obesidad, inactividad física, edad avanzada, antecedentes familiares, tabaquismo, embarazo, estreñimiento crónico, posición de pie por largos períodos de tiempo, uso de ropas restrictivas como fajas muy ajustadas o cinturones. Las personas que padecen hemorroides generalmente tienen alguno de los siguientes antecedentes: factores hereditarios, estreñimiento o constipación crónica, diarrea, permanencia en posición de pie o sentada durante períodos prolongados, embarazo, Ingesta de alimentos “picantes”, etc. 3. el examen físico: El examen físico de la insuficiencia venosa crónica puede revelar -

la palpación de las dilataciones venosas, con presencia o no de trombos venosos en su interior

-

el edema,

-

el aspecto de la piel (coloración, descamación, ulceración, etc).

El examen físico de hemorroides puede mostrar -

sangrado rectal escaso,

-

secreción mucosa del recto y, lo más característico,

-

la palpación de las hemorroides en el ano.

4. Exámenes complementarios: El eco-doppler proporciona información sobre la insuficiencia venosa profunda. PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

11

Complicaciones Insuficiencia venosa crónica Estadío funcional: dolores, calambres, piernas pesadas y edema vespertino, todos síntomas que se intensifican al fin del día o después de una posición de pie prolongada. Estadío clínico o de várices esenciales: las várices son dilataciones de las venas superficiales. Tienen a menudo una topografía bilateral. Estadío de las complicaciones: manifestación clínica de la hipoxia de la pared vascular y tisular. 1. Flebitis y periflebitis. 2. Flebitis superficiales: son pequeños cordones indurados, calientes, rojos y muy dolorosos que corresponden a una inflamación de la pared venosa a veces asociada a una trombosis. El coágulo se reabsorbe en general espontáneamente y el riesgo de migración hacia la red profunda es muy pequeño. 3. Ruptura de la várice: espontánea o traumática, provoca una hemorragia que puede ser grave. 4. Dermitis e hipodermitis: es una inflamación dermatológica que produce problemas de pigmentación (piel color ocre) y retracción de los tejidos que recubren la pierna (hipodermitis esclerosante). 5. Eccema varicoso: es una lesión de la piel que cubre la várice, a veces puede infectarse o asociarse con una micosis. 6. Ulcera varicosa: resulta de la anoxia y de la necrosis de los tejidos. Hemorroides Las complicaciones de las hemorroides son: 1. Las crisis dolorosas por inflamación y dilatación de las venas hemorroidales. 2. Las trombosis hemorroidales. Formación de coágulos dentro de las venas hemorroidales. 3. Las rectorragias hemorroidales. Hemorragias por el recto de origen hemorroidal.

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

12

TRATAMIENTO 1. MEDIDAS HIGIENICODIETETICAS Para mejorar el flujo sanguíneo y prevenir que la sangre se estanque, se recomienda: a.- medias elásticas que aprietan las venas de las piernas y favorecen el retorno sanguíneo hacia el corazón; b.- la elevación de las piernas sobre el nivel del corazón mientras el paciente duerme o descansa; c.- caminar; evitar estar sentado o de pie por períodos largos; d.- el cuidado de la piel para evitar la aparición de úlceras; e.- bajar de peso; f.- abandonar el hábito de fumar; g.- evitar el uso de prendas restrictivas; h.- evitar alimentos picantes;

2. TERAPIA MEDICAMENTOSA La terapia medicamentosa, está orientada a: -

incrementar el tono de la pared de las venas para reducir el estancamiento y mejorar el retorno de la sangre hacia el corazón,

-

disminuir el edema y mejorar el drenaje linfático,

-

proteger las válvulas venosas,

-

mejorar la fragilidad capilar y disminuir la permeabilidad capilar.

Las hemorroides tienen el mismo objetivo terapéutico. Pero para tratar las crisis hemorroidales es necesario utilizar una posología más elevada asociada con la toma de anti-inflamatorios. Lo mismo ocurre para el tratamiento de las flebitis, periflebitis y flebitis superficiales. PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

13

Los flebotónicos o venotónicos ejercen un efecto vasoconstrictor sobre la pared de las venas prolongando el efecto de la noradrenalina sobre los receptores 1 y 2 ubicados en la superficie de las células musculares lisas de la capa media de la pared de las venas. Mediante este mecanismo, aumentan el tono venoso (flebo/veno tónico), reducen el estancamiento y mejoran el retorno de la sangre hacia el corazón. Básicamente, todos los flebotónicos se utilizan para disminuir la sintomatología que provoca la enfermedad, especialmente el edema y la pesadez de las piernas. La diferencia entre cada uno de ellos, radica básicamente: -

en la evidencia científica que sustenta la eficacia (no todos tienen evidencia científica que avale su beneficio terapéutico y la mayoría no ha demostrado efecto protector de la microcirculación)

-

-los efectos adversos y

-

las contraindicaciones

El producto más estudiado es la combinación de Diosmina/ Hesperidina que contiene nuestra marca. A continuación, se describe brevemente las principales características de los productos que se utilizan para el tratamiento de la insuficiencia venosa crónica y la patología hemorroidal.

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

14

Principales flebotónicos “éticos”:

Componente

Evidencia

Efectos Adversos

Troxerutina Coumarina

Hiperacidez; rubor; cefalea. *** Elevación de transaminasas Ictericia; hepatitis

Hidrosmina

** Dolor epigástrico, náuseas, mareos, cefalea, rash, prurito

Diosmina

*

Aesculus Hippocastanus

Melilotus Officinalis

Interacciones medicamentosas

Medicamentos que alteran la función hepática

Oxerutina

Enfermedad o antec. de enfermedad hepática

Se puede utilizar en Embarazo

No ?

Vómitos, náuseas; epigastralgia; diarrea; cefalea

No

*

_ Reacciones adversas imprevisibles Anticoagulantes o por falta de estudios hemostáticos

Dobesilato de Calcio

Contraindicaciones

Antec. Enf. Cardiovasculares. Hipertiroidismo

No

Úlcera gástrica y duodenal. Anticoagulantes o hemostáticos Elevación de enzimas hepáticas

No

Agranulocitosis: fiebre, infecciones de la cavidad oral, dolor de ** garganta, infl. anogenital. Control periódico de hemograma y leucograma.

No

*** Si

Ác. Ascórbico Hesperidina Diosmina Hesperidina

* Náuseas, Gastralgias, Diarrea

?

*** Náuseas, molestias gastrointestinales

No

SI

Como podemos observar en la Tabla, mucho de los productos indicados para insuficiencia venosa crónica y patología hemorroidal no tienen demasiada evidencia científica. La mayoría no puede indicarse durante el embarazo y la lactancia y tiene contraindicaciones y efectos adversos que son verdaderas debilidades frente a nuestro producto.

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

15

PRODUCTO

Para las Venas dilatadas y la patología Hemorroidal

El Flebotrópico Seguro

Principio Activo: Diosmina 450 mg – Hesperidina 50 mg Vedipal® contiene una única fracción flavonoide purificada y micronizada de Diosmina (90%) y otros flavonoides expresados como Hesperidina (10%). El tamaño de la partícula “micronizada” -menor de 2 micrones (µm)- mejora significativamente la absorción intestinal de la sustancia activa resultando en un comienzo de acción más rápido y una eficacia clínica superior en relación a otras diosminas no micronizadas. La Hesperidina se extrae de una especie de planta llamada Rutaceae aurantieae, un tipo de naranja pequeña inmadura que crece en España, norte de África y China. La Diosmina, es un compuesto de la familia flavonoide, que se sintetiza a partir de materia prima obtenida de esta planta.

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

16

Mecanismo de Acción Diosmina - Heperidina es un compuesto flebotrópico y vásculo protector que produce una triple acción sobre el sistema venoso de retorno: - a nivel de las venas y vénulas: produce venoconstricción, es decir, aumenta el tono de la pared de las venas prolongando el efecto de la noradrenalina sobre los receptores 1 y 2 ubicados en la superficie de las células musculares lisas de la capa media de la pared de las venas. Mediante este mecanismo, Vedipal®: - aumenta el tono venoso, reduce el estancamiento y mejora el retorno de a sangre hacia el corazón. - disminuye su permeabilidad, disminuyendo la formación edemas. - disminuye la pesadez de piernas y el dolor. - a nivel linfático: estimula el drenaje linfático mediante el aumento de la frecuencia e intensidad de las contracciones linfáticas y el incremento del número total de capilares linfáticos funcionales. Mediante este mecanismo de acción, Vedipal® estimula la reabsorción de líquido, disminuyendo el edema y por ende, la pesadez de piernas. - a nivel de la microcirculación: aumenta la resistencia y normaliza la permeabilidad capilar, disminuyendo la extravasación de líquido, evitando mayor formación de edema. Además, Vedipal® protege la microcirculación de la inflamación y la destrucción mediada por procesos inflamatorios. Vedipal® reduce la expresión de moléculas de adhesión sobre el endotelio e inhibe la adhesión, migración y activación de los glóbulos blancos, evitando la liberación de mediadores de la inflamación como radicales libres y prostaglandinas que dañan la pared de los capilares sanguíneos y empeoran la extravasación sanguínea (plasma y componentes de la sangre) que causan edema, pigmentación ocre y descamación de la piel de las piernas.

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

17

Indicaciones: o

Tratamiento de los síntomas de la insuficiencia venosa y de la flebitis de los miembros inferiores.

Diversos estudios clínicos han demostrado que en pacientes con insuficiencia venosa crónica, Vedipal® alivia la sintomatología de dolor, piernas pesadas, edemas de miembros inferiores, trastornos de la piel y úlcera venosa de las piernas. En pacientes con úlceras venosas, 2 comprimidos diarios de Vedipal® mejora las lesiones ulcerosas en al menos un 32% a los 6 meses de tratamiento y acorta el tiempo de curación de la úlcera en un lapso de 5 semanas. Los pacientes con úlceras de mayor tamaño y tiempo de evolución (>5 cm² y >6 meses) son los más difíciles de tratar pero también los que más se benefician con el tratamiento con Vedipal®.

o

Tratamiento de los síntomas funcionales asociados a las hemorroides y a las crisis hemorroidales.

Vedipal® es sumamente efectivo en pacientes con crisis hemorroidales agudas y la mejoría ya es evidente a partir del 2° día de tratamiento, mediante el alivio de toda la signosintomatología: sangrado, dolor, secreciones, tenesmo (sensación de recto ocupado) y rectitis (inflamación del recto). Vedipal® en asociación con suplementos a base de fibras promueve la detención del sangrado anal producido por las hemorroides y permite detener el sangrado más rápidamente cuando se lo administra en forma conjunta con las técnicas de fotocoagulación. Además, reduce significativamente el tiempo de curación y el riesgo de sangrado postoperatorio en pacientes que han sido sometidos a una hemorroidectomía (extirpación de las hemorroides). El tratamiento a largo plazo con 2 comprimidos diarios de Vedipal®, ha demostrado reducir el tiempo de duración, la cantidad, la severidad y el grado de recurrencia de las crisis hemorroidales

en

los

pacientes

con

enfermedad

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

hemorroidal

crónica.

18

Farmacocinética El tamaño de la partícula “micronizada” -menor de 2 micrones (µm)- de Vedipal® permite una excelente absorción intestinal de la sustancia activa, obteniendo un comienzo de acción más rápido y una eficacia clínica superior en comparación a otras diosminas no micronizadas. Vedipal® se absorbe por vía oral en forma rápida y completa. Actúa desde la primera hora y su acción permanece durante 24 horas. Se distribuye en forma homogénea por todos los tejidos. La vida media de eliminación es de 11 horas, la excreción es esencialmente por materia fecal (80 %) y la eliminación urinaria representa el 14 % de la dosis administrada. Posología y Modo de Administración o

Insuficiencia venosa: 2 comprimidos por día; 1 por la mañana y 1 por la noche.

o

Crisis hemorroidales: o

6 comprimidos diarios durante los primeros 4 días,

o

4 comprimidos diarios los 3 días siguientes.

o

Mantenimiento: 2 comprimidos por día.

Contraindicaciones En los diferentes estudios clínicos, realizados con la formulación de Vedipal®, no se han reportado contraindicaciones. Embarazo y Lactancia Vedipal® puede utilizarse para tratar la insuficiencia venosa del embarazo. Si bien no hay datos actuales no debe administrarse durante la lactancia. Interacciones No se ha detectado ninguna interacción medicamentosa o incompatibilidad. Reacciones Adversas Aun cuando la tolerabilidad de Vedipal® es buena, ocasionalmente se han reportado náuseas y molestias gastrointestinales (menos del 2%) en personas sensibles. Estos efectos desaparecen al descontinuar el tratamiento.

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

19

SOPORTE DEL MENSAJE PROMOCIONAL

Para las Venas dilatadas y la patología Hemorroidal

EL FLEBOTROPICO SEGURO

Vedipal® es el tratamiento ideal para mejorar los síntomas de la insuficiencia venosa crónica y la patología hemorroidal, puesto que VEDIPAL® es - FLEBOTROPICO: Vedipal® no solo incrementa el tono de la pared venosa (flebotónico) mejorando el retorno venoso hacia el corazón, disminuyendo la pesadez de las piernas y el dolor. Vedipal ® es un verdadero FLEBOTRÓPICO pues: -

protege la microcirculación y normaliza la permeabilidad capilar, de la inflamación y destrucción mediada por leucocitos disminuyendo la extravasación de líquido y la formación de edema.

-

protege la pared y las válvulas venosas, disminuyendo la aparición de reflujo y evitando la progresión de la insuficiencia venosa crónica hacia sus complicaciones.

-

estimula el drenaje linfático, disminuyendo el edema.

- SEGURO: Vedipal® es el Flebotrópico con el mejor perfil de tolerabilidad y seguridad.

o

Vedipal®

se

diferencia

Hidrosmina; Diosmina;

de

las

marcas

que

contienen:

Ac. Ascórbico/Hesperdina

porque

Troxerutina/Coumarina; no produce

trastornos

gastrointestinales. o

Vedipal® se diferencia de las marcas que contienen: Troxerutina/Coumarina; porque no produce alteración hepática ni interacciones medicamentosa a nivel del hígado.

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

20

o

Vedipal® se diferencia de las marcas que contienen: Aesculus Hoppcastanus; porque no produce trastornos cardiovasculares ni tiroideos.

o

Vedipal® se diferencia de las marcas que contienen: Melilotus Oficinales; porque no produce trastornos de la coagulación ni incremento del riesgo de hemorragias en pacientes con antecedente de úlcera gastroduodenal.

o

Vedipal® se diferencia de las marcas que contienen: Dobesilato de calcio; porque no produce agranulocitosis y con ello, fiebre e infecciones del tubo digestivo.

- ACCESIBLE: Vedipal®, sin lugar a dudas, será la combinación de Diosmina/ Hesperidina más accesible del mercado.

El presente material ha sido revisado y autorizada su reproducción por la Dirección Medica y la Gerencia de Entrenamiento de representaciones Nolver C. A. Uso exclusivo para Capacitación de su fuerza de Ventas.

PARA CAPACITACIÓN DE LA FUERZA DE VENTAS

21


Manual VEDIPAL