Issuu on Google+

ervatoriodel Social proceso de paz

Informe Invierno 2009 Análisis de la situación del proceso hacia la paz.

Porque los pequeños movimientos suponen "un algo"

Autor: Comisión de Coordinacion de Lokarri Publica: Lokarri

Todas las aportaciones que hemos recibido están recogidas de forma literal a disposición de quién las quiera consultar en www.lokarri.org Para hacerse observador/a del proceso de paz y recibir tanto los próximos informes como los cuestionarios accede a la sección Observatorio social en www.lokarri.org

Presentación

En julio de 2009 Lokarri, Red ciudadana por el acuerdo y la consulta, se puso como compromiso dinamizar y facilitar un nuevo cauce de participación llamado Observatorio Social del proceso hacia la paz. Esta iniciativa tenía y tiene el objetivo de generar un espacio donde todas las personas interesadas puedan exponer su opinión sobre la paz y la convivencia, incentivando una reflexión sobre estos temas que permita generar nuevas ideas y propuestas constructivas, es decir, aportar un grano de arena en la creación de nuevas oportunidades para alcanzar la paz. Con éste ya son cuatro los informes presentados hasta el momento. Este informe, que analiza la situación del proceso hacia la paz en invierno de 2010, ha coincidido en el tiempo con una incipiente oportunidad para generar las condiciones que hagan posible un nuevo proceso de paz. Es por ello que gran parte de las preguntas de este cuestionario se centran en torno a este tema con el objetivo de conocer la opinión de las personas participantes sobre las oportunidades y obstáculos que ofrece la nueva situación. Es necesario aclarar que las preguntas del cuestionario se redactaron y publicaron con anterioridad a la aparición del cuerpo de Jon Anza en la Morgue de Toulouse y la muerte del policía francés Jean-Serge Nérin a manos de ETA. Además, muchas de las respuestas al cuestionario fueron recibidas días antes de los sucesos mencionados, pero dada la relevancia de ambos hechos consideramos importante incluir tres nuevas preguntas al cuestionario, con lo que finalmente ha constado de un total de catorce preguntas. Además de las preguntas recibidas al cuestionario, también se han celebrado debates presenciales en los Observatorios Locales creados la pasada primavera y que de forma periódica se han venido reuniendo. Siendo uno de los objetivos ir logrando acuerdos sobre la convivencia, se ha planteado a los Observatorios Locales explorar los posibles acuerdos de futuro que se pudieran alcanzar, por una parte, en una hipotética mesa de diálogo entre ETA y el Gobierno y por otra, en una hipotética mesa de diálogo entre los partidos políticos. Este informe recoge las conclusiones de los posibles acuerdos entre ETA y el Gobierno, mientras que en primavera se explorarán los posibles acuerdos del diálogo interpartidario. Finalmente, en cuanto a los datos de participación, 1.044 personas han respondido al cuestionario difundido durante el mes de marzo y otras 91 han participado en los debates de los trece Observatorios Locales celebrados. Este documento se compone de cuatro grandes apartados: 1- La situación del proceso hacia la paz. Análisis de los resultados ofrecidos por el cuestionario 2- Las conclusiones de los Observatorios Locales 3- El análisis de situación del proceso hacia la paz 4- Recomendaciones y compromisos de Lokarri para impulsar un nuevo proceso de paz Al igual que ha sucedido con los informes anteriores, Lokarri se compromete a difundir sus contenidos. El objetivo es que puedan ser una aportación constructiva que mueva a instituciones, partidos y agentes sociales a redoblar su compromiso por la paz y por una convivencia plural, ofreciendo nuevos caminos que permitan contribuir a crear las condiciones que hagan posible un nuevo proceso. 1

La situación del proceso hacia la paz. Análisis de los resultados ofrecidos por el cuestionario.

1. ¿Cuál es tu opinión sobre la situación del proceso hacia la paz? La valoración media ha subido del 3,7 del informe de otoño al 4,2, por lo que la situación del proceso hacia la paz es valorada como regular. Aunque hay que destacar que frente al 57% que ha dado un 4 o menor nota, hay un 43% que considera que la situación del proceso hacia la paz merece un 5 o más puntuación. A su vez, la valoración de buena/ muy buena desde el primer informe ha ido subiendo de forma progresiva, de un 4 % en primavera, a un 2% en verano, un 8% en otoño hasta llegar a un 12% en invierno. Algunos de los motivos por los cuales el 57% de las personas que han respondido al cuestionario no dan una valoración superior al 4 son: la existencia de la violencia de ETA, la falta de credibilidad que se le concede a Ezker Abertzalea, la falta de voluntad y credibilidad política para cambiar la actual situación, la apuesta por las vías represivas y la estrategia de recorte de derechos y libertades (más detenciones, ilegalizaciones), la falta de liderazgos políticos, la gran desconfianza existente entre los partidos políticos y respecto a ETA, el lenguaje de vencedores y vencidos y las posturas enrocadas y poco generosas, la falta de voluntad real de diálogo que vaya más allá de los meros gestos, o el no reconocimiento de la existencia de un conflicto político. Del 43% de las personas que sí consideran que se están dando algunos pasos hacia la paz o que piensan que existen motivos para la esperanza, la mayoría destacan sobre todo como paso positivo de este trimestre la declaración de Ezker Abertzalea "Zutik Euskal Herria". Ven en la declaración voluntad real de apostar por las vías exclusivamente democráticas, aunque en torno a ella también hay algunos matices; por ejemplo, se critica que ETA no haga suya dicha declaración y se le pide a Ezker Abertzalea una mayor claridad al hablar de la violencia y mayor liderazgo frente a ETA. Otros motivos destacados han sido la inactividad de ETA durante estos meses (1), y la debilidad de ETA y la eficacia de la acción policial. Por último, cabe comentar el deseo expresado por algunas personas de creer que se están dando pasos en secreto. (1): Esta pregunta fue respondida mayoritariamente antes del tiroteo entre miembros de ETA y la policía francesa.

2. ¿Hay más posibilidades ahora que hace un año para conseguir la paz? En las aportaciones recibidas a esta cuestión, se puede leer un optimismo creciente, ya que la mitad de las personas considera que sí hay más oportunidades para conseguir la paz que hace un año, en comparación con el 33% de otoño o el 8% de verano. Por el contrario, un 37% niega que haya ahora más oportunidades (54% en otoño, 84% en verano). Entre las personas que opinan que hay más oportunidades ahora, una gran mayoría destaca la incipiente oportunidad que representan los últimos pasos que está dando Ezker Abertzalea con la asunción de los Principios Mitchell y el respectivo compromiso con medios pacíficos. También se repite el hecho de que ETA no haya cometido atentados en los últimos meses (2) y la percepción de que está más debilitada por la eficacia policial y el apoyo social y político cada vez menor, junto con una sensación general de esperanza al ver que “se están moviendo cosas”, como por ejemplo, el movimiento internacional de apoyo. 2

Las personas que han contestado que no hay más oportunidades que hace un año basan su respuesta en varios aspectos: la falta de diálogo y el inmovilismo entre los partidos políticos, la poca certeza y credibilidad de que ETA esté dispuesta a dejar las armas, los intereses partidistas que se contraponen a la voluntad de avanzar hacia la paz, la poca claridad y credibilidad de la apuesta de Ezker Abertzalea por las vías pacíficas y el abuso de las fuerzas de seguridad del Estado. El 13% que ha respondio a esta pregunta con "no sabe/no contesta", argumenta que ante todo existe mucha incertidumbre de cara a cómo pueden evolucionar las diferentes posiciones, sobre todo refiriéndose a ETA, los Gobiernos español y vasco y, en menor medida, Ezker Abertzalea. También dicen que los pasos que se están dando son muy pequeños todavía, que la solución sigue estando muy lejos. Por último, hay cierta cantidad de respuestas que argumentan no estar lo suficientemente informados para valorar la situación. (2): Esta pregunta fue respondida mayoritariamente antes del tiroteo entre miembros de ETA y la policía francesa.

3. Señala los que, a tu juicio, son los principales problemas para alcanzar la paz. La violencia de ETA (63%) y la ausencia de diálogo (60%) continúan siendo los principales factores que, a juicio de las personas que han respondido el cuestionario, obstaculizan los avances para alcanzar la paz. El tercer problema son las ilegalizaciones, que gradualmente ha ido tomando importancia en el cómputo global (de un 30% en primavera de 2009 a un 40% en este informe). La dispersión de los presos, las torturas y las amenazas a cargos públicos se mantienen en torno al 10%. Los resultados no sufren una variación sustancial con respecto a cuestionarios anteriores.

4. ¿Consideras que las recientes declaraciones de Ezker Abertzalea muestran un rechazo nítido de la violencia? La opinión de las personas participantes se encuentra dividida entre dos posibilidades: considerar que Ezker Abertzalea tiene que ser más clara en sus declaraciones, que estima insuficientes; valorar que sus declaraciones son suficientes ya que su adhesión a los Principios Mitchell es una apuesta por la ausencia de violencia. Ambas respuestas han sido elegidas por un 47% de personas que han contestado el cuestionario. Por contra, sólo un 6% cree que Ezker Abertzalea no es clara en sus declaraciones y que tiene que condenar a ETA.

5. ¿Crees que la aceptación de los Principios Mitchell será suficiente para la legalización de Ezker Abertzalea? Ante esta pregunta la inmensa mayoría de las personas se muestra positiva y esperanzada. El 49% de las respuestas apuntan a que ya no hay excusas para mantener la ilegalización de Ezker Abertzalea. Un 45% cree que esta aceptación es un primer paso, aunque deberán dar otros para ser legalizados. Sólo un 6% piensa que no debe ser legalizada hasta que condende a ETA o la propia ETA desaparezca.

6. ¿Qué debería hacer el Gobierno para contribuir a que se consolide una oportunidad para la paz? La liberación de Arnaldo Otegi y otros líderes de Ezker Abertzalea y la asunción de los Principios Mitchell por parte del Gobierno son las dos ideas más respaldadas, con un 61% y un 60% respectivamente. Otras ideas destacadas, respaldadas en ambos casos por un 26%, son acercar a algunos presos e investigar los casos de tortura.

3

Un 5% de las personas participantes cree que el Gobierno no debe hacer nada mientras ETA no desaparezca y un 4,5% piensa que no debería hacer nada hasta que Ezker Abertzalea condene la violencia.

7. ¿Crees que ETA apostará por un nuevo proceso de paz y declarará un alto el fuego? Sin duda destaca el dato de que una de cada dos personas se muestra indecisa ante esta pregunta, no sabe o no contesta. El 25% de las personas que han respondido creen que ETA no declarará un alto el fuego y mantendrá la violencia. Casi el mismo porcentaje, un 23%, opina que ETA asumirá la decisión de Ezker Abertzalea apostando así por un nuevo proceso de paz.

8. ¿Qué deberían hacer los partidos? La práctica totalidad de las respuestas muestran actitudes aperturistas. La mitad de las respuestas obtenidas plantean que los partidos deben dialogar, aunque con la condición de que se rechace la violencia. Un 48% de las personas que han respondido piensa que los partidos deben colaborar porque ya se dan las condiciones para un nuevo proceso de paz. Tan sólo un 2% cree que no hay diálogo posible hasta que no desaparezca la violencia.

9. ¿Consideras importante que haya apoyo internacional? De las respuestas obtenidas (todas antes de que Brian Currin y una veintena de referentes internacionales pidiesen a ETA un alto el fuego supervisado) destaca que la práctica totalidad de las personas avalan la importancia del apoyo internacional. Un 64% piensa que la experiencia de otros lugares puede ayudarnos, y el 33% de las personas piensa que es necesario para presionar al Gobierno con el fin de que participe en un nuevo proceso de paz. Por su parte, únicamente un 3% no cree que el apoyo internacional pueda contribuir a consolidar una oportunidad para la paz.

10. ¿Un nuevo alto el fuego de ETA verificado por una comisión independiente sería creíble para tí? Tres de cada cuatro personas se muestran positivos ante esta pregunta. El 49% de los participantes matizan que este alto el fuego sería creible si esa comisión independiente estaría formada por personas de reconocido prestigio. Más positivos se muestra el 27% de las personas, que creen en este hipotético alto el fuego aunque no estuviese verificado, ya que ETA estaría mostrando su voluntad para poner fin al conflicto. Por su parte, una de cada cuatro personas opinan que el alto el fuego no sería creíble, ya que ETA tiene que declarar publicamente el abandono de la violencia.

11. ¿Si la oportunidad para la paz se consolida estarías dispuesto a implicarte para que salga bien? Destaca que, aunque se muestra cansado y decepcionado por anteriores intentos frustrados de paz, el 87% sigue considerando imprescindible y necesaria la labor de la sociedad para garantizar que un futuro proceso de diálogo culmine con un acuerdo de paz duradero, definitivo e irreversible. Se observan diferencias con respecto al tipo de implicación al que estarían dispuestos. Un 57% de las personas que han respondido a este cuestionario está dispuesta a movilizarse para que una nueva oportunidad para la paz no se frustre como las anteriores. Los motivos se repiten en la mayoría: “Porque es responsabilidad de todos” se afirma en muchos casos, porque hay una gran desconfianza en la capacidad y voluntad de los políticos y de ETA para alcanzar la paz; porque consideran que en el anterior proceso de paz la sociedad jugó un papel de mero observador confiando en los agentes que tomaron parte y eso fue uno de los motivos de su fracaso, 4

por lo que ahora reivindican ser considerados sujetos activos del mismo, reclaman una mayor transparencia e información de los pasos que se vayan dando para poder ejercer la presión necesaria para que salga bien. Por último, demandan que la voz de la sociedad sea tomada en serio y rechazan toda tutela de ETA o manipulación partidista. El 30% que ha respondido que al menos quiere estar informado de todo lo que ocurre, no descarta la posibilidad de involucrarse más activamente y movilizarse en caso de ir observando pasos positivos, pero por el momento y por diversos motivos al menos sí quieren conocer lo que se está haciendo por parte de los agente implicados en el proceso. Sin embargo, un 10% de las personas que han respondido a este cuestionario consideran que quizá se implicarían, pero teniendo claro que la responsabilidad de que una nueva oportunidad para la paz saliera bien no recaería en nigún caso en la sociedad vasca sino en ETA, el Gobierno y los partidos políticos. Estas personas opinan que la sociedad no puede hacer más que pedir a ETA un alto el fuego y al Gobierno y los partidos políticos que dialoguen, lo cual consideran que ya se ha hecho en muchas ocasiones. Por último, un 3 % considera que ya ha sufrido demasiadas decepciones, que el mayor obstáculo es ETA y la falta de voluntad política para alcanzar la paz. Consideran que ante estos dos grandes obstáculos la sociedad nada puede hacer y desconfían de su voluntad real de acabar con la actual situación.

12. ¿Cuál es tu opinión respecto al asesinato de un policía en Francia en manos de ETA? El 33% de las personas que han respondido creen que fue un acto fortuito y no se trató de un atentado premeditado. El 28% opina que fue una vulneración grave de los Derechos Humanos. Para el 18% fue la demostración de que ETA pretende continuar con el uso de la violencia. El resto de respuestas señalan la imposibilidad de calificar este hecho por la falta de datos sobre lo ocurrido, opinan que es una suma de las opciones anteriores, destacan que se trató de un hecho fortuito aunque igualmente rechazable o que aun no pudiendo calificarlo de premeditado, es previsible que algo así pueda suceder cuando se portan armas.

13. ¿Qué opinas sobre la reacción de Ezker Abertzalea ante dicho asesinato? Las opiniones recogidas son variadas y con apoyos casi similares. El 35% de las personas opina que la reacción de Ezker Abertzalea ha sido insuficiente, aunque ha dejado las puertas abiertas para rechazar la violencia en el futuro. Un 23% piensa que su emplazamiento a ETA es novedoso e importante, igual porcentaje que quienes creen que la reacción de Ezker Abertzalea ha sido más de lo mismo y no han sido claros en el rechazo a la violencia. Finalmente, el 5% opina que la reacción de Ezker Abertzalea demuestra su voluntad de superar el conflicto.

14. ¿Cuál es tu opinión sobre el caso Anza? Siete de cada diez personas creen que hay muchas dudas sobre lo ocurrido que deberían ser más investigadas. El 30% de las personas que han respondido a esta pregunta cree directamente que es un caso relacionado con la guerra sucia. Tan sólo el 2% avala la versión oficial que sostiene que Jon Anza murió por causas naturales.

5

Algunas ideas aportadas

Para que el proceso de paz sea posible es necesario hacer una memoria histórica y reconocer a las víctimas tanto de un lado como de otro. Sin una base basada en la confianza y el reconocimiento no se puede pretender caminar juntos El lenguaje de la violencia está siendo apartado El hecho de que ciertas formaciones no puedan presentarse a elecciones imposibilita crear un mapa real de la situación y forma un vacio democrático que en absoluto ayuda a la paz La paz acabará llegando. No tiene marcha atrás. Es cuestión de tiempo. Aunque no va al ritmo que sería deseable Aunque no a la velocidad que nos gustaría a algunos, la izquierda abertzale empieza a ir asumiendo que debe cambiar de rumbo Estaría dispuesta a movilizarme porque todos somos necesarios y el fin, la paz, siempre merece la pena, incluso a riesgo de sufrir una nueva decepción Queremos claridad, queremos trabajo, queremos que se sienten de sol a sol y que no se levanten hasta que consigan una paz justa y duradera Los pasos de la izquierda abertzale son correctos, pero hace falta la aceptación de ETA y la osadía de los gobiernos vasco y español 6

Conclusiones de los Observatorios Locales.

Durante el mes de marzo, se han celebrado 13 Observatorios Locales en los que han participado 91 personas. Se han celebrado reuniones en Bilbao-Abando, Bilbao-Santutxu, Bilbao-Indautxu, Getxo, Galdakao, Barakaldo, Portugalete, Irun, Tolosa, Donostia, Antzuola, Iruña y Vitoria-Gasteiz. El tema central de las reuniones de los Observatorios locales de este trimestre ha sido explorar un hipotético proceso de diálogo entre ETA y el gobierno. Para ello, se ha debatido sobre las condiciones previas que deberían existir para el desarrollo de unas conversaciones entre ETA y el gobierno, los temas que deberían tratarse en estas conversaciones y qué acuerdos deberían concretarse en esa mesa de diálogo.

1. Condiciones previas para un hipotético diálogo entre ETA y el gobierno Aunque algunas de las personas participantes han manifestado que no deberían existir condiciones previas para que este diálogo se produzca, tres han sido los requisitos que se han formulado de forma prácticamente unánime en los Observatorios Locales.

1.1. Ausencia de la violencia de ETA La mayor parte de las aportaciones han coincidido en la necesidad de la ausencia de la violencia de ETA, aunque las fórmulas para que ello se concrete han sido variadas: desde la exigencia de una tregua no declarada pero efectiva, hasta fórmulas más garantistas como una entrega de armas verificada. En un estadio intermedio entre estas opciones, se han utilizado términos como tregua indefinida, tregua unilateral, compromiso de abandono de la lucha armada o alto el fuego permanente.

1.2. Medidas de actuación del gobierno Los participantes entienden que el gobierno debe mostrar claramente su disposición al diálogo a través de gestos que pongan de manifiesto su voluntad de forma inequívoca. Las acciones del gobierno que más consenso han suscitado han sido la aceptación de los principios Mitchell, la anulación de la Ley de Partidos, el acercamiento de presos y el fin de la dispersión o la puesta en libertad de los dirigentes de Ezker Abertzalea. Asimismo, también se ha destacado la necesidad de que el gobierno busque el apoyo de los Parlamentos español y vasco para iniciar el diálogo.

1.3. Predisposición al entendimiento Se han señalado diversas actitudes y formas de enfrentarse al diálogo por ambas partes como pueden ser la seriedad durante el proceso, la existencia de interlocutores con poder de decisión por ambas partes, la voluntad real de diálogo, la escucha y el respeto al otro, creer que la paz es posible o la cesión de objetivos y metas por ambas partes con el compromiso de aceptar los posibles acuerdos. Por último, también se ha destacado la necesidad de un entorno social libre de crispaciones y tensiones y la importancia del apoyo social al proceso de conversaciones. En algunos Observatorios Locales se ha sugerido que de forma previa debería haber una mesa de diálogo entre los partidos políticos. 7

2. Temas que deberían tratarse y posibles acuerdos 2.1. Abandono de la lucha armada de ETA y entrega de armas Uno de los principales temas que deberían abordarse en esa hipotética mesa de diálogo entre ETA y el gobierno es establecer un calendario para el cese de la actividad armada de ETA, así como el proceso de desarme, que tendría que ser verificado por una comisión específica e independiente.

2.2. Decisiones acerca de la situación de los presos, militantes y exiliados de ETA Se proponen diversas medidas a fin de determinar el futuro de los presos de ETA, que deberían producirse de forma escalonada: excarcelación de presos enfermos y de aquéllos que hayan cumplido su condena o 3/4 partes de la misma , acercamiento de todos los presos a sus lugares de origen y acuerdos concretos tanto sobre presos sin delitos de sangre como sobre la reinserción e integración en la sociedad de los militantes de ETA y el regreso de los exiliados.

2.3. Medidas de blindaje Se considera muy importante que, una vez iniciado un proceso de paz, se tomen las medidas necesarias para que no vuelva a repetirse una situación de violencia y vulneraciones de derechos humanos y libertades fundamentales. Para ello, se propone la intermediación de expertos internacionales que garanticen los acuerdos, un compromiso mutuo de no retorno o la abolición de la Ley de Partidos.

2.4. Reconciliación Se considera asimismo prioritario el reconocimiento de todo el daño causado por ambas partes, así como la reparación y resarcimiento de todas las víctimas y el desarrollo de procesos que favorezcan la reconciliación.

2.5. Exclusión de los temas políticos Muchas de las aportaciones que han surgido durante los debates de los Observatorios Locales destacan que esta mesa de diálogo no debe tratar temas políticos, ya que la negociación únicamente debe darse entre los partidos políticos con el aval de la sociedad. En cambio, sí que se ha manifestado en algún caso que debería darse un reconocimiento real de la existencia de un problema político, identitario y social y el respeto a la voluntad popular.

8

Algunas ideas aportadas

Acuerdo para reconocer a todas las víctimas sin excepción. Indautxu Aplicación del Código Penal tal y como se hace a los demás presos. Abando Dejar en manos de los partidos políticos los temas políticos. Tolosa Diferencia entre diálogo y negociación. La negociación corresponde a los partidos políticos. Portugalete Disposición para ceder, para llegar a un acuerdo. Santutxu Es necesaria la intermediación de interlocutores que den garantías al avance del proceso. Iruña ETA tiene que ofrecer un alto el fuego que sea verificado por mediadores internacionales. Galdakao Restablecimiento de los derechos civiles: libertad de participación/presentación de candidaturas en las elecciones. Barakaldo Que tanto ETA como el Gobierno respeten y acepten la palabra y la decisión de las y los ciudadanos vascos. Antzuola Interlocutores con poder de decisión por ambas partes. Irun Abrir un espacio donde tengan lugar todos los proyectos. Donostia Declaración sobre el sufrimiento de las víctimas de la violencia. Vitoria-Gasteiz Aceptar la similitud del proceso en otros países. Ejemplo: el IRA. Getxo 9

El análisis de situación del proceso hacia la paz. El análisis de las respuestas recibidas al cuestionario difundido para elaborar este informe del Observatorio Social del Proceso de Paz permite distinguir dos grandes tendencias entre las personas que han respondido. La percepción de la situación que tienen cada uno de ellos no es incompatible, pero sí refleja sustanciales diferencias. Hay algunos elementos en común entre ambas posturas. El primero de ellos es una percepción más positiva de la situación. Desde verano la valoración de la situación del proceso hacia la paz ha mejorado sustancialmente, pasando de considerarla mala a regular. También se destacan como obstáculos principales la violencia de ETA y la ausencia de diálogo, al igual que en todos los informes anteriores, aunque ahora también se subrayan las ilegalizaciones como uno de los principales obstáculos para alcanzar la paz. Pese a ello, se considera que hay más oportunidades para conseguir la paz que hace un año. En cuanto a la actitud del gobierno, se propone que contribuya a consolidar las oportunidades liberando a Arnaldo Otegi y otros líderes de Ezker Abertzalea y asumiendo los principios Mitchell. A partir de estos elementos de análisis compartidos comienzan las diferentres opiniones.

1. Se dan las condiciones para un nuevo proceso de paz Una parte de las personas que han aportado su opinión en esta experiencia de participación ciudadana considera que ya se dan las condiciones para un nuevo proceso de paz. Su análisis se basa en que hay nuevas oportunidades que se están concretando y que permiten afrontar el futuro con mayor esperanza: - La adhesión de Ezker Abertzalea a los Principios Mitchell es un primer paso que demuestra la voluntad de este sector político por desarrollar un proceso democrático en ausencia de violencia. Es más, una vez manifestada su adhesión, ya no hay ninguna excusa para mantener su ilegalización, por lo que deben tener la posibilidad de participar en la vida política en igualdad de condiciones. - Es previsible que ETA asuma esta decisión de Ezker Abertzalea (1), apostando por un nuevo proceso de paz, removiendo el obstáculo que representa la violencia y declarando un alto el fuego, aunque todavía se manifiestan dudas sobre esta posibilidad. También sería deseable que fuese verificado por una comisión independiente formada por personas de reconocido prestigio, aunque ya sería un paso importante que sea declarado aún no aceptando la verificación. - El impulso de esta nueva oportunidad también requiere que los partidos políticos comiencen a colaborar porque ya están presentes las condiciones para un nuevo proceso de paz. (1): Se ha de tener en cuenta que este cuestionario fue respondido mayoritariamente antes del tiroteo entre miembros de ETA y la policía francesa

2. El impulso del proceso hacia la paz requiere que se concreten las oportunidades Otro grupo de personas mantiene una postura más escéptica respecto a la situación. Consideran que la situación del proceso hacia la paz es mejor que en meses anteriores, detectan nuevas oportunidades, pero no perciben que se hayan concretado: - Ezker Abertzalea aún no ha mostrado un rechazo nítido de la violencia. Se han adherido a los principios Mitchell, pero no es bastante para su legalización ya que deberá dar otros pasos más para lograrlo.

10

- Respecto a ETA hay muchas dudas, tendiendo a pensar que ETA no declarará próximamente un nuevo alto el fuego, por lo que mantendrá la violencia. En el caso de que sea anunciado, coinciden en que éste debería ser verificado por una comisión independiente. - Se apoya el diálogo entre los partidos políticos, aunque con la condición previa de que se rechace la violencia.

Una conclusión Esta disparidad de opiniones evidencia que hay un importante poso de desconfianza en la sociedad. En anteriores oportunidades bastaba la manifestación de voluntades por el fin de la violencia y el diálogo para que la esperanza ciudadana creciera. Ahora, en cambio, no es suficiente para muchas personas, incluso para las que defienden el fin de la violencia y el diálogo como principios para solucionar este problema. Un reflejo de esta postura es que incluso personas que participan activamente en el impulso de la paz, como son las que han respondido al cuestionario del Observatorio, manifiestan muchas prevenciones a la hora de mostrar su disposición a movilizarse para consolidar una oportunidad para la paz. Una parte de la sociedad se ha ilusionado y percibe importantes novedades, principalmente en ETA y en Ezker Abertzalea. Por contra, otra parte reclama hechos concretos. Ahora bien, hay una amplia coincidencia en que declaraciones como la efectuada por Ezker Abertzalea tras la muerte de un policía francés a manos de ETA no son suficientes ni claras respecto al rechazo de la violencia. Por todo ello, se puede concluir que los pasos dados hasta ahora son esperanzadores, abren una puerta a una nueva oportunidad para la paz, pero que todavía queda un largo camino para que se concreten y despejen el camino hacia un proceso de paz irreversible.

11

Recomendaciones y compromisos de Lokarri para impulsar un nuevo proceso de paz. Atendiendo tanto a las propuestas surgidas a las respuestas al cuestionario completado por las personas participantes como a las aportadas por los Observatorios Locales, y una vez analizada la situación del proceso hacia la paz, Lokarri quiere recomendar las siguientes actuaciones que hagan posible generar las condiciones para avanzar hacia la paz y abrir un proceso de mejora de la convivencia.

1- Declaración de alto el fuego y respuesta adecuada. En este apartado hay que resaltar que en el tiempo de elaboración de este informe se han producido importantes novedades. El pasado 29 de marzo un grupo de personalidades internacionales presentó la llamada "Declaración de Bruselas" en la que valoran positivamente los pasos dados hasta ahora por Ezker Abertzalea. Además, recomiendan dos pasos concretos para impulsar un nuevo proceso de paz: 1) una declaración de alto el fuego de ETA permanente y completamente verificable y 2) una respuesta adecuada del Gobierno a este posible anuncio. El cumplimiento de ambas peticiones permitiría superar muchos de los obstáculos y desconfianzas detectados en este informe de situación del proceso hacia la paz y concretarían las oportunidades destacadas. Lokarri impulsará una campaña ciudadana que respalde ambas peticiones, ya que la suma de los esfuerzos internacionales y de la propia sociedad vasca tiene la capacidad de contribuir de manera determinante a la consolidación de un nuevo proceso de paz.

2- Mayor claridad en las manifestaciones de Ezker Abertzalea. El compromiso con el desarrollo de un proceso democrático en ausencia de violencia y la asunción de los principios Mitchell son pasos unilaterales e importantes. Su plasmación efectiva tras la muerte ocasionada por ETA en Francia no es suficiente para demostrar de manera práctica que dichos compromisos son asumidos hasta sus últimas consecuencias. Por tanto, es necesario que Ezker Abertzalea muestre una posición más clara de rechazo a la violencia. En el informe del Observatorio correspondiente a otoño de 2009 Lokarri dirigió una petición a Ezker Abertzalea para que se comprometiera de manera expresa y vigente desde ya mismo con la renuncia al uso de la violencia y con oponerse a cualquier intento de utilizarla o amenazar con su uso. Lokarri reitera esta petición para que se genere la confianza suficiente en la sociedad vasca respecto a su intento de articular una nueva estrategia política. Con el fin de reforzarla, Lokarri publicará un documento en el que se expliquen sus propuestas para generar las condiciones que hagan posible un proceso de paz con posibilidades de culminar positivamente, aprendiendo de los errores cometidos en el que tuvo lugar en 2006.

3- Investigación del caso Anza. Hay dudas razonables respecto a la explicación oficial sobre el caso Anza. Lokarri, que ya propuso que se constituyera una comisión independiente, redactará un informe que remitirá a todos los partidos políticos, a las instituciones (Gobierno Vasco y central, Ararteko, Fiscalía) y a organismos de defensa de los derechos humanos, junto con la petición de que se desarrolle una investigación exhaustiva que despeje todas las incógnitas.

12


Informe Invierno 2009 - Observatorio Proceso de Paz